Issuu on Google+


No nos cansamos de repetir: "Siempre es conveniente tener un plan trazado de antemano ante cierto tipo de situaciones". Sin dudas, este es un muy buen consejo, lástima que para hacer la Rocket Punch no pongamos en práctica... Pero no importa, como estamos en época de celebraciones orientales (Bon Odori) un par de consejos no están de más. Las chicas pueden usar yukata, siempre quedan lindas vestidas de ese modo, los muchachos, happi (sin doble sentido). Yo poseo ya tres en mi colección, y este año he visto algunos modelos nuevos muy copados. Hagan la fila de la comida (udon, yakitori, takoyaki, etc.) y las bebidas (gaseosa, cerveza) apenas llegan, luego se complica y las filas son extensas y uno termina perdiéndose de otras cosas por la falta de previsión. Los mayores de edad coincidirán conmigo que no hay nada mejor que una lata de un litro de Asahi bien fría. Algo esencialmente bueno tiene una religión que te deja tomar birra en una celebración de la memoria de los difuntos. Algo muy importante es no gastarse la guita enseguida en gashapones o DVDs de doramas que conseguís en cualquier otro lado, salvo alguna honrosa excepción que lo amerite, como que sea inconseguible y que se te presente por un milagro. Por último, recuerden el lugar de reunión del grupo. No les recomiendo perseguir el micro con el estómago lleno, en medio del campo y a medianoche.

STAFF: Tae-kwon-do:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Kuroi Karate: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Caronte Sipalki: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Taice Aikido: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Vermillion Judo:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Dimitri Ninjutsu: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Rin Krav Magá: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Buaku Tai . . .Chi . . .Chuan: . . . . . . .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. Felipe . . . . . .Pigna ....

INDICE Noticias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 Yojōhan Shinwa Taikei . . . . . . . . . . . 4 Sobre analizando el sobreanalisis . . 7 Telescuela técnica. . . . . . . . . . . . . . . 9 La magia del mahô shôjo . . . . . . . . 10 Gatekeepers . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 Opinion: Bakuman . . . . . . . . . . . . . 15 Opinion: Chobits . . . . . . . . . . . . . . . 15 La historia y el Anime . . . . . . . . . . . 16 Tori Hada: Sunao Ni Narenakute . . 18 La Ocarina de Mayu . . . . . . . . . . . . 18 Origames . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 Correo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 Contratapa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20

ROCKET PUNCH Número 26 Año VI ~ Febrero 2011 ~ Publicación Bimestral Editorial Copilotos del Roboto Dirección postal: Bouchard 547 Responsable: Hitohiro Ishida Correo electrónico:

rocketpunch.roboto@gmail.com


NOTICIAS DESDE JAPÓN

Nobuko Kan, una primera dama que rompe moldes en Japón Tokio, 12 ene (EFE).- Ella se define como "una simple ama de casa" pero, en los siete meses que lleva como primera dama de Japón, Nobuko Kan ha logrado meterse en el bolsillo a buena parte del país con su ingenio y las críticas amables a su marido. En una inusual rueda de prensa ofrecida hoy en el Club de Corresponsales Extranjeros de Tokio, la mujer del primer ministro, Naoto Kan, demostró brillantez y elocuencia, razones por las que algunos la consideran "el arma secreta" de su esposo para impulsar su alicaída popularidad. Nobuko Kan, convencional en su aspecto externo, sabe combinar el estricto protocolo nipón con un verbo afilado que utiliza en proporciones justas contra su marido, lo que le ha ganado simpatías en una sociedad tradicionalmente machista como es la japonesa. La mayoría de las críticas de Nobuko Kan son de corte casero y están contenidas en un libro titulado "Ahora que eres primer ministro, ¿qué diablos va a cambiar en Japón?", que escribió poco después de convertirse en primera dama en junio de 2010. Entre otras cosas, la obra describe con ironía la escasa destreza del primer ministro en la cocina, su falta de gusto a la hora de vestir o su poca habilidad a la hora de leer discursos, e incluso plantea ciertas dudas sobre su capacidad de mando. La personalidad de esta mujer contrasta con la de su predecesora, Miyuki Hatoyama, quien hizo correr ríos de tinta con sus excentricidades en el normalmente gris panorama político de Japón. Nobuko confesó que cuando llegó en junio al "Kantei", la residencia del jefe del Gobierno, en la mudanza incluyó sólo ropa de verano, en vista del fugaz paso que habían tenido anteriores gobernantes. Ahora, cuando su esposo acaba de cumplir siete meses al frente del Ejecutivo, dice no tener "ni idea de qué traerá el futuro. Y no me preocupan las predicciones", apunta.

Fabrican espejo para detectar la fiebre en lugares públicos Un espejo que detecta a las personas con fiebre, destinado a los lugares públicos, fue presentado este martes por la compañía japonesa NEC. El llamado 'Termoespejo', que se coloca en una mesa o se fija en la pared, mide la temperatura en la frente de las personas que se miran

en el espejo a una distancia de 30 centímetros, sin contacto directo, indicó NEC Avio Infrared Technologies, especialista en los sistemas infrarrojos. La temperatura se visualiza en el espejo, que también puede lanzar una alerta sonora para señalar la fiebre. El espejo termómetro cuesta alrededor de 1.100 dólares, un precio diez veces inferior al de los termográficos utilizados en los lugares públicos como los aeropuertos, indicó el fabricante, que aspira a vender unas 5.000 unidades por año

En todo Japón Se realizan los exámenes de ingreso a la universidad Este fin de semana, casi 559.000 estudiantes en todo Japón se están sometiendo al examen anual de ingreso a la universidad. En la Universidad de Tokio, situada en el centro de la capital, los aspirantes desafiaron el frío invernal y se congregaron en entrada a las 7:30 de la mañana del sábado, casi dos horas antes del inicio de la prueba. Los exámenes de ingreso preliminares, que son un estándar en todas las universidades, empezaron con civismo y les siguen geografía, historia, japonés y lenguas extranjeras, incluyendo un examen de comprensión auditiva de inglés. Los solicitantes se someterán a las pruebas de ciencias y matemáticas el Domingo.

Japón registró en 2010 récord de defunciones desde 1947 Alrededor de 1,19 millones de personas murieron en 2010 en Japón, la cifra más alta registrada desde 1947 en este país que afronta el grave problema del envejecimiento de su población, informó hoy la agencia local Kyodo. Según un informe del Ministerio de Salud citado por Kyodo, en torno a 1,07 millones de bebés nacieron en Japón en 2010, unos 1.000 más que el año anterior. También se registró este año un desequilibrio negativo en el balance entre los nacimientos y las muertes en Japón de 123.000 personas, frente a los 71.830 de 2009. El descenso en la denominada "población natural" representa el mayor declive en el equilibrio entre nacimientos y muertes registrado en el país desde que se comenzó a recopilar este dato.

Yamada-san Corresponsa exclusivo de ROCKET PUNCH en Japón


ANIME JANAI!

