Page 1


RomรกnTica'S 2


Sumario Actualidad Entrevista a Alexandra Ivy Entrevista a Camilla Winter Conocemos a Laura Bartolomé Una tarde con Noe Casado Cazamos talentos: Adrian Phoenix Autoras españolas: Nuevas incorporaciones Especial Modas y Tendencias Series y Sagas: La Guardia de los Highlanders Diosa del Parthenon Espacio JR Romances reales Una mirada al pasado Autora ¿en el olvido? La cápsula del tiempo Ocio y Placer Pasatiempos Horóscopos Y otros más… En este número colaboran Alfredo Gómez Ana Sarria Ana M. Benítez Aravalle Palacios Carolina Iñesta Eva Rubio Julia M. Priego Laura López Alfranca Loli Díaz Merche Diolch Mónica Liceras Noelia Amarillo Rocío Muñoz Violeta Lago Y, colaboración especial de: Marina Capilla

Editorial Queridas lectoras:  Este  bimestre  nuestra  publicación  viene  más  que  cargada  de  novedades,  curiosidades  y  artículos  que,  estamos  seguras,  os  harán  pasar  un  rato  más  que  ameno e interesante.  Estrenamos  algunas  secciones  nuevas  además  de  artículos que ya son signo de identidad de RománTica’S.  Encontraréis    un  artículo  muy  especial  de  nuestras  chicas  de  Juvenil  Romántica,  un  recorrida  por  Salas  de  Cine y por la pequeña pantalla.  No  os  perdáis  la  sección  de  Series  y  Sagas,  viene  con  sorpresas y tíos de lo más aguerridos.  ¿Queréis saber a quién reclamamos en nuestra sección  de «Autora en el olvido»? No dejes de leer el artículo de  Noelia.  En  la  sección  de  «Personajes  que  vendrán»,  Marina  Capilla  nos  presenta  a  los  suyos.  Una  presentación  de  las más originales que hemos tenido en estos tres años.  ¿Queréis  saber  qué  protagonista  ha  entrado  a  formar  parte  de  nuestro  especial  Olimpo?  No  os  perdáis  la  sección  «Diosas  del  Parthenon»  y  la  sección  de  novedades viene repleta para todos los gustos.  Este bimestre viajamos con Alfredo a Nerja. Recorre sus  calles  en  bicicleta  como  ya  lo  hicieron  en  su  día  los  chicos de Verano Azul.  Deseamos de todo corazón que este nuevo número no  esté a falta de nada.  ¡FELIZ LECTURA!  Equipo de RománTica’S   

3 RománTica'S


RomรกnTica'S 4


ENTREVISTA A… ALEXANDRA IVY & CIA Mientras miraba su agenda, una sonrisa apareció  en los labios de Yuliss. No podía creer que el día  al  fin  hubiera  llegado.  El  día  en  que  conocería  a  Alexandra  Ivy,  en  persona,  y  tuviera  la  oportunidad de entrevistarla cara a cara. ¿No era  emocionante?  El  teléfono  escogió  ese  momento  para  interrumpir  su  pequeño  momento  oh-my-god  y  traerla  de  vuelta  a  la  realidad.  Al  mirar  hacia  el  móvil,  Yuliss  esperaba  que  lo  que  viniera  fueran  malas  noticias  desde  la  revista:  la  entrevista  se  había cancelado, la autora no quería trabajar con  ellos, etcétera. Siempre eran malas noticias, ¿no?  Bueno, al parecer, no esta vez. Y no es que Yuliss  se  quejara,  pero  es  verdad  que  no  pudo  evitar  sentirse un poco decepcionada. ¿Dónde estaba la tensión en su trabajo?,  pensó  poniendo  los  ojos  en blanco.   En fin.  Después  de  borrar  el  SMS  que  su  compañía  telefónica le había enviado para intentar venderle  un nuevo plan para el móvil, dejó la agenda en el  escritorio  y  se  giró  hacia  el  espejo.  ¡Tenía  que  estar perfecta!  Una vez eso estuvo arreglado, Yuliss miró hacia el  reloj  por  la  millonésima  vez  hoy.  El  hotel  en  el  que  se  estaba  quedando  en  Chicago  no  estaba  muy lejos de donde había quedado con Alexandra,  así que irónicamente la espera la estaba matando  completamente e irrevocablemente.   —Tiempo,  ¿quieres  correr  más  deprisa?  —dijo  Yuliss, frustrada porque los segundos no duraran  la mitad de lo que normalmente duran.   Vale, nena… creo que estás pensando demasiado. Y era cierto. Pero, joder, a lo mejor sí que debería  ir saliendo ya para encontrarse con Alexandra en  lo que se dice «ya mismo».  —Dios, me estoy volviendo loca —dijo en voz alta.  El  tic‐tac  del  reloj  le  estaba  atravesando  los  oídos—. Necesito salir de aquí.  Y así lo hizo.    

Alexandra Ivy  la  esperaba  junto  a  la  Alubia  con  una  sonrisa  en  el  rostro.  Su  piel  pálida  y  su  cabello corto solo la hacían más agradable. Y, en  realidad,  Yuliss  estaba  un  poco  sorprendida  del  lugar en el que la mujer había elegido para hacer  la entrevista. Algunos de los autores solo querían  que los reporteros les enviaran las preguntas por  email  y  acabar  con  ello  antes.  El  hecho  de  que  Alexandra  quería  conocerla  hizo  que  Yuliss  estuviera incluso más emocionada.   —¡Hola, Alexandra!  —Hola,  corazón.  Me  alegra  saber  que  no  te  perdiste por la ciudad.  Yuliss se rió. Cierto, en España no había ciudades  como esta.  —Sí,  aunque  no  me  importaría  perderme  aquí  con  ciertos  personajes…  —Yuliss  dejó  caer.  La  indirecta se escondía tras sus palabras.  Alexandra  se  rió  también.  El  encantador  sonido  de su risa se unió a los otros ruidos de la ciudad.  —Por eso quería quedar aquí, Yuliss. Nos vamos a  perder juntas por las calles de Chicago…  —Oh, ¡suena bien! —gritó con felicidad mientras  empezaba a andar junto a la autora.   Yuliss  no  sabía  a  dónde  se  estaban  dirigiendo,  pero no le importaba. Tenía a Alexandra Ivy para  ella sola por un ratito, y estaba más claro que el  agua que no iba a desperdiciar ni un minuto.   —Vale,  Alexandra.  Me  estaba  preguntando  cómo  creaste  la  serie  Los Guardianes de la Eternidad. ¿Fue por un sueño, o una idea tonta  que al final se convirtió en algo más grande?  —Los  Guardianes  en  realidad  nacieron  de  mi  amor  por  Buffy la Cazavampiros.  Me  súper  en‐ cantaba la combinación del terror con el humor y  el romance. Era diferente de todo lo que hubiera  visto  antes  y  me  inspiró  para  intentar  crear  mi  propio mundo de criaturas paranormales.  —Oh,  ¡nunca  lo  habría  dicho!  Y  también  tenía  mucha  curiosidad  por  saber,  ¿cómo  fue  tu  proceso  editorial?  Porque  en  España  siempre  tenemos  la  sensación  de  que  si  un  autor  es  de  Estados  Unidos,  automáticamente  van  a  tener  más  oportunidades  para  que  las  publique.  ¿Tuviste que intentar en varias editoriales antes  de que Dante y Abby tuvieran la oportunidad de  ver la luz?  —¡Pues sí! Me llevó casi diez años conseguir que  me publicaran. Para ser sincera, cualquier perso‐ na  razonable  habría  desistido  después  de  los  primeros  cincuenta  rechazos  *sonríe*.  Gracias  a  Dios  yo  no  soy  persistente  ni  nada,  y  al  final  mi  novela  histórica  My Lord Carlton  se  publicó  con 

A C T U A L I D A D

5 RománTica'S


la editorial  Zebra  Regencies.  Después  escribí  treinta y tres novelas históricas bajo los nombres  de  Debbie  Raleigh  y  Deborah  Raleigh  antes  de  pasar  a  lo  paranormal  tras  el  nombre  de  Alexandra Ivy.   La  conversación  se  estaba  poniendo  bastante  interesante y Yuliss ya ni sabía dónde estaban. De  todos  modos,  no  es  que  le  importara.  Tenía  mejores cosas en las que centrarse.   —Así  que  podríamos  decir  que  la  oferta  para  que  te  publicaran  en  España  fue  una  gran  sorpresa para ti, ¿no?   —Fue  un  maravilloso  honor  para  mí  cuando  mi  editor me llamó para decirme que me publicarían  en  España. Es genial pensar que mis libros están  casi  alrededor  de  todo  el  mundo.  También  soy  consciente de que los lectores españoles son muy  devotos  a  la  literatura  romántica  y  poder  compartir  Los  Guardianes  de  la  Eternidad  con  ellos es bastante emocionante.   Algunos callejones oscuros ya estaban a la vista, y  aunque la conversación era bastante interesante,  Yuliss  no  pudo  evitar  pararse.  Alexandra  Ivy  entonces  se  giró,  confusa  y  sin  saber  por  qué  había parado de andar tan de repente.   —¿A  dónde  vamos,  exactamente?  —preguntó  Yuliss.   —Confía  en  mí…  te  gustará,  —fue  todo  lo  que  respondió.  Y  bueno,  ¿qué  podía  decir?  La  oscuridad  era  tentadora,  pero  también  daba  un  poco de miedo… algunas veces.   —¿Sabes?  Cuando  estaba  leyendo  «Cuando  llegue la oscuridad» realmente me transporté a  la  historia;  mayormente  por  todos  esos  comen‐ tarios graciosos que Abby suelta todo el tiempo.  ¿Es fácil para ti añadir esos momentos de risa a  tus  libros?  ¿Es  algo  que  necesitas  añadir  para  que  el  lector  no  se  aburra  o  simplemente  aparecen ahí?  —El  humor  está  bastante  ligado  a  mi  forma  de  escribir.  Incluso  cuando  escribía  histórica  había  personajes  que  podían  hacer  reír  al  lector.  Cuando  empecé  con  paranormal  en  realidad  quería  que  los  personajes  fueran  oscuros  y  taciturnos.  Me  encanta  intentar  ese  tipo  de  historias pero rápidamente aprendí que no era mi  «voz».  Incluso  cuando  intentaba  ser  oscura  siempre  terminaba  con  algún  comentario  gracioso. *sonríe*  —Bueno,  bueno,  bueno.  Mira  quién  tenemos  aquí de visita… —una voz dijo detrás de ellas. Una  voz  de  hombre.  Yuliss  empezó  a  girarse,  espe‐

RománTica'S 6

rando que  el  tipo  no  tuviera  malas  intenciones  hacia ellas.  Oh, Dios… —¿Dante?  —preguntó,  casi  sin  palabras.  Alexandra  ya  se  había  adelantado  y  lo  había  saludado. Obviamente. ¡Era su personaje!  —El  mismo  —respondió,  sonriendo  con  suficien‐ cia—.  Abby  debería  estar  aquí  dentro  de  nada.  Pero  bueno…  ya  sabéis  cómo  son  las  mujeres.  «¡Estaré ahí en un minuto, cariño!», y luego no es  un minuto.  Ambas, Yuliss y Alexandra, lo miraron arqueando  una  ceja.  Pero  luego  la  primera  se  giró  hacia  la  autora para mirarla directamente a los ojos.  —¿Entonces la arrogancia, y el ego, son algo que  encontraremos  en  todos  los  hombres  de  esta  serie? Porque tengo que decir que es muy, muy  sexy.   —Oh,  sí.  Aunque  intento  hacer  que  cada  héroe  sea  único,  con  su  propia  historia  y  sus  propios  puntos fuertes y vulnerabilidades. Pero sí que hay  una  llama  ahí  de  arrogancia  en  todos  ellos.  ¡En  realidad no puedo imaginarme a ningún inmortal  con un inmenso poder que no sea arrogante!  —Lo sé, estoy como un tren y las chicas quieren  hacer  cosas  malas  conmigo  —dijo  Dante,  sonriéndoles de oreja a oreja.  —Oh, lo sé, cariño. Pero yo soy la única que va a  hacer  cosas  malas  contigo  —Abby  apareció  al  lado  de  su  pareja—.  Sé  simpático  con  las  muchachas.   Dios,  sí  que  era  guapa.  En  realidad  la  mujer  perfecta para el viejo vampiro.   —Háblame de Abby. Hemos visto que su vida ha  sido dura, y  ahora ha encontrado al  hombre  de  sus  sueños.  ¿Qué  te  hizo  crearla  de  la  manera  que lo hiciste?  —Intenté  darle  a  Abby  la  clase  de  vulnerabilidades  que  la  mayoría  de  las  mujeres  sienten.  No  todas  hemos  sufrido  abusos,  pero  hemos tenido que enfrentarnos con adversidades  y  superar  tiempos  difíciles.  Y  al  final  todas  esas  pruebas  que  ha  pasado  la  han  hecho  una  mujer  más  fuerte  e  independiente  que  es  más  que  capaz  de  cogerse  como  pareja  a  un  vampiro  arrogante. Son compañeros iguales.   —En  Estados  Unidos  la  serie  ya  va  por  el  libro  número 10. ¿Ya sabes cómo va a acabar? ¿O aún  estás planeando escribir muchos más libros de la  serie?  —Sí,  ¡esa  es  buena!  —dijo  Dante  chocando  los  cinco con Yuliss.  


—En realidad  el  noveno  libro  ya  tiene  una  pequeña conclusión para una de las tramas, pero  los  Guardianes  sí  que  seguirán…    es  más,  ahora  mismo  estoy  trabajando  en  el  décimo  primero.  No he considerado realmente el final de la serie y  espero  saber  cuándo  he  de  pasar  página.  Pero,  por  ahora,  ¡me  encanta  y  adoro  escribir  sobre  ellos!  —He  visto  que  tienes  más  de  una  serie  paranormal  ya  publicadas  en  América.  ¿Has  intentado  escribir  algo  diferente  a  vampiros,  demonios  y  brujas?  ¿O  te  gustaría  probar  algo  diferente en el futuro?  Abby miró a Alexandra, tan expectante por saber  la  respuesta  como  lo  estaba  Yuliss.  La  autora  pareció  quedarse  pensando  un  ratito  antes  de  volver a hablar otra vez.   —En  realidad,  como  ya  te  dije,  empecé  escribiendo romántica histórica y los echo mucho  de  menos.  Me  gustaban  la  documentación  y  la  elegancia  del  pasado…  los  machos  alfa.  En  el  futuro  me  gustaría  intentar  algo  de  fantasía  al  estilo de Juego de tronos de George R. R. Martin.  ¡No  me  puedo  imaginar  lo  divertido  que  puede  ser  construir  ese  mundo  y  la  oportunidad  de  poder  desarrollar  personajes  en  más  de  mil  páginas!  —¡Cómo mola! A mí también me encanta Juego  de  Tronos—se  ríe—.  Otra  cosa  que  me  gustaría  saber  es  si  tienes  algún  autor  favorito  al  que  intentar imitar. Ya sabes, la forma de escribir, el  estilo… ¿Quién es tu diosa o dios de la escritura?  —¡Jane Austen! Que en realidad es raro para una  autora de paranormal, lo sé, pero me encanta su  humor,  su  habilidad  para  crear  personajes  que  perduran  durante  siglos.  No  me  puedo  imaginar  nadie mejor para intentar imitar.   El final estaba llegando a la entrevista, y Yuliss no  quería  que  terminara.  Todas  las  respuestas  estaban  siendo  geniales,  y  ¡por  Dios!  ¡Había  co‐ nocido  a  Dante  y  a  Abby!  ¿Cuánta  gente  puede  decir eso? Estaba segura de que no mucha.  O quizás es porque estaba loca. En fin…  —Y para terminar, antes de que vuelva al hotel,  una  pregunta  que  siempre  hago  en  todas  mis  entrevistas.  ¿Te  gustaría  decir  algo  especial  a  todos los lectores españoles?  —¡Estoy muy emocionada de poder presentarles  a los lectores españoles la serie! Me ha encanta‐ do crear a los Guardianes de la Eternidad y cada  libro tiene su lugar especial. Nunca me olvido de  que  es  gracias  a  mis  fabulosos  lectores  que  he  podido  continuar  escribiendo  los  libros  de  mi 

corazón. ¡Así  un  enorme  gracias  por  darme  esta  increíble oportunidad!  —Me  encantaría  ir  a  España,  Alex  —dijo  Abby  mirando a Dante, que asintió con la cabeza tam‐ bién—. Es un país encantador que deberíamos vi‐ sitar pronto, por vacaciones, una firma de libros...  Yuliss se rió. De verdad que le gustaba esa mujer.   —¡Esa  es  una  gran  idea!  ¡Quiero  veros  por  allí  algún día!  —Ya  veremos  lo  que  se  puede  hacer  —fue  todo  lo que dijo Alexandra. Obviamente ests cosas no  pasaban  solo  porque  ella  quisiera.  Ugh,  qué  divertido era el papeleo de las editoriales…  —Vale,  de  verdad,  muchas,  muchas  gracias  por  la entrevista Alexandra. Ha sido un placer cono‐ ceros  a  todos  —dijo  Yuliss  con  una  expresión  triste y feliz al mismo tiempo.   —No,  gracias  a  ti  por  la  oportunidad.  ¡Espero  poder verte pronto!  —Adiós, Yuliss. Un placer —esa fue Abby.   Pero cuando esperó a que el que quedaba, Dante,  dijera algo, lo único que este hizo fue acercarse y  mirar a Yuliss a los ojos.   —Ahora  no  nos  recordarás…  —comenzó  a  pro‐ nunciar  con  una  voz  muy  suave—.  Pero  ha  sido  un honor conocerte hoy.  Yuliss  parpadeó,  desorientada  por  un  segundo.  Pero  entonces  recordó.  ¡Ah,  sí!  ¡La  entrevista!  ¡Tenía  que  volver  al  hotel  y  transcribirla  para  poder  enviársela  a  nuestra  coordinadora.  Pero…  ¿qué era lo que estaba haciendo aquí?  ¿Quizás es que la fiesta a la que había asistido la había dejado un poco atontada…? Entrevista: Yuliss M. Priego 

7 RománTica'S


RomรกnTica'S 8


Estuvimos allí, en Nueva Orleans, Del 8 al 12 Agosto      

Y, allí estuvieron también…  

Esta iba a ser mi primera convención literaria fuera de España donde  iba  a  conocer  a  más  de  80  autores  de  Estados  Unidos.  Decir  que  estaba  emocionada  y  nerviosa  se  quedaba  bastante  corto,  pero  la  verdad  es  que  es  una  experiencia  que  no  dudaría  dos  veces  en  repetir.   La convención tuvo lugar este año, porque este es el tercer año que  se  celebra,  en  Nueva  Orleans,  y  como  se  preveía  que  hubiera  unas  400 personas (entre lectores, bloggers y autores) lo lógico es que se  celebrara  en  un  hotel:  el  Royal  Sonesta  Hotel,  situado  en  pleno  centro del barrio francés y en plena Bourbon Street.  Era genial, pero  caro. Muy, muy caro.  

 

El primer día que llegamos allí, que era miércoles, yo la verdad que  además  de  mi  amiga,  no  conocía  a  nadie  (bueno,  exceptuando  a  Stella Price, la organizadora de todo el evento) así que estaba lo que  se dice cohibida. ¿Quién no lo estaría? Pero bueno, sobreviví.   Recogimos nuestras insignias, que nos distinguían entre lector, autor  o  blogger  (como  yo,  je,  je.)  y  nos  preparamos  para  la  comida  de  bienvenida.   Todo el mundo era súper simpático y abierto. Era un evento que nos  unía  a  todos  con  algo  que  nos  gustaba:  la  lectura.  La  maestra  de  ceremonias fue Joey W. Hill, que nos dio la bienvenida a todos, junto  a  Stella  Price,  y  nos  explicaron  cómo  se  iría  desenvolviendo  la  convención  en  los  siguientes  días.  Todos  los  eventos  darían  comienzo  el  jueves,  y  no  finalizarían  hasta  el  siguiente  domingo,  cuando nos despediríamos todos.  El problema era que a una misma hora, había 5 eventos ocurriendo  al  mismo  tiempo.  Entonces  nos  hacemos  la  pregunta  del  siglo:  ¿cómo ibas a todos? No se iba. Había que elegir.   Y no sabéis lo difííííícil que fue.  Aun así, conseguí sacarme un horario  de eventos que más o menos pude seguir…     

9 RománTica'S


Jueves, 9 de agosto 

10:00

Panel «Sci‐Fi/Fantasy» con Jade Lee, Samantha Kane Jessa Slade, Lia Habel,  Damon Suede, T.J. Michaels. 

11:00

Panel «Light Paranormal» con Judi Fennell, Dakota Cassidy, Allison Pang, Sasha  White, Adrian Phoenix, C. J. Ellison.  Bookie Awards (¡Los premios!)  Panel «On Feathered Wings: Angels and the Fallen» con Cynthia Eden, A.L.  Davroe, S.A. Price, T.J. Michaels, Erin Kellison, Rosalie Lario, Adrian Phoenix.  Blogger: ARC Party (libros no publicados, for free!)  Panel «Odd shifters» con S.A. Price, Tilly Greene, Nicole Peeler, Erin Kellison,  Pamela Palmer, Alexandra Ivy.  Panel «Myths and Magic» con Stephanie Julian, Jessa Slade, Jade Lee, Jaye  Wells, Kristen Painter, Diana Castilleja, MaryJanice Davidson.  Field Trip (excursion): Dante’s French Quarter con Adrian Phoenix  Evento: Late Night con Jeaniene Frost y Pamela Palmer 

12:00 13:00  14:00  15:00  16:00  20:00  22:00     

Viernes, 10 de agosto 

10:00

Panel «La responsabilidad del lector:  Cómo mantener a tus autores favoritos en  la estantería» con S.A. Price, Leanna Renee Hieber, Allison Pang, Manda  Collins, Delilah Devlin, Diana Castilleja, Nicole Resciniti, Tee Morris, Philippa  Ballantine.  Panel «Erotic Romance» con Mari Freeman, Abigail Barnette, Shayla Black,  melissa Schroeder, Erin McCarthy, Sasha White, Ariel Tachna.  Almuerzo con Stella Price  Field Trip (excursión): Supernatural NOLA con Erin McCarthy  Evento: Wicked Bliss Chocolate Indulgence con Shayla Black y Sophia Oak.  Panel «Urban Fantasy» con Kristen Painter, Jess Haines, Kelly Gay, Suzanne  Johnson, Jeaniene Frost.   Evento: Saints and Sinners Open Bar con Kris Cook y Mel Schroeder.  Evento cena: Echoes of New Orleans Dinner con Joey W. Hill  Evento: Echoes of New Orleans Masquerade Ball 

11:00 12:00  13:00  15:00  16:00  18:00  19:00  21:00      12:00  14:00  18:00  20:00   

Sábado, 11 de agosto    Almuerzo con Sandy Sullivan  Firma de libros con todos los autores y Sylvia Day  Evento: Samhain Reception con los autores de la editorial.   Evento: Author Pub Crawl (a beber por Bourbon Street)  Domingo, 12 de agosto  La Despedida 

Pero ya llegaremos a ello.  

RománTica'S 10


Empecemos por el principio… Los  paneles,  como  ya  habéis  podido  comprobar  son  la  mayoría  de  paranormal  (qué  raaaro)  y  la  verdad es que te lo pasabas genial  con los autores.   Lo  mejor  de  la  convención  no  es  que  estabas  todo  el  día  ajetreado  de arriba abajo, yendo a un evento  y a otro, sino la cercanía con la que  te  trataban  todos  los  autores.  Era  como si fueras uno más de ellos, y  me encantaba.    

Otro de los eventos que más llamaron la atención en la convención  fue  los  Bookie Awards.  Como  ya  se  ven  en  España  algunos  premios  que  se  otorgan  a  las  autoras,  los  americanos  no  son  menos  y  se  dieron premios sobre todo a Joey W. Hill, Jeaniene Frost, Sherrilyn  Kenyon (a pesar de no estar allí) y Lara Adrian (lo mismo). Todo eso  almorzando  en  el  gran  salón  en  las  mismas  mesas  que  las  autoras,  por  lo  que,  como  ya  he  mencionado  antes,  podías  hablar  y  relacionarte con ellas.  

Era increíble.  

El viernes fue más de lo mismo pero pude conocer, principalmente, a  Shayla Black y a Erin  McCarthy. Ese panel de romántica erótica fue  puro fuego. Se habló de todo tipo de cosas, y por supuesto, no podía  ser  menos,  se  habló  de  Cincuenta  Sombras  de  Grey  (no  muy  bien,  debo decir).  

     

          

Justo al  acabar  el  panel,  tenía  una  de  las  excursiones  por  Nueva  Orleans:  veríamos  todas  las  cosas  sobrenaturales  de  la  ciudad.  La  más  importante  y  llamativa,  diría  yo  que  fue  el  Cementerio  Saint  Louis Nº 1, donde la diosa del Voodoo, Marie Laveau está enterrada.  

Podréis reconocer  el  nombre  del  cementerio  porque  es  uno  de  los  más famosos y, además, sale en multitudes de series como la de los  «Cazadores Oscuros» de Sherrilyn Kenyon, por ejemplo.  

 

Y qué decir de la compañía, Erin McCarthy… ¡qué amor de mujer!   Tras  otros  paneles  y  eventos,  finalmente  llegaba  lo  que  todos  estábamos  esperando:  la  mascarada.  Podíamos  ir  vestidos,  para  entrar  en  el  concurso  de  disfraces,  como  cualquier  personaje  que  haya estado basado en Nueva Orleans. ¿Mi elección? ¡Simi!  

Tumba de Marie Leveau  Puerta del cementerio con Erin McCarthy   

Y ¿cuál fue mi sorpresa? ¡Qué gané el concurso de disfraces!   La noche transcurrió demasiado deprisa, diría yo. Todos los autores y  lectores  lo  pasamos  de  miedo,  bailando  en  medio  de  la  pista,  y  haciendo un poco el tonto. Lo malo es que los americanos terminan  la fiesta demasiado pronto, y cuando menos nos lo esperábamos, ya  teníamos que volver a la habitación, y en consecuencia, a la cama. 

11 RománTica'S


El sábado fue más tranquilo en general. Ya no había  paneles  y  los  eventos  comenzaban  más  tarde.  O  debo  decir,  EL  EVENTO.    ¡Hoy  tocaba  la  firma  de  libros!   Comenzaba a las 2 de la tarde, pero la gente estaba  haciendo  cola  desde  casi  una  hora  antes,  era  una  locura, y no terminaba hasta las 4. Dos horas para  poder  conseguir  todos  los  autógrafos  de  todo  el  mundo y que te firmaran los libros que tenías (que  no eran pocos… ya veréis). Además estaba abierto  al público, por lo que había mucha más gente de la  que ya de por sí había en la convención. Guay, ¿eh?  Sin embargo, mereció la pena las colas y el agobio  de la gente.  Pude  conocer a Sylvia  Day, autora  de No te escondo nada  y  hablar  más  detenidamente  con  otros  autores también (¡además de conseguir más libros  gratis!). Parecerá mentira, pero terminé la conven‐ ción con 39 libros de más. Sí, sí, ¡39! Y todos gratis.   ¿No son geniales este tipo de convenciones?   Pero  por  desgracia  el  domingo  llegó,  y  cada  uno  tomaría  un  rumbo  diferente.  No  obstante,  el  año  que viene, en Agosto volverá a haber otro Authors  After  Dark,  y  esta  vez  se  celebrará  en  Savannah  (Georgia).  ¿Quién  sabe…?  A  lo  mejor  la  reportera  Yuliss puede ir… ¡O puede que no!  Ya se verá.   Artículo: Yuliss M. Priego  clubdelecturaamoroscuro.blogspot.com            

RománTica'S 12


13 RomรกnTica'S


Una tarde con… Noe Casado

Conocí a  Noe  Casado  hace  ya  bas‐ tantes años, ambas éramos (y somos)  consumidoras  compulsivo‐obsesivas  de  novela  Romántica  y  ambas  devo‐ rábamos  (y  devoramos)    con  gula  vo‐ raz  las  escasas  novelas  eróticas  que  llegaban  a  nuestras  manos  (hace  cinco o seis años no era como ahora,  había  poco  para  elegir,  y  en  ocasio‐ nes, muy malo). Imagino que nuestra  amistad  estaba  predestinada,  tantos  gustos  en  común  no  podían  quedar  impunes.   Empezó  como  comienzan  muchas  de  las  amistades  hoy  en  día,  gracias  a  Internet. Noe comentó una novela en  un  foro,  yo  le  contesté  dando  mi  opinión,  y  ya  fue  un  no  parar.  Entre  risas,  reseñas  y  mucho  cachondeo,  acabamos  por  querer  conocernos  en  persona,  hablar  cara  a  cara.  Noe,  sin  pensárselo  un  instante,  viajó  a  Ma‐ drid,  y  pasamos  un  estupendo  día  de  rastro  juntas.  Fue  la  primera  vez  de  muchas.   Recuerdo  que,  cuando  empecé  a  es‐ cribir,  fue de  las  primeras  en  animar‐ me a mandarlo a editoriales e intentar  publicarlo…  Así  que  cuando  ella  me  comentó  que  estaba  pensando  en  escribir  su  primera  novela,  le  devolví  la  pelota.  Tenía  que  escribirla,  tenía  que  mandarla  a  editoriales  y  tenía  que  publicarla.  No  admití  un  no  por  respuesta, y lo hice por puro egoísmo;  sabía  que  las  novelas  de  Noe  serían  divertidas,  calentitas  y  adictivas…  ¡no  podía  dejar  que  las  guardara  en  un  cajón!    Hoy,  Noe  tiene  publicadas  tres  nove‐ las,  «Divorcio»,  «No  me  mires  así»,  y  la  última,  que  ha  salido  este  mismo  mes: «30 noches con Olivia», y puedo  decir en voz bien alta y llena de orgu‐ llo, que si como amiga es maravillosa,  como escritora es tremenda!    Ayer  mismo  terminé  de  leer  «30  no‐ ches con Olivia», y bueno… me he reí‐ do  a  carcajadas,  he  tenido  que  hacer  uso del abanico para refrescarme y he  llegado  a  la  palabra  «fin»  con  una  enorme sonrisa en los labios.   Y,  como  no  podía  ser  de  otro  modo,  he escrito a Noe Casado y le he dicho,  «Niña,  me  tienes  que  conceder  una  entrevista»… 

RománTica'S 14

Noelia: Noe, no sabes la ilusión que me hace entrevistarte… además, y  para que vayas avisada, te voy a hacer las preguntas más malvadas de  todo el mundo mundial (ya sabes lo que dicen: donde hay confianza, da  asco)   Noe Casado: Una aclaración, a lo de obsesivo‐compulsivas le falta lo de  ansiosas (ja,ja,ja) porque me impaciento como nadie.  Y  cómo  dirían  en  el  «pueblo»  de  Olivia:  ante  el  vicio  de  pedir,  está  la  virtud  de  no  dar.  Ahora  en  serio,  ya  decidiré  si  las  preguntas  son  malvadas o muy malvadas en otra ocasión.  Cuando  comenzaste  a  escribir,  ¿tuviste  alguna  duda  a  la  hora  de  decantarte por la erótica, o tenías muy claro lo que querías contar?  N.C.: Ni me acuerdo cuando comencé a escribir, por llamarlo de alguna  manera, pues eran relatos, ideas, retazos, nada serio.   Pero  cuando  cierta  petarda metida a entrevistadora  (no  miro  a  nadie)  me  animó,    tuve  claro  que  no  quería  escribir  algo  en  lo  que  se  dedicaban  ocho  párrafos  a  describir  el  vestido  de  la  protagonista,  tres  capítulos  a  cómo estaba decorada la casa y dos líneas con un simple: «Entonces él la  besó… A la mañana siguiente…»  Si a eso le sumas que desde la vertiente de lectora (tal y como has dicho  en  la  intro)  leía  la  poca  erótica  disponible  y  me  gustaba  pues  no  me  quedaba más remedio.  ¿Qué es para ti lo más complicado de está profesión, lo que menos te  gusta? ¿Y lo que más?   Quizás, como en casi todas las cosas relacionadas con tareas creativas, lo  que  menos  me  gusta  es  el  aspecto  técnico.  Es  decir:  corregir,  revisar,  releer…  Todo  lo  que  no  implica  simplemente  sentarte  delante  del  teclado y plasmar las ideas que tienes en la cabeza.  Por supuesto, la parte positiva de todo ese esfuerzo se ve traducida en  una novela que la gente pueda disfrutar.  ¿La  inspiración  te  visita  con  facilidad,  o  eres  tú  quien  tiene  que  ir  a  buscarla y agarrarla con uñas y dientes?   Espera que lo pienso…  Yo  creo  que  por  definición  la  inspiración  tendría  que  ser  siempre  imprevista, inesperada. Porque si no le quitas ese matiz de creatividad.  Escribir un libro no es montar un mueble que si sigues las instrucciones  al pie de la letra terminas por hacerlo. Ser capaz de acabar una historia,  o plasmar en papel lo que tienes en la cabeza, implica momentos en los  que no puedes parar de escribir y otros en los que no sabes qué camino  (si  le  hay)  tomar.  A  veces  incluso  (como  diría  Machado  y  no  me  preguntes quien de los dos: hay que retroceder para no perderse en el  camino).  Un toque de improvisación y azar siempre viene bien. (uy, qué seria me  he puesto)  Pero,  como  en  todo,  luego  tienes  que  organizar  tus  momentos  de  inspiración para que salga algo decente y no una sarta de incoherencias.  ¿Cómo  decides  el  argumento  del  libro?  ¿Son  tus  personajes  quienes  llevan  la  voz  cantante  o  eres  tú  quien  resuelve  qué  tienen  que  hacer,  cómo y cuándo?   Vaya pregunta…  Puede parecer del género tonto decir que un personaje se te desmadra,  pero  es  totalmente  cierto.  Puede  surgir  como  un  simple  «secundario  necesario»  y  luego  resulta  que  como  te  despistes  se  come  al  protagonista.  Y  en  más  de  una  ocasión  resulta  complicado  meterles  en  vereda  para  que  no  te  arruinen  el  argumento.  Ahora  bien,  algunas  veces  terminas  por  rendirte  y  esperar  otro  «ramalazo»  de  inspiración  para  poder  continuar. Si lo comparas, por ejemplo, con el diseño de un vestido, es  fácil  de  comprender.  Cuando  dibujas  no  puedes  comprobar  el  movimiento, la caída de la tela, y el diseño original sufre modificaciones


15 RomรกnTica'S


sobre el cuerpo del maniquí.  Pues al escribir, podría ser parecido.  ¿Cómo decides el argumento del libro? ¿Son tus personajes quienes llevan  la  voz  cantante  o  eres  tú  quien  resuelve  qué  tienen  que  hacer,  cómo  y  cuándo?   Vaya pregunta…  Puede  parecer  del  género  tonto  decir  que  un  personaje  se  te  desmadra,  pero  es  totalmente  cierto.  Puede  surgir  como  un  simple  «secundario  necesario» y luego resulta que como te despistes se come al protagonista.  Y en más de una ocasión resulta complicado meterles en vereda para que  no  te  arruinen  el  argumento.  Ahora  bien,  algunas  veces  terminas  por  rendirte y esperar otro «ramalazo» de inspiración para poder continuar.  Si  lo  comparas,  por  ejemplo,  con  el  diseño  de  un  vestido,  es  fácil  de  comprender. Cuando dibujas no puedes comprobar el movimiento, la caída  de  la  tela,  y  el  diseño  original  sufre  modificaciones  sobre  el  cuerpo  del  maniquí.  Pues al escribir podría ser parecido.   ¿Qué NO escribirías jamás?   Sería incapaz de tocar un género como el de terror, me asustaría hasta yo  misma.  (ja,ja,ja) Eso de escribir que viene el viejecito del hacha… terminaría  por  avisar  a  la  protagonista  para  que  saliera  escopetada  del  campamento  indio abandonado antes de tiempo y a la porra todo el argumento.  Ahora,  me  voy  a  centrar  en  tu  último  libro,  30  noches  con  Olivia,  publicado por Esencia, ed. Planeta.   ¿Cómo fue? ¿Qué te pasó por la cabeza al enterarte de que ibas a publicar  con Esencia? ¿Te volviste loca (más todavía de lo que normalmente estás),  o mantuviste la cabeza tranquila?   Tuve  que  «reprimir  mi  alegría  sonora»  porque  estaba  en  la  consulta  del  pediatra rodeada de nenes y mamás, ahora bien, cuando llegué a casa hice  el tonto, pero bien además.  Es  que  publicar  en  Esencia  es  como  pasar  de  un  práctico  y  modesto   utilitario a tener un deportivo de alta gama.  Y por la cabeza se me pasó de todo; evidentemente lo primero fue difundir  el notición (no es para menos) y lo segundo terminar de creérmelo.  ¿De dónde nace la inspiración a la hora de escribir 30 noches con Olivia?   Voy a tirar piedras contra mi propio tejado…  El  personaje  protagonista,  Thomas,  viene  de  una  historia  anterior  (pendiente) y claro, yo me dije: este pedorro necesita un correctivo, alguien  que le dé con la mano abierta (en todos los sentidos) así que me puse a ello.  Y  claro,  lo  primero  era  sacarle  de  su  ambiente  para  desquiciarle,  y  qué  mejor que llevarle a un «pueblito bueno» (me dejo influir por la publicidad)  (risas)  Y  después  fui  creando  el  escenario,  inventé  el  nombre  del  pueblo,  nada  cosmopolita,  nada  glamuroso.  Con  unos  lugareños  «típicos»  y  una  protagonista lo más alejada posible de la línea de pensamiento de él.  ¿Qué fue lo más difícil de escribir en este libro?  La  relación  entre  Olivia  y  Thomas  al  principio,  tampoco  quería  que  se  cogieran  asco  (poco  les  falta)  pero  eso,  tratándose  de  adultos  siempre  podía  arreglarse.  Donde  me costó  más centrarme  fue con  el  personaje  de  Julia.  Una  adolescente,  porque  a  mí  me  queda  un  poco  lejos  esa  etapa  (tengo una edad) y claro, las quinceañeras de ahora no se parecen en nada  a las de nuestra quinta.  También me costó prescindir de las descripciones geográficas del entorno,  porque si me pongo a describir la zona me sale una guía turística de tantas  cosas  que  se pueden  visitar  en  esa parte de  la  provincia  y  que  animo a  la  gente a visitar, la villa ducal, Lerma, es increíble. Y a un tiro de piedra tenéis  Santo Domingo de Silos y Covarrubias.   

RománTica'S 16


¿Cuál es  la  escena  que  más  te  gusta  de  30  noches  con  Olivia?  ¿Y  cuál,  bajo tu punto de vista, es la más sensual?   Uff,  eso  es  como  decir  a  quién  quieres  más  si  a  papá  a  o  mamá.  Pero  sí  puedo  decir  que  la  más  divertida,  hasta  yo  me  reía  de  nuevo  cuando  corregía, y eso que sabía el desarrollo del asunto, es la mañana siguiente  tras  la  primera  noche  juntos,  en  la  que  ella  «cuestiona»  como  si fuera  la  moviola todo lo sucedido.  Y  la  escena  más  sensual:  el  helado  de  chocolate,  hija,  me  pierden  los  dulces (ja,ja,ja)   ¿Qué  personaje  fue  más  complicado  de  crear,  cual  se  rebeló  más,  Thomas, Olivia, Julia…?   Julia, sin duda alguna. Es contradicción constante. Adolescente inexperta e  imprevista (típico de la edad) y madurez inusual cuando se necesita.  Con  él  también  tuve  mis  dudas,  más  que  nada  por  las  «perlas»  que  le  suelta a Olivia. Podían malinterpretarse pero ella es de armas tomar y ha  sabido darle en el morro, pero bien además.  ¿Sabremos algo más de Nicole? (reconozco que me tiene muy intrigada,  y su chico ¡ni te imaginas!)   Hay demasiadas piedras en mi tejado, (yo misma las tiro) para contestar,  pero lo haré.  Sí,  Nicole,  la  ex,  tiene  miga,  tiene  historieta,  porque  (y  no  me  tires  de  la  lengua) ella necesita soltarse el pelo y él… (Hasta aquí puedo leer)  Pero,  como  una  buena  amiga  me  dice  siempre,  las  historias  hay  que  dejarlas  reposar,  para  luego  retomarlas  y  darles  el  toque  final.  Así  que  estoy con ello.   Ya se verá si sabremos cómo se lo monta o no Nicole.  ¿Qué proyectos tienes actualmente, en que estás trabajando ahora?   En primer lugar estoy con las inevitables correcciones de «Desátame», una  novela contemporánea, erótica (faltaría más) que seguramente estará lista  para publicarse en 2013.  Como  no  paro  quieta  también  he  empezado  un  proyecto  (vaya  jardín  donde me he metido) un viaje a los años sesenta. La historia de una mujer  que sin buscarlo tiene en sus manos la venganza dieciocho años después.  ¿Cómo podemos enterarnos de todo lo que traes entre manos?   No  hace  falta  espiarme,  en  mi  blog  (http://noemidebu.blogspot.com.es)  voy  colgando sobre mi trabajo, los booktrailers de lo que escribo, opiniones de  lo  que  leo  o  lo  que  se  me  ocurre.  Incluyendo  artículos  de  opinión  (personal) sobre algún tema que me interese.  Y  por  último,  ¿Qué  crees  que  deparará  el  futuro  a  la  novela  romántica  española? ¿Crees que influirá el boom erótico de este año en las futuras  publicaciones?   Antes  de  nada  decir  que  ¡POR  FIN!  La  erótica/romántica‐erótica  deja  de  ser la fea del baile. Es decir, ese género que las editoriales tenían porque  hay que tener de todo y que ahora, ¡MENOS MAL!, se puede hablar de ello  y exponer en las librerías sin buscar la sección de «otros géneros». Espero,  deseo (es una vieja aspiración) que la romántica española se sitúe donde  se merece estar. Que las editoriales se atrevan con las autoras nacionales  (cualquier estilo) que se hable de ello en la prensa especializada, y como  en esto hay que ser ambiciosa, que alguna novela publicada de una autora  nacional «reviente» la lista de ventas para que de una vez se den cuenta  de lo que hay.   Ha  sido  un  enorme  placer  interrogarte,  esto…  entrevistarte.  ¡Eres  la  bomba, niña!   Muchas gracias a ti, por ser «malvada» conmigo. Y si soy o no la bomba es  porque tengo «hadas madrinas» que velan por mí.  Un beso.    Entrevista: Noelia Amarillo 

17 RománTica'S


RomรกnTica'S 18


CAROLINA I. Q. ENTREVISTA A… CAMILA WINTER  Este  bimestre  he  tenido  el  placer  de  entrevistar  a  mi  primera  autora  internacional  para  RománTica’S.  Una  mujer  de  creaciones  deliciosas  y  delicadas, que rozan un clasicismo romántico que se echa a veces de menos  en  el  panorama  actual.  Unas  tramas  propias  de  los  grandes  dramas  románticos  de  época,  una  imaginación  sin  contaminar,  sin  dejarse  influir  por modernidades, que te hace soñar con tan solo contemplar sus portadas  y sus títulos.   Autora  de  títulos  como:  «El  fantasma  de  Farnaise»  y  «El  corazón  de  la  doncella»; Camila Winter, escritora uruguaya, es una mujer valiente, que se  ha ganado un nombre gracias a manejarse estupendamente en el reciente  mundo  digital,  sobre  el  cual  nos  va  a  hablar,  y  gracias  a  la  sorpresa  y  aceptación que ha creado entre lectoras de múltiples nacionalidades.  Vamos a buscarla a su casa de gran jardín en El Pinar, Canelones (Uruguay),  donde vive junto a sus tres hijos, cuatro perros  y dos gatos, para que esté    un ratito con  nosotros en RománTica’S. 

