Page 1


Uves & Ráfagas desde MotoGP Aventuras mundialistas entre bastidores de un apasionado a las carreras

Mela Chércoles Prólogo de Valentino Rossi Epílogo de Marc Márquez


UVES & RÁFAGAS DESDE MOTOGP Aventuras mundialistas entre bastidores de un aficionado a las carreras Mela Chércoles Mela Chércoles se mueve desde 1999 por el paddock del Mundial de Motociclismo como por su propia casa. Uves & Ráfagas desde MotoGP es una mezcla de sus experiencias personales y de la historia reciente de este apasionante deporte. Desde la corta distancia de quien lo ha vivido entre bastidores, Mela nos enseña el entorno del gran circo, con sus pequeñas y grandes historias, las curiosidades y secretos de una gran familia. Un libro para los aficionados de siempre y para los que se incorporan cada día al rebufo de unos extraordinarios éxitos solo comparables con la selección española de fútbol. Desde el gran Valentino Rossi hasta la nueva sensación Marc Márquez, Mela Chércoles recorre el presente y el pasado más cercano del motociclismo de alta competición. El autor recuerda al combativo Sete Gibernau, el Mundial de Crivillé o la guerra y la paz entre Lorenzo y Pedrosa. Nos habla del gran mito Ángel Nieto y todo su clan, con un capítulo dedicado a la vuelta a la vida de su sobrino Fonsi, tras estar un minuto clínicamente muerto en un hospital de Indianápolis. Y no olvida a los periodistas y compañeros de viaje, esa otra familia que sigue a motos y pilotos por todo el mundo. ACERCA DEL AUTOR Mela Chércoles nació en Madrid en 1975, comenzó a trabajar como redactor en el diario As con veintiún años recién cumplidos. Su trayectoria en el periódico le llevó por diversas secciones hasta que se hizo cargo de la información del Mundial de Motociclismo en 1999, cuando Álex Crivillé consiguió el título de 500cc. En estos años se ha convertido en todo un especialista en la materia y ha colaborado en Solo Moto, Onda Cero y Cadena SER y, desde 2012, con Mediaset, ha dado el salto a la televisión como comentarista en las retransmisiones de los grandes premios. ACERCA DE LA OBRA «En este libro se recogen algunos capítulos de la historia reciente de nuestro Mundial, desde la llegada de Mela al campeonato, cuando me hizo su primera entrevista en Río 1999, el día antes de ser campeón de 250cc, y del que espero que siga muchos años entre nosotros para preguntarme no solo de motos, como suele hacer…» VALENTINO ROSSI, EN EL PRÓLOGO «No sabes cuándo habla en serio y cuándo en broma, como cuando me pidió que escribiera algo en su libro. O como cuando me pide que diga en la tele lo de “pequeño genio, pelotas grandes”. Me hace gracia y se lo agradezco, pero me da vergüenza decirlo en la tele. Mucha vergüenza, aunque os prometo a los que estáis leyendo el libro que si algún año gano el Mundial de MotoGP, cosa que veo muy lejos, lo diré en la tele.» MARC MÁRQUEZ, EN EL EPÍLOGO


Para todos los míos, que saben muy bien quiénes son, y en especial a las dos personitas que más quiero en esta vida: Silvia Rodríguez Mela y su hermano Iván.


Montar en moto es lo más divertido que se puede hacer con la ropa puesta. KEVIN SCHWANTZ, campeón del mundo de 500cc en 1993 y mi héroe.


Prólogo por VALENTINO ROSSI

Sería imposible saber el número exacto de preguntas

que he contestado ante los periodistas a lo largo de mi carrera mundialista. No exagero si digo que pueden ser millones. Llevo en el campeonato desde 1996 y aunque no fue igual el ritmo de preguntas cuando corría en 125cc o 250cc, que a partir del salto a la categoría reina, en el año 2000, siempre supe que el periodismo formaba parte del juego y por eso he intentado hacerlo lo mejor que he podido en las ruedas de prensa oficiales del equipo o en las entrevistas cara a cara. Para mí, la afición es importantísima y me siento muy halagado al ver banderas con mi nombre y mi dorsal allá por donde voy, por eso acepto con la mayor naturalidad posible el encuentro con los periodistas. Ellos han sido durante años el mejor puente entre los aficionados y los pilotos, aunque ahora las redes sociales son muy directas y disfruto mucho desde mi cuenta de Twitter. Mela Chércoles ha escogido para arrancar este Uves & Ráfagas desde MotoGP un capítulo titulado Un minuto más con Rossi, en el que explica el proceso que debe seguir hasta llegar a tener una entrevista conmigo, el tiempo de duración de estas y cómo es un éxito para él pasar más tiempo del acordado haciendo preguntas… 13


