Page 105

CONOCIMIENTO

LA CIENCIA DE LA PIEL

103

vitales de supervivencia es sinónimo de buena tutoría paternal, sino que debemos fomentar los abrazos y caricias entre la ascendencia y descendencia genética, acostumbrando a las conexiones nerviosas de la piel a recibir este trato por parte de hijos o padres y viceversa, a fin de cimentar y fortalecer las relaciones mutuas y tener así un círculo virtuoso de confianza. Además, estoy seguro de que una persona que recibió bastantes y diferentes abrazos a lo largo de su infancia y adolescencia, es más probable que se traduzca en un adulto seguro de sí mismo y afectuoso hacia los suyos. Para el caso de los amigos y compañeros, resulta claro que personas del mismo o diferente sexo intercambian abrazos, saludos con la mano o besos, según sea la cultura, como simple invitación y apertura al diálogo y a la convivencia pacífica, así como al intercambio de ideas. Pero siempre será importante un saludo fuerte y cordial, así como cierta palmada en el hombro, como señal de aprobación por cierta actividad o desempeño realizado. Desde esta perspectiva, dependiendo de la cultura en que nos encontremos, el contacto físico es un factor vital para la buena relación entre los individuos. Además, recordemos nuestros primeros contactos con la naturaleza, en el sistema de enseñanza-aprendizaje, y la forma en que se potenció nuestro saber, al percibir el mundo con el contacto de nuestra piel sobre cada forma, objeto, textura. Muchas de nuestras conexiones neuronales asocian rápidamente cierta cosa, al sentirla con la piel de nuestras manos. CONTACTO FÍSICO CON NUESTRO MUNDO De cierta forma, somos el producto de las diferentes y variadas interaciones de contacto físico con el mundo que nos rodea, y que nos da una plétora de información en cada ocasión en que lo percibimos en nuestro rumbo evolutivo. Ciertamente la piel se constituye en nuestro primer sistema de defensa, pero también en el primer acercamiento para comprender la forma y aspecto de los átomos que deambulan en cada paso De ahí que una relación amorosa obtenga, en promedio, el mayor número de posibilidades táctiles entre los interesados, a fin de demostrar el cariño de uno hacia otro y, según sea el caso, abrir la puerta al deseo sexual, sobre todo para las mujeres, que requieren un tratamiento especial previo antes de la iniciación de fusión de cuerpos y la conocida terminación del proceso. Seguro que, derivado de la finura y experiencia del Romeo hacia su Julieta, y viceversa, se repetirá con júbilo ese proceso. EL CONTACTO FÍSICO EN FAMILIA Hablemos, por otra parte, del contacto físico entre miembros de una familia, sobre todo en el caso de padres e hijos. No solamente el dinero para cubrir las necesidades

que damos. Es por ello que no nos basta con oler, probar, escuchar y ver, sino que en muchas ocasiones es necesario fundirnos en una caricia y analizar la percepción que cada una de las conexiones nerviosas en nuestra piel recibe y transmite al cerebro para catalogar a una persona, a otro ser vivo o una cosa. La piel es la envoltura con la que nos presentamos al mundo, a otros seres humanos y a otros seres vivos. Por medio de ella absorbemos gran parte de la información de bits y bytes que encontramos en todo momento y en todo lugar, y por medio de ella sabemos, de forma amorosa, que cuando le permitimos y nos permiten tocarla en exceso de forma delicada y precisa, hemos encontrado a alguien muy especial. Cuidemos, entonces, esta primera barrera de defensa del organismo y fomentemos el proceso de enseñanza y aprendizaje ligado a nuestras conexiones neuronales que adquieren datos de todo lo que tocamos y sentimos con la piel.

Profile for Rodrigo Soto Moreno

Revista Conocimiento 126  

Revista Ciencia CONOCIMIENTO Tecnología número 126

Revista Conocimiento 126  

Revista Ciencia CONOCIMIENTO Tecnología número 126

Advertisement