Page 61

CONOCIMIENTO

LA CIENCIA DE LA PIEL

59

en pacientes con dermatitis atópica, donde la alteración estructural de una proteína encargada de impedir la pérdida de agua en la piel, está descompuesta. Esta proteína se denomina filagrina, e inclusive se puede detectar desde el nacimiento, con esta práctica no-invasiva (Imagen 2: espectro de la filagrina sobrepuesto a espectros anormales de la misma filagrina en pacientes con dermatitis atópica).

Imagen 2: Espectro Raman original de la filagrina, que se comparó con espectros de pacientes con dermatitis atópica. Se llegó a la conclusión de que los espectros de los pacientes son diferentes al original.

Imagen 3: Espectro Raman original de la melanina, que es diferente al espectro de las pacientes con melasma.

Otro hallazgo interesante con esta técnica, basada en la espectroscopía Raman, es la presencia de una melanina anormalmente degradada, en mujeres que sufren de paño o melasma, lo que sugiere que la enfermedad no es igual en todos los pacientes que la padecen, sobre todo en mujeres. Este conocimiento seguramente repercutirá en el mejor tratamiento de esas condiciones de anomalías pigmentarias. La biopsia óptica es una disciplina de fácil desarrollo en otras áreas, como la física, química e ingeniería. Esta tecnología ha creado un centenar de patentes en el sector médico. Aun así, la biopsia óptica tiene un potencial enorme en el campo fértil de la dermatología, ya que la piel es el primer punto de contacto con el mundo exterior, ya sea con materiales, medicamentos tanto tópicos como sistémicos, e instrumentación científica de cómodo acercamiento. En un futuro no muy lejano, se hará una combinación perfecta entre la óptica y la dermatología, para mejorar las técnicas ya existentes, o inclusive crear nuevas herramientas para diagnósticos preventivos y tratamiento de enfermedades cutáneas. Aunque el futuro nos pisa los talones, ya que la experimentación de equipos como sistemas de nano-transmisión de medicamentos, fluorescencia de puntos cuánticos, resonancia de superficie de plasmón, los cuales utilizan luz, calor y en ocasiones activación por radiofrecuencia, está en espera de su aplicación en la piel, en este siglo de posibles avances dermatológicos. Estos nuevos descubrimientos e implementación de instrumentación, permitirá al médico ser más específico, más sensible, menos invasivo, más compacto, y evidentemente más rápido que antes. Éste es un momento excitante para la dermatología.

Profile for Rodrigo Soto Moreno

Revista Conocimiento 126  

Revista Ciencia CONOCIMIENTO Tecnología número 126

Revista Conocimiento 126  

Revista Ciencia CONOCIMIENTO Tecnología número 126

Advertisement