Issuu on Google+

Parque Quinta Vergara

Un escape de la ciudad


Profesor Guia (Taller de Titulación): Leonardo E. Caceres Koyck Profesor Guía (Seminario de Diseño Avanzado): Marcelo R. Vargas Valencia Fotografías, Diagramación y Diseño: Rodrigo M. Jara Saavedra Tipo de ejemplar: Maqueta Final


Bienvenidos a conocer ...

Un escape de la ciudad Este es el monumento en honor a los premios Noveles de Literatura chilenos, que revise a los visitantes del parque.

El Parque Quinta Vergara, es uno de los pulmones verdes céntricos de la ciudad de Viña del Mar. Es aquí donde vivió el fundador de esta ciudad, que años después se convertiría en la principal capital turismo de Chile. Este lugar está abierto para toda persona y posee variados espacios para el deleite de los visitantes.


José Francisco Vergara Echevers

N

ació en Colina, el 10 de octubre de 1833, en el seno de la familia formada por José María Vergara y Carmen Echevers. Estudió Matemáticas, y se recibió de ingeniero en 1866 en la Universidad de Chile, y como tal estuvo a cargo de dos grandes proyectos: la construcción del ferrocarril de Santiago a Quillota, y el túnel de San Pedro. Se casó con Mercedes Álvarez, con quien tuvo dos hijos: Blanca y Salvador. En 1874 inició la fundación de la ciudad de Viña del Mar, entregando para ello los terrenos de la parte baja del fundo de propiedad de su mujer. Vergara fue un hombre versátil. No solo practicó la ingeniería sino también se destacó como político y escritor. En 1868 se incorporó al Club de la Reforma. Después de viajar por Europa, fue electo diputado por Ancud, hacia 1877.

Durante la Guerra del Pacífico realizó una importante carrera militar: participó en la Campaña de Tarapacá y en la Campaña de Tacna, con vistosos éxitos. Con el cargo de ministro de Guerra y Marina en Campaña (desde el 15 de julio de 1880), participó en la organización de la Campaña de Lima, y combatió en las batallas de Chorrillos y Miraflores (1881).

Ministro & Senador Luego de su participación activa en la Guerra del Pacífico, fue nombrado ministro del Interior del gobierno de Domingo Santa María (1881-1886); ejerció dicho cargo hasta el 12 de abril de 1882, cuando lo sucedió José Manuel Balmaceda. Ese mismo año resultó electo senador por Coquimbo, cargo con el que desplegó sus dotes de orador y político. Parque Quinta Vergara

11


Hombre Multifacético Muy conocido es el debate que Vergara inició en el Senado, a propósito de la lectura de un telegrama de Balmaceda, donde quedaba al descubierto la intervención electoral del gobierno. Tal actitud le valió fama política, que lo llevó a ser proclamado por el Partido Radical, candidato a la presidencia en la Convención Nacional, Liberal y Radical, realizada en 1886. El diario La Libertad Electoral fue el portavoz de su candidatura. Renunció a continuar con la campaña, ya que su oponente, José Manuel Balmaceda, contaba con la protección oficialista y la mayoría de los votos, y él no tenía el apoyo del Partido Conservador. Vergara inició su carrera como periodista en 1875, cuando fundó el diario El Deber, en Valparaíso, del cual fue redactor. Como ya se ha 12

Parque Quinta Vergara

señalado, también creó el diario La Libertad Electoral, donde insertó sus Cartas Políticas con el seudónimo de Severo Perpena. Fue superintendente del Cuerpo de Bomberos de Santiago y Gran Maestro de la Masonería de Chile. Dedicado principalmente a labores filantrópicas y ya retirado de la vida pública, falleció el 15 de febrero de 1889, en Viña del Mar.


Blanca Vergara Álvarez

N

ació en 1866, hija menor del militar y rico comerciante José Francisco Vergara y Dolores Álvarez, quienes eran dueños de las Haciendas Las Siete Hermanas y Viña del Mar. Hijos del romanticismo, Doña Mercedes continuó la tarea de su abuela, Dolores Pérez, forestando y creando un hermoso jardín botánico en los alrededores de la afrancesada casa principal; mientras que José Francisco, inició el laborioso trabajo de urbanizar el fundo, loteándolo, construyendo una línea de ferrocarril que lo conectara con Santiago y creando un elegante balneario a la usanza europea, labor que continuaron sus hijos Blanca y Salvador.

