Issuu on Google+

BOLETÍN • 2013 •

1


SUMARIO

José de Ibarra (1688-1756) La Epifanía Siglo XVIII Óleo sobre tela

Número 142 • Año XIII • Enero 2013.

SANTA MARÍA DE GUADALUPE MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA Canónigo Dr. Eduardo Chávez

4

SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LORETO MISA DE MEDIA NOCHE

“LA CASA DE SANTA MARÍA DE GUADALUPE”. Mons. Enrique Glennie Graue

MISA DE LAS ROSAS “DICHOSA TÚ, QUE HAS CREÍDO...” Emmo. Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera Arzobispo Primado de México

2 • BOLETÍN • 2013

5

8

Cango. Lic. Juan Castillo H.

UNA ADORACIÓN DE LOS REYES SINGULAR Carlos Iván Arcila Berzunza

25


11 DIRECTORIO PRESIDENTE DEL BOLETÍN Cango. Mons. Enrique Glennie Graue

TESOROS DE LA BASÍLICA EL TEMPLO DEL POCITO Lic. Gabriela Treviño González

BREVES

“MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA”

Mons. Salvador Diez de Sollano y Ortega

15

31

DIRECTOR Cango. Juan Castillo Hernández COORDINADORA GENERAL Lic. María Natividad Correa Beltrán JEFE DE FORMACIÓN Cango. Dr. Eduardo Chávez Sánchez EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO Cinthia Huelgas Moreno FOTOGRAFÍA

Departamento de Comunicación Social Basílica de Guadalupe DISEÑADOR Pbro. Omar Sotelo Aguilar Ricardo Vázquez Hernández

35

COLABORADORES

EL CORAZÓN FLOR ENTRE SUS MANOS Y EL PASO DE DANZA Canónigo Dr. Eduardo Chávez S.

17

Cango. Dr. Eduardo Chávez Sánchez Cango. Lic. Juan Castillo Hernández Cango. Dr. Gustavo Watson Marrón Mons. Salvador Diez de Sollano y Ortega Pbro. Dr. Ricardo Valenzuela Pbro. Lic. Alberto Medel Ortega Pbro. Salvador González Morales Dra. Lidia Guerberof Hahn Dra. Ana Rita Valero Lic. Nydia M. Rodríguez Alatorre Lic. Marcela Vallecillo Gómez Lic. Carlos Iván Arcila Lic. Mercedes Aguilar Lara María de Guadalupe González Pacheco Arq. Oscar Jiménez Gerard Sr. Ricardo Galindo Melchor

FOTÓGRAFOS Lic. Marcela Vallecillo Cinthia Huelgas Moreno Elizabeth Moreno Trejo

20

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO

María de Guadalupe González P.

Boletín Guadalupano, es una revista de publicación mensual número 142, enero de 2013. Editor Responsable: Lic. Marintay Correa de De la Mora. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor 04-2004-102812475400-106. Número de Certificado de Licitud de Título: 12972. Número de Certificado de Licitud de Contenido: 10545 Domicilio de la Publicación: Basílica de Guadalupe, Plaza de las Américas No. 1 Colonia Villa de Guadalupe, Delegación Gustavo A. Madero, C.P. 07050 México, D. F. Imprenta: Sr. Eduardo Martínez. Calle ciruelo N. 4 Col. El Paraje Tultitlán Edo. De Mex. C.P 54900, Tel: 53535270, Distribuidor: Basílica de Guadalupe, Plaza de las Américas No. 1 Colonia Villa de Guadalupe, delegación Gustavo A. Madero, C.P. 07050 México, D. F. Teléfono 55 77 60 22 web www.virgendeguadalupe.org.mx correo electrónico: boletín@basilicadeguadalupe.mx.

BOLETÍN • 2013 •

3


EDITORIAL

SANTA MARÍA DE GUADALUPE MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA

S

Canónigo Dr. Eduardo Chávez

anta María de Guadalupe realiza una perfecta inculturación del Evangelio, tan profunda y tan extraordinaria, que deja realmente impresionado a cualquiera que trate de profundizar con seriedad el Acontecimiento Guadalupano. Entre tantos rasgos que integran esta inculturación, quiero hacer notar uno de los que me parece más importante. Santa María de Guadalupe comunica la verdad de que es la Madre de Dios, y lo realiza tomando en cuenta la mentalidad y la lengua indígena náhuatl; pero no se queda ahí, pues su comunicación trasciende tiempos y espacios, tocando el corazón de sus hijos. En la imagen sagrada de Santa María de Guadalupe plasmada o impresa en la tilma de san Juan Diego se contempla a esta noble doncella que porta una cinta oscura en lo alto del vientre, es una mujer “encinta”, es una mu-

jer embarazada, es una mujer de Adviento, como se celebra en el tiempo litúrgico que coincide con su aparición, recordemos que sus apariciones fueron del 9 al 12 de Diciembre de 1531.

dará a su Hijo, para que con la armonía del ángel, que sostiene el cielo y la tierra [manto y túnica], se prolongue una vida nueva. Esto es lo que recibimos de nuestros ancianos, de nuestros abuelos, que nuestra vida no se acaba, sino Dentro de todas las flores que cu- que tiene un nuevo sentido…” bren su vestido rosa-salmonado hay una flor dorada que se encuentra a Es una manera maravillosa de la altura del vientre de esta hermo- saber que Dios viene a nuestro sa mujer; esta flor es la única que encuentro por medio de su Macuenta con cuatro pétalos y en una dre y que Ella es también nuestra posición en “equis”, que significan Madre como se lo expresó a san los cuatro puntos del universo, Juan Diego cuando le dice: “No gracias a los códices indígenas, no- tengas miedo, ¿Acaso no estoy yo sotros sabemos que esto representa aquí, que tengo el honor y la dial Dios Omnipotente, siempre en cha de ser tu Madre?” Y todo esto movimiento a quien Ella espera. Y ha trascendido tiempos y espalo espera con la alegría de la danza, cios; y hoy ha llegado a cada uno como decían los indígenas de San de nuestros corazones que a más Miguel Zozocolco, Veracruz, en la de 481 años de este suceso prozona de Papantla. Estos indígenas digioso sigue siendo la gran novelo siguen transmitiendo oralmente dad del Evangelio y el regalo más a sus hijos así: grande en esta Epifanía … Dios ha venido a mi vida por medio de “… centra la atención en el vien- Santa María de Guadalupe para tre de esta Mujer, que con la ale- hacer de mi existencia algo nuevo gría de la fiesta, danza, porque nos lleno de su amor.

“Dentro de todas las flores que cubren su vestido rosa-salmonado hay una flor dorada que se encuentra a la altura del vientre de esta hermosa mujer; esta flor es la única que cuenta con cuatro pétalos y en una posición en “equis”, que significan los cuatro puntos del universo” 4 • BOLETÍN • 2013


AÑO DE LA FE

Miércoles 12 de diciembre Misa de Media Noche “La casa de Santa María de Guadalupe” Presidió: Mons. Enrique Glennie Graue, Vicario Episcopal de Guadalupe La primera palabra que María pronuncia en la casa sobre el monte es de alabanza: ‘Mi alma glorifica al Señor’. María nos enseña a orar como Ella. La fe de María, la más grande fe es aquella que pone al centro no lo que yo hago por Dios, sino lo que Dios hace por mí.

BOLETÍN • 2013 •

5


María va al encuentro María ‘se encaminó presurosa’ al encuentro de Isabel. Sale de su casa y comienza su viaje consciente de que cuando se abre la puerta a Dios, no debe haber ninguna tardanza. Ella sale de su casa siguiendo un misterio, sabiendo que no se vive sólo de pan, sino de las palabras de un ángel que le ha revelado verdades nuevas. Deja su casa y se dirige a otra casa para ahí mostrar su amor. Es lo que hace María de Guadalupe con nosotros, llegando aquí, a su casa del Tepeyac.

D

esde su primera aparición aquí en el Tepeyac, la siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios por quien se vive, le expresó a San Juan Diego su deseo de que se le construyera aquí un templo, una casa, ‘para en él mostrar y dar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa, pues yo soy vuestra piadosa Madre’. Hoy, 481 años después, estamos en su casa, celebrando la fiesta, porque Ella ha querido quedarse con nosotros. En la casa de María Pensemos, en primer lugar, lo que significa estar en su casa. La casa de la Madre es la casa de todos los hijos. La casa es donde se habla de corazón a corazón. La casa es donde nace la vida y donde es custodiada y crece en edad, sabiduría y gracia. La casa que nos da lecciones de vida y de cosas bellas y verdaderas. La casa es donde se puede encontrar a Dios, el Señor de la vida. María misma es la casa de Dios. Ella es donde el Misericordioso sin casa encuentra una casa para ‘habitar entre nosotros’ (Jn. 1,14). Esta casa es el lugar del encuentro entre lo invisible y lo visible, pero es también el lugar de encuentro entre todos nosotros, los hijos de Dios. Esta casa de María de Guadalupe está llena de cielo.

