Page 1

flora

aves

Adesmia litoralis

Guaicurú

Limonium guaicuru

Typha angustifolia

Totora

Juncus acutus

Junquillo

Chorlo de collar Charadrius collaris

Charadrius alexandrinus

Charadrius modestus

Casmerodius albus

Garza grande

Garza chica

Garza cuca

Quisco

Pata de guanaco

Pitotoy chico

Pitotoy grande

Zarapito

Huairavo

Huala

Pato real

Echinopsis litaralis

Calandrinia litoralis

Tringa flavipes

Chorlo nevado

Tringa melanoleuca

Chorlo chileno

Numenius phaeopus

Nycticorax nycticorax

Egretta thula

Podiceps major

Ardea cocoi

“Nosotros, los niños y niñas que habitamos el entorno del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo, tenemos el derecho de participar activamente en el uso racional de nuestros recursos naturales, pues de ellos depende en gran medida, nuestro desarrollo actual y futuro...” Manos al humedal

Anas sibilatrix

GUÍA PRÁCTICA PARA ESCOLARES Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH

Senecio coquimbensis

Playero vuelvepiedras

Playero de baird

Arenaria interpres

Phragmites australis

Carrizo

Haplopappus parvifolius

Sapo de rulo

Sapito de cuatro ojos

Culebra de cola corta

Lagartija de mancha

Calidris bairdii

Playero blanco

Pato jergón grande

Perrito

Pato gargantillo

Calidris alba

Sarcocornia fruticosa

Haematopus palliatus

Pilpilén

Pilpilén negro Haematopus ater

Himantopus melanurus

Iguana

Gaviota cahuil

Gaviota franklin

Gaviota dominicana

Zorro chilla

Gaviota garuma

Rayador

Gaviotín elegante

Hierba sosa

Anas georgica

Anas bahamensis

Pato cuchara

Pato colorado

Tagua

Tagua de frente roja

Anas platalea

Fulica armillata

Anas cyanoptera

Fulica rufifrons

fauna

Bufo chilensis

Tachymenis chilensis

Pleurodema tahul

Liolaemus nigromaculatus

Callopistes palluma

Pseudalopex griseus

Larus maculipennis

Larus modestus

Larus pipixcan

Rynchops niger

Colegial

Lessonia rufa

Larus dominicanus

Trile

Sterna elegans

Agelaius thilius 1 4 7 10

2 5 8

3 6 9

20 21 22 40 41 42 23 24 25 43 44 45 26 27 28 46 47 48 29 30 31 49 50 51

11 12 13 32 33 34 52 53 54 14 15 16 35 36 37 55 56 17 18 19 38 39

Ratoncito lanudo

Abrothrix longipilis

Ratón olivaceo

Abrothrix olivaceus

Ratón colilarga

Oligorizomys longicaudatus

Yeco

Phalacrocorax brasilianus

Blanquillo

Podiceps occipitalis

Run-run

Hymenops perspicillata

Sietecolores

Tachuris rubrigastra

Queltehue

Vanellus chilensis

Daniel Gomez-L.: 29,31,35,39,41,47,56 Diego Luna Q.: 4,28, 38,40,49 Daniel Hiriart: 1,2,3,6,7,8,11,12,13,14,15,17,18,19 Rodrigo Valenzuela C.: 9,10,22 Harald Kocksch: 23,24,32,33,44,46,54 Juan Aguirre: 30,36,43,48,52 Juan Tassara: 26 Mariana Acuña R: 16

Corporación Ambientes Acuáticos de Chile CAACH©2005

Playeros blancos bahía de Tongoy foto: Rodrigo Valenzuela


GUÍA PRÁCTICA PARA ESCOLARES

Edición y Dirección del proyecto

Diego Luna Quevedo Compilación

Sonia Mena Jara Portada, diseño y artes finales

Rodrigo Valenzuela Concha Roberto Cristi Delard Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH

Luis Tabilo Valdivieso, Presidente Asistencia Técnica:

Elier Tabilo Valdivieso Centro Neotropical de Entrenamiento en Humedales, CNEH




Publicado por: la Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH, gracias al apoyo del Fondo Humedales para el Futuro de la Convención de Ramsar sobre los humedales. Proyecto “Comunicación, Educación y Concienciación del Público para el Uso Racional del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo” # WFF/04/CL/02. El Fondo Humedales para el Futuro es una asociación ente la Oficina de la Convención sobre los Humedales, el Departamento de Estado y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE.UU. La Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH, es una Organización No Gubernamental sin fines de lucro constituida en el año 1994, con el fin de promover la conservación y manejo sostenible de los ambientes acuáticos. La labor desarrollada por la CAACH tiene como misión fundamental fomentar el uso racional de estos valiosos ecosistemas, particularmente en aquellas comunidades que dependen directamente de ellos para subsistir. Las líneas de acción estratégica abordadas son: desarrollo de investigación aplicada, articulación de actores clave, comunicación y concienciación del público, intercambio de experiencias y relaciones de cooperación, particularmente en América Latina.

visite: www.humedalescoquimbo.cl Primera edición en español: Noviembre del 2005, Coquimbo, Chile. ISBN: 956-8520-00-7 Registro de Propiedad Intelectual: Nº 151.004 Esta publicación puede ser reproducida total o parcialmente, a efectos de desarrollar acciones de educación y/o difusión sin fines de lucro, citando debidamente la fuente. La cita sugerida es: CORPORACIÓN AMBIENTES ACUÁTICOS DE CHILE (2005) Manos al Humedal: Guía Práctica para Escolares. Luna Quevedo, D. (ed), 52 pp, Santiago, Chile. ISBN 956-8520-00-7. Impreso en Chile por ANDROS IMPRESORES




CONTENIDO

¿Qué son los humedales?

4

El humedal: donde la tierra de junta con el agua

5

Tipos de humedales

6

¿Por qué son importantes?

7

Los humedales... una gran fuente de Agua

8

El Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo

9

La Flora

10

La Fauna

11

¡Especies en peligro!

16

Las aves de los humedales

18

¿Te animas a volar sobre los sitios del Sistema...?

20

¡Los humedales están en peligro!

28

Manos al humedal...

33

El sorprendente mundo de la observación de aves

41

Guardianes de los Humedales

46

Palabras clave

48

Fuentes citadas y/o consultadas

50

Agradecimientos

51




El agua ha constituido desde siempre un recurso indispensable para los seres vivos, y en torno a ella se desarrollan innumerables formas de vida. Históricamente, las poblaciones humanas se han localizado en valles cercanos a costas o ríos, obteniendo de esos humedales importantes beneficios de bienestar y seguridad.

El término humedales (llamados también “zonas húmedas”) comprende una gran variedad y diversidad de ecosistemas en donde existe un tipo particular de suelo y singular flora y fauna adaptadas a la vida acuática, que es muy distinta a lo que estamos acostumbrados a ver habitualmente en otros ambientes. Un humedal puede ser además cualquier sistema natural o artificial de agua (dulce, salada o mezcla de ambas), que existe de manera temporal o permanente (lagos, ríos, lagunas y otros.)

En general, el humedal es un ambiente de transición entre el medio acuático y el terrestre, presentando características de ambos, lo que lo hace muy interesante en cuanto a su riqueza biológica.

Los humedales son uno de los ecosistemas naturales más ricos y productivos de todo el planeta. La presencia de agua los convierte en sitios altamente productivos, lo cual se ve reflejado en la gran diversidad biológica que albergan y en los múltiples beneficios que le otorgan al hombre.




La zona costera de Coquimbo posee una extensa y diversa red de esteros, lagunas, vegas y playas, que en su conjunto dan origen a una importante red de humedales. Se conforma así el Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo.

6,4 %

Se estima que un 6,4% de la superficie terrestre -una extensión superior a la de Europa- está cubierta por humedales.

Los humedales embellecen praderas, costas y montañas, brindan espacio para el turismo, para la recreación y para la investigación. Son fuente productiva, brindan agua a pueblos y ciudades, y traen un gran número de beneficios más. Albergan además una función esencial para la naturaleza: Configuran importantes reservas de diversidad biológica y su alta productividad da sustento a una gran riqueza y abundancia de especies animales y vegetales. En el caso del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo la expresión más visible de esta rica biodiversidad son las aves que lo habitan o visitan, algunas viajando desde muy lejos...




T i po s d e h u m e d al e s Aunque a lo largo del planeta los tipos de humedales presentan una gran variedad, podemos distinguir en Chile cinco tipos principales:

Ribereños asociado a ríos y arroyos.

Marino costeros y de estuario asociado a las zonas de playa y marismas.

Palustres asociado a áreas pantanosas como vegas y bofedales.

Lacustres asociado a lagos y lagunas.