Blanca Vergara y su palacio Después de aquel gran terremoto de Agosto de 1906 la residencia de

la familia Vergara, ubicada en el interior en el actual Parque Quinta Vergara, Blanca Vergara decide construir la tercera mansión, para lo cual contrata los servicios del connotado arquitecto italiano Ettore Petri. Cuatro años tarda en su construcción (1906 – 1910), trabajando junto a su hermano, el constructor Alejandro Petri. De estilo predominantemente veneciano el edificio, lo que se refleja en los arcos y balaustradas de la fachada, también otro ejemplo claro son los salones interiores decorados con molduras de tero y cubiertas con brocatos dorados y tapices bordados con oro y seda. Blanca Vergara también decidió remodelar el jardín con ayuda de paisajistas franceses, las principales incorporaciones a su jardín fueron estatuas, bustos y piletas, también se crearon senderos para recorrer el parque y los faldeos de sus cerros. Parque Quinta Vergara

15


El palacio recibió la visita de ilustres personalidades, como el filósofo hindú Krishnamurti, la actriz francesa Germaine Dermey, el infante Francisco de Baviera y Borbón, príncipe de España, entre otras importantes celebridades. La mayor parte del mobiliario que tuvo la residencia fue adquirido directamente en Europa, y entre ellos se puede apreciar una gran variedad de estilos, siendo los más atractivos, el Rococó, Luis XV, Imperio, etc. Por su parte el arquitecto del edificio, Ettore Petri no sólo construyó este palacio. Durante su permanencia en el país participó en la construcción de otras importantes edificaciones, principalmente en Valparaíso, Viña del Mar y Limache; así por ejemplo realizó la mansión de Juana Ross de Edwards en Valparaíso; los planos de la Parroquia de Viña del Mar, construida por otros posteriormente, el Club Social de 16

Parque Quinta Vergara

Viña del Mar, diseñado y construido totalmente por los señores Petri (Ettore y Alejandro).


Parque Quinta Vergara

D

esde la época de la colonia se encontraba en el lugar el casco de la Hacienda Las 7 Hermanas, que abarcaba todas las serranías entre Viña del Mar y Valparaíso, que pertenecía a la Familia Carrera, emparentada con los próceres. Hacia 1840 compró la hacienda el portugués Francisco Álvarez, adinerado comerciante y dueño de barcos en Valparaíso, quién instaló su residencia en este lugar. Su esposa, Dolores Pérez, era gran aficionada a las plantas e inició la formación del hermoso jardín. Su hijo y rico heredero, Salvador Álvarez, se dedicó a navegar por el lejano Oriente y Australia. En sus viajes traía exóticas plantas que fueron formando esta la quinta. La hija de Don Salvador, Mercedes, vivía con su abuela en la quinta cuando los del ferrocarril dirigidos por el contratista señor Paddison llegaron de Viña del Mar en 1854. En el lugar trabajaba como asisten-

te de ingeniero el joven de 20 años llamado José Francisco Vergara, quién contrajo matrimonio con Mercedes Álvarez, la rica y única heredera de toda la hacienda. José Francisco Vergara organizó la fundación de Viña del Mar en 1874, vendiendo terrenos aledaños a la línea del tren. Doña Blanca Vergara de Errázuriz encargó en 1906 al arquitecto Ettore Petri la construcción del Palacio Vergara, en estilo veneciano. Siendo ya propietario de la hacienda de Viña del Mar por herencia, el fundador José Francisco Vergara cedió terrenos y trazó en ellos una población con el ánimo de fundar un centro urbano, en vista de la creciente atracción que ejercía este balneario en ciernes. Según la correspondiente autorización de diciembre de 1874, y el primer plano que se conserva, la ciudad primitiva se extendía paralela a la vía férrea y calles paralelas. La Quinta quedaba, por lo tanto, fuera de estos límites urbanos, siendo Parque Quinta Vergara

