Page 79

BEATSTEAKS Yours

(WARNER) POP ROCK

60

A

pesar de que ya hace unos cuantos años que no les vemos el pelo por aquí, Beatsteaks continúan manteniendo su estatus de banda grande en Alemania, donde son capaces de liderar grandes festivales y llenar arenas. Algo a lo que sin duda ha contribuido el giro hacia sonidos cada vez más indie y pop, convirtiéndoles en una grupo accesible para todo tipo de públicos aunque todavía sean capaces mantener cierta frescura. Por desgracia, no es el caso de esta obra, en la que despachan 21 nuevas canciones de golpe y porrazo sin anestesia. Supongo que para ellos

será toda una muestra de genialidad creativa, pero enfrentarse a la hora larga que dura este Yours se hace muy cuesta arriba incluso para el más acérrimo fan. Porque a pesar de insistir en esa línea más mainstream y la variedad de registros de los que hacen gala, lo que más se echa en falta son esos singles redondos que antes sabían fabricar como rosquillas. ‘Hate To Love’, ‘I Do’, ‘Attack And Decay’ o ‘Summertime’ se posicionan claramente en el paquete de cortes destinados a sonar en las radiofórmulas germanas, y sin ser necesariamente malas, sí es verdad que es una faceta suya que empieza a cansar. Otras como ‘Filthy Crime’, ‘Velosolex’ y ‘Sucker Punch’ apestan a rellenazo, cuando no directamente a broma. Al final consiguen nivelar un poco la balanza mediante la inmediatez que recuerda a sus inicios en ‘Break Down’, ‘Gap’, ‘Mrs. Right’ o la muy Oasis ‘Fever’. Como suele suceder en discos así, de haber elegido las diez mejores, el empacho habría resultado menos indigesto. GONZALO PUEBLA

LEPROUS Malina

(INSIDEOUT MUSIC) ROCK PROGRESIVO

70

C

on Malina he vuelto a experimentar las sensaciones que me llevé con Affinity de Haken. ¿Es un mal disco? ¡En absoluto! ¿Lo escucharía hasta la saciedad? Seguramente no. A parte de eso, lo único que tienen en común es que son los discos más accesibles de ambos grupos hasta el momento. Malina lo pondrías en una reunión de amigos que escuchan ‘de todo’ sin que nadie se escandalizase . Parece que la madurez de Leprous les ha llevado a trabajar sonidos más orgánicos y puros, más rock y menos metal. Sin abusar de arreglos digitales ni mucha parafernalia, pero con unas

guitarras más limpias que acompañan a la versión más pop de Einar. No obstante, en su búsqueda de afianzar un sonido propio, nos topamos con esa elegante sonoridad que ya se encuentra en otras bandas como Soen o Agent Fresco. Sólo hay que prestar atención a temas como ‘Bonneville’ o el primer single ‘From The Flame’ para darse cuenta de ello. A su vez, los noruegos mantienen su melancolía recurrente que, aunque durante la primera mitad del álbum desprende luminosidad, nos acaba conduciendo a un estado más sombrío hasta llegar al dramático ‘The Last Milestone’. Por el camino nos sorprenden fusionando diferentes estilos como electrónica, djent o incluso pasajes de cuerdas, tal y como ocurre en canciones como ‘Stuck’, ‘Mirage’ o ‘Coma’. Probablemente ‘Malina’, dando nombre al álbum, sea la que todavía conserva la naturaleza de los discos que le preceden. Pero si Leprous quieren abrir una puerta más grande, para bien o para mal, puede que este trabajo sea la llave. ALBA RODRIGO

RockZone 140  
Advertisement