Artificiales Incluyen represas, embalses, estanques, canales y acequias.

Podemos agruparlos de la siguiente forma: Humedales

Artificiales

Naturales

Embalses

Marinos y costeros

Tranques

Marinos Estuarinos

CContinentales ntinent es o Lacustres al Ribereños




¿Qué característica en común comparten los humedales...?

Aunque los tipos de humedales y su ubicación geográfica varían ampliamente, todos comparten la característica de tener niveles de agua que cambian constantemente, pudiendo subir o bajar de acuerdo a la influencia de mareas, la escorrentía o las lluvias.

Este tipo de ambientes son reguladores de los regímenes hidrológicos, permiten la generación de agua para uso humano y para el desarrollo agrícola, son hábitat de numerosas formas de vida vegetal y animal, varias de las cuales han permitido el sustento de civilizaciones completas y representan un recurso de gran valor económico, cultural y recreativo.

Importancia ecológica

Un humedal está compuesto por elementos químicos, físicos y biológicos, es decir, agua, suelo, animales, vegetales y nutrientes. La relación entre estos componentes determina sus importantes funciones. Ofrecen más variedad de microhábitat distintos que otros ecosistemas sencillos. Estos múltiples hábitat (diversos) otorgan mayores posibilidades de aprovechamiento a plantas y animales, y por lo tanto, es esperable una mayor cantidad de especies en ellos.




Lo s hum eda l e s .. .

Sin lugar a dudas el recurso más importante proporcionado por los humedales es el agua.

De ella depende la vida en el planeta. A medida que el país crece y se desarrolla dependemos cada vez más del agua: necesitamos más agua para el consumo de las nuevas poblaciones, para las minas e industrias, para generar energía hidroeléctrica y para el regadío de nuestros campos. Esta mayor avidez por el agua nos obliga, por una parte, a no desperdiciarla y, por otra, a ser prudentes en su aprovechamiento, evitando que su uso signifique la contaminación de cauces naturales, un riesgo para la salud de la población (o de peces, plantas y animales), la pérdida del valor recreativo de ríos, de lagos o de paisajes muy queridos.

Si toda el agua de la Tierra la colocáramos en un balde, el agua dulce que puede ser aprovechada por los seres vivos equivaldría a lo que cabe en una cucharita de té.

¿Lo sabías... ?

El aprovechamiento del agua no es fácil, ya que requiere de estudios y de muchas inversiones. Sin embargo, las obras y las leyes serán insuficientes si no desarrollamos, todos juntos y cada uno en su casa, en el barrio y en la ciudad, una cultura del agua, es decir, un conjunto de valores y conocimientos que nos permitan asumir con plena conciencia la importancia del agua en el desarrollo de la vida, en el futuro de nuestro país y en el de la humanidad.




Los humedales de Coquimbo componen un sistema de tres grandes bahías que suman cerca de 43 km. Son de distintos tipos y tamaños: lagunas costeras, esteros, playas de variados tamaños y una extensa costa rocosa. Estas bahías se localizan en las planicies costeras y forman parte del centro urbano más importante de la IV Región de Chile. La bahía de Coquimbo es la más grande y una de las más importantes de esta zona (18 km), albergando al puerto de Coquimbo y a la ciudad de La Serena (alrededor del 50% de la población regional), cuyas principales actividades productivas son la pesca, el turismo y la agricultura. Mientras tanto, en las bahías de Guanaqueros y Tongoy las actividades principales son la pesca, la acuicultura y el turismo.

El Sistema de Humedales Costeros de la Comuna de Coquimbo es muy importante para la biodiversidad de nuestra región, en lo local, y para la costa Pacífico Sudamericana en lo continental.

Los principales humedales del sistema costero son:

Desembocadura del Río Elqui * Laguna Saladita (o Punta Teatinos)* Estero Culebrón, Laguna Adelaida (o Lagunillas) Estero de Tongoy Laguna Salinas Chica Laguna Salinas Grande Estero Pachingo * A pesar de que los dos primeros sitios mencionados se encuentran fuera de la Comuna de Coquimbo, forman parte del sistema y de la red costera, debido a su importancia ecológica.




la flora

El Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo se caracteriza por presentar una vegetación dominada por arbustos bajos muy densos, y en algunos sectores densas hierbas de carácter anual. Las especies que más abundan en nuestros humedales son aquellas propias de suelos húmedos y salobres, entre las cuales podemos nombrar la Hierba sosa y la Grama salada.

Rodrigo Valenzuela C.

Presentes en la zona ribereña, pero más cercanas al agua, se desarrollan una gran variedad de plantas llamadas macrófitas acuáticas, tales como la Totora, el Carrizo, el Vatro y el Junco.

Rodrigo Valenzuela C.

Hierba sosa, Laguna Salinas Chica

Carrizo, Laguna Salinas Chica

10


la fauna La fauna de los humedales es una de las más ricas y variadas de todos los ecosistemas del planeta. Es por esto que los humedales se caracterizan por su alta diversidad animal.

¿Lo sabías ?

Diego Luna Q.

existen 5 grandes grupos de animales vertebrados que habitan los humedales y su entorno, te los presentamos en las siguientes páginas.

Daniel Hiriart

Estero de Tongoy, hogar de aves, peces, reptiles y anfibios

11

Geko ( o salamanqueja de Coquimbo )


peces En Chile, los peces continentales (o de agua dulce) son en su mayoría endémicos, y se encuentran amenazados en su supervivencia, a causa de la constante presión y alteración que sufren los ambientes donde habitan y debido a la introducción de especies extranjeras a nuestro país, como lo son las truchas y carpas, que compiten con nuestros peces nativos por hábitat y alimentación. Las principales características de este tipo de fauna continental chilena son: a) b) c)

Tamaño pequeño (< 20 cm de longitud total) Distribución geográfica restringida Baja diversidad de especies

La alimentación de la mayoría de los peces continentales es en base a macrófitas acuáticas, donde ellos además buscan refugio y se reproducen. Solo unas pocas especies consumen microalgas.

Pejerrey de agua dulce

anfibios Los anfibios, como su nombre lo indica (Anfi = dos; Bios = vida) tienen como característica general el hecho de que en los primeros estados de su vida (como larva) son acuáticos, para luego, a través de un proceso llamado metamorfosis, convertirse en adultos que pueden permanecer fuera del agua por mucho más tiempo.

Rodrigo Valenzuela C.

La mayoría de ellos, piel sin escamas y húmeda por mucus secretado por glándulas cutáneas y ricamente vascularizada, lo que les permite respirar por la piel.

Sapito de cuatro ojos

12


reptiles

Aunque el hábitat de este grupo de fauna no se encuentra asociado en forma exclusiva a ambientes húmedos, es habitual encontrar reptiles en los alrededores de nuestros humedales. Son animales terrestres que no tienen que volver al agua para reproducirse como los anfibios. El cuerpo de los reptiles está cubierto por escamas, duras y secas que protegen al animal de la desecación. Igual que los peces y anfibios, los reptiles no tienen un mecanismo de regulación de la temperatura, por la que ésta es la misma del ambiente.

De la misma manera que los anfibios, los reptiles presentan en Chile un elevado porcentaje de endemismo y graves problemas de conservación.

Daniel Hiriart

La Iguana chilena, las culebras de cola corta y larga, Lagartijas como la de dos manchas, la Lemniscata o la Lagartija tenue, son algunos de los reptiles que presentan problemas de conservación en nuestra región y que habitan en el Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo.

13

Iguana chilena


aves acuáticas

Las mayoría de las aves acuáticas poseen el cuerpo cubierto de plumas y sus extremidades anteriores están transformadas en alas. Su esqueleto tiene adaptaciones para hacerlo liviano.

Harald Kocksch.

Su piel tiene una glándula llamada uropigeal que les permite lubricar sus plumas y protegerse del agua y el frío. Para adaptarse al medio húmedo algunas aves desarrollaron membranas interdigitales en sus patas.

Huairavo juvenil

14


Mariana Acuña R.

mamíferos

Los mamíferos son vertebrados cuyo principal rasgo distintivo es la presencia de glándulas mamariaso mamas- en las hembras para alimentar a sus crías (de ahí proviene el nombre mamíferos). Según estudios realizados, existen en el país un total de 171 especies de mamíferos, entre terrestres y acuáticos. En Chile los mamíferos asociados directamente a los humedales son muy pocos. Aunque su hábitat Zorro Chilla no se relaciona en forma exclusiva a ambientes húmedos, es posible encontrar en el entorno de los humedales costeros de Coquimbo algunas especies emblemáticas como el Zorro (Culpeo y Chilla), el Quique, el Chingue (o Zorrillo) y roedores nativos como el Ratón Oliváceo, el Degu o el Cururo, especie en peligro de extinción.

