Issuu on Google+

GRAN AÑO DE TIGRE- EL MILAGRO DE ARSENAL

EURO 2012 España, la imbatible TENIS ¿Por qué Delpo no puede? NBA Miami Heat Campeón 2012 ANIMALS Pink Floyd y su retrato de la sociedad LOS 50 DE LOS STONES Medio Siglo para Jagger & Cía

SE ROMPIÓ EL ALMA

Boca pasó de la Triple corona a perder el torneo, la Copa y ....a Riquelme. Cansado. Tironeado. Harto. El Diez decidió abrirse ¿Y ahora?

RIVER SAN LORENZO LANÚS ¿Hay vida después de la Logró el ascenso, pero Mellizos sueltos no la paz Promo? en el Sur


EDITORIAL

Por Bernardo Cerdá// @NanoCerda

Nueva temporada, nuevo formato de torneo, nuevos participantes y nuevas ausencias, pero lo que no es inédito, lo que no sorprende a nadie, es la vieja y otra vez vigente danza de nombres que pasan de un equipo a otro en horas de diferencia. Todos los períodos de receso, especialmente cuando se arranca un ciclo nuevo donde se vencen muchos contratos, son terrenos propicios para especular con transferencias confirmadas antes de efectuarse. Desde Rock´N Ball queremos aportar discresión al caso. Si a usted lector le gusta estar informado permanentemente de fútbol, si consume radio, sitios web, televisión y diarios deportivos aun en períodos sin competencia, se habrá dado cuenta que se nombran no menos de diez nuevos jugadores por equipo cuando abre el libro de pases, de los cuales termina llegando, si se quiere, la mitad. Cada parate sorprende con una nueva novela también, que se lleva gran parte de la atención. Que la pelota no ruede, que no haya goles ni polémicas, deja un terreno vacío que los medios de comunicación tienen (tenemos) que cubrir. Sin ese caudal de información que fecha a fecha deja el fútbol argentino, hay que llenar un espacio amplio con poco material. Por eso se repiten las contradicciones de siempre: futbolistas que se confirman en un club y al otro día en otro; jugadores que estudian ofertas cuando sus clubes no recibieron ningún ofrecimiento formal; expectativas que se crean sobre un jugador que ni siqueira habló con su representante por una presunta oferta; dar primicias para sorprender. En Rock´N Ball se hace periodismo, algunos con el título en la espalda y otros en proceso. Obviamente, estamos expuestos a lo mismo que nuestros colegas: recibir una información falsa y dar a conocer un dato incorrecto, nunca con mala fe. Lo que seguro no haremos, es tapar un bache generando falsas expectativas, o dar por sentado algo que no se hizo. Sí, por ejemplo, Mercado va a jugar en River, esperaremos a que se firme el contrato para darlo por sentado, y porqué no que se ponga el buzo de entrenamiento. Mientras tanto, será sólo una gestión, un inicio de tratativas, una intención. Sabemos como es el fútbol argentino, sabemos que los jugadores, por cinco pesos más, rompen un contrato recién firmado y se van a jugar a Macedonia. Conocemos, también, las intencionalidades de sus representantes, que poco les importan los clubes y el fútbol en su plenitud. Con esto no se busca ni hablar mal ni creerse mejores que nadie. Sólo queremos, como conocedores del medio, aconsejarlos sobre un período en que la información que se difunde no es la más confiable por las razones mencionadas. Dicho esto, estimado futbolero, sea cauteloso, discreto y prudente. Espere a que las cosas se confirmen y no se ilusione con jugadores que el club que ama no puede pagar, sólo porque se lo dijo la hermana del tío de un amigo que lo leyó o lo escuchó en tal medio. El fútbol se extraña, y cómo se extraña, pero esté tranquilo.


STAFF DIRECTOR Javier H Garcia @javierhgarcia

EDITORES Federico Lamas @fglamas Guillermo Ibarra @Ibarraguille Bernardo Cerdá @NanoCerda COLABORAN Gabriel Arias Massa @GabrielArias7 Iván Sandler @SandlerIvan Matías Carreño Vázquez @MatuCVazquez Ignacio Piccardo @NachoPiccardo14 Lucás Tomás Ochoa @Ltochoa Lucas Calautti Brenda Lucente @bslucente Gian Carlo Galasso @GiancGalasso DISEÑO Javier H Garcia DIAGRAMACION Javier H Garcia FOTOS JHG- Télam- Fotobaires CONTACTO rnbrevista@hotmail.com

¿DE QUE HABLAMOS? SAN LORENZO ¿Hay vida después de la Promo? P. 4-6 BOCA ¿Qué Falló? P 7-13 LANÚS Mellizos Sueltos En el Sur P 15-16 SAJA El líder de Racing P 17-18 TIGRE El Milagro de Victoria P 19-20 RIVER ¿Llegará la Paz? P. 21-22

ROLLING STONES Medio Siglo no es nada P. 29 ANIMALS Pink Floyd y La Sociedad P. 30-34 ESTELARES El Costado Izquierdo P. 35 GLASGOW RANGERS La desaparición P. 36-37 CHACA-CHICAGO El Fútbol es hermoso P. 38-39 EURO 2012 Lo que dejó P. 40-44

ARSENAL El inédito Campeón P. 23-24

DEL POTRO ¿Por qué no puede con los grandes? P. 45-46

MESSI El que no cantaba el himno P. 25

NBA Se puso “Heat” P. 47-48

MILITO P. 26

LA CONTRA El periodismo en la pelu P.49

EL RETIRO DE VERON La Brujita se baja de la Escoba P. 27-28


SAN LORENZO EN CRISIS: La continuidad de una política de déficit y hundimiento

Pasó la tormenta. San Lorenzo ganó la Promoción y sigue en Primera. El tema es...¿Y ahora? ¿Qué pasará con el ciclón y su política interna? Rumores de Marcelo Tinelli como presidente y un Carlos Abdo que pide una fortuna y no ve la hora de pegar el portazo. Repaso por las gestiones de Fernando Miele, Rafael Savino y el papel de Alberto Guil.

S

an Lorenzo arrancará un nuevo semestre con un panorama bastante oscuro: una deuda que asciende a $200 millones y un promedio mucho peor al que tuvo al arrancar la temporada que de milagro no lo hundió al Nacional B. Además, tiene 60 días para pagar o arreglar un plan de pago por una inhibición de $25 millones, si quiere incorporar nuevos jugadores a su plantel. Los manejos institucionales a los que el Ciclón acostumbró en los últimos años están dibujando un futuro poco feliz: el equipo parece condenado a seguir luchando por mantener la categoría o directamente descender, y el club, casi hipotecado, se parece cada vez menos a una asociación civil sin fines de lucro, la esencia de su fundación allá por 1908. Que San Lorenzo haya jugado la Promoción, que esté a un punto del descenso directo antes de arrancar la nueva temporada, y que no pueda incorporar jugadores por una vieja deuda, no es ninguna casualidad. Para entender la situación de San Lorenzo, basta una breve síntesis de sus últimas presidencias: en 1986, Fernando Miele ganó sus primeras elecciones en Boedo y comenzó un período de 15 años al frente. En aquel entonces, el club se encontraba desbastado económicamente, no tenía cancha ni agua caliente en los vestu-

arios. Los Camboyanos llegaron a las semis de la Libertadores y fueron segundos del Newell´s campeón del ´88, y de a poco el rumbo azulgrana empezaba a enderezarse. Miele volvió a ganar en el ´89, el equipo mantuvo campañas aceptables y hubo una gran noticia: comenzó la construcción del Nuevo Gasómetro. La mejora deportiva e institucional del club llevó a Miele a triunfar por tercera vez consecutiva en las elecciones del ´92, y en diciembre del año siguiente el Ciclón recuperó la localía después de 14 años, en un amistoso ante Universidad Católica. Un año y medio después, el Bambino Veira cortó una sequía de 21 años sin títulos, en el inolvidable Rosariazo del ´95. Seguían las buenas para Miele, que en ese año fue elegido por cuarta vez al hilo presidente de San Lorenzo. En los siguientes tres años, el Santo tuvo vaivenes: un penúltimo puesto en el Clausura ´96, en el semestre que cayó ante River en cuartos de la Libertadores. Después tuvo campañas aceptables, y una dolorosa caída en Semifinales de la Mercosur ´98 ante Cruzeiro, que no hicieron que Miele abandone el cargo: volvió a ganar las comicios, ahora por quinta ocasión. A partir de ahí, comenzaron las pálidas para el presidente: en 1999 quiso hacer del club una sociedad anónima con la extinta empresa


suiza ISL, y se descubrió una complicidad con barras de Huracán, a quienes dejó entrar a la Ciudad Deportiva a robar banderas de la Butteler, a cambio de que quemaran papeles que lo comprometían legalmente. Fue presidente del club en el histórico equipo de Manuel Pellegrini, campeón en el Clausura y la Mercosur ´01, que cortó la ausencia de títulos internacionales. Pero Miele, a pesar de que ya no estaba el día de la consagración ante Flamengo (se postergó para enero del ´02), tiempo después fue procesado y expulsado como socio del club, por fraude en la recaudación de esa final y demás irregularidades en su gestión. Esto ya se dio con la fórmula Guil-Savino al mando de la presidencia, que marcaría una época en la que los empresarios tomaron las riendas del club y lo usaron como una empresa. La obtención de la Sudamericana ´02 y el subcampeonato en el Apertura ´03 le bastaron a Savino para quedarse con la presidencia en el ´04. Fueron tres años más en que la gente del Ciclón tomó desconfianza, sobre todo después del Apertura ´06, que acabó con las escandolosos 1-7 ante Boca, 0-5 ante River, 1-4 ante Colón y 2-4 en la última fecha ante un Quilmes en descenso directo, el día que los hinchas se hartaron y todo acabó con incidentes. Ruggeri no se quiso ir, hubo que rescindirle el contrato y Savino, a pesar de querer a Astrada,

salvó su presidencia y se aseguró un ciclo más: contrató a Ramón Díaz, que consagró al equipo en una gran campaña y revalorizó al plantel. En ese momento el pasivo ascendía a $50 millones, pero el título de 2007 hizo que el secretario de Grondona siguiera en el mando, en una elección pobrísima por la escasa cantidad de socios y el bajo interés por las urnas. El ferretero volvió a ganar, y comenzó la gran debacle. En el año 2008, centenario del club, las intenciones de ganar la primer Copa Libertadores trajeron consecuencias hoy no resueltas: jugadores de renombre con contratos europeos llegaron a Boedo, descapitalizando al club y sin dejar ninguna contraprestación deportiva. Fueron épocas donde los juveniles de San Lorenzo eran relegados por jugadores de gran nivel pero también por otros sin trayectoria, con lesiones crónicas o en el último tramo de su carrera, pero que llegaban al club como los Mesías y con sueldos imposibles de pagar. Era un momento donde inversores desconocidos, que poco interés tenían en las finanzas azulgranas, tomaron las riendas de la institución. Apareció más metido que nunca un socio que, por ser millonario, se creyó que tenía más derechos de decisión que el resto y violó el Estatuto del club: Marcelo Tinelli. San Lorenzo cayó en los Cuartos de Final de la Libertadores ante Liga, terminó 4° en el Clausura y fue tercero de


continuaron llegando al club jugadores producto de negociados turbios, traídos por una Secretaría Técnica (ahora disuelta) que se llevaba un palo por año y que ayudó a desvalorizar las inferiores del club, robándose un escenario de actuaciones paupérrimas. El club sigue sin auditarse, las reuniones de Comisión Directiva son peleas de viudas, renunciaron cinco miembros del oficialismo (el vicepresidente Datria incluido) y Abdo asegura “no tener más plata de su bolsillo por poner”, pero sin decir a dónde fueron a parar y para qué se usaron $33 millones que dijo haber puesto.

Boca en el polémico triangular de fin de año. Se gastaron $50 millones sólo en fútbol y el pasivo prácticamente se duplicó. Caos institucional y descontento. Los jugadores venían, los empresarios utilizaban al Ciclón como vidriera para sus jugadores y a la primer oferta los largaban sin que el club viera un peso. La situación fue insostenible, y a pesar de que se dejaron de traer jugadores consagrados, se siguieron gastando fortunas en futbolistas que se llevaron mucho más que lo que dejaron, mientras el club se seguía hipotecando. San Lorenzo, salvo un buen tramo del Apertura ´09 y la Sudamericana de ese año, no peleó más nada, y a fines de 2010 la gente dijo basta: presencia récord de más de 8 mil socios que hundieron a Di Meglio (lacayo de Savino), pero consagraron a la fórmula Abdo-Datria con más de 2 mil votos. Créase o no, los socios volvieron a apostar a las recetas que los hundieron: empresarios millonarios que llegaban con billeteras salvadoras.

Ahora San Lorenzo deberá afrontar un nuevo formato de campeonato que lo tiene sin posibilidades de reforzarse si no cancela una inhibición de $26 millones. Las inferiores del club están lejos de ser las deseadas, la institución no tiene recursos y tampoco sabe cómo generarlos. El Cuervo acaricia el descenso directo, y su hincha más famoso anunció que volverá la carga: sí, Tinelli quiere volver a participar activamente en la política del club, acercando jugadores de renombre y haciéndose cargo de la deuda exigible. La salida rápida de la crisis vuelven a ser los billetes de afuera, y la suerte de San Lorenzo quedará nuevamente supeditada a ellos. El club necesita una reconstrucción total, nuevos rumbos, nuevas ideas que eliminen las que lo dejaron como está. En síntesis, dejar de manejarse como una Sociedad Anónima, y volver a lo que nunca debió dejar de ser: una Asociación Civil sin fines de lucro.

Lo que Abdo hizo en su año y medio de presidencia no es más que la continuidad de un modelo que está llevando a San Lorenzo a desaparecer. El paraguayo agarró al club con un pasivo de $80 millones, y en 18 meses ya lo estiró a casi 200. Durante su ciclo el Ciclón tuvo siete directores técnicos, no descendió de milagro, y Por Bernardo Cerda// @NanoCerda


¿QUÉ FALLÓ?

Boca pasó de la Triple corona a tener afuera del equipo a Juan Román Riquelme, a Julio César Falcioni pendiendo de un hilo y a quedar a las puertas de una limpieza XL. El club perdió el campeonato local a manos de Arsenal y perdió la final de la Copa Libertadores a manos de un Corinthians que, con poco, lo arruinó. ¿Qué le pasó a Boca? ¿Por qué se quedó con las manos vacías? ¿Por qué se fue Román?


RAZONES DE LA CAÍDA

¿POR QUÉ?

H

ablar de qué le pasó a Boca es un ejercicio un tanto complicado. Pegarle porque sí, con el diario del lunes, suena a simplista e injusto. Ahora, que el equipo de Julio César Falcioni tuvo una recta final de temporada espantosa es indudable.

Por Javier H. Garcia// @javierhgarcia más aparecían, de pronto, con la cabeza bajo la guillotina.

