Issuu on Google+


RomรกnTica'S 2


Sumario Actualidad Entrevista a Ariadna McCallen Entrevista a Mercedes Perles Conocemos a Nut-Chan Una tarde con Nieves Hidalgo Editoriales españolas: Nuevas incorporaciones Especial E. L. James Series y Sagas: Los Juegos del Hambre Dioses del Olimpo Espacio JR Romances reales Una mirada al pasado Autora ¿en el olvido? La cápsula del tiempo Ocio y Placer Pasatiempos Horóscopos Y otros más… En este número colaboran Alfredo Gómez Ana Sarria Ana M. Benítez Aravalle Palacios Carolina Iñesta Eva Rubio Julia M. Priego Laura López Alfranca Loli Díaz M.J. Estepa Merche Diolch Mónica Liceras Noelia Amarillo Nuria Calvente Rocío Muñoz Y, colaboración especial de: Megan Maxwell

Editorial Queridas lectoras:  Este  bimestre  nuestra  publicación  viene  cargada  de  novedades,  curiosidades  y  artículos  que,  estamos  seguras,  os  harán  pasar  un  rato  más  que  divertido.  Además la web Románticas al Horizonte nos ha cedido  los relatos participantes  en su sorteo  de FANFICS  de la  HERMANDAD  DE  LA  DAGA  NEGRA.  Tres  relatos  originales que estamos seguras os gustarán.  En  este  número  también  encontraréis    el  recorrido  nostálgico  que  nos  hacen  las  chicas  de  de  Juvenil  Romántica.  No  os  perdáis  la  sección  de  Series  y  Sagas,  viene  de  lo  más completa.  Como  siempre  hemos  trabajado  en  las  secciones  que  creemos  señas  de  identidad  y  de  la  mano  de  Noelia  reclamamos la publicación de otra autora olvidada.  MJ,  nuestra  entrevistadora  más  original  ha  sido  «cazada»  por  tres  periodistas  de  excepción.  ¡No  te  pierdas su entrevista más original!  ¿Queréis  saber  qué  protagonista  ha  entrado  a  formar  parte  de  nuestro  especial  Olimpo?  No  os  perdáis  la  sección «Dioses del Olimpo» y la sección de novedades  viene repleta para todos los gustos.  Pero  no  os  podéis  perder  el  viaje  tan  peculiar  que  nos  ha  preparado  Alfredo.  Recorre  en  compañía  del  mismísimo Calixto la ciudad atemporal de Salamanca.  Deseamos de todo corazón que este nuevo número no  esté a falta de nada.  Gracias una vez más por vuestra confianza.  Equipo de RománTica’S 

3 RománTica'S


RomรกnTica'S 4


LA ENTREVISTADORA, ENTREVISTADA  Ariadna destaca por su creatividad artística. Desde hace unos años decidió  soltar las riendas de su imaginación y comenzó a crear historias y relatos de  fuerte contenido fantástico, romántico, e incluso, erótico.   Hace  dos  años  publicó  su  primera  novela  «El  misterio  del  norte»  y  desde  entonces  no  ha  dejado  de  sumergirse  en  la  Historia  para  crear  acontecimientos  paralelos  a  la  misma;  todos  ellos  salpicados  con  un  poco  de magia, amor, erotismo y aventura.   En 2010 publicó el primer volumen de la trilogía Hechiceras: «La rebelión de  las  brujas».  Ahora,  ya  podemos  leer  la  segunda  entrega  de  la  misma:  «La  danza de las brujas».  Sus  entrevistas  para  RománTica’S  son  originales  e  ingeniosas.  ¿Queréis  leeros la última? Aquí os la ofrecemos… 

 

 

HANON, ALEMANIA S.XV 

Anette:  ¡Prima,  prima!  ¿Dónde  os  habéis  metido? Llevo toda la mañana buscándoos. 

Angie estaba inquieta; su instinto le susurraba constantemente que hablara, cara a cara, con ella y saber si se encontraba en perfectas condiciones. Intuía que algo le estaba sucediendo. Ella había sido su creadora, su mentora, su guía personal en todos los sentidos en su nueva existencia. Nadie la conocía mejor que ella, ni siquiera su padre, que seguramente seguiría pensando que algún día regresaría a su hogar. Pero no, no volvería al siglo XXI, pensó tristemente, seguiría en el siglo XV, junto a su amado esposo Alfred y su familia antepasada. Eso no quería decir que no echara de menos a su padre, lo quería mucho, pero Alfred era el hombre que ahora mismo gobernaba su corazón. Angie no pretendía remover el pasado, no deseaba abrir de nuevo la llaga que estaba cerrándose muy lentamente dentro de su alma. Ahora sólo quería vivir el presente, hablar con ella y decirle: «Te echo de menos». Sin embargo, ella no se encontraba allí, en Hanon, en la aldea donde había rehecho su vida. ¿Cómo podría traerla hasta la comunidad? Era cuestión de darle vueltas a la cabeza, pensar y pensar hasta dar con la solución. Por un momento, Angie pensó en el abrazo que pretendía darle nada más la tuviera frente a ella; quería sentir sus emociones, saber que se encontraba bien en su época... Era de vital importancia, ¡Ariadna fue su creadora! ¡La mujer que había conseguido que se enamorara del hombre adecuado! La escritora que un día dibujó su destino y el del caballero que la tenía totalmente abrumada de amor. Aquella idea no se le iba de la mente, era muy cabezona, lo reconocía, pero no pararía de buscar la solución hasta conseguir verle la cara y decirle que era una de las personas más importante de su vida.

Anette entró en la cabaña resueltamente.  Angie:  Lo  siento,  cariño,  pero  me  olvidé  de  ir  a  ayudaros.  Veréis,  tengo  la  urgencia  de  hacer  algo y no sé cómo diantres hacerlo.  Anette la miró frunciendo el ceño.  Bueno,  si  no  lo  soltáis...  no  podré  ayudaros.  Sabéis  que  podéis  contar  con  mi  persona  para  cualquier problema que tengáis.   Lo sé, cielo, no lo dudo.   Entonces... (la incita a que siga hablando)   Es  difícil,  demasiado.  Cuanto  daría  por  verla...  (dice ésta con la mirada ausente y muy pensativa)   Anette estaba por coger a su prima y tirarle de un  mechón de pelo para que le explicara de una vez  qué le pasaba y qué problema tenía.  En ese instante Angie la miró.  Lo que estoy pensando es reunirme con nuestra  querida creadora, y no sé cómo.  ¿Con  quién?  ¿con  Ariadna?  (preguntó  ésta  sonriendo  y  a  la  espera  de  que  su  prima  corroborara  su  pregunta.  ¡Ella  también  quería  verla y darle un abrazo! Pero, ¿cómo?)   Sí, cielo, Ariadna McCallen.   Oh,  prima,  también  estoy  deseando  de  conocerla y abrazarla, cuanto daría por darle las  gracias de mi dicha (suspiró).  Pues  no  pienso  quedarme  de  brazos  cruzados,  quiero  decirle  lo  dichosa  que  soy  al  lado  de  Alfred  y  vos  también  deberíais  hacerlo.  Así  que  debemos pensar (soltó de repente). 

A C T U A L I D A D

5 RománTica'S


Claro, no lo dudéis, le debo mucho a Ariadna, si  no  fuera  por  ella  ahora  mismo  no  estaría  a  vuestro  lado.  No  hubiera  conocido  a  la  prima  más  caritativa  del  mundo,  la  mujer  con  los  pensamientos  más  «rebeldes»  de  toda  Alemania,  y  a  la  que  quiero  como  a  una  hermana.  ¡Anette!   En  ese  momento  Marlenne  entró  en  la  cabaña.  Ojeó  a  su  hermana,  que  estaba  sonriendo  y  con  una  expresión  de  añoranza  y  luego  observó  el  rostro de su prima, que estaba mirando a Anette  con  intensidad.  Ambas  callaron  de  inmediato  al  verla.  Marlenne  supo  rápidamente  que  Angie  tramaba  algo,  sólo  tenía  que  verle  aquella  cara  de  duendecillo  sabiondo  para  intuir  que  tramaba  alguna de sus genialidades.   Marlenne:  ¿Qué  sucede,  arpías?  Os  habéis  callado  cuando  he  puesto  el  primer  pie  dentro  de la cabaña. ¿Ha llegado el diablo? Porque si es  así saco una de mis dagas y se la lanzo.   Angie y Anette rompieron el silencio y se echaron  a reír.  No,  no  está  el  diablo,  ¡menos  mal!  (balbuceó  ésta mirando a Anette).   Entonces, ¿qué tramáis?   Veréis,  existe  un  problema  que  no  sabemos  cómo vamos a solucionar.   Soy experta en buscar soluciones, creedme, sino  hablaré  con  mi  Señora  y  ella  me  hallará  la  solución.  Marlenne, no es un problema que atañe a nadie,  es sólo mío.  Llevo varios  días  dándole vueltas y  vueltas  a la cabeza acerca de una persona, y no  sé qué hacer para conocerla.   ¿Vive aquí, en Hanon?  No,  hermana,  ni  aquí  ni  en  esta  época  (musitó  sonriendo).   Marlenne abrió los ojos desmesuradamente y se  tapó la boca.   ¿Es ella? ¡¿Vuestra creadora?!   Perdona, hermanita, y la vuestra, aunque aún no  haya escrito vuestro destino.  Lo  siento,  Anette,  pero  el  destino  ya  lo  tiene  escrito Dana.  Puede  ser,  pero  Ariadna  acabará  por  completarlo.   Las tres se miraron con entusiasmo.  

RománTica'S 6

Está claro que necesitáis de mi ayuda. Madre no  puede hacer nada al respecto.   ¿Podríais invocarla?  Angie  elevó  una  ceja  y  la  miró  interrogati‐ vamente.  ¿Dudáis  del  poder  de  las  runas,  hermana?  (Su  pregunta sentenció la respuesta).  Entonces, ¿a qué esperáis? ¡Vamos! Quiero ver a  Ariadna. (La urgencia de la hechicera por ver a su  creadora se incrementó).  ¿Qué  necesitáis  para  invocarla?  (le  preguntó  a  Marlenne).  Sólo mis pequeñas runas y a vosotras dos unidas  de  las  manos.  Lo  haremos  ahora.  Traigo  las  runas alimentadas con la energía que anoche me  ofreció nuestra Señora.   ¿De la luna?  Sí,  cielo,  la  luna  y  nuestra  diosa  bañaron  mis  piedras con su mágico poder.   Angie  se  acercó  a  su  prima  Anette  y  la  cogió  resueltamente de la mano.  Ya,  listo,  ahora  empezad  de  una  vez,  estoy  ansiosa...  ¡Prima!,  estáis  peor  que  mi  persona  por  verla  (soltó una carcajada de entusiasmo).  Le  debo  mucho,  cielo.  Ha  conseguido  que  cambie  mi  carácter  y  mis  pensamientos  en  muchos aspectos.  Marlenne  les  hizo  señas  a  las  dos  para  que  se  callaran,  eran  dos  cotorras.  Necesitaba  concentración. Sacó sus runas y las dispuso en lo  alto  de  la  mesa,  todas  mirando  boca  abajo;  las  removió  con  los  párpados  cerrados  y  pensando  en Ariadna. Necesitaba que ella conectara con su  don, que sintiera la llamada de las piedras. Anette  y  Angie  apretaron  sus  manos  e  igualmente  cerraron sus ojos.  Colocad  las  manos  sobre  las  runas  y  pensar  en  ella (les susurró a las dos. Ambas hicieron lo que  ésta les pidió).   SIGLO XXI / SEVILLA  Ariadna:  ¡Niños!  ¡Vamos  a  llegar  tarde  al  colegio!  L.M: Mamá, ya voy...  A:  Un  momentito,  mami,  tengo  que  meter  las  gafas en la mochila y cerrarla.  Ariadna: Siempre igual, todos los días llegamos a  las nueve y cinco al colegio.   


No  te  preocupes  tanto,  mamá.  Nunca  hemos  llegado tarde, relativamente. La profesora suele  tardar diez minutos en entrar a clase.   Ariadna  miró  a  su  hijo  mayor  con  ojos  inquisidores. Éste se le acercó y le dió un beso en  la mejilla para apaciguar su enfado.  ¡Ya, mami!, podemos irnos (dijo su otro hijo con  la mochila cargada en su espalda).  ¡Menos mal! (suspiró).  De repente, Ariadna se sintió mareada y se agarró  a  la  pared.  El  vello  de  la  nuca  se  le  erizó  y  comenzó a sentir escalofríos.   Mamá, ¿qué te pasa?  Ariadna cerró los ojos y se detuvo.  ¿Otra vez estás con las cervicales?   Ariadna  respiró  hondo  para  que  el  extraño  vértigo desapareciera.  Sí, cielo, otra vez me están dando guerra.  Mami,  tómate  la  pastilla  que  suele  curarte.  (Se  acercó y le dio un abrazo para que se repusiera).  Ufff, que medicina más buena (dijo sonriéndole y  quitándole importancia a sus mareos). ¿Veis? ¡Ya  estoy  bien  gracias  a  vuestros  cariños!  Ahora,  ¡vámonos que llegamos tarde!  Los  tres  caminaron  hasta  el  colegio  y  llegaron  cinco  minutos  tarde,  como  siempre.  Ariadna  se  despidió de ellos y partió hacia su casa andando.   «Ariadna, Ariadna».  Ariadna  se  detuvo  antes  de  llegar  a  la  puerta  de  su  casa  y  giró  la  cabeza;  parecía  que  alguien  la  estaba llamando.  Nadie, no había nadie.   Colocó un pie en el peldaño de su puerta y sintió  otra vez cómo susurraban su nombre.   «Ariadna, id a por vuestras runas…».  ¿Quién es? ¡¿Quién es?! (gritó intrigada).  Soledad, la vecina: Nena, ¿te pasa algo? He oído  que  estabas  gritando  y  me  asusté  (le  dice  su  vecina abriendo la ventana).  ¡Ahhh!, no, nada, Soledad, es que hoy tengo un  día  de  perros  con  las  cervicales  y  he  tropezado  con  una  piedra  mientras  me  tocaba  el  cuello...  (le dijo para no inquietarla).  Si necesitas algo me lo dices. Voy a estar toda la  mañana aquí sin moverme. No iré a ningún sitio.  Ariadna: Ok, cielo, no te preocupes.  Tras  despedirse  de  Soledad,  Ariadna  sacó  las 

llaves para abrir la puerta de su casa. Estaba muy  inquieta, demasiado. Alguien quería comunicarse  con ella, pero ¿quién? Si no había nadie.  Mis  runas,  tengo  que  coger  mis  runas,  ellas  sabrán  qué  debo  hacer  (susurró  mientras  entra‐ ba en casa y soltaba las llaves. Esa voz que había  oído le dijo que cogiera las piedras sagradas).  Ariadna  caminó  hasta  su  despacho  y  abrió  el  cajón  de  su  escritorio.  Sacó  una  bolsita  de  terciopelo  y  un  mantelito  de  color  rojo  borgoña.  Colocó el mantel sobre la mesa y tras desenvolver  las  runas,  las  esparció  cuidadosamente  sobre  el  mantel.   Los  nervios  acabarían  por  matarla  antes  de  averiguar quién estaba llamándola.  Vamos,  runas,  decidme  qué  sucede...  (entonó  como si fuera un mantra).  De  repente,  los  mareos  la  envolvieron  por  completo,  dejándola  totalmente  abrumada.  Ariadna  respiró  hondo  para  que  se  fueran,  pero  aquello  no  funcionó.  La  oscuridad  invadió  su  campo  de  visión  engulléndola  hasta  perder  la  conciencia.  HANON, ALEMANIA, SIGLO XV.  Shhh,  shhh.  Callaos,  prima,  aún  está  desfallecida.  Debemos  esperar  a  que  se  recupere. ¿No recordáis que cuando llegasteis a  Hanon estabais en las mismas condiciones?  Angie frunció el ceño y puso mala cara.  Estoy  nerviosa,  es  normal  que  esté  así,  Anette.  Vuestra  hermana  acaba  de  hacer  algo  extraordinario  y  mi  cuerpo  tiembla  más  que  un  terremoto; Ella está a mi lado...  Angie,  estoy  igual  que  vos,  pero  mi  hermana  tiene razón. Hay que esperar a que se recupere.  No  debemos  obligarla  a  despertar,  sino  sufrirá  otro desmayo.   Lo sé, cielo.  Gracias  a  la  magia  y  las  runas  de  Marlenne,  Ariadna  había  viajado  a  través  del  tiempo,  concretamente al siglo XV. Y en esos momentos,  se  encontraba  en  el  jergón  de  Marlenne,  dormida.  EL DESPERTAR  El murmullo de varias voces a su alrededor le hizo  abrir  los  ojos;  un  tremendo  dolor  de  cabeza  acompañó  al  molesto  murmullo  propinándole 

7 RománTica'S


punzadas  en  las  sienes.  Ariadna  quiso  enfocar  la  imagen  que  tenía  frente  a  ella,  pero  sus  ojos  estaban  débiles  y  lacrimosos;  no  querían  colaborar. ¿Qué le había pasado?, se preguntó de  inmediato. Buscando una respuesta coherente en  su  cabeza,  otra  punzada  invadió  sus  sienes.  «Malditos  dolores».  Ariadna  intentó  hacer  memoria;  recordó  la  imagen  de  sus  runas,  que  había  intentado  realizar  una  consulta  para  averiguar  algo,  y  después...  ya  no  tenía  más  recuerdos  de  lo  que  había  pasado.  Se  asustó  al  instante,  puesto  que  no  sabía  cuánto  tiempo  llevaba  así,  sin  poder  moverse  y  sin  saber  claramente  que  estaba  sucediendo  a  su  alrededor.  «Mis  hijos,  tengo  que  recoger  a  los  niños  del  colegio,  ¿qué  hora  será?».  Fue  la  segunda frase que se le pasó por la mente.  Ariadna,  cielo,  ¿os  encontráis  mejor?  (Angie  le  cogió la mano y la acarició para que  no temiera,  para que no huyera de lo que estaba a punto de  sucederle. Se la comían los nervios sólo de pensar  en lo que podría ocurrir si Ariadna no entraba en  razones  y  no  aceptaba  el  momento  y  el  lugar  donde estaba despertando. Angie necesitaba que  Ariadna tolerara aquella pequeña excursión hacia  el siglo XV para así poder darle un abrazo. Pero se  temía  lo  peor.  Ella  misma  se  volvió  casi  loca  cuando retrocedió varios siglos y despertó en una  cama  igual  que  en  la  que  se  encontraba  su  creadora).  ¿Quién es? (preguntó intentando distinguir a esa  persona.  Pero  su  turbia  visión  sólo  alcanzaba  a  ver tres siluetas borrosas. La inquietud se disparó  en  su  cuerpo  y  el  miedo  hizo  su  reaparición  provocándole  escalofríos).  ¿Dónde  estoy?  ¿Por  qué  no  puedo  veros  con  claridad?  ¿Quiénes  sois? Ay, Dios...     Tranquilizaos,  Ariadna,  soy  Anette...  «Vuestra  pequeña Anette».   ¡Anette! ¿Anette? No puede ser, no puede ser...  Es imposible. Estoy delirando...   Imposible no, querida, ¡increíble!   Ariadna se incorporó en el colchón y se llevó una  mano a sus ojos, asustada. No podía ver nada con  claridad. La congoja está matándola.  Esperad,  Ariadna,  os  haréis  daño  (le  dijo  entregándole  un  paño  empapado  en  tisana  con  olor a manzanilla).  Refregaos con este paño  los  ojos,  está  mojado  con  una  infusión  de  hierbas  curativas, así podréis aclarar vuestra visión. 

RománTica'S 8

Cuando  se  limpió  los  ojos,  la  imagen  que  contempló  a  continuación  la  dejó  perpleja.  Ariadna  veía  ahora  claramente  como  el  cristal;  había  tres  mujeres  sentadas  en  unas  sillas  de  enea  mirándola  con  curiosidad.  Eran  jóvenes  y  muy hermosas...    De  repente,  Ariadna  se  le  hizo  un  nudo  en  la  garganta  y  casi  se  echó  a  llorar.  Aún  le  costaba  aceptar que aquellas tres jóvenes que tenía ante  sí  eran  las  tres  protagonistas  de  sus  novelas.  Porque  sí,  eran  ellas,  las  había  reconocido  inmediatamente.  Cómo  no  hacerlo,  cuando  le  robaban  el  sueño  cada  dos  por  tres.  Sabía  perfectamente  quienes  eran  aquellas  jovencitas  con  un  pasado,  un  presente  y  un  futuro  en  común.   ¡¡Oh,  mis  niñas!!  (Saltó  del  jergón,  a  pesar  de  estar aún aturdida, y abrazó primero a la que está  más cerca de ella: Angie. Sí, ¡era ella! A ésta se le  cayeron un par de lágrimas y empezó a llorar en  silencio, emocionada).   Oh, cielo, cuántas ganas tenía de veros, es todo  tan real... (Las lágrimas seguían brotando de sus  ojos).  Ariadna  se  aparta  un  poco  y  la  miró  a  la  cara:  «Tan  hermosa  como  la  creé».  Luego  giró  la  cabeza  y  contempló  emocionada  a  la  jovencita  que le estaba robando últimamente el sueño.  ¡¡Mi pequeña!! La flor más hermosa del mundo,  ¡Anette! (se acercó a Anette y la abrazó aún con  más  fuerza.  El  llanto  se  apoderó  de  las  dos  y  ambas  comenzaron  a  gimotear,  pero  de  felicidad).   Anette  no  podía  hablar,  se  le  había  atascado  la  voz en la garganta. Sus ojos se habían enrojecido  de  llorar  por  aquella  dicha.  La  tocó  varias  veces  para  comprobar  que  era  de  verdad  y  no  se  trataba  de  un  sueño.  Se  convenció  rápidamente  cuando ésta le sonrió de modo tranquilizador.  «Ariadna es increíble», pensó Anette sin dejar de  observarla, «quisiera que se detuviera el tiempo y  ella  siguiera  con  nosotras  durante  unos  días.  Si  Adam  estuviera  presente  seguramente  también  le ofrecería su protección».  Ariadna  se  apartó  a  duras  penas  de  Anette  y  se  limpió  las  lágrimas,  luego  se  quedó  mirando  fijamente a la mujer pelirroja que estaba frente a  ella.  Marlenne  se  limpió  una  pequeña  lágrima  que  descansaba  en  su  mejilla  y  le  sonrió  satisfecha.  


Ya estáis aquí, con nosotras.  Ariadna no le contestó, simplemente se acercó a  ella  y  la  abrazó  con  una  intensidad  casi  desesperante.  Cerró  los  ojos  y  dejó  que  el  momento  la  arrastrase  sintiendo  un  sinfín  de  emociones. Jamás olvidará aquel acontecimiento  irreal para el mundo real. Sin embargo, para ella  era genuino, auténtico, verídico.  Mi  valiente  Marlenne,  la  mujer  que  está  logrando levantar nuevamente la fe en todos los  habitantes de Hanon... (Se separó de ella y volvió  a derrumbarse en sollozos).  Oh, cielo, no quiero que vayáis a enfermar. Sólo  pretendemos  que  compartáis  con  nosotras  nuestra  dicha.  Sois  una  de  las  mujeres  más  importante  de  nuestras  vidas  y  por  eso  os  hemos  invocado,  para  que  seáis  testigo  de  ello.  (La sonrisa de Angie animó a Ariadna).   ¿Cómo  os  encontráis  en  vuestra  época,  mi  señora? (Se acercó a ella y le cogió la mano).   Mi  niña,  no  llamadme  señora,  soy  una  más,  como vosotras.  Es mucha la devoción que os tengo, Ariadna.  Ariadna  la  contempló  con  cariño.  Aún  no  podía  creer que estaba con las tres jóvenes hechiceras.   Contadnos, Ariadna, cómo es vuestra vida en la  época de donde venís.  (Ariadna  suspiró  ilusionada).  Bueno,  soy  una  mujer normal, satisfecha con la vida que me ha  tocado. Soy madre de dos hijos y estoy casada.  Ariadna,  ¿cómo  es  vuestro  esposo?  ¿y  vuestros  hijos? (A la joven le picaba la curiosidad).  Ariadna  se  echó  a  reír  y  recordó  con  ternura  los  momentos  vividos  esa  mañana,  como  tantas  otras, con sus pequeños remolones.  Mis  hijos  son  un  poco  rebeldes,  pero  tienen  un  corazón  que  no  les  cabe  en  el  pecho.  Son  muy  inteligentes y algunas veces pecan de ello. Y mi  esposo, qué decir... (suspiró nuevamente).  ¡Vamos!, contadnoslo. ¿Es un tiarrón de esos de  los que os seducen al primer asalto?  ¡Angie!  Controlad  vuestro  vocabulario,  hace  tiempo  que  habéis  prometido  no  soltar  otra  de  vuestras frases... (le cortó Marlenne aguantando  la risa).  Ariadna  soltó  otra  carcajada  ante  la  regañina  de  Marlenne.  «Angie  siempre  será  Angie,  aunque  viva  en  el  siglo que sea». 

Mi  esposo  es  un  hombre  que  sería  capaz  de  matar a cualquier persona que me hiciera daño,  igual  que  vuestros  caballeros  (soltó  ésta  de  repente. Siguió con su descripción). Para mí es un  guerrero  del  siglo  XXI.  Gracias  a  él  he  conseguido  muchas  de  mis  pasiones,  y  una  de  ellas ha sido crear vuestras historias.   Oh, Ariadna, es maravilloso.    Por  todos  los  dioses,  ¿aún  quedan  hombres  así  en  el  futuro?  Desde  luego  no  conocí  ninguno  mientras vivía en aquel siglo.  Pues deben existir, Angie, cuando Ariadna tiene  uno a su lado.   ¿Y qué más me podéis decir de él? ¿Es apuesto,  musculoso, varonil? (Sus ojos se abrieron ante la  expectación. Estaba ansiosa por saberlo).  ¡Angie!  ¿Eso  era  todo  lo  que  queríais  preguntarle a nuestra creadora?   Hermana,  dejad  que  nuestra  prima  pregunte  todo lo que quiera (le dijo dulcemente).  Sí,  es  un  auténtico  hombre  apuesto,  varonil...  todo lo que has preguntado, cielo. Es más, tiene  un pico... de oro.  (Angie se echa a reír).  ¿Qué significa eso?   ¿Que tiene la boca como un pollo...? (le contestó  su hermana poniendo los ojos como platos).  Por Dios, si sigo así no podré aguantar más y me  haré  pis  encima  (decía  más  calmada  y  llena  de  júbilo por estar rodeada de sus tres niñas).  No  os  preocupéis,  tenemos  un  orinal  bajo  el  jergón. (Y soltó una carcajada).  Ufff,  me  lo  estoy  pasando  divinamente  (dijo  respirando  profundamente  para  apaciguar  las  risas).  Nuestra  Ariadna  quiere  decir  que  su  esposo  tiene  palabras  que  seducen,  enganchan,  enamoran...    Marlenne y Anette: ¡Ahhh!  Las cuatro volvieron a reír exaltadas.  Ariadna,  ¿por  qué  decidisteis  crear  una  historia  tan  complicada  como  la  nuestra?  Sabéis  que  hablar  de  los  caballeros  y  de  la  Santa  Iglesia  podría haberos traído problemas.  Lo  sé,  pero  quería  crear  una  historia  basada  en  la quema de las brujas, que los lectores leyeran  lo  que  realmente  sucedió,  aunque  en  otro  contexto,  claro  está.  La  historia  ha  sido  así  de  cruel  e  inhumana,  los  pobres  nunca  han  tenido  razón ante ojos del gobierno y la Iglesia. No me  he  inventado  nada.  El  poder  corrompe  y  ese  problema persiste, ya sea en el siglo que sea. Es 

9 RománTica'S


uno  de  los  grandes  males  de  la  humanidad.  Así  que me pareció un tema muy interesante y basé  mi historia en él.  Cielo,  ¿cómo  han  sido  las  críticas  al  respecto?  Porque en el siglo XXI sabemos que si hablas de  un tema prohibido para muchos eres pasto para  las ovejas...  Bueno,  he  tenido  críticas  de  todas  las  maneras,  clases  y  formas.  Esto  es  un  hecho  que  todo  escritor  tiene  que  asumir.  Cuando  hay  público  alrededor  de  vuestro  trabajo  es  el  precio  que  hay que pagar, ya sea bueno o malo. Pero todo  ello sirve de experiencia.  ¿Os ha sido difícil crear a Adam? No sé si debería  haber hecho la pregunta... (dijo con timidez).  Oh,  cariño,  no  ha  sido  difícil,  al  contrario,  vuestro muchacho es todo un «caballero», lo he  moldeado  a  mi  antojo,  como  arcilla  en  mis  manos;  quería  que  fuese  un  joven  con  unos  conceptos,  referente  a  la  vida,  muy  claros.  Y  sobre todo os tiene un amor vehemente, Adam  destila  una  pasión  que  hasta  mí  me  dio  miedo  de  describir.  Es  un  hecho,  hay  muy  pocos  hombres  que  derrochen  tal  pasión  por  una  mujer, Anette.   Anette  se  quedó  tan  sorprendida  que  se  casi  se  cae de la silla.  Por los dioses, Ariadna, sois tan maravillosa...  Gracias  a  ustedes,  que  me  habéis  hecho  una  mujer  muy  dichosa  al  crearos.  Estoy  muy  orgullosa  de  las  tres.  Jamás  me  imaginé  que  la  vida  me  traería  este  milagro,  conocer  a  las  mujeres que me han emocionado en más de una  ocasión.  ¿Veis?  Ya  estoy  poniéndome  melancólica...  Soy débil, no lo puedo remediar.  Cielo,  ¿cómo  ha  sido  la  aceptación  del  público  lector de la historia de mi prima?   De  momento  estoy  quedando  bastante  sorprendida.  Hay  lectora  que  me  felicitan,  me  llaman por teléfono, me mandan emails con sus  respectivas  reseñas  que  me  arrancan  más  de  una  sonrisa...  Eso  es  algo  que  no  se  olvida;  me  da vida.   Ariadna,  soy  muy  dichosa  al  lado  de  Adam,  y  todo gracias a vuestra persona. Sin él mi vida no  hubiera  tenido  sentido;  ha  entrado  en  mi  corazón  tan  hondamente  que  a  veces  me  duele  saber que pudría haberlo perdido...  No  penséis  en  ello,  cielo,  todo  se  ha  solucionado. Ahora sois féliz a su lado, y eso es 

RománTica'S 10

lo que importa. Vuestro caballero es un hombre  que cuida de lo suyo.  Anette cogió la mano de su creadora y se la besó.  «Le debo tanto…»  Ariadna,  ¿por  qué  la  Santa  Inquisición  quiere  seguir  exterminando  a  gente  inocente?  Es  imposible  luchar  continuamente  contra  esos  bastardos.  Ante  ojos  del  Imperio  no  somos  nadie, simples hormigas que quieren aplastar.  Exacto, Marlenne. Pero Ariadna no puede hacer  nada  contra  eso,  así  fueron  los  hechos,  y  nadie  puede cambiar la historia. Menos mal que en el  Siglo  XXI  se  ha  disuelto,  sino...  ahora  mismo  estaríamos medio planeta ahorcado y quemado  sobre una enorme pira.  Chicas, chicas, no quiero que os pongáis así. Ese  tema es muy peliagudo y hay que afrontarlo de  la  mejor  manera  posible.  Debéis  ser  cautas;  luchar  y  buscar  la  felicidad.  Recordad,  hay  que  vivir el presente y no pensar en el futuro. La vida  es corta y la madre naturaleza os la ha regalado  para disfrutarla. Y vosotras tenéis mucha fuerza  para  afrontar  todo  lo  que  os  venga,  inclusive  caballeros de la Santa Inquisición.   Sí, ya  puede  venir la caballería  al completo  que  mi  Alfred  puede  con  todos  los  que  pongan  un  pie en Hanon. Más les vale no seguir invadiendo  territorio pagano.  Si  Adam  supiera  que  estamos  nuevamente  en  peligro, ya estaría afilando las flechas que tiene  preparadas en su nuevo carcaj.  Marlenne quiso comentar algo pero se retuvo, no  se  atrevía  a preguntarle  por  un  hombre.  Y  Angie  se dio cuenta.  Cielo,  ¿podéis  adelantarnos  algo  de  lo  que  sucederá  en  «El  Éxodo  de  las  Brujas»?  (sus  ojos  expectantes miraron a Marlenne con picardía).  Marlenne le devolvió la mirada con recelo.  ¡Angie!  Ya  basta.  Creo  que  mi  lengua  está  en  perfecto estado para preguntarlo, ¿no creéis?  Marlenne, a partir de ahora sabéis que tenéis un  poder  que  conlleva  una  responsabilidad  para  con  la  comunidad.  Sois  especial,  cielo,  y  como  tal  deberéis  enfrentaros  a  varios  momentos  en  los que tendréis que decidir qué camino  tomar.  Vuestra  historia  está  creándose,  pero  eso  no  significa que todo irá sobre ruedas. Al igual que  en  mi  época,  habrá  momentos  difícil  que 


tendréis  que  superar,  y  momentos  alegres  y  apasionados que disfrutaréis al máximo.  Ariadna le sonríe a las tres con afecto.   Oh, niñas, cuanto os quiero...  Yo  también,  cariño  (le  dijo  dándole  la  mano  y  apretándosela).  ¿Sabéis  qué?  Yo  pensaría  en  crear una cuarta historia... la de Alger.   ¿Qué? ¿La de mi hermano?  Sí, él necesita una historia propia. Se lo merece.  Niñas,  todo  se  andará.  De  momento  veremos  qué sucede en la próxima obra...   Angie, no ocupéis más a Ariadna, bastante tiene  ya con lo que está trabajando.  No eres nada divertida, Marlenne.  Recuerdo  algo  que  dijo  Angie  y  me  dejó  bastante  preocupada.  Cuando  nuestra  prima  consultó sus runas, éstas mostraron que habíais  pasado unos meses mal. ¿Por qué, Ariadna?  Una  pregunta  con  una  respuesta  difícil  de  explicar,  Anette.  Pero  os  la  voy  a  dar.  Cuando  escribí  mi  primera  novela  «El  Misterio  del  Nor‐ te»,  como  toda  escritora  ilusionada  la  envié  a  varias  editoriales  para  ver  si  tendría  posibilidad  de  salir  publicada.  Cuál  fue  mi  sorpresa  que  hubo tres editoriales que se interesaron por ella.  No  supe  cuál  elegir  y...  elegí  a  mi  elección.  La  editorial elegida me ayudó a abrirme camino en  el  mundo  de  la  literatura  romántica,  me  brindó  la  oportunidad  que  toda  escritora  necesita,  e  incluso  me  ayudó  a  introducirme  en  un  círculo  de literatos increíble. Pero no todo fue perfecto.  Confié en ellos y ellos en mí, claro está, pero la  novela  salió  al  mercado  sin  las  correcciones  pertenecientes, con fallos que toda novata suele  cometer, en este caso una escritora como yo. Sin  embargo,  no  veía  el  problema,  simplemente  estaba  ilusionada  y  emocionada  porque  mi  primera obra se expusiera en  todas las librerías  del  país,  para  que  los  lectores  disfrutaran  de  ella...   A Ariadna se le cambia la cara.   Por favor, no os pongáis triste, vuestro rostro se  ha demacrado.  No estoy  triste, simplemente  son momentos en  la  vida  que  han  diversificado  mi  carácter  y  este  fue  uno  de  ellos.  Esto  me  ha  servido  de  aprendizaje.   Continuad, Ariadna, quiero oír todo lo que os ha  sucedido  (estaba  inquieta  ante  la  conversación 

de  su  creadora.  Realmente  habría  pasado  momento duros, pensó).  Sí.  Y  al  fin,  llegaron  las  reseñas  y  con  ellas,  las  buenas  y  las  no  tan  buenas.  Y  con  razón.  La  novela  paso  directamente  al  editor  y  después  a  imprenta.  Cuando  la  maquetación  llegó  a  mis  manos,  ya  estaba  en  imprenta.  Y  entonces  vi  errores...  Pienso  que  una  obra  hay  que  trabajarla  al  milímetro  cuando  la  editorial  la  acepta  para  su  publicación;  después  pulirla  y  removerla  cientos  de  veces  hasta  que  salga  al  mercado  lo  mejor  posible.  Pero  al  fin  la  obra  gustó y mucho, y estoy muy agradecida de ello,  porque  sé  que  a  esa  gente  que  le  gustó,  pensó  en  la  historia  que  había  en  ella,  y  no  en  los  errores que no se corrigieron.   Sé que podéis pensar que esta historia no viene  al  caso,  pero  os  puedo  asegurar  que  tropecé  otra vez con  el mismo problema. Ahora sé, que  una escritora tiene que corregir minuciosamente  una  obra,  pulirla  mucho  y  sobre  todo  tener  amigas y compañeras que la lean y den su punto  de vista sobre ella. Y aun así, después debe venir  el  editor  y  comenzar  a  trabajarla  con  la  autora.  Es así como  creo  que se  hacen bien las cosas,  y  «La  Danza  de  las  Brujas»  (miró  a  Anette  sonriéndole) ha sido corregida y trabajada como  debería haber sido «El Misterio del Norte» y «La  Rebelión de las Brujas».   Oh,  cielo,  habréis  pasado  por  tantos  quebraderos de cabeza...   Ariadna, no os preocupéis, tenéis una constancia  y una fuerza que nadie  os va a quitar. Esto  que  os ha sucedido os ha enseñado a ser precavida y  perseverante.  Sí, tal y como ha dicho mi hermana. A partir de  ahora veréis el mundo de la literatura con otros  ojos, y veréis como os llegará vuestro momento.  Ariadna les sonríe a las tres con afecto.     Oh, niñas, cuánto os quiero...  Yo  también,  cariño  (le  dice  dándole  la  mano  y  apretándosela).  Pero,  ¿sabéis  qué?  Yo  hubiera  hecho algo al respecto, como cortarle la lengua a  más  de  una  arpía.  ¡Más  quisieran  los  críticos  llegar  a  donde  habéis  llegado!  ¿Saben  acaso  lo  que  cuesta  crear  una  historia  con  todas  esas  tramas, personajes, ambientación...?   ¡Angie!  Ya  basta,  siempre  estáis  igual.  Sois  una  mujer que ansía venganza.  Eso  es  porque  tiene  a  un  hombre  con  el  mismo  carácter a su lado...  