Diego Luna Q.

Probablemente, en algunos de tus paseos al aire libre te has encontrado con estas pequeñas cuevas, que más allá de nuestra vista y bajo tierra, se convierten en una larga trama de galerías o túneles. Allí vive el Cururo...

15

Curureras, Estero de Tongoy


MÁS DE 12 MIL ESPECIES EN EL MUNDO SE ENCUENTRAN AMENAZADAS EN SU SUPERVIVENCIA. DE ELLAS UN TOTAL DE 250 SON CHILENAS...

¿lo sabías ?

Esta es la principal conclusión de la “Lista Roja de Especies Amenazadas 2003”, elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el mayor inventario del mundo sobre el estado de conservación de plantas y animales. Son muchos los animalitos y plantas que están a punto de desaparecer. La deforestación, la contaminación y la caza indiscriminada son algunos de los factores que detonaron esta triste situación, y donde lamentablemente está involucrada la mano del hombre. Con respecto a nuestro país, aparecen en total 250 especies en la Lista Roja, entre animales y vegetales. De éstas, 18 se encuentran en Peligro Crítico, 16 En Peligro y 62 en calidad de Vulnerables. A lo largo del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo hay muchas especies de flora y fauna que se encuentran bajo algún tipo de amenaza. A continuación te nombramos algunas para que especial cuidado al encontrarte con una de ella:

tengas

Flora Guaicurú

Peces Pejerrey de agua dulce

Anfibios Sapito de cuatro ojos

Aves Gaviota Garuma

Mamíferos Cururo

Reptiles Iguana Chilena

16


Daniel Gómez L.

Aquí vemos dos especies en peligro que seguramente podrás reconocer...

Diego Luna Q.

Gaviota Garuma

17

Guaicuru, Salinas Grande


Las aves acuáticas son un grupo particular de aves que dependen directamente del agua en alguna fase de su ciclo de vida, habiendo desarrollado por ello particulares características morfológicas de adaptación al medio acuático, lo cual se refleja en sus patas, picos y plumaje entre otros. Constituyen uno de los componentes más carismáticos de la fauna que habita los humedales. Con mayores posibilidades de movilidad que los peces, las aves pueden hacer uso de estos ambientes durante sólo una parte del año y para cubrir una determinada etapa de su ciclo anual, como ser la nidificación, la cría, o la muda del plumaje.

Los humedales ofrecen a las aves acuáticas refugio y alimento, y son importantes sitios de concentración durante la migración anual.

Daniel Gómez L.

Cabe señalar además que existen en los humedales otros grupos de aves que no son propiamente acuáticas, y que no presentan las mencionadas características morfológicas, pero que sin embargo se encuentran asociadas a ambientes húmedos. Es el caso de especies tales como el Colegial, el Trile y el Run Run, entre otros.

Perrito

18


¿por qué llegan tantas aves a los humedales ?

La abundancia de aves en ambientes acuáticos como los humedales depende principalmente de la oferta de alimento y de la protección que estos sitios les brinden para vivir en ellos. Los grandes lagos del sur de Chile albergan pocas aves. Sus aguas son cristalinas pero el alimento para las aves escasea, existiendo pocos albergues en sus orillas donde puedan nidificar o refugiarse. Los ríos caudalosos tampoco albergan muchas aves.

¿Sabías que nuestros humedales reciben año tras año miles de aves migratorias que llegan a estas latitudes desde zonas tan lejanas como el hemisferio norte (Alaska y Canadá), la zona austral y la Patagonia, recorriendo distancias de hasta 15.000 kilómetros?

En cambio los ríos, esteros y lagunas de aguas más quietas, claras y continuas -como en el caso del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo- permiten el crecimiento de plantas y son más favorables para las aves y otra fauna acuática que sirve de alimento a muchas aves pescadoras. Los ambientes húmedos más visitados y habitados por las aves acuáticas son las lagunas más pequeñas y de escasa profundidad, tal los mencionados humedales costeros. Allí crecen “juncos”, “totoras” y otras plantas emergentes que sirven de sitios de nidificación seguros para muchas de las aves. Las lagunas con conexión al mar, como es el caso de la desembocadura del Estero de Tongoy, son lugares en que las aves abundan, debido a las particulares condiciones que se generan. Se produce aquí una rica mezcla de nutrientes aportados por la fusión de aguas que bajan del estero y de aguas marinas en crecida, lo que propicia sedimento y fango con alta presencia de invertebrados, alimento favorito de las aves. Allí no solo observamos aves propias y características de ambientes de agua dulce sino también aves marinas, incluidas varias especies de aves migratorias, tales como Playeros, Chorlos, Gaviotas, Gaviotines, Zarapitos y Rayadores, entre otros.

19


20

Además el sitio constituye un importante lugar de nidificación para el Vari, un ave rapaz. Destacan también en el sector de playa Gaviotas, Chorlos, Playeros y Garzas.

Es posible avistar en la laguna durante todo el año Taguas y variedad de Patos, y en particular en el sector de Pajonales, especies como el Siete colores y el Trabajador.

AVES PARA OBSERVAR

UBICACIÓN A 10 Km de la ciudad de La Serena, en el extremo norte de la bahía de Coquimbo.

LAGUNA SALADITA (PUNTA TEATINOS)

Pedro Valenzuela C.

¿Te animas a volar sobre los sitios del sistema ?


21

Destacan registros escasos de Garza azul y Garza tricolor, y la presencia de diferentes tipos de Gaviotas, Playeros y Zarapitos en el sector de playa.

AVES PARA OBSERVAR

UBICACIÓN Aproximadamente a 3 Km al noroeste del casco fundacional de la ciudad de La Serena. Se emplaza en el centro de la bahía de Coquimbo, lo cual le otorga una particular condición de equidistancia entre Laguna Saladita, por el norte, y el Estero Culebrón por el sur.

DESEMBOCADURA RÍO ELQUI

Pedro Valenzuela C.


22

El sector de playa es uno de los más interesantes de este humedal, albergando singular diversidad de aves playeras tales como Perritos y Gaviotas, y aves migratorias como Chorlos y Playeros, las que se alimentan de la rica fauna de invertebrados que el humedal sustenta. Es posible avistar además Garzas Cucas y Huairavos.

Destacan registros recientes de individuos de Gaviota Reidora, ave que no había sido vista antes en esta zona. El sitio alberga durante la época de verano, la mayor concentración de Gaviotas de Franklin de la bahía de Coquimbo.

AVES PARA OBSERVAR

Se emplaza en el extremo sur de la bahía de Coquimbo, casi a 1 Km del centro de la ciudad.

UBICACIÓN

ESTERO CULEBRÓN

Pedro Valenzuela C.


23

Destacan especies con registros escasos como el Gaviotín Sándwich, y grandes grupos de Pilpilenes en el sector de playa.

Es posible avistar habitualmente en el sitio Taguas y diferentes tipos de Patos. Se observan además Garzas cucas, Huairavos, Gaviotas, Gaviotines, Playeros, Rayadores y Zarapitos, particularmente en época de verano.

AVES PARA OBSERVAR

A 24 Km al sur de la ciudad de Coquimbo, en el sector norte de la bahía de Guanaqueros.

UBICACIÓN

LAGUNA ADELAIDA (LAGUNILLAS)

Pedro Valenzuela C.


24

El área de su desembocadura conforma la unidad de mayor interés ornitológico, debido a la presencia de un variado número de especies migratorias, particularmente en verano. Destacan en numerosos grupos, diversos tipos de Chorlos y Playeros, Gaviotas, Gaviotines, Zarapitos y Rayadores, entre otros.

AVES PARA OBSERVAR Es uno de los sitios más interesantes del sistema y reviste singular importancia para el descanso y alimentación de las aves migratorias que se mueven a lo largo de la costa de Chile. Se han registrado en el humedal un total de 102 especies de aves.

UBICACIÓN A 350 metros de la plaza principal de localidad-balnearia de Tongoy, desembocando en la bahía Barnes.

ESTERO DE TONGOY

Pedro Valenzuela C.


25

otros)

Este humedal sirve como dormidero de numerosas especies de aves acuáticas entre las que destacan diversos tipos de Patos (Jergón grande, Colorado, Real y

AVES PARA OBSERVAR Su situación geográfica al interior del sistema de humedales costeros de la bahía de Tongoy, le otorga una gran importancia como sitio de descanso, alimentación y nidificación.

UBICACIÓN En la Playa Grande de Tongoy, 3 Km al sur de la dicha localidad. En el sector norte de la bahía.

LAGUNA SALINAS CHICA

Pedro Valenzuela C.