Introducción: Los caminos al buen anime son, sin dudas, sinuosos. Llegamos a esta serie por pura casualidad, pero nos encontramos con una joya, que nos devuelve algo de esperanza en este tiempo de malos animeses. Yojou Han Shinwa Taikei -El Compendio de las Leyendas sobre los Cuatro y Medio Tatamis (también conocida entre los anglosajones como "The Tatami Galaxy"), es sin dudas lo mejor que nos dejó el 2010 en materia de anime; En una época que deja mucho que desear en lo que a originalidad y calidad narrativa se refiere, YHST sobresale sobre el resto de la escoria a los que ya, por desgracia, estamos mal acostumbrados. Producción: Esta serie de 11 capítulos está basada en la novela homónima escrita por Tomihiko Morimi, y fue producida por el Estudio Madhouse, que puso la tarasca y los esclavos que viven a base de arroz pegoteado; y fue transmitida en noitaminA, un ciclo de TV Fuji dedicado al anime que salen del género shounen predominante, como el caso de Honey & Clover (Josei), Paradise Kiss (Shoujo), Nodame Cantabile (Josei), Toshokan Sensou (Seinen) o Antique Bakery (un BL que ya fue reseñado anteriormente en Rocket Punch). El director es Masaaki Yuasa, responsable por

otras obras de neto corte surrealista como es el caso de "Cat's Soup", "Noiseman Sound Insect" o "Mind Game"; y aquel que vió aunque sea una de estas películas sabe que estamos ante anime convencional. Y YHST no es la excepción; salvo que a pesar de su relato no lineal, esta serie posee un relato no tan experimental como las anteriores producciones del director (aunque mucho más que cualquier anime televisivo) y un bello clima evocativo y melancólico, debajo de su tono por momentos cínico y cómico y por otros, dramático. Esto es producto quizá tanto de la novela original como del libreto escrito por Makoto Ueda, también guionista de la maravillosa película live action "Summer Time Machine Blues" (2005). Completando el rubro técnico, podemos nombrar a Yuusuke Nakamura (diseñador de personajes) y a Shinichi Uehara (director de arte), los mayores responsables del éxito de esta serie. Uehara es también el director de arte de la fantástica "Sayonara Zetsubou Sensei", y con eso lo he dicho todo respecto a lo grosso que es este pibe. Nakamura es el ilustrador detrás de las maravillosas tapas de los álbumes de Asian KungFu Generation (que con buen criterio y mejor gusto nos ahorran la exposición sus nerdosos rostros). Por tal razón, era cantado (quiero decir, previsible), que los cuatro geeks de Yokohama son los encargados de interpretar el opening, "Maigoinu to Ame no Beat" (el cachorro callejero y el repicar de la lluvia), otra de sus bellas melodías punkie-beatlescas. La historia: Yojôhan Shinwa Taikei arraca con el protagonista y relator "Watashi" ("Yo" ya que en ningún momento se hace mención de su nombre propio real, siguiendo la noble tradición en la literatura, que viene desde Kafka y Osamu Dazai y termina en Haruhi Suzumiya) comiendo el mejor ramen que se sirve en Kyoto, en un puesto callejero detrás del


ANIME JANAI!

Progresivamente, "Watashi" toma conciencia de los diferentes Clubes/Universos en los que va saltando, hasta desilusionarse, por lo que decide encerrarse en su minúsculo departamento de 4 y 1/2 tatamis, para despertarse una mañana y descubrir que está encerrado en un laberinto de infinitos departamentos, todos de similares proporciones.

templo Shimogamo. A su lado, el dios de las parejas (que sospechosamente pronuncia de manera distinta su largo nombre en japonés en cada ocasión) se revela para anunciarle que Akashi, la bella chica que "Watashi" desea, está destinada a unirse al protagonista o a Ozu, su feo, maquiavélico y conspirativo compañero de Facultad. "Watashi" recuerda que se unió al club de Tennis para conseguir novia ("vivir su sueño color de rosa" en sus propias palabras), pero al fracasar en el primer año (no solo en esto, sino en casi cualquier tipo de interacción social), dedica su tiempo durante los siguientes dos años al hobby de romper las parejas -y a romper los quinotos, en el amplio sentido del término- a toda la Universidad, con la complicidad de Ozu, su compañero de alienación y virtual ostracismo. El protagonista termina por preguntarse que hubiera sido de él y su trunca relación con Akashi a quien por cobardía no puede hablar en el festival de Bon Odori, aunque la ocasión era propicia- si hubiera elegido distinto su destino, esto representado por la elección de un distinto club universitario. Es entonces cuando "Watashi" salta a otro universo, situación que se repetirá en cada episodio, con distintas variantes, cada cual más peligrosa o patética, dependiendo del caso. Bien, en cada episodio, va a averiguar, efectivamente, si hubiera elegido otro club universitario en vez del de Tennis; y en cada ocasión, algo va a torcerse (muchas veces a instancias de las malas acciones de Ozu), con un resultado catastrófico para el protagonista. El elenco de personajes es relativamente estable, pero en cada universo paralelo al que "Watashi" es lanzado, algunas características pueden variar. La lista de los clubes/universo que el protagonista elige, incluyen: "Club de Tennis", "Club de Cine", "Club de Ciclismo", una secta de discípulos de un estudiante veterano, "Club de Softball", "Club de Conversación en Inglés", "Club de los Héroes" (un grupo teatral que montan representaciones Super Sentai para los niños), "Club de Lectura" y el "Club del Restaurante Chino el Gato Suertudo".

Al darse cuenta que la elección correcta estuvo siempre enfrente suyo todo el tiempo, logra liberarse del laberinto, "Watashi" termina cerrando el círculo que se había abierto en el primer episodio, siempre malogrado en los sucesivos universos que el protagonista recorre durante la serie. Personajes: Como en cada universo las circunstancias son distintas, los personajes van a variar en sus características, sólo "Watashi" y Akashi se mantienen estables a lo largo de la serie. Tal como dijo el filósofo Ortega y Gasset (es un solo chabón, tiene doble apellido): "el hombre, es el hombre y sus circunstancias". "Watashi": el protagonista ("yo" en japonés) Estudiante de tercer año de la Universidad de Kyoto. Se une al club (de cada universo) buscando a una novia ideal. Aunque es bastante inteligente y crítico de su entorno, es tímido y manipulable, por lo que termina muchas veces metido en situaciones molestas o francamente peligrosas. Ozu: el compañero de curso del protagonista, tiene una apariencia bastante desagradable, que hace juego con su retorcida personalidad. Es el responsable, en la mayoría de las situaciones, de los complots en contra del protagonista, aunque en ocasiones es él quien, quizá por un tardío arrepentimiento por sus malas acciones, el que salva a su compañero. Akashi: la bella, fría y algo antisocial nueva estudiante, objeto de deseo del protagonista en muchos de los universos. Aunque es distante con respecto a los demás, suele ser afectuosa con "Watashi". Tiene fobia a


ANIME JANAI!