11 RománTica'S


Cuando  Ariadna  termine  de  crear  vuestra  historia,  cambiaréis  de  opinión.  Entonces  veréis  las cosas de otra manera (le suelta a Marlenne).    Chicas,  chicas...  cada  una  tiene  un  carácter  distinto,  los  pensamientos  de  Anette  son  distintos a los vuestros (señaló a Marlenne). Los  de  Angie  también  son  muy  diferentes.  Os  he  creado  así,  porque  quería  que  cada  una  tuviera  su momento de gloria.   Las  tres  primas  se  miraron  con  afecto  y  cariño.  Era  un  momento  muy  emotivo  y  querían  compartirlo  con  su  creadora.  A  Angie  se  le  esfumó el enfado.  Oh,  Ariadna,  cuánto  nos  gustaría  que  vivierais  aquí, con nosotras... que vuestro esposo e hijos  conocieran  Hanon  y  los  habitantes  tan  maravillosos que lo forman.  No  puedo,  preciosa,  me  vida  está  en  el  futuro.  Eso  no  quiere  decir  que  no  vuelva  a  veros.  Nunca os olvidaré, jamás lo haría. Sois mis hijas  literarias,  mis  niñas,  os  he  dado  la  vida  y  un  destino en común. Sois parte de mi familia.   Ariadna  se  levantó  y  abrazó  a  Angie,  cogió  de  la  mano  a  Anette  y  tiró  de  ella  para  abrazarla  igualmente; luego le hizo señas a Marlenne para  que  se  uniera  a  aquel  momento  tan  intenso  y  emotivo. Ariadna empieza a llorar de felicidad, a  Anette  se  le  escapó  también  un  sollozo.  Angie  y 

Marlenne  están  a  punto  de  romper  su  calma.  Aquellos instantes jamás lo olvidarían.   Me  tengo  que  ir  (dijo  separándose  de  las  tres  y  limpiándose  las  lágrimas).  No  quiero  que  mis  hijos se asusten cuando salgan de la escuela y no  me  vean  (las  contempló  con  inmenso  cariño;  le  limpió  a  Anette  las  lágrimas  de  su  rostro  y  cogió  las manos de Angie y Marlenne). ¿Me recordaréis  siempre?  ¡No  digáis  eso!  ¡Pues  claro  que  sí!  (La  volvió  a  abrazar  con  más  fuerza  y  luego  se  separó).  Os  debo todo lo que tengo...  Nunca  os  olvidaremos,  Ariadna,  sois  como  una  madre más.   Sí (afirmó mientras sorbía la nariz y la miraba con  intensidad). Nunca olvidaré el rostro de la mujer  que  me  otorgó  la  vida  y  al  hombre  que  me  ha  devuelto la sonrisa y la felicidad.   Gracias,  mis  niñas.  Me  llevaré  a  mi  hogar  hermosos  recuerdos  que  atesoraré  en  el  fondo  de mi alma y de mi corazón; un momento en el  tiempo  que  siempre  evocaré  con  fervor  y  cariño...  Os  quiero  y  siempre  os  querré,  hechiceras.  Y  ahora  Marlenne,  empezad  con  mi  retorno.   Instantes  después,  las  tres  jóvenes  hechiceras  cogidas  de  las  manos  contemplaban  como  la  imagen  de  Ariadna  McCallen  se  difuminaba  ante  sus ojos.  Entrevista: Las hechiceras de Ariadna 

RománTica'S 12


13 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 14


CAROLINA I. Q. ENTREVISTA A… MERCEDES PERLES ORTOLÁ  Mercedes  Perles  Ortolá  nació  el  24  de  Septiembre  de  1976  en  Denia,  provincia de Alicante y actualmente es ama de casa y escritora, aunque ha  trabajado de camarera, dependiente, cocinera en un centro de acogida de  menores. En fin, un poco de todo.  La  historia  de  la  saga  «El  ángel»  comenzó  en  sus  tiempos  de  instituto,  pero no cobró vida hasta el pasado año, a raiz de la muerte de uno de sus  tíos. En el funeral uno de los compañeros del fallecido dijo que él hacía las  cosas porque las sentía, no porque esperara la aprobación de nadie.   A  partir  de  entonces  ese  ha  sido  su  lema  y  eso  es  lo  que  está  haciendo,  tratando de plasmar parte de sus sentimientos y emociones en cada uno  de sus libros.    Carolina: Antes de comenzar a hablar de literatura,  cuéntanos.  ¿Quién  es  Mercedes  Perles  Ortolá  en  su día a día?  Mercedes: Mercedes Perles Ortolá es una mujer de  mente  inquieta  y  algo  retorcida,  incapaz  de  estar  quieta,  que  tiene  por  lema  en  la  vida:  «Rendirse,  jamás».  Soy  ama  de  casa,  madre,  esposa,  y  cuando  tengo  trabajo  fuera  de  casa,  pues  trabajo  en  lo  que  sea  (he  sido  camarera,  dependienta,  encargada  de  tienda, auxiliar de residencia, cocinera, limpia‐dora;  vamos,  lo  que  sea)  y  a  parte  de  todo  eso,  soy  escritora vocacional.   Dinámica,  con  un  poco  de  mal  genio  (aunque  mi  marido,  probablemente,  te  diría  que  tengo  mucha  mala  leche)  sincera  y  amiga  de  mis  amigos.  Mi  rutina a día de hoy es, mi café por la mañana bien  temprano  (y  cuando  digo  temprano  es  que  me  puedo  haber  caído  de  la  cama  a  las  5  o  6  de  la  mañana)  enciendo  mi  ordenador,  repaso  mi  perfil  en  Facebook  (Ángel  de  la  Destrucción),  el  correo  electrónico,  mi  cuenta  en  twitter  (@MercedesPerles) mi página en  http://www.bubok.es  y mi blog   http://sagaelangel.bolgspot.com  y  luego  me  preparo  para  salir  a  buscar  trabajo,  arreglo a mi hija para ir al cole y salgo disparada de  casa. Tras una mañana frenética preparo la comida  y, normalmente, de las tres a las cinco de la tarde,  me siento frente al ordenador y escribo. Como ves,  no  paro.  Como  decía  mi  abuela,  ¡¡¡soy  un  culo  inquieto!!!  ¿Cómo  comenzó  tu  aventura  literaria  y  cuándo  nació El ángel de la destrucción?  A  ver,  mi  aventura  literaria  comenzó  hace  muchos  años.  Veréis,  siempre  me  ha  apasionado  leer,  y  cuando  iba  a  tercero  de  BUP,  lo  que  hoy  sería  Primero  de  Bachiller,  nuestro  profesor  de  lengua  valenciana  (vivo  en  Denia,  Alicante)  nos  dijo  que 

  teníamos  que  escribir  un  relato  para  final  de  curso  que contaba con buena parte de la nota final de ese  año.  Y  por  mi  mente  pasó  El  Ángel  de  la  Destrucción.  Así  que  fui  a  hablar  con  él  de  mi  proyecto  y  me  dijo:  "Vamos  a  ver  Merche,  ¿te  ves  capacitada para resumir esa historia en tan sólo 100  páginas  en  tamaño  A5?  Mi  respuesta:  ni  de  coña.  Así que aparqué a mi particular Ángel en mi mente  y  escribí  otra  cosa  totalmente  diferente  pero  romántica al fin y al cabo. Historia que me valió un  9'8 de nota. Tras muchos años (casi diecisiete) pasé  un  momento  muy  difícil  en  mi  vida.  Perdí  a  un  ser  querido  y  necesité  perderlo  para  darme  cuenta  de  lo  excepcional  que  había  sido.  Comencé  a  tener  remordimientos, sentimiento de culpa por no haber  estado  más  tiempo  con  él,  y  al  final,  comencé  a  padecer  insomnio.  Una  noche  me  levanté  y  me  senté  delante  del  ordenador  y  mi  Ángel,  mi  Chris,  abrió  ese  cajón  que  llevaba  años  cerrado  y  se  presentó ante mí. Cuando me quise dar cuenta eran  la  ocho  de  la  mañana  (me  había  sentado  frente  al  ordenador  a  las  tres  más  o  menos)  y  había  escrito  tres  capítulos.  Chris  seguía  en  mi  mente,  gritando  por salir, y Kara luchaba por él, por verlo a su lado.  Era incapaz de dejar de pensar en nada más que no  fueran ellos dos y su historia. Y en dos meses escribí  el  libro.  Tras  enviar  el  manuscrito  a  varias  editoriales  y  recibir  un  sutil  y  elegante  no  (por  el  tema de la crisis) decidí, con la ayuda de mi marido  que  no  sabía  que  había  escrito  un  libro,  pedir  un  crédito  al  banco  y  hacer  una  edición  de  500  ejemplares,  de  los  cuales  he  vendido  más  de  450.  Seguí escribiendo el final de la historia de amor de  Chris  y  Kara  (La  Llama  del  Ángel,  Almas  Gemelas)  mientras  luchaba  por  mi  pequeño  sueño.  Y  entre  unas cosas y otras escribí La Reina Valyria (me pille  un  cabreo  de  aupa  con  el  mundo  y  tardé  tres  semanas  en  escribirlo)  y  hace  poco  terminé  La  Princesa de Luz (la continuación de la Reina Valyria) 

15 RománTica'S


¿Qué  alegrías  y  desasosiegos  te  ha  aportado  este  Ángel?   Alegrías  me  ha  aportado  miles.  Desde  comentarios  de  ánimo,  de  gente  que  me  dice  que  le  ha  encantado,  que  se  ha  enamorado  de  esta  saga  y  que no puede parar de leer, hasta llegar a entablar  amistad  con  gente  de  media  España  y  parte  del  extranjero.  Gracias  a  El  Ángel  de  la  Destrucción  he  conocido  a  gente  maravillosa  que  ahora  forma  parte  de  mi  lista  de  amigos,  gente  que  incluso  ha  venido a verme a mi casa y me ha dado una alegría  de  las  gordas,  gordas.  Mi  particular  Ángel  ha  sido  una especie de bendición en mi vida, porque me ha  ayudado  a  pasar  malos  ratos  y  me  ha  ayudado  a  superarme.  Desasosiegos también han habido muchos, y puede  que  el  principal  sea  el  escaso  apoyo  que  he  encontrado por parte de las editoriales. Este mundo  es  muy  difícil  y  los  escritores  noveles  nos  topamos  con multitud de obstáculos. Pero seguiré aplicando  ese lema que tengo en la vida: «RENDISE, JAMÁS».    Por  supuesto  que  sí,  Mercedes.  Ya  que  hablas  de  los  lectores  y  de  su  apoyo:  ¿Alguna  anécdota  durante  el  proceso  de  escritura  o  las  presentaciones  que  quieras  compartir  con  los  lectores?  Anécdotas  tengo  miles.  Desde  que  mi  marido  se  pensaba  que  estaba  chateando  con  alguien  en  internet  cuando  en  realidad  estaba  escribiendo  el  libro, a las veces que he montado y desmontado un  capítulo.  En  las  presentaciones  he  tenido  de  todo  un  poco.  Desde  gente  llorando  cuando  he  contado  cómo  nació  esta  historia  para  ver  luego  cómo  se  reían con mis comentarios. Si tuviera que resumirlo  en  pocas  palabras  diría  que  me  lo  he  pasado  en  grande con esta aventura.    ¿Qué significa para ti escribir?  Para mi escribir es como una droga. Verás, terminé  La Princesa de Luz el 23 de Abril y dije que me iba a  tomar  un  descanso  porque  en  dos  años  he  escrito  cinco  libros.  ¿Dije  descanso?  Pues  ahora  mismo  tengo  en  una  libreta  tres  proyectos  abiertos.  Uno  para  presentar  en  un  concurso,  otro  que  estoy  haciendo  a  medias  con  mi  amiga  escritora  Tamara  Carmona Sánchez y el principio de una saga que, si  sale como quiero, van a  ser de cinco a  siete libros.  Lo dicho, soy una drogadicta adicta a la escritura.     ¿Y escribir romántica? ¿Qué te aporta este género?  Escribir  romántica  para  mí  es  una  especie  de  liberación.  Seamos  realistas  por  un  momento.  Las  mujeres  luchamos  por  el  feminismo,  por  nuestros 

RománTica'S 16

derechos y por todo eso, pero en el fondo, por muy  fuertes  que  queramos  ser  o  aparentar  (y  me  meto  en  ese  saco), nos  gusta  tener  a  nuestro  lado  a una  pareja que nos mime, nos cuide, nos apoye, nos dé  aliento  y  sosiego  (y  un  buen  revolcón,  todo  sea  dicho de paso). Bien, muchas de esas cosas quedan  reflejadas en una novela romántica. Y eso es lo que  me aporta. Soñar, reír, volar, llorar, enamorarme (lo  cierto  es  que  estoy  perdidamente  enamorada  de  Chris,  Daniel  y  Arestes,  jijiji)  gritar,  enfadarme,  emocionarme,  excitarme  y  mil  millones  de  cosas  más.    ¿Te  veremos  inmiscuida  en  géneros  distintos?  ¿Cuáles son tus próximos proyectos?  Probablemente  sí.  Veréis,  tengo  en  mente  (ni  siquiera  está  plasmado  todavía  en  un  borrador)  un  proyecto  muy  personal  y  duro  de  escribir  que  llevaría  por  título,  si  todo  va  bien,  Sueños  Rotos.  Una  historia  real  y  muy  dura,  como  la  vida  misma,  que  sé  que  me  costará  un  enorme  esfuerzo  psicológico  escribir  porque  es  algo  muy  íntimo  y  personal.  Pero  aunque  me  meta  en  otros  géneros,  el primero de todos siempre será el romántico.     ¿Cuáles  son  tus  escritores  predilectos,  aquellos  que te inspiran?  Buff,  escritores  predilectos  tengo  muchos.  Veréis,  normalmente  lo  que  me  gustan  son  libros  en  concreto,  pero  tengo  que  reconocer  que  hay  algunos  escritores  a  los  que  sigo  con  pasión.  Entre  ellos, Encarnación Alcalde Brotos (autora de Lo que  el  Corazón  Esconde)  Liah  S.  Queipo  (autora  de  la  saga  Lealtad),  Lena  Valenti  (no  creo  que  haga  falta  que os diga de qué saga es autora, ¿no?, jjiji) Megan  Maxwell,  Olivia  Ardey  y  gente  prácticamente  desconocida en este mundo pero que me apasiona  cómo  escriben.  Eso  sí,  trato  de  seguir  a  gente  de  este  país,  porque  tenemos  un  talento  por  ahí  escondido  increíble  y  al  que  hay  que  apoyar  como  sea.     ¿Qué opinas de la publicación en digital?  A ver, yo soy de las que se meten en una librería y  se  puede  pasar  horas  y  horas  perdidas  entre  las  estanterías.  Reconozco  que  la  edición  digital  se  va  abriendo  camino  poco  a  poco,  pero  a  mí  me  gusta  coger  un  libro,  abrirlo,  pasar  sus  hojas  como  si  me  susurraran,  darle  la  vuelta,  leer  la  contraportada  y  acabar  pagándolo  en  el  mostrador.  Para  que  os  hagáis una idea, en mi casa tengo un ejemplar de El  Mercader de Venecia, con las tapas en piel roja y las  letras  en  dorado.  Un  libro  que  cuando  necesito  inspiración,  lo  cojo,  lo  abrazo,  lo  huelo  mientras 


cierro  los  ojos  y  dejo  que  me  transporte  a  una  lejana y antigua biblioteca  de esas en la  que todos  los libros están encuadernados en piel. Y eso no lo  voy a poder hacer con una edición digital.     ¿Qué  esperas  del  mundo  de  la  literatura:  sería  necesario introducir algún cambio?  Cambios,  se  necesitan  muchos.  Para  empezar,  las  editoriales  deberían  ser  un  poco  más  flexibles  y  apostar  por  el  trabajo  de  gente  muy  buena  sin  pedirles que se paguen parte de esa edición. Con la  excusa  de  la  crisis  es  muy  difícil  (por  no  decir  imposible) que alguien quiera "jugársela" y publicar  un  trabajo  corriendo  con  todos  los  gastos,  pero  te  puedo  asegurar  que  hay  verdaderos  talentos  escondidos  por  ahí  (he  leído  manuscritos  que  son  una auténtica pasada).    Un par de preguntas rituales que hago a todos los  escritores:  Demuéstranos tu voracidad lectora.   ¿Cuál  es  el  sitio  más  raro  dónde  no  has  podido  evitar ponerte a leer?  ¿El  sitio  más  raro?  La  pregunta  correcta  sería  ¿Dónde no te has puesto a leer un libro? Mira, llevo  uno  en  el  coche  porque  cuando  subo  al  cole  a  por  mi hija, mientras espero, leo un poco. Cuando tengo  que ir a hacer gestiones por Denia (ir a Hacienda, al  INEM, al médico, etc.) llevo otro libro detrás. En la  mesa  del  salón  tengo  otro  y  en  la  estantería  del  baño, otro. ¡Por Dios, si me he puesto a leer a la luz  de las velas dentro de la bañera mientras me daba  un baño relajante!   (Tras  tener  que  confesar  que  hago  lo  mismo  que  Mercedes en la bañera, continúo)  Si  pudieras  organizar  una  reunión,  en  cualquier  lugar  del  mundo  y  con  cualquier  escritor/a  de  todas  las  épocas.  ¿Quiénes  serían  los  invitados  a  esta insólita reunión, dónde sería y qué tomaríais?  Si pudiera organizar una reunión la haría, sin lugar a  dudas,  en  mi  particular  final  del  mundo.  En  Denia,  en la localidad donde vivo, hay una playa al final de  las Rotas (la playa de rocas de Denia). Está a los pies  del cabo de San Antonio, es pequeña pero preciosa.  ¡No puedo contar las veces que me he ido a escribir 

allí  con  mi  portátil!  ¿A  quién  invitaría?  Primero  a  Jane  Austen,  a  mi  loquita  preferida  que  es  Encarnación  Alcalde  Brotons,  a  la  grandísima  Lena  Valenti,  a  Olivia  Ardey,  Megan  Maxwell,  Raquel  Cruz,  Raquel  Otero,  Liah  S.  Queipo  y  a  Alberto  Vázquez  Figueroa  porque  estoy  enamorada  de  su  trilogía  Océano,  Yáiza  y  Maradentro  (de  hecho  mi  hija  se  llama  Yáiza  por  culpa  de  esos  libros)  y  a  mi  «compi»  Tamara  Carmona  Sánchez.  En  cuanto  a  lo  que  comeríamos:  PAELLA,  por  supuesto,  ¡¡¡como  buena valenciana!!! JAJAJAJA. Aunque yo no le hago  ascos a nada.     Por  último,  cancha  libre:  Déjanos  un  mensaje  a  todos los lectores y una web de contacto para que  podamos seguirte y estar informados de todos tus  proyectos.  ¿Un  mensaje?  A  toda  esa  gente  que  me  ha  leído,  mil  millones  de  gracias  por  confiar  en  mi  trabajo,  por  estar  apoyándome  en  los  bueno  y,  sobretodo,  en  los  malos  momentos,  gracias  por  vuestro  comentarios, por vuestro interés, por vuestro cariño  y vuestro amor. ¡OS QUIERO!  A  los  que  no  me  han  leído  todavía:  si  queréis  una  historia  romántica  y  juvenil,  comprad  la  Saga  el  Ángel  (Ya  lo  sabes  Chris,  tú  siempre  será  mi  amor  platónico. ¡Ay, cómo te quiero, mi particular Ángel).  Ahora,  si  queréis,  acción,  pasión,  peleas,  golpes  y  sexo  sin  tapujos,  ahí  están  la  Reina  Valyria  y  la  Princesa  de  luz  (Arestes,  Daniel,  ¡cómo  os  echo  de  menos chicos! ¡Me tenéis loquita perdida!)  Toda  la  información  de  mis  libros  la  podéis  encontrar en mi blog…  http://sagaelangel.bolgspot.com  Sólo  me  queda  agradeceros  que  me  hayáis  hecho  un huequito en esta revista. Os aseguro que se me  saltaron  las  lágrimas  cuando  me  enteré.  MIL  MILLONES DE GRACIAS A VOSOTRAS.   Un  beso,  un  abrazo  y  un  mordisco.  Que  la  esencia  de  las  Valyrias  siempre  permanezca  en  nuestros  corazones.  ¡MUAK!    ¡Gracias a ti! Ha sido un enorme placer conocerte y  tenerte con nosotras.  Entrevista: Carolina Iñesta Quesada  www.carolinainestaquesada.com  

17 RománTica'S


RomรกnTica'S 18


Conocemos a… Nut-Cahn, autora LGTB

  En  esta  ocasión  os  presentamos  a  un  nuevo  autor  de  romance  LGTB.  ¡Hoy  os  traemos  a  Nut‐Chan!  Considerada  por  muchos  una  de  las  autoras  imprescindibles dentro de la sección. Nut, ¿querrías  presentarte, por favor?    Saludos  Laura,  a  ti  y  a  todas  las  lectoras  de  RománTica’S, gracias por invitarme a esta entrevista  que  sé  que  voy  a  disfrutar.  Y  gracias  también  por  considerarme  una  autora  imprescindible  (has  conseguido  sacarme  los  colores),  aunque  creo  que  el  título  me  viene  muy  grande  ya  que  apenas  me  reconozco  como  una  aficionada  que  desde  muy  jovencita gusta de esto de la escritura, si bien, sólo  de  unos  años  a  esta  parte  me  lo  tomo  lo  suficientemente  en  serio  como  para  llegar  a  concluir  algunas  de  mis  historia.  He  publicado  con  Ediciones Babylon Juegos de Seducción y De amor y  otros  pecados,  y  actualmente  intento  robarle  tiempo  a  mi  trabajo  oficial  para  poder  seguir  escribiendo.     ¡Muchas  gracias  por  atendernos,  Nut!  Vamos  a  comenzar preguntándote alguna cosilla.  ¿Quién es Nut exactamente?  Tras  el  nick  de  Nut  se  esconde  alguien  muy  tímido  para  mostrarse  abiertamente,  que  a  pesar  de  los  muchos  años  que  carga  a  sus  espaldas,  sigue  soñando  despierta,  como  cuando  era  niña  y  descubrió el maravilloso mundo de los libros, y que  espera  poder,  algún  día,  convertir  todos  esos  sueños en historias plasmadas en papel.    ¿Cómo  es  que  te  lanzaste  a  escribir  sobre  homo‐ erótica?  ¿Y  a  arriesgarte  con  tu  novela  con  una 

editorial?  ¿Por  qué  homo‐erótica  antes  que  cualquier  otro  género más comercial y conocido? Sencillo, porque  hoy por hoy son las historias que me apetecen leer  y  en  consecuencia  las  que  me  gusta  escribir.  Imagino  que  algún  día  mi  gusto  girará  en  otra  dirección  y  entonces  me  veréis  escribiendo  sobre  otros géneros, pero creo que para eso aún falta un  tiempo. Sobre arriesgarme a presentar mi novela a  una  editorial,  admito  que  soy  una  persona  con  muchísima  suerte,  porque  fue  la  propia  editorial  Ediciones  Babylon  la  que  me  animó  a  hacerlo.  Nunca  podré  agradecerles  lo  suficiente  la  oportunidad que me dieron y el apoyo que aún me  siguen prestando.    ¿Te  fue  difícil  publicarla?  ¿Con  qué  te  quedas  de  todo el proceso?  Como  decía,  considero  que  tuve  mucha  suerte  al  entrar en  contacto con Ediciones  Babylon. Una vez  que leyeron la historia, me ofrecieron publicarla, y a  partir  de  ahí  todo  fue  rodado.  De  todo  el  proceso  me  quedo  con  el  tiempo  que  dedicamos  a  corregir  Juegos  de  Seducción  (necesitaba  a  gritos  esas  muchas correcciones), fue estupendo trabajar codo  con  codo  con  la  estupenda  correctora  de  la  editorial. Y también me quedo con el apoyo que me  prodigó mi editora y por supuesto con el momento  en que tuve por primera vez mi libro en las manos,  eso es inolvidable.    ¿Con  que  te  queda  tras  haber  tratado  con  los  lectores?  Me  gusta  que  me  hagas  esta  pregunta,  pues  si  es  mucho  lo  que  le  debo  a  la  editorial,  mayor  es  mi  deuda  con  las  lectoras  y  lectores  de  Juegos  de  Seducción, sin ellos este sueño no habría terminado  por  llegar  a  buen  puerto.  Son  numerosas  las  personas que aún después de haber leído la historia  cuando  se  compartía  gratuitamente  en  internet,  compraron  los  libros,  los  promocionaron,  los  recomendaron,  los  regalaron.  De  las  lectoras  y  lectores me quedo con su amabilidad sin límites, su  comprensión, su simpatía, su apoyo incondicional; a  cada uno de ellos los llevo en el corazón.    Hablemos de Juegos de Seducción.  ¿Cómo  se  gestó  la  idea?  ¿Cómo  te  desenvolviste  para finalizarla y hacerla crecer?  Juegos de Seducción nació como todas las historias  que  se  fraguan  en  mi  mente,  sin  esperarlo.  Os  pongo  en  antecedentes,  soy  muy  aficionada  al  manga, en particular el Boy’s Love. Entre mis autoras  favoritas está Youka Nitta; una de sus obras es Haru

19 RománTica'S


wo daite ita  de  la  que  soy  fan  incondicional.  Me  encontraba  un  día  reflexionando  sobre  la  relación  de los protagonistas de es te manga, cuando se me  ocurrió  divagar  sobre  todo  aquello  que  puede  suceder cuando un hombre está desesperadamente  enamorado  de  otro  que  a  su  vez  está  igualmente  desesperado,  pero  por  huir  del  amor.  Así  nacieron  Karel y Noel, así nació Juegos de Seducción. Esto fue  lo  fácil,  lo  que  vino  después,  no  tanto  ni  mucho  menos.  Fueron  casi  cuatro  años  de  trabajo,  de  robarle tiempo al tiempo, de dudas e inseguridades,  de muchos momentos en los que estuve apunto de  tirar  la  toalla,  porque  yo  escribía  JdSeducción  para  mí, para mi propio disfrute, y yo soy mi peor crítico.  Pero también hubo incontables alegrías, sobre todo  cuando  comencé  a  recibir  correos  de  personas  desconocidas  que  decían  disfrutar  con  mi  historia  tanto  como  yo.  Esas  personas  fueron  las  que  me  ayudaron  a  hacer  que  Juegos  creciera  y  alcanzara  un final.    Háblanos de Karel y Noel, ¿cómo fue escribir sobre  ellos? Con sus pasiones, miedos y deseos.  Ver  cómo,  poco  a  poco,  unos  personajes  surgidos  de tus manos van tomando forma, van creciendo e  independizándose como si tuvieran vida propia, eso  no tiene precio. Desde luego, en un principio nunca  imaginé  que  resultara  tan  complejo  recrear  sus  personalidades (creo que se me fue la mano con las  peculiaridades de la naturaleza de cada uno); era un  reto y una tortura tratar de sacar a la luz los matices  de  esas  personalidades  y  convertirlos  en  frases  coherentes  que  permitirán  al  lector  entender  sus  actos, y aun así, creo que es de las cosas que más he  disfrutado hacer.    ¿Cuál  es  esa  frase,  escena  o  momento  que  te  gustaría enseñar a las lectoras de románticas y que  les gustase?  Uf,  es  difícil  escoger  entre  todas  las  que  me  gusta,  pero suelo poner esta como ejemplo:  Confuso, se arrodilló en la cama y se inclinó sobre Noel. —Creía que no podía. Que era imposible que me enamorara. Y, en verdad, era feliz creyéndolo. Pero de pronto llegaste tú, con tu forma de hacer las cosas, abriéndote a mí… —la voz se le quebró en la garganta—. ¿Por qué has tenido que aparecer en mi vida? Dime, ¿por qué? Con cuidado le apartó el cabello que le caía sobre el rostro. —Despierta —suplicó—. Despierta y dime por qué. Yo era feliz. Era feliz con mi mundo vacío y monótono. Ajeno a mi estéril corazón. ¿Por qué tuviste que venir a despertarlo, a sacudirlo con tus palabras y tus confesiones de enamorado? ¡Vamos, abre los ojos! —exigió con voz temblorosa—. Yo no quería tu amor, no quería enamorarme. Sé lo que un hombre

RománTica'S 20

puede llegar a hacer por amor, sé hasta qué punto puede sufrir y las locuras que puede cometer. ¿Crees que quiero eso? Con nerviosos movimientos se golpeó el pecho con ambas manos. —Pues no, no lo quiero. No quiero amor ni que me amen. No quiero sufrir a cada instante la incertidumbre de una relación, preguntarme cada mañana si hoy será el día en que el amor se termine, entregarme en cuerpo y alma para luego perderlo todo. ¡No lo quiero! —Las lágrimas le nublaron la vista—. Por eso la otra mañana me marché sin responderte, por eso me acosté con Olivia. Quería escapar de ti y de tus sentimientos. Acallar los gritos de mi corazón. Pero no lo consigo —gimió, doblándose sobre su estómago—. ¡Maldito seas, Noel! ¡No puedo! Un reguero de lágrimas recorrió su rostro y goteó sobre el edredón. —Despierta, por favor —rogó en un susurro, balanceando el cuerpo mansamente—. Despierta y abrázame. Dime que aún me quieres, que harás que todo salga bien, que calmarás este dolor que me está matando por dentro.   ¿Fue  difícil  ambientar  la  historia  en  Nueva  York  y  desarrollar  todos  los  conceptos  del  trabajo  de  publicista?  Fue  difícil  y  divertido.  Difícil  porque  nunca  he  estado en Nueva York y no conozco personalmente  los  pormenores  de  la  profesión  de  publicista.  Divertido  porque  tuve  que  documentarme  muchísimo a través de internet sobre la ciudad y el  mundo de la moda y la publicidad, y es algo que me  encanta  hacer,  aunque,  teniendo  en  cuenta  la  necesidad que suelo tener de ser lo más detallaba y  veraz  posible  en  mis  descripciones  (no  siempre  se  puede  pero  se  intenta),  a  veces  la  diversión  se  tornaba en drama.  Dado  que  el  libro  tiene  una  segunda  parte  y  nos  dejas  a  las  puertas  de  cientos  de  nuevas  tramas,  entre  ella  una  nueva  parejita  (que  a  mi  juicio  me  atrae  incluso  más  que  la  principal)  ¿Qué  puedes  adelantarnos de esta segunda parte?  Si  te  refieres  al  segundo  volumen  de  Juegos  de  Seducción, técnicamente no es una segunda parte o  continuación.  Debido  a  la  extensión  del  libro  se  decidió  realizar  una  edición  en  dos  volúmenes,  ya  que  en  un  único  tomo  habría  contado  con  demasiadas páginas para resultar cómodo y vistoso.  En  este  segundo  volumen  se  concluye  la  historia,  aunque sí es verdad, como tú comentas, que se dan  ciertos indicios de una posible nueva pareja. Lo que  acontece a esta «posible pareja» se narra en el spin  off  de  JdSeducción,  Juegos  de  Amor,  historia  que  estoy «tratando» de escribir actualmente.  He comprobado que tienes un libro de relatos con  Babylon,  ¿qué  nos  puedes  contar  sobre  ese  proyecto?  ¿Qué  relato  es  el  que  más  te  ha  gustado? 


Así  es,  De  amor  y  otros  pecados.  Se  trata  de  una  recopilación  de  ocho  relatos,  de  géneros  y  temáticas  variadas  (homo‐eróticos  sólo  tres),  que  he  ido  escribiendo  a  lo  largo  de  los  años  y  que  se  han  podido  rescatar  para  este  proyecto.  Hay  por  ejemplo, una carta de amor escrita por una mujer a  su  marido  maltratador,  un  relato  futurista  de  ciencia ficción, una historia de venganza y vampiros,  y la que es mi historia homo‐erótica favorita (y de lo  mejor que creo haber escrito) Dos palabras antes de  morir,  en  la  que  se  narra  cómo  un  soldado  de  las  trincheras  de  la  Primera  Guerra  Mundial,  trata  de  regresar  junto  al  hombre  que  ama  para  confesarle  aquello que nuca fue capaz.    ¿Cuáles son tus otros proyectos a cualquier plazo?  ¿Hay algo a lo que podamos hincarle el diente en  breve?  Pues,  aunque  paralizada  porque  mi  trabajo  no  me  permite dedicarle el tiempo que a mí me gustaría, y  como  he  comentado  anteriormente,  estoy  trabajando  en  el  spin  off  de  Juegos  de  Seducción,  Juegos  de  Amor,  con  Morgan  y  Kato  como  protagonistas.  Este  spin off  está  previsto  que  conste  de  seis  entregas,  de  las  cuales  cinco  ya  se  pueden  leer  en  la  red  gratuitamente.  En  mi  blog  http://www.medianocheeneljardin.blogspot.com  se  hallan  los  enlaces  para  su  lectura.  Una  vez  que  concluya con Juegos de Amor, me concentraré en la  continuación  de  El  Encuentro,  otra  historia  homoerótica,  esta  de  piratas,  odios  y  venganzas,  que  hasta  hace  poco  también  compartía,  pero  que  he retirado de momento a la espera de concluir su  continuación  y  corregirla.  Después  de  todo  esto,  que  teniendo  en  cuenta  mi  lentitud  a  la  hora  de  escribir  y  mis  ocupaciones  laborales,  me  llevará  su  tiempo,  habrá  que  escoger  entre  las  muchos  proyectos literarios que se agolpan en mi mente a la  espera de ver la luz.    ¿Qué  opinión  tienes  sobre  la  homoerótica  entre  los  hispanohablantes?  ¿Qué  te  gustaría 

recomendar o decir a esas personas que no acaban  de atreverse  con el género?  Con la homo‐erótica entre hispanohablantes ocurre  algo muy curioso, no es un género comercial, no es  un género conocido, pero aun así hay, hoy por hoy,  muchas personas que lo leen. Aún estamos lejos, las  lectoras  hispanohablantes,  de  ser  tan  numerosas  como  las  de  USA,  esto  lo  digo  sin  tener  datos  estadísticos,  basándome  sólo  en  lo  que  leo  aquí  y  allá sobre el tema, (es interesante comentar que el  estilo  literario  homo‐erótico  en  USA,  difiere,  en  mi  opinión,  bastante  del  nuestro  que,  sin  pretender  menospreciar  a  nadie,  prefiero  sobre  el  norteamericano),  pero  creo  que  poco  a  poca,  las  seguidoras  del  género  vamos  aumentando  y  con  ello,  también,  las  escritoras  que  se  deciden  a  embarcarse  en  la  aventura  de  escribir  homo‐ erótica.  ¿Qué  les  diría  a  las  personas  que  no  acaban  de  atreverse  con  el  género?  Pues  algo  muy  sencillo,  que los libros se abren con la misma facilidad que se  cierran.  Si  lees  un  libro  sea  cual  sea  su  género  y  descubres  que  no  te  gusta,  no  tienes  más  que  dejarlo  a  un  lado  y  a  otra  cosa.  Pero  si  nunca  te  decides  a  abrirlo,  no  podrás  saber  que  historias  maravillosas te están esperando.    ¿Qué  te  gustaría  que  fuera  la  industria  con  respecto al género?   Menos  prejuiciosa,  más  abierta,  más  emprendedora.    Y por último, ¿Te gustaría dedicar unas palabras a  las lectoras de RománTica’S?  Decirles  que  sigan  así,  disfrutando  del  género  romántico en todas sus facetas y estilos, que nunca  dejen de apoyarlo.  ¡Muchas gracias por tu tiempo, Nut!  Gracias  a  ti  y  a  todas  las  lectoras  y  lectores  de  RománTica’S. Un beso.     Entrevista: Laura López Alfranca    

21 RománTica'S


Una tarde con… Nieves Hidalgo

  En  esta  ocasión,  voy  a  entrevistar  a  una  autora,  que  no  solo  es  una  de  las  grandes  voces  de  la  novela  romántica  en  España  y  tambien  fuera  de  nuestras  fronteras,  sino  que  además, es una gran amiga con  la  que  he  coincicido  en  varias  ocasiones  y  con  la  que  he  pasado  momentos  muy  agradables: Nieves Hidalgo.   Muchas  gracias,  Nieves,  por  acceder  a  esta  entrevista,  eres  un encanto.   Siempre es un placer  charlar un  ratito con una amiga, Noelia.     Desde que en 2008 vio la luz tu  primer  libro  «Lo  que  dure  la  eternidad»,  no  has  dejado  de  publicar, tocando casi todos los  géneros  de  novela  romántica:  paranormal,  histórico,  medie‐ val,  del  oeste,  actual.  ¿Hay  algún género que te guste más  que  otro,  o  por  el  que  te  decantes?   Me  gusta  variar,  es  verdad,  seguramente  porque  soy  una  persona  inquieta  y  eso  se  refleja  en  mi  trabajo.  Todos  y  cada  uno  de  los  distintos  géneros dentro de la romántica  me  gustan,  pero  me  declaro  enamorada  de  la  Regencia,  aunque  no  sé  el  motivo,  de  haber  vivido  en  esa  época  lo  hubiera  pasado  fatal  con  tanto  corsé y tanto miriñaque, no me  gustan  las  sombrillas  (ni  los  paraguas) y no me imagino con  un  sombrerito  de  los  que  se  llevaban.  Pero  creo  que  la  Regencia  tiene  un  encanto 

RománTica'S 22

especial,  un  glamour  que  no  hay en otras épocas.            Este  trimestre  podremos  leer  tus  dos  nuevas  novelas:  «Página  Rasgada»  y  «La  Bahía  de  la  escocesa»,  dos  historias  muy diferentes.   Según  he  leído  en  tu  blog,  «Página rasgada» (Ediciones B)  no  es  una  novela  romántica…  ¿No  vamos  a  encontrar  una  historia  de  amor  entre  sus  páginas? ¿A qué es debido este  cambio  de  género?  ¿Cómo  crees que será acogido por tus  lectoras? ¿No te da un poco de  miedo?   Sí, hay una historia de amor en  este  libro,  un  romance  que  marca  a  la  protagonista  ayu‐ dándonos a comprender su mo‐ do  de  actuar  ante  la  vida,  pero  es  un  amor  que  queda  rele‐ gado,  medio  oculto,  como  algo  latente  durante  toda  la  novela,  sin  ser  ni  mucho  menos  el  centro del argumento.    Página  rasgada  ha  supuesto  un  reto.  No  por  cambiar  de  género, puesto que el borrador   ya  lo  tenía  escrito  desde  hace  tiempo. Pero eran notas sueltas  más  o  menos  noveladas,  a  las  que  faltaban  un  montón  de  datos  por  añadir.  Cuando  me  propusieron  en  Ediciones  B  escribir una historia de mujeres  que nada tuviera que ver con la  romántica,  pensé  de  inmediato  en este borrador. Me ilusionó la  idea,  quería  comprobar  si  sería  capaz  de  hacer  algo  tan  distinto.  Hecho  está,  ahora  les  toca  a  los  lectores  dar  su  opinión.     ¿Cómo será acogida? Eso nunca  se  sabe  con  ninguna  novela,  pero  puedo  decirte  que  he  recibido  un  montón  de  men‐ sajes  de  las  personas  que  me  leen  habitualmente,  diciendo‐ me  estar  encantadas  de  poder  leerme  en  otro  género.  Desde  aquí  quiero  agradecer  todos  y  cada  uno  de  esos  correos  y, 

aunque  me  repita,  ese  apoyo  constante es el que me levanta  la  moral  en  horas  bajas.    Si  tenía  miedo,  ha  desaparecido  leyendo  esas  muestras  de  cariño.       Por  otro  lado,  «La  Bahía  de  la  Escocesa»  (Esencia)  de  género  romántico  histórico,  es  la  novela  que  da  comienzo  a  la  serie  «Los  Gresham».  Que  yo  sepa  (y  puedo  estar  equivocada), esta es la primera  vez  que  nos  vas  a  deleitar  con  una serie…  ¿De cuántos libros  constará?  Y…  ¿Por  qué  una  serie, por qué ahora?   Como  te  digo,  soy  una  enamorada de la Regencia y las  sagas  me  chiflan.  Era  casi  obligado que tuviera alguna en‐ tre  mis  viejos  borradores.  Pero  no estás equivocada, hasta aho‐ ra  se  han  publicado  historias  independientes.  Espero  que  la  de  los  Gresham  sea  del  agrado  de  las  lectoras,  a  mí  me  hizo  pasar  buenos  ratos  cuando  la  escribí y  tardes llorando de risa  con  buenas  amigas  mientras  la  corregía.   Empecé escribiendo una novela  por  cada  uno  de  los  tres  hermanos,  Christopher,  Darel  y  James.  Luego  añadí  una  cuarta  para  Cameron,  que  sale  en  la  primera  historia. Posteriormen‐ te, escribí una quinta parte con  la  heredera  de  Darel.  Pero  posiblemente  no  saque  más  que  los  tres  primeros,  por  eso  de variar de época y dar rienda  suelta a los argumentos que se  me acumulan en la cabeza.   ¿Por  qué  una  serie?  Porque  estaba dormida en mis estante‐ rías y a Esencia le gustó la idea.  Lo  que  no  puedo  contestar  es  por  qué  ahora,  eso  sería  algo  que  debería  responder  la  editorial. Por mi parte, si habla‐ mos  de  una  novela  y  tengo  tiempo  para  arreglarla  debida‐ mente,  igual  me  da  publicar  una u otra.    


