Page 1


Había una vez una reina  que quería hacer un  banquete para su  cumpleaños. Ella llamó al  pronosticador para que le  dijera el día más indicado  para la fiesta.  El Pronosticador le dijo  que para que no pasara  nada malo, sería mejor  que la fiesta fuera un  jueves, que el día iba a  estar en condiciones.


Llegó el día de la fiesta, y la reina  dijo que quería que hubiese  mucha comida para que la gente  no pasara hambre. Todo el  mundo comía y comía hasta que  ya no podían comer más. La  fiesta fue todo un éxito, todos  reían y bailaban al son de la  música, se lo pasaron genial.  Al día siguiente sobró demasiada  comida y tuvieron que tirarlo  todo.

MORALEJA: No compres 

mucha comida para que no te  pase lo mismo que a la reina.


la reina y el banquete  
la reina y el banquete  
Advertisement