Page 1

E l M U N D O I NV I S I B L E

descripci贸n personajes


Es el protagonista del documental, oriundo de Puerto Montt. Hablador e inquieto, de movimientos rápidos y actitudes salvajes. Su pequeña estatura de un metro cincuenta contrasta con la inmensidad del bosque de lenga. Carismático. En su hablar mezcla ficción con realidad. Tiene bigotes y una panza donde acumula el sagrado bife diario del desayuno. Le gusta vestir bien, con jeans y cazadora. Aunque le agrada la soledad, lo que más le inquieta es pasar el tiempo sin ver a su hija Nazarena de ocho años. Hace treinta años vive en un bosque de lenga que está a punto de desaparecer por una gran plaga de castores. Además, el aserradero para el que ha trabajado toda su vida está a punto de quebrar. Él, junto al resto de los trabajadores que sobreviven sienten que su historia se extingue.

Rolando Trujillo


Manuel Berbel

El dueño del bosque y confidente de Rolando por más de veinte años. Gordo y robusto de unos setenta años, descendiente de quinta generación de leñadores españoles. Usa diariamente overol y pañuelo al cuello. Tiene unos bigotes gruesos cuyas puntas miran impecables hacia el cielo, símbolo de disciplina y prolijidad. De hablar pausado y voz profunda. Pasa la mayor parte del tiempo arriba de una camioneta comunicándose por radio. Todos se enorgullecen de tenerlo como patrón, especialmente Trujillo, al que tiene como su favorito: se enorgullece de él diciendo que es el “mejor tronchador de la Patagonia” e “invicto” (sin accidentes, los que abundan en la zona). Su mayor temor es dejar de administrar el aserradero a causa de la crisis económica y la plaga de castores. Una vez al mes traslada en su camioneta, la carne que Rolando caza en el bosque para su hija Nazarena.


Es el cocinero y encargado de coordinar las comunicaciones radiales con Berbel. Es el más alto de los chilenos con un metro 80. Cada mañana junto a la puerta de su cocina, los conejos esperan su ración de pan, los tiene domesticados y comparten algo en común: un par de incisivos grandes y amarillos. Lleva años dilatando una visita a su familia en Puerto Montt (sur de Chile, décima región) lugar donde viven su madre y hermanas. Desde hace años guarda las cartas que les escriben sus familiares, pero él se niega a responder. Es el más nostálgico, siempre recuerda cuando debía cocinar para treinta y no para cuatro.

Lorenzo Torres


Más conocido como Don Peter o el jubilado. Con 78 años, es el más anciano del grupo. Calvo, canoso y con muy buen sentido del humor. Pasa el día entero acompañado de una carretilla roja con la que despeja el camino, recoge leña o traslada la carne de castor que le regala Rolando. Según cuenta fue jugador de la Universidad Católica en el año 1948 (importante equipo de fútbol chileno) y su sueño sería jugar con sus bisnietos. Sueño casi imposible de realizar, ya que su familia vive muy lejos y aunque han ido varias veces a buscarlo, él se niega a abandonar la isla de Tierra del Fuego, lugar donde llegó luego de perder a su esposa y a uno de sus hijos en el terremoto de Valdivia en el año 1960.

Don Peter


Pedro Oyarzo Llegó al lugar en el año 1972. Es el encargado de manejar un antiguo tractor, aunque pasa más tiempo reparando el motor, se enorgullece de ser el responsable de “la máquina”. Es el más aspiracional de todos, inseparable de su cajetilla de cigarro, vicio-pasatiempo que lo acompaña desde los 16 años, edad en que comenzó a ganarse la vida solo. Usa bigote corto y boina. De unos 50 años y muy delgado. Se caracteriza por tener la muletilla de estirar la última palabra de sus frases y por ser el más introvertido del grupo.


Teresa Medina Conocida como Pepa “la Pistolera”. Ex mujer de Rolando y madre de seis niños. Es una mujer de armas a tomar, ruda y astuta. Deslenguada y muy perseverante. Tiene el pelo ensortijado, ojos grandes y desorbitados. Llegó a la isla de Tierra del Fuego con la esperanza de trabajar como cocinera y terminó trabajando en un burdel donde conoció a Rolando. Nació en el año del tigre y se siente profundamente identificada con las características de este animal, especialmente en la forma como cría a sus hijos, mezclando salvajemente el amor y el rigor. Enfrenta a diario junto a sus hijos las adversidades de vivir en un campamento donde no hay agua, electricidad, ni calefacción. Ella misma construyó su hogar a partir de desechos. Se gana la vida vendiendo cremas y productos de belleza. Su pasatiempo es apostar los fines de semana en el casino del pueblo.


Es la hija de Rolando. Sus ojos, el pelo y su cara son el retrato vivo del leñador quien la llama con cariño “la enana”, ella no le dice papá, lo llama “el enano”. Asiste a la escuela, le gusta jugar ajedrez, molestar a los animales lanzándoles barro y balancearse en un columpio artesanal. Junto a sus hermanos ayudan en las labores domésticas: las niñas se dedican a asear y a alimentar los animales y los niños asisten a la madre a reparar y ampliar las construcciones a base de palets (restos de madera). Sus hermanos son David (14), Adán (13), Eva (11), Emilio (7) y Lola (3).

Nazarena

El mundo invisible  

Film Rolando Opazo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you