6 • BOLETÍN • 2013

Las lecturas de la Palabra de Dios que hemos escuchado nos invitan al encuentro, a la contemplación, a la admiración de todo lo que Dios ha hecho por nosotros, pero es sobre todo el Evangelio el que nos permite reconocer que con nosotros se repite el acontecimiento de la visita de María a Santa Isabel: ¿Quién soy yo para que la Madre de mi Señor venga a verme? ¿Quiénes somos nosotros para que la Bendita Madre de Dios, la siempre Virgen Santa María de Guadalupe venga a visitarnos y se quede con nosotros?

María se encamina ‘hacia un pueblo de las montañas de Judea’, como hacia el Tepeyac en 1531, llevando en su seno al Hijo de Dios. Orígenes designa este caminar por los caminos del mundo, como la imagen suprema de todo creyente: Llevar al Verbo, estar en camino con el Verbo de Dios hacia la humanidad entera. Palabras de bendición En la casa de Isabel, las primeras palabras que recibe como saludo son palabras de bendición: ‘Bendita tú entre las mujeres’. Esta bendición de Isabel se extiende sobre todas las mujeres, sobre todas las madres del mundo. Dios bendice la


vida, por eso, las mamás son las primeras bendecidas. La vida, que empieza en el seno materno, es siempre una bendición. Tenemos también que aprender a bendecir, a decir bien, a buscar siempre las palabras mejores. El primer paso del encuentro con el misterio y con el corazón del otro es bendecir, es poder decir, en mi casa, al esposo o a la esposa, a los hijos, a los padres o a los amigos: tú eres una bendición de Dios para mí, tú eres un don de Dios, tú eres un don de amor que tengo junto a mí. No seremos nunca felices si no aprendemos a bendecir a los que están junto a nosotros. Palabras de alabanza La primera palabra que María pronuncia en la casa sobre el monte es de alabanza: ‘Mi alma glorifica al Señor’. María nos enseña a orar como Ella. La fe de María, la más grande fe es aquella que pone al centro no lo que yo hago por Dios, sino lo que Dios hace por mí. María e Isabel, dos futuras madres, alaban a Dios y con su alabanza construyen un santuario de oración en casa. Hay que aprender –como ellas- a rezar en casa, a bendecir la casa y sus habitantes, a alabar a Dios en las cosas pequeñas de la vida

cotidiana. Tal vez así podremos convertirnos en bendición para todos con los que tratemos. María, alegre creyente ‘Dichosa tú, que has creído’. Nuestra condición de creyentes no es diferente de la de María, pero tal vez nuestros ojos han perdido fuerza y ya no sabemos ver… no somos capaces de

valorar lo que hemos recibido, no vivimos la maravilla del don, el misterio de Dios mismo que nuestra Morenita nos ha traído. La experiencia espiritual de María es una experiencia de alegría que Ella nos comparte para que nos convirtamos en testigos y profetas. Nuestra generación tiene hambre de hombres y mujeres con un corazón apasionado, con certeza de Dios, con palabras llenas de autoridad y autenticidad. La sonrisa de la muchacha de Nazaret, que llena de alegría y paz la casa de las montañas de Judea, ilumine y llene de alegría nuestras casa y nuestras vidas para que no sólo fortalezcamos nuestra fe en este año de la fe, sino que hagamos de él un año de esfuerzos y compromisos por la paz, que tanto necesita nuestro México y nuestro mundo. Es lo que nos pide nuestra bendita Señora del Cielo, la Siempre Virgen, Santa María de Guadalupe. Mons. Enrique Glennie Graue BOLETÍN • 2013 •

7


AÑO DE LA FE

Miércoles 12 de diciembre Misa de las Rosas “Dichosa tú, que has creído…” Presidió: Emmo. Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera Arzobispo Primado de México ¡Necesitamos este mensaje del amor y del perdón de Dios, por medio de Santa María de Guadalupe! Tan es así, que Nos llenó de júbilo y de alegría que hace un año, precisamente en esta fiesta de la Virgen de Guadalupe celebramos, junto con el Santo Padre Benedicto XVI, la Santa Misa de la fiesta de la Patrona del Continente Americano.

¡

Dichosa tú, que has creído! (Lc 1, 45) Fue la aclamación, el saludo espontáneo, que surgió desde las entrañas de Isabel cuando vio que la Madre de Dios venía a verla, y en esta alegría se unió Juan, quien daba saltos de gozo. El humilde Juan a quien se le llamaría el Bautista. Isabel y Juan tenían corazones humildes que reciben en la fe a Aquella que es la mujer de la fe, la que ha creído, y con ello se ha logrado que el Salvador se encontrara en medio de ellos. Mujer de fe que pone a Jesús en el corazón del ser humano, este ser humano creado a imagen y semejanza de Dios. La fe es un maravilloso regalo, pero somos nosotros quienes debemos profundizarla y hacerla crecer; y en la medida en que sirvamos a los demás, será la medida como estaremos llenos del gozo de la llegada de Dios, por medio de su Madre.

8 • BOLETÍN • 2013


Los indígenas decían una hermosa y profunda expresión: “hay que tener el corazón endiosado”, no quiere decir el tener un corazón soberbio, no; sino lo que quieren decir es: “tener un corazón lleno de Dios”. Y es este corazón el que mueve a la vida verdadera, es el corazón que palpita con aquel que lo creó; es decir, es el corazón lleno del amor de Dios que se entrega al hermano en el servicio, en el amor y en el perdón. Un corazón “endiosado”, un corazón que sabe ser lo suficientemente humilde para que Dios reine en él. Es el morir a nuestro egoísmo y soberbia; y renacer a una nueva vida llena del palpitar del amor. La siempre Virgen María, Madre de Dios, con ese corazón lleno de su amor, inmediatamente se da cuenta de que podía y debía servir a tantos seres humanos que clamaban a Dios. Seres humanos que, en su ceguedad, las tinieblas los habían despedazado;

seres humanos con las arrugas, achaques y ancianidad de saberse cerca de la muerte; personas que rendían culto con sacrificios humanos a ídolos falsos, y no sólo quitando corazones y sangre para ofrecerla en ceremonias terribles; me refiero a que también habían personas que decían creer en el verdadero y único Dios y, sin embargo, adoraban al becerro de oro y se arrodillaban ante los ídolos del poder, de la ambición, de la soberbia, de la traición, del asesinato y de la violencia. Santa María de Guadalupe, la Madre del verdaderísimo Dios, Mujer de fe, mujer con el corazón lleno de ese amor, ha venido aquí, no sólo a vernos o a visitarnos, sino que ha venido a quedarse con nosotros; y no viene sola, Ella trae en su inmaculado y virginal vientre a su amado Hijo. Ella, la Siempre y Perfecta Virgen Santa María viene “encinta”, embarazada, trayendo al verdaderísimo Dios por

quien se vive. ¡Dichosa tú, que has creído! ¡Dichosa tú, que has venido! ¡Dichosa tú, que has tenido piedad y misericordia de este tu pueblo! Santa María de Guadalupe ha venido aquí, que tanto necesitamos al verdaderísimo Dios por quien se vive, para que libere a su pueblo de toda ceguera, de las tinieblas del crimen, de la violencia, de los secuestros, del asesinato; adorando los ídolos del sexo, del dinero, del poder, del poseer; ídolos que destrozan el corazón que Dios ha creado a imagen y semejanza suya y que despedazan el templo del Espíritu Santo, “casita sagrada” del amor. María ¡Dichosa tú, que has creído! Santa María de Guadalupe ¡Dichosa tú, que has venido! Cuando en aquel frío invierno de 1531, en este lugar sagrado del Tepeyac, Santa María de Guadalupe nos dice, por medio de su fiel mensajero, BOLETÍN • 2013 •

