Page 1

BOLETÍN • 2012 •

1


SUMARIO

¡VIVA CRISTO REY, VIVA LA VIRGEN DE GUADALUPE!

Número 140 • Año XII • Noviembre 2012.

4

Canónigo Dr. Eduardo Chávez

DECRETO

12

EL SÍNODO DE LOS OBISPOS

15

Mons. Enrique Glennie Graue

“EL ACONTECIMIENTO GUADALUPANO... Mons. Salvador Diez de Sollano y O.

INVITACIÓN A TODOS LOS PEREGRINOS Y FIELES CATÓLICOS QUE VISITARÁN LA BASÍLICA EN EL AÑO 2013, AÑO DE LA FE. Pbro. Lic. Alberto Medel Ortega

APERTURA DEL “AÑO DE LA FE”, EN LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO Lic. Marcela Vallecillo Gómez

2 • BOLETÍN • 2012

5

8

21

MARÍA, MODELO DE EVANGELIZACIÓN... Canónigo Dr. Eduardo Chávez

EL PANTEÓN DEL TEPEYAC

Lic. Gabriela Treviño González

28


O

18

Cristo es el Rey del Universo Basílica de Guadalupe, México. Agradecemos a la CEM por las facilidades prestadas para tomar la fotografía tomada en la Capilla.

DIRECTORIO PRESIDENTE DEL BOLETÍN Cango. Mons. Enrique Glennie Graue

CRISTO ES EL REY DEL UNIVERSO

Pbro. Dr. Ricardo Valenzuela

25

SAN ANDRÉS, EL PRIMER APÓSTOL Lic. Carlos Iván Arcila Berzunza

BREVES

32

DIRECTOR Cango. Juan Castillo Hernández COORDINADORA GENERAL Lic. María Natividad Correa Beltrán JEFE DE FORMACIÓN Cango. Dr. Eduardo Chávez Sánchez EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO Cinthia Huelgas Moreno FOTOGRAFÍA

Departamento de Comunicación Social Basílica de Guadalupe DISEÑADOR Pbro. Omar Sotelo Aguilar Ricardo Vázquez Hernández

40

COLABORADORES

150 ANIVERSARIO DE LA CANONIZACIÓN DE SAN FELIPE DE JESÚS María de Guadalupe González P.

38

Cango. Dr. Eduardo Chávez Sánchez Cango. Lic. Juan Castillo Hernández Cango. Dr. Gustavo Watson Marrón Mons. Salvador Diez de Sollano y Ortega Pbro. Dr. Ricardo Valenzuela Pbro. Lic. Alberto Medel Ortega Pbro. Salvador González Morales Dra. Lidia Guerberof Hahn Dra. Ana Rita Valero Lic. Nydia M. Rodríguez Alatorre Lic. Marcela Vallecillo Gómez Lic. Carlos Iván Arcila Lic. Mercedes Aguilar Lara María de Guadalupe González Pacheco Arq. Oscar Jiménez Gerard Sr. Ricardo Galindo Melchor

FOTÓGRAFOS Lic. Marcela Vallecillo Cinthia Huelgas Moreno Elizabeth Moreno Trejo

34

SANTUARIO DE LA MEDALLA MILAGROSA

Cango. Lic. Juan Castillo Hernández

Boletín Guadalupano, es una revista de publicación mensual número 140, noviembre de 2012. Editor Responsable: Lic. Marintay Correa de De la Mora. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor 04-2004-102812475400-106. Número de Certificado de Licitud de Título: 12972. Número de Certificado de Licitud de Contenido: 10545 Domicilio de la Publicación: Basílica de Guadalupe, Plaza de las Américas No. 1 Colonia Villa de Guadalupe, Delegación Gustavo A. Madero, C.P. 07050 México, D. F. Imprenta: Litográfica FCA S.A. de C.V. Calle ciruelo N. 4 Col. El Paraje Tultitlán Edo. De Mex. C.P 54900, Tel: 53535270, Distribuidor: Basílica de Guadalupe, Plaza de las Américas No. 1 Colonia Villa de Guadalupe, delegación Gustavo A. Madero, C.P. 07050 México, D. F. Teléfono 55 77 60 22 web www.virgendeguadalupe.org.mx correo electrónico: boletín@basilicadeguadalupe.mx.

BOLETÍN • 2012 •

3


EDITORIAL

¡VIVA CRISTO REY, VIVA LA VIRGEN DE GUADALUPE!

C

Canónigo Dr. Eduardo Chávez

risto, Rey del Universo, la gran fiesta que en México, como en ninguna otra parte, se vivió hasta lo más profundo de la existencia. Tantos seres humanos, mártires reconocidos y venerados en los altares, así como tantos otros que fueron mártires anónimos que siempre estarán en los altares de tantos corazones, pues la fe, el valor y el amor son los elementos que perdurarán en medio de su pueblo, de su familia y de sus hermanos. Los seguidores a Cristo Rey, a quienes llamaban “cristeros”, mantenían una lucha a favor del reconocimiento del derecho que todo ser humano tiene de ser libre de tener un vínculo con lo divino, la libertad tan anhelada de adorar a Dios y venerar a todo aquel que guíe al “verdaderísimo Dios por quien se vive”, como dice Santa María de Guadalupe, la libertad de tener y manifestar y celebrar su fe. De esta manera, los mártires mexicanos fueron modelo y testigos de la fe; seguidores de Cristo Rey y de Santa María de Guadalupe, Reina del Universo.

Seres humanos que vivieron su fe con profundidad y responsabilidad en la forma y manera que el momento lo requería. Así es que la celebración de Cristo Rey es celebrar la fiesta de nuestra fe plena y total en Jesús como Señor de la Historia, Señor de la creación entera, Señor de la Vida, Señor de la paz y del amor; y Santa María de Guadalupe, mujer de fe, mujer valiente que le ha dicho un “sí” permanente al Señor. Su “fiat”, su fe, sigue siendo impulso y motivación para que todos sus hijos nos dejemos guiar por su ternura y cariño para llegar a la plenitud de su Hijo Amado, para tener un encuentro verdadero con el Rey de reyes, con el Rey de nuestros corazones.

se unió a toda la Iglesia Universal. Un mártir lleno de amor por la vida, que Dios se la concedió en plenitud. En este Santuario, “casita sagrada”, de Santa María de Guadalupe, cuyo centro es el Señor, por el cual vivimos, tenemos que continuar este mismo camino de fe, y de una manera especial en la celebración de la Eucaristía, en los demás sacramentos que se celebran en esta “Tierra Santa”, que nos llevan a ser un mejor ser humano, un mejor hermano, un mejor ciudadano, un mejor hijo de Dios, con la cruz de cada día.

Que este Año de la Fe, que el Papa Benedicto XVI, bajo la inspiración Además, teniendo también la in- del Espíritu Santo, nos unan más tercesión del primer santo mexica- como su única familia de Dios, cino, San Felipe de Jesús, por quien vilización del Amor. conmemoramos sus 150 años de su canonización. Recordemos que él murió mártir, un hombre de profunda fe, que la manifestó al ser solidario con sus hermanos de comunidad, y que con su martirio

“Así es que la celebración de Cristo Rey es celebrar la fiesta de nuestra fe plena y total en Jesús como Señor de la Historia, Señor de la creación entera, Señor de la Vida, Señor de la paz y del amor; y Santa María de Guadalupe, mujer de fe, mujer valiente que le ha dicho un “sí” permanente al Señor.”

4 • BOLETÍN • 2012


ESPECIAL

INVITACIÓN A TODOS LOS PEREGRINOS Y FIELES CATÓLICOS QUE VISITARÁN LA BASÍLICA EN EL AÑO 2013, AÑO DE LA FE. Pbro. Lic. Alberto Medel Ortega

D

esde el 11 de octubre de 2012 al 24 de noviembre de 2013, en toda la Iglesia se celebrará un “Año de la Fe”. El Papa Benedicto XVI ha convocado y promulgado este Año como una oportunidad

para profundizar en nuestra fe católica, para que, conociéndola la valoremos, la amemos y la anunciemos a todos los seres humanos y para que nuestra vida se vaya conformando más con el Evangelio del Señor Jesús.

La Basílica de Guadalupe, consciente de su papel en el crecimiento, profundización y motivación de la fe en México, precisamente por la presencia de Santa María de Guadalupe, quiere colaborar activamente en BOLETÍN • 2012 •

5


cen una “Solemne y pública Profesión de Fe” y celebren la Eucaristía, precisamente en este lugar donde la fe de nuestro pueblo se nutre y renueva por la presencia de Santa María de Guadalupe que Es por eso que queremos invitar- constantemente nos da a su Hijo les a que, en la peregrinación o Jesucristo. celebración que ustedes realicen en el año 2013 a este Santuario, En todas las Misas que se realicen le den un enfoque desde el Año durante este año en la Basílica se de la Fe. Este enfoque consistirá va a recitar o a cantar el Credo, en que la motivación que den a tratando de hacer conscientes a sus peregrinaciones o celebracio- los fieles de lo que están haciennes especiales a este Santuario, do y diciendo. Sin duda que esto tenga como fin venir a la Basílica servirá para todos en una doble de Guadalupe y ante la prodigiosa perspectiva, por un lado, si alimagen de Nuestra Señora, reali- guien no está consciente de su los procesos de fe de los peregrinos y de todos los fieles católicos y en todas las iniciativas que con motivo del Año de la Fe se realicen en la Iglesia.

