Page 1

TEPANTLATO

ANAHUA ICEM NA AH YE

CE

H

EMAHQU IN T IXT ILI TIL UA

AHUA TULLI TEN MA

Publicación mensual • 4a. época • Número 31 • MARZO 2012

LI ZT

IPA L

D

i

f

u

s

i

ó

n

d

e

l

a

c

u

l

t

u

r

a

J

u

r

í

d

i

c

Clase Inaugural del Doctorado en Derecho Constitucional

Universidad Tepantlato

NIVE

R

20

SA RIO

A

a


contenido

Director Enrique González Barrera Editor responsable Enrique González Barrera

4. Editorial 5. In Memoriam Miguel Blanco Múzquiz

Consejo editorial Héctor González Estrada Sergio Cárdenas Caballero Javier Antonio Flores Arturo Baca Rivera

46.

6. Discursos Presentación del Doctorado en Derecho Constitucional Ministro Jorge Pardo Rebolledo

Coordinación Roberto Lozada Anaya Coordinación de arte y cultura en la revista y en sitio web Reyna Zapata Valdez

48. Te invito a leer un libro 49.

10. Orígenes y Proyección del Doctorado en Derecho Constitucional Dr. Julio H. Hernández Fonseca

Director editorial y diseño Tomás Barragán Abreu Corrección de estilo Alejandro López Jiménez Óscar Guzmán Chávez

10. 14.

Productores del canal cultural Ary Arturo Correa Medina Nancy Estrada Gaspar Rubén Morales Alfaro Roberto Pérez Hernández

Arte y cultura Ángeles: de la imaginación al lienzo María de la O Toussaint

Contenido Jurídico El menor como sujeto del Derecho de Identidad Mtra. Jetzabel Mireya Montejo Rivero

Derecho y Psicología La relación abogado/a cliente como experiencia de aprendizaje mutuo Dr. Alfredo Bautista

62. Correspondencia 64. Humor Jurídico

26. Principio de Oportunidad y Principio de Legalidad Procesal Mtro. Reynaldo Sandoval Sánchez

Diseño web Roberto Lozada Anaya Programación web Rodrigo Rodríguez Romero Jefe de sistemas Salvador Vázquez Aceves

38.

Programación de sistemas Fernando Reyes Montes Rony Alexander Galván Rodríguez

El Contenido de la Etapa de Investigación ante el Ministerio Público Dr. José Guadalupe Álvarez Almanza

Nuestra portada: Clase Inaugural del Doctorado en Derecho Constitucional. Mtro. José de Jesús Alcaraz Orozco; Dr. Julio Humberto Hernández Fonseca; Dr. Jorge Mario Pardo Rebolledo; Dr. Enrique González Barrera y Dr. Ricardo Romero Vázquez.

Distribución logística José Pérez Servín

Fotografía: Ing. Edgar González Salgado, Fotografías Universitarias, Yugoslavia 7, Bosques de Aragón. Tel. 5766•0543. e-mail: edgaresunam@hotmail.com ¿Qué es Tepantlato? En el Códice Florentino (cap. IX: “Hechiceros y trampistas") hay una referencia a la actividad del tepantlato; en náhuatl significa “el que habla o ruega por otros”. Proviene de “tepan”: intercesor o abogado, y “tlatoa”: hablar. Por lo tanto, la palabra tepantlato alude al abogado y, a su vez, a la actividad que desempeña. Hablar por otros no impide su palabra, sino interpretar y adecuar sus fines e ideales a los de la comunidad. Tepantlato es el guía que orienta, el sabio que aconseja y el justo que vela por la aplicación del Derecho. D

i

s

Presidencia de la República Secretarías de Estado Gobernadores Constitucionales Jefatura de Gobierno del D.F. Cámaras de Diputados y Senadores Asamblea de Representantes Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Secretarios de Estudio y Cuenta de cada Ministro Poder Judicial Federal, Magistrados y Jueces Federales Tribunales del Fuero Común, Magistrados y Jueces Tribunales Supremos de los Estados Procuraduría General de la República Procuradores de cada Estado Procuraduría General de Justicia del D.F. Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa

t

r

i

Delegados Políticos Organizaciones Sociales Delegados de la Procuraduría General de la República en cada Estado Titulares de las Procuradurías Generales de Justicia de cada Estado Comisión Nacional de Derechos Humanos Comisión de Derechos Humanos en el Distrito Federal Universidades Públicas y Colegios de Extensión Universitaria Embajadas y Oficinas Consulares Bancos y Casas de Bolsa Notarías Públicas Despachos de Abogados Distribuidores Independientes de Literatura Jurídica

b

u

Compañías de Seguros y Fianzas Hoteles Compañías Radiodifusoras y Televisoras Restaurantes Suscriptores Universidades Públicas de Alemania, España, Italia, Argentina, Chile, Brasil y Colombia Aerolíneas Agentes del Ministerio Público Estaciones de Radio Autobuses Abogados postulantes Secretarios de Acuerdos Secretarios Proyectistas Actuarios Conciliadores

c

i

ó

n

Publicación mensual, 04-2001-061210401600-102, expedido por la Dirección General de Derechos de Autor de la Secretaría de Educación Pública. Número de Certificado de Licitud de Título No. 7274, Número de Certificado de Licitud de Contenido No. 003744/97. Distribuido por: Instituto de Ciencias Jurídicas de Egresados de la UNAM FES Aragón y SEPOMEX con registro No. PP09-1636. Impreso por Gráficos y Lithográfica Comercial S.A. de C.V. Bolívar 165 Int. 110, Col. Obrera, Deleg. Cuauhtémoc C.P. México, DF, C.P. 06800 Tel. 5578-8830. El contenido de cada artículo es responsabilidad exclusiva de su autor. Certificado de Reserva de Derechos al uso Exclusivo del Título “TEPANTLATO”. Número de tiraje: 25,000 ejemplares.


L

a Universidad Tepantlato celebró la inauguración de su Doctorado en Derecho Constitucional el día 13 de enero del año en curso. Dicha ceremonia estuvo presidida por el Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, distinguido egresado de la

Maestría en Derecho de Amparo y del Doctorado en Ciencias Penales de esta honorable institución. Cabe decir que este Doctorado en Derecho Constitucional representa un hito en los posgrados en México, ya que en su elaboración participaron algunos de los más ilustres doctores y académicos en derecho del país. Además de que los catedráticos que impartirán los módulos son doctores especialistas en cada una de las materias que integran el programa. Aprovechamos para recordarles la realización de nuestra 12a Jornada

o t

de Actualización Jurídica, la Nueva Ley de Amparo, que se transmitirá en vivo a toda la República Mexicana y que contará con la participación de los académicos de la Universidad Tepantlato. Como en cada Jornada que hemos organizado, los fondos recaudados serán destinados en su totalidad a becas de titulación para estudiantes con excelencia académica de la UNAM y de la Escuela Nacional Preparatoria 4,Vidal Castañeda y Nájera. La revista Tepantlato, en un afán de evolucionar y de difundir la cultura jurídica más allá de nuestras fronteras, entra en un proceso de internacionalización que consistirá en colaboraciones continuas de investigadores de reconocimiento internacional, de grandes juristas del Poder Judicial de la Federación y de los Tribunales del fuero común así como de distinguidos abogados postulantes. ademàs contaremos con traductores especialistas al inglés. Gracias al éxito de nuestra publicación, la Universidad Tepantlato creó en un programa de intercambio con Universidades Europeas para que reciban nuestra revista.Todo ello con la convicción de que, en un mundo globalizado, la comunicación y el diálogo con interlocutores y académicos internacionales del Derecho nos enriquece mutuamente.


revista@tepantlato.com.mx

I

N

M

E

M

O

R

I

A

M

iguel Blanco Múzquiz N

ace en Monclova, Coahuila, en 1816. Cursa la carrera de derecho en la ciudad de Méxi-

co para obtener el título de abogado, sin embargo, tiene especial vocación por las armas y en 1847, interrumpe sus estudios para luchar contra la invasión norteamericana. Este es el comienzo de su larga carrera militar. En 1856 se desempeña como constituyente por Coahuila y Nuevo León y en 1861 es gobernador del Distrito Federal.1

E

l 11 de junio de 1861 es declarado Benito Juárez presidente constitucional de la Repú-

blica por el Soberano Congreso de la Unión. El 2 de julio el propio Congreso expide el decreto por el cual declara nuevamente integrada a la Suprema Corte con Jesús González Ortega como

Magistrado interino de la Suprema Corte de Justicia (republicana de Juárez) en 1861. Magistrado de la Suprema Corte de 1877 a 1883. Presidente interino de la Suprema Corte de Justicia de 1880 a 1882.

presidente interino y Miguel Blanco como octavo magistrado interino.2

D

espués del triunfo del Plan de Tuxtepec, la Suprema Corte celebra su primera sesión

el 1º de junio de 1877, presidida por Ignacio Luis Vallarta, y con los siguientes ministros: Pedro Ogazón, Antonio Martínez de Castro, Protasio Tagle, Miguel Blanco, Ignacio Ramírez, José María Bautis-

ta, Ignacio M. Altamirano, y Ezequiel Montes. Los supernumerarios: Simón Guzmán y Trinidad García.3 Es presidente interino de la Suprema Corte de Justicia de 1880 a 1882.4 Blanco permanece en su cargo hasta el 30 de mayo de 1883.5 Blanco Múzquiz muere en la ciudad de México el 10 de abril de 1900.6

www.tepantlato.com.mx

1 Alicia Bravo, “Perfil Biográfico de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuando fue su presidente Ignacio I. Vallarta. (1877-1882)”. pp. 119-120; y: Enrique Cárdenas de la Peña, Mil personajes del siglo XIX. 1840-1870. p. 219. 2 Lucio Cabrera A., La Suprema Corte de Justicia en el siglo XIX. T. I, p. 246. 3 Lucio Cabrera A., La Suprema Corte de Justicia a principios del porfirismo. 1877-1882. p. 26; y: Homenaje… p. 5. 4 Lucio Cabrera A., 175 años de la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 1825-2000. p. 12. 5 Lucio Cabrera A., La Suprema Corte de Justicia durante el fortalecimiento del porfirismo. 1882-1888. p. 144. 6 Homenaje… p. 5; y: Enrique Cárdenas de la Peña, Op. Cit.

2012 MARZO

7


D

I

S

C

U

R

S

O

S

Ministro

Jorge

Mario Pardo

Rebolledo

Presentaci贸n del Doctorado en

Derecho Constitucional

de la Universidad Tepantlato

8

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusi贸n de la Cultura Jur铆dica


revista@tepantlato.com.mx

Dr. Enrique González Barrera Rector de la Universidad Tepantlato Dr. Julio Humberto Hernández Fonseca Coordinador del Doctorado en Derecho Constitucional Mtro. José de Jesús Alcaraz Orozco Coordinador Administrativo del Doctorado

D

I

S

C

U

R

S

O

S

Comparado, de los Derechos Humanos, del Control de la Constitucionalidad y del Juicio de Amparo y de otras subespecialidades de la materia constitucional. El diseño de este programa académico y sus objetivos principales se pueden resumir en los siguientes términos:

en Derecho Constitucional A) Aprendizaje de los conceptos fundaEstimados Alumnos de este doctorado:

mentales de la Teoría de la Constitución,

T

cuyo conocimiento, sobre la base de una engo el honor, como orgulloso

teoría científica, es indispensable para el

egresado de la maestría en De-

adecuado análisis y la correcta interpre-

recho de Amparo y del Docto-

tación de las normas constitucionales.

rado en Ciencias Penales de esta

B) Conocimiento de los conceptos fun-

institución, de dirigirme a ustedes para pre-

damentales de la ciencia política rela-

sentar el Doctorado en Derecho Constitu-

cionados con la ciencia constitucional,

cional de la Universidad Tepantlato, programa

elementos que conforman en conjunto

de posgrado diseñado para la formación de

la base teórica indispensable para el en-

especialistas en esta materia al más alto nivel

tendimiento tanto de la organización del

académico, el cual se ha planeado conforme a

poder establecida en una constitución,

un método novedoso en nuestro país, consis-

como del ejercicio real del poder deriva-

tente en la combinación del estudio del De-

do de las normas constitucionales.

recho Constitucional y de la Ciencia Política.

C) Conocimiento de las estructuras elec-

En efecto, este Doctorado que el día de

torales fundamentales de los sistemas

hoy inicia formalmente sus actividades, se sus-

constitucionales democráticos y de la

tenta esencialmente en dos pilares teóricos, a

participación ciudadana en los procesos

saber: la Teoría de la Constitución y la Teoría

del origen del poder, por medio de los

Política, fundamentos indispensables para la

partidos políticos y del ejercicio del po-

especialización en Derecho Constitucional y

der, sobre la base de la democracia indi-

para la aplicación práctica de las normas cons-

recta o semidirecta.

titucionales, los cuales proveen al estudiante

D) Revisión de diversos temas del Derecho

de esta área del Derecho de los elementos

constitucional mexicano, cuya enseñanza

cognoscitivos necesarios para el entendi-

no se sustenta en la Teoría Constitucional

miento de los Sistemas Políticos, de los Siste-

científica, sino en fundamentos teóricos

mas Electorales, del Derecho Constitucional

dogmáticos, lo que ocasiona, a veces, una

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

9


D

I

S

C

U

R

S

O

S

indebida comprensión de las normas cons-

I) Revisión de los aspectos fundamentales

titucionales correlativas y una inadecuada

y de los problemas concretos de las más

interpretación y aplicación de los precep-

recientes modificaciones constitucionales

tos constitucionales correspondientes.

al Juicio de Amparo, de conformidad con

E) Conocimiento del Derecho constitucio-

la teoría del control de la constitucionali-

nal de las entidades federativas del Esta-

dad y de la teoría del proceso.

do federal mexicano, sobre la base del

J) Conocimiento de diversos sistemas ju-

estudio previamente realizado sobre el

risdiccionales de control de la constitu-

régimen federal, la naturaleza de las par-

cionalidad con el propósito de analizar

tes integrantes del territorio nacional y

sus estructuras y compararlas con las del

el ámbito competencial que les asigna la

sistema mexicano, evaluándolo y propo-

constitución del Estado.

niendo las modificaciones que se conside-

F) Análisis de la protección de los Derechos

ren procedentes.

Humanos a nivel nacional e internacio-

10

nal, del sistema universal de protección

Adicionalmente, como parte de la capa-

de los derechos humanos en sus diver-

citación del especialista en Derecho Constitu-

sas modalidades, de la participación del

cional, académico e investigador, los alumnos

sistema judicial mexicano en su defensa

cuentan con los apoyos metodológicos indis-

y de la función de la CNDH y la figura

pensables para su formación proporcionados

del Ombudsman, así como de los casos

en dos seminarios, uno sobre metodología e

en que el Derecho Internacional de los

investigación jurídica y otro sobre interpre-

Derechos Humanos se ha incorporado

tación y argumentación en materia constitu-

al Derecho interno.

cional, los cuales se imparten con la finalidad

G) Conocimiento de la teoría del control

de que los estudiantes cuenten con las herra-

de la constitucionalidad, abarcando los

mientas técnicas necesarias para la aplicación

diversos aspectos conceptuales y estruc-

práctica de sus conocimientos.

turales que hacen posible analizar cual-

Como podrá advertirse, este programa

quier sistema de control de la constitu-

de postgrado, además de novedoso, es su-

cionalidad, evaluar su eficacia y plantear

mamente necesario porque trata de llenar un

su modificación de ser necesario.

hueco académico y profesional en nuestro

H) Conocimiento de las constituciones de di-

país, consistente en el déficit de auténticos

versos países latinoamericanos y europeos,

especialistas en Derecho Constitucional, por

cuyo tipo de Estado corresponda al concep-

lo que felicito ampliamente a quienes han in-

to de Estado democrático social de Dere-

tervenido en su desarrollo y a quienes for-

cho, con el objeto de analizar sus estructu-

man parte de este Doctorado, augurándoles

ras de gobierno, comparándolas con las que

el mejor de los éxitos y expresándoles mis

corresponden a nuestro régimen político.

más amplios parabienes.

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

www.tepantlato.com.mx

D

I

S

C

U

R

S

O

2012 MARZO

S

11


D

I

S

C

U

R

S

O

S

Dr. Julio

Humberto

Hernández Fonseca

Orígenes y Proyección del Doctorado en

Derecho Constitucional de la Universidad Tepantlato 12

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

E

l doctor Julio Humberto Hernández Fonseca, Coordinador General del Doctorado en Derecho Constitucional, dio la bienvenida a los alumnos, con un mensaje en el que destacó, entre otros aspectos, los siguientes: Explicó que la génesis del programa del Doctorado en Derecho Constitucional fue el acuerdo del Comité Académico del Instituto de Ciencias Jurídicas de Estudios Superiores, hoy Universidad Tepantlato; asimismo, destacó que el anteproyecto que los doctores Jorge Mario Pardo Rebolledo y Ricardo Romero Vázquez elaboraron, en unión de profesores de Derecho Constitucional, fue enriquecido con la valiosa aportación de la doctora María Engracia Rodríguez Moreleón, lamentablemente fallecida en plenitud de su vida. Señaló también que, debido a sus actividades como de Magistrado de Circuito y Coordinador de la Maestría en Amparo, impartida por esta Universidad, a jueces y magistrados tanto federales como locales, el doctor Ricardo Romero Vázquez se separó de la comisión encargada de terminar el programa, lo que provocó que el Comité Académico le encargara la investigación para su culminación. También agregó que con el apoyo de los doctores Enrique González Barrera, Rector de la Universidad Tepantlato; Jorge Mario Pardo Rebolledo, Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y del maestro José de Jesús Alcaraz Orozco, Coordinador Administrativo de este postgrado, así como de sus asesores, se reestructuró el primer programa, sobre la base de conocimientos científicos que aportan la Teoría de la Constitución y la Teoría Política, lo que permitirá a los alumnos la especialización en el conocimiento de los fenómenos constitucionales y el entendimiento de los sistemas políticos y electorales, del derecho constitucional comparado, de los medios de control de la constitucionalidad de

www.tepantlato.com.mx

D

I

S

C

U

R

S

O

S

los actos del poder político, entre otros. Resaltó que para reforzar el conocimiento científico se incluyeron materias de metodología, argumentación e interpretación constitucional y muy relevante el estudio de los sistemas constitucionales de países europeos como: Alemania, Italia, Francia, España, Portugal y Polonia, sin soslayar los sudamericanos y el anglosajón, especialmente Gran Bretaña, Australia y Estados Unidos de Norteamérica, ni las demás áreas del saber relacionadas con los fenómenos constitucionales, como la sociología, la economía, etc. Refirió el doctor Hernández Fonseca que después de muchas horas de trabajo y con los sabios consejos de su asesor, finalmente se logró que el programa del Doctorado en Derecho Constitucional tuviera un estándar de calidad semejante al de los programas de postgrado de las universidades europeas, lo que significa que en la Universidad Tepantlato se estudiará científicamente, no dogmáticamente, el Derecho Constitucional, como si los alumnos estuvieran en Europa, por la simple razón de que comprende, entre otras materias, la Teoría de la Constitución y la Teoría Política, ambas ciencias inescindibles para el estudio de los fenómenos constitucionales, por lo que, afirmó, el objetivo es formar verdaderos especialistas en Derecho Constitucional para beneficio del pueblo de México. Por último, el doctor Hernández Fonseca señaló que fue aprobado el programa del Doctorado por el Comité Académico de esta casa de estudios, por cuyo motivo indicó, con gran emoción, que era motivo de satisfacción para los que participaron en la elaboración de este ambicioso proyecto, así como para la comunidad estudiantil y, por ende, llenos de plácemes y felicidad por haber llegado a este momento tan esperado, producto de la labor de grupo, ya que la creatividad es la suma de todos los que intervenimos.

2012 MARZO

13


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Inauguración del Doctorado en Derecho Constitucional por el Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo en la Universidad Tepantlato.

Alumnos del Doctorado durante la clase inaugural.

14

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Término de la primera clase.

De Izq. a Der. Dr. Humberto Manuel Román Franco, Magistrado del Noveno Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito. Mtro. Silverio Rodríguez Carrillo, Magistrado de Circuito del Primer Tribunal Colegiado del Trigésimo Circuito; Dr. Ricardo Romero Vázquez, Magistrado del Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Segundo Circuito y Director de la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación, Tercera Región; Dr. Enrique González Barrera, Rector de la Universidad Tepantlato; Dr. Mauro Morales Sánchez, Juez Cuadragésimo Quinto de Paz en Materia Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal; Mtro. José de Jesús Alcaraz Orozco, Secretario en el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito; Dr. Jorge Mario Pardo Rebolledo, Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; Dr. Julio Humberto Hernández Fonseca, Magistrado del Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito; Dr. Héctor González Estrada, Juez Noveno de Adolescentes del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

15


T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Trayectoria Académica

Licenciada en Derecho por la Universidad de Camagüey, Cuba.

