Page 1

Etapas de desarrollo y ramas Introducción En Guía para el Dirigente Scout, Baden–Powell escribió: En esta edad difícil, lo que es bueno para un adolescente de dieciséis no es tan bueno para un chico de quince y podría incluso ser malo para uno de trece o catorce… Incluso aunque la educación Scout tiene las mismas cuatro dimensiones para jóvenes de mayor edad y los más jóvenes (carácter, habilidades manuales, salud, altruismo), los detalles de la acción varían de acuerdo a las diferentes etapas de desarrollo del niño. Así desde el principio, el programa educativo se fue desarrollado en una forma específica para cada grupo de edad, teniendo en cuenta los diferentes estadios de desarrollo. ¿Pero qué grupos de edad deben mantenerse? El método Scout originalmente fue pensado para adolescentes jóvenes de 12 a 16 años. Fue para los jóvenes de esta edad que Baden-Powell eligió organizar su primer campamento experimental en la Isla de Brownsea en 1907. Poco tiempo después, se sintió la necesidad de extender el Movimiento a niños más pequeños: los “Lobatos”, originalmente de 8 a 11 años; luego a jóvenes mayores: los “Rovers” de 17 a 20 años. El Movimiento Scout tradicionalmente identifica tres rangos de edad principales: niñez (8-11); adolescencia (12-16); juventud (17-20). Muchas asociaciones scouts en todo el mundo han preservado esta división tradicional de tres ramas. Sin embargo, como parte de tu trabajo por renovar el programa, es importante cuestionarse si las divisiones en ramas que ya existen dentro de tu asociación corresponden a las diferentes etapas de desarrollo de la niñez, como también a los grupos de edad favorecidos por la organización escolar y social en tu país. Establecer un sistema bien balanceado y coherente de grupos de edad es una etapa indispensable para la formulación de los objetivos educativos y el diseño de un sistema de progresión personal. Esta cuarta herramienta RAP tiene por objetivo guiarte en esta tarea, En el capítulo 10 de la Isla Verde, puedes leer como los miembros de la Comisión Nacional de Programa han puesto a punto el sistema de grupos de edad para su asociación y con qué dificultades tropezaron cuando llevaban a cabo esta tarea. Conceptos 1. Las etapas de desarrollo En el desarrollo del niño y del joven, los psicólogos han identificado varias etapas sucesivas. Las diferentes áreas de crecimiento personal que hemos identificado anteriormente (física, intelectual, afectiva, social, espiritual y carácter) interactúan entre sí en ciertos períodos para crear un estado temporario de balance o desbalance, el cual es llamado etapa. Estas etapas representan pasos sucesivos en el proceso de integrar las diferentes áreas de crecimiento. Aunque se pueden observar ciertos factores constantes, las etapas de desarrollo no son universales. Factores sociológicos y económicos tienen un impacto en factores puramente psicológicos y fisiológicos, creando diferentes ritmos y pasos de acuerdo a la cultura y las épocas. Lo que es más, dependiendo en los criterios seleccionados (fisiológicos, sociales, etc.), las etapas de desarrollo pueden ser analizadas de diferentes formas.