23 RomรกnTica'S


Por  otro  lado,  como  seguidora  de tu blog, estoy pendiente de  las novelas que vas publicando  en  él,  y  compruebo,  con  gran  alegría,  que  las  editoriales  se  han  interesado  por  algunas  de  ellas,  y  de  hecho,  te  las  han  publicado (El Ángel Negro) o te  las  van  publicar  (Tierra  Salvaje).  Esto  es  algo  muy  difícil  de  lograr,  y  muy  impactante…  y  la  pregunta  del  millón  es:  ¿Cómo  lo  has  conseguido?  Ni  yo  misma  lo  sé.  Cuando  Esencia  contactó  conmigo  El  Ángel  Negro  estaba  siendo  seguida  por  muchas  lectoras  que  insistían  en  que  la  querían  en  papel.  Simplemente  le  comenté  a  la  editorial    lo  que  pedían  y  aceptó  publicarla  al  mismo  tiempo  que  Brumas  en  Booket.    Después  del  doble  lanzamiento,  son  ellos  los  que  me  han  pedido  retirarlas  del  blog  y  foro  para  arreglarlas  y  publicarlas  cuando  tenga  tiempo.  Si  han  tomado  esa  decisión  es  por  el  apoyo  de  las  lectoras  que  insisten  en  tenerlas  todas.  Espero  que  alguna  de  ellas  salga  el  año  próximo.        Y  ya  que  hablamos  de  «Tierra  Salvaje»  ¿Sabes  cuándo  va  a  ser publicada?  No tengo fecha, pero es posible  que  esté  en  el  2013  y  será  en  ebook.     Se dice que internet constituye  un  10%  de  las  ventas  de  los  libros, pero  ahora, con el  auge  de  los  ebooks,  quizá  ese  porcentaje  se  haya  visto  incrementado;  ¿qué importan‐ cia  crees  que  tiene  internet  (webs, blogs y redes sociales) a  la  hora  de  mostrar  un  manus‐ crito  a  una  editorial?  ¿Y  a  la  hora  de  vender  una  novela  al 

 

RománTica'S 24

público?  ¿Vale  más  el  «boca  a  boca» entre internautas que la  publicidad  en  prensa  conven‐ cional?  Se dice que, en efecto, Internet  solo  abarca  el  10%,  ya  que  muchos  lectores  no  utilizan  este medio, pero dada la época  en  que  nos  movemos,  yo  creo  que  es  más.  Y  no  podemos  negar  que las  webs,  los blogs  y  las  redes  sociales  son  un  trampolín  que  llega  a  muchos  lugares,  sobre  todo  fuera  del  país de origen, ayudando a que  se  conozca  a  las  escritoras.  El  boca a boca, siempre es bueno,  hay  muchas  novelas  que  han  triunfado  así  porque  es  menos  frío  buscar  un  libro  recomen‐ dado  por  un  conocido.  En  cuanto  a  la  prensa  convencio‐ nal,  si  me  preguntas  sobre  la  novela  romántica  en  concreto,  pues  te  contestaría  si  se  publicitase,  que  no  es  el  caso  salvo  en  contadas  ocasiones  y  contados autores.      Si  algo  sorprende  en  tu  blog,  no es la cantidad de gente que  te sigue (esto no tiene nada de  sorprendente),  sino  la  pasión  con  que  te  siguen,  y  los  hermosos  regalos  que  te  ha‐ cen:  booktrailers,    portadas,  e  incluso  poesías  inspiradas  en  tus novelas… ¿Cómo te sientes  cuando  abres  el  correo  y  ves  estos regalos?   Me  siento  abochornada,  te  lo  juro.  Yo  pongo  todo  mi  cariño  cuando  escribo  una  novela,  pero  es  que  las  constantes  muestras  de  afecto  de  las  lectoras  me  abruman.  He  recibido  no  solo  regalos  como  booktrailer, portadas o poesías,  sino  álbumes  con  recortes  de  mis  novelas,  marca  páginas  preciosos  hechos  a  mano,  gargantillas, pulseras, colgantes  y  hasta  un  plato  de  cerámica 

con  el  apellido  de  mi  marido  y  mío.  Y  constantes  correos  que  me  alegran  el  día.  Luego  me  preguntan  por  qué  yo  regalo  algún  borrador  de  vez  en  cuando.  Creo  que  doy  dema‐ siado poco para lo que recibo.     Y  ya  acabando,  satisface  mi  curiosidad...  Para  mí  es  muy  complicado elegir nombre y ya  no  digamos  apellidos  para  mis  personajes, más aún, si los voy  a  situar  en  un  escenario  histórico.  ¿De  dónde  sacas  los  nombres de tus protagonistas?  ¿Existen  realmente,  los  inventas, juegas con las letras?  No  me  resulta  muy  complicado  buscar  nombres  y  apellidos,  aunque  siempre  intento  que  ni  ambos  sean  de  pronunciación  fuerte,  ni  ambos  suaves,  que  me suenen bien a mí cuando se  trata de los protagonistas. Para  los secundarios no busco tanto.  Algunos nombres de mis héroes  sí  que  son  inventados,  o  al  menos  no  los  he  oído  antes,  como  Dargo,  Darel,  Karemheb.  Y  sí,  me  has  pillado,  a  veces  juego  con  las  letras  hasta  encontrar  el  que  me  gusta  y  luego  me  vuelto  tarumba  para  cuadrarlo  con  el  apellido.    A  veces le vuelto loco a mi marido  pensando  títulos  nobiliarios.  Otras,  como  en  el  caso  del  protagonista  de  Orgullo  sajón,  me viene a la cabeza  Wulkan y  alguien  a  mi  lado  (gracias,  so‐ brina)  me  sopla    «Kellinword»,  y ya tengo el nombre.     Muchas  gracias  por  habernos  dedicado  tu  tiempo,  Nieves,  ¡ha  sido  estupendo  charlar  contigo!  Gracias  a  vosotros  por  permi‐ tirme acercarme a las lectoras y  por  este  ratito  de  cotilleo.    Un  beso  muy  fuerte  para  ti  y  para  las seguidoras de RomanTica’S.       Entrevista: Noelia Amarillo


25 RomรกnTica'S


Fernando Fábrega. Así es él  Nací en Florencio Varela (provincia de Buenos Aires, Argentina) en  1952.  Estudié  Derecho  en  la  Universidad  de  Buenos  Aires,  al  tiempo que trabajaba a tiempo completo en editoriales de revistas  y  libros  especializados  en  Derecho  y  Economía.  Después  de  mi  graduación en 1975 ejercí la profesión de abogado, fui profesor de  Filosofía  en  la  Universidad  de  Buenos  Aires,  colaboré  como  articulista en revistas culturales y continué vinculado a la actividad  editorial.   En  1983  me  radiqué  en  Madrid,  dedicándome  desde  entonces  exclusivamente  a  la  actividad  de  editor  de  revistas  y  libros  jurídicos, económicos y culturales. Paralelamente, como autor, he  publicado libros de ensayos sobre economía y gestión empresarial.  

    Fernando Fábrega  LA PRIMAVERA DE GLORIA 

Madrid, primavera de 2004.  

La primavera de Gloria es mi primera obra de ficción. 

Gloria,  una  hermosa  y  valiente  periodista,  sigue  la  pista  de  Bernard  Feldman,  un  alemán  superviviente  del  Holocausto  nazi del que circula una leyenda  como  prolífico  falsificador  de  arte.  

  Échale un vistazo para ir abriendo boca…  

Sus pesquisas la llevarán a des‐ cubrir  un  asunto  sucio  y  peli‐ groso en el que se verá irreme‐ diablemente  envuelta  y  en  el  que  Quesada,  su  jefe  en  la  re‐ dacción,  le  tenderá  una  mano  firme  pero  invisible.  Por  el  camino,  el  sospechoso  reen‐ cuentro  con  un  viejo  amor  de  juventud terminará por confun‐ dir aún más su loca cabecita. 

 

RománTica'S 26

 

 

Hacía mucho, mucho tiempo que no oía esas palabras de un hombre. Las leía en los ojos de Enrique Alcorta, sabiendo que eran verdad pero que no podía corresponderlas. En algún instante fugaz de los últimos días creyó adivinarlas en la mente de Gonzalo, pero estaba casi convencida de que había sido una ilusión alimentada por la sed de amor que a veces la ahogaba. Le habían dicho de mil maneras que la deseban y había sido gratificante, pero no era exactamente lo mismo, no para ella. «Te quiero.» Sonaba muy bien en la voz de Javier, una voz que no había cambiado con los años. Mientras terminaba de vestirse hurgó en su memoria tratando de recrear los momentos no tan lejanos en que había escuchado esa misma voz diciendo esas palabras, y no pudo encontrarlos. Se quedó un instante pensando, quieta, con el cepillo del pelo en la mano, y finalmente sacudió la cabeza, como arrojando lejos de sí ideas absurdas.  


Cristina Roswell. Así es ella  Nací  en  Murcia  a  mediados  de  los  ochenta,  en  un  caluroso  mes  de  Julio (lo supongo, porque aquí todos lo son). En la actualidad alterno  los estudios de Historia del Arte con la escritura  de los desvaríos, y  alguna que otra historia más o menos interesante, que cruzan por mi  mente.  También  cursé  estudios  de  BBAA  y  Periodismo  antes  de  descubrir  que  mi  sino  era  torturar  obsequiar  a  los  lectores  con  mis  escritos.  Mi interés por la escritura empezó de pequeña pero se convirtió en  algo más serio hace unos ocho años. Fue entonces cuando comencé  a escribir mi primera obra: «El Legado del Diablo», primer volumen  de la saga «Drăculeşti», que terminaría tras seis años de escritura y  documentación sobre el tema y el personaje histórico alrededor del  cual  gira  (el  mito  del  vampiro  en  Europa  del  Este  y  Vlad  el  Empalador, el sanguinario príncipe valaco relacionado con el ficticio  conde Drácula).  También  soy  la  autora  de  «Lykaon.  Memorias  de  una  mujer‐lobo»,  una  novela  que  empecé  escribiendo  en  un  blog  y  cuyos  primeros  capítulos  se  pueden  leer  online;  y  del  blog:  «Ardeal.  Odisea  de  una  escritora  novel  por  el  mar  literaria»,  donde  relaté  paso  a  paso  la  odisea, como el título indica, hacia la publicación de mi primer libro,  y donde publico mis pensamientos sobre el mundillo literario.   Asimismo  soy  la  co‐autora  de  la  novela  online  (o  blog‐novela)  «Hybris. Los últimos días» junto al escritor John Aymerick.  En cuanto a lo que escribo, no me cierro en ningún género concreto,  pero hasta ahora todas las novelas que tengo empezadas coinciden  en  que  tienen  un  elemento  sobrenatural:  ya  sea  vampiros,  (Drăculeşti),  hombres‐lobo  (Lykaon)  o  seres  de  la  mitología  griega  (Hybris); pero tratado de la forma más realista posible.  Y  todas  se  caracterizan  porque  suelo  mezclar  en  la  misma  obra  distintos temas como Romance, Historia, Acción, Suspense y algo de  Terror.  «El Legado del Diablo» es mi primera novela terminada y la primera  publicada,  pero  antes  de  eso  participé  con  relatos  y  artículos  en  algunas webs como Sedice, la revista Aurora Bitzine y TumbaAbierta.  La escasez de relatos míos por la web supongo que da una idea de lo  poco que me gusta escribirlos (o de lo mucho que me cuesta…).  Actualmente  trabajo  en  la  segunda  parte  de  la  saga  «Draculesti»,  que verá la luz en 2013. 

  El legado del Diablo  Draculesti I  Cristina Roswell  Cuando  Ángela  eligió  a  Vlad  el  Empalador,  el  Drácula  histórico,  como  protagonista  de  su  tesis  doctoral,  no  podía  imaginar  que  aquella  simple  decisión  marcaría  el  resto  de  su  vida,  y  tal  vez,  incluso,  su  muerte.  Al  embarcarse  rumbo  a  Rumania, dispuesta a desenmarañar  los  hilos  de  las  leyendas  del  viejo  continente,  no  podía  saber  que  terminaría enredada en ellos.    Allí  descubriría  que  los  años  de  estudios  de  Historia  no  son  de  ayuda cuando ésta decide atraparte  entre  sus  páginas.  A  partir  de  su  estancia  en  un  castillo  de  Transilvania,  Ángela  comprobará  que la línea entre la superstición y la  Historia  no  está  tan  claramente  marcada.  Y  lo  que  empezara  como  un  simple  viaje  de  documentación  se convertirá en un infierno del que  quizás no pueda, o quiera, salir.    Un  país  anclado  en  el  pasado,  supersticiones,  asesinatos  y  gritos  en  la  noche.  Un  legado,  un  hombre  con  un  gran  secreto,  luchas  de  poder y traiciones. Y la sangre como  origen de todo. 

Échale un vistazo para ir abriendo boca…    

Cerré los ojos mientras acariciaba su pelo y cuello. Sentía su respiración acelerada, oía sus suaves jadeos entremezclados con los míos propios. Entonces me agarró del pelo y tiró suave pero firmemente, lo justo para obligarme a echar la cabeza hacia atrás, exponiendo mi garganta. Noté el calor de su aliento sobre mi piel y la presión de sus labios un segundo antes que la de sus dientes. Mordisqueó mi cuello con suavidad, pero su excitación era palpable en sus gemidos y la forma en la que me pegaba contra él, con mucha más firmeza que antes, lo cual me excitó y alarmó a partes iguales. 

27 RománTica'S


Las  librerías  de  nuestro  país  pueden  echar  chispas  este  verano  con  la  llegada  de  la  exitosa  novela  erótica  Fifty shades of Grey  (Cincuenta  sombras  de  Grey)  de  Erica  Leonard  James,  la  primera  entrega  de  una  trilogía  y  que  la  prensa  ha  (mal)  catalogado  con  el  despectivo  término  de  «porno  para  mamás».  La 

RománTica'S 28

  autora británica está batiendo  récords  de  ventas  en  Estados  Unidos  y  Reino  Unido,  gracias  al  boca  a  boca  sobre  todo  entre  las  féminas,  con  esta  historia  de  marcado  carácter  erótico  calificada  de  «casi  pornográfica»,  y  ha  conse‐ guido  en  unas  pocas  semanas  ser  uno  de  los  e‐book  más  vendidos, el tercero en la lista  de  Amazon,  aparecer  en  la  portada  del  The  New  York  Times  y  obtener  un  lugar  destacado  en  la  lista  de  los  libros  más  vendidos  que  publica  este  periódico.  Este  fulminante recorrido hace que  muchos lectores se pregunten  qué le han podido ver al libro  en  aquellas  fronteras  y  al  parecer la respuesta está en el  alto voltaje de las escenas que  narra la historia.   E. L. James es una ex ejecutiva  de  televisión  madre  de  dos 

hijos  que  en  sus  inicios  escribía  fan  fiction  en  Inter‐ net.  Como  declarada  seguido‐ ra  de  Crepúsculo,  publicaba  en  la  Red  adaptaciones  eróti‐ cas  de  la  conocida  saga  de  vampiros  bajo  un  seudónimo  hasta  que  escribió  Fifty shades of Grey convirtiéndose  en lo que es hoy: el fenómeno  literario‐comercial  del  año  en  el  país  norteamericano.  Su  trilogía  se  dará  a  conocer  en  España  bajo  los  títulos  Cin‐ cuenta  sombras  de  Grey,  Cincuenta  sombras  más  os‐ curas  y  Cincuenta  sombras  li‐ beradas,  todas  ellas  publi‐ cadas bajo el sello Grijalbo, en  castellano,  y  Rosa  dels  Vents,  en  catalán.  Se  puede  pensar  que  el  bien  conocido  purita‐ nismo  de  los  Estados  Unidos  ha  tenido  algo  que  ver  con  el  éxito  de  la  autora  inglesa,  pero  sea  esto  cierto  o  no,  la  expectación  que  ha  desper‐


tado  esta  novela  ha  sido  tan  extraordinaria  que  incluso cuenta con la posibilidad de ser adaptada  al  cine  tras  comprar  los  derechos  Universal  Pictures  y  Focus  Features  por  la  no  menos‐ preciable  cantidad  de  más  de  cinco  millones  de  dólares. Tantos son los rumores que acechan con  una  posible  adaptación  cinematográfica  que  se  han  adjudicado  los  papeles  protagonistas  a  Kristen Stewart y Robert Pattison, especialmente  tras  leer  algunos  pasajes  de  la  novela  en  un  programa  de  la  MTV,  según  ha  publicado  un  medio estadounidense. Con todo este revuelo es  más  que  probable  que  tal  acontecimiento  llegue  a la gran pantalla, a pesar de toda la imaginación  que  se  pueda  derrochar  visualizando  a  ambos  jóvenes  vampiros  en  el  papel  de  una  pareja  escenificando  escenas    más  que  subiditas  de  tono… 

 

Para  todos  los  interesados,  está  previsto  que  las  esperadas novelas se publiquen en nuestro país a  lo  largo  de  la  temporada  veraniega,  los  títulos  saldrán a la venta el 6 de junio, el 4 de julio y el  29  de  agosto,  respectivamente.  Y  por  si  todo  lo  que nos llega desde el otro lado del charco fuese  poco,  ya  son  varios  los  medios  de  comunicación  de  nuestro  país  que  se  han  hecho  eco  de  este  boom  editorial  que  describe�� una  relación  sadomasoquista  entre  un  joven  multimillonario  de  27  años  y  una  universitaria  estudiante  de  Literatura.  Las  escenas  de  sexo  duro  y  de  sumisión  consentida  se  repiten,  aunque  no  se  trata  de  una  obra  pornográfica  al  uso  según  ha  indicado la propia escritora, E.L. James. Para más  señas  y  según  ha  informado  la  editorial  Random  House  Mondadori  a  la  que  pertenece  el  sello  Grijalbo, la historia se caracteriza por su «fuerte y  explícito componente sexual en el que se dan cita  el deseo, la sumisión y el sadomasoquismo».   Con todos estos ingredientes, el aterrizaje de esta  serie  en  nuestras  estanterías  dará  mucho  que  hablar en los próximos meses aunque habrá que  esperar  un  poco  para  ver  el  efecto  que  esta  trilogía erótica tiene entre los lectores de nuestro  país, y si finalmente la historia es una  verdadera  revelación que contribuye a aumentar más de lo  esperado  la  subida  generalizada  de  los  termómetros estivales.   

Artículo: Mónica Liceras 

29 RománTica'S


ROMÁNTICA’S presenta «Mudaÿÿan»

   

de

   

ARLETTE GENEVE

   

                   

  Ya  tenemos  en  las  librerías  de  toda  España  disponible  la  novela  ganadora del  VI PREMIO TERCIOPELO.  Su título es «Mudaÿÿan» y para  aquellos que hemos seguido la evolución de este premio hemos de decir  que  la  resolución  del  mismo  fue  toda  una  sorpresa  por  un  par  de  motivos principalmente.  1.‐ La autora era muy conocida entre los círculos románticos.  2.‐ ¡Por primera vez en seis convocatorias ganaba un novela histórica!  La  primera  pregunta  que  nos  asaltó  fue  ¿histórica?  ¡Habrá  que  leerlo!  Pues  bien,  quienes  ya  hemos  conseguido  hacerlo  podemos  saber  por  qué esta novela terminó llevándose (por así decirlo) el gato al agua.  «Mudaÿÿan»  es  una  de  esas  novelas  cuya  ambientación  histórica  está  muy currada; un marco histórico poco o nada explotado en el género de  la romántica; un período muy complicado que les tocó vivir a nuestros  antepasados. «Mudaÿÿan» no se encuentra encuadrada en el siglo XIX,  y lo cual se agradece pues estamos un poco hastiadas de tanto salón de  baile y necesitamos experiencias nuevas. 

Mudaÿÿan Arlette Geneve 1213. En plena lucha entre los reinos de Castilla, Navarra, Aragón, León y el al-Ándalus almohade, Dulce Álvarez asume como propia la misión de proteger a su pupilo Juan Blasco, heredero del condado castellano de Fortún, pero nieto ile-gítimo del rey Sancho de Navarra. Ira y fuego. La ira es un sentimiento que puede conducir a un hombre a la más fiera de las pasiones; cuando el honor de un caballero está en juego y una mujer es la responsable, nada como el fuego para avivarla. Adoain se enfrenta a lo que para él es una misión de extrema delicadeza y la intervención de Dulce entorpeciéndola, no puede ser más inoportuna.

Arlette  nos  traslada  al  XIII,  a  una  época  donde  lo  que  hoy  conocemos  como  España,  estaba  dividida  en  varios  reinos  entre  los  que  se  encuentra  Al‐Andalus.  Visitemos  pues  nuestra  propia  línea  del  tiempo,  nuestra propia historia; recordemos nuestro propio bagaje y viajemos a  la  época  de  la  Reconquista  de  la  mano  de  una  autora  que  ha  sabido  dirigirnos a la perfección por nuestra propia tierra. 

Sin embargo, el duelo entre ambos por lo que creen justo, no puede generar otra cosa que una atracción instantánea, porque en esta vida, todos lo sabemos, no hay nada como una fuerte lucha de carácter para que se generen vivas y ardientes brasas.

Datos históricos fieles, una trama política bien llevada de una época convulsa que nos tocó vivir y unos personajes entrañables, Adoain y Dulce, dos personas enfrentadas por sus ideales y que el destino las une con los lazos más fuertes que se pueden crear, el amor. Todo esto confluye en una novela que no puede tener mejor carta de presentación. Una novela… que ya forma parte de nuestros mejores recuerdos.

En medio de estas continuas luchas que asolan la Península Ibérica, los diferentes reinos buscan el mayor control posible de sus tierras; todos los engaños y argucias valen, las traiciones están a la orden del día… ¿Qué, entonces, puede haber más desinteresado que el entregar la vida por el ser al que se ama?

En  RománTica’S  os  invitamos  a  viajar  al  siglo  XIII  de  la  mano  de  una  autora  que  se  ha  documentado  a  la  perfección  y  que  ha  aderezado  su  obra  con  dulzura,  lealtad  y  carácter.  Un  libro  que  nos  va  a  hacer  disfrutar  de  uno  de  los  períodos  históricos  peninsulares  más  complicados  y  en  el  que  cualquier  decisión  podría  haber  cambiado  el  curso de la historia… y nuestro presente.  Si aún no os habéis leído esta novela, sólo nos queda añadir una cosa:  El amor logrará subsistir y triunfar doblegando a la ira y el fuego.

RománTica'S 30

Cuando emociones como éstas arraigan en dos corazones, todo es secundario y Adoain y Dulce tendrán que enfrentar obstáculos casi insalvables.


VII PREMIO TERCIOPELO Roca Editorial convoca el Séptimo Premio de Novela Romántica Terciopelo con el propósito de difundir y fomentar la literatura de ese género. De entre los manuscritos recibidos se premiará aquella obra que destaque por su originalidad y amenidad. BASES: 1. Las novelas, escritas en lengua española, deberán ser originales e inéditas. 2. Los originales deberán presentarse bajo seudónimo y con una extensión entre 150 y 350 folios, claramente mecanografiados a doble espacio y por una sola cara. 3. Acompañará a las obras presentadas una plica en cuyo interior figurará el nombre, dirección y teléfono de contacto del autor, así como una declaración firmada en la que se haga constar que la obra no tiene comprometidos los derechos de publicación con ninguna editorial y que tampoco se halla pendiente del fallo de cualquier otro premio. En el exterior de la plica se consignará el seudónimo con el que se presenta su autor. 4. La dotación del Premio será de 2.000 euros en metálico. 5. El plazo de admisión de originales se cerrará el 1 de septiembre de 2012 y el Premio será fallado el 30 de noviembre del mismo año. 6. La presentación al Premio compromete al autor a no retirar su original antes de hacerse público el fallo del jurado. Asimismo, el hecho de presentar una obra implica la aceptación por parte del autor de todas las bases del Premio. 7. Los originales se enviarán en una copia impresa y encuadernada, acompañada por un CD con el texto de la obra en Word, y haciendo constar en la cubierta el nombre del Premio, el título de la obra y el seudónimo del autor, a: Roca Editorial de Libros, S. L. Av. Marquès de l’Argentera, 17, pral. 1ª E-08003 Barcelona, España

31 RománTica'S


8. El Jurado y las personas que intervengan en el proceso de valoración y selección de las obras optantes al premio guardarán la debida confidencialidad, tanto sobre las novelas presentadas como sobre su marcha y resultados.

9. El cobro del importe del Premio supone la concesión a Roca Editorial de los derechos en exclusiva de publicación de la obra. Estos derechos abarcan todas las modalidades de edición, todo el territorio mundial, así como los derechos de traducción a otros idiomas y su difusión mediante adaptaciones cinematográficas y/o televisivas. 10. La dotación económica se computa como anticipo a cuenta de los derechos de autor. Roca Editorial formalizará el correspondiente contrato de edición con el ganador. 11. Roca Editorial se reserva el derecho de opción preferente para publicar aquellas obras presentadas y que no hayan resultado galardonadas, previo acuerdo con los autores respectivos. En caso de recibir oferta por parte de otra editorial para la publicación de su libro, el autor lo notificará a Roca Editorial quien en un plazo no superior a 20 días le notificará de su interés o no en ejercer su derecho de opción preferente para publicarlo en Roca Editorial. En caso de no hallarse interesada, el autor podrá, libremente ceder los derechos de su obra a un tercero. 12. El ganador se compromete a comparecer en aquellos actos de promoción que se deriven tanto de la presentación de la obra premiada como de la publicación del libro. 13. Los originales presentados no serán objeto de devolución.

Barcelona, mayo de 2012

RománTica'S 32


Vergara, sello editorial perteneciente a Ediciones B (Grupo Zeta) que lidera la publicación de literatura romántica moderna desde comienzos de los años ochenta, anuncia el III Premio Vergara / RNR de Novela Romántica. Mientras que la primera edición quedo desierta, la segunda edición del Premio, convocada en 2011, culminó en la presentación al público de habla hispana de dos autoras inéditas. La novela ganadora, Cuando el corazón perdona, de la valenciana Ruth M. Lerga, deslumbró a las lectoras y a la crítica por su calidad e imaginación y fue publicada con éxito en febrero de 2012. La primera finalista del Premio, la madrileña Ana Iturgaiz, también vio publicada su novela Bajo las estrellas. Ambas obras siguen cosechando elogios de los lectores, que gracias al Premio han descubierto a dos escritoras de indudable talento. Quienes deseen participar en esta nueva edición, puedes hacerlo teniendo en cuenta las siguientes bases: BASES DEL III PREMIO VERGARA / RNR 1. Podrán optar al III Premio de Novela Romántica las novelas románticas escritas originariamente en lengua española, con una extensión mínima de 250 páginas de tamaño DIN A4, escritas a doble espacio con tipografía Times New Roman de cuerpo 12 (aproximadamente 450.000 caracteres con espacios). Las novelas románticas estarán dirigidas a lectores adultos, y podrán ser históricas o de contexto contemporáneo, o pertenecer a alguno de los siguientes subgéneros: fantasía romántica, romántica paranormal o romántica erótica. Sin embargo, no se admitirán novelas de géneros afines como el conocido como chick lit (comedia romántica) o la novela sentimental. 2. Podrán optar a este Premio autores de cualquier nacionalidad y sexo, siempre que sean mayores de edad y que su obra esté escrita en español. 3. Este certamen está abierto tanto a autores noveles como a autores ya publicados. 4. Se admitirá un solo manuscrito por autor. 5. Al optar a dicho Premio, el concursante garantizará que se trata de una obra inédita (es decir, que no haya sido publicada en cualquier formato, incluido el digital en todos sus formatos, como Word, pdf, Epub, etcétera, considerándose publicado el estar o haber estado disponible a través de internet), que su autoría le corresponde en exclusiva, y que no es copia ni modificación de ninguna otra, así como que la misma no concurre simultáneamente a ningún

33 RománTica'S


otro premio. Se recomienda el registro previo de la obra en el Registro de la Propiedad Intelectual. 6. El jurado del Premio estará compuesto por profesionales especializados en literatura romántica: Nieves Hidalgo Lola Gude Laura Socías Marisa Tonezzer Esther Ortiz El fallo, inapelable, se hará público a través de la página web oficial de Ediciones B (www.edicionesb.com) durante el mes de diciembre de 2012. 7. El Premio no podrá ser repartido entre dos o más novelas y podrá ser declarado desierto. 8. Las obras se enviarán por correo electrónico a la dirección infoelrincon@yahoo.es y deberán contener los datos personales del autor, número de documento de identidad, dirección postal y teléfono de contacto, así como una breve reseña biográfica. 9. Los participantes podrán usar pseudónimo, siempre y cuando en la presentación consten los datos reales y no se envíen más de un manuscrito por autor. 10. La cuantía del Premio será de 2.000 euros, suma que será considerada como anticipo por la cesión, en exclusiva, de todos los derechos de edición a Ediciones B, S.A. y conllevará la edición de la obra premiada por parte de dicha editorial, en cualquiera de sus sellos. 11. El ganador se compromete a suscribir con Ediciones B el contrato de cesión que se le presente al efecto. Ediciones B publicará la obra en la fecha que considere conveniente, y a más tardar en el plazo de un año a partir de la fecha de publicación del fallo mencionado en la cláusula 6. 12. El plazo de entrega de originales comenzará el 20 de abril de 2012 y finalizará el 30 de julio de 2012. 13. La presentación al Premio supone la aceptación íntegra e incondicional de estas bases por parte del concursante, así como la imposibilidad de retirada de cualquier obra que haya sido presentada en debida forma antes de que se haga público el fallo. 14. No se mantendrá correspondencia de ninguna clase con los autores que se presenten al Premio. Una vez fallado el Premio, los archivos de los originales no premiados se destruirán.

RománTica'S 34


FERIAS DEL LIBRO EN ESPAÑA

 

Obtén toda la información de dónde estarán firmando  nuestros autores preferidos a través de las webs y blogs   que colaboran con RománTica’S 

¿Qué  son  los  RA  Weekend?  Pues  son  encuentros realizados  en  Madrid  por  Merche  Diolch, la administradora de Yo leo RA.  «Una  manera  de  matar  el  gusanillo  mientras  esperamos a que llegue Febrero para asistir al  nuevo ENCUENTRO NACIONAL»  ¿Quieres  compartir  tus  lecturas,  conocer  autores y pasar un buen rato entre amigas?  Los RA WEEKEND te ofrecen eso y mucho más

En  esta  sección  encontraréis  una  serie  de  libros  publicados  que  normalmente  no  se  encuentran  en  las  librerías,  ya  sea  por  una  distribución  deficitaria,  o  por  tratarse  de  libros  digitales  o  auto‐publicados  que  no  tienen  la  cobertura  necesaria.  En  la  ficha  del  libro  encontraréis el enlace a la  página  oficial  donde se puede adquirir.  RH  no  vende  libros,  simplemente  ofrecemos  este  servicio  a  nuestros  seguidores,  con  la  intención  de  ofrecer  la  mayor  información  posible sobre las novedades editoriales. 

35 RománTica'S


«DESDE DONDE SE DOMINE  LA LLANURA»  Megan Maxwell  Esencia 

 

Cuando  las  amigas  de  RománTica´S  se  pusieron  en  contacto  conmigo  para  ofrecerme  la  oportunidad  de  poder  presentaros  los  personajes  de  mi  próxima  novela me hizo mucha ilusión.  Me  encanta  escribir,  imaginar  soñar  y  saber  que  muchas  de  vosotras  soñáis  conmigo  al  leer  lo  que  escribo  me  llena  de  felicidad.  El  nombre  de  mi  próxima  novela  es  «Desde  donde  se  domine  la  llanura».  Como  muchas  ya  sabéis  es  la  segunda  entrega  de  la  saga  «Las  guerreras  Maxwell» 

donde  la  primera  se  llamó  «Deseo concedido».  Y ya sin más demora os dejo la  sinopsis  de  lo  que  vais  a  encontraros  en  la  novela  ¿os  apetece? ¿Sí? Pues aquí va…  Tras  casarse  su  hermano  Duncan  con  Megan,  Niall  decide dar el paso y enamorar  a Gillian. Pero lo que comenzó  como algo bonito se complicó  cuando él tiene que embarcar  hacia  Irlanda  por  orden  del  Rey  con  su  clan  e  ir  a  la  guerra.  Los  años  pasan  y  tras 

el  fracaso  de  su  relación  Gillian  y  Niall  se  vuelven  a  encontrar  en  el  bautizo  del  hijo  de  Axel,  hermano  de  Gillian.  Pero  ninguno  está  dispuesto a ponerlo fácil. Cada  uno ha��sufrido a su manera la  ausencia  del  otro  y  están  llenos  de  reproches  y  de  heridas  en  el  corazón.  Pero  donde  hubo  fuego  en  ocasiones  quedan  rescoldos  y  esta  vez  Gillian  y  Niall  ¡se  quemaran!  www.megan‐maxwell.com  .Megan Maxwell 

Así son ellos…  NIALL MCRAE 

GILLIAN MCDOUGALL 

Afable con los suyos, seductor con las mujeres,  sanguinario en el campo de batalla, orgulloso y  cabezón. Es un gran amante de su familia y tras  regresar de luchar en Irlanda tiene como meta  vivir  en  paz  y  levantar  un  hogar  para  él  y  los  highlanders  que  lucharon  a  su  lado.  Pero  reencontrarse  con  su  pasado,  o  más  concretamente  con  la  mujer  que  le  destrozó,  hace  que  una  gran  herida  se  abra  y  cometa  la  mayor locura que nunca pensó hacer. 

Guerrera. Soñadora. Imprevisible y mujer de armas  tomar. En Dunstaffnage se la llama la Retadora. Los  hombres  al  ver  su  rostro  por  primera  vez  caen  rendidos a sus pies, pero después por norma huyen  de  ella.  Su  carácter  indomable  y  sus  incesantes  retos  para  con  todos  puede  en  muchas  ocasiones  con  la  paciencia  de  su  hermano  Axel,  aunque  a  su  abuelo  Magnus  inevitablemente  le  hace  sonreír.  Pero  cuando  el  hombre  al  que  de  pequeña  le  ofreció  sus  besos  de  barro  aparece,  entra  en  un  peligroso  juego  donde  de  cazadora  pasa  a  ser  cazada. 

