Page 1


RomรกnTica'S 2


Sumario Actualidad Entrevista a Connie Jett Una tarde con Elena Garquin Cazamos talento en México Artículo Especial día de San Valentín Artículo: Sylvain Reinard Nominados Rosa RománTica’S 2012 Series y Sagas: Canciones para Paula Dioses del Olimpo Espacio JR Amores reales Una mirada al pasado Autora ¿en el olvido? La cápsula del tiempo Ocio y Placer Diario de una madre neurótica Pasatiempos Horóscopos Y otros más… En este número colaboran Alfredo Gómez Ana Sarria Ana M. Benítez Aravalle Palacios Carolina Iñesta Eva Rubio Julia M. Priego Loli Díaz Marina Capilla Merche Diolch Mónica Liceras Noelia Amarillo Rocío Muñoz Violeta Lago Y, colaboración especial de: Arlette Geneve Menchu Garcerán Librería Navlan

Editorial Queridas lectoras:  Os presentamos un nuevo número de nuestra revista, el  primero de este año 2013 que está recién estrenado. Y,  como  consecuencia,  la  convocatoria  de  los  Premios  Rosas RománTica’S 2012.  En  este  número  os  ofrecemos  un  especial  acerca  del  siempre  recordado  día  de  San  Valentín  o  día  de  los  enamorados.   No os perdáis el artículo de Juvenil Romántica, nuestras  compañeras de JR nos traen una entrevista en exclusiva  con  la  autora  María  Martínez  que  nos  contará  sus  nuevos proyectos.  Yuliss  este  bimestre  ha  viajado  hasta  México  para  presentarnos a una autora reconocida en Latinoamérica  pero aún inédita en España.  Contamos con una entrevista en exclusiva de la primera  autora  española  que  publicará  en  el  sello  de  Pámies,  Phoebe.  No  os  la  perdáis.  Conoce  de  primera  mano  el  lugar en el que se inspira su novela.   En  la  sección  de  relatos  encontraréis  un  fic  un  tanto  singular  que  esperamos  os  guste  y  junto  a  él  uno  bastante ardiente.  ¿Queréis  saber  qué  protagonista  ha  entrado  a  formar  parte  de  nuestro  especial  Olimpo?  No  os  perdáis  la  sección «Dioses del Olimpo» y en la de «Series y Sagas»  este  bimestre  Merche  nos  habla  de  una  serie  juvenil  que ha revolucionado el mercado literario español.  Deseamos de todo corazón que este nuevo número sea  el del corazón.  ¡Feliz día de San Valentín!  Gracias una vez más por vuestra confianza.  Equipo de RománTica’S 

3 RománTica'S


RomรกnTica'S 4


CONNIE     JETT        

Escritora chick‐lit…    Ganadora del Premio a la      Mejor Escritora    Revelación Chick‐lit 2012    con su ópera prima «Mi    colección de secretos»      Una entrevista de…    Carolina I. Quesada              Para  calentar  este  frío  febrero,  soñar  juntos  y  reírnos  un  poquito,  os  traigo  una  entrevista  con  una  filósofa  argentina,  una  periodista  italiana  (alguien que ha entrevistado a Eduardo Galeano y  Hugo  Chávez...  y  ahora  la  entrevisto  yo;  glups),  con  una  madre  y  profesora  valenciana...  Una  mujer que domina el español, el griego moderno,  el inglés y el italiano y que, además, consigue salir  en bata y bien glamurosa en sus mejores fotos.   No;  no  os  traigo  una  entrevista  múltiple  con  varias  superwomen  diferentes.  Todas  esas  personas son una sola superwoman: Connie Jett.    Estamos  realmente  encantadas  de  tenerte  con  nosotras,  Connie.  En  RománTica’S,  para  empe‐ zar, nos gusta conocer el «lado humano», es de‐ cir, el día a día de las escritoras que nos visitan.  En tu caso eres una mujer polifacética donde las  haya: filósofa, periodista, escritora, profesora de  educación infantil y madre.   ¿Cuál  de  todas  esas  facetas  prima  en  tu  vida  actual  y  cómo  las  combinas?  ¿Qué  te  aporta  cada una?  Me  produce  una  inmensa  alegría  y  os  quiero  agradecer  la  oportunidad  que  me  brindáis  para  hablar sobre mi novela y compartir cositas sobre  mí.   En  primer  lugar  y  muy  temprano  por  la  mañana  abre  los  ojos  una  Connie  que  sólo  tiene  corazón  para  su  pequeña,  una  princesa  de  tres  años  que  me ha robado el alma, el tiempo y todo mi amor.   Nos  preparamos  juntas  para  ir  a  nuestros  respectivos coles, todo con mucha prisa y con mis 

necesarias  dosis  de  café.  Durante  la  jornada  ejerzo como seño de Educación infantil, hasta que  por la tarde recojo a la niña de las extraescolares  y  comenzamos  la  marcha  de  cualquier  mamá:  deberes, ducha y cena.   ¡Todos  duermen!  Es  por  la  noche  y  quitándole  horas  a  Morfeo,  cuando  la  Connie más  soñadora  se da cita con las teclas y empieza a conectar con  los  susurros  para  sumergirse  en  nuevas  aventuras.   Lo  confieso,  durante  el  día  y  gracias  al  aparatejo  que  llevo  pegado  a  la  mano,  pispeo,  respondo  y  muchas  veces  me  emociono  con  las  redes  sociales  y  con  todo  el  cariño  que  recibo  de  la  gente.     Como te definirías si fueras:  Una  película:  Erin  Brockovich…  Principalmente  porque  adoro  a  Julia  Roberts  y  también  porque  me identifico con el personaje de una madre que  encuentra  sitio  en  el  mundo  y  lucha  por  sus  sueños –en el caso de la película una causa justa‐  me parece un reto alentador y válido.   Creo  que  los  sueños  pueden  hacerse  realidad;  imponen sacrificio y mucho esfuerzo pero al final  se obtienen.   Un  color:  el  Azul  en  todos  sus  matices,  porque  puede transmitirme la paz de un cielo despejado  o la fuerza de un mar enfurecido.   Un  postre:  Tarta  mil  hojas,  de  chocolate  y  dulce  de leche. Ñam   Un  personaje  literario:  Úrsula  Iguarán  de  «Cien  años de soledad».  

A C T U A L I D A D

5 RománTica'S


Una palabra: Perseverante.     Nacida  en  Argentina,  licenciada  en  Italia  en  tu  segunda  carrera  y  con  experiencia  laboral  allí  y  ahora…  ¿podríamos  decir  que  «afincada  en  España»  o  aún  te  planteas  la  posibilidad  de  cambiar de país?  España fue amor a primera vista. Desde que viajé  a  Madrid  por  vacaciones  me  quedé  encantada  por  la  ciudad,  la  amabilidad  de  la  gente,  el  movimiento cultural y claro, por las interminables  propuestas  de  fiestas    y  «tapitas»–era  una  estudiante muy curiosa en esa época.  Pero  la  decisión  final  después  de  ocho  años  en  Italia,  fue  gracias  a  una  propuesta  laboral  en  la  ciudad de Valencia.   ¡Valencia  en  fallas!  Casualidades  de  la  vida  llegamos en plenas fiestas falleras y nos costó dos  meses,  a  mi  marido  y  a  mí,    trasladar  nuestras  cajas  y  maletas  a  una  ciudad  mágica  que  se  transforma todos los años.   ¿Cambiar de país? No puedo darte una respuesta  certera, ahora que tenemos una niña las cosas no  son tan alocadas, pero mi gen nómade no deja de  hacer barullo.      ¿Qué  tal  la  experiencia  como  periodista  «italiana»?   La  experiencia  como  periodista  ha  sido  enriquecedora  e  intensa,  tres  años  dónde  pude  conocer  y  entrevistar  autores  de  la  talla  de  Luis  Sepúlveda,  Eduardo  Galeano  o  personajes  como  el Presidente de Venezuela Hugo Chavéz.   También  recuerdo  con  cariño  la  amabilidad  de  Omara Portuondo, la voz femenina del magnífico  grupo  cubano  Buena  Vista  social  club,  entre  otros.    El proyecto de un “Noticiero en español” en Italia  era  una  apuesta  muy  atrevida,  donde  se  le  daba  voz a las reclamaciones sociales y se acogía a los  artistas de habla hispana, han sido unos años de  aprendizaje e indudablemente inolvidables.     ¿Cómo se vive en Italia la literatura?  En  Italia  estudiaba  en  la  universidad  de  Comunicación Intercultural, donde pude saborear  autores  clásicos  de  su  literatura  como  Manzoni,  Pirandello,  Foscolo  o  el  inigualable  Dante.  Mientras  que  el  género  romántico  ha  sido  siempre  mi  debilidad  y  lo  compaginaba  con  mi  pasión  por  la  literatura  latinoamericana,  esencialmente porque es mi conexión cultural.   A nivel personal y con mi grupo de amigos, tuve la  suerte  de  encontrar  gente  apasionada  por  la 

RománTica'S 6

lectura, dónde  no  faltaban  intercambios  de  opiniones y tertulias muy interesantes.   Lo cómico, que en este ambiente gafa-pasta llegó a  mis  manos  el  Chick‐lit,  de  la  autora  Sophie  Kinsella, me reí tanto gracias a la frescura de sus  palabras  que  me  convertí  en  una  especie  de  fan  del género.      Hablemos  de  tu  primera  novela:  «Mi  colección  de  secretos».  ¿Qué  historia  y  qué  personajes  encontramos en ella?  La  novela  cuenta  la  vida  de  dos  jóvenes  chicas  que  se  conocen  por  casualidad  en  épocas  universitarias  y  congenian  desde  el  primer  momento  convirtiéndose  en  poco  tiempo  en  grandes amigas.   Su  relación  crece  a  través  de  inesperados  viajes,  proyectos  laborales  y  enredos  amorosos,  hasta  que las dos  dispares protagonistas descubren un  sobrecogedor secreto familiar que las unirás aún  más cambiando sus vidas para siempre.   Ornella, es uno de los personajes principales, que  llega  a  Italia  gracias  a  una  beca  y  se  termina  enamorando del país, su gente, la sabrosa comida  y  por  supuesto  de  un  corazón  español.  El  guapísimo Felipe.   Felipe,  el  novio  de  Ornella,  aparentemente  un  príncipe  azul  ideal  y  al  que  no  le  gusta  que  le  oculten secretos.   Chiara, la mejor amiga de Ornella, actúa como su  conciencia  y  consejera,  pero  también  una  ávida  creadora  de  ideas  maquiavélicas  para  conseguir  su cometido.   A  mitad  de  la  historia,  Ornella  conoce  a  Edu,  un  compañero  de  trabajo  gay  que  conquistará  el  corazón de todos con su glamour y será un apoyo  clave  para  la  protagonista  en  situaciones  muy  emotivas.   Todos  estos  personajes  se  encuentran  y  comparten  escenarios  tan  enigmáticos  como  la  ciudad  de  Roma  o  paradisiacos  como  las  islas  griegas, viajando por el mundo entre carcajadas y  situaciones  cotidianas  donde  el  lector  podrá  identificarse muy fácilmente.      ¿Qué te inspiró para comenzarla?  Me inspiré en la relación perdurable y sincera que  tengo  con  mis  dos  amigos  de  la  infancia.  En  la  novela  quise  transmitir  la  importancia  de  los  amigos a lo largo de la vida.   «Mi  colección  de  secretos»,  es  una  historia  que  comencé  a  escribir  a  los  diecisiete  años  y  dejé  aparcada  mucho  tiempo.  Una  noche  la  encontré 


de casualidad  en  mi  ordenador  ‐bastante  desorganizado‐,  siendo  éste  un  relato  de  unas  setenta  páginas.  Me  gustó  tanto  que  decidí  terminarla,  darle  color y  escribir  por primera vez  una novela.     ¿Hay alguna anécdota personal en ella?  Anécdotas muchas, y los lugares, los sabores y las  pistas  culturales  son  todas  verdaderas,  permitiendo al lector viajar mientras conoce a los  personajes.   Por  ejemplo,  uno  de  los  capítulos  más  rocambolescos cuando a las dos protagonistas las  invitan  a  celebrar  año  nuevo  en  un  castillo,  pues  es totalmente personal, real y fascinante.     En el blog donde podemos leer tus colaboracio‐ nes  semanales:  «Con  un  par  de  tacones»,  muchas mujeres en plena, famosa y devastadora  «Crisis  de  los  30»  encuentran  alivio  y  risas.  Se  ven  identificadas  con  muchas  de  tus  locas  anécdotas  de  forma  irónica.  ¿También  a  este  rango  de  edad  va  dirigida  «Mi  colección  de  secretos»?  ¿Qué  tipo  de  mujeres  crees  que  la  disfrutarán más?  A ver, las etiquetas son difíciles de llevar, yo creo  que la literatura como el arte en general, no tiene  edad, ni sexo.   Pienso,  que  los  libros  te  esperan  y  te  seducen,  hay  momentos  que  necesitas  de  lecturas  más  intensas  y  otros  que  necesitas  una  brisa  fresca  y  eso no tiene nada que ver con la edad.   Mi  novela  es  mi  primera  experiencia  literaria  e  intenta  entretener,  divertir  y  describir  el  lado  emotivo  de  una  amistad  a  pesar  de  las  piruetas  del destino.     ¿Ha  sido  una  novela  aislada,  algo  que  necesitabas  escribir,  o  seguiremos  viendo  obras  tuyas  en  el  futuro?  ¿Te  planteas  una  carrera  como autora tras el éxito cosechado?   No  es  una  novela  aislada  porque  estoy  escribiendo  una  segunda  parte,  en  un  principio  no  me  lo  había  planteado  porque  no  sabía  la  repercusión que podía llegar a tener, pero dado el  éxito  y  las  estupendas  reseñas  que  ha  recibido,  me he puesto manos a la obra.   Por  otra  parte,  sí  que  me  encantaría  formarme  como  autora,  pero  es  un  largo  camino  en  el  que  recién  he  empezado  y  me  he  propuesto  ir  con 

precaución, aprovechando  cada  instante  para  aprender.      ¿Te  ves  escribiendo  otro  género  diferente  a  la  Romántica? ¿Sientes curiosidad por algún otro?  En un principio, me encuentro muy cómoda en el  mundo  romántico,  creo  que  tiene  una  infinidad  de subgéneros para divertirse y explayarse.   Soy una novel en todos los sentidos y me gustaría  comenzar  despacio  y  pasito  a  pasito  en  una  profesión que respeto y admiro.      ¿Qué tal lleva tu familia y tus conocidos que te  hayas convertido en escritora?   Con  mucha  felicidad  y  entusiasmo,  celebrando  cada logro con alegría y emoción.   En  especial  mi  familia,  que  disfrutan,  orgullosos,  al  ver  como  una  ilusión  que  anhelaba  desde  pequeña se ha hecho realidad.     ¿Qué crees que es para ti lo más gratificante del  mundo literario (desde que envías tu manuscrito  a la primera editorial hasta el día de hoy)?   Sin  duda,  lo  más  bonito  de  esta  gran  aventura  literaria  es  la  cercanía  que  se  produce  con  los  lectores.  Principalmente  como  las  redes  sociales  juegan  un  papel  fundamental  desvelando  el  impacto  de  tu  obra  casi  de  inmediato.  Por  citar  algunos  ejemplos:  los  comentarios  de  la  gente  mientras van leyendo los capítulos, los fan‐art de  los personajes, las reseñas, el tiempo en que se lo  han  leído,  los  cariñosos  mensajes  y  un  sinfín  de  sensaciones  que  se  producen  de  manera  espontánea.  También  destaco,  la  posibilidad  de  entablar  una  amistad  con  otras  autoras  que  ha  sido  de  suma  importancia  para  mí,  creo  que  el  compañerismo  es fundamental en todos los sectores.     ¿Cómo ves el panorama literario Español? ¿Qué  les dirías a los lectores de Chick‐lit indecisos?   ¡Qué se animen! Y aunque  conseguir el respaldo  de  una  editorial  no  es  tarea  fácil,  actualmente  gracias  a  la  evolución  de  la  comunicación  y  a  la  variedad  de  plataformas  que  ofrecen  la  oportunidad  de  dar a  conocer nuestras palabras,  pueden  ser  un  medio  útil  para  conseguir  el  tan  ansiado sueño de ver la novela publicada.   Yo siempre aconsejo leer, leer y leer, en particular  sobre  el  género  que  os  gustaría  publicar  y  ser 

7 RománTica'S


cautos al  enviar  el  manuscrito,  lo  ideal  es  seleccionar  las  editoriales  que  sean  afines  con  vuestro estilo.     Antes  de  finalizar,  suelo  hacer  a  todos  los  escritores un par de preguntas que me hicieron a  mí en su día y que me encantó responder:  ¿Cuál  es  el  sitio  más  extraño  en  el  que,  llevada  por  las  musas,  te  has  puesto  a  leer,  a  tomar  notas o directamente a escribir?  Llevo siempre una libretita para tomar apuntes – que nunca encuentro‐ de las cosas que llaman mi  atención, aunque a veces utilizo el reverso de los  tickets  de  compras,  servilletas  o  pañuelos  descartables, todo lo que derive del papel es útil.   ¿Sitios  extraños?  Muchos,  pero  dónde  siempre  me  inspiro  es  en  los  aeropuertos.  Es  uno  de  mis  sitios  favoritos,  allí  creo  historias,  escucho  conversaciones  y  observo  gestos  e  ilusiones.  Lo  considero  un  ambiente  lleno  sensaciones  opuestas.     Imagina,  por  último,  una  gran  cena  a  la  cual  pudieras  invitar  a  cualquier  autor,  de  cualquier  época y país. ¿Quiénes se sentarían contigo a la  mesa  y  en  qué  lugar  se  celebraría  ese  interesante banquete?  ¡Vaya  pregunta!  ¿Una  cena?  Sin  duda  con  Julio  Córtazar, los dos solos en París.   Un pequeño restaurante a la luz de la velas dónde  celebraríamos  nuestro  primer  libro  juntos.  Dos  argentinos  rememorando  con  nostalgia  el  encanto de ser porteños.    

Para finalizar,  decirte  que  ha  sido  un  auténtico  placer  y  un  soplo  de  aire  fresco  tenerte  con  nosotros.  No  te  vayas  sin  decirnos  dónde  podemos  encontrarte  cybernéticamente.  Y,  por  supuesto,  deja  el  mensaje  de  despedida  que  desees. Te deseamos muchos éxitos.  Gracias a vosotras, en especial a todo el equipazo  de RomanTica’S   que desde el comienzo me apoyaron y animaron  en esta gran aventura que es la publicación de mi  primera novela acompañada de muchas ilusiones.  A  ti,  Carolina,  por  dedicarme  tu  tiempo  prepa‐ rando  esta  estupenda  entrevista  y  todos  los  lector@s  por  brindarme  tanto  cariño  a  través  de  las redes sociales.   Un  abrazo  gigante  lleno  de  amor  y  agradeci‐ miento.     Os dejo mis pistas:     Web oficial autora:   http://conniejett.blogspot.com.es    Web novela:  http://www.facebook.com/micolecciondesecretos    Tête à tête:   http://www.facebook.com/conniejettwriter  https://twitter.com/Connie_Jett    Blogs en los que colaboro:  http://conunpardetaconesss.blogspot.com.es/            

 

RománTica'S 8


9 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 10


La nueva incorporación   al panorama romántico    nacional. Su primera    novela, «La Heredera»,  verá la luz este mes de    febrero con la editorial    Pámies en su colección  Phoebe.    Una entrevista de…    Noelia Amarillo      Elena,  desde  el  equipo  de  RománTica´S,  le  deseamos  innumerables  éxitos  y  alegrías  con  esta nueva novela, y con todas las que la sigan,  que seguro que serán muchas. ¡Enhorabuena!    Muchísimas  gracias  por  vuestras  felicitaciones  y  vuestros buenos deseos.  Y  por  supuesto,  la  primera  pregunta  es…  ¿Qué  sentiste al recibir la noticia de que tu novela iba  a ser publicada?  Uff!!  Es  un  poco  difícil  de  explicar.  Primero  incredulidad, después una alegría inmensa, y por  último una emoción tan grande que me mantuvo  «en  trance»  el  resto  del  día.  Afortunadamente,  en  cuanto  terminé  mi  conversación  con  Carlos,  me  mantuve  muy  ocupada  dando  la  buena  noticia  a  familiares  y  amigos.  En  resumidas  cuentas… ¡Tardé bastante en bajarme de la nube!  Eres la primera autora española que publica con  Phoebe, lo cual es un reto importante...   ¿Cómo  van  tus  «nervios»  ante  la  inminente  publicación?    De  momento,  controlados…  ¡¡Je,  je!!  Soy  consciente  de  la  suerte  que  he  tenido,  en  todos  los aspectos. En los tiempos que corren, que una  editorial  como  Ediciones  Pàmies  apueste  por  mí  es  casi  como  si  me  tocara  la  lotería...  Todo  el  mundo mirará mi novela con lupa, eso seguro…  Pero bueno,  confío en  cumplir  con las expectati‐ vas de la mayoría. Me  lo  tomo  como un desafío.  

Si  ponen  el  listón  alto  y  aun  así  consigo  pasarlo,  mejor que mejor, ¿no?  Háblanos  un  poco  sobre  «La  Heredera»,  según  he leído en la sinopsis es una historia ambienta‐ da en el siglo XIX en Ronda, España…   ¿Qué nos vamos a encontrar en el interior de sus  páginas?   Por  supuesto,  y  ante  todo,  una  gran  historia  de  amor, acompañada por las más diversas y huma‐ nas  emociones,  como  el  rencor,  la  ambición,  los  celos… Actitudes que demuestran la debilidad de  las personas, junto con otras mucho más altruis‐ tas:  nobleza,  fidelidad,  valentía,  capacidad  de  sacrificio…  Una  trama  ágil,  dulce  y  que  cautiva,  directa  a  los  sentidos,  llena  de  encuentros  inesperados,  sensuales  y  sexuales,  con  buenas  dosis  de  sorpresas  y  aventuras  que  os  manten‐ drán enganchad@s a sus páginas hasta el final. 

Una tarde con… Elena Garquin

ELENA     GARQUIN      

Y sobre  los  personajes…  ¿Qué  nos  puedes  decir  de ellos?   Cuando comencé a escribir acerca de ellos, pensé  en dotarles, ante todo, de rasgos que, a pesar de  encontrarse  en  el  siglo  XIX,  pudieran  ser  fácil‐ mente  reconocibles  en  cualquiera  de  nosotros.  Son  bastante  «terrenales»,  por  decirlo  de  algún  modo.  Los  buenos  no  lo  son  totalmente,  al  igual  que los malos. A medida que los iba conociendo,  a  través  de  la  escritura,  me  iban  enganchando,  hasta  tal  punto  que,  cuando  terminé  la  novela,  experimenté una sensación de tristeza que nunca  antes  había  tenido.  Fue  como  si  me  hubiera 

11 RománTica'S


despedido de unos buenos amigos de los que no  iba a saber nada más…  He  procurado  que  todos  actúen  según  sus  propias  convicciones  y  razones,  secundarios  in‐ cluidos  —me  parecen,  como  mínimo,  tan  impor‐ tantes  como  los  principales  en  una  novela—.  El  amor,  en  sus  diversas  facetas,  siempre  tiene  un  papel importante en sus decisiones   Por poner un ejemplo, Elena Robles es una mujer  de carácter fuerte que desea obtener su libertad  e  independencia,  pero  que  olvidará  el  orden  de  sus principios cuando conoce el amor.  Por  su  parte,  Diego  descubrirá  que  posee  una  gran  capacidad  de  lucha  por  algo  que  nunca  consideró  importante:  el  amor  de  una  mujer.  Deberá  pelear  por  él  contra  el  peor  enemigo  posible, el Marqués, un individuo misterioso que  roba  el  corazón  de  Elena  pese  a  desconocer  su  identidad.  Todos  ellos,  en  general,  van  evolucionando,  siempre  dentro  de  una  amplitud  y  profundidad  de sentimientos que espero que enamore a todo  aquel que lea mi novela.  ¿Qué  te hizo decidirte  por Ronda como  escena‐ rio para «La Heredera»?  Fue  una  sencilla  deducción.  Pensé  que,  si  las  librerías  estaban  llenas  de  héroes  highlanders,  lores o ladies, e incluso vaqueros del lejano oes‐

RománTica'S 12

te… ¿por  qué  no  centrarme  en  bandoleros  o  terratenientes  dueños  de  latifundios?  Algo  emblemático de España, vamos… Inmediatamen‐ te me vino a la mente Andalucía y la Serranía de  Ronda, con sus paisajes y su historia. ¿Qué mejor  lugar  para  que  confluyeran  guardias  civiles,  bandoleros y personas adineradas, amén de otra  serie de personajes de lo más variopinto?  ¿Cuánto tiempo te llevó escribirla? ¿Cómo fue el  proceso de documentación?   Unos ocho meses más o menos, aunque la verdad  es  que  me  lo  pasé  tan  bien  escribiéndola  que  el  tiempo  que  pasaba  frente  al  ordenador  se  me  hacía  corto.  Bueno,  eso  sin  contar  las  correcciones  ni  el  trabajo  de  documentación  previo,  algo  con  lo  que  siempre  disfruto  muchísimo.   Al ambientar la novela en el siglo XIX, una época  relativamente cercana a la nuestra, no me resultó  difícil encontrar datos acerca del funcionamiento  de  los  cortijos,  los  platos  típicos  de  la  región,  información  acerca  de  la  recién  creada  Guardia  Civil o prendas tan poco prácticas como el corsé o  el  polisón,  eso  sin  contar  con  el  papel  que  la  mujer  jugaba  en  la  sociedad  de  entonces.  Siempre  me  gustó  la  historia,  así  que  todos  los  detalles son geniales a la hora de enriquecer mis  conocimientos… Son ese tipo de detalles los que  me  gusta  descubrir  acerca  de  una  determinada 


época, porque hacen que, al final, los personajes  se muestren más cercanos para el lector, aunque  luego haya mucha información que no se utiliza.  ¿De  dónde  nace  tu  pasión  por  la  novela?   ¿Desde cuando llevas escribiendo?  Yo  creo  que  hay  personas  que  nacen  para  determinadas  cosas,  y  lo  mío  siempre  han  sido  los libros, sobre todo «devorarlos». Tendría unos  diecisiete  años  cuando  leí  mi  primera  novela  romántica, y  desde entonces no he podido dejar  de  hacerlo.  Era  «Corazón  indómito»,  de  Johanna  Lindsey,  y  me  cautivó.    Siempre  me  fascinó  la  capacidad  que  tenían  para  transportar  mi  imagi‐ nación hacia otros tiempos, como si realmente yo  estuviera  allí.  Lo  mío  empezó  con  trece  años,  y  con  relatos  muy  cortitos,  pero  después  de  mi  primera  lectura  de  romántica  decidí  que  yo  también  quería  transmitir  ese  tipo  de  sensacio‐ nes,  ese  «viajar  en  el  tiempo»,  al  resto  de  los  mortales.  Siempre  fue  algo  más  que  un  hobbie,  pero  nunca  había  tenido  la  inmensa  suerte  de  publicar  ninguno  de  mis  relatos…  Hasta  ahora,  claro.  ¿Continuaras con el género histórico?  Sí.  Para  mí  el  AMOR    —ese  que  se  escribe  con  mayúsculas—  entraña  una  serie  de  sentimientos  que,  pese  a  que  también  están  presentes  en  la  actualidad,  me  parecen  mucho  más  intensos  en  otras  épocas.  La  entrega  a  la  persona  amada  sin 

condiciones, la  fidelidad  absoluta  a  la  palabra  dada…  Se  hacen  más  patentes  en  tiempos  pasados. Además, la recopilación de datos previa  me  enriquece.  Aunque  ahora  estoy  comenzando  a  leer  novela  romántica  contemporánea  —de  autoras  españolas,  por  supuesto—,  y  me  está  sorprendiendo gratamente.   Y  por  último;  ¿En  qué  proyectos  estás  embar‐ cada ahora?  Siguiendo con la novela histórica, claro. Una bue‐ na historia con otro escenario pero sin salirme de  España,  complicada  de  escribir,  por  aquello  de  mantener  la  curiosidad  del  lector  hasta  el  final,  pero  con  una  hermosa  historia  de  amor  y  dosis  descomunales de ternura, aparte de otra serie de  emociones que no puedo desvelar… Además, me  gustaría  cambiar  un  poco  de  época  para  hacer  una  incursión  en  la  histórica  medieval,  aunque  soy cauta al respecto, porque el trabajo de docu‐ mentación  tendrá  que  ser  mucho  mayor  y  más  exhaustivo.  ¡En  fin,  que  estoy  muy  ocupada,  y  me  encanta  estarlo, jajaja!  Muchas gracias por concedernos esta entrevista,  ha sido un verdadero placer hablar contigo.   El  placer  ha  sido  mío.  Nuevamente,  agradecida  por  vuestro  tiempo.  ¡Espero  que  «La  Heredera»  os enamore tanto como a mí! 

