Page 56

DARKENED NOCTURN SLAUGHTERCULT Mardom

(WAR ANTHEM) BLACK METAL

8

M

ucho han cambiado las cosas para Darkened Nocturn Slaughtercult durante los seis años transcurridos entre Necrovision y su esperado nuevo álbum. No en lo musical, por supuesto, pero sí en lo que a exposición se refiere. Pocos aficionados a las artes negras les desconocen ya, y es que la imponente presencia escénica de los germanos se antoja irresistible para cualquier mortal que viva en plena era de las instantáneas vía móvil. Si Onielar, la dama espectral de blanco, es el principal foco de atención en sus directos, también lo será desde que se arranca con esa carcajada

82 56

malévola en ‘Mardom Echo Zmory’. La lealtad del combo hacia la forma más pura de black metal que pueda lograrse también es la gran protagonista, desde luego, pero entre toda esa lacerante frialdad y pérfida velocidad podemos encontrar ‘T.O.W.D.A.T.H.A.B.T.E.’, una virguería que presenta todas sus vertientes dentro del género maldito. En realidad, a lo largo de su sexto trabajo Onielar deja mucho espacio a la instrumentación y las guitarras, como en ‘A Beseechment Twofold’, pero cuando toca salirse con toda la nigromancia y virulencia de sus cuerdas vocales, prepárate, porque como en ‘Exaudi Domine’, esta bruja no muestra piedad. No tiene rival, tampoco la banda en su conjunto cuando te humilla con ‘The Boundless Beast’. Y es que es curioso, pero incluso con un corte instrumental como ‘Widma’ de por medio, Mardom deja con la sensación de que su agresividad ha ido in crescendo, siendo culminado con una ‘Imperishable Soulless Gown’ y la buenísima ‘The Sphere’. Lo más true del año. PAU NAVARRA

ELI “PAPERBOY” REED 99 Cent Dreams (YEP ROC) SOUL

8

H

ubo un tiempo en el que pensé que habíamos perdido a Eli “Paperboy” Reed para la causa. Su irrupción con una obra tan brillante como Roll With You en plena fiebre del revival soul hace ya más de una década dio paso a una serie de desesperados intentos por alcanzar el mainstream por la vía rápida. Tras el ridículo y sobreproducidísimo Nights Like This, el de Boston tocó fondo. Para su suerte (y la de su público) fue capaz de darse cuenta de ello, asumió que su sitio no era ser el siguiente Bruno Mars de turno, se rehízo y volvió

al redil con My Way Home. Asentado ya como uno de los grandes nombres del circuito soul, el chico de los periódicos es plenamente consciente de lo que se exige de él. Y lo mejor de todo es que es capaz de darlo en álbumes como 99 Cent Dreams. Atrás quedaron los experimentos con el pop comercial. Ahora Eli es capaz de facturar con sencillez canciones que contienen esa extraña capacidad de alegrarte hasta el día más gris en cosa de tres minutos. Y de esas hay unas cuantas por aquí. ‘News You Can Use’ te agarra de la mano con su ritmo elegante pero vacilón y ya no te suelta. Los coros en ‘Said She Would’ y ‘99 Cent Dreams’ están cuidados con mimo. Y el toquecillo a rock and roll 50’s en ‘A New Song’ es un puntazo. Pero cuando la sección de vientos se pone a funcionar la cosa sube de nivel. El medio tiempo irresistible ‘Burn Me Up’, el toque funky de ‘Tryin’ y ‘Lover’s Compensation’, y en especial el cambio de ritmo que mete en el estribillo de ‘Holiday’, acaban por confirmar que estamos ante uno de esos discos que entran a la primera. El mejor de “Paperboy” en años. GONZALO PUEBLA

Profile for ROCKZONE

RockZone 158  

Advertisement