“Desde el 11 de octubre de 2012 al 24 de noviembre de 2013, en toda la Iglesia se celebrará un “Año de la Fe.” 6 • BOLETÍN • 2012


fe, esta es la oportunidad para iniciar el camino, y quienes ya llevan un proceso de fe puedan profundizar más y comprometerse con más conciencia en la Evangelización.

1 Estar en gracia de Dios (y si no se está, entonces realizar la Confesión Sacramental). 2 Comulgar.

3 Rezar un Padre Nuestro, un Su Eminencia, el Sr. Carde- Ave María y un Gloria por las nal Norberto Rivera Carrera, intenciones de S.S. el Papa BeArzobispo de México, ha de- nedicto XVI. cidido conceder el don de la Indulgencia Plenaria a todos 4 Hacer una obra de caridad o los que, con las debidas con- de ayuda al prójimo. diciones, profesen y celebren solemnemente su fe con ocasión de su visita a la Basílica de Guadalupe. Las debidas condiciones son: “Venir a la Basílica de Guadalupe y ante la prodigiosa imagen de Nuestra Señora, realicen una “Solemne y pública Profesión de Fe” y celebren la Eucaristía.” BOLETÍN • 2012 •

7


ESPECIAL

APERTURA DEL “AÑO DE LA FE”, EN LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO Lic. Marcela Vallecillo Gómez

L

a Basílica de Guadalupe fue el escenario para la apertura del AÑO DE LA FE, en la Arquidiócesis de México. Aquí se reunieron decenas de sacerdotes y cientos de fieles, presididos por el Arzobispo Primado de México, para proclamar y celebrar la fe. 8 • BOLETÍN • 2012

El 12 de octubre fue un día singular y gozoso aquí en el Tepeyac. “Celebramos con gran alegría el 520° aniversario del inicio de la Evangelización de América, el 117° aniversario de la Coronación Pontificia de Nuestra Señora de Guadalupe, el 36° aniversario de la consagración de esta nueva Basílica

y el 36° aniversario del traslado de la Sagrada Imagen de Santa María de Guadalupe a este recinto”, dijo el Arzobispo. La celebración comenzó con la procesión de sacerdotes que partió de la Antigua ermita, construida por Fray Juan de Zumárraga para


la Reina de México; atravesaron el atrio, ingresaron por la nave central hasta el Altar Mayor del Santuario. Para entonces, en el templo ya les esperaban los fieles venidos de diferentes puntos de la ciudad para participar de esta solemne celebración que se hizo eco de la celebración realizada en el Vaticano un día antes para abrir el AÑO DE LA FE que concluirá en 2013, en la fiesta de Cristo Rey. El AÑO DE LA FE ha sido convocado por el Papa S.S. Benedicto XVI en conmemoración del 50º aniversario del Concilio Vaticano II --el cual abrió el diálogo de la Iglesia con la modernidad--, y por el 20º aniversario del Catecismo de la Iglesia Católica, emitido por el Beato Juan Pablo II. En este año “se nos ofrecen gracias especiales para que nosotros confirmemos nuestra fe en ese Dios único y verdadero, una fe que tiene que traducirse en obras de caridad, obras de solidaridad en nuestra comunidad y sociedad, obras que dignifiquen al ser humano, obras que luchen por la justicia y la paz, obras verdaderas en las que se proteja la vida y la dignidad de este ser humano desde su concepción, obras que se manifiesten con la vida misma participando activamente en la nueva evangelización que tanto necesita la humanidad hoy”, destacó el Arzobispo. La celebración lució magnífica con la introducción de piezas musicales inéditas. El Credo, la proclamación de la fe, se realizó de manera solemne cantada. Los indígenas presen-

“Una fe que tiene que traducirse en obras de caridad.” BOLETÍN • 2012 •

9


expresiones excelsas de reconocimiento que a lo largo de la historia le han dedicado a la Virgen del Tepeyac los distintos pontífices. “Santa María de Guadalupe es esa Estrella de la primera y de la nueva evangelización que nos guía al Salvador; Ella es la mujer de fe, la mujer del “fiat” permanente ante la voluntad de su Creador, por ello es coronada como Reina del Univer-

taron en ofrenda, las tradicionales canastas de rosas que simbolizan las que entregó Santa María de Guadalupe a San Juan Diego. Por eso se llama Misa de las Rosas.

“Vamos a coronar a nuestra Reina del cielo y del alma, Santa María de Guadalupe, en el perdón y la misericordia”. 10 • BOLETÍN • 2012

En México el Evangelio se sembró con raíces muy profundas gracias a la gran labor de misioneros comprometidos con su fe, destacó el Sr. Cardenal, y mencionó a los tres primeros franciscanos, luego los 12 encabezados por Martín de Valencia, así como a fray Pedro de Gante, fray Bernardino de Sahagún, fray Toribio de Benavente, llamado Motolinia, el mismo fray Juan de Zumárraga, primer obispo y arzobispo de México, y tantos otros que “Defendieron con su propia sangre a los indígenas y también fueron elegidos por nuestra amada Santa María de Guadalupe para catequizar, formar y llevar a los naturales de estas tierras a formar parte de la Iglesia Católica”. El sucesor de Fray Juan de Zumárraga, recordó el papel de la Madre de Dios quien conduce a nuestro pueblo a su Hijo amado, y las


so y hoy celebramos el 117 aniver- la justicia, del perdón y del amor”. sario de esta Coronación Pontificia Finalmente invitó a los participan(…)”, puntualizó. tes en la celebración, a coronar a nuestra Reina, palpitando con el A este respecto señaló que la máxi- corazón del más necesitado y desma coronación de la Reina del preciado a los ojos del mundo, Universo es realizar la voluntad de pero no a los ojos de Dios. “Vamos Dios, como personas llenas de fe, y a coronar a nuestra Reina del cielo participar en la nueva evangeliza- y del alma, Santa María de Guadación. “Es la corona de la misericor- lupe, en el perdón y la misericordia, de la honestidad, de la paz, de dia y ser parte protagonista en la

construcción de la civilización del amor, de la vida y de la fe”, dijo. Después el Arzobispo bendijo las rosas que fueron distribuidas por los Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis de México y el Sr. Cardenal, entre los fieles y los sacerdotes, quienes en su mayoría consideran el signo como un regalo de Santa María de Guadalupe que alienta permanentemente nuestra fe.

BOLETÍN • 2012 •

11


ESPECIAL

12 • BOLETÍN • 2012


BOLETÍN • 2012 •

13


14 • BOLETÍN • 2012


ESPECIAL

EL SÍNODO DE LOS OBISPOS Mons. Enrique Glennie Graue

BOLETÍN • 2012 •

15


E “Se trata de transmitir, en medio de un mundo secularizado y alejado de Dios, el Evangelio de Jesucristo a las nuevas generaciones”. 16 • BOLETÍN • 2012

l Papa Benedicto XVI ha convocado a representantes de los obispos de todo el mundo a reunirse con él en Roma para reflexionar sobre ‘La Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana’. Esto es lo que se llama el Sínodo de los Obispos. Este Sínodo se realiza en el contexto del 50º aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II y el 20º de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica y coincide con el comienzo del Año de la fe, decretado por Benedicto XVI. El Sínodo comenzó el domingo 7 de octubre con una Misa presidida por el Santo Padre, en la que declaró doctores de la Iglesia a San Juan de Ávila y a Santa Hildegarda de Bingen y terminará –también con una Eucaristía- el domingo 28 de octubre. Los representantes del episcopado del

mundo entero han comenzado sus reflexiones en el aula sinodal, con la presencia -la mayor parte de las veces- de Su Santidad. El tema elegido por el Papa es de gran importancia y significa uno de los mayores retos de la Iglesia en el contexto actual; se trata de transmitir, en medio de un mundo secularizado y alejado de Dios, el Evangelio de Jesucristo a las nuevas generaciones. El jueves 11 de octubre, justo el día que se cumplieron los 50 años de la inauguración del Concilio, el Papa presidió la Eucaristía en la Plaza de San Pedro, con la cual inauguró el año de la fe, que habrá de terminar en todo el mundo el domingo 24 de noviembre de 2013. Esa noche nos reunimos en la Plaza de San Pedro miles de personas con velas encendi-


das, recordando un acontecimiento similar que sucedió el día que comenzó el Concilio. El Papa recordó su experiencia: “Hace 50 años, en este día, también yo estaba aquí en la plaza, viendo hacia esta ventana donde se asomó el buen papa, el Beato Juan (XXIII) y nos habló con palabras inolvidables, palabras llenas de poesía, de bondad, palabras del corazón”. En esta nueva ocasión Benedicto XVI nos invitó a pensar que la fragilidad humana está presente en la Iglesia, fruto del pecado, pero que gozamos de la presencia del Señor, de su bondad y de su fuerza. En los trabajos del Sínodo, que se realizan por la mañana y por la tarde todos los días de la semana –menos el domingo- nos encontramos reunidas 370 personas, entre cardenales, obispos, sacerdotes y laicos. Los Padres Sinodales, que son los Obispos, vienen de todos los países del mundo; los demás (sa-

cerdotes y laicos) hemos sido invitados por el Papa, pero no de todos los países. Participan también en el Sínodo algunos representantes de otras iglesias no católicas. Han sido significativas la intervención del Arzobispo de Canterbury Dr. Rowan Douglas Williams, Primado de Inglaterra y de la Comunión Anglicana y la participación en la Misa de apertura del Año de la Fe del Patriarca Ecuménico de Constantinopla Bartolomeo I. El viernes 12 el Santo Padre ofreció una comida a todos los participantes del Sínodo, con la presencia del Patriarca de Constantinopla y del Primado Anglicano, así como cardenales y obispos que participaron en el Concilio Vaticano II y que todavía viven. El saludo al Papa estuvo a cargo del Sr. Cardenal Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Presidente delegado del Sínodo.