Carolina:  ¿Quién  se  esconde  tras  el  seudónimo  de  Camila Winter? ¿Qué tipo de mujer es?  Camila:  Bueno,  podría  decir  que  se  esconde  una  escritora  soñadora,  una  mujer  romántica,  de  gustos  sencillos, amante de la paz, la naturaleza, las mascotas  y,  por  supuesto,  los  buenos  libros.  Perfeccionista  y  exigente con su pluma. Volátil y amiga de los cambios,  las  sorpresas,  y,  finalmente,  en  busca  de  su  alma  gemela.   Define  a  la  «mujer»  detrás  de  la  autora  con:  ‐Un color: Azul  ‐Una canción: Sempre – Andrea Bochelli    ‐Un postre: Un gateau de chocolate  ‐Una película: La trilogía del señor de los anillos  ‐Una novela: La bruja de Windspelle‐ Aola Vandergriff  ¿Por  qué  elegiste  usar  seudónimo  en  lugar  de  presentarte  con  tu  nombre  real  al  mundo  literario?  ¿Qué ventajas crees que aporta?  Es  una  forma  de  separar  los  mundos,  las  actividades.  Mi  nombre  es  algo  largo,  mis  amigas  españolas  me  han  dicho  que  es  muy  chulo,  pero  yo  quise  crear  un  personaje que tuviera relación con lo que escribía.  No  sé  si  te  da  ventaja,  pero  yo  creo  que  al  momento  de  comprar tu libro si pones un nombre común nadie te  lo  compra.  El  seudónimo  debe  ser  especial,  llamar  la  atención.  ¿Cómo  comenzaste  a  escribir?  ¿Qué  género  fue  el  primero en tu vida?  Empecé  a  escribir  a  los  16  años  un  diario,  luego  comencé a inventar historias, cuentos… Hasta que me  animé a escribir mi primer novela a los 20, del género  romántico  histórico.  Y  luego  escribí  una  medieval  a  máquina  de  escribir  (¡si  hará  tiempo!).  En  realidad,  siempre escribí romántica.  ¿Qué  te  inspira?  ¿Qué  situaciones  e  instantes  de  la  vida?  La calma de la mañana, la paz, el silencio y también la 

música vieja.  Escribo mejor de mañana con la mente  despejada.    Un  libro  de  historia  por  ejemplo  es  una  fuente inagotable de inspiración.  ¿Alguna manía de escritora excéntrica que declarar?  Ja,ja…  Pues  no  soporto  que  lean  mientras  escribo,  ni  que me hablen y encima me reten por no responder.  Mi  familia  no  entiende  que  cuando  escribo  estoy  concentrada y en otro mundo, no puedo estar en dos  mundos a la vez, es imposible.   Me  siento  muy  identificada  con  lo  que  dices  (XD).  Camila,  algo  que  te  marca  y  te  hace  especial  como  autora,  es  la  valentía  de  publicar  de  forma  independiente  en  e‐book  y  manejarte  muy  bien  en  Amazon. Ocupas lugares destacados (yo te conocí allí  por casualidad) y editas con unas portadas preciosas  y unos títulos muy atrayentes. ¿Qué te ha reportado  este  mundo  literario  digital  y  qué  crees  que  aún  le  falta? ¿Cuál es el secreto de tu éxito «amazónico»?   Bueno,  para  empezar  me  ha  dado  la  satisfacción,  la  gran  satisfacción  de  publicar  mis  libros  de  forma  independiente.  Mis  obran  han  visto  la  luz,  luego  de  permanecer  muchos  años  en  la  sombra,  esperando  siempre  a  que  una  editorial  se  interesara.  Solo  un  escritor  puede  entender  lo  doloroso  que  es  esperar  ese mail que nunca llega. Te confieso que el tema me  deprimía tanto que sufrí un bloqueo y era incapaz de  terminar ninguna novela.   Mis  comienzos  en  Amazon  no  fueron  fáciles,  pero  después  de  unos  meses  comencé  a  estar  en  los  rankings.  Te  exige  mucha  publicidad,  no  puedes  simplemente  publicar  y  quedarte  sentada  mirando  la  compu  a  ver  si  vendiste  algo.  A  veces  estresa  estar  tanto  tiempo  en  la  web  pero  de  todas  maneras,  las  autoras  de  editorial  también  deben  promocionarse,  internet  ofrece  a  todos  una  valiosa  herramienta  de  promoción.  Tal vez el secreto de mi «moderado éxito  amazónico» (porque tampoco es total) es justamente  la  promoción,  las  portadas  bonitas  que  aprendí  a 

19 RománTica'S


hacer usando el Photoscape, los títulos, todo cuenta a  la  hora  de  publicar  un  libro,  hasta  el  seudónimo.  La  verdad  que  he  aprendido  mucho  de  edición,  marketing, ventas y publicidad todo este tiempo.    Y  lo  que  me  falta;  bueno  todos  los  escritores  nos  planteamos desafíos, yo tengo varios. Me gustaría un  día publicar en una editorial grande, y un objetivo más  grande aún es lograr un best‐seller. Creo que nos falta  a  las  autoras  de  habla  hispana  de  romántica  un  libro  que  sea  best‐seller.  Las  editoriales  deberían  ayudar,  pero  me  encantaría  poder  invadir  los  mercados  de  Estados  Unidos    o  Europa  con  nuestros  libros.  Es  un  gran  desafío,  porque  no  estoy  pensando  en  un  libro  tonto  de  mucho  sexo  sino  en  una  historia  bonita,  atrapante,  que  pueda  convertirse  en  todo  un  suceso  literario.    La  tuya  es  la  primera  entrevista  a  autora  internacional  que  realizo  personalmente  y  tengo  curiosidad  por  saber  cómo  se  viven  los  fenómenos  literarios  en  tu  país.  Dinos,  ¿cómo  se  vive  la  cultura  en  Uruguay?  ¿Se  fomenta  la  lectura  lo  suficiente?  ¿Qué papel juega la literatura romántica?   En  mi  país  somos  buenos  lectores,  leemos  de  todo,  hay una calle en el centro de Montevideo (Capital de  mi  país)  llamada  Tristán  Narvaja  que  es  el  paraíso  de  los  libros,  allí  encuentras  libros  raros,  viejos,  nuevos,  manuscritos, todo lo que se te ocurra.   Hoy día el avance de internet y los videos juegos han  frenado  un  poco  la  cultura,  de  todas  maneras  me  he  enterado  que  se  lee  en  la  misma  proporción  que  los  españoles, lo que es una gran cosa.   El  problema  es  que  las  editoriales  de  mi  país  están  centradas  en  publicar  temas  referidos  a  Uruguay,  historia,  fútbol,  manuales  de  historia,  de  estudio,  no  hay  mucho  espacio  para  la  imaginación  o  para  las  escritoras  de  romántica.  Sin  embargo,  en  una  de  las  librerías  más  grandes  de  Montevideo  hay  varios  estantes  llenos  de  literatura  romántica,  nuevos,  usados, es lo que más se vende.  Y allí están los títulos  de  las  editoriales  más  grandes  de  España,  y  los  leen  mujeres de todas las edades.   ¿Te atreverías a escribir otros géneros que no fueran  romántica?  Sí, me atrae mucho el género policial, el de terror me  encanta y hasta me gustaría un día tener la valentía de  escribir un libro de historia. 

RománTica'S 20

Eres parte  de  ULER  (Unión  Latinoamericana  de  Escritoras  del  Romance).  ¿Qué  ventajas  te  aporta  pertenecer a esta unión? ¿Abunda el apoyo entre las  escritoras en tu lado del charco?  Uler  fue  creado  para  promocionarnos  en  América,  y  también  en  todas  partes,  pero  la  idea  original  es  unirnos porque en nuestro continente, por ejemplo, se  nos  conoce  poco.  Y  hay  tantas  autoras  en  Uler:  argentinas,  brasileñas,  colombianas  talentosas  y  en  sus  países  son  tan  poco  conocidas.  Esa  es  la  idea  primordial, porque además somos autoras del género  romántico, eso nos diferencia de otros grupos.  El blog  es  una  herramienta  muy  útil  de  promoción  y  en  Uler  tratamos de apoyarnos, de unirnos.  Háblanos  de  tu  última  novela,  ¿qué  vamos  a  encontrar en ella?   Se  llama  «El  demonio  de  Saint  James»  y  será  una  novela  de  Regencia  Oscura,  un  género  nuevo,  tan  nuevo  que  acaba  de  nacer.  Es  una  mezcla  de  novela  regencia  (pero  sin  tantos  bailes)  con  personajes  siniestros  que  dan  un  toque  especial.  Podría  decirse  que es parienta del género gótico y con una historia de  amor de fondo. Espero que les guste.  Desde  luego,  llama  mucho  la  atención.  Muy  interesante.  ¿Proyectos  a  la  vista?  ¿Te  leeremos  en  breve en papel o sigues apostando por el e‐book?  Bueno, creo que por ahora Amazon me tiene un poco  atrapada,  me  divierte  mucho  publicar,  diseñar  portadas,  leer  los  comentarios.  Pero  más  adelante  quisiera terminar una novela, enviarla a una editorial y  esperar paciente una respuesta.     Ha sido un auténtico placer descubrirte y tenerte en  RománTica’S.  Espero  que  en  breve  podamos  dar  buenas noticias  sobre  ti. Mientras tanto, déjanos  un  mensaje  para  todos  los  lectores  y  dinos  dónde  podemos  seguirte  a  ti  y  a  tu  obra.  ¡No  queremos  perder tu pista!  Gracias Carolina, me encantó la entrevista, gracias a ti  y a  RománTica’S.  Por ahora podrán seguir mis pasos  en  Amazon,  no  solo  en  e‐book,  también  en  tapa  blanda  (editorial  de  Amazon  llamada  Createspace)   mis dos obras más vendidas:  El fantasma de Farnaise y  El corazón de la doncella.  ¡Gracias  a  todos  los  lectores  por leerme y por sus amables críticas!  Entrevista: Carolina Iñesta Quesada  www.carolinainestaquesada.com 


Amig@s ¡Bienvenidas al rincón LGTB! Hoy tenemos  con  nosotras  no  solo  a  una  escritora  de  homo‐ erótica, sino a una dibujante y editora del género,  ¡Laura  Bartolomé!  Dejemos  que  se  presente  ella  misma.  Hola, soy Laura, una mujer con mucha imaginación  y  poco  tiempo  para  dar  vida  a  todo  lo  que  se  me  ocurre. Mi pasión es dibujar, y aunque no se me da  muy  bien,  me  esfuerzo  mucho.  A  veces  hasta  escribo y todo.  Lista o no, Laura, ¡aquí vamos!  Laura  (RománTica’S):  Comencemos  por  algo  sen‐ cillo ¿cómo llegaste a parar a este género? ¿Qué te  motivo para escribirlo y/o dibujarlo?  Laura,  la  autora:  Tenía  17  años  y  una  amiga  de  entonces me dijo que le gustaba un cómic llamado  Zetsu  Ai  (un  yaoi,  que  es  manga  de  amor  entre  hombres, pero hecho por mujeres y para mujeres),  así  que  me  compré  un  número  en  japonés  y  bueno…  así  empezó  esta  historia  de  amor  con  el  género.  El  motivo  que  me  llevó  a  dibujarlo  y  escribirlo fue porque en España no podía encontrar  estas  cosas  a  menudo  y  al  final  escribí  lo  que  me  hubiera gustado poder leer.  ¿Qué  evolución  crees  que  ha  seguido  desde  que  entraste hasta ahora?  Al  principio  no  se  editaba  yaoi  en  español,  por  lo  que  los  cómics  que  se  encontraban  estaban  en  japonés.  Sí  que  existía  ya  el  Fandom, 

Ediciones Babylon  te  ha  publicado  la  novela  «Susurro de Besos» ¿qué puedes decirle a nuestras  lectoras para que la conozcan?  Que es una historia sencilla de dos hombres jóvenes  que  están  madurando,  que  se  conocen  en  la  Universidad  y  se  enamoran,  pero  que  sus  propios  problemas, restricciones y miedos a cómo los trate  la sociedad y familia, les impiden dar rienda suelta a  sus sentimientos de forma natural, al contrario que  una  pareja  heterosexual,  pero  que  son  igual  que  cualquiera  de  nosotros.  Además,  la  historia  se  desarrolla  en  España,  así  que  es  una  historia  que  resulta familiar y cercana, en ese sentido. Me divertí  mucho dotándolos de personalidad según su origen.  Por  lo  demás,  es  una  historia  con  unos  personajes  complicados, una historia bonita y a la vez triste, y  que  no  podía  ser  sencilla.  Y  no  me  gusta  dejar  de  lado  a  los  secundarios,  tienen  tanta  personalidad  como los principales y juegan su papel también. La  clave  radica  en  que  los  lectores  suelen  sentir  empatía  con  los  personajes.  Es  solo  la  historia  de  amor del divertido Marc y el ceñudo Samuel.  A mí hubo dos cosas que me llamaron la atención:  la  situación  en  la  que  sitúas  a  los  personajes  (chicos jóvenes, descubriendo su sexualidad y muy  perdidos) y la franqueza del lenguaje (vamos, que  no  tienes  pelos  en  la  lengua),  ¿cómo  te  decidiste  por  llevar  la  historia  por  estos  derroteros?  ¿Qué  fue  lo  que  más  te  gustó  escribir  sobre  tus  chicos?  ¿Y lo que menos?  Aunque  soy  adulta,  me  dio  por  escribir  sobre  personajes más jóvenes (no son niños tampoco). La  franqueza  del  lenguaje…  Quería  que  fuera  real,  no  una historia onírica de amor. Aviso: no me corto un  pelo  a  la  hora  de  escribir  diálogos  o  describir  escenas  de  sexo  (bueno,  son  dos  personas  que  se  aman,  es  natural,  creo  yo.  ¿Por  qué  tengo  que  censurarlo?) 

Conocemos a… Laura Bartolomé, autora LGTB

evidentemente, y  ya  había  historias  de  este  tipo,  pero  sobre  todo  basadas  en  series,  libros,  etc.  Los  aficionados  hacían  fanzines,  versiones,  escribían  historias, etc. Se ha ido desarrollando a la vez que el  manga  ha  aumentado,  y  se  ha  editado  yaoi.  Hay  más gente que lo dibuja, lo escribe y lo consume. En  cuanto  a  la  literatura,  muchas  autoras  empezaron  con  el  fandom  pero  sintieron  la  necesidad  de  escribir historias propias, solo que de temática gay.  La  mayoría  de  los  lectores  son  mujeres,  porque  se  tratan  los  temas  de  otra  manera.  Es  distinto  a  la  literatura  gay  masculina,  por  lo  general.  No  deriva  de  esta,  ni  de  la  romántica  adulta  heterosexual,  como creen algunas personas que no están metidas  en el mundillo. (Y siempre por lo general, repito). 

21 RománTica'S


Lo que  más  me  gustó  fue  escribir  las  escenas  bonitas y tiernas, o un poco «picantonas». Y lo que  menos  sobre  los  momentos  tristes  de  la  historia.  Lloraba  mucho  siempre  (aún  releo  párrafos  y  lo  paso mal, y eso que es mío y sé qué pasa).  Lo  que  he  notado,  es  que  si  bien  en  el  yaoi  los  personajes  femeninos  y/o  heterosexuales  tienden  a  ser  terceros  en  discordia  o  enemigos,  tú  evitas  este tópico en tus historias, ¿por qué?  Porque  tirarse  piedras  a  tu  propio  tejado  es  una  tontería.  Soy  una  mujer  heterosexual  y  no  soy  machista.  Os  explico:  en  el  yaoi  se  pone  un  rol  femenino  a  uno  de  los  protagonistas  y  un  rol  masculino  dominante  al  otro  (uke  y  seme  respectivamente). Así que en una relación gay, en el  yaoi pues  se  emula  esto  (no  siempre).  Se  tiende  a  presentar  a  la  mujer  como  la  enemiga  que  se  interpone entre los protagonistas, o son todas nulas  o poco más que familia o compis que ni pinchan ni  cortan. En fin, que mi mentalidad es distinta y así lo  reflejo.  Yo  soy  española  al  fin  y  al  cabo,  no  japonesa.  Escribo  sobre  lo  que  conozco,  e  intento  ser realista.  Actualmente estás publicando con Nisa Arce (otra  conocida  de  esta  sección)  un  comic  titulado  Las  reglas  del  juego,  ¿qué  puedes  decirnos  de  este  trabajo?  ¿Qué  podemos  sacar  en  claro  si  comparamos  a  las  parejas  de  Marc‐Samuel  y  de  Dani‐Vico?  Nisa  y  yo  somos  amigas  desde  hace  años  (precisamente  nos  conocimos  a  través  de  un  fanzine  yaoi),  y  un  día  propusimos  hacer  una  historia  juntas  (ella  guion,  yo  dibujo),  sobre  dos  futbolistas  profesionales  y  gays.  Se  suponía  que  sería un cómic corto, no sé qué ha pasado… pero ha  crecido  considerablemente.  El  año  pasado  se  retomó y animé a Nisa a que escribiera la parte de  novela que ya tenía en mente y se dejara llevar con  ella.  Yo  tengo  mi  parte  parada  ahora  por  otros  temas,  pero  ella  sigue  escribiendo  y  pienso  que  es  una  historia  estupenda  de  veras,  realista,  con  sentimiento y muy bien escrita y narrada. Sé todo lo  que va a pasar y realmente es buena. El cómic no le  hace justicia.  La  diferencia  entre  mis  personajes  y  los  de  Nisa  es  simple: tiene mamis distintas. Unos son estudiantes  universitarios descubriendo el amor y el sexo, y los  otros dos son un par de adultos ya curtidos en estos  temas que por desgracia viven en una burbuja muy  cerrada  de  la  que  es  difícil  salir  sin  resultar  «jodido».  Pero  también  tienen  algo  en  común:  descubren  el  verdadero  amor  por  primera  vez,  y  como  este  

RománTica'S 22

puede hacerlos  mejores  personas,  pero  también  sufrir por no poder mostrarlo como cualquier pareja  heterosexual,  sin  problemas,  ni  desprecios,  ni  juicios de valor.   Dado  que  no  solemos  tener  muchas  escritoras  polivalentes  por  estos  lares,  cuéntanos  un  poco  sobre tus trabajos en comics, las parejitas que los  componen y cuál nos recomendarías a tu gusto. ¿Y  de otros autores (sean comics o libros)?  De forma profesional he publicado No te escondas,  que  también  es  un  cómic  homo‐erótico/yaoi.  Es  la  historia  de  Ángel  y  Zen,  dos  tíos  que  esconden  bastante  sus  verdaderos  yo  y  tienen  miedo  a  la  soledad y el rechazo. Ángel aparenta ser superficial,  como  un  escudo,  pero  sufre  bastante  porque  su  padre no le tiene en buena consideración y le exige  mucho,  su  madre  pasa  de  él  y  su  hermana  está  enferma.  Y  Zen,  que  es  algo  así  como  su  «guardián/profesor», es un hombre muy reservado  y cerrado que no recuerda su pasado de niño, pero  sabe que hay algo muy malo en él. Ambos son gays,  aunque Ángel lo reprime. Durante la historia se van  conociendo  sus  historias,  su  entorno,  otros  personajes,  a  la  vez  que  se  van  enamorando.  Por  supuesto  no  saben  que  el  otro  siente  lo  mismo,  porque lo esconden,  así  que esto  lía  bastante toda  situación que se dé. No todo es drama, hay mucha  comedia  también,  malos  entendidos  y  momentos  tiernos, y sin censurar. Llevo 5 de 6 números, por lo  que ya llega el final. Me pongo triste…   Sobre otros autores españoles, pues recomiendo los  cómics  del  guionista  Javi  Cuho  («Las  horas  perdi‐ das»  y  «El  esclavo  de  la  Rosa»)  y  de  las  Kôsen:  Saihoshi,  «el  Guardián»  (en  cómic  y  novela)  y  «Stallion».  En  novela,  recomiendo  «Juegos  de  seducción»,  de  Nut  (¡el  que  no  lo  lea  está  cometiendo  un  pecado!),  a  Nisa  Arce  («12  Campanadas»  y  «Las  reglas  del  juego»),  a  Nayra  Ginory  («A  través  del  sexo»),  a  Aurora  Seldon  que  tiene  bastantes  obras,  y  a  Maribel  Llopis  («Unreality»  y  «Ángeles  caídos»).  Y  una  autora  norteamericana que se llama Patricia Nell Warren,  y  su  «El  corredor  de  fondo».  Es  lo  mejor  que  he  leído  hasta  el  momento  y  nadie  debería  perderse  esa  hermosa  historia  de  amor,  lucha  por  los  derechos de los gays y superación personal.  ¿Qué  es  lo  que  más  te  gusta  de  la  homo‐erótica?  ¿Y lo que menos?  Lo  que  más:  que  no  se  limita  a  las  típicas  historias  de amor romántico o estrictamente realistas (como  las  de  estilo  gay  para  hombres)  y  que  se  puede  extrapolar a cualquier tipo de narración o temática  existente.  Lo  que  menos:  los  tópicos  (aunque, 


23 RomรกnTica'S


afortunadamente, entre  las  escritoras  o  dibujantes/guionistas  antes  mencionados  esto  no  se da), y que la gente piense erróneamente que es  un derivado de la literatura romántica heterosexual  (sin  querer  ofender  a  nadie,  es  que  sencillamente  no es así), y sobre todo que crean que es de corte  erótico, jaja. No es eso.  Como artista multifuncional y editorial, ¿buscas lo  mismo en una lectura de entretenimiento y una de  trabajo?  No.  Una  cosa  son  mis  gustos  personales,  y  otra  es  mi trabajo y las pautas que debo seguir o mi jefe me  indica.  Cuando  se  trabaja  en  una  editorial  se  sabe  qué  vende  más  y  menos  y  qué  busca  el  lector.  Habrá  cosas  que  a  mí  me  encanten,  pero  por  los  clientes y el mercado, sabes que no se vendería. De  hecho, me repatea que haya libros y cómics que son  pura  bazofia  pero  vendan  más  porque  están  de  moda,  que  otros  que  son  infinitamente  mejores.  Y  he observado la falta de criterio de muchos lectores  a la hora de valorar ciertos libros, porque se ve una  pauta de falta de cultura general en buenas lecturas  que  parece  que  les  impidan  darse  cuenta  de  que,  ese  libro  que  les  ha  parecido  fabuloso,  es  francamente  pésimo.  Vale,  es  cuestión  de  gustos,  pero  parece  que  la  gente  se  trague  todo  por  venir  de fuera o porque el autor es conocido.  Si alguien decidiera enviarte un manuscrito ¿cuáles  son  las  características  que  deberían  cumplir  el  escrito y cuáles no? ¿Hay alguna tendencia que te  haya gustado y/o disgustado?  Yo  ya  no  me  encargo  de  las  novelas,  solo  de  los  cómics.  En  cualquier  caso,  unas  características  básicas  es  que  esté  gramatical  y  ortográficamente  bien escrito. Muestras con faltas y sin un mínimo de  conocimiento  sobre  gramática  (por  ejemplo,  cómo  colocar  las  comas,  los  puntos  o  las  rayas  de  diálogo), solo indica que el autor no se lo toma muy  en serio. Yo tampoco sabía y bien que me busqué la  vida para aprender. No es  una excusa decir  que se 

escribe por  instinto,  o  que  no  se  ha  estudiado.  Un  escrito tiene estar bien narrado y el argumento ser  congruente  y  estar  bien  hilado.  Nadie  nace  sabiendo,  desde  luego,  y  donde  trabajo  ayudamos  mucho a los autores con sus obras, para mejorarlas,  pero  creo  de  veras  que  hasta  que  no  se  tenga  un  mínimo  nivel  en  estos  aspectos,  es  mejor  seguir  practicando,  pidiendo  ayuda  externa,  aprendiendo  y auto‐corrigiéndose.   Una  tendencia  que  me  disgusta  mucho:  son  esas  historias  muy  similares  a  libros  ultra‐famosos,  que  parecen  más  fan  ficción  con  los  nombres  cambiados,  que  una  historia  original.  Está  bien  tener  influencias,  todos  las  tenemos,  pero  hay  que  abandonarlas  como  sea,  o  transformarlas  en  algo  personal.   ¿Cuáles  son  tus  próximos  trabajos?  ¿Habrá  posibilidades de que nos adelantes algo?  Siempre  tengo  muchas  cosas  en  mente,  pero  también  demasiadas  cosas  en  marcha,  así  que  primero he de terminar las que están abiertas. Hay  una cosa por ahí, pero no está asegurada.   ¿Qué te gustaría decirle a nuestras lectoras?  Que no se asusten conmigo si a veces soy un poco  franca  y  radical,  en  realidad  soy  todo  amor  ;)  (aunque me gusta fastidiar a mis personajes y a los  lectores  ya  de  paso).  Pero  llevo  muchos  años  escribiendo, dibujando, trabajando… y tengo claras  mis ideas. Y sobre el  yaoi o la homo‐erótica, que no  tengan miedo si les llama la atención, no muerde…  bueno, se corre el peligro de engancharse y en ese  momento ya no hay vuelta atrás, jaja. Hay historias  muy bonitas.  ¡Muchísimas  gracias,  Laura,  por  ponerte  en  nuestras manos!  ¡Gracias a ti y a la revista por dejarme divagar!    Entrevista: Laura López Alfranca    

RománTica'S 24


¡Hola, Adrian!  Antes  que  nada,  ¡muchísimas  gracias  por  estar  aquí con nosotros hoy, me alegro mucho de que hayas podido  hacernos un huequito!  Muchas  gracias  por  esta  oportunidad.  ¡Fue  un  placer  el  conocerte  en  Nueva  Orleans  en  la  convención  Authors  After  Dark!  Para  empezar,  ya  que  nadie  en  España  conoce  tus  novelas,  ¿podrías  explicarnos  un  poquito  de  qué  tratan?  ¿Por  qué  elegiste el género urban‐fantasy?   Hello, hello  lectores.  Al  habla  la  cazatalentos  de  RománTica’S…  ¡de  viaje  por  las  Américas!  ¿Que  qué  hago  tan  lejos?  Pues,  ya  sabéis,  ¡CAZAR TALENTOS!  Hay un montón  de autores por ahí fuera que aún no  conocemos  en  España  y  que  tienen  libros  verdaderamente  buenos.  ¿Queréis  saber  a  quién  he  descu‐ bierto para este bimestre?  La cazatalentos descubre a… ¡Adrian  Phoenix!   Autora  de  las  series  The Maker’s Song  y  Hoodoo,  vive  en  Springfield  (Oregón),  junto  a  sus  cuatro  gatos  Amiga, Diabla, Keats y Ember. Tiene  dos hijos, y es abuela de tres chicos  y  de  dos  perros.  Le  encanta  leer  y  ver  películas,  y  además,  le  gusta  ir  de senderismo con Cielo, uno de los  dos  perros  de  los  que  es  abuela  (el  cual sale en su serie Hoodoo). Adora  las  cosas  espeluznantes  y  le  fliparía  ir de investigación paranormal.   Su  género  más  destacado  es  el  urban‐fantasy  y  yo  he  tenido  la  oportunidad  de  entrevistarla  para  que así podamos conocerla un poco  mejor  en  España,  y  para  que  las  editoriales tengan nuevo material al  que echarle un ojo. Quién sabe, a lo  mejor me hacen caso (o no). Al fin y  al cabo soy la cazatalentos, ¿no?  Pero  bueno,  sé  que  tenéis  curiosi‐ dad por saber más de esta autora, y  de  descubrir  nuevas  series  y  perso‐ najes, así que aquí os dejo la entre‐ vista… 

Por supuesto. Como respuesta primero a tu última pregunta, la  verdad  es  que  no  elijo  ningún  género  en  particular  en  el  que  escribir. Simplemente escribo la historia y será lo que sea que al  final  termine  siendo.  En  otras  palabras,  los  personajes  y  el  mundo en el que viven determinan el género. Siempre empiezo  con un personaje y lo demás parte de ahí.   La  serie  «The  Maker’s  Song»  (A Rush of Wings, In the Blood, Beneath the Skin, Etched in Bone,  y próximamente en 2013 en  Estados  Unidos  On Midnight Wings)  va  de  vampiros,  ángeles  caídos,  y  conspiraciones  del  gobierno  y  está  ambientada  principalmente en Nueva Orleans; cuenta la historia de Dante y  Heather  y  su  lucha  para  mantenerse  con  vida  mientras  desenmascaran  los  oscuros  y  tortuosos  secretos  del  pasado  de  Dante y luchan para liberarlo de él.   La  serie  «Hoodoo»  (Black Dust Mambo, Black Heart Loa,  y  próximamente  en  2013  en  Estados  Unidos,  Black Moon Mojo)  narra la historia de la aprendiz de hoodoo Kallie, su familia y sus  amigos en los pantanos de Luisiana. Kallie tendrá que lidiar con  asesinatos, misterio y magia mientras trata de conseguir ordenar  todas las piezas del puzle de un pasado del que casi no sale viva.  Esta serie, aunque es oscura, también tiene bastante humor.   ¡Suena  muy  interesante!  Para  escribir  la  serie  The Maker’s Song,  ¿de  dónde  conseguiste  la  inspiración?  ¿Por  qué  vampiros?  ¡Gracias! Me inspiré en Nueva Orleans y en la música de «Nine  Inch Nails», sobre todo en el álbum Downward Spiral. No es que  quisiera  escribir  una  historia  de  vampiros,  quería  contar  la  historia de Dante, y dio la casualidad de que era un vampiro.  *Se ríe* Muchos lectores y editores están ya muy cansados de  los vampiros porque piensan que el género ya ha contado todo  lo  que  había  contar  sobre  ellos.  Yo  sé  que  eso  no  es  verdad.  ¿Qué  crees  que  a  los  lectores  les  gustará  de  tu  libro  que  sea  diferente de otros libros de vampiros ya publicados en España?  Estoy contigo en eso, yo tampoco creo que el género vampírico  se  agote  alguna  vez.  Cada  historia  tiene  su  propio  hacer  y  su  propia  mitología,  además  de  que  crean  mundos  diferentes.  Yo  creo  que  a  los  lectores  les  encantarán  los  personajes,  y  así  mismo las interacciones entre ellos; y por supuesto, la oscura y  suntuosa Nueva Orleans en la que se ambienta. Dante es mucho 

25 RománTica'S


más que  un  vampiro  «normal».  Es  el  líder  de  una  banda  de  rock  industrial, Inferno, y aunque es severo y desafiante, también es leal y  encantador  con  esos  por  los  que  se  preocupa;  estaría  más  que  dispuesto  a  sacrificarse  por  sus  amigos.  Es  uno  de  esos  extraños  vampiros de  nacimiento;  un Pura  Sangre, y mucho,  mucho más,  así  que sus experiencias van a ser muy diferentes a las de los vampiros  que son transformados. Heather es una mortal, agente del FBI, llena  de  compasión  y  bastante  fuerte  que  sabe  mirar  más  allá  de  la  superficie  de  las  cosas  y  las  personas.  La  historia  también  tiene  a  Lucien,  un  ángel  caído,  y  Von,  un  nómada  (un  clan  pagano  de  moteros  de  estilo  gitano),  que  es  también  un  bardo,  un  guerrero  y  un historiador para la raza de los vampiros. La historia también está  contada desde diferentes puntos de vista y es bastante rápida.   Hablemos ahora de Dante… Ese hombre sexy y atractivo que ya me  ha robado el corazón. ¿Qué tiene que lo hace especial para ti? ¿Lo  creaste antes o después de crear a Heather?  *Susurra*  Se  lo  haré  llegar  a  Dante  *guiña  un  ojo*.  Dante  es  bastante especial para mí también. Lo creé primero a él, y es cuando  la historia empezó a tomar forma. Heather fue la segunda y también  la tengo muy cerca de mi corazón.   La  relación  entre  los  dos,  Heather  y  Dante,  ¿cómo  podrías  describirla? ¿Qué encontraremos en los libros?  Su  relación  es  especial,  creo.  Está  basada  en  la  honestidad,  la  confianza y en una profunda pasión que se tienen el uno por el otro.  Sí, Heather se encela de vez en cuando, es humana al fin y al cabo,  pero nunca llega a interferir en su amor por Dante. Están hechos el  uno para el otro. Yo diría que son almas gemelas.   Si tuvieras que elegir uno de tus personajes en ambas series, «The  Maker’s  Song»  y  «Hoodoo»,  porque  fuera  el  que  más  complicado  te resulta escribir, ¿quién sería? ¿Por qué?   ¡Qué  difícil!  En  realidad  no  me  cuesta  escribir  de  ninguno  de  los  personajes. Belladonna en la serie «Hoodoo» es muy graciosa, me lo  paso genial escribiendo sobre ella; e incluso el retorcido Elroy Joran  en A Rush of Wings fue divertido de escribir.   En  la  otra  serie  que  tienes,  «Hoodoo»,  no  podemos  saber  realmente  según  la  sinopsis  si  habrá  un  héroe  masculino  del  que  enamorarse.  ¿Crees  que  Kallie  atrapará  nuestros  corazones  de  la  misma  forma  que  Dante  y  Heather  lo  hicieron  en  The Maker’s Song? ¿Por qué?   Kallie tiene un gran interés por el nómada Layne Valin en los libros.  Él es también un Recipiente cuyo cuerpo puede albergar los espíritus  de los muertos, y, sí, hay una pequeña llama entre los dos *guiña un  ojo*  Kallie  yo  creo  que  capturará  vuestro  corazón  de  una  manera  diferente; ella es extremadamente leal a sus amigos y a su familia, y  tiene temperamento. Además las bromas entre ella y su mejor amiga  Belladonna son algo que a los lectores aquí en Estados Unidos les ha  encantado.  

RománTica'S 26


Vale, una  última  pregunta.  Ahora  que  tienes  a  todos  los  lectores  españoles  delante,  ¿te  gustaría  enviarles  un  mensaje  especial?  *Susurra* Sé que a nosotros nos encanta ese tipo de cosas… ja, ja,  ja.   ¡Me encantaría! Gracias por tomaros el tiempo de conocer un poco  sobre  mí  y  mis  libros.  Lo  aprecio  de  veras.  Espero  que  le  deis  una  oportunidad  a  las  novelas.  Abajo  tenéis  links  al  primer  capítulo  del  primer  libro  de  cada  serie  y  a  las  redes  sociales  donde  podéis  poneros en contacto conmigo. Estoy encantadísima de conocer a mi  primera audiencia española y espero volver a saber de vosotros.   Podéis  leer  el  primer  capítulo  del  primer  libro  de  la  serie  The Maker’s Song, A Rush of Wings aquí:   http://www.adrianphoenix.com/files/RushOfWings_Chap1.pdf.  

Y aquí está el primer capítulo de Black Dust Bambo («Hoodoo» 1):  http://www.adrianphoenix.com/files/Black_Dust_Mambochapter1.pdf   www.adrianphoenix.com   https://www.facebook.com/pages/Adrian‐Phoenix/332514106808453   http://twitter.com/AdrianPhoenix   http://www.myspace.com/adriannikolasphoenix   http://www.goodreads.com/author/show/944594.Adrian_Phoenix   http://pocketafterdark.com/service/displayKickPlace.kickAction?u=2375 4464&as=159176  

Muchas gracias de nuevo, Adrian. ¡Espero poder verte en nuestras  librerías pronto! Ha sido todo un placer conocerte. *Abrazo*  ¡Muchas  gracias  por  contar  conmigo,  Yuliss!  ¡Me  lo  pasé  genial!  *Abrazo*   Ains,  es  un  amor  de  mujer,  no  me  lo  podéis  negar.  Y  sí,  lo  veo  en  vuestros ojos, ¡os habéis quedado con ganas de saber más! Ya solo  queda que los de arriba me hagan caso a la y podamos disfrutar en  España del buenorro de Dante y de las aventuras de Kallie.   ¡Hasta  la  próxima  revista,  lectores!  Aún  queda  muuucho  por  descubrir…  CAZATALENTOS: Yuliss M. Priego   

27 RománTica'S


RomรกnTica'S 28


DE MODAS Y TENDENCIAS  El mundo literario, a mi modo de ver, es como una pasarela. Cuando por  ella caminan las modelos somos capaces de vislumbrar hacia donde se  encamina  la  moda  de  la  siguiente  temporada  y  las  tendencias  que  se  van a ir produciendo en ella.  Por esta pasarela de libros siempre transcurren los libros históricos, esa  parte  de  la  moda  es  imperecedera,  no  varía,  no  cambia.  Puede  que  algunas  veces  el  período  histórico  se  incline  más  hacia  el  principio  del  siglo  XIX  y  otras  hacia  finales.  De  vez  en  cuando  observamos  alguna  variación  no  muy  significativa  y  nos  encontramos  con  otros  periodos  históricos como el medievo (en todas sus variantes nacionales) o alguna  historia  ambientada  en  el  XVII  o  XVIII.  La  Regencia  Inglesa  es,  desde  luego, la época más popular entre las lectoras, las autoras y, parece ser,  los editores.  Pero  de  vez  en  cuando,  nos  encontramos  con  que  la  línea  trazada  se  desvía. La moda literaria coge un camino secundario y nos desviamos a  otros  sub‐géneros  que  se  ponen  de  moda.  Hace  algunos  años  fue  el  boom de la paranormal. Las editoriales, tras el éxito rotundo de novelas  como  «El  beso  del  Highlander»  comenzaron  a  bombardearnos  con  vampiros,  licántropos,  magos,  hechiceros,  gárgolas…  ¡gárgolas!  ¿Se  puede  encontrar  algo  más  raro?  Estamos  seguros  de  que  sí.  Una  compañera de esta revista y reputada autora me llegó a comentar que  se había encontrado con un ser que tenía varias extremidades y cuando  digo  varias  ¡hablo  de  más  de  cuatro!  En  fin,  que  menuda  inventiva  tienen las autoras ya sean de aquí o de allá.  Luego  llegó  el  turno  de  la  juvenil.  Todo  lo  que  aparecía  y  resultaba  apetecible  era  de  este  género  que  nuestras  compañeras  Eva  y  Rocío  bautizaron  (adecuadamente  diría  yo)  como  Juvenil  Romántica.  Fue  el  boom de los Crepúsculo, Juegos del Hambre, El Despertar, Cazadores de  Sombras, Casa de la Noche, Halo y un largo etcétera de series juveniles  con  romance  de  fondo  que  deleitan  a  jóvenes  lectores  que  vienen  empujando  fuerte  y  queriendo  hacerse  un  hueco  entre  los  lectores  adultos de romántica.  Pero es que ahora este nuevo boom de la literatura romántica llega de  la mano de la erótica. La trilogía «Cincuenta Sombras» de E. L. James ha  causado  furor  entre  el  público  romántico  en  particular  y  lectores  de  todos los géneros en general, valga la redundancia.  Pero es que lo cierto es que a este boom literario algunas de nosotras  no le encontramos el sentido. La erótica ya hizo incursión dentro de la  romántica hace mucho, mucho tiempo. ¿Por qué ese afán ahora de las  editoriales  de  plantearlo  como  algo  novedoso?  En  el  mercado  ya  existían libros de autoras como Shayla Black (publicada en Phoebe), Lora  Leigh  (Afrodisia,  Nefer)  Shannon  MacKenna,  Robin  Schone  (ambas  de  Manderley)  o  nuestras  Noelia  Amarillo  y  Noe  Casado  (Rachel  y/o  El  Maquinista) entre muchas otras.  ¿Por qué el boom de la erótica ahora y no antes? ¿Qué ha supuesto el  lanzamiento  editorial  de  la  serie  de  «Cincuenta  Sombras»  en  el  mercado? Al preguntar a algunas compañeras es esto lo que dijeron… 

La erótica siempre ha estado ahí,   desde tiempos inmemoriales las personas han escrito y leído erótica. ¿Por qué ahora hay un boom erótico? Imagino que porque, tras años introduciendo paulatinamente escenas eróticas en novelas (no solo románticas, sino en cualquier género), la gente ya no se asombra/asusta por leer las palabras pene, vagina, pechos… Poco a poco se le ha ido quitando el tabú a esas palabras (y muchas otras), dotándolas de la normalidad que siempre han merecido. El siguiente paso lógico, era pues, que la novela erótica irrumpiera con fuerza en las estanterías de la sociedad actual. Porque el erotismo, el sexo, es inherente a la humanidad. Sin él, no habría vida.