Todo eso fue desgastando a Román que, vacío, pegó el portazo y se fue, sin echar culpas, pero diciendo todo con una decisión que podrá haber sido intempestiva, inesperada para la gran maDesde aquel 2-0 a la U de Chile, Boca no ganó yoría, pero jamás en caliente. Fue muy pero muy más. Pasó el 0-0 en Chile que lo depositó en la madurada por el crack Xeneize. final, el 1-1 ante Corinthians en la ida y el 0-2 en Brasil que le dio el título al Timao. En el plano lo- ¿Y lo futbolístico? Lo cierto es que Boca llegó cal, el equipo tampoco respondió: encadenó un al tramo final fundido. Ya Santiago Silva no ilu1-1 con Banfield, un 0-3 en La Bombonera ante sionaba a todos, Cvitanich era consicente que Arsenal y un 1-3 en Floresta, ante All Boys. el club no haría un gran esfuerzo por retenerlo, Viatri no era opción primordial para el DT y Pa¿Qué le pasó a la maquinita de JCF? El clima blo Mouche, pese a cerrar el mejor semestre de del vestuario, ese que se cortaba con cuchillo su carrera en Boca, decía cada vez que podía más allá de las victorias encadenadas, terminó que quería irse. haciendo implosión en el peor momento. El Affaire Roncaglia terminó de reventar un vestuario de En la mitad, Walter Erviti fue el mejor de un mepor sí ya muy castigado. diocampo que vio como Leandro Somoza se fue desinflando y como Pablo Ledesma volvió muJuan Román Riquelme, ese que decidió irse cho más bajo después de la lesión que sufrió apenas se consumó la caída en el Pacaembú, contra Unión Española. aunque en realidad ya lo venía pensando hace un tiempo, nunca comulgó con la forma de jue- En al defensa, Rolando Schiavi dejó una pálida go, ni las formas en sí del DT y todo ese clima imagen en Brasil, mostrándose lento y bastaninterno, que se intentó tapar con diarios (literal- te errático. Juan Insaurralde hizo los deberes y mente) mostró toda la carne viva en el peor mo- hasta algún que otro gol, pero se perdió la final mento. por lesión. Matías Caruzzo lo reemplazó de manera aceptable pero, por ejemplo, en la final perFue un “sos vos o soy yo” velado, ahora desmen- dió siempre contra Emerson que lo volvió loco. tido, y potenciado desde la firme convicción de Clemente, lo dicho, muy bajo. Y Facundo Ronla dirigencia de quedarse del lado del DT. “Pase caglia, que fue el defensor más sólido de Boca lo que pase, Falcioni sigue”, tiró Daniel Angelici, en el semestre, no pudo jugar la final de la Copa presidente de Boca, en la previa de la final. Eso Libertadores. fue todo lo que Román precisó escuchar. Y el porque no pudo jugar ese partido decisivo Para colmo, a medida iban pasando los días, es otra de las muestras del mal clima que reicrecían los rumores de darle salida al clan Ri- naba y de porque Riquelme se cansó. El tema quelme:. Rolando Schiavi, Clemente Rodríguez, fue todo de contrato. Todo de negocios. Todo de Lucas Viatri, Sergio Araujo y alguno que otro billetes. Poco de pasión. Poco de fútbol. A 24


horas de la final, y habiendo practicado toda la semana con él en el equipo, Roncaglia anunciaba que no jugaría el partido. Enojadísimo, el presidente Daniel Angelici buscó que no subiera al avión, pero Román, haciendo gala de su rol de líder, llamó al defensor y le dijo que él tenía que estar en Brasil.

menos, una semana: él se iba del club apenas terminará la final de la Copa Libertadores.

Ahora, Boca debe reconstruirse. Sobre una base que no dista mucho de ser aquella con la que peleó todo, pero que perdió a su pieza más trabajada: Juan Román Riquelme. Walter Erviti dijo que ahora habrá que “doblar esfuerzos” para suplir la En la calurosa San Pablo Boca jugó sus últimas ausencia del líder futbolístico y del vestuario -le fichas para tener al defensor, pero no hubo caso. gustará a quien le gustará- del plantel. El seguro no fue el que querían el defensor ni su representante, Claudio Curti y Roncaglia vio, Ahora, mientras Pochi Chávez dice “llegó mi modesde afuera, como Boca caía ante San Pablo. mento”, en Boca se preguntan si este equipo, 100% Falcioni, con sus soldados y jugadores de Lo que siguió luego de la cristalización de la de- confianza, podrá emular a aquel que tenía unos bacle futbolera de un equipo que llegó a estar líos bárbaros puertas adentro, pero que de la una parva de partidos invictos, fue la sangre que mano de Román estuvo a ‘90 de volver a treparsalió de la herida que, hasta ahí, estaba tapada se a la cima de América. por una venda. Brotó para todos lados. Un Riquelme que se fue “vacío” y “sin poder darle a La respuesta, como siempre, la tiene el tiempo. Boca el 100%”, un Angelici que lo miró como se Ese mismo que, a esta hora, dice que la era Rimira a un enemigo y se tomó un avión rumbo a quelme en Boca es cosa del pasado. Es tiempo Europa y un Falcioni que, luego de fumarse un de Falcioni, es tiempo del primer Boca sin Pacigarrillo contra un palo del Pacaembú y malde- lermo ni Riquelme en años. Será Refundación cir a su suerte en la Copa Libertadores, se tomó o refundición. Lo concreto es que Boca tenía el un avión rumbo a Punta Cana. mundo en las manos, y se le escurrió. Se quedó vacío. Como Riquelme. Pero como siempre en En Buenos Aires reinaba el caos. Román en si- esta historia, Boca sigue. Para el club, no hay lencio, Angelici y Falcioni fuera de órbita y los excusa que valga. hinchas de Boca que habían recibido dos mazazos en 24 horas. Toda esa tristeza y bronca se hizo bandera. 6 mil tipos fueron a pedirle a Román que se quede en el club. No hubo caso. El diez no cedió y, al cierre de esta edición, se debatía entre firmar para un club argentino o desvincularse de Boca, lejos ya de la licencia sin goce de sueldo. De a poco a Falcioni le volvió la voz, mientras que la sangría de jugadores comenzaba y aumentaba día a día (ver el último que apague...) y, desde Colombia, reiteró que el diez tiene las puertas abiertas y que si él se fue, se debió a motivos estrictamente personales y nada que ver con el equipo o con él mismo. Algunos, los menos, ven en la manera de actuar de Riquelme un factor que ayudó a que en Brasill el Corinthians se coronará Rey de América y no Boca, que no pudo ir por la séptima, pero son los menos. La mayoría quedó knock out luego que él, ídolo máximo de Boca, anunciara lo que sus compañeros y círculo íntimo sabían hacía, por lo


A falta de dos semanas para el comienzo del Torneo Inicial, en Boca se siguen yendo jugadores y no arriba ninguno. El último eslabón de la cadena fue Juan Insaurralde, vendido en 4 palitos verdes al Spartak ruso. Antes, Pablo Mouche también partió -como él tanto quería- rumbo a Turquía y, previamente, Boca perdió más y más jugadores. El uruguayo Sosa decía adiós para irse a Vélez y, casi al mismo tiempo, desde el club, avisaban que Lucas Viatri iba a ser cedido al Villareal de España, algo que no sucedió. Lo que sí pasó fue que Sergio Araujo pasó a préstamo al Barcelona B, por 500.000 euros.

EL ÚLTIMO..

La nueva temporada ya se avecina. Ya está ahí. Le vemos asomar la cabeza tímidamente, mostrando que tiene nuevos rasgos faciales, modificaciones. A algunos les gustarán un poco más, a otros menos, pero lo cierto, es que ahí está. El Torneo Inicial, comenzará el fin de semana del 3 al 5 de Agosto, y ya esta altura, todos los equipos se encuentran de pretemporada, armándose, terminando de definir detalles en lo que respecta a la conformación del plantel. Algunos lo están haciendo bien, otros mal. En el segundo grupo, por ahora está Boca. Bueno, en realidad ni siquiera en el segundo grupo, porque aún no se está armando. Después de la tibia imagen dejada en la final de la Libertadores, comenzó una era nueva en la vida deportiva de Boca. Empezó la reestructuración del plantel que venía de ganar el Apertura 2011, y el que peleó todos los torneos que disputó hasta las últimas instancias. A partir de esa caída ante Corinthians, se abrió la puerta de salida del club, para que todos aquellos que no quisieran seguir, o los que no eran bien vistos por la dirigencia o el cuerpo técnico, continuaran su carrera lejos de Boca.

QUE APAGU

El que abrió esa puerta, fue Facundo Roncaglia, que se fue de muy mala manera, sin poder disputar la final de la copa, peleado con la dirigencia y enojado con el técnico. El que armó las valijas y siguió los pasos de Roncaglia, fue Darío Cvitanich, aunque éste, lo hizo obligado. Su intención era quedarse, pero los directivos no pudieron o no quisieron hacer un esfuerzo económico para que siguiera vistiendo la casaca número veinte. No hay dos sin tres. Y como hubo un segundo, tuvo que haber un tercero. Fue nada más y nada menos que Riquelme. Pero Román, no salió por la puerta, sino que lo hizo por la ventana, dejando al club en medio de una gran incertidumbre. Luego de las vacaciones, se reencontraron todos en el predio de Ezeiza para comenzar la pre-


..

temporada, pero ese mismo día, hubo otro jugador que dijo adiós. Era Sebastián Sosa, el arquero que tuvo muy buenas actuaciones durante la Copa Argentina. Se fue así, intempestivamente, sin darle tiempo al hincha de Boca para que reaccione. El alejamiento del golero charrúa, provocó que el descontento de la gente para con la dirigencia Xeneize, se acrecentara. Finalmente, terminó fichando por Vélez y en el día de hoy, tuvo su primera práctica.

Cristian Castrillón//@criiscastrillon

En el día de ayer hubieron varias novedades. Una de ellas, fue la confirmación de que Viatri se irá a préstamo al Villareal de España. Pero antes había surgido la posibilidad de un trueque entre Lanús y Boca, en el que el Xeneize le daba al nueve, y la dirigencia Granate accedía a prestarle a Agustín Marchesín, para ocupar el arco azul y oro, que por ahora, lo tiene a Sebastián D´angelo como único dueño. Está claro que Viatri tenía las puertas abiertas. Pero la de salida. También, se venía barajando hace algunas semanas la información de que Sergio Araujo iba a ser cedido al Barcelona B, por 500.000 euros y con una opción de compra de unos cuantos millones. Con el paso de las horas, esto tomó más y más fuerza hasta convertirse en una realidad. En el día de mañana, el Barcelona, estaría anunciando de forma oficial la incorporación del Chino Araujo, a su filial en la segunda división.

Por último, en el día de ayer, Pablo Mouche fue jugador del Rubin Kazan de Rusia por algunas horas. Había llegado al club, en horas de la tarde, una supuesta oferta del equipo ruso por el delantero Xeneize, valuada en 5 millones de dólares. Casi instantáneamente, el jugador manifestó sus ganas de emigrar, como lo hace cada vez que recibe una oferta o un sondeo de algún club, y se lo comenzó a dar por vendido en diferentes medios gráficos. Lo raro fue que el Rubin Kazan publicó, en su página oficial, un comunicado en el que desmentían su interés por Mouche. Entre otras cosas decían que les parecía extraño que se hablase de la transferencia del hombre Xeneize, cuando ellos nunca habían estado interesados en él. Sin embargo, no se descarta que pueda terminar emigrando en los próximos días.

UE LA LUZ

En este breve repaso se habrá dado cuenta de cuántos jugadores se fueron de Boca. Son muchos en verdad. No por cantidad, sino por calidad. Se fueron jugadores que resultaron claves en el andar del Xeneize en el último semestre, tanto en el torneo doméstico, como en la Libertadores y la Copa Argentina. Mientras tanto, las horas pasan, los días siguen, los jugadores se van y Boca no incorpora nada. Los nombres que suenan son siempre los mismos, pero nada se concreta. El futuro deportivo del Xeneize es bastante incierto. Eso sí, el último, que apague la luz.


Unas palabras para Román...

DESDE UNA VEREDA ROJA Y BLANCA

Por Javier H. Garcia// @javierhgarcia

A

livio. Esa fue la primera sensación que me embargó cuando me enteré de la noticia de tu alejamiento de Boca. Soy muy hincha de River, como vos de Boca. Tu etapa de gloria y triunfo coincidio con la de River de ostracismo y oscuridad. ¿Cómo no querés que me alivie?. Después podemos hablar de vos como futbolista. ¿Sabes cuantas veces te dije pecho frío? ¿Tristelme? ¿Freezelme y demás apodos que parió la rivalidad futbolística? Pufff, miles. ¿Me podés culpar? Yo creo que no. Ayer dijiste a la prensa y al Mundo Boca “Naci bostero y voy a morir bostero“. Bueno yo nací Gallina y voy a morir Gallina. Lo llevo en el ADN. Creí que, en ese mismo combo, venía el no saber disfrutarte. En realidad, fue una consecuencia de mi amor por la banda roja. Siempre, siempre, contra nosotros, la rompiste, nos hacias goles, dabas asistencias o clavabas tiros libres. Vos y tus “amigos” Palermo y Guillermo. Ustedes tres son para mí la “muestra gratis” de este Boca ganador de todo.

Me autoimpuse el no disfrutarte. ¿Cómo iba a disfrutar yo de un ídolo de Boca? ¿En qué cabeza cabía? No podía tampoco ignorarte. Sos demasiado grande para que a cualquiera que le guste el fútbol le pases desapercibido. Entonces, me debí conformar con la tercera opción: Te padecí. Viví todos tus años en Boca con la sensación, inenarrable que la victoria Xeneize era posible en cualquier lugar, circunstancia o momento si el Diez era Juan Román Riquelme. Muchas veces fue así. Ayer, por suerte, no.

Soy periodista, además de hincha de River. No comulgó con tus endiosadores, para mí ningún jugador de fútbol merece ser subido a semejante púlpito -aunque me tenté Pero con vos, Román, pasa algo distinto. Te pu- de hacerlo con Orteé hasta el cansancio cuando dejaste la Selec- tega, el Enzo y, los ción por tu mamá. Me diste la excusa para poder últimos seis meses, decir “Vieron, ¿Tan grande es? ¡Cómo vas a re- con Trezeguet- pero nunciar a la Selección!”. Lo hiciste por una se- los entiendo. Ingunda vez, cuando el único jugador más grande mediatamente me que vos (Diego) te criticó por tevé y te volviste pregunto. ¿Y si hua ir. Volví a criticarte. “¿Cómo vas a renunciar bieses jugado en Ridos veces?” También me mofé de aquel año en ver? Probablemente que te lesionaste cada dos por tres, incluyendo te amaría y te idolatu pedido de cambio en el Monumental a los 5′ traría aún más que de juego y grité, a viva voz, desde la San Martín tus endiosadores. Baja “Se cagó, Riquelme se cagó”. Pero no puedo. No debo. Y, para qué Lo bueno es que la pelota da vueltas y que uno negarlo, no quiero. puede aceptar un error. Que dejes a Boca no me alegra, si me alivia. Y si me causa esa sensación ¿Me perdí un jugaes porque indudablemente fuiste grande. Porque dor de enormes caasí como para los hinchas de Boca tu nombre racterísticas? No, es sinónimo de grandeza y triunfos, para mí, tu para nada. Te vi nombre, es sinónimo de martirio futbolístico. Te igual. Te sufrí igual vi meterme varios goles, o propiciando otros tan- y, porque no decirlo, tos. También te vi salir derrotado de mi cancha. cuando jugaste en


Villareal o en la Selección e incluso te disfruté cuando eras vos el que le pasaba la pelota a Javier Saviola para que hiciera los goles en el Barcelona. ¿Sabes cuantas veces saqué a relucir el penal que erraste con Villareal como carta de que no eras perfecto? Miles. Convengamos que no había muchas manchas en tu carrera. La realidad es que lo grosso fue haber llevado a un equipo inexistente como el Submarino hasta ahí. Ahora te lo puedo decir, ya no jugas más para ellos, pese a que siempre seras uno de ellos. Respeto a Boca como rival. No lo disfruto, ni mucho menos lo ensalzó. Son la némesis. Para mí, Boca es lo que está mal, lo impuro, lo indigno, todo lo contrario a lo que yo quiero en esta vida futbolística. Pero vos…Con vos tuve y tengo un dilema. ¡Estas cortado por la tijera riverplatense, Román! Los lujos, la exquisitez, ser un diez excelso…Eso es de nuestra escuela. Allá reinaban la garra, los huevos, el ganar como sea, ganar clásicos colgados del travesaño. ¿Cómo podía ser que Boca tuviera al mejor jugador de los últimos 10-15 años del fútbol argentino en la Ribera? Era imposible. Ese era River. Vos cambiaste el paradigma. Más allá de los Rojitas, Márcico, Mastrángelo y el propio Maradona, vos les cambiaste el paladar a ellos. Vos les demostraste que al fútbol también se juega lindo. Les abriste los ojos. Les mostraste el fútbol que a mi me inculcaron desde pendejo, ese que viene con la herencia Gallina de mi viejo. ¡Cómo no te van a amar! Les mostraste un mundo perfecto. Si yo fuera ellos también te amaría.

