Page 1

Aníbal López - Regina José Galindo Walterio Iraheta - Ronald Morán


Lluvia. Es una instalación construida con 260 cuchillos de mesa (domésticos). Exhibida en el Museo de Arte de El Salvador en 2012, año en que este país fue declarado por el PNUD como uno de los países mas violentos del mundo, coincidiendo con la celebración de 20 años de la firma de los acuerdos de paz, en los periódicos aparecieron cifras de 13 asesinatos por día , de ahí la cifra de 260 cuchillos, suspendidos en el aire, flotando, creando una sensación de lluvia, una sensación de vulnerabilidad al salir a la calle, algo que le puede suceder a cual- quiera, algo tan frecuente y tan cotidiano y a la vez tan agresivo y violento como un cuchillo de mesa. Al pasar por debajo de esta instalación de cuchillos me interesa recrear esa sensación de vulnerabilidad y de exposición a violencia que se ha convertido en algo tan doméstico y tan cotidiano como comer. WI

Título : Lluvia. 260 cuchillos de mesa e hilo. Dimensiones variables. Año : 2012.


“Pared sin sombra” Reflexión de lo privado a lo público La inmaterialidad que presenta el significante estimula las múltiples facetas del significado que refiere a cuestionamientos recurrentes en muchas culturas: hasta dónde llega la privaci- dad, la intimidad, el espacio personal del individuo antes de convertirse en algo de dominio popular. El voyerismo que se ansía no solo como una mera práctica para ejercer el poder, sino, estimular la simple y común necesidad de la otredad.


PARA COMPRENDER ESPACIOS INTERVENIDOS GRAFITO SOBRE PAPEL 2014

PARA COMPRENDER ESPACIOS INTERVENIDOS GRAFITO SOBRE PAPEL 2014


tierra – ¿Cómo mataban gente? –preguntó el fiscal. – Primero ordenaban al operador de la máquina, al oficial García, que cavara un hoyo. Lue- go los camiones llenos de gente los parqueaban frente al Pino, y uno por uno, iban pasando. No les disparaban. Muchas veces los puyaban con bayoneta. Les arrancaban el pecho con las bayonetas, y los llevaban a la fosa. Cuando se llenaba la fosa dejaban caer la pala me- cánica sobre los cuerpos. Guatemala vivió durante 36 años una de las más sangrientas guerras. Un genocidio, éste dejó más de 200,000 muertos. El ejército que peleaba contra la insurgencia definió como enemigos internos a los indígenas aduciendo que simpatizaban con la guerrilla y durante cruentos períodos se dedicó a perseguirlos. Con la intención de quedarse con las tierras (bajo la complaciente mirada de la oligarquía nacional) y la justificación de que los indígenas eran enemigos de la patria, el Estado puso en práctica la tierra arrasada. Esta fue una práctica común y característica del conflicto armado guatemalteco. Tropas de soldados del ejército y de las patrullas de defensa civil llegaba a las comunidades indígenas y destruían cualquier cosa que pudiera serles de utilidad para sobrevivir: comida, ropa, cosechas, casas, animales, etc. Quemaba todo. Violaba, Torturaba. Asesinaba. Muchos cuerpos fueron enterrados en fosas comunes que hoy forman parte de la larga lista de evidencias que confirman el hecho. El anterior testimonio narra una de las formas en que el Ejército construía las fosas previo a asesinar y tirar los cuerpos dentro y fue escuchado durante el juicio por genocidio contra Ríos Montt y Sánchez Rodríguez. Guatemala 2013. Curaduría: Clare Caroline. Cámara y fotografía: Bertrand Huet. Camara: Didier Martial. Operario: Pascal Pauger. Asistentes por Estudio Orta: Tiziana Abretti, Sofia Cavicchini, Andrea Rinaudo, Alberto Orta. Comisionado y producido por Lucy + Jorge Orta. Realizado durante el Programa de Residencia de Les Moulins. Con el apoyo de University of the Arts London y La Maréchalerie centre d’art Versailles. (Les Moulins, Francia. 2013)


Regina José Galindo Tierra Performance (Video-Arte) 2.34 GB, ancho fotograma 1280 34.27 minutos .MOV 2013

Tierra Horizontal 90x135 cms Fotografía Digítal edición de 5 más 2 a.p.


Tierra Horizontal 100x 135 cm. Fotografía Digítal edición de 5 más 2 a.p.


Tierra Horizontal 100x 135 cm. Fotografía Digítal edición de 5 más 2 a.p.


La Bandera Azul, blanco y azul… en donde el azul representa el cielo guatemalteco; simboliza justicia lealtad, dulzura fortaleza y los dos mares que bañan las costas. El blanco representa al país y simboliza pureza, integridad, fe, obediencia, firmeza, vigilancia, paz y nación. La bandera de todo país es una síntesis de los sueños e ideales de un pueblo que quiere vivir dignamente y con igualdades, aunque se tengan diferencias sociales como religión, creencias, o diferentes culturas. No importa cuán colorida sea, lo importante en la bandera es el significado de sus colores y lo que recuerdan, ya que todo parte de un pasado, una historia y una realidad que no podemos negar ni olvidar. La bandera existe tal cual y nos cuenta una historia. La bandera existe como existió la gente que combatió y se confronto por sus ideales y expectativas de vida como parte de una nación. Pero también nos dice que no podemos dejarnos someter a manipulaciones ni juegos de poder como los que se han dado en el transcurso de la historia nacional. Tenemos que tener presente de dónde venimos y a donde vamos, ya que solo de esta manera vamos a poder fortalecer los ideales de la bandera y las perspectivas de nación.


Catálogo paralelo 4/4  

Exposición en ESPACIO ALTERNATIVO / Proyecto Poporopo. Walterio Iraheta (El Salvador) Ronald Morán (El Salvador) Aníbal López (Guatemala) R...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you