Page 121

IT’S NOT NOT

A

pesar de la desgraciada coincidencia con el concierto de Band Of Horses de esa misma noche en el Apolo, Interpol vendieron todas las entradas para su bolo en Razzmatazz. Una expectación perfectamente comprensible, y es que, si exceptuamos ese segundo show para unos pocos privilegiados que dieron en el Primavera Sound 2015, hacía bastante que no se los podía ver por Barcelona en sala pequeña. En 2010 les pudimos disfrutar en el Sant Jordi Club, en 2008 en el festival Summercase, y si no me he descontado, habría que tirar hasta el show en Apolo de 2003 o el inicial en Bikini de 2002 para encontrar un concierto similar de la banda en la Condal. Como si completaran un círculo, volvían para tocar el mismo disco que 15 años atrás: su debut Turn On The Bright Lights, al que han sacado de gira de aniversario. Una magnífica oportunidad para disfrutar en las distancias cortas de

uno de los grandes álbums del rock independiente norteamericano de principios de siglo. Y la ocasión juntó a seguidores de la banda desde sus inicios, y a otros más jóvenes que tenían ante sí una oportunidad inédita. Tras el histriónico concierto de unos It’s Not Not desbocados (especialmente su vocalista, Joel, que estuvo casi más rato entre el público que sobre el escenario), los neoyorquinos salieron en formato quinteto. Como es habitual en ellos, elegantemente vestidos con camisa y/o americana. Comandados por Paul Banks (su voz fue de menos a más) y el guitarra solista Daniel Kessler (¡Qué bailes y qué clase tiene!), completaban el quinteto Sam Fogarino a la batería, Brad Truax al bajo y Brandon Curtis a los teclados. ‘Untitled’ inició el repaso al disco, canción por canción y en el mismo orden. ‘Obstacle 1’ provocó las primeras muestras de júbilo, que también se repitieron en ‘PDA’, ‘Say Hello To The Angels’

o ‘Stella Was A Diver And She Was Always Down’. Otro clásico del ADN Interpol, los juegos de luces, acentuaba el poder evocador de unas canciones que tiñen la electricidad en tonos oscuros para devolvértela en espasmos internos de emoción. El cuerpo central del show acabó con un descarte del álbum que se ha publicado en la edición especial del 15 aniversario, ‘Specialist’. En los bises nos esperábamos una sucesión imparable de hits de todos los demás discos, pero se centraron en Antics (salvo ‘Lights’, que fue la única concesión a su disco homónimo): cayeron ‘Slow Hands’, ‘Not Even Jail’, ‘Take You On A Cruise’ y, para cerrar entre saltos y a grito pelado, ‘Evil’. Y aunque nos fuimos de allí con el subidón de las grandes noches, hay que admitir que nos faltaron ‘C’mere’, ‘Narc’, ‘Next Exit’... y también temas de Our Love To Admire como ‘The Heinrich Maneuver’ o ‘Pionner To The Falls’. ¿Se los estarán guardando para una gira del décimo aniversario? 121

RockZone 140  
RockZone 140  
Advertisement