13 RománTica'S


RomรกnTica'S 14


Hello, hello! La  cazatalentos  en  América  ha  vuelto  otro  bimestre  más.  En  este  caso,  sin  embargo,  me  he  ido  un  poquito  más  al  sur,  hasta  México,  para  ver  si  podía  echarle  el  ojo  a  otra  fuente  de talento que aún no tenga‐ mos  publicada  en  España.  ¿Y  adivinad qué? ¡La encontré!     Estrella  Rubilar,  a  veces  bajo  el nombre de Victoria Magno,  nació en Chile pero se crió en  México,  donde  vive  actual‐ mente  con  sus  hijas  y  su  marido,  y  lo  mejor  de  todo,  donde  ha  publicado  con  Ediciones  B  y  Titania  dos  de  sus  novelas  románticas.  Hoy  he  tenido  la  oportunidad  de  entrevistarla  y  de  conocer  más de sus proyectos y de sus  intentos para conseguir publi‐ car finalmente en España.    ¡Hola Estrella! Muchas gracias  por  estar  conmigo  aquí  hoy.  Antes  que  nada,  para  que  la  gente que no te conozca sepa  un  poco  de  ti  y  de  tus  libros,  ¿qué  novelas  tienes  publica‐ das  fuera  de  España  en  este  momento? ¿De qué van?   Muchas  gracias  a  ti  y  a  las  lectoras  por  tomarse  el  tiempo para conocerme a mí y  a  mi  obra.  Es  un  honor  compartir  estas  palabras  con  ustedes.  Hasta  este  momento  tengo  publicadas  Santa  Julia,  por  Titania,  Urano  (soy  la  primera  autora  de  habla  hispana  en 

este sello),  Estefanía,  por  Ediciones  B,  y  Alma Azul,  por  Kindle  Amazon.  Santa  Julia  es  una  novela  romántica  histórica  ambientada  en  los  tiempos  de  la  revolución  mexicana  y  post  revolucionarios.  Es  una  historia  muy  dulce,  a  la  antigua,  como  me  gusta  llamarla,  donde  el  amor  surge  entre  dos  personajes  memorables,  cada  uno  con  un  sentimiento por la guerrilla contraria al del otro.  Estefanía  es  una  novela  romántica  histórica  ambientada  en  el  Londres  victoriano.  Es  una  novela  muy  romántica  al  estilo  más  clásico  actual,  con  buenos  momentos  de  humor  y  personajes  inolvidables que llegan al corazón.  Alma Azul es una novela juvenil romántica de fantasía. Trata de una  joven, Zarah, que descubre que es adoptada y que tiene un pasado  muy  fuera  de  lo  común,  pues  es  una  princesa  Capadocia  perdida  hace mucho tiempo y dada por muerta por su familia.   El  mundo  Capadocia  y  Kinam  es  un  tema  que  yo  creé  buscando  transmitir un poco de los mundos imaginarios que me gusta inventar  y a la vez  dar a conocer a los lectores  algo fresco e innovador, que  nunca hubiera sido contado antes.  Esta  novela  la  he  dado  gratis  en  el  RNR,  y  como  pronto  sacaré  la  segunda parte en kindle, he decidido subir la primera en Amazon (en  cuatro  tomos)  para  todas  aquellas  personas  que  no  la  hayan  leído  todavía puedan hacerlo, o si lo han hecho y desean tenerla, puedan  conseguirla y así releerla las veces que quieran.    Suena,  muy,  muy  interesante.  De  todos  los  géneros  que  escribes,  ¿cuál  crees  que  más  te  llama  la  atención?  ¿Cuál  es  el  que  más  te  gusta a ti, personalmente?   Creo  que  el  juvenil  romántico  de  fantasía  y  el  romántico  histórico.  Disfruto muchísimo escribiendo ambos, pero creo que un poco más  el  juvenil  romántico  de  fantasía,  porque  puedo  abrir  la  mente  a  mundos  desconocidos  y  dar  luz  todas  aquellas  ideas  de  fantasía  (quizá  un  poco  alocadas)  que  tengo  en  mi  imaginación.  No  hay  límites,  en  la  fantasía  todo  es  posible,  y  eso  me  encanta.  Es  como  escribir sobre tu propio «país de las maravillas», es fantástico.    Oh, juvenil…  mucha gente ahora está intentando escribir juvenil y  ya hay una gran demanda actualmente en España. Además de que  muchas  de  las  lectoras  de  romántica  adulta  no  les  termina  de  gustar  las  novelas  juveniles…  ¿Por  qué  crees  que  tu  novela,  Alma  azul, podría cautivar a todos esos lectores que no se atreven con el  juvenil?  (¡sí, ahora es cuando tienes que venderte!)  Creo  que  es  una  historia  muy  fresca,  divertida,  de  esas  que  lees  entera antes de darte cuenta, con personajes muy reales, que llegan  al  corazón,  y  con  un  trasfondo  de  peso,  aunque  es  una  novela  de  fantasía.  Es  lo  que  siempre  trato  de  transmitir  en  mis  novelas,  un  toque  al  corazón,  un  mensaje  que  deje  huella  en  el  alma  de  las  personas.  Además,  el  tema  es  nuevo,  así  que  no  pasará    eso  de  que  «es  una  más de…». La Capadocia es una sociedad secreta cuyo poder radica 

15 RománTica'S


en la  magia  y  la  fuerza  de  dones  especiales.  Están  divididos  en  distintas clases, siendo los «Alma de Fuego» los más poderosos. Hay  cinco  reinos,  con  sus  propios  reyes  y  reinas,  y  un  «círculo  de  la  estrella» que gobierna a todos. Sus mayores enemigos son los Kinam,  seres  extraordinarios  que  viven  en  el  agua,  parte  dragones,  parte  sirenas, son seres hermosos y sumamente poderosos… y letales. No  obstante,  no  son  tan  malos  como  parecen,  pues  tienen  muchos  secretos  ocultos,  que  se  irán  conociendo  a  lo  largo  de  las  historias  enlazadas a estos temas.  Caddaric,  es  una  novela  que  planeo  sacar  después  de  la  segunda  parte  de  Alma  Azul.  Trata  de  un  Kinam,  cuya  vida  y  mundo  se  ha  podido vislumbrar apenas a través de Alma Azul. Con ella, los lectores  podrán conocer un poco más del mundo Kinam y de los Kisinkan, los  primeros Kinam existentes en la tierra. Y también saber un poco más  del origen de ambos mundos; el Kinam y el Capadocia.   Con  Alma  Azul,  así  como  con  todas  mis  novelas,  he  creado  un  personaje «especial», una niña con autismo, Dany. Esto es para dar a  conocer  un  poquito  más  sobre  el  autismo,  sus  familias,  sus  niños…  Como madre de una pequeña con autismo, me he impuesto la meta  de  hacer  todo  lo  posible  por  darle  un  mundo  mejor  a  mi  hija.  El  conocimiento  es  el  arma  más  poderosa  para  hacerlo.  Por  ello,  trato  de transmitir un  poco del “mundo” en el que vivimos en cada novela,  con la intención de que la gente se sensibilice con nuestra situación y  se una a nuestra causa, que cada  día  haya más aceptación y menos  discriminación. En pocas palabras, un mundo mejor.    En  México,  que  es  donde  tienes  dos  de  tus  novelas  publicadas,  ¿cómo  fue  todo  ese  proceso  editorial?  ¿Te  costó  mucho  que  te  dijeran el sí?  ¡Sí,  vaya  que  sí!  Creo  que  la  mayoría  de  las  autoras  publicadas  conocen  este  camino  tan  complicado  y  arduo  que  es  conseguir  un  «sí»  editorial.  Para  mí  fue  también  así,  debí  luchar  mucho,  prepararme  y  tener  mucha  paciencia  para  lograr  que  alguien  me  diera una oportunidad. Al final lo conseguí, y no hay día en el que no  dé  gracias  a  Dios,  ja,  ja,  ja.  Pero  no  por  ello  me  duermo  en  mis  laureles,  publicar  es  un  trabajo  muy  duro,  como  autora  debo  estar  preparada,  seguir  luchando  día  a  día,  tocando  puertas,  buscando  nuevas  oportunidades.  Y  mi  siguiente  meta,  es  llegar  a  España,  y  también, de ser posible, al resto del mundo.   En España tengo tantas amigas y lectoras que he conocido a través de  la red, que han sido sumamente lindas conmigo, y que esperan poder  leer algo mío, y deseo de todo corazón complacerlas. También tengo  en Chile a mi familia y muchas amigas que han estado esperando por  mis  novelas  con  gran  ilusión  y  es  uno  de  mis  sueños  que  un  día  puedan tenerlas en sus manos.    He  visto  en  tu  blog  que  ya  hay  un  movimiento  en  Facebook  para  traer  una  de  tus  novelas  a  España,  Estefanía.  ¿Qué  se  siente  al  saber que tantos lectores que aún no han tenido la oportunidad de  leerte,  o  que  sí  lo  han  hecho  pero  quieren  tenerte  más  cerquita,  quieren verte publicada en España?  

RománTica'S 16


Es algo muy especial y me hace sentir muy bien el tener tanto apoyo.  Les agradezco muchísimo a las lectoras y a todas las personas que me  apoyan. Gran parte de este camino como autora se los debo a ellas :)  Espero que nuestra petición sea escuchada y Estefanía consiga llegar  a España. El tiempo lo dirá todo, es difícil, pero no imposible…     Pues,  ¿sabes?  Yo  todavía  me  pregunto  cómo  puede  ser  que  no  hayas llegado ya a España con la cantidad de lectores que tenemos  y  que  disfrutarían  muchísimo  con  tus  libros.  Si  pudieras  decirles  algo a todas esas editoriales que están leyendo esto ahora mismo,  ¿qué sería?   Me encantaría tener la oportunidad de llegar a España, es allá donde  tengo a tantas amigas a las que quiero muchísimo, y también lectoras  que  han  sido  grandiosas  conmigo.  Me  gustaría  complacer  a  todas  aquellas chicas que me han escrito pidiendo que lleven allá mis libros,  preguntando  dónde  conseguirlos  y  cómo  hacerlo,  a  pesar  de  los  gastos de envío, e incluso que les gustaría verlos en películas (lo que  sería genial, también, ja, ja).  También uno de mis sueños es poder un día visitar España, ver esos  maravillosos  lugares  que  he  conocido  sólo  en  libros  o  fotografías  o  por conversaciones con familiares y amigas. Y qué mejor que hacerlo  con un libro publicado. Claro, es un sueño, pero soñar es lo que nos  impulsa a conseguir nuestras metas.    Bueno, quién sabe, a lo mejor dentro de muy poquito te vemos en  las estanterías de las librerías españolas. ¿Y no has probado aún en  algún concurso con algún proyecto que no tengas publicado todavía  fuera de España?   Sí,  claro.  De  hecho  en  el  concurso  de  Ediciones  B  y  el  Rincón  de  la  novela romántica  quedé  entre las diez finalistas. No hubo suerte en  esa ocasión, pero quién sabe, tal vez más adelante…    Muchas gracias, Estrella. Te deseo lo mejor, ¡y a ver si tienes suerte!  Muchas  gracias  a  ti,  y  nuevamente  a  todas  las  personas  que  se  han  interesado en saber un poquito de mí y de mis novelas. Espero haber  llegado  un  poquito  a  sus  corazones  y  animarlas  a  leerme,  y  si  ya  lo  han hecho, a seguir haciéndolo.  ¡¡¡De  todo  corazón  muchas  gracias,  les  mando  un  abrazo  gigante  y  muchas bendiciones!!!    ¡Y  eso  es  todo  amigos!  No  olvidéis  que  la  cazatalentos  sigue  al  acecho *guiño*  Hasta el siguiente bimestre, bye!      CAZATALENTOS: Yuliss M. Priego       

17 RománTica'S


Rowyn Oliver. Así es ella  Nací en Mallorca hace treinta años. Como buena acuario soy romántica y  soñadora, aunque mi ascendente Aries me da demasiado carácter. Debo  admitir que soy muy cínica, con un cierto placer por el humor inteligente.  Soy celosa de mi vida privada y no suelo informar de lo que hago o lo que  me gusta, ni siquiera a mis amigos. Quizás por eso muy poca gente sabía  que me encanta pasarme horas delante del ordenador escribiendo.   Siempre he soñado con escribir. En la adolescencia me recuerdo leyendo  hasta  la  madrugada  o  escribiendo  en  cuadernos:  argumentos  o  guiones  para futuras novelas.    

LA MARCA DEL GUERRERO  Rowyn Oliver  Cada  vez  que  Ronald  Kinnon  le‐ vante  su  espada  en  el  campo  de  batalla, se adiestre con sus hom‐ bres o haga el amor con una mu‐ jer, no podrá ocultar la marca de  la  vergüenza.  La  responsable  es  la  joven  señora  del  clan  McKen‐ zie,  que  ha  grabado  sus  iniciales  en  el  pecho  del  Highlander  tras  derrotarlo con todas las de la ley.  Ahora,  la  venganza  no  se  hará  esperar, y viniendo de uno de los  hombres  más  poderosos  y  orgu‐ llosos de Escocia, Edora sabe que  será  terrible.  El  rey  también  lo  sabe,  por  lo  que  toma  una  deci‐ sión  que  enfurecerá  a  ambos  jó‐ venes  pero  salvará  a  sus  clanes  de la destrucción… 

EDITORIAL: VERGARA   

RománTica'S 18

Me encantan  los  libros.  Abrir  un  libro  nuevo  y  olerlo  siempre  es  un  placer, pero a parte de ellos también me gustan otras cosas, como  salir  con  mis  amigos,  las  cenas  y  comidas  interminables  con  una  buena  conversación, el buen comer y compartir conocimientos con una persona  interesante  entre  otras  cosas.  Me  encanta  viajar,  descubrir  lugares  nuevos, contemplar paisajes mucho más que pasearme en ciudades.   Me encanta el verano y disfrutar de una agradable lectura en una de las  maravillosas playas que tenemos en Mallorca siempre es un placer.  Como veis, soy una mujer sencilla que le gustan los pequeños placeres de  la vida. 

Échale un vistazo para ir abriendo boca…   —Hay pocas cosas más cobardes que un Kinnon. —Te equivocas —dijo Ronald con una voz más grave de lo que ella esperaba—. Las hay, una mujer siempre será mucho más cobarde, aunque intente demostrar lo contrario. De acuerdo, no era muy sabio provocar así a una mujer que tenga todo a su favor para matar a un hombre. Ronald vio como la punta del puñal descendía sobre su piel. A diferencia de lo que había pensado, no cercenó la garganta. Aún aturdido, Ronald sintió como se le desgarraba la carne. El pectoral izquierdo quedó cubierto de sangre mientras la mujer se demoraba en apartar la hoja de su piel. Cuando pudo volver a mirarla, los labios de ella se retorcían en una malévola sonrisa mientras los de él intentaban no transmitir el dolor que sentía. Aguantó en silencio mientras el bello rostro de la mujer descendía hasta colocarse sobre el suyo. Pudo notar su aliento sobre la cara, pero no pudo hacer nada para apartarla. —Recordarás esta noche y tu vergüenza —Fue lo último que dijo antes de levantarse y desaparecer. Cuánta razón tenía sin saberlo. No iba a olvidar aquello, no lo olvidaría jamás, pues cuando Ronald vio la marca sobre su pecho enloqueció de ira. Se escuchó un grito ensordecedor en el prado mientras se limpiaba con su tartán. Llevaba el nombre de esa mujer tatuado en la piel e iba a pagar por ello aunque tuviera que bajar al infierno a buscarla.


Mercedes Santos. Así es ella  Soy  periodista  desde  hace  más  de  veinticinco  años.  Licenciada  por  la  Universidad  Complutense  de  Madrid  he  ejercido  en  este  tiempo  mi  profesión  en  numerosos  medios  de  comunicación  nacionales  y  locales.  Empecé  como  corresponsal  en  Madrid  de  Diario  16,  seguí  como  responsable de informativos en la cadena Antena 3 Radio y de ahí pasé a la  SER  y  a  el  diario  El  País,  donde  he  ejercido  como  corresponsal  para  la  sección  de  Madrid  durante  más  de  15  años.  Otros  medios  locales  y  regionales  en  los  que  he  trabajado  han  sido  La  Región,  de  Toledo  u  Onda  Aranjuez.  Durante  estos  años  he  simultaneado  m  i  trabajo  en  estos  medios  de  comunicación  con  mi  familia  y  el  desarrollo  de  otras  aficiones  como  la  pintura a la acuarela o el decoupage. A mi faceta de esposa y  madre de dos  hijos  le  sumé  el  amor  a  relatar  historias  hace  cuatro  años.  Fue  entonces  cuando  escribí  mi  primera  novela  que  aún  no  ha  visto  la  luz.  A  esta  le  siguieron otras más y es ahora cuando hago mi primera publicación gracias  a  la  editorial  argentina  Cute  que  ha  apostado  por  autoras  en  español,  dándome esta oportunidad. A nivel literario quiero destacar el importante  premio que logré en 2010, al resultar ganadora del III Premio Internacional  de Relato Medieval organizado por la revista Medieval en colaboración con  la editorial Toison y el blog www.historiasdelahistoria.com 

Échale un vistazo para ir abriendo boca…   —¿Sucede algo? ¿Se encuentra usted bien señorita... me ha parecido que... Carina le interrumpió educadamente. —Si bueno, me he encontrado momentáneamente mal. Mi tía y yo acabamos de llegar de España y nos hemos enterado de sopetón de malas noticias. Este oficial nos acaba de decir que mi padre ha fallecido y... bueno, en realidad eso es todo. Mi tía y yo solo necesitaremos un poco de tiempo para hacernos a la idea. —dijo estirándose compulsivamente la manga del modoso vestido azul marino que lucía. El que un extraño le hablase y mirase de forma tan directa la puso nerviosa. Más si ese hombre no parecía tener rostro. Era una mezcla de trozo de ala de sombrero, sombra en gris con contraluces y voz profunda de barítono. El oficial parecía tratarlo con aprecio y respeto. Carina se preguntó quién sería. En ese instante el bochorno terrible que había hecho durante todo el día cedió pasó a la tormenta. Un viento huracanado arrancó el techo de paja de unas instancias colocadas enfrente del salón dónde ellos estaban y la lluvia sonó estrepitosamente al caer. Olía a tierra húmeda, a mar, se oían los gritos y las carreras de los pasajeros que aún estaban fuera a la intemperie esperando pasar aquella especie de aduana.Escuchó con nitidez el ruido de sables de unos oficiales que corrían cruzando la explanada de piedra del fuerte mientras el chapoteo en el agua indicaba que todavía había trabajadores junto a las naves cargando y descargando éstas. Doña Constanza seguía tumbada en el butacón, pálida y descompuesta. Los dos hombres jóvenes hablaban en voz baja entre sí y Carina guardó silencio cerca de ellos; el oficial salió al exterior para dar unas instrucciones a su guardia.

SECRETOS Y CENIZAS  Mercedes Santos  1738. Carina de Ulloa recibe la  carta que cambiará su vida. Su  padre,  un  marino  de  la  Ar‐ mada  Real  destinado  al  Vi‐ rreinato  de  Nueva  Granada,  le  pide  que  se  reúna  con  él  en  Cartagena  de  Indias.  La  espe‐ ran  una  fortuna  en  cacaotales  y  un  aristócrata  venido  a  me‐ nos  con  quien  casarse.  Pero  al  desembarcar  le  informan  que  su  padre  fue  asesinado  y  su  prometido se casó con otra.  Pronto  Carina  descubrirá  los  turbios  negocios  de  su  padre,  el  contrabando  generalizado,  la  existencia  de  una  herma‐ nastra  mulata  perseguida  por  la  Inquisición  y  los  pasquines  difamatorios  que  la  han  pues‐ to en ridículo antes de llegar a  la  ciudad.  Su  camino  se  cru‐ zará con el de Diego de Veranz  un  malcriado  aristócrata,  des‐ terrado  de  la  ciudad  acu‐sado  de  un  crimen,  que  tras  su  fachada  de  bon vivant  trabaja  en  secreto  para  la  Corona.  Oculto  tras  el  disfraz  de  letra‐ do, ayudará a la mujer a la que  él  mismo  convirtió  en  el  haz‐ merreír  de  toda  Cartagena.  Ambos  buscan  venganza,  pero  serán arrollados por pasión. 

19 RománTica'S


H. Hex: Así es ella 

H. Hex  es  el  pseudónimo  bajo  el  que  me  escondo  como  autora.  Apuesto  por  novelas  muy  breves  con  alto  contenido  erótico.  En  estos momentos, estoy trabajando en dos series de novela erótica.   La serie «Deseada», la primera que ve la luz, cuenta la historia de  Abbie,  una  famosa  ladrona  de  guante  blanco  y  su  incursión  en  el  mundo del BDSM. Aunque no lo hará como sumisa sino como ama.  Su  problema  es  que  el  hombre  del  que  se  acabará  enamorando  quiere tenerla encadenada a los pies de su cama. Todo empieza la  noche en la que ella entró a robar a su casa...

             

DESEADA  H. Hex  El enmascarado entró en la casa  de  Abbie  mientras  ella  dormía,  decidido  a  convertirla  en  su  sumisa.  Pero  en  la  casa  hay  alguien  más, la joven pupila de  Abbie que resultará ser un peli‐ groso  instrumento  en  manos  del  intruso  que  solo  desea  someter a Abbie de una vez por  todas… 

RománTica'S 20

Échale un vistazo a este extracto de la novela  Bajó los párpados. Dejó de mostrarle su satisfacción, lo caliente que la ponía saber que él estaba deseando tirársela y no podía, que lo tenía atado y a su merced, sudando por ella, por la impotencia de no poder agarrarla, de no poder controlar las embestidas, de tener que depender de sus caprichos. Ladina, rozó sus labios en un beso suave que le arrancó un sonido gutural. Imaginó cuánto le habría gustado a él poder capturar su boca. Pero, ¡oh!, estaba amordazado... Sonriente, le echó un último vistazo y apoyó su rostro en el hueco que se formaba entre el cuello y el hombro de Ramón, pasó la lengua por su deliciosa superficie salada, por esa piel tan cálida que parecía arder en fiebre, recogiendo la humedad que allí se había formado. Gimió. Lo saboreaba. Lo olía. Lo sentía enorme contra el fondo de su vagina, sus pechos aplastados contra su torso. Lo escuchaba renegar sin distinguir sus palabras. Lo veía tensar los músculos de su poderosa espalda. Jadeó. Jadeó y mordió su hombro. Él se sacudió. La ama clavó más los dientes. Era suyo. Su siervo. Y ella pensaba ser todo lo cabrona que pudiera antes de dejar que se corriera. Apartó bruscamente sus caderas, sacando su pene de dentro de ella y volvió a empujarlas contra él. En un instante. Sintiéndolo con una intensidad abrumadora, placentera, casi dolorosa. Lo escuchó gruñir a través de la mordaza. Pasó la lengua por su piel sin separar los dientes y repitió la brusca entrada y salida, la brutal recepción de su miembro dentro de sus carnes. Sintió su sudor mojando el delicado encaje de su sostén y a sus pezones doloridos contra su pecho. Separó la boca, arqueó la cabeza, gritó. Y volvió a entrar y salir con toda fuerza que sus entrenados músculos le permitían. Ardiente, brutal, llenándose cada resquicio de su palpitante vagina. Notó cómo comenzaba a tensarse, cómo esa necesidad animal de sentirlo dentro de ella, fuerte y duro, una y otra vez, comenzaba a nublarle el sentido. Y no quería eso, porque sabía que si ella se iba él se iría también, arrastrado por las contracciones de su orgasmo en una vorágine hambrienta que lo exprimiría hasta la última gota. Gritó y se separó. Dejó que el aire rodeara su resbaladiza polla y se descolgó de sus hombros, bajando de un salto al suelo..


21 RomรกnTica'S


El género romántico erótico vive su particular  momento  de  éxtasis  de  un  tiempo  a  esta  parte  por  lo  que  aprovechamos  las  circuns‐ tancias  para  que  nuestros  lectores  anoten  otra  novela  calificada  de  romántica  erótica,  El infierno de Gabriel,  primera  entrega  de  la  Serie  Gabriel  publicada  por  Esencia.  La  información  que  nos  llega  a  este  lado  del  charco  de  su  misterioso  autor  canadiense  que  firma  bajo  el  pseudónimo  de  Sylvain  Reynard  es  escasa.  Este  escritor  es  conocido  en Norteamérica por sus novelas románticas,  varias de las cuales han logrado colarse en las  exitosas listas de los libros más vendidos del  New  York  Times  y  del  USA  Today.  Sin  ir  más  lejos,  la  novela  que  nos  ocupa  quedó  semifinalista en la categoría de mejor novela  romántica del premio  Goodreads Choice Award  en  2011.  A  través  de  sus  600  páginas  podemos  intuir  el  particular  interés  del  canadiense  por  el  arte  y  la  cultura  del  Renacimiento,  especialmente  por  la  ciudad  de  Florencia.  El  propio  Reynard  ha  comen‐ tado en alguna ocasión su interés por el uso  de  elementos  estéticos  como  el  arte,  la  arquitectura  o  la  música  para  contar  una  historia  o  para  ilustrar  los  rasgos  de  algún  personaje. Este hecho queda reflejado en  El infierno de Gabriel,  donde  varias  son  las  alusiones a la literatura y otras artes.  La novela de Reynard cuenta la historia de un  profesor  atractivo  y  misterioso  de  treinta  y  tres años, Gabriel Emerson, que trabaja en la  Universidad  de  Toronto  y  es  especialista  en  Dante.  Torturado  por  su  pasado  y  orgulloso 

RománTica'S 22

del prestigio  que  ha  conseguido,  Gabriel  es  consciente  de  su  facilidad  para  caer  en  el  pecado  capital  de  la  lujuria  y  por  ello  se  esfuerza en no dejarse llevar por la tentación  que  para  él  supone  su  nueva  alumna  Julia  Mitchell,  matriculada  en  su  curso  para  realizar  el  doctorado.  Aunque  ya  se  habían  conocido  años  atrás,  el  reencuentro  entre  ellos  no  puede  calificarse  de  afortunado  por  lo  que  se  inicia  una  relación  de  amor‐odio  entre profesor y alumna.   Por mucho empeño que el profesor pone en  la  causa,  su  vida  cambia  irrevocablemente  y  la  relación  que  mantiene  con  su  nueva  alumna  lo  obligará  a  enfrentarse  a  sus  demonios  personales  conduciéndolo  a  una  fascinante exploración del sexo, el amor y la  redención. Por otro lado, tanto Gabriel como  Julia  comparten  un  pasado  triste  y  juntos  intentarán superar sus heridas.  Sylvain Reynard narra con ingenio y sarcasmo  el intento de Gabriel por no caer en el amor  prohibido.  A  diferencia  de  otras  novelas  de  temática  romántica  erótica,  Reynard  juega  más  con  la  seducción  y  lo  sugerente,  restando importancia, de algún modo, al sexo  explícito  y  diferenciando  la  novela  del  resto  del  mismo  género.  En  este  camino  muestra  detalles  de  la  historia  de  Dante  y  su  musa  Beatriz,  protagonistas  de  fondo,  así  como  alusiones  a  la  literatura  y  otras  artes.  A  lo  largo de la novela se pueden leer expresiones  en  latín,  poemas,  canciones  o  nombres  de  importantes obras pictóricas. La narración es 


en tercera  persona,  el  autor  expone  en  un  mismo capítulo los puntos de vista de ambos  protagonistas  por  lo  que  el  lector  descubre  en poco tiempo lo que piensa cada personaje  dentro de la escena que se está desarrollan‐ do.  A  lo  largo  de  El infierno de Gabriel,  el  escritor  canadiense  no  solo  nos  cuenta  una  historia  de  amor  con  dosis  de  intriga,  también  transmite  pasión  por  la  cultura  en  sus  páginas  cargadas  de  diálogos  de  lectura  fácil y ritmo algo pausado. En el próximo mes  de  marzo  tendremos  la  segunda  entrega  de  la  serie  Gabriel,  una  historia  que  surge  en la  Universidad, «alma mater».     