1



Por esta razón, es importante cuestionarse regularmente sobre la pertinencia de las etapas de desarrollo que consideramos y revisarlas con el objeto de responder de la mejor manera posible a las necesidades y aspiraciones de los jóvenes. Las tablas del anexo 6 dan un vistazo a las etapas más generalmente admitidas del desarrollo de la infancia. Desde el principio se debería destacar que un niño no es un adulto en miniatura. En cada edad, él o ella tienen intereses y características particulares. Por lo tanto, es necesario graduar los objetivos educativos de acuerdo al potencial alcanzado por el joven. Antes de los 7 años de edad Se puede observar, por ejemplo, que antes de los 7 años de edad la habilidad de un niño de cooperar dentro de un grupo es muy limitada. Esta es una importante cuestión a considerar si estas planeando desarrollar un programa para una sección Pre-Lobatos. Uno de los elementos clave del método Scout (el sistema de equipos) no puede ser realmente implementado antes de los 7 u 8 años de edad (Herramienta RAP 7: Métodos de Rama). Infancia tardía Ciertas etapas pueden ser fácilmente identificadas, como la “infancia tardía”, la cual va desde los 7/8 hasta los 10/11 años de edad y es caracterizada por un cierto nivel de estabilidad. Es incluso llamada “infancia madura”. El niño se siente cómodo en su cuerpo, demuestra curiosidad intelectual, acepta la autoridad de los adultos y es integrado fácilmente a un grupo. Esta es la edad de los Lobatos. Pubertad Esta estabilidad es perturbada entre los 10 y 12 años (más temprano entre las niñas y más tarde entre los varones) por la ocurrencia de numerosos cambios, tanto a nivel personal (una aceleración en el crecimiento físico, el comienzo de la pubertad, una nueva etapa de razonamiento lógico) como a nivel social (el fin de la escuela primaria y el comienzo de la secundaria en muchos países). Esto es lo que algunos psicólogos llaman la crisis de la primera adolescencia, la cual se muestra a través del rechazo de las leyes de la niñez, el desafío a la autoridad de los adultos, la atracción por grupos sociales más pequeños, etc. (ver anexo 6). Adolescencia Entre los 13 y 15 años con la adquisición de la madurez sexual, el establecimiento de la identidad de género y el desarrollo del razonamiento lógico abstracto, se alcanza una nueva etapa. Sin embargo, la fase re estructurante que comenzó a la edad de 11 o 12, continúa, es decir, es sólo hacia los 16 o 17 años que se alcanza progresivamente un nuevo balance. Entre los 11 y 16, se experimenta una etapa bastante inestable durante la cual los ritmos del desarrollo varían ampliamente dependiendo del sexo (la madurez es alcanzada más rápidamente por las mujeres) y de la influencia de factores sociales y culturales. Esto explica el amplio rango de sistemas de ramas utilizados por las asociaciones. No obstante, usualmente es hecha una división entre la adolescencia temprana, desde los 10/11 a los 14/15 y la adolescencia tardía (de 14/15 a 17/18). Luego de esto, comienza la juventud, cuyo mayor desafío es tomar roles adultos y estar completamente integrado a la sociedad.

2. Los rangos de edad

2



Como fue mencionado anteriormente, el sistema tradicional comprende tres ramas o rangos de edades: •

Lobatos, de 7/8 a 11/12 años de edad;

Scouts, de 11/12 a 16/17 años de edad;

Rovers, de 16/17 a 21/22 años de edad.

Este sistema ha estado en uso por un largo tiempo y aún puede ser encontrado en muchos países. Corresponde a tres etapas de desarrollo principales: •

Niñez;

Adolescencia;

Juventud.

La rama scouts, originalmente tenía el rango más amplio de edades (5-6 años de diferencia). Como fue mencionado previamente, esto sucedió debido a que esta rama formó el núcleo original del Movimiento y fue la columna vertebral para el resto. Además, esta rama implementó más extensamente uno de los elementos fundamentales del método Scout: el sistema de pequeños grupos, o sistema de patrullas. Diferentes modelos En Europa, al día de hoy, pueden ser vistos varios modelos. El Diagrama 12 presenta varios de los más significativos. Modelo tradicional Lobatos 7

8

9

10

Scouts 11

12

13

14

15

Rovers 16

17

18

19

20

21

22

Modelo británico Castores

Lobatos

5

8

6

7

9

Scouts

Venture scouts

10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Modelo francés Lobatos 5

6

7

8

9

Scouts

Pioneros

Compañeros

10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

Modelo danés (continua más allá de los 22 años)

5

Pre-lob.

