Page 1

RÓMULO MUCHO: SER PRESIDENTE DEL SME SE COMPLEMENTA CON MI TRABAJO EN EL INSTITUTO DE INGENIEROS DE MINAS Hace un mes, el ingeniero Rómulo Mucho Mamani fue nombrado Presidente de la Society for Mining, Metallurgy, and Exploration (SME) Sección Perú. En ese instante, muchos se preguntaron cómo haría para no descuidar ninguna de las tantas responsabilidades con las que se ha comprometido, entre las que destaca la Presidencia del Instituto de Ingenieros de Minas. En esta entrevista, no solo se encarga de despejar esas dudas, sino de explicar la naturaleza y la importancia de este cargo. Del mismo modo, no deja la oportunidad de comentar la situación minera del país ¿Cuál es la importancia de la instauración de una sección peruana del SME? El SME es la Sociedad de Ingenieros de Minas de los Estados Unidos, hasta la década de los noventas llamada AIME (American Institute of Mining Engineers). Es un gremio profesional que se formó en ese país, cuya misión, visión y fines son similares a los que puede ofrecer un Instituto de Ingenieros de Minas. EE.UU., como país del primer mundo, en el pasado jugó un papel importante en la minería. Nosotros conocimos, a través de la Cerro de Pasco Corporation, que las mejores escuelas mineras del mundo estaban allá. Hablamos de la Colorado School of Mines, Montana Tech, Arizona, entre otras. El SME una institución con casi 15 mil asociados en más de 80 países del mundo. Anualmente organiza un mitin, el último se realizó en Denver (sede oficial de la organización) y congregó a 7,200 participantes. El SME edita al año por lo menos 100 libros de minería e innovación. El objetivo fundamental es capacitar, educar y ayudar a la profesionalización. Tanto profesionales como estudiantes acceden a más cursos y conocimientos, y se promueve el intercambio profesional. ¿Cuál fue su experiencia personal con el SME? Yo soy asociado desde 1979, el mismo año que también me asocié al Instituto de Ingenieros de Minas

del Perú (IIMP). Casi cuento con 34 años en ambas instituciones y aún me beneficio bastante. Si algo sé y algo he hecho en mi vida, es gracias al SME. Ni bien me contacté y descubrí como era la institución y qué libros tenía, escribí una carta y me mandaron un cajón repleto de libros. Toda mi vida voy agradecer eso. Ahora que ha mencionado al Instituto, ¿ser presidente del SME, va a afectar en algo que sea presidente de esa institución? No, se complementan. Primero: tenemos un convenio. Segundo, son casi las mismas labores. Es que el SME es lo mismo, no es ajeno a lo otro. Son 77 peruanos afiliados al SME de EE.UU. Ahora bien, tengo que reunirlos aquí para que sirvan a los estudiantes y al Instituto también. Es evidente que ellos hacen mucho más en materia de cursos, pues tienen el aporte de empresas de su país. Ese tema fue un ofrecimiento de nuestra campaña (en el IIMP). Sin embargo, es una de las cosas que aún no estamos logrando. Tenemos un año más todavía. Vamos a esperar los resultados de los próximos eventos y así obtener un fondo para otorgar estas becas. ¿EE.UU. es la elite del conocimiento minero? Lo sigue siendo. Sin embargo, ya existen escuelas de minas que se han superado mucho como las de Canadá, que es un país minero por excelencia. Australia es

otro país que ha dado un salto grande en minería. Cuenta con la “Queensland”, la Universidad de United South Winds, universidades que marcan la pauta, y a los que muchos prefieren ir a estudiar. Hay que resaltar que desarrollan mucha in-vestigación en minería. No debemos perder de vista, que uno de nuestros objetivos es estar cerca a Australia. ¿El SME también fomenta la investigación? Sí. Ellos tiene un convenio con la Australian Institute of Mining and Metallurgy. En Canadá, con el Canadian Institute Mining Metallurgy (CIM). Todos estos países mineros comparten contactos, relaciones y cooperan en muchos temas. METAS A FUTURO ¿Cuál es el objetivo a corto plazo? ¿Cuál será la primera tarea? En este momento, constituir dos nuevos capítulos: el de la UNI y el de la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (UNAMBA). Después, mediante el SME, traer expertos para dictar cursos especializados. Con ello, recaudar fondos y financiar los viajes de los muchachos a la convención en los EE.UU, como lo ha hecho el Ing. Mario Cedrón en el pasado con alumnos de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). En la Convención, puedes hablar con un presidente ejecutivo de una minera grande, de tú a tú. Es la oportunidad de conversar con Ri-