RománTica'S 36


37 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 38


Wrath, el rey ciego, tomó en sus brazos a la criatura que su esposa Beth acababa de  alumbrar. Tras unos años reacio a que su shellan pudiese poner en peligro su propia  existencia,  el  rey  no  pudo  sino  sucumbir  a  la  llamada  de  apareamiento  un  año  atrás  cuando su querida Beth entró en periodo de necesidad.  La situación era tan parecida a la que ya vivieron con Z y Bella cuando el caso fue aquél  que aún se le erizaban los pelos del cogote cuando lo recordaba. El olor de hembra en  celo, Z (al igual que él) intentando aferrarse a los brazos del sillón y ocho machos como  «poseídos» ante el olor de la llamada de apareamiento.  Fue  V  quien  le  instó  a  levantarse  de  aquel  sillón  que  había  pertenecido  a  su  padre  y  ponerse  en  movimiento,  subir  las  escaleras  casi  a  la  carrera  acompañado  de  un  enloquecido  George  y  entrar  como  un  borracho  en  una  taberna  para  hacer  lo  que  no  tendría que haber postergado.  Beth se hallaba en la cama, revolcándose de deseo insatisfecho y aunque él no podía  verla sí que podía olerla. Su aroma especiado se filtraba por sus fosas nasales y el dolor  de su palpitante virilidad le hacía ser consciente de que una vez que le pusiera un dedo  encima ya no habría vuelta atrás.   Pero su conciencia no le permitía hacerlo sin más. Sabía que el riesgo que correría su  shellan en el momento del parto podía terminar con su existencia y si ella desaparecía  de  este  mundo  para  él  nada  tendría  sentido.  Beth  era  su  ancla  más  firme  en  este  desquiciado mundo del que él ya no tenía visión consciente. Beth era la roca firme en  su mundo de oscuridad.  El  llanto  del  bebé  le  hizo  sonreír.  Su  aroma  era  embriagador,  olía  como  ella,  como  Beth. Su olor a recién nacido, a las fragancias de azahar y romero que habían utilizado  para  darle  su  primer  baño,  la  temperatura  del  pequeño  cuerpo  tan  delicado  no  era  elevada pero lo sentía moverse en sus brazos. ¡Qué no daría por ver sus ojos, su nariz,  su pequeña boca! La ceguera era algo con lo que se había acostumbrado a vivir pero  no  a  convivir.  Quería  ver  de  nuevo  la  sonrisa  de  su  shellan,  necesitaba  ver  su  tierno  rostro  y  sobre  todo  la  expresión  de  su  cara  al  sostener  entre  sus  brazos  a  su  recién  nacido.  —Darius. Se llamará Darius —sentenció el rey.  Desde las sombras de su conciencia notó la sonrisa de Beth.  —Gracias, hellren —dijo Beth con voz desmallada.  Un gran revuelo se originó en la habitación. Pesadas botas de guerrero se escuchaban  avanzar por el pasillo. Las voces de sus hermanos irrumpieron todo pensamiento en la  mente  del  ciego  rey.  Uno  a  uno  fue  postrándose  ante  la  criatura,  jurando  la  misma  fidelidad que una vez le juraron a él.  Unas manos se posaron sobre sus hombros. Eran las de John, el hermano mudo. Él no  hablaba  pero  su  manera  de  comunicarse  por  señas  tampoco  era  visible  para  él.  Entonces  la  voz  de  Tohr  sonó  fuerte,  precisa  y  clara  en  medio  de  la  sala.  Todos  se  callaron. 

39 RománTica'S


—Yo, John hijo de Darius, godson de Wrath, hijo de Wrath, juro fidelidad ante mi señor.  Juro proteger al fruto del vientre de mi hermana y a mi futuro señor. Lo juro por mi  honor.  Las lágrimas de Beth corrieron por sus mejillas. Su hermano pocas veces le había dado  muestras  de  cariño.  Eran  como  dos  seres  sin  nexo  alguno  que  se  respetaban  y  se  tenían  cortesía  pero  poco  más.  Sabía  que  daría  la  vida  por  ella  de  ser  necesario  tal  sacrificio pero nunca hasta ese momento los dos se habían mirado a la cara y se habían  reconocido como descendientes del mismo progenitor.  John bajó la mirada. Su mente se resquebrajó por un instante y sintió como una parte  de  su  consciencia  se  separaba  de  la  otra.  Ahora  ya  no  tenía  miedo,  sabía  que  era su  padre  quien  en  ese  momento  cobraba  plena  consciencia  en  su  cuerpo  y  se  manifestaba.  —Hija —dijo en lenguaje de signos—, nunca podrás saber lo que te he amado en vida,  nunca  llegarás  a  imaginar  lo  feliz  que  me  siento  de  ver  que  tienes  un  hellren  al  que  siempre he respetado; pero espero que siempre sepas que yo estaré a tu lado.  De  nuevo  las  dos  partes  separadas  de  John  se  volvieron  a  pegar  como  lo  harían  dos  gotas  de  mercurio  separadas  y  próximas  que  entran  en  contacto  la  una  con  la  otra.  Xhex se acercó a John, le tomó de la mano y acarició sus fuertes dedos. Su sympath, su  shellan, la hembra por la que pelearía hasta la muerte, su compañera, la que siempre  estaría a su lado. El tatuaje que llevaba a su espalda era la prueba visible de que ella  era  la  dueña  de  su  corazón.  Xhex  había  sido  hasta  este  momento  la  única  criatura  sobre la faz de la tierra que era consciente de lo que realmente ocurría en su interior.  La única que desde aquel aciago día en el que había estado a punto de perderla para  siempre sabía de su doble naturaleza.   Su secreto acababa de ser descubierto. El silencio que había caído sobre la sala llena de  hermanos  fue  tan  evidente  que  hasta  el  rey  con  su  ceguera  supo  que  algo  extraordinario había ocurrido.   La cara de la reciente madre se inundó de lágrimas espesas y unas lágrimas como el  borgoña resbalaron por la cara de Xhex.   El  hermano  Darius  no  había  desaparecido,  no  del  todo,  al  menos,  había  estado  con  ellos desde el mismo instante en que John llegó a sus vidas.  Thor se acercó a su protegido, encerró su antebrazo derecho con su mano derecha y  John hizo lo mismo.   —Siempre  hemos  estado  juntos.  Desde  aquel  día  en  el  que  me  rescataste  de  la  indiferencia de mi padre, siempre guiaste mi camino y, sin yo ser consciente o no de  ello,  te  devolví  el  favor  teniéndote  bajo  mi  protección  cuando  apenas  si  eras  un  pretrans. Te he echado de menos amigo mío, aunque no sabía a ciencia cierta que no  te había perdido.    Este relato participó en el concurso de relatos  de Románticas al Horizonte,  ESPECIAL FANFICS  «Hermandad de la Daga Negra» 

RománTica'S 40


Siempre que la elegida Laila traspasaba la línea que separaba su acogedor y reducido mundo  lo hacía con la esperanza de poder servir de algo más que de alimento a cualquiera de los  hermanos, pero esto nunca había sucedido.  Hasta  ahora.  Hasta  que  Qhuinn,  uno  de  los  hermanos  más  recientes,  el  ahstrux  de  John  la  acogió en su cama y le enseñó lo que era ser besada y acariciada por un macho. El deseo que  se apoderaba de ella cada vez que esto sucedía la hacía anhelar la posesión total, los besos  ya no eran suficientes, las caricias no bastaban, el calor compartido era, lo sabía, una mínima  parte de lo que en realidad podían ofrecerle. ¿Por qué Qhuinn se contenía y no terminaba  nunca lo que empezaba? ¿Qué tenía ella de defectuoso para no haber terminado de tentar a  este macho o a cualquiera de los otros que se alimentaban de su vena?  Cuando cerraba los ojos, Laila, solo podía ver la mirada bicolor de Qhuinn. Cuando cerraba  los ojos podía sentir todas y cada una de sus caricias, todos y cada uno de los roces de sus  encallecidas  manos  y  la  suavidad  de  los  labios  masculinos  sobre  los  suyos.  El  anhelo  palpitante que se instalaba en su vientre, sin embargo, no  encontraba satisfacción. Su piel  sensible  sentía  las  caricias,  las  atesoraba  y  las  recordaba  pero  su  corazón  se  estremecía  dentro de su pecho y su sexo se quedaba vacío cada día, cada noche.  —Hola, Laila. —La voz de Payne fue un susurro junto a su oído cuando la morena de ojos de  hielo se sentó a su lado en la fuente. —¿En qué piensas? ¿Otra vez anhelando a Qhuinn?  La joven abrió los ojos y giró su vista hacia su amiga.  —Payne, no puedo evitarlo. No puedo evitar desearle, no puedo evitar esperar que cada vez  que me solicita ante su presencia ocurra lo que debería haber ocurrido desde la primera vez  que me besó. ¿Soy defectuosa? ¿Qué tengo o qué perciben en mí que no quieren tener sexo  conmigo? Deseo tanto experimentar la posesión total que duele.  Payne no entendía que les sucedía a los machos con Laila, era como si la Virgen Escribana, es  decir,  su  odiosa  y  venerada  madre,  tuviese  planes  para  ella  y  aún  no  hubiese  llegado  el  momento de llevarlos a cabo, como si estuviese esperando a que alguien apareciera, a que  alguien reclamase a esta elegida y mientras solo podía ver sufrir a su amiga.  —No te ocurre nada malo, Laila. Ya llegará tu momento.   —Sí, pero ¿cuándo?  —Estoy segura de que en algún sitio, en algún lugar de este mundo o del otro hay alguien  buscándote, esperándote… lo mismo que estás haciendo tú.  En algún lugar de Australia  La marea lamía las fuertes piernas de aquel que la Virgen Escribana había desterrado de su  memoria  durante  cientos  de  años.  La  imagen  del  vampiro  a  la  luz  de  la  media  luna  que  brillaba en la noche era algo que ninguna humana o vampira había esperado ver nunca. El 

41 RománTica'S


cabello largo hasta media espalda y negro como ala de cuervo flotaba en el aire de la noche.  Su cuerpo desnudo brillaba por las gotas de agua salada que resbalaban por él y las cicatrices  de su torso parecían más pronunciadas que cuando la luz de los focos incidían sobre ellas.  Nadie  recordaba  su  nombre,  ni  siquiera  él  mismo  sabía  de  dónde  venía  y  quienes  eran  su  familia. Sabía que no era humano, sabía que jamás se podría exponer a la luz del sol, que sus  ojos eran demasiado sensibles a la luz y que dentro de su pecho existía un anhelo muy difícil  de  explicar.  Su  rostro  poseían  unas  facciones  duras,  un  mentón  cuadrado  le  imprimía  esa  sensación  de  peligro  que  hacía  que  todo  el  mundo  que  se  cruzaba  en  su  camino  huyera  despavorido  pero  eran  sus  ojos,  unos  ojos  tan  increíblemente  hipnóticos  como  extraordinarios  los  que  hacían  que  nadie  le  sostuviese  la  mirada  y  lo  peor  de  todo  es  que  parecía conectado con alguien. Con otro como él. Con alguien que parecía estar viviendo su  vida y que tenía entre sus brazos a la mujer que le había perseguido en sueños desde que  tenía  memoria.  Era  la  única  constante  en  su  vida,  una  vida  que  había  olvidado  y  que  solo  giraba en torno a ella.  Ella.  A  la  que  había  estado  buscando  desde  siempre.  A  la  que  había  estado  tratando  de  encontrar desde que una mañana le despertase un sueño que había revolucionado algo en  lo  más  profundo  de  su  ser.  Una  mujer  a  la  que  podía  oír  jadear  y  pedir  por  favor  que  la  tomara aunque solo fuese una vez.  ¿Una vez? Una vez no sería suficiente. Jamás sería suficiente. Se  adentró  en  el  mar  y  dejó  que  el  agua  fría  le  cubriera  por  completo,  buceó  entre  las  oscuras aguas y la vio a través del tiempo y de la distancia, en medio de un césped blanco y  una fuente blanca, sola, sin poder alcanzarla.  Emergió  de  entre  las  aguas,  braceó  con  toda  sus  fuerzas  hasta  la  orilla  y  salió  del  mar  arropado por el manto de oscuridad que le rodeaba. Hincó las rodillas en la arena y apoyó  las  manos  en  la  rugosa  superficie  arenosa,  sus  dedos  se  hundieron  entre  los  minúsculos  granos negros y el macho tomó entre sus puños una gran cantidad de arena. Como si ésta  fuese su tabla de salvación para las imágenes que pasaban a toda velocidad por su cabeza.   De repente se incorporó con las rodillas aún en la arena, estiró los brazos a ambos lados de  su cuerpo y emitió un rugido tan atronador que hasta él mismo se asustó de su potencia, el  desgarro de su alma fue total y absoluto, el dolor que quería sacarse del pecho se aferró aún  más a él y, cuando abrió los ojos, unos ojos bicolor tan extraordinarios como su dueño, una  luz cegadora lo inundó. Una luz que procedía de una mujer tan antigua como el tiempo, tan  luminosa como esa luz cálida que jamás vería.  —No sufrirás más, ha llegado el momento.  Y desapareció.    Este relato participó en el concurso de relatos  de Románticas al Horizonte,  ESPECIAL FANFICS  «Hermandad de la Daga Negra»   

RománTica'S 42


—Estás embarazada.  La voz de Havers fue un impacto para Bella. Sabia perfectamente que era muy posible que  se quedara embarazada, pues durante su periodo de necesidad, ella y Zsadist hicieron el amor  innumerables veces. Pero ¡UN BEBE! Por la Virgen, ¿Cómo iba a decírselo a Zsadist? Se podría  histérico en cuanto se lo mencionara.  —¿Me estás escuchando Bella? Havers la miraba de forma un poco extraña.  —¿Ocurre algo malo Havers?   —No, no Bella todo esta bien de momento, pero…Sabes que debes cuidarte ahora mucho.  Los  embarazos  son  complicados  y  muy  largos  y  necesitas  toda  la  tranquilidad  y  descanso  posibles. Necesitaras alimentarte más a menudo.  —Sí, sí Havers. Ya me hago a la idea.  Bella  bajo  de  la  camilla  en  la  que  había  estado  tumbada  hasta  el  momento  y  en  el  cual  Havers le había hecho la ecografía con la que se ha confirmado la maravillosa noticia. Con paso  lento fue a ponerse la ropa que había dejado doblada cuidadosamente en una silla. Mientras se  vestía lentamente, escuchaba como Havers le seguía dando consejos.  —Voy  a  recetarte  unas  vitaminas  para  las  primeras  semanas  y  sobre  todo  nada  de  esfuerzos Bella.  Bella salio ya completamente vestida de detrás del biombo donde se había cambiado y se  dirigió hacia el medico.  —Muy  bien  Havers.  Por  cierto,  me  gustaría  pedirte  que  no  comentaras  esto  a  nadie,  ni  siquiera a Marissa. Quiero dar yo la noticia.  —Tranquila,  no  tienes  que  preocuparte  por  eso,  jamás  se  me  ocurriría  comentarlo  con  nadie.  —De acuerdo, gracias Havers.  —Bien Bella. En un par de semanas quiero volver a verte y si notas cualquier molestia o  algo vuelve enseguida, ¿lo harás Bella?  —Si tranquilo. Adiós, Havers.  Bella recorrió tranquilamente las instalaciones médicas de Havers. Y se dirigió a la salida  donde estaba esperándola Fritz para llevarla a la mansión.   —¿Todo bien señorita? – pregunto con un tono preocupado.  Fritz era una persona encantadora que cuidaba a todos los habitantes de la misión. Sin él  muchas veces la misión seria un caos absoluto. Con tanto macho por medio.  —Sí, todo está bien Fritz, muchas gracias. Volvamos a casa.  Los  días  dieron  paso  a  las  semanas  y  hacia  ya  cinco  semanas  que  Bella  sabia  de  su  embarazo.  Aun  no  había  confiado  su  secreto  a  nadie  y  menos  a  Z.  Sabia  que  en  cuanto  se  dijera  lo  que  ocurría la intimidad que tenían ahora desaparecería. Pero no podía seguir ocultándoselo mucho  más tiempo tenia que decirse en cuanto antes. Pues si se enteraba que se lo había ocultado, aun  se enfadaría mucho más con ella.  Tenia  que  ver  la  mejor  forma  de  decírselo  sin  que  entrara  en  pánico.  Pues  sabía  que  en  cuanto lo supiese ya todo cambiaria entre ellos, por ello lo había retrasado tanto.  El embarazo iba muy bien. Hoy había sido la segunda visita que le hacía a Havers y ya le  había dicho que la siguiente podía ser el mes que viene, si no surgía ningún problema.  El problema era Z. 

43 RománTica'S


Joder. Últimamente las calles estaban más y más llenas de esos cabrones de restrictotes y  sin señales del señor X. faltaban poco mas de una hora para el amanecer, pero esa noche ya se  había cansado de patrullar y tenia ganas de llegar a casa, a los brazos de Bella, de enterrarse en  su interior y perderse entre sus besos.  Joder, si de solo pensar en ella se le ponía dura como una piedra. Aun no podía creer que  esa hembra espectacular fuera shellan. Simplemente era un milagro que no se merecía y por el  que daba gracias todos los días. Si a ella le ocurriese algo él… Joder, no quería ni pensarlo.  Entro  en  la  gran  misión  que  compartía  con  todos  sus  hermanos  y  que  albergaba  a  la  hermandad  y  fue  subiendo  los  escalones  de  dos  en  dos  en  dos,  camino  a  la  habitación  que  compartía con Bella. Abrió la puerta de la habitación y se detuvo de golpe del impacto.  La habitación estaba en penumbra, iluminada solamente por unas cuantas velas colocadas  en  sitios  estratégicos.  En  un  rincón  había  una  mesita  con  una  gran  variedad  de  alimentos,  seguramente hechos todos por Fritz, pero lo que no podía dejar de mirar Z era a Bella que esta  recostada  en  la  cama,  una  cama  llena  de  almohadones,  solamente  cubierta  por  una  tela  casi  transparente. ¡Por dios! Había a reventar los pantalones.  De un solo movimiento entro en la habitación y cerro la puerta.  —Un segundo.  Bella le lanzo una sonrisa de lo más seductora que le hizo detenerse un instante, para al  siguiente salir corriendo hacia el baño. Mierda, tenia que quitarse toda esa ropa y la peste que  traía a polvos de talco antes de ponerle un solo dedo encima a Bella.  Se quito la ropa en un segundo y al instante ya estaba bajo el chorro de agua frotándose  con fuerza cada palmo de piel. No quería que nada de los malditos restrictotes pudiese tocar a  su  sellan.  Al cabo  de  tres  minutos  ya estaba  completamente  limpio  y  listo para  Bella.  Con  una  pequeña  sonrisa  en  los  labios  salio  rápidamente  del  baño  para  ver  a  Bella  esperándolo  relajadamente en la cama.   Su miembro le golpeo el estomago recordándole que esta ya listo para la acción.  —¿Qué tal la noche? Le pregunto con un ronroneo y colocándose bien la tela que poco le  cubría su espectacular cuerpo.  —¿La noche? Como todas las demás. Pero no quiero hablar de eso ahora; ahora tú eres lo  único  que  quiero  —dijo  mientras  recostaba  en  la  cama  junto  a  Bella  par  al  momento  cogerla  entre sus brazos y hundirse en su calida boca en un beso devastador.  —Hummm, ahora esto es todo lo que quiero saber —dijo Bella con un profundo suspiro,  mientras le recorría lentamente el pecho de Z.  En un segundo Z estaba ya entre las piernas de Bella saboreando su sabor. Su néctar, su  jugo  era  adictivo  para  él  y  darle  placer  a  su  sellan  era  lo  único  que  le  importaba.  Pero  su  miembro no opinaba lo mismo, maldito. Con un movimiento rápido dio la vuelta bella entre sus  brazos para colocarla encima de él.  —Cabálgame con fuerza Bella.  No tuvo que decírselo dos veces, al momento Bella ya estaba perdida entre el placer que  sentía teniendo a Z dentro suyo, sintiéndolo, amándolo.  Hicieron  el  amor  apasionadamente,  rápidamente,  cuando  Bella  alcanzo  el  orgasmo,  Z  se  dejo llevar y consiguió también la liberación.  Ella cayó entre sus brazos relajadamente con la respiración aun un poco acelerada.  —Te amo.‐ le susurro Bella junto a su cuello.  —Te amo shellan.  —Z, estoy embarazada.  Bella notó el frío que se instaló en su cuerpo por la falta del calor de Z. Este había salido lanzado  contra la pared de la habitación y ahora la miraba horrorizado. Su expresión de terror le decía 

RománTica'S 44


todo  a  Bella  y  le  partía  el  corazón  verlo  de  esa  manera.  Lo  que  para  ella  era  un  milagro,  una  bendición, sabia que para Z era todo lo contrario, una maldición.  —Z,  estoy  bien,  he  visto  a  Havers  y  me  ha  dicho  que  todo  esta  en  regla,  que  esta  todo  bien.   Ella  podía  ver  como  la  expresión  de  Z  iba  cambiando  poco  a  poco.  Del  horror  paso  al  pánico  poniéndose  totalmente  pálido  y  con  carra  de  terror.  Bella  empezó  a  asustarse  seriamente.  —Tranquilo, hellren, yo estoy estupendamente.  —Tú. Como has podido dejar que te hiciera el amor. – su tono seco y casi de acusación,  hicieron ver todo el miedo que sentía Z.‐ Vístete.   —¿Cómo?  —Ahora mismo nos vamos a ver a Havers. No puedes estar bien después de lo que hemos  hecho. Tú y yo….‐ dijo con horror.  Lo  que  más  se  temía  bella  estaba  ocurriendo.  Sabía  que  en  cuanto  se  enterase  ya  su  intimidad quedaría reducida.  —Zsadist, en serio, escúchame estoy bien. Havers no me prohibió mantener relaciones y  las podemos mantener hasta que él nos lo diga. No hay necesidad de molestarlo por esto. Yo me  encuentro en perfecto estado. Vamos ven a la cama conmigo que estoy teniendo frió.  Z  se  acercó  a  la  cama,  pero  no  con  la  intención  de  acostarse  al  lado  de  Bella.  Cogió  el  cobertor  que  había  a  los  pies  de  la  enorme  cama  y  con  esta  tapo  hasta  la  barbilla  el  cuerpo  dulce, frágil y totalmente desnudo de bella. Y con paso rápido fue dando zancadas recorriendo  toda la habitación.  —Joder. Mierda —maldecía una y otra vez, mientras miraba a Bella y no paraba de pasarse  las manos por su cabeza.  Bella  no  podía  dejar  de  mirarlo  mientras  las  lagrimas  caían  silenciosas  por  su  pálidas  mejillas. Cuando Z se las vio aun maldijo más fuertemente. Así continuo avanzando la mañana  hasta que las fuerzas de Bella le hicieron caer en un sueño ligero e inquieto.  Cuando despertó Z seguía aún apoyado en una pared de la habitación observándola.  —Hola.  —Shellan.  —Zsadits, ven a la cama por favor. Ven, necesito que me abraces.  Con  largo  suspiro,  por  fin  Z  dejo  caer  la  cabeza  y  los  brazos  y  se  acerco  lentamente  a  la  cama.  Aun  iba  totalmente  desnudo  y  Bella  pudo  contemplar  toda  su  hermosura  con  detenimiento.  Haciendo la colcha a un lado Zsadits se instaló en la cama al lado de bella, la envolvió entre  sus brazos y la estrecho contra su pecho fuertemente.  —Te amo, mi adorada shellan, y no permitiré que te ocurra nada. No, no te perderé. No  podría soportarlo. —Le susurraba mientras la abrazaba firmemente y le caían gruesas lágrimas  por sus mejillas. 

45 RománTica'S


RomรกnTica'S 46


Libros JR «DESAPARECIDOS DEL MAPA» En  tiempos  de  crisis  abundan  las  cancelaciones  de  los  productos  que  se  supone  que  no  van  «bien».  El  sector  editorial  tampoco  se  libra  de  esto,  ya  que  en  cuanto  un  libro  no  vende  la 

cantidad  de  ejemplares  estimada,  tarde  o  temprano,  acaba  descatalogado.  Hagamos  un  repaso a lo más reciente dentro del apartado JR: 

 

 Colecciones fuera de combate:   Ediciones  B  (ahora  renom‐ brada  «B»),  contaba  con  una  colección  conocida  como  Corazón  Joven  que  albergaba  siete  títulos  bastante  impor‐ tantes  para  los  amantes  de  nuestro  género:  Ligar con príncipes  (Tyne  O'Con‐ nell), Victoria y el falso galán  (Meg Cabot), Nicola y el noble impostor  (Meg  Cabot), Ana y el duque  (Kathryn  Smith),  Catherine y el pirata  (Karen  Hawkins), Nick & Norah: Una

noche de música y amor  (Rachel  Cohn  /  David  Levithan)  y  El monstruo de Longwood (Staton Rabin).   Estas  novelas  han  desapare‐ cido del mapa y con suerte se  pueden  encontrar  en  librerías  que  tienen  libros  de  segunda  mano.  Aunque  la  colección  sigue  vigente,  nada  tiene  que  ver  con  sus  inicios:  ahora  podemos encontrar biografías  de  Justin  Bieber  o  Taylor  Swift. 

Caso  parecido  es  el  de  la  colección Chicas de Montena.  Compuesta  por  más  de  setenta  títulos  entre  los  que  se  encontraban  Chicos: Manual de Instrucciones  (Morag  Prunty)  y  ¡Mamá, no me montes escenas! (Rosie  Rushton);  lo  único  que  podemos  hacer  para  leer  estas obras es comprarlas por  eBay,  o  acudir  a  alguna  biblioteca  y  tomarlas  en  préstamo. 

  ¿Deberían volver a   editarse esas historias que han formado parte de nuestra infancia lectora?

47 RománTica'S


 Sagas,  trilogías  o  novelas  con  secuela  que  no  pasan  del  primer título  La Vidente y la Espada (Victoria  Hanley)    publicada  por  SM,    La Declaración  (Gemma  Malley)  editada  por  Salamandra,  Blanco y Negro  (Malorie  Blackmann)  que 

pertenece  a  MediaLive  y  El  Beso del vampiro  (Lynn  Raven)  de  Destino;  son  claros  ejemplos  de  primeras  partes  de  sagas,  trilogías  o  novelas  con  secuela  que,  al  no 

proporcionar  las  ventas  deseadas  o  por  desaparición  de  la  colección  o  sello  editorial  al  que  pertenecen,  se  han  quedado  en  el  olvido  librero. 

 Sagas  que  se  quedan  a  medias  o  que  se  cancelan  silenciosamente  La  saga  Georgia Nicolson  (Louise  Rennison),  publicada  por editorial Salamandra, sólo  está editada en español hasta  el  noveno  tomo  cuando  son  diez, más un spin‐off: Mi gato Angus, El primer morreo y el plasta de mi padre, Faldas cortas o piernas largas, Abran paso a mis nunganungas, Bailando en mis bragas invisibles, El cachondismo cósmico y las brasas del amor, ¿Quién se ha comido mis atrapachicos?, El cachas de los shorts peludos, Amooorrr es cosa de muchos y Menudo lío de chicos.  Además,  las  cubiertas  no  se  corresponden  entre  sí:  menos las dos últimas que son

composiciones fotográficas, el  resto son ilustraciones.

 

Sucede  igual  con  la  trilogía  Eraide (Javier  Bolado)  perte‐ neciente  a  Timmun  Mas.  Compuesta  por  tres  novelas,  sólo dos vieron la luz antes de  su cancelación: La Canción de la Princesa Oscura    y    El Anhelo del Destino.  Ahora  el  autor,  publica  los  libros  por  capítulos en el blog de la saga.  Esta  editorial,  también  desca‐ talogó  la  novela  ilustrada  Emma  (Saori  Kumi)  compues‐ ta  por  dos  tomos,  basada  en  un manga de la misma autora. 

    RománTica'S 48


Azul para las pesadillas  (Laurie  F.  Stolarz)  de  editorial  Jaguar, es la primera parte de  una  saga  compuesta  por  cuatro  libros  más  una  novela  gráfica.  Desde  que  se  publicó  la  segunda  entrega  Blanco para la magia  en  2010,  no  hemos  vuelto  a  tener  noticias  de  las  continuaciones.  Según  varias  agencias,  los  derechos  fueron  vendidos  hace  tiempo… ¿Qué habrá pasado? 

Salamandra  ha  hecho  lo  mismo  con  Encanto Fatal  (Melissa  Marr),  publicada  hasta  la  segunda  entrega  (Encanto fatal  y  Tinta Peligrosa)  cuando  en  el  extranjero  son  cinco.  No  hay  noticias  por  el  momento  acerca  de  la  salida  de  la  tercera  parte.  ¿Está  cancelada?  ¿Piensan  continuar  con  el  proyecto?  Nadie sabe ni contesta… 

Vampire Kisses  (Ellen  Schreiber)  de  Nabla  Ediciones,  se  publicó  hasta  el  tercer  título  de  la  saga  (Vampire Kisses: Besos de vampiro, Vampire Kisses: Kissing Coffins y Vampire Kisses: Vampire Ville  )  y  después… ni rastro. Ídem para  el cómic basado en la historia  de Schreiber, que no pasó del  primer  tomo  en  nuestro  país:  Vampire Kisses: Lazos de Sangre  (Rem)  de  Medea  Ediciones. 

El Tercer Nombre, fue el sello  (ahora desaparecido) encarga‐ do de  traernos la saga Gossip Girl    (Cecily  von  Ziegesar)  compuesta  por  trece  libros,  aunque  aquí  sólo  pudimos  disfrutar de los siete primeros:  Gossip Girl: cosas de chicas, Tú sabes que me adoras, Lo único que quiero es todo,

Porque yo lo valgo, A mi me gusta así, Tú eres lo que yo quiero y Nadie lo hace mejor. 

  La princesa que hablaba con el viento  (Shannon  Hale)  den‐ tro  de  la  colección  Lámpara  Mágica  de  Oniro,  es  una  tetralogía, cuyas primeras tres  novelas  (La princesa que hablaba con el viento, EL fuego de Enna y Los secretos del río)  han  sido  publicadas  pero  se  desconoce  que  van  a  ocurrir con la última. 

 

 

 

49 RománTica'S


 Autoras «descatalogadas»  Meg  Cabot  y  Gail  Carson  Levine,  han  sido  varias  veces  «descatalogadas».  La  primera,  contaba  con  los  cuatro  primeros  títulos de su serie El diario de la princesa (El diario de la princesa, Princesa en escena, Princesa ¿¿¿enamorada??? y Los líos de la princesa)  publicados  en  España  dentro  de  la  Colección  Chicas  Plus  de  Montena.  La  segunda  con  dos  de  sus  novelas  (El Mundo Encantado de Ela y Dos princesas sin Miedo) editadas por B dentro  de la colección Escritura Desatada.   A día de hoy, no hay rastro de ninguna de las obras… ¿se animará  otra editorial a publicarlas? 

   Reediciones que no dan resultado  El  ejemplo  más  destacado  es  la  trilogía  El Tributo de la Corte Oscura  (Holly  Black)  traída  a  estos  lares  por  Alfaguara.    El  primer  libro salió hace unos años pero al no cosechar éxito, no continuaron  sacando las dos obras restantes. En 2010 probaron a reeditarlo con  otra  cubierta  y  acortando  el  título,  pero  El Tributo  no  consiguió  destacar  y  parece  que  sus  continuaciones  permanecen  en  el  limbo.

 

 

 Películas y series que también han «caído»  Beastly,  la  película  basada  en  el  libro  de  Ediciones  Versátil,  La Bestia (Alex Flinn) se quedó  sin  pisar  las  salas  de  cine  españolas,  ya  que  ninguna  distribuidora quiso encargarse  de  traerla.  ¿Sería  por  baja  recaudación?  Para  poder  ver  la  adaptación  cinematográfi‐ ca,  hay  que  buscarla  con  subtítulos por Internet.  

En  el  plano  de  las  series  sucede lo mismo con The nine lives of Chloe King  (Liz  Braswell) y El Círculo Secreto  (L.J. Smith), ambas basadas en  novelas  que  no  tienen  editorial en nuestro país y que  han  sido  canceladas  por  “supuesta”  baja  audiencia.  En  el  caso  de  The nine lives of Chloe King, se ha confirmado  que se va a hacer una película,  aunque  no  hay  muchos  detalles por el momento. 

Como  no  somos  partidarias  a  dejar  las  cosas  «a  medias»  hemos  querido  reunir  en  este  artículo  los  casos  más  sonados  dentro  del  género  JR, con las esperanza de tener  noticias  de  estas  obras  pron‐ to.  Ojalá  las  obras  que  han  desaparecido  vuelvan  a  edi‐ tarse  y  las  que  se  han  que‐ dado  a  la  mitad  encuentren  publicación pronto… Mientras  tanto,  siempre  nos  quedará  Bookdepository. 

  Artículo: Rocío Muñoz  Colabora: Eva Rubio      RománTica'S 50


A  veces  me  pregunto  cuál  es  el  secreto  para  que  un  libro,  una  historia  triunfe…  y  por  mucho  que  le  dé  vueltas  en  busca  de  la  solución  creo  que  en  realidad  se  trata  de  un  conjunto  de  factores  los  que  consiguen  que  esa  aventura  impresa  atraiga  al  lector  (innovar,  imaginación,  buena  escritura, documentación, etc,  etc…)  pero  hay  uno  que  destaca  sobre  todos  EL  MOMENTO.  Os  pongo  un  ejemplo  muy  claro  para  el  que  utilizaré  la  Saga  de  Los Juegos del Hambre. 

tan  irreal,  en  el  que  las  vicisitudes  de  los  habitantes  de los 12 Distritos (división de  «barrios»), en concreto de los  adolescentes,  centran  la  narración de estas novelas.  Esta  Saga  no  pudo  aparecer  en  mejor  momento,  cuando  los  jóvenes  lectores  habían  terminado  de  leer  la  Saga  Crepúsculo,  de  Stephanie  Meyer,  en  la  que  un  amor  apasionado,  algo  dulcificado,  abre  las  puertas  a  la  curiosidad de los adolescentes  que requieren algo más (en un  nivel  superior):  más  amor,  más  intriga,  más  aventuras  y  sobre todo más acción. 

algo  innovador,  os  tengo  que  alejar  de  esa  idea  porque  ya  hace  un  tiempo  una  película  japonesa, Battle Royale (título  original  Batoru rowaiaru)  nos  mostró  algo  parecido:  el  gobierno  japonés  para  instau‐ rar el orden en las aulas deci‐ de que cada año un grupo es‐ colar  hará  un  viaje  de  fin  de  curso donde los alumnos para  sobrevivir tendrán que matar‐ se entre ellos.  La  distopía  de  Los Juegos del Hambre  esconde  entre  sus  páginas todos los factores ne‐ cesarios  para  que  una  saga  li‐ teraria pueda triunfar en la ac‐ tualidad  (aparte  de  la  nacio‐ nalidad de la escritora, ameri‐ cana, y que lo ha publicado en  su origen en EE.UU.) 

Los Juegos del Hambre  es  una  saga  juvenil  compuesta  Y  aunque  algunos  puedan  por  tres  libros  que  se  basan  opinar  que  era  hora  de  que  en  un  futuro  incierto  o…  no  llegara hasta nuestras librerías     Es  una  distopía,  un  subgénero  que  está   Es una novela juvenil.  A  pesar  de  que  desde  las  altas  esferas  pisando fuerte entre las otras novelas, y que  quieren  inculcarnos  la  idea  de  que  los  nos narra los entresijos de sus personajes en  jóvenes no leen, no podemos engañarnos. El  un futuro algo lejano.  mercado  literario  juvenil  es  el  que  más   Acción, mucha acción. Intrigas y aventuras.  ventas produce en estos momentos.    Y por último, pero no menos importante, es   Hay amor, romance entre sus protagonistas.  que se ha adaptado a la gran pantalla.    Dar  imagen,  voz,  a  los  héroes  de  papel  puede  acarrear  dos  cosas  muy  dispares:  que  la  gente  termine  de  enamorarse  de  ellos,  atrayendo  en  el  camino  nuevos  lectores, o que no guste nada esa adaptación lo que también puede atraer nuevos  lectores  ya  que  no  podemos  olvidar  que  siempre,  siempre  (y  creo  que  no  hay  excepciones) «el libro es mejor que la película». 

51 RománTica'S


Su autora  Cuando a la autora de Los Juegos del Hambre, Suzanne Collins, se  le  pregunta  sobre  las  influencias  que  le  llevaron  crear  esta  saga,  entre muchas causas, siempre se retrae hasta la Historia de Teseo y  el  Laberinto  del  Minotauro  en  Creta  e  incluso  menciona  como  la  actualidad,  en  la  que  la  programación  diaria  de  la  televisión  mezclada  con  las  imágenes  de  guerras  fueron  el  acicate  para  crear  esta aventura.  Como  ya  os  he  indicado  más  arriba,  esta  saga  la  forman  tres  volúmenes: Los Juegos del Hambre, En Llamas y Sinsajo, que aquí  vamos a tratar de analizar. 