Pero no soy ellos. No te amo. Ni te quiero. Pero te respeto. Como vos a River. Si hay alguien que tuvo y tendrá motivos y espalda para bardear a River ese serás vos. Ni el bocón de Bérmudez, ni Maradona con toda su leyenda, ni siquiera Palermo. El tipo que más hizo padecer a River fuiste vos. Vos y el guante en la derecha. Vos y esa velocidad distinta para jugar a la pelota. Vos y ese amor por la clase, el juego y el estilo. ¿Y sabes qué? Jamás te vi injuriar a River. Al menos no en los medios, no ante la opinión pública. Siempre te ví, incluso, tirar buena onda. “River tiene que ascender”, “Extraño el Superclásico” y más frases del estilo. ¿Cómo no voy a respetarte? Eso sí que no. Eso te lo ganaste. Y fijate si serás grande que ni ellos, en todo el odio que nos tienen porque así fuímos concebidos, fueron capaces de jamás decirte nada por tirar buenas ondas para River. Es que fuiste tan grande en la historia de Boca. El más grande, sin dudas. Yo amo a Ortega. Amo a Francescoli. Mis viejos y los libros me enseñaron a amar a Angel Labruna, me explicaron que es La Máquina y me dicen porque, por ejemplo, Matías Almeyda no es ídolo. A vos no te puedo ni siquiera tomar cariño. No me lo permito. Sos de ellos. Sos bostero. Sos de la contra. Pero sos un tremendo jugador de fútbol. De los mejores que ha existido y, pese a no disfrutarte por lo anteriormente expuesto, sí tuve la suerte de verte en la cancha, como a Orteguita, por ejemplo. Chau Román. Gracias a Dios ya no jugas más en Boca. Ya no me vas a hacer padecer más. Quizás ahora sí, en algún rincón de YouTube, en las palabras con mis amigos bosteros o incluso si te veo jugando en algún lado pueda disfrutarte. Antes no pude. Sabrás entender el porque. Nos vemos, nos seguiremos viendo cada vez que se crucen en una cancha una camiseta blanca con una banda roja y una azul con una franja horizontal amarilla. Después de todo, vos naciste y morirás bostero y yo nací y moriré Gallina. De todas maneras, hoy me tomó una licencia de rivalidades y te digo: gracias por el fútbol. Ahora, sí, seguimos siendo rivales. Porque así nos manda la historia y este maravilloso deporte llamado fútbol.


FORMULA GRANATE

LANÚS CAMBIA LOS NOMBRES, PERO NO EL PROYECTO Después de mucho tiempo, unos siete años, la institución sureña vuelve a tener un DT non fatto in casa. Luego de Cabrero-Zubeldía-Schurrer, se sentarán en el banco Guillermo y Gustavo Barros Schelotto. La dirigencia aspira al espíritu ganador del Guille, uno de los máximos ídolos de Boca. Sin embargo, más allá del apellido y la “cuna” de la que provenga, las formas del Grana no se negocian. Pasen y vean el porqué. Por Guillermo Ibarra// @IbarraGuille

C

on la asunción de los mellizos Barros Schelotto a la dirección técnica de Lanús, se terminó un proyecto deportivo e institución de siete años y medio, porque desde el 2005 que los dirigentes siempre habían apostado a técnicos de la casa: Ramón Cabrero (2005-2008), Luis Zubeldía (20082010) y Gabriel Schurrer (2010-2012). Cuando asumió Cabrero, quien fue el artifice del único campeonato local que obtuvo el Granate en toda su historia, el Apertura 2007, ya se sabía que su reemplazante natural era Luis Zubeldía, lo mismo con Gabriel Schurrer, que más allá de ser la antitesis del actual entrenador de Racing, era quien dirigía la quinta división de Lanús y estaba a la espera de poder ocupar el banco de suplentes del primer equipo. El proyecto que fomentó Alejandro Marón, primero, y Nicolás Russo, después, se terminó, porque los Barros Schelotto no son de Lanús, pero más allá de ser debutantes en este rol de entrenadores tienen una formar de pensar parecida a la que propone el club, porque Guillermo siempre creyó en los proyectos a largo plazo y en el estilo de juego, algo que le interesa mucho a la dirigencia Granate, además de seguir creyendo en las inferiores, como lo hizo Zubeldía, que disputó un partido definitorio en la Copa Libertadores con nueve jugadores de las inferiores,

pero que al mismo tiempo terminó obteniendo el primer puesto en la tabla general en el 2008/09, quedando afuera del triangular final que disputaron Boca, San Lorenzo y Tigre, y cerca del Vélez campeón que disputó la recordada final con el Huracán de Cappa en la fecha 19º del Clausura. Cabrero y Zubeldía apostaron siempre al semillero, ambos hicieron grandes campañas, el primero fue campeón y el segundo se quedó en la puerta, pero Schurrer apostó poco a las inferiores, solo debutaron siete jugadores con él: Fernando Barrientos, Esteban Andrada, Lucas Mancinelli, Juan Jaime, Matías Valdez, Bruno Vides y Oscar Benítez. Ni siquiera coincidían en el estilo, porque el equipo que armó Schurrer atacaba por mérito propio de los interpretes, sin un estilo de juego definido, sino por el peso de los apellidos: Camoranesi, Valeri, Regueiro, Carranza, entre otros. Diego Valeri fue el cerebro del equipo con Cabrero y Zubeldía, aunque en la etapa de Luis jugó poco debido a las lesiones, pero con Schurrer nunca coincidió en la idea, en la manera de jugar. Esa disputa también llevó al volante a discernir con el técnico en varias ocasiones. La falta de mérito en la conducción de Schurrer llevó a los dirigentes de Lanús a dar vuelta el timón del barco, porque cuando todos pensaban


que el próximo técnico Granate iba a ser Rodolfo Graieb o el Chiquito Bossio, apareció la dupla Barros Schelotto para volver a llevar al equipo del Sur a lo más alto, a pelear campeonatos por medio de un estilo de juego definido y no a los tumbos.

vas en la Copa Libertadores, y fueron pocos los partidos en lo que realmente mereció ganar. Faltan seis meses, pero la renovación era necesaria, no en el campo de juego, sino en el banco de suplentes.

Lanús este año se había preparado para ser campeón y terminó deambulando en el Torneo Clausura 2012, tampoco cumplió las expectati-

Guillermo y un desafío enorme: llevar a Lanús a buen puerto


SEBASTIÁN SAJA

El líder de Racing

Muchas veces el 10 o los delanteros se convierten en figuras de un plantel y son ovacionados en la cancha, sin embargo, un arquero conquistó el corazón de los hinchas de la Academia, se avecina un nuevo ídolo. Por Gabriel Arias Massa// @GabrielArias7

L

a historia de Racing se empecina en darnos nuevos vuelcos increíbles a las historias que suceden en el club de Avellaneda. Antes del inicio de la temporada 2011/2012 y con Diego Simeone como flamante entrenador, los dirigentes de la Academia se volcaron al mercado en busca de un arquero de jerarquía para la institución. La lucha se dio entre Pablo Migliore (con un muy buen paso por el club un año antes) y Diego Sebastián Saja. El “Chino” se encontraba con un gran presente profesional en el AEK de Atenas pero con ganas de volver por la situación en Grecia y por considerar que era tiempo de regresar a su país natal. Las dudas en la gente de Racing eran muchas, con un pasado muy identificado en otro grande del fútbol argentino como San Lorenzo, el meta era mirado de reojo por hinchas, socios y simpatizantes. Sin embargo, apenas debutó ya empezó a conquistar a la parcialidad racinguista. En su primer torneo en el club, su rendimiento fue el sustento para dicho cariño. Aquél equipo perdió solamente dos partidos y el “Chino” recibió apenas ocho goles en 19 partidos, una marca excelente para un equipo que venía de salir 15° y haber perdido 10 encuentros con Miguel Russo como DT. Una vez que Saja demostró en la cancha que era un líder natural del equipo, de a poco fue demostrando en el vestuario y con sus actitudes que su personalidad iba mucho más allá que los 90 minutos por fin de semana. Clave en liderar un sector del vestuario de Rac-


ing, de a poco fue catalogado como el capitán sin cinta de la Academia. Por trayectoria y peso en el club, Claudio Yacob ostentaba dicho mérito, algo que cambiaría rápidamente cuando ya con Alfio Basile como DT, la “Flaca” se negó a ir al banco de suplentes ante Banfield por la tercera fecha y Agustín Pelletieri fue capitán. A la fecha siguiente, la cinta la llevó Saja y no la soltó más (tenía un antecedente ante Atlético Rafaela el torneo anterior pero fue una sola fecha). En el plantel de Racing se encontraban dos

Gutiérrez enviado a préstamo a Lanús para la Copa Libertadores y Sebastián Saja apoyado por todos sus compañeros. Incluso otro jugador muy querido como Pelletieri, llegó a decir que el arquero es “un capitán con todas sus letras”. En ese momento, el “Chino” se convierte en el líder absoluto del vestuario de Racing. Incluso, ante los rumores de su partida a River, Gastón Cogorno, presidente del club, se reunió especialmente con él para asegurarle que iba a tener un equipo competitivo para la temporada siguiente.

figuras fuertes y ya queridas por la gente como Teófilo Gutiérrez y Giovanni Moreno. Los colombianos llevaban más antigüedad en la institución que el arquero y corrían con ventaja para de a poco seguir sumando afinidades tanto en las tribunas como en el vestuario. Sin embargo, se dio un punto de inflexión que cambió todo el panorama. Por la décima fecha del Clausura 2012, la Academia iba al Libertadores de América para jugar el clásico ante Independiente. En una jornada catastrófica para el conjunto de Basile, cayó por 4 a 1 y Teófilo Gutiérrez fue expulsado por insultar a Sergio Pezzotta. Apenas finalizado el partido, el vestuario de Racing fue una caldera. Saja enfrentó a “Teo” con golpes de puño y el colombiano reaccionó sacando un arma de paintball y amenazándolo. Las repercusiones de esa tarde calaron profundo en el club. Claudio Yacob fue separado del plantel por un cúmulo de situaciones, Teófilo

A ello, se le suman las constantes demostraciones de cariño de la gente, ovacionándolo en cada partido. Como si eso fuera poco, Saja tendría un nuevo capítulo en el equipo de Avellaneda. Por la semifinal de la Copa Argentina, el arquero taparía el penal decisivo que le permitió al equipo dirigido por Luis Zubeldía pasar a la final del certamen. En Salta y en Buenos Aires, la gente deliró con la figura de Saja. No es enganche ni delantero, no tiene historia en el club más que la temporada pasada, sin embargo, con actitud y aptitud, el “Chino” es la real figura de Racing. Con menos flashes y pases millonarios que los colombianos de Racing, el dueño del corazón del hincha de Racing es, sin dudas, Diego Sebastián Saja. “Para recibirse de ídolo hay que ganar cosas” dijo, y el 8 de agosto lo puede lograr.


EL MILAGRO DE TIGRE

VALIÓ UN CAMPEONATO

Peleó para no irse a la B Nacional durante 36 fechas. A caballito de un fútbol que no se vio por varios lados, el equipo de Rodolfo Martín Arruabarreno quedó las puertas del título y sumó su tercer subcampeonato en la máxima categoría. Sin embargo, tuvo su premio: se salvó de todo. Este equipo no merecía la Promoción. Ahora, se llenó los pulmones de aire y vivirá, tranquilo, la 2012/13. Un tiro para el lado de la Justicia.

E

l final del torneo Clausura 2012 fue un cuento de hadas. San Lorenzo se salvó, Arsenal Campeón, Boca tenía la chance de la Copa Libertadores, River volvió a la A y Tigre se salvó de todo. Todos felices. Si, Matador de Victoria también festejó. Una locura. El fútbol argentino sumó otro extraño récord. El equipo del Vasco Arruabarrena debe haber sido el único conjunto que habiendo perdido la definición de un campeonato tuvo motivos reales para festejar.

mantuvo siempre la idea en pie. Incluso en la seguidilla de derrotas –All Boys, Argentinos y Arsenal- el equipo jugó bien y generó situaciones.

No eran mentira las frases precavidas de los jugadores de Tigre. “Nuestro objetivo es salvarnos de todo. Para eso nos preparamos” decían, casi a unísono, Martín Galmarini, Román Martínez, Javi García y compañía. La meta no era fácil. Recordemos que el Matador arrancó la temporada 2011-2012 17 puntos debajo de San Lorenzo. En el verano la tendencia había mejorado, pero no mucho. La realidad es que los números no cerraban por ningún lado y la única esperanza que les quedaba era hacer una campaña de campeón en el Clausura. Vaya que lo hicieron.

No es el Barcelona, está claro, pero ante la poca audacia en el fútbol nacional los intentos del conjunto de victoria por buscar algo más se convirtieron en una joya difícil de encontrar. De la mano del Román de los pobres, el equipo mostró volumen y glamour. Rara combinación. La dupla Castaño – Martínez se asentó en la mitad. Recuperación y pase rápido para empezar la creación. El propio Martínez se hacía cargo de ella, se juntaba con Diego Morales. Además al costado derecho estaba –cuando no- Galmarini. El Patito volvió a estar en su mejor nivel. Si bien desde que volvió siempre fue número fijo entre los titulares no había tenido la trascendencia que si tuvo en este Clausura. Arruabarrena lo tuneó. Tomó ese Clio modelo 2007 que había quedado medio obsoleto tras su paso por River y lo reconvirtió, nuevamente, en una maquinita veloz capaz de asociarse con sus compañeros.