El domingo 14 tuvimos una reunión de todos los participantes de América Latina en el Colegio Mexicano en la que analizamos los puntos más relevantes del Sínodo, celebramos la Eucaristía y tuvimos un comida fraterna con los integrantes del Colegio. Los temas desarrollados en el Sínodo son muy variados, pero sobresale una pregunta: ¿Cómo anunciar hoy a Jesucristo, sobre todo cuando muchos cristianos han perdido su identidad cristiana? Se constata en todo el mundo una especie de ‘cristianofobia’. El individualismo, los fundamentalismos, el estar en contra de la vida parecen ser la actitudes comunes en contra de la Iglesia. Se tiene la conciencia en el Sínodo que los cristianos tenemos que luchar contra todo esto y anunciar la novedad que viene de Cristo, a partir de una conversión personal que significa el encuentro con Cristo y dar un testimonio creíble para transmitir la fe a los demás. Constatamos que América es un continente mariano de modo único, especialmente por la presencia y la acción de la Virgen de Guadalupe. Dios regaló a América Latina a Santa María de Guadalupe. El Sínodo se ha desarrollado, hasta este momento, durante una semana. Faltan otras dos en las que, sin duda, saldrán muchas cosas nuevas, inspiradas por el Espíritu Santo para bien de la Iglesia y el mundo. La experiencia es maravillosa, porque se palpa la grandeza y universalidad de nuestra Iglesia Católica. BOLETÍN • 2012 •

17


FORMACIÓN Y ESPIRITUALIDAD

CRISTO ES EL REY DEL UNIVERSO Pbro. Dr. Ricardo Valenzuela

E

Antecedentes n el domingo dedicado a Cristo, Rey del Universo, la Iglesia celebra una de sus fiestas más importantes del calendario litúrgico, ya que conmemoramos que su Reino es el Reino de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y la paz (cf. Sal 72). Dicha fiesta nace de la preocupación de la Iglesia por reinstaurar este reinado, por esta razón y para celebrar los XVI siglos del primer Concilio Ecuménico celebrado en Nicea, el Papa Pío XI en su Carta Encíclica “Quas primas” el 11 de diciembre de 1925 establece en el número 5: “Habiendo, pues, concurrido en este Año Santo tan oportunas circunstancias para realzar el reinado de Jesucristo, nos parece que cumpliremos un acto muy conforme a nuestro deber apostólico si, atendiendo a las súplicas elevadas a Nos, individualmente y en común, por muchos cardenales, obispos y fieles católicos, ponemos digno fin a este Año Jubilar introduciendo en la sagrada liturgia una festividad especialmente dedicada a Nuestro Señor Jesucristo Rey. Y ello de tal modo nos complace, que deseamos, venerables hermanos, deciros algo acerca del asunto. A vosotros toca acomodar después a la inteligencia del pueblo cuanto os vamos a decir sobre el culto de Cristo Rey; de esta suerte, la 18 • BOLETÍN • 2012

solemnidad nuevamente instituida producirá en adelante, y ya desde el primer momento, los más variados frutos”.

que el reinado de Cristo, al no ser de este mundo (Jn 18, 36: ἡ βασιλεία ἡ ἐμὴ οὐκ ἔστιν ἐκ τοῦ κόσμου τούτου·) no se le puede equiparar ni con los esquemas, ni con las pretenCiertamente, al recorrer en el tiempo siones, ni con los propósitos de los los diversos momentos por los que ha que en este mundo reinan; esto nos pasado la Iglesia, nos percatamos de lleva a descubrir que la grandeza del


reino de Cristo estriba en el hecho de que supera los propios límites del mundo colocándonos en una esfera superior, sobrenatural, espiritual. Sólo bajo esta perspectiva será posible entender y vivir la verdad, la vida, la santidad, la justicia y el amor. Consideraciones Litúrgicas La celebración del misterio a lo largo de la historia nos permite observar una trayectoria de reconocimiento de la Majestad de Cristo que subyace en los textos litúrgicos y por ende, en la oración de la Iglesia, por ello el Papa Pío XI en su Encíclica nos dirá en el n. 10: “Y así como en la antigua salmodia y en los antiguos Sacramentarios usó de estos títulos honoríficos que con maravillosa variedad de palabra expresan el mismo concepto, así también los emplea actualmente en los diarios actos de oración y culto a la Divina Majestad y en el Santo Sacrificio de la Misa. En esta perpetua alabanza a Cristo Rey descúbrese fácilmente la armonía tan hermosa entre nuestro rito y el rito oriental, de modo que se ha manifestado también en este caso que la ley de la oración constituye la ley de la creencia”.

las verdades sobre la fe que, con el tiempo, se van incorporando a las definiciones o expresiones por las cuales manifestamos lo fundamental de nuestra fe.

cruz, consumara el misterio de la redención humana, y, sometiendo a su poder la creación entera, entregara a tu majestad infinita un reino eterno y universal: el reino de la verdad y la vida, el reino de la El prefacio que forma parte del santidad y la gracia, el reino de la formulario de la celebración de justicia, el amor y la paz”. Es maravilloso contemplar el he- Cristo Rey, es una pieza extraorcho de que la Iglesia, a lo largo de dinaria en la que se condensan las Como decía anteriormente, el reisu historia, ha ido atesorando en verdades que cantamos de Cristo nado del Señor Jesús entraña una la celebración cotidiana del mis- y las consideraciones que explican novedad completa, ya que desde el terio, una serie de reflexiones que su Reino: “Porque consagraste Sa- sacerdocio de Cristo y su sacrificio robustecen desde la “lex orandi” (la cerdote eterno y Rey del Universo redentor se ponen las bases para ley de la oración) las verdades de a tu Hijo, nuestro Señor Jesucris- mostrar al mundo que el altar de fe expresadas en la “lex credendi” to, ungiéndolo con óleo de alegría la cruz es un trono que modifica (la ley de la fe). En otras palabras, (Heb 1, 9) para que ofreciéndose profundamente la concepción de mientras la Iglesia ora incesante- a sí mismo como víctima perfec- su Reino, donde verdad, vida, sanmente desarrolla y hace madurar ta y pacificadora en el altar de la tidad, gracia, justicia, amor y paz, BOLETÍN • 2012 •

19


identifican su modo de gobierno, ya que se presenta como un “Rey en Jesús, coronado de espinas y entronizado en una cruz, como nuestro líder sin ejército ni poder” (Oración Colecta). La Iglesia le pide al Padre que nos conceda vivir este Reino en el amor: “con y como él, haz que elijamos el amor como nuestro único poder, y el servicio humilde como nuestra única gran-

deza” y “sea éste el modo cómo meternos generosamente a conssu reinado crezca entre nosotros” truir una ciudad y un reino que sean (Oración Colecta). humanos, pacíficos, justos y fraternales, como una ofrenda que te La manifestación del Reino de sea agradable a ti”. Evidentemente Cristo entre nosotros, queda bien esta tarea implica la vivencia absoexpresada en la Oración sobre las luta del reino y sus consecuencias, Ofrendas que traduce en accio- por esta razón necesitamos fuerzas nes concretas dicha manifestación “para llevar a cabo la misión que se cuando pide: “sostén nuestra espe- nos ha encomendado de establecer ranza y danos la gracia de compro- definitivamente su reino” (Oración después de la Comunión), de modo que la Eucaristía es el pan de vida que nos sustenta y la copa de nuestra alegría y esperanza. Consideraciones Espirituales Es claro que las fórmulas litúrgicas no se pueden reducir a su mera lectura dentro de la celebración. Entrañan en sí los efectos del misterio celebrado y actualizado, por esta razón, la vida espiritual del cristiano que participa activamente en la fiesta de Cristo Rey del Universo, se nutre y acrecienta por los méritos del Señor Jesús. Podríamos decir que el programa de vida para cada uno de nosotros, en el marco de esta y todas las celebraciones eucarísticas se condensa en la Oración después de la Comunión cuando dice: “Ayúdanos a dar a cada persona lo que le es debido con respeto, dignidad y justicia. Transfórmanos en constructores de paz y haz que nuestro amor sea generoso y humilde al servicio de todos, para que Jesucristo sea nuestro Rey y Señor, ahora y por los siglos de los siglos”. Pidamos al Señor que “Venga a nosotros su Reino”.