Noelia Amarillo, Autora de «Ardiente Verano»

Las editoriales no son tontas, y saben que al igual que ha habido un fenómeno juvenil tan grande como lo fue Crepúsculo en su día, solo era cuestión de tiempo hasta que dieran con la historia perfecta para que revolucionara el mundo «adulto». ¿Por qué «50 sombras» y no otra? Sencillamente porque antes de ser novela fue un fanfiction de Crepúsculo. Si Crepúsculo ya ha triunfado pero le faltaba ese toque más erótico, ¿por qué no sacar lo que sería un Crepúsculo para adultos? Un camino seguro, sin duda. Y, efectivamente, eso es lo que han hecho. Otra cosa ya es que hayan acertado con la autora, que a mi punto de vista no ha sido la mejor elección. Pero, ¿quién soy yo para juzgar? Yuliss M. Priego, Novelas de Amor Oscuro

29 RománTica'S


RomรกnTica'S 30


La Trilogía de 50 Sombras ha sabido captar a ese lector que se enamoró de Crepúsculo y que pedía más; necesitaba una relación más intensa entre los protagonistas, más datos, más romance, más hot… Una erótica light, vainilla, como gustéis en llamarlo, que ha atraído nuevos lectores a la romántica que pedían a gritos una realidad que puede ser o no fiel a lo que nos rodea, pero que existe. Y por qué no decirlo: el morbo vende, junto al marketing que ha ido de la mano de esta publicación. Merche Diolch, Yo leo RA

Pero veamos qué opinan ahora de las autoras que ya conocemos o de  las que aún están por venir. ¿Qué dicen de ellas Noelia, Yuliss, Merche o  Ana?   Al preguntarle a Merche Diolch por Sylvia Day… ¡Esto fue lo que dijo! 

Con una gran trayectoria dentro del erotismo, Sylvia Day llega a España para enamorarnos, conquistarnos y desvelarnos. La pasión de sus protagonistas, descrita sin ningún pudor, atrapará al lector con facilidad, el problema vendrá luego, cuando se quiera uno desenganchar de sus libros, podrás intentarlo pero no os auguro demasiados éxitos.   Noelia Amarillo sobre Robin L. Rotham… 

Robin L. Rotham va más allá, dándole una nueva dimensión al erotismo. Yuliss M. Priego sobre Jaci Burton… 

Hace años hubo varias intentonas de sacar colecciones eróticas al mercado que fracasaron estrepitosamente. ¿Qué diferencia hay entre entonces y ahora? Bueno, normalmente la diferencia entre que un proyecto fracase o no está en el trabajo y la suerte. No es lo mismo ayudar a que un libro camine por el mundo de la literatura que soltarlo en el mercado y dejar que se las apañe solo. Y cuanta más gente conozca un producto, más posibilidades existen de que se fijen en él y lo compren. ¿Casualidad o causalidad? En el caso de E.L. James, una gran plataforma para la promoción de su serie ha sido Facebook y los medios especializados: sus editores se han preocupado por picarnos a todos la curiosidad sobre lo que se ocultaba en esos libros, y ya sabemos lo curiosos que somos los españoles como para dejar pasar la oportunidad de saber lo que se escondía tras esas portadas llenas de misterio. Todo un fenómeno que el resto de editoriales intentan emular ahora, pues como es natural todo el mundo quiere su trocito de gloria.

Al ver las portadas de sus libros, una se pregunta si realmente el contenido va a ser mejor que el exterior. Y… ¡uff! Es mejor, y muy ¡uff! Jaci Burton es capaz de enamorarnos con sus personajes y al mismo tiempo hacernos arder con sus escenas. ¿Se puede pedir algo más?   Y, las chicas de RH  dicen de Eve Berlin… 

Con la primera novela de Eve Berlin van a ocurrir dos cosas en tu casa: que la temperatura aumente varios grados y que las facturas del agua y la luz se disparen… Desde luego una cosa es clara: ¡Bienvenidas sean todas estas modas  y  tendencias  varias!  Y  digo  bienvenidas  sean  si  con  ello  descubrimos  a  autoras de la talla de Sylvia Day, Eve Berlin o recuperamos a otras como  Noe Casado (Esencia) y, al menos eso esperamos, a Jaci Burton o Robin  L. Rotham (no miramos a nadie. Solo fruncimos el ceño y cruzamos los  brazos enfadadas con el editor de Phoebe) pero tras publicarse un solo  libro de cada una de ellas (más que interesantes ambos) jamás se volvió  a saber de ellas.  Además  de  que  otro  fenómeno  editorial  arrastra  también  consigo  la  publicación  de  esta  serie  de  E.  L.  James  y  es  que  ahora  las  portadas  también  guardan  una  línea  similar  y  si  no,  ¡Pasen  y  vean  señoras  y  señores! Lléguense a una librería y observen con atención las portadas.  ¡O mejor aún! Aquí os las dejamos… 

Artículo: Loli Díaz  Colaboran: Ana Mª Benítez,   Merche Diolch,   Noelia Amarillo   y Yuliss M. Priego 

Ana Mª Benítez, RH Románticas al horizonte

31 RománTica'S


RomรกnTica'S 32


33 RomรกnTica'S


Sara Ventas. Así es ella  Nací  en  Madrid  en  1975.  Pasé  gran  parte  de  mi  infancia  en  un  pueblo  de  Badajoz,  otra  parte  de  vuelta  en  Madrid  y  llevo  siete  años residiendo en Málaga; poseo un buen popurrí de acentos. Mi  interés por las letras surgió hace unos años, a raíz de un blog que  creé.  Aunque  tal  vez  fue  al  contrario  y  abrí  el  blog  porque  me  interesaban las letras. En cualquier caso, en «Sueños a contraluz»,  que es el título de mi blog, están mis comienzos en la escritura.   «Treinta  postales  de  distancia»  es  mi  primer  libro.  Es  una  novela  de  corte  romántico  contemporáneo  y  posee  grandes  dosis  de  humor. Lo que más agrada a los lectores, por los comentarios que  me  han  llegado,  son  los  diálogos  entre  los  personajes  y  lo  cotidianas  que  son  las  situaciones  que  se  dan  entre  ellos,  mostrando sus virtudes y sus defectos.  

30 POSTALES DE DISTANCIA  Sara Ventas  Un  pasado  que  creía  superado,  una amiga histriónica en la dis‐ tancia,  un  mejor  amigo  encan‐ tador y un vecino algo peculiar.  Sofía  lo  tenía  todo,  o  creía  tenerlo  porque  un  buen  día  se  encontró  rodeada  de  «ex»  ―propios  y  ajenos―,  casuali‐ dades,  malentendidos  y  un  bu‐ zón lleno de postales.  Dicen  que  el  amor  lo  podemos  tener  justo  al  lado,  sólo  hace  falta  mirar  para  verlo.  Para  Sofía,  el  amor  se  encontraba  a  treinta postales de distancia.     

RománTica'S 34

Decidí publicarla en Amazon porque me pareció una oportunidad  muy cómoda y rápida de darla a conocer, y saber así la aceptación  por parte de los lectores. Pienso que es la mejor decisión que he  tomado,  está  siendo  una  experiencia  muy  bonita  y  esto  me  ha  animado a seguir adelante, y lanzarme con la segunda novela. No  será  la  segunda  parte  de  «Treinta  postales  de  distancia»  pero  va  en la misma línea de estilo. 

Échale un vistazo para ir abriendo boca…   ―Ah, perdona, te he subido. ―¡Hola! No te preocupes, si por un piso no voy a llegar más tarde de lo que voy. «Si supieras que he dejado pasar tres ascensores». ―Yo siempre voy con la hora pegada al culo. «¡Mierda! vaya frasecita más fina me ha salido». ―Yo no. «Joder, ¿por qué no me habrá salido nada ingenioso?». ―Ya. «¿Por qué habré dicho ya? Ahora va a parecer que conozco sus horarios… ¿Y a mí qué leches me importa lo que piense este tío?». ―Puedes pintarte los labios, si quieres ―dijo él, haciendo un gesto con el dedo índice y apuntándose los suyos. ―¿Por qué? ―le preguntó ella extrañada. ―Como llevas la barra de labios en la mano y los llevas sin pintar… imaginé que lo habrías hecho si no me hubieras encontrado aquí. ―No si… no era éste el color que estaba buscando. «Ya me los pintaré en el coche». ―Como quieras. «También me gustan sin pintar… ¿Esto último se lo he dicho o sólo lo he pensado?».  


Ava Campbell. Así es ella  Nací en Vitoria, donde aún resido con mi marido y mis hijos, un 31 de  octubre de hace ya unos cuantos años.  No voy a ser original diciendo que soy una lectora compulsiva desde  pequeña, puesto que la gran mayoría de autoras que conozco lo son,  pero es así. Ningún día de Reyes habría estado completo para mí si,  entre  los  regalos  que  encontraba  junto  a  los  zapatos,  no  había  al  menos  un  par  de  libros.  Y  como  la  gran  mayoría,  también,  me  recuerdo  escribiendo  desde  pequeña.  Cuentos,  relatos  fantásticos,  historias  de  amor…  Cualquier  narración  que  atrapara  mi  imaginación,  aunque  eran  escritos  que  guardaba  para  mí,  y  nunca  compartí con nadie.  Luego  llegó  la  Universidad  —estudié  Derecho—  y  el  poco  tiempo  libre que tenía ya no pude dedicarlo a la escritura. Seguí leyendo — como  lo  hago  aún  hoy—,  con  esa  compulsión  que  hace  que  te  resistas  a  abandonar  el  libro  que  te  ha  atrapado,  aunque  eso  suponga  robarle  todas  las  horas  del  mundo  al  sueño.  Pero  en  el  ritmo  que  la  vida  nos  impone,  ya  no  volví  a  encontrar  tiempo  para  escribir.  Hace  tres  años,  sin  embargo,  pisé  el  freno.  Llevaba  catorce  años  trabajando  en  diferentes  puestos  de  responsabilidad  en  RRHH,  y  aunque  adoraba  —y  adoro—  mi  trabajo,  el  alto  ritmo  que  debía  mantener  me  hizo  preguntarme  si  era  así  como  quería  conducir  mi  vida. No necesité mucha reflexión para saber que deseaba algo más;  así  que  cambié  de  trabajo,  me  apunté  a  un  taller  de  escritura  romántica, y comencé a escribir la historia de Anna y John.   Y aunque habría sido feliz tan sólo con escribirla, poder compartirla  hoy con la gente que, como vosotras y yo, adoramos la romántica, es  el  premio  que  nunca  soñé  tener.  Así  que,  si  creéis  en  el  amor  y  las  segundas  oportunidades,  os  invito  a  que  acompañéis  a  mis  personajes  a  Surrey,  en  el  año  1823.  Estoy  segura  de  que  no  os  arrepentiréis. 

Échale un vistazo para ir abriendo boca…    

Su mirada al posarse de nuevo en él debió traslucirlo, puesto que John Sinclair frunció el ceño, y su rostro se llenó de recelo. —¿Qué está pensando? —la interrogó con brusquedad, y su tono recordó a Anna el de sus alumnos más pequeños cuando eran pillados en falta. —¿Por qué ha venido, milord? —preguntó a su vez con calma, aún sorprendida por el atisbo de su alma que había obtenido. —Para disculparme, como le he dicho al llegar. —Sí, ya sé el para qué, pero ¿por qué ha venido, milord? —repitió, clavando su mirada en las profundidades de aquellos ojos oscuros, donde había comprendido que habitaba un desconocido pero familiar dolor. —Me temo que no la entiendo, señora Hurst —contestó retador, devolviéndole la mirada con la misma intensidad. Luego la fue deslizando con lentitud hacia abajo, hacia la boca entreabierta de Anna, hacia su cuello, y luego hacia el discreto escote del vestido que insinuaba el comienzo de su pecho, donde se detuvo.

QUÉDATE EN MI VIDA  Ava Campbell  Surrey,  1823.  Anna  Hurst  llegó a Halston hace seis años  huyendo  del  pasado.  Cuando  John  Sinclair,  vizconde  de  Lisle, regresa a su pueblo na‐ tal,  Anna  decide  buscar  su  apoyo para la pequeña escue‐ la que ha fundado. Pero el día  en  que  se  conocen  ofende  profundamente  al  vizconde,  que  le  niega  su  ayuda.  Cuan‐ do  él  se  ve  envuelto  en  un  atraco,  la  intervención  de  Anna  le  hace  recapacitar  e  interesarse en sus proyectos.  La  relación  entre  ambos  co‐ mienza  a  estrecharse,  hasta  que  la  llegada  de  Julia,  la  amante  de  John,  lo  cambia  todo.  Julia  está  dispuesta  a  cualquier cosa por probar que  Anna no es lo que aparenta. Y  cuando sus sospechas cobran  vida, todo el mundo de Anna  se  vuelve  del  revés.  Anna  puede  huir  de  Halston,  pero  ya  sabe  que  no  conseguirá  hacerlo de su pasado. ¿Podrá  el  amor  que  ha  nacido  entre  ella  y  John  sobrevivir  a  los  silencios  culpables  y  las  verdades a medias? 

35 RománTica'S


María Martínez. Así es ella  Nací en Lorca, una preciosa ciudad de Murcia.   Descubrí mi afición por la escritura siendo muy niña. Cuando un libro me  encantaba,  me  gustaba  escribir  secuelas  para  él,  pequeños  relatos  que  alargaban  la  trama  con  giros  que  había  soñado  mientras  leía.  Así  que  escribía fan fic sin saber que lo eran.   Pero no fue hasta hace poco que consideré la posibilidad de convertirme  en  novelista,  de  comenzar  a  crear  mis  propias  historias  y  dar  vida  a  los  personajes que las protagonizarían.  El  resultado  de  esta  incursión  en  el  mundo  literario  y  editorial  es    la  trilogía  Almas  Oscuras,  una  historia  juvenil/adulta  de  corte  paranormal.  Acabo de finalizar una cuarta novela cargada de magia y romance, que en  este momento se encuentra en manos de mi agente, Antonia Kerrigan. 

PACTO DE SANGRE  ‐Almas Oscuras I‐  María Martínez  William  acaba  de  llegar  a  Heaven Falls. Es callado, distan‐ te,  y  su  mirada  esconde  gran‐ des  secretos.  Sus  cambios  de  personalidad  intimidan  y  su  atractivo  revela  tantas  luces  como  sombras.  Quizá,  por  eso,  Kate  no  puede  quitárselo  de  la  cabeza.   Pronto descubrirá que no es un  chico  normal:  William  es  un  vampiro,  el  único  vampiro  que  puede vivir bajo el sol. Ese don  lo convierte en alguien especial,  en  la  esperanza  que  su  raza  necesita,  pero  también  en  la  llave  que  los  renegados  persiguen  para  liberarse  de  su  maldición.     

RománTica'S 36

En la  actualidad,  compagino  la  escritura  de  una  nueva  novela,  con  la  colaboración en el blog literario: Los Libros de mi Vida, junto a autores de  la talla de Carolina Iñesta Quesada, Francisco de Paula o Antonio Martín  Morales. Mi otra pasión es la lectura. Me encantan las sagas, soy fan de  la  literatura  romántica  paranormal,  de  las  historias  de  terror,  de  los  mundos distópicos... devoro cualquier libro que caiga en mis manos. 

Échale un vistazo para ir abriendo boca…   «William adivinó sus pensamientos y se sorprendió al recordar lo inseguros e influenciables que podían llegar a ser los jóvenes humanos. Siempre pendientes de lo que pensarán los demás, en vez de ser ellos mismos. La miró fijamente, preguntándose cómo sería su vida, y si también tendría secretos. Se inclinó un poco sobre ella en actitud confidente. —Puede que algún día descubra que hay cosas que es mejor no saber —dijo en tono misterioso. Con un deje malicioso que hizo que Kate levantara la cabeza de golpe. Los labios del vampiro se curvaron con una sonrisa maravillosa. Kate lo miró embelesada con el corazón a punto de explotar dentro del pecho. Volvía a tener esa extraña sensación y todo a su alrededor se tornó oscuro, excepto un leve resplandor azulado del que no podía apartar los ojos. —No… no recuerdo si te di las gracias por ayudarme en la carretera —dijo ella. —Lo hiciste —respondió—. Fuiste muy amable. Kate sonrió algo aturdida y con un gesto lleno de gracia se ladeó el pelo hacia la espalda, dejando a la vista su cuello esbelto. ¡Dios, estaba coqueteando descaradamente! ¿Se daría él cuenta? Bueno, de eso se trataba, ¿no? Tomó aire y apartó esos pensamientos antes de parecer idiota. —Así que has decidido quedarte algún tiempo —comentó ella, poniendo un énfasis deliberado en sus palabras. —Sólo unos días —contestó él, desviando la mirada, y su rostro se endureció. La visión había despertado su apetito y se enderezó nervioso. Décadas de autocontrol se estaban viniendo abajo en un instante. —¿Te encuentras bien? —preguntó Kate. —Sí —contestó sin atreverse a mirarla, pero lo hizo. Estaba completamente ruborizada, le brillaban los ojos y sus labios tenían el color de una ciruela madura. Otro tipo de deseo comenzó a despertar. Pensó en lo fácil que sería tomar todo lo que quería de ella, y que el deseo dejara de doler. Sabía que era fuerte y disciplinado, vivir con el tormento ya se había convertido en una costumbre; pero aquello no era simple dolor. Era una agonía insoportable y no sabía durante cuánto tiempo podría soportarla. Aunque no pensaba quedarse para averiguarlo, debía alejarse de ella… ya.»  


Andrea C. Pereira. Así es ella  Mi  nombre  es  Andrea  Pereira,  tengo  39  años,  soy  argentina  y  por  ahora  solo me dedico a escribir novelas, aunque soy licenciada en Administración  de  Empresas.  Mi  pasión  por  la  novela  romántica  se  despertó  cuando  era  muy  joven.  A  los  28  años  descubrí  a  Julie  Garwood  me  gustó  tanto  la  manera  de  escribir  de  la  autora,  el  romanticismo  que  inyecta  a  sus  personajes  y  el  humor  que  es  un  sello  característico  en  sus  historias,  que  esa misma semana compré varios libros de esa autora (que era, es, y será  mi  favorita),  y  además  me  hice  con  algunos  de  Jude  Deveraux  y  Johanna  Lindsey (fueron las primeras), desde ese momento no dejé de leer novelas  románticas.  No  tengo  idea  de  cuántas  novelas  habré  leído  en  mi  vida,  estimo que muchas, con periodos de total obsesión donde leía una por día.  Hasta  que  en  2008,  sin  querer,  compré  el  libro  de  Diana  Gabaldón,  «Atrapada en el tiempo», no sabía que se trataba de una saga, a mitad de  libro no pude seguir leyendo porque me faltaba el primero y fui a buscarlo,  «Forastera», esos libros cambiaron mi percepción de las novelas, que para  mí eran un pasatiempo maravilloso que me dejaba, y me deja una sonrisa  por varios días, pero con las tres primeras novelas de esa excepcional saga  de  Diana  Gabaldón,  comprendí  que  la novela  puede contar  otra cosa,  con  un cristal diferente a otros libros, pero que queda firme en la memoria del  lector,  y  me  dije  como  de  broma,  «si  algún  día  escribo  una  novela  quiero  que  esté  documentada  como  las  de  Diana,  pero  con  el  romanticismo  de  Julie». Poco más de un año después, tuve el tiempo libre y la oportunidad  de  realizar  y  escribir  mi  primera  novela  y  desde  entonces  no  he  parado,  porque me gratifica el alma ver una novela terminada. Descubrí que era mi  verdadera pasión.  No  sé  si  lograré  algún  día  el  propósito  que  me  he  impuesto,  pero  puedo  asegurar  que  cada  novela  tiene  un  trabajo  de  exploración  e  investigación  detrás  y  mucha  dedicación.  Y  las  historias  están  contadas  en  escenarios  originales.   Los hechos históricos que aparecen en Inocencia sobre la infancia de Evita  son reales, los comentarios, personajes y películas que se mencionan en la  novela  son  parte  de  la  historia  del  cine  nacional  argentino,  también  se  destaca el radioteatro y sus actores fundacionales. Y la pareja protagónica  de  Juliana  y  Lucas  creo  que  van  a  dejar  en  las  lectoras  esa  sonrisa  de  satisfacción al terminar el libro, que tanto nos gusta a las que amamos las  novelas románticas.. 

Échale un vistazo para ir abriendo boca…    

—¿Qué es esto? —pregunté, poniéndome a la par de él—. ¿Qué quieres? —Darte una sorpresa —contestó sin inmutarse por mi tono agrio. —Te he dicho que no quería volver a verte, mucho menos a hablarte o a estar a solas contigo. Me arrinconó en un vértice oscuro y solitario del lugar, detrás de un bello y gran árbol artificial. —«Si tú crees que el no hablarme te hará olvidar aquel beso que enmudeció tu boca, te equivocas. —Me apretó un poco más y volvió a susurrar pegado a mi oído—: Te equivocas. Si tú piensas que tal vez me lástima que me niegues tu amor, no te aflijas, no juego esta partida». Ya será mi tiempo. —¿Cómo puedes hablar de amor? ¡No te conozco! —¿Me tienes miedo? —Claro que no. —Tienes miedo a lo que puedes hacer si yo me propusiera seducirte. No podrías resistirte.

INOCENCIA  Andrea C. Pereira  Juliana tiene ocho años cuan‐ do  fallece  su  madre.  Desde  ese  momento  vivirá  domina‐ da  por  la  férrea  tiranía  de  su  padre,  un  acaudalado  y  des‐ pótico terrateniente. El  único  consuelo  de  Juliana  serán  los  largos veranos que pasa en su  casa en el campo, donde, con  su amiga del alma, Eve, vivirá  imaginarias  aventuras  en  mundos  más  felices.  Eve  es  hija  ilegítima  del  propietario  de  la  estancia  vecina,  una  niña valiente y libre de la que  Juliana  aprenderá  valiosas  lecciones.     Recién  cumplidos  los  diecio‐ cho  y  todavía  sumida  en  los  miedos  de  una  vida  carente  de  afecto,  la  joven  aceptará  ilusionada  el  matrimonio  im‐ puesto con un joven adinera‐ do  de  Buenos  Aires,  Alexan‐ der Polenski, quien se conver‐ tirá  en  su  nuevo  protector  y  la  integrará  en  la  alta  socie‐ dad  bonaerense,  un  ambien‐ te de lujo y libertad…  

37 RománTica'S


ROMÁNTICA’S presenta «Trampas de Seda »

de

MAR CARRIÓN

     

  El  próximo  mes  de  Octubre  estará  disponible  en  las  librerías  de  toda España la nueva novela de Mar Carrión, «Trampas de Seda».  Cuando  uno  de  los  responsables  de  la  Editorial  Roca  se  puso  en  contacto  con  quien  este  artículo  suscribe  para  reseñar  esta  novela  casi dio saltos de alegría. ¡Tenía una primicia entre manos! Y desde  aquí quiero darle las gracias por tal oportunidad.  Durante  su  lectura  llegué  a  pasarlas  putas  (disculpad  la  expresión)  pero es que lo pasé francamente mal en según qué escenas. ¡No os  lo podéis ni imaginar! ¡Qué angustia! ¡Qué miedo! ¡QUÉ FLIPE!  Sí,  lo  que  os  cuento,  estaba  flipando,  alucinando.  Conforme  iba  pasando páginas me iba emocionando más la historia y tanto fue así  que  saltaba  y  pegaba  botes  en  mi  sillón  cada  vez  que  escuchaba  cualquier  ruido  exterior.  Comprendedme,  lo  leí  de  noche,  con  todo  en silencio… Me quedé enganchada en el primer párrafo y después  fue todo un no parar porque la novela de Mar Carrión es mucho más  que estos sobresaltos y la intriga que os cuento.  Creo  que  tenemos  entre  manos  a  una  Nora  Roberts  de  suspense  española.  Esta  mujer  logra  con  cada  libro  atrapar  al  lector  de  tal  manera que cuando inicias su lectura ya es imposible dejar de leer.   Mar Carrión vuelve nuevamente a las librerías de España y lo hace por la puerta grande. Con su última novela, «Trampas de seda», no solo ha logrado crear una historia brillante sino que además ofrece al lector intriga, suspense y, por supuesto, amor. Una historia cargada de escenas impactantes, un argumento complejo para nada fútil, un trasfondo arriesgado y una relación sentimental donde ha volcado lo mejor de sí misma. En  RománTica’S  casi  nos  vemos  obligados  a  recomendarla  fehacientemente. Si eres amante del género romántico de suspense  haceos  con  un  ejemplar  de  este  libro.  Y  si  tenéis  hombres  en  casa  que gusten de un buen libro de intriga… ¡HACED QUE LO LEAN! No  les va a defraudar.   

RománTica'S 38

Jodie Graham se ha propuesto dejar atrás su caótica vida para comenzar en un nuevo lugar. En la ciudad de la Meca del cine, busca la oportunidad de abrirse camino como actriz, aunque pronto comprende que para alcanzar los sueños, hace falta mucho más que trabajar duro. Las cosas se tuercen un poco más cuando, una mañana que sale a correr por el bosque, se tropieza con un hombre que se propone enterrar un cadáver. Lo que Jodie no sabe es que acaba de meterse en medio de una ola de violentos crímenes de jóvenes actrices, a cuyo autor material se le conoce como «El verdugo de Hollywood». El detective de homicidios Max Craven, es el encargado de la investigación. Su vida no está exenta de riesgos, de complicaciones, ni de conflictos personales, pero cuando conoce a la actriz y a los peligros que la acechan, desarrolla un instinto protector hacia ella y la convierte en su responsabilidad. Lo que ninguno de los dos espera, es toparse con otro tipo de trampas que afectan directamente al corazón.


Uno de los más esperados por seguidores de todo el mundo. editoriales del año… Uno de los

Círculo de  Lectores  nació  como  el  primer  club  de  ,  esta  editorial  lectura  en  España.  Desde  consiguió algo que no había logrado nadie:  .  Actualmente  cuenta  con  más  de   y la publicación de 

Presidido el acto inaugural por  anuales. 

En 2006  se  le  concedió  el  Premio  Nacional  a  la  mejor  labor  editorial  cultural  gracias  a  la  contribución de estos dos impulsores:  ,  fundador  de  la  editorial  Vergara  muy  conocida  por  el  público  romántico  y  el  alemán  Premio  Príncipe  de  Asturias  de  Comunicación  ,  presidente  del  grupo  Bertelsmann fallecido ahora hace 3 años.   Círculo  de  Lectores  pertenece  a   y está presente en más de 80 países.

y

contó con  la  presencia  de 

,

alcaldesa de  Madrid;  Secretario de Estado de Cultura y  , director del Instituto Cervantes. 

,

Autores como el excepcional  ,  ,  el  Premio  Nobel  de  Literatura;  maestro  de  lo  oculto  autor  de  títulos  como  «El  ángel perdido»;  , autora  de  «La  Tabla  Esmeralda»  o  , autora de «La vida después». 

39 RománTica'S


2 NUEVOS PERSONAJES  

«Cuando amanezca la luna»    

MARINA CAPILLA 

 

Mi nombre  es  Marina  Capilla.  Os  diré  que  vivo  en  un  oasis  hermoso,  el  mismo  lugar  donde  la  historia  transcurre,  entre  palmeras  y  palabras,  pues amo el blanco silencio de  las páginas.  ¿Escribir un libro?   Los sueños...  Los sueños, como las historias,  tienen alas y jamás se cansan,  corren  veloces...y  al  final  te  alcanzan. 

Este volvió  a  mí  tras  esquivarlo en cada equina. Me  agarró  de  la  mano  un  día  de  invierno  mientras  revisaba  la  historia  de  los  iberos  con  los  mínimos  de  la  casa.  ¿Sabéis  como  era...?  Y  con  estas  palabras  abrí  la  ventana  y  la  tarde  se  coló  dentro,  junto  con  el  deseo  y  con  esta  hermosa  historia  para  que  os  la contara… Marina Capilla 

En el silencio, Abre el libro Y ven conmigo... A un tiempo en que los guerreros Íberos obedecían solo a la fuerza de su brazo y jamás a la de su corazón. A Kideia, donde te aguarda el gris profundo de la mirada de Alor, el más orgulloso de todos ellos y cuya voluntad jamás ha podido ser doblegada. Al valor de una mujer. A los sueños hallados. Al deseo que quema abrasando la piel. A ver amanecer la luna....mientras todo cambia.

¿Qué  podría  contaros?  Casi  acabo  de  conocerlos...  pero  quizá  se  de  algunos  cuya  cercanía  os  murmuraran  secretos  que  yo  desconozco. Sea... que ellos os cuenten.

Así son ellos…  PROTAGONISTA MASCULINO: ALOR  

PROTAGONISTA FEMENINA: DEVA 

LA FALCATA  (Espada  del  guerrero  Íbero)  dice:  Alor  el  Firme,  así  lo  llamo  yo,  jamás  nadie  ha  sido capaz de ser uno con el duro metal del que  estoy  hecha.  Pero  él  es  distinto,  su  cuerpo,  forjado  de  músculos  tensos  está  lleno  de  una  voluntad  tan  inquebrantable  como  el  yunque  en el que me dieron forma. Si le preguntaseis a  sus  enemigos,  y  sé  que  ha  habido  muchos  por  toda  la  sangre  que  ha  manchado  mi  filo,  os  dirán  que  su  furia  es  temible…  y  sin  embargo,  cuando estoy en su mano… soy… 

MONTAÑA DE LOS ALPES CELTAS.   Deva es hermosa hija de esta tierra, de ella trae su  herencia: Es cuerpo de junco y ojos sabios de color  miel… y cabellos fluyendo como un río de sol.  Habita el suelo, más no creáis que ése es el lugar al  que  pertenece,  aunque  el  peso  de  su  corazón  leal  no  le  permite  elevarse,  su  lugar  está  en  el  cielo.  Cualquier  día  levantará  su  mirada  y  se  reconocerá  en  el  vuelo  del  águila.  Ese  día,  con  la  voluntad  inmensa  que  yace  dentro  de  ella,  romperá  sus  ataduras…y nadie podrá pararla. 

GARIATE (Bailarina egipcia). Su voz cuenta: Sus    ojos de un gris profundo me decían que nada se  deja al azar. No me elegiría, lo supe en cuanto  me miró, incluso aunque me había regalado su  boca  generosa  y  su  cuerpo  esculpido  para  el  deleite.  Siempre  tendría  solo  eso,  su  corazón  jamás sería de nadie. 

RománTica'S 40


41 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 42


Mayo de 2012 Alicia compuso su mejor sonrisa y se acercó al mostrador de información con su papel en  la mano. El empleado levantó la vista del «20 minutos» con gesto de fastidio cuando ella le  preguntó por el departamento de radiología.  —A  mitad  del  pasillo  a  la  derecha  —respondió  el  hombre  con  desgana,  mientras  regresaba la vista a la sección de deportes del diario gratuito.   Miró  aterrada  aquel  eterno  y  atestado  pasillo  del  Hospital  Clínico  San  Carlos.  ¿Dónde  estaría  exactamente  «la  mitad»?  Emprendió  la  marcha  bajo  los  fluorescentes  blanquecinos esquivando camillas, sillas de ruedas y transeúntes, pasando de largo por las  primeras bifurcaciones que se encontró por el camino. Entro por varios pasajes que no la  llevaban a donde quería llegar, y volvía por el mismo camino que había recorrido cada una  de  las  veces.  En una  de  las  vueltas,  se  dio  cuenta  de  que no  se encontraba  en  el  mismo  pasillo  ancho  del  principio,  por  lo  que  empezó  a  caminar  sin  rumbo  fijo,  intentando  regresar a la entrada para empezar de nuevo. Al llegar a un pequeño pasadizo en forma de  «zeta», se cruzó en una de las esquinas con un hombre de tez muy pálida que portaba un  papel  similar  al  suyo,  quien  le  dirigió  una  leve  sonrisa  al  tiempo  que  contemplaba  su  titubeante marcha.  Al llegar al final, se encontró que era un callejón sin salida, por lo que dio la vuelta  y regresó sobre sus pasos. El hombre continuaba en el mismo sitio y en la misma posición.  —Buenos días —la saludó al pasar—. ¿Puedo ayudarla?  —Sí, por favor. Estoy buscando el departamento de radiología.  —Creo  haber  pasado  por  allí  no  hace  mucho  tiempo  buscando  la  unidad  de  hemodinámica. Me parece que se encuentra dos pasillos más adelante. ¿O era más atrás?  Hace tanto, que no lo recuerdo…  Alicia  le  miró  compasiva,  pensando  que  el  pobre  hombre  debía  de  padecer  Alzheimer o alguna enfermedad similar. Se apiadó de él, y se propuso ayudarle a buscar su  destino.  —Bien, hagamos una cosa. Como yo he venido con tiempo de sobra, le ayudaré a  buscar su consulta y después buscaré la mía. ¿Le parece bien?  —¿De veras sería tan amable? Muchísimas gracias, señorita. En todo el tiempo que  llevo aquí, nadie me ha echado una mano.  Alicia sonrió. «Todo el tiempo» probablemente sería media hora, una a lo sumo. El  pobre se encontraba muy desorientado.  —Y dígame, ¿lleva mucho tiempo buscando esa unidad?  —Pues no lo sé exactamente… Debe de hacer por lo menos unos treinta años.  —¿Treinta  años?  —exclamó  con  una  mezcla  de  sorpresa  y  diversión.  Definitivamente, estaba muy despistado—. A ver, déjeme ver su cita.  El hombre le tendió el papel y ella lo cogió con decisión. Al percatarse de la fecha  de la cita, no pudo evitar que una mueca de asombro apareciera en su rostro. 

43 RománTica'S


—Pero caballero, ¡esta cita es de 1.978!  —Eso  ya  se  lo  había  dicho  yo.  Llevo  vagando  desde  entonces  por  los  pasillos  del  hospital, buscando el puñetero departamento de hemodinámica. Recuerdo un día que me  senté en una de las sillas que hay en la entrada, y ya no me levanté de ahí. Los médicos  que  vinieron  a  atenderme  al  cabo  de  dos  horas  dijeron  que  había  sido  un  paro  cardiaco  por  estrés.  Se  llevaron  mi  cuerpo  al  depósito  de  cadáveres  hasta  que  mi  familia  vino  a  recogerlo.  Pero  mi  espíritu,  mi  otro  «yo»  sigue  por  aquí.  Día  tras  día.  Año  tras  año.  Esperando el momento de encontrar mi consulta…    Alicia se despertó sobresaltada, empapada en sudor, tratando de calmar aquella ansiedad  que  le  estaba  oprimiendo  el  pecho.  A  la  mañana  siguiente,  debía  acudir  al  Clínico  San  Carlos  para  que  le  hicieran  una  radiografía.  Probablemente,  ese  hecho  había  desencadenado la pesadilla que acababa de tener.  «¡Bah!  Mira  que  soy  boba…  ¿Quién  se  va  a  perder  en  un  hospital?  Un  fantasma  que  lleva  más  de  treinta  años  buscando  una  consulta…  ¡El  fantasma  del  paciente  errante!», se rió de sí misma.    Alicia compuso su mejor sonrisa y se acercó al mostrador de información con su papel en  la mano. El empleado levantó la vista del «20 minutos» con gesto de fastidio cuando ella le  preguntó por el departamento de radiología.  —A  mitad  del  pasillo  a  la  derecha  —respondió  el  hombre  con  desgana,  mientras  regresaba la vista a la sección de deportes del diario gratuito.  Horrorizada,  salió  del  hospital  como  alma  que  lleva  el  diablo,  corriendo  por  la  cuesta abajo ante la atónita mirada de los transeúntes.  «No puede ser, no puede ser, no puede ser. Mi sueño se estaba cumpliendo», se  repetía  de  manera  constante.  «El  fantasma  existe.  ¡EL  FANTASMA  DEL  PACIENTE  ERRANTE!»  ©Violeta Lago   

RománTica'S 44


—¡Abigail! El grito desgarrador de una mujer retumbó en las paredes de la mansión centenaria, provocando  un  revuelo  entre  varios  criados,  que  acudieron  al  lugar  temiendo  que  alguna  desgracia  hubiera  sucedido.  Allí, ante las miradas atónitas, las exclamaciones de sorpresa y los sollozos de su única hermana,  yacía boca arriba y sobre la alfombra el cuerpo de una joven con un charco de sangre alrededor de su  cabeza.  Una doncella se desmayó, siendo auxiliada inmediatamente por uno de los lacayos. Un caballero  moreno  y  de  estatura  considerable,  alertado  por  las  voces  procedentes  de  la  entrada  principal  se  presentó en el escenario de la tragedia con premura para ver lo que había acontecido.  —¿Pero qué son esos...? —El tono de reproche de Charles Howard se apagó como una hoguera  bajo una tormenta de verano al contemplar la imagen que tenía a sus pies.  Con horror miró a la dama arrodillada junto al cadáver, que lloraba desconsolada.  —Dios mío... Abigail... —murmuraba ella con el rostro contraído cubierto de gruesas lágrimas.  ¿Qué ha pasado?,  decía  un  susurro  detrás  del  amo  del  caserón.  Es la señora, respondía  otro  murmullo. Se ha caído por las escaleras. Charles levantó la vista lentamente. La balaustrada de madera maciza del estrecho corredor que  conducía  a  la  ancha  escalera  del  hall  de  la  vivienda  estaba  rota  en  pedazos,  y  algunos  trozos  aún  permanecían tirados en el suelo a una corta distancia del cuerpo sin vida de su mujer.  Volvió a observar a la hermana de ésta, que le miraba con los ojos hinchados.  —Charles... mi querida hermana...  Él  se  acercó  y  la  tomó  por  los  hombros,  levantándola  y  fundiéndose  con  ella  en  un  abrazo,  tratando de mitigar su dolor. Acto seguido se agachó y con la mano derecha cerró los párpados de  Abigail para ocultar aquellos iris verdes vidriosos que ya no volverían a brillar.  El  doctor  Wood,  el  médico  de  la  familia,  fue  a  Howard  House  avisado  por  un  miembro  del  servicio y confirmó lo que todos ya sabían: no había nada que hacer. Abigail Howard se había partido  el  cráneo  al  precipitarse  al  piso  inferior  desde  la  primera  planta,  haciendo  que  fuera  imposible  cualquier intento de salvarla. Ahora sólo quedaba prepararlo todo para un repentino funeral.  Unas horas después del accidente, Charles se encerró en su despacho y se hundió en su sillón  favorito, encendiéndose un puro para calmar su creciente nerviosismo. Su esposa... ¡muerta! Era casi  imposible de creer. Estaba seguro de haber mandado arreglar esa endemoniada balaustrada...  Caroline,  su  cuñada,  había  tenido  que  ser  atendida  por  el  galeno  antes  de  que  éste  partiera,  víctima de un ataque de histeria.  Rememoró  el  día  que  él  y  Abigail  se  conocieron  en  una  fiesta  campestre  cinco  años  atrás.  Era  una muchacha increíblemente guapa, al igual que Caroline. Las dos eran gemelas idénticas, con una  sola diferencia: Abigail lucía un pequeño lunar en el extremo del dedo meñique de la mano izquierda.  Ambas  eran  inseparables.  Vestían  los  mismos  modelos,  aunque  con  colores  distintos,  acudían  juntas  a  eventos  sociales,  y  compartían  un  gusto  exquisito  por  las  obras  clásicas  de  compositores  como Fréderick Chopin o Claude Debussy.  Abigail  tocaba  el  pianoforte  a  la  perfección,  mientras  que  Caroline  se  había  decantado  por  el  arpa. Amaban la naturaleza, los paseos a caballo, el campo y los bailes de etiqueta. Y eran ricas. Muy  ricas.  Su compromiso fue un acuerdo perfecto. Dos poderosas familias quedaron unidas mediante los  lazos del matrimonio, y una jugosa dote pasó a manos de Charles para que le diera el uso que bien le  pareciera.  No  amaba  a  Abigail,  a  pesar  de  que  ella  le  profesaba  un  afecto  profundo.  Pero  era  hermosa, 