Máster Universitario en las Respuestas del Derecho al fenómeno de la Globalización por la Universidad de Granada (UGR, España).

Máster Universitario en Ciencias de la Educación, otorgado por la Universidad de Camagüey (UC)

Actividades Académicas

Profesora-Investigadora de Derecho Civil y Familiar en la Universidad de Camagüey, Cuba.

Investigadora en temas de Derecho Familiar, relativos a la

protección de la niñez y adolescencia; temática que resume

su línea de formación doctoral.

Tiene varias publicaciones en revistas y medios especializados de Cuba, México, Argentina, Brasil, España y República Dominicana.

Ha

participado

en

diversos

Congresos

Internacionales

celebrados en Cuba, México, Colombia y República Dominicana: I Congreso Internacional Globalización y Derecho, Universidad Autónoma del Estado de Morelos, México, Octubre de 2011; VI Foro Internacional de Derecho de Familia. Universidad del Sinú, Montería, Córdoba, Colombia, Octubre de 2011; Primeras Jornadas Hispanoamericanas de Derecho Familiar en Puebla, México, Mayo de 2011; XVI Congreso Internacional en Derecho Familiar “La familia en el siglo XXI, Santo Domingo, Octubre de 2010; III Encuentro Internacional “Mujer, Género y Derecho”, La Habana, Junio de 2010; V Conferencia Internacional de Derecho de Familia, La Habana, Mayo de 2009; III Encuentro Internacional sobre Protección jurídica a los Derechos del Menor, La Habana, Noviembre de 2009; IV Conferencia Internacional de Derecho de Familia, La Habana, Mayo de 2006; II Encuentro Internacional “Mujer, Género y Derecho”, La Habana, Mayo de 2006, II Encuentro Internacional sobre Protección Jurídica a los Derechos del Menor”, La Habana, Noviembre de 2005; entre otros. Distinciones

Obtuvo Premio CITMA provincial y el reconocimiento: “Mejor profesora en Ciencia Técnica” de la Facultad de Derecho de la Universidad de Camagüey en 2011.

16

MARZO 2012

Profesora-Investigadora de Derecho Civil y Familiar, Universidad de Camagüey, Cuba

N

Jetzabel Mireya Montejo Rivero

O

Mtra.

C


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

El menor como Sujeto del Derecho a la Identidad Personal Mtra. Jetzabel Mireya montejo rivero

E

Minoría de edad.Visión contemporánea

n la temática relativa a la minoridad, un primer nudo cognitivo que se presenta es el referido a la definición de menor. A menudo,

suelen confundirse las expresiones de menor, niño, infante, usándose con sentidos equívocos. El término menor, o menor de edad, es una expresión de sentido jurídico y hace referencia a la condición de la persona, que por razón de edad, no puede ejercer plenamente su capacidad jurídica. En cambio, las expresiones niño o infante se refieren a las personas que se encuentran en la etapa comprendida entre el nacimiento y el comienzo de la adolescencia. Por lo que, la expresión menor de edad,

Palabras clave

con mayor amplitud, comprende al niño (a), al

Minoría de edad, sujeto de derecho, identidad personal.

adolescente y aún al joven que no ha llegado a la mayoría de edad. De tal suerte, resulta es-

Resumen

téril contraponer la noción de niño (a) a la de

El presente artículo expone sucintamente valoraciones teóricas en

menor, teniendo en cuenta que, para la Con-

torno al menor como sujeto del derecho de identidad. Desde una

vención Internacional sobre los Derechos del

visión contemporánea de la minoría de edad, fundamenta la con-

Niño “se entiende por niño todo ser humano

cepción que visualiza al menor sujeto de derecho. En este contex-

menor de 18 años de edad”.

to, valora la trascendencia jurídica de la Convención Internacional

El dato objetivo de la edad posibilita me-

sobre los Derechos del Niño como techo axiológico del derecho

dir la aptitud de la persona para ser titular de

objeto de estudio. Se aborda la definición, naturaleza jurídica, fases

derechos y obligaciones. Desde el Derecho

estática y dinámica que determinan el derecho de identidad y su

Romano1 puede apreciarse una graduación

impacto en los derechos del menor.

de la capacidad de obrar a los efectos de la realización de actos jurídicos eficaces.

S

U

M

A

R

I

O

MINORÍA DE EDAD. VISIÓN CONTEMPORÁNEA el menor como sujeto de derecho LA IDENTIDAD PERSONAL. SU IMPACTO EN LOS DERECHOS DEL MENOR

18

MARZO 2012

Los ordenamientos jurídicos modernos han seguido diferentes criterios para determinar las edades que permitirían el ejercicio de los derechos,2 y en tal sentido, se generaliza la tendencia que ubica la plena capacidad de obrar en los 18 años cumplidos. La Convención Internacional sobre los

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

Derechos del Niño se muestra normativa,

satisfacer sus propias necesidades cotidianas (…)”7. Esta aseve-

aunque no inflexible a la hora de definir la ca-

ración, cobra mayor intensidad en lo que respecta al ejercicio

tegoría infancia. Por su parte, el Pacto Inter-

de los derechos de la personalidad, los que dada su naturaleza

nacional de Derechos Civiles y Políticos , se

-inherentes a la dignidad humana-, no admiten sustitución en la

limita a reconocer el derecho de protección

voluntad de su titular. Perspectiva que abre puertas a un sistema

que todo niño requiere por su condición de

de apoyo al ejercicio de los derechos del menor; afianzándose

menor, sin indicar cuándo un niño alcanza la

una nueva visión en torno a la situación jurídica del menor.

3

4

mayoría de edad.

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

La tendencia moderna con respecto a la minoría de edad

En vista de ello, parece justificarse la razón por la cual, los Estados partes no logran

adopta matices diferentes en las postrimerías del siglo XX y primicias del XXI:

un consenso con respecto al concepto de

La posición del menor en cuanto a su capacidad de obrar

mayoría de edad. Obviamente, en algunos

ha rebasado la idea de asimilar su situación con la del incapaz,

casos, esto puede responder a criterios di-

especialmente en cuanto a la posibilidad de la consideración

ferentes a la edad (por ejemplo, la condición

de su voluntad en aquellos asuntos que le conciernen por in-

de casado o la adquisición de un “suficiente

cidir en su persona, a partir del carácter personalísimo e insus-

entendimiento”). En este sentido, algunos han

tituible de algunas decisiones en esta esfera8.

realizado declaraciones en relación con la ma-

De tal suerte, no pocos autores9 exponen el concepto de

yoría de edad. Cuba declaró “los 18 años de

capacidad progresiva del menor en el ejercicio de sus derechos.

edad no constituyen la mayoría de edad para

Dicha línea de pensamiento encuentra punto de partida en el

todos los actos civiles en virtud de la legisla-

concepto de evolución de las facultades, contenido en el ar-

ción nacional vigente.”

tículo 5 de la Convención, -y en estrecha vinculación con los

5

No obstante, en sede civil, la legislación

artículos 3, 12 y 14 pondera el reconocimiento de autonomía y

cubana actual, determina la mayoría de edad

participación al menor; sin que ello, signifique un detrimento del

a tono con el artículo 1 de la Convención y

rol de los padres en la educación y formación de los hijos, por

reconoce a menores de edad entre 10 y 18

cuanto, no sería postura consecuente, desdeñar el “papel fun-

años, capacidad limitada de ejercicio . Sin em-

damental de la familia en la aportación de las nociones básicas

bargo, no precisa el precepto cuáles actos ju-

de socialización para la vida de los niños, niñas y adolescentes.”10

rídicos podrá ejercer per se el menor que ha

En esta premisa, considero loable la definición de la mi-

cumplido los diez años de edad; suscitándose

noría de edad como “el proceso durante el cual, la psicología

diversas interpretaciones en la practica jurídica

del niño evoluciona hacia una constante autodeterminación de

cubana, pues no todos los sujetos tienen las

la personalidad”11. A juicio de Cillero Bruñol, se advierte a la

mismas necesidades, ni son satisfechas estas

infancia como “una época de desarrollo efectivo y progresivo

del mismo modo. En este caso, “debe inter-

de la autonomía personal, social y jurídica”.12 Una etapa por la

pretarse el enunciado general del artículo 30

que atraviesa el niño en el devenir de su vida, incrementando

en sentido positivo, esto es, entender que tie-

de forma paulatina sus aptitudes. Ergo, la autora del presente

nen capacidad suficiente para realizar todos los

asume una visión contemporánea de la minoría de edad.13 En

actos que de un modo u otro contribuyan a

esta línea, la identifica con el proceso de desarrollo de la au-

6

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

19


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

tonomía del menor, en el cual, toda medida limitativa lo será,

sonalidad y capacidad, se vislumbra la noción

solo de su ejercicio conforme a su edad y grado de madurez.

de sujeto de derecho. En opinión de Espinosa Espinosa “sujeto de derecho es un centro de imputación de derechos y deberes, ads-

El menor como sujeto de derecho

D

esde el punto de vista técnico, fundamentar la noción

cribible, siempre en última instancia a la vida

del menor como sujeto de derecho supone una valora-

humana.”20 Enunciación a partir de la cual, se

ción de su posición jurídica en relaciones jurídicas tuteladas por

colige una equiparación de los conceptos su-

el Derecho civil –rama que se ocupa de la persona en sí misma

jeto de derecho y persona.

considerada, de la protección de sus atributos y cualidades– , y 14

dentro de ella, el Derecho de persona resulta epicentro.

Otro sector21 distingue la noción sujeto de derecho del término de persona. Es esta

Desde el siglo pasado descifrar la noción jurídica de per-

última la posición adoptada por la doctrina

sona se presenta como un problema fundamental del Dere-

patria al articular los aludidos conceptos.22

cho.15 La doctrina se muestra en concebir a la persona con la

Ergo, puede afirmarse la delimitación de la ca-

aptitud que puede adoptar la forma de natural o individual, y

tegoría de sujeto de derecho a partir de la

persona jurídica o colectiva. En esta línea, numerosos autores

consideración de la persona inmersa en una

coinciden en su definición y consecuentemente, se le reco-

relación jurídica determinada.

16

noce aptitud para participar en relaciones jurídicas a través de la personalidad y la capacidad.

En virtud de la dignidad, el menor es sujeto de derecho pues justamente a partir de

La personalidad constituye un atributo inherente al ser

la dignidad se configura el binomio persona-

humano en su condición de persona, derecho inalienable por

valor.23 Esta ordenación presupone la posición

su simple condición de tal. No se trata de un derecho sub-

de bienes jurídicos resultantes de la propia

jetivo, sino de una condición previa de todos los derechos y

existencia humana, por lo que cabría pensar,

deberes, adquirida por regla general por el hecho de nacer,

la condición de sujeto desde la aptitud gené-

conforme a la normativa que marca el inicio de la personalidad

rica para su titularidad. Desde tal perspectiva,

en cada ordenamiento jurídico. Así lo expone el Código Civil

el Ordenamiento Jurídico ofrece a la persona

Cubano, cuando establece: “la personalidad se adquiere con el

menor de edad la posibilidad para ser titular

nacimiento y se extingue con la muerte, no obstante, concede

de derechos y obligaciones. Por tanto, resul-

derechos al concebido en todos los extremos que le resulten

ta perfectamente posible su actuación en el

favorables, a condición de que nazca vivo”.

marco de relaciones jurídicas concretas, inde-

17

18

Con respecto a la capacidad, vale dilucidar su doble ma19

nifestación en capacidad de derecho, de goce o de adquisición

pendientemente que por razón de la edad, el ejercicio de su capacidad se vea limitado.

y la capacidad de obrar, de hecho, de ejercicio o de acción. A la primera, hace referencia el artículo 28.1 del Código Civil Cubano, elemento que no puede faltar en la persona, pues constituye atributo inherente a ella. En cambio, la capacidad de obrar, refiere la aptitud del sujeto para realizar per se actos jurídicos eficaces. En estrecha vinculación a las categorías jurídicas de per-

20

MARZO 2012

La identidad personal. Su impacto en los derechos del menor

N

o pocas veces se ha planteado la condición humana desde su esencia

propia e irrepetible, cuestión que visualiza la

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

identidad como categoría histórica concreta

dez Sessarego, quien define “(…) la identidad personal como

que puede ser comprendida desde distintas

el conjunto de atributos y características que permiten indivi-

aristas o esferas del conocimiento .

dualizar a la persona en la Sociedad. Es todo aquello que hace

24

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

El hombre, a través del tiempo, ha busca-

que cada cual sea uno mismo y no otro. Esta identidad se des-

do su identidad partiendo de lo filosófico has-

pliega en el tiempo. Es fluida y cambiante (…) en la identidad

ta llegar a lo jurídico. De allí, que el Derecho

de la persona se encuentra la específica verdad personal, que

no se encuentre al margen de este fenómeno

es la cognición de lo que realmente se es, así como también

de la realidad social, y por tanto, reconozca y

comprende una multiplicidad de elementos.”27

proteja su existencia.

De la definición abordada, se desprenden las fases que

El derecho de identidad encuentra sus

conforman la realidad unitaria de la identidad personal; una fase

primeras manifestaciones jurídicas en la sen-

estática, que abarca todos aquellos elementos que permiten la

tencia emitida por un juez romano, en la cual,

identificación objetiva del hombre en la sociedad, desde los signos

por primera vez se definía la existencia de

identificativos tradicionales como el nombre, la imagen, el estado

una situación jurídica subjetiva de poder no

civil, las huellas digitales, la ciudadanía, filiación hasta la información

considerada ni protegida por norma alguna

genética de cada individuo. Y otra dinámica, que alude al conjunto

en el ordenamiento jurídico positivo, hacien-

de factores espirituales que definen la personalidad de cada sujeto.

do referencia expresa a la identidad personal

Esta dimensión impacta notablemente a la noción del me-

como un nuevo interés del ser humano digno

nor como sujeto de derecho. Cabría preguntarse, ¿En virtud

de ser tutelado por el Derecho. No fue has-

de qué normativa jurídica, el derecho de identidad encuentra

ta 1985, fecha en que la Corte de Casación

respaldo constitucional en las legislaciones internas?

25

de Italia emite una sentencia contentiva de la

En el derecho positivo, internacional y nacional, se con-

más aproximada definición, sin llegar a confi-

sagran normas sobre el derecho a la identidad, en forma di-

gurarse un concepto acabado. Esta sentencia

recta o a través de la mención del derecho al nombre.28 Entre

deja sentado que la lesión a la identidad per-

ellas, se destacan: la Convención Americana sobre Derechos

sonal puede ser autónoma, no tiene por qué

Humanos, llamado Pacto de San José de Costa Rica el 22 de

estar necesariamente acompañada de una

noviembre de 1969, el Pacto Internacional de Derechos Civi-

específica ofensa a otro particular aspecto de

les y Políticos, de 16 de diciembre de 1966, y la Convención

la personalidad, como podría ser el caso del

Internacional sobre los Derechos del Niño del 20 de noviem-

honor o de la intimidad.

bre de 1989.

El derecho de identidad representa un

En este panorama normativo, algunas legislaciones moder-

derecho subjetivo autónomo e independien-

nas reconocen jerarquía constitucional a la Convención Inter-

te del conjunto de facultades que lo integran.

nacional sobre los Derechos del Niño; lo cual determina, por

Aunque históricamente se ha identificado con

un lado, la existencia de un nuevo marco constitucional que

el derecho al nombre, el primero no se cir-

obliga a adecuar las instituciones reguladas en el derecho inter-

cunscribe únicamente al mismo.

no a esos preceptos. Y por otro, “la preeminencia normativa

29

De los autores estudiosos de la proble-

del referido tratado, que es el techo axiológico que debe am-

mática, sobresale el jurista peruano Fernán-

parar las diversas manifestaciones del derecho de identidad.”30

26

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

21


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Este derecho atina amparo en los artículos 7 y 8 de la

paterna y a relaciones familiares), actualmen-

Convenciòn; preceptiva jurídica contentiva de el derecho a la

te reguladas de manera dispersa en varias

nacionalidad, al nombre, a las relaciones familiares, a ser ins-

legislaciones; tales como, la Constitución de

cripto inmediatamente después de su nacimiento, a conocer

la República, el Código Civil, el Código de Fa-

a sus padres y a ser cuidado por ellos. Así como a respetar el

milia y la Ley del Registro del Estado Civil y su

derecho del niño a preservar su identidad, incluidos la nacio-

Reglamento. Dispersión legislativa que obe-

nalidad, el nombre y las relaciones familiares de conformidad

dece a la época en que fueron promulgados

con la ley sin injerencias ilícitas.

los referidos textos normativos, precedentes

Aunque la referida normativa solo describe tres aspectos

a la aprobación por las Naciones Unidas de

de la identidad (nacionalidad, nombre y relaciones familiares),

la Convención de 1989. No obstante a ello,

otros preceptos de la Convención: el Artículo 2 (no discrimi-

vale abordar su sistemática desde los distintos

nación) y el Artículo 30 (derecho a tener su propia cultura,

componentes que determinan el derecho de

religión e idioma) consideran como ilegales la mayoría de las

identidad personal.

formas de modificación de la identidad del menor.

El derecho al nombre encuentra respaldo

En miras de lo abordado, se desprende la naturaleza jurí-

normativo en Cuba en el artículo 43 de la Ley

dica del derecho, objeto de estudio del presente. El derecho

No. 51. Ley del Registro del Estado Civil.33 Por

de identidad es un derecho personalísimo, inherente a la per-

su parte, el Código Civil cubano aunque no

sonalidad, fundado en la dignidad humana que resume el con-

dedica un capítulo específico relativo mismo,

junto de atributos y cualidades inherentes al ser humano. De

en el referido artículo 28.1 define la capacidad

ahí que el Ordenamiento Jurídico, atribuya a la persona aptitud

jurídica de toda persona en su condición de

para la protección y defensa de los derechos derivados de ta-

tal. En cuanto al derecho de adquirir y pre-

les. Es un derecho fundamental, de rango constitucional, en

servar la identidad y la ciudadanía: se enuncian

tanto comprende los derechos y libertades jurídicas institucio-

los artículos 28, 29 y 40 de la Constitución;

nalmente reconocidos y garantizados por el derecho positivo.

materializándose a través del procedimiento

31

32

La configuración jurídica del derecho de identidad, se

de inscripción de nacimiento.34

delimita a partir del conjunto de facultades del menor en su

El derecho a las relaciones familiares

condición de persona, relativas al nombre, filiación, y las rela-

y las responsabilidades de padres y madres

ciones de índole político, cultural, entre otras dimensiones de

con sus hijos, atina protección constitucio-

la personalidad; apreciándose con tal aseveración la evolución

nal35 en virtud del rol concedido a la familia

teórico – doctrinal y legislativa del derecho en estudio, que no

en la educación de sus hijos. Así, el Código

comprende únicamente el derecho al nombre, y amplía sus

de Familia (Artículos 82 al 88 y 96), el Có-

horizontes a una perspectiva integral de la persona humana.

digo de la Niñez y la Juventud y el Capítulo

En el ordenamiento jurídico cubano, el menor es suje-

IV de la Constitución de la República, refiere

to del derecho de identidad. Sin embargo, esta noción debe

las relaciones familiares y las responsabilida-

condensar las distintas facultades que determinan el derecho

des de los padres. En estrecha vinculación, el

subjetivo (derecho al nombre, a la nacionalidad, a ser inscripto

derecho del niño a no ser separado de sus

inmediatamente después de su nacimiento, a una doble figura

padres, excepto a reserva de revisión judicial,

22

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

se plasma –en el supuesto de divorcio entre

internacionales. Perspectiva que sitúa a la Convención Interna-

progenitores– a partir del otorgamiento de la

cional de los Derechos del Niño, techo axiológico del derecho

guarda y cuidado a cualquiera de los padres;

de identidad.