las polillas, y se calma amasijando uno de los peluches que lleva colgando como llavero. Seitarô Higuchi: Un muy veterano estudiante de la Universidad (va por su octavo año) que vive en el mismo edificio que el protagonista. Viste siempre de kimono y tiene un aire sabio, distante y altanero. En el primer episodio se presenta a sí mismo como el dios de las parejas. Masaki Jougasaki: Otro estudiante de octavo, jefe del Club de Cine. Es guapo y ególatra, esto último alimentado por la adoración de la que es objeto por parte de los miembros del club; en realidad esconde un fetichismo por los pechos y tiene una "love doll" (una versión cara y moderna de la "muñeca inflable"). En muchos de los universos suele ser, junto a Ozu, el antagonista de "Watashi". Ryôko Hanuki: Una dentista amiga de Higuchi y Jougasaki, suele ponerse en pedo seguido, momentos en los cuales se pone a tirar los perros a sus compañeros de copas; por lo cual sólo toma alcohol con gente de mucha confianza. Durante varios episodios pasando la mitad de la serie, se relaciona románticamente con "Watashi". Adivina: en cada episodio, intenta darle la clave que liberará a "Watashi" del laberinto de universos, a veces diciéndoselo a pedido del interesado, a veces no, pero siempre cobrándole 1000 yenes

más con respecto al anterior capítulo, de lo cual el protagonista se va dando cuenta progresivamente, ya que se trata de un signo de que está atrapado en un circuito de mundos, que sólo le traen infelicidad. Neko rāmen tenshu: Un hombre callado, conocido de Higuchi, también suele tirarle pistas al protagonista sobre su situación. En varias oportunidades, le salva el pellejo a "Watashi", cuando las cosas se ponen difíciles. Johnny: un vaquero imaginario, que representa el deseo sexual del protagonista, y cómo tal, funciona como el "diablillo en el hombro". Por supuesto, su único fin es calmar su apetito carnal. Otro gran protagonista es el Castella, una especie de bizcochuelo muy suave de sabor y textura, que será consumido por "Watashi" en momentos de gran desesperación, llorando su frustración. Es rico, pero no para bajarse una caja entera, lo cual es una zarpadez absoluta.

Conclusiones: A pesar de todo lo dicho, pude transmitir muy poco de lo que es la experiencia de ver esta serie. Graciosa por momentos, Muy graciosa en otros, luego suele transmitir una cierta melancolía y amargura sobre las malas decisiones de nuestras vidas. Es atrapante porque su ritmo no para un segundo. KUROI

INFO QUE A NADIE LE IMPORTA: Tatami Galaxy es una novela escrita por Tomihiko Morimi. Fue publicada originalmente en diciembre del 2004 por Publicaciones Ohta como un tomo y fue reeditada el 25 de Marzo del 2008 por Kadokawa Shoten como otro tomo. Posteriormente la novela fue traducida al coreano por Publicaciones Bichae en agosto del 2008, al chino tradicional por Publicaciones China Times en diciembre del 2009, al chino simplificado por Publicaciones Shangai People's House en agosto del 2010.


Sobreanalizando un sobreanálisis

GOTEA ACEITE POR LAS JUNTAS

Segunda parte

En la primera parte entrega De este escrito desarrollé cómo analizar y sobreanalizar aquello a lo que a uno le gusta no es una conducta restringida al fandom de la animación japonesa, sino al ser humano en general. Me queda sólo un punto importante por ver, que es un contra-argumento con el que me suelo topar; no dentro del “mundillo”, sino fuera. Es quien dice que lo que hace superfluo el sobreanálisis de los “frikkis” en general es, justamente, el analizar frivolidades. El tema es que como parten de una ignorancia monumental del tema, considerando ellos asimismo que la contundencia de los términos que usan para descalificar a “los dibus chinos esos” a partir de chusmeríos baratos de una vecina son de hecho argumentos de peso que sostienen sus conceptos, lamentablemente es necesario por veces simplemente “tomárselo por donde viene” y dejarla pasar; por lo menos si se quiere evitar que la tessitura de la discusión llegue al punto de retirar el saludo. Sin embargo, creo que hay que ser mentalmente obtuso, imbécil, incapaz, inepto, inútil, intelectualmente desgraciado, extremadamente idiota para decir, por ejemplo, que en la obra de Ghibli (Miyazaki, Takahata, Kondo y otros) no hay criterios artísticos y filosóficos de alto vuelo. ¿Que no te gusta? ¿Que no coincidís? Perfecto. Cada uno ve las cosas de forma diferente. Hay cosas interesantísimas y bien logradas que aún así no me gustan y con las que no coincido. Ahora, si hay algo que Ghibli NO es, es ser superfluo. Y esto lleva a otro punto de análisis: si bien no es del todo justo comparar películas con series (hay que considerar también que Ghibli suele tener un presupuesto un poco más holgado al de sus pares japoneses al momento de producir sus películas, aún así por debajo de los estándares occidentales), uno puede llegar a “comparar” entre diferentes formatos abstrayéndose de la forma circunstancial en las que fueron creados e

intentando exprimir el valor intrínseco de la obra en sí. Es decir, los conceptos vertidos en la obra que quedan dando vueltas en la cabeza luego de ver el anime en sí, el talento artístico volcado al conjugar imagen, argumento y sonido (compo-nentes básicos de los métodos de expresión audiovisual contemporáneos) con el que se plasma con mayor o menor excelencia el clima o la atmósfera que la situación requiere. A uno puede no gustarle el anime de robots gigantes, pero al hacer Shin Mazinger, Imagawa, que tenía un presupuesto obscenamente bajo para una serie de 26 capítulos, dejó su marca sin lugar a dudas en la dirección, con un elevado grado de excelencia en la expresión audiovisual de los momentos épicos en la serie; a uno puede no gustarle el Shojo, pero Anno hizo de Kare Kano una obra maestra, conjugando un excelente soundtrack y un exquisito gusto al combinar colores creando momentos bellísimos en situaciones que bajo la dirección de cualquier otro son recargadas y trilladas. Comparando pues con estos parámetros, Ghibli sin duda está por encima de la media del anime japonés; aún así, no son los únicos. Varios están como mínimo a su altura, y muchos están en escalones intermedios entre los animeses más pulenta y los animeses industriales con sabor a nada. Como sucede en cualquier otro país en cualquier método de expresión artística, casualmente. Quien no conoce de anime, no puede decirme que no haya animación japonesa con altura argumental y/o artística; si bien su “genial” argumento suele ser “nunca ví uno en Magic Kids o en Locomotion”.


GOTEA ACEITE POR LAS JUNTAS

Entre paréntesis, en este último pasaron dos o tres series realmente grosas (entre algunas otras que no son geniales pero que no son malas), dígase Eva, Cowbe, Gasaraki, Lain y alguna otra que se me escape; que nunca les hayan prestado atención o que no les hayan gustado es una cosa, tildarlas de frívolas y estúpidas sólo porque no les gustó es otra. Y en Magic estuvieron Rayearth, Sailormoon, Estás Arrestado y Escaflowne, entre otras, aunque los “encantos” de estas no son tan fáciles de descubrir, y hay que hacer varias lecturas y tragarse mucho relleno, particularmente en las dos primeras (si por naturaleza no te gusta la faceta “cursi” recargada- del Shojo se te hace imposible seguirlas, amén de que en algunas temporadas de Seramun y en la primera de las Guerreras Mágicas repiten conceptos para rellenar a más no poder). Ah, y me olvido del responsable del segundo impacto (al menos en Argentina), Robotech. Y todo esto me lleva a: si se concede que Ghibli tiene vuelo artístico (si no se hace, no vale la pena ni gastarse)… ¿quién y con qué conceptos traza una línea universal para decidir la proporción de los animeses que tienen vuelo y los animeses que no, sin conocer un bledo del tema? La mayoría del anime que vio quien no es taku son series

