__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 40

* Para empezar pongo un asterisco en el centro de la página. Mejor que un título. Hace pensar en la iconografía del virus adoptada por el gobierno ¿De la mente retorcida de qué analista salió esa representación estilizada de la muerte? ¿Qué buscaban transmitir las luminosas mentes de esta repugnante nación con esa versión de las partículas virales? ¿Represento, controlo? Absurda y obvia maniobra, transmitir ante todo una sensación de orden. Toque de queda, cuarentena, salvoconducto. No es difícil imaginar un escenario en que tras la emergencia sanitaria la vigilancia permanece: militarización profiláctica del estado. * Compro ocho botellas de vino. Un kilo de porotos negros, un kilo de porotos rojos, un kilo de porotos, un kilo de lentejas, un kilo de garbanzos. Cerveza sin alcohol. Un kilo de zapallo camote, tres zapallos italianos, tres ajos, tres pimentones, un kilo de zanahoria, un cuarto de espinaca, un brócoli, un kilo de peras, un kilo de manzanas verdes, un kilo de avena, un kilo de maní tostado, un kilo de semillas mezcladas, un kilo de quínoa y un cuarto de pasas negras. * La cuarentena, un postnatal extendido. O nació el 29 de enero, en la mitad de mis vacaciones. Volví al trabajo la primera semana de marzo. La movilización me permitió hacer 4 o 5 clases. El 16 de marzo fue mi último día de ir al trabajo. O quiere observarlo todo: lomos de los libros, cuadros, plantas y manchas en las paredes. Cuando despierta parece un topo que se ha fatigado excavando en oscuras galerías subterráneas. A ratos balbucea la palabra agua. En ocasiones, mientras duerme, rompe en llanto o en risas ¿Sueña? Cuando la estoy meciendo para hacerla dormir su mirada se queda pegada en las esquinas en que se unen techo y pared. Mira fijamente estas zonas. Mi gato R lo hacía. Mi abuela D lo hizo durante su agonía ¿Qué hay en los ángulos? * Leo un texto de María Galindo sobre vigiliancia y Covid 19. Sin parar, olvido de inmediato lo que voy leyendo. Solo me quedo con una idea: ya que no existe posibilidad estructural alguna de derrotar al virus, salgamos a contagiarnos y sobrevivamos todos unidos. Menos que una idea, una tergiversación exquisita. Contagiémonos y desafiemos a la muerte, rebelémonos ante el control: el virus se parece más al pueblo que al aparato opresor del estado. No existe un pueblo más valiente sobre la faz de la tierra que el boliviano. Revisar la secuencia de los ponchos rojos corriendo por el Alto armados con herramientas de labranza para enfrentar al ejército y la policía, o un jocheo de toros en el Beni. * Con la excusas de ir a buscar croquetas de cochayuyo, pedaleo. Subo por Eleuterio, tomo Bulnes, subo por Alonso Ovalle hasta Sta. Rosa-Mac Iver sigo hasta Merced, giro en José Miguel de la Barra, subo por Andrés Bello hasta la aberrante torre del costanera, cerrado, un triunfo de la peste. Tomo la ciclovía hasta Vespucio, me pierdo entre calles arboladas, de veredas amplias y limpias, veo niños sonriendo en plazas de película. Una patrulla de pacos ladinos, giro y tomo Vespucio-Ossa hasta Tobalaba, tráfico normal. Me pierdo entre calles arboladas, de veredas amplias y limpias. Recojo las croquetas, subo por Diagonal Oriente hasta Lyon, sigo hasta Andrés Bello, bajo y entro por Pedro de Valdivia hasta el cerro. Un letrero dice que el parque está cerrado,

Profile for Rolando Arturo Cisternas Romero

REVISTA BROTE  

Revista de Artes Visuales y Poesía / desde la cuarentena

REVISTA BROTE  

Revista de Artes Visuales y Poesía / desde la cuarentena

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded