Page 22

paramilitares dada su relación simbiótica, pues estos grupos de “civiles armados” fueron creados por la Ley 48 de 1968, luego fueron “disueltos”, para volver a aparecer en los 80. El 74% de las violaciones a los derechos humanos que ocurren en los 6 principales departamentos productores de minería, se presentan en los municipios mineros. En promedio desde 1995 al 2002 ocurren anualmente en los municipios mineros 828 homicidios, 142 desapariciones forzadas, 117 heridos, 71 torturados, 355 amenazados de muerte, 150 detenciones arbitrarias, 433 masacres que sumadas a los homicidios dan la cifra de 6.626 homicidios ocurridos en el transcurso de 8 años (Cálculos sobre la base de informes de Codhes, Nomadesc y Sintraminercol) El 42% de las violaciones a los derechos humanos de sindicalistas con relación al número de afiliados ocurre en el sector minero-energético, en promedio cada mes se asesina un dirigente de estos sindicatos, según datos del departamento de Derechos Humanos de la C.U.T. Los departamentos que presentan mayor incremento en violación a sus derechos humanos, son los que ocupan los primeros lugares en producción minera a saber: Antioquia, Bolívar, Norte de Santander, Santander, Cesar, choco y otros con alta producción de petróleo y/o gas como Arauca y Putumayo reflejan los mismos índices, como se ve en la grafica anterior. Al mismo tiempo los municipios con producción minera del Choco, Sucre, Bolívar, Cesar, Putumayo y Antioquia, presentan altos índices de necesidades básicas insatisfechas con relación a municipios no mineros. La gran minería produce poco empleo y el salario de un trabajador minero colombiano comparado con uno de los países desarrollados, es la tercera parte de este. Las dinámicas ciegas de la producción capitalista orientadas a la acumulación desmedida no permiten tener una producción racional, además en la actualidad el valor de las mercancías se mide desde su precio en el mercado sin importar su valor de uso real y ocultando en la distribución de las mercancías la larga lista de conflictos asociados a la producción. Por lo tanto creemos que la minería no se puede concebir de una manera armoniosa con la naturaleza y la humanidad en el modo de producción capitalista en ese sentido y ante la evidente necesidad de explotación de algunos minerales es deber del estudiante critico y consiente que se construye en la universidad pública, trabajar con todos los sectores oprimidos de la sociedad para construir

cartilla  

cartilla dos

cartilla  

cartilla dos