medianamente logradas apuntadas como mercadería masiva (y no como un método artísticamente logrado de expresión audiovisual) a preadolescentes y adolescentes, no el néctar divino de la animación japonesa. ¿Quién y con qué conocimiento decide que toda la animación ponja es mierda? A lo sumo podés hablar de una serie en específico que viste. En una discusión del estilo hay dos puntos: el vuelo intrínseco de la serie en sí, y si te gustó o no. Ambos son cosas diferentes, y no dependen una de la otra. Quien dice que sólo lo que tiene vuelo le gusta se está engañando a sí mismo, no es más que un snob que quiere justificar su complejo de superioridad; salvo tal vez contadísimos casos. En el primer tema, es más frecuente (con esto remarco que no siempre sucede) que haya consonancia en las concepciones de dos personas diferentes con juicio crítico relativamente acertado; la peli animada de Samurai Showdown, para poner un ejemplo extremo, es una cagada llena de clichés que no vale absolutamente nada. Te puede gustar (o entretener) o no. Bah, hasta te puede parecer una obra de arte, pero dudo que cualquier ser humano cuerdo llegue a esa conclusión en este caso (ojo que no me estoy metiendo con el juego, sólo con la película de porquería que hicieron a partir de él). Mientras que la Tumba de las Luciérnagas (por poner otro ejemplo extremo) te puede parecer muy triste y desesperanzadora y no gustarte por eso, pero sos ciego si no ves un argumento bien desarrollado en ella y una sublime calidad artística. Y por cierto, conozco más de uno que alaba la obra de Ghibli y deplora el resto del anime, considerándolo animación chatarra para adolescentes. Más allá de que Ghibli tenga características más académicas que populares, Mimi wo Sumaseba es un Shoujo (el género etario al que está apuntado es chicas adolescentes, como Candy Candy por ejemplo); Totoro es Kodomo (género apuntado a niños pequeños; como acá salvo Doraemon casi ni se conoce el género, digamos que es equivalente a Ico el Caballito Valiente); Kiki's Delivery Service es Maho Shoujo (magical girls, el mismo género de Sailor


Moon y las Guerreras Mágicas). Algunas obras de Ghibli no se pueden encasillar en géneros (Chihiro, por ejemplo), y otras sí son para adultos (Omohide Poro Poro es Josei, apuntado a mujeres adultas). Pero se ve con estos ejemplos a las claras que el hecho de que un anime tenga como target principal a adolescentes, pre-adolescentes o niños no lo hace malo en sí. Dicho todo esto, termino mi berrinche con mi conclusión personal: no me parece mal que sobreanalicemos las series que nos gustan, que nos puteemos porque le pegan a una serie que nos gusta (siempre y cuando no termine en ataques personales), que podamos estar horas discutiendo si hay implicaciones en las proporciones del pie de aquella varuka que apareció dos segundos en un frame mal animado de un capítulo de los fieros que tenía Macross. Me parece que es lo normal en el ser humano, que en cualquier ámbito se sobreanaliza hasta el más pequeño detalle siempre que haya pasión de por medio, y que por eso no nos deberíamos hacer tanto drama si sacamos conclusiones muy tiradas de los pelos sobre lo que vimos ayer, sabiendo incluso que probablemente estemos equivocados en esas conclusiones. De última, algún colega taku con conocimientos más avanzados te dice “no, mirá, estás diciendo cualquier cosa”. En realidad, es verdad que todo este berrinche se puede resumir en pocas palabras: “guta, veo muchi más de lo que es sano mirar, y es problema

NEUTRO: Chapa es la RAN y el Rocketto. No chapa es la laMer. Chapa es Sensei Power cantando openings. No chapa son las ardillitas de Disney intentando hacer lo propio. Chapa es ir al cole en bici, zafando valientemente de las embestidas de los furiosos colectivos. No chapa es que en la secundaria todavía te lleve al colegio en auto tu mamá. Chapa es entender que la vida es dura, trabajar y estudiar para un futuro mejor. No chapa es que a los 30 todavía les tengas que pedir plata para salir a tomar algo a tus viejos. Chapa es el pelo al viento, la remera fuera del pantalón, y saber que la capa sólo la usan el Chapitán y Aniking, en ese orden. No chapa es tener el último peinadito de moda, la ropa deportiva de moda, zapatillas según el deporte que quieras practicar. Chapa es mostrar la Rosa en una proyección, chapa es mostrar al Matsu en una proyección, chapa es mostrar Oniisama en una proyección,

mío; volvé a lo tuyo, que no soy el único patinio acá”. O podría simplemente haber dicho: “¿En serio que el anime es una cagada? mirá algo de Ghibli, especialmente Miyazaki (como un ejemplo de algo más accesible a la mentalidad cerrada de algunos occidentales). ¿Viste Miyazaki? Hay obras iguales o mejores en la animación japonesa; y si más allá de que te haya gustado o no insistís en que no tiene ningún vuelo artístico la obra del Miya, no tiene sentido hablar con vos”. Pero no suelo resumir, me suelen molestar los ataques gratuitos, y me gusta sobreanalizar; incluso si al hacer esto estoy sobreanalizando un sobreanálisis.

VERMILLION

Agradezco a Caronte su ayuda para redefinir algunos conceptos medio jugados mediante largas sesiones de chat.

bancártela con algo que atrae a muy pocos. NO CHAPA es mostrar el último grito de la histeria en el Nipón animado para que tus arcas sozobren de oro y tu publiquín salte en histeria. CONCLUSIÓN: Chapa es, en fin, ser uno mismo, meterse en el culo lo que opinen los demás, buscar nuevas experiencias por criterio personal y no por moda. No chapa es, en fin, mutar según las modas, estar pendiente de lo que digan los demás, vivir del mainstream y creerse diferente al mismo tiempo. Porque chapa es la gloria. Porque no chapa es lo patinio.


La histeria y sus derivados

NOTA DE LECTORES

La magia del manga shoujo

Si hay algo que realmente no termina de cerrarme en la vida es el gran misterio del manga shojo. Sí, sí, ya sé, ahora todas las féminas me quieren revolear tres zapatos, un tomo de Vampire Knight y una guía T (porque la filcar suena menos cute <3) por la cabeza. Pero me refiero a esos shojos que todas leímos. Sí, esos que brillan por la carencia absoluta y demedida de argumento, esos que nos sacaron a todas un "Nah, seguro que la trama se vuelve copada más adelante". Y no, llegaste al tomo 12, donde ya pasó por las manos de todo bishie habido y por haber, ya se batallaron guerras encarnizadas por ella, y no. SIGUE sin haber historia. Pero vos confiás ciegamente en la autora, y seguís leyendo. Te proponés seriamente ir a quemarle la casa redactar una crítica a la autora, como si a la mina le importara tu opinión y leyera tu blog diariamente, increíblemente tocada por tus reflexiones sobre la vida. Y seguís leyendo, confiando en que vas a encontrar ALGO interesante en la trama, y no. A todo esto, la autora está en su casa en una bañadera llena de la guita que se ganó gracias a pibas como vos. Así ella nada en yenes, patacones, dólares y rupees, mientras vos te taladrás el cerebro tratando de entender por qué la protagonista no dice "SÍ" de una tronchuda vez. Pero no. Y te sentás en onemanga, cansada de gastar guita en esas porquerías que como mucho te servirían para el asadito de los domingos, para matar tiempo cuando la de biología te habla de fotosíntesis, para ese viaje en el 152 que sería un

