Page 1

♦BAEZA♦

UN RECORRIDO POR LA CIUDAD MEDIEVAL ROCÍO NAVARRETE MORENO


DISCURSO HISTÓRICO Baeza es una población situada en el centro de la provincia de Jaén, perteneciente a la comarca de La Loma y Las Villas, que cuenta con más de 16.000 habitantes, y con una altitud de 769 metros. Su condición estratégica y su carácter defensivo, le vienen por estar situada en el dorsal de los ríos Guadalimar y Guadalquivir; lo que la convierte en una ciudad que domina el valle. La muralla de Baeza representa la historia de este municipio, ya que muestra las culturas que se han ido asentando en el Cerro del Alcázar a lo largo de la historia, desde el periodo prehistórico (5.000-3.500 a.C. aproximadamente).


En el Cerro del Alcázar se han constatado restos de: - Cultura Ibérica (s.VI a.C.): presencia de un recinto amurallado y en su interior, cabañas con enterramientos. - Época Romana (denominada “Biatia o Vivatia”, dependiendo administrativamente de Cartago Nova y económicamente de Cástulo): se conservan restos de la muralla, la villae, viviendas y unas termas. - Época Visigoda (a partir del 550): existencia de un oppidum. - Época Musulmana (ocupada “Bayyasa” en la segunda década del siglo VIII): restos de viviendas y la propia fortificación. - Época Cristiana: conquistada Baeza por Fernando III entre 1226-1227. - Época Renacentista: existencia de áreas residenciales.


VISTA ÁEREA DEL CERRO DEL ALCÁZAR


PLANO DE LA ANTIGUA CIUDAD MEDIEVAL

Las murallas se refuerzan en el siglo XII, tras la reconquista de los almohades, incorporándose torres albarranas, barbacanas, puertas acodadas, etc.; llegando a ocupar 24 ha., de las cuáles, 6´9 ha. las ocupa el Cerro del Alcázar.


PROPUESTA Puesta en valor de la ciudad hispano musulmana situada en el casco antiguo de la ciudad, de su Alcázar que se encuentra en el cerro del Alcázar, del recinto amurallado que la rodeaba de doble muralla y de una serie de puertas que aún se conservan. Todo ello basándose en las principales señas de identidad del lugar: patrimonio arqueológico, patrimonio etnológico y patrimonio monumental.


PROPUESTA En primer lugar, y teniendo en cuenta la subvención con la que cuenta Baeza, habría que realizar la excavación de los restos de muralla y el Alcázar medieval que se encuentran en el Cerro del Alcázar. Así, se realizaría la musealización de este Cerro, acondicionando la accesibilidad al lugar, creando un Centro de Información y Acogida de visitantes, aparcamientos, una cafetería o restaurante, zonas de descanso como pueden ser merenderos y una tienda de souvenirs para que el visitante pueda adquirir algún objeto como recuerdo de la visita a esta ciudad. Por eso, la visita al yacimiento arqueológico deberá tener un coste de entre 6 y 8 €, para su futuro mantenimiento y rentabilidad de las inversiones.


PROPUESTA Por tanto, mi propuesta consiste en un itinerario por el originario recinto amurallado medieval de la ciudad de Baeza, a través de la incursión de una serie de paneles informativos en cada uno de los lugares visitables. En cada panel se incluirá el plano de la ciudad antigua, y el punto en el que el visitante se encuentra, y el siguiente al que debe ir para seguir esta especie de “ruta”. La visita en principio será libre, ya que los paneles serán muy explicativos y comprensibles, aunque todo el que lo desee podrá adquirir los servicios de un guía turístico, que tendrá un coste de unos 20 €, para grupos de 20 personas. Lo original es que el recorrido comienza en un espacio arqueológico como son los restos de las murallas y el Alcázar medieval, para adentrarse de lleno en el casco antiguo de la ciudad.


ITINERARIO


PROPUESTA La oferta va dirigida a cualquier tipo de público cultural que le interese la fusión entre arqueología, paisaje y arquitectura. La difusión del proyecto se hará a partir de sistemas de información y marketing, tales como una página web, conferencias, folletos, trípticos, etc. Además, se crearán actividades culturales y educativas complementarias, tales como representaciones teatrales medievales diurnas y nocturnas en el Cerro del Alcázar, o la reproducción por parte del público infantil y adulto, de cerámicas romanas y de otras épocas históricas.


PROPUESTA Al final de la visita, y durante los primeros 3 meses, se pasará una encuesta opcional a los visitantes, para saber el número de público que asiste, la satisfacción o no de la experiencia del viaje, la valoración de los visitantes, los mecanismos que deben mejorar, etc.


PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO En primer lugar habría que realizar una puesta en valor del inmenso yacimiento arqueológico que supone el territorio del Cerro del Alcázar, inserto en el área de la muralla medieval. Este Cerro se encuentra localizado en el extremo sudoriental del casco urbano de la ciudad. Con la excavación y posterior consolidación que se realice, se podrán estudiar todas las secuencias estratigráficas de este territorio, información que se dará al visitante a través de un Centro de Recepción, en el que se proyecte un audiovisual y se instalen una serie de paneles con fotografías del lugar. Esta excavación arqueológica es posible debido a que desde el siglo XVIII, este lugar no ha sido ocupado, y a que es una fuente de remuneración. Las primeras intervenciones en las murallas de Baeza se realizaron hacia 1989-1991, seguidas de otras campañas en 1997, 2001, 2005 y esta última de 2009; todos proyectos avalados por una fortísima financiación.


PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO


PATRIMONIO ETNOGRÁFICO La muralla medieval y el paraje en el que se encuentra, forman parte del paisaje urbano y natural de la ciudad. Es muy importante el valor paisajístico que presenta el Valle del Alto Guadalquivir en el que se inserta Sierra Mágina, que puede ser contemplado desde el Paseo de las Murallas, siendo su condición estratégica, el motivo fundamental del asentamiento de diversas culturas.


PATRIMONIO MONUMENTAL Mi intención es la de aprovechar el carácter patrimonial que tiene Baeza (declarada Patrimonio de la Humanidad junto a Úbeda, en el año 2003), y el numeroso turismo de esta ciudad, para que el visitante no sólo visite la Baeza Renacentista, sino que se adentre en una desconocida Baeza Medieval. Baeza conserva algunos restos arquitectónicos de la muralla árabe, en especial, de puertas y torreones, pese a que dicha muralla medieval sufrió una destrucción parcial, encargada por la Reina Isabel la Católica en 1477, con la intención de evitar enfrentamientos nobiliarios.


COMUNICACIÓN DE LA OFERTA TURÍSTICA LUGARES PATRIMONIALES ACCESIBLES


PUERTA DE JAéN Es uno de los accesos mejor defendido del recinto fortificado. En 1476 fue mandado demoler por orden de Isabel la Católica, junto con el Alcázar y el resto de puertas, por el enfrentamiento entre dos importantes familias nobiliarias: los Benavides y los Carvajales. Sobre las ruinas de esta puerta, el Corregidor mandó construir una nueva en conmemoración a la visita del Emperador Carlos V. Se trata de una puerta de sillería con un arco apuntado con dovelas sobre jambas. Está flanqueada con dos contrafuertes cilíndricos y coronada con almenas. La moldura incluye los escudos del Emperador, de Baeza y del Corregidor.


ARCO DE VILLALAR Erigido por el Concejo de Baeza en 1522 para conmemorar la victoria del ejército del Emperador Carlos V sobre los Comuneros, en la Batalla de Villalar de 1521. Es un arco apuntado de sillería, con dovelas sobre impostas y jambas, coronado por una cornisa y almenas. Junto a la Puerta de Jaén, su entorno es admirable, ya que se insertan en una de las Plazas más bellas de la ciudad, como es la Plaza del Pópulo.


ARCO DEL BARBUDO Formaba parte de la desaparecida Puerta de Baeza, uno de los accesos a la ciudad fortificada. Su nombre viene del paso por ella de Martín Yáñez de la Barbuda, en su ida a luchar contra los moros de Granada. El enfrentamiento entre las dos familias nobiliarias de la ciudad se produjo en este lugar, y fue el motivo del mandato de destrucción de Isabel la Católica. Este arco también ha sido restaurado en varias ocasiones. Es un arco de medio punto y de mampostería, con dovelas y estrechas jambas de sillería. Por este arco se accede a la Barbacana, que es el espacio defensivo que quedaba entre las dos murallas.


TORRE DE LOS ALIATARES Se trata de un torreón árabe del siglo XII, que formó parte del recinto amurallado de la ciudad, sirviendo como punto de control de la Barbacana y de la Puerta del Cañuelo. Su nombre viene porque la tribu árabe de los Aliatares la poseyeron. La destrucción ordenada por Isabel la Católica le afectaría, por eso se le han realizado reiteradas restauraciones: por ejemplo, las almenas en el siglo XX, y el añadido del reloj en el siglo XIX. Es una torre de sillería y de base cuadrada, con unos 25 metros de altura, cuatro saeteras y rematada por una cornisa y almenas.


PUERTA DE ÚBEDA y TORREÓN Es otro de los accesos al recinto amurallado. La torre albarrana que la protege se une a ella por un puente en la línea de fortificación, y por medio de ésta, con el “Torrico”. También fueron demolidas por Isabel la Católica, y reconstruidas posteriormente. El Torreón es de mampostería y macizo hasta el adarve de la muralla. En un frente se encuentra el escudo de los Reyes Católicos. Su interior alberga una sala cuadrada con bóveda de cañón apuntado.


PUERTA DE ÚBEDA De la puerta sólo se conserva uno de los tres arcos de medio punto que la configuraban. Junto a la puerta hay una hornacina de la Anunciación de la Virgen de estilo clasicista. A través de esta puerta se accede al entramado de calles y arquitectura doméstica características del casco antiguo de la ciudad.


BIBLIOGRAFÍA A.A.V.V. Guía de Úbeda y Baeza. Jaén: Universidad, 2000. AYALA CAÑADA, Pedro. Antología Histórico- Artística de la ciudad de Baeza. Jaén: Artes Gráficas Sociedad Provincial, imp. 1982. Ley 14/2007 de 26 de Noviembre de Patrimonio Histórico de Andalucía. RODRÍGUEZ MOLINA, José. Historia de Baeza: historia, literatura, arte. Granada: Universidad, 1985.

RUTA TURÍSTICA -BAEZA-  

Propuesta Musealización Baeza Medieval

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you