Idea clara, conceptos básicos y un trato especial al control de la pelota. Por abajo, revolearla sirve sólo en momentos específicos. La línea que bajó Arruabarrena fue esa. La necesidad imperiosa de sumar puntos llevó al Vasco a jugar de esta manera. Para ganar hay que arriesgar. Sin embargo, también es un error reducir a la intención al punto de: “Arriesga porque lo necesita”. A diferencia de San Lorenzo – equipo que también estaba peleando abajo- , Tigre promovió el toque limpio. No dudó en salir a ganar en cada cancha que le tocó visitar y

El carácter también fue un arma fundamental. Lejos quedan dos victorias claves del equipo del Vasco. Los partidos contra Boca y el ciclón de Caruso son los hitos de la gran campaña. Los dos partidos fueron de local. El primero de ellos fue contra el Xeneize, sí ese que a mediados del torneo parecía invencible. Sin embargo, el conjunto de Falcioni estaba diezmado. Ese encuentro no jugó Riquelme. Un extraño planteo del exentrenador de Banfield. Mouche, Cvitanich y Silva de entrada. Antes de la media hora, Morales puso el 1-0, a falta de 12 minutos para


terminar Insaurralde empató. Parecía terminado. Si embargo, a 2´ del final Schiavi la metió en su propio arco. Dos a uno y alegría tigrense.

de Caruso. -¿Irónico, no?-. Diego Castaño, Martín Galmarini y el Carlos Luna forman parte de la columna vertebral del Tigre versión 2012. El cuarto en discordia es Juan Carlos Blengio. Contra San Lorenzo no fue sufrido. Al contrario, Hace 7 años eran parte de campaña del ascenpor momentos hubo baile. El conjunto de un sil- so en la cual el Matador perdió sólo un partido bado Caruso Lombardi casi no pasó la mitad de y consiguió ¡93! puntos. El 77% de efectividad. cancha. Todo funcionó a la perfección. Desde Javi García hasta Maggiolo. Pasando por Lunati El goleador no cambió. Sigue haciendo su trabatambién. Maggiolo abrió el marcador y Román jo. Mete goles en cualquier división, en cualquier Martínez lo extendió en el segundo tiempo. Dos cancha y ante cualquier equipo. En 2005 el letal cero cómodo. Hasta que apareció el Pipi Romag- delantero metió 24 goles. Esos gritos le dieron noli. Gol de tiro libre y un poco de incertidumbre el pasaje a Racing. Desde la B Metro a la Acaen Victoria. No obstante, una dudosa expulsión demia sin escalas. No anduvo bien. Pero ahora, a Kalinski y, luego, la justa sanción a Kannemann finalmente tuvo su revancha y gracias a sus 11 dejaron a los de Boedo con 9. Aparecieron los goles se quedó con el cetro de Pichichi argento. espacios para que Román Martínez marque un nuevo golazo. Victoria clave en la lucha por el Caruso ya tomó nota de esto. Así que es en objetivo más importante: Salvarse del descenso. cualquier momento sale a refregarlo por la cara de alguien. Pero seguro olvidará que en 2010 El descenso y la lucha por el campeonato marca- dejó al club en medio de un naufragio. Luego ron un extraño final para un equipo que merecía llegó Arruabarrena y bueno. Historia conocida las dos cosas. Salvarse y salir campeón. que terminó con un final feliz para Tigre. Son un equipo de B Metro Momento, no se enojen. Es la realidad. Hay cuatro jugadores en el plantel que se repiten de aquel campeonato ganado en 2005 de la mano


RIVER NO TIENE PAZ Y River insiste en complicarse sólo. Después de lograr el ascenso, en 48 horas,el Mundo River quedó patas para arriba. Matías Almeyda anunció que no iba a tener en cuenta a Fernando Cavenaghi y a Alejandro Domínguez, dos de los emblemas del ascenso del club. Los hinchas hicieron un banderazo. Cantaron contra el DT y contra el presidente. ¿Tendrá serenidad algún día el Millo? Por Matías Carreño Vázquez// @MatuCVazquez

E

l 26 de junio de 2011, River desciende a la B Nacional y es foco de noticias en todas partes del mundo y también centro de gastadas, no solo de los cuatro grandes restantes, sino también de equipos que nada tienen que ver con las historia Millonaria. Matías Almeyda desesperado por lo sucedido, se retira del fútbol y 48 horas después de perder la categoría, se postula como posible reemplazante de Juan José López, uno de los hombres más odiados por la parcialidad riverplatense en esos tiempos. Mientras, Daniel Passarella, uno de los principales apuntados por todos como culpables de esta debacle, le daba el sí, y fue de esta manera que el “Pelado” se sacó la número 25 y se calzó el buzo de DT.

argentinos pretenden sumarlos a sus planteles. ¿Cuál fue la excusa por la cual estos referentes no pueden vestir más la blanca y roja? Ser lentos y no entrar en el “nuevo estilo” de River que pregona el DT. Queda más que claro que no es una razón valedera la que salió de la boca de Almeyda y que todo tiene que ver con motivos de afinidad con el candidato más votado en las últimas elecciones, Daniel Alberto Passarella, a ese que todos y cada uno de los hinchas de River lo tildan de “hincha de Boca”. Alguien lo votó, eso sí. Y, por eso, el Kaiser es quien hoy debe sacar a la institución de esta pésima situación.

¿Por qué hablamos de afinidad y no de fútbol?, porque es de público conocimiento la espantoNadie confió en él para afrontar semejante si- sa relación entre el máximo dirigente del club de tuación, como tampoco lo hacen ahora, una vez Núñez y el representante del 9 y el 10, Néstor conseguido el tan ansiado ascenso a la Primera Sívori, quien no solo es quien maneja los númeDivisión. ¿Por no tener carrera como entrena- ros de estos dos muchachos, sino también de dor? No, por su forma de actuar ante situaciones Nicolás Domingo, otro de los jugadores que miscríticas. Hoy, pasado más de un año del peor día teriosamente no será tenido en cuenta. del mundo River, el técnico se dió el gusto de echar a dos jugadores claves que, cuando las Tanto Cavenaghi como el Chori hablaron luego papas quemaban, se pusieron la camiseta y sa- de lo sucedido y tildaron esta situación como caron al equipo adelante. Sí, hablo de Fernando “Traición”. Contaron sus versiones de lo suceCavenaghi y Alejandro Domínguez, nada más y dido y esto decían: “Estabamos juntos cuando nada menos que dos jugadores que hoy en día, nos enteramos de que ya no formábamos parte ya libres de River Plate, más de diez equipos del equipo, nadie del club nos llamó, nos entera-


mos por un periodista que nos lo comunicó por lo que Almeyda había dicho a la salida de una reunión”. Pero también aclararon: “Almeyda es una buena persona, no nos gustó la forma en la cual lo anunció, pero sabemos que no pasa por él esta decisión”, haciendo referencia a su mayor enemigo en este momento, Passarella y sobre él comentan: “Mientras siga siendo el presidente de River, yo no vuelvo ni a la cancha a ver un partido”.

charla con la dirigencia para decir que “no”.

A todo esto… Ascendió River, muchachos, un festejo nunca tuvo menor lugar que en River Plate.

Con una situación crítica y con respuestas que no aparecen, los hinchas obviamente debieron actuar y organizaron un banderazo en apoyo a Cave y el Chori y, sin dudas, en repudio a Almeyda y Passarella. La respuesta del entrenador, el día anterior a este acto, fue: “Todavía la firma no está puesta para mi continuidad, están a tiempo de echarme”. Palabras que quedaron en el olvido en tan solo 24 horas, pese a que los poco más de 600 hinchas que asistieron al banderazo sí cantaron contra el DT, a quien tildaron de “títere” de Passarella.

Se logró el máximo objetivo, llegaron jugadores excepcionales como David Trezeguet y Leonardo Ponzio en la segunda mitad del torneo, afianzaron jugadores de inferiores como Lucas Ocampos, Ezequiel Cirigliano, Ramiro Funes Mori, Leandro González Pirez, pero todavía la alegría no visitó las instalaciones de Núñez.

Hoy los jugadores que pueden reforzar a este equipo son Manuel Lanzini, quien vuelve de su préstamo con Fluminense, Jonathan Bottinelli, quien no es tenido en cuenta por Ricardo Caruso Lombardi en San Lorenzo, Mauro Formica, quien no es titular en el Blackburn Rovers de Inglaterra y si no recibe ofertas de Europa.

Teniendo en cuenta a los dos grandes delanteros que dejó ir, Almeyda no incorporará jugadores en esa posición con la explicación de que tienen grandes jugadores en las divisiones inferiores y que buscarán arreglarse con eso. Pero también agregó: “No llegarán incoporaciones importantes”.

También podrían llegar a la institución, Ariel Rojas. Incluso Juan Manuel Martínez, crack de Vélez, expresó que es hincha de River. ¿Y Barovero? Muchos nombres, pocos concretos. Lo único seguro es que River dejó ir a dos de sus principales valores y, por ahora, no trajo nada con qué reemplazarlos. Todo a apenas 72 horas de conseguido el ascenso. ¡Qué ganas de complicarse la vida!

Gabriel Mercado es el primer jugador que ya es de River, ¿acaso no es importante?, ¿se puede salir adelante con un entrenador que no sabe medir sus palabras? Para tapar un poco lo que fueron las salidas de Cavenaghi y Domínguez, sonaron nombres como los de Alessandro Del Piero, Mauro Camoranesi, Mauro Zárate, Diego Lugano, Andrés D’Alessandro, Javier Saviola, Pablo Aimar pero ninguno de ellos llegó a más que una

River, aún recién ascendido, debe pelear el campeonato y ganarlo, pero ¿Será posible con semejante lío? ¿Las incorporaciones serán suficientes para abastecer a un equipo repleto de juveniles? ¿Los lugares que quedaron en blanco, se podrán rellenar?. Esos son algunos de los interrogantes que sólo el tiempo y los dirigentes podrán dilucidar. Eso sí, River no tiene paz.

Banderazo. Poco más de 600 personas pidieron por ellos en el Monumental.


ARSENAL CAMPEÓN

EL LOBO CON PIEL DE CORDERO

Por Federico Lamas// @fglamas

Arsenal ganó el primer título de su historia, goleada a Boca en la Bombonera incluída. Su dirigencia y el inolcutable lazo con que la une con el Clan Grondona convirtieron a este equipo de Gustavo Alfaro en el campeón menos querido de los últimos años.

T

iene el caballo del comisario. El último deseo de Julio Humberto. El campeonato obtenido por Arsenal se puede justificar con muchas acusaciones infundadas. No es novedad que el equipo dirigido por Gustavo Alfaro es el menos querido por los hinchas del fútbol argentino. La cercanía con El Jefe le quita toda simpatía. A Leguizamón, Campestrini y Ortiz –entre otros- no les importa eso. Arsenal de Sarandí salió campeón en buena ley. Aprovechó la decadencia de los grandes y el desconcierto de los clubes en ascenso. De esa manera se coló en la pelea por el título y ante la falta de rivales que estén pensando exclusivamente en la lucha por el campeonato se quedó con el tan preciado trofeo. Los 38 puntos logrados a lo largo del torneo muestran al conjunto de Aflaro como uno de los campeones con más bajo porcentaje de puntos desde que se implementó entregar 3 puntos por partido ganado -1995-. Sólo el Newell´s del Tolo Gallego en 2004 alcanzó menos puntaje que el modesto ganador del Clausura 2012. Por su parte, el Lanús campeón del 2007 igualó la marca 38 puntos. Compacto, eficiente y práctico. Hoy por hoy esos tres adjetivos le alcanzan a cualquier equipo para pelear el torneo local. Arsenal reunió los tres. La solidez defensiva recayó en dos jugadores que

tienen futuro ¿cercano? de Selección Nacional: Lisandro López y Guillermo Burdisso se erigieron como las máximas figuras del team del sur. Buen juego aéreo, voz de mando y clase para salir por abajo. Los jóvenes centrales marcaron diferencias abismales con el resto de sus compañeros. Pero no sólo con defensa un equipo gana un título. En el ataque apareció el menospreciado Luciano Leguizamón. El entrerriano no es tenido en cuenta por los equipos grandes, sin embargo, ya se hizo un nombre en la Primera División. Con una fórmula similar a la utilizada en la Sudamericana 2007, que incluyó férreos planteos estratégicos, el Arse tomó a los jugadores mediopelo y los potenció. Alfaro, como siempre, con pocos recursos hizo un equipo capaz de poner en jaque a los poderosos. El entrenador eligió bien. No se apuró y sin envolverse en la escaramuza de la Copa Libertadores siguió buscando un colchón de puntos en el torneo. “Nos sacamos el problema de la Copa de Encima”, llegó a decir el DT. ¿La Copa Argentina? Pfff. No importó, ni siquiera un poco. El objetivo estaba en sumar partidos ganados. La historia la cuentan los que ganan. Periodistas y conocidos del plantel contaron que el grupo se comprometió a ganar el título en la 14° fecha después del partido ante San Martín en el que el Arse ganó 4-1.


Con apenas 55 años de existencia, el equipo del viaducto vivió el momento más importante de su historia. Más allá de su nefasta dirigencia, Arsenal tiene un mérito enorme. Es el único club de la argentina que pasó por todas las categorías. Incluso, tiene el orgullo de no haber descendido nunca desde que llegó a primera división desde su ascenso en 2002. De hecho, el celeste y rojo tiene el orgullo de ser el único campeón del fútbol argentino que jugó en la D. Récord histórico. “Disfrutalo, este es título es tuyo” tiró Humberto. En Radio Rivadavia. Su papá, Julio, mandamás de AfA lo escuchó y lloró. Vito Corleone también se emociona. El recuerdo de su esposa fallecida sumó al retrato. La alegría del campeonato se convirtió en un final de película para una familia que sufrió la perdida de un ser querido. La nula simpatía que siente el mundo del fútbol por este equipo hizo que nadie haya reparado

en ese detalle. La conmoción de la FAMILIA es entendible. El cuadro de los hermanos Grondona fue fundado por Julio y Héctor Emilio. El primero es el actual responsable de la Asociación, el segundo jugó en el ascenso y metió casi 168 goles en 350 partidos. De a poco fue subiendo hasta meterse en un lugar de privilegio en el fútbol argentino, el de los campeones. El título del club más antipático de la argentina no le da un golpe de KO al fútbol. Pero si lo aleja de los hinchas. Alfaro, Campestrini, Leguizamón y compañía son las caras visibles de un equipo, ellos son justos ganadores. Es una lástima que lobo, en este caso, tenga piel de cordero.

LOS JUGADORES DEL ARSE FESTEJARON A LO GRANDE SU PRIMER TÍTULO


e u q o c i h c l E , MESSI o n m i h l e a b a t n no ca Por Guille Ibarra//@ib

arraguille

Con sus tres golazos a Brasil, Lio gambeteó el último rival que le quedaba: las críticas del público argentino. Adorado, ahora sí, por los suyos, el crack del Barcelona comienza a demostrar todo lo que puede dar en la Selección. Partido perfecto ante Brasil en Estados Unidos; gol, asistencia y cerebro ante Ecuador. ¿Vieron que era sólo cuestión de tiempo?