Lobatos

Juniors

Scouts

6

8

10

12

7

9

11

13

Venture 14

15

Rovers

16 17 18

Diagrama 12 – Varios modelos de secciones de edades

3


19

20

21


Varias asociaciones, como la británica, han agregado una rama Pre-Lobato, cubriendo los 5, 6 y 7 años de edad. Otras, como la danesa, han desarrollado un sistema con ramas de rango de edades muy estrechas. Evidentemente todas las formas son posibles dependiendo de las características nacionales, sociales y culturales. No obstante, es importante tomar en cuenta varios criterios antes de hacer una elección final. a. Extensión total de la experiencia Scout y el balance entre las ramas Hemos visto que originalmente el Movimiento Scout fue creado para el rango de edades de 12-16. Las ramas Lobatos y Rovers fueron agregadas más tarde, extendiendo el total de la experiencia Scout de 5 a 12 años. Esta tendencia ha sido reforzada a través de los años y en muchos países ahora alcanza 15 o más años. Este período es teórico, ya que en realidad solo una pequeña proporción de jóvenes permanece todo el período. Por un lado, es difícil ofrecer programas que sean lo suficientemente atractivos y variados como para cubrir todas las grupos de edad; por el otro, la competencia con otras actividades y los imprevistos de la vida (mudanzas, cambios de escuela, etc.) impiden a los jóvenes prolongar su membresía. Desde el momento en que la participación en las ramas menores es una decisión tomada más por los padres que por una elección personal, hay generalmente una pérdida de membresía entre las ramas menores y mayores. Extender la duración teórica de la experiencia scout añadiendo una sección Pre-Lobatos, resulta generalmente en una drástica reducción de la proporción de integrantes mayores a 14 años en el Movimiento. En algunas asociaciones, los niños de 5 a 10 años representan más del 75% de la membresía. Esto le da al Movimiento Scout la imagen de un movimiento de niños e incluso aleja a más adolescentes y jóvenes. b. Implementando el sistema de equipos En todas las ramas, los jóvenes son organizados en pequeños grupos, cada uno bajo la responsabilidad de un joven. La intención de este sistema, como el mismo Baden-Powell lo explicó, es dar a los jóvenes una cantidad máxima de responsabilidad mientras se les permite desarrollar por completo sus propios intereses (Herramienta RAP 7: Métodos de Rama). El sistema de equipos puede ser descrito desde dos parámetros: 1. El grupo de pares El pequeño grupo (seisena, patrulla o equipo) agrupa a jóvenes próximos en edad, comparten intereses comunes y cooperan. Esta dimensión horizontal permite a los jóvenes vivir una relación horizontal (grupo de pares). En el diagrama 13, esto es mostrado en el eje horizontal. 2. Liderazgo El pequeño grupo es liderado por uno de los jóvenes. Él o ella es responsable de guiar al grupo y trasmite la experiencia y el conocimiento a los miembros más jóvenes. Esto crea un tipo de relación diferente basada en un cierto nivel de asimetría: la relación entre los más jóvenes y los mayores, o miembros nuevos o más antiguos. En el diagrama 13, se muestra en el eje vertical. El sistema de equipos por lo tanto crea un doble sistema de formación natural: a través de la cooperación dentro de un grupo de pares (aprendizaje a través de la interacción y la influencia mutua); y a través de la transmisión de experiencia y conocimiento del mayor al más joven. Estos dos aspectos, el grupo de pares y el liderazgo, podrían ser antagónicas. Si la prioridad está dada al grupo de pares, los equipos estarán formados por jóvenes de la misma edad (diagrama 13 a). Como resultado, el liderazgo será débil debido a la pequeña diferencia en niveles de madurez y experiencia entre el líder del equipo y los restantes miembros de este.

4



Si la prioridad es dada al liderazgo, hay una tendencia a dar la responsabilidad de guiar el equipo a un joven de mayor edad que ya ha adquirido mayor experiencia. Esto significa que habrá una gran diferencia de edad e intereses entre los miembros del equipo y el aspecto de grupo de pares podría incluso desaparecer. Hay riesgo de dos consecuencias negativas: si el de mayor edad y el más joven tienen intereses ampliamente diferentes será difícil desarrollar actividades interesantes para todos. Desde el momento en que es más fácil ofrecer actividades para los más jóvenes, los más grandes perderán el interés y dejarán el grupo. En asociaciones que tienen un sistema de ramas de edades muy amplio (especialmente en la rama scout) hay frecuentemente una pérdida de integrantes de 14-15 años de edad. Solo aquellos que pueden tomar el rol de guía de patrulla permanecen. Sin embargo, como resultado de la diferencia de edad, estos guías tienden a ejercer mucha autoridad sobre los miembros más jóvenes. Esto resulta en desbalances en la toma de decisiones y reparto de responsabilidades dentro del grupo.