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

aunque vale señalar, la preferencia materna

El menor, en su condición de persona, es sujeto del dere-

conferida por legislación familiar cubana en la

cho de identidad. En esta noción resulta perfectamente posible

custodia de los hijos.

su participación en relaciones jurídicas concretas en las que se

36

Desde lo anterior, el Derecho Cubano

diriman conflictos relacionados con su nombre, nacionalidad, filia-

ha de pronunciarse con respecto al trata-

ción, relaciones familiares, y otras dimensiones de la personalidad.

miento sistémico del derecho de identidad, que logre una vinculación armónica de los

Bibliografía

componentes integrantes de las fases estática

Fuentes Doctrinales:

y dinámica de la identidad y su impacto en los

Aláes Corral, Benito, Minoría de edad y derechos fundamen-

derechos del menor.

tales, Tecnos, Madrid, 2003; Espinosa Espinosa, J., Derecho

Visualizar al menor sujeto del derecho

de las personas. Ed. Rodhas SAC., 5ta edición, Lima, 2006.

de identidad, significa reconocerle autonomía

Albaladejo, Manuel, Derecho civil. Introducción y parte general,

en el ejercicio de este derecho en el marco de situaciones jurídicas concretas emanadas de sus relaciones personales y familiares.

decimoquinta edición, Bosch, Barcelona, 2002. Cillero Bruñol, Miguel, Infancia, autonomía y derechos: una cuestión de principios en Minoridad y Familia. Revista Interdisciplinaria sobre la Problemática de la Niñez- Adoles-

A modo de conclusiones

E

l reconocimiento de la identidad perso-

cencia y el grupo familiar nº 10, Daniel Hugo D’ Antonio (director), Delta Editora, Paraná, 1999.

nal existe desde siempre, sin embargo

Delgado Vergara, Teresa, Vulnerabilidad y dependencia en la

su protección jurídica es de data reciente,

madurez de la vida: apuntes para la protección de las per-

toda vez, que en la doctrina tradicional, el

sonas de la tercera edad en Cuba en Revista Ius No. 26,

derecho de identidad se circunscribía prácti-

Año IV, Instituto de Ciencias Jurídicas de Puebla (ICJP),

camente al derecho al nombre en los marcos

septiembre-diciembre, 2010.

de los derechos de la personalidad. Los ade-

Díaz Alabart, Silvia (directora) et al., La protección jurídica de

lantos científicos y tecnológicos, importan a

las personas con discapacidad (Estudio de la Ley 41/2003,

este derecho un contenido diferente. Se trata

de Protección Patrimonial de las personas con discapaci-

de un derecho de la personalidad y un dere-

dad), Ibermutuamur, Madrid, 2004.

cho fundamental. La protección del derecho de identidad

Diez Picaso y Gullón, Sistema de Derecho Civil I, Tecnos, Volumen I, Octava edición, Madrid, 1992.

constituye uno de los principales principios

Famá, María Victoria y Herrera, Marisa, “Una sombra ya pronto

del nuevo marco constitucional que obliga a

serás. La participación del niño en los procesos de familia

adecuar las instituciones familiares reguladas

en la Argentina” en Kielmanovich, Jorge y Benavides, Die-

en el derecho interno a la normativa jurídica

go, (compiladores), Derecho Procesal de Familia, Editorial

protectora de la familia en las convenciones

Jurídica Continental, San José, Costa Rica, 2008.

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

23


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Fernández Bulté, Julio, Siete Milenios de Estado y de Derecho,

el marco de las relaciones paterno filiales:

Tomo I, editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2008.

encuentros y desencuentros entre res-

—Manual de Derecho Romano, Félix Varela, La Habana, 2004.

ponsabilidad parental y autonomía pro-

Fernández Sessarego, Derecho de las personas. Exposición de

gresiva” en VI Conferencia Internacional

motivos y comentarios al Libro Primero del Código Civil

de Derecho de Familia, La Habana, 2011.

Peruano. Librería Studium, Editores, Lima, 1986. —“Persona, personalidad, capacidad y sujeto de derecho. Un necesario deslinde conceptual en los umbrales de siglo XXI” en (versión digital), p. 2.

Linacero de la Fuente, María, Protección Jurídica del Menor, Editorial Montecorvo S.A., Madrid, 2001. Lloveras, Nora, y Faraoni, Fabián, La mayo-

—El derecho a la identidad personal, Astrea, Buenos Aires, 1992.

ría de edad argentina. Análisis de la Ley

Gil Domínguez, Andrés- famá María Victoria y Herrera, Ma-

26.579/2009, Nuevo enfoque jurídico,

risa, Derecho Constitucional de Familia, Buenos Aires,

Córdoba, Argentina, 2010, p. 83;

Ediar, 2006, pp. 520 y ss., Ley de Protección Integral de

Lloveras, Nora, Oviedo, María Natalia, Monjo,

Niñas, Niños y Adolescentes. Comentada, anotada, con-

Sebastián, Daños causados por el incum-

cordada, Buenos Aires, Ediar, 2007.

plimiento de la obligación alimentaria de

Hernández Valle, Rubén, La tutela de los derechos fundamentales, San José, Costa Rica, 1990. Herrera Marisa, Autonomía, capacidad y participación en el

los hijos menores de edad derivada de la responsabilidad parental, Abeledo Perrot No.9, Córdoba, septiembre del 2010.

ejercicio de derechos personalísimos de niños, niñas y

Lloveras, Nora, El Derecho de Familia y el

adolescentes a un lustro de la ley 26.061 en Los Desafíos

Derecho de Identidad en el MERCO-

del Derecho de Familia en el siglo XXI. Derechos Humanos.

SUR en Hacia una armonización del Dere-

Bioética. Relaciones Familiares. Problemáticas Infanto- Juve-

cho de familia en el MERCOSUR y países

niles. Homenaje a la Dra. Nelly Minyersky, Flah, Lily (di-

asociados. Cecilia P. Grosman (directo-

rectora)- Fodor, Sandra y Del Arbol, Mabel (coordinado-

ra), Marisa Herrera (coordinadora), Lexis

ras), Editorial Errepar, Buenos Aires, 2011.

Nexis, Argentina S.A, 2007.

Herrera, Marisa, “¿Algunos silenciados del Derecho de Familia?

Mesa Castillo, Olga, “Capacidad progresiva

Las parejas del mismo sexo y los adolescentes desde el

de las niñas, niños y adolescentes. Un

principio de autonomía y libertad”, en Taller pre- Congreso

reto para el Derecho”, en III Encuentro

de VI Conferencia Internacional de Derecho de Familia, La

Internacional sobre Protección Jurídica a los

Habana, 5 al 8 de abril de 2011.

Derechos del Menor, La Habana, 2009.

Hualde Sánchez, J.J., “La personalidad jurídica”, en Manual de

Minyersky, Nelly, “Capacidad progresiva de

Derecho Civil, coordinado por Puig Ferriol, L., et al, Mar-

los niños en el marco de la Convención

cial Pons, Madrid, 1997.

sobre los derechos del niño” en Cecilia

Jordano Fraga, Francisco, La capacidad general del menor en

P. Grosman (directora), en Hacia una ar-

La tutela de los derechos del menor, edición preparada y di-

monización del Derecho de Familia en el

rigida por José Manuel, González Porras, Córdoba, 1984.

Mercosur y países asociados, Lexis Nexis,

Krasnow, Adriana N., “La protección de la debilidad jurídica en

24

MARZO 2012

Buenos Aires, Argentina, 2007.

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Minyersky, Nelly y Herrera Marisa, “Autono-

penteriana” en Revista Ius No. 26, Año V, Instituto de Cien-

mía, capacidad y participación a la luz de

cias Jurídicas de Puebla (ICJP), septiembre-diciembre, 2010.

la ley 26.061” en Emilio García Méndez,

—“Acerca del ejercicio de la capacidad de las personas dis-

(compilador), Protección Integral de dere-

capacitadas. Una aproximación desde la realidad cubana”

chos de niños, niñas y adolescentes. Análi-

en Nuevos perfiles del Derecho de Familia, Pérez Gallardo,

sis de la ley 26.061, Editores del Puerto,

Leonardo B. y Kemelmejer de Carlucci, A. (compiladores),

Buenos Aires, Argentina, 2007.

Rubinzal - Culzoni, Buenos Aires, 2006.

Montejo Rivero, Jetzabel M., Persona, perso-

—“La capacidad jurídica y el ejercicio de la capacidad” en

nalidad, capacidad y derechos humanos

Revista de Tribunal Supremo Popular de la República de

de niños y niñas: Una mirada necesaria

Cuba Justicia y Derecho No. 16, año 9, junio de 2011.

y contemporánea, en Revista Da Ajuris

Villabella Armengol, Carlos M., “El iter de los derechos: de la

No. 123, Porto Alegre, Brasil, 2011.

universalidad a la particularización. Los derechos en situa-

—“Menor de edad y capacidad de ejercicio:

ción como clave constitucional para la protección de los

Reto del Derecho Familiar contemporá-

grupos vulnerables” en Revista Ius No. 26, junio-julio, 2010.

neo” (en edición).

Villagrasa Alcaide, Carlos, Reflexiones en torno a la aplica-

Parra Benítez, Jorge, Álvarez, Luz Elena, El

ción internacional de la Convención sobre los Derechos

Estado Civil y su Registro en Colombia,

del Niño desde el derecho de participación: las pautas

Comlibros, Medellín, 2008, p. 7.

marcadas en los Congresos Mundiales sobre Derechos

Rivero Hernández, Francisco, El interés del

de la Infancia y de la Adolescencia en Por los derechos de

menor, Dificultad para precisar que es “el

la infancia y de la adolescencia, Carlos Villagrasa Alcaide-

interés del menor”. Nuevos planteamien-

Isaac Ravetllat Ballesté (coordinadores), edit. Bosch S.A,

tos metodológicos, Editorial Dykinson

Barcelona, 2009.

2000, Madrid, p. 220. Rodríguez Corría, Reinerio, El ejercicio de la

Fuentes Legales

capacidad: una visión crítica de la legis-

Código Civil de la República de Cuba. Ley No. 59 de 16 de julio

lación civil en Jornada Internacional en

de 1987, en Gaceta Oficial Extraordinaria, No 9 de 1987.

conmemoración a los veinte años del

Código de Familia de la República de Cuba. Ley No. 1289 de

Código Civil Cubano, La Habana, 2007.

1975. Ministerio de Justicia. La Habana, 1999.

Valdés Díaz, Caridad del C., Fonseca, Maribel,

Constitución de la República de Cuba de 24 de febrero de

La capacidad progresiva del menor frente

1976, reformada en 1992 y en el 2002, Impresa en el

a la emigración internacional en VI Confe-

Combinado del Periódico Granma, La Habana, 2004.

rencia Internacional de Derecho de Familia,

Convención Internacional de los Derechos del Niño de 20 de

La Habana, 5 al 8 de abril de 2011. Valdés Díaz, Caridad del Carmen, “Capacidad, incapacidad y discapacidad en clave car-

www.tepantlato.com.mx

noviembre de 1989. Ley del Registro del Estado Civil de la República de Cuba, Ley 51 de 1985.

2012 MARZO

25


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

referencias 1 Julio Fernández Bulté, Manual de Derecho Romano, Félix Varela, La Habana, 2004, p.46. El autor establece las distintas etapas hasta la mayoría de edad, reconocidas en el Derecho Romano: infancia, impubertad y pubertad, con su propia repercusión en la capacidad de obrar. 2 Caridad del Carmen Valdés Díaz, La capacidad jurídica y el ejercicio de la capacidad en Revista de Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba Justicia y Derecho No. 16, año 9, junio de 2011, pp.12-43. 3 A los efectos de la Convención, la mayoría de edad se alcanza al cumplir el niño los 18 años “salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad”. No obstante, no debe interpretarse la preceptiva jurídica como cláusula de excepción general, por lo que los sistemas jurídicos deberán utilizar esa edad límite como una norma y una referencia para el establecimiento de cualquier otra edad particular para propósitos o actividades específicas. En Observación General sobre la protección del niño en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Comité de Derechos Humanos destaca que las “edades de protección “no deben ser “excesivamente bajas” y que, en ningún caso, un Estado Parte puede eximirse, en virtud del Pacto, de sus obligaciones con los niños menores de 18 años, aunque a los efectos de la legislación nacional hayan alcanzado la mayoría de edad. 4 Vid. Art. 24 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. 5 La legislación cubana no logra uniformidad en cuanto al establecimiento de edades para la realización de ciertos actos, por ello existen edades diferentes para laborar (17 años), para el voto pasivo (16 años), para el voto activo (18 años), para el servicio militar (16 años), para la imputabilidad penal (16 años), entre otros. 6 El artículo 30 del Código Civil Cubano reconoce posibilidades de actuación a los menores entre 10 y 18 años de edad; no obstante, ofrece una fórmula genérica al estipular: “tienen restringida su capacidad para realizar actos jurídicos, salvo para satisfacer sus necesidades normales de la vida diaria: a.) los menores de edad que han cumplidos diez años de nacidos, los que pueden disponer del estipendio que les han sido asignado y, cuando alcancen la edad laboral, de la retribución por su trabajo”. Vid. Código Civil de la República de Cuba, Ley Nº. 59/1987 de 16 de julio, Divulgación del MINJUS, La Habana, 1988, p.8. 7 Caridad del Carmen Valdés Díaz, ult. ob. cit., pp. 12- 43. 8 Caridad del Carmen Valdés Díaz, Maribel Fonseca, La capacidad progresiva del menor frente a la emigración internacional en VI Conferencia Internacional de Derecho de Familia, La Habana, 5 al 8 de abril de 2011. 9 El concepto de capacidad progresiva constituye manifestación de la capacidad restringida, cuya génesis podemos encontrarla en el Derecho Romano. No obstante, en la actualidad adquiere una nueva dimensión bajo la impronta del concepto de capacidad natural de la persona y de los principios de autonomía progresiva y evolución de las facultades. En doctrina Argentina, Vid. Nelly Minyersky, “Capacidad progresiva de los niños en el marco de la Convención sobre los derechos del niño” en Cecilia P. Grosman (directora), en Hacia una armonización del Derecho de Familia en el Mercosur y países asociados, Lexis Nexis, Buenos Aires, Argentina, 2007, p. 254; Nelly Minyersky, y Marisa Herrera, “Autonomía, capacidad y participación a la luz de la ley 26.061” en Emilio García Méndez, (compilador), Protección Integral de derechos de niños, niñas y adolescentes. Análisis de la ley 26.061, Editores del Puerto, Buenos Aires, Argentina, 2006; Marisa Herrera, Autonomía, capacidad y participación en el ejercicio de derechos personalísimos de niños, niñas y adolescentes a un lustro de la ley 26.061 en Los Desafíos del Derecho de Familia en el siglo XXI. Derechos Humanos. Bioética. Relaciones Familiares. Problemáticas Infanto- Juveniles. Homenaje a la Dra. Nelly Minyersky, Flah, Lily (directora)- Sandra Fodor, y Del Arbol, Mabel (coordinadoras), Editorial Errepar, Buenos Aires, 2011, pp. 693-720; Herrera, Marisa, “¿Algunos silenciados del Derecho de Familia? Las parejas del mismo sexo y los adolescentes desde el principio de autonomía y libertad”, en Taller pre- Congreso de VI Conferencia Internacional de Derecho de Familia, La Habana, 5 al 8 de abril de 2011; Adriana N. Krasnow, “La protección de la debilidad jurídica en el marco Marisa de las relaciones paterno filiales: encuentros y desencuentros entre responsabilidad parental y autonomía progresiva” en VI Conferencia Internacional de Derecho de Familia, La Habana, 2011, p.7; Gil Domínguez, Andrés- María Victoria famá y Marisa Herrera,, Derecho Constitucional de Familia, Buenos Aires, Ediar, 2006, pp. 520 y ss., Ley de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes. Comentada, anotada, concordada, Buenos Aires, Ediar, 2007, pp. 281-325; María Victoria famá y Marisa Herrera “Una sombra ya pronto serás. La participación del niño en los procesos de familia en la Argentina” en Kielmanovich, Jorge y Benavides, Diego, (compiladores), Derecho Procesal de Familia, Editorial Jurídica Continental, San José, Costa Rica, 2008; Nora Lloveras, y fabian Faraoni, La mayoría de edad argentina. Análisis

26

MARZO 2012

10

11 12

13 14

15

16

de la Ley 26.579/2009, Nuevo enfoque jurídico, Córdoba, Argentina, 2010, p. 83; Nora Lloveras, María Natalia Oviedo, Sebastián Monjo, Daños causados por el incumplimiento de la obligación alimentaria de los hijos menores de edad derivada de la responsabilidad parental, Abeledo Perrot No.9, Córdoba, septiembre del 2010, pp. 969-982. En doctrina española, Vid. Francisco Jordano Fraga, La capacidad general del menor en La tutela de los derechos del menor, edición preparada y dirigida por José Manuel, González Porras, Córdoba, 1984, pp. 243-277; Maria Linacero de la Fuente, Protección Jurídica del Menor, Editorial Montecorvo S.A., Madrid, 2001; Manuel Albaladejo, Derecho civil. Introducción y parte general, decimoquinta edición, Bosch, Barcelona, 2002, pp. 230-231; Benito Aláes Corral, Minoría de edad y derechos fundamentales, Tecnos, Madrid, 2003; María del Carmen Gete Alonso, María del Carmen, La edad en Manual de Derecho Civil I. Introducción y Derecho de la Persona, Luis Puig Ferriol, (coordinador), Editorial Jurídicas y Sociales, S.A, Madrid, 1997, pp.155-200; Francisco Rivero Hernández, El interés del menor, Dificultad para precisar que es “el interés del menor”. Nuevos planteamientos metodológicos, Editorial Dykinson 2000, Madrid, p. 220. En doctrina cubana, pueden citarse, Olga Mesa Castillo, “Capacidad progresiva de las niñas, niños y adolescentes. Un reto para el Derecho”, en III Encuentro Internacional sobre Protección Jurídica a los Derechos del Menor, La Habana, 2009; Reinerio Rodríguez Corría, El ejercicio de la capacidad: una visión crítica de la legislación civil en Jornada Internacional en conmemoración a los veinte años del Código Civil Cubano, La Habana, 2007, p 4; Teresa Delgado Vergara, Vulnerabilidad y dependencia en la madurez de la vida: apuntes para la protección de las personas de la tercera edad en Cuba en Revista Ius No. Año IV, Instituto de Ciencias Jurídicas de Puebla (ICJP), septiembre-diciembre, 2010, pp. 140-155; Caridad del Carmen Valdés Díaz, Maribel Fonseca, ob. cit., p. 3. Carlos Villagrasa Alcaide, Reflexiones en torno a la aplicación internacional de la Convención sobre los Derechos del Niño desde el derecho de participación: las pautas marcadas en los Congresos Mundiales sobre Derechos de la Infancia y de la Adolescencia en Carlos Villagrasa Alcaide- Isaac Ravetllat Ballesté (coordinadores), Por los derechos de la infancia y de la adolescencia, edit. Bosch S.A, Barcelona, 2009, pp.55-77. Benito Aláes Corral, Minoría de edad y derechos fundamentales, Tecnos, Madrid, 2003, p.60. Miguel Cillero Bruñol, Infancia, autonomía y derechos: una cuestión de principios en Minoridad y Familia. Revista Interdisciplinaria sobre la Problemática de la Niñez- Adolescencia y el grupo familiar nº 10, Daniel Hugo D’ Antonio (director), Delta Editora, Paraná, 1999, p. 24. Jetzabel M. Montejo Rivero, Persona, personalidad, capacidad y derechos humanos de niños y niñas: Una mirada necesaria y contemporánea, en Revista Da Ajuris, No. 123 Porto Alegre, Brasil, 2011. Caridad del Carmen Valdés Díaz, “Acerca del ejercicio de la capacidad de las personas discapacitadas. Una aproximación desde la realidad cubana” en Pérez Gallardo, Leonardo B. y Kemelmejer de Carlucci, A. (compiladores), Nuevos perfiles del Derecho de Familia Rubinzal - Culzoni, Buenos Aires, pp. 345-372. Así lo reconocía León Barandiarán, en 1962, al decir que “la calificación del ente humano sub species juris, es tema fundamental de la ciencia jurídica”. Afirmaba a este propósito que “es su tema central”. En este sentido, arguye la necesidad de recapacitar en él, e ir considerando y reconsiderando los complejos asuntos que se ofrecen dentro de la unidad del tema. Cfr., Carlos Fernández Sessarego, “Persona, personalidad, capacidad y sujeto de derecho. Un necesario deslinde conceptual en los umbrales de siglo XXI” en (versión digital), p. 2. Existe cierto consenso doctrinal en la definición de persona. En la doctrina española, por ejemplo, Diez Picazo y Gullón, consideran persona “todo ser humano es persona, es decir, naturaleza dotada de inteligencia y de voluntad libre”. A juicio de Albaladejo,