20 • BOLETÍN • 2012


FORMACIÓN Y ESPIRITUALIDAD

“EL ACONTECIMIENTO GUADALUPANO COMO TEOFANÍA MÍSTICA DE DIOS TRINIDAD SANTÍSIMA” Mons. Salvador Diez de Sollano y Ortega

E

n la contemplación mística del Ayate Guadalupano podemos descubrir el don para nuestro Pueblo de una Teofanía de Dios, Trinidad Santísima. A través de todos los símbolos que hay en el Ayate Guadalupano Dios dejó para nosotros la huella de su presencia, de su actuar trinitario

a través de Santa María de Guadalupe. Nuestra Fe está en Dios y María de Guadalupe es Mediadora de ese don de la Fe en El. En María está el centro de esa Fe en el Dios Trinidad, que no puede ser pensado sin Ella. Repitiendo palabras de la anterior meditación: “Ella pertenece irrenunciablemente a nuestra fe

en el Dios vivo, en el Dios que actúa en la Historia de la Salvación”. (J. RATZINGER, “Et incarnatus est de Spiritu Sancto ex María Virgine”. El Ayate es una manifestación divina en favor de nuestra Fe cristiana en “Dios Padre, todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra” (CIC BOLETÍN • 2012 •

21


198), Creador del universo entero que aparece simbólicamente en el cielos, las estrellas y constelaciones, en la tierra y en el mar (que visten a María), en la luna, en su “ángel” o mensajero portador que une cielo y tierra (“el águila que habla”, Cuauhtlatoatzin), en la luz, en los hombres (representados por los corazones en forma de rostros que están en la túnica de la Virgen, “naciendo del cielo y del agua”), y cuyo centro es Cristo en María embarazada. Toda esta Teofanía mística rodeada misteriosamente de nubes circundantes, como en la “Tienda del Encuentro” donde Dios hablaba con Moisés su amigo en favor de su Pueblo (Ex, 19,9; 20, 19-21). Dios Trinidad de Personas en un solo Ser Divino aparece en el Ayate como Luz. Preciosamente San Efrén de Nísibe (306?-373) la presenta simbólicamente como el Sol

22 • BOLETÍN • 2012

(el Padre) que envía su Luz (el Hijo eterno) y que comunica su Fuego o Calor (el Espíritu Santo). Tres Personas en el ser de un solo Dios Verdadero, en unidad divina perfecta. (Himno sobre la Trinidad, S.Brock, L’Oeil de lumière, pp. 334-337, Ed. Bellefontaine, Paris). El Sol del Padre brilla maravillosamente a espaldas de Santa María de Guadalupe, enviando en sus rayos a su Hijo, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, y concebido en seno de María por obra del Espíritu Santo, Señor y dador de Vida, Fuego del Amor Divino que procede del Padre y el Hijo. También San Gregorio Nacianceno (330-390) dice ser la Trinidad divina “Tres Luces que son una Luz”; y como afirma S. Juan Damasceno (650?750): “están unas en las otras en perijóresis o inhabitación, sin mezcla o confusión, no están separadas ni divididas en su ser divino” (De la fe

ortodoxa, 1,12). “¡Oh Trinidad, Luz bienaventurada y Unidad esencial” (LH, Himno de Vísperas). Preciosa imagen de la maravillosa Comunión de Amor trinitario sin mezcla o confusión de Personas divinas, a través del signo de la Luz, que se contempla de manera mística habitando en Santa María de Guadalupe. Es Ella hermosísimamente el centro de esta Teofanía “como zarza” ardiendo, sin consumirse, en Luz y Fuego divinos, en la que se manifiesta místicamente el “DIOS-QUE-ES”, en perfecta unidad. Allí Dios revela su nombre a Moisés. Aquí en el Tepeyac, el Dios compasivo que mira también como en Egipto los sufrimientos de sus hijos, revela por medio de Santa María, en lenguaje inculturado, cualidades de ese Nombre divino (cfr. N.M. n. NICAN MOPOHUA n.26) para que el Pueblo suyo sepa y pueda dirigirse con toda confianza a El:


“IN HUEL NELLI TEOTL DIOS, IN IPALNEMOHUANI”: el Verdaderísimo Dios por quien se vive” (José Luis Guerrero), “por quienes todos tienen vida o viven”. “que nadie lo creó o formó, sino que El solo por su autoridad y por su voluntad lo hace todo”. Autosubsistencia, que corrresponde a la doctrina cristiana-tomista respecto al Dios Creador Trascendente y Subsistente en sí. El Creador o “Dador de la Vida”. “IN TLOQUE IN NAHUAQUE”.: “el Dueño de la cercanía y de la inmediación” (J.L. Guerrero). “El Señor de lo cercano y de lo lejano”. Fray Alonso de Molina traduce como “cabe en quien está el ser de todas las cosas, conservándolas y sustentándolas”. Fray Juan Clavijero lo expresa como “Aquel que tiene todo en sí”; da a entender que

todo es posesión suya, todo es un efecto de su acción creadora. “el que está junto a todo y junto al cual está todo.” (Garibay) “Verdad” o “Fundamento de cuanto existe”. Para Miguel León Portilla se traduce también como “el dueño, el señor, de lo que está cerca y de lo que está alrededor”. “IN MOYOCOYANI”: “Señor que a sí mismo se piensa o se inventa”. Se entiende que nadie lo creó, que El solo se concibe a sí mismo y se inventa. “IN TEYOCOYANI”: “El Creador de las Personas” (J.L Guerrero). “TOTECUIYO IN ILHUICAHUA IN TLALTICPAQUE”: “Señor Dueño del cielo, de la tierra”. La Teofanía del Ayate es preciosamente una invitación implícita a reconocer y dar Gloria a Dios, al único Señor del cielo y de la tierra,

a amarlo con todo el corazón, con toda el alma y con toda la fuerza (cfr. CIC nn.201.202). “La Fe de todos los cristianos se funda en la Santísima Trinidad” (S. Cesareo de Arles) (cfr. CIC. 231). En el centro de todo este códice teofánico guadalupano está el actuar de Dios Trinidad en Santa María de Guadalupe, como Padre de María, como Jesucristo Hijo de María y como Espíritu Santo Esposo de María. Y “Nadie conoce al Hijo, ni al Padre le conoce nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar” (Mt 11,27)(cfr. CIC 240). Es Santa María de Guadalupe la mediadora, en el centro de nuestra confesión de Fe, que nos muestra y da al Hijo y que a su vez nos da al Espíritu Santo (“En mi casita yo les mostraré y daré a mi Hijo” (N.M. n.29). Puede contemplarse en el Ayate Guadalupano a

BOLETÍN • 2012 •

23


María como místico Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, al Dios Creador, Redentor y Santificador. La Virgen de Guadalupe no puede ser adecuadamente estudiada y comprendida teológica y espiritualmente al margen de la doctrina sobre la Trinidad, de la doctrina sobre la Encarnación y de la doctrina de

Fe de la Iglesia. Sólo se entiende fundamentalmente desde el Misterio trinitario; no podemos recibir al Hijo que Ella nos muestra y da sin recibir al Padre que le ha enviado en la carne y en el Espíritu, a través del cual Él viene. En Santa María de Guadalupe se da una comunión tal con la Santisima Trinidad, Dios Amor, que al contem-

plar su imagen en el Ayate, se puede aplicar plenamente a Ella y decir con Ella aquella contemplación: “Padre, Hijo y Espíritu Santo, Dios Trinidad Santísima: Tú estás en mí, yo estoy en Ti. Tú me amas a mí, yo te amo a Ti. Yo no tengo otra razón en mi Vida que ser amado por Ti y amarte a Ti y amar a los demás en Ti. Yo vivo en el Amor que eres Tú. Mis ojos en tus ojos, mi mente en tu mente, mi corazón en tu Corazón, mi amor en el tuyo, y así participar de la Luz de tu Santidad” (cfr. Contemplación de la Beata Isabel de la Trinidad, Obras completas, El Carmelo). No es una simple devoción piadosa. Mirando el Ayate en contemplación iluminada e iluminadora por la Fe y comprometida en la Caridad, se da nuestro encuentro y nuestra comunión con Dios, Santísima Trinidad, a través de Santa María de Guadalupe; teniendo en Ella la manifestación del Cielo y la participación de la Gloria de Dios. Como Ella, “desde ahora somos llamados a ser habitados por la Santísima Trinidad: “Si alguno me ama –dice el Señor- guardará mi Palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos nuestra morada en él” (Jn 14,23)” (CIC 260). El Ayate es una Teofanía Mística del Amor divino que nos invita a elevar nuestro canto de alabanza con María: “Celebra todo mi ser la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios en Dios mi Salvador, porque se fijó en la humilde condición de su esclava… En verdad el Todopoderoso hizo grandes cosas por mí. ¡Santo es su Nombre! Su misericordia llega a sus fieles de generación en generación…..” (Lc 1,46ss).