 

La TRILOGÍA 

El  Primer  tomo,  Los Juegos del Hambre,  lleva  como título el mismo nombre de la Saga.  Collins nos cuenta en él que la Tierra ha quedado  dividida  en  12  distritos  (en  origen  13),  a  consecuencia  de  una  serie  de  guerras,  gobernados por el poder tiránico del Capitolio.    Para hacerse valer, para demostrar que su poder  es  el  máximo  representante  en  el  planeta,  el  Capitolio obliga a cada distrito a enviar a un chico  y  una  chica  (en  total  12  chicos  y  12  chicas),  los  llamados  tributos,  a  un  evento  televisivo,  una  especie  de  «reality  show»,  en  el  que  la  única  regla es: matar o morir.      ¡¡¡Los Septuagésimos Cuartos   Juegos del Hambre han     comenzado!!!   GANAR SIGNIFICA FAMA Y RIQUEZA. PERDER SIGNIFICA UNA MUERTE SEGURA. En una oscura versión del futuro próximo, doce chicos y doce chicas se ven obligados a participar en un reality show llamado Los juegos del hambre. Solo hay una regla: matar o morir. Cuando Katniss Everdeen, una joven de dieciséis años se presenta voluntaria para ocupar el lugar de su hermana en los juegos, lo entiende como una condena a muerte. Sin embargo Katniss ya ha visto la muerte de cerca y la supervivencia forma parte de su naturaleza. ¡Que empiecen los septuagésimo cuartos juegos del hambre! RománTica'S 52

  Es  en  este  libro  donde  conocemos  a  los  protagonistas principales de la saga:     Katniss  Everdeen:  vive  en  el  distrito  más  pobre,  el  Distrito  12,  donde  su  actividad  económica es la minería. El hambre reina por  cada  rincón  de  la  ciudad  y  aunque  los  habitantes  de  esos  barrios  tan  peculiares  tienen  prohibido  salir  de  los  límites  establecidos por el Capitolio, ella se arriesga  cada  día  para  llevar  algo  que  comer  a  su  familia.  Cuando  se  realiza  el  sorteo  en  el  que    se  decidirá  qué  jóvenes  son  los  que  deben  acudir  a  Los  Juegos  del  Hambre,  sale  el  nombre  de  la  hermana  pequeña  de  Katniss  lo  que  le  llevará  a  ofrecerse  voluntaria  para  salvarla la vida.   Peeta: hijo de panaderos, será el compañero  de  Katniss  en  esta  nueva  edición  de  Los  Juegos del Hambre.   Gale: es amigo de Katniss desde que el padre  de ambos fallece en un accidente minero, le  ayuda  a  la  hora  de  cazar  el  alimento  necesario para subsistir.  […]Se decretó que cada año los 12 distritos de Panem deberían ofrecer a un chico y una chica de edades comprendidas entre los 12 y los 18 años para ser entrenados en el arte de la supervivencia y prepararles para luchar hasta la muerte[…]


Con  el  Segundo  volumen  de  la  saga  de  Los Juegos del Hambre, En Llamas,  la  situación  de  los 12 Distritos ha cambiado. Se palpa una nueva  sensación  en  la  que  los  habitantes  creen  que  existe  una  posibilidad  para  rebelarse  contra  el  Capitolio.  Katniss  vence  y  Peeta  sobrevive  (os  lo  cuento  porque si son los protas es de deducción lógica lo  que  puede  pasar),  regresan  a  sus  hogares  esperando  que  todo  haya  terminado  pero  la  realidad es más fuerte que sus deseos.  Los  Septuagésimos  Quintos  Juegos  del  Hambre  se  tienen  que  celebrar  y  a  ellos  acudirán  los  antiguos  ganadores  de  los  juegos,  entre  los  que  se encuentran Katniss y Peeta. 

Katniss Everdeen ha sobrevivido dos veces a Los juegos del hambre, pero no está a salvo. La revolución se extiende y, al parecer, todos han tenido algo que ver en el meticuloso plan, todos excepto Katniss. Aun así su papel en la batalla final es el más importante de todos. Katniss debe convertirse en el Sinsajo, en el símbolo de la rebelión...a cualquier precio. ¡Que empiecen los septuagésimo sextos juegos del hambre!

[…]―Ella te ama, lo sabes ―dice Peeta―. Es tan buena que me lo dijo después de llorar por ti. ―No lo creas ―responde Gale―. La forma en que te besó en el Quarter Quell… bueno, nunca me dio un beso así. ―Fue sólo una parte del espectáculo[…]

Katniss Everdeen ha sobrevivido a Los juegos del hambre. Pero el Capitolio quiere venganza. Contra todo pronóstico, Katniss Everdeen y Peeta Mellark siguen vivos. Aunque Katniss debería sentirse aliviada, se rumorea que existe una rebelión contra el Capitolio, una rebelión que puede que Katniss y Peeta hayan ayudado a inspirar. La nación les observa y hay mucho en juego. Un movimiento en falso y las consecuencias serán inimaginables.

[…]―Peeta. ¿Cómo está el amor de tu vida? ―Bien. ―¿En qué punto se dio cuenta del grado exacto de tu indiferencia? ―Pregunta, mojando su galleta en el té. ―No soy indiferente. ―Pero tal vez no tan encantada con el joven como le hiciste creer al país. ―¿Quién dice que no lo estoy?[…]

Con  Sinsajo cerramos  la  trilogía  descubriendo  que  el  Distrito  13  sigue  existiendo.  Es  el  germen  de la nueva rebelión, donde unos líderes nuevos  están dispuestos a poner fin al Capitolio.  Al  mismo  tiempo  que  la  rebelión  se  extiende,  Katniss  averigua  que  todo  el  mundo  estaba  involucrado,  en  cierta  forma,  con  esos  planes  menos  ella  pero  terminará  convirtiéndose  en  el  estandarte de la revuelta: el sinsajo.  Uno de los objetivos de esa rebelión será salvar a  todos los vencedores que quedaron retenidos en  los  pasados  juegos  del  hambre,  entre  los  que  se  encontraba Peeta.  Aparecerán nuevos amigos y otros no tan amigos.  Compañeros  antiguos  de  nuestra  protagonista  que sorprenden con sus acciones hasta conseguir  cautivar más o menos. 

Y hasta aquí lo que concierne a los libros de la Saga de Los Juegos del Hambre. Una trilogía que consigue aún hoy conquistar a muchos  y aunque va perdiendo fuelle (es la realidad) según se avanza en la  historia con los siguientes tomos no se podrá olvidar que Los Juegos  del Hambre están haciendo historia dentro de la literatura juvenil y  que dan mucho que hablar (y seguirán dando).  Para  que  os  hagáis  una  idea  del  fenómeno  que  se  ha  creado  alrededor  de  esta  saga  os  mencionaré  que  aparte  de  todo  el  merchandising  que  ha  surgido  en  forma  de  broches,  chapas,  tazas,  camisetas, juegos, esmaltes de uñas inspirados en los 12 Distritos de  Panem,  muñecas/figuras  que  representan  a  algunos  de  los  personajes de Los Juegos del Hambre, etc… 

53 RománTica'S


RomรกnTica'S 54


A  raíz  de  su  éxito,  y  al  igual  que  ya  ha  ocurrido  con otras sagas, han ido apareciendo una serie de  libros  que  utilizando  el  argumento  creado  por  Suzanne Collins, en Los Juegos del Hambre, han  querido subirse al carro del éxito de la saga.  Así  nos  podemos  encontrar  The Unofficial Hunger Games Cookbook,  de  Emily  Ansara  Baines,  donde  podemos  descubrir  más  de  150  recetas de cocina basadas en la trilogía.  The Hunger Games Companion,  de  Lois  H.  Gresh,  una  guía  no  autorizada  de  la  saga  de  Collins, de 256 páginas, donde se analiza todo lo  relacionado con Los Juegos del Hambre.  The Girl who was on fire,  libro  en  el  que  sus  autores diseccionan la trilogía comparándola con  la realidad y nos cuentan sus propias teorías.  Pero  es  que  además  de  todo  esto,  no  podemos  olvidar  que  recientemente  se  ha�� realizado  la  película  del  primer  volumen  de  la  saga,  Los Juegos del Hambre,  película  dirigida  por  Gary  Ross.  Y según las últimas noticias que nos han llegado,  los  directores  Jason  Friedberg  y  Aaron  Seltzer  (Scary Movie, Date Movie, Híncame el diente,…)  se han puesto manos a la obra para traernos, en  unos pocos meses, la parodia de Los Juegos del Hambre  que  llevará  como  título  The starving games. 

Todo lo dicho en este artículo me lleva a ofreceros un consejo: Los Juegos del Hambre llegan pisando fuerte por lo que si no queréis quedaros atrás tendréis que leerlos Artículo: Merche Diolch 

55 RománTica'S


NICOLAE, «DIOS DEL EROS Y EL THANATOS» En  este  número  tenemos  el  inmenso placer  de  conocer a Nicolae, protagonista de la novedad de  mayo  «Draculesti:  El  legado  del  diablo».  Un  hombre  misterioso  que,  apenas  nacido  el  libro  sobre su intrigante historia, ya tiene hechizadas a  un buen número de lectoras, e incluso cuenta con  una  página  de  fans  en  Facebook.  Y  es  que  es  prácticamente  imposible  que  nuestra  moral  y  nuestros  alardes  de  pensamientos  más  puros  no  queden  corrompidos  por  Nicolae,  un  hombre  temido,  de  dudosa  reputación,  nacido  en  los  Cárpatos,  y  que  esconde  un  oscuro  secreto.  Un  «hombre»,  en  el  sentido  más  redondo  de  la  palabra:  un  auténtico  caballero  medieval  en  nuestros días.   Y,  os  preguntaréis:  ¿qué  tiene  este  nuevo  protagonista  que  lo  convierta,  en  la  actualidad,  en  un  caballero  de  época?  Las  respuestas  son  varias  y  cada  una  de  ellas  suma  puntos:  su  poderosa  alzada,  su  vigorosa  melena  negra,  sus  frías  y  correctas  maneras,  sus  largos  dedos  de  pianista,  su  cultura,  su  instinto  protector,  su  fuerza  desmedida  para  tomar  a  Ángela  (inconsciente protagonista, que no sabe dónde se  mete) entre sus brazos… unos cuantos caballos…  y un castillo. Ni más ni menos.   ¿Alguien da más?  Cuando Ángela, estudiante americana de visita en  Rumanía con motivo de su tesis sobre el mito de  Drácula,  conoce  casualmente  al  misterioso  Nicolae en el castillo de Bran, no puede imaginar  la aventura y desventura que acarreará seguir sus  pasos.  Nicolae,  como  buen  caballero  atento,  invita  a  la  confiada  estudiante  extranjera  a  su  mansión  familiar:  un  antiguo  castillo  enclavado  en  un  nevado  páramo,  cerca,  tan  solo,  de  un  pequeño pueblecito.   Allí,  Ángela  dispondrá  de  una  inmensa  y  antigua  biblioteca  donde  documentarse  a  placer  para  su  curiosa  y  original  tesis.  Lo  que  no  sospecha…  es  que  la  información  que  encontrará  en  las  personas  y  en  los  acontecimientos  será  mucho 

RománTica'S 56


más sorprendente y valiosa que toda la contenida  en esos viejos y polvorientos libros.   En  este  entorno,  ambos  disfrutan  de  unos  días  tranquilos  y  deliciosos,  antes  de  que  todo  empiece a torcerse… La sensualidad de la autora,  Cristina  Roswell,  cobra  fuerza  en  escenas  como  una  simple  partida  de  ajedrez  entre  los  dos  protagonistas  o  en  el  paseo  de  ambos  a  caballo  por  la  nieve.  Idílicas  situaciones  que  desembocarán  en  una  inevitable  y  pronta  pasión… de lo más exótica.   Y  es  que  Ángela  iba  preparada  para  los  extraños  testimonios, para los huraños habitantes, para las  leyendas  y  supersticiones  locales…  pero  no  para  Nicolae. Y menos aún para su secreto.  Todo tomará un cariz de auténtico peligro, donde  él  se  moverá  como  un  lobo  para  defender  a  su  querida  huésped,  cuando  aparezca  en  escena  Constanta,  la  fría  y  cruel  hermana  de  Nicolae.  Constanta  no  está  sola.  Odia  a  su  hermano  por  diversos  motivos  familiares  y  no  solo  se  lo  hará  saber,  sino  que  se  lo  hará  pagar.  Encuentra  en  Ángela,  la  nueva  protegida  de  su  hermano,  una  presa  perfecta  para  llegar  a  herirlo  a  él.  Y  la  situación  se  desborda  hasta  límites  que  Ángela  jamás hubiese podido sospechar: todo lo que allí  tendrá  que  presenciar  le  cambiará  la  vida…  e  incluso la cordura para siempre.   ¿Cómo  reaccionará  su  caballero  para  salvar  a  su  nueva  y  querida  dama,  una  y  otra  vez?  ¿Qué  secreto  es  tan  oscuro  en  alguien  tan  correcto  y  seductor como para generar tanto odio?  ¿Superará la relación que ha nacido entre Ángela  y  el  misterioso  Nicolae  toda  esta  serie  de  inacabables barreras?  Artículo: Carolina Iñesta Quesada     

57 RománTica'S


RomรกnTica'S 58


59 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 60


61 RomรกnTica'S


Las librerías deberían estar señalizadas  en los mapas como zonas peligrosas.  Marcadas como establecimientos poco  recomendables. Como anomalías    sospechosas en la geografía comercial.  Nadie sabe explicar a dónde conduce la    puerta de una librería.    Por eso los que entran tardan tanto en  salir. Se han perdido. A veces, para  siempre. Los libreros son gente  extraña.  ¡Abrir una librería! Piénsalo, hermano.  Mira a derecha e izquierda. Consulta el  reloj. El móvil. Lo  que sea. Mueve ese  culo. Disimula.  ¿Vas a entrar? No me jodas. ¿Vas a  entrar, de veras, en una librería?  Manuel Rivas 

Jocelyn Minton había perdido  a su madre a los cinco años, y  cuando su padre volvió a  casarse se sintió más sola que  nunca, hasta que conoció a  Edilean Harcourt, una mujer  sesenta años mayor que ella,  que se convirtió en su alma  gemela.   

Mari Sinclair, una mujer de  exótica belleza, decide dejar  de trabajar como espía  británica tras escapar por los  pelos a un atentado contra su  vida. Por desgracia, hay  personas dispuestas a utilizar  incluso el chantaje con tal de  que desista..   

  Lee es un talentoso maestro  de yoga y dueño del estudio  de yoga Los Angeles’  Edendale. Sus pupilas, que  son de lo más superficiales y  chic, como todo en Los  Ángeles, han buscado a Lee  para sanar su dolor físico y  emocional. 

  Clint McKinnely lleva tiempo  cortejando a todas las chicas  de Cheyenne con la  esperanza de encontrar a la  mujer adecuada con la que  casarse. No obstante, la única  que realmente le atrae es  Jenna Henesey,... 

 

  Darroc MacConacher pasa  innumerables noches en  blanco soñando con una  belleza de cabellos azabache  con la que arde de deseo. Y  de pronto su sueño se hace  realidad: la dama de  exuberantes curvas y piel  inmaculada naufraga en sus  costas. 

RománTica'S 62


Dividida entre el mundo de  los hombres blancos y el  mundo comanche de sus  padres, Indigo Wolf ha  crecido separada de las  gentes del pueblo de Wolf’s  Landing, Oregon. Nadie  comprende su espíritu  esquivo… hasta que Jake  Rand llega a la ciudad…       

¿De verdad los hombres las  Odelia Gray, un personaje  prefieren rubias?  nada convencional.  Harper Roberts es abogada  «¡No es más que una (…)  en Manhattan. Es lista,  fiambrera! Probablemente  atractiva y divertida, ¿por  apesta a leche agria sazonada  qué no encuentra un ligue?  con óxido.» Por lo menos,  Los hombres se le acercan  eso es lo que Odelia Grey  como moscas en las fiestas  piensa cuando el millonario  cuando la creen una rubia sin  Sterling Price le muestra la  cerebro.  joya de la corona de su  colección de fiambreras.     

 

 

 

 

Una antología romántica en  Poco después de perder a su  A punto de ser secuestrada,  la joven Bella Barstowe  padre, un sabio que la educó  el que encontraremos seis  en las artes de la guerra y la  consigue huir de sus captores  relatos encuadrados en seis  y se refugia en una taberna  política, lady Amelia  subgéneros románticosde la  de muy mala reputación. Allí  Sutherland va a Escocia a  manos de seis grandes  sufre el acoso de algunos de  visitar a su prometido, el  autoras:  Jezz Burning, Olivia  los parroquianos, y cuando  teniente coronel Richard  Ardey, Olga Salar, Ana R.Vivo,  Sandra Andrés Belenguer y  Bennett, que combate contra  piensa que ha saltado de la  sartén para caer al fuego...  las violentas revueltas de la  Karol Scandiu.  región. 

63 RománTica'S


Alex debe viajar a París por  motivos profesionales y le  pide a su novia, Angela, que  lo acompañe. Paralelamente,  a ella le encargan un trabajito  en la capital francesa que  podría suponer un  importante ascenso en su  carrera. 

Simon, duque de Blackmoor,  es el cabeza de familia de los  Westfield, un clan compuesto  por hombres lobo. Rico,  poderoso y atractivo, ha  llevado una vida salpicada  por el escándalo. Todo el  mundo lo teme y lo respeta,  todos excepto Lily Rutledge... 

     

 

Nykyrian Quiakides se ha  ganado a pulso ser el  comandante de más alto  rango del grupo de asesinos  de la Liga. Siempre ha sido  fiel a dicha organización  militar, y en su nombre ha  llevado a cabo todo tipo de  misiones. Pero la última que  le encomiendan …     

 

 

 

De camino a su trabajo en  La romántica, sensual, erótica  Ella es una joven retratista de  una sombrerería, Jane  y totalmente adictiva historia  prestigio que, a la hora de  Ingleby trata de impedir que  de la apasionada relación  pintar, establece un íntimo  los contendientes de un  entre una estudiante  vínculo con la persona.  duelo disparen sus armas.  universitaria, Anastasia  Cuando su hermana le  Distraído por la interrupción,  Steele y un joven  anuncia que se casa, la chica  Jocelyn Dudley, duque de  multimillonario, Christian  decide retratar a su futuro  Tresham, resulta herido de  Grey, un hombre atractivo,  cuñado, y lo que al principio  bala en una pierna.  seductor y también muy  era una mutua antipatía…   intimidante. 

RománTica'S 64


Dominic Paget, conde de  Al despertar una mañana  Bedford, haría cualquier cosa  Mitchell Shaw, un SEAL de la  por seguir espiando a los  Armada, no recordaba quién  enemigos de Gran Bretaña.  era. Las pertenencias que  Gravemente herido, quedó al  llevaba escondidas (una nota  cuidado de una hermosa  con una dirección y una  joven, Julianne Greystone,  pistola del calibre 22) no  pero descubrió que ella  ofrecían muchas pistas sobre  simpatizaba con el enemigo.  su identidad. 

Atticus Harlow, duque de  Marlborough, perdió a su  esposa al año de casados y  ahora es él quien se está  muriendo. Pero antes de  reunirse con su amada, debe  encontrar a los padres  adecuados para su pequeño  Trenton.   

   

   

    Joey Rubin es una joven  Cuando Stephanie le atiza a  arquitecta y decoradora que  un extraño con una baguette  seca, no se da cuenta en  vive en Nueva York. En un  principio de que ha atacado  entorno tan competitivo y  al nuevo propietario de la  dominado por los hombres,  epicérie del pueblo. Fabian,  su adicción al trabajo la ha  el exiliado parisino que ha  llevado a descuidar tanto sus  venido a encargarse de la  antiguas amistades que al  pequeña tienda...  único ser a quien se siente  realmente unida es a su perra  Tink. 

   

  Nicole Gilbert es una  prestigiosa psiquiatra de  Washington que, ante el reto  de valorar los posibles  trastornos de conducta de  una adolescente, Allyson  Shada, se ve en la obligación  de regresar a Boston, su  ciudad natal, donde cinco  años atrás dejó abandonada  toda su vida 

65 RománTica'S


El Infierno no está dispuesto  a ceder y el Cielo no se dará  por vencido.  Luc Cain nació y creció en el  Infierno, pero ya no se siente  tan demoníaco como antes,  gracias a Frannie Cavanaugh  y su excepcional poder.. 

Como chica nueva del  internado de élite Saint  Sophia, Lily está rodeada de  jóvenes ultrarricas y pijas. Y  por si ser novata fuera poco,  Lily oye ruidos extraños y ve  cosas raras en las sombras  del espeluznante edificio. 

Lauren Kate nos obsequia  con cuatro historias de amor  originales protagonizadas por  personajes conocidos: Miles  y Shelby, Roland (y el único  ser del universo al que amó  de verdad), Arriane y Tess,  Daniel y Lucinda…, a los que  encontramos en situaciones y  lugares hasta ahora  desconocidos. 

 

 

 

   

 

      Geena quiere pasarse el  Helena es la única de los  Francesca De Vega es una  verano junto a sus mejores  vástagos de los dioses que  sanadora de la ciudad de  Avel. Compone frases  amigas, pero cuando se  puede penetrar en el Hades a  mágicas que cierran heridas y  conocen su prima Hero y su  voluntad y por ello  mejor amiga Amber, es odio  descenderá al Inframundo en  sanan maldiciones, pero su  vida se convierte en un caos  a primera vista. Lo peor de  busca de una manera en la  cuando uno de sus pacientes  todo es que las tres tienen  que vencer a las Furias y  que acaba de fallecer se  que trabajar juntas en el café  conseguir acabar con el ciclo  incorpora y le dice que debe  Triple Shot Betty  de venganza eterna por el  huir de la enfermería o...  cual los vástagos están  malditos. 

RománTica'S 66


Blancanieves es la única  persona en el mundo aún  más bella que la malvada  reina Ravenna, deseosa de  acabar con ella. Pero lo que  la reina no imagina es que la  joven que amenaza su  reinado ha sido entrenada en  las artes de la guerra por el  cazador que tenía la misión  de asesinarla. 

Una serie de desastres  naturales ha diezmado el  planeta. Apartada del resto  del mundo, Inglaterra es  ahora un lugar sombrío: casi  no luce el sol, la comida  escasea y un grupo de  criminales vaga por los  bosques en busca de presas  fáciles. La población  comienza a agitarse. 

El ataque de Strigoi a la  Academia Vladimir ha sido el  más duro de la historia del  colegio, poniendo en peligro  las vidas de estudiantes,  profesores y tutores. Y, aún  más, los Strigoi han  secuestrado a algunas de sus  víctimas, incluyendo a  Dimitri, quien antes moriría  que ser uno de ellos. 

 

 

 

   

  Nonie es una apasionada de  la moda. Sus dos mejores  amigas son Edie, una  defensora de los derechos  humanos que sueña con  trabajar en las Naciones  Unidas, y Jenny, una joven  promesa del cine que acaba  de rodar su primer gran ��xito  comercial.   

 

    Silvia, Estela, Bea y Ana son  El destino de Wendy parece  las Princess. Un grupo de  estar sellado. Se avecina una  guerra y todo lo que ha  amigas que pensaban que  sacrificado para conseguir la  estaban tan unidas que jamás  paz y el equilibrio del pueblo  pelearían por nada. Hasta  Trylle pende de un hilo. Los  que una cita de Messenger,  acontecimientos se  un perro llamado Atreyu, un  precipitan y la encaminan  graffiti, una entrada en un  hacia un final inesperado.  blog y una canción cambiaron  sus vidas… para siempre.     

67 RománTica'S


El más temerario y feroz de los hermanos MacLeod, Quinn, es prisionero del dios que  lleva en su interior y vive atormentado por haber sido incapaz de salvar a su familia de  la muerte. Su ira lo gobierna y, día a día, va perdiéndose en la oscuridad de su alma.  Pero Quinn anhela profundamente amar a una mujer…  Criada por los druidas, la hermosa Marcail es tan cautivadora como la antigua magia  que  corre  por  su  cuerpo.  Para  Quinn,  ella  es  la  mujer  más  deseable  que  jamás  ha  conocido.  Pero  para  su  enemiga  Deirdre,  ella  es  el  anzuelo  perfecto  para  arrastrar  a  Quinn a su trampa. Una vez los amantes estén bajo su poder, su pasión deberá pasar  por duras pruebas…      «Quinn  MacLeod,  tú  eres  el  primer  highlander  que  he  conocido  y  debo  decir  que  estoy  gratamente impresionada»  Una  de  las  novelas  que  más  deseaba  leer  era  precisamente  esta.  Desde  los  comienzos  de  la  serie «Highlander: La espada oscura» me interesó  la  historia  de  Quinn,  ese  hombre  atormentado  por  la  muerte  de  su  esposa  que  teme  no  poder  controlar  los  accesos  de  violencia  de  los  que  es  víctima.  Además,  cuando  cayó  preso  de  Deirdre  mi interés aumentó intrigada por lo que la autora  le  tendría  preparado  a  nuestro  highlander:  ¿Conseguiría  escapar  de  su  prisión?  ¿O  sucumbiría  al  poder  de  la  malvada  druida?  Las  respuestas  a  estas  cuestiones  las  encontraremos  en esta novela…  Quinn  lleva  demasiado  tiempo  prisionero  en  el  foso donde Deirdre lanzaba a todos sus cautivos.  No  había  sido  fácil  lograr  proclamar  su  hegemonía, durante días había tenido que luchar  contra  el  resto  de  guerreros,  que  igual  de  desesperados que él intentaban sobrevivir a toda  costa.  Su  existencia  permanecía  igual  un  día  tras  otro, hasta que Deirdre lanzó al foso a una mujer:  no sabía si estaba viva o muerta, pero su instinto  le  decía  que  debía  salvarla  de  las  mortíferas  garras  de  los  guerreros  dioses.  Luchando  contra  su propia naturaleza, Quinn tomó a la mujer bajo  su  protección,  aún  a  riesgo  de  lo  que  haría  Deirdre si descubría su hazaña. 

RománTica'S 68

Marcail  es  una  druida  que  ha  rechazado  someterse  a  Deirdre,  al  contrario  que  otros  druidas ella no le teme a esa malvada drough y se  encara  provocando  en  ella  el  miedo  por  primera  vez.  Depositaria  del  conjuro  que  encerraría  a  los  dioses para siempre y que acabaría con el reinado  de  Deirdre  de  una  vez  por  todas,  Marcail  sufre  inmensamente  por  no  poder  ayudar  a  sus  hermanos  highlanders,  pues  aunque  ella  es  la  custodia  de  ese  hechizo,  desconoce  totalmente  cómo  liberarlos,  pues  este  está  encerrado  en  su  mente. Para Deirdre este hecho resulta de lo más  conveniente, para que su plan siga adelante sólo  debe acabar con la vida de la druida.  La  adversidad  y  el  destino  unen  a  Quinn  y  Marcail.  Marcail  despierta  en  Quinn  un  instinto  de  protección  inusual  en  él.  Su  aroma  le  transportaba a la época en que era feliz, en la que  no  tenía  preocupaciones;  se  imaginaba  a  sí  mismo  en  el  castillo,  contemplando  el  mar,  con  sus  cabellos  acariciados  por  la  brisa  marina.  Nunca había deseado acariciar, tocar, besar a una  mujer  como  a  esa  druida.  A  su  vez  Marcail  descubre  a  un  hombre  al  que  le  es  muy  fácil  amar,  a  pesar  de  estar  convertido  en  un  dios  vengativo. La esperanza de salir de su cautiverio,  la  necesidad  de  ayuda  mutua,  el  anhelo  de  consuelo  unen  a  un  hombre  y  a  una  mujer  que  encuentran  el  uno  en  el  otro  su  ancla  de  salvación. 


«Highlander:  El  conjuro  olvidado»  es  la  tercera  entrega  de  la  serie  «Highlander:  La  espada  oscura»  de  Donna  Grant,  una  saga  que  mezcla  aventura,  romance  y  magia  de  una  forma  magistral.  Una  mezcla  adictiva  de  dioses  primitivos,  deliciosos  highlanders  y  magia  ancestral  que  recomiendo  a  las  seguidoras  de  autoras  como  Monica  McCarty,  Karen  Marie  Moning o Gena Showalter. 

       

Si  en  las  anteriores  entregas  vivimos  la  lucha  contra Deirdre desde una perspectiva externa, en  esta  historia  la  guerra  se  vive  desde  dentro.  Esa  drough  que  pretende  conquistar  el  mundo  y  dominar  a  los  guerreros  dioses  tomará  más  relevancia.  Seguiremos  al  dedillo  sus  planes,  sus  intentos  de  socavar  la  dignidad  de  nuestros  protagonistas a través del miedo y la imposición.  Pero  no  lo  conseguirá.  Dicen  que  lo  que  no  te  mata,  te  hace  más  fuerte.  Y  en  el  caso  de  nuestros  protagonistas,  gracias  a  su  unión  lograrán superar todos tentativas de Deirdre por  destruirlos  alzándose  contra  ella  y  consiguiendo  escapar de su alcance.  La relación entre Quinn y Marcail me ha parecido  mágica.  El  romance  entre  ellos  no  es  tan  apasionado como en las anteriores parejas, pero  las  escenas  entre  ellos  destilan  una  ternura  que  me  ha  parecido  conmovedora.  Ciertamente  resulta  frustrante  que  el  constante  miedo  a  Deirdre  obstaculice  tanto  el  desarrollo  de  esta  relación.  Es  inevitable  que  la  compasión  haga  su  aparición  ante  las  circunstancias  que  deben  vivir  nuestros  héroes,  sin  poder  expresar  su  amor  el  uno por el otro, sometidos a los caprichos de una  pérfida que se complace viéndolos sufrir.   Con  el  trepidante  final,  Donna  Grant  nos  deja  ansiosos  por  más.  En  las  próximas  entregas  sabremos  qué  ha  ocurrido  con  Deirdre,  si  su  reinado  de  terror  llegará  verdaderamente  a  su  fin, o si por el contrario los hermanos highlanders  y  sus  aliados  deberán  idear  nuevos  planes  en  su  afán de acabar de una vez por todas con quien se  ha convertido en su pesadilla. Sigue las aventuras  de  estos  dioses  guerreros  en  esta  embriagadora  serie  que  combina  la  apasionada  historia  de  las  Highlands  escocesas  con  las  leyendas  célticas  y  las  creencias  arraigadas  en  este  pueblo  de  la  antigüedad. ¡Yo no me las perderé!  Crítica: Ana Mª Benítez 

69 RománTica'S


Una guerrera por naturaleza, un amor que la pondrá a prueba  Payne,  hermana  gemela  de  Vishous,  está  cortada  por  los  mismos  oscuros  y  seductores  patrones  que  su  hermano:  es  una  luchadora  por  naturaleza  y  una  rebelde cuando se trata de ejercer el papel tradicional de la mujer.  Encarcelada  por  su  madre,  la  Virgen  Escribana,  por  fin  se  ha  liberado,  pero  ha  sido  para  enfrentarse  a  una  devastadora  lesión.  El  Doctor  Manny  Manello  es  reclutado por la Hermandad para curarla, ya que es el único que puede hacerlo.  A pesar de que el médico nunca antes había creído en los seres que se mueven  en  la  noche  como  los  vampiros,  acabará  dejándose  seducir  por  una  poderosa  mujer que dejará marcado tanto su cuerpo como su alma.  Finalmente los dos encuentran mucho más que una conexión erótica, haciendo  colisionar los mundos humano y vampírico… Además, Payne deberá resolver un  asunto  de  un  par  de  siglos  atrás  que  pondrá  en  grave  peligro  su  amor  y  sus  vidas. 

—Soy la hija de un dios, Manello. De una deidad. ¿Sabes lo que es ese resplandor que despiertas en mí? Es la esencia misma de mi madre. Efectivamente, Payne es hija de una diosa, hija de  la  Virgen  Escribana.  Una  hembra  que  fue  confinada a vivir en el Otro Lado tras cometer un  grave pecado: matar a su propio padre; pero que  si ahora está en éste es porque ocurrió un grave  accidente y el rey ciego, Wrath, pidió a la deidad  que le permitiese traer a Payne a nuestro mundo  y encontrar una solución a su parálisis.  Y  la  encuentra…  ¡Vaya  si  la  encuentra!  Solo  que  no  precisamente  la  que  hubiese  querido  la  Señora.   La solución viene personificada en un hombre, un  cuarentón  cuya  vida  ha  estado  dedicada  a  salvaguardar  la  de  sus  enfermos,  una  vida  cuyo  aliciente  primordial  es  estar  cada  mañana  en  el  hospital, al pie del cañón, haciendo horas extras y  turnos de cuarenta y ocho horas que muy pocos  humanos  podrían  aguantar.  Su  vida  sexual  es  activa, sí, y tiene una amiga cuadrúpeda que es su  único y verdadero amor, de momento.  Lo  cierto  es  que  mi  afición  por  Ward  viene  de  mucho tiempo atrás y desde el mismo momento  en  que  la  conocí,  cuando  solo  era  una  librera,  y  cayó  en  mis  manos  «Amante  oscuro»  no  he  dejado  de  recomendarla.  Sus  novelas  (salvo  excepciones)  me  parecen  muy  originales,  con  cada libro me voy sorprendiendo más pues nunca  encuentro  una  solución  igual  para  problemas  similares.  Fijaos  si  no  en  estos  dos  títulos:  «Amante  confeso»  y  el  que  hoy  nos  ocupa,  «Amante  liberada». Sus dos protagonistas, Butch y Manny,  son  ambos  humanos,  ambos  tienen  eso  y  algo 

RománTica'S 70

más  en  común  (que  obviamente  no  voy  a  desvelar por si aún hay alguien que no se ha leído  esta última entrega) y, no obstante, Ward arregla  sus historias de forma muy diferente.  Otra cosa por la que tanto me gusta esta autora  es  porque  sus  novelas  no  se  pueden  leer  de  forma independiente. Ella va encajando las piezas  de  cada  libro  de  una  manera  tan  peculiar  que  para  conocer  los  hechos  que  conducen  a  una  u  otra  historia  necesitas  conocer  las  anteriores  pues  cualquier  detalle,  por  mínimo  que  parezca,  es  primordial  para  seguir  el  desarrollo  de  la  novela que tienes entre manos.  Y  «Amante  liberada»  no  es  una  excepción.  En  esta  novela  Ward  vuelve  a  retomar  (casi)  como  protagonistas principales a unos viejos conocidos,  a Vishous y a Jane. El giro que toma la historia de  ambos  era  preciso,  era  de  una  necesidad  imperiosa  pues  en  su  propia  historia  se  había  dejado  más  de  un  cabo  suelto  que  aquí  ata  de  manera extraordinaria. La escena en el ático de V  de  éste  con  Butch  es  sencillamente  sobrecogedora.  A  lo  largo  de  toda  la  novela  Vishous se convierte en un foco de luz al que no  puedes  evitar  desviar  la  mirada  y  sus  interacciones  con  su  gemela,  con  Payne,  son  varios  de  los  mejores  momentos  que  nos  podemos encontrar a lo largo de su lectura.  Pero  volvamos  a  los  personajes  supuestamente  principales de esta historia. Volvamos a Payne y a  Manny.  Su  relación  no  va  a  ser  fácil  pero  la  atracción  (física y emocional) que ambos comparten me ha  parecido  una  de  las  mejores  que  su  autora  ha  logrado  crear  a  lo  largo  de  esta  serie  que  ya  va  por su entrega número nueve. 


Sí, ya sé lo que algunas de vosotras piensa acerca  de  esta  novela.  He  leído  comentarios  y  sé  que  a  muchas de vosotras no os ha gustado mucho esta  historia pero, sinceramente os digo, que a mí ha  sido de largo una de las que más me han gustado.  He  tenido  el  placer  de  toparme  con  escenas  verdaderamente  emotivas,  como  ya  he  dicho,  sobrecogedoras.  La  relación  que  se  establece  entre  los  personajes  más  importantes  de  esta  entrega  es  tan  estrecha  que  ya  no  puedes  separarlos  a unos  de  otros.  Las  escenas  sexuales  entre  Payne  y  Manny  son  de  alto  voltaje  y  los  diálogos de muchas me llevaron a derramar más  que  una  lágrima.  Sí,  también  lo  sé,  ya  sé  que  normalmente  siempre  termino  llorando  a  moco  tendido  pero  es  que…  ¡no  lo  puedo  evitar!  Es  superior  a  mí.  Denme  una  escena  donde  los  sentimientos se desborden, donde éstos surjan a  flor de piel y sean viscerales y ya me tenéis con el  pañuelo  en  la  mano  y  llorando  amargamente.  ¿Qué  le  voy  a  hacer?  Lloro  con  cualquier  cosa.  Hace  unos  días  echaron  en  Canal  Sur  la  película  de  «Rocky  Balboa»  (¡Rocky,  por  Dios!)  y  en  cada  escena  que  él  recordaba  a  Adrien  ya  estaba  yo  con el corazón encogido…  Pero volvamos a la historia de «Amante liberada»  y decidme, después de leer este fragmento si no  es  una  de  las  cosas  más  profundas  que  habéis  leído últimamente: 

—Quisiera ser un macho completo. Quisiera haber podido darte descendencia, si tú quisieras tenerla y pudieras concebirla. Quisiera haber podido decirte que me sentí morir cuando pensaste que había estado con otra persona. Quisiera haber pasado el último año despertándome cada noche para decirte que te amaba… ¡Wow! Eso es sentimientos en estado puro. Esas  palabras  que  Vishous  le  dice  a  Jane  son  lo  más  hermoso  que  he  leído  en  esta  historia,  aunque  también he de decir que no son las únicas que me  han conmovido.  «Amante liberada», podéis estar o no de acuerdo  conmigo,  es  una  novela  que  no  te  deja  indiferente,  que  tiene  diálogos  extraordinarios  y  donde su autora no recurre a soluciones ya vistas  sino  que  es  capaz  de  inventarse  o  sacarse  de  la  manga otras totalmente innovadoras y creativas.   ¿Me  ha  gustado  la  novela?  Sí,  me  ha  gustado  mucho, me ha fascinado y entusiasmado y me ha  dejado  con  ganas  de  más.  ¿Para  cuándo  «Lover  Reborn?                                               Crítica: Loli Díaz 

71 RománTica'S


La  brillante  y  ambiciosa  modista  Marcelline  Noirot  es  la  nueva  sensación  de  Londres. Y ¿qué mejor manera de demostrar su talento que vistiendo a la dama  peor vestida de la ciudad?  Conseguir el mecenazgo de la futura duquesa de Clevedon significaría prestigio y  fortuna  para  Marcelline  y  sus  hermanas.  Pero  para  conseguir  a  la  duquesa,  Marcelline tendrá que acercarse al duque, cuyas exigencias son tan altas como  baja es su moral. La recompensa merece el riesgo, pero lo que Marcelline ignora  es  que  este  hombre  es  capaz  de  diseñar  juegos  de  seducción  tan  irresistibles  como sus vestidos.  Así,  lo  que  comenzó  siendo  una  chispa  de  deseo  entre  los  dos  cabezotas  más  encantadores  y  apasionados  de  Londres,  pronto  se  convertirá  en  un  delicioso  infierno y en un escándalo monumental... El encanto del vestido perfecto ha de  ser doble: que las mujeres mueran por ponérselo y los hombres por quitárselo...