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

17 18

19

20 21

22 23

24

25

26

C

O

N

T

jurídicamente es persona todo ser a quien el Derecho acepta como miembro de la comunidad de la comunidad”. De forma similar, Valdecasas señala “ser a quien el Derecho reconoce la capacidad de ser sujeto de derechos y deberes”. Moreno Quesada, utiliza el término “para designar a quienes, según el Derecho, tienen aptitud para ser titulares de relaciones jurídicas”. En tal pensamiento, Hualde Sánchez expone “ser persona, es tener aptitud para ser sujeto de derechos o sujeto activo o pasivo de una relación jurídica, y añade ser persona es tener capacidad jurídica, o lo que es lo mismo tener personalidad”. Vid. Hualde Sánchez, J.J., “La personalidad jurídica”, en Manual de Derecho Civil, coordinado por Puig Ferriol, L., et al, Marcial Pons, Madrid, 1997, p. 109. No obstante, los Códigos Civiles matizan esta idea, afiliándose a distintas teorías que explican el surgimiento de la personalidad: teoría del nacimiento, de la concepción, ecléctica, de la viabilidad y la psicológica. Todo parece indicar que el legislador cubano se ha afiliado a la teoría ecléctica del surgimiento de la personalidad. Vid. artículos 24 y 25 del Código Civil Cubano. En este sentido, el Código Civil Cubano protege jurídicamente al concebido haciendo que queden en situación de pendencia los derechos o relaciones que le resulten favorables, hasta tanto éste llegue o no a ser persona con el nacimiento, otorgándose de esta forma eficacia posterior y retroactiva al nacimiento. Con respecto a la definición de la capacidad existen dos grandes grupos doctrinales. Para el primero hay dos capacidades perfectamente diferenciadas, la jurídica o la de derecho, que permite adquirir derechos y la de hecho o de obrar, que permite ejercitar aquellos por sí mismo; para otros, la capacidad es una sola, y como tal, posibilita disfrutar y ejercitar los derechos. Vid. Espinosa Espinosa, J., Derecho de las personas. Ed. Rodhas SAC., 5ta edición, Lima, 2006. En la actualidad, a diferencia del pasado inmediato, no se suelen confundir, por lo general, las nociones de “sujeto de derecho” y de “persona”. La tendencia actual apunta hacia la consideración no solo de la persona natural y jurídica como sujeto de derechos, –como tradicionalmente se advertía– sino además se incluyen “organización de personas no inscrita” y el “concebido”. Vid. Carlos Fernández Sessarego, Ibídem, p. 4. Agrega el autor peruano, la sistematización de la categoría jurídica del “sujeto de derecho” es, sin lugar a dudas, la contribución más importante que hace el codificador peruano a la legislación contemporánea. Vid. Carlos Fernández Sessarego, Derecho de las personas. Exposición de motivos y comentarios al Libro Primero del Código Civil Peruano. Librería Studium, Editores, Lima, 1986, p. 26. Al decir de Bulté “persona o sujeto de derecho es todo ser natural o ficticio a quien el ordenamiento jurídico otorga capacidad para ser sujeto de derechos y obligaciones.” Vid. Fernandez Bulté, ult. ob. cit, p. 378. Toda persona por el mero hecho de serlo, posee capacidad jurídica, en tal sentido, se entiende la misma, como un atributo o cualidad esencial reflejo de la dignidad de la persona. Vid. Diez Picaso y Gullón, Sistema de Derecho Civil, I, Tecnos, Volumen I, Octava edición, Madrid, 1992, p. 226. Aunque a los efectos de este trabajo, interesa su análisis desde el punto de vista jurídico, vale añadir algunas notas para su comprensión desde la dimensión filosófica que manifiesta una relación existente entre dos sujetos. Así, Ubieta Gómez la explicita como proceso de construcción simbólica de diferenciación-identificación que se realiza en un marco de referencia: territorio, sexo, edad, clase. Se trata de un proceso abierto y por tanto nunca definitivo ni acabado. Vid. Ubieta Gómez, Enrique: Ensayos de Identidad, 1993. p 11. Si bien en esta sentencia se esboza la primera definición conocida del derecho de identidad personal, existen algunos antecedentes jurisprudenciales en los que ya se venía delineando, aunque imprecisamente. A saber, una sentencia del 7 de diciembre de 1960 de la Corte Suprema de Italia que se refería a la falsa representación de los caracteres de la personalidad, al derecho a la verdad sobre las propias opiniones pero circunscribiéndolo al limitado ámbito de la intimidad. Otra sentencia, la pronunciada por el Corte de Apelaciones de Milán el 22 de mayo de 1964, hacía referencia al hecho de que la representación de la personalidad del individuo no puede ser falseada. Más adelante en el tiempo, el 13 de julio de 1971 la mencionada Corte Suprema ya distinguía en el individuo un derecho a ser reconocido en su peculiar realidad. Para profundizar en este particular Vid. Carlos Fernández Sessarego, Ob. cit., p. 54, 55 y 56. Vid. Carlos Fernández Sessarego, El derecho a la identidad personal, Astrea, Buenos Aires, 1992; Nora Lloveras, El Derecho de Familia y el Derecho de Identidad en el MERCOSUR en Hacia una armonización del derecho de familia en el MERCOSUR y países asociados. Cecilia P. Grosman (directora), Marisa Herrera (coordinadora), Lexis Nexis,

www.tepantlato.com.mx

E

27 28 29

30 31 32

33

34

35

36

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Argentina S.A, 2007, pp. 211-250; Nora Lloveras, y fabian Faraoni, La mayoría de edad argentina. Análisis de la Ley 26.579/2009, Nuevo enfoque jurídico, Córdoba, Argentina, 2010; Adriana N. Krasnow, “La protección de la debilidad jurídica en el marco de las relaciones paterno filiales: encuentros y desencuentros entre responsabilidad parental y autonomía progresiva”, ob. cit., p. 3; Marisa Herrera, “El derecho a la identidad en la adopción”, Editorial Universidad, Buenos Aires, 2008; Jorge Parra Benítez, y Luz Elena Álvarez, El Estado Civil y su Registro en Colombia, Comlibros, Medellín, 2008; Caridad del Carmen Valdés Díaz, Maribel Fonseca, ob. cit., p.5. Carlos Fernández Sessarego, ob. cit., p.12. Jorge Parra Benítez y Luz Elena Álvarez, ob. cit., p. 38. En Argentina, los derechos de los niños y adolescentes gozan de una jerarquía normativa primordial, de un resguardo jerarquizado, de acciones de protección superadoras, y las distintas soluciones que se adopten, en cuanto al derecho de identidad, deben observar el contenido, valores, principios y mandatos de la CDN. Art. 75 inc. 22 de la Constitución Nacional de Argentina. Vid. Nora Lloveras, El Derecho de Familia y el Derecho de Identidad en el MERCOSUR, ob. cit., pp. 211-250. Art. 75 inc. 22 de la Constitución Nacional de Argentina. Nora Lloveras, Ibidem, pp. 211-250. Jorge Parra Benítez, y Luz Elena Álvarez, ob. cit., p. 7. Vid. Rubén Hernández Valle, La tutela de los derechos fundamentales, San José, Costa Rica, 1990, p. 13. Cit post. Carlos M. Villabella Armengol, “El iter de los derechos: de la universalidad a la particularización. Los derechos en situación como clave constitucional para la protección de los grupos vulnerables” en Revista Ius No. 26, junio-julio, 2010. El derecho de identidad puede considerarse un derecho fundamental de acuerdo a la definición de tales como el ámbito de la realidad en el que el individuo puede hacer valer jurisdiccionalmente una prohibición de poder público y/o un permiso de hacer en los términos que establece un precepto constitucional. Señala el autor la noción de derechos fundamentales como elucubración de la doctrina constitucional de la segunda postguerra que tuvo su primera expresión en la constitución alemana de 1948, aunque es con posterioridad que la teoría y la práctica jurisprudencial de los Tribunales Constitucionales terminan de redondear sus presupuestos. El artículo 43 de la Ley No. 51. Ley del Registro del Estado Civil expresa que “los padres y personas interesadas escogerán libremente el nombre del menor, pero en todo caso deberá estar en correspondencia con el desarrollo educacional y cultural del pueblo y sus tradiciones, teniendo en cuenta el principio de igualdad de los hijos ante el acto de inscripción. El cambio, modificación o suspensión de nombres y apellidos se podrá hacer excepcionalmente una vez y, hasta dos veces, en el caso que el interesado sea mayor de edad, si la modificación anterior se hubiera efectuado estando bajo el régimen de la patria potestad.” Mediante la inscripción de nacimiento se concreta este derecho, se viabilizan los trámites en beneficio del recién nacido (a) y se garantiza la Inscripción de nacimiento del menor antes del egreso de la Institución de Salud en que nace. La Ley No. 51 establece los trámites relativos a la inscripción de nacimiento. Vid. Artículo 35 de la Constitución de la República de Cuba, que subraya: “El Estado reconoce en la familia la célula fundamental de la sociedad y le atribuye responsabilidades y funciones esenciales en la educación y formación de las nuevas generaciones.” Vid. Artículos 88 y 89 del Código de Familia cubano, cuya preceptiva jurídica resulta perfectible si se tiene en cuenta, un adecuado enfoque de género.

2012 MARZO

27


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Trayectoria Académica

Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad

Nacional Autónoma de México.

Nacional Autónoma de México. Máster en Derecho Penal auspiciado por la Universidad de Girona, España en colaboración con el Instituto de Formación Profesional de la PGJDF. Maestro en Ciencias Penales por el Instituto de Ciencias

Jurídicas de Estudios Superiores, hoy Universidad Tepantlato. Doctorando en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Actividades Académicas

Profesor de la asignatura “Conceptos Jurídicos Fundamentales”

en la Licenciatura de Administración en la Facultad de Contaduría

y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ponente en diversos Diplomados en Derecho Penal y Derecho

Procesal Penal en el Colegio de Jueces y Magistrados del Poder Judicial

de la Federación A.C.

Trayectoria Profesional

Miembro fundador del Despacho Jurídico Sandoval y Molina A.C., en donde se ha sido distinguido como abogado postulante en el ámbito penal. Subdelegado de Averiguaciones Previas en las Delegaciones Cuauhtémoc, Iztacalco y la entonces Miguel Hidalgo-Cuajimalpa de la propia

Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en ésta última

fungió como Fiscal de Homicidios y asuntos relevantes. Fiscal Desconcentrado en las Delegaciones de Iztacalco,

Cuauhtémoc y Coyoacán de la propia PGJDF. Servidor Público en la Procuraduría General de la República, en donde ocupó los cargos de Subdelegado de Procedimientos Penales Federales en los Reclusorios Norte, Sur y en la Zona Centro área de Detenidos de la Delegación en el Distrito Federal de esa Institución de Procuración de Justicia Federal. Actualmente se desempeña como Fiscal Desconcentrado de Investigación en la Delegación Gustavo A. Madero de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

28

MARZO 2012

Fiscal Desconcentrado de Investigación en la Delegación Gustavo A. Madero de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal

auspiciado por la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad

Mtro.

Reynaldo Sandoval Sánchez

Máster Internacional en Derecho Penal, Constitución y Derechos


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Principio de Oportunidad y Principio de Legalidad Procesal Mtro. Reynaldo SANDOVAL SÁNCHEZ

Principio de Oportunidad y Principio de Legalidad Procesal 30

MARZO 2012

S

U

M

A

R

I

O

1. INTRODUCCIÓN 2. PRINCIPIO DE LEGALIDAD; SU CONCEPTUALIZACIÓN 3. PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD; SU CONCEPTO 4.

DIFERENTES CLASES Y CRITERIOS DEL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD

5.

LA LEGISLACIÓN PROCESAL MEXICANA

6. CONCLUSIONES

1. Introducción

E

l cambio de sistema de enjuiciamiento penal, no solo en México, sino en toda Latinoamérica, ha provocado el estudio, análisis y comprensión de figuras jurídicas distantes al decadente sistema de justicia penal inquisitivo mixto. Efectivamente, el arribo del Sistema Acusatorio adversarial, de corte garantista y democrático, obliga a la revisión de figuras jurídicoprocesales que como el denominado Principio de Oportunidad constituyen un basamento a la efectividad en la aplicación del Ius puniendi. El Estado, como titular de esta facultad de sancionar a las personas que trastocan bienes jurídicos y atentan en contra de la paz y tranquilidad de la comunidad, requiere por necesidad, contar con reglas claras que le permitan eficientar principios rectores del nuevo Sistema de aplicación de la justicia penal, tales como, la Presunción de Inocencia, el Debido Proceso y otros, así como la preservación de derechos fundamentales de las personas, tanto en su carácter de víctimas como de imputados de hechos considerados por la Ley como delitos.

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

Tales reglas, por supuesto, se erigen como excepción al deber impuesto al Representante del Estado para indagar, perseguir y sancionar todo hecho considerado como criminal. Precisamente, esa obligación del ente público de ofrecer a su sociedad la seguridad de investigar los hechos catalogados como delictivos, ha de considerarse la regla o principio general a seguirse a favor de los gobernados, sin embargo, en franca congruencia a los principios de intervención mínima del Derecho punitivo y de última ratio esperado del sistema de justicia penal, el principio de legalidad procesal, cede espacios a la ponderación de los comportamientos delictivos a una serie de opciones de conductas que si bien deben considerarse ilícitas, también su alcance y condiciones no implican una grave afectación al bien común y más bien revelan un conflicto entre partes cuya solución es viable y distante del interés colectivo. Este cambio de paradigma en el modelo de enjuiciamiento penal, que a decir del autor Oscar Peña Gonzáles “implica ver al delito como un conflicto de intereses”, propone también solucionar al mismo, mediante uno de los mecanismos alternativos para la solución del conflicto penal, a saber, la aplicación del Principio de Oportunidad, es decir, “prescindir de la persecución penal, en presencia de la noticia de un hecho punible o inclusive, de la prueba más o menos completa de su perpetración, formal o informalmente, temporal o indefinidamente, condicional o incondicionalmente”.1 Así, ahora es dable afirmar con Benavente Chorres, Hesbert2 que: “…la tendencia actual en el derecho Comparado es el de reconocer, a través de la tesis del conflicto, que

en el proceso penal –como en todo proceso judicial- se discuten pretensiones, dado que, el delito –como todo fenómeno jurídicoconlleva que cada uno de los involucrados presenten intereses o aspiraciones, los cuales llevan al proceso penal esperando que el órgano jurisdiccional emita una respuesta.” Precisamente esta tendencia a que se alude en el párrafo precedente, implica, necesariamente la transformación no solo jurídica del sistema de aplicación del ius puniendi, sino además, la transformación de la cultura inquisitiva basada eminentemente en una mentalidad formalista y burocrática, conservadora y muy poco creativa, obstáculo a la capacidad creadora del hombre en la solución de sus conflictos.3

1 Maier, Julio B.J. citado por Peña Gonzàles, Oscar, en “Técnicas de Litigación Oral”, Flores Editor y Distribuidor, México, 2010. 2 Benavente Chorres, Hesbert. Estrategias para el desahogo de la prueba en el juicio oral. 1a. edición. Flores Editor y Distribuidor, México, 2010.

www.tepantlato.com.mx

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

2. Principio de legalidad, su conceptualización

E

l autor Argentino Guariglia4 afirma sobre este tenor que “ El hecho de que la persecución penal pertenezca exclusivamente al estado por imperio del interés público en la realización del derecho penal, ha derivado en que la promoción de la acción penal constituya un imperativo para el encargado de esta tarea (el Ministerio Púbico). “Este deber del Ministerio Público de promover la acción penal ante la comisión de un delito y que implica, a su vez, la prohibición de suspenderla una vez iniciada, es conocido como Principio de legalidad, el cual excluye toda discrecionalidad por parte de los órganos encargados de la persecución penal; estos órganos, deben, entonces, cumplir a rajatabla con el deber impuesto en procura 3 Duce J. Mauricio y Riego R. Cristian. Proceso Penal. 1a. edición. Edit. Jurídica de las Américas. México, 2009. 4 Guariglia, Fabricio O., en “Facultades discrecionales del Ministerio Público e Investigación Preparatoria: el Principio de Oportunidad”, en El Ministerio Público en el Proceso penal, 1ª. Edición, Compilación de Dr. Julio B. J. Maier y otros, Buenos Aires, Argentina, 1993.

2012 MARZO

31


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

de una decisión judicial que solucione el caso planteado. “En la práctica, el principio de legalidad se enfrenta a un obstáculo aparentemente insalvable: la imposibilidad fáctica de investigar y perseguir todos los casos que ingresan en el sistema. Este obstáculo obliga a la implementación de mecanismos de selección que permiten el funcionamiento del sistema, al menos en forma aparente”. Con la afirmación transcrita, queda de manifiesto que el principio de legalidad lleva al extremo, el deber del Estado de actuar, es decir, de promover la acción penal (acción pública), de modo tal, incluso, que le es prohibido al Representante encargado de indagar el hecho considerado como delictivo, suspender la promoción de tal acción, en aras de procurar la decisión judicial a favor de las víctimas del comportamiento delictivo, sin embargo, tal postura en la vida práctica mexicana, se llega con este mandato a excesos que en nada se beneficia a la parte ofendida por aquel. Esta circunstancia, ha conducido a realidades inesperadas que agobian al sistema de procuración y administración de justicia que a pesar de un esfuerzo sistémico e institucional de buscar acorde a la Ley penal, el ejercicio del ius puniendi, su aplicación en el sistema inquisitivo mixto actual solo ha fomentado inercias en el ámbito de la ejecución de sanciones que en nada abona a las víctimas y menos aún auxilian al bien común. Empero, la prohibición de suspender la acción penal a cargo de la Institución ministerial, subsiste de modo atávico que pone en duda su eficiencia, la cual ahora mediante la implementación del nuevo sistema de justicia penal, es decir el Acusatorio de corte adversarial y garantista, deberá superar, mediante la implementación de la permisión de mecanismos alternos a la solución de conflictos, entre

32

MARZO 2012

los cuales se ubica, el denominado principio de oportunidad. El maestro Ciro Betancourt Garcia, afirma que “El principio de legalidad plasmado en nuestra Constitución en su artículo 14º y 16º en material penal se refiere a que el Estado debe de perseguir y sancionar un hecho punible, aplicando una ley previamente establecida, siendo en la primera fase la encomendada al Ministerio Público, y en la segunda, a los órganos jurisdiccionales”5 y el advenimiento del principio de oportunidad constituye una excepción al principio de legalidad anotado en tales dispositivos Constitucionales.

3. Principio de Oportunidad, su concepto

E

l nuevo Sistema Procesal penal en su etapa de investigación, reconoce como uno de sus principios rectores, el de la obligatoriedad de la persecución penal o Principio de legalidad procesal como regla general. Esta regla general identificada con el principio de legalidad procesal o de obligatoriedad de ejercicio de la acción penal ha de ser entendida como la obligación de los órganos estatales de persecución penal (principalmente el Ministerio Público y la policía) de llevar adelante la investigación de todos los hechos que revistan caracteres de delito hasta las últimas consecuencias, sin poder suspender, revocar o terminar anticipadamente la persecución penal.6 En contraposición a esta afirmación elevada a regla general, se encuentra el Principio de Oportunidad o discrecionalidad, la cual puede ser entendida como la facultad que disponen 5 Betancourt García, Ciro. “El Principio de Oportunidad en el Sistema penal Acusatorio”, en Revista Tepantlato, núm. 23, Junio-Julio 2011, 3a. época, México.pp.35-40. 6 Duce J. Mauricio y Riego R., Cristian, op. cit. p. 179 y ss.