19


uno de los terrenos más importantes que se reservaba para sí, por el momento, la familia Vergara. Una de las razones que sin duda pesaron era que, si esta comarca era conocida por su buen clima y la belleza que le daba su vegetación, ello se acentuaba aún más en la Quinta. Allí estaban situadas primitivamente las casas de la hacienda de las Siete Hermanas, que abarcaban la orilla sur del Estero, y desde el siglo XVIII sus anteriores propietarios se habían preocupado de plantar árboles y cultivar jardines y flores. Dolores Pérez, esposa (y más tarde viuda) de Francisco Alvares, quien había unificado bajo su propiedad las haciendas de las Siete Hermanas y la Viña de la Mar en 1840, tuvo especial preocupación por enriquecer la hacienda, especialmente los jardines aledaños a las casonas, al introducir especies como el copihue indígena, el té de la China, la piña ecuato20

Parque Quinta Vergara

riana, el algodón peruano y la yerba mate paraguaya, según lo afirmaba de Benjamín Vicuña Mackenna. Carlos Larraín en su historia de Viña del Mar (1941-46), afirma que José Francisco Vergara fue el continuador de la obra de doña Dolores Pérez en el cuidado de la Quinta, “que consagraba a su hermoso jardín un cuidado personal tan inteligente como asiduo, invirtiendo anualmente en él, algunos miles de pesos”. Es fácil imaginar cuánto añoró aquellos verdores y aquellas flores mientras se encontraba en el desierto, con el Ejército del Norte, durante la Guerra de 1879; tras ser objeto de controversia, luego de la batalla de Tarapacá, don José Francisco sólo deseó retirarse a la tranquilidad de su residencia rodeada de vegetación. Fue llamado nuevamente por el Gobierno y debió eventualmente ser ministro de Guerra en campaña hasta 1881; luego de una fallida candidatura presidencial en 1886,


se retiró definitivamente de la vida pública. Así describía Diego Barros Arana (1890) sus últimos años: “Vergara encontró un solaz para su espíritu en el estudio y en el cuidado inteligente del magnífico jardín que había creado. Rodeado de los libros que formaban la abundante biblioteca que había reunido en su casa de campo, pasaba largas horas consagrado a la lectura...” Fallecido el fundador su hija, Blanca Vergara de Errázuriz, mantuvo la impronta familiar, ya que heredó la hacienda de las Siete Hermanas, que incluía la Quinta, mientras su hermano Salvador se quedaba con la de Viña del Mar, a la que seguiría contribuyendo a urbanizar. Fue doña Blanca que designó como tal a la Quinta Vergara y, lejos de descuidarla, la mantuvo como un centro de residencia, descanso y tertulia de invitados selectos. El Terremoto de 1906 dejó graves daños en la residencia primitiva, pero

de la desgracia surgió el impulso reconstructor en la sociedad porteña y viñamarina, incluida doña Blanca, quien encargó el proyecto de una nueva residencia al arquitecto italiano Ettore Petri. Este siguió la tendencia historicista, es decir, de realizar diseños que evocaran otras épocas que, en este caso, por una indudable influencia mediterránea, resultó en un palacete que evocaba el renacimiento veneciano. Data de 1908 y se conserva hasta hoy.

Paseo público y escenario Pese a que la riqueza de especies naturales de la Quinta ha estado en riesgo de deterioro, la variedad y exotismo de especies puede apreciarse hasta hoy, al igual que su valor histórico. Y este último no se limita sólo a la presencia de la familia Vergara, sino también al interés de esta estirpe Parque Quinta Vergara

21


por la cultura y el arte, que la hizo adquirir sobre todo obras pictóricas que hoy forman una colección de características singulares en nuestro medio. Características especiales porque no sólo incluye una importante cantidad de pintores clásicos chilenos como Alfredo Valenzuela Puelma, Arturo Gordon, Camilo Mori y sobre todo, Juan Francisco González; además, la singular visión de la familia fundadora, llevó a la adquisición de no pocas obras europeas realizadas entre los siglos XV y XIX, de manera que ésta es una de las pocas colecciones del país que tiene una sección del viejo continente que, si bien no es comparable a los fondos de los grandes museos, tiene coherencia, unidad interna y cuenta con piezas originales de autores como Tintoretto, Rubens, Guido Reni y Joaquín Sorolla. Todo lo anterior llevó a que, siendo alcalde Eduardo Grove Vallejo, la Municipalidad adquiriese la Quinta Vergara, incluyendo terrenos, el 22