embole si no tuvieras tus bishies transportables. ¡Y eureka, encontraste una porquería nueva! Vos: ¡Fija que está re copado este! *poniendo cara de "¡entendí el título!", cuando en realidad no cazás una mierda de japonés* En la tapa, una pendeja mogólica con cara de constipación aguda dameunactiviaya, y un bishie intrascendente que es igual A TODOS los bishies de los shojos que venís leyendo. "Bien, bieeeen" proclamás, altiva "Este tiene el flequillo para el otro lado" (Y te juro, esa es la mayor diferencia que encontraste). Y así, emocionada con la novedad, te leés el primer capítulo. La pendeja tiene un nombre absolutamente cute, que deviene de una flor, una joya, un puesto de diarios, una diosa griega o la repartidora de pizza a la que su viejo se quería coger cuando tenía 15. Nevermind that. La pendeja te cuenta en primera persona del singular que es una perdedora desde que nació, que la familia descorcha champagne cuando se va de la casa, emoseando con que no es popular, con que nadie la quiere, con que es plana, con que no tiene un perro que le ladre, y con que su vida es miserable desde que no pudo pasar el Final Fantasy XIII. A todo esto, te cuenta que tiene un amigo de la infancia que es ALTO bishonen, pero se acaba de


NOTA DE LECTORES

pensando 'Ay, ¡ME HABLÓ UN CHONGO... y no es mi viejo! Bien, BIEN, yo sabía que ese ungento milagroso que salió en la LunaTeens la semana pasada SERVÍA!'* La pobre ciega protagonista siente que el corazón se le va a salir por la garganta (Cosa que esperé que pasara, pero no. ¿Ven? ¡No es como si yo fuera jodida, HAY formas de hacer el manga más interesante!). Termina la jornada escolar y el amigo de la infancia (Bishonen ahora, pero igual acuérdense que no se dio cuenta. Menos ahora que está ciega) se le acerca, entre enojado exacerbado, y otras cosas que empiezan con e.

enterar porque... ¡PORQUE NO SÉ, porque tuvo cataratas toda la vida y los padres -que, si recuerdan, descorchaban champagne cuando ella se iba- nunca le pagaron la operación! (La cual pagó juntando moneditas en la calle. Ahora está pensando en fundar una multinacional. Ja-ja.) Hasta ahora, sabemos que va re bien para propaganda de activia, y que tiene un amigo de la infancia que está más bueno que comer pollo con las manos mientras puteas lo homosexual que se

<Bishie ADI (amigo de la infancia)> No sé qué le ven las minas al putaso ese... <Protagonista> Aaayy~! *golpecito suave en el hombro* ¡Estás celoso no más! <Bishie ADI> *la mira con cara de 'Si no me pongo celoso pierdo mi laburo en los shojos'* Y cuando está por irse camino a su casa en Villa Fiorito con BishieADI, Bishie P (Puto. Protagonista) aparece, exponiendo toda su... su bishiecidad. El viento sopla. Se escucha de fondo una radio que emite un boca river. Ambos bishies comparten miradas que dejan ver claramente que se acaban de conocer pretenden lo mismo. BishieP se acerca, destilando hermosura por los poros y toma a la protagonista por la cintura; posesiva, sensual y bishonenmente (sí, me encanta inventar verbos. El diccionario me demandó tres veces con cargos como maltrato gramatical).

vuelve Naruto día a día. No tenés mejor idea que seguir leyendo, y enterarte que viene un estudiante de intercambio de Robertolandia, que habla tres idiomas, tiene un pony, es instructor de ajedrez, mah-jong y ta-te-ti, maneja una empresa de pollos transgénicos, mató a dos canarios en su vida pasada, y es TAN lindo ~ <3 Como la constipación aguda mantiene a todos alejados de la protagonista mogólica (Tránsito lento-chan le decían los padres, de cariño), el único asiento que queda disponible es el que está JUSTO al lado de ella, lo suficientemente cerca de su amigo de la infancia como para que se retuerza y cague de los celos ahí en plena clase de trigonometría. <Bishie> *sonríe y sus relucientes dientes blancos brillan hasta dejarla ciega* ¿Te molesta que me siente acá? <Protagonista> ... *mira para otro lado, sonrojada,

La protagonista se lo queda mirando, sonrojada, tierna y mogólicamente. Pestañea mostrando todo su Mary-Sueismo, y le da una cachetada al bishonen. ¡VAAAAAAAAAAAAMOS! ¡Si a ella TODOS los días se le tiran en picada bishonens, como cuervos a un cadáver de una morsa! (¿Entendieron, no? ¡Estoy comparando a la protagonista con una morsa! ¡Vamos, fue RE inteligente de mi parte!).


NOTA DE LECTORES

mucama, ninja pirata asesina mágica fairy princess cute cute pony, presidiaria, empleada de frigorífico, tigre de bengala, y saltimbanki de circus solei. La cuestión es que esta estúpida con tránsito lento ciega a la cual nadie quería ahora es el centro en el que rota el universo de los bishonen... Cuando IRL, esto sería más bien un... <Protagonista> ¡N-- Nooo! *lo empuja cuando le está por dar un beso* <BishieP> ¿Y por qué no? *alza ceja* Me cabés. <Protagonista> N- No-- Así no... <BishieP> ¿Así cómo?! <Protagonista> No séeee~! <BishieP> Pero andá a vender churros a Pueyrredón y Corrientes, infeliz. Estoy más bueno que mojar el pan en el tuco y VOS sos una pendeja intrascendente y ciega que no pincha ni corta ni entrega. Ahora, este es el momento clave del shojo. Si hasta ahora todo era una sarta de pelotudeces sin sentido, ahora es DOS sartas de pelotudeces doblemente ilógicas. Haberle pegado una cachetada es como haberle metido los dedos en el culo: Le CAMBIÓ la vida. Encontró AL FIN a la mina que quería: Una pendeja intrascendente sin perro que le ladre. Y ciega. A todo esto, vos volviste atrás para leerlo todo de nuevo, pensando -ilusa- que te perdiste alguna página con la explicación mágica de todo esto. Pero no. En un momento hasta te llegás a plantear que tu cerebro no está andando como debería. Pero luego caés en que es sólo autoconvencimiento. A medida que seguís leyendo las páginas sentís cómo tus neuronas se pegan un tiro. <BishieP> Realmente quiero estar con vos~ <Protagonista> N-- No~! ¡Sos un mujeriego! <BishieP> Pero no estoy con ninguna, mamerta. <Protagonista> No porque sos rubio. <BisheP> Me tiño. <Protagonista> No porque hoy me re cuadró que no. <BishieP> Te lo pido mañana. <Protagonista> *hace puchero* Nooo~ Porque nooo~ El pingpong de la imbecilidad y las vueltas de la calecita eterna que es el shojo continúan por cuarenta tomos. Also; la secuestran tres veces, enamora a medio país, se hacen paros nacionales en su nombre, la visten de princesa,

