Page 115

Su  continuo  estado  de  ensueño,  en  el  que  anhelan  convertir  sus  deseos  en  realidad,  hace  que  se  encuentren  invariablemente  cerca  de  caer  por  el  peligroso  precipicio  de  la  depresión  del  que  sus  más  allegados  serán  los  encargados  de  sacarle.  Pero  una  vez  pasada  la  tempestad, llegará la calma y este nativo volverá a ser el estandarte  de la paz que acostumbra a ser.    Casa y el amor    Quien desee mantener una relación con un Casa debe ser consciente  de  su  naturaleza  soñadora,  por  lo  tanto  no  debe  extrañarse  si  este  signo comienza bien pronto en la relación hacer todo tipo de planes  de  futuro.  Ciertamente  su  pareja  debe  saber  lidiar  con  su  estado  utópico sin herir su sensibilidad, lo cual es muy fácil que ocurra.   No  obstante,  los  enfados  de  este  nativo  son  como  el  humo,  se  esfuman  en  el  aire  con  una  facilidad  pasmosa.  No  son  nada  rencorosos,  aunque  sí  caprichosos.  Debido  a  su  naturaleza  cambiante, el romance con ellos será como una montaña rusa, lleno  de  vaivenes,  emociones  y  totalmente  imprevisible.  En  un  momento  fuego  que  arde,  y  al  otro  llamas  que  se  apagan.  Los  Casa  son  muy  cariñosos y dados a mostrar su afecto, aunque no en público.   Extremadamente  tímidos  y  pudorosos,  las  relaciones  sexuales  pertenecen  exclusivamente  a  la  parcela  del  dormitorio,  donde  no  dudan  en  desplegar  sus  encantos  amatorios.  Para  ellos  desnudarse  es  mostrar  también  el  alma,  por  lo  tanto  lo  consideran  un  acto  íntimo. Esta forma de pensar los lleva a ser celosos y posesivos.  Incapaces  de  determinados  comportamientos,  una  supuesta  conducta indecorosa de su pareja, a su parecer, puede provocar más  de una discusión. No obstante, no es difícil que este signo llegue a un  entendimiento si se razona con él, pues su carácter afable y amoroso  le  impide  mostrarse  por  demasiado  tiempo  severo  con  quien  ama.  Casa es una fuente inagotable de amor y comprensión, de la que su  cónyuge se beneficiará de por vida.  ¿Quieres saber si eres Casa?  5, 17 y 29 de enero  3, 15 y 27 de febrero  11 y 23 de marzo  4, 16 y 28 de abril  10 y 22 de mayo  3, 15 y 27 de junio 

9 y 21 de julio  2, 14 y 26 de agosto  7 y 19 de septiembre  1, 13 y 25 de octubre  6, 18 y 30 de noviembre  12 y 24 de diciembre    Artículo: Ana Sarria  Fuente: Astrología Azteca, Hipólito Moctezuma 

Hombre casa: Ethan Quinn  Cuando sube la marea  Nora Roberts   La vida de los pequeños Came‐  ron,  Ethan  y  Phillip  parecía  abocada  al  desastre.  Aunque   no se conocían entre sí, los tres   compartían un pasado lleno de  abusos y dificultades que deja‐   ron  atrás  cuando  fueron  adop‐  tados  por  Raymond  Quinn.  Ahora  han  crecido  y  juntos    conforman una familia fuerte y  sólida que se desmorona el día  en  que  reciben  la  noticia  de  que  su  padre  ha  sufrido  un  terrible accidente. Reunidos en  torno a su lecho de muerte los  tres  le  hacen  una  última  pro‐ mesa  al  hombre  al  que  se  lo  deben  todo:  cuidar  de  Seth,  el  último niño que estaba a punto  de adoptar.  Ethan  Quinn  es  un  marinero  tranquilo  y  reservado.  Bajo  su  serena  apariencia  late  un  cora‐ zón  profundo  y  bravío  como  el  mar  que  adora  y  respeta.  Des‐ de la muerte de su padre cuida  de  su  hermanastro  y  divide  su  tiempo entre la pesca y el asti‐  llero que ha montado junto con  sus hermanos.    De  los  tres,  él  es  quien  se  siente  más  cercano  Seth,  pues  ambos  sufrieron  una  infancia  tormentosa.  

115 RománTica'S

Profile for Revista RománTica'S

RomanTica'S - 018  

RománTica'S, tu revista de novela romántica.

RomanTica'S - 018  

RománTica'S, tu revista de novela romántica.

Advertisement