Page 73

escena más emotiva de la historia la protagoniza  ella  y  la  forma  en  la  que  la  relata  su  autora  es  simplemente conmovedora, si cierro los ojos casi  parece  que  estoy  viendo  una  escena  de  una  película.  La  niña  sentada  ante  el  alféizar  de  la  ventana  de  su  nueva  casa  esperando,  simplemente  esperando,  a  que  apareciera  su  excelencia  el  duque  de  Clevedon.  Es  tal  la  devoción  que  siente  hacia  el  hombre  que  ya  no  concibe la vida sin su presencia. 

Y la  historia  que  nos  narra  Loretta  no  está  únicamente  basada  en  estos  tres  personajes,  aunque  ellos  sean  los  principales,  nada  de  eso.  Chase nos hace ir mirando de un lado a otro, nos  hace  prestar  atención  a  todos  y  cada  uno  de  los  que van apareciendo en escena.   Clara  me  ha  gustado  mucho,  la  eterna  novia,  nunca la esposa. La amiga de siempre que espera  pacientemente  y  que  al  final  es  la  que  pone  cordura  en  la  historia,  la  que  se  da  cuenta  que  algo  ha  cambiado  en  Clevedon,  algo  sustancial  que  le  hace  más  esquivo  ahora  que  está  en  Inglaterra  que  cuando  estaba  a  miles  de  kilómetros. Otro secundario a tener en cuenta es  el hermano de ésta, el conde de Longmore y que  es  mucho  más  avispado  de  lo  que  en  realidad  parece.  Estoy  deseando  leer  su  historia  con  Sophia, la hermana pequeña de Marcelline y que  ya  en  esta  novela  Chase  nos  da  un  jugoso  adelanto. Sophia guarda muchos secretos y estoy  segura  que  Longmore  no  podrá  resistirse  a  bucear en ellos.  Podréis  ver  en  «Susurros  de  seda»  a  viejos  conocidos  de  novelas  anteriores  de  Chase  y  os  encariñaréis con otros nuevos, estoy segura.  «Susurros  de  seda»  es  una  novela  que  me  ha  gustado,  al  igual  que  lo  hicieron  las  que  conforman  la  serie  de  «Las  chicas  de  Little  Russell»  porque  sus  protagonistas  no  terminan  siendo lo que no son. Ellas son chicas corrientes,  modistas  capaces  de  crear  vestidos  de  ensueño,  sí  pero  chicas  comunes,  del  gremio  de  trabajadores y su autora no recurre a convertirlas  en hijas de duques ni princesas perdidas.  «Susurros de seda» es una novela aderezada con  buenos diálogos, escenas emotivas y que crea en  el  lector  una  suerte  de  ansiedad  por  querer  conocer qué sucede con el resto de personajes y  que espero no tardar mucho en averiguarlo.  Crítica: Loli Díaz 

73 RománTica'S

Profile for Revista RománTica'S

RomanTica'S - 018  

RománTica'S, tu revista de novela romántica.

RomanTica'S - 018  

RománTica'S, tu revista de novela romántica.

Advertisement