Page 106

104

LA CIENCIA DE LA PIEL

CONOCIMIENTO

La piel,

el gran testigo silente de nuestra existencia Patricia Liliana Cerda Pérez

C

on la piel, nos defendemos, exhibimos y enamoramos. A través de ella, nos condenamos al infierno y hasta nos liberamos. Médicos, poetas y escritores gastan ríos completos de tinta y reflexiones profundas sobre nuestro sistema tegumentario, que, en escasos dos metros cuadrados, resume nuestra esencia terrenal. Gracias a la piel, no sólo cubrimos nuestros órganos vitales. Con ella también vivimos y escribimos la salud y la pasión de nuestros años. Los médicos afirman que ella es el mayor órgano humano. Investigadores, historiadores, escritores, periodistas, pintores, prestidigitadores, criminólogos y exégetas realizan análisis milenarios para decir cómo se vive o se muere; si se es santo o pecador; si se es delincuente o buen ciudadano; si el futuro es prometedor o sombrío, y todo ello, independientemente de que nuestra pigmentación sea blanca, amarilla, negra, mestiza o roja.

Doctora Patricia Liliana Cerda Pérez Coordinadora del Centro de Investigaciones FCC / UANL cerda35@hotmail. com

EN LA PIEL SE REFLEJAN NUESTRAS DOLENCIAS En la piel –afirma el dermatólogo Jorge L. Moreno González-, los médicos analizamos la salud del paciente, porque en ella se exteriorizan múltiples dolencias internas. Un dermatólogo, sostiene, debe poseer conocimientos de oncología, de cirugía reumatológica, de inmunología, de neurología, de enfermedades infecciosas, de endocrinología y de genética. Este especialista, hoy solicitado por gran parte de la población para funciones estéticas con el láser, los rellenos dermatológicos o las toxinas botulínicas –para rejuvenecer o embellecer-, tiene, en el campo de la medicina, una tarea adicional harto delicada: la reconstrucción de órganos y piel dañados accidentalmente o por genética. Este bello órgano, que envuelve todo el cuerpo humano, fue pintado genialmente por Miguel Ángel, el famoso artista italiano del Renacimiento, cuya obra en la Capilla Sixtina incluyó el martirio de San Bartolomé, patrono de todos aquellos enfocados al trabajo de la piel: cirujanos, curtidores o fabricantes de ella- y, sobre todo, de quienes viven en países donde se practica el culto católico o cristiano romano, ortodoxo o de oriente, como pueden ser griegos, coptos y sirios.

Profile for Rodrigo Soto Moreno

Revista Conocimiento 126  

Revista Ciencia CONOCIMIENTO Tecnología número 126

Revista Conocimiento 126  

Revista Ciencia CONOCIMIENTO Tecnología número 126

Advertisement