Parque Quinta Vergara

palacete y su colección pictórica. La antigua residencia fue transformada en Museo, entregado a la ciudad el 17 de septiembre de 1941, y allí funcionó también la Escuela de Bellas Artes, de donde surgieron las primeras creaciones artísticas relevantes de origen viñamarino, debidas a artistas que por allí pasaron, sea en calidad de maestros o de discípulos, como Guillermo Mosella, Lilo Salberg, Hans Soyka, Carlos Hermosilla, Adriana Ruiz, Alvaro Donoso, entre otros. Uno de los puntos destacados de la administración de Gustavo Lorca Rojas, quien fue alcalde entre 1958 y 1964, fue una vigorosa política de remozamiento del plan y de fomento a la actividad turística, en especial durante la temporada veraniega. Una de las formas fue aprovechar la Quinta Vergara para realizar una feria que tuviera las más diversas actividades, desde un concurso de artes plásticas hasta presentaciones


sinfónicas, folclóricas e infantiles y un concurso de canciones populares. Este último, realizado por primera vez en 1960, con gran modestia de medios -el escenario era una tarima de cholguán desarmable, no fue otro que el Festival de la Canción. Pero en cosa de unos años, esta competencia tomó un vuelo cada vez más alto, como fue cada vez mayor la cantidad de público que atrajo. Tanto así que para 1962 ya se contaba con un escenario permanente, y en 1963 se encargó al arquitecto Hernando López un nuevo proyecto, la recordada “concha acústica”, estructura de un estilo muy propio de la estética imperante en la época, aunque su escenario permitía las más diversas adaptaciones. Entre los dardos que Renzo Pecchenino, “Lukas”, lanzaba sobre las carencias de la Viña del Mar de la época en sus “Apuntes Viñamarinos” (1974),

se hallaba la falta de un acceso adecuado y digno a la Quinta Vergara. Esta carencia se subsanó en el verano de 1980, en vísperas del Festival, cuando el alcalde Edmundo Crespo inauguró una reja metálica ornamental en el acceso principal del recinto, frente a la Plaza Parroquia. Conforme pasaba el tiempo, el Festival de la Canción ganaba en madurez y proyección internacional, sobre todo a partir de los años ‘70; esto también implicaba que se iba haciendo cada vez más masivo, lo que se fue subsanando con soluciones parciales de ir añadiendo nuevas. Pero hubo un momento en que pesaron no sólo razones de espacio, sino también de infraestructura y tecnología, y la “concha acústica” se evidenció obsoleta; aunque su desmantelamiento se realizó entre nostálgicas evocaciones, finalmente fue reemplazada por el escenario y anfiteatro actuales, estrenados para el Festival de 2002. Parque Quinta Vergara

23


Areas Verdes

Anfiteatro

Palacio Vergara

Artequin


Areas Verdes El Parque Quinta Vergara es una obra muy antigua, en él se ubicaron las casas de la Hacienda de las Siete Hermanas. Fuera de las palmeras y de los árboles autóctonos de la flora chilena que se enseñoreaban en ese recinto, varios propietarios se ocuparon de su cuidado, pero quien introdujo la mayoría de las plantas extranjeras fue doña Dolores Pérez de Alvares, quien residió allí desde 1840 a 1873.