Diagrama 13 – Dos aspectos del sistema de equipos

Esta forma de funcionar corre el riesgo de ser autoritaria y no democrática dejando de satisfacer las necesidades educativas tanto de los miembros jóvenes como de los mayores. En contraste, si la diferencia de edad dentro de una sección es reducida, la dimensión del grupo de pares será dominante (diagrama 13b). En este caso, habrá más intereses comunes dentro del grupo, será más fácil organizar actividades y el grupo funcionará de una manera más democrática permitiendo a todos los miembros tomar parte en la toma de

5



decisiones y compartir responsabilidades. Por otro lado, una gran proporción del grupo cada año serán los recién llegados y será difícil transmitir experiencia, aprendizaje y “tradiciones”. Por lo tanto es necesario estar atentos de mantener un balance entre estos dos aspectos (diagrama 13 c).

¿Cómo construir el sistema de ramas? Tu tarea es comprobar si el sistema de ramas de tu asociación es apropiado y, si fuese necesario, proponer modificaciones.

1. Evaluar el sistema existente Lo primero a hacer es evaluar el sistema de ramas existente. ¿Cómo está distribuida la membresía entre las secciones de edad? Revisa las estadísticas de membresía. ¿Están los miembros distribuidos más o menos equitativamente entre las secciones de edad o puedes identificar un desbalance entre ciertas secciones? En asociaciones que tienen un buen balance entre sus secciones, el número de miembros menores a 12 años de edad es aproximadamente igual al de miembros mayores a 12. No obstante, si percibes un desbalance significativo entre estas dos cifras, por ejemplo un ratio de 2/3 de integrantes menores a 12 años y 1/3 de mayores a 12 (diagrama 14 a), ciertamente necesitas revisar el programa de las ramas mayores. Es interesante también comprobar cuidadosamente los vínculos entre las ramas (diagrama 14 b): por ejemplo, como los integrantes de 11-12 años de edad están distribuidos entre las secciones Lobatos y Scout; o como los integrantes de 16-17 años están distribuidos entre las ramas Scout y Rover (en el caso del sistema tradicional). Esta comparación te permitirá comprobar si las ramas mayores son lo suficientemente atractivas. En el ejemplo dado en el diagrama 14 c, puedes identificar un solapamiento importante entre las ramas Lobatos y Scout, lo que podría implicar que la rama Scout es incapaz de atraer a antiguos Lobatos. De forma similar, puedes notar que los integrantes de 15-16 años de edad están repartidos casi equitativamente entre las secciones Scout y Rover, lo cual representa un problema. ¿Cuál es la distribución de edad dentro de cada rama? Como siguiente paso deberías considerar como están distribuidas las edades dentro de cada rama. En el ejemplo del diagrama 15 b, puedes identificar un desbalance entre los integrantes de 12-13 años y los de 14-15 dentro de la rama Scout. Una distribución diferentes de los rangos de edad podría resolver este problema.

6



Diagrama 14 – Analizando la distribución de la membresía

¿Cuál es la rotación de membresía dentro de cada rama? Algunas veces los jóvenes son atraídos al Movimiento pero pronto son desahuciados por la mala calidad del programa. En este caso, hay un alto porcentaje de miembros nuevos cada año. Esto podría ser difícil de detectar porque está oculto. No obstante, es necesario llevar a cabo sondeos en algunas unidades con el objeto de determinar la proporción de miembros que arriban y parten cada año.