45 RománTica'S


inteligente y buena, por lo que no les costaría convivir. Charles se encargaría de darle su apellido y  proporcionarle bienestar, y su cónyuge actuaría como anfitriona en los eventos que presidieran y le  daría un heredero al que dejar su fortuna. Un trueque de lo más conveniente.  Sin embargo pasaron dos años y el esperado hijo no llegaba. Él acudía a su alcoba una vez por  semana sin falta, buscaron ayuda médica y aún así los métodos no dieron resultado. Abigail se sumió  en una profunda depresión y se volvió un alma en pena.  Hizo lo que estuvo a su alcance para sacarla de la tristeza que la envolvía. Incluso llevó a Caroline  a  vivir  con  ellos  a  Howard  House,  lo  que  en  cierto  modo  ayudó  a  la  joven  a  recuperar  parte  de  su  alegría. Y entonces su vida se truncó de la manera más estúpida que se pudiera imaginar: cayéndose  al vacío por culpa de la madera suelta y desgastada de la balaustrada del pasillo superior.  Se llenó un vaso de whisky e inspiró hondo. Mandaría llamar al carpintero que contrató para la  reparación  de  la  escalera  y  se  ensañaría  con  él  hasta  que  se  hubiera  desahogado.  Ese  bastardo  aprendería  por  su  propia  experiencia  las  consecuencias  de  hacer  una  chapuza  por  la  que  había  cobrado un dineral. Lo juraba por cada uno de sus antepasados.    El  sepelio  se  celebró  tres  días  después.  Caroline  se  mostraba  abatida  y  silenciosa,  y  depositó  a  petición de Charles un ramo de rosas del jardín que Abigail misma había plantado y cuidado sobre el  ataúd, presa de un remolino de sentimientos encontrados. Había perdido a su hermana para siempre,  y eso era un peso con el que tendría que cargar lo que le quedaba de vida.  Una vez en sus aposentos, se deshizo del pesado sombrero con velo de crepé con el que se había  cubierto la delicada faz y se sentó en el extremo de su lecho. Se tocó las mejillas y las notó ásperas,  humedecidas por las lágrimas derramadas durante la despedida de su gemela.  Llamaron  a  la  puerta  y  contestó  con  un  escueto  “adelante”.  Para  su  sorpresa,  Charles  hizo  su  aparición en la estancia y caminó hacia la dama con paso decidido, arrodillándose frente a ella.  —Lo lamento, Caro —susurró con sincero pesar—. Sé cuánto la querías.  —No, no lo sabes —respondió su interlocutora—. No te haces a la idea del dolor que siento.  —Ángel...  La mujer le miró con ira. ¿Ángel? ¿a qué venía llamarla así en un momento como aquél?  —Dime una cosa, Charles. ¿Amabas a Abigail?  Howard se irguió. La pregunta le había pillado desprevenido.  —¿Por qué me preguntas eso? ‐ dijo cogiéndola de la mano.  —Es lógico, ¿no?  Charles no resistió el impulso de ponerse en pie y agarrarla de la cintura, apretándola contra sí.  —¿No  me  digas  que  te  carcomen  los  remordimientos?  ‐  inquirió  confuso  –.  Hace  ocho  meses  que comparto tu cama y jamás has dado muestras de sentirte culpable.  —¡No hables de ese modo!  —¿Y cómo quieres que lo diga? ¿en verso? Te deseé desde que llegaste a esta casa. Tan llena de  energía... compararte con Abigail era como comparar el sol con la piedra de una tumba abandonada.  —Basta.  —Escúchame, Caroline – le ordenó Charles apasionadamente –. Nacimos para estar juntos. Tú y  yo.  —¿Y por qué la elegiste a ella?  —Porque era la preferida de tu padre, y por lo tanto la que heredaba gran parte de su fortuna.  La  chica  bajó  la  cabeza.  Tenía  unas  ganas  terribles  de  echarse  a  llorar.  Así  que  sus  razones  estaban fundamentadas en un puñado de libras esterlinas...  —Suéltame, Charles.  —No.  —Por favor...  —Está muerta, Caro. Muerta y enterrada —declaró el caballero con vehemencia—. No podemos  cambiar eso.  —¿Te alegras de haberte librado de tu esposa?  —¡No, por el amor del cielo! De hecho voy a tomar las medidas necesarias para que metan a ese 

RománTica'S 46


carpintero inútil en la cárcel. Ninguno de los dos tiene la culpa de lo que le pasó.  —Vine para ayudarla a recuperarse y lo que hice fue arrebatarle lo que adoraba...  —¡Pero yo no la quería! Caroline, te lo ruego...  Charles la estrechó contra su pecho e inspiró el aroma de su cabello.  —Mi pequeña flor...  Sin pensarlo dos veces, echó la cabeza de la joven hacia atrás y la besó en el cuello.  —Charlie...  La  dama  intentó  hablar,  mas  sus  labios  se  vieron  silenciados  por  el  beso  anhelante  y  desesperado de su amante. Sin lograr contenerse se derritió en sus brazos, presa de un ardor que la  consumía por dentro.    Durmió  con  él  aquella  noche.  No  se  arrepentía  de  lo  que  había  hecho,  a  pesar  de  que  fuera  un  pecado  imperdonable.  Habría  dado  lo  que  fuera  por  retenerle  a  su  lado  si  con  eso  hubiera  conseguido su propósito. Pero no. Fue necesario tomar medidas drásticas.  Se volvió hacia Charles. Respiraba pausadamente y disfrutaba de un profundo sueño. Su pecho  subía  y  bajaba  a  un  ritmo  tranquilo,  dejando  entrever  que  dormía  plácidamente,  sin  que  su  conciencia se flagelara ni un instante condenándose por tan vil comportamiento.  Tomó la bata de seda rosa que él le regaló a su regreso de un viaje a Venecia con su esposa y se  envolvió con ella. Era bellísima y parte de la tela brillaba a la luz de la luna a causa de los exquisitos  bordados que trazaban un delicado recorrido a lo largo de ambos brazos.  La  estrujó  entre  sus  dedos  y  lanzó  un  suspiro  de  rabia  contenida.  ¡Se  atrevió  a  seducirla  y  a  pedirle que se pusiera aquella prenda para él, y el cuerpo sepultado en el panteón familiar ni siquiera  se había enfriado!  Pensó por un segundo si había valido la pena tanto sacrificio. Al fin y al cabo todos los hombres  eran iguales. ¿Qué diferencia había entre Charles y los demás?  Dirigió  la  mirada  al  objeto  de  su  enfermizo  deseo,  que  seguía  ajeno  al  torbellino  de  sus  pensamientos. Debía salir de allí y refugiarse en algún lugar donde desahogar su frustración. Y qué  mejor que el oscuro y frío habitáculo donde ella descansaba.  Amanecía.  El  traje  de  montar  azul  marino  le  quedaba  ligeramente  pequeño,  aunque  no  le  importaba.  Ensilló  a  una  de  las  yeguas  del  establo  y  se  dirigió  con  el  equino  al  cementerio  privado  perteneciente a los Howard desde hacía un siglo, llenando sus pulmones con el frío aire de la nublada  mañana que se asomaba por el horizonte.  Divisó el camposanto a varios metros de distancia y tragó saliva. Iba a enfrentarse a la mujer que  fue su leal compañera y a la vez su pesadilla.  Se  apeó  del  animal  y  golpeó  su  fusta  de  montar  con  suavidad  contra  su  mano  enguantada.  Llevaba colgada de la falda la minúscula llave que daba acceso al interior del panteón reservado a los  miembros más cercanos de la familia, y la desprendió de su vestido con cuidado.  Entró. La tumba estaba próxima a la del anterior amo de la mansión, el progenitor de Charles.  Eso  le  dolió,  aunque  obviamente  la  situación  de  la  persona  que  yacía  dentro  no  era  para  nada  envidiable.  Se  acercó  a  la  gran  losa  gris  y  se  sentó  en  una  esquina.  Contempló  las  letras  esculpidas  en  la  piedra, donde decía:      Abigail Christine Howard 1868 – 1893 Amada esposa arrancada repentinamente de los suyos a la edad de veinticinco años.  

47 RománTica'S


Una carcajada  diabólica  emitida  desde  su  garganta  inundó  la  estancia  al  leer  la  frase  «amada  esposa».  No  sabía  que  la  gente  mintiera  hasta  en  las  dedicatorias  póstumas.  Se  inclinó  sobre  la  helada piedra, apoyó en ella su mejilla derecha y esbozó una sonrisa amarga.  Cerró los ojos y trasladó su mente a aquel fatídico día donde los halló en las cuadras ajenos al  mundo  y  entregados  a  una  pasión  desenfrenada.  La  mujer  repetía  una  y  otra  vez  la  palabra   «Charlie», un apodo cariñoso que habría escogido para usarlo durante sus encuentros clandestinos.  Tras ese tórrido encuentro hubieron  muchos más, aunque no se  molestó en  contarlos. Llegó a  odiarlos a los dos de tal manera que apenas podía mirarles a la cara sin desear gritar de impotencia.  Hasta el punto de sucumbir a la locura.  El plan resultó mejor de lo que esperaba. La muy ingenua ni siquiera sospechaba que sabía que  era  una  sucia  traidora.  Se  introdujo  en  su  dormitorio  con  expresión  amigable  y  le  ofreció  probarse  algunos  de  los  vestidos  parisinos  obsequiados  por  Charles.  Ella  aceptó,  y  quedó  encantada  con  el  verde  esmeralda  abotonado  por  la  espalda.  Tanto  que  se  lo  dejó  puesto  y  comenzó  a  bailar  por  la  habitación, imaginando que se encontraba en unos de los bailes de gala por los que sentía debilidad.  Entonces  salieron  juntas  al  pasillo  que  comunicaba  con  las  escaleras  principales,  y  vio  su  oportunidad.  —¿Verdad  que  es  maravilloso?  —susurró  mirándola  fijamente—.  Oh,  Caroline,  si  Charles  te  viera... se prendaría de ti definitivamente.  Caroline palideció de pronto y comprendió que su hermana conocía su relación con su cuñado.  —Abigail... yo... nos queremos.  Abigail se estremeció. Se... ¿querían? Aquello era el colmo. ¡Se querían!  Dio  un  paso  adelante,  haciendo  que  Caroline  retrocediera  y  chocara  contra  la  balaustrada  de  madera.  —¿Cuánto darías por ocupar mi lugar, querida?  —¿Qué? No... No quiero ocupar tu lugar.  Abigail soltó una débil risita.  —Pues lo harás —sentenció—. Pero no de la forma que tú crees.  Y  dicho  esto  la  sujetó  por  los  hombros  y  la  empujó  con  todas  sus  fuerzas,  provocando  que  Caroline  perdiera  el  equilibrio  y  se  estampara  contra  la  madera,  partiéndola  y  cayendo  a  la  planta  baja.  Ya  estaba  hecho.  Ahora  sólo  quedaba  colocarle  su  alianza  en  el  dedo  y  poner  en  práctica  sus  dotes artísticas.  Abrió los ojos y se levantó del improvisado asiento, quedando de pie frente a su enemiga. Había  conseguido recuperar a Charles a cambio de fingir su propia muerte, pero el precio no era tan alto si  consideraba el premio que le acompañaba.  Sería libre. Él la amaría. Todas las pertenencias de Caroline estarían en su poder como pago por  la afrenta recibida. Y lo más importante: ella ya no se interpondría.  Abandonó  el  panteón  con  aire  triunfante  y  emprendió  el  camino  de  vuelta  a  la  mansión.  Al  entrar  en  el  hall  se  encaminó  a  la  sala  de  música,  se  sentó  en  el  taburete  del  antiguo  piano  y  se  dispuso a acariciar las teclas del instrumento, haciendo sonar una siniestra melodía.  Charles se despertó sobresaltado. Le pareció escuchar la canción que se tocó en el entierro de su  mujer,  aunque  no  estaba  seguro.  Se  le  aceleró  el  corazón.  El  eco  de  las  notas  del  pentagrama  de  aquella  obra  ascendía  por  la  escalera  donde  Abigail  se  había  matado  como  una  sombra  negra  que  viniera a apoderarse de su alma.    ©Miranda Kellaway 

RománTica'S 48


Estaba en  mitad  de  la  nada,  literalmente,  y  Mark  comenzó  a  creer  que  un  hombre  pudiera  llegar a deshidratarse con solo estar expuesto al sol. No recordaba haber pasado tanto calor en  su vida, y la costa de California, donde había estudiado durante los años que duró su carrera,  no  era  especialmente  fría.  Se  encontraba  entre  las  ciudades  de  Santa  Fe  en  Nuevo  Mexico,  donde le habían dejado un matrimonio con su hija adolescente, y Amarillo, Texas.  Mark  buscaba  cualquier  sitio  para  poder  cobijarse,  se  había  quitado  la  camisa  buscando el poco aire que circulaba por allí, para intentar aliviar el calor que sentía. Sus ojos  no divisaban ni un lugar donde hiciera la suficiente sombra para cubrirlo a él.   —Por Dios santo… ¡¡pero es que nadie va a pasar por aquí!! —gritó Mark—. Claro que  no va a pasar nadie, son más listos que tú —se recriminó.  Continuó  andando  por  la  solitaria  carretera,  fijándose  en  las  ondas  de  calor  que  desprendía  la  carretera  y  que  difuminaban  el  horizonte.  Mark  intentaba  buscar  cualquier  entretenimiento que le ayudara a combatir el calor, necesitaba distraerse para sobrevivir.  Su  mente  regresó  a  la  costa  oeste,  al  mar  azul  en  el  que  tantas  veces  se  había  zambullido, disfrutando del agua salada y fresca del mar, hasta que distinguió el sonido de un  motor a lo lejos. Sus ojos volaron en una y otra dirección de la carretera, buscando el vehículo  que  podría  sacarlo  de  allí.  Vio  el  Mustang  color  negro  que  se  acercaba  a  gran  velocidad,  sin  pensárselo dos veces se cruzó en la carretera para hacerlo parar de la manera que fuese.  —¡Eh!  ¡eeeeeeeeeeeeey!  —gritaba,  saltando  y  haciendo  aspavientos  con  brazos  y  piernas ‐ ¡por favor para! —El Mustang seguía acercándose, pero sin mostrar signos de reducir  su  velocidad—.  Pero  que  coñ…  ¡Mierda!  —Mark  se  lanzó  a  un  lado  poco  antes  de  que  el  Mustang lo envistiera.     A buena hora tuvo que hacer el tonto con las gafas de sol, pensó Andrew, sin saber cómo se le  habían  caído  al  suelo.  Necesitaba  las  gafas  porque  con  aquel  sol  no  era  capaz  de  mirar  a  la  carretera, la desventaja de tener unos ojos claros.  —Fijo que si supieran que con sol es imposible ver, nadie envidiaría mis ojos ¿Dónde  narices estáis?  Con una mano en el volante y la otra buscando por todo el suelo, la carretera quedaba  medio  oculta  a  sus  ojos  al  estar  inclinado  hacia  un  lado.  Por  eso  cuando  vio  una  pequeña  sombra delante de sus ojos se olvidó de las gafas y dio un volantazo.  El coche paró en seco al salirse de la parte alquitranada y acabar entre los pequeños  matojos  que  cubrían  los  lados.  La  cabeza  de  Andrew  impactó  contra  el  volante  dándose  un  fuerte  golpe  en  la  cara.  Se  quedó  quieto  un  momento,  hasta  que  sus  pulsaciones  se  normalizaron. Escuchó unos gemidos y salió del coche, tapando sus ojos del sol con una de sus  manos  vio  a  un  joven  al  otro  lado  de  la  carretera  tirado  en  el  suelo.  Corrió  a  su  lado  para  comprobar cómo estaba.  —¿Estás bien? —le preguntó arrodillándose a su lado.  —¿Querías matarme o qué? —le preguntó Mark mientras se sentaba.  —No te he visto, estaba buscando las gafas y solo vi una sombra.  —Pues por poco me estampo como un mosquito en tu parabrisas.  —Lo lamento de verdad…además, ¿Qué pretendías hacer ahí en mitad?  —Intentar pararte. No lo pensé, solo escuché tu coche y me lancé sin pensar, será el  calor que ya me ha afectado.  —Pues me has dado un susto de muerte. 

49 RománTica'S


Andrew le  sonrió,  los  nervios  iniciales  al  verle  tirado  en  el  suelo  se  habían  pasado.  Observó al chico y descubrió que se había magullado el brazo izquierdo y parte de la espalda.   —Hay que limpiar esas heridas —Andrew cogió el brazo de Mark.  —¿Qué…?  Mark  sintió  que  le  quemaba  la  caricia  de  Andrew  y  eso  era  mala  señal.  Conocía  a  su  cuerpo,  y  cuando  reaccionaba  así,  significaba  que  esa  persona  despertaba  sus  instintos  más  primitivos.  —Que tienes todo esto hecho un desastre.  —Pues deberías mirarte tu cara —se miró el brazo—. Creo que estás tú peor —Andrew  se tocó el rostro y siseó del dolor.  —Vaya… será mejor que nos movamos de aquí.  —Al final conseguí lo que quería.   —¿El qué?  —Tengo coche para viajar.  Riéndose  por  esa  broma  se  levantaron  juntos  del  suelo  y  recogieron  las  cosas  desperdigadas de Mark.  —Por cierto, me llamo Andrew.  —Yo Mark.  —Encantado, aunque la forma de conocernos no haya sido muy acertada.  —Pero nunca se nos olvidará jaja —subieron al coche y Mark suspiró por el frescor que  notó en el interior del vehículo— . Al fin puedo respirar —Mark se puso la camiseta para no  manchar el asiento con la sangre que manchaba su espalda.  —No es buena idea pasear a estas horas por estas carreteras – Andrew se miraba en el  espejo retrovisor el estado de su cara ‐. Sí que me di fuerte contra el volante.  —Lo  sé,  no  pensé  que  tardaría  tanto  en  encontrar  a  alguien  que  pasara  por  aquí.  Además, quién iba a pensar que a las seis de la tarde haría todavía este calor. Y lo del volante  se llama Karma, por estar a punto de atropellarme.  —Ja ja… bueno ¿Y qué hace un joven como tú en un lugar como este? – Andrew puso  en marcha el coche y retomó la marcha.  —Regresar a casa.  —¿A casa?  —Sí,  he  estado  estudiando  en  California  Biología  Marina  y  ahora  que  he  acabado  quería regresar a casa haciendo esta pequeña aventura.  —¿Regresar por la ruta 66? – preguntó Andrew.  —Exacto, y haciendo autostop.  —Jajaja ¿Has tenido muchas historias para no dormir?  —Creo que tú te llevas la palma en eso.  —Siempre me gusta ser el mejor.  —¿Y a ti? ¿Qué te lleva a recorrer la ruta?  —Pues negocios. Trabajo para una compañía de restaurantes y queremos abrir nuevos  locales con el estilo de los clásicos bares de carretera. Un lugar donde puedes parar a tomar un  buen café junto con su tarta de manzana.  —Oh, Dios. Dime donde abrís para hacerme cliente habitual. Eso es lo mejor de esta  ruta,  solo  llevo  tres  días  y  creo  que  he  engordado  y  todo  —dijo  Mark  dándose  golpes  en  el  estómago.  —No creo que ahí haya mucha grasa.  —Puro  músculo  ¿Quieres  tocar?  —le  preguntó  Mark  levantándose  la  camisa,  mostrando  su  estómago  bien  definido.  Los  ojos  de  Andrew  se  alejaron  de  la  carretera  para  mirarlo  y  recordar  la  suavidad  que  sintió  al  tocarle  minutos  antes  el  brazo—.  Perdona.  —Se  bajó la camisa—, suelo hacer cosas sin pensar.  —Tranquilo,  solo  me  has  pillado  desprevenido.  Entonces  te  gusta  la  idea  del  restaurante, ¿no? 

RománTica'S 50


—Oh sí…  Mark continuó escuchando a Andrew mientras su mente pensaba lo que acababa de  hacer. Cuando algo le gustaba solía ir a por ello sin pensárselo dos veces, pero sabía que debía  comportarse  con  Andrew.  No  lo  conocía  de  nada  e  iban  a  pasar  unas  cuantas  horas  compartiendo  coche,  no  era  buena  idea  generar  un  ambiente  tenso.  Andrew  era  muy  atractivo,  aunque  no  era  su  tipo.  Mark  siempre  tenía  parejas  parecidas  a  él,  musculoso,  moreno y sobre todo de su edad o menores que él. Andrew se le notaba que era un ejecutivo a  pesar de ir vestido con unos vaqueros descoloridos y una camisa. Su pelo era rubio y sus ojos  azules  muy  claros,  y  estaba  claro  que  había  pasado  los  veinticinco,  su  edad,  hacía  ya  un  tiempo. Por eso no entendía por qué su cuerpo reaccionaba a él.  —Lo que sí tiene claro mi compañía es que la distancia entre uno y otro de nuestros  restaurantes no será tanta.  —No, por favor.   —Es muy desalentadora esta zona. Creo que nos queda aún una hora hasta llegar a la  siguiente parada. Si quieres descansa.  —No  me  vendría  mal,  pero  antes…  —Mark  sacó  un  pañuelo  de  su  mochila  y  lo  humedeció  con  el  poco  agua  que  le  quedaba  —déjame  limpiarte  la  sangre  que  tienes  en  la  cara, me está poniendo nervioso —Mark lo cogió de la barbilla para sujetarlo y poder limpiarlo  bien—. Sí que te has dado un buen golpe —Andrew le miró, estaba bastante cerca de él.   —No hace falta que te molestes.  —No es una molestia, es solo que la sangre no me gusta mucho, y si tengo que estar a  tu  lado  durante  otra  hora  más,  necesito  no  verla  en  tu  rostro.  —Con  un  último  pase  del  pañuelo dio por terminada la labor—. Listo, ahora solo queda dar el último toque.  Mark le besó con suavidad en la mejilla magullada, Andrew lo miró con los ojos bien  abiertos, sorprendido por el gesto y con el corazón algo alterado.  —Deberías  mirar  al  frente,  no  querrás  recoger  a  la  próxima  persona  que  atropelles  ¿no?  —¿Qué?, no, no quiero atropellar a nadie —dijo Andrew volviendo a mirar al frente.  —Ahora sí puedo cerrar un poco los ojos, necesito recuperar fuerzas.    El  viaje  continuó  con  Andrew  atento  a  la  carretera  y  Mark  soltando  pequeños  ronquidos mientras dormía en el asiento del copiloto. Andrew se sentía algo raro en presencia  de Mark, le gustaba aquel chico, pero le confundía. La verdad es que el rato que habían estado  hablando  le  parecía  un  chico  bastante  simpático.  Al  uno  de  los  lados  de  la  carretera  vio  la  sombra de una de las estaciones de servicio, típicas de la ruta 66.  —Mark ve despertando que llegamos a la siguiente parada.  —¿Tan pronto? —dijo desperezándose.  —Llevamos una hora, como predije, de camino.  —¡Tanto! Vaya, sí que he dormido.  —Y roncado.  —¡Yo no roncó! —dijo Mark levantándose en el asiento.  —Jajajaja… Pues se ha debido de colar algún oso en el coche sin darme cuenta.  —Idiota —murmuró.  Entraron en la zona del motel para registrarse, la noche se cernía sobre ellos a pasos  agigantados.  —Oye  Andrew,  tengo  una  idea  —le  dijo  sacando  sus  cosas  del  maletero—.  ¿Tienes  algún problema en que compartamos habitación? Me queda muy poco dinero y esta noche no  tengo cuerpo para ganarme una habitación…  —Vale, cogeremos una de dos camas, me compraré unos tapones para poder dormir  —Mark lo miró entrecerrando los ojos.  —Ve tú a alquilar la habitación y yo voy a por algo para cenar. Deja algo en la puerta  para saber dónde nos quedamos. 

51 RománTica'S


—Hecho. Nos vemos en un rato.    Mark salía del baño cuando Andrew entró en la habitación, llevaba dos bolsas en las  manos que para el estómago vació de Mark, eran el paraíso.   —Dime que en una de esas bolsas hay tarta de manzana.  —Por supuesto, hay que acabar bien la noche ‐ Andrew le tendió una de las bolsas ‐.  Pero antes de cenar me toca a mí la ducha.  —Toda tuya. —Se hizo a un lado para dejarlo pasar—. Yo voy a por hielo para nuestras  magulladuras.    Entró en la habitación con un vaso de plástico lleno de hielo y llamó a la puerta del baño. Al no  escuchar  nada  la  entreabrió  y  volvió  a  llamar  a  Andrew.  Miró  al  espejo  y  el  reflejo  lo  dejó  paralizado. Se veía el cuerpo de Andrew desnudo, dentro de la ducha, con el agua recorriendo  su cuerpo esbelto.   Mark  tragó  saliva,  Andrew  estaba  tocándose,  se  estaba  masturbando  con  efusividad.  Tenía  los  ojos  cerrados  y  se  mordía  el  labio  inferior.  Se  le  veía  excitado,  su  piel  estaba  sonrojada del deseo y el agua caliente de la ducha. Mark entró cegado por la lujuria.  Andrew abrió los ojos al escuchar ruido y se encontró con Mark, quien tenía la mirada  fija en su cuerpo desnudo. Paró de masturbarse, ya era bastante extraño estar tocándose con  la fantasía de que fuera Mark quien recorría su cuerpo en vez de sus manos.   —Te he traído hielo para la cara.  —Gra… gracias —Andrew bajó la mirada a la entrepierna de Mark. Estaba duro, al igual  que él.  Dejó la bolsa de hielo en el lavabo, abriéndola y sacando uno de los hielos. Se volvió  hacia  Andrew  sin  dudarlo,  sabía  que  se  la  jugaba  con  esa  acción,  pero  ahora  la  razón  no  mandaba, y los condones que acaba de comprar le quemaban en el bolsillo.  —Déjame que te alivie —dijo acercándose a Andrew.  Sin  saber  qué  hacer  o  qué  decir,  Andrew  se  quedó  quieto,  esperando  que  Mark  acercara  el  hielo  a  su  rostro  para  pasarlo  por  sus  magulladuras.  Lo  que  no  esperaba  es  que  Mark se introdujera el hielo en la boca, se quitara la camiseta y se arrodillara delante de él. Sin  dejarle tiempo de reacción, se introdujo su miembro en la boca y Andrew solo pudo jadear por  el contraste de la suavidad del interior de su boca y el frío del hielo.  Entrelazó sus manos en el oscuro pelo de Mark. Sus caderas empujaron contra la boca  de Mark sin pensar en nada más que en recibir placer, necesitaba aquello, se sentía mejor que  lo que su mente había generado hacía unos segundos.  La  lengua  de  Mark  jugueteaba  con  el  miembro  de  Andrew,  deslizándola  por  el  terciopelo duro de su extensión, entreteniéndose en el sensible glande, mordisqueándolo.  —Oh, Dios Santo. — Andrew jadeaba por el placer que esa boca le estaba dando.  Mark succionó con fuerza una última vez antes de sacarse el miembro de Andrew de la  boca,  incorporarse  y  quitarse  los  pantalones,  cogiendo  un  condón  de  su  bolsillo,  para  entrar  con él en la ducha y poder tocarlo por entero. Tiró el hielo dentro de la bañera y asaltó la boca  de  Andrew  sin  compasión.  Andrew  buscó  su  miembro,  acariciándolo  de  arriba  abajo,  sujetándole  los  testículos  con  una  mano,  masajeándolos  hasta  que  las  caderas  de  Mark  buscaron más caricias por su parte. El agua les mojaba haciendo sus cuerpos más resbaladizos  y receptivos.   Sus  labios  se  separaron,  los  dos  jadeaban  por  la  tensión  que  sus  cuerpos  tenían  en  aquel momento. Sus miradas se encontraron.  —Nunca pensé que esto me pasaría, al verlo en las películas o leerlo en alguna novela  subida de tono, siempre pensé que los que pensaban eso tenían una imaginación demasiado  vívida. 

RománTica'S 52


—Nunca digas nunca jamás. —Mark sonrió antes de besarlo y girarse hasta quedar de  espaldas a él—. Ahora tienes la oportunidad de ser el protagonista —dijo al darle el condón y  apoyar las manos en los azulejos de la ducha, exponiéndole su entrada.  Andrew  pegó  su  cuerpo  al  de  Mark,  alojando  su  dura  erección  entre  las  nalgas  de  Mark, restregando su longitud en ella, imitando los movimientos de lentas embestidas. Rasgo  con  los  dientes  el  envoltorio  de  plástico  que  protegía  el  condón  colocándoselo  sin  perder  el  ritmo de la seducción. Sus manos acariciaron la espalda de Mark, una de ellas le sujetó por uno  de sus hombros y con la otra dirigió su miembro a la entrada del ano de Mark, introduciendo  su  miembro  poco  a  poco.  Los  dos  jadeaban  por  la  intrusión,  el  cuerpo  de  Mark  al  sentir  la  invasión y adaptarse poco a poco a su tamaño, y el cuerpo de Andrew al sentir la estrechez de  Mark y luchar por no entrar de golpe en él.  —Hacía mucho que no sentía esto… —suspiró Mark.  Mark  jadeo  por  la  sensación  del  dolor  y  el  placer  unísono  que  siempre  venía  con  las  primeras embestidas.   —Ya estoy dentro. —Andrew llegó hasta el final, sus cuerpos entraron en contacto de  la forma más íntima—. Se siente tan bien…  —Fóllame, deja de hablar…  Ante esa petición, Andrew sujetó con fuerza las caderas de Mark y embistió como si la  vida  le  fuera  en  ello.  Se  escuchaba  el  agua  caer,  sus  cuerpos  chocando  con  fuerza  en  cada  embestida  profunda  y  fuerte,  y  sus  jadeos  acompasados.  Una  vez  encontrado  el  ritmo  y  sintiendo que su cuerpo iba a explotar de un momento a otro, Andrew bajó una de sus manos  por  el  cuerpo  de  Mark  hasta  sujetar  su  miembro  para  masturbarlo  y  que  llegara  al  orgasmo  con él.  —Más… más… oh, sí. —Mark movía sus caderas, incrementando el placer tanto para él  como para Andrew.  —No voy a durar mucho más.  —Sigue…  —¡Aguanta!  —embistió  por  última  vez—.  Mark…  —Andrew  gruño  la  palabra,  al  conseguir el orgasmo más salvaje que había tenido en mucho tiempo.  Se  inclinó  sobre  el  cuerpo  de  Mark  al  llegar  al  orgasmo  con  una  fuerte  y  profunda  embestida que lo dejó sin respiración. Besó el hombro de Mark y buscó su boca, besándolo,  saliendo de su interior. Girándolo para tenerlo de cara, esta vez fue él quien se arrodilló frente  a  Mark  y  se  metió  su  miembro  en  la  boca.  Andrew  se  lo  introdujo  por  entero  y  Mark  enloqueció.  —No puedo parar…   Sujetó los húmedos cabellos de Andrew y lo embistió, entrando y saliendo de su boca  con  rapidez,  buscando  su  liberación  por  encima  de  todo.  Andrew  le  agarró  de  las  nalgas,  apretándole a la vez que lo dejaba entrar en su boca, dejando que irrumpiera en ella hasta que  se corriera.   —Dios… ¡Andrew!  Mark  se  corrió  en  la  boca  de  Andrew,  que  absorbió  cada  gota  de  su  esencia,  succionando hasta que Mark dejó de temblar por el orgasmo. Los dos jadeaban, Mark se dejó  caer al lado de Andrew, sonriéndole, saciado.  —Como  te  dije  antes.  Hasta  el  día  de  hoy  eres  la  mejor  aventura  de  mi  viaje  — comentó Mark.  —Ya te comenté que me gusta ser el mejor y todavía la noche no ha acabado.  Andrew salió de la bañera, desnudo, goteando agua por todo su cuerpo y sonriéndole  por encima del hombro, en una clara invitación que Mark no quería dejar pasar…    ©Nishta   

53 RománTica'S


Estudio el mar, buscando entre sus aguas algo que delate tu presencia, que te haga volver a mí.  —Abuelo, ¿le ocurre algo?   Esa pregunta es de uno de los jóvenes, niego con la cabeza, no deseo hacerle partícipe de mi  secreto, de ti.  Me  recuesto  contra  la  pared  y  aspiro  el  aroma  a  salitre,  deseando  conseguir  encontrarte…  entonces  escucho  tu  risa  y  a  tientas,  me  acerco  hasta  la  playa.  No  me  detengo  hasta  que  el  agua  cubre mis piernas y lloro al comprobar que en verdad eres tú flirteando con otro joven. Me arrodillo  y suplico que aún recuerdes mi amor, nuestra historia, que tú fuiste la primera y última maravilla que  vi…  pero  entonces,  al  escuchar  cómo  arrastras  a  tu  nuevo  juguete  al  fondo,  es  cuando  siento  las  lágrimas correr desesperadas, porque ahora ya sé que no quedará rastro de mí en tu memoria.  Ojalá  pudiera  volver  a  ser  un  muchacho  y  poder  nadar  con  tanto  ímpetu  como  antaño,  alcanzarte  para hacerte mía de nuevo y  para siempre.  Siento el agua embravecerse por lo que me alejo hasta mi cabaña. El día de hoy es tan similar  al  de  aquel  entonces…  la  tormenta  que  destruyó  mi  barco  y  yo  hundiéndome,  deseando  haber  podido vivir más; incluso soy capaz de volver a sentir tus manos acariciándome, tus cabellos suaves  acariciando mi cara y tu risa tentándome.  Aún  imagino  que  abro  los  ojos  y  encuentro  los  tuyos  brillando  a  través  de  la  oscuridad.  Tu  hermoso  rostro  azul  iluminando  mi  corazón,  dándome  una  razón  para  vivir.  Levanto  la  mano  para  estrecharla  contra  la  tuya,  y  respondo  a  tu  hermoso  gesto  con  una  sonrisa,  que  ya  no  es  joven  y  limpia, sino desdentada y pútrida. Creo que soy capaz de sentir en mi piel tu tacto, aunque se sintiera  desorientada  por  el  agua  caliente  y  fría.  Tu  voz  y  tus  labios  besándome,  a  ti  convirtiéndote  en  mi  único mundo en tu hogar y en cualquier parte lejos de ti.  De pronto la realidad vuelve a recordarme las risas crueles de tus hermanas, los susurros despectivos  de mis vecinos tildándome de loco por decir que fui rechazado por una sirena. Aún piensan que allí  abajo  hay  un  paraíso  para  los  que  se  quedan.  No  saben  que  estuve  durante  semanas  durmiendo  sobre los cadáveres de otros tan ilusos como yo que pensaron que, tras los ojos de una sirena, hay  amor e inocencia.  Estoy  tan  harto  de  meterme  en  el  mar  y  solo  sentir  algas  viejas  y  correosas  tocándome  la  piel. De ser el hazmerreír y el bufón del pueblo, que ya no sé ni lo que hago. Me levanto y grito al  viento  para  que  te  lleve  mi  mensaje;  ya  me  he  cansado  de  amar  a  una  sombra  que  deseaba  devorarme.  De  confundir  aquel  rescate  y  el  devolverme  a  mi  mundo  para  no  matarme  con  un  sentimiento romántico. Tonto de mí, ¿cómo pude creerme que una mujer como tú me amaría? De  dejar que mis ojos se apagasen tristes, por no poder volver a verte.  Me  doy  la  vuelta  dispuesto  a  marcharme,  cuando  siento  que  algo  de  tacto  repugnante  me  coge la muñeca. Intento tirar y al girarme instintivamente, veo a través de mi ceguera un azul que  nunca  fui  capaz  de  olvidar.  Te  alzas  entre  las  aguas,  ya  no  eres  hermosa,  siquiera  joven…  pero  a  diferencia de tus hermanas, puedo comprobar que ni tú ni mis  recuerdos  me engañabais. Eres  tan  inocente  y  bondadosa  como  antaño.  Te  beso  y  aunque  tu  tacto  me  desagrada,  es  capaz  de  hacer  temblar  mi  corazón  con  tanta  fuerza  que  me  vuelvo  a  sentir  como  aquel  niño  que  persiguió  a  su  sirena.  Tiras de mí y siento cómo tu temor a dejar de amarte por no ser bella desaparece. Tonta de  ti,  ¿no  sabes  que  sigues  siéndolo?  Cuando  me  cuentas  cómo  renunciaste  a  tu  beldad  para  no  matarme y que eras incapaz de tocar a oto hombre que no fuera yo, me demuestras que nunca me  equivoque al querer esperarte y, con gusto, dejaré que me devores para que vivas eternamente.  ©Laura López Alfranca 

RománTica'S 54


Cuando estuvimos  hablando  los  miembros  que  componemos  la  Revista  RománTica’S,  sobre  qué  serie  o  saga  destacar  en  este  nuevo  número,  concordamos que lo mejor era escoger una cortita ya que este mes la revista  digital venía cargadita de información…  Nos decantamos por La Guardia de los Highlanders, de Mónica McCarty.  El  problema  llegó  cuando  nos  pusimos  a  investigar  sobre  la  serie  y  nos  encontramos con que no era tan cortita como creíamos…  Pero conozcamos a su autora antes de entrar en materia:  Mónica McCarty es una escritora norteamericana, abogada para más señas,  que  dejó  su  carrera  profesional  para  dedicarse  por  entero  a  la  escritura  (¡quién  pudiera!).  Amante  de  la  Historia  y  de  Escocia,  se  ve  inmersa  en  la  creación  de  una  serie  romántica  histórica,  en  la  que  la  ambientación,  los  datos acaecidos y algunos de sus personajes formaron parte de una realidad  pasada.  Una  importante  labor  de  documentación  que  brilla  con  nombre  propio  y  que  comparte  protagonismo  con  personajes  de  ficción  que  enamoran  al  lector.

[…] —Hay más—dijo Bruce, viendo que el obispo no acababa de convencerse—. No es solo una banda de piratas. Lo que tenéis ante vos son los nombres de los guerreros más fuertes de Escocia en cada especialidad de la guerra, desde el armamento hasta la infiltración, pasando por la marinería, la exploración y la captura. Tened en cuenta esto: para cualquier cosa que necesitemos, para cualquier misión que vayamos a acometer por imposible que parezca, dispondremos de los mejores hombres. Imaginad lo que esos hombres pueden hacer solos y luego imaginad lo que podrán hacer juntos. […]

La Guardia de los Highlanders  nos  muestra  lo  que  pudo  suceder  tras  la  muerte  de  William  Wallace  (tod@s  hemos  visto  o  hemos  oído  hablar de Braveheart); cuando  Robert Bruce decide que para  enfrentarse  a  los  ingleses  necesita un arma secreta: Una  Fuerza  Secreta  de  Élite  o  lo  que es lo mismo, Una Guardia  de  Highlanders  compuesta  por  once  Guerreros  de  las  Tierras  Altas  o  de  las  Islas  Occidentales  que  posean  habilidades  muy  especiales  y  que les hagan únicos. 

55 RománTica'S


Para formar  parte  de  esta  Guardia,  tendrán  que  poseer  unas determinadas habilidades  (en  cada  libro  ya  hablamos  de  ellas),  tienen  un  nombre,  apodo  de  guerra y llevan tatuado un león  rampante. 

 

De la serie de La Guardia de los  Highlanders podemos destacar:  la  ambientación  histórica  y  las  escenas  subiditas  de  tono,  entre  la  pareja  protagonista  (el  cariz del voltaje depende del lector).  No sería un artículo completo si  no  mencionáramos  que  estos  libros  no  llegan  a  gustar  por  igual  a  todo  el  mundo.  Es  por  ello  que  nos  encontramos  a  grandes detractores que opinan  que las aventuras de La Guardia  no  merecen  la  pena  junto  a  fans incondicionales de la serie  y de su autora.  La Guardia de los Highlanders de Mónica McCarty está compuesta  por…   En España se han publicado, a día de hoy, 4 libros:   El Guerrero  El Halcón  El Guardián  Víbora  En EE.UU. ha visto la luz un tomo más, además de otra novela  más que saldrá el próximo octubre:   The Saint  The Recruit  Dicho por Mónica McCarty, la autora: «previsión de la serie 10  ó 12 libros».  Y  ahora…  ¿nos  entendéis?  No  era  tan  cortita  como  esperábamos  ¡¿no?!  Es por ello que nos vamos a centrar sólo en los libros publicados en  nuestro país, y del resto os daremos pequeños detalles para que os  hagáis una idea de lo que está por llegar, teniendo en cuenta que a  partir del séptimo libro no os podemos indicar con exactitud quién  será  el  protagonista  porque  la  misma  escritora  quiere  evitar  spoilers.  Pues… empecemos: 

RománTica'S 56


El Primer  volumen  de  la  serie  La  Guardia  de  los  Highlanders  es  El Guerrero,  una  novela  que  detenta  las  funciones  de  introducción,  porque  además  de  disfrutar  de  una  fantástica  historia  de  amor,  podemos  conocer  a  una  gran  parte  de  los  personajes  que  protagonizarán los sucesivos libros de La Guardia.  En  él  nos  presentan  a  Tor  MacLeod,  el  jefe  del  equipo  de  agentes  secretos.  Es  un  experto  espadachín,  orgulloso,  disciplinado,  terco  y  reticente  a  contraer  matrimonio,  hasta  que  se  ve  envuelto  en  una  pequeña trampa que le otorgará como premio una joven esposa.  Christina  es  soñadora,  romántica,  en  ocasiones  demasiado  sumisa  pero insistente, ya que poco a poco logrará conquistar el corazón de  su amado, Tor. 

[…]—Ah, ¿qué quieres de mí? Christina lo miró, sorprendiéndose de la gran emoción que plasmaba su voz. Sin embargo, antes de que pudiera responder, Tor inclinó la cabeza e hizo lo que había estado deseando hacer desde el primer momento en quela vio. Con un gruñido, hundió la boca en sus labios.[…]

El Halcón es  Erik  MacSorley,  marino,  experto  nadador  e  imán  para  las  mujeres,  quie‐ nes  caen  rendidas  a  sus  pies  con  un  simple  parpadeo  de  ojos.  De  pronto,  sin  comerlo  ni  beberlo,  se  encuentra  custo‐ diando a Elyne de Burgh, Ellie  para  los  amigos.  Una  joven  «vulgar»,  algo  terca,  sin  pelos  en la lengua, hija del conde de  Ulster  que  se  hace  pasar  por  niñera y que termina encandi‐ lando a su salvador, a Erik.

