Page 96

todas en  el  bolsillo  pero  es  que  Tony  Randall,  interpretando  a  Peter  Ramsey,  el  tercero  como  siempre en discordia, es de lo mejor.   En esta ocasión hace de jefe de Jerry, es el eterno  hombre rico y engreído que no da un palo al agua  pero que cuando se ve con la soga al cuello echa  mano de  toda su artillería, y su artillería pesada,  no vamos a engañarnos es Jerry. 

Al igual que sucede con «Confidencias a medianoche», la  división  de  la  pantalla  para  ver  las    reacciones  de  sus  protagonistas  es  un  recurso  del  que  no  se  olvidaron  director ni equipo de montaje. 

Pero… ¡ah,  no!  Jerry  además  está  metido  en  serios  problemas,  de  faldas,  ¡cómo  no!  Es  tal  el  embrollo  que  ha  creado  que  no  sabe  cómo  salir  de él, la comisión se le ha echado encima y debe  salir del atolladero COMO SEA.   Y,  nuevamente,  el  remedio  es  peor  que  la  enfermedad. Las mentiras de las que se vale para  salir del paso llegan hasta tal punto que mantiene  al espectador pegado a su sillón, esperando a que  de  un  momento  a  otro  estalle  la  bomba,  se  descubra  el  pastel  y  todo  salte  por  los  aires.  Oséase, que al bueno del señor Webster le estalle  todo en la cara.  Me encanta esta película. Cada vez que me da la  picada  la  veo  y  no  hay  vez  que  lo  haga  que  no  acabe  riéndome  y  diciéndome:  cae  en  lo  mismo  cada jodida vez. Como si los personajes pudiesen  oírme y elegir caminos distintos a los establecidos  por  el  guionista,  como  si  la  película  pudiese  tomar  un  rumbo  distinto,  ¿a  que  es  un  poco  de  locos?  Pero  es  que  no  puedo  evitarlo.  Siempre  termina  conquistándome  el  personaje  de  Jerry,  siempre acabo colada por él y pensando que esta  vez  no  la  va  a  pifiar.  Solo  que  sí  que  vuelve  a  hacerlo porque Jerry, pese a ser un superviviente,  no  es  lo  que  se  dice  muy  avispado,  aunque  inteligente  y  retorcido  lo  es  un  rato.  Ved  la  película y entenderéis de  lo que os hablo. Si hay  alguien  capaz  de  idear  una  trama  retorcida  para  salvar el culo… ¡ese es el señor Webster!  Pero  en  fin,  no  voy  a  relataros  las  cosas  que  es  capaz de hacer, ni siquiera los fregados en los que  se  mete.  Me  gustaría  que  los  descubrierais  por  vosotras mismas y me deis… o quitéis la razón, lo  dejo a vuestra opinión.  «Pijama  para  dos»  es  otra  película  de  ésas  que  merece  la  pena  no  perderse  y  con  la  que  vais  a  disfrutar  de  lo  lindo.  Escenas  divertidísimas  y  enredos a granel son su mejor aval.  Artículo: Loli Díaz 

RománTica'S 96

Fijaos en  sus  expresiones.  Es  una  de  las  escenas  más  graciosas que podemos ver durante la proyección… 

¿Qué pueden  traerse  entre  manos  un  publicista  y  un  inventor  chiflado?  La  respuesta  la  podréis  hallar  en  esta  comedia  de  enredos  americana  tan  divertida  como  llena  de sorpresas. 

Pijama para dos Un reparto de lujo Papeles memorables Humor a raudales Divertida y generosa en sus diálogos chispeantes.

Profile for Revista RománTica'S

RomanTica'S - 018  

RománTica'S, tu revista de novela romántica.

RomanTica'S - 018  

RománTica'S, tu revista de novela romántica.

Advertisement