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

los órganos encargados de promover la persecución penal para no iniciar, suspender o poner término anticipado a la misma.7 Tal y como ya se mencionó, el principio de legalidad se enfrenta a un obstáculo aparentemente insalvable: la imposibilidad fáctica de investigar y perseguir todos los casos que ingresan en el sistema. Este obstáculo obliga a la implementación de mecanismos de selección que permiten el funcionamiento del sistema, al menos en forma aparente. Cuando dichos mecanismos revisten carácter formal y operan en virtud de facultades expresa o tácitamente otorgadas al órgano encargado de la persecuón penal, entonces nos hallamos frente al principio de oportunidad. “La tarea de formalización de estos mecanismos supone –en la apreciación de Zipfun doble cometido: ‘canalizar jurídicamente la selección y excluir una selección irregular y deformante’.”8 El principio de oportunidad permite, entonces, racionalizar la selectividad intrínseca del sistema penal, dejando fuera de éste, aquellos hechos en donde aparezca como innecesaria la aplicación del poder punitivo del Estado; con ello, contribuye significativamente a la eficiencia real del sistema, al posibilitar mediante la exclusión de los hechos de menor entidad, el adecuado tratamiento de aquellos casos que indudablemente requieren la efectiva intervención de la justicia penal. Queda claro pues, que la adopción del principio de oportunidad constituye el úni-

co medio idóneo para permitir no sólo un adecuado funcionamiento del sistema de enjuiciamiento penal en términos de eficiencia, sino también para evitar que la selectividad inherente a él derive en una aplicación irracional y desigual de la ley penal. Así, se afirma con Horvitz Lennon que “…en determinados casos debe renunciarse a la persecución penal y a la imposición de la pena cuando no existan razones preventivas, ya sean generales o especiales.”9 Una idea genérica de este principio de oportunidad, desde luego permite oscilar entre las ideas que apuntan en el sentido de incluirle al mismo la facultad del ministerio público para no iniciar o hacer cesar la persecución penal de un delito, ya sea incondicionalmente o sujeto a ciertas prestaciones, hasta la negociación sobre los cargos y la pena solicitada a cambio de la aceptación de los hechos o la culpabilidad del acusado. No obstante lo anterior, cabe mencionar que un concepto más restringido anotado por la autora citada en último lugar, es el de considerar al principio de oportunidad como aquel que abarca las modalidades de renuncia tout court a la persecución penal (principio de oportunidad stricto sensu) y las denominadas salidas alternativas del proceso penal, esto es, soluciones al conflicto que importan, en general, una menor afección en los derechos del sujeto que las que importarían la aplicación de la reacción punitiva prevista en la ley penal y que implican la satisfacción de otros intereses que los meramente punitivos. Por su parte, el autor Jorge E. Vazquez Rossi afirma que dentro de nuestra tradición jurídica, la doctrina ha sido unánime en señalar que, tal cual se encuentra normativamente configurado, el ejercicio de la acción

7 Orielson Leon Parada, Victor, afirma que “…en todos los sistemas acusatorios modernos se tiene implantado e implementado el Principio de la Oportunidad, elemento éste que permite a las autoridades disponer las mejores políticas en materia criminal a efecto de controlar las tendencias punitivas que se desarrollen en un momento.” (El ABC del Nuevo Sistema Acusatorio Penal. El Juicio Oral. Ecoe Ediciones, Bogotá, Colombia, 2008). 8 Guariglia, Fabricio O., op. cit

www.tepantlato.com.mx

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

9 Horvitz, María Inés, López, Julián. Derecho Procesal Penal Chileno, T. I, Principios, Sujetos Procesales, Medidas Cautelares, Etapa de Investigación, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 2002.

2012 MARZO

33


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

pública presenta las características de publicidad y/u oficialidad, de obligatoriedad e irretractabilidad, lo que significa que el órgano estatal específico predispuesto institucionalmente para la persecución penal debe actuar, sin necesidad de estímulo extraño, toda vez que llega a su conocimiento un hecho con apariencia de delito, llevando adelante y/o impulsando los procedimientos.10 Podemos encontrar el caso típico de discrecionalidad amplia en el sistema norteamericano, en la cual el fiscal, elegido popularmente y con plena independencia de los otros poderes, por completo diferenciado del órgano de juzgamiento, selecciona tanto los casos como el contenido de la acusación y la estrategia de su demanda. En este particular sistema anglosajón la figura del fiscal de distrito aparece como preponderante en la aplicación de los diferentes códigos penales, ya que se encuentra investido de la facultad de llevar adelante o desechar los cargos, convirtiéndose en el protagonista fundamental del proceso acusatorio. En otros ordenamientos, como en el alemán, aparece la discrecionalidad persecutoria limitada, es decir, como excepción a la regla de la obligatoriedad persecutoria. Aquí, ante la apariencia delictiva, el fiscal debe necesariamente intervenir, salvo disposiciones legales al respecto que, en general, contemplan supuestos relativos a la poca entidad del hecho.

4. Diferentes clases y criterios del Principio de Oportunidad

C

omo ya se introdujo, podemos hablar de dos modelos de discrecionalidad u oportunidad en el Derecho comparado11, a saber:

10 Vázquez Rossi, Jorge E. Derecho Procesal Penal. Tomo I, Conceptos Generales, Rubinzal Culzoni Editores, Buenos Aires, Argentina. 11 Duce J. Mauricio y Riego R. Cristian.

34

MARZO 2012

En el derecho comparado occidental contemporáneo, por una parte se atiende a la discrecionalidad absoluta, ésta se caracteriza por entregarles a los organismos encargados de promover la persecución penal la facultad plena para decidir llevar adelante o no la misma. A diferencia de lo anterior, tenemos el modelo en que la discrecionalidad se encuentra reglada o también conocido como principio de oportunidad restringida, en el cual la facultad de selección de casos que habrán de determinarse en los cuales se llevará adelante la persecución penal, constituye per se una excepción al principio de legalidad. En este último caso, cabe distinguir que los criterios prevalentes a fin de aplicar o no la persecución penal, podrían condensarse bajo los supuestos siguientes: Criterio aplicado por atender tema de Descriminalización. Aquí, se intenta, por medio del uso de la oportunidad, despenalizar conductas delictivas en casos en que otras formas de reacción son capaces de producir mejores resultados que el sistema penal o donde la intervención de éste resulta innecesaria. Aplicación de criterios por eficiencia. Con motivo de este criterio se le entregan facultades a los fiscales, en los distintos modelos comparados, para no llevar adelante persecuciones penales con el objeto de descongestionar al sistema y permitir que se focalice en aras en donde su actuación resulta indispensable. Aplicación de criterios que priorizan intereses. La idea central que permea con este criterio, sería en todo caso, el poner término a la persecución penal en situaciones en las que el sistema ha encontrado una solución más óptima para el caso, la que consiste en un nivel mayor de satisfacción de los intereses, ya sea de la víctima o de la sociedad.

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

n la República mexicana, acorde al sistema constitucional implementado a propósito de la Gran Reforma del año 2008, las entidades federativas en las cuales el nuevo sistema de enjuiciamiento penal se encuentra ya en funcionamiento, han optado por el modelo de oportunidad restringida, como se advierte de su simple análisis al articulado de los Códigos procesales en los estados de Chihuahua, Estado de México, Morelos, entre otros. Así y tan solo por citar dos textos procesales observamos en la ley procesal de Chihuahua en los dispositivos del 83 al 86 se describe claramente los criterios en los cuales se sustenta la excepción al principio de legalidad para prescindir total o parcialmente de la persecución penal, especificando cuando:

I.

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

siderablemente más leves que aquellos cuya

5. La legislación procesal mexicana

E

O

persecución facilita o cuya continuación evita; III.

El imputado haya sufrido, a consecuencia del hecho, daño físico o psicológico grave que torne desproporcionada la aplicación de una pena;

IV. La pena o medida de seguridad que pueda imponerse por el hecho de cuya persecución se prescinde, carezca de importancia en consideración a la pena o medida de seguridad ya impuesta, o a la que se debe esperar por los restantes hechos, o la que se le impuso o se le impondría en un proceso tramitado en otro fuero.

Se trate de un hecho socialmente insignificante o de mínima o exigua culpabilidad del imputado, salvo que afecte gravemente un interés

El agente del Ministerio Público deberá aplicar los criterios de oportunidad y otras facultades discrecionales sobre la base de razones objetivas y sin discriminación, valorando las pautas descritas en cada caso individual, según los criterios generales que al efecto se hayan dispuesto por la Fiscalía General del Estado. En los casos en que se verifique un daño, este deberá ser previamente reparado en forma razonable.

público o lo haya cometido un servidor público en el ejercicio de su cargo o con motivo de él. No podrá aplicarse el principio de oportunidad en los casos de delitos contra la libertad y seguridad sexuales o de violencia familiar, por afectar gravemente el interés público. 11. Se trate de la actividad de organizaciones

La legislación procesal penal del Estado de México, por su parte establece en su dispositivo 110 la regla general de aplicabilidad del principio de legalidad y el sustento de los criterios de Oportunidad que ha de seguir la representación Social:

criminales, de delitos que afecten seriamente bienes jurídicos fundamentales o de investigación compleja, y el imputado colabore eficazmente con la misma, brinde información esencial para evitar que continúe el delito o se perpetren otros, ayude a esclarecer el hecho investigado u otros conexos o proporcione información útil para probar la

El ministerio público deberá ejercer la acción penal en todos los casos en que sea procedente. No obstante lo anterior, el ministerio público podrá prescindir total o parcialmente de la persecución penal, que se limite a alguno o varios hechos delictuosos o a alguna de las personas que participaron en el mismo, cuando:

participación de otros imputados que tengan funciones de dirección o administración dentro de las organizaciones criminales, y siempre que los hechos que motivan la acción

I.

Cuando se trate de un hecho que por su insignificancia, por lo exiguo de la contribución del partícipe por su mínima

penal de la cual se prescinda, resulten con-

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

35


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

culpabilidad, no afecte el interés público, salvo que haya sido cometido por un servidor público estatal o municipal en ejercicio de sus funciones; II. Cuando el imputado haya realizado una conducta cuando estaba a su alcance para impedir la ejecución del hecho delictuoso o haya contribuido decisivamente al esclarecimiento de la participación de otros imputados en el mismo hecho o en otro más grave; III. Cuando el imputado haya sufrido, como consecuencia directa del hecho, un daño físico o psíquico, grave o irreparable que le incapacite para el ejercicio de sus ocupaciones ordinarias o cuando tratándose de un delito culposo haya sufrido un daño de carácter moral de difícil superación; IV. Cuando la pena que corresponda por el delito de cuya persecución se prescinda, carezca de importancia en consideración a la pena ya impuesta, a la que corresponde por los restantes hechos o calificaciones o a la que se le impondría en un procedimiento tramitado en el extranjero; V. Cuando el inculpado sea entregado en extradición por la misma conducta o por diversa, en el caso de que la sanción impuesta por el requirente reste trascendencia a la que se le pudiese imponer; VI. Cuando la realización del procedimiento implique riesgo o amenazas graves a la seguridad exterior del Estado; VII. Cuando exista colaboración del inculpado para evitar la consumación de delitos graves o lograr la desarticulación de organizaciones criminales; VIII. Cuando el inculpado haya sufrido, por su conducta culposa, daño grave que haga desproporcionada o inhumana la aplicación de la sanción; IX. Cuando el delito no siendo grave, afecte

36

MARZO 2012

un bien jurídico individual y se haya reparado el daño causado, determinándose objetivamente la ausencia de interés público en la persecución; X. Cuando el reproche de culpabilidad hacia la conducta sea de tan secundaria consideración que haga a la sanción penal una respuesta desproporcionada; XI. Cuando la persecución penal de un delito que comprende problemas sociales más significativos, siempre y cuando exista y se produzca una solución alternativa, adecuada a los intereses de las víctimas y la sociedad; XII. Cuando se emplee cualquier mecanismo alternativo para la solución del conflicto, previsto en el presente ordenamiento; XIII. Cuando el imputado se encuentre afectado por una enfermedad incurable, en estado terminal, según dictamen pericial, o tenga más de 70 años y no exista mayor daño al interés social. El Ministerio Público deberá aplicar los criterios de oportunidad sobre la base de razones objetivas y sin discriminación, valorando cada caso en lo individual, según los criterios generales que al efecto se hayan dispuesto por la Procuraduría General de Justicia del Estado. En los casos en que se verifique daño, éste deberá: a) Haber sido reparado; b) Que sobre el mismo se han acordado en los términos de su reparación; c) Que se ha otorgado garantía suficiente para repararlo; o d) Que se ha realizado su pago conforme a dictamen pericial. Así, de la lectura de estos contenidos legales hemos de señalar que el principio de

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

oportunidad restringida permea en el legislador nacional, cuya tendencia se alinea claramente al ímpetu que prevalece en la reforma Constitucional de 2008, en ese afán garantista y democrático, pero que pretende conjuntar también reglas claras en la persecución penal con criterios de oportunidad para abandonar prácticas añejas de autoritarismo cuando la representación Social ejercía el denominado monopolio del ejercicio de la acción penal.

Bibliografía

6. Conclusiones

O

bservar al delito como un conflicto de intereses, en el nuevo sistema de enjuiciamiento penal en este país, implica por necesidad la búsqueda de alternativas a lograr la efectividad de los principios de intervención mínima y última ratio del Derecho Penal en tanto los intereses afectados, solo incluyan aspectos que no trastoquen al bien colectivo y mucho menos a la paz y orden sociales. Facilitar que el Representante del Estado encargado de la acción penal pública, implemente políticas públicas en el ejercicio del ius puniendi bajo reglas claras y controles rígidos, redundará desde luego en la despresurización de un sistema penal anquilosado, corrupto y que por supuesto no procura Justicia al gobernado, constituye desde luego un nuevo paradigma para las Instituciones estatales pero sobre todo para las víctimas y para los imputados involucrados en el drama penal. La búsqueda de criterios de oportunidad que logren la solución de conflictos ocupando en última instancia el ius puniendi, siempre será un loable esfuerzo a favor de la justicia en México.

www.tepantlato.com.mx

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Benavente Chorres, Hesbert. Estrategias para el desahogo de la prueba en el juicio oral. 1a. edición. Flores Editor y Distribuidor, México, 2010. Betancourt García, Ciro. “El Principio de Oportunidad en el Sistema penal Acusatorio”, en Revista Tepantlato, núm. 23, Junio-Julio 2011, 3a. época, México. Duce J. Mauricio y Riego R. Cristian. Proceso Penal. 1a. edición. Edit. Jurídica de las Américas. México, 2009. Guariglia, Fabricio O., en “Facultades discrecionales del Ministerio Público e Investigación Preparatoria: el Principio de Oportunidad”, en El Ministerio Público en el Proceso penal, 1ª. Edición, Compilación de Dr. Julio B. J. Maier y otros, Buenos Aires,Argentina, 1993. Horvitz, María Inés y López, Julián. Derecho Procesal Penal Chileno, T. I, Principios, Sujetos Procesales, Medidas Cautelares, Etapa de Investigación, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 2002. Orielson Leon Parada, Victor. El ABC del Nuevo Sistema Acusatorio Penal. El Juicio Oral. Ecoe Ediciones, Bogotá, Colombia, 2008. Peña Gonzales, Oscar. Técnicas de Litigación Oral, Flores Editor y Distribuidor, México, 2010. Vazquez Rossi, Jorge E. Derecho Procesal Penal. Tomo I, Conceptos Generales, Rubinzal Culzoni Editores, Buenos Aires,Argentina.

2012 MARZO

37


C

O

38

N

T

E

N

MARZO 2012

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

Dr. José Guadalupe Álvarez Almanza Juez Cuadragésimo Quinto de Paz en Materia Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal

C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

TRAYECTORIA ACADÉMICA

Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Maestro en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Doctor en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.

ACTIVIDADES ACADÉMICAS

Ciclo de actualización jurídica en materia penal “Günter Jakobs” impartido por Günter Jakobs.

Jornada Internacional de Derecho Penal: problemas capitales

del moderno derecho penal a principios del siglo XXI,

Expositores: Claus Roxin, Günter Jakobs, Eb. Struensee,

B. Shünemann, E. Gimbernat.

Coloquio Internacional en problemas actuales de la justicia penal en México en el Instituto de Formación Profesional.

Curso de capacitación para instructores en el Instituto de Formación Profesional (2000, 2008).  

Es catedrático en la Universidad Tepantlato.

TRAYECTORIA LABORAL

Jefe de Oficina en la Subdirección de lo contencioso, Departamento penal ISSSTE.

Jefe de Sección en la Subdirección de lo contencioso, Departamento penal ISSSTE.

Oficial Secretario del Ministerio Público Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Agente “C” del Ministerio Público, Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Agente Supervisor del Ministerio Público por oposición de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Actualmente se encuentra Comisionado en el Instituto

de Formación Profesional de la Procuraduría General

de Justicia del Distrito Federal.

OTROS DATOS

Reconocimiento oficial por desempeño sobresaliente en averiguaciones previas, procesos penales y asuntos del mayor significado social y profesional PGJDF

Es autor del libro intitulado “Nociones elementales de Derecho Penal Mexicano (Teoría del delito)” editado por Ediciones INCIJA.

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

39


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

El Contenido de la Etapa de Investigación ante el

Ministerio Público

S

U

M

A

R

I

I.

COMENTARIOS INICIALES

II.

ASPECTOS CONSTITUCIONALES DE LA FASE DE INVESTIGACIÓN

O

II. GENERALIDADES DEL PROCESO ACUSATORIO ADVERSARIAL IV. GENERALIDADES DEL CÓDIGO PROCESAL V.

ETAPAS DE INVESTIGACIÓN

VI. REFLEXIONES FUENTES DE CONSULTA

Dr. José Guadalupe ÁLVAREZ ALMANZA I. COMENTARIOS INICIALES

Al momento estoy convencido de que la única manera de lograr seguridad, es cumplir con la ley, los ciudadanos y la autoridad

E

stamos a la fecha inmersos dentro de un complejo cambio jurídico en las instituciones procesales en este país, muchos saben

que se están realizando cambios importantes

El Contenido de la Etapa de Investigación ante el

Ministerio Público 40

MARZO 2012

en la materia adjetiva penal, pocos son los que conocen sus alcances, y casi nadie conoce de manera precisa y concreta la verdad “absoluta” sobre el tema, lo inquietante es que aún en los lugares donde ya se está operando, algunos de los directamente involucrados no se atreven a decir cómo son y deben ser las solemnidades y formalidades correctas. En este tenor, también es para reflexionar el hecho de que consideramos, existe un caos o confusión respecto a la transmisión de conocimientos sobre este tópico, estamos corriendo el riesgo, que docentes, académicos, o, incluso algunos operadores, con la mejor


revista@tepantlato.com.mx

C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

de las voluntades, consideren que lo que están

instituciones, en aquellos asuntos complejos,

enseñando es lo correcto o adecuado sobre

complicados, de impacto social.

el tema, y sin embargo, lo que se está ocasio-

Ante ello, consideramos que no se pue-

nado, es que de acuerdo al instructor, de su

de correr, sino se sabe caminar, por ello, sería

formación, del Estado, de su interpretación, y

menester regresar de ese viaje a los juicios

de la normatividad, estén tocando varios pun-

orales e iniciar en la fase de investigación, lo

tos de vista, criterios, interpretaciones o ver-

que debe implicar, un estudio pormenorizado

tientes. En ocasiones, ante los cuestionamien-

sobre tal etapa, y solo si una persona fue cer-

tos que se formulan, no son pocos, los que

tificada, preparada, capacitada o actualizada

tengo la idea, quizás equivocada, que en vez

en esta fase, poder avanzar.

de explicar, argumentar y convencer, imponen

Por ello, es que cuando tenemos el gusto

y establecen lo que según ellos es y debe ser.

de tocar el tema denominado “El contenido de

Una cuestión que también es digna de

la etapa de investigación ante el Ministerio Pú-

no soslayar, es que, salvo error de apreciación,

blico”, desde luego, que no podemos más que

la mayoría, estamos inmersos en la prepara-

aplaudir el hecho de que se retome, lo lamenta-

ción, capacitación y estudio del “juicio oral”,

ble, y puedo estar equivocado, es que tal tema,

al grado que existen ya maestrías sobre este

pareciere no ser atractivo, no llamar la atención.

tópico, en fin, pareciere que no existe curso,

En fin, empecemos con algunas ideas,

taller, plática, conferencia, donde todo gire

que esperemos, nos muevan a la inquietud, al

sobre este tema, sin embargo, sin restarle la

análisis y poder de esta manera “ir colocando

importancia y trascendencia que tiene, no

las cosas en su lugar”.

Í

D

I

C

O

deja de ser parte del proceso acusatorio adversarial que incluye la fase de investigación y la fase intermedia. Pocos, muy pocos han reparado en que para que este nuevo modelo de justicia penal funcione y no colapse, se requiere dar una

II. ASPECTOS CONSTITUCIONALES DE LA FASE DE INVESTIGACIÓN

U

n tema que esta agotadísimo, es el hecho de rememorar la fecha de publica-

prioridad trascendente a los medios alternos

ción de las reformas que dieron un vuelco a la

de solución de conflictos, que decir, es im-

manera tradicional de procurar y administrar

portante analizar con toda su profundad el

justicia en este país, sin embargo, no lo damos

principio de oportunidad con todas sus hipó-

por sentado y precisamos la fecha: 18 de ju-

tesis, además de la suspensión del proceso a

nio de 2008

prueba, en fin, una serie de mecanismos, que

No debemos olvidar que fueron modifi-

nos pueden ayudar a descongestionar la pro-

caciones importantes a 10 artículos, pero que

blemática de la carga tan importante de asun-

al 26 de noviembre de 2011, se han sucedido

tos que a la fecha se presentan y pueda de

19 reformas constitucionales más, que ha in-

esta manera, concentrarse el esfuerzo de las

cluido un sinfín de artículos reformados.