24 • BOLETÍN • 2012


FORMACIÓN Y ESPIRITUALIDAD

E

150 ANIVERSARIO DE LA CANONIZACIÓN DE SAN FELIPE DE JESÚS María de Guadalupe González Pacheco

l pasado 8 de junio la Iglesia Católica celebró los 150 años de la canonización —en 1862, por el Beato Papa Pío IX— del primer santo mexicano, San Felipe de Jesús, quien murió martirizado en Nagasaki, Japón, a los 23 años de edad, el 5 de febrero de 1597, junto con otros 25 cristianos. Este santo ha tenido una especial importancia para los mexicanos, por ser el primer santo mexicano y, por muchos años, el único canonizado de nuestra patria. Por lo mismo, la Ciudad de México y su Arzobispado lo nombraron su segundo patrono, después de la Virgen de Guadalupe. Cuando se cumplió el Primer Centenario de la Canonización de San Felipe de Jesús, en 1962, Don Francisco Orozco y Jiménez, quinto Arzobispo de Guadalajara, promovió, junto con el Obispo de Nagasaki, la construcción de una iglesia en el lugar del martirio que llevaría el nombre de San Felipe. Y el Episcopado Mexicano declaró solemnemente a San Felipe de Jesús como Celestial Patrono de la Juventud Mexicana, y en especial de la Acción Católica de Jóvenes Mexicanos, ACJM. Por otra parte, una infinidad de iglesias y templos en México están dedicados a este santo.

El día de la canonización —que aquél año coincidió con la Solemnidad de Pentecostés— sobre el frontispicio del Vaticano, junto al emblema del soberano Pontífice, lució el escudo mexicano y la imagen del Primer Santo Mexicano dentro de la Basílica de San Pedro, en Roma, ante la presencia de varios obispos, sacerdotes y fieles mexicanos. Más tarde, el Papa Juan Pablo II instituiría un nuevo Título Cardenalicio: el de Santa María de Guadalupe y San Felipe de Jesús, conferido al octavo Arzobispo de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo, que luego pasó al Cardenal Juan Sandoval Iñiguez, y con sede en la Basílica Parroquial

de la Virgen de Guadalupe, en la Vía Aurelia, de Roma. Algunos podrán pensar que con la canonización de los siguientes santos mexicanos, la figura de San Felipe de Jesús pasó a un segundo plano, quedando como uno más entre muchos. Pero en el fondo, de acuerdo a los planes de Dios no es así. Los dones que Él concede son sin arrepentimiento y si San Felipe de Jesús tuvo el privilegio de ser el primer santo y mártir mexicano reconocido como tal y de ser durante tanto tiempo el único, era ciertamente porque Dios quería que su figura resaltara de manera especial y resplandeciera como por toda la BOLETÍN • 2012 •

25


“¿Cuál será el mensaje que Dios nos quiso transmitir al dejar tanto tiempo a San Felipe de Jesús como único santo de México? ”

eternidad como un faro iluminador sobre los demás santos que vendrían a continuación. ¿Cuál será el mensaje que Dios nos quiso transmitir al dejar tanto tiempo a San Felipe de Jesús como único santo de México? Ante todo, quiso mostrarnos un joven inquieto, que por momentos se vio deslumbrado y atraído por los bienes de esta tierra y, al buscarlos, se buscó egoístamente a sí mismo, como nos sucede al resto de nosotros con mucha frecuencia. Sin embargo, al abrirse a la gracia de Dios, se abrió también a su voluntad y, quitándose del centro a sí mismo, puso en el centro a Dios, a quien dedicó ya toda su energía y toda su vida hasta el final. El recorrido en la fe de San Felipe de Jesús es también un ejemplo para nosotros en el sentido de

26 • BOLETÍN • 2012

permitirnos ver cómo, si nosotros damos simplemente nuestros pocos panes y peces, Jesús los multiplicará hasta el infinito, para bien de toda la humanidad. Porque San Felipe simplemente tomó la decisión de ser misionero, pero nunca llegó a tener la oportunidad de serlo en el sentido tradicional del término. Ni siquiera había tenido tiempo de aprender japonés. Él sólo tomó la determinación de quedarse en Japón. Y Dios, sin requerir de él que dijera una sola palabra, lo convirtió en un misionero que habló con una voz mucho más potente que la humana, con la voz del sacrificio de Jesús, al cual él unió su humilde sacrificio en el monte del Tateyama. Jesús tuvo la delicadeza con Felipe, de permitirle que su muerte se identificara en una multitud de detalles, con la que padeció Él mismo. Como Él, a Felipe no le quitaron la vida, él la


entregó generosamente por su propia voluntad, pues habría podido evitar el martirio; como Jesús, Felipe recorrió una larga vía dolorosa en la que sufrió burlas, escarnios y malos tratos; como Él, también murió en un monte, en una cruz; como Él su corazón fue atravesado por una lanza después de muerto Después de atravesarlo con las dos lanzas reglamentarias, lo traspasaron con una tercera para elevar su cuerpo y ajustar bien el sedil, que originalmente había quedado fuera de lugar, ya que se pretendía que el cuerpo permaneciera un tiempo prolongado en la cruz. De no tener sostén, podía acabarse deslizando a tierra, evitando así lo que se pretendía: que todos lo vieran ya corrupto y devorado por los cuervos. Pero esto no sucedió. Los cuerpos, rodeados por una valla que pretendía impedir la recolección de reliquias por parte de los cristianos, permanecieron incorruptos durante nueve meses. Y esto fue ocasión de grandes prodigios. Todos los viernes, a partir del 14 de marzo, se veía en medio de los mártires una columna de fuego, de donde se difundía una diversidad de centellas, a manera de estrellas resplandecientes de distintos colores, que todos los presentes podían ver y admirar, como confirmando lo que dijo el profeta Daniel: que quienes enseñaron el camino de la justicia lucen ya como el resplandor del firmamento. La enseñanza principal que Jesús, a través de su siervo Felipe, quiso transmitirnos, fue la del infinito valor de la cruz, de la cruz que es el eje de toda la historia de la humanidad. Y no fue casualidad que la cruz de Felipe, la número 13, estuviera situada pre-

cisamente al centro, como eje de todas las demás. No es tampoco casualidad que muchos de los santos mexicanos canonizados años más tarde, hayan seguido en la estela de Fray Felipe, recorriendo el camino de la cruz bajo la forma del martirio. ¿Por qué quiso Dios inundar a este sencillo joven con tantas y tan notables gracias? Precisamente por ser

pequeño, sencillo, humilde. Y para recordarnos que, sin necesidad de hacer cosas grandiosas y viviendo en la pequeñez, humildad y sencillez de nuestra vida, pero con una entrega total a la voluntad de Dios, poniéndolo a Él siempre como nuestro centro, buscando sólo sus intereses y abrazándonos de nuestra cruz, podemos llegar, como San Felipe, a una total unión con Dios, es decir, a la santidad.

BOLETÍN • 2012 •

27


FORMACIÓN Y ESPIRITUALIDAD

MARÍA, MODELO DE EVANGELIZACIÓN PERFECTAMENTE INCULTURADA Canónigo Dr. Eduardo Chávez

E

l Papa Juan Pablo II declaró: “Y América, que históricamente ha sido y es crisol de pueblos, ha reconocido «en el rostro mestizo de la Virgen del Tepeyac, [...] en Santa María de Guadalupe, [...] un gran ejemplo de evangelización perfectamente inculturada». Por eso, no sólo en el Centro y en el Sur, sino también en el Norte del Continen28 • BOLETÍN • 2012

te, la Virgen de Guadalupe es ve- ser humano, sin distinción, ya que nerada como Reina de toda Amé- desde la persona más sencilla hasta rica.”1 las altas jerarquías siguen transmitiendo este gozo. Y es verdad, Santa María de Guadalupe sabe descubrir las “semillas Dios tiene la iniciativa de encondel Verbo”2, desechar todo lo que trarse con el ser humano en condipudiera entorpecerlas y darles ple- ciones tan adversas y desesperantes, nitud en su Hijo Jesucristo; logra tan desgarradoras y desastrosas que ser una experiencia de identidad sólo su intervención podía resolver desde lo profundo del corazón del la situación y con una maravillosa


intervención por medio de lo más precioso para Él, su propia Madre. Por medio de la Siempre Virgen Santa María de Guadalupe, Dios se encuentra con el ser humano, se encarna en esta situación, pues Guadalupe lo porta en su Inmaculado Vientre, es una mujer en cinta y retoma lo bueno y profundo del espíritu indígena y en él, lo bueno y profundo del espíritu de todo ser humano, lo verdadero; lo que el Concilio Vaticano II llama: “las semillas de la Palabra”, y lo lleva todo a la plenitud, lo que sería una verdadera Pascua Florida, o como podría decirse en categorías indígenas una verdadera Pascua llena de flores y cantos. Por ello es claro lo que dice el Siervo de Dios Juan Pablo II, que el Acontecimiento Guadalupano es el modelo de

evangelización perfectamente inculturada. El cardenal Paul Poupard, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, lo plantea de una manera clara en el Sínodo de América: “Evangelizar una cultura no significa faltarle al respeto, sino, por el contrario, testimoniarle un respeto mayor llamándola, en nombre de Cristo, a su pleno desarrollo”.3 Y como dice también el gran pensador contemporáneo de origen chileno P. Joaquín Alliende Luco: “La inculturación ha sido siempre un proceso accidentado, y hasta con momentos de violencia y lucha. Un modelo de eximia inculturación fecunda es María de Guadalupe. La misión evangelizadora de los primeros parecía destinada al fracaso.