Para concluir  este  artículo  os  dejaré  unas  palabras de Dante susurradas y algo cambia‐ das que me han conmovido enormemente… 

El amor se adueñó de mí durante tanto tiempo que su señorío acabó por resultarme familiar. Y, aunque al principio me irritaba, aprendí a apreciarlo. Lo guardo en mi corazón que es donde mejor se guardan los secretos. Y así, cuando me destroza la vida como nadie sabe hacerlo. Parece que no me quedan fuerzas para nada más. Mi yo más profundo se siente libre de angustia, liberado de todo mal. Porque el amor hace brotar de mi tanto poder que mis suspiros más que hablar, gritan. Lastimeramente suplican que mi Gabriel me salude. Cada vez que me abraza, todo es más dulce de lo que las palabras puedan expresar.»   Artículo: Mónica Liceras 

23 RománTica'S


ROMÁNTICA’S presenta «Suave como la seda» de

NOELIA AMARILLO

 

Este  mes  de  Enero  salió  a  la  venta  la  última  novela  de  Noelia  Amarillo «¿Suave como la seda?».  Con  una  portada  que  dice  más  de  lo  que  muestra,  que  logra  encandilar  a  cualquier  lector  que  no  haya  oído  el  nombre  de  esta  autora  en  su  vida,  y  con  la  que  nos  adentramos  en  la  Serie  Amigos  del Barrio, su tercer volumen ya.  Y es que, anterior a «¿Suave como la seda?» hay dos libros más, en  los  que  sus  protagonistas  (algunos  aparecen  en  éste)  lograron  arrancar  un  pequeño  pedacito  del  corazón  de  los  seguidores  de  Noelia Amarillo:  Falsas Apariencias y  Cuando la Memoria Olvida. ¡¿Qué  todavía no los habéis leído?! Pues salid corriendo porque merecen la  pena.  Pero vayamos a lo que nos atañe, la presentación de «¿Suave como  la  seda?».  Una  novela  en  la  que  la  sencillez  de  la  escritura  de  su  autora,  la  narración  de  lo  contado,  un  día  a  día  que  puede  acontecernos  a  cualquiera  en  nuestro  barrio,  junto  al  humor  y  la  ironía, sin olvidarnos de las pequeñas dosis de erotismo, consiguen  atrapar al lector sin problemas.  Una  narración  sin  artificios  en  la  que  la  originalidad,  aunque  parezca extraño, consigue que pensemos: «pues va a ser verdad que  no todo está inventado en la novela romántica».  Y el amor… y es que las páginas de «¿Suave como la seda?» rebosan  de ello; amor fraternal pero también amor carnal, donde una simple  sonrisa,  una  delicada  caricia  o  un  empujón,  patada,  puñetazo,  una  mala  contestación  o  una  de  esas  miradas  que  matan,  proveerá  de  todos los sentimientos necesarios para que esta novela entre dentro  de la Romántica Española con pasos firmes. En  RománTica’S  casi  nos  vemos  obligados  a  recomendarla  fehacientemente, ya que si eres amante del romance, de una buena  historia de amor en la que te cuenten una historia real, es necesario  que leas «¿Suave como la seda?» SÍ o SÍ.   

RománTica'S 24

¿Suave como la Seda? (Noelia Amarillo) Darío es un príncipe azul muy diferente al que nos han explicado los cuentos de hadas. Un príncipe sin armadura pero con mono de trabajo, sin espada para defenderse pero con un martillo remendón para cumplir con su trabajo… y es que Darío es zapatero, vive en un barrio humilde de Alcorcón, con una familia que adora y con amigos, con los que se reúne en el gimnasio. No echa nada en falta o quizás sí, porque cuando una sirenita pelirroja aparezca delante de él, su vida se tambaleará y sus sentimientos se encontrarán. Ariel, la sirenita de este cuento, es una princesa sin corona ni vestido, que vive en un castillo donde su propietaria es una «vieja» algo cascarrabias y su «jefa» algo tiránica. Una princesa que debe trabajar para comer, y que pasa de electricista a vendedora de juguetes eróticos, con los ojos cerrados. No necesita a nadie. Ella sola se vale sin pedir ayuda pero… un moreno, de anchos hombros, de mirada sobrecogedora puede que consiga hacerla cambiar de opinión o quizás no.


Al igual que en años anteriores, Revista RománTica’S os da la oportunidad de participar en los premios Rosa RománTica’S. Para votar sólo tendréis que estar atentos a nuestra página de Facebook. Allí se pondrán los enlaces pertinentes para que podáis escoger a vuestros favoritos entre las distintas categorías. RománTica’S, a través de su página web, abrirá en Febrero las diferentes encuestas. En ellas podréis elegir entre los tres títulos facilitados por librerías y páginas webs de entre los más vendidos en cada categoría. Las categorías, este año, son: MEJOR ROMANCE HISTÓRICO: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR ROMANCE ACTUAL: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR ROMANCE PARANORMAL: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR ROMANCE ERÓTICO: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR ROMANCE JR: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR AUTORA DEL AÑO: NACIONAL/INTERNACIONAL AUTORA REVELACION: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR EDITORIAL MEJOR PORTADA Y, ¡cómo no…! Incluimos nueva categoría: MEJOR Ebook / Autopublicación ESPAÑOL Desde RománTica’S os deseamos una feliz elección. Está en vuestras manos, no en las nuestras quiénes saldrán premiados. Con todo nuestro cariño, Equipo RománTica’S

25 RománTica'S


Mejor ROMANCE Histórico Nacional  El cielo en llamas (Claudia Velasco)  Entre lo dulce y lo amargo (Pilar Cabero)  Mudaÿÿan (Arlette Geneve)

Mejor ROMANCE Actual Nacional  Donde siempre es Otoño (Ángeles Ibirika)  Quédate a mi lado (Noelia Amarillo)  Trampas de Seda (Mar Carrión)

Mejor ROMANCE Paranormal Nacional  El libro de la Alquimista (Lena Valenti)  Las Eternas (Victoria Álvarez)  Lazo Eterno (Lucía de Vicente)

Mejor ROMANCE Erótico Nacional  Amos y Mazmorras – Parte I (Lena Valenti)  Pídeme lo que quieras (Megan Maxwell)  Treinta noches con Olivia (Noe Casado)

Mejor ROMANCE JR Nacional  Buenos días, Princesa (Blue Jeans)  Mírame y Dispara (Alessandra Neymar)  Romance Inmortal (Olga Salar)

Mejor AUTORA Nacional  Megan Maxwell (Pídeme lo que quieras)  Mar Carrión (Trampas de Seda)  Noelia Amarillo (Quédate a mi lado)

Mejor AUTORA REVELACIÓN Nacional  Alessandra Neymar (Mírame y Dispara)  Ava Campbell (Quédate en mi Vida)  María Martínez (Pacto de Sangre)

RománTica'S 26


Mejor ROMANCE Histórico Internacional  Amor Comanche (Catherine Anderson)  El caballero y las damas (Candice Hern)  Los pecados de Lord Cameron (Jennifer Ashley)

Mejor ROMANCE Actual Internacional  Amor y otros desastres (Rachel Gibson)  Al Límite (Erin McCarthy)  El lado de los Sueños (Lisa Kleypas)

Mejor ROMANCE Paranormal Internacional  Creciente Tentación (A. C. Arthur)  Hijo de la noche (Sherrilyn Kenyon)  La luna del Leopardo (Nalini Singh)

Mejor ROMANCE Erótico Internacional  Cincuenta sombras más Oscuras (E. L. James)  Mía para Siempre (Shayla Black)  No te escondo nada (Sylvia Day)

Mejor ROMANCE JR Internacional  Insurgente (Verónica Roth)  Obsidian (Jennifer L. Armentrout)  Un beso en París (Stephanie Perkins)

Mejor AUTORA Internacional  Jennifer Ashley (Los pecados de Lord Cameron)  Lisa Kleypas (El lago de los Sueños)  Pamela Clare (Sombras de Sospecha)

Mejor AUTORA REVELACIÓN Internacional  Darynda Jones (Serie «Charley Davidson»)  E. L. James (Serie «Cincuenta Sombras»)  Sylvia Day (Serie «Crossfire»)

27 RománTica'S


Mejor EDITORIAL  Ediciones B  Phoebe  Terciopelo

Mejor PORTADA Nacional  Trampas de Seda (Terciopelo)  Un amor inesperado (Nowe Volution)  ¿Y a ti que te importa? (Versátil)

Mejor PORTADA Internacional  Al Límite (Phoebe)  Deseo en sus ojos (Esfera de los Libros)  Los pecados de Lord Cameron (Phoebe)

Mejor Ebook / Autopublicación Español  Cuando amanezca la Luna (Marina Capilla)  Pacto de sangre (María Martínez)  Un beso a oscuras (Anna Casanovas)

Desde RománTica’S deseamos suerte a todos los Nominados de las diferentes Categorías. Los GANADORES se darán a conocer en nuestro próximo número de Marzo-Abril

RománTica'S 28


III Encuentro RA

Este año el Hotel Praga será el escenario del Encuentro más esperado por las lectoras de romántica. Así mismo, la Librería FÁBULA será nuevamente la encargada de suministrarnos aquellos títulos de los que no dispongamos. Además Librería FÁBULA nos ofreció la posibilidad de RESERVAR nuestros pedidos de libros, para que nos los llevasen al mismo Encuentro RA sin problemas. La fecha máxima para hacer estos pedidos fue el 15/01/13 a las 23:59h pero siempre nos queda conseguirlos in situ. Para darnos mayores facilidades la Librería FÁBULA nos permitirá pagar con tarjeta de crédito. Y por la compra de libros en el III Encuentro RA, incluidos las reservas, dicha librería nos hará un 5% de descuento.

RománTica’S ahora también en TWITTER 

29 RománTica'S


2 NUEVOS PERSONAJES  

«El último carnaval»     

MENCHU GARCERÁN 

Cuando empiezo  una  novela,  el primer problema que se me  plantea  es  el  título.  Sí,  hay  veces  que  se  ha  llamado  «novela»  o  «novela  nueva»  durante  muchas  páginas.  No  fue  el  caso  de  El último carnaval  creo  que  toda  la  historia  ha  girado  alrededor  de  este  título  y  cuando  la  leáis,  lo  comprenderéis.  Espero.  La idea de meter un fantasma  surgió  viendo  la  tele  mientras  colocaba  platos  en  la  cocina.  (Sí,  las  ideas  salen  de  los  lugares más extraños) Una vez  que  tenía  a  ¿uno  de  mis 

protagonistas? empecé  a  construir  la  trama.  Por  el  momento  no  os  voy  a  contar  más  de  ella  porque  os  desentrañaría  de  qué  va  y  restaría emoción.  Es  una  novela  en  la  que  poco  a poco, página a página se van  descubriendo cosas que hacen  entender las anteriores.  Sus  protagonistas  son  Gabriela  y  Mario,  aunque  es  posible  que  conforme  la  leáis  no  estéis  en  total  acuerdo  conmigo. Os emplazo a hablar  después.  Sí,  estoy  muy  miste‐ riosa  pero  es  que  es  muy  difícil contar sin desvelar. 

Mario y  Gabriela  son  dos  personas  que  viven  en  distintos  países,  él  veneciano,  ella de Barcelona. En principio  solo tienen en común su amor  por el arte pero hay algo más  que  les  une  y  que  ellos  ignoran.  Es  una  novela  que  he  escrito  con  cariño  e  ilusión  en  unos  momentos complicados de mi  vida  y  en  la  que  he  invertido  casi  dos  años.  Espero  que  haya merecido la pena.  Mi  agradecimiento  a  todos  y  todas  las  que  os  habéis  interesado  por  El último

carnaval.

ASÍ SON ELLOS…  Él es… MARIO RUSCONI 

Ella… GABRIELA AMAT 

Mario es  moreno,  mide  un  metro  noventa  aproximadamente  y  tiene  los  ojos  azules  también. Es desconfiado, muy reservado y no le  gusta  mostrar  sus  sentimientos;  una  persona  con una vida ordenada, serio y trabajador 

Gabriela es  bastante  alta,  pasa  el  metro  setenta, delgada, pelo rubio claro y ojos azules,  mucho  más  impulsiva  que  Mario  y  menos  convencional.  Su  llegada  a  Venecia  pondrá  la  vida  de  este  hombre  patas  arriba.  Y…  hasta  aquí puedo contar.  

RománTica'S 30


31 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 32


LO VISIBLE   Hoy  tengo  cuerpo  de  día  inglés,  oscuro,  cubierto  y  amenazando  fuerte  tormenta.  El examen mal, la bronca inmerecida, y al salir…los amigos fugados otra vez.    PLAS, la enorme bolsa que hace las veces de mochila es abandonada en el suelo  junto a las patas del alto taburete en el que intenta mantenerse encaramada.    —One coffee, please.    Me merezco un café, cargado muy cargado… ¡Vaya! ¡Qué felicidad, otra vez un  edulcorante!  ¡Curvas…tengo  curvas!  Solo  curvas  de  guitarra.  De  la  cabeza  a  los  pies  curvas.  Aunque  me  matase  de  cáncer  por  ingestión  masiva  de  sacarina  jamás  podría  ser  el  palo  andrógino  de  la  camarera  que  me  mira  con  cara  de  espanto  cuando  me  inclino para apresar, legítimo botín de guerra, dos sobres de azúcar…dos.    —¡Dios, qué gusto!    Cierra  los  ojos  deleitándose  entre  las  manos  con  una  taza  de  dulce  y  oscuro  pecado llena, que quema, pero que le calienta alguna parte del cuerpo.     —Dulce, fuerte y caliente —dice mientras aspira el acre aroma.    Y esto lo ha dicho en voz alta, quizás no demasiado,  pero quizás tampoco tan  bajo como para no haber sido escuchada.    —¡AY! Con lo que me gusta Londres y lo lleno de ingleses que está.    El veneno negro de la taza tiene la extraña capacidad de matar su mal humor y  dejarla viva de nuevo. Sonríe, el último trago azucarado reposa en su paladar antes de  deslizarse despacio, se lame los labios.       LO QUE NO VE     Alrededor ni un solo color que no pertenezca a la gama de los grises, paraguas  negros y mucha peluquería…Y en esa zona de nuestra vista que solo es visible mirando  por  el  rabillo  del  ojo,  devorándola,  unos  curiosos  ojos  azules  sobre  una  sonrisa  generosa.    El brazo se eleva, el asiento se tambalea. Sonrío. Su pantalón desciende.    El oscuro café calienta…el rojo tanga quema.     —Oh, my God!    Me acomodo en la silla. Espectador afortunado. Gestos lentos, boca golosa. El  deleite  de  la  punta  sonrosada  de  su  lengua  lamiendo  los  labios,  los  ojos  cerrados  abandonados al placer.    LO QUE ACABAN VIENDO     Frente a los ojos de Ella Él sonríe, le ofrece el cielo en esos labios generosos  Y  esa mirada que la recorre devorándola mucho más que la boca.  

33 RománTica'S


—One coffee –pide  una  voz  ronca  a  la  camarera—.  Dulce,  fuerte  y  caliente  — murmura  para  Ella  en  un  susurro  bajo,  rotundo,  demoledor.  Su  aliento  haciendo  cosquillas. Tomar la taza entre los largos dedos, bebe.     —¿Café?  —pregunta  tentándola  mientras  con  su  dedo  roza  los  labios,  todavía  calientes, de Ella.     La respuesta se mezcla en un nudo de húmedas lenguas.    En la calle hace frio, en los cuerpos calor. No han conseguido llegar más allá del  primer  callejón,  la  pared  rezuma  hielo,  las  manos  de  Él  la  abrasan  bajo  la  ropa.  Los  pantalones quedan perdidos en el suelo.    —Déjate  el  tanga  rojo  —dice  él  mordiéndole  los  pezones  hasta  hacerlos  erguirse.    Baja  dejando  un    reguero  de  lava  sobre  su  vientre.  Con  los  dientes    aparta  el  elástico  del  leve  triangulo  de  tela,  siente  el  calor  del  aliento  de  Él    y  su  lengua  moviéndose sobre la parte creciente de su cuerpo, que la licua mucho más de lo que ya  está.    Hay un millón de infinitas torturas que pueblan el deseo, que lo extienden hasta  hacerlo desmedido, hasta hacerte gritar… Sí, sí, sí…    —Darling… no… solo acabo de empezar…     Le da la vuelta, la rotundidad dura de su sexo pegada a sus glúteos hechos de  curvas.  Mientras  la  mano  buena  la  sujeta  por  los  senos…y  la  mala  toma  al  asalto  la  humedad  entre  sus  piernas.  Primero  el  dedo  corazón,  despacio,  desesperadamente  despacio.  Después  son  dos  los  que  están  dentro,  dentro…fuera.  Cuando  el  tercero  lo  intenta  duele  pero  ella  ya  bordea  el  abismo  de  un  placer  intenso…  grita…  y…  Él  se  detiene.    —Coffee?? —susurra una voz a su espalda.    No puede contestar que ya no lo necesita, pues la parte más dura del cuerpo de  Él, a envestidas lentas la está quemando por dentro.    Uno…, dos…, Oh más, más,…    Pero es Él quien maneja los cuerpos, despacio…más rápido, mucho más…hasta  que nada puede detenerlos, crece el pecado al ritmo de sus caderas,  Así,  así,…gritos  quemando  la  noche  y  las  manos  de  Él  sobre  su  vientre  sujetándola con fuerza, y su sexo duro latiéndole dentro, dentro…  Hasta que el infierno se desmorona y  les cae encima como un orgasmo de mil  diablos.    

RománTica'S 34


Thomas Anderson,  el  tercero  de  seis  hermanos,  cinco  varones  y  una  chica,  era  el  único  soltero que aún quedaba en la familia. Todos sus hermanos habían contraído matrimonio  en  uno  u  otro  momento  de  su  vida  y,  aunque  Clinton,  el  mayor  de  todos  ellos,  estaba  viudo, el resto estaban felizmente casados.  Georgina,  la  única  mujer  de  la  familia  y  dos  de  sus  hermanos  habían  caído  en  las  redes  de  varios  miembros  de  una  misma  familia,  los  Malory,  y  en  cuanto  al  cuarto  en  orden, Drew, pese a que su esposa no era una de ellos sí que estaba bastante próxima a  ellos.  En cambio él…  Ahí  estaba.  En  el  camarote  de  su  embarcación  con  una  mujer  a  la  que  había  conocido aquella misma noche en el puerto. Una joven de exquisitos modales que aún no  entendía cómo se había dejado seducir por él tan fácilmente.  Los remordimientos le atenazaban las tripas. Se había acostado con ella sin ninguna  clase de escrúpulos pero ahora se arrepentía. De haber estrado un poco más centrado en  lo que hacía habría descubierto antes de ser demasiado tarde que ella era… era…  Ni siquiera podía pensar la palabra.  Thomas se llevó las manos a la cabeza y se frotó el cuero cabelludo.  Paseó la vista por su alrededor y vio todas las prendas de ropa desperdigadas. Unas  medias sobre su halcón, unas enaguas a los pies de la cama, el corsé sobre la esquina de su  lecho… Más cerca de la puerta encontró un par de zapatos de distintos tamaños, un bota  de fino cuero negro que le pertenecía y un botín que era de ella.  Recogió sus pantalones que estaban cerca del ojo de buey y se los puso. Mientras se  los  abrochaba  reparó  en  la  mancha  oscura  de  sangre  ya  seca  que  marcaban  las  sábanas  blancas y el cuerpo yaciente de la joven totalmente desnudo. La chica era preciosa. ¿Cómo  le dijo que se llamaba? Ah, sí. Margot. La preciosidad que dormía plácidamente después  de una intensa noche de sexo se llamaba Margot.  Tiró de la manta que estaba enrollada al descuido a los pies del catre y cubrió con  ella el frágil cuerpo de la última de sus amantes. Por llamarla de alguna manera pues hasta  hacía unas horas era una completa extraña.  Se  frotó  la  nuca  y  se  giró  para  recoger  toda  la  ropa  desperdigada.  Al  recoger  las  enaguas de la chica algo crujió en el dobladillo. Tanteó en él hasta descubrir una especie  de  bolsillo  del  que  extrajo  un  papel  bastante  plegado  y  bastante  manoseado,  como  de  haber sido leído en innumerables  ocasiones.  No debería entrometerse en los asuntos privados de Margot pero le fue imposible  resistirse al diablillo que se posó sobre su hombro izquierdo y le obligaba a proceder con  su lectura así que lo desdobló, se sentó en el sillón cercano a la cama y acercó el legajo a la  tenue luz procedente de la única vela encendida.  Caligrafía de mujer. Firme y ligeramente tumbada hacia la derecha.   Comenzó a leer… 

35 RománTica'S


«Querida hija:  Hace años que debí haberte contado la vedad a cerca de tus orígenes.»    Thomas  dejó  de  leer  el  viejo  papel  ajado  que  tenía  en  las  manos  y  dirigió  la  vista  hacia  donde  ella  dormía  como  si  no  tuviese  preocupaciones  mientras  que  a  él  los  remordimientos le podían.  Era  hermosa.  Tenía  una  verdadera  melena  de  leona  pese  a  que  sus  cabellos  eran  negros  como  ala  de  cuervo.  Sus  ojos  verdes  eran  luminosos  y  su  mirada  era  la  de  un  cervatillo asustado. Cuando la conoció buscaba pasaba para Londres. ¿Quién le iba a decir  que un simple incidente iba a terminar con un revolcón de semejantes consecuencias.  La tersa piel de los hombros que había acariciado las últimas horas resplandecía y un  nudo  de  incontrolable  deseo  volvió  a  apoderarse  de  él.  La  sed  por  su  cuerpo  no  había  amainado  en  ningún  momento.  Era  tan  implacable  como  una  tormenta  en  mitad  del  Atlántico.   ¿Orígenes?  ¿Qué  ocultaba  aquella  belleza  de  tez  de  melocotón,  labios  de  sabrosa  fruta de la pasión y aroma a caléndula?  Thomas frunció el cejo y volvió a prestar atención a la carta.    «Desde  hace  años  he  intentado  explicarte  el  por  qué  hemos  estado  viviendo  separadas  prácticamente  desde  que  te  di  a  luz.  Pero  es  que  era  incapaz de enfrentarme a mi marido, a tu padre, Margot.   No  espero  que  comprendas  mis  motivos,  lo  cierto  es  que  yo  aún  no  entiendo por qué tuve que ocultarle mi embarazo. Estábamos casados cuando  descubrí que estaba en cinta. Quizás fue porque la única noche de pasión que  compartimos él estaba tan borracho que al día siguiente no recordaba nada. O  que  fui  tan  orgullosa  para  no  desvelarle  mi  estado  porque  aquella  noche  fui  usada  sin  miramientos  y  mientras  compartía  mi  lecho  él  no  dejaba  de  llamarme  por  el  nombre  de  su  amante.  La  única  mujer  que  en  realidad  siempre ha querido. La mujer que ahora ocupa su cama, que es la dueña de su  casa y cuyo hijo, pese a ser un bastardo, es su legítimo heredero.   No sabes, hija, lo doloroso que es vivir con un hombre al que amas y que  sin embargo no te ve sino como una madre sustituta.»    Un escalofrío recorrió la nuca de Thomas en ese momento, el vello de los brazos se le puso  como escarpias y su sexto sentido casi le estaba obligando a volver a plegar el documento  y  abandonar  la  lectura.  La  historia  le  sonaba  de  algo  pero  aunque  intentaba  hacer  memoria no ubicaba a quien pertenecía.  Pero como el refrán decía: «La curiosidad acaba matando al gato».  Así que continuó leyendo.    «Siempre he estado enamorada de él. Ahora que ya no soy nadie en su  vida tengo que ser valiente y reconocerlo ante mí misma. Ante ti, hija mía. 

RománTica'S 36


Sin embargo,  su  amor,  siempre  fue  para  la  otra.  La  mujer  que  anidaba  en  su  corazón  y  me  robó  la  posibilidad  de  conquistarle.  La  persona  que  ha  compartido  su  cama  durante  años  bajo  el  mismo  techo  que  compartía  conmigo.  Intentaba  ser  fría  y  distante  con  él.  Sabía  que  no  había  posibilidad  alguna.  Había  arrojado  la  toalla  y  vivía  mis  noches  en  la  soledad  de  mi  habitación  llorando  todas  y  cada  una  de  ellas  por  pasar  una  noche,  una  sola  noche, entre sus brazos. Era mi marido pero mi lugar en su lecho lo ocupaba  otra.   Hasta aquella noche.   Fue la noche más hermosa de mi vida. El mejor de mis recuerdos pero la  mañana trajo consigo el olvido. Quizás no debí abandonar sus sábanas antes  de que despertara. No lo sé. Pero aquella noche tuvo consecuencias. Tú.  Oculté mi embarazo todo lo que me fue posible porque no quería que  encima me dijese en mi cara que había sido una adúltera. Hubiese sido lo peor  que me podría haber pasado y por ello fui tan cobarde como para inventarme  una rara enfermedad de mi hermana y escapar durante cinco meses a casa de  tu tía donde te di a luz y prácticamente te abandoné.  No fue fácil dejarte allí, eras un pedacito de mí. El mejor de mis trozos.  De mi alma quebrada en pedazos. Me mantuve a su lado todo el tiempo que  pude.  Me  mantuve  alejada  de  él  todo  lo  que  pude  pareciendo  a  ojos  de  sus  hermanos  una  mujer  insensible  y  sin  sentimientos  cuando  por  dentro  sangraba  y  mi  corazón  se  quebraba.  Me  mantuve  firme,  siendo  la  dama  en  lugar de ser la mujer. Me mantuve a su lado hasta que fue lo suficientemente  valiente para pedirme el divorcio y decirle al mundo que su ama de llaves era  la madre del único hijo que se le conocía.  No  culpes  a  tu  hermano,  yo  jamás  lo  hice.  Él  sólo  era  un  niño  que  no  tenía la culpa de lo indiferente que era su padre conmigo.»    El sudor frío recorrió ahora las sienes del hombre. Esa mala espina que presentía se estaba  convirtiendo por momentos en una daga que comenzaba a atravesarle el costado.  Paseó la vista por cada uno de los renglones esperando, rezando para que no fuese  verdad la idea que se había implantado en su cabeza. No podía ser cierto, ¡menuda ironía  de ser cierto!  Las  parcas,  las  meigas,  las  diosas  del  destino,  lo  que  fuesen  que  se  llamasen  en  cualquier lugar del mundo no podían gastarle semejante broma. A él, no. A otro Anderson,  no.   Pero  allí  estaba  el  nombre  del  verdadero  padre  de  Margot.  Allí  estaba  inscrito  burlándose de él y sabiendo que se había metido en un buen embrollo.  El  nombre  de  Jason  Malory  se  burlaba  de  él  desde  el  arrugado  papel  y  la  firma  inconfundible  de  Frances  confirmaba  quién  era  realmente  la  mujer  con  la  que  se  había  acostado.   Ahora sí que estaba metido en un buen lío. 