26

Se observan también habitualmente en el humedal Garzas, y especies migratorias como el Playero blanco y el Playero de baird, posibles de avistar junto con la llegada de la Primavera.

AVES PARA OBSERVAR Habitan este humedal grandes grupos de Taguas y diversos tipos de Patos. El sector de dunas de playa sirve como sitio de descanso y nidificación para diversos tipos de Chorlos. Es posible encontrar ahí además al Colegial.

UBICACIÓN Sobre la Playa Grande de Tongoy, a poco más de 5 Km de dicha localidad, en el sector medio de su bahía.

LAGUNA SALINAS GRANDE

Pedro Valenzuela C.


27

Este humedal es altamente rico en especies de ambientes acuáticos, siendo un importante sitio de alimentación y descanso, recibiendo cientos de aves migratorias, particularmente en su brazo y laguna estacional sur, durante el verano. Se registran grandes grupos de Gaviotines (Elegante y Sándwich) Rayadores, Zarapitos, Pitotoy, Playero blanco y Playero de baird entre muchos otros.

AVES PARA OBSERVAR Es otro de los sitios más interesantes del sistema. Pachingo constituye un hábitat singular y diverso, albergando la mayor colonia de nidificación del Cormorán Yeco. Destaca además la presencia eventual de ejemplares de Águilas pescadoras, y habitual de Aguiluchos, Peucos, Cernícalos y Tiuques, todas aves rapaces. El humedal sirve como hábitat a diversos tipos de Patos (Jergones, Cuchara, Colorado y Real, entre otros.)

UBICACIÓN Aproximadamente a una distancia de 10 Km desde la localidad de Tongoy, y a 2 Km del sector de Puerto Aldea.

ESTERO PACHINGO

Pedro Valenzuela C.


Se ha estimado que por lo menos el 60% de la población humana del mundo vive en zonas costeras. Es más, muchas de estas zonas están atrayendo actividades de desarrollo más rápidamente que las zonas continentales, y esto se está traduciendo en una presión inmensa sobre los humedales costeros a causa de la recuperación de tierras para construcción de viviendas, para la industria, para actividades de desarrollo portuario y para el turismo. La concentración de contaminantes y el agotamiento de los recursos naturales es cada vez mayor.

un problema en todo el planeta Las amenazas a los humedales son muy variadas. Tal vez la mayor de ellas sea la falta de conciencia global que el ser humano tiene sobre la importancia de estos valiosos ecosistemas.

Origen La actividad humana o llamada también “intervención antrópica” ha venido contribuyendo en el último siglo a afectar y modificar la superficie terrestre y los procesos naturales.

28


Causas El sostenido aumento de la población a escala planetaria ha acentuado y aumentado estos procesos, afectando a grandes extensiones de territorio. Además, el desarrollo del comercio, la industria, la minería y la agricultura, con necesidad de grandes cantidades de agua para los procesos de transformación de materias primas, produce nuevos e importantes vertidos de desechos contaminantes en los cauces de agua, recurso esencial de los humedales y fuente de vida.

Los contaminantes del agua se pueden clasificar como orgánicos e inorgánicos. Los orgánicos están formados por desechos generados por los seres vivos, como restos de comida, cáscaras de frutas y verduras, excrementos y otros. Los inorgánicos en cambio corresponden a sustancias químicas, metales peligrosos, como plomo, mercurio o arsénico, detergentes, insecticidas, descargas de alcantarillado, fertilizantes, entre otros.

Estero Culebrón, Coquimbo

La contaminación nos afectan mucho... ¿Sabías que a ti también? A continuación te contamos un poco más sobre los problemas que sufren los humedales a lo largo de todo Chile...

29


falta de conciencia e impactos negativos EL DESCONOCIMIENTO DE LAS PERSONAS SOBRE EL VALOR DE LOS HUMEDALES CONSTITUYE UNA DE LAS CAUSAS DEL DETERIORO DE SUS RECURSOS.

Presión antrópica - La utilización de los humedales para el depósito de basura genera la contaminación de sus aguas y afecta en forma directa el hábitat de las especies de fauna que allí viven. Además la basura hace que los humedales presenten un mal aspecto y no nos den ganas de visitarlos. - El turismo y la recreación sin control alguno afectan negativamente a los humedales. En algunos casos son utilizados por las personas como sitios de camping, sin contar con baños o depósitos de basura. Además se cazan aves y se transita sobre ellos en motos y camionetas 4x4, entre varios impactos más. Intervenciones como las mencionadas producen destrucción directa de la vegetación, ejerciendo fuerte stress sobre los sitios, y en particular sobre las poblaciones de aves migratorias que recalan en nuestros humedales.

Diego Luna Q.

La situación se agrava considerando que la temporada alta de turismo en Chile (el verano) coincide con la llegada de aves migratorias, las cuales, al ver alteradas sus condiciones normales de vida, se ven forzadas a buscar nuevos hábitat.

Tránsito de vehículos sobre dunas afecta el hábitat de aves

30


Rodrigo Valenzuela C.

Desechos plásticos en Estero Pachingo

Destrucción de hábitat - Los humedales son utilizados para el depósito de escombros, lo cual produce compactación de suelos y alteraciones de los cauces de esteros o ríos, entre otros problemas. La afectación o eliminación de la vegetación en las zonas húmedas provoca pérdida de biodiversidad vegetal y de hábitat para muchos animales que viven o nidifican en ella.

Contaminación - Los desechos de la minería, el vertido de combustibles y de metales pesados contaminan los cursos de agua de los humedales, generando condiciones negativas para el desarrollo de biodiversidad. - Los pesticidas que se emplean en la agricultura son arrastrados a los cursos de agua por la acción del viento y de las lluvias, alterando así la vida acuática y terrestre, poniendo en riesgo incluso la salud de las comunidades que habitan en torno a los humedales. En algunos casos los contaminantes mencionados son vertidos en forma directa a estos ambientes acuáticos, lo cual puede traer graves consecuencias. - Las sustancias tóxicas contenidas en los desechos industriales que se depositan recurrentemente en los humedales, matan peces y aves, alterando su frágil equilibrio ecológico. - Las aguas servidas de los sectores urbanas constituyen un verdadero peligro para los humedales, ya que al ser descargadas en ellos pueden provocar serias alteraciones en la cadena alimentaria de dichos ecosistemas.

31


Diego Luna Q. Rodrigo Valenzuela C.

Microbasural en Laguna Salinas Chica, Tongoy

Basura y contaminación de agua

Cuando el agua de los humedales es contaminada, se pone en riesgo su función como reservorio de agua, y se pone en riesgo también el recurso más valioso y fundamental para el desarrollo del hombre.

¿Sabías que…

La Región de Coquimbo, donde habitamos, es territorio semiárido y con alta desertificación?

32


Es responsabilidad de todos nosotros -los hombres, las mujeres, los jóvenes, los abuelos y abuelitas, los niños y niñas- que las áreas silvestres sigan siendo un espacio donde la naturaleza se desarrolle sin interferencias. No te olvides que los humedales representan un “patrimonio de todos”.

Rodrigo Valenzuela C.

Te invitamos a poner Manos al Humedal en un sentido positivo, de modo que, sumando muchas manos unidas podamos preservarlos y disfrutar de ellos...

foto pro-activa

33


A CONTINUACIÓN QUEREMOS COMPARTIR CONTIGO ALGUNAS RECOMENDACIONES ESENCIALES:

¿Qué cosas NO debo hacer al visitar un humedal?

- Evita acercarte demasiado a las zonas que albergan fauna (particularmente aves). Te recomendamos idealmente mantenerte a una distancia aproximada de 30 metros de estos puntos. - Menos aún persigas o maltrates animales. El matar animales como culebras o lagartijas, por gusto o por miedo, rompe el delicado balance ecológico del lugar. - Evita dejar basura y desperdicios orgánicos. Es importante recordar que aun cuando la mayoría de la comida que llevamos es orgánica, y se degrada fácilmente, resulta ajena al ecosistema del lugar y solo su presencia provoca cambios en el comportamiento de los animales. - Evita quemar o enterrar desperdicios. Las fogatas no consumen totalmente los alimentos y al enterrarlos puede llamar la atención de los animales que escarban, y terminan esparcidos por toda el área. - Pocos perros pueden resistir la tentación de perseguir a cualquier animal que se mueva. Te pedimos puedas dejarlo en casa cuando visites los humedales.

34


Diego Luna Q.