7



2. Criterios para un sistema de rama bien adaptado Podría haber dos razones para una distribución desigual de miembros entre las diferentes secciones de edad: o

El programa de jóvenes de una rama es de baja calidad;

o

Si este es el caso, los objetivos educativos de la rama, las actividades y la aplicación del método en esta rama deberían ser revisados. Examinaremos este problema más adelante.

o

La distribución de los rangos de edades no está adaptado a las necesidades.

¿Cuáles son los criterios para un buen sistema de rangos de edad? a. Respeta las etapas de desarrollo personal del niño Incluso si el ritmo de desarrollo no es el mismo en todas las culturas, hay factores comunes que deberían ser tenidos en cuenta. Es importante evitar tener una sección de niñez que se extienda más allá de los 12 años; o tener una sección de adolescente que sea demasiado amplia, mezclando adolescencia temprana con adultez joven. Seguramente encontrarás publicaciones de psicología en tu país que describan las etapas del desarrollo del niño. Podrían ser útiles como documentos de referencia. b. Toma en cuenta a los grupos sociales existentes Si la escuela secundaria es para jóvenes de 12 a 16 años de edad, esto es un argumento fuerte para establecer una sección de adolescentes correspondiente a este rango de edad. Siempre es necesario comparar la definición teórica de etapas de desarrollo, establecidas por psicólogos infantiles, con la realidad social. Es aconsejable organizar un seminario reuniendo a psicólogos, educadores, trabajadores sociales y dirigentes scouts para discutir este tema y definir conclusiones útiles. c. Toma en consideración los recursos adultos de la asociación Incluso si tienes buenas razones teóricas para cambiar de un sistema clásico de tres ramas a un sistema con cuatro o cinco ramas, es preferible antes de tomar la decisión, determinar si tu asociación tiene recursos adultos suficientes, tanto en cantidad como en calidad, para poder llevar a cabo exitosamente esta reforma. Muchas asociaciones han experimentado serios contratiempos como resultado de intentar dividir rápidamente su rama scout (edades de 12 a 17) en dos. Este tipo de reformas requiere un sistema eficiente de captación y formación de responsables adultos. 3. Proponiendo soluciones Preparar una propuesta operativa y bien argumentada es tu tarea: Operativa: vuestra propuesta debe poder funcionar en terreno. Será necesario hacer pruebas de campo entre varios grupos piloto antes de detenerse en todos los detalles. Bien razonado – Recuerda que tu propuesta tendrá que ser aprobada por el Consejo Nacional de tu asociación y probablemente por la Asamblea General. Ciertamente es difícil tomar decisiones relacionadas al sistema de ramas. Debido a la tradición, usualmente hay una gran resistencia al cambio. Tus argumentos tienen que ser sólidos y basados en un análisis detallado de las etapas de desarrollo, y también deberán tomar en cuenta estas resistencias al cambio.

8



RAP no tiene la intención de limitar tu creatividad dictando soluciones. No obstante, se puede dar algunos consejos como conclusión: • Optar por la flexibilidad Los ritmos de desarrollo varían de acuerdo al individuo. Un solapamiento de un año entre cada sección de edad brinda más flexibilidad a todo el sistema y lo hace más fácil de adaptarse a las necesidades individuales, como también asegurar un pasaje más suave de una sección a otra. Además, tal sistema puede ser adaptado a los diferentes ritmos de desarrollo entre niñas y niños. Por ejemplo, desde el momento en que la pubertad ocurre un año antes entre las niñas que entre los niños, estas deberían pasar un año antes de la rama menor a la rama intermedia.

