Page 1

PLAN DE TRABAJO Escuela Primaria “Elvira Parra” Turno: Matutino

Organización: Completo

Implementación de la Lectura y su comprensión Los alumno del 5to Grado Grupo B al comienzo del curso se implementaron actividades de Lectura, actualmente se había comentado que los alumnos no entienden lo que leen, entonces se decidieron crear algunas estrategias de lectura y como fomentar su gusto por la misma. ¿Cómo crear estrategias para fomentar la lectura y la escritura? Algo que parece preocupar a una buena parte de los coordinadores de los círculos de lectura es la cantidad de estrategias que conocen para trabajar con sus lectores. Hay que decirlo claramente: nunca serán suficientes, porque los lectores y los textos son una diversidad en movimiento. Existen muchos manuales de estrategias de lectura y escritura. Aunque algunos pueden ofrecernos algunas ideas que nos servirán en la práctica, por lo general no se corresponden con los enfoques de promoción de la lectura. Por eso, en lugar de ofrecerles un compendio de actividades, queremos compartir con ustedes una propuesta que podría ayudarlos a crear sus propias estrategias. La clave siempre será: leer, estar informado, ser creativo, arriesgarse y compartir experiencias con otros mediadores. Estén tranquilos. La metodología de trabajo de un círculo de lectura no se traduce en el hacer y hacer actividades, constantemente, inflándolas de forma innecesaria. Después de todo, lo más importante que hacemos como mediadores es generar encuentros y compartir experiencias. Descripción de la actividad Utilizo algunas frases del texto de Andrés Neuman para ilustrar las reflexiones sobre las distintas partes de la estrategia: Una vez consumada la merienda, el organillero propuso hacer una ronda de sueños. Como se puede observar, hay una parte previa (la merienda) a la realización de la actividad (La ronda de sueños). No es recomendable comenzar una sesión directamente con la actividad. Hay que introducir a los participantes a la estrategia. En este caso podríamos iniciar hablando sobre el tema de los sueños. Hay que observar que el verbo utilizado es “proponer”, que es distinto a “imponer”. Todas las actividades que se realizan al interior de un círculo de lectura son propuestas, y puede darse el caso de que haya alguien que no quiera participar. Si esto ocurre no hay que obligarlo, hay que negociar: puede permanecer como observador o escucha, o podemos sugerirle otras actividades como leer en silencio.


Observación: Hasta aquí sólo hemos incluido en la actividad dos herramientas del promotor de lectura: conversación y narración oral. Sin embargo, no expusimos ningún aspecto técnico sobre la narración oral y sólo ofrecimos algunas referencias a la propuesta de conversación literaria de Aidan Chambers. Enriquecer las actividades Así como una conversación puede prolongarse e ir creciendo hasta tocar aspectos que no imaginábamos, una estrategia puede enriquecerse si incluimos en ella otras actividades, materiales y referencias. A continuación les presentamos algunos ejemplos. Textos literarios Hay que recordar que la lectura de textos literarios es la base de la dinámica de trabajo de un círculo de lectura. Debemos evitar a toda costa que nuestras sesiones se conviertan en reuniones sociales o talleres de manualidades. Los textos literarios deben ser la materia prima de nuestras actividades. Para realizar “La ronda de sueños”, como la hemos descrito hasta este momento, no es necesario utilizar el texto deEl viajero del Siglo de Andrés Neuman. Únicamente lo compartimos porque la idea para diseñar la actividad surgió a partir su lectura. Sin embargo, es posible introducir en la actividad la lectura de algún texto literario. De ninguna forma se trata de una elección arbitraria: hay que seleccionar textos adecuados. Una sugerencia es que los textos sean breves, de interés para los lectores y que tengan alguna relación con la temática o la dinámica de la actividad. En “La ronda de sueños”, podríamos incluir, por ejemplo, la lectura de: Un poema: Sólo en sueños, sólo en el otro mundo del sueño te consigo, a ciertas horas, cuando cierro puertas detrás de mí. ¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan, y ahora estoy preso en su sortilegio, atrapado en su red! ¡Con qué morboso deleite te introduzco en la casa abandonada, y te amo mil veces de la misma manera distinta! Esos sitios que tú y yo conocemos nos esperan todas las noches como una vieja cama y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen. Me gusta decirte lo de siempre y mis manos adoran tu pelo y te estrecho, poco a poco, hasta mi sangre. Pequeña y dulce, te abrazas a mi abrazo, y con mi mano en tu boca, te busco y te busco. A veces lo recuerdo. A veces sólo el cuerpo cansado me lo dice.


Al duro amanecer estás desvaneciéndote y entre mis brazos sólo queda tu sombra. Jaime Sabines, Sólo en sueños Según JESÚS VÉLEZ EL GUSTO POR LA LECTURA Pareciera ser, a primera vista, que no habría mucha diferencia entre quien lee y quien no lo hace frecuentemente. Pero es sólo un engaño. Las diferencias son bastante grandes y notorias. En primer lugar, quien lee aumenta su cultura, la hace sólida si es endeble y la enriquece cada vez más. Quien permanece ajeno a los libros, por el motivo que sea, también es cómplice de su ignorancia, que se acrecienta a medida que sigue huyendo de las páginas escritas. En segundo lugar, la lectura aporta un panorama más amplio para el desarrollo de las propias ideas y fomenta una actitud crítica, pero no en sentido negativo, sino positivo, ya que remueve los preconceptos e instala la necesidad de contrastar unos datos y otros, algunos más veraces y otros, pobres y caducos. Quien lee no cree lo primero que escucha, al menos tiene un cierto bagaje cultural que matiza cualquier intento de absolutismo respecto a ciertos temas.

Plan de trabajo geilerbriceño  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you