9


san Juan Diego: “Porque en verdad, yo me honro en ser tu madre compasiva, tuya y de todos los hombres que vivís juntos en esta tierra, y también las demás variadas estirpes de hombre, los que me amen, los que me llamen, los que me busquen, los que confíen en mí. Porque ahí, en verdad, escucharé su llanto, su tristeza, para remediar, para curar todas sus diferentes penas, sus miserias, sus dolores.” (Nican Mopohua, vv. 29-32). ¡Cómo necesitamos, más que nunca, este mensaje de salvación y vivirlo hasta lo más profundo del corazón! Tanto en esta Tierra Sagrada del Tepeyac, como de la Tierra Santa donde se dio aquel encuentro de las dos mujeres que vivieron el milagro de la vida, una tierra que ahora sufre y se desangra con el odio y la división, una Tierra Santa que entre violencia y destrucción sólo ha quedado la desolación. ¡Necesitamos este mensaje del amor y del perdón de Dios, por medio de Santa María de Guadalupe! Tan es así, que Nos llenó de júbilo y de alegría que hace un año, precisamente en esta fiesta de la Virgen de Guadalupe celebramos, junto con el Santo Padre Benedicto XVI, la Santa Misa de la fiesta de la Patrona del Continente Ameri-

cano. Y ahora nuestro corazón reboza de alegría y de esperanza, pues el Papa ha querido que en estas fiestas de Santa María de Guadalupe de este año, del 9 al 12 de este mes, se realizara un gran Congreso en el Vaticano en donde se pudiera reflexionar en la Exhortación Apostólica Ecclesia in America y en el mensaje profundo y actual del Acontecimiento Guadalupano y darlo a conocer, desde ese lugar y unido a san Pedro, al mundo entero; por ello, Su Santidad encomendó a la Pontificia Comisión para América Latina, a la gran comunidad de los Caballeros de Colón y a nuestro Instituto Superior de Estudios Guadalupanos, para que se realizara este Congreso en donde el

mensaje de esperanza, de amor y lleno de fe de la humilde Morenita del Tepeyac, Patrona de todo el Continente Americano, llegara a todo corazón y pudiera palpitar con Aquel que es la vida verdadera y que nos hace hermanos entre todos los seres humanos. Santa María de Guadalupe llena del Espíritu Santo, sierva del Señor y Madre del Salvador, viene hasta nuestro corazón, viene a darnos la luz verdadera, viene a quitarnos toda tiniebla e idolatría; Ella viene a poner al verdaderísimo Dios en nuestro corazón para que seamos conscientes y vivamos en el amor de ser una sola familia, su familia; en donde no hay más miedos ni temores, ni fatalismos ni desgracias; en donde la alegría, como la de su prima Isabel, llena nuestra existencia; en donde saltamos de gozo como Juan; en donde el amor florece entre cantos. Ella que nos lleva hasta su amado Hijo, en el hueco de su manto en el cruce de sus brazos. Santa María de Guadalupe ¡Dichosa tú, que has creído! Santa María de Guadalupe ¡Dichosa tú, que nos has enseñado a creer en el verdaderísimo Dios por quien se vive! ¡Dichosa tú, que sigues creyendo también en cada uno de nosotros, simplemente porque nos amas!.

10 • BOLETÍN • 2013


FORMACIÓN Y ESPIRITUALIDAD ¡¡¡ QUÉ MAYOR FELICIDAD Y PAZ PARA ESTE NUEVO AÑO !!! SER COLOCADOS EN EL REGAZO DE SANTA MARIA DE GUADALUPE

“MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA” Mons. Salvador Diez de Sollano y Ortega.

“La Virgen María, que según el anuncio del ángel recibió al Verbo de Dios en su corazón y en su cuerpo y trajo la Vida al mundo, es reconocida y honrada como verdadera Madre de Dios Redentor. Redimida de un modo eminente, en atención a los futuros méritos de su Hijo y a Él unida con estrecho e indisolu-

ble vínculo, está enriquecida con la suma prerrogativa y dignidad de ser la Madre de Dios Hijo y, por tanto, la hija predilecta del Padre y el sagrario del Espíritu Santo; … es verdaderamente madre de los miembros (de Cristo)... por haber cooperado con su amor a que naciesen en la Iglesia los fieles, que son

miembros de aquella Cabeza”[174] (LG 53)]. Al comenzar un nuevo año, la Iglesia, con amor maternal nos pone, desde el primer día, bajo la protección y cuidado de María la Madre de Dios y Madre nuestra. Escuchemos, en gozosa y confiada conBOLETÍN • 2013 •

11


templación la inigualable belleza y ternura de las palabras de Nuestra Señora Santa María de Guadalupe dirigidas a San Juan Diego y que resuenan como permanente deseo para nosotros en el Cerrito, Tabor del Tepeyac:

“Al comenzar un nuevo año, la Iglesia, con amor maternal nos pone, desde el primer día, bajo la protección y cuidado de María la Madre de Dios y Madre nuestra”. 12 • BOLETÍN • 2013

En este “Año de la Fe”, deseando que conozcas más a mi precioso y maravilloso divino Hijo, Nuestro Señor y Salvador Jesucristo (cfr. n 77), te lo mostraré, lo manifestaré y te lo daré con todo mi amor personal, con mi mirada compasiva, en mi auxilio y salvación a ti y a todas las gentes que vengan a mí; no lo dudes, porque yo soy en verdad tu Madre misericordiosa, tuya y de todos los que en esta tierra habitan, de todas las familias humanas, de los que viven unidos, de los que me aman y de los que a mi clamen y me busquen, de los que en mí pongan su confianza (cfr. nn. 29-33).

En mi Casita Sagrada yo estaré pronta a escuchar su llanto, mirar su tristeza, a remediar y curar sus diferentes penas, miserias y dolores, por eso, de mi parte, acude e insístele a tu Obispo y a los sacerdotes que se preocupen de construir la Iglesia de Mi muy amado(a) hijito(a), Yo, mi Hijo y mía, mi verdadera Casita que soy la Madre del Dios Dador viviente (cfr nn. 28-35). de la Vida, del Dios Creador de las personas, del Dueño del cielo y de la Si así se presenta personalmente tierra, del Dios Providente y siem- Santa María de Guadalupe, con pre presente (cfr. NM. n.28), estoy tanta dulzura y amor materno en aquí que soy en verdad tu Madre el Cerrito del Tepeyac, en el Ayacompasiva. En cercanía e intimi- te su viva figura respira ternura y dad estás bajo mi sombra y resguar- bondad. Allí su seno maternal de do. Yo soy la fuente de tu alegría. Virgen y Madre embarazada es el Estás en el hueco de mi manto, en Templo donde coinciden por Grael cruce de mis brazos. Que nada te cia su maternidad divina y humaespante ni aflija, que no se perturbe na. Como en toda mujer madre, tu rostro ni tu corazón y no temas también en Ella hay un útero saninguna pena ni aflicción. ¿Tienes grario de la vida, una matriz creanecesidad de alguna otra cosa? Tie- dora donde se halla una fuente nes mi ternura, mi dulce palabra, (placenta) que protege, da vida, mi consuelo y aliento. Que tenga nutre al bebé unido a su madre por paz tu corazón. Soy tu Madre, la el cordón umbilical. Es la maraviperfecta Virgen, la Reina celestial” lla de ser mujer, obra de amor de (ib. Cfr. nn.120-125). la Sabiduría del Padre, que le par-


ticipa su Poder Creador para encarnar a su Hijo y en El hacernos sus hijos. Nuestra vida cristiana, la vida de la Iglesia, nace también en el Cuerpo Místico de Cristo en el seno de María Virgen y Madre. Ese útero o seno materno virginal de Santa María de Guadalupe es simbólica y místicamente el huerto fecundo sellado del Amor Divino poéticamente expresado en el Cantar de los Cantares, el Jardín donde se halla la Fuente de la Vida que brota hasta la Vida eterna y el Huerto del Amor (cfr. Cantar 4). ¡Yo soy la Madre del Amor! ¡Vengan a mí, ustedes, los que me aman y aliméntense de mis frutos, porque mis palabras son más dulces que la miel y mi heredad mejor que los panales! (Eclo. 24, 23-30, en la Misa del 12 dic.). Es precioso como en la Ginecología es llamada “fuente” la placenta en la que nada el bebé en el líquido amniótico que lo nutre, lo vitaliza, lo protege. ¡Qué maravilloso símbolo místico del Espíritu Santo, Fuente de Vida, en el seno de la Madre que engendra a su Hijo! Allí también nosotros tenemos nuestra mística Fuente primigenia de Vida divina, el Agua de la Gracia “que se convierte dentro de uno en el Manantial que brota hasta de Cristo” (VON BALTHASAR, la Vida eterna”(Jn 4,14). Teodramática, VOL V, pág. 454, Ed Encuentro). Como lo expresa “El modelo de este incesantemente y San Máximo el Confesor: “En la repetido nacimiento de Dios en el co- misma medida en que el hombre se razón del creyente es, según San Ci- diviniza, en esa misma medida Dios rilo, la encarnación singular del Lo- se humaniza, se consuma la encargos naciendo de la Santísima Virgen. nación de la Palabra”(ib., pág 453) Según esto, la santificación del hom- y se realiza así nuestra filiación: “A bre es una imitación del nacimien- los que la recibieron, a los que creen to de Cristo de María que se conti- en Ella, los hizo capaces de ser hijos núa sin cesar en el Cuerpo Místico de Dios; ellos no han nacido de la BOLETÍN • 2013 •