Nadie en toda la nación maneja la espada como Tor MacLeod. Es un hombre independiente, que se debe a su clan y jamás ha rendido cuentas a nadie... y mucho menos a su nueva esposa, fruto de un pacto para atraerlo a la unidad de guerreros más letal de Escocia. La muchacha que se ha colado en su cama quizá haya obtenido su mano, pero nunca tendrá su corazón. Christina Fraser está convencida de que bajo el brutal caparazón de Tor se esconde una persona amable. Por ahora, el único calor está en los momentos de pasión y gloria que comparten en la cama y desaparecen al alba. Sin embargo, cuando esté a punto de estallar la guerra contra Inglaterra, Christina caerá en una trampa mortal y Tor se enfrentará a la batalla definitiva: salvar a su esposa y abrir su corazón antes de que sea demasiado tarde.

[…]—Pe-pero ¿qué, qué hacéis? Erik sonrió dejando que la yema de su dedo se paseara por el henchido cojín de s u l a b i o inferior. La alteración de su respiración envió espasmos de calor a s u entrepierna. —Voy a besaros —dijo. Sus pupilas se dilataron. Parecía haber dejado de respirar. —¿Por qué? —casi gritó. Los ojos de Ellie escudriñaban su rostro con tanta atención que Erik no creía que se diera cuenta de que apretaba sus muslos contra ella y la atraía hacia su regazo. Le p a s ó una de sus vendadas manos por la cintura y la dejó descansar sobre el leve rompiente de su cadera. —Nadie os ha besado antes, ¿no es cierto, Ellie? Enmudecida, negó con la cabeza, viéndose incapaz de mentir ante su propio asombro. Erik acercó su cara aún más y volvió a recorrer su boca con el p u l g a r , satisfecho al ver que temblaba y que sus labios se abrían. Aquello era una invitación d e m a s i a d o d u l c e p a r a s e r i g n o r a d a , a s í q u e r o z ó s u s l a b i o s c o n t r a l o s d e e l l a . C o n cariño. Suavemente. El más delicado de los contactos. Dejando que se acostumbrara a aquella sensación.[…]

Erik MacSorley es un navegante experto que jamás ha sido doblegado por tormenta o mujer alguna... hasta el día que rescata del mar a una muchacha. Un aspecto vulgar enmascara sin embargo su identidad: se trata de lady Elyne de Burgh, la hija del noble más poderoso de Irlanda. Pero aún peor es que esta encantadora sirena parezca a la vez fogosa e impenetrable, y Erik no tendrá sino que redoblar su empeño para averiguar la verdad. Este tipo de retos pueden hacer olvidar la guerra a cualquiera, pero no a Erik. Sospecha también que Ellie esconde algunos secretos que podrían poner en peligro la misión que le ha sido encomendada: permitir el regreso del rey Bruce a Escocia para reclamar el trono. Mientras la batalla por un rey y un país se libra entre las orillas de Escocia e Irlanda, ¿conseguirá Ellie domar al guerrero legendario a quien todos llaman el Halcón?

57 RománTica'S


Arthur Ranger  Campbell  es  el  protagonista  de  El Guardián,  tercer  libro de la serie La Guardia de los Highlanders.  Espía,  capaz  de  fundirse  entre  las  sombras,  y  que  gracias  a  sus  premoniciones consigue estar alerta y evitar el peligro, excepto una  única vez, cuando la muerte se llevó a su padre.  Las órdenes le llevan a abandonar La Guardia y a incorporarse en las  líneas del enemigo, el clan que asesinó a su padre… el clan en el que  se encuentra Anna MacDougall, hija del jefe del clan MacDougall.  La  historia  nos  ofrecerá  malentendidos,  celos,  sospechas,  dudas,  escenas peligrosas y… muy apasionadas. 

[…]—¿Por qué no os caigo bien? La franqueza de la pregunta lo dejó desarmado, aunque tal vez no debería haberlo hecho. Anna no se amilanaba ante nada. Abierta y extrovertida, decía lo que pensaba con la confianza que solo otorga una vida de cariño, amor y ánimos constantes. Esa era una de las cosas más inusuales, y fascinantes, que ella tenía. Se quedó dudando, sin saber qué responder. —No me caéis mal. —Por la cara que ella puso, Arthur habría jurado que no se lo creía—. Lo que pasa es, que como ya os dije, vine aquí para cumplir con mi trabajo. No tengo tiempo para nada más.[…]

Arthur «el Guardián» Campbell destaca por su destreza para seguir rastros, la agudeza de sus sentidos y su capacidad de fundirse con la oscuridad. Es el espía perfecto y el rey Bruce tiene un encargo para él: debe infiltrarse en el clan cuyo jefe asesinó a su padre. Con el corazón sediento de sangre, Arthur comenzará la misión sin saber que el mayor obstáculo al que deberá enfrentarse será la hija de su enemigo mortal, una dulce sirena de cabellos de miel cuya mayor habilidad es detectar el rastro del engaño. Intrigada por el apuesto y rudo recién llegado, Anna McDougall no puede evitar sentirse atraída por esos ojos que la devoran y parecen contradecir a las palabras. Cuando el peligro, la traición y la sombra de la guerra se cierna sobre ellos, el Guardián deberá tomar la decisión más importante a que se ha enfrentado su corazón: ¿el amor o la venganza?

Con  Víbora llegamos  al  último  libro,  de  la  serie  La  Guardia  de  los  Highlanders, publicado en España.  Su  protagonista  es  Lachlan  la  Víbora  MacRuari,  con  una  personalidad siniestra, sólo es leal al mejor postor (el dinero). Es un  hombre  sigiloso,  donde  su  arma  secreta  es  la  infiltración  y  la  extracción, o lo que es lo mismo, entrar y salir sin ser visto.  Se le encomienda una misión: debe proteger, custodiar y llevar a la  coronación del rey, sana y salva, a Bella MacDuff, una mujer que por  apoyar  a  la  causa,  a  Bruce,  pierde  a  su  hija  y  es  repudiada  por  su  esposo.  Bella posee un gran sentido del deber y de la justicia, a pesar de que  sea el causante de la pérdida de lo que más quiere: su hija. 

[…]Tenía que poner fin a aquello. Fuera o no una esposa repudiada, aquella inexplicable atracción que sentía por Lachlan MacRuairi no estaba bien. Ya había tenido suficientes problemas en su vida. No necesitaba crearse más con aquel reconocido pirata bastardo que la miraba como si solo sirviera para satisfacerle.[…]

RománTica'S 58

Preciado por su sigilo viperino y sus letales habilidades, Lachlan Víbora MacRuairi es un guerrero al que conviene tener al lado pero en el que no se puede confiar. Una amarga y antigua traición le robó la capacidad de inmutarse por nada ni por nadie. Ahora solo se profesa lealtad a sí mismo. Pero todo cambia cuando se le encomienda una nueva misión: proteger y llevar a la orgullosa y exuberante condesa Bella MacDuff a la coronación del rey. Pasional y entregada, Bella ha desafiado al rey británico y a su propio marido para colocar la corona en la cabeza de Bruce y, sin saberlo, retará a Lachlan a librar la mayor de las batallas: amar de nuevo.


El quinto  volumen  de  la  serie  La  Guardia  de  los  Highlanders  lleva  como título The Saint.  En él conoceremos a Magnus MacKay, el santo, quien nunca discute  con las mujeres.  Su  partenaire  es  Helen,  una  mujer  que  se  decantó  en  su  día  por  el  deber en vez de por el deseo. The Recruit es el libro sexto de la serie y en él nos encontramos a:  Kenneth Sutherland, un guerrero fiero, agresivo y audaz, diestro con  cualquier arma.  Y  a  María  de  Mar,  quien  ama  su  independencia  por  encima  de  cualquier cosa. 

Después de estas novelas, vendrán más, no podemos dudarlo, sobre  todo  cuando  la  propia  autora  nos  habla  de  su  pretensión  de  llegar  hasta  10  ó  12  libros.  Os  mencionamos  los  protagonistas  de  ellos  y  sus  «dones»,  pero  el  orden  de  salida  lo  desconocemos  a  fecha  de  hoy.      

Gregor MacGregor «Arrow»: Tirador y arquero.  Eoin MacLean «Striker»: Estratega.  Ewen Lamont «Hunter»: Rastreador y cazador de hombres.  William Gordon «Templar»: Alquimia y explosivos.  Robert  Boyd  «Raider»:  Fuerza  física  y  combate  cuerpo  a  cuerpo.    Que  tendremos  serie  de  La  Guardia  de  los  Highlanders  para  mucho  tiempo,  es  seguro, pero…  ¿A quién no le apasiona un buen kilt y unas fuertes piernas masculinas, acompañadas de una gran presencia varonil? Artículo: Merche Diolch

59 RománTica'S


RomรกnTica'S 60


De novela JR a la PEQUEÑA y GRAN PANTALLA  Uno de los temas que tratamos durante el XXVIII  Encuentro  de  Escritores  y  Críticos  de  las  Letras  Españolas  en  Verines  (Asturias),  hace  unos  días,  fue  precisamente  el  gran  aumento  de  contratos  firmados  para  la  realización  de  una  película  o  serie  de  televisión  basados  en  novelas  juvenil  románticas en el extranjero.  Esto ha llevado a dos preocupaciones: en primer  lugar,  el  escaso  número  de  adaptaciones  cinematográficas  en  España  de  novela  juvenil  y,  en  segundo,  la  gran  lista  de  compra/ventas  que  nunca  llega  a  dar  frutos.  Es  decir,  que  probablemente jamás pasará a nuestro televisor.  Sólo  un  30%  de  los  proyectos  prometidos  se  vuelven una realidad. 

Por supuesto,  esto  no  significa  que  todos  los  datos  sean  negativos.  Muchas  películas  de  comedia  romántica  para  adolescentes  se  han  convertido en un icono entre los jóvenes. ¿Quién  no recuerda la lista de «cosas que hacer» que la  actriz  Mandy  Moore  hacía  en  el  papel  de  Jamie  en Un paseo para recordar? ¿Y la transformación  en  princesa  de  Anne  Hathaway  en  Princesa por sorpresa  o  al  encantador  extraterrestre  de  la  serie TV Roswell dejando huellas blancas?  En  este  especial  queremos  hacer  un  repaso  de  todas  las  versiones  que  han  salido  hasta  el  momento  y,  de  paso,  reunir  todas  adaptaciones  prometidas para dentro de unos años…  Hasta 2012 podemos encontrarnos: 

61 RománTica'S


2000. Buscando a Alibrandi:  basada  en  la  novela  de  Melina  Marchetta publicada en 1995 por Alba editorial, actualmente  descatalogada.  2001. Princesa por sorpresa: es una versión de la saga de libros, El Diario de la Princesa,  creados  por  Meg  Cabot,  que  inicialmente estaba siendo publicada por Montena dentro de  la colección CHICAS PLUS hasta que se descatalogó.  2002.  Un paseo para recordar:  fue  escrita  originalmente  por  Nicholas  Sparks.  En  su  momento  la  novela  fue  editada  por  Salamandra, pero terminó siendo descatalogada.  2003.  Enamórate:  Es  la  versión  de  dos  de  las  novelas  de  Sarah  Dessen  That Summer y Someone Like You.  Por  ahora  ninguno de los dos ha sido traducido al español.  2004. Hechizada: está basada en el libro El mundo encantado de Ela,  escrito  por  Gail  Carson  Levine.  Se  encontraba  dentro  de  la  colección  Escritura  Desatada  de  Ediciones  B,  e  incluso  se  llegó a incluir en la ya desaparecido sello de bolsillo Byblos.  2004. Princesa por sorpresa 2.  2004. Tre metri sopra il cielo: versión italiana de A tres metros sobre  el cielo de Federico Moccia.  2005.  Uno para todas:  la  historia  pertenece  a  Verano en vaqueros,  compuesto  por  cuatro  libros  escritos  y  escrita  por  Ann  Brashares (Ed. SM).  2006.  Aquamarine:  basada  en  la  novela  de  Alice  Hoffman  que  aún  no ha sido traducida en nuestro país.  2007. Ho voglia di te: versión italiana de A tres metros sobre el cielo  (Ed. Planeta y Ed. Debolsillo).  2008. Uno para todas 2.  2008.  Mi gato Angus, el primer morreo y el plasta de mi padre:  basada  en  la  serie  de  libros  escritos  por  Louise  Renninson.  Actualmente,  la  publicación  del  resto  de  la  serie  se  encuentra suspendida por Ed. Salamandra.  2008. Crepúsculo: es el primer título que da nombre a la tetralogía  creada por Stephenie Meyer (Ed. Alfaguara).  2009. Luna nueva. (Crepúsculo)  2009.  Perdona si te llamo amor:  basada  en  la  novela  de  Federico  Moccia (Ed. Planeta). 

RománTica'S 62


2009. Nick y Norah: una noche de música y amor: de los autores  David Levithan y Rachel Cohn (Ed. B).  2009.  Amore 14:  no  está  doblada  al  castellano  y  se  basa  en  la  novela  de  Federico  Moccia,  Carolina se enamora  (Ed.  Planeta).  2010.  Perdona pero quiero casarme contigo.  (Perdona  si  te  llamo amor)  2010.  Tres metros sobre el cielo:  versión  española  de  Mario  Casas, basada en las novelas de Federico Moccia.  2010. Eclipse. (Crepúsculo)  2010.  Avalon High:  pertenece  a  una  de  las  novelas  de  Meg  Cabot, no traducidas en español, que además tiene una  versión  en  novela  gráfica.  Fue  traída  al  canal  de  Disney  Channel.  2011. Amanecer parte 1. (Crepúsculo)  2011. Beastly: La Bestia en español de Alex Flinn publicada por  Versátil. La única vez que se vio doblada al castellano fue  durante  su  emisión  en  televisión,  bajo  el  nombre  El corazón de la bestia.  2011.  Un chiflado encantador:  basada  en  la  novela,  Geek  Charming, no publicada en España, de Robin Palmer. Fue  emitida en Disney Channel.  2012. Tengo ganas de ti. (A tres metros sobre el cielo)  2012. Amanecer parte 2. (Crepúsculo)  2012.  Los Juegos del Hambre:  es  una  adaptación  de  la  trilogía  de  Suzanne  Collins  publicada  por  editorial  Molino  en  España.  2013.  Hermosas criaturas:  es  una  versión  de  los  libros  de  Margaret  Stohl  y  Kami  Garcia  traídos  por  Espasa  a  nuestra  lengua.  Hace  pocos  días  se  dio  a  conocer  el  póster y el tráiler de la película.  2013.  Cazadores de Sombras:  se  basa  en  las  novelas  de  Cassandra  Clare  (Ed.  Destino).  Actualmente,  la  película  se está rodando.  2013.  Rubí:  es  la  versión  de  la  trilogía  escrita  por  Kerstin  Gier  (Ed.  Montena).  Hace  poco  se  ha  dado  a  conocer  el  Teaser‐póster y el primer vídeo promocional.     

  63 RománTica'S


Roswell: comenzó a  emitirse  en  1999  acabando  en  tres  temporadas. Es una adaptación de  las  novelas,  Roswell  High,  de  Melinda Metz no traídas a nuestra  lengua.  Gossip Girl: se emitió por primera  vez  en  2007  y  está  basada  en  los  libros  de  Cecily  von  Ziegesar,  Cosas  de  chicas,  que  comenzaron  a  publicarse  en  España  por  la  editorial El Tercer nombre, la cual  dejó de existir sin explicaciones de  algún  tipo…  La  serie  de  TV  se  cerrará  este  año  con  la  sexta  temporada.  The Vampire Diaries  (Crónicas  Vampíricas): se llevó a la televisión  en  2009,  pasando  en  España  por  distintos  canales  de  pago.  Tiene  un gran éxito entre los fans de L. J.  Smith, cuyas novelas se publicaron  en  Destino.  Dentro  de  poco,  la  serie  TV  lanzará  su  cuarta  temporada.  The Nine Lives of Chloe King: de  Liz Braswell, sólo llegó a la primera  temporada  en  2011,  siendo  suspendida  por  poca  audiencia.  No  obstante,  los  fans  a  través  de  distintos  grupos  de  facebook  presionaron  hasta  que  la  productora  hizo  un  nuevo  comunicado, donde se prometía la  realización  de  una  adaptación  en  película.  Actualmente,  los  libros  no han sido editados en España.  The Secret Circle:  es  una  historia  de  brujas  originalmente  escrita  por  L.  J.  Smith.  Se  suspendió  al  poco de comenzar a emitirse.  Ahora  bien,  entre  algunos  de  los  proyectos  más  destacados  de  películas  y  series  de  televisión,  aún  activos  y  a  la  espera,  se  encuentran…   

RománTica'S 64

                      

Alas de Aprilynne Pike (Ed. Puck). Productora: Disney.  Ángel  de  L.A.  Weatherly  (Ed.  Marlow).  Productora:  The  Hatchery LLC & Jane Startz Productions, Inc.  Bajo el cielo eterno  de  Veronica  Rossi  (Ed.  B  de  Blok).  Productora: Warner Brothers.  Beautiful Disaster de Jamie McGuire (Ed. Suma de Letras).  Productora: Warner Brothers.  Buscaré el océano  de  Carrie  Ryan  (Ed.  Montena).  Productora: Seven Star Pictures.  Clarity de  Kim  Harrington  (Ed.  ¿?).  Productora:  Warner  Brothers. (Serie TV)  Cuaderno para dos  de  Rachel  Cohn  y  David  Levithan  (Ed.  Molino). Productora: Scott Rudin Productions.  Dark Divine  de  Bree  Despain  (Ed.  B  de  Blok).  Productora:  1019 Entertainment.  Delirium de Lauren Oliver (Ed. SM). Productora: Fox 2000.  Divergente  de  Veronica  Roth  (Ed.  Molino).  Productora:  Summit Entertainment.  Efímera  de  Lauren  DeStefano  (Ed.  Puck).  Productora:  Prospect Park and Violet House.  El cielo está en cualquier lugar  de  Jandy  Nelson  (Ed.  Everest). Productora: Julio Moon Productions.  El Designio del Ángel  de  Cynthia  Hand  (Ed.  B  de  Blok).  Productora: The CW. (Serie TV)  Eternidad  de  Alyson  Nöel  (Ed.  Montena).  Productora:  Spring Creek Productions y Warner Horizon (Serie TV).  Eve  de  Anna  Carey  (Ed.  Roca  juvenil).  Productora:  Alloy  Entertainment (Serie TV).  Firelight  de  Sophie  Jordan  (Ed.  Bruño).  Productora:  Mandalay Fires.  Forgotten  de  Cat  Patrick  (Ed.  La  Galera).  Productora:  Paramount Pictures.  Fury de Elizabeth Miles (Ed. ¿?). Productora: CBS. (Serie TV)  Guardianes ocultos  de  Rachel  Hawthorne  (Ed.  La  Factoría  de Ideas). Productora: ¿?. (Serie TV)  I kissed a Zombie and I liked it  de  Adam  Selzer  (Ed.  ¿?).  Productora: Disney Channel Original Movie.  Icons  de  Margaret  Stohl  (Ed.  ¿?).  Productora:  Alcon  Entertainment.  Juntos de Ally Condy (Ed. Montena). Productora: Disney.  Oscuros de Lauren Kate (Ed. Montena). Productora: Disney.


                    

La Casa de la Noche de  P.C.  Cast  y  Kristin  Cast  (Ed.  La  Factoría de Ideas). Productora: Davis Films.  La maldición del tigre  de  Colleen  Houck  (Ed.  Molino).  Productora: Ineffable Pictures.  Latidos  de  Ana  Godbersen  (Ed.  Montena).  Productora:  Paramount Pictures.  Legend de Marie Lu (Ed. SM). Productora: CBS Films.  Origin  de  Jessica  Khoury  (Ed.  ¿?).  Productora:  Scott  Pictures.  Paranormal de Kiersten White (Ed. B de Blok). Productora:  Gil Adler Prods. y Reverie Entertainment Partners.  Shade de Jeri Smith‐Ready (Ed. ¿?). Productora: ABC Family.  (Serie TV)  Shatter Me  de  Tahereh  Mafi  (Ed.  B  de  Blok).  Productora:  Century Fox.  Si decido quedarme  de  Gayle  Forman  (Ed.  Salamandra).  Productora: Summit Entertainment.  Si no despierto de Lauren  Oliver (Ed.  SM). Productora: Fox  2000.  Sweep de  Cate  Tiernan  (Ed.  ¿?).  Productora:  Alloy  Entertainment.  The Darkest Minds  de  Alexandra  Bracken  (Ed.  Molino).  Productora: Century Fox/21 Laps Entertainment.  The Duff  de  Kody  Keplinger  (Ed.  ¿?).  Productora:  Vast  Entertainment y Wonderland con McG.  The Inmortal Rules  de  Julie  Kagawa  (Ed.  ¿?).  Productora:  Paloma Pictures.  The Selection de Kiera Cass (Ed. Roca juvenil). Productora:  The CW. (Serie TV).  The Soul Seekers  de  Alyson  Noël  (Ed.  ¿?).  Productora:  Cheyenne Enterprises.  Throught to You de Emily Hainsworth (Ed. ¿?). Productora:  Paramount Pictures.  Tierra de magia  de  Amanda  Hocking  (Ed.  Destino).  Productora: Media Rights Capital.  Time Between Us de Tamara Ireland Stone (Ed. B de Blok).  Productora: CBS Films.  Traición de  Scott  Westerfeld  (Ed.  Montena).  Productora:  Davis Entertainment.  Vampire Academy  de  Richelle  Mead  (Ed.  Alfaguara).  Productora: Preger Entertainment 

(Más información  en:  RUBIO,  Eva.  «Nuevas tendencias de la literatu‐ ra  juvenil:  novela  juvenil  Román‐ tica»  [en  línea].  XXVIII  Encuentro  de  Escritores  y  Críticos  de  las  Letras  Españolas  en  Verines.  Asturias.  Ministerio  de  Educación,  cultura  y  Deporte.  2012.  pp.  1‐9.  [consultada 24‐09‐2012].   Disponible en:  http://www.mcu.es/lectura/pdf/v 12_eva_rubio.pdf  Hay  adaptaciones  cinematográfi‐ cas  que  pasaron  por  distintos  contratos  que  nunca  lograron  llegar a nada en concreto. Ocurrió  con  Encanto fatal,  de  Melissa  Marr  (aún  después  de  tener  director), e incluso con otras obras  bastante  conocidas  como  La Orden de la Academia Spence,  de  Libba  Bray,  o  algo  menos  con  I'd Tell You I Love You, But Then I'd Have to Kill You de Ally Carter.  En  España  Retrum,  novela  gótica  escrita  por  Francecs  Miralles,  había  firmado  contrato  con  la  Productora  española  Media  Films,  a pesar de ello, el proyecto ha sido  suspendido  por  ahora  sin  muchas  noticias al respecto.  Después de toda esta recogida de  datos,  nosotras  nos  preguntamos  cuándo las productoras de nuestro  país  comenzarán  a  apostar  fuerte  por creaciones propias, no sólo de  novela  juvenil  romántica,  sino  ya  de  literatura  juvenil  en  general.  Quizá  hace  falta  un  empujoncito  por parte de los lectores…  Síguenos en nuestra web  www.juvenilromantica.es Artículo: Eva Rubio  Colabora: Rocío Muñoz 

65 RománTica'S


RomรกnTica'S 66


67 RomรกnTica'S


Las librerías deberían estar señalizadas  en los mapas como zonas peligrosas.  Marcadas como establecimientos poco  recomendables. Como anomalías    sospechosas en la geografía comercial.  Nadie sabe explicar a dónde conduce la    puerta de una librería.    Por eso los que entran tardan tanto en  salir. Se han perdido. A veces, para  siempre. Los libreros son gente  extraña.  ¡Abrir una librería! Piénsalo, hermano.  Mira a derecha e izquierda. Consulta el  reloj. El móvil. Lo  que sea. Mueve ese  culo. Disimula.  ¿Vas a entrar? No me jodas. ¿Vas a  entrar, de veras, en una librería?  Manuel Rivas 

En Londres, a los Rotherfield  Surrey, 1823. Anna Hurst  les apodan los «Admirables ».  llegó a Halston hace seis años  Tienen dinero, poder y  huyendo del pasado. Cuando  prestigio. En el verano de  John Sinclair, vizconde de  1911, los Rotherfield han  Lisle, regresa a su pueblo  organizado un baile para su  natal, Anna decide buscar su  hija Victoria, pero la fiesta se  apoyo para la pequeña  complica cuando desaparece  escuela que ha fundado.    su hermana Evangeline. 

  Fang es el hermano de Vane  Tallin McKade acecha el lugar  y Fury, dos de los miembros  donde se reúne el clan  más poderosos del  DarkRiver. Busca a Clay,  Omegrion, el consejo  mitad hombre, mitad  encargado de gobernar y de  leopardo. Clay, ahora su  decretar las leyes de los  guardián, era muy joven  licántropos. Aimee, por su  cuando su amor por Tally y su  lado, es la única hija de la  instinto protector le llevaron  representante del clan de los  a cometer un acto de  osos...  extrema violencia.   

RománTica'S 68

La vida de Faith va de  desastre en desastre cuando  su anciano y millonario  esposo, Virgil Duffy, muere  repentinamente dejándole  en herencia el equipo de  hockey de los Chinooks de  Seattle. 


Un asesino en serie apodado  Dos jóvenes músicos  Con el deseo de comenzar  «El verdugo de Hollywood»  procedentes de Cuba llegan a  una nueva vida, María García  tiene en jaque a toda la  Nueva York con sus  y Cifuentes, una joven de  policía de Los Ángeles. Ya se  instrumentos bajo el brazo.  diecisiete años abandona su  ha cobrado tres víctimas y  Pronto se converitán en las  pueblo donde vivía con su  una cuarta mujer ha  estrellas de la salas de bailes  padre y su madrastra y se  desaparecido y todo apunta a  en las que su orquesta toca  dirige a La Habana.  que vuelve a ser él el  boleros...  Desamparada, María se ve  responsable de su  oblicagada a hacer de su  desaparición…  belleza su único recurso...             

Habiendo acumulado más  riqueza y poder de los que  nunca pudo soñar, Dante  Chiavari, el mejor agente del  rey, el hombre más frío y  peligroso de Inglaterra,  quiere volver a su tierra  natal, Italia, y recuperar todo  lo que un día perteneció a su  familia. Pero antes, debe  realizar una última misión… 

Cuando una serie de  Marcus, un niño solitario, sin  adversidades lanza a  madre y alejado de su padre,  Prudence Youlgrave a los  es enviado a una exclusiva  abismos de la pobreza, ella  escuela como pupilo. Allí  hará todo lo posible por  conoce a Daniel Smythe‐ recuperarse, y en 1765 en  Smith, quien enseguida lo  Yorkshire tal vez la única  adopta como amigo y lo  invita a formar parte de su  salida posible sea casarse con  un miembro de la nobleza...  bulliciosa familia.  Años más tarde… 

69 RománTica'S


Syn ha sido instruido para ser  Al capitán Bradshaw  Trilogía completa de los  un ladrón informático, pero  Carroway le encanta la vida  hermanos Lester.  un día descubre un secreto  de marinero, aunque  Tres historias cargadas de  que estuvo a punto de acabar  preferiría enfrentarse a una  amor y sensualidad en un  con su vida. Desde entonces,  banda de piratas que al  único libro para que las  se ha dedicado a huir y a  cargamento que le ha tocado  amantes de la autora  formarse como uno de los  proteger: un grupo de  disfruten de ellas y no tengan  asesinos más peligrosos del  aristócratas caprichosos. Sin  excusas para no tenerlas en  universo.  embargo, una pasajera ha  sus librerías…   llamado su atención...               

Vienne La Rieux, la bella  Guiado por su insaciable sed  Erin Foley había conseguido  propietaria del exclusivo club  dar una vida estable y feliz a  de venganza, Lothaire, el  Saint Row, es la mujer más  vampiro más temido de la  sus hermanos pequeños y, a  influyente de la noche  Tradición, ha elaborado un  sus treinta y cinco años,  londinense. Como buena  plan para hacerse con la  estaba padeciendo el  empresaria, valora su  corona de la Horda. Pero sus  síndrome del nido vacío. Así  ansias de sangre, así como las  independencia por encima de  pues, hizo un paréntesis en  todo, pero cuando regresa  torturas a las que ha sido  su vida y se marchó a  lord Trystan Kane...  sometido, lo han llevado al  reflexionar a una cabaña  borde de la locura…  remota cerca de Virgin River.   

RománTica'S 70


La capacidad de Hayden para  En Puertorreal, un pueblo de  La Torre Eiffel, Amélie y un  detectar los sentimientos de  mar y montaña cerca de  montón de reyes que se  sus compañeros licántropos  Santander, Sánder, un chico  llaman Luis. Esto es todo lo  le ha hecho la vida  de trece años, y su mejor  que Anna conoce de Francia.  insoportable. Decide huir de  amigo Toni se hacen amigos  Por eso, cuando sus padres le  los Guardianes Ocultos, pero  de Julia, una chica huraña,  anuncian que pasará un año  tras unos días el encantador  huérfana de madre y con un  en un internado de París, la  y misterioso Daniel, un recién  padre que se desvive por  idea no acaba de  llegado a la manada y el  buscarle amigos. La llegada  convencerla.  único cambiaformas inmune  de un historiador alemán que  a su poder, la encuentra.  va tras un ladrón....     

Quizás por timidez,  vergüenza o simple  inseguridad, Alice no dice lo  que piensa. Nunca lo ha  hecho. No comparte con sus  mejores amigos sus  verdaderos sentimientos, ni  con su hermano, ni tan  siquiera se ha atrevido a  preguntarles a sus padres la  razón de su separación tras  tantos años juntos.   

 

Cuando los jóvenes  hermanos Carter y Sadie  Kane aprendieron a usar la  magia para seguir el camino  de los dioses del Antiguo  Egipto, no sospechaban que  serían la última esperanza  para la restauración de la  Ma’at (el orden) en el  mundo. 

Tres chicas. Un chico  misterioso. Una lucha a  muerte por salvar sus almas.  La vida de Agnes, Cecilia y  Lucy da un giro inesperado la  noche que ingresan en el  hospital Perpetual Help. Tres  pulseras entregadas por un  desconocido unirán sus vidas  para siempre. 

71 RománTica'S


Año 2558. Noelia Pengcheng, una joven estudiante de Inteligencia, abandona su  Pekín natal para embarcarse en una misión suicida al confín de la galaxia y salvar  la vida de su padre. Su objetivo es un templo alienígena situado en medio de una  zona en guerra.  Etzan  Maran,  un  atractivo  y  misterioso  ex‒teniente  que  se  gana  la  vida  como  mercenario,  la  rescata  de  un  ataque  de  los  separatistas.  Pero  en  las  colonias  nada es como en el lejano planeta del que Noelia proviene. Sus mundos chocan  cuando Etzan rechaza el sexo fácil que ella le ofrece para enseñarle algo que en la  Tierra está prohibido: el amor. 

Hipernova, la  apasionante  y  sexy  primera  incursión  de  Amaya  Felices  en  el  género space‐opera. Nunca volverás a mirar igual a las estrellas. 

El bimestre pasado entrevistaba a Amaya Felices,  autora  de  esta  novela:  «Hipernova».  Sé  que  lo  correcto  habría  sido  la  reseña  antes  de  la  entrevista,  pero  bueno,  ya  sabéis  que  yo  no  funciono como debería. Así que, comencemos: 

Noelia Pengcheng es una joven estudiante que oculta una doble identidad al mundo. Cuando su padre enferma y ante la petición de su madre, la joven recorrerá toda la galaxia en busca de la que parece la última esperanza de salvar a su padre moribundo. Y si bien sabía que durante el camino habría muchos problemas, jamás pensó que uno de ellos sería Etzan Maran, ni tampoco lo que la haría sentir y lo que podría conllevarles. Como lectora de fantasía en todas sus vertientes,  siempre  he  agradecido  el  cambio  de  registros  para  contarnos  nuevas  historias.  Cuando  vi  la  novela  de  Amaya,  orientada  a  la  ciencia  ficción,  sabía  que  tenía  que  leerlo.  Y  bien  que  hice  porque  me  encontré  una  novela  romántica  realmente original. Espero que os anime a leerla:  Por un lado, nos encontramos con dos personajes  muy fuertes e interesantes, que se verán atraídos  desde el primer momento, pero cuyas formas de  pensar  chocan  con  fuerza  al  venir  de  culturas  diferentes  (aunque  tengan  una  misma  raíz).  No  nos  encontramos  con  la  típica  pareja  en  el  que  nuestro  machote  tiene  miedo  a  amar  y  la  mujer 

RománTica'S 72

ha de curar sus heridas (aunque haya un poco de  esto).  Si  no  que  nuestro  chico  le  pide  a  nuestra  protagonista  el  acto  delictivo  más  grande:  que  abra  su  mente  a  la  posibilidad  de  que  dos  personas puedan enamorarse, por ejemplo, ellos  mismos.  Y  es  que  a  pesar  de  las  tentativas  de  Noelia  para  que  el  chico  caiga  en  sus  redes  y  se  acuesten,  Etzan  aguanta  el  tipo  e  intenta  por  todos los medios mostrarle lo que realmente hay  en su corazón. No solo nos encontramos ante un  cambio de roles, si no el cómo llevan estos dos su  tensión y sentimientos te hace sentirte cercana a  ellos.  Otro  hándicap  son  los  personajes  secundarios,  como  la  madre  de  Noelia,  María,  que  durante  buena  parte  del  libro,  demuestra  una  profundidad y unos sentimientos que su hija y la  sociedad  no  creen  posibles,  pero  que  para  el  lector es más que evidente. Aquí Amaya no juega  al  engaño  con  el  lector  con  cosas  que  podemos  ver, pero sí lo aprovecha dentro de la trama para  conseguir  muchos  momentos  memorables.  Los  demás personajes no le van a la zaga, pero como  temo meterme en demasiados spoilers, os dejaré  con la intriga, pero diré que adoré a Betsy y cierto  personaje me cayó más que mal.   Por otro lado nos encontramos una ambientación  MUY  bien  construida.  Nos  encontramos  en  un 


mundo de  los  que  yo  llamo  pseudo‐distópico,  es  decir,  los  protagonistas  están  atrapados  bajo  las  reglas totalitarias de un régimen que maneja sus  vidas  a  su  antojo  sin  que  se  den  cuenta  (en  el  caso  de  Noelia)  y  space  operas  más  divertidas  (que  son  las  aventuras  situadas  en  el  espacio,  muy  similar  a  la  guerra  de  las  galaxias).  Amaya  consigue  crear un mundo en el que las personas  no  pueden  amar,  ni  tampoco  mostrar  cualquier  tipo  de  afecto  o  emoción  más  allá  de  la  autosatisfacción.  Nuestra  escritora  consigue  con  esto no solo que te creas lo que se vive, si no que  le  añade  un  enorme  aliciente  a  la  pareja  protagonista que se te clava con más fuerza. Otro  grandísimo acierto para adentrarnos más en este  mundo, son las pequeñas noticias que nos llegan  durante  el  viaje  de  los  protagonistas  mostrándonos  la  realidad  en  la  que  viven  los  protagonistas  y  horrorizándonos  a  partes  iguales  con  esta  posible  visión  del  futuro  que  nos  muestra Amaya.  La  narración  está  salpicada  de  detalles  sobre  la  sociedad y las formas de pensar de los personajes  quedan  bien  reflejadas.  Los  datos  científicos  están  bien  integrados  y  no  desentonan  ni  son  demasiado  técnicos  como  para  ser  difícil  entenderlo  y  con  su  propio  vocabulario  para  ayudarnos a meternos más en la ambientación.  Si  alguna  teme  que  se  le  puedan  olvidar  los  términos  de  la  novela,  que  no  se  preocupe,  que  siempre tendrá un glosario al que acudir. Y es que  esa  es  el  otro  gran  punto:  la  edición.  Babylon,  como  siempre,  hace  un  gran  trabajo.  La  única  pega que le vería sería a la portada que, aunque  es  muy  buena,  puede  despistar  al  lector  y  no  saber realmente con lo que se va a encontrar.  Creo a ciencia cierta que es una novela para leer  y  disfrutar,  una  de  esas  historias  que  son  originales y dan a las lectoras todo lo que buscan  en las novelas románticas: mucha tensión sexual,  momentos sexis, un romance precioso y, junto a  esa originalidad, una enorme calidad en todas las  facetas  técnicas.  ¿A  qué  esperáis  para  llevar  a  vuestro corazón más allá de las estrellas y dejaros  conquistar por un amor a años luz de distancia?  Crítica: Laura López Alfranca     

73 RománTica'S


La vida de Índigo no es nada fácil. No es fácil para un indio, tampoco para el hombre  blanco  lo  es  en  exceso,  pero  es  que  Índigo  se  encuentra  entre  ambos  mundos,  de  padre indio y madre blanca, Índigo, es objeto de burlas y escarnio.  Ahora su familia tiene un gran problema, su padre, conocido como Cazador de Lobos,  es  el  dueño  de  una  mina  en  la  que  no  paran  de  ocurrir  accidentes  y  el  último  le  ha  dejado gravemente herido y casi acaba con su vida.  La única que puede hacerse cargo del negocio familiar es ella pero… es una mujer y sus  mineros no la toman en serio. Pese a que ella está decidida a hacerse con las riendas  de  la  mina,  las  ofensas  a  las  que  continuamente  está  sometida  hacen  que  esté  en  continuo entredicho y la única solución viable es venderla... Hasta que aparece en sus  vidas Jake Rand.  Jake ha llegado hasta ellos como un ángel salvador en forma de aguerrido capataz y es  la  respuesta  a  todas  sus  plegarias.  Pero  Jake...  no  es  quien  parece  y  el  antagonismo  mutuo  que  se  profesan  al  principio  Jake  e  Índigo  va  a  poner  todas  las  cosas  más  difíciles  ¿Podrán  ambos  superar  todos  los  obstáculos?  ¿Qué  ocurrirá  cuando  toda  la  verdad  salga a la luz y ninguno de los dos pueda negar la atracción que siente por el otro? 

—Muchos nunca se hacen preguntas. Nunca miran dentro de ellos mismos en busca de la verdad. No estoy segura de si se dan cuenta de que tienen una verdad que buscar. Sin embargo, mi padre no es uno de ellos. Él viaja a su interior casi a diario. Y lo mismo hacemos mi hermano y yo. Es la costumbre comanche. Unas palabras  hermosas,  ¿verdad?  Tan  hermosas  como  lo  es  la  historia  que  en  este  caso  podemos  leer de Anderson.  Conocí  a  Catherine  hace  unos  años,  cuando  una  amiga  me  la  presentó.  Me  dijo:  lee  «Comanche  Moon»  te  va  a  encantar.  Por  aquel  entonces  a  Catherine ni se la conocía en España. Solo teníamos  las referencias de esta chica (Mariam Agudo) por las  críticas que iba dejando en diferentes web. Pero me  arriesgué  con  ella.  Me  hice  con  un  ejemplar  en  inglés y me la leí. Con mi inglés de los montes, con  mis  conocimientos  medio  chapuceros  del  idioma  y  con un diccionario en la otra mano. Pero me la leí…  y me cautivó.  Catherine  vuelca  en  sus  escritos  pasión  y  cruda  realidad y eso me hizo darme cuenta que tenemos  autoras muy pero que muy buenas a las que aún ni  siquiera conocemos.   Cuando  me  enteré  que  Terciopelo  la  publicaba  comencé  a  dar  botes  (literalmente)  ¡Por  fin  iba  a  poder  leerla  en  español!  En  mi  idioma,  al  fin  iba  poder  apreciar  en  todo  su  esplendor  una  historia  desprovista de artificios y real como la vida misma.  Con  hechos  que  aparecen  en  todos  los  libros  de  historia  cuando  buscas  en  ellos  el  conflicto  entre  blancos  e  indios  por  el  dominio  de  las  llanuras  norteamericanas.  Pues bien, ya sabéis que Anderson es diferente. Sus  historias conmueven, sus personajes te atrapan y tú  te  vas  aferrando  a  ellos  con  cada  paso  de  página  que das. Con cada escena con la que te encuentras, 

RománTica'S 74

con cada momento que vives junto a ellos. Ésa es la  grandeza  de  esta  autora  que  casi  pasó  desapercibido por el panorama romántico pero que  ahora  veo  que  se  ha  convertido  en  una  autora  querida  por  el  público  romántico  y  eso  que  sus  historias  nunca  son  simples,  ni  sencillas.  Son  complejas,  duras,  con  momentos  terriblemente  inolvidables  porque  son  como  escenas  de  una  película  que  se  te  clavan  en  la  retina  y  no  puedes  olvidar.  Son  historias  cada  una  mejor  que  la  precedente.  «Luna  comanche»  (así  se  llama  el  primer  título  de  esta  serie  en  español)  nos  empezó  a  dar  visos  de  cómo  se  manejaba  esta  autora  con  las  palabras.  «Corazón comanche» nos dio muestras del afán de  superación  y  aguante  que  tiene  una  mujer.  Hasta  qué  punto  es  capaz  de  sobreponerse  a  momentos  que  marcan  nuestra  existencia  y  con  ésta,  con  «Amor  Comanche»  somos  capaces  de  ver  el  conjunto de una sociedad que no estaba preparada  para que distintas razas convivieran. Aunque ahora  que  me  paro  a  pensar,  quizás  aún  no  haya  llegado  ese momento… solo hay que encender la tele y ver  las noticias de lo que acontece por el mundo.  ¿Qué ha supuesto para mí la lectura de esta tercera  entrega? Pues si queréis que os sea sincera os diré  que  la  disfruté  tanto  o  más  que  sus  precursoras.  Volver  a  encontrarme  con  Cazador  y  Loretta  (ya  mayores) fue como volver a conocerlos. Cazador fue  para mí todo un hallazgo, su personalidad férrea y a  la  vez  tierna  (acordaos  de  cómo  se  comportó  con  Amy  tras  rescatarla),  su  amor  por  la  libertad  y  su  sentido del honor y la honestidad… Todo ello sigue  estando  presente  aquí.    Al  igual  que  el  amor  incondicional de Loretta hacia él y sus hijos.  Anderson sabe muy bien cómo tejer los hilos de sus  historias,  sabe  darles  consistencia  y  a  la  vez  sabe 


muy bien  cómo  dirigir  a  sus  personajes  principales  por  el  camino  trazado.  Una  hoja  de  ruta  cuidada  y  bien  trazada  desde  el  principio.  Un  sendero  por  el  que  transitar  sabiendo  que  en  cualquier  momento  te  puedes  encontrar  y  tomar  un  atajo  pero  que  al  final,  cuando  acabas  sabes  que  has  llegado  al  final  que esperabas. 