Pero no, claro, eso no puede pasar. Es lógico, pero eso haría que nuestra querida autora dejara de nadar en rupias. Y para que todas esas chicas que gastan todos sus ahorros en esas historias salgan por la vida creyendo que mañana FIJA que les caen tres bishonens del cielo que van a pelear a muerte por ella mientras le recitan un romancero en arameo, al revés, y bailando polka. ¡Llegaste al último capítulo del manga! Estás como loca. Te querés comer a tu canario y a tu hamster de los nervios que te da imaginarte "A ver, ¿ahora qué excusa se inventa para no entregar el pavo?". BishieP está hecho verga por haberse cagado a piñas con medio japón para salvarla de reiterados secuestros, violaciones en potencia, nuevos bishonens enemigos, la barra brava de chacarita, y del grupo del pami al que se le atrasó el cobro de la jubilación. Y nada son felices viven para siempre en su mundo rosa acolchonado con una cereza encima y ya. Y lo peor de todo es que mientras te arrancás los pelos de la cabeza y te cuestionás a vos misma por qué te permitiste perder valiosas horas productivas de tu vida en ello... te das cuenta que ya estás buscando otro shojo para leer... Rin

En la redacción de Rocket Punch, no nos hacemos cargo de nada, pero mucho menos de las notas enviadas por nuestros lectores como parte del programa: Una nota para los niños.


La primera vez que vi un capítulo de Gate Keepers fue en las lejanas épocas en las que la razón principal de ser de las proyecciones era ver anime, no toda la parafernalia "otakufiestera" que lo rodeaba. Allá por el 2001, cuando no todos tenían (teníamos) Internet como para bajarse los capítulos de nuestras series preferidas casi apenas salen en Japón, cuando ni siquiera eran frecuentes en la red. Algunos grupos de fansubs eran los gurúes idolatrados por todos nosotros, aquellos que nos hacían accesible un idioma inentendible de otra manera; respeto que se fue perdiendo a medida que pasan los años, que los fansubs se multiplican, que siete fansubs diferentes sacan una misma serie. Hoy en día, si no se terminó con el capítulo tres horas después de su emisión en Japón hay toda una horda de niñines presionando a quienes se toman el trabajo de traducirles para que se apuren. Antes que nos traigan una serie que solo tenía 3 años de antigüedad era algo por lo que agradecíamos con fervor. En fin, desde aquel primer encuentro que tuve con esta serie (en una maratón que incluyó Love Hina otra que terminé viendo entera-, eX-Driver, algún OVA de Tsubasa y de seguro alguna otra cosa que no recuerde) decidí que quería verla. No importaba cuándo, pero un día la vería. Gate Keepers engancha desde el opening mismo. Tiene un dinamismo tal que realmente da la impresión que las imágenes están bailando junto a la música. Además, era de las primeras veces que se veían mechas en 3d, y aunque hoy estamos podridos de que prácticamente todo sea 3d, en aquel entonces era todo una revolución. Gate Keepers es una serie "retrofuturista". Es decir, ambientada en el ayer, con m á q u i n a s diseñadas para el ayer, pero con tecnología solo posible para el mañana; para esa época yo no había visto Laputa, Steamboy, Steam Detectives, etc.; así que era otra novedad para mí. Y, analizando su continuación (Gatekeepers 21), yo no tengo dudas

de que hay un mensaje muy explícito en el por qué de "ambientarlo en el pasado". Pero iré a eso después. Además es un shounen donde cada personaje tiene poderes de los más variados. Otra novedad para mí en ese entonces, si bien ya existía anime previo con esa combinación. Lo interesante de la serie, en el contexto en el que se creó, es su atmósfera general: una atmósfera bastante más relajada y "vieja escuela" que la que los animeses de la época nos solían ofrecer. Recordemos que era pleno "post-Evangelion", así que todo anime con mechas que se precie tenía invariablemente un aire oscuro y agobiante en el que se desarrollaba una historia llena de vueltas de tuerca y de drama. La genial alquimia que Evangelion había logrado crear, bajo la mano de un director inspiradísimo, era un bodrio cantado hecho por otros estudios; salvo excepciones honrosas como, por ejemplo, Gasaraki. Pero Gatekeepers era casi como un Mazinga aggiornado. Con un argumento que se alejaba del simple "villano del día" -porque aún de haber capítulos que pareciesen ser así la historia se continuaba desarrollando-, como se acostumbraba a principios de la década pasada; pero que podía ser entendido sin darle muchas vueltas, como en los setentas. Con algunas sorpresitas y vueltas de tuercas, pero lineal. Con protagonistas que tenían conflictos, pero que aún así eran jóvenes con ganas de derrotar a los gloriosos bastardos (los enemigos). El anime en su totalidad tiene un ritmo muy llevadero, y tiene argumento por detrás, desarrollo


NO LA VEAS POR YOUTUBE

disponible sólo en japonés, así que salvo breves comentarios de él en la red no tengo ni idea sobre qué trata. De no ser por el argumento, uno pensaría que Gatekeepers y Gatekeepers 21 son dos anime que no tienen absolutamente nada que ver; solo mechas parecidos y diseño de personajes de Keiji Gotoh. ¿Cómo puede cerrar esto? ¿Los OVAs fueron hechos por gente que ni siquiera se preocupó en mirar la serie anterior? Me resulta difícil creerlo. ¿Entonces?

de personajes, capítulo de la playa, antagonistas que por momentos parece que la tienen más clara que los protagonistas, etc. La serie se trata de un par de adolescentes (para no variar) que tienen el poder de abrir una "puerta" (gate); estas son puertas a superpoderes rarines que les sirven para matar a los malos, los "Invasores", gente que viene quién sabe de dónde y que hacen que las personas se conviertan en sus esbirros metálicos, o algo así. Lo mismo de siempre, bah. Ah, la adaptan de un videojuego, pero no sé en qué me cambia saberlo. En fin, de una forma u otra (véanlán para enterarse cómo) la serie termina. Pero en realidad no. Cuando la terminé de ver me entero, así medio de casualidad, que hay una continuación: Gatekeepers 21. Y es todo lo contrario a Gatekeepers. Ambientada ya en el presente, tenemos todo un nuevo grupín de personajes capaces de abrir las Gate. Un grupo disfuncional, donde todos o casi todos los personajes que lo forman están extremadamente conflictuados. Una serie de tres OVAs con una atmósfera oscura y agobiante, con personajes que actúan de Gatekeepers casi hasta por inercia, personajes que se sienten solos, personajes tristes. Si bien tiene relación argumental con la serie anterior y de alguna manera cierra el ciclo, ahondando un poco más en los detalles de la "mitología" de la serie, parece otro anime. Por cierto, hay una novela que explica qué pasó con los Gatekeepers anteriores y cómo surgieron los Gatekeepers nuevos, pero hasta donde yo sé está