13


“Así se presenta personalmente Santa María de Guadalupe, con tanta dulzura y amor materno en el Cerrito del Tepeyac, en el Ayate su viva figura respira ternura y bondad”.

sangre, ni del deseo de la carne, ni del deseo del hombre, sino que fueron engendrados por Dios” (Jn 1,1213), y es así que en la Palabra que se encarnó en Santa María Virgen somos también sus hijos. San Hipólito dice que “el Logos nace sin interrupción de modo nuevo en la Iglesia y, por medio de ella, dentro del corazón de los creyentes y fuera”. Toda la Iglesia “que está con el Niño” engendra el Cuerpo místico de Cristo en la multiplicidad de sus miembros. La santificación en el Cuerpo Místico de Cristo se muestra como una imitación continua del nacimiento de Cristo del seno de María. Comenzar un nuevo año civil, una nueva era, poniéndonos bajo el amor y la protección de Santa María de Guadalupe como Madre de Dios y Madre nuestra es un deseo profundo de la Iglesia de que todo se renueve, porque en Ma-

ría está la Vida siempre nueva de Dios, Ella es la Mujer nueva, la nueva creatura que pone de manifiesto la voluntad de Dios de hacer nuevas todas las cosas. Un año comienza, un tiempo se abre al futuro como, en la plenitud de los tiempos, se abrió la era mesiánica en la Santísima Virgen, creada inmaculada, predestinada a ser la Madre de Aquél que hará nuevas todas las cosas. Todo auténtico encuentro con María la Madre de Dios es un encuentro con Cristo y con nuestros hermanos en El, y este encuentro verdadero será necesariamente conversión, renovación, crecimiento en la vida de la Fe y de la Gracia, en la construcción de su Casa la Iglesia y de la Civilización del Amor. El amor de Ella nos anima y lanza. El seno de Santa María de Guadalupe es nuestra Casa en Jesús su Divino Hijo, seno donde se escuchan el latir de la Madre, del Hijo con el nuestro, es nido, es Cuna de vida, de caricia y ternura, Cuna de proyectos y de sueños, Cuna de ilusiones y deseos, Cuna del Fuego que enciende el calor del Hogar en el Espíritu del Amor, es protección de Mujer Fuerte y Madre Tierna, Cuna que nutre y cuida y contiene a sus hijos, como la Madre Tierra, Huerto divino en donde el Espíritu siembra y cultiva las semillas de sus distintos hijos, representados en la túnica virginal de su cuerpo, es casa florida, es canto, es Paz. (Concilio Vaticano II, LG # 61).

14 • BOLETÍN • 2013


FORMACIÓN Y ESPIRITUALIDAD

EL CORAZÓN FLOR ENTRE SUS MANOS Y EL PASO DE DANZA

S

Sr. Canónigo Dr. Eduardo Chávez

anta María de Guadalupe es una mujer orante. Mientras que los españoles observan en la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe la figura de la Virgen María con sus manos juntas, entendiendo fácilmente que está en oración; para los indígenas, no sólo las manos son importantes sino que toda la figura de María está en una posición que se le llama: “paso de danza”, una danza que para los indígenas era una verdadera oración ante Dios; pues de hecho los indígenas oraban danzando; se conglomeraban gran multitud de indígenas para orar, todos danzaban al unísono acompañando con sonoros cantos, y no era extraño que el gran emperador se unía con su pueblo en la oración danzando y cantando para los dioses. El misionero franciscano de la época fray Gerónimo de Mendieta nos informa que los indígenas se arreglaban con esmero para disponerse a orar danzando en las fiestas de sus dioses, “muy compuestos de rosas y cosas verdes y alegres, y con cantares muy solemnes a su modo, y bailes al mis-

Altar de la Capilla del Cerrito BOLETÍN • 2013 •

15


dibujos “planos”. Así que viendo las manos unidas en la imagen de la Virgen de Guadalupe notamos que hay una flor-corazón dorada de su vestido a la altura del pecho y que está como metida entre sus manos, lo que significa que Ella tiene entre sus manos nuestros corazones para presentarlos ante el verdadero Dios.

mo son, con mucho tiento y peso, sin discrepar en el tono ni en el paso, porque ésta era su principal oración.” Si se observa con atención la imagen de Santa María de Guadalupe veremos que es una mujer orando con su paso de danza y, además, está intercediendo por nosotros ante Dios; esto se plasma con infinita ternura al tener cerca de sus manos juntas el dibujo de un cerro-corazón; hay que recordar que los indígenas diseñaban en sus códices dibujos utilizando sólo el largo y el ancho, no usaban una tercera dimensión que da profundidad a las imágenes, tampoco usaban ni luz ni sombra, eran 1 2

3 4

FRAY GERÓNIMO DE MENDIETA, Historia Eclesiástica, p. 99. El texto completo y su ratificación judicial, se encuentra en la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos, Archivo para la Causa de Canonización de Juan Diego ANÓNIMO, Testimonios de la antigua palabra, p. 145. Nican Mopohua, vv. 29-32.

16 • BOLETÍN • 2013

Esto se confirma también por lo que se ha conservado en las tradiciones orales de los indígenas y que han sido trasmitidas de generación en generación, como todavía lo siguen transmitiendo los indígenas en nuestros días; un ejemplo de esto son los totonacas de San Miguel Zozocolco, Veracruz, en donde los ancianos siguen transmitiendo a su descendencia este hermoso mensaje: “Nuestros mayores ofrecían corazones a Dios, para que hubiera armonía en la vida. Esta Mujer dice que, sin arrancarlos, le pongamos los nuestros entre sus manos, para que Ella los presente al verdadero Dios.” Lo que concuerda de una manera espléndida con lo que enseñaba la sabiduría indígena sobre la protección que debían dar las manos del gobernante: “De este modo –decía la antigua palabra de la sabiduría indígena–, te haces como variados árboles frutales; te elevas con gracia, con dulzura. Junto a ti chupan variados pájaros, el colibrí, el ave zaquan, el pájaro quecholli, el tzinitzan, el quetzal. En tus manos se resguardan del calor, se protegen del sol. Y porque en tus manos está colocada la vasija de jade, ahí están las aguas de colores en las que

están las cañas cubiertas de rocío para que sobre las personas las sacudas.” Si observando con detención está “flor-corazón”, observaremos que está a la altura de su pecho, y también a la altura del mismo corazón de Santa María de Guadalupe, Ella pone nuestro corazón también dentro del suyo, Ella nos hace vivir en su corazón amoroso de Madre, Ella nos manifiesta una inmensa misericordia, palpita con el corazón de sus hijos haciendo palpable lo que de viva voz le transmitió a Juan Diego: “Porque, en verdad, yo me honro en ser tu madre compasiva, tuya y de todos los hombres que vivís juntos en esta tierra, y también de todas las demás variadas estirpes de hombres, los que me amen; los que me llamen, los que me busquen, los que confíen en mí. Porque ahí, en verdad, escucharé su llanto, su tristeza, para remediar, para curar todas sus diferentes penas, sus miserias, sus dolores.”


FORMACIÓN Y ESPIRITUALIDAD

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO

E

(25 de enero)

María de Guadalupe González Pacheco

n camino a Damasco, a la cabeza de un grupo de fanáticos que buscaban acabar con los cristianos, iba un hombre de alrededor de 30 años, Saulo, de raza judía, que hablaba con fluidez el griego, el arameo y el hebreo. Era ciudadano de Tarso y de Roma a la vez. Poco tiempo atrás, había cuidado las vestiduras de aquellos que lapidaron a San Esteban, estando plenamente de acuerdo con esa acción. En esta ocasión, llevaba un mandato oficial para perseguir a los cristianos de Damasco. Pero, «cuando estaba camino de Damasco, se vio de repente rodeado de una luz del cielo y, al caer por tierra, oyó una voz que decía: “Saulo, Saulo, ¿Por qué me persigues? Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que has de hacer”. Los hombres que lo acompañaban quedaron atónitos al oír la voz y no ver a nadie. Saulo se levantó de la tierra y con los ojos abiertos, nada veía» (Hech 9, 3-8). Sus acompañantes lo llevaron a Damasco, donde permaneció tres días, sin comer ni beber. Ahí se encontró con un discípulo llamado Ananías que, previamente había sido instruido por Dios mediante una visión, para que

Detalle del vitral de la Capilla de la CEM

primero le impusiera las manos y así recobrara la vista, y luego lo bautizara. Ante la renuencia de Ananías, Dios le dijo que Saulo

era para Él un “vaso de elección para llevar su nombre a todas las naciones y los reyes y los hijos de Israel” (v. 15). BOLETÍN • 2013 •

17


Toda la doctrina de San Pablo se derivará de ese extraordinario encuentro con Jesús. Ahí se da cuenta, con absoluta claridad, que la Iglesia y Cristo forman una unidad. Esta convicción pasará a ser la base de toda su teología y eclesiología. Por otra parte, percibe la certeza absoluta de la resurrección de Cristo, pues es una Persona viva quien —con toda la gloria de su divinidad— se comunica con él en el camino a Damasco. A partir de este acontecimiento, para Pablo ya sólo cuenta la vida en Cristo, y el apóstol pasará a considerar “pérdida” y “basura” todo aquello que antes constituía para él el máximo ideal, la razón de su existencia (cf. Flp 3, 7-8).