“Dios tiene la iniciativa de encontrarse con el ser humano en condiciones tan adversas y desesperantes, tan desgarradoras y desastrosas que sólo su intervención podía resolver la situación”. BOLETÍN • 2012 •

29


el corazón humano. En otras palabras, confirmamos nuevamente que en el Acontecimiento Guadalupano se observa claramente una evangelización inculturada, no sólo para los indígenas, que en México, aunque se hablaba de ellos en bloque, integraban diversidad de culturas, sino también para los españoles y, de alguna manera, en el pueblo mestizo que recién Con Santa María de Guadalupe nacía; Santa María de Guadalupe se inició una nueva creación desde una mestiza, signo de unidad, en

Después de las apariciones en el Tepeyac cambió la situación misionera radicalmente. Interminables procesiones de indígenas solicitaban el bautismo […] en pocos años, millones de indígenas pidieron a los misioneros españoles el bautismo cristiano. Guadalupe aparece como el acontecimiento tal vez más logrado de la historia de la Iglesia.”z4

30 • BOLETÍN • 2012


Ella, de todas las razas, discípula y misionera de Jesucristo para darlo a él a toda raza, pueblo y nación, o como diría Ella explícitamente: “a las más variadas estirpes”. 1

JUAN PABLO II, Ecclesia in America, No 11, p. 20. 2 Cfr. Decreto «Ad Gentes Divinitus» en el Concilio Vaticano II, Cap. 2, N° 11. 3 PAUL POUPARD, en Javier García González, LC, Historia del Sínodo de América, Ed. Nueva Evangelización, México 1999, p. 192. 4 JOAQUÍN ALLIENDE LUCO, Para que nuestra América viva, Ed. Nueva Patris, Chile 2007, p. 97.

“Evangelizar una cultura no significa faltarle al respeto, sino, por el contrario, testimoniarle un respeto mayor llamándola, en nombre de Cristo, a su pleno desarrollo”. BOLETÍN • 2012 •

31


CULTURA

SAN ANDRÉS, EL PRIMER APÓSTOL

H

Lic. Carlos Iván Arcila Berzunza

ermano de Simón Pedro y pescador como él, San Andrés fue el primer discípulo de Jesús, conforme a lo narrado por san Juan (1:3542), quien dijo que era seguidor de Juan el Bautista y un día al pasar Jesús cerca de ellos, Juan le dijo al joven pescador: “He ahí el Cordero de Dios”, por lo que lo siguió hasta donde habitaba y conversó un buen tiempo con Él, hasta confirmar el dicho del Bautista. Después de ello, Andrés le habló del Mesías a su hermano menor, con quien se unirían pronto a la misión de Jesús de Nazaret. Al término de la Pasión y muerte de Jesucristo, las escrituras y la tradición piadosa consignan que san Andrés de dedicó a evangelizar una parte del mundo, desde la región de Escitia (hoy Rusia) hasta Etiopía y Grecia, donde sufrió martirio en el puerto de Patras, gobernado entonces por el procónsul romano Egeas, a cuya esposa Maximila había curado de sus dolencias y quien exigiría al apóstol dejara de atentar, mediante su doctrina, contra la estabilidad del imperio romano. Al negarse a acatar la orden, Egeas mandó ejecutar a san Andrés, martirizándolo en una cruz en forma de X, pero sin clavar su cuerpo a

32 • BOLETÍN • 2012

la misma, por lo que su agonía se prolongó por tres días, tiempo durante el cual el santo continúo predicando y evangelizando a los que lo escuchaban. Con el paso del tiempo, debido a que la iglesia romana había convertido san Pedro en príncipe de los apóstoles y figura central del poder terrenal de la nueva religión, las iglesias cristianas orientales eli-

gieron a Andrés, como su modelo en la santidad y apóstol más representativo, por lo que hasta el día de hoy las comunidades ortodoxas que ahí se consolidaron lo tienen como patrono, tanto de Grecia como de Rusia. El Museo de la Basílica de Guadalupe atesora en su acervo una obra relacionada con el martirio de san Andrés, la cual recibió en el año


2010 como parte del legado que, por testamento, le confirió el XXI Abad de Guadalupe, Mons. Guillermo Schulemberg Prado. Se trata de un óleo sobre lienzo, anónimo, del siglo XVIII.

un látigo, mientras que en la izquierda sujeta con fuerza un mazo, herramientas de tormento con las cuales lastimaría al santo varón, para preparar su cuerpo hacia una larga agonía.

Como señala el principal investigador de la iconografía cristiana Louis Réau, “el atributo más popular de san Andrés es la cruz aspada de brazos oblicuos en forma de X, que los latinos llamaban crux decussata (de decem o decussis: diez, en números romanos, se expresa X), y que tomó el nombre de cruz de san Andrés”1 y en la obra que nos ocupa distinguimos dicho elemento a la derecha del espectador. En la escena aparecen doce personajes, de los cuales seis son casi sombras que observan la tortura de san Andrés, a quien descubrimos al centro, de rodillas, con las manos en oración y en actitud de beatífica aceptación ante su cercana inmolación, frente al instrumento de suplicio que se utilizaría para darle muerte, cubierto apenas por unos girones de lo que fue su túnica.

En el ángulo derecho percibimos a dos hombres que entierran los extremos de la cruz en X, con el fin de darle estabilidad y poder aguantar el peso del mártir cristiano, para lo que han utilizado pala y pico, utensilios que pueden observarse en el margen inferior. Al centro, al fondo, avistamos la figura del procónsul Egeas, montado a caballo y supervisando la ejecución del condenado.

El pasaje representado se inspira en fragmentos de un texto de la obra del fraile dominico del siglo XIII Santiago de la Vorágine, que dice: “...al divisar…la cruz en que iban a suspenderle… gritó, saludándola de esta manera: ¡Salve, oh Cruz gloriosa, santificada por el cuerpo de Cristo y adornada con sus miembros más ricamente que si hubiese sido decorada con piedras preciosas!...Dicho esto, se despojó de sus ropas y las regaló a los que iban a atormentarle…”2. Uno de los verdugos se sitúa a espaldas del apóstol y en la mano derecha lleva

El artista novohispano que concibió y realizó esta obra consiguió una buena composición, equilibrada, pues a pesar del terrible momento que representó logró suavizar el acontecimiento con el manejo de la luz, en especial por la forma cómo iluminó el cuerpo de san Andrés sobre el que un rayo diáfano y claro se posa iluminándolo, con lo que anuncia la consumación de su sacrificio y el final resplandeciente que le espera al entrar en la Gloria Eterna, al lado de su maestro y Dios. La iglesia católica celebra la fiesta de San Andrés Apóstol el día 30 de noviembre y es el mayor ejemplo de entrega plena a uno de los símbolos cristianos más relevantes: la cruz. La obra comentada será expuesta por vez primera a los visitantes del Museo de la Basílica de Guadalupe durante el mes de noviembre, para sumarse a la festividad en honor del primer apóstol de Jesús.

“La iglesia católica celebra la fiesta de San Andrés Apóstol el día 30 de noviembre y es el mayor ejemplo de entrega plena a uno de los símbolos cristianos más relevantes: la cruz.”. 1

Réau, Louis, Iconografía del arte cristiano. Iconografía de los santos. De la A a la F. Tomo 2, Vol. 3, Barcelona, Ediciones del Serbal, p. 89 2 Vorágine, Santiago de la, La leyenda dorada 1, Madrid, Alianza Editorial, 1996, p. 34.

BOLETÍN • 2012 •

33


CULTURA

EL PANTEÓN DEL TEPEYAC

LA ÚLTIMA MORADA DE GRANDES PERSONAJES DENTRO DEL RECINTO GUADALUPANO

C

omo es ya bien sabido, en México el 1 y 2 de noviembre son fechas en las cuales sentimos mucho más cercanas a las personas que de alguna manera se nos adelantaron en este gran viaje de la vida.