37 RománTica'S


A Sofía la han vuelto a castigar. Al menos, eso entiende ella, porque cuando eres niño, si  un mayor va y te dice con malas pulgas que te metas en tu habitación, tú coges y lo haces  sin rechistar por lo que pueda venir después, y eso, es un castigo. Sofía, así lo entiende. Lo  que  no  termina  de  comprender  es  por  qué  su  madre  muchas  veces  la  manda  a  su  dormitorio  sin  haber  hecho  nada.  Se  pregunta  si  en  el  colegio  no  la  explican  bien  las  lecciones  o  si  ella  no  es  capaz  de  asimilarlas  correctamente.  Con  nueve  años  ya  debería  saber distinguir entre una cosa bien hecha y otra que no lo es. A Sofía estas situaciones la  superan. No sabe si odiar a su madre o pensar que de verdad es ella la culpable de todos  los  males  del  mundo.  No  lo  tiene  claro.  Cuando  en  el  colegio  la  castigan  intuye  que  es  porque no ha hecho los deberes o porque cuchichea con su amiga Reme sobre temas que  poco tienen que ver con las clases, y entonces la cambian de pupitre. Eso sí lo tiene claro.  Lo que no es tan evidente es lo que ocurre en casa en muchas ocasiones, más de las que  ella desearía. Seguro que el día en el que la profesora Julia explicó ese tema en clase, Sofía  estaba despistada pensando en sus cosas, abstraída del mundo de los libros, las letras en  el encerado y hasta de los chicos.    En  la  habitación  de  Sofía  duerme  Joel  en  la  cuna  de  barrotes  blancos  que  el  tío  Federico  le  ha  hecho  con  sus  propias  manos.  El  tío  Federico  sabe  mucho  de  carpintería.  Sofía  se  relaja  mirando  a  su  hermanito  y  dejando  que  su  índice  sea  atrapado  por  su  diminuta mano. En la mueca de sus labios asoma la ligereza del alivio. Le agrada soñar a su  lado con volver algún día a ser tan pequeña como él y así no sufrir por nada. A Sofía no le  gusta  sentirse  mal.  Si  pudiera,  no  crecería  nunca  y  dejaría  a  Joel  que  la  agarrara  con  su  manita y la llevara con Peter Pan y Campanilla al País de Nunca Jamás. A pesar de todo, también  se  llevaría  a su  madre para  que  les  contara  cuentos  cada noche.  Al  fin  y al  cabo,  ella no  tiene la culpa de nada. Eso Sofía, lo tiene claro.     Escucha un grito, el primero de muchos que vendrán. Está lleno de heridas. Sale de  la voz trémula e histérica de su madre. Sofía piensa que es por su culpa, siempre lo piensa.  Escucha  el  segundo,  cortante,  afilado,  amenazador.  Es  de  su  padre.  A  Sofía  le  aterroriza  escucharlo.  Recuerda  los  paseos  que  daba  con  él  al  colegio,  temprano,  con  el  alba  aún  asomando.  Las  tardes  que  le  subía  a  caballito  sobre  sus  hombros  después  de  recoger  berberechos en la playa. Las noches de verano en el balcón. Todo eso lo recuerda, pero le  da miedo, y eso, a Sofía, se le ve en los ojos.    Abre  el  primer  cajón  de  la  mesita,  donde  guarda  sus  mejores  tesoros.  Coge  su  yoyó,  el  de  Campanilla,  su  hada  de  la  suerte,  como  a  ella  le  gusta  pensar.  Es  su  juguete  preferido.  Lo  mira  fijamente  y  le  susurra  sin  palabras  que,  por  favor,  jamás  pueda  él,  su  padre,  entrar  en  el  país  de  los  niños;  le  recuerda  al  malvado  Capitán Garfio.  Enrolla  el  cordón alrededor del disco de plástico. Ha llegado la hora de dejar de jugar a ser mayor. A  Sofía la tranquiliza dar vida a aquel yoyó, lanzarlo de abajo a arriba y vuelta a empezar; es 

RománTica'S 38


el punto de apoyo que la rescata del mundo extraño donde vive. Deja de pensar, igual que  Joel, que duerme relajado, ajeno a los problemas del mundo, esos que tantos quebraderos  de cabeza le producen a su hermana.    Al yoyó de Sofía se le ha hecho un nudo en la cuerda. A veces pasa con tanto sube  y baja. No importa, al menos a Sofía no. Lo deshace con la delicadeza y la destreza de un  restaurador  de  obras  de  arte,  vuelve  a  enroscar  el  cordel,  se  lo  anuda  al  dedo  índice  y  vuelta  a  empezar.  En  ocasiones  se  pregunta  qué  pasará  el  día  en  el  que  la  cuerda  se  rompa. Todo lo desconocido asusta, y a Sofía más aún si cabe. El miedo se alimenta en su  interior,  sitia  su  cuerpo  de  una  forma  caótica  e  involuntaria  con  sólo  pensarlo.  Ya  no  podría volver a jugar a ser niña si eso sucediese, y eso la atormenta. Agarra con fuerza el  juguete,  no  lo  deja  caer  por  el  cordón  ante  el  inminente  peligro.  Los  gritos  vuelven  a  abofetearla por dentro. Ahora también los golpes. Un «hijo de puta», el sonido del cristal  haciéndose  añicos  contra  el  suelo,  la  puerta  al  cerrarse  con  ira.  Sofía  está  aterrada,  no  sabe lo que ocurre tras la puerta de su habitación, aunque ese sentimiento lo tiene como  algo normal dentro de sí desde hace ya tiempo; nadie la ha explicado en el colegio que eso  sea algo malo. No sabe en qué estado encontrará esta vez a su madre. Las otras veces se  cubría la cara con las manos y lloraba. A Sofía le decía que no se preocupara, que era por la  alergia. Sofía se lo creía en parte, no tenía otra opción.    Vuelve  a  dejar  a  su  hada  deslizarse  por  el  cordel,  girar  como  una  noria.  Sofía  intenta  velar  los  gritos,  los  golpes,  sus  pensamientos,  con  el  sencillo  movimiento  de  un  yoyó. Juega con su juguete, merece la pena arriesgarse, mejor eso que sentir los latigazos  bruscos en su corazón. Lo prefiere. Al fin y al cabo, si se rompe, su madre le comprará uno  nuevo  el  día  de  su  cumpleaños.  Sofía  ya  no  tiene  miedo,  al  menos  el  mismo  miedo  que  antes  la  invadía  por  dentro,  sabe  que  siempre  hay  una  solución  para  todo.  Lo  lanza  con  ímpetu, cierra los párpados e intenta concentrarse en algún momento feliz para así poder  volar como Campanilla. No lo consigue; le debe faltar el polvo de hadas, piensa. El cordel se  rompe sin apenas darle tiempo a reaccionar. El cuerpo del yoyó cae al suelo y rueda hasta  la  puerta  de  la  habitación  hasta  chocar.  Sofía  lo  recoge,  temerosa.  No  escucha  ningún  ruido tras ella; eso la alivia. La abre con desasosiego y sale al pasillo, sombrío y expectante.  Pregunta por mamá. Nadie contesta. Lo vuelve a hacer en un tono más elevado. Obtiene la  misma  respuesta.  El vacío  del  silencio  lo  ocupa  otra  vez el  miedo.  Acude al  baño,  donde  suele  esconderse  su  madre,  llorosa,  cada  vez  que  discute  con  él.  No  está  allí.  Sofía  ve  cristales rotos en el suelo del salón. Se acerca con cautela, desconcertada. Ve la mano de  su madre en el suelo, inmóvil, rígida. El miedo la ha invadido definitivamente, no tiene su  yoyó.  Ve  a  su  madre.  Se  acerca  a  ella.  Tiene  la  cara  ensangrentada.  Aquellas  palabras  llenas de heridas debieron hacerla daño. Se esfuerza en llorar, pero no le sale. Acaricia la  piel  de  la  penúltima  escena  trágica  de  su  vida  y  coge  el  teléfono.  Mientras  realiza  la  llamada, Joel despierta de su sueño. Llora. Sofía es consciente de que, a partir de ahora,  sólo va a poder jugar a ser mayor.           

39 RománTica'S


TOHRMENT, «EL HERMANO ATORMENTADO»

  A  muchos  os  gustará,  a  otros  no  tanto,  pero  si  algo es cierto es que este personaje nos ha hecho  vivir  momentos  duros  y  no  tan  felices,  al  igual  que  todos  los  y  las  protagonistas  de  la  serie  «La  Hermandad de la Daga negra» de J. R. Ward.  Lo  primero  que  podemos  predecir  de  este  vampiro, líder de la Hermandad de la Daga Negra,  es que su historia va a estar plagada de tormento,  como  su  nombre:  Tohrment.  Que  nadie  lo  confunda  con  el  hijo  de  Odín,  Thor,  pues  como  sabréis todos los que os habéis leído la serie, un  martillo a lo mejor no, pero un par de dagas no se  las quita nadie.  Las  primeras  intervenciones  de  Tohrment  en  la  historia  general  de  «La  Hermandad  de  la  Daga  Negra» están llenas de amor, de familia y de una  relación tan profunda con su shellan Wellsie, que  todos los demás Hermanos no comprenden cómo  se  ha  podido  dejar  controlar  por  una  mujer.  Lo  consideran,  hablando  en  términos  simples  y  llanos  —y  sin  tapujos  en  la  lengua—,  un  calzonazos.  Valiente  a  más  no  poder,  pero  un  calzonazos.   Yo  prefiero  considerarlo  un  verdadero  macho  alfa.   A  lo  largo  de  toda  la  historia,  se  le  ha  puesto  la  zancadilla  en  más  de  una  ocasión.  Pero  donde  más lo aplastaron y lo dejaron a medio matar, fue  con la muerte de su shellan, y por consiguiente, la 

RománTica'S 40

de su  hijo  no  nato.  Cualquiera  que  haya  experimentado  la  muerte  de  un  ser  querido  podrá  entender  qué  es  lo  que  se  siente  cuando  todo lo que más quieres se te va para siempre de  tu  vida.  Todo  lo  que  se  tenía  planeado  para  el  futuro, de repente ya no está. Tu familia te mira  con pena, como si desearan que tu suerte nunca  les llegue a ellos… Y eso fue lo que dio comienzo  al cambio brutal que el personaje experimenta en  su libro, Amante renacido.   Tohr  se  deprimió,  se  intentó  suicidar,  no  quería  vivir, pero aun así, consiguió seguir adelante. A lo  mejor no tenía a Wellsie o a su futuro hijo con él,  pero  sí  a  sus  Hermanos,  y  a  John,  el  hijo  que  ya  consideraba  como  suyo  y  que  a  su  vez,  era  la  reencarnación de su mejor amigo Darius. El golpe  fue  duro,  sí,  pero  las  consecuencias  de  ello  siempre  traen  algo  mejor.  Como  dice  el  refrán…  El  Omega  aprieta,  pero  no  ahoga  (porque  la  Virgen Escribana no lo va a permitir).  Así  es  cómo  Tohr  conocerá  a  N’Adie,  o  mejor  dicho,  cómo  volverá  a  encontrarse  con  ella  de  nuevo tras varios siglos. Sin saberlo, sus destinos  habían estado unidos desde siempre, al igual que  el de John (Darius), siempre había estado unido al  de Xhex (hija de N’Adie).  Juntos deberán dejar atrás el pasado y abrazar el  presente,  para  así  poder  renacer.  Si  algo  nos  enseña  este  personaje,  es  que  no  podemos  aferrarnos  a  un  pasado  que  terminó  y  que  no 


llevó a  más,  que  no  podemos  desesperarnos  porque todo lo que queríamos se había escapado  de nuestras manos por culpa de tus enemigos. Y  sí,  a  Tohrment  le  costó,  pero  lo  consiguió.  Y  ya  solo  por  eso  se  merece  subir  al  Olimpo  y  ser  inmortal para toda la eternidad. 

Puede que no todos sus comportamientos hayan  sido los más adecuados, pero más vale tarde que  nunca,  ¿no  es  cierto?  Lo  importante  es  crecer,  y  saber dónde y cuándo pasar página para abrazar  algo  mucho  mejor  que  lo  que  hemos  dejado  atrás.   Si  tuviera  que  nombrar  una  característica  de  los  personajes de esta serie, sería realista. J.R. Ward  nos  envuelve  en  un  mundo  con  personajes  no  idealizados  y  con  problemas  que  tiene  la  gente  normal y corriente (aunque estén como un queso  a  nuestros  ojos,  ¡ñam,  ñam!).  Y  Tohrment  no  es  para  menos.  Si  cabe,  podría  decir  que,  a  su  manera,  es  uno  de  los  personajes  que  peor  lo  pasa y que más sufre de toda la serie. Algunos y  algunas me querréis tirar tomates y todo tipo de  vegetales  ahora  mismo,  pero  es  verdad  (¡y  mira  que  soy  fan  Vishous  a  más  no  poder!).  Zsadist,  Vishous,  Phury,  Rehvenge,  John…  todos  han  sufrido,  no  lo  niego,  pero  han  sufrido  por  ellos  mismos.  Por  algo  que  se  le  ha  infligido,  física  o  mentalmente,  a  su  persona.  ¿Pero  Torhment?  Torhment ha sufrido por otra persona. Tohrment  sufrió por amor.  Si  ese  no  es  motivo  suficiente  como  para  convertirlo en Dios del Olimpo, nada lo será. Artículo: Yuliss M. Priego   

41 RománTica'S


RomรกnTica'S 42


La próxima apuesta   JR de B de Block, el sello    juvenil de Ediciones B.    Una autora que, desde  que lanzó su novela al    mercado lo ha revolucio‐   nado y ha creado verda‐ deros adictos a su novela.    Una entrevista de…    Eva Rubio y Rocío Muñoz      Hola  María,  muchas  gracias  por  conceder  esta  entrevista  a  JR  en  nuestro  espacio  de  RomanTica'S.  Para  que  los  lectores  te  conozcan  ¿qué  nos  dirías  de  ti?  y  ¿cómo  te  describirías  como autora?  Gracias a vosotras por dedicármela. La verdad es  que  no  hay  mucho  que  decir  sobre  mí,  soy  una  persona  bastante  tímida  y  me  cuesta  hablar  de  mí  misma.  Paso  mis  días  escribiendo  y  entre  lecturas,  hábitos  un  poco  solitarios  que  acrecientan  esa  timidez,  y  el  resto  de  mi  tiempo  se lo dedico a  mi familia y a mis hobbies.  Como autora no sabría definirme. Acabo de llegar  a  este  mundo  literario  y  aún  estoy  aprendiendo,  dándole  personalidad  a  mi  estilo.  Un  estilo  con  unas influencias de la literatura anglosajona muy  evidentes  y  marcadas  en  mis  textos,  y  que,  por  suerte,  es  algo  que  los  lectores  encuentran  positivo  en  mí.  No  soy  nada  metódica,  ni  organizada,  y  escribo  por  puro  instinto  e  improvisación.    ¿En  qué  momento  decidiste  autopublicarte?  Cuéntanos cómo fue el proceso.  La novela que he autopublicado es la primera que  escribí, por lo que es muy especial. Gracias a ella  conseguí que mi agente se fijara en mí. Le gustó  mi  estilo,  mi  forma  de  escribir  y,  aunque  la  historia en sí no las tenía todas consigo para que  tuviera  posibilidades  de  publicación,  decidió  representarme y probar suerte en las editoriales.  Pacto de Sangre  fue  rechazada  por  tratar  una  temática  muy  explotada.  Y  llegado  ese  punto,  y 

con  una nueva novela recién acabada,  hubo que  decidir qué hacer con ella. Guardarla en un cajón  me  resultaba  triste,  y  resolví  que  la  autopu‐ blicación  era  una  aventura  que  merecía  la  pena  vivir, y que me aportaría opiniones sobre mi obra  de lectores completamente imparciales.   Así ha sido, la novela ha gustado, a unos más que  a  otros;  hay  a  quien  nada  de  nada.  Pero  en  sus  críticas  siempre  hay  un  punto  en  común,  destacan  que  han  disfrutado  con  mi  forma  de  narrar  y  que  volverían  a  leer  algo  mío.  Para  un  escritor,  eso  es  lo  mejor  que  un  lector  le  puede  decir. 

Espacio Juvenil Romántica

MARÍA    MARTÍNEZ     

Fue más  difícil  tomar  la  decisión  de  lanzarme  a  publicar  como  autora  indie,  que  el  proceso  de  hacerlo. Preparar la edición fue sencillo, contaba  con  personas  que  conocían  el  medio  y  que  me  echaron una mano. La mejor parte fue diseñar la  portada,  elegir  las  fotografías  y  montarla.  Tenía  muy claro desde el principio lo que quería y Nune  Martínez, la diseñadora, hizo realidad mi visión. A  los lectores parece que también les ha gustado.  Recientemente  autopublicaste  Pacto de Sangre,  una  historia  Juvenil  Romántica  que  es  el  inicio  de  una  trilogía.  ¿Qué  nos  puedes  contar  acerca  de la misma?  Pacto de Sangre  nació  como  un  reto  personal.  Siempre había escrito cuentos y relatos, y quería  ver  si  era  capaz  de  empezar  una  novela  y  terminarla,  con  las  complejidades  que  supone  desarrollar  un  argumento  con  sentido  y  saber 

43 RománTica'S


llevarlo de principio a fin. Lo hice en un momento  en  el  que  el  boom  vampírico  estaba  en  su  máximo  apogeo  y  yo  devoraba  estas  sagas;  y  se  nota  en  el  libro.  Decidí  convertirla  en  trilogía  y  darle  una  personalidad  propia  a  la  historia,  alejarla  de  esas  primeras  influencias,  y  creo  que  es  algo  que  estoy  consiguiendo  en  las  continuaciones,  donde  la  acción  se  duplica  y  se  vuelve  frenética  en  algunos  momentos,  con  nuevos  personajes  que  nada  tienen  que  ver  con  los vampiros.  En  tres  palabras,  ¿cómo  describirías  a  tus  protagonistas masculinos? ¿y a los femeninos?  Atormentados,  fuertes  de  carácter  e  increíble‐ mente románticos.  Ellas  suelen  ser  independientes,  decididas  y  un  poco cabezotas.  Hace  unos  días,  anunciaste  en  Facebook  que  publicas  un  libro  juvenil  por  una  editorial,  del  que  aún  no  tenemos  datos  ¿Qué  puedes  adelantarnos de la historia? ¿Habrá romance...?   Sí, el próximo mes de mayo publicaré una novela  con B  de  Blok, el sello juvenil de Ediciones B. Lo  cierto es que aún no puedo adelantar mucho, por  no decir nada, pero sí puedo asegurar que es una  historia  donde  la  acción  y  la  tensión  se  palpan,  con  personajes  fuertes  y  muy  sólidos.  Y  desde  luego que habrá romance. El amor es uno de los  ingredientes  importantes  de  esta  novela.  El  sentimiento que crece entre los protagonistas, es  el  que  les  mueve  a  luchar  y  a  enfrentarse  a  los  caprichos que el destino les impone.   ¿Cuáles  son  los  autores  de  novela  Juvenil  Romántica que más te gustan y sueles leer?  Leo  muchísimo.  Cada  vez  que  abro  un  libro  lo  hago con la mente en blanco, libre de prejuicios y  comparaciones; y es muy raro que un libro acabe  por  no  gustarme,  siempre  les  encuentro  algo  especial.  Pero  me  decanto  muchísimo,  desde  siempre,  por  los  autores  anglosajones  de  ficción  fantástica y paranormal, por ser éste uno de mis  géneros  preferidos.  Autores  como  Becca  Fitzpatrick,  Lauren  Kate,  Cassandra  Clare,  Josephine  Angelini  o    M.  Curley  son  de  mis  preferidos.  ¿Tienes alguna manía o costumbre  a la  hora  de  escribir?  Pensaba  que  no,  pero  sí  tengo.  Me  he  dado  cuenta  de  que  llevo  a  cabo  un  pequeño  ritual  antes  de  sentarme  frente  al  ordenador.  Suelo  preparar  café,  bebida  que  consumo  en 

RománTica'S 44

cantidades astronómicas,  enciendo  una  vela  aromática  y  organizo  mis  notas  sobre  la  mesa  (notas  que  al  final  no  suelo  usar  porque  acabo  improvisando),    junto  con  un  bloc  y  un  par  de  bolígrafos. Pongo música y... a escribir.  Como  autora,  ¿cuál  es  la  pregunta  que  más  veces te han hecho?  Hasta  hace  unos  días  no  habría  tenido  una  respuesta clara a esta pregunta, pero ahora sí. En  las  últimas  dos  semanas  los  emails  en  mi  correo  se  han  triplicado  y  en  casi  todos  se  repiten  las  mismas  cuestiones:  Los  lectores  quieren  saber  qué libros he escrito, dónde pueden conseguirlos  y  cuándo  se  publicarán  las  continuaciones.  Y  quiénes  aspiran  a  publicar,  me  preguntan  por  la  fórmula  que  me  ha  llevado  a  conseguir,  en  apenas algo más de año y medio, que una de las  mejores  agencias  de  país  haya  querido  representarme  y  que  una  editorial  como  Ediciones  B  se  haya  decidido  a  publicarme  una  novela.  La  respuesta  a  ésta  última  no  la  tengo,  sólo  he  sido  constante  y  he  intentado  hacerlo  lo  mejor que sé. 


¿Qué otros proyectos tienes en mente?  ¡Muchos, demasiados! En este momento trabajo  en  una  novela  juvenil  «realista»,  que  se  aleja  completamente  de  todo  lo  que  he  escrito  hasta  ahora.  Una  historia  de  amor  en  la  que  los  personajes  deben  afrontar  y  luchar  contra  el  drama en el que se han convertido sus vidas, por  los  varapalos  del  destino  y  unas  familias  que  no  son  perfectas aunque lo parezcan.  De forma paralela, escribo otra novela, de nuevo  dentro  del  género  paranormal,  mucho  más  adulta, oscura y violenta.   Para  cerrar  la  entrevista,  te  deseamos  todo  el  éxito  para  tu  próxima  publicación.  Sólo  nos  queda  preguntarte:  ¿qué  consejos  le  darías  a  otros escritores que como tú sueñan con ver su  obra en papel?  No  soy  quien  para  dar  consejos,  pero  sí  tengo  claro  que  hay  que  leer  mucho.  Leyendo  a  otros  autores,  conociendo  su  estilo,  cómo  describen,  desarrollan los diálogos, etc..., se puede aprender  bastante.  Las  palabras,  el  lenguaje,  son  las  herramientas  del  escritor  y  debe  conocerlas.  No  basta  con  tener  una  buena  historia,  hay  que  saber  escribirla,  escribirla  bien,  y  que  cobre  vida  en las páginas con una coherencia de principio a  fin,  que  enganche  desde  el  inicio  y  mantenga  la  atención hasta un final sorprendente.   Y, desde luego, escribir mucho. Tratar de hacerlo  todos  los  días,  sin  excusas,  sacar  tiempo  aunque  sólo  sea  para  garabatear  un  par  de  párrafos.  No  se puede depender sólo de la inspiración, a veces  desaparece durante un tiempo y hay que forzar a  la  imaginación  con  constancia.  Solo  eso,  el  resto  lo  hace  el  tiempo,  el  esfuerzo,  y  puede  que  un  poquito de suerte.  Muchísimas gracias por vuestros buenos deseos y  por darme la oportunidad de que, a través de las  respuestas,  los  lectores  puedan  conocerme  un  poco más. Un abrazo. 

WILLIAM  

Es el personaje   principal de su historia.  un guerrero temible y letal,  callado y distante, cuya mirada  esconde grandes secretos y un  corazón frío como el hielo.  Un vampíro único cuyo don,  poder vivir bajo el sol, le hace  ser especial y la esperanza que  su raza necesita.   

   

45 RománTica'S


RomรกnTica'S 46


BLUE     JEANS       Sin duda alguna, un aire fresco dentro de  la literatura consiguiendo echar por tierra    la  repetitiva  idea  de  que  los  jóvenes  no  leen  (mira  que  cansa  escuchar  esto).  Un    chico,  que  estudió  periodismo  deportivo  pero   que  terminó  enganchado  a  un  teclado  de  ordenador  con  el  que  ha    logrado dar forma a miles de ideas que se  han impreso en un papel.      Un artículo de: Mercehe Diolch        Este  bimestre  toca  hablaros  de  una  Serie  Juvenil  o Trilogía, ya que consta de sólo tres volúmenes,  con  la  que  su  autor  ha  conseguido  encandilar  a  los  adolescentes  de  nuestro  país  y  del  otro  lado  del charco. 

   

Todo comenzó  cuando  se  le  ocurrió  colgar  en  Internet  el  comienzo  de  Canciones para Paula,  la  primera  parte  de  esta  Trilogía,  provocando  un  temblor en la Red. El boca a boca, boca a oreja u  ojo a ojo, hizo el resto… Una editorial, Everest, se  interesó  por  la  novela,  por  su  autor  y  la  historia  que  contaba,  y  se  arriesgó  a  publicarla,  consiguiendo grandes éxitos.  Pero vayamos a lo que nos interesa: los libros que  conforman la Trilogía de Canciones para Paula… 

47 RománTica'S


El Primer  Volumen  lleva  como  título  el  mismo  que  la  trilogía,  Canciones para Paula,  y  como  es  una  novela  para  jóvenes  (no  quita  que todos podamos leerla) vamos a utilizar las siglas con las que se  conoce entre sus fans a este libro, CPP, además así es más corto.    Pues  lo  dicho,  CPP,  nos  presenta  a  Paula,  la  protagonista,  una  adolescente  de  casi  17  años  que  se  ha  encandilado  de  un  chico,  Ángel, de 22 años por Internet. Se citan para conocerse en persona,  pero en la espera Paula conoce a Álex.    Y ahí ya hay tomate…                    Junto a ellos están «Las Sugus», amigas de Paula; Mario, hermano de  una de «Las Sugus» que también está enamorado de la protagonista  y  un  sinfín  de  personajes  que  consiguen  que  el  lector  pase  un  rato  entretenido con la lectura de CPP.   

Canciones para Paula es una novela fresca y juvenil que cuenta la historia de Paula, una adolescente de 17 años que se enamora de Ángel, un chico un poco mayor que ella que conoce por internet. Sin embargo, cuando todo les va genial aparece Álex, a quien sólo conoce de un ratito pero cuyo encuentro es de cine. Además, Paula no sabe que tiene un admirador y que está más cerca de lo que se podría esperar… Todo un embrollo de amores y desamores de los que serán testigos sus mejores amigas, «Las Sugus», que no se separarán de Paula.

 

[…]Seis de la tarde de un día de marzo. Mira de nuevo su reloj y se sopla el flequillo. Vistazo a un lado, a otro. Nada. Ni rastro de la flor roja. Dos días antes. Él: “Llevaré una rosa roja para que sepas quién soy”. Ella: “¿Una rosa roja? ¡Qué clásico!”. Él: “Ya sabes que lo soy”. Ella: “Yo llevaré una mochila fucsia de las Supernenas”. Él: “¡Qué infantil eres!”. Ella: “Ya sabes que lo soy”. Seis y cuarto de la tarde de un día de marzo. “Será capullo. Si al final resulta que estas van a tener razón...”.[…]

RománTica'S 48


El Segundo  libro  de  esta  Trilogía,  se  llama  ¿Sabes que te quiero?  o  SBTQ.    En él nos encontramos a Paula sola; ya no están en su vida ni Ángel  ni  Álex,  pero  aparece  de  la  noche  a  la  mañana,  Alan,  un  Mickey  Mouse que se ha traído como souvenir de Francia.    «Las  Sugus»  adquieren  un  mayor  protagonismo,  ya  que  el  autor,  Blue Jeans, profundiza más en el resto de personajes que aparecen  junto a Paula.   

Los problemas que Paula intentó olvidar cuando se fue a París, siguen esperándole a su regreso y no le será nada fácil dejarlos pasar. Surgirán nuevos líos amorosos y desengaños, a los que se sumará un error imperdonable que pudo cometer la protagonista en la «ciudad del amor». Pero no todo girará en torno a Paula, si no que el resto de «las Sugus« también adquirirán un mayor protagonismo en la novela, que se verá salpicada de mentiras, traiciones y problemas realmente serios en la vida adolescente..

[…]Bueno, ¿cenas conmigo esta noche? <<¡Que tío más fresco!>>, es lo primero que se le ocurre a Paula. Nunca se había encontrado a alguien con tanto morro. -Ni en sueños. -Pues es curioso, pero anoche soñé que cenábamos juntos. -¿Si? ¿Era yo o era otra? -Eras tú. ¿Cómo voy a pensar en otra después de haberte conocido? <<¡Bah! No se lo cree ni él... Esa táctica de ligar con ella no resulta. Ese francesito no sabe con quién está hablando>>, piensa Paula.[…]

49 RománTica'S


Y por fin, Cállame con un Beso, la última parte de esta Trilogía, CC1B.  En  esta  novela  la  historia  se  desarrolla  a  caballo  entre  Madrid  y  Londres.  Paula  se  marcha  a  Londres,  con  una  beca  de  periodismo,  lo  que  le  lleva  a  mantener  una  relación  a  distancia  con…  no,  no  puedo  contároslo porque os fastidiaría el libro anterior; lo que sí os puedo  decir es que puede ser Ángel, Álex, Alan o Mario… nadie más.      […]-¡Joder! No dejes… que diga más tonterías y… cállame con un  

beso.[…]

«Las Sugus»  ya  no  existen,  se  han  separado  aunque  puede  que  terminen uniéndose una vez más.  Y aunque con CC1B terminamos la historia de Canciones para Paula,  tengo que mencionar, porque no hay más remedio, ese epílogo que  deja  a  sus  seguidores  con  la  miel  en  los  labios  y  con  una  pregunta  resonando en sus cabezas. 

El tiempo pasa en la vida de Paula. Nuevas experiencias, nuevos amigos, nuevas dificultades... la distancia es mal rival para el amor. Tendrá que tomar decisiones importantes, pero ninguna de ellas será fácil. Y menos después de todo lo que pasa en Londres... Álex está empeñado en convertirse en un gran escritor, aunque tiene otras cosas en su mente que le preocupan. Diana y Mario, por su parte, se verán envueltos en situaciones al límite donde deberán elegir cuál es la mejor opción. Las Sugus ya no existen, pero... ¿algún día podrían volver a unirse? En aquellos días de diciembre, parece muy complicado.

La Trilogía  Canciones  para  Paula  (CPP)  nos  ofrece  una  historia  fresca,  adictiva,  dulce;  que  intercala  entre  sus  letras,  situaciones  distintas,  momentos  temporales  y  personajes,  consiguiendo  que  el  lector se enganche con cada una de sus páginas. Otorga a su lectura  agilidad,  rapidez,  consecuencia  sobre  todo  del  uso  de  frases  cortas  por parte de su autor.  Unas  novelas  en  las  que  Blue  Jeans  consigue  simpatizar  con  los  jóvenes de hoy en día, ya que muchos de ellos se ven identificados  con situaciones que han vivido o que han experimentado conocidos  suyos.  Una Trilogía que posee una BSO propia (en cada uno de los libros se  mencionan  canciones  conocidas),  con  una  canción  creada  para  la  ocasión, una página oficial (www.cancionesparapaula.com) en la que  podéis incluso vestir a Paula y que, todo unido, junto a sus libros, ha  conseguido,  sin  demasiados  esfuerzos,  catapultar  al  estrellato  a  su  autor, ya que Blue Jeans posee un gran elenco de admiradores que  le siguen allá por donde va.   