 

Como digo las historias de Anderson no son fáciles  si  bien  a  la  vez  resultan  sencillas.  Los  diálogos  son  muy pero que muy buenos y no te hace falta saber  leer  entre  líneas  porque  es  directa  y  sabes  qué  te  quiere  decir  en  cada  momento.  Tanto  es  así  que  logra  arrancarte  las  emociones  con  escenas  conmovedoras.  «Amor  comanche»  no  es  una  excepción.  Tanto  Índigo como Jake tienen mucho que decir, muchos  sentimientos  guardados  y  llevan  vidas  muy  diferentes pero en ello se demuestra lo simple y a la  vez complejo  que es el amor. Es  simple  porque los  sentimientos  no  se  pueden  cambiar,  puedes  opacarlos, puedes obviarlos y no hacerles caso pero  al  final  sabes  que  si  amas  a  alguien,  le  amas  con  todas  las  consecuencias.  Otra  cosa  es  que  estés  dispuesto  o  no  a  sacrificarte  en  alas  de  ese  sentimiento.  Es  complejo  porque  el  camino  nunca  es  fácil  y  esto  es  lo  que  ocurre  entre  estos  dos  personajes.  Índigo va a tener que superar sus miedos y Jake va a  tener  que  ser  paciente.  ¡Y  tanto!  En  serio,  Jake  estará para mí en un pedestal por su paciencia. Pero  no solo por su paciencia. Jake es un hombre de esos  cuyo sentido de la justicia y de lo que debe ser o no  está  por  encima  de  sus  propios  sentimientos  familiares. Es un hombre capaz de enfrentarse a su  propio  padre  y  hacer  lo  que  es  justo  y  con  ello  ya  me  había  ganado  pero  es  que  además,  este  hombre, es de ésos cuyo corazón es más grande de  lo que a simple vista parece. Si no habéis leído aún  esta  novela,  hacedlo.  Y  cuando  lo  hagáis  os  daréis  cuenta del enorme diamante que es Jake. La escena  del  lobo  (no  os  diré  cuál  pero  lo  adivinaréis  en  el  preciso  momento)  es  de  ésas  que  te  calan  profundamente. La escena del lobezno, ídem. Pero  es que las que comparte con Índigo son… ¡No tengo  palabras!  En  cuanto  a  ella...  ¡Tenéis  que  conocerla!  Esta  protagonista no es que diga mucho, es de las que se  guardan  sus  sentimientos  pero  es  de  las  que  demuestran  y  para  mí  ésas  son  las  mejores  personas  que  existen:  Las  que  con  una  simple  mirada o un simple roce… dicen todo lo que tienen  que decir.  Una historia maravillosa. No os la perdáis.  Crítica: Loli Díaz 

75 RománTica'S


El hijo de la guerra y el odio, Cratos, pasó la eternidad luchando para los dioses  que le dieron la vida. Él era la muerte misma, y cualquiera que se interpusiera  en  su  camino  era  aniquilado…  hasta  el  día  en  que  se  opuso  a  Zeus  y  fue  condenado  al  exilio.  Pero  ahora  un  antiguo  enemigo  ha  sido  liberado,  y  solo  Cratos puede acabar con él.  Como  cazadora  de  sueños,  Delphine  ha  dedicado  su  vida  a  proteger  a  los  humanos  de  los  depredadores  que  acechan  nuestro  inconsciente.  Pero  ahora  su misión es otra muy diferente: tiene que convencer a Cratos de que luche en  las  filas  del  Olimpo.  Peros  seis  mil  años  de  castigo  son  difíciles  de  olvidar  y  Cratos ya ha tomado una decisión: luchará contra Zeus y consumará al fin su  venganza.  El tiempo se agota. Si Delphine no consigue atraer a Cratos hacia su causa, la  humanidad  será  exterminada  y  el  mundo  tal  como  lo  conocemos  dejará  de  existir. 

Cratos estaba en manos de sus enemigos. Y ella tenía la misión de seducirlo o si no matarlo. Menudo follón. Pues sí,  como  todas  las  historias  de  Kenyon.  ¡Qué  follón! ¿No os resulta conocida esta frase? La decía  uno de los personajes de «Aquí no hay quien viva»,  el presidente de la comunidad de vecinos, cada dos  por tres. Pero es que en este caso es muy cierta.  Os  lo  juro  por  lo  más  sagrado  de  mi  mundo  que  empiezo  a  necesitar  como  agua  de  mayo  de  esta  mujer  un  croquis  o  un  cuadro  sinóptico  con  un  resumen  de  todos  y  cada  uno  de  sus  personajes  principales  y  secundarios.  Cada  vez  incluye  a  más  dioses,  a  más  protagonistas  raros  y  un  número  mayor de relaciones eso sin contar con las historias  narradas en segundo plano y que no puedes evitar  que  centren  tu  atención  cuando  escribe  (aunque  solo sea por encimilla) sobre ellas.   Innumerables personajes que van adquiriendo peso  libro tras libro y que no puedes evitar montarte tu  propio organigrama en la cabeza si bien éste ya está  tan  surcado  de  líneas  y  relaciones  que  acabas  mareada. Por ello, lo dicho: señora Kenyon, editores  o responsables, os lo suplico, pongan en algún sitio  o  regálennos  con  las  próximas  entregas  un  organigrama  del  universo  Kenyon  porque  entre  dioses  atlantes,  sumerios,  panteón  griego,  dolophoni,  cazadores  oscuros,  Óneiroi,  were  hunters,  apolitas,  daimons,  demonios  varios  y  demás parientes mi cabeza va a estallar en un libro  u otro.  Pero  dejando  esto  a  un  lado  iré  a  mis  impresiones  sobre «El guardián de los sueños».   ¿Qué  decir?  Pues  en  primera  instancia  comenzaré  diciendo  que  parece  que  a  Kenyon  le  gusta  hacer  sufrir,  y  mucho,  a  sus  protagonistas.  Me  he  leído  con  éste  creo  que  son  veintidós  libros  de  ella  (vamos,  todos  los  que  han  salido  al  mercado)  y 

RománTica'S 76

puedo aseguraros  que  en  muchos  de  ellos  lo  he  pasado  realmente  mal  con  sus  protagonistas.  Si  bien  «Aquerón»  se  lleva  la  palma  (lo  que  describe  de  Ash  mejor  me  lo  guardo  en  estos  momentos  porque  no  terminaría)  pero  es  que  Zarek,  Kirian,  NyKyrian  y  éste,  Cratos,  no  tienen  mucho  que  envidiarle.  Si  creía  que  Artemisa  era  una  sádica…  Zeus  no  le  va  a  la  zaga.  ¡Menudo  cabrón!  (¿Es  políticamente  correcto  usar  esa  palabra?)  Tiene  tripas  sin  estrenar.  A  medida  que  vamos  conociendo  a  este  rey‐dios  griego  me  va  cayendo  peor.  Es  un  ser  capaz  de  llegar  a  extremos  insospechados  para  salirse  con  la  suya.  Lo  que  le  hace  a  Cratos  no  tiene  nombre.  Cada  vez  me  sorprendo  más  con  estos  dioses  que  nos  describe  Sherrilyn.  Son  crueles,  la  gran  mayoría,  no  tienen  ningún  tipo  de  aprecio  por  la  vida  de  sus  congéneres ya ni cuento por la raza humana, en fin  son  una  buena  panda  de  sádicos  los  que  se  suponían  que  eran  los  protectores  y  en  cambio  otros que, por sus antecedentes, pudiéramos llegar  a  pensar  que  son  los  bichos  malos  de  la  película  como  Hades  en  realidad  son  los  que  tienen  esa  dosis de humanidad de la que el resto carecen.  Zeus me cae mal, bastante mal de hecho. Comienza  a caerme peor que Artemisa y mirad que ésta no es  que  tenga  toda  mi  simpatía  pero  Zeus  además  también  es  egoísta  y  es  capaz  de  hacer  cualquier  cosa con tal de no perder su posición ante el resto  de dioses por ello sus juicios son crueles y violentos,  tanto  es  así  que  no  duda  en  arrancarle  el  corazón  inmortal  a  Cratos  y  desterrarle  de  por  vida  del  Olimpo.  Le  condena  a  vagar  por  la  tierra  como  un  mortal  más  y  además  se  encargará  de  que  nunca  posea nada y viva en la miseria más absoluta. Nada  de  una  existencia  acomodada  como  la  de  los  cazadores para Cratos. ¡Qué va! Cratos deberá sufrir  día tras día, años tras año, milenio tras milenio una  existencia  de  pobreza  y  una  muerte  horripilante  cada noche… por el resto de sus días. 


Podría entender  que  se  ensañara  con  él  por  haber  perpetrado  (¡yo  qué  sé!)  un  intento  de  asesinato  hacia  su  persona.  Pero…  ¿por  salvar  la  vida  de  un  bebé? Sin palabras. 

 

Luego tenemos a la chica. A Delphine, una cazadora  onírica  de  padre  desconocido  y  supuestamente  madre  mortal.  Digo  supuestamente  porque  a  medida que avanzas en la historia se van revelando  hechos y datos que dan un giro total a la historia. Si  de algo no se puede acusar a Kenyon es de no tener  una  imaginación  desbordante.  En  serio,  esta  mujer  es  capaz  de  dar  giros  y  giros  alrededor  de  una  novela y dejarte mareada en algunos capítulos para  luego salirte con pasajes y soluciones que se saca de  la  manga  que  te  resultan  (en  ocasiones)  inconce‐ bibles.  Es  capaz  de  tejer  una  tela  de  araña  con  sus  palabras y hacerte creer que sabes bien por dónde  van  los  tiros  hasta  que  se  saca  de  la  manga  una  varita mágica y parte de la tela de araña la convierte  en  tela  de  saco  dando  una  nueva  imagen  al  conjunto.   Es difícil seguirla. El ritmo que imprime es bestial y  cuenta  mucho  en  pocas  palabras  por  ello  vuelvo  a  solicitar el cuadro sinóptico que antes pedía.   Aun  así  he  de  decir  que  consigue  engancharme  a  sus  historias  por  más  disparatadas  que  pudiesen  parecer  y  que  sus  personajes  me  resultan  todos  atractivos  en  una  u  otra  manera.  Incluso  los  cabrones como Zeus o Artemisa.  Otra de las cosas que me gustan de esta autora es  cómo hace interrelacionar a protagonistas de libros  anteriores  con  los  nuevos  y  con  los  que  han  de  venir.  Cómo  va  preparando  y  abonando  el  terreno  en  cada  historia  para  la  siguiente  y  cómo  es  capaz  de conseguir que te intereses por personajes que a  priori  no  parecen  importantes.  Y  sus  finales  son…  (creo  que  la  mejor  manera  de  describirlos)  IMPOSIBLES e INCREÍBLES. Ahí lo dejo.  Algo gordo se está cociendo en la cabeza de Kenyon  y  espero  que  sepa  hacer  estallar  los  fuegos  artificiales que intuyo está preparando porque tiene  una  montada…  que  ni  os  cuento.  Con  cada  libro  está  consiguiendo  que  Nick  Gautier  (que  ha  convertido en  algo que no voy a revelar porque  os  lo  reviento)  adquiera  una  importancia  extrema.  Si  ya  nos  dejó  maravillada  con  la  historia  de  Ash  espero que con Nick no nos defraude pero también  añadiré que estoy deseando, necesitando y rezando  para que llegue a España la traducción de los libros  de su historia. ¿Alguna editorial se atreverá a lanzar  estas  novelas  supuestamente  juvenil?  Yo  así  lo  espero como también espero que no tarden mucho  en hacerlo…   Crítica: Loli Díaz 

77 RománTica'S


Tyler Murphy se ve empujado a los brazos de Delaney, la esposa de su compañero en  el departamento de policía de Los Ángeles, después de que éste recibiera un disparo.  En  una  noche  de  borrachera,  y  tras  una  proposición  sorprendente,  Delaney  y  Tyler  terminan  haciendo  el  amor  de  una  forma  desenfrenada  que  nunca  antes  habían  conocido. Sin embargo, para evitar que el matrimonio de sus mejores amigos acabe en  ruptura, Tyler tiene que marcharse y dejar atrás a la mujer que ha comenzado a amar.  Dos  años  después,  Tyler  sigue  sin  poder  olvidar  a  Delaney  a  pesar  de  sus  muchas  amantes.  De  repente  se  encuentra  la  mujer  que  ama  en  la  puerta  de  su  casa  con  un  hijo  desconocido  en  los  brazos,  explicándole  que  debido  a  una  investigación  periodística un asesino ha intentado matarla en dos ocasiones.  Tyler sabe que se está ante la  oportunidad  de  su vida y que  debe aprovecharla para  conquistar  su  corazón.  Pero  antes  tendrá  que  superar  dos  peligros:  el  asesino  que  persigue a Delaney y la culpa que les corroe el corazón.   

—Sí, ahora es mucho peor. Seth podría perderte para el resto de su vida. Yo podría perderte para siempre en lugar de por dos años. No va a ocurrir, ángel. La última vez te hice caso, pero ahora será a mi manera.

había llevado  a  toparse  con  un  entramado  de  drogas  cuyos  implicados  amenazaban  ahora  su  vida.  Pero  Tayler  no  la  iba  a  dejarla  escapar  por  segunda vez, aunque su vida dependiese de ello. 

¿Qué debe  hacer  un  hombre  cuando  su  hijo  y  la  mujer  que  ama  están  en  peligro?  Tayler  lo  tiene  claro: ayudarlos aun en contra de lo predispuesto  por Delaney, la madre de su hijo y la mujer de la  que hace dos años se alejó creyendo que sería lo  mejor  para  ella.  Ahora  sabe  que  estaba  equivocado  y  no  va  a  permitir  que  vuelva  a  suceder de nuevo. Diga ella lo que diga. 

Nos encontramos  antes  la  sexta  entrega  de  la  serie  «Guardaespaldas»,  una  serie  que  debo  confesar  siempre  me  ha  tirado  un  poco  para  atrás. Me gusta la erótica, sí, pero lo cierto es que  determinadas prácticas como el BDSM, el  bondage  o  los  tríos  no  son  del  todo  de  mi  agrado,  sobre  todo  cuando  parece  que  la  protagonista  está  obligada ello. Eso de «te voy a enseñar lo que es  bueno», como sucede a menudo en este tipo de  novelas, «porque tú no sabes lo que quieres» no  va  demasiado  conmigo.  Pero  aun  así,  animada  por  su  argumento,  decidí  arriesgarme  y  sumergirme en su lectura. 

Tayler cometió  el  error,  o  al  menos  eso  creía  él,  de hacer el amor con la mujer de su mejor amigo  y  compañero  a  petición  de  éste.  Eric  había  sido  disparado en un tiroteo producido en una de sus  intervenciones  policiales.  Imposibilitado  en  una  silla, sin poder mantener relaciones sexuales con  su mujer, Eric le pidió que se acostara con ella. Él  se conformaba con mirar y excitarse viendo cómo  lo  hacían.  Pero  ninguno  imaginó  que  aquello  lo  cambiaría todo.  Eric  vio  en  la  cara  de  su  mujer  algo  más  que  deseo  sexual  por  su  amigo  y  Tayler  maldijo  la  hora en que pudo probarla pero no quedarse con  ella  para  el  resto  de  sus  días.  Y  Delaney,  bueno,  simplemente  había  descubierto  que  Tayler  despertaba  en  ella  sentimientos  y  sensaciones  que  su  marido  jamás  le  había  inspirado  durante  los años que llevaban casados. Pero había más…  Dos años después, Delaney se presentaba en casa  de Tayler con su hijo en los brazos. Necesitaba su  ayuda.  Ella  y  el  niño  corrían  peligro,  y  él  era  el  único que podía ayudarla. No le pedía nada, sólo  que se quedara con Seth unos días, mientras ella  terminaba la investigación que como periodista la 

RománTica'S 78

Shayla Black  consiguió  quitarme  todos  los  prejuicios  con  las  primeras  escenas,  en  ellas  somos  testigos  de  la  camaradería  de  Tayler  con  sus  amigos  y  las  esposas  de  estos,  que  tienen  la  ocurrencia  de  ponerle  el  apodo  de  Cockzilla,  no  me  imagino  yo  el  porqué,  jajaja.  También  presenciamos  los  primeros  momentos  de  Tayler  con  su  hijo  Seth,  un  niño  monísimo  vestido  con  un  pijama  de  Spiderman  que  haría  que  a  cualquiera se le cayese la baba.   Y  por  supuesto  asistimos  al  encuentro  de  los  protagonistas,  un  encuentro  que  cimentará  el  romance  entre  la  pareja.  Tayler  es  un  ligón  empedernido  que  causa  estragos  entre  las  mujeres,  lo  que  más  de  una  vez  ha  provocado  una  pelea  de  gastas.  Ante  un  hombre  seductor,  que  utiliza  todas  sus  armas  para  conseguir  a  la  mujer  que  quiere,  ¿quién  puede  resistirse?  Delaney  le  pide  que  le  de  tiempo,  que  cuando 


todo se solucione hablarán sobre su futuro y el de  su hijo.  

Pero Tayler  no  está  dispuesto  a  darle  tregua  y  quiere su rendición total. Y mientras se enfrentan  a las pretensiones de unos mafiosos que quieren  impedir  que  la  investigación  de  Delaney  saque  sus  trapicheos  a  la  luz,  Tayler  seduce  a  su  chica  con sus palabras, con sus acciones, e incluso con  sus  silencios.  Es  innegable  que  entre  ellos  existe  una  pasión  irrefrenable  difícil  de  olvidar,  un  deseo  que,  pese  a  quien  pese,  se  manifiesta  incluso en sus miradas.   Y sobre esto voy a hacer un spoiler y creo que de  los  gordos,  así  que  quizás  sería  mejor  que  miraseis  para  otro  lado…  Sabéis  que  normalmente la escena final es la que tiene más  impacto  en  las  novelas:  se  desvela  quién  es  el  asesino,  las  parejas  se  reconcilian,  el  héroe  o  heroína  consigue  aquello  que  desea…  Pues  bien,  cuando  yo  debía  estar  pendiente  de  los  que  sucedía  con  los  mafiosos,  aun  estaba  pensando  en la escenita que ocurre varios capítulos antes y  que por poco me deja traumatizada de por vida.   Y ¿por qué? Porque Eric, el ex marido de Delaney,  decide vengarse de Tyler en un arrebato de furia.  Él no puso soportar ver cómo su mejor amigo y su  mujer  se  entregaban  el  uno  al  otro  cuando  hicieron  el  amor,  aun  siendo  petición  suya,  así  que  ¿qué  mejor  manera  de  vengarse  de  Tayler  que  hacerle  sentir  lo  mismo?  Aunque  en  esta  ocasión  habría  una  diferencia  y  es  que  Delaney  no  estaba  dispuesta  a  ello.  ¿Lo  vais  pillando?  Pues  conforme  la  escena  avanza  a  mi  se  me  abrían  cada  vez  más  los  ojos…  No,  no,  no,  ¡no  puede  ser!  En  mi  fuero  interno  le  gritaba  a  la  autora:  ¡No  me  hagas  esto!  ¿Qué  pasó?  Pues  leeros el libro que no tengo ganas de pasar el mal  rato sola…  «Mía  para  siempre»  es  una  ardiente  novela  erótica con mucho romance, suspense y un toque  de humor. Diálogos ingeniosos, escenas llenas de  tensión,  encuentros  apasionados  desbordantes  de sensualidad… Una historia de alto voltaje que  recomiendo  especialmente  que  aun  no  hayan  leído  nada  de  esta  serie  y  sean  reticentes  como  yo  al  principio.  Chicas,  no  podéis  quedaros  sin  conocer a Tayler, este chico «donde pone el ojo,  pone la bala».  Crítica: Ana Mª Benítez 

79 RománTica'S


Érase una vez un apuesto y encantador marqués que trataba de encontrar  el  amor verdadero. Un día se topa con una hermosa dama que le roba el corazón,  aunque ella está decidida a esquivarlo a toda costa. Pero pensó que tal vez, la  manera  de  conquistar  a  esa  extraña  Cenicienta  sea  convirtiéndose  en  su  príncipe azul...  Durante  la  celebración  de  un  baile,  Ashton  Wilde  descubre  a  la  hermosa  Maura  Collyer  en  una  situación  comprometida  con  lord  Deering.  Maura  le  explica las razones que la han llevado a ello, y Ashton se ofrece a ayudarla, ya  que lo único que quiere la joven es recuperar su preciado caballo, del que su  madrastra se apropió y vendió a lord Deering para saldar sus deudas.  Ash  y  Maura  se  verán  envueltos  en  una  aventura  tan  peligrosa  como  apasionada, aunque ella no puede dejar de pensar que su príncipe no es más  que  un  farsante  que  sigue  representando  su  papel  en  un  bonito  cuento  de  hadas.   

«Érase una vez un apuesto y encantador marqués que trataba de encontrar el amor verdadero. Un día se topa con una hermosa dama que le roba el corazón, aunque ella está decidida a esquivarlo a toda costa. Pero pensó que tal vez, la manera de conquistar a esa extraña Cenicienta era convirtiéndose en su príncipe azul...» Cuando comencé  a  leer  esta  novela  lo  hice  sin  ninguna  predisposición  de  que  fuese  a  gustarme  o  a  no  gustarme.  Lo  cierto  es  que  no  sabía  muy  bien qué me iba a encontrar en el interior de sus  páginas. Nicole Jordan no es una de esas autoras  que  estés  deseando  (al  menos  en  mi  caso)  leer  con  todas  tus  ganas.  Es  entretenida,  sí.  Tiene  escenas subiditas de tono, también es cierto pero  sus  personajes  como  que  no  son  de  ésos  que  te  calan  profundamente.  Sus  historias  son  para  mí  como  un  trago  de  zumo  dulzón  que  paladeas  mientras  dura  la  lectura  pero  que  no  te  deja  un  sabor  permanente  en  la  memoria.  Son  tramas  simples  (salvo  excepciones)  y  que  te  sirven  para  pasar  una  tarde  relajada.  Sabes  que  con  ella  no  vas a sufrir en exceso (lo cual es de agradecer) y  también  sabes  que  no  te  va  a  defraudar  porque  estás  acostumbrada  a  que  sus  novelas  sean  lo  que son.  Con «La princesa azul» ocurre eso mismo. Es una  historia  plagada  de  encanto,  con  un  par  de  escenas  muy  subidas  pero  nada  soeces  pero  también  he  de  decir  que  me  han  gustado  las  féminas que aparecen en ella. Y me han gustado  mucho.  Si  la  protagonista,  Maura,  derrocha  ese  espíritu  peleón  que  no  da  nada  por  perdido  y  cree  en  la  justicia  (tomada  por  su  mano  en  ocasiones) la prima de Ash, Skye, es el candor en  sí mismo y la hermana, Kate, la que ha puesto la  nota sorpresiva a la novela.  

RománTica'S 80

¡Caray! Vaya  personaje  nos  ha  regalado  Jordan  con  ella.  En  serio.  Estoy  deseando  que  llegue  su  historia.  Veréis  es  Kate  precisamente  la  que  va  a  poner  a  todos los miembros de su familia en jaque, es ella  la instigadora y casamentera de la serie. Es ella la  que ha asignado a cada uno de sus parientes una  historia  de  amor  y  los  ha  convertido  en  unos  amantes de leyenda.  Si  Maura  es  la  Cenicienta,  obviamente  Ash  es  su  príncipe  azul  pero  no  esperéis  un  zapatito  de  cristal… en esta historia, Ash le ofrece otra cosa al  final ¿Qué os estaréis preguntando? Aquí muevo  la  cabeza  de  un  lado  a  otro  porque  no  pienso  decíroslo  pero  original  lo  es  un  rato,  os  lo  prometo. 

—Bien, tal vez su familia esté acostumbrada a imitar a los amantes legendarios de los cuentos de hadas, pero la mía no. La misma idea de ser Cenicienta es absurda. No me parezco en nada a la muchacha del cuento de Perrault. Mi madrastra nunca me ha obligado a vivir entre cenizas ni me ha enviado a un fío desván, y mis hermanastras son dulces y adorables. Y lo más importante es que, desde luego, no necesito ni deseo que acuda un príncipe a rescatarme. Lo cual, dicho sea de paso, es muy pero que muy  cierto…  Pero  ahora  que  no  me  «escucha»  nadie  os  contaré  varios  secretos  del  por  qué  me  ha  gustado  esta  novela  de  Jordan.  No  me  había  gustado tanto una historia de ella desde que me  leí «Amar a un caballero» por razones que ahora  no voy a sacar porque  estamos hablando de «La  princesa  azul»  y  no  de  ésa…  Veréis.  Ya  os  he  dicho que el personaje secundario de Kate me ha 


encantado, que  estoy  deseando  que  llegue  su  historia,  que  ella  misma  se  autodefine  como  la  fierecilla  de  Shakespeare,  etc.  Pero  lo  que  no  os  he  dicho  es  que  la  chica  es  una  damisela  de  lo  más inusual y cuando llegué a ciertas escenas, os  juro que los ojos casi se me salen de las órbitas y  la carcajada que solté resonó en toda la casa. Esta  chica tiene unas ideas de lo más graciosa, sí, pero  sus  ocurrencias  son  aún  mejores.  Os  juro  que  nada  me  había  preparado  para  la  escena  que  comparte  con  Maura,  con  una  bolsita  de  terciopelo y la conversación que fragua su autora  entre ambas. 

     

Pensaba que  en  la  romántica  ya  nada  podría  sorprenderme  pues  bien…  ¡nueva  equivocación!  Nada como esa conversación para sacarme de mi  error. No os la digo pero reseño la página a la que  hago  referencia:  página  232  de  la  edición  en  papel. Especifico esto por si alguien adquiere o ha  adquirido el eBook.  Pero es que  siguiendo en esta tónica  de escenas  que  te  dejan  con  la  boca  abierta  encontramos  poco  más  adelante  otra  donde  la  proposición  realizada  me  costó  otra  carcajada.  Solo  imaginarme  la  cara  de  estupefacción  que  debió  ponérsele  a  nuestro  protagonista  tras  ser  obsequiado  con  semejante  propuesta…  ¡Maura,  chica,  un  poco  de  comedimiento!  Que  no  se  puede  ir  por  ahí  soltando  a  bocajarro  semejante  cosa  sin  aplicar  paños  calientes;  que  a  Ash  poco  más  y  le  da  un  síncope  y  yo  por  poco  y  me  atraganto  con  las  patatas  fritas  que  me  estaba  comiendo en esos momentos.  De  todos  modos  es  sorprendente  la  forma  en  la  que  siempre  se  resuelve  todo  en  una  novela  romántica ¿no creéis?    Que  la  chica  es  pobre…  ¡le  encontramos  un  prometido millonario que pague las facturas  de sus vestidos, o las de sus hermanas...!    Que  provienen  de  una  familia  marcada  por  el escándalo… ¡No importa! Siempre  hay un  roto para un descosido.   El  final,  obviamente,  previsible;  como  todas.  Vamos  que  la  chica  va  a  tener  su  final  y  el  protagonista va a conseguir.  Crítica: Loli Díaz

81 RománTica'S


Mari Sinclair,  una  mujer  de  exótica  belleza  que  ha  crecido  en  el  corazón  del  misterioso  Oriente,  decide  que  ha  llegado  la  hora  de  dejar  de  trabajar  como  espía británica cuando escapa por los pelos a un atentado contra su vida. Por  desgracia,  hay  personas  que  no  son  de  la  misma  idea  y  están  dispuestas  a  utilizar incluso el chantaje con tal de que no abandone.  Así  pues,  Mari  tiene  que  cargar  con  un  guardaespaldas  obsesionado  con  el  deber,  y  él  debe  asegurarse  de  que  ella  complete  y  sobreviva  a  una  última  misión.  El  comandante  Bennett  Prestwood  es  demasiado  abnegado  en  su  trabajo, demasiado inflexible y demasiado atractivo. Los oscuros secretos y las  mortíferas traiciones que acechan  a  Mari se irán  revelando poco  a poco,  y el  leal  militar  se  dará  cuenta  de  que,  para  salvar  a  esa  extraordinaria  mujer  y  ganar  su  amor,  tendrá  que  hacer  algo  impensable  para  él:  romper  las  reglas,  unas  reglas  que  el  amor  y  el  deseo  cambiarán  de  forma  tan  repentina  como  irrevocable.  —Lo leí en un libro. —¿Un libro? ¿Qué libro?

mantener su  conciencia  tranquila  y  su  honor  intactos. 

Pues sí, lo leyó en un libro… ¡Y qué libro! ¡La leche!  Pero ya llegaremos a ese instante. 

A Bennet  podríamos  catalogarlo  dentro  del  grupo  de los protectores. Y lo es al máximo. Además el tío  tiene un olfato que nadie puede dársela con queso.  Ni  siquiera  alguien  tan  versada  en  el  arte  del  despiste como Mari. 

Éste es el debut en España de Anna Randol y lo que  más  me  ha  atraído  de  esta  novela  es  su  ambientación  histórica.  ¡Gracias  a  Dios!  ¡Otra  que  se  aleja  de  los  fastuosos  salones  de  baile  londinenses!  (Como  diríamos  en  Andalucía)  ¡Qué  jartura!  Es  como  si  no  hubiesen  existido  otros  momentos  históricos  en  la  historia  de  la  humanidad.   Durante  algunos  años  las  editoriales  nos  bombardearon  con  este  período,  el  XIX  inglés.  Gracias  a  todos  los  dioses,  santos  o  meigas  (según  en  lo  que  creías,  que  yo  ahí  no  me  meto)  que  comienza  a  haber  movimientos  en  este  sentido.  Si  hace  un  par  de  años  re‐descubrimos  el  Far-West…  poco  a  poco  hemos  ido  encontrándonos  en  el  mercado  literario  con  el  medievo  español,  las  Highlands  del  XVII  o  el  XVIII…  o  incluso  momentos  más  alejados  ahora  en  el  futuro.  Es  de  agradecer,  no digáis que no.  No  sé  a  vosotras  pero  a  mí  me  gusta  viajar.  Viajar  por  parajes  que  no  conozca,  viajar  a  través  de  las  palabras de autoras como Anna y descubrir lugares  tan  exóticos  como  la  Constantinopla  de  principios  del  XIX.  Un  lugar  cargado  de  aromas  a  especias  y  tan  cálidos  como  el  sol  que  la  baña  durante  gran  parte  del  año.  Edificios  grandiosos  y  culturas  muy  diferentes  a  la  nuestra.  Pero  si  además  estos  lugares  maravillosos  viene  acompañado  de  una  historia  de  amor  un  poco  diferente  a  lo  que  estamos acostumbrados… ¡pues mejor que mejor! Y  eso  es  lo  que  vamos  a  encontrar  en  la  novela  de  Randol.  Personajes  cálidos  y  bien  plantados  además  de  consecuentes  con  sus  ideales.  Protagonistas  capaces  de  enfrentarse  a  cualquier  cosa  con  tal  de 

RománTica'S 82

Ella es  encantadora,  tiene  un  halo  de  ésos  de  inocencia y a la vez de empatía que me ha gustado  mucho. Es capaz de ponerse en el lugar de los que  están subyugados o supeditados a un régimen que  no  han  escogido.  Es  fuerte,  es  valerosa  y  es  intrépida. Y es una excelente pintora. Este rasgo ha  sido  uno  de  los  que  más  me  han  llamado  la  atención.  Tal  y  como  describe  Bennet  (o  Anna  Randol) sus pinturas, sus dibujos piensas que deben  ser geniales e impresionantes y para una servidora,  que tiene dos manos izquierdas en cuanto a dibujo  se refiere, no dejo de apreciar esta gracia, este don  (llamadlo  como  queráis)    en  quien  la  posee.  Me  imaginaba  la  mariposa  que  describe  y  casi  podía  tocar sus alas…  Ha habido muy buenos momentos a lo largo de esta  historia  y  si  tuviese  que  quedarme  con  alguno  me  quedaría  con  el  enfrentamiento  entre  Bennet  y  Reginald,  el  padre  de  Mari.  Esta  escena  es  el  indicativo  perfecto  de  la  naturaleza  de  Bennet,  de  su  afán  proteccionista  hacia  Mari  y  hacia  quien  él  piensa  que  debe  proteger  o  está  bajo  su  cuidado.  No tolera los malos tratos y se ciega de tal manera  ante  una  situación  mínimamente  parecida  que  no  ve el contexto de la situación…  También  he  disfrutado  mucho  de  sus  personajes  secundarios. ¡Ojo he disfrutado de ellos, que no con  ellos! Porque con algunos he podido sufrir bastante.  He sufrido por el padre de ella y su adicción al opio.  He sufrido por Achilla y su amor no correspondido y  he  sufrido  por  Nathan  y  su  amor  perdido.  Y  hablando  de  Nathan,  me  ha  gustado  mucho  este 


personaje. Es  de  esos  personajes  que,  sin  tener  un  papel  de  primera  línea  en  la  historia  juega  uno  importante  en  la  vida  de  la  protagonista.  Es  intuitivo,  amable,  generoso  y  cariñoso  con  ella.  Sabe  muy  bien  cómo  es  y  conoce  sus  debilidades  además  es  el  primero  en  darse  cuenta  del  cambio  sentimental  que  empieza  a  gestarse  en  Mari  (ese  momento contiene un diálogo ingenioso y un poco  atípico).  

—Lo sé tus expectativas son extremadamente bajas. Nunca confías en nadie. Finges que haces, pero, en realidad, solo les estás dando tiempo para que te fallen. Después te aferras a cualquier fallo como prueba de que tenías razón al no confía en ellos. El personaje  de  Achilla  es  el  que  me  ha  hecho  sonreír  en  algunas  ocasiones.  Pese  a  su  amor  no  correspondido  es  capaz  de  ser  abierta  y  perspicaz.  Las  conversaciones  «picantes»  con  Mari  son  de  lo  mejor de la novela. Estad atentas a ellas.  Además  me  he  encontrado  con  una  situación  que,  en  serio,  me  ha  resultado  un  poco  chocante.  Imaginaos  por  un  momento  la  misma:  Una  mazmorra a oscuras y sucia y maloliente, la espada  de  Damocles  sobre  la  cabeza  de  ambos  (Mari  y  Bennet)  porque  les  han  «pescado»  en  un  lugar  donde  no  debían  haber  estado.  En  pocas  horas  vendrán  para  torturarlos  y  ¿qué  hacer?  ¡Pues  vamos  a  mantener  relaciones  sexuales!  No  sabía  muy bien si echarme a reír en ese momento por lo  absurdo  del  momento  o  bien  darme  de  cabezazos  porque  un suelo (vete a saber en  qué condiciones)  va a ser el tálamo de una mujer… Creo que tan solo  en otra ocasión me he encontrado con otro sitio tan  inusual como éste: un ataúd. Sí, chicas, lo que leéis.  Un  ataúd.  Ahí  es  donde  mantienen  relaciones  sexuales  Fort  y  Elfled  en  «Atrevida»  una  novela  de  los Malloren de Jo Beverley. ¿Recordáis?  Pero  aparte  de  esto,  la  novela  «El  beso  de  una  espía»  tiene  elementos  suficientes  para  mantener  al  lector  entretenido  durante  unas  cuantas  horas  con una historia de amor dulce y amena, una trama  política‐suspense  un  poco  caótica  que  tal  y  como  van  desarrollándose  los  acontecimientos  bien  puedes prever quién está detrás de todo el tinglado.  Y la encrucijada de una mujer cuando se encuentra  dividida por lealtades enfrentadas.  Ah, otra cosa, os desvelo el misterio del principio… 

—¿Qué libro? —Un antiguo texto indio —¿El Kama Sutra? ¿Has leído el Kama Sutra? —¿Has oído hablar de él? Yo lo estudié en sánscrito.  Crítica: Loli Díaz   

83 RománTica'S


Nicholas Parrish  no  tenía  intención  de  casarse  y  menos  con  Pru,  pese  a  que  sea  encantadora,  agradable,  e  incluso  podría  considerársela  guapa  (pasando  por  alto  el  castaño  claro  de  su  cabello  y  sus  espantosas  gafas).  Además  es  una  concienzuda  empleada de El gabinete de las damas de moda, la revista que Nicholas y su hermana  dirigen desde casa.   Pero  cuando  una  noche  Pru  se  queda  dormida  sobre  su  escritorio  en  la  casa  de  Nicholas,  el  padre  de  esta  exige  una  reparación.  Nicholas,  como  es  un  caballero,  conviene  en  hacer  lo  correcto.  Y  aunque  jamás  se  le  hubiese  ocurrido  unirse  a  Prudence,  debe  admitir  que  empieza  a  descubrir  en  ella  un  lado  enigmático  y  sugerente que lo atrae.   

—Pru es una mujer muy dulce, pero… no es lo que tenía en mente como mi futura esposa. Ella no es el tipo de mujer que imaginé estrechando en mis brazos por las noches. ¡Maldita sea! Me siento como si… —¿Cómo? —Como si me hubieran engañado. Desde luego,  estas  palabras  serían  suficientes  para  hundir  la  autoestima  de  cualquier  mujer,  si  ésta  no  estuviese  ya  a  la  altura  del  suelo,  como  sucede  en  el  caso  de  Prudence.  Menos  mal  que  ella  no  las  llega  a  oír…  Pero  pronto  Nicholas  se  arrepentirá  haber  pronunciado  estas  palabras,  aunque mejor os pongo en antecedentes.  Hacía más de cuatro años que Prudence conocía  a  Nicholas,  los  mismos  años  que  llevaba  enamorada  de  su  amigo  y  compañero  de  «El  gabinete de las damas», la revista que Nicholas y  su  hermana  Edwina  dirigían  desde  casa  y  de  la  que  Prudence  estaba  a  cargo  temporalmente,  pues Edwina se había marchado de luna de miel,  como  es  lo  normal  en  cualquier  recién  casada.  Prudence no tenía ni la más remota esperanza de  que Nicholas se fijara en ella, pero el destino iba  a  serle  propicio,  o  quizás  a  jugarle  una  mala  pasada. Todo depende como se mire.  Tras  una  noche  de  juerga,  Nicholas  no  estaba  para recibir visitas. Pero sus invitados, el padre y  los  hermanos  de  Prudence,  no  estaban  dispuestos  a  marcharse  sin  una  explicación  y  reparación  de  su  parte  por  lo  sucedido.  Para  su  sorpresa,  resultaba  que  Prudence  se  había  quedado  dormida  en  el  despacho  que  servía  las  veces  de  centro  operativo  para  la  revista.  Naturalmente,  su  desaparición  había  alertado  a  toda  su  familia,  una  larga  familia  aristocrática  además, que la había buscando durante la noche  para recalar en su casa esa mañana. 

RománTica'S 84

Desgraciadamente para Nicholas, la cosa no tenía  solución: el daño para Prudence sería irreparable  si  no  se  casaba  con  ella  y,  a  pesar  de  no  ser  la  mujer  con  la  que  hubiera  elegido  compartir  su  vida, apreciaba demasiado a su amiga demasiado  para hacerle tal daño. Una heroicidad que pesará  como  una  losa  sobre  los  hombros  de  Prudence  por  haber  puesto  a  Nicholas  en  semejante  situación…  «El caballero y las damas» es el broche final de la  trilogía  «El  gabinete  de  las  damas»  de  Candice  Hern.  Una  serie  que  además  de  brindarnos  tres  hermosos  romances  nos  ha  mostrado  el  trabajo  que  hay  detrás  de  una  publicación,  aunque  sus  articulistas  y  colaboradores  fuera  un  tanto  especiales,  jejeje.  Algunas  de  las  escenas  vividas  en  esta  serie  me  ha  recordado  a  la  labor  que  se  efectúa en esta misma revista: entrevistas que no  llegan,  artículos  que  ilustrar,  imágenes  que  montar, secciones que maquetar; la estresante y  laboriosa  trastienda  de  una  publicación,  en  este  caso  bimestral,  que  proporciona  enormes  satisfacciones  cuando  el  trabajo  está  realizado  y  comienzas a pensar en nuevos contenidos para el  próximo número.  Un  trabajo,  el  de  edición  y  coordinación,  para  el  que  hay  que  tener  una  pasta  especial.  Algo  que  indudablemente nuestra heroína posee, pero por  muy  inteligente  que  sea  y  muchos  valores  que  tenga,  pues  de  eso  ella  es  consciente,  sabe  que  no  tiene  el  carisma  ni  la  belleza  que  haría  falta  para atraer a Nicholas. Aunque daría todo lo que  fuera por una mirada suya…  Irónicamente,  Nicholas  verá  sus  pensamientos  reflejados  en  boca  de  varios  miembros  de  la  familia de Prudence. En la presentación oficial de  la  pareja  a  la  familia  Armitage,  una  reunión  casi  multitudinaria  a  la  que  asisten  varios  tíos  y 


multitud de primos, entre otros, Nicholas se verá  obligado  a  defender  a  su  esposa  ante  las  «condolencias»  de  los  hombres  que  la  catalogan  de poquita cosa y las maliciosas felicitaciones de  las mujeres por haber conseguido cazarlo. A más  de una arpía le hubiera igualado yo las puntas si  hubiese tenido la oportunidad. 