34 • BOLETÍN • 2012

Lic. Gabriela Treviño González El 1º de Noviembre Día de todos los Santos es un momento de reflexión, se conmemoran las vidas ejemplares y virtuosas de los Santos; y el 2 de Noviembre el Día de los Fieles Difuntos popularmente llamado el Día de Muertos, es la

oportunidad de orar por aquellos fieles que han acabado su vida terrenal y han comenzado el recorrido hacia la vida eterna. Cada familia recuerda y celebra a sus difuntos de distintas maneras,


algunas asisten a celebrar la Eucaristía, otras rezan el rosario y otras tantas visitan los panteones donde reposan los restos de sus familiares y amigos. Muchos de esos panteones son ahora ya muy famosos por su historia, estructura y personajes; tal es el caso del Panteón del Tepeyac que se encuentra dentro de la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe, justo en la cima del Cerrito, a un costado del Templo. Desde los primeros tiempos de la Colonia hasta entrado el siglo XIX, fue de gran importancia la edificación de los panteones, ya que eran recurrentes los brotes epidemiológicos; había ya nuevas enfermedades como la viruela y la peste que se tenían que combatir y pocas posibilidades de curarlas, aquejando varias veces a la población. Debido a la cantidad de decesos que había, era costumbre sepultar a los cadáveres en los cementerios de algunas iglesias o incluso en terrenos contiguos a los conventos y hospitales; como sucedió por ejemplo en 1779 con el hospital de San Andrés, dando lugar a que el Arzobispo de México, Don Alonso Núñez de Haro y Peralta, fundara en 1784 el primer panteón general llamado Santa Paula y donde descansaría por ejemplo, el Conde de Regla, Pedro Romero de Terreros, quien fundara el Monte de Piedad; ahí mismo, sería el lugar donde con gran fiesta fúnebre, el Gral. Antonio López de Santa Anna depositaría su pierna perdida en batalla con los franceses en 1838 y que

para su infortunio, debido a su mala fama, el pueblo la desenterraría para arrastrarla por las calles de la ciudad. Es hasta años después que surgen los 2 panteones más importantes de la zona Guadalupe-Hidalgo: el Panteón Nacional llamado también de Dolores y el Panteón del Tepeyac, que en 1910 funcionaban BOLETÍN • 2012 •

35


para el servicio público, con la idea de honrar permanentemente a los héroes, hombres y mujeres ilustres de nuestra historia.

Quintana y Ronda, Caballero de la Orden de Guadalupe, mismo que fundaría también la Primera Archicofradía del Corazón de María en México y quien reposaría en Fue especialmente en este mismo lugar. el Panteón del Tepeyac donde se depositaron Para finales del siglo XIX, el Panlos restos de inolvi- teón del Tepeyac gozaba de gran dables personajes con reputación, ya que debido a la cergrandes méritos. Des- canía con la imagen de Santa Made 1660 en la cima del ría de Guadalupe; la gente deseaba cerrito, en lo que hoy ser sepultada ahí, sin importar las es la plazoleta del Tem- tarifas que oscilaban entre los 50 plo del Tepeyac, existía y 250 pesos, siendo éstas las más un camposanto, como altas de la época. especie de fosa común, en la que se sepultaba Algunas de las tumbas que podea todas las personas mos ver son sorprendentes, como sin un orden y sin la del General Don Antonio López registro. Éste recibió de Santa Anna, hoy en día una de el título de Panteón, las más visitadas en el Panteón del gracias al Canónigo Tepeyac. Recordemos que el GeDon Juan Ma. García neral Santa Anna fue un militar y

36 • BOLETÍN • 2012


ración de minas y llegaría a ser uno de los hombres más ricos del país, teniendo así una de las tumbas más suntuosas; elaborada por el famoso artista Adolfo Octavio Ponzanelli, discípulo del más grande escultor del romanticismo Auguste Rodin. Así como a estos memorables personajes, podremos encontrar muchos otros, como José María Velasco, Xavier Villaurrutia, Emilio Dondé, Filomeno Mata, etcétera. Ya sean políticos, pintores, poetas o ingenieros, al caminar en el panteón siempre re-descubriremos Al pasar por las tumbas hallaremos nuestra historia con un toque de también a Gabriel Mancera, polí- intriga, miedo y misticismo por el tico y filántropo mexicano que de- aire que se respira entre las tumbas dicaría parte de su vida a la explo- del Tepeyac.

político jalapeño, que se convertiría en Presidente de México, y que debe su fama a la reinstauración de la Orden de Guadalupe y más aun por el Tratado Guadalupe-Hidalgo; en el que cede parte del territorio mexicano a Estados Unidos por la desastrosa situación económica que se había provocado durante su gobierno y que sería firmado el 2 de febrero de 1848 en la Colegiata de Guadalupe, hoy llamado Templo Expiatorio de Cristo Rey, recordado por todos como Antigua Basílica.

“Fue especialmente en el Panteón del Tepeyac donde se depositaron los restos de inolvidables personajes con grandes méritos”. BOLETÍN • 2012 •

37


CULTURA

SANTUARIO DE LA MEDALLA MILAGROSA Cango. Lic. Juan Castillo Hernández

Este globo que has visto es el mundo entero donde viven mis hijos. Estos rayos luminosos son las gracias y bendiciones que yo expando sobre todos aquellos que me invocan como Madre. Me siento tan contenta al poder ayudar a los hijos que me imploran protección. ¡Pero hay tantos que no me invocan jamás! Y muchos de estos rayos preciosos quedan perdidos, porque pocas veces me rezan”. Así habló la Santísima Virgen a una novicia de las Hijas de la Caridad, llamada Catalina Labouré, el 27 de noviembre de 1830. Era la segunda

38 • BOLETÍN • 2012

visión que la religiosa tenía, pues ya se le había aparecido meses antes, el 18 de junio, para encomendarle una misión y para anunciar varias calamidades que vendrían sobre Francia y el mundo. Cuenta Catalina que en la noche, alrededor de las once, oyó una voz infantil que le llamaba, ella salió y vio a un niño pequeño que la invitaba a ir a la capilla, al llegar vio todo iluminado, como cuando hay una misa solemne y esperó un momento, después de la espera oyó un ruido como de un vestido de seda que se acercaba y el pequeño le anunció la venida de la Virgen. Vio a la Santa Madre

de Dios que se sentaba en la silla que utilizaba el predicador para dar ejercicios espirituales y charlas a las hermanas. Aún temerosa se acercó a ella y escuchó su dulce voz que la invitaba a realizar una gran obra y se afligía por los sufrimientos que venían sobra esa nación, sobre todo el derramamiento de sangre inocente y la muerte de un obispo; profecías que se fueron realizando tal como lo anunció. La segunda aparición ocurrió cuando Catalina estaba orando, escuchó nuevamente el roce como de seda y al levantar la mirada contempló


sús y de María, alrededor 12 estrellas, que representan a los apóstoles que siguieron a Jesús y propagaron la Iglesia.

a la hermosa Señora, vestida con un hermoso atuendo color blanco resplandeciente, con un amplio velo azul, iluminada como el sol. Estaba de pie sobre un globo y pisaba la serpiente, en sus manos sostenía otra esfera rematada por una cruz que representaba el mundo y lo ofrecía al Padre celestial, con la mirada elevada al cielo; posteriormente desapareció el globo y de sus manos cubiertas por anillos hermosos salían rayos y le dijo que éstos representaban las gracias que ella quiere otorgar a los que la invocan, además le mostró una medalla que debía mandar acuñar y con la cual otorgaría abundantes gracias a todos los fieles que con confianza la llevaran. La medalla llevaría por un lado la imagen de la Virgen tal como se había presentado en esta visión, en un cuadro en forma de ovalo, circundado con la frase “Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos” y por el otro lado la letra M coronada con una cruz y debajo dos corazones, una circundado con una corona de espinas y el otro traspasado por una espada, los corazones de Je-

Catalina pidió autorización a su director espiritual, el Padre Juan María Aladel, para acuñar la medalla, pero no le creyó y tuvieron que pasar dos años, en 1832 cuando se convence de la autenticidad de las apariciones y pide al Arzobispo de París que de permiso de hacer las medallas. Inmediatamente después que comenzaron a circular se obraron prodigios por medio de este pequeño signo, primero llamada medalla de la Inmaculada Concepción; curaciones de personas, gracias especiales a los devotos, protecciones y grandes conversiones, la más famosa fue la de un judío rico llamado Alfonso Ratisbone. Se le comenzó a llamar la medalla milagrosa, por estos prodigios que se realizaban al portar la medalla. Hoy es conocida en todo el mundo y Dios sigue otorgando grandes gracias a quienes llevan este signo de amor de la Santísima Virgen. La Capilla Santuario de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa se encuentra en el centro de Paris, era un antiguo Hotel llamado Chatillon, que mediante un decreto fue entregado a las Hijas de la Caridad, en 1813, después de la revolución; comunidad fundada por Santa Luisa de Marillac y San Vicente de Paul. Es una capilla sencilla ubicada dentro del convento, Casa Madre de las religiosas, afuera hay cientos de exvotos que agradecen los milagros recibidos, la capilla bien iluminada tiene en el centro la imagen de la Santísima Virgen, tal

como aparece en las medallas, hecha de mármol blanco proveniente de la Isla de Cisnes, en Francia, realizada por el escultor Maldiney, en 1850. Los altares laterales contienen las urnas con el cuerpo de la santa fundadora de la Congregación, Santa Luisa de Marillac y de Santa Catalina Labouré, la vidente de la Virgen, canonizada en 1947, por el Papa Pio XII. En una misma capilla esta la escultura esculpida en 1930 de la Virgen del globo, la cual destaca sobre un brillante mosaico del taller Maumejean y vela por el cuerpo de Santa Catalina, aún conservado incorrupto. También en un relicario se conserva el corazón de San Vicente de Paul. Ciertamente es un lugar hermoso, más que nada por el misticismo que se respira, ahí acuden miles de peregrinos para implorar las gracias prometidas por la Santísima Virgen a quienes con confianza se acerquen y porten su medalla milagrosa. En este año de la fe, pidamos a la Madre de Dios que continúe bendiciendo nuestra Iglesia, ahora tan necesitada de la gracia de Dios, somos muchos los que necesitamos la salud, imploramos su protección y buscamos la conversión. Ella sigue con su misión de interceder por nosotros, constantemente digamos “Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti”.