RománTica'S 50


DÍA DE SAN VALENTÍN O DÍA DE LOS ENAMORADOS  Todas  nosotras  sabemos  que  el  día  de  San  Valentín  o  día  de  los  Enamorados  se  celebra  el  14  de  Febrero.  ¿Pero  alguna  de  nosotras  se ha llegado a plantear por qué ese día y no otro?  También  hay  muchos  que  opinan  que  surgió  únicamente  por  el  interés  de  los  grandes  centros  comerciales  aunque  en  realidad,  su  origen  verdadero  se  remonta  a  la  Antigua  Roma,  en  concreto  a  la  época Imperial.  San Valentín, en realidad, fue un sacerdote cristiano que vivió en el  siglo  III  durante  el  gobierno  del  emperador  Claudio  II  quién  decidió  de  manera  unilateral  prohibir  la  celebración  de  los  matrimonios  entre  jóvenes  y  todo  ¿por  qué?  Porque  el  buen  señor  opinaba  que  un soltero podía dedicarse de manera más comprometida al ejército  si no tenía cargas familiares. ¡Menuda chaladura!  Pues  bien,  este  sacerdote  se  impuso  y  desafió  valientemente  al  emperador  y  comenzó  a  celebrar  matrimonios  en  total  y  absoluto  secreto. Lo que viene a continuación en su historia es un tanto más  sorprendente y fruto ya de mitos o leyendas. Pero huelgue decir que  desde  entonces  y  hasta  nuestros  días  una  marca  se  impuso  en  el  calendario gregoriano: 14 de Febrero, día de su nacimiento en honor  de  todo  lo  que  este  hombre  logró  para  que  hombres  y  mujeres  pudieran darse el sí quiero.  Pues bien,  después de esta introducción, comencemos con la  parte  romántica de este día. El día más romántico del año, el día en el que  tienen  lugar  encuentros,  reencuentros  y  millares  de  pedidas  de  mano. Porque el amor, ¡ay el amor! El amor es universal. Incluso los  más  escépticos  pueden  ser  atravesados  en  el  momento  más  insospechados por las flechas de nuestro querido Cupido.  Y, hablando de Cupido. ¿Cómo no creer en un dios, aunque éste sea  menor,  cuya  madre  es  Venus,  diosa  del  amor,  belleza  y  fertilidad  y  Marte, dios de la guerra? Curioso matrimonio el de éstos dos, ¿no?  ¿Sois conscientes de lo simbólico de este hecho? Venus, la diosa del  amor.  Marte,  el  dios  de  la  guerra.  La  guerra  normalmente  viene  precedida  por  un  conato  de  odio  entre  dos  partes  enfrentadas.  Un  dicho  bastante  certero  a  mi  parecer:  «Entre  el  amor  y  el  odio  solo  hay un paso». ¡Y ya lo creo que lo hay!  Chicas,  no  sé  vosotras.  Pero  a  mí  me  encanta  ese  «angelito»  representado  con  alas  y  armado  de  arco,  flechas  y  aljaba.  Aunque  prefiero  imaginármelo  como  un  tío  cañón,  como  la  representación  que nos hace Kenyon de Eros (su equivalente en la mitología griega)  en  su  serie  de  los  Cazadores  Oscuros  en  lugar  de  como  un  niño  regordete con alas.  Y, no nos olvidemos de Psique. La leyenda de estos dos es digna de  mención  y  os  recomiendo  que  le  prestéis  atención  a  la  misma.  Si  bien no continuaré soltándoos el rollo de quién era Cupido, Psique y  demás deidades. Lo que nos interesa es lo que representa: el amor,  el flechazo. 

51 RománTica'S


Ese sentimiento  maravilloso  que  empieza,  la  mayoría  de  las  veces,  como  un  vendaval  que  te  arrastra  y,  que  al  igual  que  un  tornado,  arrasa con todo a su paso. El hilo conductor de todas y cada una de  las  novelas  del  género  que  más  adoramos  quienes  leemos  esta  publicación.  Las  mujeres  nos  volvemos  tontas  y,  lo  que  es  peor,  ¡ciegas!  cuando  este  sentimiento  nos  levanta  los  pies  del  suelo.  ¿Y  por  qué?  Pues  parafraseando  a  Barbra  Streisand  en  la  película  las  dos  caras  del  amor  «Porque  cuando  sucede,  y  mientras  dura…  ¡Te  sientes de puta madre!»  ¿Os  interesaría  saber  cuándo  aparecieron  las  primeras  tarjetas  de  San  Valentín?  Pues  fue  hacia  1840.  Sí,  habéis  leído  bien.  Hace  ya  siglo y medio de ello y todo se lo debemos a Esther A. Howland, una  americana que fue, al menos para mí, una visionaria. 

La mejor carta que recuerdo en TV  fue la escrita por Álvaro Aguilar a  Beatriz en la serie de TV «Yo soy  Bea» cuando él estaba en prisión 

5 declaraciones originales  que nuestros protagonistas  han utilizado para «cazar»  a su chica  1.‐ Las palabras que intercambian en «El  beso del Highlander» a través de una  puerta sus protagonistas.  2.‐ La declaración de Beau Birmingham  en «La frágil llama del amor» 

Pero, a  veces,  es  realmente  difícil  resumir  en  un  par  de  líneas  que  entran  en  una  tarjeta  lo  que  el  corazón  desborda.  En  muchas  ocasiones,  es  necesario  varios  folios  para  poder  desarrollar  lo  que  llevamos dentro.  A  veces,  es  imprescindible  coger  papel  y  bolígrafo,  sentarse  tranquilamente  en  algún  lugar  que  invite  a  la  serenidad  y  a  la  relajación y anotar en él todo lo que tu alma necesita expresar.   Son las llamadas cartas de amor.  ¿Alguna  vez  habéis  escrito  alguna?  Imagino  que  sí.  Yo  he  escrito  varias.  Curiosamente  siempre  para  la  misma  persona  pero  imagino  que muchas de vosotras lo habréis hecho para personas diferentes.   Yo soy de la opinión que cuando estás sola y tienes tu mente en la  persona  que  ocupa  tus    pensamientos  es  el  momento  de  dejarse  llevar, de volcar en ese papel lo que no eres capaz de decirle a la cara  y  mirando  a  los  ojos  a  la  persona  que  es  la  dueña  de  todos  tus  sentimientos.  Hoy día, el arte del carteo postal está un tanto obsoleto. Hoy día, el  correo  electrónico  ha  suplido  el  noble  arte  del  escrito  manual  y  mi  opinión es que le resta un poco de la intimidad que se crea entre el  papel, el boli y tú o quizás es que soy una fiel defensora de las viejas  costumbres, del noble arte de lo manuscrito. Además no es lo mismo  guardar en el ordenador personal una carta personal que guardarla  los viejos sobres en una caja de cartón atados con una ajada cinta y  cuyo aroma se va espesando en ella con el tiempo.  El  olor  del  papel  y  de  la  tinta  es  indescriptible  y  el  tacto  de  los  recuerdos… 

3.‐ Las palabras que se dirigen los  protagonistas de «Adicta al trabajo»  cuando se declaran su amor. 

¿Son las cartas de amor un recuerdo polvoriento? Para mí no. Para  mí es, sencillamente, el hacer de los viejos románticos como yo. 

4.‐ En «Aquerón» nuestro Ash se declara  a través de la canción Saving me 

María Martínez  Franco,  más  conocida  por  nosotras  como  Arlette  Geneve, nos ha ofrecido una tan hermosa como sentida salida de la  mismísima pluma de Andrew Beresford, el protagonista de «Bésame,  canalla». 

5.‐ En el libro de Lena Valenti «El libro  de la sacerdotisa» el significado que  tiene que Ruth le quite el collar a Adam. 

RománTica'S 52

Por ello, este artículo no estaría completo sin una de ellas. 

Disfrutad de ella al igual que lo hice yo y… ¡FELIZ SAN VALENTÍN! 


La vi por primera vez y me robó la tranquilidad junto con el sueño. Estaba sentada en una quietud que me intrigó. Ella me miraba de forma penetrante, como si mi presencia no la intimidara en absoluto. Observé su pelo negro, lleno de rizos y ondas que enmarcaban su rostro perfecto haciéndola parecer un ángel. No habló, se mantuvo en silencio contemplado todo a su alrededor con inocente curiosidad que provocó un salto de mi estómago. Estaba plantado frente a ella sin atreverme a dar un paso en una dirección o en otra. Ensimismado contemplando su precioso rostro en forma de corazón. Sus rosados labios, que no me ofrecían la sonrisa que mi ser esperaba aunque sin ser consciente. Ladeó el rostro e inspiró profundamente al mismo tiempo que pestañeaba, y ese gesto, el suave aleteo de sus pestañas negras, fue como si hubiese provocado un maremoto en los ríos de mi sangre. ¡Me mareaba! Sentí un nudo en la garganta, una opresión dentro del pecho que amenazaba con asfixiarme. Me latía el pulso en las sienes, me sudaban las manos, y entonces, una ligera sonrisa comenzó a curvar sus labios de fresa provocando con su acción una respuesta mía inmediata: la de protegerla. Hasta ese momento desconocía la fiera que habitaba en mi piel y dormitaba en mis huesos. El león depredador que defiende su territorio del más fiero peligro. Yo, un canalla seductor, había caído como un títere bajo su sonrisa devastadora. Única. La vi allí sentada y pensé que nada podía ser más perfecto y sublime. Que un hombre como yo no se merecía el regalo de una persona como ella. Y por eso la amé al instante con todas mis fuerzas. Con todo el amor que mi corazón era capaz de producir. Nada podría ya romper el lazo invisible que habíamos creado juntos. La unión espiritual que hemos abrazado y que perdurará en el tiempo y en la distancia. La amo, la amo tanto que moriría si sus ojos no me mirasen de nuevo. Por ello te doy las gracias Rosa. Por el maravilloso premio que me has brindado: una preciosa y maravillosa hija. Un ser a quien amar por encima de todo. Al que proteger con todas mis fuerzas. Vivo por y para ella, pero sobre todo, moriría por ella. Andrew Robert Beresford

53 RománTica'S


RomรกnTica'S 54


55 RomรกnTica'S


Las librerías deberían estar señalizadas  en los mapas como zonas peligrosas.  Marcadas como establecimientos poco  recomendables. Como anomalías    sospechosas en la geografía comercial.  Nadie sabe explicar a dónde conduce la    puerta de una librería.    Por eso los que entran tardan tanto en  salir. Se han perdido. A veces, para  siempre. Los libreros son gente  extraña.  ¡Abrir una librería! Piénsalo, hermano.  Mira a derecha e izquierda. Consulta el  reloj. El móvil. Lo  que sea. Mueve ese  culo. Disimula.  ¿Vas a entrar? No me jodas. ¿Vas a  entrar, de veras, en una librería?  Manuel Rivas 

La alta sociedad londinense  cuenta con su Cupido  particular. Devin Baldwin,  reconocido criador de  caballos, se dedica  ocasionalmente a emparejar  a jóvenes casaderas con  caballeros adecuados,  utilizando para ello la teoría  del magnetismo animal.. 

Costa de Dublín. Bruno, un  estadounidense que acaba de  perder su empleo en Lehman  Brothers, llega a Irlanda en  busca de sus raíces. Addie,  una arquitecta sin trabajo, se  está recuperando de un  desengaño amoroso mientras  cuida de su padre  convaleciente.. 

El Pacto de Silencio suscrito  por los Psi implica la  represión de toda emoción y  tiene un coste que está  haciendo mella en esa raza.  Se han convertido en una  comunidad ingobernable... 

RománTica'S 56

  Owen se enamoró de Avery  Elena Robles, huérfana desde  cuando tenía cinco años, y no  niña, regresa después de  dejó de sentirse atraído por  varios años de ausencia a La  ella durante toda la  Dorada, el cortijo de la  adolescencia, cuando ella era  serranía de Ronda donde  la animadora más hermosa  vivió su infancia, convertida  del equipo que Owen  en una rica heredera.   capitaneaba en el instituto.  Muchos años depués un beso  fugaz... 


57 RomรกnTica'S


Tras un sueño en el que su  antepasada le ruega que la  ayude, Gabriela viaja a  Venecia para aclarar un  suceso ocurrido en el siglo  XVIII. En la ciudad de los  canales tropieza con Mario,  un atractivo italiano que… 

   

Álvaro, Celia y Nico, tres  Juliana Fiori es un espíritu  amigos que lo compartieron  apasionado. Es impulsiva,  todo de niños se reúnen en el  valiente, decidida y poco le  funeral de un pariente  importa lo que opine el resto  millonario que, ¡oh,  de la alta sociedad  sorpresa!, les ha dejado en  londinense, lo que la  herencia su bodega  convierte en el blanco  centenaria y sus ricos  favorito de los cotilleos de la  viñedos...  ciudad....       

Cristina Olabide lleva casi  toda su vida adulta tratando  de sacar adelante sus dos  negocios: una colección de  prendas de abrigo de  inspiración rústica y la casa  rural que ha instalado en el  torreón familiar en el que  vive. 

RománTica'S 58

Griffith tiene bastante  De camino a su boda,  experiencia en los campos de  Clarinda Cardew es  batalla. Después de haber  secuestrada por corsarios en  ayudado a asegurar la llegada  alta mar junto a Poppy, su  al trono del rey Tudor, se  mejor amiga. Ambas mujeres  convierte en su más fiel  están seguras de que serán  vendidas como esclavas. Pero  emisario. Por eso no duda ni  un segundo cuando el  el destino quiere que vayan a  parar a manos de un sultán…  monarca lo envía a proteger  a Marian... 


Hace tiempo que para Gema  Silvia tiene determinación,  nada tiene sentido. La joven  grandes ideas y un espíritu de  se debate entre su aprensiva  sacrifi cio insuperable, pero  madre y su sobrino, mientras  no cuenta con el irresistible  intenta salir adelante con un  Daniel Soler, uno de los  modesto sueldo de auxiliar  creativos más famosos del  administrativa en una oficina.  país, que se interpondrá en  Una tarde de compras  sus planes para conseguir el  navideñas...  mayor ascenso de su vida...             

La noche en que Beatrice de  Withler muere, sus nietas — Nicole, Jacqueline y  Alexandra— se ven obligadas  a huir y esconderse de su  siniestro tío, quien pretende  venderlas al prostíbulo de  madame Boulord. Las niñas  deberán olvidar el mundo  que han conocido hasta  entonces… 

Poco antes de Navidad, lady  Sophie decide refugiarse  unos días en la mansión  londinense del duque de  Moreland. Ella sólo busca  algo de paz y tranquilidad,  pero lo que encuentra es a  un bebé abandonado…   

Regina Finch se ha ganado a  pulso su puesto en la sede  central de la Biblioteca  Pública de Nueva York. Pero  un encuentro fortuito con  Sebastian Barnes, millonario,  exitoso fotógrafo y principal  mecenas del centro,  transformará su austera y  aburrida existencia en una  vida llena de acción... 

Un joven se ve obligado a  vender su cuerpo a cambio  de dinero. Una muchacha  discreta y recatada es testigo  del lujurioso acto.  Siete años más tarde, estas  almas atormentadas se  encuentran para calmar una  atracción irresistible....  

59 RománTica'S


Cameron McKenzie nunca ha  conocido a nadie como ella:  una guionista en paro,  heroína de pacotilla,  delincuente ocasional y un  poco chiflada; en ocasiones  una bruja y en otras, una  amiga leal capaz de  arriesgarlo todo….     

La doctora Alexandra Blake  va a dar una serie de  conferencias, pero los  nervios que siente en el  estómago tienen una causa  mucho más excitante…  Después de la conferencia se  va a encontrar con Jeremy  Quinn, famoso doctor y  peligroso ex amante... 

Nicole Gilbert es una  prestigiosa psiquiatra de  Washington que, ante el reto  de valorar los posibles  trastornos de conducta de  una adolescente, Allyson  Shada, se ve en la obligación  de regresar a Boston, su  ciudad natal, donde cinco  años atrás dejó abandonada  toda su vida. 

Dominik debe regresar a Londres tras su interludio en Nueva  York, pero se plantea seriamente trasladarse a la Gran Manzana  para estar con Summer. Mientras tanto, ella ve cómo su trabajo  duro empieza a dar frutos, y consigue su primera actuación como  solista. También debe decidir qué hacer respecto al interés que el  director de su orquesta, Simón, manifiesta por ella. Dominik llega  finalmente a Nueva York, pero su tiempo junto a Summer es  efímero, ya que su actuación como solista tiene tanto éxito que  enseguida inicia una gira por todo el país.   Comienza una época frustrante para la pareja, que apenas tiene  tiempo para hablar. 

RománTica'S 60


Ashley, la transgresora y  feminista; Rich, el amigo  perfecto, siempre adorable;  Donna, la fiestera y  despreocupada; Jack, el  deportista responsable; Cass,  la dulce y eterna emparejada;  Ollie, el divertido ligón del  grupo; Sarah, romántica e  inocente.     

Una ciudad dividida.  La abuela de Scarlet Benoit  Un amor destinado a durar  ha desaparecido. Hay muchas  para siempre.  cosas que Scarlet no sabía  Una mentira que puede  sobre su abuela y sobre el  destruirlo todo.  terrible peligro en el que ha  Arla Rose pertenece a una de  vivido toda su vida... Para  las familias con más poder de  encontrar a su abuela  Nueva York y está prometida  desaparecida, Scarlet  con Thomas Foster, el hijo de  deberá…  los enemigos más acérrimos  de su familia.... 

    Vuelven las sirenas divinas, intrépidas y peligrosas. La clase de  chicas que envidias, la clase de chicas que te gustaría odiar. Lo  único que quería Harper era vivir una vida normal y corriente.  Pero todo cambió el día en que su hermana Gemma empezó a  frecuentar un trío de chicas tan atractivas como misteriosas y, de  repente, se marchó con ellas. En su empeño por encontrarla,  Harper deberá hacer frente a peligros inimaginables.    

61 RománTica'S


CHIC‐LIT

ACTUAL

PARANORMAL

  ERÓTICAS  

RománTica'S 62


63 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 64


65 RomรกnTica'S


Lisa Kleypas nos transporta de nuevo a los hermosos parajes de Friday Harbor, esta  vez para contarnos la historia de Zoë, la dueña de una posada que lo tiene todo pero  ha renunciado al amor. Aunque es una mujer atractiva y romántica, Zoë Hoffman ha  sufrido  tanto  en  el  pasado  que  ya  no  quiere  entregar  su  corazón  a  nadie.  Y  mucho  menos a Alex Nolan.  Alex es el más atormentado de los hermanos Nolan. Bebe para mantener a raya a los  demonios  que  lo  acechan  y  no  es  que  haya  renunciado  al  amor,  sino  que  directamente no cree en él. Zoë y Alex son como el agua y el aceite, como el hielo y  el  fuego,  como  el  sol  y  la  sombra.  Pero  a  veces  basta  un  tenue  rayo  de  luz  para  ahuyentar la oscuridad.  El lago de los sueños tiene todas las cualidades que caracterizan las novelas de Lisa  Kleypas: romanticismo, intensidad, emotividad y magia.... 

Inmediatamente Alex supo que estaba en un lío, en uno en el que nunca había estado. Le bastó con un vistazo a aquellos ojos azules. Lo dejaron KO, desarmado. El deseo y la alarma lo dejaron paralizado. E, inmediatamente,  y  tras  haber  leído  solo  cinco  páginas, supe que la novela me iba a encantar.  ¡Y  ya  lo  creo  que  lo  hizo!  Me  la  bebí  a  grandes  sorbos  como  lo  hago  con  mi  jarra  de  café  con  leche por las mañanas, ese primer café caliente y  endulzado con leche condensada pero que jamás  empalaga.  

El otro personaje, alguien quien no voy a revelar,  o al menos eso espero a lo largo de esta reseña.  Ese  otro  personaje  me  puso  la  piel  de  gallina,  el  corazón en un puño y me dejó frases impresas en  la  memoria  que  espero  no  olvidar  jamás.  Frases  verdaderamente  emotivas  y  condenadamente  buenas que puso en sus labios una de las autoras  que  siempre  logran  sorprenderme  aunque  sus  historias  no  sean  tan  extensas  como  me  gustarían.  Sus  libros  siempre  me  saben  a  poco,  siempre  me  quedo  con  ganas  de  más  y  «El  lago  de los sueños» no es la excepción.  

¡Pedazo de novela! No sé si llegaréis a estar o no  de  acuerdo  conmigo  pero  para  mí,  la  mejor  de  Kleypas y mirad que me gustó una barbaridad la  de «Sueño contigo». Ése Derek Craven me volvió  loca, es de esos protagonistas que jamás olvidas.  Pues bien, lo mismo ocurre con Alex Nolan. 

Kleypas nos  ha  regalado  párrafos  tan  hermosos  como éste… 

Alex es de esos protagonistas que al principio no  te  dan  buena  espina  y  no  me  refiero  a  cuando  abres  las  tapas  de  su  historia  sino  cuando  vas  conociéndole en novelas anteriores de la serie. 

Evidentemente si  lo  lees  sacado  de  contexto  quizás no diga mucho pero cuando estás inmersa  en  la  historia  que  te  están  contando,  en  las  hermosas  emociones  que  te  están  relatando;  sentimientos descarnados, sentimientos a flor de  piel,  sentimientos  enterrados  entre  páginas  ajadas guardadas en un antiguo arcón… no tienen  precio.  Las  atesoras  y  las  guardas  y  querrías  poder haber sido tú capaz de expresarlas cuando  tuviste  oportunidad.  Oportunidad  que  perdiste,  palabras que te guardaste y no dijiste. 

Le vimos  por  primera  vez  en  «Una  noche  mágica»,  era  el  hermano  que  no  quería  hacerse  cargo  de  los  problemas  que  se  avecinaron  a  los  hermanos  cuando  se  encontraron  con  una  sobrina  huérfana,  el  hombre  que  vivía  de  una  forma  despegada  de  los  suyos  y  que  su  matrimonio  no  era  creíble.  Pero  en  esta  ocasión  le  conoces,  ¡ya  lo  creo  que  le  conoces!  Conoces  sus virtudes, sus valores, sus sentimientos de una  forma  que  pocas  veces  encontramos  en  una  novela  romántica.  Su  personaje  se  va  desarrollando de tal forma que no puedes evitar  caer  rendida  ante  sus  pies  pero  no  es  el  único  protagonista masculino de esta historia. 

RománTica'S 66

Te odio por todos los años que he tenido que vivir en tu ausencia. ¿Cómo puede doler tanto un corazón y seguir latiendo? ¿Cómo puedo sentirme tan mal y no morirme?

Sin embargo,  en  esta  historia  sí  hubo  alguien  valiente para dejarlas por escrito. Una mujer que  perdió  lo  que  más  quería  y  tuvo  que  aprender  a  vivir  con  ello  pese  a  que  su  alma  se  iba  fragmentando en pedazos como se fragmenta un  cristal cuando sobre él lanzas una pedrada.   


Dos historias que se unen gracias a la maravillosa  inventiva  de  una  autora  que  siempre  logra  turbarme  en  los  momentos  más  álgidos  de  su  historia. 

 

Desde luego  una  de  las  cosas  que  más  me  han  gustado  es  el  narrador  de  la  historia,  ese  personaje  tan  importante  y  que  es  el  alma  de  la  historia y que no es precisamente Alex.   Con  ambos  Lisa  ha  logrado  arrancarme  amargas  lágrimas.  Sí,  ya  sé  que  eso  no  es  en  mí  muy  complicado de lograr pero chicas, tenéis que leer  la  novela  para  comprenderlo.  Ambos  son  hombres muy interesantes, más de lo que en un  principio estaba dispuesta a admitir y ambos por  diversos  motivos.  Uno  por  intentar  rehacer  una  existencia  que  imagina  ya  no  tiene  ningún  sentido, intentando alejar a la única mujer que ha  logrado  removerle  las  tripas  y  poner  un  poco  de  luz  en  su  oscura  existencia  y  el  otro  por  ser  la  «encarnación»  de  las  ocasiones  perdidas  porque  no se puede tener menos suerte en esta vida que  la que él tuvo.   Creo  que  este  personaje,  que  intento  que  siga  siendo  anónimo,  es  el  protagonista  que  más  me  ha  removido  los  sentimientos  y  desde  el  mismo  momento en el que apareció en escena.  Pero  no  puedo  olvidarme  de  ellas:  de  las  chicas  de  esta  historia.  Si  una  conseguía  arrancarme  la  sonrisa la otra me hacía volver atrás en el tiempo,  a un momento de mi vida en que tenía conmigo a  una  de  las  personas  a  quién  más  he  querido  en  toda  mi  vida.  Una  mujer  que  solo  le  faltó  darme  la  vida.  ¡Cómo  me  la  recordaba!  Y  conforme  avanzaba  la  historia  más  dolían  algunos  recuerdos.  Ufff,  me  parece  que  os  estoy  largando  una  diatriba que imagino no os interesa mucho.  Pero  volviendo    a  la  historia  que  nos  ocupa…  ¡Tenéis que leerla! Quizás no compartáis conmigo  mis  conclusiones…  o  quizás  sí,  eso  imagino  no  llegaré  a  saberlo  pero  como  despedida  quisiera  dejaros  otra  de  las  frases  que  más  me  conmovieron de esta historia… 

Esta noche he encontrado todos tus recuerdos y los mantendré a buen recaudo para ti… están esperando dentro de mí como un latido del corazón y te los entregaré cuando llegue el momento. Crítica: Loli Díaz 

67 RománTica'S


Súbitamente viuda, Martha Russell concibe un escandaloso plan… para concebir.  Martha  Russell  acaba  de  verse  liberada  de  un  matrimonio  infeliz  y  se  prepara  para  abandonar  Seaton  Park  cuando  se  entera  de  que  su  cuñado,  el  futuro  heredero,  es  un  crápula  egoísta  y  depravado.  Dispuesta  a  asegurar  su  propio  futuro  y  el  de  los  empleados  de  la  propiedad,  Martha  maquinará  un  plan  tan  desesperado  como  brillante: concebirá una criatura y la hará pasar como legítimo heredero.   Para llevarlo a cabo contratará a Theo Mirkwood, su joven y mujeriego vecino. Pero  una  cosa  es  tener  que  quedarse  encinta  y  otra  muy  diferente  disfrutar  de  la  experiencia. ¿Podrá Theo despertar la pasión de Martha?  ¿Puede una relación estrictamente de negocios convertirse en algo más? 

—[…] Hay un burdeos en ese aparador de ahí, si considera que puede servirle de ayuda. —¿De ayuda? —Pero ¿qué clase de gallina suponía la dama que había contratado?—. Querida, el día que necesite un burdeos para dar la talla, ya puede ponerse a cavar mi tumba. Cuando comencé a leer esta novela imaginé que  me  iba  a  encontrar  imbuida  en  una  especie  de  comedia  de  enredos  donde  la  protagonista,  una  jovencita  y  torpe  chica  en  cuestiones  sexuales  que  no  ha  tenido  un  matrimonio  ardiente  podríamos  decir  da  con  el  típico  calavera  que  es  más ardiente de lo que ella puede imaginar.  Lo que para nada me esperaba era encontrarme a  una  mujer  con  fuertes  convicciones  religiosas  y  con  un  dilema  moral  tan  grande  que  no  le  iba  a  permitir  disfrutar  del  lado,  digamos,  alegre  de  la  pasión.  El  planteamiento  que  Cecilia  Grant  hace  de  su  protagonista femenina es de los más atípicos que  me encontrado… os lo aseguro. Había momentos  en  que  no  sabía  si  reírme  con  lo  que  le  estaba  ocurriendo  a  nuestra  protagonista  o  directa‐ mente  echarme  a  llorar  con  ella.  Una  protago‐ nista compleja pero de la que he disfrutado.  Martha  es  joven,  ingenua  pero  tiene  un  alto  sentido  de  la  responsabilidad.  Una  responsabili‐ dad  tan  elevada  y  un  sentido  de  la  dignidad  tan  alto  que  es  por  ello  que  te  choca  que  sea  capaz  de mentir.   Y digo mentir por no decir MENTIR. Martha va a  engañar,  va  a  falsear  o  manipular  los  hechos  recientes  de  su  vida  si  con  ello  logra  preservar  a  las  mujeres  que  tiene  a  su  cargo.  Ella  no  va  rebajarse  a  una  relación  amoral  por  disfrute  propio  como  sería  de  suponer  en  una  joven  viuda, no. Ella lo hará porque no ve otra salida al  enorme  problema  que  se  le  viene  encima  a  las 

RománTica'S 68

trabajadoras de su finca. Martha está dispuesta a  aferrarse  con  uñas  y  dientes  a  cualquier  posibilidad  que  se  le  presente  para  mantener  el  orden  y  el  decoro  en  el  que  ha  sido  su  hogar  desde su matrimonio hasta su viudedad.  Y cualquier cosa significa pasar por tener un hijo y  hacerlo pasar por legítimo y solo tiene un mes.  ¿Dónde  puede  encontrar  a  un  hombre  ¡en  cuestión de horas! discreto y necesitado?  Es cuando entra en escena nuestro protagonista,  Theo.  Parémonos  un  momento  en  él.  ¡Menudo  personaje!   En  serio.  No  me  he  podido  reír  más  con  él.  Su  presentación literaria no pudo ser menos cómica.  Cada vez que recuerdo la escena es que no puedo  dejar de reír.  