Basura flota en Laguna Salinas Grande

- Evita alimentar a la fauna del lugar. - No transites en vehículos motorizados sobre las cercanías del humedal, pues perturbarás a las aves, destruirás eventualmente sus nidos y la vegetación de ribera. - Evita dañar la vegetación al caminar. Recuerda que destruyes el hábitat de los animales. - Deja las plantas, flores, insectos y otros objetos naturales en su lugar. No te lleves a casa objetos que encuentres y respeta el entorno del lugar. - Evita acampar en las cercanías de un humedal, ya que estos sitios no son los adecuados para esta actividad pues no cuentan con infraestructura básica que así lo permita (baños, basureros, etc.) - No destruyas, deteriores o remuevas piezas arqueológicas (conchales, piedras, fósiles, cerámicas u otros). Si quieres puedes tomarles fotos, y permitirás así que otras personas también disfruten de su belleza patrimonial. - No debes entrar al agua en un humedal, pues en el fondo es muy blando y te puedes hundir o enredar en la vegetación.

35


¿Qué cosas SÍ debo hacer al visitar un humedal ?

Lleva ropa adecuada y agua - Usa un vestuario de acuerdo al clima y al lugar que visitas (te recomendamos ropa de colores que puedan mimetizarse con el entorno y calzado cómodo). - No olvides llevar una botella con agua. Respeta la naturaleza y la vida silvestre - Camina sin hacer ruidos. - Transita por senderos y/o caminos donde los haya; si no, procura perturbar mínimamente el lugar. Si puedes lleva algunos accesorios, es más entretenido...

Diego Luna Q.

- Lleva tu cámara fotográfica y tus binoculares. Hay muchas cosas entretenidas que registrar y ver. Siempre es bueno portar un block de notas y lápiz para anotaciones.

Observando aves en Estero Pachingo, Tongoy

36


Acuérdate de la basura - Porta una bolsa destinada a disponer los desechos y basura que generes durante tu visita al humedal. No botes basura, ni arrojes objetos al agua. Minimiza el uso e impacto de las fogatas - Antes que todo pregúntate si de veras necesitas hacer fuego. - Si igualmente decides hacerlo, debes estar acompañado de un adulto, y además tener en cuenta las siguientes recomendaciones: - Recoge solo la madera muerta y tirada en el suelo. - Evita armar fogatas bajo árboles o suelos con hojarasca y cerca de rocas que luego quedarán con hollín. - Quema todas las cenizas hasta que estén blancas y evita dejar leña quemada. - Apaga el fuego cuando tengan que partir, no dejando rastro de la fogata cuando te retires.

Una reflexión para compartir Permite a otras personas, ahora o en el futuro, experimentar la maravillosa sensación que se experimenta al estar frente a la naturaleza, las plantas, las aves, el agua y el paisaje... Dejar el humedal que visitamos limpio y mejor de lo que lo encontramos (para que otros también puedan disfrutarlo) y transmitir nuestra experiencia a otras personas, son temas que tienen que ver con valores y principios fundamentales de todos aquellos que sentimos respeto y admiración por el mundo natural.

37


Te proponemos aquí algunas acciones que puedes llevar a cabo en tu humedal más cercano, con un grupo de amigos o simplemente haciéndolo tú mismo.

Limpieza

A todos nos molesta o entristece ver un lugar natural lleno de basura. Por una parte se estropea el paisaje que observamos, y por otra se afecta a la fauna del lugar. La basura puede además contaminar el suelo y la vegetación.

Con tu ayuda puede que esta situación cambie… Puedes comenzar recogiendo los desperdicios que encuentras a medida que recorres el humedal, en sus riberas, entre la vegetación y aquellos que se encuentren flotando en el agua y que puedas sacar desde la orilla. Recuerda tomar precauciones al acercarte demasiado al agua para evitar una caída. Te recomendamos agruparte con más personas y planear una jornada de limpieza entretenida en algún humedal. Verás luego cómo aumenta el número de animales que vendrán de visita al sitio, una vez que vean su hábitat limpio y libre de desperdicios. ¿Te animas...?

IMPORTANTE

Procura llevarte la basura que juntaste de una forma segura y depositarla finalmente en un lugar adecuado, de modo que no vuelva a esparcirse. Puedes pedirle a tu papá, a un vecino o a algún adulto que conozcas, si pudiera ayudar con su camioneta.

38


Preocúpate de la caza indiscriminada

Esta tarea es muy fácil, y puedes salvarle la vida a muchos animalitos… Si ves cazadores en las cercanías del humedal, y te parece que están persiguiendo aves o zorros, puedes avisarle a una persona mayor para que ésta pueda llamar la atención de aquellas personas que está cazando. Si observas que cierto grupo de personas se encuentran en esta actitud, puedes incluso (siempre acompañado de un mayor) acercarte amablemente, y explicarles el valor de nuestra fauna, su belleza e importancia ecológica. Puedes preguntarles además qué están cazando. Si se trata de conejos o liebres, no hay problema, ya que son especies cuya caza está permitida, por ser consideradas especies perjudiciales o dañinas. Te contamos también qué las lagartijas o culebras que ves comúnmente son animales indefensos, vulnerables y muchos de ellos se encuentran en peligro de extinción. Lamentablemente muchas veces son objeto de depredaciones organizadas por niños, quienes por diversión están poniendo en peligro la supervivencia de estos animalitos.

Sonia Mena J.

Si ves otros niños en esa actitud, conversa con ellos, explícales la situación e invítalos a que no lo hagan.

39


En familia o con amigos, los humedales pueden ser usados como entretenidos espacios naturales de recreaci贸n al aire libre. Aprovecha de tomar un buen ba帽o refrescante o nadar en sus aguas quietas, ir de pesca, realizar una simple excursi贸n para admirar su paisaje y sus colores o simplemente tener un agradable momento de descanso.

Diego Luna Q.

Rodrigo Valenzuela C.

No olvides tener en cuenta siempre, poner en pr谩ctica aquellas recomendaciones que hemos venido compartiendo...

Humedales, naturaleza y agua para disfrutar

40


Los observadores de aves son personas que con gran interés y pasión se dedican a buscar y observar las aves en su ambiente natural. Algunos persiguen investigar científicamente algún aspecto relevante de su comportamiento o distribución, o simplemente, experimentar una íntima satisfacción y un profundo goce a través del contacto directo con estas maravillosas criaturas.

Para observar aves de manera óptima necesitamos equipamiento:

Binoculares o prismáticos. Guía de identificación de aves

Te aconsejamos acudir a los humedales en grupos de pocas personas, ya que grupos demasiado numerosos inevitablemente perturbarán y ahuyentarán a las aves y la fauna del lugar. En síntesis, el placer y la confiabilidad de la observación de aves dependen del uso de binoculares adecuados y del cuidado y la paciencia que tengamos al aproximarnos a las aves. Pregunta entre tus amigos y vecinos, si alguien tuviera un binocular disponible que pudiera prestarte...

41


¿ En qué debemos fijarnos para identificar un ave ? La forma o silueta: Son las proporciones corporales, largo y forma del pico y patas y cola. El colorido del plumaje: En algunas ocasiones esta referencia se complica un poco cuando observamos aves que poseen diferencias de coloración entre adultos y juveniles, entre machos y hembras o entre el período reproductivo y el de reposo. Observa y toma nota de estas variaciones. Los sonidos de aves y sus voces: Es esta una característica muy particular y especialmente atractiva, ya que cada especie dispone de cantos o gritos absolutamente típicos, de manera que el registro acústico es tan importante como el visual. El tamaño: Este dato nos permite comparar el tamaño de aves observadas con el de aves ya conocidas.

¡ Atención ! Durante la primavera es necesario mantenerse alejado de las zonas de nidificación y caminar por los senderos existentes. Presta atención al movilizarte en las cercanías del humedal, y ante la presencia de nidos, huevos, o aves que estén en actitud de incubación. Muchas especies ponen sus huevos en pequeñas cavidades en el suelo, camuflándolos tan bien, que nos arriesgamos a pisarlos inadvertidamente. Siempre debes prevenir las acciones, tanto intencionadas como accidentales, que causen daños al ambiente, tales como el acoso o molestia a especies silvestres, sobre todo a aves en época de anidamiento y cría.

42


Algunos consejos para principiantes Un censo de aves es un conteo referido a un ecosistema en un momento determinado -o a ciertos períodos- que da cuenta de información cuantitativa y cualitativa respecto de las especies de avifauna presentes y las características de su entorno. Se trata de una interesante y entretenida actividad. Tal como quien conoce a un nuevo amigo, comenzarás a encariñarte con las aves, y a desear observar su asombroso comportamiento y apariencia. Un mundo nuevo, que antes permanecía oculto, se abrirá ahora antes tus ojos...