“Toda la doctrina de San Pablo se derivará de ese extraordinario encuentro con Jesús. Ahí se da cuenta, con absoluta claridad, que la Iglesia y Cristo forman una unidad”. 18 • BOLETÍN • 2013

“Desde entonces, Pablo será no sólo un convertido, un cristiano, sino un apóstol y el Apóstol por excelencia, que asombrará al mundo y será la admiración de todos por los siglos debido a sus escritos sublimes e insLa ceguera de Saulo ante el es- pirados, a sus santas audacias, a sus plendor del Resucitado era un trabajos, a las maravillas de su apossímbolo exterior de lo que se es- tolado y a la gloria de su martirio”, taba verificando en su interior: nos dice el Papa Benedicto XVI (25 se puso de manifiesto su ceguera de enero de 2009). con respecto a la verdad, a la Luz de Cristo, ceguera que fue venci- Entre otras cosas, la conversión de da por la gracia del Bautismo. Y San Pablo nos permite ver que, a el Bautismo, a Pablo le transmi- pesar de todos los esfuerzos que él tió también la enseñanza de que hizo por erradicar a los seguidores no bastaba con ver al Resucitado, de Cristo, el Poder de Dios se lo la Cabeza de la Iglesia; había que impidió, por una parte protegiendo entrar también en sintonía con a los cristianos, y, por otra, recupesu cuerpo, entrando por la puer- rando a la “oveja perdida” en la perta de la jerarquía establecida por sona de Pablo. Este acontecimiento Él en los apóstoles. Sólo en esta pone de manifiesto que el poder de comunión podía ser un verdadero la gracia divina puede alcanzar a apóstol. cualquier pecador, llegando a rea-


La conversión de San Pablo por Luca Giordano, Nápoles 1634. Museo de Bellas Artes de Nancy

lizar un cambio tan radical en él como para convertir en apóstol a un encarnizado perseguidor. Y también que los llamados de Dios preceden a cualquier pecado en el que podamos caer y persisten a pesar de éste. Pablo estaba llamado, desde la eternidad, a ser “vaso de elección para llevar su nombre a todas las naciones y los reyes y los hijos de Israel”, y ese llamado no cesó por haber éste desviado el camino que lo conducía a ese destino glorioso. Si creemos verdaderamente en el Evangelio, si vemos las cosas a la Luz de Cristo, como San Pablo, nuestra jerarquía de valores tiene que cambiar necesariamente, permitiéndonos ver que las cosas que el mundo tiene en máximo aprecio: poder, riqueza, distracciones, etc. son “basura”, una “basura” que reluce con un esplendor falso para

ocultarnos lo que vale, para des- circunstancial, Jesús Resucitado se viarnos del Camino, de la Verdad, sigue apareciendo por nuestros cade la Vida. minos, llenándonos con la Luz de la Verdad en los acontecimientos, La frase que se volverá el centro de en los encuentros, en la liturgia, la vida y la teología de San Pablo: e invitándonos continuamente, “Yo soy Jesús, a quien tu persigues” como a este santo apóstol, a dejar (Hech 9, 5) tiene una gran profun- de perseguirlo en la persona de los didad y riqueza de interpretaciones que nos rodean, para, en unión con que pueden ser aplicadas a nuestra la Iglesia y con la gracia de Dios, vida diaria. Vista desde este Año vivir para anunciarles con nuestra de la Fe, específicamente, ¿cree- vida la Vida del Resucitado. mos verdaderamente que cuando perjudicamos, de la manera que sea, a nuestro prójimo, estamos realmente perjudicando a Jesús? ¿Somos conscientes de que lo que Él nos dice en la Sagrada Escritura “Yo soy Jesús, a quien tu persigues” (a quien tu dañas, a quien tu perjudicas) es algo actual y vivo, que se aplica en nuestra vida cotidiana? Pero, como a San Pablo, si no de manera espectacular, sí de manera st-paul-medallion BOLETÍN • 2013 •

19


CULTURA

UNA ADORACIÓN DE LOS REYES SINGULAR Carlos Iván Arcila Berzunza

Anónimo Novohispano. La Adoración de los Reyes Magos. Siglo XXVIII. Museo de la Basílica de Guadalupe.

E

l evangelio de Mateo es parco sobre el tema: Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían de Oriente se presentaron en Jerusalén, dicien20 • BOLETÍN • 2013

do: “¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle”. En oyéndole, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén…Ellos, después de oír al

rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. Al ver la estrella se llenaron de inmensa


alegría. Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra…(Mateo, 2:1-12).1 Ningún otro texto bíblico menciona el episodio, pero a lo largo de los siglos se fue entretejiendo una rica y compleja tradición, que convirtió a los reyes magos en personajes con un gran arraigo popular. Los artistas, por supuesto, contribuyeron con su imaginación y talento a forjar la iconografía de estos seres convertidos en símbolos de múltiples lecturas. El Museo de la Basílica de Guadalupe (MBG) resguarda una obra realizada por un artista desconocido, en el siglo XVIII, cuyo tema es la Adoración de los Reyes Magos. Es un óleo sobre lámina de cobre que se enmarca dentro de una serie compuesta por trece piezas que tienen como tema diversos pasajes de la vida de la Virgen María y se trata de copias de cuadros de pintores europeos de gran renombre como Rafael Sanzio o Pedro Pablo Rubens, como es el caso del cuadro que nos ocupa. Aunque se trata de una réplica de peculiares características y podría definirse mejor como una interpretación libre de una pintura destacada del gran artista flamenco del siglo XVII y veremos el por qué. Rubens realizó varias obras con el tema de la Adoración de los Reyes Magos2, pero la más conocida, tanto por sus dimensiones, como

por ser considerada desde un principio como una obra maestra, es la que conserva el Museo del Prado, en Madrid, España y que fue la que definió su prestigio, al inicio de su carrera artística. Le fue encargada en 1609 para ser colocada en el Ayuntamiento de Amberes, pero en 1613 fue obsequiada a un noble español, quien BOLETÍN • 2013 •

21


Rubens. La Adoración de los Reyes Magos. Museo del Prado.

la llevó a su tierra. Más tarde, en 1623, se integraría a las colecciones de la familia real, durante el reinado de Felipe IV.

“la Virgen presenta a Jesús a los regios visitantes, se encuentra el símbolo del fin del régimen antiguo y el inicio de una nueva era”. 22 • BOLETÍN • 2013

Llamado por el monarca español, para hacerle numerosos encargos, Rubens llegó a Madrid en 1628, se reencontró con esa obra por la que guardaba especial afecto y decidió modificarla, conforme a las tendencias pictóricas que manejaba en ese momento. Agregó lienzo tanto en la parte superior, como en el margen derecho y pintó una gran cantidad de personajes y detalles, entre ellos su autorretrato, el único que realizó en una obra narrativa.

Volviendo a la obra del Museo de la Basílica de Guadalupe, el autor novohispano debió tomar como modelo, como era la costumbre de la época, algún grabado basado en la primera versión de la pintura arriba citada, ya que el número de personajes representados es reducido: la Sagrada Familia, los Reyes Magos, un soldado romano y cuatro acompañantes o pajes. Además, como se señaló al principio, se trata de una copia libre o inspirada en el original de Rubens, puesto que el pintor invirtió la composición, pues en la del artista flamenco el tema central aparece en el lado izquierdo del lienzo y en la copia americana fue ubicado en el derecho.