uves & r áfagas desde motogp

Antes de empezar, siempre suele decirme que para él es un gran desafío entrevistarme, el más importante del año y en ocasiones hay alguna pregunta que me coge por sorpresa y con la que sabe captar mi atención. Como en aquella entrevista que me hizo en Sepang, hace algunos años, en la que le había pedido a gente relacionada de una u otra manera conmigo que me hiciera una pregunta y yo, además de contestar, tenía que adivinar quién me la había hecho. Tengo mucho respeto por mi deporte, tanto por su historia como por el presente y me consta que hay periodistas que también lo tienen. En este libro se recogen algunos capítulos de la historia reciente de nuestro Mundial, desde la llegada de Mela al campeonato, cuando me hizo su primera entrevista en Río 1999, el día antes de ser campeón de 250cc, y del que espero que siga muchos años entre nosotros para preguntarme no solo de motos, como suele hacer… Tavullia, marzo de 2013

14


Capítulo 1 Un minuto más con Rossi

Valentino Rossi es Patrimonio de la Humanidad y,

cuando gana él, ganamos todos. Es algo que vengo diciendo desde hace años, ya fuera en el periódico, la radio o últimamente en la televisión y no he encontrado a nadie, o casi, que me lleve la contraria. Algunos de sus adversarios más directos no lo ven de igual manera, y no entienden cómo los aficionados o la prensa española pueda apreciar tanto o más a un piloto nacido en Italia que a uno de los nuestros. La cuestión es que el italiano siempre corre en casa, sea el circuito que sea, y no solo en su jardín de Mugello, donde fue capaz de ganar siete años de manera consecutiva (de 2002 a 2008). Tras cualquier entrenamiento durante un gran premio, un simple paseo por la puerta trasera de su box refleja que estamos en territorio Rossi. Los seguidores se amontonan allí a la espera de que salga su ídolo, a la caza de un ansiado autógrafo o simplemente para verle, tocarle o decirle algo. Da igual que se corra en Italia, España, Asia, Australia o América. Siempre se aglutina más gente alrededor de su box que en el de cualquier otro piloto, aunque sea un ídolo local. A este enorme tirón también ayuda su increíble paciencia franciscana a la hora de atender a sus fans, a los que dedica minutos y 15


uves & r áfagas desde motogp

minutos, que en ocasiones se disparan hasta la hora, firmando cascos, monos, camisetas, fotografías y lo que se tercie, porque hasta en sensuales puntos de cuerpos femeninos se le ha visto estampar su rúbrica. Y todo ello independientemente de cuál haya sido su resultado en la pista, lo mismo en los años de éxito que los de calvario en Ducati. Rossi fue un piloto diferente desde su primera temporada en la clase reina, los añorados 500cc. Era el año 2000 y el entonces Valentinik, una especie de superhéroe inter espacial que sustituyó al sobrenombre de Rossifumi y supuso la antesala del actual Il Dottore (El Doctor o The Doctor, como se prefiera), ya sabía que el germen de la Rossimanía se estaba gestando. Me lo dijo en una entrevista publicada en el diario AS del 28 de octubre de aquel año durante el transcurso del GP de Australia. (Acabaría tercero aquella carrera, tras Biaggi y Capirossi, cerrando un triplete italiano que por aquel entonces era impensable que lo disfrutase el motociclismo español, pero doce años después aquel sueño también lo hicieron realidad los nuestros, en Japón, por obra y gracia de Pedrosa, Lorenzo y Bautista). Sin embargo, la razón por la que aquel recuerdo salta a estas páginas es su respuesta cuando le pregunté si notaba que era el piloto más aclamado en las gradas, como en su día lo fue el célebre 34, Kevin Schwantz, su gran ídolo. Rossi contestó de una forma tan sincera como reveladora: «Me falta mucho para alcanzar la popularidad de Schwantz, pero me gusta ser el ídolo de la gente. Noto que la afición me quiere, y no solo en Italia, porque veo muchas pancartas y banderas con mi nombre allí donde vamos». Aquel Rossi había ganado ya dos títulos mundiales, el de 125cc en 1997 y el de 250cc en 1999, con 12 victorias en el octavo de litro y 14 en dos y medio, 16