Por culpa de una concatenación de malentendidos, la rama más disoluta de una de las familias nobles de Francia acabó unida a uno de sus equivalentes ingleses, más conocidos en las islas Británicas (donde los aborrecían) como «Los Atroces DeLucey».

menores.  Las  tres  son  lo  más  importante  en  su  vida y está dispuesta a hacer lo que sea necesario  para  que  se  mantengan  unidas  y  con  un  techo  encima  de  sus  cabezas  y  comida  en  la  mesa,  cosas que no tuvieron aseguradas en su niñez. 

Y,  ésta  es  la  historia  de  una  de  las  hijas  de  esta  pareja, Marcelline. 

El personaje de Marcelline no ceja en su empeño;  Chase  nos  ha  regalado  una  heroína  de  firme  carácter, voluntariosa, amable, fiel y leal a la que  sin  embargo,  su  corazón  le  puede.  Como  toda  fémina,  al  final  resulta  que  es  más  blanda  de  lo  que cabría esperar. 

He  querido  destacar  esta  frase  de  la  novela  porque  pienso  que  es  primordial  para  poner  en  antecedentes al lector. Su autora, Loretta Chase,  ha  retomado  una  de  las  familias  que  más  nos  intrigaron  cuando  tuvo  a  bien  presentárnosla  en  una  serie  anterior,  me  refiero  a  los  incombus‐ tibles  «Carsington».  ¡Cuánto  me  gustó  esa  serie,  cuánto  disfruté  con  ella!  ¡Con  todos  los  hermanos!  Si  bien  he  de  decir  que,  mi  favorito…  siempre será el sin corazón Darius.   Pero volvamos a «Susurros de seda». Como ya he  dicho, su protagonista es descendiente directa de  uno  de  los  «Atroces  DeLucey»,  eso  ya  de  por  sí  debería  ser  un  aliciente  más  que  suficiente  para  leer esta novela y estar atenta a cada uno de los  detalles, ¿no?   Pues  bien,  a  mí  esta  autora  es  una  de  las  que  junto con Balogh o Jeffries más me gustan de las  que  las  editoriales  nos  han  presentado  en  los  últimos  años  en  romántica  histórica.  Y  esta  novela,  pese  a  unos  inicios  un  poco  titubeantes  va adquiriendo fuerza a medida que avanzas por  sus  páginas.  La  historia  que  nos  relata  Chase  en  esta  ocasión  me  ha  chocado  en  un  principio  por  varios  motivos  que  no  sé  si  debería  o  no  revelar  porque  se  consideran  spoliers así  que  voy  a  intentar de ser clara y concisa sin revelar mucho,  lejos  de  mí  el  reventar  la  novela  a  nadie,  pero  disculpadme si no lo consigo del todo.  A  ver,  por  un  lado  tenemos  a  Marcelline,  una  mujer  con  una  hija  a  su  cargo  y  dos  hermanas 

RománTica'S 72

Él  es  otro  cantar.  El  duque  de  Clevedon  es  un  hombre que lleva años pre‐comprometido con la  hermana  de  su  mejor  amigo  pero  sin  llegar  a  formalizar la relación, ha viajado por toda Europa,  ha  tenido  sus  enredos  amorosos  y  es  lo  que  siempre  hemos  conocido  como  un  donjuán,  un  libertino que quiere una última «juerga» antes de  volver  a  Inglaterra  y  sentar  cabeza  con  su  amiga  de toda la vida.  No me han gustado muchas de las actitudes que  iba teniendo el señor duque con la protagonista,  en  algunos  momentos  me  entraban  ganas  de  romperle  la  cabeza  con  lo  que  tuviese  más  a  mano  pero  es  que  este  hombre  al  final  terminó  por llevarme  al huerto y no lo hizo poco a poco,  nada  tan  banal  para  este  capullo…  lo  hizo  de  sopetón,  vamos  que  me  dio  tal  pescozón  en  el  cuello  que  aún  tengo  un  cardenal.  Un  hombre  que  trata  a  una  mujer  en  un  principio  como  un  simple  objeto  de  deseo  es  capaz  de  despertar  profundas  emociones  en  una  servidora  simplemente por el hecho de regalar una muñeca  y ya no digamos por un hecho que acontece poco  después  y  cuya  protagonista  no  es  Marcelline  sino su hija.  Esa niña me conquistó desde el primer momento,  al igual que lo hizo Olivia en «Toda una dama». La 


escena más emotiva de la historia la protagoniza  ella  y  la  forma  en  la  que  la  relata  su  autora  es  simplemente conmovedora, si cierro los ojos casi  parece  que  estoy  viendo  una  escena  de  una  película.  La  niña  sentada  ante  el  alféizar  de  la  ventana  de  su  nueva  casa  esperando,  simplemente  esperando,  a  que  apareciera  su  excelencia  el  duque  de  Clevedon.  Es  tal  la  devoción  que  siente  hacia  el  hombre  que  ya  no  concibe la vida sin su presencia. 

 

Y  la  historia  que  nos  narra  Loretta  no  está  únicamente  basada  en  estos  tres  personajes,  aunque  ellos  sean  los  principales,  nada  de  eso.  Chase nos hace ir mirando de un lado a otro, nos  hace  prestar  atención  a  todos  y  cada  uno  de  los  que van apareciendo en escena.   Clara  me  ha  gustado  mucho,  la  eterna  novia,  nunca la esposa. La amiga de siempre que espera  pacientemente  y  que  al  final  es  la  que  pone  cordura  en  la  historia,  la  que  se  da  cuenta  que  algo  ha  cambiado  en  Clevedon,  algo  sustancial  que  le  hace  más  esquivo  ahora  que  está  en  Inglaterra  que  cuando  estaba  a  miles  de  kilómetros. Otro secundario a tener en cuenta es  el hermano de ésta, el conde de Longmore y que  es  mucho  más  avispado  de  lo  que  en  realidad  parece.  Estoy  deseando  leer  su  historia  con  Sophia, la hermana pequeña de Marcelline y que  ya  en  esta  novela  Chase  nos  da  un  jugoso  adelanto. Sophia guarda muchos secretos y estoy  segura  que  Longmore  no  podrá  resistirse  a  bucear en ellos.  Podréis  ver  en  «Susurros  de  seda»  a  viejos  conocidos  de  novelas  anteriores  de  Chase  y  os  encariñaréis con otros nuevos, estoy segura.  «Susurros  de  seda»  es  una  novela  que  me  ha  gustado,  al  igual  que  lo  hicieron  las  que  conforman  la  serie  de  «Las  chicas  de  Little  Russell»  porque  sus  protagonistas  no  terminan  siendo lo que no son. Ellas son chicas corrientes,  modistas  capaces  de  crear  vestidos  de  ensueño,  sí  pero  chicas  comunes,  del  gremio  de  trabajadores y su autora no recurre a convertirlas  en hijas de duques ni princesas perdidas.  «Susurros de seda» es una novela aderezada con  buenos diálogos, escenas emotivas y que crea en  el  lector  una  suerte  de  ansiedad  por  querer  conocer qué sucede con el resto de personajes y  que espero no tardar mucho en averiguarlo.  Crítica: Loli Díaz 

73 RománTica'S


Abandonar la casa de su marido y volver a vivir con su horrible familia... ¡Lady  Maccon es el escándalo de la temporada en Londres!  La Reina Victoria la ha echado del Consejo en la Sombra y la única persona que  podría  ofrecerle  algún  tipo  de  explicación,  Lord  Akeldama,  desaparece  de  la  ciudad inesperadamente. Para colmo, Alexia es atacada por una serie de bichos  mecánicos  homicidas,  lo  que  indica  claramente,  como  solo  unos  bichos  semejantes pueden hacerlo, que los vampiros de Londres están muy interesados  en ver a Alexia muerta.  Mientras  lord  Maccon  elige  permanecer  en  un  estado  cada  vez  más  ebrio  y  el  profesor  Lyall  intenta  por  todos  los  medios  mantener  la  manada  de  Woolsey  unida,  Alexia  huye  de  Inglaterra  para  buscar  refugio  en  Italia,  en  busca  de  los  Templarios.  Ellos  son  los  únicos  que  saben  lo  suficiente  sobre  los  preternaturales  para  explicar  su  cada  vez  más  incómoda  condición,  pero  los  Templarios pueden ser todavía peor que los vampiros... ¡y además van armados  con salsa pesto!

Tú solo permíteme comer con regularidad, y yo intentaré desarrollar el instinto maternal. No será fácil, te lo advierto. Nunca pensé en tener un hijo. Pero lo intentaré. Permitidme  que  use  un  poco  de  espacio  para  poneros  en  antecedentes.  Alexia  Tarabotti,  nuestra  Sin Alma (preternatural) favorita, protago‐ niza la serie de «El protectorado de la sombrilla»  y  esta  novela  es  la  tercera  entrega  de  la  serie.  Anteriormente,  en  «Sin  alma»  vimos  como  conquistaba  a  lord  Maccon,  un  licántropo  de  lo  más  divertido  por  su  aparente  rigidez  de  forma  pero ardiente pasión hacia nuestra protagonista.  En la segunda novela, «Sin cambios», vimos como  la  acusa  de  infidelidad  porque  es  imposible  que  un licántropo (como es su caso) sea el padre de la  criatura que espera Alexia.  Bueno,  decir  que  cuando  la  novela  anterior  terminó  ahí  me  entraron  ganas  de  pegarme  un  tirón  de  pelos  (y  chillar  como  una  niña  caprichosa) es decir poco. ¿Cómo podía atreverse  Gail  Carriger  a  dejar  la  historia  en  semejante  punto? ¡Para demandarla, vamos!  El  pasado  mes  de  Abril  salió  a  la  venta  «Sin  culpa», la  tercera entrega  de esta serie y yo casi  le arranco de las manos el libro a mi amiga en mi  afán de saber qué ocurría a continuación.  Pues  bien,  el  principio  de  la  novela  me  decepcionó un poco. Alexia vuelve con su familia,  cosa  de  esperar,  después  de  semejante  afrenta  por  parte  de  su  marido.  A  Alexia  intentan  matarla,  y  no  una  sola  persona,  nada  tan  trivial  para  nuestra  Sin  Alma,  sino  toda  una  facción  vampírica.  ¿Por  qué  intentan  matarla  ahora 

RománTica'S 74

cuando  antes  la  habían  arropado  y,  pese  a  tenerle miedo, la respetaban?   La  respuesta  es  bien  sencilla:  está  embarazada  y  ellos  saben  que  si  su  padre  es  un  licántropo,  la  criatura es algo muy pero que muy peligroso… ¡al  menos para los sobrenaturales!  Lo  que  me  decepcionó  del  principio  es  la  de  intentos fallidos (¡Gracias a Dios!) de los vampiros  de asesinar a Alexia y el pelín pesado que se hace  la  trama.  Peeeero,  aquí  viene  cuando  la  historia  me  enganchó  de  nuevo,  fue  el  regreso  a  escena  de  lord  Maccon.  ¡Qué  risas!  El  pobre  está  desesperado. Por un lado piensa que Alexia le ha  sido infiel ¿con quién? ¡No puede llegar siquiera a  imaginarlo! Y por otro… ¡la echa terriblemente de  menos!  ¡Su  Alexia!  ¿Por  qué  diablos  le  ha  abandonado?  ¡Eso    me  resultó  de  lo  más  graciosos! Alexia te ha abandonado porque ¡eres  un cretino! Ni siquiera le has dado el beneficio de  la  duda,  membrillo,  zoquete,  zopenco.  (Aquí  he  de  decir  que  las  palabras  que  continuarían  esta  parrafada ya no son tan blandas)  Pero,  ¿qué  hace  lord  Maccon  a  parte  de  lamentarse?  ¡Emborracharse!  ¿Se  pueden  emborrachar  los  licántropos?  Pues  según  Carriger, lo hacen, ¡vaya si lo hacen! Pero no con  whisky o con ginebra, ni con ron, ni siquiera con  alcohol  de  90º,  ¡qué  va!  Lord  Maccon  se  emborracha  con  formolaldheido,  vamos  con  lo  que  viene  siendo  el  líquido  en  el  que  se  conservan clínicamente algunas partes extirpadas  de humanos o animales. ¿De dónde lo saca? De la  provisión  del  doctor  Lyall.  «Ver»  a  lord  Maccon  borracho y las cosas que en su inconsciencia llega  a hacer… ¡es lo mejor de la novela! 


Me  encanta  este  personaje,  me  encanta  lord  Maccon,  me  fascinó  la  forma  en  que  se  metió  a  Alexia  en  el  bolsillo,  me  gusta  y  me  divierte  cuando  pasa  del  estado  animal  al  humano  y  se  queda como su mamá le trajo al mundo y algunas  de  sus  reacciones,  a  falta  de  una  palabra  mejor,  me  parecen  tan  absurdas  como  simpáticas,  tan  inesperadas como sorprendentes. 

 

Si  alguien  me  preguntara  qué  personaje  de  novela me ha parecido más original me debatiría  entre unos pocos (contados con los dedos de una  mano)  pero  entre  ellos  figuraría  la  presencia  de  este  licántropo.  Cuando  ama,  lo  hace  a  conciencia, y cuando se arrepiente también.   Pero dejando a un lado todo lo que implica a los  personajes  principales  hay  una  cuestión  que  queda  un  poco  en  el  aire:  el  inconveniente  prenatal.  ¡Caray,  qué  manera  más  rara  de  referirse  al  bebé!  ¿No  os  parece  un  poco  desnaturalizado  y  de  un  total  desapego  hacia  el  hijo de una? Pero es que Alexia nunca ha tenido  instinto maternal, encima la han abandonado y el  culpable  es  precisamente  lo  que  está  creciendo  en su interior.  ¿Qué eres?  Ésa es la pregunta que  se hace una y otra vez Alexia.  Pues  bien,  en  «Sin  culpa»  tenemos  la  respuesta.  No  es  una  respuesta  fácil,  no  es  una  respuesta  simple ni sencilla. Es algo complicado encontrarle  sentido  pero,  ¿quiénes  mejor  que  un  grupo  de  caballeros templarios para tener la respuesta?  Viaja  de  la  mano  de  Alexia  a  Italia.  La  búsqueda  de  la  verdad  está  en  manos  de  unos  caballeros  que dejaron de existir hace siglos pero que ahora  sabemos que sobrevivieron. Déjate seducir por la  presencia de una mujer muy particular que tiene  una  personalidad  carente  de  dobleces  y  superficialidad. Conoce a Alexia, si aún no lo has  hecho.  Pero…  ¡no  te  dejes  atrapar  por  lord  Maccon!  Si  lo  hubiese  tenido  cerca,  os  aseguro  que lo habría estrangulado. ¡O le hubiese metido  la cabeza en un abrevadero, Jesús!   La  serie  de  «El  protectorado  de  la  sombrilla»  es  original,  sus  personajes  te  atrapan  entre  sus  garras y ya no te sueltan.  Como dice  esta última  entrega… 

Una novela Steampunk de vampiros, licántropos y… ¡SORPRESAS INESPERADAS! Crítica: Loli Díaz 

75 RománTica'S


Como cada otoño, Ian O´Connell, afamado escritor de novelas de amor, se aísla en su  apartado  refugio  de  Crystal  Lake  para  escribir  su  nuevo  éxito.  En  su  desesperada  búsqueda  de  la  inspiración  que  por  primera  vez  le  ha  abandonado,  encontrará  a  Elizabeth Salaya. En ese entorno idílico, mientras la va convirtiendo en la protagonista  de su novela, el amor comenzará a entretejerse entre los dos sin que él sea consciente.  Un  amor  que  nunca  creyó  que  existiera  más  allá  de  los  libros,  y  que,  junto  al  gran  secreto  que  esconde  Elizabeth  y  por  el  que  intentará  alejarlo  de  su  lado,  le  harán  dudar de todo lo que hasta entonces había creído firmemente.  En  la  hirviente  Manhattan,  envuelta  en  el  ardor  de  los  candidatos  en  plena  carrera  hacia la Casa Blanca, los caminos de Ian y Elizabeth volverán a cruzarse. Pero en medio  de  intrigas,  ambiciones  y  cadenas  de  favores  que  amenazan  con  tambalear  los  cimientos  de  la  alta  sociedad  neoyorquina,  será  enfrentarse  a  sus  sentimientos  y  miedos lo que cambie sus vidas para siempre. Traición, sombras, pasión y política se  aúnan en una novela inolvidable en la que un instante puede cambiar toda una vida.    «Me he pasado media vida creyéndome alguien que  no  soy,  media  vida  pensando  que  el  amor  era  un  sentimiento  tranquilo  que  podía  controlar  y  dirigir.  Una  emoción  simple  y  no  más  importante  que  ninguna  otra.  Hasta  que  te  conocí.  Y  todo  cambió,  como cuando vuelves la página de un libro».  Ian  O´Connel  era  un  escritor  al  que  se  le  había  acabado  la  inspiración.  Hasta  que  esta  regresó  en  forma de mujer. Con una ajetreada vida amorosa, él  era  uno  de  esos  hombres  a  los  que  hay  que  mantener  como  mínimo  a  medio  metro  de  una,  porque  tienen  más  peligro  que  una  pistola  sin  el  seguro  echado.  Pero  este  granuja  seductor  e  infiel  sintió  como  el  mundo  se  detenía  ante  la  presencia  de  ella,  de  la  mujer  que  sólo  con  su  silencio  le  dictaba  una  historia  que  él  anhelaba  contar.  Este  hombre de éxito, desapegado y seguro de sí mismo  se  convirtió  en  un  solo  instante  en  un  zombi  andante  con  un  único  pensamiento  en  mente:  Elizabeth Salalla.  Ella  es  una  mujer  diferente  a  todas  las  que  ha  conocido. La mujer que le ha devuelto la inspiración  al  llegar  con  los  últimos  rayos  de  un  atardecer.  La  única  mujer  que  no  se  ha  rendido  a  sus  pies  pidiéndole más y más, anhelando de él algo que no  puede  conceder.  Una  mujer  que  lo  intriga  como  ninguna  antes  lo  había  hecho,  pues  el  halo  de  misterio  que  la  envuelve  es  algo  que  no  puede  descifrar  por  mucho  que  lo  intente.  Pero  es  que  Elizabeth tiene un secreto, un secreto que le impide  entregarse  por  completo  a  la  relación  que  Ian  le  ofrece.  Un  secreto  que  podría  borrar  de  su  sólo  plumazo todos los maravillosos momentos que han  vivido juntos.  Mientras  Ian  intenta  comprender  como  capturar  a  su bella mariposa para pasar el resto de sus otoños  juntos,  Elizabeth  sufre  amargamente  por  el  amor  que  no  puede  devolverle  al  hombre  que  silenciosamente ha capturado su corazón. 

RománTica'S 76

«Donde  siempre  es  otoño»  es  una  oda  al  amor.  Pero  no  al  amor  de  cuento  de  hadas,  sino  al  amor  real y verdadero. Ese que duele, por el que se sufre,  que es imperfecto; en el que a veces se miente por  protección, y en el que una verdad desgarra el alma  sin  compasión.  Ese  que  se  alimenta  de  esperanza:  ese  sentimiento  que  te  permite  creer  que  no  todo  está  perdido,  que  aún  hay  un  mañana,  y  que  el  futuro  es  posible.  Ese  que  de  tanto  desearlo  gratifica y entristece. Ese en el que sólo una sonrisa  recompensa todo lo que padeciste.  Con  esta  historia,  Ángeles  Ibirika  me  ha  hecho  sufrir,  y  mucho.  No  voy  a  mentiros,  ha  habido  momentos  en  los  que  he  odiado  a  sus  protagonistas, otros en los que me he compadecido  de  ellos,  y  algunos  en  los  que  tenía  que  cerrar  la  novela  pues  los  sentimientos  me  superaban.  El  amor entre Ian y Elizabeth es puesto a prueba una y  otra  vez.  Las  intrigas,  las  traiciones  rodearan  a  nuestra  pareja  protagonista.  Pero  también  ellos  engañarán  y  traicionarán.  No  puede  ser  de  otro  modo.  En  su  búsqueda  de  la  felicidad,  nuestros  protagonistas  deberán  elegir  entre  seguir  viviendo  una mentira o amar arriesgando el todo por el todo,  a pesar de las heridas.  Junto  a  Ian  y  Elizabeth  viviremos  momentos  memorables,  sentiremos  el  viento  en  nuestra  cara  durante  el  otoño  en  Crystal  Lake,  pasearemos  por  las lluviosas calles de Baltimore, contemplaremos la  luna en Denver; experimentaremos el gozo de amar  y  el  miedo  a  perder,  sentiremos  una  amalgama  de  emociones  a  veces  imposibles  de  identificar:  odio,  amor,  celos,  envidia,  lujuria,  ternura,  pasión…  La  prosa de Ibirika resulta tan sublime, tan absorbente  que bebes una a una las palabras girando una y otra  vez las páginas con compulsión.  El pudor me prohíbe plasmar en estas páginas todos  los  improperios  que  ciertamente  debo  confesar  le  he  dedicado  a  su  autora  mientras  leía  su  novela. 


Hubo  momento  en  los  que,  me  da  vergüenza  admitirlo,  hubiera  apretado  mis  manos  alrededor  de su cuello de haberlo tenido a mi alcance. Y qué,  os  preguntaréis,  causó  en  mí  éste  ansia  asesina.  Pues  la  razón  es  que  la  señora  Ibirika  me  tuvo  llorando  durante  minutos  interminables  mientras  agarraba  con  saña  mi  corazón  (metafóricamente,  claro está) sin muestra alguna de arrepentimiento.  Vale,  ya  sé  que  es  una  exageración  por  mi  parte,  pero  eso  es  lo  que  sentí  en  determinados  momentos  de  la  historia.  Comprendedme,  parece  que  últimamente  no  hago  más  que  toparme  con  novelas  en  las  que  me  deshago  en  puro  llanto,  y  después  de  una  semana  de  intensa  lectura,  esta  historia es la gota que ha colmado el vaso haciendo  que  derramara  las  últimas  lágrimas  que  me  quedaban en reserva por no sé cuánto tiempo.  Aunque  al  final  debo  agradecer  a  su  autora  que  aflojara  el  agarre,  que  me  diera  una  esperanza  de  vida y no aprovechara para destrozar mi corazón en  mil  pedazos,  algo  que  le  hubiese  sido  muy  fácil  teniéndome  en  el  punto  que  me  tenía.  Pero  débil,  tembloroso  y  esperanzado,  mi  corazón  sigue  latiendo  a  la  espera  de  recuperarse  del  trance  vivido.  Eternos  instantes  en  los  que  sentía  que  mi  vida estuvo pendiente de un hilo.  No voy a contaros detalles sobre la trama, pues ésta  es  una  historia  que  merece  ser  leída,  no  contada.  Sólo así comprenderéis el porqué de mi conmoción.  Cada  frase,  cada  párrafo,  cada  escena  es  tan  evocadora,  impactante,  fascinante…  que  debo  felicitar a Ángeles Ibirika por haberse superado a sí  misma  regalándonos  una  profunda  y  compleja  historia  de  amor  que  con  sus  luces  y  sombras  conforma una obra magnífica en su totalidad.  «Donde  siempre  es  otoño»  es  sinónimo  de  sensibilidad  y  sentimiento;  la  sensibilidad  que  su  autora ha derrochado para deleitarnos con ella, y el  sentimiento  que  los  lectores  hallarán  cuando  se  pierdan  en  sus  líneas.  Tras  concluir  su  lectura,  desearás  que  llegue  el  otoño,  esa  estación  donde  todo es efímero, donde el esplendor y la alegría dan  paso  al  crudo  invierno,  que  encierra  una  belleza  contenida difícil de explicar, para tal vez cruzar por  primera vez la mirada con alguien y descubrir lo que  significa el verbo amar.  «Yo no quiero saber por qué lo hiciste, yo no quiero  contigo ni sin ti; lo que yo quiero, muchacha de ojos  tristes, es que mueras por mí. Y morirme contigo si  te  matas,  y  matarme  contigo  si  te  mueres;  porque  el  amor  cuando  no  muere  mata,  porque  amores  que matan nunca mueren». 

Crítica: Ana Mª Benítez 

77 RománTica'S


Alana  Farmer  vive  con  su  excéntrico  tío  en  Londres,  donde  disfruta  de  unos  privilegios  y  una  educación  dignos  de  una  princesa.  En  vísperas  de  su  presentación  en  sociedad,  descubre  un  secreto  acerca  de  sus  orígenes.  ¿De  verdad es la princesa perdida de Lubinia? Alana se deja convencer por su tutor  de  regresar  a  su  país  natal  y  así  poner  fin  a  una  revuelta,  pero  pronto  se  encuentra en un país montañoso y aislado.  La  recién  llegada  está  envuelta  en  sospechas  e  intriga,  por  lo  que  Christoph  Becker,  capitán  de  la  guardia  real,  la  arresta  creyendo  que  puede  tratarse  de  una astuta impostora. De pronto, mientras una abrasadora pasión estalla entre  Alana y el hombre que la ha encerrado injustamente, el destino de una nación  está en manos de estos y depende de los dictados de sus corazones. 

—Voy a gritar y usted va a perder su trabajo. —Si grita, tendré que besarla para silenciarla. Aunque nadie se atevería a entrar en mis dependencias para investigar. Así que lo único que va a ganar es un beso. ¿Me está pidiendo que la bese? —¡No! —¿Está segura? —¡Es usted un hombre despreciable! Empezaré el análisis de esta novela diciendo que  su  autora,  Johanna  Lindsey,  era  una  de  mis  preferidas. Desde que me leí «La novia cautiva»,  la  cual  me  fascinó  por  sus  paisajes  y  por  la  historia  de  amor  entre  Christina  y  Phillipe,  he  devorado  todos  y  cada  uno  de  sus  libros.  Unos  más  acertados  que  otros.  Los  últimos,  sinceramente  mucho  más  flojos  que  lo  que  nos  tenía  acostumbradas.  Lo  que  le  ha  pasado  a  Johanna  para  esa  «involución»  se  escapa  a  mi  raciocinio  pero  centraré  mis  apreciaciones  en  esta  última  novela  que  Vergara  ha  puesto  en  el  mercado e intentaré ser lo más objetiva posible.  He  de  empezar  diciendo  que  los  primeros  capítulos  son  como  un  X‐43A,  el  avión  experimental de la NASA que por lo visto supera  siete veces la velocidad del sonido. La historia no  te da tiempo a centrarte en los personajes, viajas  por  ella  con  tal  vértigo  que  puedes  acabar  mareada por tanto bombardeo de información.  Sin  embargo,  cuando  la  historia  se  asienta,  cuando  la  protagonista  desembarga  en  Lubinia,  su  lectura  es  mucho  más  reposada,  lo que  es  de  agradecer.  Miremos ahora hacia los personajes.  Ella,  Alana  Farmer,  es  una  Anastacia.  Sí,  una  princesa  como  lo  fue  la  Romanov,  una  hija  de  la  realeza  a  la  que  se  le  perdió  la  pista  cuando  de  bebé la raptaron de la cuna donde dormía.  Su  secuestrador,  un  asesino  a  sueldo  al  que 

RománTica'S 78

habían  pagado  para  que  la  quitara  de  en  medio  se  apiadó  de  aquel  bebé  que  le  sonrió  pese  a  la  amenaza  que  pendía  sobre  su  vida.  Y  él  es  el  hombre que la ha criado como a una hija pese a  ser  consciente  de  que  algún  día  tendría  que  devolverla a casa.  Alana se ha criado en Inglaterra y lo ha hecho a la  sombra  de  alguien  que  sabe  atacar  y  defender,  que  la  ha  instruido  para  que  ella  también  sepa  hacerlo.  Vamos  ahora  con  él.  ¿Quién  es  nuestro  protagonista?   Se llama Christoph Becker y es un conde que está  al servicio del rey lubinio. El capitán de su guardia  personal,  un  hombre  que  pone  por  encima  de  todo su lealtad hacia su rey y que mientras él esté  a cargo de su guardia nada ni nadie va a dañar a  Su Majestad.  Bien, pues perfilados a los protagonistas vamos a  analizar el primer encuentro entre ellos.  Alana viaja en carruaje por mitad de los páramos  escarpados de Lubinia, disfrazada de chico y junto  a  un  huérfano  y  a  su  protector/tío/asesino  cuando  se  topan  con  un  destacamento  de  la  guardia  real.  ¿No  os  suena  un  poco  la  situación  de  que  ella  vaya  disfrazada  de  chico  junto  a  un  protector? ¡Exacto! ¡Habéis dado en el clavo! Esa  situación ya la vivimos (aunque en circunstancias  diferentes)  en  «Amable  y  Tirano».  Pero  (y  este  pero  es  gordo)  Christoph  no  es  ni  mucho  menos  tan  avispado  como  nuestro  James  Malory.  ¡Para  nada! Este tío es un cegato, en serio, ciego, ciego  del todo. Si nuestro James fue capaz de percibir a  kilómetros de distancia la feminidad de Georgina  sólo  con  vislumbrar  una  curva  (de  su  trasero)  dónde  no  debía  estar…  ¡Este  ni  se  percató  que  bajo  el  disfraz  de  muchacho  se  ocultaba  una  féminia! Y eso que tuvo el culo en su mano. 


¡Lo que me pude reír! Sí, chicas, me reí una bar‐ baridad  por  lo  absurdo  de  la  situación.  Compa‐ rando  a  ambos  Christoph  me  ganó  ahí  por  su  «avispada» personalidad. 

 

La trama por otro lado como ya he comentado en  un principio es supersónica, luego se asienta y su  ritmo es más normal aunque no por ello Johanna  dice mucho en poco tiempo. Creo que es un libro  al  que  tendría  que  haberle  dedicado  el  doble  de  páginas,  a  mí  no  me  hubiese  importado  leerme  seiscientas en lugar de las trescientas y pico que  tiene  porque  existen  situaciones  realmente  divertidas  que  recuerdan  a  la  Lindsey  de  antes.  No  obstante  en  esta  ocasión  se  precipita  en  algunas escenas, al menos ésa es mi opinión.  Diré  que  tiene  escenas  realmente  buenas,  escenas de ésas a las que nos tenía acostumbra‐ das  y  por  las  que  merece  la  pena  leerse  el  libro.  Los giros argumentales también me han gustado  porque haces que no puedas dejar de  pensar en  qué va a ocurrir a continuación qué nueva idea se  va a sacar de la manga y, desde luego, la parte en  la que se encuentran Chritoph y el rey para tratar  el  asunto  de  la  impostora  es  de  las  mejores.  En  esta  ocasión  me  recordó  a  su  novela  de  «Las  trampas de la seducción» donde un Tony Malory  «insta» poco más que menos a un Boyd Anderson  un  tanto  descolocado  a  que  seduzca  a  Katey  (claro que en ese momento Tony no sabe que le  está ayudando a que seduzca… ¡a su propia hija!)  Esta  última  novela  de  Lindsey  me  ha  parecido  más una comedia romántica de enredos que una  novela  romántica  histórica  al  uso.  Ha  sido  como  verse  transportada  en  el  tiempo  y  asistir  a  un  estreno  de  algunas  de  las  comedias  de  Shakespeare  donde  al  principio  es  una  cosa,  conforme  avanzas  en  la  historia  parece  ser  otra  para luego darte cuenta que en realidad su autor  nos  ha  llevado  de  nuevo  al  principio.  Si  hay  algo  que  destacar  en  esta  novela  de  Johanna  es  que  no te da tiempo a dejarte establecer un patrón de  comportamiento y que si bien el hilo argumental  parece  que  va  dirigido  hacia  un  lado,  luego  acabas por descubrir que va hacia otro.  Un  último apunte. Lindsey no sabe mucho sobre  el  ADN,  de  hacerlo,  creo  que  no  habría  puesto  una  protagonista  morena  con  padres  rubios;  tiene  que  ver  con  algo  de  los  genes  recesivos  y  dominantes…  Crítica: Loli Díaz 

79 RománTica'S


El maltrato psicológico.  Abolafio  Periañez  se  ha  muerto.  Su  ineludible  descenso  a  los  infiernos  se  verá  interrumpido  por  una  imprevista  vuelta  a  la  tercera  dimensión;  dice  Dios,  que  como  aprendizaje.  Acompañar  a  una  chica  en  su  tormentosa  relación,  lo  llevará  a  comprender  cómo  funciona  el  alma  de  los  maltratadores  y  de  sus  victimas.  Pero  Abolafio no vuelve como se fue. Tampoco sospecha las sorpresas que le esperan. Un  adiós no es para siempre.  Una historia de amor, cruda, contada desde un punto de vista que no imaginas. Una  historia agridulce que te arrancará una carcajada cuando estés a punto de ahogarte en  lágrimas.      Desde  que  Regina  Roman  comenzó  a  comentar  en sus presentaciones el lanzamiento de su nueva  novela, «Gato por liebre», tuve mis reparos sobre  leerla. El tema no era nada fácil de encarar, sobre  todo  conociéndome,  y  sabiendo  lo  lacrimógena‐ mente tonta que puedo llegar a ser. Al comienzo  me  sumergí  tímidamente  en  la  lectura,  pero  pronto  estaba  atrapada  y  dejándome  conquistar  por los comentarios de un diablillo con un agudo  sentido  de  la  comicidad.  Un  narrador  muy  especial  que  nos  ayudará  a  entender  de  que  va  todo esto.  Según Abolafio, él es un diablillo, sí, el chico malo  que  según  el  tópico  peliculero  se  posa  en  tu  hombro  para  sugerirte  maldades  mientras  se  burla  de  su  compañero  o  contrincante  en  la  escena,  el  tipo  de  blanco  con  cara  de  buenazo,  ese  que  al  final  siempre  acaba  ganando.  ¡Qué  pesadez!  Por  esto,  porque  sabe  que  él  de  angelote  tiene  bien  poco,  por  no  decir  nada,  cuando  muere  espera  que  el  Hacedor  lo  envíe  derechito  al  infierno,  sin  pasar  por  la  aduana.  Oye,  para  un  hombre  cateto  y  vulgar,  como  él  mismo se define, el sitio no está nada mal.  Pero  no,  cuál  es  su  sorpresa,  que  al  diñarla  es  trasladado  al  cielo  y  lo  recibe  ni  más  ni  menos  que  el  mismo  Dios,  caracterizado  de  John  Malkovich, para anunciarle que se le ha dado otra  oportunidad  y  que  debe  volver  a  la  tierra  para  aprender. El abuelete a lo moderno, nada que ver  con esa imagen beatífica  a lo Papá Noel, parecía  haberse apiadado de él, convencido de que en el  fondo no era un  tipo  malo. Abolafio no las tiene  todas consigo, pero por intentarlo que no quede.  ¡Qué remedio! ¡A ver quién contradice a Dios!  Así  es  como  termina  siendo  testigo,  amén  de  consejero  silencioso,  de  la  vida  de  Gaby,  la  heroína  de  esta  historia,  que  en  esos  momentos 

RománTica'S 80

vive  un  incipiente  romance  con  un  melenudo  cantante  de  rock n’ roll  con  un  punto  hippie;  para lo que a él le conviene, según Abolafio. Esta  relación  será  la  causa  de  que  Gaby  altere  totalmente  su  vida  para  amoldarse  a  la  de  su  amado: sus usos, costumbres, creencias, todo se  verá afectado por la presencia de Miguela, como  nuestro diablillo lo llama, que trata de inculcar en  Gaby  lo  que  él  cree  debe  ser  una  modélica  vida  espiritual. Las consecuencias de estas enseñanzas  llevarán a Gaby por un camino oscuro del que no  sabe cómo salir, hasta que encuentre la luz que le  ayude a vislumbrar la salida.  Queda  claro  que  si  hay  un  personaje  importante  en «Gato por liebre», cuyo protagonismo rivaliza  con  el  de  Gaby,  ese  es  Abolafio.  La  crónica  de  este  diablillo,  con  un  futuro  aún  incierto,  será  clave  para  entender  a  esta  heroína,  sus  circunstancias,  sus  pensamientos,  sus  miedos  y  sus  esperanzas.  Él  será  testigo  mudo  de  todo  lo  que  ocurra  en  esta  historia,  aunque  sus  ingeniosos  e  hilarantes  comentarios  los  compartirá con el lector, por supuesto, que corre  el riesgo, a menos que tenga una gran fuerza de  voluntad, de acabar abolafiado. No os riais que yo  casi  acabo  así.  Poseída  por  el  espíritu  de  este  personaje,  cuyo  papel  es  decisivo  en  el  camino  que  la  protagonista  debe  seguir  para  abrir  los  ojos a la mentira que está viviendo.  No sé si esta puede ser la historia más ingeniosa,  más  madura,  o  más  conseguida,  de  Regina  Roman.  Lo  que  si  es  cierto  que  en  esta  novela  demuestra  un  dominio  total  de  los  elementos  que  componen  la  trama,  con  los  que  juega  de  forma  magistral  para  conducir  al  lector  hacia  el  punto donde ella quiere. La novela tiene muchas,  pero  que  muchas  sorpresas,  escenas  que  ni  te  imaginas,  pues  la  autora  recubre  de  muchas 


capas  a  los  personajes,  mostrándonoslos  de  una  manera,  para  luego,  poco  a  poco,  ir  quitándose‐ las,  dejándolos  con  sus  miserias  al  aire  y  desnu‐ dos ante la cruda realidad. 

