Page 54

52

LA CIENCIA DE LA PIEL

DERMATOLOGÍA Y LEPRA La historia de la dermatología en Guadalajara está íntimamente ligada a los enfermos de lepra, ya que desde 1931 se habían establecido en Jalisco tres dispensarios antileprosos: uno en Autlán, otro en San Martín Hidalgo, y el tercero en Guadalajara, denominado "Doctor Salvador Garciadiego", que se ubicaba en la calle de Ocampo 462, y era dirigido por el doctor Alfonso Manuel Castañeda, quien posteriormente lo trasladó a la calle Independencia número 62.

Dispensario antileproso "Doctor Salvador Garciadiego".

Una vez instalado en la ciudad, el doctor José Barba Rubio, acudió como voluntario a dicho dispensario antileproso, y, después de dos años, el 1 de junio de 1945, fue nombrado jefe, y decidió entonces cambiarle el nombre a “Instituto Dermatológico de Guadalajara”, para atender tanto a pacientes de lepra como de otras enfermedades de la piel. FORMACIÓN DE NUEVOS DERMATÓLOGOS El incremento en el número de pacientes pronto obligó a la institución a aumentar Instituto Dermatológico de Guadalajara. el personal médico, por lo que se inició la formación de nuevos dermatólogos, que primero prestaron sus servicios en forma voluntaria y posteriormente se incorporaron como médicos de base. Al principio, la enseñanza de la especialidad de dermatología era de carácter privado, pero se luchó por darle un aval universitario, y después de varios años, en 1974, el doctor José Barba Rubio, el doctor José Guerrerosantos, del Instituto de Cirugía Reconstructiva, y el doctor Raúl López Almaraz, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Civil, encabezados por el profesor Ramón Naranjo, lograron que la Universidad de Guadalajara creara la Escuela de Graduados. Las primeras especialidades médicas que recibieron aval universitario fueron dermatología, psiquiatría y cirugía plástica y reconstructiva.

CONOCIMIENTO

Para ampliar los servicios proporcionados a los usuarios, en 1946 se estableció el laboratorio de Patología Clínica, a cargo del doctor Juan José Urzúa; en 1947, el de Dermatopatología, que se desarrolló gracias a las aportaciones del doctor Roberto Vázquez Pallares, y continuaron el doctor Víctor Manuel Ruiz Godoy y el doctor Amado González Mendoza; y, por último, en 1961, el de Micología, fundado por el doctor Jesús Mayorga Loera. La buena atención a los enfermos de la piel proporcionada en el Instituto Dermatológico de Guadalajara, por personal calificado, con gran sentido de responsabilidad y con un verdadero espíritu humanitario, hizo que la institución ganara popularidad y prestigio, por lo que cada vez aumentó más el número de pacientes que acudían a consulta, al grado de que sus instalaciones resultaron insuficientes e imprácticas, y se hizo necesario reubicarlo en otra área. CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO INSTITUTO Fue así como, en 1985, se inició la construcción del nuevo Instituto Dermatológico, proyecto del arquitecto Andrés Paredes, con la asesoría médica del doctor Barba Rubio. El esfuerzo, la obstinación y la lucha tenaz que durante muchos años encabezó el doctor Barba Rubio vieron sus frutos el 5 de marzo de 1987, cuando el presidente de la república, licenciado Miguel de la Madrid Hurtado, lo inauguró formalmente. Años después, el 27 de abril de 1993, por acuerdo del licenciado Carlos Rivera Aceves, gobernador interino del Estado de Jalisco, y con la aprobación del Congreso del Estado, la institución cambió su nombre por el de Instituto Dermatológico de Jalisco "Doctor José Barba Rubio". La placa alusiva fue develada el 13 de mayo del mismo año. El Instituto Dermatológico de Jalisco "Doctor José Barba Rubio" es dependencia de la Secretaría de Salud, y es considerado por nacionales y extranjeros como uno de los institutos dermatológicos más grandes, funcionales y bellos del mundo. El edificio se encuentra ubicado en la Avenida Federalismo Norte # 3102, municipio de Zapopan, perteneciente a la zona metropolitana de Guadalajara. Tiene diez mil 400 metros cuadrados de construcción, consta de cuatro niveles: sótano, planta baja, primero y segundo piso, y está construido en forma piramidal, a fin de obtener mayor provecho de la luz natural. Es el más grande del mundo en su género. Dentro de sus instalaciones, cuenta con 25 consultorios, un Departamento de Cirugía Dermatológica, con seis quirófanos, a cargo del doctor Julio Manuel Barba Gómez; un servicio de Dermatología Pediátrica, a cargo del doctor Alejandro García Vargas, y tres laboratorios (Patología clínica, Micología y Dermatopatología); cuenta también con un auditorio, con capacidad para 280 personas; una bibliohemeroteca; área de investigación, y tres aulas para sesiones semanales. Tiene capacidad para proporcionar servicios a 350 pacientes por día, en promedio, y atendió 82 mil 795 consultas dermatológicas en el pasado año 2011. CONSULTORIOS DE DERMATOLOGÍA En la zona metropolitana de Guadalajara existen aproximadamente 240 consultorios de dermatología. Las instituciones que cuentan con servicio de dermatología son el Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”, Hospital Civil “Juan I. Menchaca”, ocho servicios en el IMSS, dos servicios en el ISSSTE, Hospital Ángel Leaño, Centro de Atención Médica Especializada de la Universidad Autónoma de Guadalajara, Hospital Civil de Zapopan, Hospital General de Occidente, y Pensiones del Gobierno del Estado de Jalisco. Muchos de los dermatólogos son egresados del instituto y han formado o se han hecho cargo de servicios de dermatología en estos hospitales. El doctor Barba Rubio se preocupó también por agrupar a los dermatólogos y profesionales interesados en el desarrollo de la dermatología, por lo que desde 1943 fundó la Sociedad de Dermatología de Guadalajara, bajo los auspicios de la Sociedad Médico-Farmacéutica de Guadalajara, ubicada en el edificio Lutecia, que se encontraba en la Avenida Juárez, esquina con la calle Colón.

Profile for Rodrigo Soto Moreno

Revista Conocimiento 126  

Revista Ciencia CONOCIMIENTO Tecnología número 126

Revista Conocimiento 126  

Revista Ciencia CONOCIMIENTO Tecnología número 126

Advertisement