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

41


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

Dentro de las citadas reformas del 18 de

porque de suyo, en la ley de leyes, no se

junio de 2008, aparentemente se hicieron cam-

contemplaba dicha cuestión, entonces no se

bios innecesarios los cuales han generado una

puede proscribir lo que no existía.

confusión importante, uno de ellos, es prácti-

Sin embargo el artículo 165 en fu frac-

camente terminar con una tradición jurídica,

ción II del Código Procesal de Chihuahua, es-

ello se logró eliminando la expresión cuerpo

tablece dentro del tema de la flagrancia, para

del delito (o en diverso momento, elementos

precisar qué se entiende por inmediatamente,

del tipo penal), así como proscribir la figura de

lo siguiente:

la probable responsabilidad, nuestra opinión es que fue un exceso, que perfectamente po-

“Inmediatamente se entiende como el

dían estar de manera armónica dichas figuras

lapso de tiempo comprendido entre el

jurídicas con el proceso acusatorio adversarial.

momento de la ejecución del delito y

Al estilo mexicano, estamos consensando cri-

la detención, el que podrá realizarse en

terios, y uno de ellos es que la expresión en el

minutos, horas o incluso días, según las

artículo 16 de la Carta Magna que preceptúa,

circunstancias del caso, siempre y cuando

que “obren datos que establezcan que se ha

no se hayan suspendido las actividades

cometido ese hecho”, es lo mismo que cuer-

de investigación policial tendentes a la

po del delito, pero lo que se desprende es que

localización y detención del probable in-

si es lo mismo, entonces para qué se cambió.

terviniente.”

Lo que nosotros sostenemos es que mientras en el Código penal exista una parte general,

Es decir, habla de días para la flagrancia y

que no deja de ser otra cosa que la teoría del

no dice cuántos días, pueden ser 300, 400, etc.,

delito legislada, seguiremos hablando de con-

siempre y cuando se cumplan las condiciones

cepciones dogmáticas del delito.

que en el artículo se señalan. Es posible pen-

Sin ser profundos en el comentario, es de

sar que mejor hubieren dejado en legislaciones

considerar el hecho de que, se insiste en la fi-

secundarias, (donde estaba implementado) el

gura de presunción de inocencia que es intro-

considerar la flagrancia equiparada, porque tal

ducida a través de las multicitadas reformas,

como se está legislando, se pueden estar vio-

sin embargo, toda regla tiene sus excepciones,

lentando aspectos teleológicos constitucionales.

y mientras que en la Constitución antes de

Prácticamente todos los delitos resultan ser

dichas reformas no existía en el articulo 16 la

graves en la misma normatividad, porque los re-

figura del arraigo, a la fecha fue introducido.

quisitos son muy frágiles, como el hecho de que

Qué decir de las figuras de flagrancia

42

el término medio aritmético sea de tres años.

y caso urgente, donde se anunció con es-

Los delitos graves en Chihuahua, resultan

tridente emoción que se eliminaba la figura

ser los que tengan como término medio arit-

de la flagrancia equiparada, sin embargo, no

mético tres años, y además, de acuerdo a lo

era una cuestión constitucional, sino legal,

preceptuado por el artículo 166 de su código

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

adjetivo, se actualicen los siguientes supuestos:

en espera de ser mostradas, más aún, pu-

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

diendo ser claros, se complican las interpreI.

Exista sospecha fundada de que el imputa-

taciones con redacciones complejas, para el

do ha participado en alguno de los delitos

caso, citamos lo establecido en el artículo 20

calificados como graves en este artículo,

apartado B fracción VIII donde se utiliza la ex-

II. Exista riesgo fundado de que el imputado

presión abogado y no licenciado en derecho,

pueda sustraerse a la acción de la justicia

a la fecha nos preguntamos, ¿por qué somos

III. Por razón de la hora, lugar o cualquier

tan complicados?, ¿por qué no se asentó en la

otra circunstancia no pueda el Ministe-

Constitución licenciado en derecho?, de ha-

rio Público ocurrir ante autoridad judicial

ber existido una correcta redacción, existiría

para solicitar la orden de aprehensión.

congruencia entre lo que están legislando los Estados y la Constitución, porque es de dere-

No debemos olvidar que la Constitución

cho explorado que no es lo mismo licenciado

establece la existencia de jueces de control y

en derecho que abogado, ello con las reper-

deben ser de legalidad y no de garantías, por-

cusiones jurídicas que se pudiesen presentar.

que en este país, otros son los que cumplen esa función, por eso, sostenemos que los Estados que en sus códigos le denominan jueces de garantías tienen que reformarlos para adaptarlos a nuestra realidad y no a la de otros países. Decíamos lo preocupante de que el principio de Presunción de inocencia, se vea frac-

III. GENERALIDADES DEL PROCESO ACUSATORIO ADVERSARIAL

D

entro del contexto de proceso acusatorio adversarial, hemos de sostener,

que la expresión acusatorio no lo considera-

turado cuando, en las multicitadas reformas

mos una característica novedosa en nuestro

constitucionales se introduce una figura de-

sistema, ello, porque tal expresión se des-

nominada prisión oficiosa por parte del juez,

prende de que exista un órgano acusador, y

es decir, ahora la autoridad judicial en ciertas

en caso de nuestro país, desde principios del

conductas tipificadas como delitos, como po-

siglo pasado, es decir, desde el año 1900, al

dría ser la delincuencia organizada, homicidio

menos, con la existencia de la Ley Orgánica

doloso, violación, secuestro, delitos cometidos

del Ministerio Público Federal, podemos afir-

con medios violentos como armas y explosi-

mar que ya contábamos con una institución

vos, así como delitos graves que determine la

encargada de acusar ante los tribuales, sin

ley en contra de la seguridad de la nación, el li-

embargo, no se soslaya el comentar que en

bre desarrollo de la personalidad y de la salud,

Chile, la figura del Ministerio Público como

puede, sin existir petición ministerial, ordenar,

tal, no tiene más de 20 años de fungir como

acordar y decretar una prisión preventiva.

tal, por lo que no debemos traer un “paquete

Como nos podemos dar cuenta, las bon-

jurídico completo”.

dades de las reformas constitucionales están

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

43


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

IV. GENERALIDADES DEL CóDIGO PROCESAL

H

colegiado y que en dicho colegio se cumplan con los procesos de capacitación y además

emos comentado que somos muy da-

se introyecten cursos relacionados con la

dos, o al menos tenemos esa idea, que

lealtad y la buena fe, de lo contrario, presu-

en ocasiones, creemos que nada teníamos

mo que este modelo de justicia habrá nacido

del proceso “acusatorio”, adversarial y que

con serias y graves deficiencias y a los años se

todo es nuevo, consideramos que no es así,

afirmará que no funciona, cuando lo que no

en ocasiones nos enfrascamos con temas que

funciona en un modelo u otro es el operador

su discusión no es de ahora, es de siempre

del mismo.

y en tribunales, nos referimos por ejemplo a la moderna expresión “medios de prueba lícitos”, o licitud de la prueba, los que de una u otra forma hemos participado como operadores del sistema procesal penal, sabemos que no están autorizados, ni lo ha estado,

M

uchas opiniones se han vertido de esta etapa, pero es posible que al

igual que la fase intermedia sea de las más

el hacer uso como prueba, como medio de

ignoradas, pareciere que a los abogados nos

prueba, como objeto de prueba las pruebas

gusta más lo espectacular, lo llamativo y que

que hayan sido obtenidas por medios ilícitos.

lo atractivo es todo el “ritual” o solemnidad

Lo anterior también nos da la pauta para

que implica los juicios orales, sin embargo,

comentar lo mismo respecto a la “cadena

el precio al futuro de ignorar en exceso esta

de custodia”, a la fecha existe la cadena de

fase, puede ser delicado, porque tan impor-

custodia, que ahora se estén trabajando pro-

tante en su momento procedimental es una

tocolos, mecanismos o formatos, puede ser

como otra.

interesante, pero es la forma y no el fondo.

44

V. ETAPA DE INVESTIGACIÓN

El primer aspecto que deseo tocar es el

Un tema que no debemos, ni podemos

hecho que existe una tendencia a considerar

soslayar, es que todos los códigos práctica-

una nueva función de la policía de investiga-

mente se están pronunciando en que las par-

ción en este modelo de justicia, abarca aspec-

tes deben litigar con lealtad y buena fe, en

tos incluso de recibir denuncias o querellas y

este momento no queremos entrar al análisis

realizar funciones directas de investigación sin

que se entiende por lealtad y buena fe, en

necesidad de requerir previamente un oficio

algunos ordenamientos jurídicos ya se están

del Ministerio Público; este punto es de los más

pronunciado al respecto, sin embargo, lo que

controvertidos, ¿quién no recuerda esa discu-

queremos manifestar es que se debe entrar a

sión donde se establecía que el policía no esta-

procesos rigurosos de certificación del servi-

ba facultado para ingresar a un inmueble salvo

dor público que se incorporara a este proce-

que sea autorizado por un juez previa orden

so “acusatorio” adversarial y por lo que hace

de cateo?, y sin embargo, pareciere que desde

al órgano de la defensa particular, el que esté

la Constitución y las leyes secundarias le están

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

dando facultades muy amplias. Anteriormen-

pesar de la redacción y el principio de con-

te la Constitución Política de los Estados Unidos

tradicción y el nuevo papel del órgano de la

Mexicanos en su artículo 21 preceptuaba que

defensa, consideramos que por el momento

la investigación de los delitos correspondía al

es letra muerta, porque en el discurso se afir-

Ministerio Público, el cual se auxiliará de una

ma que tendrá las mismas posibilidades de

policía y ahora en la nueva redacción establece

aportar pruebas, sin embargo, en la práctica

que la investigación de los delitos corresponde

existen peritajes muy elevados económica-

al Ministerio Público y a las policías, lo que le

mente, que pudiesen ser hasta para una de

da un vuelco a una “tradición jurídica”, algunos

las partes inaccesibles.

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

opinan que la nueva redacción al establecer

Por cierto, por lo que hace a los peri-

que las policías actuarÀn bajo la conducción y

tos, no debe existir confusión, parece obvio

mando del Ministerio Público en el ejercicio de

lo que vamos a asentar, pero no por obvio lo

la investigación, lo que hace es volver a circuns-

dejaremos de mencionar; el nuevo modelo de

cribir al policía como auxiliar del Ministerio Pú-

justicia no implica que la ciencia cambie, que

blico, sin embargo, si esto en términos estrictos

la metodología sea modificada, es decir, por lo

fuere así, no hubiere existido razón de ser el

que hace al proceso “acusatorio” adversarial

cambio de redacción.

lo que se modifica la forma en que los peritos

Volvamos al tema de que no se plasmÒ

Í

D

I

C

O

presentarán el resultado de su trabajo.

en la constitución de que el Policía ingresará

Sabemos que existen Estados que llevan

a un inmueble salvo autorización judicial y con

la delantera en este campo del nuevo modelo

una orden de cateo. Al respecto, hemos de

de justicia, incluso sus leyes procesales llevan

establecer que les dio un temor los cuestio-

más de 4 años reformándose y actualizándo-

namientos de la sociedad, sin embargo, dio lo

le, existen otros que tiene proyectos ya muy

mismo que lo establecieran en la Constitución

avanzados y sostenemos, que es posible pen-

o no, porque desde antes y ahora, el Policía en

sar que otros, no le dan la importancia que

un delito flagrante, puede ingresar, pongamos

pudiere tener. Hacemos votos porque exista

un ejemplo para poder clarificar la idea, si a un

una alineación y compromiso de todos, y no

policía le solicitan su apoyo en virtud de que

suceda que todo esto lo que está generando

un señor está siendo robado en su domicilio o

es confusión.

este señor está golpeando a su esposa, no se puede quedar en la ventana viendo en razón de que no tiene autorización para ingresar y mejor avisa para que se tramite un cateo, el resultado puede ser catastrófico o mortal. Por ello, decimos que ya estaba esta facultad.

VI. REFLEXIONES

E

n ocasiones, dentro la reflexión jurídica, consideramos que todo cambia para

seguir igual, o quizás en términos de garan-

Por lo que hace al Ministerio Público y

tías peor, me explicaré: en la Constitución se

la defensa, en esta parte de investigación y a

plasman unas cuestiones y se legisla, supues-

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

45


C

O

N

T

E

N

I

D

O

J

U

R

Í

D

I

C

O

tamente sin desviarse de su aspecto teleoló-

res públicos que se exceden en sus funciones,

gico y resulta que en algunos Estados, quizás

a los que torturan, a los que privan de la vida

ajustando su normatividad a la inseguridad, se

a personas que se manifiestan, pero sin restar-

presentan flagrancias por días, delitos graves

le ningún ápice a este punto, sin justificar esas

por termino aritmético de 3 años, detencio-

conductas que tanto dañan y han dañado al

nes en caso urgente por sospecha, y la pro-

Estado, a la autoridad, a la sociedad; también es

pia Constitución al plasmar el arraigo cuando

importante investigar, si estas personas come-

no existía y qué decir de plasmar la prisión

tieron una conducta que sea relevante para el

preventiva oficiosa, cuando antes lo era solo a

derecho penal, es decir, así como se debe en-

solicitud del Ministerio Público, pero, en fin, no

derezar una acusación a los malos servidores

trato de imponer nada, tampoco de demeri-

públicos que no alcanzaron a vislumbrar que

tar el esfuerzo que se hace por erradicar ese

nada, absolutamente nada justifica excesos en

flagelo llamado inseguridad, reconocemos que

su labor y que tienen un marco jurídico que

criticar es fácil, pero proponer es lo complica-

cumplir, también los particulares deben ajustar

do, por ello, hago votos para que en los luga-

sus actos a lo que marca la Constitución y el

res donde existe una tendencia a crear leyes

marco legal, de esta forma estaremos entran-

que pudiesen ser debidamente interpretadas

do al primer mundo dentro del Estado de De-

como limitadoras de las garantías y derechos

recho, también estaríamos logrando que no

fundamentales, sean modificadas para encau-

haya actos de impunidad de un lado y de otro,

zarlas a un mundo jurídico de justicia.

de otra manera corremos el riesgo que existan

Para finalizar solo invito a la reflexión, es

particulares que mal interpreten acontecimien-

posible que lo aquí apuntado no tengamos la

tos que han ocurrido y lleguen a exceso, a fin

verdad, ya no estamos en tiempo y momen-

de cuentas la autoridad no intervendrá porque

tos de imponer, sin embargo, al momento

se mete en problemas, no se olvide que el

si bien es cierto puedo no tener la verdad,

problema no es que intervenga la autoridad si

sí tengo la convicción de que “difícilmente

no la forma tan improvisada en que lo hace.

como mexicanos, dejaremos de ser lo que somos, porque siempre lo hemos sido y no

FUENTES DE CONSULTA

veo porque dejar de ser”, por eso, en el discurso sigamos diciendo que somos un país,

1. Código de Procedimientos Penales para el

que respeta los derechos fundamentales, los

Estado de Chihuahua. Última reforma 7 de

derechos humanos, las garantías, la Consti-

mayo de 2011. H. Congreso del Estado.

tución, la legalidad, pero que en la práctica es posible que no sea así.

46

2. Reforma Constitucional de Seguridad y Justicia. Guía de consulta ¿en qué consis-

No perdamos de vista, desde luego, que

te la reforma? Texto constitucional com-

debemos reprobar, debemos investigar, debe-

parado, antes y después de la reforma.

mos castigar en términos de ley a los servido-

Gobierno Federal. Julio de 2008.

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


Universidad Te p a n t l a t o

s u p c m i a p C Te su a ita

v

n Te i

a s r u C en a r u t a i c n o e c i L s la o r ech t o r s ce o e o n n o D con C ueva la n

nta Pregu uestras por n

S A C BE

a l e d a sal

é s o J a í r e s l a o l G conce s a V

ur : ma S mes Infor 3, Col. Ro , 4 c Tepic uauhtémo onterrey 264•0254 M C y . 7, 5 Del dellín 5264•765 e M e entr 64•4286, 2 Tel. 5

i n s c r í b ete


A C

OR N T T EE

N

IY D

OC

JU U L R TÍ

DU I RC

O A

María María de de la la O OToussaint Toussaint

D

esde tiempos remotos vemos figuras con alas, que pueden aparecer

como genios o espíritus guardianes, los cuales evolucionaron hasta convertirse en las figuras tan conocidas de la angelología, ángel, cuyo término en la teología sistemática Cristiana se usa para referirse al estudio de la doctrina bíblica de los ángeles. La palabra ángel corresponde a la latina ángelus y ésta a la griega angelos que se puede traducir como “mensajero” o “intermediario”; por lo tanto, se trata de un espíritu o un ser etéreo, entre Dios y los hombres, divididos en Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Virtudes, Poderes, Potestades, Principados y Arcángeles, los ángeles han tenido papeles preponderantes en diferentes religiones e influido en el mundo del arte. Se dice que las primeras imágenes de ángeles alados aparecieron en Caldea, en la ciudad de Ur: la imagen de un ángel descendiendo a la tierra y vertiendo agua de la vida en la copa de un rey. Los ángeles han tenido papeles preponderantes en diferentes religiones y han impactado en el mundo del arte.

Mirándote sentir.

48

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


A través de los años (y sobre todo a partir del Renacimiento) los artistas hemos tenido que suplir la falta de información con un poco de imaginación, plasmando a los ángeles según la creatividad de cada uno. La mayoría de las veces han sido representados como

Descanso.

jóvenes con vestiduras blancas y resplandecientes, con rasgos femeninos. Los representamos siempre humanos -aunque sean figuras aladas-, como personas que

nos cuidan y protegen.

Plasmamos en los lienzos ángeles melancólicos, pensativos, cansados, pero siempre dispuestos a seguir su lucha; por ello están presentes las alas, que

Ángel sin voz.

significan que se puede seguir

En la ventana.

adelante, que los traspiés que damos nos fortalecen. Las alas son nuestra herramienta para seguir, sólo hay que buscarlas en

El ángel de la corneta

cada uno y saber utilizarlas. “Mis ángeles modernos son parte de un dialogo imaginario que sostengo para mí y quiero compartir con todos. Mis elementos son humanos, sensibles, con algunos destellos de sensualidad que producen diversos sentimientos, y en nuestra penumbra nos acercan a la divinidad”.

Ángel de los recuerdos.


OR N T T EE

Te invito a leer un libro

C A

50

N

IY D

OC

JU U L R TÍ

DU I RC

O A

Instructivo para la Elaboración y Presentación de Trabajos Bibliográficos Académicos en Materia Jurídica José Mariano Orozco Tenorio

Los Derechos Humanos y sus Garantías en la Constitución Mexicana

Revista de la Facultad de Derecho de México

S

E

L

in la pretensión de ser un manual exhaustivo, este libro es una herramienta de consulta rápida, sencilla y precisa para profesores, alumnos y cualquiera que esté interesado en elaborar trabajos académicos sobre temas jurídicos. Esta obra es producto de la experiencia que su autor ha logrado a través de muchos años de impartir cursos y seminarios al respecto; asimismo, recopila los temas más recurrentes y da solución a las preguntas más frecuentes sobre metodología. En las páginas de este instructivo, el interesado encontrará diversos formatos de portadas e índices; formas de citación y de presentación de la bibliografía; lo que debe de contener la introducción y las conclusiones; además de locuciones latinas y abreviaturas bibliográficas, así como referencias a otras obras y páginas electrónicas. Finalmente, el libro está enriquecido por un listado de la legislación federal y local vigente que sirve de auxilio para las investigaciones de los interesados en temas jurídicos.