BOLETÍN • 2012 •

39


BREVES

PARTICIPACIÓN EN EL III CONGRESO DE TEOLOGÍA MARIANA CHIQUINQUIRÁ, COLOMBIA Cango. Lic. Juan Castillo Hernández

28 PEREGRINACIÓN DE ENFERMOS ORGANIZADA POR LA ORDEN DE MALTA

U

nas nueve mil personas, más de 500 voluntarios, el Obispo de Ciudad Nezahualcoyotl, Héctor Luis Morales Sánchez, dos consejeros de la Nunciatura: Mons. Tomasz Gryza de Polonia, y Mons. Dagoberto Campos de Costa Rica, así como 14 sacerdotes de la Arquidiócesis de México, estuvieron presentes durante la Celebración Eucarística de la Peregrinación de los enfermos organizada por la Orden de Malta y presidida por el Emmo. Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera.

40 • BOLETÍN • 2012

Hace 28 años, esta peregrinación se inició con el objetivo de ayudar a los enfermos que normalmente no pueden venir a la Basílica y desde entonces, en coordinación con la Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis de México, cada año traen a las personas enfermas a los pies de Santa María de Guadalupe.

La Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta mejor conocida simplemente como Orden de Malta, nació con el fin de ayudar a los peregrinos de Tierra Santa, en el año 1048 en Jerusalén y en el año 1113 el Papa Pascual II emitió la Bula de Reconocimiento.

Al final de la misa, los enfermos oran ante el Santísimo Sacramento y el Arzobispo realiza un recorrido llevando la custodia por los pasillos del templo.

La misión de la orden es la defensa de la fe y ayudar al pobre y al enfermo. Su labor se desarrolla a través de asociaciones civiles en más de 120 países. Aquí en México la orden tie-


A

finales del mes de agosto tuvimos aquí en la Basílica de Guadalupe la agradable visita del Rector del Santuario de Nuestra Señora de Chiquinquirá, Colombia, el Rev. Padre Narciso Gómez González, O.P. quien después de saludar a Mons. Enrique Glennie, nuestro Rector, y entregarle algunos obsequios le hizo la invitación para participar en el III Congreso Internacional de Teología Mariana que se organiza en su Santuario cada dos años. El tema que se iba a tratar era: María, Madre y Hermana de los pobres. Nos pidió que participáramos en un panel sobre el origen y la pastoral de santuarios de América Latina. Mons. Glennie, después de consultar al equipo de gobierno del Santuario, me comentó sobre la posibilidad de que yo participara, le dije que con gusto apoyaría esta iniciativa. El Congreso se llevo a cabo del miércoles 19 de septiembre al sábado 22, del mismo mes. El primer día tuvimos la oportunidad de escuchar la lectio inaugural que nos introdujo en toda la temática que se iba a reflexionar

durante el Encuentro, posteriormente participamos en un acto cultural con danzas propias de aquella región y fuimos agasajados con un coctel de bienvenida. En los siguientes días profundizamos en la figura de María, bajo el título de Madre y Hermana de los pobres desde diferentes perspectivas teológicas: la visión de la Biblia y principalmente de los Evangelios, María hermana de las mujeres pobres de América Latina; María, Mujer en la política y la religiosidad popular. Fue muy interesante el panel sobre María y el diálogo ecuménico e interreligioso desde la perspectiva de las mujeres, donde participaron representantes de confesiones cristianas no católicas y de religiones no cristianas. Yo tuve también la posibilidad de presentar nuestro Santuario de Guadalupe, hable del mensaje que Nuestra Señora le dejó a San Juan Diego, cuauhtlatoatzin y cómo ha repercutido en toda nuestra historia, tanto evangelizadora como política, la presencia de Santa María de Guadalupe. De igual forma hablé brevemente de

la pastoral que realizamos en este lugar privilegiado de encuentro de muchas culturas y pensamientos, el cual visitan 20 millones de peregrinos al año. Estuvieron presentes otros representantes de santuarios, uno de Colombia, el de nuestra Señora de la Lajas, además del anfitrión; participaron dos sacerdotes del Santuario de Nuestra Señora Aparecida de Brasil y uno del Santuario de Nuestra Señora del Quinche, Ecuador. Me llamó mucho la atención el cariño que le tienen a nuestra amada morenita del Tepeyac, muchas personas están interesadas en visitarnos, les atrae mucho el mensaje de la Virgen y los prodigios de su imagen plasmada en la tilma de San Juan Diego. En diversos lugares que venden artículos religiosos está la Imagen de la Virgen de Guadalupe. También me conmovió la hospitalidad de las personas de este santuario de Colombia, sobre todo de los religiosos dominicos que atienden la Basílica, son personas amables, amistosas y con un gran espíritu fraterno.

ne 60 años y cuenta con programas asistenciales como “Salva un niño del sida”,“Ayúdame a crecer”, “Banco de Medicamentos”, “Emergencias Orden de Malta”, entre otros. Si usted desea participar como voluntario en estos programas puede pedir informes al correo electrónico: info@ordendemalta.mx O a la dirección electrónica: www.ordende malta.mx

BOLETÍN • 2012 •

41


BREVES

MORELIA, CELAYA, ZITACUARO E IRAPUATO PEREGRINARON EN OCTUBRE

M

orelia, Celaya, Zitácuaro, Irapuato, estuvieron presentes en la Basílica de Guadalupe en sus respectivas peregrinaciones los días 8, 10 y 11 de octubre pasado, dejando de manifiesto que la fe continúa arrastrando el corazón del ser humano, dándole sentido y dirección a su vida. El Nuncio Apostólico presidió la misa de la Peregrinación Varonil de Morelia que reunió cerca de 15 mil hombres de todas las edades. Estuvieron presentes también el Arzobispo de Morelia, Mons. Adolfo Suárez Inda, así como Mons. Diego Monroy Ponce, Capellán del Santuario de San Juan Diego y decenas de sacerdotes de la demarcación eclesiástica. Era el día de la Apertura del Año de la Fe en el Vaticano, el 11 de octubre, y el prelado destacó que lo que hace po-

42 • BOLETÍN • 2012

sible esta manifestación de fe año tras año en tantas y tantas generaciones, es “algo sencillo y sumamente importante: queremos decirle a la Virgen de Guadalupe, que la reconocemos como Madre del verdadero Dios hecho hombre y como madre nuestra. Como madre de todos los llamados a ser discípulos- misioneros de Jesús, como Madre de la Iglesia…” “María,- añadió - está presente entre nosotros para conducirnos a Nuestro Señor, a nuestro único jefe a quien debemos pertenecer; nuestro único modelo a quien debemos conformarnos, nuestro único camino, verdad y vida, y nuestro todo en todas las cosas. En Nuestra Señora de Guadalupe, es posible encontrar las energías necesarias para motivar su valentía, su generosidad, su esperanza y para proseguir

el camino que conduce al encuentro cada vez mas profundo con Jesús, no obstante las dificultades y los retos que la nueva época y el mundo que vivimos nos presentan.” Al terminar su mensaje, el Nuncio hizo votos porque la devoción de Santa María de Guadalupe se mantenga siempre viva en México y en todos los mexicanos y las mexicanas, y porque los padres y las madres de familia, jamás dejen de enseñar a sus hijos a invocar a María con filial confianza e imitar su vida. Los peregrinos se mostraron satisfechos y muy contentos de alcanzar la meta de encontrarse con la Virgen Morena y renovar su fe, su esperanza y la enseñanza de caminar en comunión con sus hermanos, lo que les permite “seguir adelante y llevar una vida mejor”, como ellos mismos lo indican.


BOLETÍN • 2012 •

43


44 • BOLETÍN • 2012

Boletín Guadalupano Noviembre 2012  

Publicación Mensual Gratuita de la Basílica de Guadalupe.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you