- Trata de iniciar tu censo a tempranas horas de la mañana o al atardecer, que es cuando en general las aves presentan mayor actividad. - Tal como te indicamos anteriormente, lleva tus binoculares, block de notas y lápiz - Para identificar las aves, puedes utilizar la referencia fotográfica que encontrarás en la contraportada. - Utiliza preferentemente la Planilla de Censo (te facilitamos un ejemplar fotocopiable al interior de la contraportada)

Siguiendo las recomendaciones detalladas en las páginas anteriores, te presentamos a continuación algunos consejos adicionales, para que puedas iniciarte en la realización de censos de aves.

43


El censo paso a paso...

1.- Cuando llegues al humedal define uno o dos puntos para hacer el conteo. Te recomendamos elegir puntos elevados para tener mejores vistas o en su defecto, puntos cercanos pero escondidos (recuerda no acercarte mucho a las aves, pues de lo contrario se volarán). 2.- Comienza a observar y tomar anotaciones. 3.- Inicialmente completa datos clave de la planilla tales como lugar, día, hora de inicio, y estado del clima al momento de comenzar el censo. 4.- Con guía de aves en mano y de acuerdo a las fotografías, identifica primero cada una de las especies que estás viendo. Anota su nombre común y reconoce su nombre científico. Así estarás registrando lo que se denomina riqueza de especies. 5.- Una vez identificadas las especies, cuenta cuántas hay de cada una de ellas. Eso es lo que se denomina abundancia de especies. Fíjate en no contar ejemplares más de una vez. 6.- Si es que algún aspecto te llama la atención de manera particular, sea de un ave en particular o de un grupo de ellas, regístralo en el casillero “observaciones”. 7.- Finalizado el conteo, debes colocar hora de término en la planilla. 8.- Si es que tienes acceso a internet en tu casa, en la escuela o donde puedas conectarte, puedes verificar luego los registros obtenidos e informarte de los hábitos de algunas especies en

www.avesdechile.cl

Si sigues estos pasos, y practicas con interés, podrás comenzar a identificar las diferentes especies que habitan los humedales. Te sorprenderás cuando después de un tiempo seas capaz de identificarlas perfectamente apenas las veas aparecer, o ni bien escuches sus particulares cantos.

44


¡Tus censos son muy importantes !

Los datos que obtengas mediante la realización de censos revisten una singular relevancia, ya que con tu acción estás contribuyendo a la investigación de los humedales y de las aves que los habitan o visitan.

Rodrigo Valenzuela C.

Rodrigo Valenzuela C.

Además de aprender a reconocer a las aves, y a estudiarlas, al analizar y comparar los resultados de tus censos podrás saber cómo varía la presencia de especies, su abundancia y en qué estación del año estas aves llegan o se van. En resumen, puedes apreciar todos los cambios que vayan ocurriendo en el tiempo.

45


Se trata de un grupo de escolares de entre 8 y 12 años, que desarrollan actividades permanentes sobre los humedales insertos en la hacienda El Tangue, tales como limpieza, vigilancia contra la caza indiscriminada de especies, observación ornitológica y censos, caminatas ecológicas, elaboración y colocación de señalética, entre otros. Estos niños van a la Escuela Rural G-173 de la Hacienda El Tangue, ubicada en la zona de Sur de la Comuna de Coquimbo y viven en un sector rural, dedicado principalmente a la ganadería de ovinos y a la agricultura. Los “Guardianes de El Tangue” se conformaron en el año 2003 y han realizado hasta el momento diversas actividades en terreno. Han participado de varios censos de aves, han visitado el tramo del Sendero de Chile en la región, han intercambiado experiencias y aprendizajes con otros grupos de niños en el Perú, y han sido parte de las actividades del Día Mundial de los Humedales, el cual se celebra cada 2 de febrero a lo largo de todo el mundo. Han sido incluso reconocidos en forma oficial por las autoridades regionales, debido a su labor en pro de la conservación de los humedales. El trabajo realizado por los Guardianes de los Humedales de El Tangue es un ejemplo de cómo con organización e interés en el medio ambiente podemos agruparnos y lograr “pequeñas grandes” cosas.

¡Ahora es tu turno! Puedes juntarte con amigos u otros niños que quieran acompañarte en esta aventura de ser un verdadero “Guardián de los humedales”.

46


¡¡Súmate a los Guardianes !!

Te servirá además para… Vivir y compartir nuevas experiencias. Conocer nuevos amigos. Cuidar, aprender y estar en contacto con tu entorno natural.

Rodrigo Valenzuela C.

Motivar a otros grupos interesados en cuidar el medio ambiente

Guardianes de los Humedales de El Tangue.

47


Palabras clave Acuicultura: Conjunto de técnicas y actividades, cuyo objetivo es la cría en cautiverio de organismos acuáticos, ya sean plantas o animales, en agua dulce o salada. Biodiversidad (o Diversidad biológica): Es la variedad de vida en todas sus formas, niveles y combinaciones. Desertificación: Proceso de degradación del suelo, agua, vegetación y, en general, de todas las condiciones ambientales. Este fenómeno hace que el territorio adquiera las características de un desierto. Esto como resultado de diversos factores, entre los que se incluyen las variaciones climáticas y las actividades humanas. Desperdicios orgánicos: Son aquellos residuos biodegradables (que se descomponen naturalmente). Tienen la característica de poder desintegrarse o degradarse rápidamente, transformándose en otro tipo de materia orgánica. Ejemplo: los restos de comida, frutas y verduras, sus cáscaras, carne y huevos, entre otros. Ecosistema: Es una unidad formada por factores bióticos (elementos vivos como los vegetales y animales) y abióticos (aquellos que carecen de vida, como por ejemplo los minerales y el agua), en la que existen interacciones vitales, fluye la energía y circula la materia. Embalse: Gran depósito de agua que se forma artificialmente, por lo común cerrando la boca de un valle mediante la construcción de un dique o presa. Se almacenan en él las aguas de un río o arroyo, con el fin de utilizarlas en el riego de cultivos, en el abastecimiento de poblaciones y/o en la producción de energía eléctrica. Endémico: Organismo o ecosistema restringido a una región o localidad determinada y limitada. Este concepto se utiliza principalmente para aquellas especies que se encuentran en áreas geográficas relativamente pequeñas.

48


Especie: Grupo de organismos con características similares que en la naturaleza se reproducen sólo entre sí. Estuario: Desembocadura de un río o estero, donde se mezclan las aguas dulces con las marinas. Hábitat: Lugar de condiciones apropiadas para que viva un organismo, especie o comunidad animal o vegetal. Intervención antrópica: Todos aquellos cambios sustantivos producidos por la acción del hombre. Marismas: Terreno bajo y pantanoso que inunda las aguas del mar. Macrófitas acuáticas: Plantas que se desarrollan en la zona litoral de un cuerpo de agua, es decir, en el área de transición entre el medio acuático y el medio terrestre. Van desde las plantas de pantano hasta las acuáticas propiamente tales. Vega: Corresponde a formaciones vegetales que se establecen en un ambiente de suelo principalmente orgánico y muy húmedo. Esta definición se aplica también para el término bofedales. Vertebrado:

Caracterizado por poseer en la línea media

dorsal del cuerpo un eje óseo o cartilaginoso llamado columna vertebral, formada por un número variable de vértebras.

49


Fuentes citadas y/o consultadas -ROTMAN, JURGEN (1995). Guía de Identificación de Aves de Ambientes Acuáticos, UNORCH. - MÖLLER & MUÑOZ-PEDREROS (1998). Humedales & Educación Ambiental: Guía Práctica para Padres, Profesores y Monitores. CEA Ediciones. - MUÑOZ PEDREROS, A (2003). Guía de los Humedales del Río Cruces. CEA Ediciones. -CAMPOS H., DAZAROLA G., DYER B., FUENTES L., GAVILÁN JF., HUAQUÍN L., MARTÍNEZ G., MELÉNDEZ R., PEQUEÑO G., PONCE F., RUIZ VH., SIELFELD W., SOTO D., VEGA R. & VILA I. (1998). Categorías de conservación de peces nativos de aguas continentales de Chile. Boletín del Museo Nacional de Historia Natural 47: 101-122. - VILA I, L. FUENTES Y M CONTRERAS (1999). Peces Límnicos de Chile. Boletín del Museo Nac. de Historia Natural 48: 61-75. -WETLANDS INTERNATIONAL (2005). El Censo Neotropical de Aves Acuáticas 2004: Una Herramienta para la CONSERVACIÓN. -TABILO VALDIVIESO, ELIER (2002). Alianza Mundial para la Conservación de los Humedales en las Zonas Áridas y Desertificadas: Una Tarea Impostergable. Paper disponible en www.humedalescoquimbo.cl - CORPORACIÓN AMBIENTES ACUÁTICOS DE CHILE (2003). Inventario del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo / disponible en: www.humedalescoquimbo.cl - DIRECCIÓN GENERAL DE AGUAS, MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS DE CHILE (2002). Gota a Gota “El Agua: Recurso y responsabilidad de todos” Nivel Básico 3. Material Educativo para el Segundo Ciclo de Enseñanza Básica. - CORPORACIÓN AMBIENTES ACUÁTICOS DE CHILE (2003). Ficha Ramsar del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo (versión preliminar). - CONVENCIÓN DE RAMSAR (2004). Manejo de las zonas costeras (serie Manuales, Nº 13) / www.ramsar.org - THE MEDITERRANEAN WETLAND INITIATIVE (2002). Herramientas para la Gestión del Turismo Sostenible en Humedales. Manual para la Gestión de Visitantes (MedWet on line publications) / www.medwet.org - NATIONAL OUTDOOR LEADERSHIP SCHOOL – COMISIÓN NACIONAL DEL MEDIO AMBIENTE. Manual “No deje rastro”. - INSTITUTO DA CONSERVAÇAO DA NATURALEZA. Aves Acuáticas de la Reserva Natural do Sapal de Castro Marim e Vila Real de Santo António. - LUNA QUEVEDO, D. (2003). Guardianes Protegen los Humedales de El Tangue. Paper disponible en www.humedalescoquimbo.cl - NOTAS DEL COMPILADOR (2005) - NOTAS DEL EDITOR (2003-2005)