Mapa del parque

Descripciรณn La entrada principal del parque, ubicada en detrรกs de la Plaza Parroquia, recibe a sus visitantes con los bustos de sus Premios Noveles de Literatura Pablo Neruda y Gabriela Mistral, en donde ademรกs, se podrรก encontrar una placa con su rostro y un poema en su honor. Parque Quinta Vergara

29


Mapa del parque

DescripciĂłn Esta es la primera parada del recorrido al parque, se llega subiendo la escalera que se encuentra en el costado derecho de los monumentos a Neruda y Mistral. AcĂĄ, se encuentra variadas especies arboleas con una vista de la ciudad de ViĂąa del Mar. 30

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

31


Mapa del parque

Descripción En esta parada, se pueden encontrar los primeros monumentos y/o bustos. Además, al ser el jardín principal por estar tan cerca de la entrada, posee una gran concentración de flores de diversos colores. Por otra parte, es un lugar muy cómodo para descansar en donde también se pueden observar diversas aves. 32

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

33


34

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

35


Mapa del parque

Descripción Este sector es el más alejado y desconocido de este inmenso parque. Se puede observar variada flora y fauna, senderos transitables. Sobre todo esto, se percibe la unión de la naturaleza con el hombre, puesto que entre más se interioriza, más se pueden captar los sonidos de naturaleza y deja de lado el estrés de la ciudad. 36

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

37


38

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

39


40

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

41


Mapa del parque

Descripción Es acá donde termina el primer recorrido que ofrece el parque por las diferentes áreas verdes que posee. Una majestuosidad si se considera que este inmenso lugar es un icono de la ciudad de Viña del Mar para turistas y ciudadanos. 42

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

43


44

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

45


Palacio Vergara Después de aquel gran terremoto de Agosto de 1906 la residencia de la familia Vergara, ubicada en el interior en el actual Parque Quinta Vergara, Blanca Vergara decide construir la tercera mansión, para lo cual contrata los servicios del connotado arquitecto italiano Ettore Petri. Cuatro años tarda en su construcción (1906 – 1910), trabajando junto a su hermano, el constructor Alejandro Petri.


Mapa del parque

Descripción Este es uno de los iconos que posee el parque, lastimosamente el pasado 27 de febrero del 2010, en el gran terremoto que ocurrió en el país, resulto muy dañado por lo cual está prohibida la visita en su interior. Actualmente se está desarrollando la propuesta para e nuevo diseño del palacio. Acá se mostraran una serie de imágenes de antes del lamentable suceso como posteriormente. Parque Quinta Vergara

49


50

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

51


52

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

53


Anfiteatro El Festival de la Canción de Viña del Mar se realizó en 1959, para cuyo evento, se construyó un anfiteatro, cuyo escenario de madera estaba coronado por una “concha acústica” la cual fue trabajada por el Constructor Civil Juan Pinto Delgado.


Mapa del parque

Descripción El escenario más importante de Chile, se encuentra también ubicado en las inmediaciones del parque. Esta enorme estructura fue modificada el año 2002 siendo la capacidad superior a los 16.000 espectadores. Parque Quinta Vergara

57


58

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

59


Artequin Artequin Viña del Mar, fue inaugurado en septiembre del año 2008, es un museo de reproducciones de las obras más representativas de la pintura occidental, que a través de una metodología educativa e interactiva, propone incentivar el interés por el arte y la creatividad en sus visitantes. El museo se convierte en una herramienta educativa de apoyo en la enseñanza del arte para la familia.


Mapa del parque

Descripci贸n El escenario mas importante de Chile, se encuentra tambien ubicado en las inmediaciones del parque. Esta enorme estructura fue modificada el a帽o 2002 siendo la capacidad superior a los 16.000 espectadores. Parque Quinta Vergara

63


64

Parque Quinta Vergara


Parque Quinta Vergara

65


66

Parque Quinta Vergara


Este proyecto nació el año 2010 en Taller Multimedia, este se comenzó a desarrollar en conjunto con José Ignacio Noguera y Nicolás Altamirano, bajo la guía del profesor Nicolás Espinoza. En el año 2011, se continúo con el proyecto, con la salvedad que se trabajo de manera separada para abarcar los temas que quedaron en el aire el año 2010. Junto con la ayuda y colaboración de los integrantes del proyecto Parque Quinta Vergara y los profesores, como autor de esta pieza editorial, se le agradece a Francisco Miranda, por facilitar imágenes que fueron incluidas en el proyecto.


Colaboradores:

QuintaVergara PARQUE


Proyecto Parque Quinta Vergara