La postura adoptada por el sujeto daba señales de su indolencia. Tenía las piernas largas, obladas como las de un saltamontes con objetos de encajarlas en el hueco que quedaba entre su bando y el de enfrente. Había posado las manos totalmente laxas, sobre el misal que tenía en el regazo, todavía abierto por el lugar que estaba consultando mientras estaba despierto. Sin duda alguna, era uno de esos hombres que acudían al a iglesia con el propósito esencial de que todo el mundo pudiera oír cómo cantaba. Por otra parte, la torturó con algo más: un ronquido. Un ruido grave y sutil como el zumbido de algún insecto lejano, aunque se trataba sin lugar a dudas, de un ronquido. ¿Lo  habéis  leído?  ¿No  logró  Cecilia  arrancaros  unas carcajadas en ese momento? Aunque no fue  el  único.  El  momento  álgido  de  alguno  de  sus  encuentros sexuales tampoco tienen desperdicio.   En  primera  instancia  la  escena  donde  ella  le  ve  desnudo por primera vez… Describir el momento 


completo me  llevaría  más  palabras  que  espacio  dispongo,  no  obstante  os  remitiré  a  la  página  dónde  esto  sucede,  la  63.  Pero  en  otra  que  sucede  más  adelante…  ¡Pobre  Martha!  ¡Pobre  Theo!  Aunque  he  de  decir  que  ahí  la  autora  estuvo sembrada. La conversación que se genera  entre  ellos  es  digna  de  mención.  Había  leído  cosas inverosímiles entre una pareja pero ¿cómo  ésta? Disculpad que os asegure que no. 

No obstante  es  una  de  esas  escenas  que  me  he  ido encontrando a lo largo de la novela en la que  la  situación  no  me  permitía  decidirme  si  reír  o  llorar.  Me reí en primera instancia, no os lo voy a negar,  porque Theo estaba un tanto «desesperado», por  más que intentaba… no lograba… hasta que en un  exabrupto  le  dice  (no  con  estas  palabras):  Niña,  estás  muerta.  Las  palabras  exactas  que  empleó  Theo fueron… 

No, pensó, ¡precisamente, usted no ha hecho nada de nada! ¡Bien podría haber estado embistiendo a un cadáver! Como digo  solté  la  carcajada  en  un  primer  momento  pero  al  cabo  de  unos  segundos  no  pude  menos  que  sobrecogerme  y  darme  una  tremenda  lástima  de  ella.  Una  mujer  que  jamás  ha  conocido  la  pasión,  que  no  es  capaz  de,  digamos,  desatarse.  Una  mujer  que  es  fría  como  un témpano de hielo y que tiene la fogosidad de  una candela apagada. Me entristecí por ella y me  hizo darme cuenta que esta novela tenía más de  una  lectura;  que  había  varias  formas  de  «analizarla»  y  que  me  iba  a  dejar  muchas  cosas  en  el  camino  si  no  prestaba  atención  a  los  detalles.  Fue  cuando  la  novela  me  enganchó  de  verdad.  A  partir  de  ese  momento  también  comencé  a  leerla  entre  líneas  para  intentar  dilucidar  lo  que  su  autora  quería  mostrar  bajo  el  halo  de  diverti‐ mento. Me recordó en cierta medida a los libros  de  Regina  Roman,  salvando  las  distancias  histó‐ ricas y el estilo propio de cada autora, claro.  La  pega  que  le  pongo  a  esta  historia  es  lo  precipitado de su final pues se resuelven muchas  cosas  en  pocas  páginas  pero  es  una  autora  que  volveré a leer y lo haré con gusto. Espero que no  me decepcione.  Crítica: Loli Díaz   

69 RománTica'S


Ainsley Douglas es una mujer con un fuerte sentido de la justicia que vive para ayudar  a los demás, incluso aunque para ello deba colarse a escondidas en el dormitorio de  un  notorio  libertino  como  lord  Cameron  Mackenzie.  Pero  la  suya  es  una  misión  muy  importante:  recuperar  unas  cartas  de  amor  que  pueden  poner  en  entredicho  la  reputación de la propia reina Victoria…  Según sus amantes, a lord Cameron sólo le interesan los caballos y las mujeres, y en  ese orden. Por eso, cuando encuentra a Ainsley en su dormitorio por segunda vez en  seis años, decide poner en práctica un intrincando juego para seducirla y culminar, por  fin, lo que crepita entre ellos desde que se encontraron por primera vez.  Sin embargo, lo que comienza como un juego, una lujuriosa diversión, puede llegar a  hacer saltar en pedazos las reglas del propio Cam… y sanar las cicatrices de su oscuro y  sombrío pasado.   

—¡Maldición, Ainsley! —explotó él—. Eres la mujer más tentadora y sensual que he conocido. Estás hecha para besar. Quiero poseerte durante toda la noche y continuar mañana. Quiero hacerte cosas y que tú me las hagas a mí. Hay palabras muy crudas para lo que quiero, pero me estoy conteniendo porque eres una dama. ¿No os  suenan  de  algo  estás  palabras?  Para  mí  está  claro.  Muchos  de  nuestros  más  celebres  libertinos  han  pronunciado  una  frase  parecida.  Y  es  que  no  hay  nada  más  atractivo  para  un  seductor  que  pervertir  a  una  dama.  Aunque  la  dama  en  cuestión  no  le  importe  en  absoluto  ser  pervertida: 

—Ahora me has dejado intrigada. Dímelas, Cam, no soy ninguna tierna florecilla. Pero antes  de  seguir  hablando  del  fascinante  romance  de  este  par,  mejor  os  pongo  en  antecedentes…  «Los  pecados  de  lord  Cameron»  nos  cuenta  la  historia  del  tercero  de  los  infames  hermanos  MacKenzie, todos unos granujas, cada uno en su  especialidad,  como  diría  aquel.  Cameron  «Cam»  MacKenzie es un amante de los caballos y de las  mujeres.  Bien  conocidas  son  sus  hazañas  en  la  cama,  tanto  dentro  como  fuera  de  ella.  Y  teniendo  en  cuenta  sus  relaciones  con  las  mujeres,  no  es  de  extrañar  que  su  presentación  en la historia sea en un dormitorio donde intenta  seducir a una mujer casada que bien dispuesta a  ello está, todo hay que decirlo.  Testigo  de  este  encuentro  amoroso  es  Ainsley  Douglas,  que  se  encuentra  oculta  en  la  estancia  tras  unas  cortinas  intentando  no  ser  descubierta 

RománTica'S 70

en su  misión:  recuperar  unas  cartas  sustraídas  a  la  reina  que  son  de  vital  importancia,  pues  se  trata  de  la  correspondencia  de  Su  Majestad  con  un  antiguo  amante.  Lamentablemente  para  Ainsley, Cam se da cuenta de su presencia y tras  despedirse  presurosamente  de  la  dama  que  le  acompaña  se  enfrenta  a  ella.  Un  encuentro  que  dará inicio a un apasionado juego de seducción.  Ainsley  se  debatirá  entonces  entre  dos  fuegos  a  cada  cual  más  difícil:  el  chantaje  del  que  está  siendo  víctima  por  parte  de  Phyllida  Chase,  anterior  confidente  de  la  reina  y,  ¡mira  qué  casualidad!, la mujer que se hallaba junto a Cam  en  el  dormitorio,  que  espera  una  generosa  compensación  por  devolverle  las  cartas;  y  el  acoso  y  derribo  al  que  nuestro  donjuán  la  está  sometiendo  con  sus  besos,  sus  caricias,  y  frases  provocadoras como éstas:  

—¿Cuántos botones está dispuesta hoy a dejarse desabrochar? —Pensaba que se había olvidado de ese juego — susurró. —Jamás olvido nada. El personaje de Cameron ha sido para mí el mejor  de  toda  la  novela.  Quien  al  comienzo  de  la  historia se nos retrata como un díscolo de la peor  especie  que  no  respeta  a  ninguna  mujer,  soltera  o  casada,  se  revela  después,  con  el  paso  de  los  capítulos,  como  un  hombre  atormentado  que  esconde  un  enorme  secreto.  En  la  Sociedad  se  rumorea que fue él quien mató a su mujer. ¿Pero  qué  hay  de  verdad  en  ello?  La  realidad  de  lo  ocurrido  es  bastante  más  dura  de  lo  que  en  un 


principio parece.  Como  así  descubre  Ainsley  cuando rasca en la superficie.  Durante  la  primera  parte  de  la  novela,  él  mismo  Cam  va  soltando  pinceladas  que  nos  dan  a  entender  que  en  su  vida  no  es  oro  todo  lo  que  reluce.  Y  algunos  pasajes  en  forma  de  sueños  lo  confirman.  Buen  amigo,  excelente  hermano  y  mejor padre, ¿por qué desdeña a las mujeres? Y a  pesar  de  su  reputación,  ¿cómo  es  que  trata  a  Ainsley  con  la  mayor  de  las  delicadezas?  Cam  es  todo un misterio a desentrañar.  Sólo  su  hijo  Daniel  alumbra  las  tinieblas  de  su  vida. Y es una de las piezas claves en el puzle que  resulta Cam. Un chico encantador que hará todo  lo posible por ayudar a su padre a que rehaga su  vida.  Ainsley  y  él  harán  causa  común,  lo  que  provocará  algunas  de  las  escenas  más  enternecedoras de la historia. Cuando finalmente  Ainsley  descubra  hasta  qué  punto  Cam  está  marcado por su pasado, no dudará en luchar por  esa  vida  en  común  que  tanto  ansía  junto  al  hombre que ama.  Para mí hubo sin lugar a dudas un momento clave  en  la  narración  y  fue  una  frase  que  hizo  que  comenzara  a  llorar  como  una  descosida.  Hasta  ese  mismo  instante  había  estado  como  en  un  barco,  a  merced  de  los  elementos  que  me  proporcionaba la historia y expectante y a la vez  temerosa  sobre  el  devenir  de  la  misma.  Pero  cuando  Cam  pronunció  esas  palabras,  yo  misma  grité:  «Ainsley,  ahora  sí  que  no  puedes  abandonar».  En  la  novela  romántica  he  leído  historias  crudas  que  me  han  hecho  llorar,  relatos  desgarradores  que  me  han  sobrecogido  el  alma,  pero  ciertamente  «Los  pecados  de  lord  Cameron»  es  una  novela  que  creo  no  voy  a  olvidar.  Quizás  porque no me esperaba lo que encontraría en su  interior. Sea como fuere, dejaré que la descubráis  vosotros  mismos  porque  ésta  es  una  hermosa  historia de amor que no debéis dejar pasar… 

—Déjame, Ainsley. No intentes rescatarme en una noche. Ya te lo he dicho, soy una ruina de hombre. Crítica: Ana Mª Benítez 

71 RománTica'S


Lady Beatrix  Danbury  tiene  muy  claro  que  se  casará  con  William  Mallory.  Lo  ha  amado  desde  siempre  y  jamás  ha  dudado  de  que  era  sinceramente  correspondida.  Pero cuando Will se ve obligado a elegir entre compartir su vida con ella o viajar a  Egipto para hacer realidad sus sueños, él no duda en abandonarla dos semanas antes  de la boda.  Seis  años  más  tarde  regresa  decidido  a  recuperarla.  A  pesar  del  tiempo  que  ha  transcurrido, Will no ha dejado de amarla ni de desearla un solo día. Pero ahora se  encuentra  con  un  «pequeño»  problema:  Beatrix  está  prometida  con  el  codiciado  duque de Trathen.  El  reencuentro  de  los  amantes  hará  que  la  pasión  y  el  deseo  se  desaten  de  nuevo,  aunque  para  detener  la  boda  y  recuperar  a  la  mujer  de  su  vida  puede  que  sea  demasiado tarde… 

—Anímate, Paul. Nos vamos a Pixy Cove, el lugar más maravilloso del mundo. —Y dicho esto, se volvió de nuevo hacia el ventanal—. ¿Qué puede salir mal? —Todo —fue la amarga respuesta de Paul. Will lo oyó, pero tuvo el buen tino de ignorarlo. Pues sí, todo podía salir mal. Es la ley de Murphy,  aunque  dudo  yo  mucho  que  en  aquella  época  conociesen ya a Murphy; es un dato que tendría  que haber contrastado, ¿no?  Pero a lo que vamos. Conozcamos a Will, nuestro  protagonista. Un hombre que hace seis años tuvo  que  elegir  entre  la  única  mujer  a  la  que  ha  querido siempre y el sueño que desde niño había  perseguido: conseguir ser un buen arqueólogo. Y  la  disyuntiva  no  creáis  que  era  fácil  porque  para Will, Beatrix,  Trix, que es como él la llama,  era el

único motivo por el que merecía la pena volver a casa. Ella era la única luz de su vida cada verano. Ahora era justo lo contrario, porque él seguía deseándola y no podía tenerla y su vida se había convertido en un infierno. Un  infierno,  sí.  Aunque  cabría  preguntarse  ¿por  qué?  Esta  reflexión  me  llevó  a  plantearme  si  yo,  en  el  lugar  de  Trix,  hubiese  elegido  entre  el  hombre que amaba o el cariño hacia mi padre, la  única familia de primer grado que le queda. ¿Qué  habríais  hecho  vosotras?  La  respuesta  desde  luego es para meditarla. Imagino que muchas de  nosotras  se hubiese  liado  la  manta  a  la  cabeza  y  habría  seguido  al  hombre  pero  en  cambio  Trix  decidió  lo  contrario:  Dejarle  partir  y  llorar  en  silencio  durante  más  de  cinco  años  hasta  comprender que él no volvería e intentar rehacer  los añicos de su corazón roto.  «La  boda  de  la  temporada»  es  una  de  esas  historias  sencillas  pero  que  a  la  vez  te  resulta  preciosa.  Los  diálogos  entre  ellos  están  cargados  de  momentos  tiernos  y  a  la  vez  dolorosos 

RománTica'S 72

simplemente porque  en  un  determinado  momento de la vida, y a quince días de una boda,  ambos decidieron tomar caminos diferentes. Y el  reencuentro, no obstante, es un punto nuevo de  inflexión en el camino de estos dos protagonistas  que jamás se han olvidado.  Creo  que  Laura  Lee  Guhrke  es  una  de  esas  autoras  que,  sin  mayores  aspavientos,  es  capaz  de crear una novela dulce, tierna, sensible y que  llega  al  corazón  de  las  lectoras  románticas  que  somos,  en  el  fondo,  unas  románticas  (valga  la  redundancia)  incurables  y  deseamos  que  toda  historia  tenga  un  final  feliz;  un  final  feliz  que  raramente  se  consigue  en  la  vida  real  y  que  es  uno  de  los  mayores  encantos  de  este  tipo  de  lectura.  Aunque si estáis pensando que el camino que nos  lleva a ese final es un camino de rosas estaríamos  muy  equivocadas.  Toda  buena  historia  viene  acompañada  y  aderezada  por  un  montón  de  sinsabores, de errores cometidos y de decisiones  que vuelven a cambiar el curso de las vidas de los  protagonistas.  Y  ese  es  el  dilema  que  se  le  plantea  a  Trix.  Ha  tardado  cinco  años  en  renunciar  definitivamente  a  su  ilusión  de  contraer  matrimonio  con  Will,  el  compañero  de  su  infancia,  el  amor  de  su  adolescencia,  el  prometido  de  su  juventud  y  el  hombre  que  renunció  a  su  cariño  a  escasos  días  de su boda por perseguir una quimera: descubrir  la tumba del faraón Tutankamón. Y ahora, ya que  ha  logrado  superar  el  sufrimiento  de  su  abandono,  cuando  ha  conseguido  rehacer  su  vida,  encauzar  el  rumbo  de  su  existencia  y  próxima  a  un  nuevo  enlace…  ¿aparece  nuevamente  para  hacer  tambalear  todos  sus  cimientos?  


Y Will  no  es  de  piedra.  Desde  que  leyera  en  un  periódico la noticia del nuevo enlace matrimonial  de  Beatrix  cuando  aún  estaba  en  Egipto  no  ha  dejado  de  pensar  en  una  cosa:  Volver  a  casa  e  intentar  recuperarla.  Pero  ella  no  está  por  la  labor  pues  ahora  tiene  a  un  hombre  bueno  y  decente que no la dejaría en la estacada. Aunque  no  sea  un  amor  apasionado  y  loco  como  el  que  sentía por Will.  En medio de todo este caos emocional por parte  de  ambos  nos  encontramos  con  momentos  críticos  y  álgidos  en  su  historia  y  uno  de  ellos  es  cuando  Will  le  pregunta:  ¿Cómo es posible que te

enamorases de mí?

—Quiero decir que Trathen es todo lo que yo no soy. A él le importan sus títulos y sus propiedades y las mismas cosas que a ti. No se parece a mí en nada. Así que si lo amas y él es lo que de verdad quieres en esta vida, entonces, ¿cómo diablos te enamoraste de mí? Os juro  que  se  me  encogió  el  corazón  de  tal  forma  que  por  un  momento  me  hizo  darme  cuenta  que  hay  hombres  que  son  capaces  de  expresar  sus  sentimientos  con  muy  pocas  palabras a la par de no soltar ni una sola palabra  directa sobre el asunto.  Pero en medio de toda esta trama de «siempre te  he  amado  pero  decidí  dejarte»  se  empiezan  a  perfilar  dos  historias  más  que  espero  en  un  futuro  poder  conocer  de  primera  mano.  Una  de  ellas  es  la  historia  de  Paul,  el  primo  de  Beatrix,  cuya  mujer  le  ha  abandonado  y  ha  vuelto  a  su  América  natal  y  la  otra  es  la  de  la  otra  prima  de  Trix, Julia, una mujer apasionada donde las haya,  un  poco  alocada  y  con  un  gran  sentido  de  la  independencia  y  pasión  por  la  vida  con  otro  de  los  secundarios  de  esta  novela  que  no  voy  a  desvelar porque sería reventar, literalmente, gran  parte de la novela.  Pero sí que voy a comentar una cosa más acerca  de  esta  novela.  Os  voy  a  dejar  una  frase  que  en  cierto  modo,  resume  los  sentimientos  de  Will.  Aquí os la dejo: 

«Trix —pensó desesperado, tumbándose boca abajo y hudiendo el rostro entre los brazos cruzados—, no quiero decirte adiós.» Crítica: Loli Díaz     

73 RománTica'S


Fang Kattalakis no es un lobo cualquiera; es el hermano de dos de los miembros más  poderosos del Omegrion, el consejo que dicta las leyes de los Cazadores Arcadios y  Katagarios.   Al estallar la guerra entre los licántropos, todos deben escoger en qué bando luchar.  Los  enemigos  se  convertirán  en  aliados,  y  Fang  verá  estrictamente  prohibida  su  verdadera pasión…  Cuando  Aimée  Peltier,  la  cazadora  Arcadia  a  quien  Fang  ama,  es  acusada  de  traicionar  a  su  gente,  él  será  su  última  esperanza.  Pero  para  salvarla,  tendrá  que  vulnerar  las  leyes  de  los  suyos  y  quebrantar  la  confianza  que  sus  hermanos  han  depositado en él.  Un  nuevo  horizonte  emerge  en  intrigante  mundo  de  los  Cazadores  Oscuros,  un  mundo  de  lealtades  y  de  amores  imposibles  donde  se  romperán  reglas  milenarias,  donde surgirá un peligroso conflicto sin precedentes… y donde ya nada volverá a ser  como antes. 

Llevaba una chupa negra y estaba recostado en la silla con las piernas estiradas. La camiseta negra de manga corta se le pegaba al abdomen, muy liso y con aspecto de estar duro como una piedra. Era moreno y tenía el pelo corto. Además, parecía tan chulo que era difícil no fijarse en él, llevaba barba de unos días y los ojos ocultos tras unas gafas de sol. Lo rodeaba un aura poderosa. Letal. Mortal. Descarnada. Menuda carta  de  presentación  para  Fang,  ¿no?  Con  un  físico  así  te  enamoras  hasta  de  un  metamorfo.  Un  katagario,  vamos.  Y  da  igual  que  por  la  noche  cuando  duerme  sea  un  lobo  o  un  granjero, ¿me equivoco?  Me  encantan  las  historias  de  los  Cazadores  Oscuros.  Aunque  algunas  hay  que  no  son  tan  buenas  como  debieran,  no  os  voy  a  engañar,  no  os  voy  a  negar  que  su  autora,  Sherrilyn  Kenyon  me tiene totalmente abducida con el mundo que  ha creado en torno a ellos.  «La noche de la luna negra» es de las que me han  gustado,  me  han  emocionado  y  me  han  complacido.  He  disfrutado  una  barbaridad  con  ella y me la he leído casi de una sentada.  ¿Qué  es  lo  que  más  me  ha  gustado  de  esta  historia? Os lo diré…  Una de las cosas que más me han gustado de ella  ha sido lo bien ensamblada que me ha parecido.   Cuando  comencé  a  leerla  me  dije:  ¡Caray,  ¿he  retrocedido  en  el  tiempo?!  ¿Kenyon  ha  vuelto  a  los  orígenes  de  la  historia?  Vane  ni  siquiera  conocía a su pareja cuando comienza el relato de  Fang.  La  hermana  de  ambos  aún  estaba  espe‐ rando  su  primera  camada  de  crías  y  aún  no  habían  pasado  muchas  cosas  de  las  que  quienes 

RománTica'S 74

seguimos la  historia  de  los  Cazadores  sabemos  que ya habían pasado.  Este  hecho  me  chocó  pero  como  digo  a  medida  que  viajaba  por  entre  sus  páginas  me  fui  dando  cuenta  que  la  historia  de  Fang  se  iba  a  ir  desarrollando de manera un tanto diferente. Una  forma  que  me  iba  entusiasmado  a  medida  que  iba  descubriendo  cosas  nuevas  y  apasionantes  que les ocurre a ambos protagonistas.  Kenyon nos va a relatar de forma detallada qué le  ocurrió exactamente a Fang en aquella «batalla»  contra  los  arcadios,  contra  los  daimons.  Va  a  darnos  muchas  claves  acerca  de  la  relación  de  Vane  y  Fang  con  Phury.  Y,  desde  luego,  va  a  regalarnos  un  ingrediente  que  casi  se  ha  vuelto  im‐pres‐cin‐di‐ble  en  todas  y  cada  una  de  las  historias de ella: el dolor inhumano que padecen  sus protagonistas.   Traición por parte de las personas más allegadas  a  ellos;  torturas  físicas  y  psíquicas  crueles,  brutales  y  desalmadas  y  que  un  cuerpo  humano  normal  y  corriente  no  podría  soportar  sin  quebrarse  de  forma  definitiva.  Si  la  Santa  Inquisición  estuviese  aún  vigente  no  sé  quién  podría aprender de quién.   Pero como iba diciendo, una de las cosas que más  me gustaron fue su ensamblaje. Cómo Kenyon va  introduciendo  escenas  ocurridas  en  libros  anteriores  para  dar  consistencia  a  la  de  Fang  y  ponerla en un contexto temporal creíble.  Conforme se van desarrollando los acontecimien‐ tos  te  vas  dando  cuenta  que  éstos  van  teniendo  sentido  y  que  su  desarrollo  te  va  facilitando  los  recuerdos  de  lo  sucedido  a  lo  largo  de  casi  doce  novelas. 


La historia  de  amor  sin  embargo  es  más  peliaguda.  Era  un  poco  inconcebible  cómo  iba  a  mantener  una  relación  entre  una  osa  y  un  lobo,  una  relación,  no  me  vais  a  negar,  algo  más  que  difícil.  No  sólo  por  lo  diferente  de  sus  especies  sino porque tendrían en contra a todo el Consejo  del Omegrion, una relación «prohibida» y mucho  más  complicada  de  lo  que  a  priori  pudiera  parecer. 

El símil  que  voy  a  exponer  se  podría  considerar  racista pero es lo más parecido que se me ocurre  para  explicar  la  situación  de  estos  dos  y  por  ello  quiero  antes  de  nada  pedir  disculpas  si  hiero  sensibilidades.  Imaginaos  por  un  momento,  solo  un momento, que estamos en el siglo XVIII o en el  XIX  y  que  una  mujer  blanca  se  enamora  de  un  hombre  de  color…  pues  algo  parecido  sería  el  amor  entre  Fang  y  Aimée  tanto  para  Arcadios  y  Katagarios  y  eso  sin  mencionar  que  ambos  pertenecen a distintas especies. Pero es lo que yo  siempre  digo:  En  el  amor  no  existen  ni  los  prejuicios  ni  la  intolerancia.  ¿No  estáis  de  acuerdo conmigo?  Desde  luego  ambos  van  a  resultar  ser  unos  valientes por diferentes motivos pero donde más  valientes  se  muestran  es  con  sus  sentimientos.  Van  a  luchar  a  brazo  partido  por  mantenerse  alejados el uno de la otra pero cuando las Moiras  deciden  un  destino…  poco  o  nada  pueden  hacer  los  implicados  aparte  de  dejarse  arrastrar  por  la  vorágine que resulta de esa atracción.  La  historia  de  Fang  y  Aimée  es  preciosa.  Tan  hermosa como la película que interpretaron en su  día  Katherine  Hepburn,  Spencer  Tracy,  Sidney  Poitier  y  Katharine  Houghton:  «Adivina  quién  viene esta noche».  Es  una  historia  de  amor  preciosa  con  unos  diálogos que a veces son chispeantes, como el de  la  página  218,  y  a  veces  emotivos.  Y  no  nos  olvidemos  de  la  trama  general  que  cada  vez  se  complica más y unos personajes tanto principales  como  secundarios  que  ya  casi  parecen  de  la  familia…   Estoy  deseando  que  caiga  en  mis  manos  el  siguiente  para  averiguar  qué  ocurre  a  continua‐ ción porque este argumento está tan complicado  que  estoy  totalmente  intrigada  y  entre  los  Aquerón, los Nick Gautier, los Thorn y los Savitar  no sabes qué más esperar salvo… ¡más sorpresas!  Crítica: Loli Díaz   

75 RománTica'S


Vob!cboeb!tpopsb!qbsb!uv!opwfmb!

Cada bimestre  en  esta  sección  nos  proponemos  escoger  una  de  las  canciones  más  en  boga  del  momento  y,  según  lo  que  nos  cuenta  dicha letra, le asociamos uno de nuestros libros. La tarea no resulta  muchas veces sencilla. En muchas ocasiones, como es el caso, nos ha  llevado algo de tiempo asociar ambas cosas. Y, este bimestre hemos  tenido  que  remontarnos  a  un  tema  del  año  2008.  El  resultado  ha  sido el siguiente…    Sé que debo seguir los fantasmas del pasado se rindieron ante el beso que plantaste en mi descargo… Atendamos a lo que nos dicen estas palabras: «Seguir los fantasmas  del  pasado».  Esta  letra  corresponde  al  disco  de  Manu  Carrasco  «Inercia», en concreto a la canción de Sígueme.  Y vienes hoy por mí como un huracán sincero desvistiéndome en la vida y comiéndome por dentro. Analicemos  estas  dos  estrofas  y  espero  que  coincidáis  conmigo  en  que esta letra recuerda, y mucho, a la historia de Christina Wakefield  y Philip Caxton, los protagonistas de «La novia cautiva».   La  primera  de  ellas  nos  habla  del  momento  en  que  ella  se  reencuentra  con  su  pasado,  con  sus  fantasmas  al  igual  que  en  la  segunda se hace referencia al momento en el que él conoce toda la  verdad.  El  arrepentimiento  de  Philip  y  el  esclarecimiento  de  otras  muchas cosas.  Sígueme te daré mi corazón no lo mates por favor y deja que sueñe seguiré la señal que tú me das como el río cuando va y con su corriente. Y,  sin  lugar  a  dudas,  su  estribillo  es  lo  mejor.  ¡No  me  lo  negaréis!  Cuando ellos se conocen en el baile y él se queda prendado de ella…  Nada  más  verla  ya  la  quiere  para  él.  Le  pide  que  lo  siga,  es  más,  le  propone matrimonio. Pero al darle ella calabazas… No le queda más  remedio  que  engañar  para  conseguir  lo  que  quiere.  Lo  que  viene  a  continuación  es  sencillamente  un  cuento  de  hadas.  Con  muchos  altibajos, eso sí.   