mela c hércoles

además de haber sumado sus dos primeros triunfos en el medio litro, en el Donington Park inglés y en el Nelson Piquet brasileño, pero acceder a él para entrevistarle era todavía muy sencillo. Llegados al año 2001, cuando consiguió el primero de sus siete títulos en la clase reina, el piloto Rossi se convirtió en el fenómeno Rossi y pasó a ser el personaje más solicitado por la prensa allá donde recalase el Mundial. Por eso se acabaron las entrevistas a quemarropa con él, según te lo encontrabas en algún punto del circuito, y todo encuentro con grabadora o boli en mano debía ser supervisado y aprobado previamente por su departamento de prensa o comunicación. La avalancha de peticiones de entrevista era tal que, cada jueves, viernes y sábado, después de atender la rueda de prensa de rigor, porque los pilotos no se esconden como hacen otros deportistas y atienden cada día a los medios, le esperaban una serie de careos con periodistas locales o fijos del Mundial, a veces de manera colectiva, limitados a diez minutos. Puede parecer poco tiempo, pero diez minutos con Rossi dan casi siempre mucho juego, y si consigues ganarte su atención e interés la entrevista puede prolongarse más tiempo, sin que importe lo que marque el reloj. Eso sí, a los diez minutos no falta el aviso de la jefa de prensa de rigor. En ese sentido, recuerdo con especial cariño a Roberta Vallorosi, que trabaja para Fernando Alonso en la F-1 desde la llegada del español a Ferrari, y cuya belleza hacía menos dolorosa su triste noticia. Por eso, conseguir un minuto más con Vale era un triunfo personal, una señal inequívoca de que la entrevista le había gustado y eso, ante un personaje que ha concedido miles de entrevistas y contestado a millones de preguntas, es un éxito profesional comparable al del sabor de la victoria para un piloto. Y es que El Doctor siempre deja buenos titulares… 17


DANI PEDROSA (26) y JORGE LORENZO (99) protagonizaron en el circuito checo de Brno en 2012 un espectacular duelo, decidido en la última curva de la última vuelta (arriba). Se impuso Pedrosa y ambos se felicitaron tras la carrera, algo imposible años atrás, cuando su guerra llegó a oídos del rey JUAN CARLOS, que les pidió en Jerez 2008 que se llevaran bien, a la vez que les obligaba a darse de la mano (abajo).


Agradecimientos

A la afición, por hacer de este deporte uno de los

importantes de nuestro país. A los pilotos y escuderías mundialistas, por aguantarme y darme tanto. A mi familia, porque no hay otra mejor. Y a mi familia de las carreras, por excelentes compañeros y, algunos, amigos del alma. Me refiero a Borja González, Jaime Olivares, Manuel Pecino, José Maroto el Oso, Tito Lladós, Juan Pedro de la Torre (JP) y Valentín Requena. También a Javier Herrero, que me dio mi primera oportunidad como becario de motociclismo en 1994. Y a Solo Moto, Mediaset, Cadena SER y, por supuesto, al As, con una sección de motor capitaneada por mi hermano Raúl Romojaro, Ruli, que me permite siempre trabajar con red.

173


Índice

Prólogo por VALENTINO ROSSI ..................................... 13 1. – Un minuto más con Rossi ..................................... 15 2. – Lorenzo y Pedrosa: guerra y paz .......................... 45 3. – Crivillé nos hizo más grandes .............................. 65 4. – Gracias, Sete .......................................................... 77 5. – 2010: el triplete soñado ......................................... 99 6. – Simoncelli. La muerte golpea el Mundial (I) ..... 109 7. – Tomizawa. La muerte golpea el Mundial (II) ..... 123 8. – La vuelta a la vida de Fonsi Nieto ....................... 131 9. – Los 23 españoles del 2012+1 .............................. 151 Epílogo por MARC MÁRQUEZ ..................................... 169 Agradecimientos ....................................................... 173


© Mela Chércoles, 2013 Primera edición en este formato: mayo de 2013 © de esta edición: Roca Editorial de Libros, S. L. Av. Marquès de l’Argentera, 17, pral. 08003 Barcelona info@rocaebooks.com www.rocaebooks.com ISBN: 978-84-15242-44-4 Todos los derechos reservados. Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamos públicos.

Uves & rafagas en MotoGP de Mela Chércoles  

Uves & Ráfagas desde MotoGP es una mezcla de sus experiencias personales y de la historia reciente de este apasionante deporte sin ánimo de...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you