Diagrama 15 – Dos posibles opciones de secciones de edad

• Optando por la simplicidad No seas demasiado ambicioso. Las soluciones simples a menudo son las mejores. Una propuesta sofisticada será difícil de entender tanto para los dirigentes como para los jóvenes y podría no ser implementada apropiadamente. • Tomando en cuenta los criterios más importantes Un rango de edad de cuatro años asegura un buen balance entre los aspectos del grupo de pares y el liderazgo dentro del equipo de jóvenes; respecto a las principales etapas de desarrollo; recuerda que cuantas más grupos edad hay, es más difícil encontrar los recursos adultos que se necesitan. Las soluciones a y b, presentadas en el diagrama 15, más o menos cumplen estos criterios. La primera solución toma más en cuenta las tres principales etapas de desarrollo (niñez, adolescencia y juventud), mientras que permite que se haga una distinción entre la primer y segunda adolescencia. Sin embargo, requiere más recursos adultos. La segunda parece ser más apropiada para nuevas asociaciones. Como cada rama puede cubrir un rango de hasta cinco años, el aspecto del liderazgo es favorecido antes que el grupo de pares, no obstante, se mantiene un cierto balance. Es menos demandante en términos de recursos adultos.

9



4. Una estrategia de desarrollo Elegir un sistema de secciones de edad no es sólo una importante elección educativa para la asociación; significa también elegir una estrategia de desarrollo. Ninguna asociación puede hacer todo al mismo tiempo. Tiene que establecer prioridades, por ejemplo: Dar prioridad a las ramas menores Esto brinda un rápido “retorno de la inversión”. La membresía en la rama Lobatos y Lobeznas, e incluso más aún en la sección Pre-Lobatos (edad de 5-7), puede crecer muy rápido. En este grupo de edad, la decisión de unirse al movimiento es a menudo hecha por los padres y no por los niños. Hay una fuerte demanda social para que los niños sean cuidados durante su tiempo de esparcimiento. Además, usualmente es más frecuente implementar un programa para estos rangos de edad que para los adolescentes y los jóvenes adultos. No obstante, se pueden percibir algunos efectos negativos: •

El primero es un efecto “bola de nieve”. Debido a un desbalance a favor de las ramas menores, la asociación sería vista como un movimiento de niños, lo cual resultaría en una merma de adolescentes.

El segundo efecto negativo estará en los dirigentes. Dándole prioridad a las ramas menores, los dirigentes locales pueden caer en la tentación a usar jóvenes adultos o incluso adolescentes como dirigentes. Como resultado, hay algunas asociaciones que tienen un gran número de dirigentes de entre 15 y 18 años. En esta etapa, es posible ser un buen organizador de actividades, pero no tener la experiencia de vida necesaria para ser verdadero educador.

Si la asociación no trata de compensar esto desarrollando una rama mayor de 16-20 años, y haciendo esfuerzos considerables para captar y entrenar antiguos dirigentes, se verán obligados a limitar el espectro del programa a las capacidades de sus dirigentes. El programa educativo será gradualmente reducido a un catálogo de actividades repetitivas.

De esta manera, las ramas mayores dejarían de desarrollarse. Los Pre-Lobatos y Lobatos (5-12 años de edad) representarían cuatro quintos de la membresía y la rama scout, que entonces se convertiría en la mayor, en realidad no iría más allá de los 14 o 15 años. Es posible estar satisfecho con esta situación, pero significa aceptar fallas.

Dar prioridad a las ramas mayores La otra estrategia posible es dar prioridad a las ramas de adolescentes y jóvenes adultos. Esto claramente significa aceptar desafíos. En estas edades, unirse al Movimiento es una elección personal. Cualquier joven que se decepcione con el programa abandonará el Movimiento. Los jóvenes son más exigentes y más difíciles de animar. Consecuentemente, el “retorno de la inversión” es mucho más lento. Se podría necesitar más de diez años de esfuerzo para ganar varios miles de miembros en el rango de edad de 16-20 años. No obstante, esto aún representa una estrategia exitosa en el largo plazo. •

En primer lugar, porque esto corresponde al objetivo original del Movimiento. Siempre se debería recordar que el Movimiento Scout apunta a ayudar a los jóvenes a cumplir un rol creativo en la sociedad. Este objetivo no puede ser alcanzado proporcionando un programa que sólo toma en cuenta niños hasta la edad de 14 años.