Continuando el análisis, en la pieza del MBG el espacio está dividido en dos ámbitos contrastantes: a la derecha y al fondo, se observa un establo con gran cantidad de heno y paja, mientras que a la izquierda vemos un muro y una clásica columna acanalada, que resalta con el fragmento de otra columna rota que yace al frente del pesebre de piedra. En este elemento iconográfico en que, la Virgen presenta a Jesús a los regios visitantes, se encuentra el símbolo del fin del régimen antiguo y el inicio de una nueva era para la humanidad, a partir del nacimiento de Cristo, con cuya doctrina, los conversos pueden fortalecer sus almas, a la manera de ese detalle arquitectónico, que se relaciona también con la figura de Sansón, un personaje del Antiguo Testamento, mientras que la columna completa representa al Nuevo Testamento. En el arco que da acceso al recinto se aprecian el cielo y la estrella que guió desde el Oriente a los magos. En el establo se advierten los perfiles de dos animales, un buey y un asno, cuya …presencia en el nacimiento de Jesús se refiere a la profecía de Isaías: “El buey reconoce a su dueño, y el asno el pesebre de su amo” (I,3)3. De igual forma, como vimos al inicio del texto de San Mateo se mencionan “unos magos”, pero no se señala su número ni su rango social o político, por lo que su historia se fue construyendo poco a poco, de tal forma que llegaron

a presentarse como reyes, tal vez, a causa del siguiente pasaje de los Salmos (71, 10, 11): “Los reyes de Tarsis y de las islas ofrecerán dones; los reyes de Arabia y Sabá traerán presentes; y lo adorarán todos los reyes, todas las naciones lo servirán” 4. Así mismo, hay que considerar que, dentro del arte, se trata de símbolos que representaban los tres continentes conocidos hasta la Edad Media: Europa, Asia y África. Por tanto, cuando se descubrió América, se intentó agregar un cuarto rey mago, pero no fructificó tal idea. Estos entrañables personajes servían también para representar las edades del hombre, por lo que Melchor aparecía como un anciano de barba blanca, Gaspar era el hombre maduro, mientras que Baltasar era joven. Los Reyes Magos ofrendan al pequeño Jesús elementos de carácter simbólico: …el oro es un homenaje a la realeza de Cristo (signum regis), el incienso a su divinidad (signum Dei); la mirra, que servía para embalsamar los cadáveres, significa que está destinado a morir para la redención de la humanidad (signum sepulturae)5. En la obra que nos ocupa, el artista novohispano respetó la forma en que Rubens presentó a la Sagrada Familia y a los reyes Melchor y Baltasar e introdujo cambios, como el soldado romano que en el cuadro del pintor flamenco aparece en tercer plano y que en esta copia fue colocado en primer término, aunque en la misma posición (de perfil) en que aparece en el original. Además, hizo un

“Gaspar era el hombre maduro, mientras que Baltasar era joven. Los Reyes Magos ofrendan al pequeño Jesús elementos de carácter simbólico: …el oro es un homenaje a la realeza de Cristo (signum regis), el incienso a su divinidad (signum Dei); la mirra, que servía para embalsamar los cadáveres, significa que está destinado a morir para la redención de la humanidad (signum sepulturae”. BOLETÍN • 2013 •

23


resumen de los acompañantes, que redujo a cinco –incluyendo al militar citado-, con igual número de lanzas, como aparece en el cuadro del Museo del Prado.

“Si quieres conocer de cerca el original de esta interesante obra y las demás pinturas que conforman la serie sobre la vida de la Virgen María visita el Museo de la Basílica de Guadalupe y cuéntale a tus hijos, sobrinos o familiares sobre la tradición y el origen de los Reyes Magos”. 24 • BOLETÍN • 2013

Otro detalle a destacar, consiste en que en el pesebre de cantera el Niño Dios reposa sobre una cama hecha de paja y heno, en la cual también hay espigas de trigo, como representación del pan de la Eucaristía.

va, mientras que a los miembros de la Sagrada Familia los plasmó de manera acartonada y con rápidas pinceladas, además de que no cuidó el equilibrio y las proporciones correctas proporciones corporales, puesto que si el rey Melchor se pusiera de pie resultaría un gigante, junto a los otros personajes presentes, superior a la talla de Baltasar, de enorme estatura junto a la Virgen María y san José.

Por último, puede observarse la disparidad técnica del artista novohispano que la realizó, porque se concentró en la representación del rey Melchor, figura en la que desplegó toda su minuciosidad y talento, así como en la imagen del soldado romano, del rey Baltasar y otros miembros de la comiti-

Si quieres conocer de cerca el original de esta interesante obra y las demás pinturas que conforman la serie sobre la vida de la Virgen María visita el Museo de la Basílica de Guadalupe y cuéntale a tus hijos, sobrinos o familiares sobre la tradición y el origen de los Reyes Magos.

1 2

Biblia de Jerusalén, Bilbao, Desclée de Brower, 1975, pp. 1388-1389. Otras versiones se exhiben en el Museo Real de Bellas Artes de Amberes y en el Museo del Louvre, París.

3 4 5

Ferguson, George, Signos y símbolos en el arte cristiano, Buenos Aires, Emecé Editores, 1956, p. 5. Ibid, p. 105 Réau, Louis, Iconografía de la Biblia. Nuevo Testamento, Tomo 1 Volumen 2, Barcelona, 2000, p. 253.


CULTURA

SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LORETO Cango. Lic. Juan Castillo Hernández

madonna-di-loreto BOLETÍN • 2013 •

25


«

Hoy, una vez más, y en nombre de todo el Episcopado, a Vos, dulcísima Madre, que sois llamada Auxilium Episcoporum, pedimos para Nos, obispo de Roma y para todos los obispos del universo, que nos obtengáis la gracia de entrar en el aula conciliar de la

26 • BOLETÍN • 2013

Basílica de San Pedro como entraron, en el Cenáculo, los Apóstoles y los primeros discípulos de Jesús: un corazón solo, una sola palpitación de amor a Cristo y a las almas, un solo propósito de vivir y de inmolarnos por la salvación de los individuos y de los pueblos.


Así, por vuestra maternal intercesión, en los años y en los siglos futuros, se pueda decir que la gracia de Dios ha precedido, acompañado y coronado el XXI Concilio Ecuménico, infundiendo en los hijos todos de la Santa Iglesia nuevo fervor, arranque de generosidad, firmeza de propósitos»

(AAS 54 [1962], 727). Con estas palabras del Beato Papa Juan XIII, iniciaba su discurso nuestro Santo Padre Benedicto XVI, el día 4 de octubre del año pasado en la Basílica de Nuestra Señora de Loreto, el mismo día en que hace 50 años su predecesor había peregrinado a este venerable santuario para encomendar los trabajos del Concilio Vaticano II. Ahora el Papa pone en manos de la Santísima Virgen los proyectos del año de la fe, iniciado el 11 de octubre del mismo año, y del sínodo de los obispos sobre la Nueva Evangelización, celebrado en Roma los días que van del 7 al 28 de octubre. El Santuario de Loreto es un lugar de gran tradición católica y sitio de innumerables peregrinaciones. Municipio Italiano, ubicado en la Provincia de Ancona capital de la Región de Marcas, cerca del mar Adriático. Según un antiguo testimonio, ahí fue trasladada la Santa Casa de Nazaret donde se llevaron a cabo los más importantes acontecimientos de nuestra salvación, ahí recibió la Santísima Virgen el anuncio del nacimiento del Salvador del mundo, es decir, en esa casa se encarnó el Verbo del Eterno Padre por obra del Espíritu Santo, ahí vivió sus primeros años como hijo de familia y ahí murió su padre adoptivo, Señor San José, después de cumplir fielmente su misión. Fue el hogar de la Sagrada Familia, imagen e ideal de todas las familias cristianas y de la Iglesia. La Casa es una antigua construcción transportada en la época de las

“La Casa es una antigua construcción transportada en la época de las cruzadas, primero hacia Tersatto, lugar de Dalmacia, un pequeño pueblo de Croacia, posteriormente fue llevada, a Loreto, Italia, donde fue reubicada en diferentes lugares hasta llegar a la actual colina en la cual se venera la preciada reliquia”. BOLETÍN • 2013 •

27


cruzadas, primero hacia Tersatto, lugar de Dalmacia, un pequeño pueblo de Croacia, posteriormente fue llevada, a Loreto, Italia, donde fue reubicada en diferentes lugares hasta llegar a la actual colina en la cual se venera la preciada reliquia. Según la tradición llegó a este lugar el 10 de diciembre de 1294, debido a que los sarracenos habían conquistado Jerusalén por segunda vez y la Casa Santa corría peligro de ser destruida.

pla Angeli Comneno tuvieron a bien costear el trasporte; tal apellido inspiró la conocida leyenda que afirma el traslado milagroso de la Bendita Casa hacia Loreto, según la cual, los ángeles comandados por San Miguel y por mandato del mismo Señor Jesucristo portaron sobre los aires la venerable reliquia. Ellos la llevaron al bosque lauretum, que significa bosque de laureles.