RománTica'S 76

La novia Cautiva  Johanna Lindsey  Las  estrellas  brillan  en  la  noche  del  desierto,  todo  es  perfecto  para  el  amor.  Sin  embargo,  el  terror  acecha  a  Christina Wakefield.   Para  huir  de  las  garras  del  temible  Philip  Caxton,  había  insistido  ‐en  un  acto  capri‐ choso  y  temerario‐  en  acom‐ pañar  a  su  hermano  John  desde Londres hasta El Cairo.   Ahora  es  prisionera  de  un  desconocido,  Abu,  que  la  ha  raptado  llevándola  a  galope  tendido  sobre  su  veloz  caba‐ llo  hasta  un  campamento  es‐ condido...  —Me atrevo a lo que quiero atreverme. Ahora cállese y escuche. Anoche hablé groseramente de las mujeres sólo para tranquilizar a mi casamentero hermano. Nunca deseé casarme… hasta que la conocí. Tina, la deseo. Me honraría si consintiera en se mi esposa.[…] —En mi vida me he sentido tan insultada.[…] Jamás había cortejado a una mujer. Estaba acostumbrado a conseguir lo que deseaba y deseaba a Christina.


TITULO ORIGINAL The Holiday AÑO 2006 DURACIÓN 131 min. PAÍS EE. UU. DIRECTOR Nancy Meyers GUIÓN Nancy Meyers MÚSICA Hans Zimmer FOTOGRAFÍA Dean Kundey

         

REPARTO Cameron Diaz, Kate Winslet, Jude Law, Jack Black, Eli Wallach, Rufus Sewell, Edward Burns, John Krasinski, Shannyn Sossamon, Miffy Englefield PRODUCTORA Columbia Pictures / Universal Pictures GÉNERO Comedia Romántica

        

¿Alguien  ha  pensado  alguna  vez  en  intercambiar  su hogar por otro durante un periodo vacacional?  Si  se  os  ha  pasado  alguna  vez  por  la  cabeza  en  esta película podréis obtener algunas señas de lo  que puede pasar con algo de suerte.     En estos días invernales y vestidos de blanco y a  pesar  de  que  la  Navidad  quedó  atrás,  podemos  destacar una película, «The Holiday» (Vacaciones,  2006),  de  la  directora  Nancy  Meyers  que  cuenta  en  su  haber  con  films  como  En qué piensan las mujeres  (‘What  Women  Want’,  2000)  y  Cuando menos te lo esperas  (‘Something’s  Gotta  Give’,  2003).  La  cinta  trata  de  dos  mujeres  que  han  sufrido  sendas  rupturas  sentimentales  y  se  sienten  solas  en  mitad  de  dos  inviernos  diferentes.     Iris, interpretada por Kate Winslet, es una inglesa  no muy segura de sí misma ni de su aspecto que  

          hace  un  tiempo  rompió  con  su  novio  (Rufus  Sewell). A pesar de eso, ella no logra olvidarse de  él  y  sufre  constantemente  por  la  causa.  Al  otro  lado del charco está Amanda, una guapa y exitosa  montadora de películas a la que da vida la actriz  Cameron  Díaz.  Amanda  no  es  capaz  de  entregarse  por  completo  a  una  relación  y  su  prometido (Edward Burns) la abandona sin que a  ella  esta  decisión  le  suponga  un  gran  trauma.  Ante  este  panorama,  Amanda  ve  clara  una  cosa:  necesita  unas  vacaciones.  En  Internet  encuentra  la casa inglesa donde vive Iris, a la que no conoce,  y  ambas  se  ponen  de  acuerdo  para  hacer  un  intercambio  de  hogares  y  tener  así  unas  vacaciones  con  las  que  pretenden  mantenerse  alejadas  de  los  hombres,  propósito  que  se  verá  truncado  desde  el  momento  en  que  llegan  a  sus  respectivos destinos. De esta forma, Iris se instala  en  la  casa  de  Amanda  en  la  soleada  California  y  Amanda  llega  hasta  el  nevado  campo  inglés.  El 

77 RománTica'S


guión de  la  película  es  sencillo  y  está  bien  planteado  y  aunque  los  diálogos  no  llegan  a  ser  brillantes  sí  resultan  efectivos  por  lo  que  se  puede decir que todo queda encajado.     Las dos actrices principales de esta película hacen  bien  su  papel.  Sus  situaciones  sentimentales  son  similares  aunque  en  lugares  distintos.  Si  es  verdad  que  puede  ser  poco  creíble  que  una  adinerada  Amanda  decida  pasar  sus  vacaciones  en  la  sencilla  casa  de  Iris,  también  podemos  pensar  que  los  modos  de  vivir  distintos  pueden  resultarnos exóticos, por decirlo de alguna forma.  Sin embargo, el que despliega todo su encanto en  la  pantalla  es  Jud  Law  en  el  papel  de  Graham,  hermano de Iris. El inglés realiza bien su trabajo y  es  el  encargado  de  que  se  lleven  a  buen  puerto  los  momentos  más  emotivos  del  film.  Sin  duda,  todas las espectadoras quedamos prendadas con  su  actuación  y  apostura  con  las  que  nos  hace  creer  su  amor  y  entrega.  ¿Será  eso?  ¿  O  su  atractivo acento inglés nos puede?    Mirado  el  conjunto,  «The  Holiday»  es  una  comedia  romántica  más,  con  un  buen  reparto  y  un  emotivo  desenlace.  A  su  vez,  con  este  entretenido film la directora y guionista busca, de  alguna  forma,  homenajear  a  los  grandes  clásicos  de  la  comedia  romántica,  de  ahí  la  aparición  en  pantalla del entrañable Eli Wallack en el papel de  un  veterano  guionista  de  Hollywood  con  el  que  Iris  entabla  una  cariñosa  relación  al  aterrizar  en  su  hogar  postizo.  Gracias  a  él,  Iris  se  reconcilia  con el género masculino al conocer al compositor  cinematográfico  Miles.  También  «The  Holiday»  ofrece  al  espectador  una  serie  de  lugares  comunes  típicos  de  la  comedia  romántica,  una  vez  más  están  presentes  los  guiños  hacia  este  género de éxito.     «The  Holiday»  muestra,  al  fin  y  al  cabo,  que  es  posible  dar  un  giro  a  nuestras  vidas  y  que  la  posibilidad  de  cambio  siempre  está  en  nuestras  manos.  En  este  punto  de  necesidad  de  cambio,  ¿estaríamos  dispuestos  a  intercambias  nuestros  hogares por un período de vacaciones?    Artículo: Mónica Liceras 

RománTica'S 78

 


«La autora que nos regaló al Sr. Perfecto» Linda  Howard  (pseudónimo  de  Linda  S.  Howington)  vive  en Alabama junto a su marido  y  sus  dos  perros.  Inició  estudios  de  periodismo,  pero  no  llegó  a  finalizarlos.  Tam‐ bién  trabajó  varios  años  en  una  empresa  de  transportes,  pero no era un trabajo que le  satisficiera  por  completo.  Ella  quería ser escritora.   Llevaba  desde  los  nueve  años  leyendo  y  escribiendo  sus  propias  historias,  y  un  buen  día se armó de valor y mandó  uno de sus manuscritos a una  editorial…  Diez  años  después 

Linda ha  publicado  más  de  cincuenta libros y ha obtenido  varios  premios  por  su  trabajo.Y  no  solo  eso,  sus  novelas  han  sido  traducidas  a  varios idiomas, y cada vez que  sale  una  de  ellas  se  sitúa  automáticamente  en  la  lista  de los más vendidos del país…  

SEÑORES EDITORES,  PÓNGANSE  LAS PILAS   Y…  ¡¡¡HAGAN  ALGO!!! 

Y sabiendo  todo  esto,  yo  me  pregunto ¿por qué narices las  editoriales  no  nos  traen  nuevos  libros  de  ella?  Porque…  desde  hace  ya  un  par de años, lo único que  nos  ofrecen  en  España  son  reediciones.   Artículo: Noelia Amarillo 

 

Sección de autoras: ¿Autora en el olvido?

     

79 RománTica'S


BIBLIOGRAFÍA EN INGLÉS                   LIBROS PUBLICADOS EN ESPAÑA                                                      

RománTica'S 80

All That Glitters (1982)  An Independent Wife (1982)  Against The Rules (1983)  Come Lie With Me (1984)  Tears Of The Renegade (1985)  Sarah's Child (1985)  Midnight Rainbow (1986)  Almost Forever (1986)  Diamond Bay (1987)  Heartbreaker (1987)  Silhouette Christmas Stories (Ant.) (1987)  White Lies (1988)  Mackenzie's Mountain (1989)  A Lady Of The West (1990)  Duncan's Bride (1990)  To Mother With Love (Ant.) (1991)  Angel Creek (1991)  Mackenzie's Mission (1992)  The touch Of Fire (1992)  Summer Sizzlers 93 (Ant.) (1993)  Heart Of Fire (1993)  Loving Evangeline (1994)  Dream Man (1995)  Everlasting Love (Ant.) (1995)  After The Night (1995)  Mackenzie's Pleasure (1996)  Shades Of Twilight (1996)  Christmas Kisses (Ant.) (1996)  Son Of The Morning (1997)  Upon A Midnight Clear (Ant.) (1997)  Kill And Tell (1998)  Now You See Her (1998)  All The Queen's Men (1999)  Under The Boardwalk (Ant.) (1999)  Mr. Perfect (2000)  A Game Of Chance (2000)  Open Season (2001)  Dying To Please (2002)  Cry No More (2003)  Kiss Me While I Sleep (2004)  To Die For (2005)  Killing Time (2005)  Cover Of Night (2006)  Drod Dead Gorgeous (2006)  Raintree (Ant.) (2008)  Up Close And Dangerous (2007)  Death Angel (2008)  Burn (2009)  Ice (2009)  Veil Of Night (2010)  Blood Born (2010)  Prey (2011)  Shadow woman (2012) 

                                          

Diez días contigo (1987)  Un lugar en el corazón (1990)  El apagón (1993)  Corazón de fuego (1994)  Matar para contarlo (1999)  Visible oscuridad (1999)  Juego de sombras (2000)  Premonición mortal (2000)  Secretos en la noche (2001)  El hombre perfecto (2001)  Su única oportunidad (2001)  Entre la lealtad y el amor (2001)  Segundas oportunidades (2001)  Corazón roto (2002)  Se abre la veda (2002)  Morir por complacer (2003)  Primavera en el corazón (2003)  Para casi siempre (2003)  Amando a una mujer (2003)  Poder de seducción (2004)  Mentiras piadosas (2004)  Lecciones privadas (2005)  La misión más dulce (2005)  Placeres furtivos (2005)  Navidades mágicas (2005)  Una vida propia (2005)  Obsesión y venganza (2005)  Un beso en la oscuridad (2006)  Amanecer contigo (2006)  En mundos distintos (2007)  Misteriosa aparición (2007)  Morir de amor (2008)  Al amparo de la noche (2008)  Raintree (2008)  Cercano y peligroso (2008)  Una dama del oeste (2008)  Amor sin barreras (2008)  Valle de pasión (2008)  Prisionera (2009)  Hijo de la mañana (2009)  Belleza mortal (2009)  El ángel de la muerte (2010)  Sombras en el crepúsculo (2010) 


El libro: Amable y Tirano de Johanna Lindsey Sé que tanto ir hacia delante y hacia atrás debéis  terminar  un  poco  mareadas  pero  en  este  nuevo  número  volvemos  a  avanzar  en  nuestra  especial  línea temporal, nos vamos a los años ’90 del siglo  pasado que aunque parezca mentira es el XX y no  el  XIX,  aún  me  cuesta  acostumbrarme  a  pensar  en el siglo XX como el siglo pasado...  Sí,  ya  sé  que  estoy  un  poco  (o  un  mucho)  desfasada  pero  es  que  mi  cerebro  aún  no  ha  terminado  de  asimilar  el  cambio  de  siglo  pese  a  haber  entrado  ya  en  el  2013.  ¡Necesito  un  transplante de cerebro!  Pero a lo que iba. Adelantamos hasta los años ’90  del  siglo  pasado,  desmenuzaremos  un  tanto  una  de  las  novelas  más  emblemáticas  de  una  de  las  autoras  más  grandes  y  más  reconocidas  en  nuestro  mundo  literario  del  romance,  Johanna  Lindsey.  Una  autora  que  hoy  día  está  pasando  como un poco desapercibida y que sin embargo,  para  las  que  hemos  echado  los  dientes  en  este  mundillo,  ha  sido  durante  muchos  años  una  de  nuestras preferidas y punto de referencia.  Esta  autora  americana  nacida  en  Francfort  (Alemania) en Marzo de 1952 es una de las  más  conocidas  por  las  lectoras  y  la  creadora  de  una  serie  que  ha  mante‐ nido  enganchadas  durante  años  a  muchas  de  nosotras.  Me  refiero  a  los  Malory.  Y  es  precisamente  a  una  de  esas  novelas a las que le dedicamos esta cápsula.  A  nadie,  pues,  le  puede  resultar  extraño  que  «Amable  y  Tirano»  haya  sido  la  elegida  para  recordarnos uno de sus libros.   James Malory es, a mi parecer, el personaje más  emblemático  de  todos  sus  protagonistas.  Este  muro de ladrillos nos hizo soñar despiertas durante  mucho tiempo con auténticos caballeros piratas y  veleros impulsados por el viento.   

Su George, esa morena de armas tomar y con una  cantidad  ingente  de  hermanos,  fue  el  prototipo  de  heroína  durante  muchos  años.  Su  carácter  decidido y su pasión por la vida la que nos llevó a  viajar por el tiempo, por los mares y… por la vida.  La historia de estos dos personajes es la caña. Me  lo  pasé  bomba  leyéndola  la  primera  vez  y  es  de  esos libros que cada cierto tiempo vuelves a leer  porque sencillamente se te hizo entrañable.  Escenas  muy  pero  que  muy  divertidas  consiguieron  ponerme  la  sonrisa  en  los  labios.  Aún  puedo  recordar  como  si  fuese  ayer  la  de  la  cuchara  y  la  cucaracha.  O  ese  primer  encuentro  en  el  bar  donde  a  James  no  se  le  pasó  desapercibido  el  trasero  femenino  embutido  en  esos pantalones de grumete.  ¡Por  favor!  Lo  que  me  pude  reír  con  el  mal  entendido  en  el  camarote  cuando  a  James  se  le  ocurre  empezar  a  meter  mano  a  la  joven  y  ella  cree  que  le  van  los  chicos.  ¡A  James!  ¿En  serio?  ¿A  ese  hombretón  incapaz  de  pasar  dos  noches  con la misma mujer? ¿Mañana, tarde y noche?  He  disfrutado  de  ellos  tanto,  tanto,  que  dudo  mucho  que  otra  familia  se  me  haga  tan  entrañable  como  los  Malory,  o  los  Anderson  puestos  al  caso.  Aunque  aún  sigo  echando  en  falta  la  historia  de  Thomas,  que  por  cierto,  creo  que en este mismo número se publica un fic de su  historia enviado por una de nuestras lectoras.  La  familia  Malory  es  extensa,  son  cinco  hermanos,  cuatro  varones  y  una  hembra  ya  fallecida  pero  que  dejó  una  hija  a  quienes  los  hermanos criaron como propia, Regan (o Reggie),  y cuyo marido es un grano en el trasero de James.  Se odian a muerte, casi (o sin el casi) y ambos van  a  protagonizar  algún  que  otro  encuentro/  desencuentro  que  volverá  a  ponernos  la  sonrisa  en los labios. 

81 RománTica'S


Pero si  hay  algo  que  nos  da  que  pensar  es  la  actitud  de  este  hombre.  Un  hombre‐hombre  de  esos que no dudan en anteponer sus deseos a su  sentido común.   Bueno, a las pruebas me remito, ¿no? ¿Qué clase  de  hombre  en  su  sano  juicio  es  capaz  de  lanzar  semejante  comentario  (no voy a decir  cuál) ante  cinco  hombres  altos  como  campanarios  y  celosísimos de su hermana; capaces de romperle  la cara a quien sea.  Como  bien  se  decía  en  una  comida  en  casa  de  Toni  Malory,  James  parecía  que  había  perdido  facultades  si  se  había  dejado  vencer  por  un  americano pusilánime y la defensa de George no  pudo  ser  más  acertada  pero  os  dejaré  reinar  sobre  la  famosa  respuesta  y  si  no  habéis  leído  esta historia pues… ¡os invito a que la descubráis  por vosotras mismas! 

Miradlo bien, por favor. Caracterizado de Thor, sí  pero  entre  el  pelo  más  largo  de  lo  normal  y  esa  barba de dos días…   Y ella, ¿quién podría ser ella? Mmmm. Veamos…  No lo tengo muy claro. Ella es morena e imagino  que  una  buena  opción  podría  ser  Alexandra  Daddario. Pero es cuestión de gustos. 

De todos  modos  ahora  llegamos  a  la  parte  en  la  que  es  una  de  esas  novelas  que  me  encantaría  ver llevada a la gran pantalla. Solo que esto es un  poco peliagudo pues ya sabemos el gran desastre  que a veces hacen con las adaptaciones literarias.  Hace  poco  tuvimos  una  tertulia  en  la  web  Románticas  al  Horizonte  y  todas  llegamos  a  la  conclusión  de  que  adaptaciones  como  «Tiempo  de  rosas»  de  Julie  Garwood  fueron  un  real  y  auténtico desastre. ¡Da miedo!  Pero hagamos un poco de directores de cine, o de  guionistas.  Está  claro  que  hay  escenas  «impres‐ cindibles» que no podrían ser tocadas. Ya hemos  comentado algunas pero es que hay muchas más.  El  asalto  al  barco,  el  secuestro  (¿os  acordáis?),  son  tantos  momentos  que  recordar  que  la  película no podría salir por menos de dos horas y  media.   ¿Y los personajes? ¿A quiénes pondríamos como  James Malory y Georgina Anderson?  Esto  es  muy  complicado.  Muy  complicado,  créanme. Aunque os digo que tengo mis candida‐ tos al papel de James. Sin embargo, no sé si esta‐ réis de acuerdo conmigo.  Repasando la lista de actores de hoy creo que el  que  mejor  daría  el  papel  de  James  Malory  es  Chris  Hemsworth,  el  marido  de  nuestra  compa‐ triota Elsa Pataki. 

RománTica'S 82

Chicas, en serio, si no os lo habéis leído, hacedlo.  Las risas están garantizadas, las escenas de amor  son  ardientes  y  la  química  entre  estos  dos  es  de  alto voltaje.   Muchas  son  las  ediciones  que  se  han  publicado  pero  la  más  reciente  es  la  de  B  de  Bolsillo  y  el  precio súper asequible.  Artículo: Loli Díaz       


La Película: Sabrina TÍTULO ORIGINAL Sabrina AÑO 1954

DURACIÓN 113 min. PAÍS EE. UU.

DIRECTOR Billy Wilder GUIÓN Billy Wilder, Ernest Lehman MÚSICA Friedrich Hollaender FOTOGRAFÍA Charles Lang (B&W) REPARTO Humphrey Bogart, Audrey Hepburn, William Holden, Walter Hampden, John Williams, Martha Hyer, Joan Vohs, Marcel Dalio, Marcel Hillaire, Nella Walker PRODUCTORA Paramount GÉNERO Comedia romántica - Musical

Basada en la obra de Samuel A. Taylor —Toda mi vida he estado enamorada de él. Pues  sí,  chicas,  Sabrina  (Audrey  Hepburn),  la  protagonista  de  esta  película,  siempre  ha  estado  enamorada del hijo menor de la familia para la que  su padre trabaja de chófer y ha asistido a todas las  fiestas de la familia Larrabee subida a un árbol…   Pero la verdad es que David (William Holden) es de  esos  hombres  cuyo  porte  y  cuyo  magnetismo  atraparían a cualquier mujer. Encanto, una sonrisa  bonita, un granuja en toda regla cuyos métodos de  seducción  son  tan  previsibles  para  nuestra  joven  protagonista  que  desde  que  era  una  niña  ha  soñado  ser  objeto  de  la  misma.  Y  él  jamás  ha  llegado a fijarse en ella… hasta que Sabrina vuelve  de París.  Es el típico amor adolescente, el primer amor que  hace brillar el corazón de una mujer, ese amor que  todas hemos sentido basado más en la admiración  hacia  la  otra  persona  que  quizás  en  auténticos  sentimientos aunque no por ello menos reales para  quien lo siente.  «Sabrina»  es  una  de  esas  películas  que  sin  desplegar  grandes  presupuestos  son  capaces  de  perdurar  en  el  recuerdo  por  la  calidad  de  las  interpretaciones de sus protagonistas.  William Holden era uno de los galanes de la época  y ese carácter se ve impreso en el protagonista que  interpreta,  David  Larrabee.  Por  contraposición  tenemos el que interpreta Humphrey Bogart, el de  Linus  Larrabee,  el  hijo  mayor  y  responsable  con 

cabeza para  los  negocios  pero  sin  un  corazón  al  que dedicarle el tiempo.  Para quienes hemos visto esta película, ya sea una  o  mil  veces,  siempre  perdurará  en  nuestro  recuerdo  escenas  memorables  como  ese  baile  entre Linus y Sabrina bajo la luz de la luna.  

—¿Oponerme yo? ¿A usted? Si es como si hubieran abierto una ventana y una brisa suave y acariciadora entrase en esta vieja casa. ¿Cómo voy a oponerme? —¿A pesar de que esa brisa suave y acariciadora venga del garaje? —Estamos en el siglo xx, Sabrina —Gracias, brindemos por ello... Muchas de las novelas que hemos ido leyendo a lo  largo de los años me han recordado a esta película.  La joven que siempre ha estado enamorada de un  hermano  y  que  al  final  descubre  que  con  quien  verdaderamente desea pasar los años que le restan  es con el otro.  La  historia  de  Sabrina  es  mucho  más  que  eso.  La  historia  de  Sabrina  es  además  el  pleno  descubrimiento por parte de un hombre maduro y  sin ilusión por la vida, cuya única preocupación ha  sido siempre el negocio familiar y que de buenas a  primeras  se  ve  inmerso  en  una  misión  autoimpuesta  para  salvar  a  la  familia  de  un  desastre social por culpa de su hermano David.  ¡Ains!  Decir  que  esta  historia  es  preciosa  es  decir  poco.  Decir  que  la  película  es  de  esas  que  te  apetecen  ver  de  vez  en  cuando  sentada  en  un 

83 RománTica'S


mullido sillón y con una manta es no decir nada. 

Pero la película además está llena de escenas que  unas  veces  te  hacen  sonreír  y  en  otras  no  puedes  menos que romper a reír a carcajadas. 

El momento  huevo  es  simpatiquísimo  pero  el  momento  copas…  ¡ese  no  tiene  nombre!  Linus  demuestra  ahí  pericia  y  picaresca  para  conseguir  dejar  fuera  de  combate  al  descarriado  que  tiene  por hermano. 

Por otro lado, esta versión es la primera pero no es  la única que ha sido llevada al cine. 

En los  años  ’90  del  pasado  siglo  volvió  a  la  gran  pantalla de la mano de Julia Ormond, Harrison Ford  y  Greg  Kinnear  como  Sabrina,  Linus  y  David  respectivamente.  Esta  versión,  más  actualizada  de  la  trama  cuenta  con  elementos  ligeramente  diferentes  pero  no  por  ello  hacen  una  versión  menos atractiva para quienes la hemos visualizado.  Los  diálogos  son  más  de  hoy  al  igual  que  algunos  avances  pero  no  pierde  en  ningún  momento  la  esencia  de  la  misma.  En  ambos  casos,  sus  directores  hicieron  un  trabajo  excelente  y  regalaron a los espectadores grandes e inolvidables  momentos,  unos  diálogos  frescos  y  frases  memorables.  «Sabrina» es de esas películas que pasen los años  que pasen y que sea cual sea la generación que se  siente  ante  la  pantalla  a  disfrutarla  llegará  a  la  misma  conclusión,  que  el  amor,  por  muchos  años  que pasen siempre será el motor que nos mueva y  no  es  de  extrañar  que  estuviese  nominada  a  seis  Óscar  de  la  Academia    entre  los  que  estaban  al  mejor  director,  lo  que  no  es  de  extrañar  pues  William  Wilder  era  un  grande  entre  los  grandes  y  sólo  hay  que  hacer  un  repaso  a  su  carrera  para  comprobarlo; en  su haber cuenta con películas de  la talla de Ben‐Hur o «Con faldas y a lo loco». Otras  nominaciones  fueron  a  la  mejor  actriz  principal  (Hepburn)  y  al  mejor  guion  adaptado,  aunque  finalmente  solo  ganaría  en  la  categoría  de  mejor  vestuario. 

   

  Una  cara  de  ángel  para  una  de  las  protagonistas  femeninas más emblemáticas del séptimo arte. 

Un rostro atractivo y picarón para encarnar al bribón  de esta historia. Un bribón encantador. 

Si aún no habéis tenido ocasión de verla, buscadla  en algún punto de venta. El precio merece la pena.  Me  hubiese  encantado  ver  esta  película  y  otras  muchas  más  en  la  gran  pantalla  pero  hasta  que  haya  cines  que  las  repongan  y  se  den  cuenta  que  podría ser un buen reclamo para el gran público…  toca esperar. ¡Una lástima! 

Artículo: Loli Díaz

RománTica'S 84

Y  otro  adusto  y  distante  para  imprimir  dureza  y  fiabilidad al hombre serio que es Linus Larrabee. 


El 24/7 Me dicen  algunas  amigas  bien  intencionadas,  de  esas  pocas  que  todavía  quedan,  que  cuando  hablé  de  BDSM  me  quedó  una  cosilla  en  el  tintero…   A saber: Las relaciones 24/7. Aunque lo cierto es  que  me  quedaron  muchas  de  las  que  podrían  hablarse  largo  y  tendido;  de  pie  y  sobre  un  sofá  y… no sigo que me emociono y se me va el punto.  Entonces… 

¿Qué es 24/7? No, no  es  una  receta  milagrosa  de  adelgaza‐ miento,  ni    tampoco  la  proporción  perfecta  de  según qué cosa que se sabe y no se nombra. 

solo se  mueve  en  el  ámbito  meramente  sexual  sino  que  pasa  a  formar  la  vida  completa  de  aquellos  que  deciden  formar  una  pareja  de  este  tipo,  es  decir  vida  social,  trabajo,  familia,  etc.  Se  hace  necesario  que  ambos  miembros  sean  capaces  de  respetar  a  aquel/lla  que  tienen  bajo  sumisión.            

¡Una cosa es que te digan  que vayas sin ropa interior a  la oficina y otra muy distinta  que alguien te obligue a ir  desnudo por la calle! 

Se denominan 24/7 a las relaciones  de domina‐ ción  (léase  artículo  anterior  de  BDSM)  más  extremas en donde la pareja que decide llevarlas  a  cabo,  en  roles  de  amo/a‐sumiso/a,  extiende  está    vivencia  hasta  la  totalidad  del  tiempo,  es  decir,  24  horas  al  día,  7  días  a  la  semana.  Este  tipo de relación recibe también el nombre de TPE  (Total Power Exchange o intercambio completo de  poder).  ¿Quiere  esto  decir  que  el  sumiso/a  es  el  esclavo  del dominante/a? Nada más lejos de la realidad.  El TPE se diferencia de todos las demás relaciones  BDSM,  al  rechazar  los  frenos  y  las  limitaciones  que  estas  se  auto  imponen,  pero  mantiene  estrictamente  el  único  elemento  que  dota  de  común  marco  a  toda  la  comunidad  BDSM:  el  consenso (cita textual de la Wikipedia).  Si  bien  es  cierto  que  cuando  la  relación  se  extiende hasta abarcar la totalidad del tiempo no 

Me cuenta  una  amiga  (sumisa)  con  voz  emocionada, que cuando alguien entrega todo lo  que  es  a  otro/a,  ha  de  estar  segura  de  que  los  brazos  a  los  que  se  rinde  la  acogerán  como  si  fuese  el  objeto  más  valioso  que  existe,  que  su  misión  no  será  esclavizarte  sino  guiarte,  no  será  hundirte  sino  elevarte….Sus  ojos  brillan  y  su  sonrisa  se  extiende  mientras  me  lo  cuenta  y  es  entonces  cuando  me  doy  cuenta  de  que  realmente  solo  es  otra  manera  de  relacionarse,  distinta sí… ¿O no?   Os  dejo  con  un  poema  que  he  encontrado  por  esos mundos informáticos y que espero os guste  que lleva por título… 

RENACER DE NUESTRA  OSCURIDAD 

85 RománTica'S


Te protegeré con mi Dominación Seré el ángel que con sus alas te proteja, Sólo quiero tenerte cultivada sobre rosas Dónde tu aroma se impregne en mi piel Que tu voz me lleve al cielo en un segundo sentir el calor de tu piel atravesando el mío Tu protección seré yo, tú serás mi bendición. Quiero ser todo aquello que añoras y que tú seas todo lo que poseo.