E

l chico que nació en Rosario y vive en Barcelona, el de 24 años, el que no canta el himno, el que hizo más de 300 goles y ganó tres balones de oro. El mejor jugador del mundo, el capitán del seleccionado argentino, el de la camiseta diez, el número uno. Lionel Messi vocaliza poco, pero habla con las piernas, con la zurda mágica, el empeine sagrado. La Pulga emociona en cada pique corto. No hacía falta ninguna reivindicación, pero en Argentina ya no tiene discusión. Algunos se seguirán agarrando de que no ganó un mundial, pero con 24 años logró mucho más que cualquier jugador a su edad. Sigue teniendo hambre, no se conforma, no se cree el mejor. Disfruta. Sí, Messi disfruta. Ahora la pasa bien con la celeste y blanca, está a gusto en su país, se siente importante, querido y valorado. El pueblo ya no le da vuelta la cara. Lo endiosa, lo alaba, lo sube arriba de la montaña más alta. El pueblo lo venera. Cada regate emociona. La agarra Messi y se paraliza el país, ya sea con la camiseta del Blaugrana o con la del seleccionado. La Pulga aumenta las pulsaciones. Entusiasma, ilusiona, enamora. El chico de los 301 goles transforma sus 169 centímetros de altura en la cima de Everest. Es un gigante, el enano más grande del mundo. No tiene comparación alguna, no tiene discusión, es Messi y es argentino. A las críticas se las llevó el viento, quedaron en el olvido. Esas críticas que a él le dolían, por las mismas que más de una vez se le cruzó por la cabeza no volver a pisar suelo argentino. Todo es parte del pasado, porque ahora la Pulga es el dueño del seleccionado argentino, de la camiseta número diez, de la cinta de capitán y de la responsabilidad. Porque si Argentina juega contra Brasil y le hacen tres goles,

él por lo menos va a empardar. A veces necesita ayuda, como ese cabezazo de Fede Fernández, pero la tapa del diario siempre va a ser él. Esa efectividad que lo caracteriza en Europa ahora también la tiene con la camiseta celeste y blanca. El fútbol le agradece. En Holanda, hace siete años, demostró como pocos sus ganas de jugar la Copa del Mundo sub 20, porque lloró cada vez que no le tocó jugar, porque rindió cada vez que fue titular. Con Brasil también había sido figura, porque con un gol suyo Argentina se ganó el pase a la final, en la que después le ganó a Nigeria para ser campeón. En el 2008 fue figura en Pekín, la última medalla de oro en fútbol en los Juegos Olímpicos. Siempre con Messi en su mayor expresión. Antes era un pichón, ahora está cada vez más cerca de ser un señor jugador. Lo tildaron de vendepatria, le pidieron que se quedara en España, pero él siempre dio la cara. Siempre apareció Messi, con cualquier técnico, sin importar el trato. Se escondió atrás de los grandes, de los consagrados, buscó refugio, si embargo seguía solo. Se hizo fuerte ante la adversidad, creció y la consecuencia es que hoy no solo es un líder futbolístico. En España casi no habla con la prensa, pero en Argentina siempre da la cara. Los periodistas no pueden escribir titulares con las frases de Messi porque no tira bombas, pero sus goles y sus actuaciones hacen que haya que salir a buscar adjetivos calificativos en los diccionarios, porque poco a poco este extraterrestre del fútbol hace que se terminen las palabras. Sigan disfrutando que Messi es argentino


SE RETIRO GABRIEL MILITO

Oh “Red” captain, my captain

E

Por Guille Ibarra// @ibarraGuille l capitán de Independiente, Gabriel Milito, anunció hoy su retiro del fútbol. Hace más de dos meses en Rock N’ Ball habíamos planteado la posibilidad del retiro del defensor porque él le había admitido a su entorno que no aguantaba más los dolores en la rodilla. Si el presente del Rojo fuera otro quizás que el Mariscal hubiera hecho un esfuerzo más, pero ni el físico ni los resultados lo acompañan. Ni el más pesimista de los futbolistas considera como opción retirarse a los 31 años, pero Milito no da más. En el Apertura había jugado 18 de los 19 partidos de Independiente en el campeonato, pero el 2012 arrancó negro y terminó de la misma manera, no por falta de continuidad, sino por esa maldita rodilla, la misma por la que no pudo jugar en Real Madrid. Milito es el gran capitán, es la esencia de Independiente, porque cuando todos los jóvenes se iban a Europa a ganar plata el prefirió quedarse. A los viente años le dieron el brazalete, no era uno más, era el del Rey de copas. Rechazó ofertas de los equipos más importantes porque él quería ser campeón con la camiseta de su vida. Más de 140 partidos con la del Diablo, pero una vida dentro del club. El Mariscal no podía retirarse sin antes volver a Avellaneda, donde había dado la vuelta olímpica en el 2002.

El 30 de junio del 2003 Milito firmó con Zaragoza y tres millones y medio de euros endulzaron las arcas de Independiente. La inversión valió la pena, porque el defensor fue figura y el equipo español fue campeón de la Copa del Rey y la Supercopa un año después. Su rendimiento superlativo lo puso en los ojos del Barcelona, que tiempo después se transformó en uno de los mejores equipos de la historia, pero antes de eso pagó viente millones de euros por el defensor. Después de muchas lesiones, de cuatro temporadas en Zaragoza y cinco en Barcelona, el Mariscal volvió a su casa. Volvió para quedarse, con el objetivo de volver a llevar a Independiente a los primeros planos, pero no todo fue como esperaba. El Rojo perdió todos los torneos internacionales que disputó y en el campeonato domestico el papel del equipo dirigido por Cristian Díaz es menos que discreto. El contexto tampoco ayuda, porque la interna política del club y el problema con la barra excede a lo deportivo, pero sin embargo influye. Se va un ídolo, el gran capitán de Independiente de los últimos veinte años. Poco a poco se va terminando una generación que le dio brillo y grandeza al fútbol argentino. ¿Habrá reemplazos para ellos?


Y UN DÍA SE BAJÓ DE LA ESCOBA javierhgarcia

Por Javier H. García//@

EL RETIRO JUAN SEBASTIÁN VERÓN Estudiantes sufrió un golpe durísimo: Juan Sebastián Verón su bandera y emblema decidió colgar los botines. La Brujita se fue dejándole al club que ama una Copa Libertadores, dos torneos locales y el sueño que el Pincha podía volver a estar entre los mejores del mundo. ¿Y ahora? Casi nadie duda que el pelado número “11” seguirá vinculado al club de sus amores. ¿Desde dónde? Por ahora, este es un pequeño homenaje.

J

uan Sebastián Verón es jugador, pseudo dirigente, emblema, bandera y, sobre todo, hincha de Estudiantes de La Plata. Hoy jugará su último partido con la camiseta Pincha en la ciudad de las Diagonales y ya empezaron a extrañarlo. La Brujita, el hijo de Juan Ramón, le pone el cierre a una carrera estupenda que incluyó volver de la B con Estudiantes, ganar títulos en Italia (Lazio e Inter) e Inglaterra (Manchester United) y haber jugado Mundiales con la Selección, pese a haber quedado “señalado” como el principal artífice de la catástrofe futbolera de Japón-Corea 2002. Cuando nadie se lo recomendaba, Verón pegó la vuelta a Estudiantes. ¿Vino a robar? No, vino a ponerlo en el mapa nuevamente. El Apertura 2006 el Pincha lo ganó con el fútbol de Verón, la audacía de Simeone, los goles de Pavone, el brillo de José Sosa. Ese equipo le ganó una final a Boca. Verón era campeón en Argentina y con Estudiantes, habiéndole ganado 7-0 a Gimnasia. Impresionante. Los éxitos siguieron, claro. Jugó la Copa América 2007 y, al volver, comenzó a sufrir lesiones

que hicieron que su 2007-2008 transcurriera, prácticamente, fuera de la cancha. Sin embargo, volvió con todo en la 2008-2009. En 2008, perdió la final de la Copa Sudamericana a manos del Inter de Porto Alegre. En 2009, tuvo su revancha. Estudiantes volvió a reinar en América. Y mucho tuvo que ver él. El Pincha ganó su cuarta Copa Libertadores en Brasil, frente al Cruzeiro. Ese equipo, con Verón como abanderado chocó frente al Barcelona de Messi. Recién regaló un gol a los ’88. En el suplementario, sufrió la magia de Lio y chau sueño de Campeón Mundial. En 2010, sin embargo, el equipo no decayó y Alejandro Sabella armó una muralla defensiva que con la magia de Verón, y sin un nueve definido, ganó el Apertura de ese año, luego de haber sido subcampeón en el Clausura. Eran épocas de reinado del León. En 2011-12, Estudiantes se cayó. Sabella dejó el equipo para comandar la Selección Nacional y por el Pincha pasaron varios DT, pero ninguno pudo llevar el buzo como lo hizo Pachorra o


Simeone. Así, el equipazo aquel se desmoronó, casi en paralelo a como Verón veía debilitado su salud y, porque no, sus ganas. Hoy, a la hora de enfrentar a Olimpo, por la 18va fecha del torneo Clausura 2012, Verón jugó muy pocos partidos. ¿Su imagen es deslucida? Nunca lo será para el público de Estudiantes.

MOMENTOS BRUJOS

Sin embargo, pocos jugadores, luego de su vuelta, han hecho tanto por un club. Juan Ramón Verón hizo grande a Estudiantes. Su hijo, Juan Sebastián, le devolvió la grandeza. Hoy se espera que el pueblo Pincharrata le ofrende todo su cariño al dueño de la “11″, a la Brujita, a Juan Sebastián Verón. Su ídolo máximo hoy y segura- ¿Los conocés? Martín Palermo, José mente mañana. Luis Calderón y Verón: Estudiantes ‘95, el equipo que devolvió la categoría al Aquellos que no son de Estudiantes, más allá del Pincha naufragio en Japón-Corea 2002, pudieron disfrutar de un jugador distinto. Un tipo que pudo ser el socio de Messi, que jugó en el Boca de Maradona, que se cansó de dar vueltas en Italia y que fue compañero ideal de un tal David Beckham -ídolo de los Red Devils- en Manchester. Un crack con todas las letras. Un pilar. Un jugador-hincha de esos que ya no hay. Chau Brujita, seguramente te volveremos a ver. ¿Haciendo qué? No sabemos. ¿Dónde? Obvio, en tu Estudiantes de La Plata.

Tan lejos, tan cerca. Verón recibe su premio. Fue en la final del Mundial de Clubes 2009. El Barça de Lio Messi, Xavi e Iniesta ganó 2-1 en el alargue.

La última alegría. El equipo liderado por Rey de América. Estudiantes 2- Cruzeiro la Brujita se consagró campeón del Ap1. En 2009, Verón lideró a un Estudiantes ertura 2010, ganándole a Arsenal 2-0. que ganó la cuarta Copa Libertadores de Ese equipo lo dirigía Alejandro Sabella. su historia. !Chapeau¡


LOS 50 DE LOS ST

ONES

MEDIO SIGLO NO ES NADA.... Por Gonzalo Sánchez// @GonzaloSan92

U

na de las bandas más grandes del mundo cumple 50 años. El pasado 12 de julio de 1962 la banda británica dio su primer concierto en el Marquee Club de Londres ubicado en la calle Oxford 165, lugar que hoy es un banco. Hace 5 décadas iniciaron una carrera inigualable como músicos de rock and roll y ese puntapié estubo a cargo de los integrantes originales de la banda Mick Jagger, Keith Richards y Brian Jones más otros tres músicos, aquella noche. Volvieron a reunirse en la sala Somerset House de Londres para festejar la gigantesca carrera y presentaron un libro que contiene mas de 700 fotografías tomadas por Philip Towsend, más un material inédito seleccionado, en una colección llamada “Rolling Stones: 50″. La última reunión pública de la banda fue en 2007 en el marco de la presentación de su última gira titulada:“A Bigger Bang”. Muchas miradas estarán atentas a descifrar en que estado se encuentra la relación entre las dos caras más reconocidas de los Rolling Stones: Mick Jagger y Keith Richards , quienes se conocieron de pequeños en la escuela primaria de Wentworth y fueron tallando con el tiempo gloriosas melodías de rock and roll. Richards aseguró hace unos meses a un medio que la banda se reunirá en Londres para discutir posibles conciertos. “Es todo muy secreto… Iré a Londres, y allí descubriré más” afirmó el guitarrista.

En los días finales del mes de abril, los Rolling Stones se reunieron cerca de Nueva York para una serie de ensayos con el fin de filmar un documental dirigido por Brett Morgen que hasta hoy no tiene nombre. Declaraciones de allegados a la banda dejan ver que no se descarta la programación de una gira para el año que viene. Los creadores de canciones como “Satisfacción”, “Wild horses” o “Don´t stop” han vendido en sus 50 años de historia como músicos más de 200 millones de discos y su discografía es de 24 producciones. La última gira que protagonizó la banda fue en el año 2007, y ofrecieron 147 conciertos en más de 100 ciudades. ¿Habrá gira de Sus Majestades Satánicas?


Por Ignacio Piccardo// @NachoPiccardo14 Animals, una de las tantas maravillas de Pink Floyd, es sin duda también una lectura interesantísima que Roger Waters y compañía hicieron de la sociedad inglesa de la época. Lanzado al mercado en 1977, el décimo trabajo de estudio de la banda constituía la previa perfecta para The Wall, pero también dejaba rastros del “egoísmo” del bajista y varios cruces entre él y los demás, hecho que se vería reflejado en la poca participación de éstos en las tareas de composición.


Animals: reseña de una sociedad en crisis

B

ien se conoce la grandeza de Pink Floyd y sus obras maestras, que desde el loquísimo The Piper at the Gates of Dawn (1967, con Barrett a la cabeza) hasta el tan tranquilo The Division Bell (1994, ya sin Waters) son conocidas por casi todos a nivel mundial. También se sabe que una de las formas más audaces con las que la banda británica pasaba del oído al cerebro de todos era a través de los discos conceptuales/temáticos, es decir, dedicados exclusivamente a hablar de algo puntual, ya sea a través de las letras o de la música. El caso más significativo y exitoso fue The Wall (1979), casi una autobiografía de Waters dedicada a sus penares personales. Otro ejemplo clarísimo es The final cut (1983), en el que la cabeza del bajista volcó sus ideas sobre la guerra (eran tiempos de Malvinas), los políticos mundiales y, como no podía faltar, su padre, muerto en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el que nos compete esta vez es otro, que llegó justamente antes del famoso muro: Animals se convirtió en el décimo álbum de estudio de Pink Floyd, y trajo consigo decenas de conclusiones: su significado, las repercusiones que trajo en el momento a nivel musical/comercial y los problemas internos de la banda, que en ese entonces ya habían florecido y alcanzaban la suficiente potencia como para fundar rumores de separación. El éxito ya había superado expectativas, pero Waters todavía tenía cosas que contar y todos estaban ansiosos por estrenar los estudios Britannia Row, de los que la banda era propietaria. Era momento entonces, pensó Roger, de hablar un poco más sobre la actualidad turbia que se vivía en el país

(y por qué no, en el mundo).