Los testigos comentan, según la lePor documentos encontrados re- yenda, que la Virgen estaba sentacientemente se sabe que los en- da sobre la casa, con el niño Jesús cargados de transportar las piedras en brazos al ser transportada. El desde la Tierra Santa fueron la fa- relato continua diciendo que, desmilia de un comerciante llamado pués de varios cambios, fue puesta Nicéforo Ángelo, otra versión dice sobre un camino para que la gente que los príncipes de Constantino-

28 • BOLETÍN • 2013


Fuente, Campanario y Fachada principal del Santuario de Loreto, Italia.

notara su presencia y comenzara a Esta pequeña construcción ahora venerarla. está dentro de la gran Basílica de Loreto, una magnifico complejo En la actualidad algunos expertos arquitectónico visitado por mien historia y arqueología han he- les de peregrinos al año; en altar cho estudios sobre el lugar y se ha principal de la casa se encuentra descubierto la similitud de la casa una bella imagen tallada en cedro de Loreto con una pequeña gruta y vestida con un traje muy partique está adosada a la casa de Na- cular, tal imagen fue realizada en zaret, en la Basílica de la Anuncia- 1921 después de un incendio que ción. destruyó la antigua estatua. También se han encontrado monedas de los tiempos en que la reliquia estuvo en Tierra Santa y cierta simbología cristiana antigua. Las piedras y la tierra utilizada en el relleno provienen de la tierra de Nuestro Señor Jesucristo y de la época.

Es una sencilla habitación rectangular, ya ennegrecida por el humo de veladoras y por el paso del tiempo, donde los fieles pueden aprovechar el silencio y recogimiento del lugar para orar, meditar y sentir la presencia de la madre amorosa que escucha sus ruegos.

“Según un antiguo testimonio, ahí fue trasladada la Santa Casa de Nazaret donde se llevaron a cabo los más importantes acontecimientos de nuestra salvación”. BOLETÍN • 2013 •

29


La ciudad medieval fue construida en torno a este lugar de culto, las grandes murallas diseñadas por Antonio da Sangallo, el joven, se construyeron en 1518 y reforzadas en diversas épocas de la historia posterior. La Basílica se inicio a construir en 1469 y fue proyectada por Marino di Marco Cedrino, se concluyó hacia el año 1587, es de estilo tardo-gótico y la fachada del tardío renacimiento.

del traslado milagroso de la Santa Casa; en una capilla se encuentra un maravilloso Cristo esculpido por Innocenzo da Petralia en 1637, también dentro del recinto se pueden admirar varias pinturas de Lorenzo Lotto.

Sobre la plaza donde surge el santuario se puede admirar la fuente de Carlo Maderno realizado entre los años 1604-1614 y el campanario de Luigi Vanvitelli, hacia 1750-1755. Está adornada con innumerables Es sin duda una de las más bellas pinturas y esculturas de grandes iglesias dedicadas a la Santísima artistas que representan escenas de Virgen, con variados detalles teola vida de Nuestro Señor Jesucristo lógicos y con gran riqueza artística. y de la Santísima Virgen, así como En esta maravillosa basílica se rezó por primera vez la letanía lauretana, que rezamos en el rosario y fue aprobada por el Papa Clemente VIII, en 1606. Un lugar donde el Señor ha realizado múltiples milagros por intercesión de la Virgen Santísima y se respira paz y alegría espiritual. La Basílica ha sido visitada por muchos Papas, santos y grandes personajes durante su historia, ahí se encuentra una piedra antigua, donde, según una venerable tradición, celebró la Santa Misa San Pedro. En la actualidad el Beato Juan Pablo II la visitó en diversas ocasiones y últimamente también S. S. Benedicto XVI ha querido renovar y encomendar la fe de nuestras naciones bajo el manto de María y en el contexto del lugar donde, la fe católica cree, se encarnó nuestro Divino Salvador. Ojalá que este año de fe nos renueve en un profundo amor a Dios, a su palabra y a su Santa Madre y podamos responder con entusiasmo a la llamada que nos hace de construir una nueva civilización de amor, paz y solidaridad. 30 • BOLETÍN • 2013


CULTURA

TESOROS DE LA BASÍLICA

EL TEMPLO DEL POCITO Lic. Gabriela Treviño González

“El templo se encuentra cubierto por una gran cúpula, revestida de azulejo (cerámica vidriada y esmaltada), custodiada por esculturas labradas en cantera, en donde se puede ovservar a San Joaquín y a Santa Ana (padres de la Virgen).” BOLETÍN • 2013 •

31


E

l Recinto Guadalupano, hogar de la Virgen Santísima de Guadalupe y recuerdo vivo de su milagro, es también un lugar de tesoros invaluables para la historia de México; uno de esos tesoros es La Capilla del Pocito. Este templo tiene una belleza e historia singular, ya que es un hermoso templo ubicado en la zona oriente, al pie del Tepeyac, que en un inicio era un pequeño manantial, al cual se le atribuían propiedades curativas gracias a que la Virgen de Guadalupe se presentó en 1531 cerca del mismo para hablar con San Juan Diego. Ya desde esas épocas era muy visitado, pero para mediados del siglo XVII, gracias al sacerdote Luis Laso de la Vega se construyó una pequeña ermita y un pozo en el que desembocaba el agua. Sin embargo, aquel importante manantial se convirtió en un foco de infección en poco tiempo, debido a que los visitantes bebían, se refrescaban y se lavaban en él (algunos de ellos hasta con heridas o enfermedades); por lo que el agua del pozo se contaminó y al final las autoridades se vieron en la necesidad de cerrarlo. Es hasta 1777 cuando se decide elaborar una capilla al estilo barroco, contratando a uno de los arquitectos más destacados de la época, Francisco Antonio de Guerrero y Torres “Maestro de la 32 • BOLETÍN • 2013

Ciudad”, quien trabajó y diseñó el templo en honor a la Virgen de manera gratuita. Muchos alabañiles e incluso algunas mujeres del lugar actuaron de la misma forma, lo que se consideraba como un gran regalo y ofrenda a la Virgen de Guadalupe, en agradecimiento a lo que ella nos ha otorgado desde su llegada a estas tierras.

Este lugar, como obra arquitectónica, es de las estructuras más notables del recinto por su hermosura. Se destaca por tener una planta singular con la unión de 3 círculos: el primero está ocupado por el pocito, el segundo es donde se encuentra el altar con el retablo de la Virgen María, en el que por cierto, se dispuso una pintura de la Virgen de Guadalupe elaborada


Aquí un fragmento de la oración:

por el artista novohispano Miguel Cabrera (1695-1768), y el tercer círculo de la planta es el camarín de la Virgen y la sacristía. Todo ello con magníficos detalles.

se puede ovservar a San Joaquín y a Santa Ana (padres de la Virgen), a San Felipe de Jesús y a San Guillermo Abad, además del escudo de armas de la Villa.

El templo se encuentra cubierto por una gran cúpula, revestida de azulejo (cerámica vidriada y esmaltada), custodiada por esculturas labradas en cantera, en donde

En su interior, se encuentran óleos que narran las apariciones y una pintura mural que representa una oración, la Letanía Laurtena; misma que se percibe gracias a los

[…]Madre del Salvador, Virgen prudentísima, Virgen digna de veneración Virgen digna de alabanza, Virgen poderosa, Virgen clemente, Virgen fiel, Espejo de justicia, Trono de sabiduría, Causa de nuestra alegría, Vaso espiritual, Vaso de honor, Vaso insigne de devoción, Rosa mística Torre de David Torre de marfil, Casa de oro Arca de la Alianza Puerta del Cielo, Estrella de la mañana, Salud de los enfermos Refugio de los pecadores, Consuelo de los afligidos, Auxilio de los cristianos, Reina de los ángeles, Reina de los patriarcas, Reina de los profetas, Reina de los apóstoles, Reina de los mártires, Reina de los confesores Reina de las vírgenes, Reina de todos los santos Reina concebida sin pecado original[…]

BOLETÍN • 2013 •

33


“Para mediados del siglo XVII, gracias al sacerdote Luis Laso de la Vega se construyó una pequeña ermita y un pozo en el que desembocaba el agua”. 34 • BOLETÍN • 2013

ángeles, los cuales portan los sím- artísticas, que con mucho empebolos que evocan a María. ño y dedicación se lograron forjar; pero es aún más grande el teEl templo se convierte en el guía soro de poder encontrar dentro de la oración y en acompañante de de ellas a la Virgen de Guadalula comunión con María de Gua- pe, que espera paciente abramos dalupe. De esa forma acompañó nuestro corazón para contarle a los peregrinos desde esas épocas nuestras penas y alegrías. e incluso albergó en sus últimos momentos al General José María Morelos y Pavón; quien antes de ser llevado a San Cristóbal Ecatepec, para ser fusilado el 22 de Diciembre de 1815, pidió visitar la Capilla del Pocito para orar y encontrar la paz. Es a través de los detalles del Recinto Guadalupano como descubrimos las maravillas históricas y


BREVES

ÚLTIMOS DONATIVOS

AL ARCHIVO MUSICAL

E

l Archivo Musical de la Basílica se ha enriquecido notablemente por dos donativos importantes tanto por el contenido de los mismos como por su origen.

