Issuu on Google+

BoletĂ­n Informativo Octubre 2012

1


Desayuno-conferencia ANADE El pasado sábado 22 de septiembre a las 9:00 a.m., en el Comedor Ejecutivo del Campus, tuvimos el desayunoconferencia impartido por el Maestro Genaro Millán, Director Jurídico de Axtel y miembro de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE) acerca de “Derecho de las Telecomunicaciones”.

¡Tenemos un nuevo Historiador!

El miércoles 26 de septiembre realizamos las votaciones para elegir un nuevo historiador, debido a que nuestra Historiadora Laura Cano, por razones personales, decidió dejar el puesto.

Este desayuno fue una excelente oportunidad para compartir con un conocedor de un tema tan relevante en la actualidad como es el espacio radioeléctrico el cual le pertenece a todos los mexicanos.

¡Muchas felicidades para Rubén Oliva por este nuevo cargo y muchas gracias a Laura Cano por todo el apoyo que nos brindó!

¡Muchas gracias a todos los que asistieron!

2


Entrega de colecta animales

Eventos

El sábado 6 de octubre alguno de nuestros miembros activos tuvieron la oportunidad de entregar los artículos que se recolectaron en la colecta de animales al Albergue San Cristobal ubicado en el K.m. 109 de la Carretera MéxicoQuerétaro, en donde atienden a más de 300 perros.

Fiesta de Halloween Lugar: Bar The District Fecha: 27 de octubre Hora: 8:00 p.m Costo: $80.00 (incluye una bebida) ¡Compren sus pulseras ya!

Venta de comida Lugar: Pasillo de aulas Fecha: 22-26 de octubre

Fue una excelente experiencia ya que pudieron compartir y jugar con los animales.

3


La humanización del trabajo. Yuridia Gayosso Benavidez Miembro activo Phi Delta Phi 9no semestre Desde los instrumentos internacionales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Art. 23) hasta las constituciones locales (Art. 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos), sostienen que el trabajo es un derecho fundamental que debe contar con condiciones equitativas y ser garantizado sin discriminación alguna. Como lo sostiene Sergio López Ayllón en “Globalización, Estado nacional y Derecho”, desde finales de la guerra fría el contexto internacional se ha visto afectado por la globalización y se han creado nuevos agentes internacionales que intervienen en el ejercicio y protección de los derechos humanos. Dichos agentes son las empresas, entes que muchas veces salen del poder potestativo del gobierno y vulneran los derechos humanos de los trabajadores. Si bien toda relación laboral incluye una subordinación por parte del trabajador a cambio de un salario, dentro de un horario establecido, tal subordinación no es sinónimo de abusos patronales. Es decir, lo que importa son las condiciones en las que se desarrolla el trabajo, no la situación de subordinación. A pesar de lo establecido en documentos nacionales e internacionales sobre la protección de Derechos Humanos y la prohibición de discriminación hacia los trabajadores, en la actualidad vemos que para algunos puestos hay requisitos particulares que limitan el acceso de trabajo a otras personas. Por ejemplo que todavía discriminen en razón a raza, color, género, entre otros. A manera de ejemplo podemos citar cifras de la Organización Internacional del Trabajo, en 2007 en México había un total de 1505.2 desempleados entre hombres y mujeres, para 2008 1593.3 desempleados. Lo que refleja por una parte la situación del país y también que no se cumplen los preceptos de garantizar condiciones de trabajo para enaltecer la calidad digna de los empleados. Si crece el número de desempleados es porque no hay oportunidades laborales y es aquí donde el Estado debe priorizar su deber de brindar oportunidades laborales a sus ciudadanos.

4


En concordancia con Sergio López Ayllón y Héctor Fix-Fierro, en “Estado y Derecho en la era de la globalización”, no se trata sólo de proteger los Derechos Humanos, sino de aplicarlos de manera correcta con la intervención pronta y oportuna del Estado. Lo anterior cada día está más permeado dentro del mundo globalizado en el que vivimos; ya que no sólo se trata de un contexto económico nacional, sino internacional. Por un lado el Estado va perdiendo poder sobre las empresas que están en su territorio por la internacionalización del mercado y por el otro los trabajadores necesitan una garantía y protección de sus derechos. Cabe mencionar que al vivir en un Estado democrático, éste debe de garantizar las condiciones que permitan la superación del trabajador, enalteciendo su dignidad humana. Sin embargo, las empresas en el juego del capitalismo actual requieren de instrumentos de regulación más sofisticados que suponen una modificación de las competencias y del marco institucional a nivel global, en el cual los actores no son sólo los Estados; se requiere también de la cooperación de los entes denominados empresas. Es importante mencionar que la reciente reforma a la Constitución sobre Derechos Humanos, donde se elevan a rango constitucional los derechos humanos protegidos por los tratados internacionales ratificados por México, exalta la importancia del trabajo de cooperación internacional para la defensa de los derechos humanos. Lo anterior aunado a que México ha ratificado 78 Convenios Multilaterales en materia laboral, y 67 en vigor, mismos que establecen el respeto y fomento a condiciones de trabajo adecuadas y dignas para cualquier empleado en el rango empresarial. Sin lugar a dudas, la situación de cada país es lo que obliga a los trabajadores a subordinarse a ciertas condiciones que a veces están fuera de su alcance. Independientemente de los tratados internacionales y la normativa nacional, las empresas o patrones abusan de las condiciones económicas de los países en vías de desarrollo. En ocasiones los trabajadores aceptan un finiquito por debajo del legamente correspondiente y se debe a que prefieren aceptar cierta cantidad de dinero a perder tiempo en un juicio laboral que no garantiza el pago de la cantidad total correspondiente.

5


En cuestiones económicas se antepone el crecimiento y desarrollo empresarial a la dignificación del trabajo personal. Como se mencionó anteriormente, la situación económica global obliga a que las empresas sean los entes que sobrepasan el poder potestativo del Estado. No quiere decir que el Estado pierda soberanía, sólo que su poder se limita a su territorio, y las empresas tienen la opción de ampliar sus fronteras, dejando muchas veces imposibilitados a los trabajadores para defender sus derechos. Algunas propuestas de solución son, una auditoría periódica a pequeñas, medianas y grandes empresas para revisar su normativa interna a fin de que ésta cumpla con estándares adecuados de salud y seguridad. Informar a los trabajadores y patrones sobre los derechos humanos que deben ser protegidos y garantizados en la relación laboral. Fomentar la denuncia de la mínima vulnerabilidad de los derechos humanos ante las autoridades administrativas correspondientes. Revisar que los contratos laborales cuenten con los requisitos legales correspondientes y brindar asesoría oportuna y gratuita a todos los trabajadores. Sin duda el tema de derechos humanos ha sido un tema polémico por las cuestiones de universalidad y aplicación práctica en todos los países. La globalización es un medio del que no podemos escapar, las empresas son nuevos entes que vulneran derechos de los trabajadores, mismos que deben ser protegidos no sólo por los Estados en la situación de la internacionalización, sino también por las mismas empresas, a fin de garantizar las condiciones adecuadas y equitativas de trabajo. Si cada uno de nosotros contrata personas más pequeñas que uno, nos convertiremos en una empresa de enanos. Si contratamos personas más grandes, en cambio, seremos una empresa de gigantes. - David Ogilvy

6


Elaborado por : Ivanna Molina Peña Iva_moli91@hotmail.com Rubén Antonio Oliva Sánchez rolivasanchez@gmail.com

Contacto https://www.facebook.com/capituloburgoa https://twitter.com/BurgoaInn

pdp.burgoainn@gmail.com 7


Boletín Octubre