Temática y bases

La década de los 70′ no fue del todo buena para el país anglosajón. La histórica ventaja competitiva que ofreció Inglaterra los últimos siglos, o sea la industria pesada y la manufactura, había caído notablemente en pos del auge de los servicios y el turismo. El Partido Laborista, asumido en 1974 con Wilson a la cabeza, aplicó medidas intervencionistas (con un gobierno muy comprometido y controlador) que terminaron de hundir el barco: la inflación y sus hermanos, el desempleo y en consecuencia las problemáticas sociales, no tardaron en dar el presente. Dichos problemas a nivel sociedad y las políticas económicas incorrectas llevaron a Waters a preocuparse por el presente de Gran Bretaña y plasmarlo en Animals. La idea que Roger Waters se hizo de la sociedad inglesa de los 70′ está muy influenciada por Rebelión en la granja, una novela creada por el escritor y periodista inglés George Orwell en 1945. En esta obra, Orwell hace una crítica intensa al socialismo soviético que en aquél entonces protagonizaba la Segunda Guerra Mundial, representándolo a través de cerdos (dirigentes), perros (policía secreta) y ovejas (el pueblo), entre los que se dan múltiples situaciones de lucha de poderes e intereses. Rebelión en la granja también trata, en general, a la corrupción que rodea todo tipo de poder, pero siempre enfocándose en la Unión Soviética, a la que hace muchísimas alusiones indirectas.


El disco

Waters hace el mismo tipo de crítica pero, en lugar de hacerlo hacia el comunismo soviético, enfoca sus ojos en el capitalismo de su época. Animals empieza y termina con “Pigs on the wing”, una canción que fue dividida en dos partes, se dice, por temas de regalías. El segundo track es “Dogs”, sobre el que Waters y Gilmour se disputaron el protagonismo, continuando con “Pigs (Three Different Ones)” y cerrando con “Sheep”.

1. Pigs on the wing (parte 1): Pink Floyd abre el disco con la Parte 1 de “Pigs on the wing” (significado: cerdos voladores) y la siguiente frase: “Si a ti no te importase lo que a mí me sucediera y yo no me preocupase por ti, nos encontraríamos zigzagueando (…), preguntándonos a cuál de los cabrones culpar y esperando ver cerdos voladores“. Una interpretación rápida y personal de esta canción hablaría de lo que el desencuentro puede provocar entre las personas y las consecuencias que puede traer para una sociedad sin cohesión. 2. Dogs: de acuerdo a la visión de Waters, “Dogs” (perros) habla de aquellos grandes hombres de negocios, bien característicos del capitalismo, que son entrenados para lanzarse “en el momento oportuno, sin pensarlo” a sus oportunidades comerciales. “Quién fue amaestrado por personal adiestrado“, reza la canción haciendo alusión a dicha situación, ya que los perros son entrenados por los cerdos (ver tema 3) para cumplir una misión: “Has de ganarte la confianza de aquellos a quienes mientes, para que cuando te den la espalda tengas ocasión de clavar el cuchillo en ellos“. Sin embargo, a mitad del tema, quienes serían los perros, los magnates comerciales, se dan cuenta de todo: “Tengo que admitir que estoy un poco confuso, a veces me parece como si sencillamente estuviese siendo utilizado”. Los perros, entonces, son sólo objetos que los cerdos utilizan para mantenerse có-

modamente en el poder. 3. Pigs (Three Different Ones): los cerdos son, de acuerdo al pensamiento de Waters y a interpretación propia, aquellos que están en lo más alto económicamente en la sociedad; los que manejan tanto a perros como ovejas (ver tema 4) para mantener el mundo como está, con ellos en el poder, la riqueza y el dinero: “Te gusta el tacto del acero, eres material caliente con un alfiler de sombrero y una buena diversión, con un revólver de mano. Eres casi una carcajada, pero en realidad eres un llanto”, acusa Waters con lo que parece ser asco. En los últimos versos, sigue arremetiendo: “Estás intentando mantener nuestros sentimientos alejados de la calle (…), ¿y te sientes insultado?“, justificando el odio hacia aquellos que desde “la mina de cerdos” controlan todo un sistema de explotación. 4. Sheep: la trilogía de animales culmina en el cuarto tema, “Sheep” (oveja), que hace alusión al pueblo, a la gente común, dominada tanto por los perros como por los cerdos. En este tema, Waters imagina una predicción: en un comienzo, las ovejas parecen poco propensas a revelarse y “pasando inofensivamente (su) tiempo en los prados lejanos, sólo vagamente conscientes de una cierta inquietud en el aire“. Pero, más tarde, comienza la revolución: “Una última mirada golpea tus ojos, ahora las cosas son realmente lo que parecen. No, este no es un mal sueño”. Aunque no muy convencidas, las ovejas comienzan a percatarse de que, por fin, los tiempos cambiaron. “¿Has escuchado las noticias? ¡Los perros están muertos!”, reza la letra entre sus últimas frases, confirmando la caída de aquellos que superficialmente manejan ese mundo ficticio. 5. Pigs on the wing (parte 2): La segunda parte de “Pigs on the wing”, ubicada al final del lado B, habla del encuentro (al contrario de la parte 1, que habla del desencuentro): “Tú sabes que me preocupa lo que te suceda, y yo sé que tú te preocupas por mí (…), ahora que he encontrado un lugar seguro para enterrar mi hueso cualquier tonto sabe que un perro necesita un hogar, un refugio contra los cerdos voladores“. Parece ser que los perros, ya caídos, también se han percatado de los cerdos voladores por quienes anteriormente eran dominados.


La tapa

música van a la perfección en todo momento, y el hilo de la historia está tan bien armado que, con un poco de atención, no hace falta escucharlo dos veces para entenderlo. Sin embargo, Animals no alcanzó las cifras monstruosas de Wish you were here, The Dark Side of the moon o The wall. Con un segundo puesto en Inglaterra y un tercero en Estados Unidos, y alcanzando un total de 4 discos de platino, no tuvo el reconocimiento que, para mí, debería haber recibido. Encontró críticas que lo veían “amargo y taciturno“, u otras que creían que su mensaje “ha perdido sentido y se ha vuelto tedioso“, pero no todas fueron malas para Animals: por otro lado, se supo describirlo como uno de los “más extremos, implacables, desgarradores y francos“. Sin dudas un disco que, para quererlo y entenderlo, hay que escucharlo con atención e interés por la historia que cuenta.

El edificio que se ve en la tapa del disco es la Central Termoeléctrica de Battersea, tal vez porque Waters pasaba seguido frente a la misma y quedaba bien para darle ese significado de gran fábrica explotadora. Entre dos de las chimeneas puede verse un cerdo volador, llamado Algie, mandado a hacer exclusivamente para la producción de esas fotos; las imitaciones de este mismo cerdo, repleto de frases, son las Sobre los tiempos en los que este disco fue que vimos volar y luego explotar en pedazos en los shows de The Wall en River, pedazos por los que después los señores del sector campo se repartían trompadas limpias. Algie es, desde el momento en que se produjo Animals, uno de los símbolos claves de la banda. No sólo ha sido usado en las presentaciones de The Wall, sino que ha volado por los aires en shows anteriores, por ejemplo, en la gira In the flesh. Dícese por ahí que, en uno de los shows, uno de los cerdos fue llenado por error de acetileno y oxígeno, mezcla letal que lo hizo explotar con mucha más violencia y poner en peligro al público y, como es obvio, también al espectáculo. Algie es, por lo tanto, la representación explícita de los cerdos voladores (Pigs on the wing) de los que se habla a lo largo del disco, esos que dirigen el sistema capitalista desde su “mina de cerdos”.

Relevancia/repercusiones

Quien escuche Animals se dará cuenta que, salvando las dos partes de “Pigs on the wing”, la música acompaña a la letra en lo oscuro, sombrío, extraño. Los efectos especiales, simulando sonidos de los distintos animales, el cambio brusco que Wright logra dar con el teclado y los solos inquietantes de Gilmour, que en en “Sheep” intercambia instrumentos con Waters, son una postal del disco. La armonía que logran letra y

grabado, Richard Wright declaró que “fue en la época en la que Roger se creía el único compositor de la banda. Pensaba que solo era por él que la banda seguía adelante“, explicando también por eso su corta participación en la composición de músicas y letras. Gilmour, ni lento ni perezoso, fue igual de directo: “Lo de Roger es dominar”, había dicho, pero se contentó (o eso quiso hacer) diciendo no sentirse ”ni remotamente desplazado del álbum. El noventa por ciento de la canción ‘Dogs’ es mío. Esa canción es casi toda la primera cara, así que es la mitad de Animals”. Las luchas por el protagonismo entre Waters y el guitarrista dejaban en claro lo que más tarde iba a transformarse en todo tipo de problemas: idas y vueltas, dinero y hasta peleas por los derechos de autor. Otro ejemplo más de que por la plata baila el mono, aunque esta vez por varios ceros y el apropiamiento de una obra maestra como lo es Animals.


CRÍTICA

Por Lucas Calautti Estelares editó su sexto disco de estudio bajo la misma órbita de siempre: el amor. Titulado “El costado izquierdo”, sector del pecho donde se encuentra ese órgano mágico que bombea sangre y todo lo absorbe, es al mismo tiempo una reminiscencia a “El corazón sobre todo”, canción incluida originalmente en el disco “Amantes Suicidas” (1998) y reversionada luego en su exitoso “Sistema Nervioso Central” (2006). Y en esta ocasión la banda también cedió otro álbum para toquetear viejos temas. “El último Beso”, aquel track impreso en “Extraño lugar” (1996) ahora ocupa el puesto 11 de los 13 cortes de “El costado Izquierdo” mutando de aire, debido a que el brillo de las guitarras fue remplazado por el de las trompetas. Con un sonido de base pop, esta vuelta los sintetizadores le ganaron pulseada a la atmósfera tanguera que Manuel Moretti y compañía llevaron a cabo en “Una temporada en el amor” (2009). El corte difusión “12 Chicharras” e “Internacional”, con la participación de Ale Sergi de Miranda!, son un claro ejemplo. La otra voz que participo del último disco de Estelares es la del mismísimo Enrique Bunbury en la balada “Aleluya”, una canción que parece haber sido diseñada a imagen y semejanza del ex Héroes del Silencio quién en en complicidad de la banda platense piden “dame amor hasta acabar”.

“El costado izquierdo”, marcó el debut de Estelares como productores de su obra y al mismo tiempo fue la incorporación de Fernando Samalea como baterista y percusionista a lo largo del disco, tras la salida de Carlos Sánchez. Para esta oportunidad la banda innovó con nuevos instrumentos (saxo, trompetas, viola, violín, cello) y salió de su estructura clásica de guitarras al frente. Por eso su sexta placa podría tomarse como otro álbum de transición en la discografía del grupo; aunque canciones como “Rimbaud”, “Solo por hoy” y “Julia” sean inconfundiblemente Estelares. El costado oscuro de Moretti, el mismo que describió en “Un viaje a Irlanda” ahora se pone de manifiesto con “Playa Unión”, mientras que del claro lado de la luna reaparecen los tintes de George Harrison para darle vida al track “Hasta que llegues” expresando: “Siempre busqué tenerte aquí solo que no sabía vivir/ y hoy al llegar te vi brillar se desarmó el viejo disfraz”. Por las vías del análisis amoroso a base de la dualidad “te quiero/no te quiero” giran los Estelares y esperemos que así siga yirando para que todos seamos felices, aunque eso implique escupir canciones para ahogar nuestras penas también.


LALIN’S STYLE

GLASGOW RANGERS DOESN’T EXIST ANYMORE

Glasgow Rangers doesn’t exist anymore”. Los problemas económicos que enfrenta Europa no sólo afectan a las empresas. El deporte también se ve golpeado. El club donde jugó Claudio Paul Caniggia no pudo costear las deudas que mantenía con el fisco y, finalmente, quebró. Ahora está en manos del empresario Charles Green, quien también es copropietario del Sheffield United.

La única manera de impedir una desaparición completa del club era refundándolo. Green se hizo cargo deudas, se convirtió en el propietario de la institución y, con un nuevo estatuto, lo refundó. Ahora el club se llamará “The Rangers FC”. Más allá del cambio de denominación, el equipo azul seguirá manteniendo algunas de sus tradiciones. Por ejemplo, será local en el Ibrox Park que es uno de los más importantes


de Europa y el décimo en capacidad (51.082 espectadores) del Reino Unido. A pesar del cambio de los administradores de la institución y de la demostración fehaciente de tener un nuevo poder económico capaz de solventar las deudas, los clubes miembros de la Scottish Premier League decidieron que el Rangers descienda a la Third Division de aquel país. No importó que el proceso de liquidación del club ya esté comenzado y que la nueva “compañía” ya esté movilizándose. Los activos del club, como jugadores y cuerpo técnico, se perdieron en la quiebra. Es decir, el Rangers se quedó sin jugadores contratados en sus filas. No sólo es un club de fútbol. Es el brazo deportivo más fuerte de la comunidad protestante en Escocia. Rangers es un club tradicionalmente lealista. –Es decir, se oponen a la unificación de las dos Irlandas-. El arraigo del equipo hacia sus raíces religiosas estuvo sostenido en la historia con actos y manifestaciones en rechazo de los católicos. Incluso, hasta 1989 el conjunto azul tenía la “política NO escrita” de no fichar a ningún jugador católico. La fuerte presión de las ideologías políticas y religiosas están presentes en el fútbol escocés. Su principal rival, el Celtic, está emparentado con el catolicismo. De esta forma cada clásico entre ellos dos se transformaba en una verdadera batalla campal. El derby, denominado “Old Firm” denota la rivalidad existente entre ambos conjuntos en las tribunas. Sin embargo, el comercio metió la cola y fuera del campo de juego los clubes solían hacer negocios juntos. Los derechos de

Televisión, las publicidades en las remeras e, incluso, los premios de la Premier. Además, en plena década del 90 estos dos equipos solían llevar el mismo sponsors en sus camisetas. Los incidentes ocurridos en los últimos años en la previa y en el post clásico llevaron a que el encuentro se juegue siempre a un mismo horario. La idea de programar el partido al mediodía bajó en un 30% el número de hechos de violencia desde que se dispuso la medida. La rivalidad tuvo en 1971 uno de los ejemplos más dramáticos. Justamente en el Ibrox Park se produjo una avalancha de espectadores que termino con la vida de 66 personas. A fines de la década del 70, en un partido por la Copa de la Liga Escocesa, se llevó a cabo la revuelta más violenta de la historia. La policía usó os caballos contra aficionados de ambos equipos. Al final, la justicia destacó que los hechos se habían concretados por culpa del alcohol. Una Locura. Entre sus filas, el Rangers tuvo a varios jugadores argentinos. Principalmente a principio del 2000. Gabriel Amato y Claudio Caniggia vistieron la camiseta azul. Incluso, el pájaro ganó tres títulos y gracias a sus actuaciones en el conjunto de las capital fue convocado por Marcelo Bielsa para Corea- Japón 2002. Sin lugar a dudas, la “desaparición” del Glasgow es un golpe para el fútbol mundial. Sin embargo, “The Rangers” tendrá la misma épica. El club protestante marcó a fuego a sus hinchas, ya se convirtió en un mito y en algo más que un club. Es una leyenda y ellas no desaparecen.