MARZO 2012

l Diario Oficial de la Federación del viernes 10 de junio de 2001, publicó la que el autor de este texto considera la más importante y ambiciosa reforma realizada, desde la entrada en vigor de la Constitución Política de los Estados Unido Mexicanos, el 5 de febrero de 1917. Como resultado, se fortalece considerablemente la parte dogmática de la Ley Fundamental al incorporar, por un lado, los Derechos Humanos contemplados en los Tratados Internacionales celebrados por el Estado Mexicano y, por otro, modificar el contenido de otros derechos para ponerlos en consonancia con este nuevo estándar. Se trata de un nuevo paradigma constitucional con profundas implicaciones en el quehacer público, al poner en el centro de todo su actuar a los Derechos Humanos. En este trabajo se realiza el análisis de ese Decreto; se expone asimismo que esta reforma amplía derechos, extiende obligaciones de las autoridades, y se advierte que el hilo conductor de esta transformación es dar una respuesta congruente del Estado Mexicano.

a Revista de la Facultad de Derecho de México, en su número 256 que comprende de julio a diciembre de 2011, reúne trabajos de las más destacadas figuras del ámbito jurídico nacional. Temas como la Reforma Constitucional de Derechos Humanos, política electoral, estudios de género, seguridad pública, entre muchos otros, son analizados a profundidad y rigor académico que siempre ha caracterizado a los investigadores de nuestra máxima casa de estudios. También en este número se publican los discursos del Dr. José Narro, rector de la UNAM, del Dr. Jorge Carpizo y del Dr. Ruperto Patiño Manffer, Director de la Facultad de Derecho, con motivo de la inauguración del nuevo edificio de posgrado de la Facultad de Derecho. Finalmente la revista cierra con un análisis de Jurisprudencia Constitucional con motivo de la designación de los Consejeros Electorales.

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

La relación abogado/a cliente como experiencia de aprendizaje mutuo Introducción

L

D

E

R

E

C

H

O

Y

P

S

I

C

O

O

G

Í

A

Dr. Alfredo bautista

de cierta manera, como válvula de escape a la

a práctica profesional cotidiana de la

tensión grupal-social que provocan el discur-

abogacía encuentra sus primeros obstá-

so y determinadas prácticas catalogadas, tan-

culos cuando se enfrenta con el siempre crea-

to en ámbitos nacionales y extranjeros, como

tivo, inventivo y productivo imaginario colec-

pertenecientes exclusivamente al campo de

tivo mexicano y sus respectivas expresiones

la imaginación exagerada, de la mezcla entre

lingüísticas populares, expresadas a través

sueño o pesadilla y realidad, o en su defecto,

de dichos, parodias, mitos, cuentos, chistes,

a la realidad distorsionada, manipulada, etc.,

anécdotas, concernientes a experiencias po­

en una palabra, es como si se tratara de un

co o medianamente fortuitas en la relación

mundo surrealista (ver imagen1).

cliente-abogado/a. De acuerdo con sociólo-

Poco honor ofrecen, sin embargo, di-

gos y expertos en el tema, dichas expresiones

chas acepciones y comentarios a una activi-

-incluso fomentadas dentro del mismo cam-

dad que bien pudiera considerarse como una

po de la abogacía- como en otras tantas si-

de las más sublimes y excelsas dentro de las

tuaciones de nuestra vida comunitaria sirven,

disciplinas de las humanidades, es decir, la Ju-

www.tepantlato.com.mx

L

2012 MARZO

51


D

E

R

E

C

H

O

Y

P

S

I

C

O

L

O

G

Í

A

valecientes. (Como una cuestión anecdótica recuerdo que mi maestro de Derecho en la Escuela Nacional Preparatoria nos comentó que la Constitución Mexicana era de las mejores del mundo.) ¿Qué sucede entonces que, de acuerdo a lo expresado al inicio de nuestra discusión, pareciera que dichos convenios, textos, vamos, la misma Constitución Mexicana estuviese muchas veces fuera del alcance del entendimiento de las personas para quienes fue realizada? ¿Nos encontramos con un problema de comunicación ambigua entre lo que la jurisprudencia plantea y lo que regularmente entiende el lego o el público medianamente versado en asuntos jurídicos? Quizá sea esto un problema generalizado de las ciencias jurídicas, ya que lo mismo ocurre también en otros niveles y en otros marcos jurídicos, por ejemplo, leo en el periódico australiano The Age en su edición del 6 de Febrero del 2012, que no son pocas las ocasiones en que los jurados que disciernen acerca de un juicio están lejos de haber entendido de manera clara las indicaciones dadas por los jueces, con las consecuencias que ello acarrea. Pedagogía y Derecho

Son varias las hipótesis que podemos proponer al respecto, sin embargo, para (Imagen 1) Musas Inquietantes Giorgio de Chirico (1916)

52

nuestro interés en este texto, planteo que la risprudencia o “Las Ciencias del Derecho”

comunicación abogado-cliente requiere pasar

(“Die Rechtswissenschaften”), de las que sur-

por un filtro cultural que incluya en primera

gen reflexiones, tratados y textos cuya pri-

instancia el manejo de términos lingüísticos

mera y elemental función es la de otorgar un

accesibles al entendimiento de acuerdo a la

sentido de coherencia, unidad y orden social

procedencia, origen y características cultu-

adaptándolo a las condiciones y circunstancias

rales de cada persona, aunado a un manejo

históricas nacionales e internacionales pre-

profesional que impliquen claridad, orden, sis-

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

D

E

R

E

C

H

O

Y

P

S

I

C

O

tematización y especialmente transparencia

Como en todo proceso de aprendizaje,

por parte del/la abogado/a, condiciones con

éste conlleva el desarrollo y el crecimiento

las cuales llevaríamos una aprendizaje mutuo

emocional, y para que muestre su efectividad

en la relación. El tema para reflexionar en esta

y tenga una trascendencia, tiene que abarcar

entrega, está relacionado con las diferencias,

de igual manera lo cognitivo y lo emocional.

mezclas y fundamentos entre una y otra con-

En principio, el aprendizaje menciona-

cepción de la práctica de la abogacía, pero

do tanto para el/la abogado/a como para las

principalmente discutimos la manera como

personas que requieren de sus servicios es-

el encuentro abogado/a–clientela puede re-

taría focalizado en resaltar las características

sultar en una relación de aprendizaje, como

y las formas del diálogo que hay que llevar a

veremos a continuación.

cabo acerca de las negociaciones y acuerdos

Si bien la relación profesional entre un

relacionados con el planteamiento del caso o

abogado/a y su clientela seguramente está

proyecto a realizar. Hablamos de una retórica

destinada a seguir los muchas veces difíci-

particular en la que el/la ponente a través de

les y poco transitables laberintos y canales

sus disertaciones transmita a su cliente en el

administrativos o burocráticos adscritos en

despacho, o al estudiante en el aula, no única-

múltiples ocasiones a la llamada “dimensión

mente el contenido de los tratados jurídicos,

kafkiana” , pensamos que la relación humana

de las leyes y los procesos administrativos, sino

entre el/la profesionista y su cliente es básica

que una tarea de aprendizaje conmina a que

y fundamental para el desarrollo y resultado

el/la abogado/a se encuentre atento/a a que

mismo de la situación, la que vista desde una

dichas explicaciones encuentren un público

perspectiva educativa conlleva el potencial de

receptor, es decir, que pueda llevarse a cabo

aprendizaje mutuo si nos basamos, por un

un ejercicio real del habla y la escucha, como

lado, en las particularidades de cada caso, la

lo hemos señalado en textos anteriores. Sa-

individualidad de cada persona, y por el otro,

bemos que fuera del ámbito de la abogacía

en la expresión del deseo del/a abogado/a de

las personas regularmente disponen de pocos

otorgar un servicio a la comunidad, tal y como

conocimientos relacionados con los procesos

reza el juramento universitario realizado pú-

jurídicos a desarrollarse, con las fases que lo

blicamente al momento de concluir la carre-

componen, el tiempo necesario y sobre todo

ra; lo que implicaría una “promesa” a cum-

las expectativas de participación que se re-

plir, así como un reto continuo que afrontar

quieren para promover el aprendizaje a partir

durante el transcurso del ejercicio profesional

de la experiencia relacional y activa por parte

llevando así a cabo su función social.

de los protagonistas, independientemente del

1

L

O

G

Í

A

tipo de proceso que se trate. 1

Expresión utilizada que hace reconocimiento a las obras del escritor austro-húngaro Franz Kafka, autor de obras como Die Verwandling (La Metamorfosis), Das Schloss (El Castillo), y Der Prozess (El Proceso), entre otras.

www.tepantlato.com.mx

No son pocas las veces que nos encontramos con procesos que conllevan demasiado desgaste físico/emocional y hasta un

2012 MARZO

53


D

E

54

R

E

C

H

O

Y

P

S

I

C

O

L

O

G

Í

A

gran dolor psicológico tanto para las perso-

cio con la esperanza de una solución, muchas

nas involucradas como para el/la mismo/a

veces con la demanda pronta e inmediata de

abogado/a porque hablan de fracturas, pér-

intervención, en completa analogía con el/

didas y/o transformaciones que implican

la paciente que solicita al médico un palia-

movimientos afectivos fuertes y en donde la

tivo y/o curación mágica para sus dolencias.

parte de los sentimientos se encuentra invo-

Como en todas las ciencias, también en las

lucrada de manera intensa, llegando incluso

Ciencias de la Jurisprudencia nos enfrentamos

a provocar reacciones emocionales en el/la

con un problema de traducción de términos

abogado/a como también lo hemos señalado

a un lenguaje entendible para los legos, lo cual

con anterioridad. Además del área afectiva di-

resulta incluso necesario cuando se realizan

chas reacciones son capaces de comprome-

proyectos interdisciplinarios, de tipo intercul-

ter el área física y funcional de las personas,

tural como parte de las nuevas epistemolo-

como en los casos conocidos como “burn-

gías para la investigación.

out”, entre otros como las ansiedades y las

Derecho y Psicología en la práctica

depresiones.

La realidad es que en ambas situaciones

Recordamos en este punto a una de

–tanto en la médica como en la jurídica y en

nuestras abogadas entrevistadas en el Canal

otras que involucren relaciones humanas- nos

Cultural Tepantlato, quien trabajando en el

enfrentamos con procesos que requieren

Centro de Readaptación Social para Mujeres,

cierta disciplina y capacidad para lograr una

relataba como frecuentemente las reclusas le

determinada congruencia a nivel cognitivo y

solicitaban un apoyo que iba más allá del que

emocional. No se trata únicamente de echar

estaba en sus manos otorgar y fuera de los

mano del instrumental técnico o administra-

objetivos con los cuales estaba laborando; en-

tivo, es decir, de llenar formularios, de acudir

tonces, para que su misión alcanzara la meta

a los juzgados, de firmar actas o documentos,

requerida, primeramente tenía ella que llevar

que como menciono, compone la parte pro-

a cabo de una manera coloquial, pero de for-

piamente técnica de cualquier proceso. El/la

ma consistente y repetida, las explicaciones

abogado/a es considerado como un “coach”

de los límites dentro de los cuales se en-

en el tejemaneje administrativo y jurídico, por-

contraba su trabajo con las reclusas. En este

que es quien conduce a sus clientes por los

sentido la participación del abogado/a estaría

caminos haciéndoles ver las características de

encaminada a promover casi de una mane-

los eventos, a la vez, promueve lentamente el

ra pedagógica, incluso con el apoyo de ma-

aprendizaje en sus diálogos, preguntas, con-

teriales didácticos y tecnológicos apropiados

versaciones, actividades que, llevadas a cabo

como la internet y las enciclopedias virtuales,

de manera sistemática, promueven la confian-

la coherencia de las expresiones y el apego

za de la clientela. En un sentido opuesto te-

estricto a la realidad social y cultural de las

nemos, por ejemplo, que la popular consigna

personas, quienes acuden a solicitar un servi-

inicial y de primer contacto entre un profesio-

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

D

E

R

E

C

H

O

Y

P

S

I

C

O

nal y su cliente de “tráigame sus papeles y el

vía la banca electrónica utilizando el sistema

dinero para empezar a estudiar su caso”, tan

pal. No pretendemos con dichas afirmaciones

usual en repetidas ocasiones y casos, resulta

demeritar el uso coloquial de tales consignas,

completamente insuficiente para promover

sino que deseamos destacar cómo crear un

en la clientela una enseñanza acerca de las

sentido de confianza en las personas que

fases y la secuencia, pero especialmente para

solicitan los servicios profesionales de una/a

explicar los criterios dentro de un proceso

abogado/a a partir de las posibilidades cul-

de carácter jurídico, por lo que bajo dichos

turales que se nos ofrecen. La recuperación

parámetros la relación toma netamente un

de la confianza perdida es uno de los retos

matiz comercial, por así llamarlo, aunque in-

que enfrenta la actual profesionalización en

dependientemente del nombre, observamos

las “Ciencias del Derecho”. Cuando prevale-

una forma defensiva de actuar hablando en

ce la desconfianza, obviamente la creatividad

términos psicológicos, lo cual indica que el

queda inhibida y la toma de decisiones se ve

abogado evita entrar en una fase de ansiedad

reducida, quedando entonces sólo el apego

ante cada encuentro con un cliente, y como

irrestricto e irrefutable a la norma quedando

mecanismo defensivo, como una reacción de

restringida cualquier posibilidad de cambio y

protección, antepone el condicionante admi-

menos aún, de aprendizaje o desarrollo inte-

nistrativo y económico en la relación. La con-

lectual. En palabras del psicoanalista Winnicot

siga: “tráigame sus papeles” indicaría como

(1974),

si de manera indirecta dijese: “me es difícil

podríamos decir que la confianza permite la

escuchar su problemática y me es más difícil

manifestación del verdadero yo, el cual posee

aún entender sus emociones…y eso me cau-

el potencial creativo mientras que la ausencia

sa ansiedad y posible angustia”; para lo cual,

de confianza y la oscuridad de las decisiones

surge la defensa psicológica mencionada, es

estimulan las defensas y la aparición de un fal-

decir, el manejo coloquial, el lenguaje técnico,

so “yo” el cual lleva a crear comportamientos

la comercialización de la relación.

caracterizados por la obediencia y la diligencia

Tampoco dejamos de reconocer el as-

O

G

Í

A

pero sin favorecer el espíritu de aventura, es de-

pecto intercultural de dicha consigna colo-

cir, el espíritu creativo.

quial correspondiente a cierto tipo de tra-

Aunado a lo anterior, la propuesta de ca-

dición y costumbre de relacionarse en una

talogar a la práctica profesional también como

colectividad. En tiempos de la modernidad y

una disciplina pedagógica llevaría la consigna

ante el gran asalto de las TI pueden parecer-

de causar el menor sufrimiento posible de las/

nos dichas palabras como provenientes de un

los protagonistas o involucrados/as al tener

mundo rural, debido a que actualmente los

que transitar por los caminos obtusos señala-

archivos se escriben en computadora, si acaso

dos, sufrimiento en ocasiones exacerbado por

se escanean, y envían por la red, mientras que

las características inherentes al caso, al litigio

los pagos se llevan a cabo con transferencias

o aun a la lucha abierta, como sería el ejem-

www.tepantlato.com.mx

L

2012 MARZO

55


D

E

R

E

C

H

O

Y

P

S

I

C

O

L

O

G

Í

A

plo de muchos divorcios con o sin hijos/as, los

56

Conclusiones

casos propios de la criminalística, las diatribas

Las condiciones y los elementos para

en las negociaciones laborales, o las prácticas

considerar a la práctica del Derecho como una

que ponen en entredicho la correcta observa-

actividad pedagógica se encuentran presen-

ción de los Derechos Humanos, etc. Sabemos

tes desde que da inicio la relación abogado/a

que en tales situaciones la parte emocional y

cliente/a. Dependerá del curso que tomen las

psicológica se encuentra vulnerable y en algu-

investigaciones en esta materia el que puedan

nos casos bastante afectada. La práctica de la

consolidarse como un modelo para la praxis.

abogacía no implica que la parte emocional de

Actualmente están en uso las llamadas incu-

la clientela deba ser también atendida por el/

badoras experimentales también en el área

la abogado/a, sin embargo, nuestra sugerencia

del Derecho. A partir de estos mecanismo

para considerar el ejercicio profesional den-

didácticos se reafirman los conocimientos ad-

tro de un marco de enseñanza y aprendizaje

quiridos previos a la práctica profesional, sin

implicaría una empatía y un manejo benéfico

embargo, también proporcionan material de

para ambas partes a partir de la relación de

primera mano para el reconocimiento de las

confianza que puedan establecer, como he-

características y el manejo de los casos que

mos indicado anteriormente. Una de las ma-

se le plantean al abogado/a en su futura prác-

neras para protegerse y asegurarse de que

tica cotidiana, específicamente cuando va a

la parte psicológica se encuentra atendida es

ofrecer sus servicios en un despacho o bu-

cuando el/la abogado/a solicita el dictamen

fete. Lo cierto es que hemos realizado una

un/a profesional clínico certificado, como es

llamada de atención y al mismo tiempo una

práctica obligatoria en otros países, lo cual

propuesta para el ejercicio de una actividad

no significa que el/la profesional del Derecho

más humanizada del Derecho acorde con los

quede liberado/a de sus propias emociones

cambios sociales y culturales de nuestros gru-

relacionadas con el caso, sin embargo, es un

pos sociales. Como en todo aprendizaje sur-

punto de apoyo para poder diferenciar entre

gen resistencias al cambio, las cuales hay que

las propias emociones y las de su cliente. Por

considerar como parte de un proceso, quizá

su parte el/la profesionista que permanece li-

por eso mismo podemos empezar enseñan-

gado a una Asociación, a la Barra de Abogados

do a las generaciones más jóvenes que toda-

o a una institución educativa tendrá mayores

vía están en posibilidades de ser más flexibles

oportunidades de poder ventilar la parte emo-

en cuanto a la utilización de sus recursos para

cional de sus casos, a través de la revisión con

propuestas más creativas en beneficio mutuo,

colegas, estudiantes y colaboradores.

el propio y el de su futura clientela.

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

Plan de Estudios

• • • • • • • • • •

1er semestre Introducción al estudio del Derecho Sociología Derecho romano I Técnicas de investigación Teoría económica Prevención del delito 2o semestre Historia del pensamiento económico Derecho romano II Teoría general del estado Derecho civil I Metodología jurídica

3er semestre • Derecho penal I • Derecho civil II • Historia del derecho mexicano • Derecho constitucional • Deontología jurídica • Teoría política • • • • • •

4o semestre Derecho penal II Derecho mercantil I Derecho civil III Teoría general del proceso Garantías individuales y sociales Derechos humanos

• • • • • •

5o semestre Derecho mercantil II Derecho civil IV Derecho procesal penal Derecho procesal civil Derecho administrativo I Derecho de justicia de menores

• •

6o semestre Derecho mercantil III Práctica forense del derecho penal

• • • •

Práctica forense del derecho privado Derecho notarial y registral Derecho administrativo II Derecho canónico

• • • • •

7o semestre Derecho agrario Derecho del trabajo I Práctica forense de derecho administrativo Derecho ambiental Régimen jurídico derecho del comercio exterior Legislación sanitaria

8o semestre • Derecho de amparo • Derecho internacional público • Derecho del trabajo II • Derecho fiscal • Derecho de la seguridad social • Derecho del deporte • • • • • • •

9o semestre Práctica forense de derecho de amparo Derecho procesal constitucional Derecho internacional privado Filosofía del derecho Práctica forense del derecho del trabajo Práctica forense del derecho fiscal Medicina forense

• • • • • •

10o semestre Derecho de autor y propiedad industrial Derecho electoral Derecho municipal Criminología Derecho penitenciario Proyecto de investigación

Planta docente

Lic. Modesta Francisca Reyes Silva

Profesora de la Secretaría de Educación Pública en la DGENAM del Distrito Federal está por concluir la Maestría en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato. Lic. Diana López García

Licenciada en Sociología por la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Lic. Mayela Cortéz López

Abogada Postulante, realizando la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato. Doctorando Esli Josué Domínguez De la O

Abogado Postulante, realizando el Doctorado en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato. Lic. Nadia Ángeles Velazquillo Sánchez

Abogada Postulante, realizando la Maestría en Derecho Civil en la Universidad Tepantlato. Lic. Raúl Alcantar Estrada

Abogado Postulante, realizando la Maestría en Derecho Civil en la Universidad Tepantlato. Mtra. Carmen Margarita Villar Reyes

Abogada Postulante, Maestría en Ciencias Penales con especialidad en Criminología (INACIPE). Lic. Julio César Medina Rodríguez

Abogado Postulante, egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM. Dr. Mauro Morales Sánchez

Juez Cuadragésimo Quinto de Paz en Materia Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, egresado de la Maestría en Ciencias Penales, Maestría en Derecho de Amparo y el Doctorado en Ciencias Penales de la Universidad Tepantlato. Mtro. Arcenio Alfredo López Caballero

Abogado Postulante, Egresado de la Maestría en Derecho de Amparo y de la Maestría en Derecho Civil de la Universidad Tepantlato. Lic. Karla Vicencio González

Abogada Postulante

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

59


Planta docente

Planta docente

Lic. Pedro López Hernández

Lic. Jorge Manuel Orona Negrete

Supervisor de la Dirección de Justicia Cívica, realizando la Maestría en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Abogado Litigante, por concluir la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato. Lic. Omar Escartín Garrido

Mtra. María Magdalena Salcido Mancha

Responsable de la Secretaría de Previsión Social del Sindicato de Telefonistas, egresada de la Maestría en Derecho Familiar de la Universidad Tepantlato. Lic. Hugo Morales De la Rosa

Administrativo del Juzgado cincuenta y tres en materia penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

Abogado Postulante, realizando la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato. Mtro. Carlos Virgilio Nava

Abogado Postulante, egresado de la Maestría en Derecho Civil en la Universidad Tepantlato. Dr. José Refugio Vite Palma

Abogado Litigante, Doctor en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Lic. Miguel Rivas García

Analista Administrativo de la Secretaría de Educación Pública, realizando la Maestría en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Lic. Alicia Concepción Rivas García

Abogada Postulante, egresada de la UNAM Mtro. Isaac Ortiz Nepomuceno

Doctorando María Verónica De la Rosa Galicia

Abogada Postulante, por concluir el Doctorado en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Secretario Proyectista de Juzgado de Paz adscrito al Juzgado Cuadragésimo Tercero de Paz Civil del D.F. Mtro. Juan Manuel Alcantar Mendoza

Abogado Postulante

Abogado Postulante, Egresado de la Maestría en Derecho Civil en la Universidad Tepantlato.