En segundo lugar, dado que como consecuencia de que se logren los objetivos educativos de la rama mayor, serán desarrollados los programas de las secciones menores. En educación, el éxito es medido por los resultados alcanzados en la edad de 18-20, y no de 13-14. No es posible medir la importancia de un objetivo educativo para los niños si al mismo tiempo no se puede observar lo que esto implica en términos de progresión hasta la adultez,

10



en otras palabras, para jóvenes de 19-20 años de edad (Herramienta RAP 3: Objetivos Educativos Generales). •

El desarrollo de la sección mayor empujará a la sección de adolescentes, al hacerla tomar su lugar correcto como intermedia entre la niñez y la juventud.

Las secciones Scout y Rover fuertes asegurarán un balance entre las edades y acercan al estado óptimo de tener 50% de la membresía por encima de los 12 años y 50% por debajo de esta.

Finalmente, el desarrollo de la sección mayor tendrá un efecto positivo en la dirigencia adulta. Por un lado, evitará la necesidad de tener dirigentes que sean demasiado jóvenes, y por el otro mejorará su captación. En su momento, esto tendrá un efecto beneficioso en las secciones más jóvenes. En Europa, es evidente que las asociaciones que tienen una fuerte sección mayor, lo cual representa una gran proporción de sus miembros, son también las más dinámicas y desarrollan los programas más exitosos para todas las edades.

11



Primera y segunda infancia

Edades

Áreas de crecimiento personal Física

Intelectual

Afectiva

Nacimiento

Peso 3-4 kg; altura 50 cm. Desarrollo progresivo de la postura, de la comprensión y en el erguirse (sentarse).

Etapa sensoriomotora: de reflejos, constitución de patrones de acción combinando percepciones y movimientos para alcanzar un objetivo.

Reacciones emocionales elementales: estados de satisfacción e insatisfacción. Placer asociado a chupar (etapa oral). 3 meses: sonreír respondiendo a rostros humanos.

6-9 meses

Ponerse de pie.

Juegos de ejercitación

Reconocimiento de la madre.

10-12 meses

Primeros pasos.

2 años

Higiene (control de esfínteres).

Representación mental de patrones de acción. Aparición de juegos simbólicos. Adquisición de la noción de objetos, espacio, tiempo y la relación de causa y efecto.

Etapa anal: valor afectivo atribuido al control de los esfínteres.

3 años

Crecimiento más lento.

Etapa genital: interés en los genitales. Masturbación. Curiosidad acerca de la diferencia entre los sexos.

4 años

Identificación afectiva con los padres y hermanos mayores basada en la confianza y admiración. Se desarrollan las habilidades artísticas.

5-7 años

Precisión en los movimientos y adquisición del equilibrio.

Pensamiento intuitivo (afirmación sin demostración).

Periodo o fase de latencia. Energía sexual orientada hacia otros objetivos.

12



Primera y segunda infancia Edades

Áreas de crecimiento personal Social

Espiritual

De Carácter

Nacimiento

Sin diferencia entre el yo y los otros. Imitación inmediata.

6-9 meses

Angustia y miedo a los extraños.

10-12 meses

Imitación retrasada.

2 años

Aparición de la función simbólica (habilidad de representar objetos ausentes). Primeras palabras (20 palabras a los 2 años)

Las primeras experiencias de relaciones proveen las bases sobre la cual se construye la primera imagen de Dios.

Aparición del “no”, signo de construcción de la identidad personal.

3 años

Discurso egocéntrico; monólogos colectivos; interés en la propia apariencia; timidez.

Aceptación de las regulaciones e ideales promovidos por los propios padres. Confusión entre la imagen paterna y el concepto de Dios.

Identificación con el progenitor del mismo sexo (Complejo de Edipo). Creación del “Superego”.

4 años

Sin conciencia propia.

Religiosidad antropomórfica, mágica y egocéntrica.

5-7 años

Desarrollo del lenguaje (2.500 palabras). Reglas consideradas como intangibles y determinadas por los adultos.

Noción del bien y el mal, correcto e incorrecto vinculado con la religión.

“Realismo moral”: errores juzgados por el daño causado. Intenciones ignoradas. Aceptación de normas morales.