Por Fede Lamas// @Fglamas

CHACARITA - CHICAGO “

EL FÚTBOL ES HERMOSO

El fútbol es popular porque la estupidez es popular” dijo alguna vez Jorge Luis Borges. No sabía nada. El fútbol es popular por finales como los de Chacarita- Chicago. Tensión, drama, suspenso, euforia y decepción. Él no habría podido imaginar un final así. Imágenes, sonidos, momentos, personajes. Fue un cuento. Una leyenda que quedará en la memoria de los todos a los que nos gusta la número 5. Ganó Chicago y subió a la B Nacional. Luego de 180 minutos entre ambos partidos. Pero la realidad es que sólo importan unos 15. Los últimos del encuentro de vuelta. La rivalidad histórica entre ambos clubes despertó el interés de todo el mundo fútbol. El recuerdo entrañable de jugadores rústicos de antaño se entremezcló con el morbo de la posibilidad de observar una batalla campal entre los 22 players al terminar el match.

Sin hinchas visitantes, la gente de Chacarita esperaba ver una reacción de su equipo. No hubo. La parsimonia del Funebrero y los nulos tiros al arco despertaron el clásico canto. El “Jugadores…” bajó de las despobladas tribunas de la cancha a medio terminar. Allí sólo había socios. Estaban cansados. Las cámaras de TV se fueron con Salvador Pasini, el DT que dejó en banda a Estudiantes de Buenos Aires para hacer la heroica con Chaca. Se quiso hacer el Caruso, no le salió. Las caras del panzón entrenador de tricolor lo decían todo. “Vení, bajá, subí, andá”, gritaba. En las tribunas, los rituales. Cuernos, rezos, gritos, invocaciones a Dios y “a la concha de su

hermana”. Las manos apretadas de un pibe sosteniendo un rosario y un porro marcaban la tensión. Nada sirvió porque a los 39´ del complemento apareció Leonardo Carboni y metió el 1-0 para el Torito. El tanto del goleador de Mataderos se clavó como una daga en el pecho de Tauber, Pena, Centurión y compañía. El imaginario popular ya vislumbraba que el partido no iba a terminar. Seguro iba a haber quilombo. Los antecedentes de estas clases de definiciones apoyaban la teoría. Siempre hay excepciones. Chacarita es, sin lugar a dudas, uno de los equipos más tradicionales del fútbol argentino. Frassoldati, Recúpero, Petrocelli y Orife son algunos de los que le dieron el el título de 1969. El único de su existencia. La tabla histórica del profesionalismo ubica al Funebrero en el puesto 16. Un puesto detrás de Platense y uno por encima de Banfield. Las malas dirigencias cambiaron esta


realidad. Cuatro cambios de técnicos en un año y el armado de un plantel “para salir campeón” no alcanzaron. Chaca dependió de los chicos del club. Uno de esos pibes es, justamente, Gabriel Tellas que a los 43 minutos del segundo tiempo clavó el empate. Un frío, pero esperanzador grito de gol devolvió la ilusión a los socios. Las viejas y los viejos hinchas de chaca se agarraron las canas, el milagro parecía posible. Vigliano, el árbitro, adicionó 4 minutos más. Un equipo que había metido 23 goles en 38 fechas necesitaba uno más en 6 minutos. Todos al ataque. Santa Gilda, el Gauchito Gil y San Expedito fueron, nuevamente, los más solicitados. En la cancha no había más planteos tácticos. Tomatito Pena estaba parado de wing izquierdo. Nunca tiró un centro como la gente. Chicago encontró un pelotazo y fue a liquidarlo. Otra vez Carboni, sí el autor del primero quería callar definitivamente el estadio. Pero por algo está jugando en la B Metro y no en Europa. La tiró afuera. Le falló la frialdad de goleador. El reloj siguió su marcha. Apareció un penalazo. Nadie recordará nunca la mano de Testa, pero fue clave porque el remate del jugador local tenía futuro de gol. Pasini tirado en el piso, lagrimas para todos. Los de Chaca porque tenían la oportunidad. Los del Torito porque no lo podían creerse les podía escapar el ascenso. En la mitad de un terreno de juego, un jugador con la camiseta verde y negra estaba tirado. Miraba para abajo. Lloraba, rezaba, imploraba que caiga un rayo y que suspenda el partido. Que pase algo, que se pinche la pelota, que se quiebre antes de patear. Cualquier cosa servía.

¿Quién iba a buscar la pelota? ¿Quién iba a tener lo necesario (huevos) para decir: “Lo pateo yo?”. Fue Toledo, Tauber también la pidió. Pero la agarró el mediocampista. Enfrente Daniel Monllor. El arquero se había quedado libre de Chicago y pensó en retirarse del fútbol. Los ojos en la pelota. Hinchas callados, Pasini tirado en el suelo, Toledo con los ojos fijos en la pelota, Monllor con las manos en las rodillas, Vigliano con el silbato en la boca. El árbitro dio la orden. En el primer paso de Toledo a un hincha de Chicago que lo estaba viendo con sus chicos por tele seguro se le pasó su abuelo por la mente. En el segundo paso, un hincha de Chaca le tocó la cabeza a su hijo. En el momento de pegarle los dos abrieron la boca. Atajó Monllor. Los dos reaccionaron. El de la cancha abrazó a su pibe, el que estaba en la casa también. El estadio estaba pasmado. No entendían nada. Los incidentes y la quema de patrulleros que se vaticinaban después del partido nunca aparecieron. Hubo aplausos, llantos y gritos. En la nota post partido, Monllor tiró: “La verdad no conozco a el que pateó el penal”. Ahora lo va a tener en claro. Seguro le van a mostrar mil veces el video en You Tube. Chicago es de la B Nacional. El fútbol es internacional, hace unos meses el City ahora Nueva Chicago festejan después de haber sufrido. El fútbol es popular porque es pasional, fácil de entender y sencillamente hermoso. Jorge Luis le erró feo. Por eso yo siempre leo Fontanarrosa.


LO QUE DEJÓ LA EURO 2012

¡IMBATIBLES!

Por Lucas Tomás Ochoa// @Lt

ochoa

La Eurocopa dejó una certeza: a España no hay con qué darle. El equipo de Vicente Del Bosque se consagró campeón con un recital de fútbol, tuvo un genial Casillas, un Iniesta de ensueño, un Cesc cerebral, un Xavi brillante y, como si fuera poco, un Torres goleador y ganó la Euro 2012, siendo la primera Selección que consigue la “Triple Corona”: Euro-Mundial-Euro. ¿Más? Los nuevos aires de la Italia de Prandelli. Alemania siempre está. La decepción holandesa.


EL CAMPEÓN

ESPAÑA

La selección de Vicente del Bosque volvió a ser la mejor. Bajo la idea de posesión, de avances lentos y de poca explosión, pregonó el pase vertical como método principal para romper las líneas defensivas. Para ello, Xavi, Iniesta y Silva fueron las armas fundamentales, que al proponer el toque corto en el medio campo, obligaban a explotar la velocidad de Arbeloa y Jordi Alba por los costados. La presencia de Xabi Alonso y Sergio Busquets lentificaron el proceso de elaboración de jugada, pero fue tal el funcionamiento y engranaje de este equipo, que se ha tomado la licencia de jugar sin centrodelanteros y ser un equipo poco agresivo: ante Italia, Cesc Fábregas igualó el marcador final (1-1). Ya con Fernando Torres como titular, quien convirtió dos goles, destrozó a Irlanda por 4-0. Croacia fue el escollo más difícil en la fase de grupos, que le propuso un alto grado de firmeza defensiva, aunque Jesús Navas puso el 1-0 sobre el final. La principal virtud de España fue la identidad: aquella que proclama aunque el resultado sea adverso o el cerrojo defensivo del rival no le permita llegar al área. Y siguieron sus víctimas: Francia en Cuartos (victoria por 2-0), Portugal en semis (ampliamente superior, aunque clasificó a la final por penales) y, para lo último, la culminación suprema, la máxima expresión de fútbol de la Eurocopa: 4-0 ante Italia en la final, y a festejar. La elección más subjetiva. En esta sección podrían haber entrado Xavi, Fábregas, Silva, o bien, Jordi Alba o Sergio Ramos. Porque España fue un equipo total, una idea que estuvo por encima de cualquier rendimiento individual destacado. Sin embargo, este conjunto no sería el mismo sin Andrés Iniesta. Desde el costado izquierdo hacia adentro, siempre manejó los tiempos de un equipo que lo necesitó más que nunca a la hora de la toma de decisión y la explosión final en la elaboración de juego. Además, formó una dupla de permanente amenaza en el andarivel izquierdo con Jordi Alba, el lateral de 23 años del Valencia, que fue la revelación del torneo al exponer todo su potencial en su primera experiencia en competiciones internacionales, y que seguirá su carrera con el propio Iniesta en Barcelona.

FIGURA ANDRÉS

INIESTA


SORPRESA

ITALIA Pocos años atrás se pensaba como imposible que Italia, una de las mejores selecciones mundiales en materia histórica, pudiera ser la sorpresa, la revelación, de algún torneo internacional. Sin embargo, la Eurocopa 2012 no parecía ser la adecuada para que Italia demostrara algún signo de superioridad. El fracaso por la eliminación en la primera ronda en el Mundial de Sudáfrica, la renovación del plantel, el escándalo que involucró a Doménico Criscito, desafectado de la Eurocopa por estar acusado del delito de “asociación delictiva dedicada a la estafa y al fraude deportivo” y la caída estrepitosa en el último partido previo a la competición frente a Rusia por 3-0 determinaban un ambiente poco propicio para el éxito italiano. Pese a ello, Italia provocó lo inesperado: se repuso, se levantó y llegó a la final. Con la solidez de Buffon en el arco, la firmeza de Barzagli en la zona defensiva, la conducción de Pirlo y la dinámica de Montolivo en el mediocampo, sumado a la agresividad en ofensiva de Cassano y Ballotelli, la “Azzura” sorprendió a todos. Sobre todo, por abandonar las premisas de su (anti) fútbol tradicional y proponer una estética de juego en equipo y una idea de ataque constante. El sueño se desvaneció ante la enorme supremacía española. Pero la tarea estuvo cumplida.

DECEPCIÓN

HOLANDA Porque era uno de los principales candidatos. Porque tenía el mote de Subcampeón Mundial. Porque parecía que este era el año. Porque parecía que iba a explotar como equipo, ya que mantenía una estructura continuada. Además, contaba con un Van Persie envalentonado: venía de ser el goleador de la Premier. Una misma idea, una misma intención se pregonaba a través de Bert van Marwijk, a la cabeza del proyecto desde el 2008, quien, finalmente, ante tal bochorno y fracaso debió renunciar, pese a tener contrato hasta 2016. Todo se desmoronó: Holanda perdió los tres partidos y se convirtió rápidamente en la decepción de la Eurocopa. El primer golpe, ante los daneses. La excesiva lentitud y la falta de creatividad, principalmente de Robben y Sneijder, desembocaron en la primera derrota sorpresiva en lo que, a priori, resultaba ser el encuentro más adecuado para la victoria. A partir de allí, los golpes de nocaut: el primero ante Alemania (derrota 2-1) y el último, el de la muerte, ante Portugal, que se lo dio vuelta y se lo ganó por 2-1. Nadie, al inicio, imaginó semejante descalabro, en un equipo que apostaba por todo. Fue el fin de un ciclo; la continuación de las frustraciones.


EL GOLEADOR

FERNANDO ¨NIÑO¨TORRES Comparte la cima en la tabla con Cristiano Ronaldo (Portugal), Mario Balotelli (Italia), Mario Gómez (Alemania), Mario Mandzukic (Croacia) y Alan Dzagoev (Rusia): todos con tres goles. Sin embargo, el mote de “Pichichi” es, por reglamento, para él, por haber sido el jugador que los convirtió en menos cantidad de minutos. Tras levantar su rendimiento en el epílogo de la temporada con Chelsea, empezó desde el banco de suplentes en el inicio de la Euro. Pero, tras las dificultades del conjunto español para hacer pie en el golpe final ante Italia, Del Bosque lo incluyó en el once inicial ante Irlanda, el segundo partido. Y él no defraudó: dos definiciones exquisitas para el 4-0 final. Ante Croacia, fue nuevamente titular: no descolló y fue reemplazado por Jesús Navas, que clavó el 1-0. A partir de allí, nuevamente al banco en los partidos siguientes: Francia, Portugal e Italia. Sin embargo, para transformarse en goleador le bastó con ingresar en los últimos minutos de la final: majestuosa habilitación de Xavi para dejarlo mano a mano: magistral definición para erigirse en el primer jugador en meterla en dos finales distintas y en el máximo anotador de la Euro 2012.

EL CAMINO DEL CAMPEÓN

Grupo “C” España 1-1 vs Italia: Cesc Fábregas (E)- Di Natale (I) España 1-0 vs Croacia: Navas (E) España 4-0 vs Irlanda: Torres -2-, Cesc Fábregas, Silva (E) CUARTOS España 2- Francia 0: Xabi Alonso -2-

SEMIS España 0-Portugal 0: Ganó Esp por penales 4-2. Convirtieron Iniesta, Piqué, Sergio Ramos, Fabregas. Para Portugal anotaron Nani y Pepe FINAL España 4- Italia 0 Jordi Alba, Cesc, Torres, Mata (E)


INFORME ESPECIAL

¿POR QUÉ NO PUEDE CONTRA ELLOS?

Juan Martín Del Potro no logra dar el salto de calidad. Hace rato que no puede vender a los top 3: Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic ya tienen un Masters en amargar al Tandilense. ¿Qué precisa el argentino para dar el golpe? ¿Cómo vuelve a ser aquel que derrotó al Suizo en el Us Open 2009? ¿Puede volver a serlo? ¿Necesita un cambio de entrenador?