Mtro. David Salvador López Soto

Mtro. Iván Ojeda Salazar

Secretario del Juzgado Octavo Colegiado en Materia del Trabajo del Primer Circuito del Poder Judicial de la Federación, Maestría en Derecho Procesal Constitucional en la Universidad Panamericana.

Secretario Proyectista adscrito a la Novena sala en Materia Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, egresado de la Maestría en Derecho Civil y realizando la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato.

Lic. Raymundo Pavel Alvarado Palma

Lic. Alfredo Yañez Pérez

Licenciado en Filosofía, egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Mtra. Patricia Gómez Ríos

Abogada Postulante, egresada de la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato.

Lic. Fernando Montiel Ortiz

60

Subdirector de Análisis Jurídico de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, realizando la Maestría en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Mtro. Pascual Virgilio Hernández

Mtro. Amado Manzo Benitez

Lic. Marco Antonio Pérez Vargas

Secretario Proyectista del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, egresado de la Maestría en Derecho Civil en la Universidad Tepantlato.

Secretario del Juzgado 6º Amparo Penal del D.F., realizando la Maestría en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

MARZO 2012

Abogado Postulante, egresado de la Maestría en Derecho de Amparo de la Universidad Tepantlato.

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

Planta docente

Planta docente

Lic. Martín Gutiérrez Del Monte

Lic. Enrique González Cerecedo

Pasante de Derecho Juzgado 41 Familiar, realizando la Maestría en Derecho Civil en la Universidad Tepantlato.

Investigador de la Universidad Tepantlato

Lic. Salvador Bazán Valdez

Actuario del Juzgado Cincuenta y tres en materia Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, por concluir la Maestría en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Lic. Marco Antonio Negrete Galicia

Abogado Postulante, por concluir la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato. Lic. María Guadalupe Martínez Chávez

Abogada Postulante, está por concluir la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato.

Lic. Apolonio Fuentes Ambriz

Mtra. Anahí Jeanette Valle Muñoz

Abogado Postulante, por concluir la Maestría en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Egresada de la Maestría en Derecho Civil en la Universidad Tepantlato.

Mtro. Santiago Silva Meza

Mtro. Sergio Cárdenas Caballero

Abogado Postulante Lic. Juan Manuel Gutiérrez Guereca

Distinguido Abogado Postulante, egresado de la Maestría en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Abogado Postulante, realizando la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato.

Lic. Ariadne Ruiz Salgado

Abogada postulante Lic. Héctor Antonio Ruíz Ángel

Asesor en la Comisión de Aduanas en la Cámara de Diputados, está por concluir la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato.

Mtro. Mauro Morales De la Rosa

Líder Coordinador de Proyectos “B” en la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, doctorando en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Lic. María Rocío Aceff Galguera

Oficial Administrativo en el Tribunal Superior de Justicia, realizando la Maestría en Derecho de Amparo en la Universidad Tepantlato.

Lic. Ricardo Brígido Moreno

Abogado Postulante Lic. Félix Edmundo Reynoso Vázquez

Abogada Postulante, realizando la Maestría en Derecho Civil en la Universidad Tepantlato.

Jefe de área de Recursos Administrativos, Consultor y Verificador de los contratos de obra pública de la DGCOH. Especialista en Derecho Fiscal.

Lic. Gustavo Adolfo Avilés Mejía

Doctorando Raúl García Domínguez

Abogado Postulante con especialidad en Derecho Penal.

Secretario del Juzgado Treinta y Nueve en Materia Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, por concluir el Doctorado en Ciencias Penales en la Universidad Tepantlato.

Lic. María Eugenia Peñaloza Macías

Mtro. Germán Felipe Campos Mier

Juez Décimo Cuarto del Registro Civil de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales del Distrito Federal, egresado de la Maestría en Derecho de Familiar de la Universidad Tepantlato.

www.tepantlato.com.mx

Mtra. Elvia Patricia Ramos Soto

Secretaria de Acuerdos del Juzgado Sesenta y Cuatro Civil del Tribunal superior de Justicia del Distrito Federal, egresada de la Maestría en Derecho Civil de la Universidad Tepantlato.

2012 MARZO

61


Programación Tepantlato TV Marzo 2012 Semana del 5 al 9 de Marzo Hora 09:00 hrs.

Lunes

Martes

Miércoles

Arte y Cultura

Opinión-es

Arte y Cultura

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

11:00 hrs.

Jueves

Viernes

Opinión-es

Arte y Cultura

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Documental Muhammad Ali

Documental El primer conquistador del Everest

Serie de Cortos

Documental Batalla en las Fronteras

Documental Metal Británico

12:00 hrs.

Documental Muhammad Ali

Documental El primer conquistador del Everest

Documental Efectos de la marihuana

Documental Economía mundial

Documental Metal Británico

13:00 hrs.

Tlamaki TV

Documental Ovnis en la Biblia

Documental Efectos de la marihuana

Documental Economía mundial

El Ático

14:00 hrs.

Tlamaki TV

Documental Animales feroces

Documental Planeta azul

Documental Economía mundial

El Ático

9:00 hrs.

Arte y Cultura

Opinión-es

Opinión-es

Arte y Cultura

10:00 hrs.

Tv UNAM

Semana del 12 al 16 de Marzo

10:00 hrs. 11:00 hrs.

Arte y Cultura Tv UNAM

Maestros detrás de las ideas El Ático

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Tlamaki TV

Película Chanel y Coco Stravinsky

Documental Los secretos del agua

The Best of David Bowie

Documental Los secretos del agua

The Best of David Bowie

12:00 hrs.

El Ático

Tlamaki TV

Película Chanel y Coco Stravinsky

13:00 hrs.

Documental Esparta código de honor

Documental Triángulo de las Bermudas

Documental Adolfo Hitler

Tlamaki TV

El Ático

14:00 hrs.

Documental Esparta código de honor

Documental Triángulo de las Bermudas

Documental Adolfo Hitler

Tlamaki TV

El Ático

09:00 hrs

Arte y Cultura

Opinión-es

Opinión-es

Arte y Cultura

Semana del 19 al 23 de Marzo

10:00 hrs.

Arte y Cultura Tv UNAM

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Película Mr. Nobody

Documental Paul McCartney Really is dead

11:00 hrs.

El Ático

Tlamaki TV

Documental Orcas asesinas

12:00 hrs.

El Ático

Tlamaki TV

Documental Orcas asesinas

Película Mr. Nobody

Documental Paul McCartney Really is dead

13:00 hrs.

Documental El reto de la Antártica

Documental Pesadilla en las Cruces

Documental Maradona

Tlamaki TV

El Ático

14:00 hrs.

Documental El reto de la Antártica

Tlamaki TV

Documental El reto de la Antártica

Tlamaki TV

El Ático

Opinión-es

Arte y Cultura

Semana del 26 al 30 de Marzo 09:00 hrs. 10:00 hrs.

Arte y Cultura

Opinión-es

Arte y Cultura

Tv UNAM Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

11:00 hrs.

El Ático

Tlamaki TV

Documental The Cove

Concierto The Beatles The first US visit

Concierto Tribute a The Doors

12:00 hrs.

El Ático

Tlamaki TV

Documental The Cove

Concierto The Beatles The first US visit

Concierto Tribute a The Doors

13:00 hrs.

Documental Las siete maravillas del mundo

Documental Ayrton Senna

Documental Esperando a Superman

Tlamaki TV

El Ático

14:00 hrs.

Documental Las siete maravillas del mundo

Documental Ayrton Senna

Documental Esperando a Superman

Tlamaki TV

El Ático

62

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

Semana del 5 al 9 de Marzo Hora

Lunes

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes

Serie de Cortos Difusión de Cortometrajes

Arte y Cultura (Retransmisión)

Opinión-es (Retransmisión)

Documental Cómo se hacen las cosas

Cine internacional Ana Karenina

Documental Orcas asesinas

Documental Economía mundial

Serie de Cortos

Documental Cómo se hacen las cosas

Cine internacional Ana Karenina

Documental Orcas asesinas

Documental Economía mundial

18:00 hrs.

Arte y Cultura (Retransmisión)

El Ático (Retransmisión)

Documental Voces de la Democracia

Tlamaki TV

Documental Economía mundial

19:00 hrs.

Tlamaki TV

El Ático (Retransmisión)

Tlamaki TV

Documental Machu Picchu

Tlamaki TV

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

21:00 hrs.

Entre Argumentos

Cultura Jurídica

Arte y Cultura

Opinión-es

Te Invito a Leer un Libro

15:00 hrs.

Documental Facing Ali

Tlamaki TV

Serie de Cortos Difusión de Cortometrajes

Arte y Cultura (Retransmisión)

Opinión-es (Retransmisión)

16:00 hrs.

Documental Facing Ali

Documental Pesadilla en las Cruces

Cine internacional Mr. Nobody

Documental Paul McCartney Really is dead

Concierto Café Tacuba

17:00 hrs.

Serie de Cortos

Documental Pesadilla en las Cruces

Cine internacional Mr. Nobody

Documental Paul McCartney Really is dead

Concierto Café Tacuba

18:00 hrs.

Arte y Cultura (Retransmisión)

El Ático (Retransmisión)

Documental Palenque

Tlamaki TV

Documental El primer trasplante de cabeza

19:00 hrs.

Tlamaki TV

El Ático (Retransmisión)

Tlamaki TV

Documental Diego Rivera y Frida Kahlo

Tlamaki TV

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

21:00 hrs.

Entre Argumentos

Cultura Jurídica

Arte y Cultura

Opinión-es

Te Invito a Leer un Libro

15:00 hrs.

Documental Los dragones la leyenda hecha realidad

Tlamaki TV

Serie de Cortos Difusión de Cortometrajes

Arte y Cultura (Retransmisión)

Opinión-es (Retransmisión)

16:00 hrs.

Documental Los dragones la leyenda hecha realidad

Documental Super engórdame

Documental The Cove

Documental Tappet

Cine internacional La bella Alahambra

17:00 hrs.

Serie de Cortos

Documental Super engórdame

Documental The Cove

Documental Tappet

Cine internacional La bella Alahambra

18:00 hrs.

Arte y Cultura (Retransmisión)

El Ático (Retransmisión)

Documental Planeta Azul

Tlamaki TV

Documental Caza de brujas

19:00 hrs.

Tlamaki TV

El Ático (Retransmisión)

Tlamaki TV

Documental Michael Jackson

Tlamaki TV

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

21:00 hrs.

Entre Argumentos

Cultura Jurídica

Arte y Cultura

Opinión-es

Te Invito a Leer un Libro

15:00 hrs.

Documental Esperando a Superman

Tlamaki TV

Serie de Cortos Difusión de Cortometrajes

Arte y Cultura (Retransmisión)

Opinión-es (Retransmisión)

16:00 hrs.

Documental Esperando a Superman

Documental En la sombra de la luna

Documental La marcha de los dinosaurios

Película Ana Karenina

Documental Facing Alí

17:00 hrs.

Serie de Cortos

Documental Paul McCartney Really is Dead

Documental La marcha de los dinosaurios

Cine internacional Documental Todos los caminos llevan a casa Océanos

18:00 hrs.

Arte y Cultura (Retransmisión)

El Ático (Retransmisión)

Documental Triángulo de las Bermudas

Tlamaki TV

Documental Maravillas de México

19:00 hrs.

Tlamaki TV

El Ático (Retransmisión)

Tlamaki TV

Documental Discutamos México

Tlamaki TV

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Maestros detrás de las ideas

Entre Argumentos

Cultura Jurídica

Arte y Cultura

Opinión-es

Te Invito a Leer un Libro

15:00 hrs.

Concierto Depeche Mode

Tlamaki TV

16:00 hrs.

Concierto Depeche Mode

17:00 hrs.

20:00 hrs.

Tepantlato Tv Noticias / Tv UNAM

Semana del 12 al 16 de Marzo

20:00 hrs.

Tepantlato Tv Noticias / Tv UNAM

Semana del 19 al 23 de Marzo

20:00 hrs.

Tepantlato Tv Noticias / Tv UNAM

Semana del 26 al 30 de Marzo

20:00 hrs. 21:00 hrs.

Tepantlato Tv Noticias / Tv UNAM

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

63


C

O

R

R

E

S

P

O

N

D

E

N

C

I

A

Guadalajara, Jalisco a 5 de enero de 2012 Dr. Enrique González Barrera Director del Instituto de Ciencias Jurídicas de Egresados de la UNAM, FES Aragón, A.C. Con el gusto de siempre le envío un afectuoso saludo, ocasión que hago propicia para agradecerle de forma personal el detalle de hacerme llegar la Revista Tepantlato, misma que desde luego resulta de gran interés para el suscrito. Asimismo le agradezco la disposición y la información. Sin otro particular, hago propicia la oportunidad para expresarle las seguridades de mi consideración y respeto. Atentamente Magistrado Celso Rodríguez González Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco San Andrés Cholula, Puebla, a 18 de enero de 2012 Dr. Enrique González Barrera Director del Instituto de Ciencias Jurídicas de Egresados de la UNAM, FES Aragón, A.C. Acuso a usted recibo y le agradezco me haya enviado el ejemplar número 29 de la Revista Tepantlato. Aprovecho la ocasión para reiterarle mi atenta consideración. Atentamente Magistrado Eugenio Gustavo Nuñez Rivera Presidente del Primer Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Segunda Región Ciudad Juárez, Chihuahua, 16 de enero de 2012 Dr. Enrique González Barrera Director del Instituto de Ciencias Jurídicas de Egresados de la UNAM, FES Aragón, A.C. Por medio de la presente, acuso recibo del ejemplar de la Revista Tepantlato, número 29, correspondiente al mes de enero del presente año, que tuvo a bien enviar al suscrito, lo cual agradezco profundamente. Sin otro particular, hago propicia la ocasión para enviarle un cordial saludo. Atentamente Lic.Víctor Manuel Flores Jiménez Magistrado del Tercer Tribunal Unitario del Decimoséptimo Circuito

64

MARZO 2012

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


revista@tepantlato.com.mx

C

O

R

R

E

S

P

O

N

D

E

N

C

I

A

Acapulco de Juárez, Guerrero, a 23 de enero de 2012 Dr. Enrique González Barrera Director del Instituto de Ciencias Jurídicas de Egresados de la UNAM, FES Aragón, A.C. Por este conducto, agradezco su gentileza de enviarme de modo consecutivo la publicación mensual TEPANTLATO cuyo contenido es de gran interés. Aprovecho la ocasión para enviarle un cordial saludo. Atentamente Jacinto Figueroa Salmorán Magistrado del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativo del Vigésimo Primer Circuito México, D.F., a 16 de enero de 2012 Dr. Enrique González Barrera Director del Instituto de Ciencias Jurídicas de Egresados de la UNAM, FES Aragón, A.C. Sirvan esta líneas para agradecerle el haberme hecho llegar un ejemplar de la RevistaTepantlato “Difusión de la Cultura Jurídica” correspondiente al mes de enero. Le envío un cordial saludo. Atentamente María del Carmen Alanís Figueroa Magistrada del Trinunal Electoral del Poder Judicial de la Federación México, Distrito Federal, a 6 de diciembre de 2011 Dr. Enrique González Barrera Director del Instituto de Ciencias Jurídicas de Egresados de la UNAM, FES Aragón, A.C. Por medio del presente, acuso recibo de la Revista Tepantlato, número 29, enero de 2012. Aprovecho la oportunidad para enviarle un cordial saludo, reiterándole mis consideraciones. Atentamente Dr. José Faustino Arango Escámez Juez Décimoprimero de Distrito en Poza Rica de Hidalgo, Veracruz

www.tepantlato.com.mx

2012 MARZO

65


H

U

M

O

R

J

U

R

Í

D

I

C

O

Los abogados jamás deberían hacerle una pregunta a una abuela, si no se encuentran preparados para la respuesta. Durante un juicio en un pequeño pueblo, el abogado acusador llamó al estrado a su primera testigo, una mujer de avanzada edad. El abogado se acerca y le pregunta: “Sra. Sánchez: ¿sabe usted quién soy yo?” Ella, con la calma que dan los años, le respondió: “Si señor, le conozco, Sr. López. Le conozco desde que era un niño, y francamente le digo que usted resultó ser una gran decepción para sus padres. Siempre miente, cree saber de todo, es muy prepotente, abusivo, engaña a su esposa, y lo peor de todo, manipula a las personas. Se cree el mejor de todos, cuando en realidad no es usted nadie. Sí señor, le conozco muy bien….”

HUMOR JURÍDICO

Un padre de familia ya en la hora de su muerte, llama a sus hijos y les pide su último deseo, estos llegan y él le dice al primero que es Doctor, hijo quiero como último deseo que me prometas que antes de mi entierro tú depositarás cien dólares en mi ataúd, el hijo responde: “Te lo prometo padre”, pasa el segundo hijo que era Arquitecto y le hace prometer lo mismo y él se lo promete, por último llega el tercer hijo que era Abogado y le hace prometer lo mismo y él se lo promete. El día del entierro pasa el hijo que es Doctor frente al ataúd y deposita los cien dólares, luego pasa el Arquitecto y hace lo mismo, por último llega el Abogado y toma los doscientos dólares y le deposita un cheque por trescientos dólares en el ataúd.

66

MARZO 2012

Un pesado silencio invadió la sala… El abogado se quedó perplejo, sin saber exactamente qué hacer. Entonces, apuntando hacia la sala, le preguntó a la Sra. Sánchez: “¿Conoce al abogado de la defensa?” Nuevamente, y con la misma calma, ella le respondió: “Claro que sí. Yo también conozco al Sr. García desde que era un niño. Se parece mucho a usted, pero aparte también es un zángano, marrullero y corrupto. Desde chiquillo fue flojo, y ahora, cuando se toma unos tragos, le sale lo maricón. Para su desgracia tiene problemas con la bebida. No puede tener una relación normal con nadie y, junto con usted, son los peores abogados de la región. Sin mencionar que él engaña a su esposa con tres mujeres diferentes, una de ellas la esposa suya, ¿recuerda? Sí señor, yo conozco al Sr. García. Su mamá tampoco está orgullosa de él” El abogado de la defensa casi cae muerto. Entonces, el juez llama a los dos abogados para que se acerquen al estrado, y les dice: “Si alguno de ustedes, par de h.de p..., le pregunta a esta vieja si me conoce a mí, ¡les mando a la silla eléctrica!”

Revista Tepantlato / Difusión de la Cultura Jurídica


a 12 de

Actualización

Jurídica

$250 a alumnos con credencial vigente $500 a egresados y público en general

Jornada

El Colegio Nacional de Asociaciones de Exalumnos de la UNAM, A.C. y el Programa de Vinculación con Exalumnos de la UNAM invitan a la

La nueva Ley de Amparo con el tema:

Se transmitirá en vivo a toda la República Mexicana y contaremos con la participación de los maestros de la Universidad Tepantlato

Informes: Av. Baja California 157, Col. Roma Sur. Del. Cuauhtémoc. C.P. 06760 Multilínea: 55 64 83 73

Revista Marzo 2012  

Revista Marzo 2012

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you