El 18 de abril del corriente año falleció el Maestro Guillermo Sánchez Juárez quien por más de 50 años fue organista de esta Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe y prolífico compositor. Varias obras

sacras figuran en este Archivo desde hace mucho tiempo mas ahora, con su partida, su viuda Margarita y familia han donado gran parte de las partituras que le pertenecían, enriqueciendo este acervo BOLETÍN • 2013 •

35


36 • BOLETÍN • 2013

con un total de 46 partituras, entre las cuales también donaron varios libros, conteniendo así una diversidad de obras.

do personalmente sus hijas María Guadalupe Barba Cortés y María de los Ángeles Barba de Melgarejo el pasado 20 de noviembre.

El segundo donativo proviene de la familia del Maestro Salvador Barba Luján, talentosísimo pianista y organista fallecido el 31 de julio de 1950. Sus hijos han querido que la importante biblioteca musical que dejara desde hace tantos años pasara a pertenecer al Archivo Musical de la Basílica, la cual han entrega-

En esta pequeña nota se quiere agradecer a estas familias por este regalo que será bien utilizado por los músicos que visitan este Archivo. Próximamente se publicarán sendas biografías de estos espléndidos músicos.


BREVES

VOLUNTARIADO JUVENIL GUADALUPANO

C

uando pensamos en la realidad del Santuario, en el que el Señor nos ha invitado a participar como sacerdotes, siempre viene a nuestra mente y corazón la expresión de los discípulos al Señor Jesús: “¿Vamos nosotros a comprar doscientos denarios de pan para darles de comer?” (Mc 6,37), porque es aquí, en este lugar en donde Santa María de Guadalupe nos ha traído un mensaje importantísimo de parte de Dios Nuestro Padre y ella como perfecta Evangelizadora y Misionera ha querido quedarse para recordárnoslo continuamente,

y es por eso que los peregrinos que llegan a este Santuario se cuentan por millones, a tal grado que los pastores les vemos “pasar”, algunos cuantos tienen la fortuna de confesarse y hablar con un sacerdote, otros tantos vienen preparados y participan de la Eucaristía, pero en verdad son muchísimos los que se conforman con mirar la Imagen de Nuestra Señora, con entrar al Santuario o pasar por debajo de la Sagrada Imagen. ¿Cómo dar de comer a todos estos fieles del Señor? ¿Cómo ayudarles para encontrarse con Aquel que nos ha traído nuestra Madre del Cielo? Por más sa-

cerdotes que se envíe a este Santuario siempre seremos insuficientes para anunciar de muchas formas la Buena Nueva del Señor, es necesario que los laicos, cada vez en mayor número, puedan colaborar con nosotros y de un modo especial los y las jóvenes. El verano pasado junto con Luis, un joven que frecuenta la Basílica, y con Gerardo David un seminarista del Seminario Conciliar de México, empezamos a acariciar el proyecto de un Voluntariado Juvenil. En agosto llegó a colaborar en la Pastoral del Santuario, Alberto, BOLETÍN • 2013 •

37


seminarista también, que junto con jóvenes de Escuela de Pastoral y del Grupo Intus, empezaron a dar forma a la idea. Se han reunido semanalmente, empezamos a celebrar la Eucaristía juntos en la Capilla de San José el primer domingo de mes a partir de octubre de este año, y con la creatividad de los jóvenes a través del Facebook, han creado una serie de redes con chicos y chicas interesados en unirse a este voluntariado.

Santuario estuvieron alegres y entusiastas alrededor de 150 jóvenes, provenientes de Colegios de padres Legionarios de Cristo, de grupos juveniles de parroquia como Juventud de Cristo, de los jóvenes de Escuela de Pastoral de Basílica, del grupo juvenil Intus también de Basílica, y otros más que sin pertenecer a ningún grupo forman ya la base de este Voluntariado. Damos gracias a Dios por el don de estos jóvenes, y pedimos la intercesión maternal de Santa María de Guadalupe para que este Voluntariado Juvenil Guadalupano, persevere y crezca, para mayor gloria de Dios y bien de las jóvenes generaciones de cristianos que esperan un testimonio de fe por parte de sus coetáneos.

Se diseño un logo que identifica a los Jóvenes Voluntarios, han recibido playeras con el mismo, y el pasado sábado 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción, han recibido la bendición de la Iglesia para darse a la tarea de acoger a los peregrinos en las Fiestas de Nuestra Señora de Guadalupe. De esta manera, la tarde- noche Pbro. Salvador González Morales del día 11 de diciembre de 2012, Secretario Ejecutivo de la a las puertas de este majestuoso Pastoral Profética.

38 • BOLETÍN • 2013


BREVES

VISITA DEL

E

PRESIDENTE DE NICARAGUA

l pasado 16 de noviembre del presente año, el Señor Daniel Ortega Saavedra, Presidente de Nicaragua y su distinguida esposa, la Señora Rosario Murillo, visitaron con gran devoción a la Virgen de Guadalupe; asistieron con cinco de sus diez hijos y algunos de sus nietos. Mons. Enrique Glennie, Rector de la Insigne y Nacional Basílica

de Guadalupe, los recibió y los acompañó en su visita dentro del Santuario. En la sacristía de la Basílica de Guadalupe, el Sr. Presidente firmó el Libro de Visitantes Distinguidos.

BOLETÍN • 2013 •

39


BREVES

EL JEFE DE GOBIERNO SE ENTREVISTA CON EL RECTOR DE LA BASILICA

E

l Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera, acudió a la Basílica de Guadalupe para saludar a Mons. Enrique Glennie Graue, Vicario General y Episcopal de Guadalupe y Rector del Santuario, el 13 de diciembre, al término del Operativo Villa Mariana 2012 implementado por los Festejos Guadalupanos 2012 y en el que se registraron 6 millones 400 mil visitantes al Santuario. 40 • BOLETÍN • 2013

El Lic. Mancera también informó a Monseñor Glennie sobre la entrada en operación del programa del Turibús hasta la Basílica de Guadalupe, a partir del día 17 de diciembre, para fomentar el turismo religioso. Asimismo informó que se está llevando a cabo una reorganización en el santuario con el propósito de tener un mejor funcionamiento y servicio a los peregrinos y visitantes.


BREVES

EL MILAGRO DEL TEPEYAC

ESPECTÁCULO MULTIMEDIA EN LA BASÍLICA DE GUADALUPE

BOLETÍN • 2013 •

41


P

or primera vez en la Basílica de Guadalupe, durante el mes de diciembre se presentó el espectáculo multimedia “El Milagro del Tepeyac”, como un tributo a la Reina de México y Emperatriz de América.

Expiatorio a Cristo Rey (Antigua Basílica) y la Parroquia de Capuchinas. Para ello, se ocuparon 156 luces, dos mil 600 disparos de pirotecnia y la participación de 40 personas del staff técnico a cargo de Juan Pablo Alonso, productor ejecutivo; Israel Arangutia, productor; José Cuervo, productor de Con la presencia del Emmo. Sr. contenidos y el Pbro. Rafael LóCardenal Norberto Rivera Carre- pez, e.s. asesor. ra, Arzobispo Primado de México, Obispos Auxiliares y Mons. Enrique Glennie Graue, Rector del Santuario, el 13 de diciembre fue inaugurado el espectáculo que presentó pasajes del Nican Mopohua, la narración que da cuenta del Acontecimiento Guadalupano. La producción en video-maping fue proyectado en las estructuras de la Basílica actual, el Templo 42 • BOLETÍN • 2013

El espectáculo se presentó a partir del 14 de diciembre, excepto el 24-25 y 31 de diciembre-01 de enero, en los horarios: 18:30, 19:30, 20:30 horas. “Quisimos hacer algo nuevo en la Iglesia para realzar las apariciones de la Virgen de Guadalupe y acercar a la gente sencilla a un espectáculo de primer nivel” dijo Roberto Cuervo, escritor del guión.


BOLETÍN • 2013 •

43


44 • BOLETÍN • 2013


Boletín Guadalupano Enero 2013