Por Brenda Lucente// @bslucente

N

o caben dudas que Juan Martín Del Potro es una de las mejores cosas que le pasó al tenis argentino en los últimos años. El tandilense de 23 primaveras tiene 11 títulos en su vitrina entre los que se destaca el US Open 2009 conquistado ante el mismísimo Roger Federer, que venía de ganar en cinco oportunidades consecutivas en Nueva York. Lo cierto es que tras volver de la lesión sufrida en su muñeca derecha en 2010, Del Potro consiguió buenos resultados, pero no puede frente a los grandes nombres. Repasemos un poco la historia. Antes de la tendinitis que lo marginó de las pistas por una temporada, Delpo se ubicaba quinto en el ranking y había sido campeón en siete torneos (Stuttgart, Kitzbhel, Los Angeles, Washington (2), Auckland y US Open), destacándose en su performance en Flushing Meadows al ganarle al número uno, Federer, y dos del mundo, Rafael Nadal, en su camino a la corona. En cuanto a los triunfos y derrotas ante los Top, el argentino tenía récord negativo frente a todos: 2-6 con Federer, 3-4 con Nadal, 0-3 con Novak Djokovic y 1-4 con Andy Murray. Al suizo lo había superado en el US Open y el ATP World Tour Finals de 2009, al español además que

en dicho Grand Slam, en Miami y Canada de ese mismo año y al escocés también esa temporada en Madrid. Debido a su nivel de jugador distinto, a Del Potro no le costó volver a la primera plana luego de haber caído en inicios del 2011, fruto de la inactividad, al puesto 485. Con buenas actuaciones en San José, Memphis, Delray Beach (campeón), Indian Wells y Estoril (campeón), La Torre de Tandil logró acceder como preclasificado a Roland Garros, algo impensado en su momento, y terminó el año a la puertas del Top10, como número 11. En 2012, una vez instalado nuevamente entre los mejores diez del mundo al llegar a los cuartos de final del Australian Open, Del Potro festejó en Marsella y en Estoril, y de no ser por Federer


mento un récord de 66-2, no se hubiera retirado del partido que le permitió a Argentina volver a disputar frente a España la final por la ensaladera. Allí apareció otro de los duros contrincantes, quinto en el conteo actual, David Ferrer que le ganó en cinco parciales y lo volvería a superar hace unos días en Wimbledon, esta vez de manera contundente, para aventajarlo 5 a 2 en el historial. Si uno se pone a revisar el 2012 de Del Potro puede ver como salvo la derrota ante el chipriota Marcos Baghdatis en Sydney, el argentino perdió siempre con los jugadores que en los papehubiera tenido más alegrías. El actual líder del les eran superiores a él. El tema es que para ranking fue su piedra en el camino a lo largo de seguir creciendo y volver a conseguir logros imtodo este año, ya que lo derrotó en cinco oporportantes, hay que ganarle a los de arriba, a los tunidades: la primera fue en los ya mencionados Federer, Nadal, Djokovic, Murray, Ferrer, pero cuartos de Australia, donde el Relojito sacó todo por alguna razón en este momento Juan Martín su tenis para ganarle 6/4, 6/3 y 6/2; la segunda no puede. en la final de Rotterdam por 6/1 y 6/4; la tercera No se puede decir que Del Potro tuvo malas en semifinales de Dubai por doble 7/6, en la que temporadas desde que volvió de su lesión, eso Del Potro contó con numerosas chances de llesería obviar por ejemplo, su progreso en césped varse el segundo set; la cuarta por 6/3 y 6/2 en donde alcanzó dos series de octavos de final los cuartos de Indian Wells; y la más reciente y de Wimbledon seguidas en un escenario dondolorosa, en cuartos de Roland Garros por 3/6, de nunca superaba la segunda ronda, y caer en 6/7 (4), 6/2, 6/0 y 6/3, en la que pese a haber esas exigencias que tanto nos caracterizan a los ganado los primeros dos sets, el tandilense no argentinos. Pasa que queremos a toda costa ser pudo evitar la caída. los mejores, demostrar que podemos dar pelea, Es como si a Juan Martín le faltaría algo aún habrá que ver qué pasa, porque el tenis está, la para ganarle a los Maestros. Con Nadal se micabeza también. Acá lo que falta es la confianza, dió tres veces desde que volvió y las tres fueron esa confianza que lo convirtió en el único tenista derrotas, en Indian Wells, Wimbledon y la final de los últimos seis años en ganar un Grand Slam de la Copa Davis, todas el año pasado. También sin el nombre de Federer, Nadal o Djokovic, algo cabe aclarar que Del Potro no se presentó al que ni Murray pudo lograr, habiendo cedido en duelo de octavos de final de Madrid 2011 ante el las cuatro finales que jugó. español, que ganó por Walk Over. Hay que tener paciencia y esperar, porque Del Del Potro le ganó por primera vez a Djokovic en Potro está cada vez más cerca de los top y una las semis de la Davis de 2011 por 7/6, 3/0 y abanvez que les gane, va a adquirir esa seguridad dono, en lo que fue su cuarta victoria ante un que le va a permitir ir más allá de sus propias número uno reinante. Frente un rival de menor limitaciones. jerarquía quizás Nole, que tenía en aquel mo-


Por Gian Carlo Galasso// @giancgalasso

MIAMI CAMPEÓN

LA NBA SE PUSO “HEAT”

L

a madrugada del 13 de junio del 2011 no fue gente crea que están bien”. una más en el Estado de Florida. El temblor Un poco más de un año pasó de aquella madruhabía sido realmente fuerte. Instantes habían gada a la del 22 de junio en el Estado de Florida. pasado desde que Dallas Mavericks le había dado el golpe en su casa al temible y poderoso Miami Heat. Atrás había quedado “La decisión”, ese programa especial de ESPN en el que LeBron James, el jugador pensado por la NBA para suceder a Michael Jordan, terminaba anunciando su fichaje a Miami. Atrás había quedado esa súper presentación, con baile sobre la madera del American Airlines Arena y las ilusiones del naciente Big Three. Y atrás, muy atrás, casi en el fondo de LeBron, había quedado una recomendación a la máxima autoridad de la NBA al empezar la temporada: “Atención David Stern, envía a pulir el trofeo de campeones, que este año y por muchos más me toca a mí”. Su soberbia había hablado. Sin embargo, esas tres individualidades repartidas por la cancha (James, Wade y Bosh) nada pudieron hacer frente a un verdadero equipo, como lo fue Dallas. “Es un grupo de jugadores veteranos, que no corrieron muy rápido, ni saltaron muy alto, pero se apoyaron unos a otros en todo momento e hicieron las cosas correctas en cada momento”. Rick Carlisle, entrenador de los Mavericks, describió a la perfección a sus dirigidos. Había sido un equipo y eso bastó para dejar al “Rey” nuevamente sin corona, al igual que San Antonio lo había hecho en el 2007. La incertidumbre se había apoderado de Miami y de LeBron. El alero optó por alejarse de todo. Deprimido, buscó consejos en gente que no tendría miedo de decirle las cosas en la cara. Su técnico del instituto, Keith Dambrot, fue sincero: “Vuelve a hacer las cosas que tú creas que están bien, no las que se supongan que están bien o que la

El temblor, una vez más, fue realmente fuerte. Instantes habían pasado desde que Miami Heat aplastó a Oklahoma City. El sueño se hizo realidad, en especial para uno. LeBron James se desquitó. Y de que manera. Calló las críticas, esas


que antes lo habían despedazado. También lo hizo Spoelstra, quien demostró estar a la altura y tener la suficiente mano como para cambiar cuando los partidos y las series lo necesitaban. “Solo apartar los espíritus y mantener el rumbo”, explicó. La lección del 2011 fue aprendida a la perfección. “Lo mejor que me pudo pasar el año pasado fue perder las finales… y jugar cómo jugué. Fue una humillación para mi”. El “Rey” entendió que solo no lograría nada. Entendió que cuando perdía, no perdían sus compañeros, sino él también. Pero no fue solo LeBron el que tuvo que entender y cambiar. De igual forma tuvo que hacerlo Dwyane Wade, un jugador acostumbrado a ser el dueño de los flashes y llevar la pelota en los momentos decisivos. Aceptar su nuevo rol no tan protagónico. “Yo tenía un papel y un rol que asumir. Debíamos convertirnos en un equipo. Es probable que haya cambiado algo, pero al terminar el día todos teníamos una meta común”. La meta era el campeonato. Las ganas de revancha fueron el combustible que movió al Heat hasta el título. El camino fue largo, aunque no tanto como siempre. Por el lockout no fueron 82 los partidos de la temporada regular, sino 66. Phil Jackson había llamado a la temporada 1998/99 de la NBA, la temporada del “asterisco”. Fue en forma despectiva, por el cierre patronal y la poca cantidad de juegos que se jugaron. Poco le importó a San Antonio aquella vez. Poco le importó a Miami ahora.

marcó el renacimiento del Heat. LeBron estuvo imparable y anotó 45 puntos para empatar en 3 la final. El séptimo juego tuvo un solo dueño. Chris Bosh, que había vuelto el partido anterior, fue clave, junto a James. Miami era campeón del Este pero el objetivo aun no estaba cumplido. Quedaba la gran final de la NBA contra un equipo joven, que había pasado una prueba de carácter, al vencer a San Antonio Spurs: Oklahoma City Thunder. Se enfrentaban los dos jugadores del momento, el máximo anotador de la liga, Kevin Durant y el MVP de la temporada regular, LeBron James.

Se quedó con el segundo puesto detrás de Chicago Bulls con 46 triunfos y 20 derrotas. Llegaron los playoffs y con ellos, el momento de la verdad. El primer rival fue New York Knicks. Fue un 4 a 1 sin atenuantes. Del otro lado llegaban noticias con hechos que allanaban el camino del Heat. Derrick Rose, la figura de Chicago, se rompía los ligamentos frente a los Sixers y el equipo que más lo podía complicar en el este, se quedaba afuera en primera ronda. Luego fue el turno de Indiana. En el primer juego, Chris Bosh se lesionó. Los Pacers aprovecharon y pasaron al frente en la serie 2 a 1, pero hasta ahí llegaron, ya que Miami ganó tres consecutivos y avanzó. La final de Conferencia fue contra el viejo Boston. A pesar de que todo el mundo esperaba que el equipo de Spoelstra pase cómodamente, no fue para nada así. Miami pasó de estar 2 a 0 arriba a quedar al borde del knock out, cuando en South Beach, Paul Pierce sentenció el quinto juego con un triple. El sexto partido de esa serie

Fue la madrugada del 22 de junio. Fue la madrugada de Miami Heat campeón. Fue la madrugada en la que el “Rey” consiguió su anhelada corona.

Fueron cinco juegos, mucho menos de lo que se pensaba. Oklahoma ganó el primero en su casa, remontando una gran diferencia en el tercer cuarto. Sin embargo, a partir del segundo encuentro fue todo de Miami. Se vio lo mejor del Heat. La confirmación de que un equipo había nacido. Las ofensivas eran repartidas, la pelota se movía hasta buscar siempre ese pase extra a un jugador solitario y la defensa era implacable. LeBron James encontró siempre un acompañante sorpresivo. Fue Shane Battier en las primeras dos victorias, Mario Chalmers en la tercera y Mike Miller en la última. Ya no era solo el Big Three, ese que había fallado en momentos claves. Ahora eran cinco, seis o siete jugadores. Un conjunto de piezas que funcionaron como un reloj suizo.

LE BRON Y UN FESTEJO COMPLETO

La fiesta fue completa. Porque no solo se llevó el anillo, ese que venía siendo tan esquivo, si no también el trofeo Bill Russell al Jugador Más Valioso de las finales por primera vez en su carrera. LeBron James finalizó las finales con un promedio de 28,6 puntos, 10,2 rebotes y 7,4 asistencias. Así, se sumó a Tim Duncan y Shaquille O’Neal en la lista de jugadores que consiguieron los dos MVP en una misma temporada (Regular y finales) desde el 2000. Además, el 6 del Heat anotó por primera vez en su carrera 25 o más puntos en quince juegos consecutivos de postemporada. “Lo que he logrado esta noche significa todo para mí, es ver cumplido el sueño”, comentó con el trofeo en sus manos.


El periodismo Deportivo en la Peluquería... El deporte es una actividad en la que cualquiera que participa tiene la posibilidad de aportarle color a su vida: el marrón es más marrón cuando brilla en la ropa después de un picado en una canchita embarrada, el verde se refleja en los ojos de quien toma un palo de hockey y hace rodar la bocha por el césped, el naranja reluce de la rodilla para abajo después de un partido de tenis en el polvo de ladrillo. Sin embargo, los periodistas desnudamos la belleza en pos de un género sobredimensionado, si no se lo desmenuza como categoría. Nosotros decimos “esto es una nota de color”. No importa de qué color es. Encima, al afirmar que algo “es de color”, estamos dejando entrever que hay otras cosas que no lo son. Sin entrar en la discusión de si el blanco, negro y gris efectivamente son miembros de la elite, estaríamos en condiciones de afirmar que los periodistas vemos la vida en blanco y negro. ¿Con qué color describiríamos la imagen de Ricardo Caruso Lombardi, llevando en andas como un campeón a un chico colorado al que usaron como cábala? Lejos de la crítica contra esta práctica discriminatoria, los medios deportivos inflaron el pecho y alimentaron una histo(e)ria que tiene muchos capítulos escritos. Otra vez las cábalas, las casualidades, los mitos, los fantasmas, los dioses y otros tanto “cómos” que no hacen más que opacar los méritos y los errores. No se trata de una lucha entre la razón y la pasión. Nada más lejos de mi intención que ensalzar a la lógica por sobre el corazón. No me interesa explicar lo que se siente gritar un gol. Pero sí quiero entender por qué uno tuvo más posibilidades que otro de hacerlo.

Por Iván Sandler//@SandlerIvan

ro. Si después, hay cámaras y micrófonos esperando la voz del padre del chico, que anuncia su alegría y “el orgullo que puede sentir cualquier padre”, ya estamos en castaño oscuro. No es por caerle al padre, ni al chico, todo lo contrario. Pero que los medios le destinen más páginas-minutos que a la debacle institucional (y no a nombrar, sino a explicar la complejidad del asunto) o incluso que al funcionamiento del equipo adentro de la cancha, nos demuestra que no sólo daña lo que se dice, por los valores que se transmiten, sino también lo que no se dice. Una nota de color sirve como condimento, o como complemento al análisis de un determinado fenómeno. La nota de color no es el fenómeno, no lo explica, no lo justifica, ni siquiera debería adquirir la centralidad que suele tomar en el periodismo argentino. Cuando eso sucede, es que tenemos distorsionada la sensibilidad capaz de discernir lo que debe ser relevante de lo que no lo es. Podemos discutir sí es digno de mención un técnico que mantiene el mismo buzo 20 fechas. Para él, debería significar un desprecio por su trabajo (aunque algunos creen que trabajan cuando piensan las cábalas). Para los dirigentes que lo contratan, mínimamente, una llamada de atención. Pero que aparezca 50 veces lo mismo en los medios y sin espacio para la venta fraudulenta del 50% del pase del 9 de la 7ma a un empresario amigo del presidente, es digno del rojo de vergüenza en las caras. El mismo rojo del pelo de este chico: en este caso, una cábala con un acto discriminatorio.

El DT de San Lorenzo es un nuevo caso, como ya han existido otros, de camisas, corbatas, harinas, vírgenes, etc. El color negro de la tinta les queda bien a estas historias. Mientras que los análisis institucionales, los por qué complejos de éxitos y fracasos, los lineamientos futbolísticos trascendentales de este juego; parece que se escriben con tinta invisible. El entretenimiento no sólo se comió el contenido, ahora también se comió las formas. Ya no hay cómos serios, ya no hay por qués justificables.

Y ya que hablamos de medios-vergüenza-pelo, una última reflexión: ¿Puede un periodista interpelar de manera crítica a un entrevistado (de Azul), si el mismo promete cortarse el pelo en vivo en su programa, hecho que será levantado por el resto de los medios y que además marca la dominación que tiene ese canal? ¿Pueden hablar de objetividad periodistas partidarios que tienen en su cuenta de twitter de fondo una foto con el DT de turno? ¿Es ético que un DT pida a sus amigos periodistas que no cubran una marcha que se realiza en contra de una de sus más polémicas decisiones?

El fútbol argentino vive un momento muy malo. Desde lo institucional, es nefasto. Desde el nivel de juego, es desastroso. Desde lo periodístico, es cómplice. Si después de que un equipo se salve del descenso, el cuerpo técnico reconoce la labor de un chico al que tildan de mufa (para los rivales) por su color de pelo, y esa foto es tapa, estamos hablando de castaño cla-

Sin lugar a dudas el entretenimiento avanzó a pasos agigantados en cuanto al espacio que obtiene en los medios de comunicación. Sin embargo, las huellas que borraron de los medios eran las que llevaban al camino de una fiesta aún mejor. Del arco iris, poco y nada. Hoy el fútbol argentino está pintado de un blanco tan pálido, que parece enfermo. ¿Lo estará?.


Rock 'N Ball Nº2- Julio