   

La  novela  contiene  escenas  que  le  harán  a  uno  querer  tirarse  de  los  cuernos,  como  le  sucede  al  propio  Abolafio,  sobre  todo  cuando  ve  las  cosas  que  la  protagonista  es  capaz  de  llegar  a  hacer  imbuida  en  esa  vorágine  al  que  el  «perlas»  de  Miguela  ha  sabido  conducirla  de  forma  experta.  Hará falta una luz en su horizonte para que se dé  cuenta  del  punto  al  que  ha  llegado  en  su  deseo  de complacer a Miguela y obtener su favor. Pero  como bien dice Gaby: «lo bueno de tocar fondo,  es  que  tienes  un  suelo  bajo  el  que  impulsarte  hacia arriba».  No  hay  nada  más  emocionante  que  la  catarsis  emocional  que  los  dos  protagonistas  de  esta  novela sufren, cada uno por distintas causas; ese  momento  es  tan  emotivo,  impactante,  desgarra‐ dor, que no hay palabras para describirlo. Uno se  hace  parte  de  los  protagonistas,  vive  su  terre‐ moto  interior,  su  intento  de  huida  hacia  una  salida  aún  desconocida  para  ellos.  Y  cuando  la  encuentran,  nada  es  tan  liberador  como  reen‐ contrarse  con  uno  mismo  y  hacer  las  paces  con  ese  verdadero  «yo»  que  habían  abandonado  en  el camino.  Esta  no  es  una  novela  romántica,  tampoco  una  comedia al uso, va mucho más allá. Utilizando la  risa como conductor, Regina Roman toca en esta  novela  un  tema  bastante  duro,  del  que  todos  hemos  escuchado  hablar,  pero  que  quizás  no  sabemos  a  ciencia  cierta  el  daño  que  puede  ocasionar:  el  maltrato  psicológico.  Todo  hemos  oído  hablar  de  historias  duras,  de  mujeres  u  hombres  que  han  seguido  a  su  pareja  hasta  límites  insospechados;  ¿alguna  vez  os  habéis  preguntado la razón?   En «Gato por liebre», Regina Roman nos contesta  a esta pregunta. Prepárate para reír a carcajadas,  para llorar a moco tendido, para emocionarte sin  tapujos,  pero  sobre  todo  para  aprender  una  lección que debería ser inolvidable: si tu pareja te  pide que cambies, cuestiónate el porqué, qué se  oculta  detrás  esa  demanda,  ¿acaso  no  se  enamoró  de  ti  por  cómo  eras?  Ten  cuidado,  amiga/o,  no  desvíes  tu  rumbo  hacia  un  sendero  desconocido,  pues  corres  el  riesgo  de  perder  tu  esencia por el camino.  Crítica: Ana Mª Benítez 

81 RománTica'S


Gabe Rossiter es un ranger que dedica su tiempo libre a practicar deportes de riesgo:  skí  extremo,  escalada…  Admirado  y  deseado  por  su  espectacular  físico  y  sus  habilidades  como  amante  considera,  sin  embargo,  que  las  mujeres  no  son  más  que  simples  objetos  de  placer  a  raíz  de  una  triste  historia  de  su  pasado;  algo  que  le  ha  hecho decidir no enamorarse de nadie.  Kat es una hermosa periodista de origen indio muy comprometida con su pueblo. Sus  elevados valores morales la llevan a  prometerse a  sí misma  que permanecerá virgen  hasta  encontrar  al  hombre  que  la  complemente.  Una  mañana,  cuando  está  disfrutando  de  un  tranquilo  paseo  por  la  montaña,  se  produce  un  derrumbamiento  que  está  a  punto  de  costarle  la  vida.  Por  suerte,  Gabe  es  testigo  de  lo  ocurrido  mientras practica escalada en roca y acude en su rescate.  A partir de ese instante surge entre ellos una intensa pasión, pero también se pondrá  en  marcha  una  cadena  de  acontecimientos  que  los  llevará  a  descubrir  una  oscura  trama de corrupción, robo de restos arqueológicos y asesinatos que les convertirá en  el  blanco  de  un  asesino  dispuesto  a  acabar  con  ellos.  Solo  se  tendrán  el  uno  al  otro  para descubrir qué está ocurriendo y salvar tanto su vida como el corazón de Gabe.    «Puede  que  no  sea  lo  suficientemente  hombre  para  mantener  las  manos  alejadas  de  ti,  pero  lo  soy como para ganarme el derecho a tocarte».  ¡Dios!  ¡No  me  digáis  que  esta  frase  no  es  para  que a una le tiemblen las rodillas! ¡Las rodillas… y  hasta  los  deditos  de  los  pies!  Pero  es  que  esta  novela  está  llena  de  frases  memorables.  Pamela  Clare  ha  conseguido  que  en  esta  historia  los  diálogos  cobren  vida  de  una  manera  formidable.  Uno  podría  eliminar  toda  la  narración,  las  descripciones  y  alimentarse  sólo  de  los  diálogos  sin  que  el  resto  importara,  pues  son  tan  profundos,  impactantes,  emotivos,  apasionados,  divertidos  que  devoras  cada  palabra  ansiando  leer la siguiente.  Los protagonistas de esta novela son como los de  muchas  otras:  una  protagonista  reticente  a  entregarse  al  primer  hombre  que  pase  y  un  hombre  al  que  no  le  interesan  las  mujeres  más  que  para  pasar  el  rato.  No  obstante,  a  través  de  sus  palabras,  estos  personajes  nos  irán  desgranando  su  vida,  involucrándonos  en  su  historia,  haciéndonos  confidentes  de  sus  esperanzas  y  miedos,  tanto  que  será  imposible  abstraerte hasta no conocer el final.  De  padre  blanco,  la  periodista  de  origen  navajo  Katherine  James  sufrió  en  su  infancia  lo  que  era 

RománTica'S 82

ser víctima de un error. Marginada por su madre  y  sus  hermanos  por  el  hecho  de  ser  diferente,  solamente  su  abuela  la  trató  con  el  cariño  que  necesitaba inculcándole, además de un profundo  amor  por  su  pueblo,  los  valores  por  los  que  hoy  en  día  se  regia.  «Hace  mucho  tiempo  que  decidí  que no sería una conquista ocasional para nadie».  «¿No eres demasiado mayorcita para creer en los  cuentos  de  hadas?».  A  un  cínico  como  Gabe  Rossiter  la  postura  de  Kat  no  le  asustaba.  Le  aterrorizaba. Este hombre deportista, amante de  los riesgos, ranger de los Parques de Montaña de  Boulder  (un  trabajo  en  el  que  debía  mantener  una  constante  alerta),  estaba  acostumbrado  a  tener  relaciones  con  mujeres  que  buscaban  lo  mismo que él: nada. Una simple noche de placer  ocasional con él único propósito de la satisfacción  sexual.  Hasta  que  esta  avezada  periodista  se  cruza  en  su  camino  haciendo  tambalear  sus  cimientos.  Para  ser  fieles  a  la  historia,  fue  Gabe  quien  se  cruzó  en  la  vida  de  Kat  al  salvarla  de  un  desprendimiento  de  tierra.  Un  acto  heroico  que  parecía  predecir  todas  las  vicisitudes  a  las  que  nuestros  protagonistas  tendrían  que  enfrentarse  de  ahora  en  adelante.  Cuando  sus  miradas  se  cruzaron  por  segunda  vez,  Kat  estaba  siendo  arrastrada por el pelo por un oficial de policía que 


la  sacaba  de  la  sauna  ceremonial  en  la  que  practicaban  el  inipi:  un  rito  ancestral  de  oración  sagrado para su gente.  Este  suceso  será  el  inicio  de  una  cadena  de  acontecimientos  que  llevará  a  nuestros  protagonistas  a  enfrentarse  a  alguien  con  tan  pocos  escrúpulos  como  para  matar  a  gente  inocente  o  apropiarse  del  patrimonio  de  un  pueblo sólo por saciar su codicia. Lo que comenzó  como una violación de los derechos de la libertad  religiosa  de  los  indios  americanos  se  convertirá  en una carrera contrarreloj por descubrir a aquel  que desea destruir sus vidas.  «Sombras de sospecha» es la cuarta entrega de la  serie  «Equipo  I»  de  Pamela  Clare.  Una  saga  que  comenzamos a disfrutar con la editorial Talismán  y  que,  afortunadamente,  Ediciones  Pàmies  ha  decidido retomar en su colección Phoebe. No han  podido  tener  mayor  acierto.  Esta  novela  es  una  autentica  joya  dentro  de  la  saga,  en  la  que  Pamela  Clare  nos  muestra  nuevas  facetas  en  sus  forma  de  escribir  regalándonos  una  historia  memorable como pocas.  El romance entre los protagonistas comienza con  una cita, una cita de la que cada uno espera una  cosa distinta; Kat pretende conseguir información  de  Gabe  sobre  lo  ocurrido  durante  el  inipi,  mientras  que  Gabe  sólo  piensa  en  llevarse  a  la  cama  a  esa  atractiva  morena.  Pero  durante  la  comida,  Kat  deja  muy  claro  que  su  cuerpo  es  terreno vedado y Gabe no tiene más remedio que  recoger  velas  al  darse  cuenta  de  que  su  intento  de  conquista  ha  caído  en  saco  roto.  «No  es  sólo  virgen…  es  virgen  extra».  ¡Como  el  aceite  de  oliva! Y puesto que la mejor defensa es un buen  ataque,  nuestro  aguerrido  ranger  decide  lanzar  varios órdagos, que no se los cree ni  él, ¡vamos!  Una escena que no tiene desperdicio lo mires por  donde lo mires.  A partir de aquí, los caminos de los protagonistas  se  entrecruzan  invariablemente  a  lo  largo  de  la  novela.  Cada  encuentro  es  una  muestra  de  la  sensibilidad que su autora ha derrochado en esta  historia.  Kat  caerá  perdidamente  enamorada  de 

Gabe, segura de que es el hombre de su vida. «El  viento  lo  conoce».  Mientras  que  él  se  resiste  a  entregar el corazón, pues no quiere volver a sufrir  como lo hizo tras la perdida de su prometida Jill.  Una  perdida  que  oculta  más  de  lo  que  en  un  principio  parece.  Cuando  Gabe  se  decida  a  confesar sus temores, Kat comprenderá por fin el  porqué de su actitud desapegada.  Gabe  es  un  héroe  como  existen  pocos,  no  sólo  capaz de proteger a Kat de cualquier peligro, sino  también de dar la vida por ella, si fuese necesario.  Así  lo  demuestra,  vaya  si  lo  demuestra.  En  este  sentido  me  recordó  al  protagonista  de  «Violet»,  de  la  serie  «Siete  Novias»,  de  Leigh  Greenwood.  Conforme  avanza  la  trama,  la  personalidad  de  Gabe va calando en tu corazón tan hondo, que al  llegar  al  final  no  puedes  evitar  lanzar  un  grito  puramente agónico por la muestra de sacrificio y  amor  tan  grande  que  este  protagonista  realiza.  Hay  finales  trepidantes,  conmovedores,  diver‐ tidos;  en  este  caso  la  descripción  que  se  me  ocurre es «impactante».  «Sombras  de  sospecha»  nos  introduce  en  la  ancestral  cultura  de  los  indios  americanos  para  mostrarnos  parte  de  sus  costumbres  y  sus  creencias, combinando magia y espiritualidad con  un  romance  conmovedor  del  que  disfrutarás  sin  lugar a dudas, sin olvidar una trama de suspense  bien hilada que te mantiene enganchado hasta el  final. Si en las anteriores entregas del «Equipo I»,  Pamela  Clare  daba  buena  muestra  de  su  valía  como  escritora,  en  este  libro  se  descubre  como  una magnífica narradora de romances que dejan  huella.  «Estamos entre todos muy unidos en un ciclo sin  final  que  eterno  es.  ¿Cuán  alto  el  árbol  crecerá?  Si  lo  cortas  hoy,  nunca  lo  sabrás.  Y  no  oirás  al  lobo aullarle a la luna azul. No importa el color de  nuestra  piel.  Y  uniremos  nuestra  voz  con  las  montañas, y colores en el viento descubrir. Si no  entiendes que hay aquí, solo es tierra para ti... Sin  colores en el viento descubrir».    Crítica: Ana Mª Benítez 

83 RománTica'S


HISTÓRICAS 

 

   

JUVENIL 

ACTUAL 

 

 

RománTica'S 84


85 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 86


87 RomรกnTica'S


Vob!cboeb!tpopsb!qbsb!uv!opwfmb!

«Ya no hay recuerdos del ayer Sólo las horas en tu piel, amándote Quédate conmigo, no te vayas.»    Este  bimestre,  y  debido  al  reciente  festival  de  Eurovisión,  no  podía  escribir  esta  sección  de  otra  canción  que  no  fuera  la  de  «Quédate  conmigo»,  interpretada  por  Pastora  Soler.  Transmite  tanto  sentí‐ miento,  y  tantas  sensaciones  que  me  hizo  pensar  en  la  próxima  novela de Noelia Amarillo «Quédate a mi lado».  El  título  ya  de  por  sí  nos  da  una  idea  muy  general  de  por  qué  he  elegido  esta  canción  para  esta  novela.  Muchos  libros  juveniles  y  adultos  han  tratado  bastante  el  tema  «separación»  desde  que  en  Luna  Nueva,  de  Stephenie  Meyer,  casi  nos  da  un  síncope  a  todas  cuando  se  nos  fue  Edward  de  nuestra  vista.  Pero  Pastora,  con  esa  imponente voz, con esa forma tan profunda de cantar esta letra, no  podía  hacer  más  referencia  que  a  otra  novela  que  provoque  los  mismos sentimientos.  . 

« Perdóname si no supe amarte amor No era mío el corazón Quédate conmigo, quédate conmigo Si no estás no sale el sol, Y ahora que te veo marchar Sé que no te voy a olvidar...»   Aunque  no  podemos  dar  todavía  detalles  sobre  esta  la  novela,  ya  que estará a la venta en julio de este año, me voy a tomar la libertad,  con la colaboración de Noelia, de poner un poco los dientes largos a  todos  vosotros  lectores  que  ya  deseáis  tener  este  fabuloso  libro  en  las manos. Y es que, ¿quién se puede ir cuando te dicen esas cosas  tan bonitas?    « —Quédate a mi lado. No te vayas. Prométemelo.»   Cabe también mencionar que a pesar de haber escogido esta novela,  otra que se me pasó completamente por la cabeza fue la de Ángeles  Ibirika, «Donde siempre es otoño», que, si no la habéis leído, podéis  encontrar la crítica en la sección de críticas de este número.      Texto: Yuliss M. Priego  Colaboración: Noelia Amarillo 

RománTica'S 88

 

Quédate a mi lado  Noelia Amarillo  Finalista del VI Premio de  Novela Romántica Terciopelo  Cada  día  miles  de  personas  caminan  por  las  calles  de  las  ciudades,  ajenas  a  lo  que  ocu‐ rre a su alrededor, sin ser cons‐ cientes  de  aquellos  a  quienes  su  indiferencia  hace  invisibles.  Jared  es  una  de  esas  personas  a  quienes  la  sociedad  ha  olvi‐ dado,  un  hombre  valiente  y  a  la vez vulnerable al que la vida  ha  dejado  de  lado,  y  que  un  día,  sin  esperarlo,  encuentra  en  Dolores  y  su  nieta,  Nuria,  una mano amiga que le dará la  oportunidad  de  cambiar  su  destino.  Cuando  todo  parece  perdido  y  la ilusión ha desaparecido de la  vida  de  un  hombre  solitario  que  vaga  por  la  ciudad  sin  esperanza,  la  ayuda  aparece  personificada  en  una  tierna  anciana  y  en  un  barrio  que  se  vuelca  dando  lo  más  valioso  que sus gentes pueden ofrecer:  el respeto. 


TITULO ORIGINAL The Back-up Plan AÑO 2010 DURACIÓN 106 min. PAÍS EE.UU. DIRECTOR Alan Poul GUIÓN Kate Angelo MÚSICA Stephen Trask FOTOGRAFÍA Xavier Pérez Grobet

                      

 

REPARTO Jennifer Lopez, Alex O'Loughlin, Michaela Watkins, Eric Christian Olsen, Anthony Anderson, Noureen DeWulf, Melissa McCarthy, Jennifer Elise Cox PRODUCTORA Sony Pictures / Escape Artists / CBS Films GÉNERO Comedia romántica

Una comedia que recrea el mundo de las citas, la búsqueda del amor y los hijos…   ¡Inviertiendo el orden lógico del   proceso!  

Esta cinta también puede calificarse como un vehículo de lucimiento de su protagonista femenina, Jennifer Lopez Él es el mejor plan   Siempre viene bien tener una alternativa frente a  determinadas  circunstancias:  «A  falta  de  pan,  buenas son tortas», como se dice popularmente.  A  gran  escala,  eso  debió  pensar  nuestra  queridísima Jennifer Lopez bajo la piel de Zoe en  la dulzona comedia romántica El Plan B, primera  película  para  la  gran  pantalla  del  director  televisivo  Alan  Poul.  Pues  bien,  Zoe  es  una  atractiva  mujer  que  ha  tenido  varias  relaciones  sentimentales  sin  éxito,  no  encuentra  a  su  hombre ideal. ¿Y quién lo hace? ¿Eso existe? Está  en  esa  edad  complicada  en  la  que  el  reloj  biológico,  o  lo  que  sea,  aprieta  y  aprieta  las 

tuercas  hasta  hacerle  plantear  el  dilema:  «Es  ahora  o  nunca,  este  es  el  momento».    Así  que,  tras  llegar  a  la  conclusión  de  que  no  necesita  ningún  hombre  para  cumplir  su  sueño  de  ser  madre, son todos unos escurridizos, decide acudir  a  una  clínica  de  inseminación  artificial  para  quedarse embarazada. Sin embargo, se olvida de  que  el  destino  en  la  mayoría  de  las  ocasiones  es  incontrolable, y justo cuando abandona el centro  cruzando  las  piernas,  y  los  dedos,  por  quedar  felizmente  fecundada,  se  cruza  en  su  camino  lo  mejor  de  la  cinta  para  los  ojos  de  cualquier  fémina, Stan, interpretado por el irresistible Alex  O’Loughlin.  En  cuanto  entra  en  escena  este  estupendo  espécimen  del  género  masculino,  su  mirada  parece  estar  diciendo  «soy  todo  lo  que  estás buscando» y  a partir de varios encuentros  comienzan una relación que se puede calificar de  particular,  donde  Zoe  se  ve  obligada  a  volver  al 

89 RománTica'S


plan  inicial,  el  plan  A.  Una  relación  donde  la  decisión  de  la  protagonista  de  llevar  a  cabo  el  plan B marcará el ritmo de la película.   Si bien es cierto que el inicio del film es un poco  flojo y que lo mejor es el conocido vampiro de la  serie  televisiva  Moonlight,  Alex  O’Loughlin,  esta  comedia  romántica  cumple  con  el  deseo  de  entretener al espectador y hacerle pasar un rato  simpático viendo cine de evasión de lo cotidiano.    El drama de la historia se intercala con pequeñas  dosis  de  humor  y  situaciones  románticas  donde  los protagonistas disfrutan de su relación, pero el  hilo conductor es la situación de la protagonista.  Las  dudas  y  los  quebraderos  de  cabeza  de  Stan  también están muy presentes en la historia, tanto  que  llega  un  momento  en  el  que  resultan  algo  cansinos.   A  su  vez,  como  suele  ocurrir  en  este  tipo  de  comedias,  los  actores  secundarios  conforman  un  elemento fundamental para hacer más amena la  historia  y  aunque  en  esta  ocasión  no  tienen  demasiada  presencia,  dan  brillo  a  la  película  en  todas  las  escenas  en  las  que  aparecen.  En  este  sentido,  merecen  una  mención  Anthony  Anderson, Noureen DeWulf y el veterano Robert  Klein,  además  del  grupo  de  madres  solteras  que  se  reúnen  para  realizar  extraños  ritos  relacionados con el embarazo y el parto.   En  definitiva,  el  planteamiento  de  esta  comedia  romántica no está nada mal, pues no es un tema  demasiado recurrente en el género, sin embargo,  tanto director como protagonistas podrían haber  aportado  mucho  más  a  la  historia  para  hacerla  más  creíble.  Y  otro  apunte,  tampoco  hubiese  estado  de  más  una  mayor  dosis  de  sentido  del  humor,  porque  aunque  lo  hay,  las  escenas  para  echar unas risas resultan un poco justas.   Artículo: Mónica Liceras     

RománTica'S 90


«Sensualidad por los 4 costados»   El  verano  antes  de  comenzar  séptimo  grado  (con  once  o  doce  años  de  edad),  Robin  L.  Rothan  se  aburría  como  una  ostra, y su madre, mujer inte‐ ligente donde las haya, le hizo  entrega  de  un  libro,  pero  ojo,  no  un  libro  cualquiera,  sino:  The Shivering Sands de Victo‐ ria  Holt.    Desde  ese  mismo  instante,  Robin    se  convirtió  una  lectora  voraz  que  un  año  después,  escribió  una  carta  a  Victoria  Holt,  a  la  que    ésta  respondió con otra de su puño  y  letra,  instándola  a  perseguir  sus  sueños  y,  hacerlos  rea‐ lidad.  Ese  fue  el  primer  paso  para  convertirse  en  la  escri‐ tora que es hoy.   Con  catorce  años,  Robin  es‐ cribió,  o  al  menos  intentó  es‐ cribir,  dos  novelas:  la  primera  sobre  un  agente  federal  que  se  hace  pasar  por  ladrón  de  bancos. La segunda, una nove‐ la  erótica  gótica  paranormal  en la que una institutriz de 18  años  tenía  contactos  «astra‐ les»  con  su  joven  pupilo  de  16…  no  llegó  a  terminarla, 

  

comenta  divertida  en  su  propio blog.  

Su  única  novela  publicada  en  España;  «Irresistible  Tenta‐ ción» (Ed. Pàmies Col Phoebe,  2010),  es  una  novela  erótica  de  alto  voltaje  (pero  muy,  muy alto) que a mí, no solo no  me  sorprendió  gratamente,  sino  que  me  dejó  deseando  leer  más  de  sus  historias.  Su  estilo  narrativo,  directo  y  sin  complejos,  alejado  de  eufe‐ mismos,  y  centrado  en  una  trama  sólida  que  no  da  cientos de rodeos a un mismo  argumento, mezclado con una  pizca  de  suspense,  me  encan‐ tó,  más  que  eso,  adoro  ese  libro, es una de las joyas de mi  biblioteca.  

Tras  este  intento  «escritoril»,  dejó  su  sueño  de  lado  para  abordar  temas  más  prácticos,  cuestiones  tales  como  comer  o poner un techo sobre su ca‐ beza  y,  por  supuesto,  encon‐ trar  el  amor.  Cuando  por  fin  halló  a  su  héroe  real,  no  era,  ni  estaba,  como  y  donde  ella  esperaba.  Lo  persiguió  con  empeño  a  lo  largo  de  tres  es‐ tados  y  durante  cuatro  años  hasta  que  logró  conquistarlo.  Él se merecía ese esfuerzo.  La realidad de un hogar y una  familia  le  impidió,  durante  más  de  diez  años,  realizar  su  otro  sueño,  pero  Robin  acabó  sucumbiendo al gusanillo de la  escritura  en  el  año  2005,  y  escribió  su  primera  novela  en  menos  de  siete  semanas  en  un  ordenador  portátil  de  se‐ gunda  mano  comprado  en  eBay.  Con  el  tiempo  se  ha  convertido en una de las nue‐ vas  voces  que  vienen  pisando  fuerte  dentro  de  la  narrativa  romántico‐erótica actual. 

 

Los  personajes  que  inventa  Robin,  atormentados  y  a  la  vez seguros de sí mismos, y las  escenas  hot  con  cierta  dosis  de  lujuria  irreverente  que  no  dejan  a  nadie  indiferente,  creo  que  son  de  las  mejores  que he leído nunca… por esto,  solo puedo pedir, exigir, supli‐ car:  DENME  MÁS  LIBROS  DE  ESTA AUTORA!!!!!!  Artículo: Noelia Amarillo 

 

Sección de autoras: ¿Autora en el olvido?

       

91 RománTica'S


Novelas de Robin L. Rotham     

 Alien Overnight (2007)   Big Templation (2009)   –  Irresistible Tentación (Phoebe, 2010)   Carnal Haverst (2009)   Siniorella (2009)   Enemy Overnight (2010)   Carnal compromise (2011)   

RománTica'S 92


El libro: Prisionera del Deseo de Jennifer Blake Al  igual  que  el  bimestre  pasado,  me  he  permitido  recurrir  nuevamente  a  mi  propia  reserva  de  libros.  Si  en  la  revista  anterior  pudimos  recor‐ dar una de las obras más hermo‐ sas de Garwood, dejad que recuer‐ de ahora una historia igual de precio‐ sa e igual de olvidada por los editores.  Este  bimestre  quiero  traeros  el  libro  de  «Prisionera del deseo». Su autora, Jennifer Blake.  En  esta  ocasión  nos  trasladaremos  a  los  paisajes  de  Nueva  Orleáns  de  la  mano  de  dos  prota‐ gonistas  tan  carismáticos  como  enternecedores.  Dejadme  haceros  de  guía  a  través  de  una  fan‐ tástica historia inmersa en el recuerdo y que cayó  en  mis  manos  en  los  años  noventa  cuando  casi  casi  había  visto  la  luz  por  primera  vez.  Esto  ocurrió en Estados Unidos en el año 1991 pero en  España  aún  tuvieron  que  pasar  unos  pocos  años  más  para  poder  echarle  mano  a  la  historia  de  Anya Hamilton y Ravel Duralde.  Hablar  de  estos  dos  personajes  es  hablar  de  arrojo  y  coraje,  de  amor  y  traición,  es  hablar  de  dolor y respeto compartido, es hablar de amargos  desencuentros  y  de  un  destino  que  se  llevó  por  delante al único vínculo que les unía y que fue el  causante de la separación de ambos.  Bueno visto así casi parece que a ambos les unía  un hijo, ¿no? Pues nada más lejos de la realidad.  El nexo de unión de Anya y Ravel no era un hijo,  no era nada parecido. El vínculo entre ambos era  un  hombre.  El  prometido  de  Anya,  el  mejor  amigo  de  Ravel.  Ese  vínculo  del  que  hablo  dejó  muy  pronto  de  existir  y  todo  por  culpa  de  un 

estúpido  accidente  del  que  Anya  culpa  a  Ravel  y  del que Ravel se cree culpable si bien no fue mala  intención.  Hay muchas cosas que me gustan de esta novela  y  muchas  las  frases  que  calaron  profundamente  en mi corazón cuando la leí. A vuelta de los años  he de confirmar que sigue siendo así.  «Prisionera  del  deseo»  es  una  de  esas  novelas  que difícilmente olvidas pues a pesar de todo, sus  personajes  parecen  vivir  en  tu  recuerdo  durante  muchos  años.  Con  el  correr  del  tiempo  cada  vez  que  echas  la  vista  atrás  e  intentas  pensar  qué  tuvo  de  especial  la  novela  de  Blake  siempre  acabas  llegando  al  mismo  punto  de  partida,  que  es una historia inolvidable, que sus personajes te  calaron profundamente porque la desdicha es su  punto  de  partida  y,  que  pese  a  todas  sus  dificultades,  la  vida  les  dio  una  segunda  oportunidad para perdonar y perdonarse.  El  punto  de  inflexión,  el  punto  de  no  retorno  de  sus  protagonistas,  es  simple,  sí,  pero  no  por  ello  menos conmovedor.  Anya sabe que no quiere ver pasar a su hermana  por el mismo doloroso y atormentador momento  de  ver  perdida  su  felicidad.  El  hombre  del  que  está  enamorada  va  a  batirse  en  duelo  con  Ravel  al  amanecer  y  Anya  sabe  que  Ravel  es  experto  duelista, es avispado y es letal. Ella lo sabe mejor  que  nadie.  Su  prometido  también  lo  supo  solo  que no está en este mundo para confirmarlo.  ¿Qué hacer entonces? ¿Cómo evitar ese duelo al  amanecer que pude terminar con la vida de otro  joven y la felicidad de Celestine? 

93 RománTica'S


Da igual la cantidad de veces que lea el libro, da  lo mismo lo maltrecho que esté, que sus páginas  se  me  vengan  abajo  o  que  su  letra  sea  tan  minúscula  que  cuando  llevo  tiempo  leyendo  necesito  parar  para  refrescarme  los  ojos.  ¡Y  no,  no es porque esté llorando si es eso lo que estáis  pensando! (Que podría ser, pero no es el caso) Es  simplemente  porque  las  letras  ya  se  me  empiezan a emborronar y debo parar.   Pero volvamos a la historia. ¿Por qué recomiendo  esta historia después de tantos años que ya no se  vende, que está descatalogada?  Pues porque la historia me encantó, me mantuvo  atrapada  entre  sus  páginas  y  a  la  espera  de  que  Ravel  terminase  de  soltar  por  esa  boca  lo  que  todo  el  mundo  sabemos  desde  el  principio  pero  que  su  protagonista  no  quiere  ni  puede  ser  consciente. Que Ravel, a pesar de los pesares, la  ama.  La  ama  tan  profundamente  que  se  ha  mantenido  alejado  de  ella  desde  aquel  día.  La  ama  con  tal  locura  que  es  incapaz  de  olvidar  siquiera  su  perfume.  Pero  está  tan  lejos  de  su  alcance…  que  sólo  un  baile  de  disfraces  la  ha  podido conducir a sus brazos. Sólo un día, sólo un  baile  pero  el  calor  de  su  joven  cuerpo  se  ha  quedado impreso en su piel. 

—No puede serle necesario matar a un joven como Murray Nicholls por tan poca cosa. Su honor no puede tener tanta importancia. —¿No? ¿Cuánto vale su virtud, para usted? —Menos que la vida de un hombre. —Mi honor por su virtud. Y  ése,  señoras  y  señoritas,  es  el  punto  de  inflexión de la novela del que os hablaba. A partir  de  ese  momento  la  vida  de  ambos  cambiará,  a  partir  de  ese  momento,  el  curso  de  los  acontecimientos  entrará  en  una  espiral  de  sentimientos  encontrados,  de  pasión  desatada  y  de  respeto  mutuo  que  les  llevará  a  ambos  a  plantearse muchas cosas.  Una  lástima  que  las  nuevas  generaciones  no  tengan  acceso  a  un  ejemplar  impreso  de  esta  novela.  Sinceramente  opino  que  Blake  logró  con  esta  novela  crear  escuela.  Otras  obras  suyas  no  son tan buenas pero echo de menos el poder ir a  una  librería  y  encontrarme  con  algún  título  de  ella que no posea en mis estanterías.  Artículo: Loli Díaz 

—¿Me permite este vals, mademoiselle la Sauvagesse? —No, gracias estaba a punto de retirarme. —No se niegue, se lo ruego. Estas oportunidades se presentan rara vez. A veces, sólo una en toda la vida. —¿Quién es usted? —Sólo un hombre que desa una única pieza. ¿No  os  ha  conquistado  ya?  A  mí  os  aseguro  que  lo  hizo  en  ese  momento.  Me  atrapó  entre  sus  garras  y  ya  no  me  soltó  hasta  que  finalizó  la  novela.  ¿A  qué  hombre  se  le  puede  acusar  de  asesino  si  es  capaz  de  sentimientos  tan  profundos?  Pero  si  aún  no  estáis  muy  convencidas  os  daré  otra  buena  muestra  de  lo  apasionada que puede llegar a ser la relación y el  enfrentamiento entre estos dos titanes… 

—¿Por qué hace esto? —Por mi honor.  

RománTica'S 94


La Película: Pijama para dos TÍTULO ORIGINAL Lover come back AÑO 1961

   

DURACIÓN 107 min. PAÍS EE. UU. DIRECTOR Delbert Mann GUIÓN Stanley Shapiro & Paul Henning MÚSICA Frank de Vol FOTOGRAFÍA Arthur E. Arling REPARTO Rock Hudson, Doris Day, Tony Randall, Edie Adams, Jack Oakie, Jack Kruschen, Ann B. Davis, Joe Flynn, Jack Albertson PRODUCTORA Universal Pictures GÉNERO Comedia Romántica

VIP, el producto por el que matarían muchos publicistas. ¿Quién logrará el contrato? Pero, ¿qué es VIP? Jerry  Webster  (Rock  Hudson)  y  Carol  Templeton  (Doris  Day)  son  dos  de  los  grandes  bulldogs  publicitarios  de  Nueva  York.  Peeero…  mientras  que  ella  es  una  persona  que  basa  su  éxito  en  el  esfuerzo, en el tesón y en el trabajo bien hecho,  él es un donjuán que basa el secreto de su éxito  en las mujeres y la juerga.   Sí,  tal  y  como  habéis  leído.  Las  mujeres  y  la  juerga.  Siendo como son la gran mayoría de los contratos  provenientes de empresarios masculinos, Jerry lo  tiene  muy  fácil.  Una  noche  en  un  club,  unas  bebidas de más y chicas de buen ver son lo único  que necesita como aliciente para llevarse el gato  al agua y asegurarse los contratos millonarios que  las empresas gestionan.  Como es de suponer ya os podéis imaginar el hilo  argumental de esta historia. Siendo Hudson y Day  grandes  conocidos  entre  los  espectadores  sabemos que éstos siempre se ven implicados en  mayor o menor medida en una gran comedia de  enredos.  ¡Y  qué  enredos!  ¡Enredos  divertidos!  ¡Enredos  y  malos  entendidos  que  mantienen  al  televidente  enganchado  a  la  pantalla  de  televisión mientras dura la película!  Desde  luego,  Rock  y  Doris  han  hecho  las  delicias 

de todos durante más años de los que yo tengo.  Desde que por primera vez se presentaran como  pareja protagonista en un largometraje, estos dos  actores  han  conseguido  regalarnos  películas  con  una  gran  dosis  de  química  entre  sus  distintos  personajes y una gran cantidad de risas.   Hace un tiempo tratamos en esta misma sección  la  película  «Confidencia  de  medianoche»  con  ambos  como  pareja  principal  y  en  otra  ocasión  fue  otro  film  de  Hudson  el  que  presenté  como  muestra  del  buen  cine  cómico‐romántico,  «Cuando  llegue  Septiembre»,  si  bien  esta  vez  estaba  acompañado  por  una  encantadora  Gina  Lollobrigida.  Hudson  fue  durante  un  gran  período  uno  de  los  iconos  del  cine,  gracias  a  él  muchas  de  nuestras  madres disfrutaron de lo lindo con sus películas y,  gracias  al  fenómeno  DVD  y  al  remasterización,  ahora somos nosotras quienes podemos hacerlo.  Pero volvamos a la película, volvamos al guión de  la misma, ¿qué tiene de especial?  Pues  iré  paso  por  paso.  Para  empezar,  como  ya  he hecho notar, unas interpretaciones de lo más  simpáticas y divertidas, una sola mirada de la Day  a  las  cámaras  y  ya  la  película  merece  la  pena  verla. Un simple guiño de Hudson ya nos mete a 

95 RománTica'S


todas  en  el  bolsillo  pero  es  que  Tony  Randall,  interpretando  a  Peter  Ramsey,  el  tercero  como  siempre en discordia, es de lo mejor.   En esta ocasión hace de jefe de Jerry, es el eterno  hombre rico y engreído que no da un palo al agua  pero que cuando se ve con la soga al cuello echa  mano de  toda su artillería, y su artillería pesada,  no vamos a engañarnos es Jerry. 

Al igual que sucede con «Confidencias a medianoche», la  división  de  la  pantalla  para  ver  las    reacciones  de  sus  protagonistas  es  un  recurso  del  que  no  se  olvidaron  director ni equipo de montaje. 

Pero…  ¡ah,  no!  Jerry  además  está  metido  en  serios  problemas,  de  faldas,  ¡cómo  no!  Es  tal  el  embrollo  que  ha  creado  que  no  sabe  cómo  salir  de él, la comisión se le ha echado encima y debe  salir del atolladero COMO SEA.   Y,  nuevamente,  el  remedio  es  peor  que  la  enfermedad. Las mentiras de las que se vale para  salir del paso llegan hasta tal punto que mantiene  al espectador pegado a su sillón, esperando a que  de  un  momento  a  otro  estalle  la  bomba,  se  descubra  el  pastel  y  todo  salte  por  los  aires.  Oséase, que al bueno del señor Webster le estalle  todo en la cara.  Me encanta esta película. Cada vez que me da la  picada  la  veo  y  no  hay  vez  que  lo  haga  que  no  acabe  riéndome  y  diciéndome:  cae  en  lo  mismo  cada jodida vez. Como si los personajes pudiesen  oírme y elegir caminos distintos a los establecidos  por  el  guionista,  como  si  la  película  pudiese  tomar  un  rumbo  distinto,  ¿a  que  es  un  poco  de  locos?  Pero  es  que  no  puedo  evitarlo.  Siempre  termina  conquistándome  el  personaje  de  Jerry,  siempre acabo colada por él y pensando que esta  vez  no  la  va  a  pifiar.  Solo  que  sí  que  vuelve  a  hacerlo porque Jerry, pese a ser un superviviente,  no  es  lo  que  se  dice  muy  avispado,  aunque  inteligente  y  retorcido  lo  es  un  rato.  Ved  la  película y entenderéis de  lo que os hablo. Si hay  alguien  capaz  de  idear  una  trama  retorcida  para  salvar el culo… ¡ese es el señor Webster!  Pero  en  fin,  no  voy  a  relataros  las  cosas  que  es  capaz de hacer, ni siquiera los fregados en los que  se  mete.  Me  gustaría  que  los  descubrierais  por  vosotras mismas y me deis… o quitéis la razón, lo  dejo a vuestra opinión.  «Pijama  para  dos»  es  otra  película  de  ésas  que  merece  la  pena  no  perderse  y  con  la  que  vais  a  disfrutar  de  lo  lindo.  Escenas  divertidísimas  y  enredos a granel son su mejor aval.  Artículo: Loli Díaz 

RománTica'S 96

Fijaos  en  sus  expresiones.  Es  una  de  las  escenas  más  graciosas que podemos ver durante la proyección… 

¿Qué  pueden  traerse  entre  manos  un  publicista  y  un  inventor  chiflado?  La  respuesta  la  podréis  hallar  en  esta  comedia  de  enredos  americana  tan  divertida  como  llena  de sorpresas. 

Pijama para dos Un reparto de lujo Papeles memorables Humor a raudales Divertida y generosa en sus diálogos chispeantes.