Pero optando  por  un  plan  más  políticamente  correcto, Nicholas se muestra enamorado de ella  para acallar las lenguas viperinas que les rodean.  No es de extrañar que Prudence se crea el patito  feo en una familia de cisnes, todos guapos, ricos y  aristocráticos.  ¡Vaya  víboras!  Pero  la  actitud  de  estos logrará efectuar el milagro en Nicholas, que  comenzará  a  ver  con  otros  ojos  a  su  esposa,  descubriendo  cosas  que  le  harán  comprender  que Prudence es una mujer muy especial.  He  disfrutado  enormemente  con  la  historia  de  amor  de  esta  pareja;  Prudence  abandonará  su  actitud  de  mujer  invisible  con  la  única  intención  de hacer que Nicholas se fije en ella, y lo hará con  la  ayuda  de  una  hada  madrina  que  proporciona  muy  buenos  consejos,  ¡anda  que  no!  Por  su  parte,  Nicholas  se  erigirá  en  protector  de  su  esposa:  ya  está  bien  que  los  demás  la  menosprecien y la traten como si fuese la criada  de nadie. ¡Hasta ahí podíamos llegar! Las iniciales  reticencias  de  Nicholas  irán  cayendo  para  entregarse de pleno a su matrimonio; su partener  le demostrará que no sólo puede ser una socia en  los negocios, sino una compañera en todos y cada  uno de los sentidos de la vida.  En  definitiva,  «El  caballero  y  las  damas»  es  una  dulce historia de amor a segunda vista con la que  te  reirás  y  emocionarás  sin  lugar  a  duda.  El  romance  entre  Nicholas  y  Prudence  no  se  caracteriza  por  una  pasión  arrolladora,  sino  por  un  amor  de  los  que  calan  poco  a  poco  y  se  agarran al corazón para no soltarse nunca jamás.  Un  amor  nacido  de  unas  circunstancias  forzosas  que logró que dos almas errantes se encontraran  la  una  a  la  otra.  Y  para  que  seáis  testigos  del  cambio  obrado  en  sus  protagonistas,  os  dejo  estas palabras de nuestro ahora marido devoto: 

—No te habría elegido como esposa, pero la fortuna me ha sonreído inmerecidamente y me ha dado por esposa a una mujer más valiosa y perfecta que cualquier otra que hubiera podido encontrar, aunque hubiera buscado en el mundo entero. Crítica: Ana Mª Benítez

85 RománTica'S


La peluquera  Janie,  soltera  a  sus  treinta  y  tantos,  es  blanco  de  comentarios de clientas y amistades.   Tras demasiadas noches con su gato, una desastrosa cita a ciegas y  recibir la noticia de que su ex novio va a contraer matrimonio, se  da cuenta de que tiene que hacer algo radical con su vida.   ¡Ya es hora de aventuras! Así que dejando atrás el invierno, Janie  se marcha a África, donde conocerá a Dominic, un guerrero Masai  del que se enamorará perdidamente.  Pero las cosas no serán siempre tan buenas como parecen en un  primer  momento  y  su  relación  no  será  tan  fácil  como  se  pudiese  esperar.  —Los guerreros masis no comen, Janie a Secas. Nos alimentamos de una dieta tradicional que consiste únicamente en leche fermentada y mezclada con la sangre de nuestro ganado. Bebo eso a las seis y media de la mañana y de nuevo por la tarde. Hace que nuestros cuerpos estén más fuertes. La  verdad,  sea  dicha,  tras  leer  ese  párrafo  casi  me  dieron  ganas  de  vomitar…  ¿Leche  fermentada  mezclada con sangre? Puaj, ¡qué asquerosidad! ¿En  serio alguien se puede tomar eso en ayunas? Es casi  como volver a ver a Rocky Balboa ante el batido de  huevos  cuando  tenía  que  salir  a  correr  de  madrugada como entrenamiento para enfrentarse a  Apollo Creed. Ninguna de las dos dietas creo que un  ciudadano de a pie se la tome muy a menudo, ¿qué  pensáis?  Pero  dejando  esto  de  lado  he  de  deciros  que  esta  novela de Carole Matthews me ha gustado mucho y  si ha sido así es por varios motivos.   Para  empezar  la  historia  es  diferente  a  lo  que  me  esperaba.  Cierto  que  la  sinopsis  decía  que  era  un  guerrero masai el protagonista pero me esperaba a  algún  caucásico  que  por  arte  de  birlibirloque  se  había criado con ellos; para nada me esperaba a un  gigante de ébano… pero eso es precisamente lo que  me encontré. Un guerrero de dos metros con la piel  tan  oscura  como  la  obsidiana  y  sonrisa  deslumbrante.  Un  hombre  cuya  alma  es  del  color  opuesto  al  de  su  piel.  Un  hombre  con  unos  sentimientos  puros  e  imposibles  de  describir  en  unas  pocas  líneas.  En  serio,  en  dos  palabras,  me  cautivó.   Me  cautivó  tanto  como  lo  hizo  Mike,  el  vecino  de  Janie. Ambos hombres lograrán crearte un conflicto  emocional  porque  cada  uno  es  descriptible  como  hombres  hechos  y  derechos  de  los  que  sería  fácil,  muy  fácil,  enamorarte…  si  tuvieses  la  oportunidad  de tropezarte con alguno de ellos. 

RománTica'S 86

Mike es como una roca firme, alguien que siempre  está  ahí  para  Janie.  Que  no  duda  en  poner  en  sus  manos el dinero que necesita aunque eso signifique  perder la oportunidad de pasar el resto de sus días  con ella.  Dominic,  nuestro  guerrero  masai,  tiene  un  sentido  muy  elevado  de  lo  que  es  el  honor.  Desde  el  momento  en  que  se  conocen  los  sentimientos  de  ambos  son  claros  y  cristalinos,  el  amor  que  se  profesan  es  puro  e  indisoluble  y,  pese  a  todas  las  diferencias  que  existen  entre  ellos  (culturales,  étnicas,  sociales…),  sabes  que  están  hechos  el  uno  para la otra y que el destino les tiene que brindar su  oportunidad de felicidad.  Me  ha  gustado  mucha  esta  novela  porque  es  un  canto  a  la  esperanza  de  que  el  amor  verdadero  existe,  me  ha  gustado  además  porque  no  importa  que  el  hombre  que  te  está  destinado  puede  estar  en dónde menos te lo esperas y me ha gustado aún  más porque Carole Matthews ha sido muy valiente  en  retratar  la  historia  de  amor  de  Janie  y  Dominic  de una manera abierta y sencilla.  Los personajes de la historia son estupendos. Están  bien  definidos  y  cada  uno  aporta  algo  al  lector.  Su  autora me ha hecho emocionarme con todos y cada  uno de ellos. Con Mike por su amor desinteresado.  Con  Dominic  por  su  elevado  sentido  de  la  honestidad y con Janie por su fan de lucha y por no  rendirse cuando las cosas se tuercen más de lo que  debieran.  No debe ser nada fácil enfrentarse a las críticas y al  escarnio.  No  debe  ser  fácil  afrontar  unos  sentimientos  que  nadie  entiende  y  de  entrada  no  comprenden  pero  ahí  está  Janie  para  demostrar  que el amor lo puede todo.  Janie es alguien que no cree en el amor verdadero,  en ese amor que te deja sin sentido y te hace volar  por los aires. Tanto es así que así lo define ella… 


He leído estas novelas sensibleras sobre pasiones que jamás me han rozado. He visto películas románticas y no me puedo identificar con ellas para nada. Jamás se me ha agitado el corazón, ni mis rodillas han flojeado, ni mi apetito me ha abandonado por culpa del amor. Quizás simplemente nos estén vendiendo un mito que nos mantiene al borde del desencanto con los hombres.

Muchas de  nosotras  quizás  pensemos  así,  no  lo  dudo pero habrá mujeres que no estén de acuerdo  porque a ellas sí les ha llegado ese momento en que  el suelo desaparece bajo tus pies cuando te das de  morros con el Definitivo.  Hay  escenas  muy  divertidas  en  este  libro,  pocas,  pero  haberlas  hay  las.  Si  tenéis  la  oportunidad  de  leer  «Envuelta  en  ti»  estad  atentas  al  enfrenta‐ miento  entre  Dominic  y  Lewis  el Imbécil,  creedme  ahí la autora se lució. ¡Por  favor! Solo imaginarla y  me entran ganas de reír nueva‐mente. O en la que  se  relatan  los  enfrentamientos  de  los  dos  estilistas  gays. Me imaginaba la situación y me imaginaba las  palabras  que  Tabatha  les  soltaría  a  estos  dos  por  pelearse  delante  de  las  clientas  del  salón  de  belleza…  La  ambientación  es  otro  punto  a  favor  de  esta  historia.  Te  imaginas  el  poblado  masai,  puedes  percibir mientras lees los agrestes paisajes de África  y el ruido nocturno de las criaturas del desierto para  en  pocos  capítulos  más  adelante  descubrir  un  pueblo y sus gentes que casi parecen (por cómo se  comportan) sacados de los años  50 (aquí me estoy  refiriendo al pueblo inglés de Nashley).  Pero  he  de  deciros  que  la  novela  de  Matthews  ha  sido como un gran tirón de orejas. Si en la novela de  Noelia  Amarillo,  «Quédate  a  mi  lado»,  la  autora  hace  un  llamamiento  al  lector  a  que  «veamos»  realmente  a  los  sin  techo…  En  esta  ocasión  Carole  Matthews  nos  obliga  a  prestar  atención  a  otra  problemática  aún  vigente  y  que  me  ha  hecho  recapacitar  en  el  asunto:  la  convivencia  entre  distintas  razas.  Disculpad  si  no  estáis  de  acuerdo  conmigo pero creo que a nosotros los occidentales  nos  da  miedo  lo  diferente  y  no  terminamos  de  comprenderlo;  quizás  por  eso  muchas  veces  actuamos de forma precipitada y decimos cosas que  no sentimos (como es el caso de Nina, la amiga de  Janie) o terminamos mirando hacia otro lado.   La  novela  de  Matthews  es  de  esas  historias  que  te  aportan  mucho  más  de  lo  que  esperas  además  de  tener  una  historia  de  amor  bastante  diferente  a  lo  que  estamos  acostumbradas  pero  que  yo  recomiendo encarecidamente. 

Crítica: Loli Díaz   

87 RománTica'S


RománTica'S 88


89 RománTica'S


RomรกnTica'S 90


91 RomรกnTica'S


SERENA MILES «LA HEROÍNA DE CAMBERLEIGH»

Entre mis libros favoritos de la  adolescencia,  entre  mis  libros  más  queridos,  entre  los  más  releídos, sin duda hay un lugar  especial  para  El  castillo  de  Camberleigh;  un  libro  que  le  quité  a  mi  madre  para  leer  a  escondidas  y  con  el  cuál  comenzar  a  soñar  es  muy  fácil.  Nada  más  ver  su  portada,  ya  quería  ser  como  su  protago‐ nista,  Serena  Miles:  su  cara 

dulce, su suave melena caoba  (que  lavará  sólo  en  ocasiones  especiales), su corazón de oro  revelado a través de sus gran‐ des  ojos;  pero  al  comenzar  a  ver  todo  lo  que  Serena  pade‐ ce…  comencé  a  tener  mis  dudas sobre si, realmente, me  gustaría  ponerme  en  su  piel.  Aun  así,  me  hizo  vivir  su  his‐ toria.   Serena  Miles  te  atrapa  desde  el  primer  momento  para  que 

Y, sí,  en  ese  punto  la  relación  de  Serena  Miles,  huérfana en busca de su auténtico destino, inocente  institutriz, y su caballero «salvador», Justin Barkham,  podría asemejarse a la famosa y tan en boga relación  que mantienen Anna Steele y Christian en «Cincuenta  sombras de Grey».  Justin, lord de cuerpo de toro, pelo castaño recogido  en una coleta y humor malicioso, es el terrateniente  del  condado  vecino,  amigo  de  la  familia…  de  esa  extraña  y  odiosa  familia  que  acoge  a  Serena  bajo  su  peligroso  techo.  Justin  se  erige  pronto  en  su  protector,  en  su  salvador,  usando  jugarretas  maquiavélicas  para  dejarla  fuera  de  juego  y  que  no  vea más salida que él (atractiva salida, eso sí). 

RománTica'S 92

luches con ella, para que quie‐ ras  entrar  en  el  libro  y  hacer  justicia,  para  que  sufras,  para  que desveles secretos familia‐ res, para que te vistas con sus  fastuosos  vestidos  de  museli‐ na y tafetán, para que te colo‐ ques su camafeo (única perte‐ nencia que le queda de su ma‐ dre),  para  que  pasees  por  un  misterioso  castillo  y  asistas  a  suntuosas  cenas…  y  para  que  seas  violada  y  maltratada  de  mil formas. 


Creedme, en  la  situación  de  Serena,  todas  querríamos correr a abrazarlo, aunque abarcar su  cuerpo  con  los  brazos  se  describe  en  el  libro  como una proeza. Justin, sin llegar a la sodomía,  como en 50 sombras, llega a violar furtivamente a  su  amada  Serena,  a  su  tierna  e  irresistible  protegida, sin que ella llegue a saber que es él el  malhechor  que  está  subiendo  y  rompiendo  ligueros, medias y enaguas, hasta llegar a lo más  profundo  de  su  ser,  quedando  aterrorizada  y  traumatizada,  pero  sintiendo  una  profunda  descarga  dentro  de  sí  que  la  convierte  en  una  verdadera  mujer  (palabras  textuales  de  la  narración).  Acoso  y  derribo  a  una  protagonista  a  la  altura  de  Jane  Eyre.  Se  podría  hablar  de  sodomía  moral.  Justin  usa  toda  clase  de  mañas,  desde su posición de poder.   La  lectora  queda  contrariada,  sin  duda.  Escandalizada por tan seductora inmoralidad.  Y  es  que,  últimamente,  me  he  estado  preguntando:  ¿por  qué  nos  atrae  tanto  esta  dominación  a  las  mujeres  y  luego  nos  quejamos  del  maltrato  y  la  falta  de  alas?  Bien,  creo  que  la  respuesta  es  que  es  una  bonita  fantasía…  pero  solo eso. No funciona bien a efectos prácticos. A  no ser en forma de juego erótico…   La prueba está en que más hombres intervendrán  en la historia para intentar conquistar el corazón  de  Serena,  que  pasará  de  simple  institutriz  a  dama  copiosamente  solicitada  (no  sin  pagar  un  precio).  Habrá  otros  hombres  más  amables,  caballeros  apuestos,  de  buena  familia,  pero  más  blanditos.  La  lectora  también  podría  soñar  con  ellos  perfectamente,  yo,  de  hecho,  soñé.  Pero…  ¿qué nos pasa con los malotes protectores? ¿Qué  instinto  paterno‐filial  despiertan  en  las  mujeres?  Quizá  deseemos  que,  además  de  perfectos  y  musculados  amantes,  sean  nuestro  paraguas  contra las desgracias del mundo.   Justin  Barkham,  sin  duda,  es  un  enorme  paraguas… con una perfecta percha.   Como  adolescente,  quedé  impactada  por  la  rudeza y caballerosidad de Justin, por la valentía  y  entereza  de  Serena,  por  su  capacidad  de  aguante,  por  su  venganza,  por  la  historia,  angustiosa y emocionante, que se forja entorno a  una heroína digna del Olimpo del romance.  Artículo: Carolina Iñesta Quesada  www.carolinainestaquesada.com  

93 RománTica'S


Vob!cboeb!tpopsb!qbsb!uv!opwfmb

Tú te has llevado mi alma sin saber Que ahora vivo encerrado en la cárcel del ayer Porque extraño tu mirada y tu forma de sentir Esta herida me ha enseñado que sin ti no sé vivir. Prisionero del recuerdo sin tu voz Ese día en que te vi en tus ojos me perdí Con estas  palabras  comienza  la  canción  que  este  bimestre  os  traemos. Esta letra pertenece a un grupo muy pero que muy de mi  tierra: Málaga. Los componentes de Plaza Sur son tres: Frank, Salva y  Adri.  Estos  chicos  son  cada  día  más  conocidos  y  hace  unos  días,  oyendo «Y soñé» una de las letras que se incluyen en su disco se me  vino  a  la  memoria  la  novela  de  Katrhyn  Smith  publicada  hace  ya  algunos años, «Aún te lleva en mi corazón».  Como podéis ver por el inicio de la historia contada en apenas  tres  minutos las semejanzas son muchas. En la canción se hace referencia  al amor perdido y jamás olvidado que no es otra cosa que lo que le  ocurre a nuestro protagonista en la novela.   Brahm Ryland ha estado penando durante muchos años por algo que  le  llevó  a  perder  al  amor  de  su  vida.  Eleanor  es  el  amor  nunca  olvidado de nuestro vizconde y día a día, perdido entre borracheras y  amargura  nuestro  protagonista  sueña  con  ese  momento  que  le  permita recuperarla. 

Soñaba con ella, pensaba en ella a cada segundo. Era la única persona ante la que aún no se había disculpado por todo el daño que le había hecho. Se lo debía. Y a lo mejor, cuando lo hubiese hecho, cuando le hubiera demostrado que era otro hombre, tal vez entonces, ella dejaría de atormentarle. La canción termina con unas palabras muy hermosas 

La otra noche me faltaste otra vez Me acosté con ansiedad, preso de mi soledad. Afortunadamente en  nuestros libros, en nuestras historias, siempre  hay  un  resquicio  de  consuelo,  un  momento  en  el  que  la  vida  pone  todo en su sitio pese a que tus esperanzas eran vanas… 

—He soñado con este momento tantas veces que tengo miedo de que no sea real, de que sea solo un sueño Texto: Loli Díaz 

RománTica'S 94

Aún te llevo en el corazón  Kathryn Smith  Otra  temporada  de  baile  ha  llegado  a  su  fin  y  Brahm  Ryland,  vizconde  de  Creed,  está  enormemente  agrade‐ cido  de  que  así  sea.  Desde  que  perdió  a  su  bella  prome‐ tida,  lady  Eleanor  Durbane,  su  vida  ha  sido  miserable:  el  alcohol  y  un  desafortunado  accidente  casi  le  matan,  y  desde  su  recuperación  cada  día  que  pasa  sin  ella  es  más  largo que el anterior. Por eso,  cuando el padre de Eleanor le  invita  a  una  cacería  en  su  mansión,  acepta  encantado.  Por  fin  va  a  tener  la  oportu‐ nidad de enerezar el pasado.  Pero  Brahm  pronto  se  da  cuenta  de  que  va  a  necesitar  mucho  más  que  una  disculpa  para  recuperar  a  la  única  mujer  que  ha  amado  y  que  amará jamás. Lo que nadie se  imagina es que él, el vizconde  más  infame  de  Londres,  está  dispuesto  a  hacer  cualquier  cosa  para  tener  una  segunda  oportunidad en el corazón de  su querida Eleanor. 


TITULO ORIGINAL Morning Glory AÑO 2010 DURACIÓN 120 min. PAÍS EE.UU. DIRECTOR Roger Michell GUIÓN Aline Brosh McKenna MÚSICA David Arnold FOTOGRAFÍA Alwin H. Kuchler

         

REPARTO Harrison Ford, Rachel McAdams, Diane Keaton, Patrick Wilson, Jeff Goldblum, John Pankow, 50 Cent, Ty Burrell PRODUCTORA Paramount Pictures / Bad Robot BASADA EN la novela de Diana Peterfreund GÉNERO Comedia Romántica

        

  Los interesados en ver la versión prepotente  y  borde  pero  tierna  en  el  fondo  de  Harrison  Ford, póngase cómodos en el sofá y disfruten  de una simpática comedia acompañada de un  montoncito de buenas intenciones.  Detrás  de  la  dulce  y  encantadora  Becky  (Rachel McAdams) se esconde una mujer con  grandes aspiraciones y ganas de triunfar en el  mundo  de  la  televisión.  Sin  embargo,  la  vida  de  esta  joven  se  encuentra  envuelta  en  una  realidad  que  no  le  ofrece  muchas  expec‐ tativas. Sin trabajo de la noche a la mañana,  la existencia de Becky da un giro después de  echar  cientos  de  curriculums  cuando  al  final  le ofrecen un trabajo en un informativo mati‐

            nal  que  está  de  capa  caída  y  donde  tendrá  que  hacer  cualquier  cosa  para  subir  la  audiencia y conservar su puesto. Y claro está,  esos quehaceres incluyen lidiar con las vacas  sagradas  de  la  cadena.  De  esta  guisa  se  compone Morning Glory, un film que cuenta  el  frenético  mundo  de  la  caja  tonta  y  para  ello  se  rodea  de  una  actriz  principal  con  mucho  encanto,  Rachel  McAdams,  y  dos  veteranos  actores  de  la  gran  pantalla,  Harrison  Ford  y  Diane  Keaton.  Los  tres  proporcionan  una  combinación  con  un  resultado  bastante efectivo  capaz  de  ofrecer  algún  que  otro  buen  rato  al  espectador.  Tampoco pasa desapercibida la actuación del  comprensivo  novio  de  ella,  Patrick  Wilson, 

95 RománTica'S


quien la  entiende  a  la  perfección  pues    comparte el mundillo en el que Becky se gana  el  sueldo.  A  veces  no  está  de  más  tener  un  «aliado»  en  el  trabajo  y  si  no  que  se  lo  pregunten  a  Becky,  cuya  vida  hasta  encontrarlo  a  él  iba  de  fiasco  en  fiasco  amoroso.    Y continuamos por «él». Harrison Ford, en el  papel  de  Mike,  es  un  tipo  que  sigue  conservando  el  atractivo  de  antaño  a  pesar  de  que  ya  no  es  aquel  aventurero  que  nos  hizo suspirar a más de una en los noventa. En  esta  comedia  sobre  el  mundo  de  la  tele,  el  actor  encarna  a  un  veterano  periodista  cuya  función  en  la  productora  es  conseguir  que  suba  la  audiencia  del  programa  matinal.  La  estrella  televisiva  no  está  muy  de  acuerdo  con  el  giro  que  ha  dado  su  carrera  profesional  y  se  niega  a  colaborar  con  la  co‐ presentadora  y  la  productora  con  tal  de  no  verse  relegado  a  un  puesto  de  segundón.  Evidentemente,  esta  situación  sacará  el  lado  más borde y prepotente del periodista dando  pie  a  escenas  divertidas.  Básicamente,  este  es  el  hilo  conductor  de  esta  simpática  comedia que cuenta con el histrionismo de la  gran  Diane  Keaton    en  el  papel  de  la  otra  influyente periodista. Ambos se declararán la  guerra  en  cada  una  de  las  retransmisiones  llevando al desquiciamiento a la pobre adicta  al  trabajo  y  amante  de  su  labor  Becky,  la  productora y tercera en discordia de este trío  televisivo.   En definitiva, Morning  Glory es una comedia  frenética  y  divertida  que  hace  reír  al  espectador  con  facilidad  y  que  cuenta  con  algunas  situaciones  insólitas.  El  buen  hacer  de Rachel McAdams y la compañía de actores  de lujo ya mencionados hacen posible que la  existencia  de  unas  pocas  geniales  escenas  salven  una  película  que  bien  no  será  merecedora  de  ningún  premio  pero  que  cumple  las expectativas  para  los  que  deseen  pasar un buen rato.  Artículo: Mónica Liceras   

RománTica'S 96


«Amor y música en Italia» Shannon  Mckenna    quería  triunfar  como  cantante  en  Nueva York, por tanto se puso  a ello,  cantó para varios con‐ juntos  de  música  medieval‐ renacentista, desplegó su arte  en  conciertos,  iglesias,  bodas,  funerales… Viajó a Italia, y allí  se convirtió en escritora.   Shannon  comenzó  a  escribir  su  primera  novela  en  secreto.   Estaba  trabajando  en  una  oficina de seguros de Manhat‐ tan  en  aquel  momento  y,  aunque  no  tenía  nada  que  hacer,  el  director  le  había  de‐ jado  claro  que  debía  parecer  ocupada.  ¿Qué  hizo?,  fácil.  Creó  dos  documentos,  en  el  primero  escribía,  mientras  que  el  segundo  contenía  una  hoja  de  cálculo.  Si  su  jefe  se  acercaba,  cambiaba  rápida‐ mente  del  documento  uno  al  documento  dos,  y  cuando  se  alejaba,  volvía  a  escribir  su  historia…  Sin  embargo,  hasta  que  no  se  mudó  a  Italia,  no  se  tomó  en  serio su carrera como escrito‐ ra.  Allí  acabó  su  primer  ma‐ nuscrito,  lo  mandó  «a  todo  el  mundo»,  y  todos  lo  rechaza‐

ron excepto Kensington. Publi‐ có  con  ellos,  le  pidieron  un  manuscrito  erótico  para  su  nuevo  sello,  Brava.  Lo  escri‐ bió, lo presentó, se lo acepta‐ ron…  y  desde  entonces  no  ha  parado.   ¿Qué  pasó  en  Italia  para  que  cambiara su vida?   En  Italia  participó  en  el  con‐ cierto  más  ridículo  y  peor  re‐ munerado  de  su  vida,  pero  mereció  la  pena.  El  lugar  era  un  hervidero  candente  de  ro‐ mances  estivales.  Había  una  gran  variedad  de  magníficos  hombres  para  elegir…  y  uno  de  ellos,  un  músico  de  dedos  largos  y  morenos  que  brilla‐ ban  con  destreza  sobre  las  cuerdas  de  su  laúd,  hizo  tem‐ blar a Shannon. Se llamaba Ni‐ colás,  y  no  hablaba  ni  una  palabra de inglés, pero eso no  importó.  Ella  le  siguió  a  todas  partes,  soñando  excusas  para  hablar  con  él…  Una  noche,  junto a una fogata, el tocó un  tema  de  Bach  en  su  guitarra,  desnudo  de  cintura  para  arri‐ ba y… (Yo también me hubiera  enamorado, la verdad) 

El verano  terminó  y  con  él,  el  romance.  Shannon  se  resignó  a  un  recuerdo  agridulce  de  lo  que pudo haber sido, pero no  podía dejar de pensar en Nico‐ lás. Un año después, renunció  a  su  trabajo,  dejó  su  piso  de  alquiler, compró un billete pa‐ ra Italia y fue a buscarlo. Des‐ de ese día, Shannon vive en el  sur  de  Italia,  junto  a  Nicolás.  Han pasado ya dos décadas.  Ahora que tan de moda se ha  puesto  el  género  romántico  erótico,  voy  a  reclamar  desde  aquí  que  nos  vuelvan  a  publi‐ car  a  esta  autora.  Sus  libros,  llenos  de  romance,  intriga,  acción y erotismo son, bajo mi  punto  de  vista,  imprescindi‐ bles  en  nuestras  estanterías.  Sus  machos  alfa,  dominantes,  tiernos  y  poderosos  son  do‐ mados  sin  posibilidad  de  re‐ dención  por  unas  protagonis‐ tas  de  armas  tomar,  y  por  si  eso  fuera  poco,  tiene  algunos  de  los  malos  malosos  más  malvados y temibles del mun‐ do  mundial.  En  definitiva,  se‐ ñores  editores,  ¿¡a  que  están  esperando!?  Artículo: Noelia Amarillo 

Sección de autoras: ¿Autora en el olvido?

     

 

97 RománTica'S


BIBLIOGRAFIA   PUBLICADOS EN USA 

PUBLICADOS EN ESPAÑA 

Serie McClouds & friends.

Serie Connor & Cía.

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

1. 2. 3. 4.

Behind closed doors (2002)*  Standing in the shadows (2003)*  Out of control (2005)*  Edge of midnight (2007)*  Extreme danger (2008)  Ultimate Weapon (2008)  Fade to midnight (2010)  Blood and fire (2011)  One Wrong move (2012) 

Serie MacNamara (antologías)  1. Meltdown (Bad boys next exit 2004)  2. Anytime, Anywhere (Baddes bad boys 2008) 

Independientes        

RománTica'S 98

Tasting fear (2012)  All about the men (2007)  Hot Night (2007)*  Return to me (2004)*  Touch me (antología «I brake for bad boys»  2002)  Shomething wild (antología «All through the  night» 2001) 

Tras las puertas (2007)  Entre las sombras (2007)   Fuera de Control (2007)  Al filo de la media noche (2009) 

Independientes    

Una noche ardiente (2008)  Vuelve a mí (2008) 


El libro: No engañes a mi corazón de Shirlee Busbee El bimestre  pasado  hicimos  mención  en  esta  sección a una obra de Thomas Hardy del siglo XIX  que conocí gracias a una serie de novelas que ha  revolucionado  el  mercado  literario  de  todo  el  mundo  y  que,  como  todas  sabéis,  son  las  «Cincuenta Sombras» de E. L. James.  Este  bimestre  vamos  a  avanzar  un  poco  en  nuestra especial línea temporal y nos vamos a ir a  la  década  de  los  ’80  del  siglo  XX  con  una  novela  que  lleva  algunos  años  desaparecida  de  las  librerías y que forma parte de una serie conocida  como  «Louisiana»  de  la  autora  Shirlee  Busbee.  Me  refiero  a  «No  engañes  a  mi  corazón».  Pero  conozcamos  antes  de  meternos  en  materia  un  poco de sus antecedentes.  Comenzaré,  pues,  por  su  autora,  Shirlee  Busbee.  Nacida  un  9  de  Agosto  de  1941  en  San  José,  estado  de  California  y  que  lleva  publicando  desde  1977.  Esta  novelista  estadounidense publicó «No engañes a  mi  corazón»  en  el  año  1984  y  he  de  decir que gracias a esta novela descubrí a  una autora que me acompañó a lo largo de  mis  años  universitarios  junto  a  otras  como  Lindsey, Woodiwiss o Deveraux.  No engañes a mi corazón  Comenzaré  diciendo  que  la  novela  me  atrapó  desde  el  mismo  momento  en  que  comencé  a  leerla.  La  joven  Leonie  se  ve  obligada  a  casarse  con  Morgan  Slade,  un  caballero  al  que  odia,  un  caballero  que  su  abuelo  cree  podría  ser  la  solución a varios problemas y que protegerá a su  nieta cuando él ya no esté. 

de escenarios  que  me  resultaban  de  lo  más  intrigantes  tanto  y  más  cuando  sabes  perfecta‐ mente  que  la  protagonista  se  halla  inmersa  en  una serie de encontradas casualidades.  Me  encantaría  poder  explicar  más  de  todo  esto  pero es que no sería solo un spoiler lo que haría…  sería reventar el argumento de la novela entera y  haría perder el encanto a la historia que su autora  ha fraguado de forma tan ingeniosa.  Hablaré  un  poco  de  los  personajes  de  esta  historia.   Comencemos  por  ella,  con  Leonie.  Esta  chica  de  antepasados  franceses  debe  enfrentarse  a  un  duro  destino  al  lado  de  un  hombre  que  no  conoce. Pero llega a un acuerdo con él por el que  ella accede a ser su esposa si a cambio de la dote  él desaparece para siempre de su vida.  Pero  para  Leonie  ese  para  siempre  se  verá  truncado  por  una  serie  de  circunstancias  que  harán en un futuro buscar a su marido.  Ni  se  os  puede  pasar  por  la  imaginación  la  cantidad de sucesos que ocurren en esta novela.  No  podéis  ni  imaginaros  la  de  vicisitudes  por  las  que  atraviesa  nuestra  intrépida  protagonista  ni  cómo el camino se le pone tan cuesta arriba.  Sigamos  con  él.  Con  Morgan  Slade.  ¡Me  encanta  este  personaje!  Lo  disfruté  enormemente.  Y  lo  disfruté  precisamente  porque  sabía  cosas  que  la  protagonista ni siquiera podía llegar a barruntar.  

Pero las  cosas  nunca  serán  tan  sencillas  como  podríamos llegar a pensar. 

La autora  ha  sabido  hacerlo  muy  bien  con  ellos  dos. Ha creado una historia a su alrededor que es  ingeniosa  y  poco  trillada.  He  leído  muchos  libros  románticos con enredos pero creedme si os digo  que ninguno como éste. 

¡Por Dios! ¡Si os contara! El principio de la novela  es  un  cúmulo  de  circunstancias  fortuitas,  de  encuentros  imprevistos  y  de  malas  interpreta‐ ciones,  de  desafortunadas  situaciones  y  cambios 

Morgan es  un  hombre  cuyo  matrimonio  para  él  no  existe  y  no  existe  por  una  razón,  una  razón  que nuevamente no puedo ni debo desvelar pero  huelgue  decir  que  su  vida  se  complica  bastante 

99 RománTica'S


cuando Leonie entra en su vida como un huracán  que mueve todos y cada uno de los cimientos de  su existencia. Leonie se convierte en la mujer que  va  a  ser  el  eje  de  su  futuro  y  por  la  que  va  a  luchar a brazo partido para mantenerla a su lado.  Pese a que sabe que le ha engañado. Pese a que  sabe  que  lo  que  cuenta  es  mentira.  Pese  a  que  cree  saber  cosas  de  las  que  en  realidad  se  equivoca de medio a medio.  Creo que os he picado la curiosidad. Imagino que  os  estaréis  preguntando  por  qué  doy  tantas  vueltas  en  torno  a  todo  esto  pero  os  juro  por  lo  más sagrado que no debo desvelar nada.  Esta novela es para mí una de esas historias que  se  deben  de  leer,  cuyas  sorpresas  se  suceden  si  bien  el  lector  sabe  cosas  de  antemano  que  sus  protagonistas ni se huelen.  Los  personajes  secundarios  que  rodean  a  esta  pareja protagonista para mí son importantísimos  en  el  desarrollo  de  la  misma.  Vemos  a  algunos  que más tarde conoceremos sus propias historias  y a otros que ya aparecieron en una anterior. De  todos  ellos  mi  favorito  es  Dominick,  el  hermano  menor  de  Morgan.  ¡Atentas  a  él,  chicas!  Pero  el  que más intuitivo me parece es la madre de ellos.  Un  simple  vistazo  a  alguien  le  basta  y  le  sobra  para  creer  en  Leonie,  para  creer  la  historia  que  cuenta. Para saber que la verdad la tiene su hijo  ante  las  narices  aunque  éste  aún  no  se  haya  percatado de lo que ocurre realmente.  ¡Leches! Otra vez me tengo que coser la boca con  hilo  de  sutura  porque  me  voy  a  ir  de  la  lengua  pero  es  que  «No  engañes  a  mi  corazón»  es  uno  de esos libros que lees y no olvidas por más años  que  pasen  la  historia  perdura  en  tu  cabeza  y  de  vez  en  cuando  rememoras  escenas  aunque  no  puedas acordarte de los diálogos.  Es una historia muy bonita cargada de encanto y  de  sorpresas,  como  ya  digo.  Una  historia  que  da  inicio a una saga familiar, los Slade, si bien no es  el  primero  de  la  serie  «Louisiana»  pues  ésta  empieza con la novela de «La gitana».  Esta novela no ha sido llevada al cine.   ¿Habrá  que  dar  gracias  a  todos  los  Santos  por  ello? Imagino que sí porque tal y como algunas de  las  historias  de  autoras  románticas  de  hoy  han  terminado  en  la  gran  pantalla…  mejor  que  se 

RománTica'S 100

hubiesen metido  las  ideas  por  algún  sitio  de  la  anatomía que queda muy burdo nombrar.  Me  gusta  el  encanto  de  los  libros  más  que  la  visión  de  los  mismos  en  la  gran  pantalla.  Me  gusta  disfrutar  de  la  palabra  escrita  y  de  los  diálogos en el papel que el que le pongan imagen  a las palabras y caras y voces a los protagonistas.  Creo  que  ahí  radica  el  verdadero  encanto  de  la  literatura  sea  cual  sea  el  género.  El  poder  imaginarte de una determinada manera muy tuya  a  éste  o  aquél  personaje.  A  ser  conscientes  de  que  la  imagen  creada  por  ti  puede  ser  muy  diferente a la que pueda crear la imaginación de  tu  amiga.  Ésa  es  la  verdadera  esencia  de  una  novela y ésa su verdadera magia.  Por  desdicha,  y  como  comentaba  al  principio  de  este  artículo,  esta  novela  hace  unos  años  que  desapareció de librerías. Salió reeditada por RBA  en  un  coleccionable  y  no  sé  si  este  año  quienes  no dispongan de un ejemplar podrán hacerse con  uno  en  quioscos  de  prensa  gracias  a  esta  editorial.  De  todos  modos  sería  genial  que  la  nueva  generación  de  lectoras  de  romántica  tuviesen  acceso  a  poder  disfrutar  de  títulos  y  autores  con  los  que  lectoras  de  mi  generación  hemos disfrutado en nuestra juventud.   Chicas,  si  disponéis  en  casa  de  una  cápsula  literaria  perteneciente  a  vuestras  madres  o  abuelas quizás en ella encontréis un ejemplar de  esta novela que recomiendo este bimestre. Si no  es  así…  espero  de  corazón  que  en  algún  momento os podáis hacer con un ejemplar de la  misma.  La  historia  de  amor  aunque  compleja  es  preciosa  y  acabaréis  sintiendo  por  Leonie  y  Morgan  sentimientos  diversos  y  encontrados  y  deseando que ellos tengan su final feliz.  Artículo: Loli Díaz   


La Película: Parrish TÍTULO ORIGINAL Parrish AÑO 1961

 

DURACIÓN 140 min. PAÍS EE. UU. DIRECTOR Delmer Daves GUIÓN Delmer Daves MÚSICA Max Steiner FOTOGRAFÍA Harry Stradling Sr. REPARTO Troy Donahue, Claudette Colbert, Karl Malden, Dean Jagger, Connie Stevens, Diane McBain, Sharon Hugueny, Dub Taylor PRODUCTORA Warner Bros. Pictures GÉNERO Drama Romántico

Adaptación de la novela homónima de Mildred Savage No puedo  contar  la  cantidad  de  veces  que  he  podido visualizar esta película en mi reproductor  de  DVD.  Desde  que  la  vi  por  primera  vez  hace  unos  años  y  la  grabé  (cuando  se  podían  grabar  las pelis en VHS) estaba deseando tener mi copia  original  en  DVD  y  desde  que  la  conseguí  no  ha  pasado un mes en que no me sienta delante de  mi televisión y disfrute de ella.  No es una de las mejores películas de la Warner;  en realidad, la historia es un tanto simplona pero  me  encantan  los  papeles  de  algunos  de  sus  intérpretes  y  no  precisamente  es  el  del  prota‐ gonista  masculino.  A  decir  verdad,  el  papel  de  éste  (cuyo  actor  que  lo  interpreta  es  Troy  Donahue)  me  parece  más  bien  el  de  un  chaval  muy guapo pero que no sabe dónde va a poner  el huevo…   Parrish  MacLane,  que  así  es  como  se  llama  nuestro  protagonista,  llega  acompañando  a  su  madre a una gran plantación de tabaco donde el  propietario  le  ha  ofrecido  trabajo  a  su  madre  como  dama  de  compañía  a  su  hija.  Pero  en  cuanto  el  señor  Sala  Post  (Dean  Jagger)  pone  el  ojo  sobre  el  joven  Parrish  no  le  quiere  cerca  de  su impresionable y caprichosa hija.  Parrish  se  ve  obligado  a  buscar  alojamiento  en  casa  de  una  familia  de  trabajadores  de  la  plantación  y  traba  amistad  con  una  joven  cuyo  papel es interpretado por Connie Stevens. 

A partir  de  este  momento,  la  vida  de  Parrish  comienza a ser de lo más animada…  En mi vida me había topado con un protagonista  tan joven que en el plazo de un par de horas se  vea  envuelto  en  tantas  historias  románticas  como  es  el  caso  de  Parrish.  Se  le  cuentan  un  total  de  tres  y  en  cada  uno  de  los  casos  crees  que va a quedar con la chica del momento.  Desde  luego  me  hubiese  gustado  poder  leerme  la historia original. El libro en el que está basada  la  película.  La  obra  homónima  de  la  autora  Mildred  Savage,  pero  no  he  tenido  suerte  al  buscarla  en  español.  Llegó  a  publicarse  en  español  pero  de  esto  hace  tantos  años  que  es  imposible  hacerse  con  un  ejemplar  de  esta  novela. ¡Una pena!  Como  decía  me  gustan  las  interpretaciones  de  algunos  de  sus  actores  y  es  que  la  película  cuenta  con  algunos  que  fueron  grandes  entre  grandes como Karl Malden y Claudette Colbert.  Me centraré de momento en Malden, interpreta  al  dueño  de  una  plantación  vecina  a  Sala  Post,  Judd  Raike.  Es  padre  de  dos  hijos  y  una  hija  adolescente. Y el tipo tiene tripas sin estrenar. Es  una  persona  ambiciosa  que  no  está  dispuesto  a  doblegarse ante nadie. Es un tirano con su hija y  con  sus  hijos  tiene  mano  de  hierro.  Pero  cada  momento  que  ocupa  la  pantalla  hace  su  papel  creíble. ¡Y de qué manera! 

101 RománTica'S


Claudette Colbert  es  otro  caso  igual.  Esta  dama  del cine es una de las grandes intérpretes de los  años  40  y  50.  Ésta  fue  su  última  interpretación  antes  de  retirarse  de  la  gran  pantalla  y  fue  genial.  Su  papel  de  madre  cariñosa  está  en  contraposición  con  el  de  mujer  abnegada  pero  de  férreas  convicciones  y  pese  a  que  se  siente  más que atraída hacia el rico tabaquero no dará  su  brazo  a  torcer  frente  a  la  propuesta  de  éste  de que se convierta en su amante.  Pero  la  historia  que  nos  mantiene  pegadas  a  la  pantalla es la del chico rubio de ojos azules y sus  diferentes conquistas. ¡Que no son pocas!   Me gusta el papel de Parrish pese a que veo que  es un poco veleta. Parrish es educado, su madre  le ha inculcado buenos valores y es el hombre en  el cualquier chica puede confiar porque siempre  se  va  a  comportar  como  un  caballero.  Es  curiosos  que  me  atraiga  el  papel  de  Parrish  porque  normalmente  siempre  me  inclino  más  por  los  de  chicos  malos  y  peligrosos…  pero  Parrish  tiene  un  encanto  especial  y  si  no  habéis  tenido  la  oportunidad  de  disfrutar  de  esta  historia, os la recomiendo. 