chard Atckerson, ex directivo del SME, o tal vez con Bill Wilkinson, presidente ejecutivo de Freeport, de Cerro Verde. Se encuentran allá como cualquier persona asequible. Les preguntas, le das tu tarjeta, les dices que eres peruano y te dan la bienvenida. En el último Perumin toda la Junta Directiva del SME visitó el Perú ¿Este año se han propuesto lo mismo? Así es, viene toda la junta directiva. Esa es la relación que tenemos. Tengo como tarea implementar más cooperación y lo hemos solicitado en nuestra última reunión en Denver. ¿Cómo activamos más? Ellos me han dicho: “Pídenos expertos y te los mandamos”. Para el próximo mes planeamos traer al maestro Corbey Anderson. Él es una autoridad mundial en recuperación de metales; es muy reconocido, su currículo alcanza varias páginas y es un conocido nuestro. ¿Y cuál es la meta más ambiciosa como presidente del SME? Integrar el próximo año la directiva en EE.UU. Cumplir con una serie de requisitos para aplicar por el Distinguished Member. Tengo mucho camino por recorrer. Tengo ya dos libros en borrador y debo producir más libros. Siempre hay que escribir lo que uno sabe, lo que experimenta. CAMBIAR EL PARADIGMA Muchos economistas que leo dicen que hay que

“Si algo sé y algo he hecho en mi vida, es gracias al SME”, reflexionó el Ing. Rómulo Mucho Mamani, ex Congresista y Viceministro de Minas.

desaparecer la minería. Entonces ¿qué hacemos? Si me convencen yo los sigo. Acá estamos en otra realidad, palpable, ejecutable. Dentro de las posiciones económicas del país, la pesca y el agro ya llegaron al techo. La agricultura no produce ni para comer internamente pues importamos más de tres mil millones de dólares al año. El sector forestal aún está incipiente; el gas aún tiene que invertir más. El petróleo igual. El que tiene sustento es la minería, con una cartera de más de US$ 50 mil millones, que dentro de poco aumentará en 60% o 70% porque hay nuevos descubrimientos que se vienen.

El vínculo entre el Instituto de Ingenieros de Minas y el SME se vio plasmado durante el último Perumin de 2011. Las más grandes autoridades del gremio estadounidense, encabezados por el Director Ejecutivo de esa época, Dave Kanagy.

Lo que quiero decir, es que hay techo para crecer. Tendríamos que ser necios para no entender eso. Si ha-

Dave Kanagy Past President del SME y Jessica Kogel, actual Presidenta (segundo y tercera, respectivamente), junto con el staff actual del gremio.

cemos bien las cosas y las aprovechamos, el beneficio debería ser la palanca para dar el salto hacia mejores cosas”. La minería es muy importante, pero ¿nos va a servir más si le agregamos valor agregado? Siempre digo que tenemos que hacer fundiciones y refinerías modernas que ya no contaminen. Y lo digo yo que he ido al extranjero. Ya no son como las de La Oroya de 1920. Esa debería quedarse como para un museo. Seguimos vendiendo concentrados. Un concentrado tiene poco contenido metálico, porque el resto es basura. Igual se lo llevan y por llevar esa basura, nos cobran; en el flete se descuenta la basura. ¿Cree que el desarrollo de las refinerías es el futuro? Sí, es dar un paso. Pero no sólo refinar. Cuando ya se obtiene la materia prima se beneficia a la industria. Quizás no llegar a fabricar todavía, pero sí a ensamblar piezas, camiones y máquinas. Hoy los controles de calidad son asequibles y te indican si pasas la prueba.

Ing. Mario Cedrón, presidente saliente; Diego Huangal, representante del Capítulo de estudiantes de la Universidad de San Marcos, y el Ing. Rómulo Mucho, Presidente del SME, durante la ceremonia de cambio de mando.

Ings. Rómulo Mucho y Mario Cedrón con estudiantes del Capítulo de la Universidad Católica del Perú. Desde su inicio del SME Perú tuvo como sede la Facultad de Ingeniería de Minas de la PUCP, a partir de este año, se mudan al local del IIMP.

Exportar concentrados ocasiona miedo hasta en los puertos. Hasta cuándo vamos a seguir vendiendo concentrados. Debemos cambiar el paradigma.

El SME es una asociación profesional sin fines de lucro que cuenta con casi 15.000 miembros, que representan a todos los profesionales que sirven a la industria minera en más de 85 países. Ingenieros, geólogos, metalúrgicos, docentes, estudiantes e investigadores, se ven beneficiados con los avances de la comunidad de minerales en todo el mundo, mediante el intercambio de información y el desarrollo profesional.

Entrevista al Ing. Mucho sobre SME Peru section  

Entrevista completa al Ing. Mucho sobre la SME Peru section en revista Mundo Minero

Advertisement