13



Finales de la infancia, adolescencia y juventud

Edades

Áreas de crecimiento personal

7-10 años

Física

Intelectual

Afectiva

Crecimiento más lento.

Curiosidad intelectual. Desarrollo de la capacidad de razonamiento lógico basada en datos concretos. Noción de conservación, habilidad para clasificar hacer series y contar.

Periodo o fase de latencia. Balance afectivo.

Comienzo de la pubertad; aceleración del crecimiento (primero la altura, luego el peso); torpeza. Aparición de características sexuales secundarias.

Etapa de operaciones lógicas concretas. Desarrollo de la capacidad de razonamiento lógico basada en datos abstractos.

Despertar de los impulsos sexuales con el comienzo de la pubertad biológica. Emociones fuertes pero confusas. Necesidad de amistad. Necesidad de afirmarse como un individuo. Identificación con héroes.

Incomodidad con el propio cuerpo. Madurez sexual.

Etapa de alcance de operaciones lógicas formales (razonamiento a través de hipótesis y deducciones).

Despertar del complejo de Edipo; desarrollo de la identidad sexual. Crisis adolescente, idealismo y depresión. Edad de amistades. Atracción hacia el sexo opuesto (más temprano entre las niñas).

Cómodo con el propio cuerpo.

10-11 años (niñas) 11-12 años (niños)

13-15 años

15-16 años

Apego afectivo que va más allá del círculo familiar.

Solidaridad con sus pares. Preocupaciones, emoción intensa. Necesidad de seguridad, éxito y logros.

17-20 años

Crecimiento físico finalizado.

Relaciones fundadas en la intimidad y la complementariedad. Relaciones sentimentales.

14



Finales de la infancia, adolescencia y juventud Edades

Áreas de crecimiento personal

7-10 años

10-11 años (niñas) 11-12 años (niños)

Social

Espiritual

De Carácter

Intercambios recíprocos. Adopción de diferentes roles; habilidad para imaginarse en la situación de otra persona. El niño trata de adaptarse a un grupo y de ser apreciado.

Aceptación de la herencia espiritual de la familia.

Adaptándose a una amplia variedad de situaciones (escuela, grupos), el niño se descubre a sí mismo como una personalidad multifacética.

Las reglas y reglamentos de la infancia son cuestionadas. Capacidad de crear nuevas reglas a través del consentimiento mutuo.

Desarrollo de la autonomía moral. Aceptación de principios morales como una forma de compartir derechos y responsabilidades dentro de un grupo.

Período de oposición y rechazo de las identificaciones previas.

Grupos establecidos con el propósito de realizar actividades comunes.

Conformidad con la moral convencional. Orientación hacia la “ley” y el “orden”.

Él/ella gana un conocimiento más profundo de sí mismo.

13-15 años

Periodo de desestructuración social. Rebelión contra la autoridad. Esfuerzos para definir valores morales personales. Noción de contrato y aceptación democrática de la ley.

Las prácticas religiosas de la infancia son cuestionadas. Uso de símbolos para expresar significados espirituales. Conciencia individual de los principios (“código personal de honor”).

Crisis de identidad. Búsqueda de nuevas identificaciones para desarrollar la propia identidad personal (idolatría).

15-16 años

Grupos formados con un entramado más estrecho, basados en la confianza mutua. Búsqueda de identidad común.

Interés en ideologías y religiones. Aceptación de valores universales (derechos humanos).

Estructuración de la imagen propia. Desarrollo de la autonomía personal.

17-20 años

Reconocimiento del enriquecimiento debido a la aceptación de las diferencias individuales. Búsqueda de un rol social. Problema de integración social y profesional.

Orientación hacia una ética universal. Conformidad con el grupo.

Confirmación de las opciones personales. Búsqueda de un rol social.


 


15


RAP 4: E t a p a s d e d e s a r r o l l o y r ama s  

Así desde el principio, el programa educativo se fue desarrollado en una forma específica para cada grupo de edad, teniendo en cuenta los di...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you