Page 1


Nana Komatsu Llamamos a su condominio, el cual comparte con su marido Takumi, y nos contó que desde que Ai Yazawa dejó de laburar y la dejó en pampa y la vía, la muchacha, ni lerda ni perezosa, llamó a la gente de Hello! Project y le preguntó “qué onda”. Los empresarios de este proyecto decidieron convertirla en una Berryz, aunque declararon: “Sí, es cierto que está muy vieja ya para integrar esta banda, pero bueno, su marido tiene mucha influencia en el mundo de la música, así que nos cabió”.

Tohru Honda “Desde que terminó Fruits Basket no me han llamado para hacer nada más. Por un tiempo estuve sumergida en el mundo de las drogas duras, pero gracias a mi mamá (a su foto), pude salir adelante.” Nos contó la protagonista de la serie. “Ahora vengo a la puerta del Ghibli Museum; tengo fe en que Miyazaki sensei se fije en mí y así quizá me llame para alguna de sus películas, lo cual me permitiría ingresar al mercado americano” comentó la muchacha, que se encuentra en la puerta del museo hace 7 meses.

Hotaru Tomoe No fue tan fácil dar con el paradero de Sailor Saturn, ya que los años han pasado y aquella niña se ha convertido en toda una mujer. La encontramos trabajando en un maid café. El dueño del local, Koji Yamada, nos contó “Hotaru es muy buena con los clientes, aunque a veces da un poco de miedo su mirada perdida. De todos modos, estamos felices de tenerla aquí.” Hotaru, por otro lado, se negó a dar declaraciones, aunque sus compañeros de trabajo afirman que ella se siente muy avergonzada de haber terminado trabajando como mesera. “Pero si es un trabajo excelente!” opinó Yamada


Dossier Mujer Rocket Punch 24  

Suplemento mujer que acompaña la Rocket Punch Nro 24.