Lucy 

Alison Post (arriba) Paige Raike (abajo) 

Poder presenciar  el  duro  trabajo  de  los  jornaleros  del  tabaco  durante  la  campaña  de  mayor esfuerzo supone en cualquier caso poder  vislumbrar  también  sus  interrelaciones  tanto  entre ellos como con los patronos. Intrigas en la  sombras y manipulación por parte de Judd Raike  es  lo  que  mantiene  a  todo  el  telespectador  anclado al sofá y con la vista fija en la pantalla.   Disfrutar  de  las  películas  de  lo  que  se  conoce  como  cine  clásico  para  mí  es  un  placer  y  jamás  me  aburro  con  ellas.  Cada  una  hacen  que  me  deleite  con  un  tipo  de  cine  que  hoy  día  ya  no  existe.  Saboreo  unas  interpretaciones  que  estaban  exentas  de  artificios  cosa  que  no  me  ocurre  cuando  visualizo  las  películas  de  estas  últimas  décadas.  Los  actores  de  antes  eran  actores en el más amplio sentido de la palabra y,  con  los  escasos  medios  técnicos  de  los  que  disponían,  sus  directores  eran  capaces  de  hacer  grandes  obras.  Por  ello  cuando  quiero  ver  buen  cine  siempre  recurro  a  estas  películas  y  cuando  quiero embobarme con buenas historias siempre  me  pillo  una  de  éstas.  Algunos  no  estarán  de  acuerdo conmigo… ¡O quizás sí!   Artículo: Loli Díaz 

RománTica'S 102

Éstas son los tres amores de Parrish, ¿cuál será  el  definitivo?  La  cariñosa  trabajadora  de  la  plantación Lucy, la hija caprichosa de Sala Post o  la candorosa pero fiel hija de Judd Raike? 

¡HAGAN SUS APUESTAS! 

Y éste, chicas, es Parrish 


El Landscape Desde hace  unos  números  este  diccionario  ha  estado centrado en los nuevos géneros que están  llegando  a  nuestras  librerías.  Hemos  conocido  el  Steampunk, el chick‐lit, la psico‐comedia ... Ahora  le ha llegado el turno al Landscape. 

cultura humana  milenaria  que  reflejan  a  la  perfección la identidad de cada sitio. Paisajes con  carácter,  regiones  con  encanto,  personas  con  mucho que enseñar.  

¿Sabemos en  qué  consiste  este  nuevo  sub‐ género?  ¿Cómo  nació?  ¿Sabemos  bien  qué  significa o  de dónde surgió este nombre? ¿Es  de  esos  sub‐géneros  que  nos  podrían  interesar  o  simplemente  es  uno  más  y  tampoco  tan  importante?  ¿Le  damos  una  oportunidad  y  lo  conocemos? 

Empecemos por  el  principio  y  veamos  su  definición: 

Landscape:  

(palabra de origen inglés que aún no ha sido incluida en el diccionario de la RAE). 1. Dícese de las novelas que incluyen rasgos visibles de un área terrestre incluyendo tanto sus elementos físicos (valles, montañas, ríos, mar...) como sus elementos autóctonos de vegetación, de fauna o humanos así como los distintos usos de sus tierras, edificios y condiciones meteorológicas. Un poco confusa la definición, ¿no? Yo más bien  diría  que  el  «Landscape»  un  género  que  comienza  a  tomar  mucha  relevancia  en  nuestro  mundo  literario.  Son  novelas  cuya  ambientación  nos  lleva  a  visitar  lugares  tan  lejanos  como  paradisíacos, lugares que transmiten paz y que se  salen  del  entorno  habitual  al  que  estaríamos  acostumbradas.  Fuera  los  salones  de  bailes,  ahora visitamos Australia, visitamos lugares de la  India, nos vamos de viaje a África… En este tipo de novelas vamos a encontrarnos la  combinación  perfecta  entre  los  grandes  paisajes  de  una  llanura,  las  grandes  extensiones  de  los  valles,  los  paradisíacos  aromas  de  los  mares  con  olor a marinas o los áridos desiertos de piedra o  de  arena  con  el  velo  cultural  asociados  y  la 

  Nuestro  planeta  es  rico  en  estos  paisajes.  Desde  las  montañas  heladas  de  Alaska  a  las  regiones  más áridas del África Subsahariana. Desde el calor  de  la  India  a  la  milenaria  China.  Desde  los  extensos  prados  americanos  a  los  agrestes  de  Australia.  Selvas  tropicales,  regiones  agrícolas,  bosques  densamente  poblados  de  árboles  con  aroma  a  pino  y  a  roble…  Cada  libro  es  una  aventura  en  sí  misma  y  si  además  viene  aderezado por una buena historia de amor, ¿qué  más podemos pedir?    Pues algo que también nos ha llamado mucho la  atención acerca de estas novelas: el cuidado que  han  tenido  sus  editores  para  la  elección  de  sus  portadas. Todas ellas de una elegancia exquisita y  un colorido de lo más bello y natural.  ¿Queréis  echar  un  vistazo  a  las  propuestas  editoriales  de  este  género?  ¿Os  gustaría  probar  esta  nueva  experiencia  y  ver  hacia  qué  lugares  exóticos  y  maravillosos  nos  llevan  sus  autores?  Recorred  con  nosotras  este  pequeño  paseo  por  las  estanterías  de  las  librerías  de  toda  España  y  veamos cuáles son sus ofertas…  Artículo: Loli Díaz 

103 RománTica'S


RomรกnTica'S 104


LA ETERNA NÉNÉ Elena de  Wittelsbach  fue  la  tercera  hija  de  Maximiliano  y  Ludovica,  duques  en  Baviera.  Al  contrario  que  su  familia,  Elena era católica practicante,  así  mismo  iba  en  muchas  ocasiones  a  hospitales,  al  tiempo  que  se  encargaba  de  otras  obras  de  caridad.  Era  una  muchacha  discreta  y  de  grandes  convicciones,  y  aun‐ que  su  futuro  se  vislumbraba  como  la  futura  emperatriz  de  Austria,  quedó  relegada  a  un   

segundo plano.  Ella  debió  pensar  que,  «la  Decepción,  y  la  Traición  cau‐ san el mismo dolor». 

   

Elena creció  en  un  ambiente  de  gran  libertad  y  en  medio  de  una  naturaleza  salvaje,  en  el  palacio  familiar  de  Possen‐ hofen.  Allí  solía  acompañar  a  su  padre  y  a  su  hermana  Isa‐ bel  en  sus  excursiones  a  las  montañas  y  a  sus  paseos  por  los bosques.    La  archiduquesa  Sofía,  hermana  de  Ludovica  y  madre  del  joven  emperador  Francisco  José  I  de  Austria,  se  fijó  en  la  seria  y  humilde  Elena, para esposa de su único hijo, aunque reprobando la educación  poco aristocrática que su hermana había impartido a sus hijos. Para  paliar  esta  carencia,  Ludovica  se  preocupó  de  enseñarle  el  francés,  idioma  oficial  en  las  cortes  europeas,  así  como  el  complicado  ceremonial cortesano español. Elena, conocida familiarmente como  Néné,  acababa  de  cumplir  veinte  años,  era  bella,  elegante,  amable,  muy religiosa y disciplinada en extremo.  

Palacio de Possenhofen Villa Imperial de Bad Ischl

Ambas hermanas  acordaron  reunirse  en  Ischl,  la  residencia  de  verano de la familia imperial, con los dos jóvenes, que sólo se habían  visto en una ocasión en Innsbruck, a fin de formalizar el compromiso.  Para la ocasión, Ludovica se hizo acompañar también por otra de sus  hijas,  Isabel,  llamada  Sissi.  No  contaban  con  que  el  extraordinario  encanto  de  la  joven  iba  a  cambiar  sus  planes.  Esbelta  y  muy  atractiva, en su rostro ovalado destacaban sus expresivos ojos, entre  castaños  y  verdes,  y  su  espléndida  cabellera.  Pero,  sobre  todo,  su  naturalidad  la  hacía  distinta  de  las  demás  cortesanas  a  las  que  Francisco  José  estaba  acostumbrado.  El  emperador  acababa  de  cumplir veintitrés años.  

105 RománTica'S


Apuesto, de  cabellos  claros,  ojos  azules,  buena  estatura  y  una  exquisita  corrección  de  modales,  contraviniendo  los  deseos  de  su  madre,  quedó  prendado de su jovencísima prima Isabel. Así que  decidió  casarse  con  ella  pese  a  las  críticas  de  la  archiduquesa Sofía. En la cena por el cumpleaños  de Francisco José, se sentó a Isabel junto a éste,  relegando  a  Elena  a  un  puesto  secundario  en  la  mesa. Durante el baile, volvió a agasajar a la que  sería  su  prometida  dedicándole  el  cotillón,  a  pesar  de  que  estaba  previsto  que  lo  bailara  con  Elena.  Al  día  siguiente  pidió  la  mano  de  Isabel  a  su tía.  Elena  continuó  en  Possenhofen  aunque  un  poco  desilusionada.  Se  sentía  rechazada  por  Francisco  José y traicionada por su propia hermana, puesto  que  había  acudido  a  la  cita  convencida  de  que  acabaría  por  convertirse  en  emperatriz  de  Austria.  Ludovica  supo  enseguida  que  había  que  encontrarle  un  marido,  debió  pensar  que  «A  la  mujer bella y honesta, casarse poco le cuesta». Y  para  marido  de  su  hija  el  elegido  fue  el  príncipe  Maximiliano  von  Thurn  und  Taxis,  miembro  de  una  importante  familia  que  había  hecho  su  fortuna  gracias  al  sistema  del  monopolio  de  postas.  Con  el  beneplácito  de  los  padres  de  él,  que vieron así la oportunidad de emparentar con  el  emperador,  Ludovica  lo  invitó  a  Possenhofen  para  que  conociera  a  su  hija,  y  en  esta  ocasión  triunfó en su plan, acordándose el matrimonio de  los jóvenes. 

Sin embargo, el rey Maximiliano II de Baviera, tío  materno  de  Elena,  disentía  en  cuanto  a  la  principesca Casa de Thurn und Taxis que, aunque  rica y de antiguo linaje, no tenía ni la realeza ni el  poder  de  los  Wittelsbach,  dinastía  de  la  que  descendían  los  padres  de  Elena,  aunque  en  una  línea  colateral.  Aun  así,  Isabel,  que  se  sentía  en  deuda  con  su  hermana,  intercedió  en  favor  del  matrimonio  y  gracias  a  ella  llegó  el  consentimiento  real,  acordándose  que  Elena  seguiría  manteniendo  tras  su  matrimonio  el  rango de Duquesa en Baviera conjuntamente con  el tratamiento de Alteza Serenísima y el título de  Princesa Hereditaria de Thurn y Taxis. La boda se  celebró en Possenhofen el 24 de agosto de 1858.  El  22  de  diciembre,  los  esposos  entraban  en  Ratisbona acogidos por un caluroso recibimiento  popular. 

RománTica'S 106


Pero la felicidad conyugal no duró  mucho  y  al  poco  crecieron  las  preocupaciones  por  el  estado  de  salud  de  Maximiliano.  Cuando  los  médicos  encontraron  el  diagnós‐ tico,  ya  era  demasiado  tarde,  se  trataba  de  una  grave  patología  nerviosa  que  no  supieron  curar  ni  los  mejores  especialistas  llegados  a  Ratisbona  para  tratarlo.  Murió  poco  después  a  los  treinta  y  seis  años.   Elena  se  desesperó  por  el  dolor  y  pese  a  ello,  acudió  a  la  misa  celebrada  ante  la  tumba  de  su  marido. Pasó mucho tiempo hasta  que recobró la serenidad. Compró  el castillo de Tuntzig, sobre el lago  Starnberg,  para  estar  cerca  de  su  familia, pero  una serie de  sucesos  la obligó a hacerse con las riendas  de la herencia de sus hijos pues su  suegro acababa de morir y, tras la  unificación  alemana,  Bismarck  había  privado  a  los  Thurn  und  Taxis  del  monopolio  del  servicio  postal  que  reportaba  gran  parte  de los ingresos de la familia.  Con  la  muerte  de  su  suegro,  el  cargo de cabeza de familia fue ce‐ 

dido a su hijo Maximiliano cuando éste llegó a los veintiún años,  convirtiéndose  en  el  VII  Príncipe  de  Thurn  und  Taxis.  Pero  su  precario estado de salud propició que muriera anticipadamente,  siendo sucedido por su hermano menor, Alberto, que no se hizo  cargo del principado hasta dos años después, cuando cumplió la  mayoría  de  edad.  En  1881,  cuando  sólo  tenía  veintiún  años,  falleció  su  hija  Isabel,  que  se  había  casado  con  el  príncipe  portugués  Miguel  de  Braganza.  La  muerte  le  sobrevino  a  consecuencia del parto de su tercer hijo.  Elena buscó descanso, pero pasado un tiempo, en el que murió  también su hijo Maximiliano, la desesperación se transformó en  locura  y  en  un  deseo  de  alejarse  del  resto  del  mundo.  No  obstante, el joven Alberto dio la impresión a su madre de ser un  buen  príncipe,  por  lo  que  recobró  mayor  serenidad  aunque  jamás  llegó  a  recuperarse  de  la  muerte  de  su  marido  e  hijos.  Hacia  el  final  de  su  vida,  enfermó  gravemente  por  una  inflamación de la garganta que le impedía comer. Las fuerzas la  abandonaron  al  tiempo  que  tenía  fiebres  altas  y  delirios.  Su  hermana, la emperatriz Isabel, permaneció junto a ella hasta el  fin.  Murió  en  1890.  El  funeral  se  produjo  en  un  clima  de  gran  dolor  por  los  habitantes  de  Ratisbona,  siendo  sepultada  en  la  cripta de la familia Thurn und Taxis, en St. Emmeram's Abbey.  La  más  célebre  de  esta  familia  Bávara  es  Sissi,  conocemos  su  historia gracias a las películas que inmortalizara la desaparecida  actriz  Romy  Schneider  y  la  serie  de  novelas  juveniles,  pero  con  un tono rosa que nada tiene que ver con la verdadera vida de la  emperatriz,  que  fue  muy  infeliz.  Aunque  sus  hermanas  no  se  quedan atrás en cuanto a infortunios. 

Artículo: Aravalle Palacios 

St. Emmeram's Abbey

107 RománTica'S


Tendido sobre alfombras de mágicos colores mientras el dulce sueño mis párpados cerraba, naricha; mi naricha brotando entre flores con todas sus bellezas mi vista recreaba. Así narraba  el  poeta  árabe  Ibn  Saadi  lo  que  sus  ojos  le  mostraron aquel día del año 917. Es la primera noticia escrita  sobre  Naricha  (Nerja),  como  los  árabes  conocían  a  esta  coqueta  población  de  la  Costa  del  Sol.  Una  alquería,  en  aquellos tiempos, tan grande como una ciudad, rodeada como  hoy  de  frondosas  huertas,  esplendorosa  por  sus  vistas,  pero  también  por  su  industria  de  sedas  de  colores;  admirada  por  todos  aquellos  que  la  contemplaban.  Los  árabes  le  dieron  un  nombre,  pero  también  un  significado  que  le  acompañará  a  lo  largo de los siglos: «Manantial abundante».         

RománTica'S 108

 


109 RománTica'S


A partir  de  Ibn  Saadi  han  sido  muchas  las  historias  narradas  sobre  Nerja,  escritas  o  contadas  en  su  azul  y  blanco  colorido.  Como homenaje a una de ellas, conocida por todos, este viaje  lo vamos a hacer subidos a lomos de una vieja bicicleta. Vamos  a disfrutar de un verano azul en Naricha…  Todo  verano  ha  de  tener  una  aventura  y  la  gran  aventura  de  Nerja  comenzó  a  partir  del  año  1959,  muy  cerca  de  una  población  de  acantilados  imponentes  e  impresionantes  conocida como Maro. A apenas un par de kilómetros de dicho  lugar, un grupo de muchachos se internaron en las entrañas de  la  tierra  a  través  de  una  grieta  de  la  roca  y  descubrieron  la  Cueva  de  Nerja,  la  mayor  catedral  natural  que  se  haya  encontrado en el mundo (casi 5 km. de galerías). En su interior  habitó  el  primer  hombre  y  la  primera  mujer  de  Nerja  (se  han  encontrado  restos  humanos  de  unos  60  individuos).  Y  en  ella  crearon  costumbres,  dibujaron  (hay  más  de  500  pinturas  rupestres,  la  más  antigua  data  de  hace  42.000  años  y  podría  ser  la  primera  obra  de  arte  conocida  de  la  historia  de  la  humanidad)  e  inventaron  la  música  a  partir  de  los  órganos  naturales que la piedra iba tallando gota a gota para ellos. Sin  lugar  a  dudas  es  un  rincón  mágico,  muy  vivo,  donde  estalagmitas  y  estalactitas  se  fusionan  para  crear  belenes,  cascadas,  fantasmas  e  incluso  cataclismos,  rompiendo  un  silencio que el tiempo seguramente jamás ha escuchado.  La Cueva de Nerja fue declarada Monumento Histórico-Artístico en el año 1961. Posteriormente, en 1985, Bien de Interés Cultural. Y en noviembre de 2005, Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica. En su interior han sido halladas unas pinturas rupestres de focas, según los investigadores, que podrían ser la primera obra de arte conocida en toda la historia de la humanidad, con nada más y nada menos que 42.000 años de antigüedad. RománTica'S 110

 

 


Cogemos las  bicicletas  y  nos  despedimos  mirando  hacia  atrás  de ese lugar de recuerdos y sueños reales. El Sol y el mar, que  se  confunde  con  el  cielo,  sonríen  eternamente  en  esta  población marinera y agricultora de clima privilegiado y paisaje  de  ensueño;  la  más  agraciada  y  bella  de  las  poblaciones  marítimas  de  una  Málaga  que  la  observa  con  encanto.  Bordeando  sus  costas  al  son  de  un  pedaleo  pausado  y  entretenido,  de  historias  y  risas,  los  acantilados  de  roca  y  huertas,  de  calas  vestidas  de  azul  y  trasparencias,  de  torres  vigías  que  observan  pacientes,  nos  hacen  parecer  inmensos,  convertidos en dioses desde la altitud y la belleza de sus vistas.  A  un  lado  queda  el  Acueducto  del  Águila,  una  obra  civil  del  siglo  XIX  que  fue  construida  para  transportar  agua  a  los  molinos  de  la  antigua  Fábrica  de  Azúcar  de  San  Joaquín  de  Maro.  La  Playa  de  Burriana,  la  más  famosa  de  la  zona,  nos  muestra sus encantos. Es uno de esos rincones sugerentes que  hay  que  palpar  y  disfrutar:  el  agua  cristalina,  las  peñas  ascendiendo  hacia  el  cielo,  que  nos  hace  volver  a  sentir  humanos;  las  actividades  acuáticas…  Y  por  qué  no,  el  famoso  Ayo,  persona  y  chiringuito,  personaje  y  santuario  culinario  nerjeño,  donde  cada  día  se  cocina  una  gran  paella  a  la  leña.  Ayo fue uno de esos muchachos que, con ansias de aventura,  se internó en el corazón de la tierra y entró a formar parte de  la historia de la localidad por ser uno de los descubridores de la  Cueva de Nerja.         

 

111 RománTica'S


Por la  Calle  de  la  Carabeo,  estrecha  y  blanca,  salpicada  de  flores  y  viandantes,  medieval  y  viva,  muy  viva,  llegamos  al  símbolo de Nerja: el Balcón de Europa. Antigua fortaleza árabe  del  siglo  IX,  que  no  conserva  de  ella  nada  más  que  sus  excepcionales  vistas  al  mar,  asemeja  ser  un  espolón  de  proa  anclado allí desde tiempos remotos. Da la sensación de que el  continente  acaba  ahí  mismo,  que  el  Mediterráneo  se  abre  esplendoroso  y  reluciente  hasta  toparse  con  el  continente  vecino,  el  cual  observa  desde  el  horizonte,  distante  pero  cercano.  Los  susurros  de  las  olas  al  golpear  con  fuerza  y  firmeza contra las rocas, hablan de un pasado que muestra con  grandeza  este  enclave  que  una  vez  sirvió  para  amarrar  los  barcos que venían desde África a esta costa bien llamada “del  Sol”.  Su  nombre  fue  propuesto  por  el  Rey  Alfonso  XII,  que  visitó  la  zona  en  1885,  tras  un  seísmo  desastroso,  quedando  cautivado al instante por tal hermoso escenario. Cuentan que,  asomándose  por  tal  privilegiada  atalaya,  sus  labios  murmuraron:  “Un  bello  balcón  de  Europa”.  Y  así  quedó  plasmado  en  los  anales.  En  el  año  1960  los  vecinos  del  lugar  recuperaron  de  la  playa  dos  viejos  cañones  que  sirvieron  antaño en alguna de esas guerras de la que los hombres tanto  gustan de vez en cuando defendiendo alguna estúpida idea de  patriotismo o color. Hoy, ya no suponen ninguna amenaza y se  muestran  orgullosos,  aunque  agrietados  por  el  paso  del  tiempo,  en  lo  alto  del  Balcón,  apuntando  a  las  playas  colindantes: la de Calahonda y la de Salón.    El Hotel Balcón de Europa, el Hotel Perla Marina y el Parador de Nerja son algunos de los alojamientos más confortables, elegantes y con maravillosas vistas al mar que se pueden encontrar en esta localidad. Los tres besan el Mediterráneo, por lo que las noches en Nerja no serán silenciosas, el relajante sonido de las olas no lo permitirá. RománTica'S 112


La Iglesia de El Salvador, un templo barroco‐mudéjar del siglo  XVII, donde se describen algunos de los pasajes históricos más  notables de la localidad malagueña, nos muestra la entrada a  las callejuelas, plazas y gastronomía nerjeña. En su interior, se  venera a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros. En su  exterior, crece una araucaria, un árbol que trajo un nerjeño a  principios de siglo de uno de sus viajes por América; al menos,  eso es lo que cuentan.  Con  tanta  belleza  a  nuestro  alrededor,  a  uno  le  dan  ganas  de  ponerse silbar sobre el sillín de cuero de la bicicleta. Cruzando  jubilosos  entre  las  blancas  paredes  de  las  estrechas  calles  del  lugar  y  silbando  con  alegría  a  cada  pedaleo,  llegamos  a  un  parque, algo caído en el olvido, llamado Verano Azul, donde un  barco  de  nombre  La  Dorada  I  navega  sobre  la  hierba  entre  el  asfalto, quizás recordándonos que la vida siempre sigue, como  un  manantial  que  nunca  cesa;  quizás  enseñándonos  que  un  verano en Nerja puede llegar a ser el más hermoso de nuestras  vidas.   

En un recorrido que pone su punto de partida en el barco de Chanquete, Nerja, o mejor dicho, Miguel Joven, más conocido como Tito, te muestra los principales escenarios de la serie Verano Azul. Es un itinerario donde conocerás dónde vivían   Piraña, Bea o el propio Tito y donde descubrirás algunos de los secretos mejor guardados de la serie: curiosidades, anécdotas…   Una ruta que, seguramente, no defraudará a sus más fieles seguidores.  

Artículo: Alfredo Gómez

113 RománTica'S


RomรกnTica'S 114


115 RomรกnTica'S


Bienvenidas al retorno de su nave morada del misterio (cosas que tiene  irse  a  las  Alemanias  y  tener  esto  parado).  Hoy,  vamos  a  hablar  en  el  anecdotario  de  algo  que  hasta  que  uno  no  está  dentro,  no  sabe:  la  edición de un libro. O en pensamientos noveles: ¿Ande me he metido?  Y es que hasta que una no esta dentro, no se da cuenta de lo diferentes  que pueden ser cada editorial y su forma de trabajar. Porque desde las  comas  hasta  la  portada,  no  hay  forma  de  adelantarse  e  intentar  ahorrarse dolores de cabeza, ¿realmente uno se acostumbra a algo así?  Esta  es  una  de  las  grandes  preguntas  que  te  haces  durante  todo  el  proceso… la otra es si no estás metiendo la gamba.  Corrección:  Porque  seguramente  penséis  que  eso  tendría  que  ser  algo  estándar.  Oye,  que  hay  siempre  reglas  a  tu  chepa  para  mirarte  lo  que  haces o dejas de hacer, pero es que luego te encuentras con que cada  editorial  tiene  sus  propias  preferencias  con  respecto  a  qué  hacer  hincapié, sobre dónde cortar o qué poner. Vamos, que en esto jamás te  podrás adelantar a una editorial a menos que te sepas de memoria su  libro  de  estilo  (sí,  existe  algo  así,  es  un  objeto  terrible  que  te  marcará  para siempre, porque ninguna editorial se parece al de las demás).  Corrección, pero de escenas: Si el editor se ata la manta a la cabeza, tú  ya lo sabes: vas a currar como una condenada, pero si encima te trata  de  afilar  el  cerebro,  vas  a  acabar  con  una  migraña  del  12.  Cuando  escribes una novela y te estrujas la cabeza para que las escenas salgan  bien,  te  agotas  muchísimo,  imaginaros  cuando  te  sugieren  llevarla  por  derroteros diferentes (diferentes, no opuestos). Es que acabas teniendo  que sacarte punta al cerebro y cuando le das una que le gusta, no sabes  de  dónde  narices  ha  salido,  pero  es  como  si  en  vez  de  salirte  de  la  cabeza a los dedos, se te dé un paseo por la columna y te deje como si  hubieras dado a luz. No todas las editoriales te piden cambiar escenas,  pero  cuando  ya  coges  el  ritmo  con  una,  acabas  aprendiendo  a  sacarte  tanta  punta  al  cerebro,  que  acabas  aprendiendo  a  escribir  con  las  aspirinas al lado, por si las moscas.  Creo  que  mi  récord  de  cambio  de  escenas,  se  quedó  en  tres  o  así,  o  puede  que  más,  llega  un  punto  en  que  o  dejas  de  contar  o  te  vuelves  homicida.  Y  cuándo  al  fin  das  la  novela  por  finalizada  con  ellos,  puedes  tener  la  suerte  de  dar  tu  opinión  en  el  proceso  de  diseño.  Por  ejemplo,  las  portadas  puedes  dar  ideas  (en  Nowevolution  me  preguntaron  qué  dibujantes me gustaban) y si se te ocurre alguna cosilla para el interior,  lo tienen en cuenta (por ejemplo, avisar de notas manuscritas y demás).   Otras  veces  te  encuentras  de  pronto  con  que  el  libro  está  en  tu  casa,  acabado  y  es  como  cuando  coges  a  un  bebé  por  primera  vez,  que  te  preguntas: ¿y qué coño hago yo con esto? Es blandito, se mueve mucho  ¿y  si  se  rompe?  Sobre  todo,  cuando  de  pronto  te  das  cuenta  de  que  realmente está en casa y lo has conseguido.  Es  una  grandísima  sensación  de  miedo  y  satisfacción.  Lo  peor  es  que,  dado  que  es  una  novela,  la  debes  soltar  por  el  mundo  y  que  la  gente  opine sobre ella. ¿Y si no gusta? Con lo pequeño e indefenso que es (da  igual que sea un libro tocho, lo verás pequeño e indefenso, no un arma 

RománTica'S 116

contundente), ¿y si se meten con él  por ser diferente? Y claro que habrá  quien se meta con él, pero también  al  que  le  guste,  pero  tú  entras  en  una  fase  sociópata  perdida  que  tus  editores acaban teniendo que sacar  el  látigo  (o  el  libro  de  estilo,  lo  que  más te duela).  Y luego está lo de la prensa, que eso  te deja ojiplática perdida. De pronto  pasas  de  no  despertar  interés,  a  hacerlo (mucho o poco, da igual) y a  la gente le apetece saber de ti y tus  cosas,  cuando  antes  si  eso  le  interesaba a tu madre ya te sentías  afortunada.  O  cuando  tienes  que  ir  tratando  con  gente  que  pregunta  por tu libro para adquirirlo y has de  aprenderte  los  entresijos  de  los  movimientos de tu editorial.  Y  es  que  os  puedo  jurar,  que  como  la  paternidad,  desearías  tener  un  manual  de  instrucciones  cuando  pasas  al  otro  lado,  porque  todo  se  vuelve  más  raro  que  cuando  Alicia  atravesó  el  espejo  y  peor  si  ya  has  pasado  de  la  primera  novela.  Pero  eso  os  los  dejaré  para  siguientes  capítulos.  Artículo: Laura López Alfranca 

Correcciones

Portadas

El libro

La prensa


Querido diario:  Me  llamo  Rosa  y  tengo  que  redecorar  mi  vida.  Los  culpables  de  esta  drástica decisión han sido Jorge, mi hijo de diez años, y la nueva báscula  para  el  baño.  Cambié  la  vieja,  convencida  de  que  pesaba  de  más,  y  la  sustituí por una de última generación, de esas que hablan y te miden la  grasa corporal. La muy traidora se ha encargado de divulgar por todo lo  alto que esos cinco kilos de más no correspondían a un error de cálculo  de la vieja máquina, sino que se hallaban alojados en mi masa corporal.  A  mis  treinta  y  muchos  años  (treinta  y  diez,  para  ser  exactos)  he  descubierto que no debo de estar tan estupenda como yo pensaba. La  historia empezó anteayer, cuando Jorge llegó del colegio.  —Mami, que dice Gary que necesito un diccionario nuevo.  —¿Quién es Gary?  —Mi nuevo «profe» de inglés.  «¿Gary? ¿Y qué ha pasado con la dulce señorita Isabel?», pensé. «¡Oh,  mierda! Eso me pasa por no acudir a las reuniones del colegio». Por otro  lado, el nuevo profesor de inglés despertó mi curiosidad. El nombre de  Gary  sonaba  a  galán  de  película  antigua,  a  Old  Spice  y  a  besos  apasionados.  Y  una  mujer  como  yo,  que  lleva  seis  años  divorciada,  no  pudo resistirse a seguir indagando.  —Cariño, ¿cómo es ese Gary?  —Como tú, mami. Más o menos como tú.  Imaginándome ya en los brazos de un hombretón que me susurrase al  oído palabras de amor con acento extranjero, y con la pobre excusa de  discutir la necesidad del cambio de diccionario, pedí una tutoría, no sin  antes asegurarme de que ese tal Gary hablaba perfectamente español.  Cuando he llegado esta tarde a la sala de profesores y he visto a Gary, la  realidad  expresada  por  mi  hijo  de  la  manera  más  inocente  me  ha  asestado su golpe de gracia.  Resulta que Gary es un diminutivo de Olegario. El buen hombre es más  manchego que el queso de oveja y al único actor de Hollywood al que se  parece, es Dani de Vito.  ¡Adiós a mi sueño erótico!  Y  si  Jorge  dice  que  "más  o  menos  es  como  yo"  es  porque  tengo  que  adelgazar, cuidar mi pelo  y mi piel, y ponerme en  forma de la manera  más urgente. No me gusta que mi propio hijo tenga una imagen de su  madre comparable a la de un cincuentón barrigudo.  Mañana, sin falta, empiezo a buscar un gimnasio...  Artículo: Violeta Lago     

117 RománTica'S


Este bimestre os ofrecemos la séptima entrega de esta  segunda etapa de la sección de Horóscopos. Después de  haber  repasado  el  zodiaco  occidental  y  las  compatibilidades  de  los  distintos  signos,  en  este  nuevo  ciclo  nos  ocuparemos  de  daros  a  conocer  en  cada  número  un  signo  del  Zodíaco Azteca. En el anterior número, dibujamos el perfil del signo  Flor.  En  esta  entrega  profundizaremos  en  las  características  y  peculiaridades  de  Serpiente,  séptimo  signo  de  este  horóscopo,  asociándolo  además  con  los  protagonistas  de  una  novela  que  aprovecharemos  para  recomendaros.  Esperamos  que  os  resulte  interesante. 

 

El signo Serpiente  Dotada de astucia y sagacidad, la serpiente ha  sido  un  animal  temido  por  unos  y  venerados  por  otros,  según  las  culturas;  en  aquellas  cuyas  creencias  se  basan  en  el  cristianismo  o  en el islam, la serpiente representa al Maligno,  siendo  objeto  de  rechazo  y  persecución  debido a esta connotación negativa.     Mujer serpiente:   SEONAID DUNBAR  «La persecución»  Lynsay Sands    Esa no ha sido su primera op‐ ción,  pero  la  escocesa  Seo‐ naid  Dunbar  —que  ha  sido  educada  como  un  guerrero  bajo  la  tutela  de  su  padre,  al  igual  que  su  hermano—  pre‐ fiere  ponerse  el  hábito  antes  que  tener  que  matar  a  Blake  Sherwell con su espada —que  es  lo  que  va  a  hacer  si  la  obligaban a casarse con él—.  No... ella no caminará sumisa  hacia  el  altar,  ni  jurará  obe‐ diencia  a  ese  hombre  al  que  la  Corte  inglesa  llama  «Án‐ gel». El pelo dorado y los ojos  azules  no  demuestran  la  valentía  de  ningún  hombre.  Además,  en  Inglaterra  no  existe nada parecido a los án‐ geles...  sólo  hay  demonios,  y  existen  muchas  formas  de  eludir a un pretendiente veni‐ do del infierno, aunque sea el  mismísimo  rey  Henry  el  que  ha  ordenado  el  matrimonio.

RománTica'S 118

Sin embargo, en la cultura precolombina, así como en la oriental, la  serpiente  es  símbolo  de  prosperidad  y  fertilidad,  considerándosela  un  animal  sagrado,  protector  de  las  energías  negativas.  También  en  la  mitología  griega,  la  serpiente  era  símbolo  de  curación  y  resurrección,  debido  a  los  poderes  del  dios  Asclepio,  representado  con una serpiente enrollada en su báculo.  El carácter de Serpiente  Los nativos de este signo tienen un espíritu combativo y guerrero. Un  carácter  fuerte,  dominante  y  autoritario  que  se  refleja  en  todos  los  campos  de  su  personalidad,  siendo  líderes  en  todos  los  proyectos  que  inician.  Son  personas  apasionadas,  que  no  obstante,  intentan  disimular  esa  pasión  bajo  una  apariencia  dulce,  sonriente  y  desenfada.  Su  punto  débil  es  su  extremada  sensibilidad;  no  encajan  bien  las  bromas,  sarcasmos  e  ironías  que  puedan  herir  su  amor  propio.  Demasiado serios y orgullosos para su bien, intentar socializar con los  demás  les  provoca  a  menudo  angustia  debido  a  sus  cambios  de  humor; en un momento puede reírse de sí mismo si le apetece y al  siguiente no aguantar que le tosan.  Ellos  saben  reconocer  su  valía  y  se  consideran  leales,  inteligentes  y  valerosos, pero ciertamente su humor es algo inestable. Su influencia  en  todos  los  ambientes  hace  que  estos  reflejen  sus  cambios  de  humor. Si está agradable y divertido se lo contagiarán al grupo, pero  si por el contrario, está deprimido o desanimado, nadie se atreverá a  realizar ningún comentario por miedo a la ira de la Serpiente.  Las  personas  que  convivan  con  él,  ya  sea  familiar  o  laboralmente,  deberán  tener  cuidado  e  intentar  no  herir  sus  sentimientos.  Pues  aunque  su  duro  exterior  pueda  mostrar  lo  contrario,  estos  nativos  guardan  un  corazón  sensible  y  tierno  que  intentar  proteger  sobremanera.  Prueba  de  ello  es  la  ferocidad,  casi  irracional,  con  la  que defienden sus criterios y opiniones. 


Ferocidad e  ímpetu  que  también  utilizan  para  saltar  todos  los  obstáculos  en  su  camino.  Si  hay  algo  que  le  guste  a  este  signo  es  superarse  a  sí  mismo  y  ponerse  a  prueba.  Sus  decisiones  serán  inapelables y sus decisiones inamovibles. Eso no implica que no sean  personas  dialogantes,  pero  una  vez  que  toman  un  camino  intentan  no  desviarse  de  él  y  conseguir  sus  objetivos  en  el  menos  tiempo  posible.  Serpiente y el amor  La  vida  con  los  nativos  de  este  signo  no  es  sencilla.  Como  ya  comentamos antes, tiene un carácter un tanto difícil y variable. Si su  estado  de  ánimo  es  bueno,  todo  alrededor  estará  en  consonancia,  pero  si  está  alterado,  el  mundo  se  desequilibra  notablemente.  Su  pareja deberá tener mucha mano izquierda para saber sobrellevar las  peculiaridades de este signo.  Aunque  aparentemente  mantengan  una  actitud  cordial,  afable  y  sensible, por dentro hierven de energía, ímpetu y agresividad, que de  una manera u otro deben expulsar. Por ello, es bastante fácil que en  el  hogar  los  roces  surjan  a  la  menor  oportunidad.  Y  si  se  pone  cariñoso,  atento  y  efusivo,  no  hay  duda,  es  que  busca  algo.  La  Serpiente no sabe fingir bien, por muy astuta que se crea y por muy  bien que tengan el plan estudiado.   Si se la  conoce un poco,  es fácil reconocer los signos que muestran  sus  verdaderas  intenciones.  No  se  trata  de  una  guerra,  ni  mucho  menos;  pero  «en  el  amor  y  en  la  guerra,  todo  vale»  y  es  mejor  conocer  a  lo  que  te  expones  teniendo  una  pareja  tan  sibilina  y  embaucadora.  Embaucamiento  que  también  se  extiende  en  el  dormitorio, donde sí se mostrarán como verdaderamente son.  Ardientes,  avasalladores,  dominantes;  los  Serpiente  despliegan  una  pasión  desbordante  que  ni  ellos  mismos  saben  cómo  controlar.  Su  deseo  sexual  y  desinhibición  le  procurará  un  gran  placer  a  él  y  su  pareja.  Les  encantan  los  juegos  eróticos  y  experimentar  en  las  relaciones sexuales, buscando la satisfacción carnal de sí mismo y su  compañero.   Pero paradójicamente, esta actitud de complacencia sexual le llevará  a preguntarse si su pareja no estará con él solo por el sexo. Logrando  que este nativo caiga en la más honda depresión. Para la Serpiente es  fundamental  conseguir  el  equilibro  tanto  en  el  dormitorio  como  fuera de él, sólo así será plenamente feliz.  ¿Quieres saber si eres Serpiente?  7, 19 y 31 de enero  5 y 17 de febrero  1, 13 y 25 de marzo  6, 18 y 30 de abril  12 y 24 de mayo  5, 17 y 29 de junio 

11 y 23 de julio  4, 16 y 28 de agosto  9 y 21 de septiembre  3, 15 y 27 de octubre  8 y 20 de noviembre  2, 14 y 26 de diciembre 

Hombre serpiente:   NIALL MCRAE  «Desde donde se domine la  llanura»  Megan Maxwell     Gillian  es  conocida  entre  los   miembros  de  su  clan  como  la  Retadora por su carácter indo‐   mable,  que  siendo  su  mayor   atractivo  es  también  su  gran  maldición. Enamorada de Niall    desde la infancia, juntos vivie‐  ron  una  bonita  historia  de   amor  que  se  rompió  cuando  éste  partió  a  luchar  junto  al  rey  de  Escocia  sin  despedirse  de  ella.  Gillian  se  juró  enton‐ ces que jamás lo perdonaría.  Niall,  por  su  parte,  es  tan  testarudo y orgulloso como su  amada.  Ahora  que  ha  regre‐ sado y vuelven a  encontrarse,  ninguno  de  los  dos  está  dis‐ puesto a dar su brazo a torcer.  Cada  uno  ha  sufrido  a  su  manera  la  ausencia  del  otro.  Pero la vida es caprichosa, y la  pasión  que  sintieron  en  el  pasado  comienza  a  apoderar‐ se  de  ellos  de  nuevo.  ¿Serán  capaces de resistirse? 

Artículo: Ana Sarria  Fuente: Astrología Azteca, Hipólito Moctezuma   

119 RománTica'S


En RománTica’S  queremos  hacer  una  aclaración  con  respecto  a  la  escapada  romántica del número anterior:   La  foto  principal  de  la  escapada  romántica  anterior,  la  de  «El  Castell  de  Guadalest»,  no  era  correcta,  pertenecía  a  la  pequeña  población  de  Alfofra  y  no  a  Guadalest.   Sentimos  el  error  sobre  todo  por  aquellas  personas  que  son  de  las  localidades mencionadas.  Si deseas que publiquemos tu relato,  envíanoslo a nuestra dirección de correo:  romanticasmagazzine@gmail.com  De entre los relatos recibidos se  seleccionarán los que serán publicados en  nuestras páginas. No se os olvide    consignar en el asunto del mail la palabra    RELATOS   

El texto no podrá superar las 3000    palabras.   

Todos los relatos deberán llevar el    nombre de el/la autor/a y acompañar el    escrito con una pequeña nota en la que    se haga constar que el texto es de tu    propiedad. 

RománTica'S 120

Mil gracias por vuestra comprensión y  disculpad el error cometido.                             Equipo RománTica’S   

     

Contacta con RománTica’s para hacernos  llegar tu opinión, comentarios y sugeren‐ cias  tanto  sobre  la  revista  como  cual‐ quier  otro  tema  relacionado  con  la  novela romántica.  Escríbenos a este e‐mail:  romanticasmagazzine@gmail.com 


121 RomรกnTica'S


RomanTica'S - 020  

RománTica'S, tu revista de novela romántica.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you