Quien concibió Gatekeepers es, en mi opinión, un genio. Si bien no leí documentación ninguna que acredite lo que voy a escribir (es decir, lo que sigue son teorías), yo no tengo dudas de que fue una manera intencional de contrastar el anime con el que los animadores crecieron con el anime que se estaba haciendo en la época en la que creaban las dos series. Es decir, el argumento tiene las mismas bases. Es casi como si lo sentasen al espectador y le dijesen: "Así se hacía una historia como esta antes, así se hace ahora". Las diferencias en el manejo de los personajes son abismales. Mientras que en la primera eran personajes que intentaban vivir a pesar de sus problemas, en la segunda los personajes parecen ser agobiados por ellos. Las diferencias del clima de las series ni se diga (ya fue dicho). Sin embargo, ¿es mejor una que otra? Es difícil decirlo. Ambas son muy interesantes. En definitiva cada uno tendrá su preferida, o no. Pero si hay algo que Gatekeepers en su conjunto demuestra es que a un buen anime no lo hace las costumbres de época (vicios o clichés, en el peor de los casos), sino la inventiva a la hora de concebir y de exponer una historia, el manejo de tensiones y la manera en la que se logra conjugar acertadamente ambos factores con sucesión de imágenes y sonido. Es decir, un buen argumento y una buena dirección. Vermillion


OPINIÓN

Hace una semana empecé a ver el anime de Bakuman, basado en el manga homónimo de Tsugumi Ōba y Takeshi Obata -famosos por ser los autores del super mega exitazo Death Note. Por lo pronto pude ver ocho capítulos -subbeados por mi fansub preferido, AnS- y la verdad es que me agrada bastante. Tiene personajes frescos y llenos de sueños, momentos divertidos y un hermoso opening. ¿De qué va la historia? Bien, Akito es un estudiante ejemplar, considerado el mejor estudiante de su edad en Japón -sí, re groso- pero en realidad quiere ser mangaka (autor de mangas). Como no se le da el dibujo, trata de convencer a un compañero de clase, Moritaka, para que ilustre sus historias. Luego de varias idas

Aguafuerte sobre la serie de anime en la que empieza la decadencia de Clamp. Cuando hay una buena idea, hay que tener en consideración dos cosas al llevarla a cabo: 1. Se breve, no te vayas por las ramas 2. Dale un final decente. Chobits no cumple con ninguna de las dos reglas. Es una lástima, porque la idea está buena, la serie trata sobre todo de la deshumanización causada por las relaciones sociales que se rompen o mediatizan por causa de la tecnología (y perdonen la redundancia, hablo sobre todo de los medios de comunicación). Es genial de su parte haber llamado a los bellos robotos “pasocon”, que es la forma en que en japonés se llama a las “PC”. De hecho, hay un divertido doujin en el que Hideki se enamora de Chii, pero en vez de ser una chica rubia, ¡¡¡es una “Power PC” de Apple!!! Ahora, si bien el concepto está bien, es más, los personajes están bien parados, la serie falla en estos dos puntos antes mencionados: es larga, con muchos episodios que no hacen a nada, y lo que es peor, ¡¡DOS capítulos que son relleno puro y duro!! Horrible. Digamos que con trece capítulos estábamos bien. En lo que tiene que ver con el final, es el típico final de anime romántico shounen, o sea, por fin el pibe

y venidas, deciden ponerse a trabajar juntos en la creación de un manga para alcanzar la fama y poder cumplir algunos deseos personales que conoceremos a lo largo de la historia. Lo interesante es que se explica con minuciosidad el proceso de creación de un manga, desde cómo se arman las historias hasta los instrumentos que se utilizan para realizar las ilustraciones. Te n i e n d o e n cuenta que los protagonistas son dos chicos de catorce años, puede que la historia se nos h a g a p o r momentos algo inverosímil, pero qué va, dentro de todo es bastante buena. Dimitri entierra la batata. Pero hablamos de Clamp, ergo, hablamos de otro nivel, donde esta situación es imperdonable. Sospecho que aquí empezaron las gordas a transar con la vulgaridad. Sakura tiene un final atípico para un producto de ese calibre, pero típico de Clamp, y eso es bueno. Chobits es como que se queda en la fácil, no se juegan como en las maravillosas Rayearth, u obras aún mejores en calidad, como Tokyo Babylon, RGVeda o X. Ahora veamos el manga, a ver si esto es debido a las cuatro focas que viven en Tokyo o es culpa de los animadores. Kuroi


EUROPA Segunda Guerra Mundial:

ADOLF (Osamu Tezuka) INTRODUCCIÓN: ¡La Rocket Punch al fin es útil en algo! Debido a las constantes quejas de que la revista no es educativa, sino todo lo contrario, te hace olvidar lo que aprendiste, borrando archivos del disco rígido de nuestros amables lectores; hemos decidido contribuir a la cultura general por medio de varios artículos. En esta oportunidad les traemos una útil guía de estudio para todos aquellos que se llevaron Historia a marzo. Como debemos ser metódicos, iremos nombrando por países y períodos históricos los ejemplos de animeses y mangases que los entretendrán y le enseñarán historia al mismo tiempo.

ARGENTINA Final del siglo XIX

MARCO (dir. Isao Takahata) Marco cuenta la historia de un niño genovés que va a buscar a su madre a la exótica Argentina de la década de 1880, acompañado de su fiel mono Amerio o Amedeo (las fuentes no se ponen de acuerdo en este dato) y su poncho salteño. El niño protagonista recorre el país en carreta o burro, asediado por el hambre y los peligros. Entre los destinos de su periplo se encuentran: Buenos Aires, Bahía Blanca, Rosario, Córdoba, Tucumán y varios puntos intermedios. No me acuerdo si al final la encontró a la vieja. Cuenta la leyenda que a Hayao Miyazaki, cuando todavía era un pichi, lo mandaron a dibujar al horrible país, del que volvió con grandes bocetos, pero con una indigestión por comer demasiado guiso de cuis. Probabilidad de aprobar: 50% (te sirve también para Geografía Argentina, si la tenés como previa de primero)

Adolf cuenta la historia de tres tipos llamados Adolf. Uno es Hitler, el sanguinario líder nazi, otro es el hijo de un agente alemán que vive en Japón y el tercero es un chico judío que es amigo del segundo Adolf. El manga narra la intrincada trama de espionaje alrededor de una carta que probaría que Hitler era judío, enviada a Japón por Isao, un estudiante japonés que vive en Alemania que descubre el secreto. El hermano mayor de Isao, Sohei, va a visitarlo sólo para descubrir que lo hicieron boleta. Ahi se pudre todo. Probabilidad de aprobar: 22% (El manga es una de las obras maestras de Manga no Kamisama, pero, francamente, nadie con dos dedos de frente da un peso partido a la mitad por el origen de Hitler)

JAPON Segunda Guerra Mundial:

HADASHI NO GEN (Keiji Nakazawa) Gen es un pibe de Hiroshima, que tuvo la muy mala suerte de estar el 4 de agosto de 1945 en su su ciudad, cuando los yankies tiran la bomba nuclear. Su padre y sus hermanos mueren en el derrumbe de la casa, su madre embarazada se salva al ser arrojada del balcón dónde estaba colgando la ropa a secar. El horror que acompaña el relato es indescriptible, pero para muestra, basta un botón: Gen da de beber a los sobrevivientes quemados, para sólo verlos morir de inmediato, porque la terrible sed que sentían era lo único que los mantenía con vida... Bueno, y así sigue.


Probabilidad de aprobar: 99% (aprovechando las lágrimas de la profe ante tan conmovedor relato, podés falsificar el acta de exámen)

personajes históricos apenas pintan algo en el relato; y tercero, la sangre salpicada no deja ver bien que carajo está pasando).