RománTica'S 86


Sir Pierce Brendan Brosnan,   nació el 16 de mayo de 1953 en Drogheda, Irlanda. Es un actor   irlandés y Caballero de la Orden del Imperio Británico. Es conocido,  entre otros papeles, por interpretar a James Bond en Goldeneye, El  mañana nunca muere, The World Is Not Enough y Die Another Day  entre otros.   Apenas tenía dos años cuando su padre abandonó el hogar familiar. Su  madre, apenas sin recursos, se vio obligada a exiliarse a Londres para  trabajar de enfermera. El hijo fue confiado a los abuelos y a su tía,  quienes viven en difíciles condiciones. Muy solitario, Pierce es  rechazado por sus compañeros de escuela y se refugia en la lectura de  los grandes clásicos tanto ingleses como irlandeses.   A los once años se reencuentra con su madre. En la escuela fue un   alumno medio que, a parte de la lectura, solo tendrá dos   centros de  interés: el dibujo y la pintura. De pronto   abandona todos los estudios  y se encamina hacia  una cerrera de diseñador publicitario, pero  descubre  por él mismo que carece de talento. Enseguida se  convierte  por azar en agente comercial en la  producción cinematográfica. Su  amor por los grandes  textos le anima a traspasar la puerta del teatro.   87 RománTica'S


Cassandra Harris   (nombre artístico de Sandra Colleen Waites), nacida en Sydney, 15 de  diciembre de 1948, fue una actriz australiana y primera esposa del actor  Pierce Brosnan.  En 1976, Pierce Brosnan, de 24 años, que frecuentaba asiduamente   el ambiente bohemio de los artistas, conoció a la artista Cassandra   Harris, y el flechazo fue inmediato. No tardaron mucho en contraer   matrimonio. Ella aportó a la unión de ambos dos hijos: Charlotte y   Christopher, Pierce los querría como si fueran suyos.   En 1984, Pierce y Cassandra tuvieron un hijo: Sean William  Brosnan que se dedica actualmente a la carrera de actor  siguiendo el ejemplo de sus padres.          La  familia  Brosnan  se  mantiene  muy  unida  porque  el  amor  que  se  profesan  es  inmenso  y  auténtico. Cassandra anima a su marido a probar  suerte en el teatro porque lo ve muy interesado.  Su carrera en los escenarios empieza muy bien y,  a  principios  de  los  ochenta,  recibe  una  proposición americana para un papel en una serie  de  televisión.  Pero  Pierce  duda  y  es  Cassandra  quien  le  empujará  nuevamente  a  aceptar  la  aventura televisiva.   Remington  Steele,  estelarizada  por  Pierce  Brosnan  en  una  era  pre  Bond,  con  quien  estuvo  ligado  entre  1982  y  1987,  lo  catapultó  a  la  fama   mundial.  Pero Brosnan se sentía insatisfecho, y es en este  momento cuando la catástrofe se cierne sobre el  matrimonio.  

En 1989,  su  mujer  descubre  que  tiene  cáncer.  Durante  cuatro  años  toda  la  familia  luchó  con  todas  sus  fuerzas  al  lado  de  Cassandra,  especialmente  los  últimos  meses  en  los  que  sufrió  terriblemente,  aunque  la  muerte  finalmente  se  la  llevó.  Al  morir  Cassandra  en  1991, Pierce se derrumbó. 

Completamente destrozado, flirtea con la muerte  de  continuo,  en  las  escenas  de  las  películas  Explosión  Inminente  y  el  Cobaya,  insiste  personalmente  en  hacer  él  mismo  todas  las  escenas  peligrosas,  incluso  las  más  locas,  desafiando  al  peligro  sin  cesar  y  sin  que  le  importe.  Tiene  su  drama  personal  enganchado  a  la piel y parece definitivamente perdido.  

 

RománTica'S 88


Su curación vendrá de forma profesional.  Después que el actor Timothy Dalton rompiera su  contrato, el smoking de 007 quedó libre para él en  1994.   Cubby Broccoli, que no ha olvidado a Brosnan, le  recontrataría de nuevo.   Pierce dijo entonces que… 

No habría imaginado jamás poder tener una segunda oportunidad Remington Steele  significaría su primer  papel importante 

Junto a Stephanie Zimbalist protagonizó la serie que le lanzó a la fama

  Esta serie fue una de las más  seguidas por el público  femenino en particular en los  años 80. El carisma de  Brosnan imprimió al personaje  un cierto halo de magnetismo. 

Godeneye significó   el regreso de un   excelente actor     Y, con ella, la recuperación de  uno de los galanes más  atractivos del mundo. 

Artículo: Aravalle Palacios

89 RománTica'S


RománTica'S 90


91 RománTica'S


Zamora es  una  ciudad  tranquila,  legendaria  y  moderna.  Es  un  entramado  de  sorpresas  que  el  visitante  curioso  tendrá  que  ir  desenmarañando  al  paso  por  sus  calles  de  adoquines.  La  Vía  de  la  Plata,  que  enlaza  con  el  camino  francés  hacia  Santiago  de  Compostela, cruza silenciosa entre los muros románicos que se alzan  petulantes a cada pisada del peregrino.   Doña  Urraca  aguantó  aquí  el  cerco  del  rey  Sancho  II  de  Castilla  durante nada más y nada menos que seis meses, de donde surge el  famosísimo  dicho.  Es  también  en  esta  ciudad  donde,  y  esto  casi  nadie  lo  conoce,  se  introdujo  por  primera  vez  el  wi‐fi,  para  la  conexión a Internet. Una gran conquista del mundo moderno. 

RománTica'S 92


El origen  de  Zamora,  sin  embargo,  hay  que  buscarlo  siglo  atrás,  dentro  de  un  período  de  conquistas  muy  diferentes  a  la  del  wi‐fi:  las  con‐ quistas romanas. Estos nuevos pobladores llama‐ ron a este lugar Ocellum Durii, que significa «los  ojos  del  Duero»,  por  las  clásicas  mansiones  que  flanqueaban  la  calzada  romana,  vigilantes  siem‐ pre  ante  cualquier  intromisión  enemiga.  Los  visigodos la denominaron Semure, y los musulma‐ nes,  Samurah,  «la  ciudad  de  las  turquesas»,  quizás hechizados por la belleza de este río, o tal  vez  por  el  verde  intenso  de  sus  riberas.  No  será 

hasta el siglo XI cuando el rey Fernando I de León  la  bautice  definitivamente  con  el  nombre  de  Zamora.  Como el viajero podrá constatar enseguida, en el  Duero se sitúan las primeros pisadas de esta ciu‐ dad de recuerdos y leyendas. Es el inicio y la me‐ moria,  pero  también  es  el  barco  donde  han  lle‐ gado las ideas y las nieblas, el oxígeno que respi‐ ran sus gentes e incluso las amistades y amores.  Por  lo  tanto,  es  a  orillas  de  este  río  donde  co‐ mienza nuestro paseo, y también donde termina. 

93 RománTica'S


En la Plaza Mayor, una pareja de congregantes cincelados  en bronce de la Cofradía de Jesús Nazareno (monumento al  denominado «merlú») llama a toque de tambor y corneta a  seguir sus pasos. Desde donde nos encontramos, tan sólo  escuchamos el ritmo procesional de sus instrumentos.  Dejamos, por tanto, atrás el Palacio de los Momos, a los  pies de cuya fachada, declarada monumento nacional, una  madre juega con su hijo y lo levanta con mimo y gracia  sobre su cabeza. Quién iba a decir que se trata de una  escultura; parece que está viva. Antes de llegar a la Plaza  Mayor, nos tropezamos con dos iglesias del siglo XII: la de  Santiago del Burgo y la de San Vicente.   El románico inunda de arte las calles zamoranas. De  románico y de romanticismo, pues son muchos los rincones  que se prestan al recuerdo y los sueños futuros. En la plaza  del Mercado, los hombres y mujeres discuten sobre precios  y gastronomía: de los garbanzos de Fuentesaúco, los  pimientos de Benavente, los espárragos de Toro, los  habones o la miel de Sanabria, o sobre los riquísimos  quesos de oveja. De las tabernas de los alrededores, salen  los hombres con sus mantas de colores, zamoranas, eso sí, y  hacen chascarrillos sobre princesas y dragones.   Ya en la Plaza Mayor, el merlú inicia su transitar a través de  ella. Bajo las arcadas de piedra del Ayuntamiento, y con el  templo de San Juan observando, una bella muchacha,  coqueta y sonriente, nos ofrece un trozo de pan y guía  nuestro camino con un sencillo gesto de su mano. Sus ojos,  del color de una turquesa, nos miran incesantemente con  afabilidad y entrega. Nos invita con su ademán a continuar  con nuestro sosegado paseo. El Palacio de los Condes de  Alba y Aliste, actual Parador Nacional de Zamora, nos narra  la historia de hombres y mujeres importantes: los Reyes  Católicos, Felipe III, Margarita de Austria… En él se  albergaron los más ilustres personajes de su tiempo,  siempre bajo la atenta mirada de un pastor lusitano,  convertido en leyenda por la resistencia que opuso a los  invasores romanos. Su nombre: Viriato, como la plaza que  hoy preside sobre un peñasco de Sayago. Le denominan  terror romanorum, «el terror de los romanos», y aunque su  posición y saludo de cierto temor, la verdad es que tras los  muros del Palacio, de suntuosa decoración y excelso  esplendor, los aposentos nos dan el cobijo que nuestra  necesidad reclama. 

RománTica'S 94


A un lado queda el Museo de la Semana Santa, a un par de calles al  norte. Los dos cofrades lo saben, y por unos instantes hacen callar su  corneta y su tambor. Aquel lugar guarda sus objetos de culto, pero  también parte de la esencia zamorana, que se destapa con  austeridad y dedicación durante unos días al año. Cerca de él, un  edificio, aún humeante, revela la historia de una revuelta conocida  con el nombre de «el motín de la trucha». Años atrás, allí ardieron  todos los nobles zamoranos a manos del pueblo, irritados por los  continuos abusos. El último que se recuerda, tuvo que ver con una  trucha del Duero. Cuna de leyendas son los peces de este caudaloso  río. El lugar del incendio es la iglesia de Santa María la Nueva.  El merlú deja atrás el silencio. Pasamos junto al antiguo convento de la  Concepción, que data del siglo XVII, donde se ubica el Archivo Histórico  Provincial, y llegamos al mirador de San Cipriano, situado sobre las  peñas de Santa Marta. Un hombre con capa y bordón nos invita a  contemplar las magníficas vistas de la ciudad. Allí hacen parada y  descanso los peregrinos que acuden a Compostela siguiendo la Ruta de  la Plata. Nosotros continuamos, agradeciendo la buena disposición de  aquel voluntario hospitalario. Seguimos por la Rúa de los Francos, una  de las calles principales de la ciudad, eje vertebrador de la Zamora  antigua, lugar donde se sitúan gran parte de las casas solariegas  zamoranas y donde, probablemente se asentaba el viejo Ayuntamiento.  El lugar es tranquilo, pero aún hoy se puede escuchar el tumulto y el  vaivén de las gentes zamoranas que recorrían estas calles medievales.  En el templo románico de la Magdalena se pueden apreciar, en su lugar  más insigne, unos ángeles que indican el camino hacia el cielo. Quizás  sólo sea una metáfora hermosa de lo que aún nos espera en Zamora.  Justo enfrente, vemos a unos peregrinos jacobeos salir corriendo del  convento del Corpus Christi. Una monja, descalza, se asoma. Dice ser la  abadesa del convento. Nos cuenta que aquellos dos hombres han de ser  ángeles, pues acaban de tallar una imagen de Nuestra Señora del  Tránsito, según ella, por la hospitalidad recibida.   

95 RománTica'S


Cruzamos bajo la arcada de  San Ildefonso. Huele a rosas.  Dicen que el lugar donde se  hallaron las reliquias del Santo  tiene este aroma tan poco  contaminado por el paso del  tiempo. El merlú se detiene en  la amplia plaza de la Catedral.  La música deja paso al sonido  del viento y de la propia  naturaleza. Un arco nos  conduce al castillo, pilar  básico de la resistencia  zamorana en tiempos  remotos; el otro, nos traslada  a un mundo increíble.  

Antes de adentrarnos en él, la catedral llama nuestra atención por su altiva cúpula y sus impresionantes formas.  

RománTica'S 96


No dejéis pasar su gastronomía. Es para degustarla, paladearla y disfrutarla

A lo lejos, un caballero con armadura y espada, espera tranquilo  nuestra llegada. Se sitúa junto a una puerta de madera y hierro. Dice  llamarse Rodrigo Díaz de Vivar, alias el Cid. La que hay tras él, es la  puerta de su casa, también conocida como Palacio de Arias Gonzalo,  una auténtica joya del románico civil. Nos acompaña hasta el arco de  piedra, puerta de entrada al lugar donde finaliza nuestro recorrido. Y se  despide de nosotros con un saludo caballeresco. Lo que viene a  continuación, supongo que sólo es descriptible con vuestros propios  ojos. Desde allí se pueden contemplar las aceñas de Olivares, unos  viejos molinos que aprovechaban las aguas del Duero para mover las  piedras que después molían la harina. También la iglesia de San Claudio  o el puente romano, donde un hombre está a punto de lanzar su anillo  de obispo a las profundidades del río. Aún no sabe que entrará en las  tripas de un barbo que después él mismo se comerá, volviendo dicho  anillo a caer en sus manos. Por lo visto, tiene nombre de santo: San  Atilano. Nuestro eterno compañero de viaje, el Duero, se muestra  majestuoso y vivaz. Una hermosa muchacha baña su cuerpo desnudo  entre sus dulces brazos y nos dirige una mirada, cuyos ojos, presumidos  y alegres, son del color de una turquesa.  Artículo: Alfredo Gómez 

97 RománTica'S


Querido diario:    Este  año,  como  todos  los  anteriores,  mi  lista  de  propósitos  es  interminable,  al  igual  que  el  número  de  veces que los incumplo. Pero por una vez en la vida, y sin  que  sirva  de  precedente,  me  he  prometido  a  mí  misma  ser fiel al menos a uno de ellos: apuntarme al gimnasio.    Ni  corta  ni  perezosa,  me  fui  a  uno  de  esos  maravillosos  establecimientos  donde,  por  una  tarifa  plana,  puedes  realizar  cualquiera  de  las  actividades  programadas.  Pertrechada con mi chándal, una camiseta de propaganda  y  las  zapatillas  deportivas  de  siempre  me  presenté  en  la  clase de aeróbic.    Craso  error.  Al  entrar  en  la  sala  tuve  la  sensación  de  haber  cruzado  un  agujero  negro  y  hallarme  en  otra  dimensión.  Aquello  parecía  la  pasarela  otoño‐invierno,  con  todas  esas  jovencitas  escuálidas  luciendo  ropa  de  diseño  que  les  marcaba  hasta  la  costura  del  tanga,  equipadas con botellas de aluminio para el agua y toallas  con el logotipo del gimnasio. Me sentí tan perdida allí en  medio, con todas mirándome como si fuera un bicho raro,  que abandoné el aula incluso antes de empezar la clase.    «Vamos a hacer las cosas bien», me dije, así que me lancé  a  la  aventura  de  recorrer  el  Decathlon  en  busca  de  la  vestimenta  adecuada.  Después  de  probarme  absolutamente  todas  las  prendas  especiales para  fitness  que  había  en  el  establecimiento,  me  decidí  por  unos  leggins  negros  por  debajo  de  la  rodilla  y  unas  camisetas  de tirantes en colores fluorescentes. Añadí al conjunto un  sujetador  deportivo  que  me  recomendó  muy  amablemente  la  dependienta  y,  por  supuesto,  unas  deportivas  con  sistema hextile  y  fabricadas en material viscoelástico,  que  no  sé  qué  es,  pero  con  el  precio  que  tienen las puñeteras deberían hacer adelgazar sin sacarlas  de la caja.    Al  día  siguiente,  ya  dispuesta  a  no  hacer  de  nuevo  el  ridículo  por  la  indumentaria,  regresé  al  gimnasio  justo  a  tiempo  para  empezar  la  clase  de  Zumba.  «Anda,  mira!

RománTica'S 98


¡Esto suena  bien!»,  pensé.  Pavoneándome  orgullosa  de  mis  compras  del  día  anterior,  entré  en  la  clase  y  me  coloqué justo al fondo.    La  música  empezó  a  sonar  y  el  monitor,  un  guapísimo  y  escultural morenazo de menos de treinta años, comenzó  a  dar  instrucciones  sobre  cómo  moverse,  las  cuales  yo  intentaba  seguir  en  la  medida  de  mis  posibilidades  mientras  me  observaba  en  ese  gigantesco  espejo  que  tienen en los gimnasios diseñado especialmente para que  te sientas gorda, fea y ridícula.    Enseguida descubrí por qué lo llaman Zumba: porque hay  que  estar  zumbao  para  mantener  ese  ritmo  frenético  durante  una  hora.  Cuando  acabó  la  clase  me  encontré  tirada  en  el  suelo,  sin  aliento,  sudorosa,  con  las  tetas  rebosando  por  fuera  del  sujetador  deportivo  y  doloridas  de tanto meneo, y pensando que aquel monitor ya no me  parecía  un  joven  encantador  sino  un  cruel  y  malvado  descendiente  del  mismísimo  Torquemada.  Mientras  el  resto de las jovencitas se dirigían a la ducha, a la sauna o  a otras actividades, se acercó a mí con una sonrisa en los  labios.    —¡Hola! ¿Qué tal ha ido la clase?    No  le  contesté.  Pero  no  por  maleducada:  es  que  no  me  quedaban fuerzas para ello.    —Verás… —dijo con una voz de lo más sugerente—. Creo  que esta clase te fatiga en exceso. Quizá deberías probar  con otras disciplinas como el yoga, el tai‐chi o la gimnasia  de mantenimiento. Y si quieres practicar Zumba, tenemos  cincuenta y cinco años.    Con la mayor dignidad que fue posible me levanté, salí del  aula  y,  antes  de  que  me  perdiera  de  vista  a  través  de  la  cristalera  que  comunicaba  con  la  sala  de  aparatos,  me  volví y le hice un corte de mangas.    Conclusión: Creo que voy a borrar el gimnasio de mi lista  de propósitos durante las próximas tres vidas.    Artículo: Violeta Lago,  una madre neurótica 

99 RománTica'S


RomรกnTica'S 100


101 RomรกnTica'S


Este bimestre  os  ofrecemos  la  novena  entrega  de  esta  segunda etapa de la sección de Horóscopos. Después de  haber  repasado  el  zodiaco  occidental  y  las  compatibilidades  de  los  distintos  signos,  en  este  nuevo  ciclo  nos  ocupamos de daros a conocer en cada número un signo del Zodíaco  Azteca. En el anterior número, dibujamos el perfil del signo Corzo. En  esta entrega profundizaremos en las características y peculiaridades  de Jaguar, noveno signo de este horóscopo, asociándolo además con  los  protagonistas  de  una  novela  que  aprovecharemos  para  recomendaros. Esperamos que os resulte interesante. 

 

El signo Jaguar  El jaguar fue objeto de culto por gran parte de  las  culturas  precolombinas.  Este  animal,  destacado  por  ser  el  mayor  de  los  felinos,  ostentaba  una  poderosa  mandíbula,  sólidas  patas y cabeza poderosa que le hacían signo de  admiración de los pueblos indígenas llegando a  considerársele protector de aldeas y campos. 

Mujer jaguar:   Catherine Mabry  En la cama con el diablo  Lorraine Heath    ¿Hasta dónde serías capaz de  llegar  por  salvar  al  hombre  que amas?  Conocido  como  el  conde  Dia‐ blo,  Lucian  Langdon  es  un  sinvergüenza  con  fama  de  asesino  que  creció  en  las  violentas  calles  de  Londres.  Lady  Catherine  Mabry,  una  auténtica dama, está dispues‐ ta  a  negociar  con  él  para  proteger a sus seres queridos,  aunque  al  hacerlo  arriesgue  algo más que su reputación.  Lucian  desea  el  respeto  de  la  sociedad  y,  ante  todo,  una  esposa.  Sin  embargo,  la  mu‐ jer  que  ha  elegido,  Frannie,  nunca  será  aceptada  por  la  aristocracia.  Catherine  puede  ayudarlo  a  conseguir  su  pro‐ pósito,  pero  lo  que  le  pide  a  cambio  pondrá  en  jaque  sus  vidas...       

RománTica'S 102

Dotado de una gran nobleza, inteligencia y rapidez de pensamientos,  era la encarnación del astro solar. Representaba la parte nocturna del  Sol y se asociaba al mundo subterráneo, porque según las creencias  aztecas el astro rey, tras ocultarse, emprendía un viaje al interior de  la  Tierra.  En  este  sentido,  el  pelaje  del  jaguar  era  símbolo  ambivalente de que la noche y el día se fusionaban en su espíritu.  El carácter de Jaguar  Los  nacidos  bajo  su  influjo  poseen  un  carácter  noble,  fuerte  y  aventurero,  pero  a  la  vez  son  seres  reflexivos  y  racionales.  Son  amantes del poder, no por posición, sino por la autosatisfacción del  éxito conseguido. Capaces de luchar de manera férrea e incansable,  no  dudaran  en  el  auto‐sacrificio  con  el  fin  de  lograr  aquello  que  desean.  Orgullosos  y  obstinados,  sus  ganas  de  superarse  les  hacen  ser  exigentes  con  ellos  mismos.  El  dinamismo  y  empeño  que  ponen  en  todas  sus  empresas  les  granjeará  la  admiración  de  sus  semejantes,  que  por  otra  parte  catalogarán  las  hazañas  de  estos  nativos  como  suicidas.  No obstante, y al contrario de lo que pueda parecer, los Jaguar no se  lanzan  a  lo  loco  a  la  aventura.  Son  personas  muy  eficaces  y  con  un  gran  sentido  de  la  planificación.  Si  se  deciden  a  emprender  un  proyecto será porque han sopesado todos los pros y los contras, y se  ven capaces de atajar o solucionar cualquier imprevisto que surja.  Los Jaguar son seres sensibles y muy apasionados, aunque intentan  ocultarlo  bajo  una  capa  de  serenidad  y  templanza.  Su  gran  autocontrol les ayuda a regular sus instintos y no dejarse llevar por la  impulsividad  del  momento.  ¿Su  punto  flaco?  Las  críticas  o  los  ataques  directos.  Los  reproches  o  comentarios  negativos  hieren  su  sensibilidad en lo más profundo. Después  de  todo,  como  seres  orgullosos,  no  les  gusta  mostrar  sus  debilidades.  Ni  siquiera  cuando  se  sienten  enfermos.  Toda  una  paradoja:  tan  valientes  y  aventureros,  en  el  fondo  son


extremadamente sensibles para encajar cualquier tipo de fracaso. Y  es  que  lo  que  el  Jaguar  busca  es  la  autoperfección  personal,  un  camino  interior  que  emprenderá  dando  lo  mejor  de  sí  mismo.  Su  natural  pasión  por  la  vida  se  convertirá  entonces  en  pasión  por  la  búsqueda del sentido de esta.  Jaguar y el amor  Como  seres  pasionales,  el  amor  es  una  pieza  fundamental  para  los  Jaguar.  Su  intensa  entrega  es  fruto  del  entusiasmo  que  ponen  en  todas las facetas de su vida. También en este campo, la ambición se  hará  notar,  sobre  todo  en  el  campo  de  la  sexualidad,  así  como  su  reflexión a la hora de llevar las relaciones.  Antes de lanzarse a una relación estudiará cuidadosamente al objeto  de su deseo. Intentará saber todo lo posible sobre su posible pareja  para  llevar  a  cabo  la  mejor  estrategia  a  la  hora  de  lanzarse  a  la  conquista.  No  obstante,  su  absoluta  devoción  hacia  su  compañero  requerirá una entrega y dedicación igual por parte de su amante.  Los  nativos  Jaguar  son  posesivos  y  necesitan  atención  constante.  Aunque a veces se muestren como distantes, fríos o duros, son muy  celosos  del  cuidado  de  su  pareja,  de  la  que  buscarán  llamar  su  atención.  Después  de  todo,  necesitan  ser  correspondidos  en  su  afecto y exigirán que la persona a la que amen les iguale en atributos  y estén a su misma altura.  Por  otro  lado,  su  naturaleza  reflexiva  hará  que  sus  relaciones  sean  como una orquesta bien afinada. Toda armonía, cadencia y clase. Las  relaciones  vacías  y  sin  sentimientos  no  van  con  ellos,  por  eso  difícilmente se entregarán al sexo de buenas a primeras, sobre todo  las  mujeres.  Escaparán  de  las  conquistas  rápidas  rodeadas  de  misterio,  pues  como  bien  aventurero  sabe  que  aquello  que  verdaderamente vale la pena sólo se consigue con esfuerzo.   Esta  capacidad  de  compromiso  es  una  de  sus  cualidades  más  apreciadas por el sexo contrario. Cuando encuentren a la persona a  la  que  entregar  su  corazón  no  les  importará  el  estatus  social,  ni  la  clase,  ni  la  educación.  Para  él  no  existirán  barreras  que  no  pueda  superar si con ello logra estar cerca de la persona amada, a la que se  darán por entero.  Como ser ambicioso, los Jaguar perseguirán que su amor fructifique  y se perpetúe en el tiempo, en forma de una familia e hijos a los que  amar y pasar su legado.  ¿Quieres saber si eres Jaguar?  9 y 21 de enero  7 y 19 de febrero  3, 15 y 27 de marzo  8 y 20 de abril  2, 14 y 26 de mayo  7 y 19 de junio 

1, 13 y 25 de julio  6, 18 y 30 de agosto  11 y 23 de septiembre  5, 17 y 29 de octubre  10 y 22 de noviembre  4, 16 y 28 de diciembre    Artículo: Ana Sarria  Fuente: Astrología Azteca, Hipólito Moctezuma 

Hombre jaguar:   Gabriel  Bajo las estrellas  Ana Iturgaiz    Navarra,  1296.  La  pequeña    Margheritte,  hija  de  un   orfebre,  escucha  junto  a  otro  niño,  Gabriel,  una  extraña    conversación  que  ninguno  de   los dos comprende. Once años   más  tarde,  Margheritte  se  ha  quedado sola y, tras descubrir   que  tiene  familia  en  Francia,   decide  reunirse  con  ella  llevando  consigo  lo  único  que  posee:  una  tablilla  esmaltada  y  un  anillo  de  plata  que  habían sido de su padre. Pero  alguien  muy  poderoso  está  tratando  de  hacerse  con  esas  joyas…  Gabriel,  que  se  busca  la  vida  como  puede,  es  perseguido  por  la  Guardia  Real  por  defender  a  unos  monjes  que  han  sido  detenidos  por  orden  del  infante  de  Francia,  recién  coronado  rey  de  Navarra.  Es  entonces  cuando  sus  destinos  vuelven  a  cruzarse.  Juntos  emprenderán  la  huida  y  se  verán envueltos en una trama  repleta  de  peligros  que  cambiará  sus  vidas  para  siempre. 

103 RománTica'S


En RománTica’S  celebramos  este  bimestre el día de los enamorados y…  el carnaval.  Estrenamos  un  nuevo  año  y,  además  nos  empezamos  a  preparar  para  el  buen  tiempo  que  en  unos  meses  estará  de  vuelta.  Todas  las  editoriales  románticas  nos  han  preparado  un  Febrero  de  lujo  con  buenas  y  encantadoras  novedades  que  harán  las delicias de todos los paladares. 

Si deseas que publiquemos tu relato,  envíanoslo a nuestra dirección de correo:  romanticasmagazzine@gmail.com  De entre los relatos recibidos se  seleccionarán los que serán publicados en  nuestras páginas. No se os olvide  consignar en el asunto del mail la palabra  RELATOS  El texto no podrá superar las 3000    palabras.   

Todos los relatos deberán llevar el    nombre de el/la autor/a y acompañar el    escrito con una pequeña nota en la que    se haga constar que el texto es de tu    propiedad. 

Desde RománTica’S  nos  hemos  querido  sumar  a  la  fecha  más   «ROMÁNTICA»  de  todas  y  esperamos  que  os  haya  gustado  este  nuevo  número.   Gracias  a  tod@s  por  seguir  leyendo  nuestra publicación bimensual.  Saludos cordiales, Equipo RománTica’S  

     

Contacta con  RománTica’s  para    hacernos  llegar  tu  opinión,  comentarios  y  sugerencias  tanto  sobre la revista como cualquier otro  tema  relacionado  con  la  novela  romántica.  Escríbenos a este e‐mail:  romanticasmagazzine@gmail.com 

     

RománTica'S 104


105 RomรกnTica'S


RomanTica'S - 022  

RománTica'S, tu revista de novela romántica.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you