La distopía   Desde  hace  unos  números  este  diccionario  ha  estado centrado en los nuevos géneros que están  llegando  a  nuestras  librerías.  Hemos  conocido  el  Steampunk, el chick‐lit, y el bimestre pasado uno  de  creación  en  España,  la  psico‐comedia  cuya  propia  artífice  del  género  nos  explicó  en  qué  consistía este sub‐género.  En esta ocasión vamos a hablar de distopía. ¿Qué  es? ¿En qué consiste? ¿Por qué está tan de moda  sobre  todo  entre  los  más  jóvenes  este  género?  ¿Sabemos  bien  qué  significa  o  de  dónde  surgió  este nombre? ¿Tiene algo o nada que  ver con el  término  Utopía  y  que  Tomás  Moro  hizo  tan  famoso? 

fachada  de  benevolencia  que,  sin  embargo,  ocultan una crueldad intolerable.  El término que hoy  nos ocupa fue acuñado como  medio de llamada de atención hacia el ciudadano  medio  de  hacia  dónde  podía  ir  encaminada  la  sociedad,  una  forma  de  advertirnos  que  si  la  sociedad  escogía  determinados  caminos  podían  llevar hacia un apocalipsis.  Desde luego, el término, visto así, no resulta muy  halagüeño y no obstante gracias a autores como  Lois  Lowry  o  Suzanne  Collins  este  género  parece  haber resurgido con fuerza entre los más jóvenes. 

Dícese  del  término  utilizado  comúnmente  como  antónimo de «utopía», una sociedad distinta a la  nuestra pero con una concepción negativa. 

No  hay  más  que  ver  los  millones  de  ejemplares  que se han vendido a lo largo y ancho de nuestro  mucho  de  la  serie  «Los  Juegos  del  Hambre»  y  cuyo  recorrido  habéis  podido  presenciar  en  nuestra  sección  de  SERIES  Y  SAGAS.  Como  siempre,  Merche  Diolch,  nos  ha  regalado  un  artículo  minucioso  y  concienzudo  sobre  estas  novelas  que  han  hecho  deleitarse  a  jóvenes  y  adultos por igual. 

El  término  de  distopía  no  es  para  nada  algo  nuevo  ni  nada  que  haya  surgido  en  los  últimos  años,  nada  de  eso.  Este  término  se  acuñó  a  finales del siglo XIX. En las novelas de este género  se  reflejan  los  miedos  de  sus  protagonistas  ante  la  aparición  de  gobernantes  cuya  finalidad  es  aplastar al individuo, ponerle contra las cuerdas y  hacer  aflorar  en  ellos  su  inconformismo,  su  rebeldía frente al poder político. 

Pero  volvamos  la  mirada  atrás  en  el  tiempo.  Es  cierto  que  «Los  Juegos  del  Hambre»  han  irrumpido en el mercado internacional con fuerza  y no digamos en el nuestro. La relación romántica  que se establece en segundo plano ha mantenido  en  vilo  a  muchos  lectores  del  género  Juvenil  Romántico  pero  anteriormente  a  este  boom hubieron  otros  que  aún  se  siguen  considerando  de lectura obligada. 

En  una  distopía  pues,  nos  encontramos  una  ambientación  histórica  de  un  futuro  no  muy  lejano  con  una  clase  dirigente  que  aplasta  al  individuo, que lo ningunea y cuyas consecuencias  son la manipulación y un adoctrinamiento masivo  por  parte  de  unos  dirigentes  que  ostentan  el  control  absoluto  y  que  tienen  a  su  subordinados  condicionados  y  son  incluso  capaces  de  llegar  al  exterminio  de  algunas  de  sus  clases  bajo  una 

Así  a  bote  pronto  me  viene  a  la  cabeza  un  ya  clásico  entre  los  clásicos,  «1984»  de  George  Orwell.  Esta  novela  es  un  claro  ejemplo  de  sociedad  del  futuro  donde  un  determinado  partido  político  lo  controla  todo.  El  «Gran  Hermano»  es  el  ojo  que  todo  lo  ve,  el  líder  que  controla  todo  y  a  todos,  el  individuo  se  ha  quedado sin intimidad y todo puede ser utilizado  en contra de todo. 

Empecemos  por  el  principio  y  veamos  su  definición: 

Distopía:  

97 RománTica'S


Como  bien  sabéis,  uno  de  los  programas  de  mayor  audiencia  en  España  durante  una  buena  cantidad  de  años  ha  sido  Gran  Hermano,  el  programa  que  dirige  Mercedes  Milá  está  basado  en  la  idea  desarrollada  por  Orwell  en  la  novela  que comentamos.  También una novela de Margaret Atwood, quizás  no la más conocida de ella pero seguramente una  de  las  más  controvertidas.  En  esta  ocasión  me  refiero  a  «El  cuento  de  la  doncella».  O…  ¡Farenheit 451! de Ray Bradbury donde los libros  eran el enemigo. También podría hablaros de «El  planeta  de  los  simios»,  «Soy  leyenda»,  «El  señor  de  las  moscas»  o  «La  naranja  mecánica».  ¡Y  tantas  que  hoy  se  consideran  clásicos  de  la  ciencia ficción!  Pero la literatura no es la única que se ha hecho  eco  de  este  tipo  de  género.  También  el  cine  ha  puesto  su  granito  de  arena  con  películas  que  hemos  podido  ver  en  la  pequeña  o  la  gran  pantalla…  Al  margen  de  la  gran  mayoría  de  las  anteriores  novelas  cuyas  adaptaciones  hemos  podido  ver  en  uno  u  otro  momento  de  nuestra  vida,  también  existen  otras  ¿No  habéis  visto  «V  de  Vendetta»?  Ésta  está  basada  en  un  cómic.  «Demolition  Man»,  una  de  mis  favoritas  con  Stallone  y  Snipes  en  papeles  antagónicos;  «Gattaca»,  con  una  jovencísima  Uma  Thurman;  «Waterworld»  del  incombustible  Kevin  Costner,  «Aeon  Flux»  o…  ¡«Matrix»!  La  lista  es  interminable,  hasta  Disney  Pixar  se  ha  atrevido  con  el  género  y  nos  ha  regalado  una  historia  magnífica  interpretada  por  un  robot  entrañable,  me refiero a «Wall‐E».  En  fin,  que  como  habréis  podido  observar  el  término no es nuevo, las variantes son infinitas y  la  llamada  de  atención  que  nos  hacen  sus  autores,  directores  y  guionistas  son  dignas  de  tener  en  cuenta  para  no  incurrir  en  errores  sociales que luego tengamos que lamentar.   Artículo: Loli Díaz    

RománTica'S 98

          


RománTica’S por la 

SOLIDARIDAD Proyecto Ilusionaria

  Yo no sé otros autores, sabéis que solo sé de mi  experiencia.  He  caminado  mucho  por  esos  mundillos virtuales, me he encontrado de todo…  pero siempre he pensado que hay que luchar por  esas causas con las armas que se tienen. La mía,  por supuesto, es la escritura.  Os  quiero  hablar  de  Ilusionaria,  un  proyecto  que  nació  de  la  mano  de  Juan  de  Dios  Garduño  para  ayudar  a  la  asociación  Matrioska  (traen  a  niños  de las zonas afectadas por la radiación nuclear de  Chernobil  para  que  puedan  pasar  un  tiempo  en  un  entorno  saludable).  Juande  y  yo  nos  hemos  cruzado  antes  miles  de  veces  por  todo  internet;  siendo  ambos  escritores  de  fantasía,  te  acabas  conociendo  a  los  colegas.  Cuando  nos  comenzamos a conocer (eufemismo de: le acoso  vilmente)  me  encontré  con  un  gran  tipo,  que  cuando  vi  que  había  hecho  Ilusionaria,  me  dio  rabia  no  haber  podido  participar.  Por  suerte,  hubo  una  segunda  convocatoria  y  más  de  200  escritores (yo incluida) nos lanzamos a ayudar. Lo  cual  demuestra  que  somos  muchos  los  que  nos  gusta usar nuestras armas para echar una mano.  Han  sido  varios  meses  de  trabajo  agradable,  de  ánimos  por  todas  partes,  de  conocer  a  nuevas  personas  increíbles…  pero,  sobre  todo,  es  el  esfuerzo  de  todos  los  que  hemos  hecho  esta  antología  para  ayudar  a  un  niño,  Abraham  Presa  Alba, un niño que necesita una operación para la  Adenoleucodistrofia, que es imposible de realizar  en Europa, pero sí en Estados Unidos. 

Queremos  pediros  a  todas  las  lectoras  de  RománTica’S  que  nos  ayudéis  como  os  sea  posible,  sea  por  difusión,  animar  a  otros  a  publicitarnos  o  comprando  vosotras  mismas  la  antología  de  cuentos  infantiles,  donde  han  trabajado gente muy conocida y de gran calidad.  A  todas  vosotras,  muchas  gracias,  os  dejo  con  la  nota de prensa:  El proyecto Ilusionaria sigue su camino; si con el primer libro de cuentos su función era ayudar a la asociación Matrioska Fons Mellaria para traer niños bielorrusos afectados por la catástrofe de Chernóbil a nuestro país para su descontaminación, en esta segundo volumen el dinero recaudado irá íntegro para una causa igualmente noble: ayudar a Abraham Presa Alba. Hace casi año y medio que la familia de Abraham sufre una agonía a causa de que al pequeño, de seis años, se le diagnosticó Adrenoleucodistrofia (www.unmilagroparaabraham.com). La única manera de ayudarle es con una operación muy costosa de médula irrealizable en Europa, por lo que el niño debe ser operado en Estados Unidos. Estos gastos son inalcanzables para cualquier familia media. Juan de Dios Garduño vuelve a coordinar de nuevo el proyecto, en esta ocasión al frente de otros veintidós grandes ilustradores y veintidós impresionantes escritores, algunos de afamado prestigio, como el periodista y escritor Juan

99 RománTica'S


Primer PROYECTO ILUSIONARIA  Gómez Jurado. El listado completo junto con sus biografías se puede visitar aquí: http://ilusionaria2.blogspot.com, blog creado para la difusión, información sobre pedidos, presentaciones, etc., del libro. La fecha de publicación está prevista para Junio de 2012. Desde Ilusionaria queremos cumplir otro sueño más. Entre todos podemos conseguir que Abraham tenga un poquito más cerca ese trasplante y hacer feliz a una familia que ya ha pasado por demasiadas penurias. Esto es ilusión, esto es Ilusionaria. Para  dudas,  cuestiones  y  sugerencias  podréis  dirigiros a través de este mail:  ilusionaria2@gmail.com   

¿Quiénes participamos en este proyecto?      

Escritores 

Ilustradores 

Alfonso Fernández                                       Aina Albi  Angeles Mora                                               Álvaro Calvo  Athman M Charles                                       Ariadna Herrera  Carlos Sisí                                                  Barb Hernández  Cristina Puig                                                 Carolina Bensler  David Prieto                                                  Conrado Martín  Diana Muñiz                                                 David Bucceta  Elena Montagud                                           Ernesto Lovera  Iria G. Parente                                              Ester Salguero  Ivan Mourin                                                   Gema Garcia  Javier Pellicer                                              Guiomar González  Juan Gómez Jurado                                      Jordi Bujante  Laura López Alfranca                                     José Ángel Ares  Laura Morales                                            José Gabriel Espinosa  Lucía González                                              Juan Díaz  Macu Marrero                                               Luisa Fernández  Manel Loureiro                                             Martha Theart  Pepa Mayo                                                    Medusa the Dollmaker  Raúl Lepe                                                    Nacho de Marcos  Sergio R. Alarte                                           Pandora Moondragon  Virginia Pérez de la Puente                      Rafa Alonso  Voro Luzzy                        Tam Álvarez 

RománTica'S 100

 


LA PASIÓN DEL REY ALFONSO VI  Alfonso VI de León, llamado el Bravo, fue rey de León, de  Galicia y de Castilla.  En  el  año  1085  el  rey  Alfonso  VI  tomó  la  ciudad  de  Toledo, y esta hazaña sembró la preocupación y la alarma  entre  los  caudillos  almohades.  La  capital  de  la  antigua  monarquía  visigoda  era  de  nuevo  cristiana,  con  su  respectiva  importancia  simbólica:  sentarse  en  el  trono  toledano  evocaba  los  tiempos  pasados  de  la  primera  unidad  peninsular,  y  legitimaba  a  su  conquistador  a  pretender  el  gobierno  de  todo  el  territorio  hispano.  Los  musulmanes  tomaron  la  difícil  decisión  de  llamar  en  su  auxilio  a  unos  guerreros  nómadas  bereberes  del  otro  lado  del  estrecho,  los  almorávides.  Estos  eran  unos  integristas  radicales  del  Islam,  su  jefe  Yusuf Ibn Tasufín,  era un fanático derviche que solía vestirse con pieles de  oveja y se alimentaba de dátiles y leche de cabra, al estilo  de  los  legendarios  guerreros  fundadores  del  Islam.  La  petición de ayuda que envió el rey de Sevilla Al-Mutamid  obtuvo los resultados esperados.  Yusuf, cruzó cinco veces el estrecho, en la primera logró derrotar a Alfonso  en Sagrajas, la segunda haría lo propio en el casillo de Aledo, pero su tercer  viaje no fue para luchar contra los cristianos, sino para destituir a todos los  reyes de taifas y proclamarse así mismo emir de Al‐Andalus, y es que Yusuf  se  había  encontrado  con  una  tierra  rica,  con  unos  reyes  divididos  que  habían  relajado  las  costumbres  del  Islam  y  que  además  observaban  gran  tolerancia  hacia  judíos  y  cristianos,  algo  que  le  enfadó  notablemente.  Enseguida  cayeron  bajo  su  poder  las  villas  de  Málaga  y  Granada,  y  viendo  como se desarrollaban los acontecimientos, Al-Mutamid pidió a su hijo AlMa’mun,  rey  de  Córdoba,  que  defendiera  a  toda  costa  la  villa,  ya  que  si  Córdoba caía, la defensa de Sevilla iba a resultar una misión imposible. AlMa’mun, dada la dispersión de los barrios cordobeses y la simpatía de sus  moradores  hacia  los  almorávides,  no  pudo  cumplir  con  el  encargo  de  su  padre, y la ciudad cayó en manos de los invasores el 26 de Marzo de 1091. 

101 RománTica'S


Y es en este momento cuando entra en la historia nuestra  protagonista de hoy: la princesa Zaida.   Zaida  fue  una  princesa  musulmana  de  al‐Ándalus.  Fue  concubina  del  rey  Alfonso  VI  con  quien  tuvo  a  Sancho  Alfónsez  que  murió  en  la  Batalla  de  Uclés  en  1108.  Pero  vamos  a  conocer  un  poco  más  a  esta  hermosa  y  fascinante mujer.  Zaida  fue  educada  en  una  corte  de  cultura  refinada  y  exquisita,  recibió  clases  de  canto,  de  música,  de  poesía,  de  relaciones  sociales…  convirtiéndose  en  una  mujer  inteligente, discreta, que causaba admiración a cuantos la  veían y la trataban. Fue ofrecida en matrimonio a Alfonso  VI  a  cambio  de  ayuda,  pero,  según  las  más  recientes  investigaciones,  Zaida  no sería  hija  del  rey  sevillano,  sino  la esposa de su hijo Al-Ma’mun, el cual viendo la situación   la  puso  a  salvo  mandándola  al  castillo  de  Almodóvar  del  Rio.  Esta  segunda  hipótesis  es  la  que  se  extrae  del  alBayan al-mugrib FiAhbar Muluk-al Andalus de Ibn Dari  encontrado en la gran mezquita de Fez. 

Dado  que  el  reino  de  Sevilla  era  tributario  de  Alfonso  VI,  éste envió un ejército de rescate al mando de Alvar Fáñez al  castillo  de  Almodóvar.  El  ejército  fue  derrotado,  no  obstante, pudieron rescatar a la princesa que fue llevada a  Toledo,  ya  que  Zaida  no  podía  regresar  a  Córdoba,  y  no  podía volver a la corte de su suegro que se dirigía al mismo  destino que había tenido la de su esposo.   Cuando  llegó  allí,  el  rey  castellano  quedó  prendado  de  la  joven.   El rey cristiano aseguró al rey musulmán que el matrimonio  no  tardaría  en  celebrarse,  pues  su  esposa  enferma,  ya  no  podía  vivir  mucho  tiempo  más.  La  princesa  Zaida  llevaba  como  dote,  nada  menos  que  numerosas  plazas  fuertes,  como las villas de Cuenca, Uclés, Alarcos y Ocaña, para unos  en concepto de dote por la boda, para otros en concepto de  pago para conseguir ayuda militar contra los almorávides. El  monarca  castellano  no  estaba  dispuesto  a  renunciar  a  ella  bajo ningún concepto, pero el tiempo pasaba y la boda no  llegaba  a  concretarse,  mientras,  Alfonso  VI  iba  casándose  con otras princesas cristianas. Desde el momento en que se  vieron  Zaida  y  Alfonso  se  amaron,  pero  constituía  un  escándalo  que  un  rey  cristiano  se  casara  con  una  musulmana, por muy princesa que fuera.  

RománTica'S 102


Alfonso  dejó  que  se  impusiesen  los  criterios  de  la  orden  religiosa  de  Cluny  que  tenía  gran  influencia  en  todas las cortes europeas. Un delegado de esta orden  se  acercó  hasta  la  corte  castellana,  para  disuadir  a  Alfonso de su casamiento con una musulmana, cuando  muy  bien  podía  hacerlo  con  Constanza  de  Borgoña,  por ejemplo, princesa también y además cristiana. En  1091  Zaida  se  desplazó  a  Castilla  con  un  mensaje  desesperado de su padre, Mutamid: el reino de Sevilla  estaba  en  grave  peligro  de  caer  en  manos  de  los  almorávides, de hecho los dominios sevillanos estaban  ya  cercados  por  ellos,  y  enviaba  a  su  mejor  embajadora, Zaida, para que animase al rey castellano  a que corriera en su ayuda. Pero nada se pudo hacer,  cuando la princesa andalusí llegó a la corte castellana,  se  recibieron  noticias  de  que  Sevilla  había  caído  y  Mutamid,  así  como  el  resto  de  la  familia  real,  eran  prisioneros  de  los  almorávides.  Zaida  quedó  sola,  en  una  tierra  que  le  era  extraña,  y  se  acogió  a  la  protección  de  su  eterno  prometido,  el  rey  Alfonso  VI.  De  ahí  a  convertirse  en  amantes,  solo  había  un  paso.  Ambos se querían, y la pasión que sentía el uno por el  otro les acabó de unir definitivamente. 

En  1094  tuvieron  un  hijo,  el  infante  don  Sancho,  que  se  convertiría  en  el  heredero  de  la  corona,  Zaida  decidió  entonces  renunciar  al  islamismo  y  se  bautizó  con  el  nombre  de  Isabel.  El  rey,  su  prometido  y  padre  de  su  hijo,  en  aquellos  momentos  estaba  casado  con  Berta  de  Borgoña.  Así  que  esperaron  otros  cinco  años  más,  hasta  que en el 1099 murió la reina y Alfonso, cansado  de  casarse  con  mujeres  que  no  quería,  contrajo,  por fin, matrimonio con la amada de su corazón.   El 14 de mayo de 1100 se casaron y su hijo quedó  legitimado.  El  rey  tenía  esposa  y  heredero,  un 

heredero  por  el  que  corría  la  noble  sangre  de  cristianos y musulmanes, una ocasión de oro para  el  entendimiento  entre  ambas  culturas.  Pero  la  felicidad para los tres fue muy corta. Apenas siete  años  después,  la  reina  Isabel  (que  contaba  con  tan solo 41 años) enfermó y poco tiempo después  falleció.  Alfonso,  que  ya  era  muy  mayor,  quedó  desolado;  pero  ella  al  menos…  se  libró  del  dolor  de  ver  morir  a  su  hijo  un  año  más  tarde  en  la  terrible batalla de Uclés. Ese dolor quedó entero  para Alfonso, que en un tiempo tan breve, perdió  a los dos seres que más quería en este mundo.  Artículo: Aravalle Palacios 

103 RománTica'S


RománTica'S 104

 


LT_T`TaVT YhX WXV_TeTWT ITge\`ba\b WX _T Ah`Ta\WTW Xa ,433 l ab`UeTWT <Tc\gT_ >hebcXT WX _T <h_gheT Xa X_ Tñb -++-)

105 RománTica'S


Me llamo Calisto y les voy a contar algo extraordinario que me sucedió un día de primavera, hace apenas cuatro lunas, y que aún hoy, al recordarlo, me deleita y emociona. Estaba yo soñando con la angelical imagen de una hermosa muchacha que de muchos sueños míos se había esfumado, cuando un estruendo dentro de mi habitación me despertó. El halcón que con tanto celo cuidaba, había decidido marchar sin mi consentimiento y volaba desorientado sobre la Plaza Mayor de esta ciudad, la de Salamanca, con el murmullo incesante de los que bajo sus alas se agolpaban. Como era de recibo, fui en su búsqueda. Era difícil moverse dentro de aquel espacio de encuentro de los salmantinos, sede del poder municipal y testigo silencioso de ajusticiamientos, corridas de toros, procesiones, mercados, entradas de tropas victoriosas y escenario de diversos actos culturales. Un río de gente fluía sin cesar de un rincón a otro. En sus soportales, las tiendas y bares se abrían hacia la muchedumbre, donde compraban y degustaban los manjares de esta ciudad monumental: el jamón, el cochinillo, el hornazo y otros tantos productos de excelente paladar. Y sobre ellos, en las enjutas de los ochenta y ocho arcos de la plaza, seguían mis pasos con su mirada los bustos de los diversos personajes históricos que se esculpen sobre los medallones de piedra.

RománTica'S 106


Caminé raudo bajo el dintel de piedra de uno de los arcos, hacia donde, fugaz, aquel pajarraco huidizo decidió alejarse. Me encontré de repente en medio de otro mundo: el de la época del renacer del hombre. A un lado se elevaba presumido y elegante el Palacio de Monterrey, el más popular de la arquitectura civil española y, sin embargo, inconcluso según el proyecto original. A tan sólo unos pasos, un hombre de piedra de nombre Don Miguel de Unamuno, presidía la entrada al Convento de las Úrsulas, fundado en el siglo XVI, mientras paciente observaba la que fue su residencia de vida y muerte: la Casa del Regidor Ovalle Prieto. Enfrente, los ojos de las calaveras que adornan la fachada de la llamada Casa de las Muertes, llevaron una historia a mi alma que me llenó de terror. Me contaron que una maldición recaía sobre la casa, pues en su interior fue encontrada muerta, hace ya varios lustros, una mujer sin que nadie diese explicación alguna de tal desgracia. A partir de aquel fatídico día, todo aquel que morara en ella terminaría vendiendo su propia alma a algún ser del otro mundo. Las voces de la gente se apagaban misteriosamente cuando cruzaban cerca de sus muros y, sin embargo, aquel halcón altanero parecía reírse de mi pesadumbre. No iba yo a ser menos arrogante, y le sonreí amenazante. Entonces, volvió a alzar el vuelo.  

107 RománTica'S


Lo seguí por la Calle de la Compañía. Me detuve junto a un edificio de enormes dimensiones, muy barroco, hoy Universidad Pontificia, al que llaman Clerecía. Necesitaba descansar, y me senté en la escalinata de piedra de tan magna obra. Desde allí contemplé la Casa de las Conchas, nombre que le viene por las 350 conchas de peregrino que engrandecen sus paredes, símbolo de la Orden de Santiago, de donde era canciller el Doctor Don Rodrigo Arias, su fundador. Se dice que durante la construcción de la Clerecía, los jesuitas hicieron creer a la población que se escondía un tesoro detrás de alguna de aquellas conchas. De esa forma, la gente terminaría derribando el edificio y ellos podrían ampliar su vasto conjunto. Gracias a Dios, no fue así. Tomé la Calle de San Pablo hasta la Plaza de Colón, donde la Torre de Clavero, palacio fortificado de finales del siglo XV, me daba la bienvenida. Aquel engreído rapaz estaba haciendo sus necesidades sobre la cabeza de tan noble navegante. ¡Maldito fuere!

RománTica'S 108


Una vez quedado a gusto me deslicé y elevé hasta la parte más alta de la Catedral, o mejor dicho, Catedrales, dejando bajo su elegante plumaje los conventos dominicos de San Esteban y el de las Dueñas. Sus dos Catedrales, una más antigua: la románica, y la otra: híbrido de diversos estilos arquitectónicos, donde destaca el estilo gótico tardío, se encuentran unidas por un lateral. Desde el conocido como Patio Chico, hasta donde me llevó aquel presuntuoso animal, pude contemplar la Torre del Gallo de la Catedral vieja y la fachada sur de la nueva. Al menos allí, con la luz del atardecer cubriendo las cimas de tan sacros lugares, respiré un aire de tranquilidad absoluto. Absorto en mis emociones, el dios Sol tocó con sus manos las piedras de arenisca que mantenían en pie ambos templos y las convirtió en oro. Cuando mis pensamientos me devolvieron a la realidad, accedí a la Plaza de Anaya, donde observé incrédulo las relucientes piedras doradas del Palacio que lleva su nombre, de la Iglesia de San Sebastián y de la fachada norte de la Catedral nueva, en cuya puerta, la llamada Puerta de Ramos, en su parte inferior, cobraba vida la anacrónica figura de un astronauta. Pensé que me encontraba en un estado de embriaguez incontrolable.

109 RománTica'S


Sus grisáceas alas llamaron de nuevo mi atención y me dirigí tras él por la estrecha Calle Libreros. Ésta me situó delante de la fachada principal de la Universidad más antigua de España, en el Patio de las Escuelas, por donde pasaron en su día personajes tan ilustres como Don Calderón de la Barca, Don Francisco de Quevedo, Don Fray Luis de León y mi propio padre: Don Fernando de Rojas. Los rostros de los primeros nombres bíblicos (Adán y Eva) y otros tantos históricos y legendarios se reunían en aquella pared cincelada de cultura y misterio. La multitud que allí se aglomeraba hacían de mi persona un espectador más de tan cuidada obra. Muchos se preguntaban: «¿Dónde está la rana?». Buscaban con ansia ese símbolo lujurioso y enigmático que tantos otros han intentado hallar o han hallado siglos antes. Sólo una pista: está sobre una de las calaveras que adornan el edificio.

En el Patio de Escuelas, frente a la antigua  fachada de la Universidad, hay una estatua  de  Fray  Luis  de  León.  Dentro  de  dicho  edificio  pronunció  su  famosa  frase,  tras  volver  a  la  docencia  después  de  varios  años  encarcelado,  apartado  de  su  cátedra  por el Tribunal de la Inquisición. 

Dice  una  leyenda  popular  que  una  vez  caminaba  San  Juan  de  Sahagún  por  una  calle de Salamanca, cuando le embistió un  enorme  toro  que  había  escapado  del  mercado  y  corría  enloquecidamente.  San  Juan le gritó…  

y el animal se detuvo mansamente. Desde  entonces,  a  aquella  calle  se  le  conoce  con  el nombre de Tentenecio. 

RománTica'S 110

En  el  puente  romano  que  cruza  el  río  Tormes  se  desarrolla una escena del Lazarillo de Tormes. Allí,  junto  a  un  verraco  de  piedra,  el  ciego  le  dice  a  Lázaro… 

El  lazarillo  le  hizo  caso,  hecho  por  el  cual  el  invidente  aprovechó  para  propinarle  un  soberbio  golpazo contra la pétrea escultura. 


Poco más pude contemplarla, pues había perdido el rastro de aquel desdeñoso carroñero de bello plumaje. No tardó en dejarse ver. Seguí sus pasos por la Calle Tentenecio. Dejé atrás la Casa Lis -una mansión modernista del siglo XX, sede del Museo Art Deco y Art Nouveau- y el Archivo General de la Guerra Civil Española, ubicado en el antiguo Colegio de San Ambrosio, viejo hospicio de Salamanca. Llegué entonces, para mi asombro, al que parecía un rincón secreto de la ciudad. La entrada a aquel lugar de intimidad y silencio se mostraba a través de un arco de piedra donde se inscribía mi nombre y el de una mujer llamada Melibea. Al lado, una vieja alcahueta petrificada, que era conocida como Celestina, sonreía con codicia.

Artículo: Alfredo Gómez 

Empujé la puerta de forja y me adentré por los caminos de aquel huerto de moreras, nogales, parras, mimosas y acantos…amoríos y desventuras. Las torres de las catedrales, el río Tormes y su puente romano, con Lazarillo y su ciego expectantes, contemplaban cómo el reloj del mundo había retrocedido y acababa de dar vida a una historia venida de otro tiempo. Me detuve en un pozo, testigo de promesas de eternidad, cuando una joven, esa que se me aparecía en sueños, más hermosa que ninguna otra, surgió de la nada y enamoró mi corazón.

111 RománTica'S


RomรกnTica'S 112


113 RomรกnTica'S


Mujer casa: Vanessa Huxtable  Cásate conmigo  Mary Balogh  La  nueva  saga  de  Mary  Balogh, la reina del escándalo  y la seducción en la Regencia  inglesa.    ELLIOTT  WALLACE,  el  irresis‐ tible  vizconde  Lyngate,  es  el  nuevo  tutor  de  Stephen  Hux‐ table, el joven duque de Mer‐ ton. Entre los Huxtable, Elliott  ve  la  posibilidad  de  medrar,  y  todo  parece  a  punto  para  su  matrimonio  con  Margaret,  la  hermana  mayor  de  Stephen,  cuando  la  hermana  mediana,  Vanessa,  se  propone  por  sor‐ presa  como  esposa  para  el  vizconde.  En  la  noche  de  bo‐ das  Elliott  y  Vanessa  descu‐ bren  sorprendidos  que  están  hechos  el  uno  para  el  otro;  aunque  al  tiempo  se  va  des‐ velando  el  secreto  que  une  a  Elliott con los Huxtable.   

RománTica'S 114

Este  bimestre  os  ofrecemos  la  quinta  entrega  de  esta  segunda etapa de la sección de Horóscopos. Después de  haber  repasado  el  zodiaco  occidental  y  las  compatibilidades  de  los  distintos  signos,  en  este  nuevo  ciclo  nos  ocuparemos  de  daros  a  conocer  en  cada  número  un  signo  del  Zodíaco Azteca. En el anterior número, dibujamos el perfil del signo  Caimán.  En  esta  entrega  profundizaremos  en  las  características  y  peculiaridades de Casa, quinto signo de este horóscopo, asociándolo  además  con  los  protagonistas  de  una  novela  que  aprovecharemos  para recomendaros. Esperamos que os resulte interesante.    El signo Casa    En  cualquier  cultura  y  creencia  la  casa  es  el  hogar,  donde  uno  se  refugia  del  mundo  exterior y se siente protegido y a salvo de todo  mal.  El  signo  Casa  representa  ese  espíritu.  A  pesar  de  que  Venus  es  el  planeta  regente  de  este  signo,  su  sincretismo  mayor  es  con  la  Luna,  de  quien  sus  nacidos  reciben  su  influjo  benefactor.  Asimismo,  Casa  también  representa  la  madre,  que  nos  acoge  en  su  seno protector, proporcionándonos alimento y cobijo. Por tanto, este  es un signo que recibe tota esta idea global de amor y protección y la  materializa en su carácter buscando la armonía en su entorno.  El carácter de Casa  Los Casa son individuos que buscan en su entorno la armonía total, y  por supuesto, esto se refleja en primera instancia en su hogar. Seguro  que más de un nativo de este signo es un amante del fen shui, pues  la decoración es una de sus grandes pasiones. En cada habitación de  su  casa  se  verá  reflejada  su  necesidad  de  comodidad,  armonía  cromática y simplicidad.  Estos  seres  espirituales  allá  donde  los  haya  irradian  armonía  y  la  contagian a sus seres queridos. Buscarán siempre que en su entorno  no haya ningún conflicto, elemento desestabilizador que suele sacar  lo peor de su carácter. Ellos no conciben los extremos, destructores  de la personalidad, por lo que se hallan en  constante búsqueda  del  perfecto equilibrio interior.  Lamentablemente, sin ellos percatarse de ello pueden caer en lo que  intentan  evitar.  Como  seres  «ansiosos»  de  armonía,  si  alguien  se  atreve a perturbar su tranquilidad desplegaran ese maremoto en su  interior  que  intentan  doblegar  con  tanto  ahínco  para  convertirse  después en seres melancólicos por las escenas llenas de irreflexión a  las que se han visto abocados.  Como seres que se consideran de luz, el optimismo en un valor que  intentar potenciar en su carácter, mostrándose alegres y contagiando  entusiasmo  y  dinamismo  a  sus  congéneres.  No  obstante,  las  dudas  acechan  a  menudo  en  el  carácter  de  este  signo,  y  es  entonces  cuando  este  nativo  se  muestra  consternado,  apesadumbrado  y  melancólico, sin motivo aparente. 


Su  continuo  estado  de  ensueño,  en  el  que  anhelan  convertir  sus  deseos  en  realidad,  hace  que  se  encuentren  invariablemente  cerca  de  caer  por  el  peligroso  precipicio  de  la  depresión  del  que  sus  más  allegados  serán  los  encargados  de  sacarle.  Pero  una  vez  pasada  la  tempestad, llegará la calma y este nativo volverá a ser el estandarte  de la paz que acostumbra a ser.    Casa y el amor    Quien desee mantener una relación con un Casa debe ser consciente  de  su  naturaleza  soñadora,  por  lo  tanto  no  debe  extrañarse  si  este  signo comienza bien pronto en la relación hacer todo tipo de planes  de  futuro.  Ciertamente  su  pareja  debe  saber  lidiar  con  su  estado  utópico sin herir su sensibilidad, lo cual es muy fácil que ocurra.   No  obstante,  los  enfados  de  este  nativo  son  como  el  humo,  se  esfuman  en  el  aire  con  una  facilidad  pasmosa.  No  son  nada  rencorosos,  aunque  sí  caprichosos.  Debido  a  su  naturaleza  cambiante, el romance con ellos será como una montaña rusa, lleno  de  vaivenes,  emociones  y  totalmente  imprevisible.  En  un  momento  fuego  que  arde,  y  al  otro  llamas  que  se  apagan.  Los  Casa  son  muy  cariñosos y dados a mostrar su afecto, aunque no en público.   Extremadamente  tímidos  y  pudorosos,  las  relaciones  sexuales  pertenecen  exclusivamente  a  la  parcela  del  dormitorio,  donde  no  dudan  en  desplegar  sus  encantos  amatorios.  Para  ellos  desnudarse  es  mostrar  también  el  alma,  por  lo  tanto  lo  consideran  un  acto  íntimo. Esta forma de pensar los lleva a ser celosos y posesivos.  Incapaces  de  determinados  comportamientos,  una  supuesta  conducta indecorosa de su pareja, a su parecer, puede provocar más  de una discusión. No obstante, no es difícil que este signo llegue a un  entendimiento si se razona con él, pues su carácter afable y amoroso  le  impide  mostrarse  por  demasiado  tiempo  severo  con  quien  ama.  Casa es una fuente inagotable de amor y comprensión, de la que su  cónyuge se beneficiará de por vida.  ¿Quieres saber si eres Casa?  5, 17 y 29 de enero  3, 15 y 27 de febrero  11 y 23 de marzo  4, 16 y 28 de abril  10 y 22 de mayo  3, 15 y 27 de junio 

9 y 21 de julio  2, 14 y 26 de agosto  7 y 19 de septiembre  1, 13 y 25 de octubre  6, 18 y 30 de noviembre  12 y 24 de diciembre    Artículo: Ana Sarria  Fuente: Astrología Azteca, Hipólito Moctezuma 

 

  Hombre casa: Ethan Quinn  Cuando sube la marea  Nora Roberts   La vida de los pequeños Came‐  ron,  Ethan  y  Phillip  parecía  abocada  al  desastre.  Aunque   no se conocían entre sí, los tres   compartían un pasado lleno de  abusos y dificultades que deja‐   ron  atrás  cuando  fueron  adop‐  tados  por  Raymond  Quinn.  Ahora  han  crecido  y  juntos    conforman una familia fuerte y  sólida que se desmorona el día  en  que  reciben  la  noticia  de  que  su  padre  ha  sufrido  un  terrible accidente. Reunidos en  torno a su lecho de muerte los  tres  le  hacen  una  última  pro‐ mesa  al  hombre  al  que  se  lo  deben  todo:  cuidar  de  Seth,  el  último niño que estaba a punto  de adoptar.  Ethan  Quinn  es  un  marinero  tranquilo  y  reservado.  Bajo  su  serena  apariencia  late  un  cora‐ zón  profundo  y  bravío  como  el  mar  que  adora  y  respeta.  Des‐ de la muerte de su padre cuida  de  su  hermanastro  y  divide  su  tiempo entre la pesca y el asti‐  llero que ha montado junto con  sus hermanos.    De  los  tres,  él  es  quien  se  siente  más  cercano  Seth,  pues  ambos  sufrieron  una  infancia  tormentosa.  

115 RománTica'S


En  RománTica’S  queremos  expresar  nuestras  más  sinceras  disculpas  para  con el Sello Editorial Montena, la web  Juvenil  Romántica  y  las  autoras  Azahara  Mellado  y  Silvia  Hervás  (Ganadora  y  Finalista  del  Premio  Ellas  Juvenil  Romántica)  por  los  errores  cometidos  en  el  artículo  que  presentaba  a  ambas  autoras  y  sus  personajes  femeninas  en  el  número  anterior y que pasamos a relatar. 

Si deseas que publiquemos tu relato,  envíanoslo a nuestra dirección de correo:  romanticasmagazzine@gmail.com  De entre los relatos recibidos se  seleccionarán los que serán publicados en  nuestras páginas. No se os olvide  consignar en el asunto del mail la palabra  RELATOS  El texto no podrá superar las 3000    palabras.   

Todos los relatos deberán llevar el    nombre de el/la autor/a y acompañar el    escrito con una pequeña nota en la que    se haga constar que el texto es de tu    propiedad. 

 PORTADA y EDITORIAL: aparecían las  siglas PERJ en lugar de PEJR.   ARTÍCULO:  los  títulos  de  las  novelas  estaban  intercambiados  en  los  perfiles  de  las  protagonistas  de  ambas novelas.    Rogamos  nos  disculpen  todas  y  cada  una de ellas y nuestras lectoras por la  confusión.  Saludos cordiales, Equipo RománTica’S  

 

      

 

Contacta con RománTica’s para hacernos  llegar  tu  opinión,  comentarios  y  sugerencias  tanto  sobre  la  revista  como  cualquier  otro  tema  relacionado  con  la  novela romántica.  Escríbenos a este e‐mail:  romanticasmagazzine@gmail.com 

     

RománTica'S 116

 


117 RomรกnTica'S



RomanTica'S - 018