50


Agradecimientos La Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH, quiere expresar su más sincero agradecimiento para aquellas personas e instituciones, que en forma desinteresada aportaron recursos, gestión y valiosos insumos a la presente publicación: Margarita Astrálaga, Adrián Ruiz Carvajal, Ivan Darío Valencia Convención de Ramsar. Jorge Valenzuela, Dirección de Medio Ambiente Ministerio de Relaciones Exteriores Daniel Hiriart Lamas Daniel Gómez-Lobo Mariana Acuña R. www.chilesilvestre.cl Juan Aguirre Harald Kocksch Juan Tassara www.avesdechile.cl A los “Guardianes de los Humedales de El Tangue”, fuente de inspiración... A todos... ¡muchas gracias! Las fotografías aéreas presentadas en la presente publicación pertenecen a la producción audiovisual “Humedales desde el aire”, realizada en forma conjunta por la Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH, y AlRojo Producciones. CÁMARA & EDICIÓN Rodrigo Valenzuela Concha Pedro Valenzuela Concha PRODUCCIÓN EJECUTIVA Diego Luna Quevedo COORDINACIÓN & GESTIÖN Claudia Galli PILOTOS Tte. Felipe Mayer Tte. Carlos Rodríguez Queremos agradecer en forma personal al Sr. Gobernador Marítimo de Coquimbo Capitán Rodolfo Estay Molina, y en forma institucional a la Armada de Chile por el invalorable aporte en horas de vuelo para la realización de esta producción.

51


CAACH © 2005

52


flora

aves

Adesmia litoralis

Guaicurú

Limonium guaicuru

Typha angustifolia

Totora

Juncus acutus

Junquillo

Chorlo de collar Charadrius collaris

Charadrius alexandrinus

Charadrius modestus

Casmerodius albus

Garza grande

Garza chica

Garza cuca

Quisco

Pata de guanaco

Pitotoy chico

Pitotoy grande

Zarapito

Huairavo

Huala

Pato real

Echinopsis litaralis

Calandrinia litoralis

Tringa flavipes

Chorlo nevado

Tringa melanoleuca

Chorlo chileno

Numenius phaeopus

Nycticorax nycticorax

Egretta thula

Podiceps major

Ardea cocoi

“Nosotros, los niños y niñas que habitamos el entorno del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo, tenemos el derecho de participar activamente en el uso racional de nuestros recursos naturales, pues de ellos depende en gran medida, nuestro desarrollo actual y futuro...” Manos al humedal

Anas sibilatrix

GUÍA PRÁCTICA PARA ESCOLARES Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH

Senecio coquimbensis

Playero vuelvepiedras

Playero de baird

Arenaria interpres

Phragmites australis

Carrizo

Haplopappus parvifolius

Sapo de rulo

Sapito de cuatro ojos

Culebra de cola corta

Lagartija de mancha

Calidris bairdii

Playero blanco

Pato jergón grande

Perrito

Pato gargantillo

Calidris alba

Sarcocornia fruticosa

Haematopus palliatus

Pilpilén

Pilpilén negro Haematopus ater

Himantopus melanurus

Iguana

Gaviota cahuil

Gaviota franklin

Gaviota dominicana

Zorro chilla

Gaviota garuma

Rayador

Gaviotín elegante

Hierba sosa

Anas georgica

Anas bahamensis

Pato cuchara

Pato colorado

Tagua

Tagua de frente roja

Anas platalea

Fulica armillata

Anas cyanoptera

Fulica rufifrons

fauna

Bufo chilensis

Tachymenis chilensis

Pleurodema tahul

Liolaemus nigromaculatus

Callopistes palluma

Pseudalopex griseus

Larus maculipennis

Larus modestus

Larus pipixcan

Rynchops niger

Colegial

Lessonia rufa

Larus dominicanus

Trile

Sterna elegans

Agelaius thilius 1 4 7 10

2 5 8

3 6 9

20 21 22 40 41 42 23 24 25 43 44 45 26 27 28 46 47 48 29 30 31 49 50 51

11 12 13 32 33 34 52 53 54 14 15 16 35 36 37 55 56 17 18 19 38 39

Ratoncito lanudo

Abrothrix longipilis

Ratón olivaceo

Abrothrix olivaceus

Ratón colilarga

Oligorizomys longicaudatus

Yeco

Phalacrocorax brasilianus

Blanquillo

Podiceps occipitalis

Run-run

Hymenops perspicillata

Sietecolores

Tachuris rubrigastra

Queltehue

Vanellus chilensis

Daniel Gomez-L.: 29,31,35,39,41,47,56 Diego Luna Q.: 4,28, 38,40,49 Daniel Hiriart: 1,2,3,6,7,8,11,12,13,14,15,17,18,19 Rodrigo Valenzuela C.: 9,10,22 Harald Kocksch: 23,24,32,33,44,46,54 Juan Aguirre: 30,36,43,48,52 Juan Tassara: 26 Mariana Acuña R: 16

Corporación Ambientes Acuáticos de Chile CAACH©2005

Playeros blancos bahía de Tongoy foto: Rodrigo Valenzuela


flora

aves

Adesmia litoralis

Guaicurú

Limonium guaicuru

Typha angustifolia

Totora

Juncus acutus

Junquillo

Chorlo de collar Charadrius collaris

Charadrius alexandrinus

Charadrius modestus

Casmerodius albus

Garza grande

Garza chica

Garza cuca

Quisco

Pata de guanaco

Pitotoy chico

Pitotoy grande

Zarapito

Huairavo

Huala

Pato real

Echinopsis litaralis

Calandrinia litoralis

Tringa flavipes

Chorlo nevado

Tringa melanoleuca

Chorlo chileno

Numenius phaeopus

Nycticorax nycticorax

Egretta thula

Podiceps major

Ardea cocoi

“Nosotros, los niños y niñas que habitamos el entorno del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo, tenemos el derecho de participar activamente en el uso racional de nuestros recursos naturales, pues de ellos depende en gran medida, nuestro desarrollo actual y futuro...” Manos al humedal

Anas sibilatrix

GUÍA PRÁCTICA PARA ESCOLARES Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH

Senecio coquimbensis

Playero vuelvepiedras

Playero de baird

Arenaria interpres

Phragmites australis

Carrizo

Haplopappus parvifolius

Sapo de rulo

Sapito de cuatro ojos

Culebra de cola corta

Lagartija de mancha

Calidris bairdii

Playero blanco

Pato jergón grande

Perrito

Pato gargantillo

Calidris alba

Sarcocornia fruticosa

Haematopus palliatus

Pilpilén

Pilpilén negro Haematopus ater

Himantopus melanurus

Iguana

Gaviota cahuil

Gaviota franklin

Gaviota dominicana

Zorro chilla

Gaviota garuma

Rayador

Gaviotín elegante

Hierba sosa

Anas georgica

Anas bahamensis

Pato cuchara

Pato colorado

Tagua

Tagua de frente roja

Anas platalea

Fulica armillata

Anas cyanoptera

Fulica rufifrons

fauna

Bufo chilensis

Tachymenis chilensis

Pleurodema tahul

Liolaemus nigromaculatus

Callopistes palluma

Pseudalopex griseus

Larus maculipennis

Larus modestus

Larus pipixcan

Rynchops niger

Colegial

Lessonia rufa

Larus dominicanus

Trile

Sterna elegans

Agelaius thilius 1 4 7 10

2 5 8

3 6 9

20 21 22 40 41 42 23 24 25 43 44 45 26 27 28 46 47 48 29 30 31 49 50 51

11 12 13 32 33 34 52 53 54 14 15 16 35 36 37 55 56 17 18 19 38 39

Ratoncito lanudo

Abrothrix longipilis

Ratón olivaceo

Abrothrix olivaceus

Ratón colilarga

Oligorizomys longicaudatus

Yeco

Phalacrocorax brasilianus

Blanquillo

Podiceps occipitalis

Run-run

Hymenops perspicillata

Sietecolores

Tachuris rubrigastra

Queltehue

Vanellus chilensis

Daniel Gomez-L.: 29,31,35,39,41,47,56 Diego Luna Q.: 4,28, 38,40,49 Daniel Hiriart: 1,2,3,6,7,8,11,12,13,14,15,17,18,19 Rodrigo Valenzuela C.: 9,10,22 Harald Kocksch: 23,24,32,33,44,46,54 Juan Aguirre: 30,36,43,48,52 Juan Tassara: 26 Mariana Acuña R: 16

Corporación Ambientes Acuáticos de Chile CAACH©2005

Playeros blancos bahía de Tongoy foto: Rodrigo Valenzuela


flora

aves

Adesmia litoralis

Guaicurú

Limonium guaicuru

Typha angustifolia

Totora

Juncus acutus

Junquillo

Chorlo de collar Charadrius collaris

Charadrius alexandrinus

Charadrius modestus

Casmerodius albus

Garza grande

Garza chica

Garza cuca

Quisco

Pata de guanaco

Pitotoy chico

Pitotoy grande

Zarapito

Huairavo

Huala

Pato real

Echinopsis litaralis

Calandrinia litoralis

Tringa flavipes

Chorlo nevado

Tringa melanoleuca

Chorlo chileno

Numenius phaeopus

Nycticorax nycticorax

Egretta thula

Podiceps major

Ardea cocoi

“Nosotros, los niños y niñas que habitamos el entorno del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo, tenemos el derecho de participar activamente en el uso racional de nuestros recursos naturales, pues de ellos depende en gran medida, nuestro desarrollo actual y futuro...” Manos al humedal

Anas sibilatrix

GUÍA PRÁCTICA PARA ESCOLARES Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH

Senecio coquimbensis

Playero vuelvepiedras

Playero de baird

Arenaria interpres

Phragmites australis

Carrizo

Haplopappus parvifolius

Sapo de rulo

Sapito de cuatro ojos

Culebra de cola corta

Lagartija de mancha

Calidris bairdii

Playero blanco

Pato jergón grande

Perrito

Pato gargantillo

Calidris alba

Sarcocornia fruticosa

Haematopus palliatus

Pilpilén

Pilpilén negro Haematopus ater

Himantopus melanurus

Iguana

Gaviota cahuil

Gaviota franklin

Gaviota dominicana

Zorro chilla

Gaviota garuma

Rayador

Gaviotín elegante

Hierba sosa

Anas georgica

Anas bahamensis

Pato cuchara

Pato colorado

Tagua

Tagua de frente roja

Anas platalea

Fulica armillata

Anas cyanoptera

Fulica rufifrons

fauna

Bufo chilensis

Tachymenis chilensis

Pleurodema tahul

Liolaemus nigromaculatus

Callopistes palluma

Pseudalopex griseus

Larus maculipennis

Larus modestus

Larus pipixcan

Rynchops niger

Colegial

Lessonia rufa

Larus dominicanus

Trile

Sterna elegans

Agelaius thilius 1 4 7 10

2 5 8

3 6 9

20 21 22 40 41 42 23 24 25 43 44 45 26 27 28 46 47 48 29 30 31 49 50 51

11 12 13 32 33 34 52 53 54 14 15 16 35 36 37 55 56 17 18 19 38 39

Ratoncito lanudo

Abrothrix longipilis

Ratón olivaceo

Abrothrix olivaceus

Ratón colilarga

Oligorizomys longicaudatus

Yeco

Phalacrocorax brasilianus

Blanquillo

Podiceps occipitalis

Run-run

Hymenops perspicillata

Sietecolores

Tachuris rubrigastra

Queltehue

Vanellus chilensis

Daniel Gomez-L.: 29,31,35,39,41,47,56 Diego Luna Q.: 4,28, 38,40,49 Daniel Hiriart: 1,2,3,6,7,8,11,12,13,14,15,17,18,19 Rodrigo Valenzuela C.: 9,10,22 Harald Kocksch: 23,24,32,33,44,46,54 Juan Aguirre: 30,36,43,48,52 Juan Tassara: 26 Mariana Acuña R: 16

Corporación Ambientes Acuáticos de Chile CAACH©2005

Playeros blancos bahía de Tongoy foto: Rodrigo Valenzuela


flora

aves

Adesmia litoralis

Guaicurú

Limonium guaicuru

Typha angustifolia

Totora

Juncus acutus

Junquillo

Chorlo de collar Charadrius collaris

Charadrius alexandrinus

Charadrius modestus

Casmerodius albus

Garza grande

Garza chica

Garza cuca

Quisco

Pata de guanaco

Pitotoy chico

Pitotoy grande

Zarapito

Huairavo

Huala

Pato real

Echinopsis litaralis

Calandrinia litoralis

Tringa flavipes

Chorlo nevado

Tringa melanoleuca

Chorlo chileno

Numenius phaeopus

Nycticorax nycticorax

Egretta thula

Podiceps major

Ardea cocoi

“Nosotros, los niños y niñas que habitamos el entorno del Sistema de Humedales Costeros de Coquimbo, tenemos el derecho de participar activamente en el uso racional de nuestros recursos naturales, pues de ellos depende en gran medida, nuestro desarrollo actual y futuro...” Manos al humedal

Anas sibilatrix

GUÍA PRÁCTICA PARA ESCOLARES Corporación Ambientes Acuáticos de Chile, CAACH

Senecio coquimbensis

Playero vuelvepiedras

Playero de baird

Arenaria interpres

Phragmites australis

Carrizo

Haplopappus parvifolius

Sapo de rulo

Sapito de cuatro ojos

Culebra de cola corta

Lagartija de mancha

Calidris bairdii

Playero blanco

Pato jergón grande

Perrito

Pato gargantillo

Calidris alba

Sarcocornia fruticosa

Haematopus palliatus

Pilpilén

Pilpilén negro Haematopus ater

Himantopus melanurus

Iguana

Gaviota cahuil

Gaviota franklin

Gaviota dominicana

Zorro chilla

Gaviota garuma

Rayador

Gaviotín elegante

Hierba sosa

Anas georgica

Anas bahamensis

Pato cuchara

Pato colorado

Tagua

Tagua de frente roja

Anas platalea

Fulica armillata

Anas cyanoptera

Fulica rufifrons

fauna

Bufo chilensis

Tachymenis chilensis

Pleurodema tahul

Liolaemus nigromaculatus

Callopistes palluma

Pseudalopex griseus

Larus maculipennis

Larus modestus

Larus pipixcan

Rynchops niger

Colegial

Lessonia rufa

Larus dominicanus

Trile

Sterna elegans

Agelaius thilius 1 4 7 10

2 5 8

3 6 9

20 21 22 40 41 42 23 24 25 43 44 45 26 27 28 46 47 48 29 30 31 49 50 51

11 12 13 32 33 34 52 53 54 14 15 16 35 36 37 55 56 17 18 19 38 39

Ratoncito lanudo

Abrothrix longipilis

Ratón olivaceo

Abrothrix olivaceus

Ratón colilarga

Oligorizomys longicaudatus

Yeco

Phalacrocorax brasilianus

Blanquillo

Podiceps occipitalis

Run-run

Hymenops perspicillata

Sietecolores

Tachuris rubrigastra

Queltehue

Vanellus chilensis

Daniel Gomez-L.: 29,31,35,39,41,47,56 Diego Luna Q.: 4,28, 38,40,49 Daniel Hiriart: 1,2,3,6,7,8,11,12,13,14,15,17,18,19 Rodrigo Valenzuela C.: 9,10,22 Harald Kocksch: 23,24,32,33,44,46,54 Juan Aguirre: 30,36,43,48,52 Juan Tassara: 26 Mariana Acuña R: 16

Corporación Ambientes Acuáticos de Chile CAACH©2005

Playeros blancos bahía de Tongoy foto: Rodrigo Valenzuela

Manos al Humedal  

guía de exploración y conservación para jóvenes sobre los humedales costeros de Coquimbo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you