FRANCIA JAPON Fines del S. XVI:

BASILISK (Masaki Segawa) Los clanes ninja Iga y Kouga se vienen matando desde los orígenes del tiempo, pero El Shogun To k u g a w a l o g r a neutralizar la lucha durante décadas, hasta que decide que se retira de su cargo. Uno de sus dos nietos será el sucesor, pero previniendo una nueva guerra civil, el Shogun manda a que diez ninjas de cada Clan se maten, representando cada grupo a uno de los herederos. Hasta acá todo bien, pero sucede que antes del quilombo, los futuros jefes de cada clan fueron prometidos en matrimonio, y la cosa es que el chabón de los Kouga es re fachero, y la minita de los Iga está como un camión; ambos son jóvenes y sanos y se re enamoraron mutuamente. Los sigilosos ninjas... Sus vidas penden de un hilo, en una lucha sin cuartel ni prisioneros. Sus trajes negros los emparentan con los fantasmas, o los demonios de la oscuridad... y he aquí el primer error histórico: todos saben que el traje ninja es de riguroso naranja, para camuflarse en... ehm... bueno, no, para demostrar que son tan grossos, usan un color que es visible hasta en la Antártida. Bueno, volviendo al tema, Los veinte ninjas de Basilisk se matan mutuamente en las formas más truculentas y despiadadas posibles. Como quien dice, un baño de sangre. ¡Buen provecho! Probabilidad de aprobar: 15% (Ante todo, la Historia Medieval Japonesa no está en la currícula de la materia en Argentina; segundo, los

Revolución Francesa

LA ROSA DE VERSAILLES (Ryoko Ikeda) María Antonieta, futura reina de Francia, va a ser presentada a su prometido. Y ya arrancamos mal, una facción dentro de la corte no quiere saber nada de una austríaca en el trono. ¡Pero aparece el Jefe de la Guardia Real, Oscar! descubre el complot y salva las papas. ¡No hay mina en Francia, que digo, en el Mundo que se compare a Oscar! Si, porque a pesar de su nombre, Oscar es una minita. Criada como pibe por su padre, un noble y militar, Ella (Oscar) va a ser testigo privilegiado (¿o se dice privilegiada?) de los hechos que acontecieron antes y durante la Revolución Francesa. Y como ando en modo mala onda, les tiro un spoiler: A María Antonieta la matan los revolucionarios en la guillotina. Probabilidad de aprobar: 100% (Si bien Oscar es un personaje ficticio, los hechos históricos fueron respetados rigurosamente, incluso a la autora la homenajearon en Francia hace un par de años por esta fantástica obra) CONCLUSIÓN: Esto es todo por el momento, es posible (más bien no) que continuemos este listado en otras sucesivas ediciones. Si son tramposos, es probable que estén pensando en machetearse cargando en el mp4 algunos capítulos claves de estas series. Aconsejamos fehacientemente no hacer uso de estos métodos. ¡Hasta la próxima (fecha de exámen, que será entre julio y agosto)! Felipe Pigna

BREVARIO: El hangar del Robot se llenó de júbilo porque, al parecer, el cierre de Ghibli -que con prestancia hemos informado en el número anterior- ya no anda tan confirmadín. Tal es así que el estudio del vientín, aparentemente, estaría decidido a adaptar un manga para mujercitas llamado Kokuriko-Zaka Kara, de Chizuru Takahashi y Tetsurou Sayama. Mientras descorchábamos Sidra y Fresa ante la buena nueva, sin embargo, nos vino el bajón; porque parece que le ceden la batuta otra vez a Goro. En fin.


TORI HADA Es difícil decir te quiero, tal el titulo de la serie: Narra la historia del nacimiento de una amistad entre un grupo de veinteañeros que se conocen por medio del tweeter y de su viaje en busca de la sinceridad entre ellos y consigo mismos para darle forma definitiva a sus propias vidas. Nakajima Keisuke “Nakaji” (Nagayama Eita): Es un joven fotógrafo que quiere seguir los pasos de su padre como reportero gráfico, pero que sólo a conseguido trabajos como asistente de fotografía en revistas masculinas. Esta saliendo desde hace años con una mujer casada, pero sin embargo algo le está faltando a su vida. Mizuno Tsukiko “Haru” (Ueno Juri): Es una maestra suplente que ha estado fallando en los exámenes de promoción para convertirse en titular. Juri Ueno, le regala a este personaje toda su simpatía convirtiéndola en el motor principal de la serie. Pese a su personalidad chispeante, nunca a tenido un novio y asiste a la reunión interesada en Nakaji. Nishimura Hikari: “Peach” (Seki Megumi): Es la mejor amiga de Haru y asiste a la reunión de tweteros para hacerle la gamba a ella. Es un personaje muy voluble que no ha logrado sobreponerse bien a tantos fracasos. Y trata a lo

largo de toda la serie de encaminar su vida. Park Seonsu “Doctor” (Hero JaeJoong): Park es de esas personas con poquísima autoestima, que no consigue despegar en su trabajo de vendedor. Al principio se presenta como doctor y se muestra interesado en Haru. Tiene a su cargo a su adolescente hermana desde que emigraron de corea. Ichihara Kaoru “Linda” (Tamayama Tetsuji): Es un joven escritor de una importante revista, que está haciendole favores sexuales a su editora en jefe. Empezó a investigar la redes sociales como parte de su trabajo, pero termina encontrando la amistad de sus compañeros. Quizás uno de los mejores personajes de la serie, y aunque te queda la sensación de que es poco explotado, en aquellos momentos en que aparece, brilla. Una gran serie muy simpática, transcurre todo el tiempo entre la comedia y el drama, lleno de enredos y malentendidos amorosos a causa, sobre todo, de lo que enuncia el título. Caronte

Culpables de cagarnos en lo que es convencionalmente considerado como comportamiento civilizado... Cabrones de cuarta, calamitosos calumniadores, carentes de cultura, cirsenses contendedores, conspiradores sin compasión, cada círculo de fans nos confinó de su cuadrilla. Compadres en consecuencia, Caronte nos creó una cueva, con carencia de censura, con cabida a controversias. Calientes conversaciones con centenares de conceptos chillábamos entre copas, chateando al caer el crepúsculo, contemplando cada celda de creaciones japonesas, competentemente animadas, con candor concebidas. Cuando Kuroi al conversar comunicó que le coparía crear un fanzine, curiosamente no creímos su cordura corrompida; comprometidos a crearlo compusimos su carácter: críticas y comentarios de caricaturas colmados de canchondeos. Consecuentemente, convencidos nos convocamos para cada convención, ciñiendo con contento cuantiosas copias de Rocket Punch, compartiéndolas con la concurrencia. Concluida ya esta crónica comunico complaciente que este clan es conocido como los Copilotos.


¡ENCUENTRE LAS 7 DIFERENCIAS!

RESPUESTAS:

MAIL CALL: Por razones ajenas a nuestra voluntad en este numero no se responderá el correo, el último mensaje que recibimos del sargento indicaba: HELICOPTERO CAIDO, REBELDES A PUNTO DE TOMAR EMBAJADA. CONSIGAN SUBTITULOS DE HARLOCK 1978!!!! EL ANIME DE AHORA NO SIRVE PARA NADA. SGTO BUAKU

Haiku

Robot querido Por leerte me obsesiono Te llevo al baño



Rocket Punch 26