Issuu on Google+

Titulo: Cuba-1 Serie: Dago Textos: Robin Wood


1-(TEXTO)- Dago y su amigo Joao han llegado a Cuba tras un alucinante periplo por las tierras del Nuevo Mundo, cargando diamantes y perlas y tratando de decidir lo que harán... (DAGO)- ¿De manera que vuelves a Europa, Joao? (JOAO)- Sí, Dago....¿Sabes? No me hago más joven y he tenido todas las aventuras y horrores que un ser humano puede aguantar. Es tiempo de disfrutar de un poco de paz y descanso en mi vida...y será también la primera vez... (DAGO Y JOAO COMEN EN UNA TABERNA. ES DE NOCHE Y LOS DOS PARECEN ALGO DEPRIMIDOS) 2(DAGO)- Entonces es mejor repartir los diamantes y las perlas. Al menos volverás a Portugal hecho un hombre rico. (JOAO)- Eso también será agradable...e inesperado para mí. (SE PONEN DE PIE) 3(DAGO)- Es curioso, Joao...Dejaste que yo guardara toda esa fortuna y la escondiera sin preguntar nada ¿Nunca temiste que te traicionara y huyera con ella? (SALEN A LA CALLE. ESTA DESIERTA Y OSCURA) 4(JOAO)- No. Nunca. (MIRA A DAGO SONRIENDO) 5(JOAO)-...pero sí hay algo que me intriga...Tantos rufianes han estado buscando ese tesoro inútilmente ¿Dónde diablos lo escondiste? (DAGO)- Ah...Eso.... (CAMINAN POR UN SECTOR MISERABLE DE LA CIUDAD) 6(DAGO)- En un lugar especial muy evitado por todo el mundo... (DAGO Y JOAO SE ACERCAN A UN ENORME CORRAL LLENO DE CERDOS. ES UN BARRIAL REPUGNANTE) 7(JOAO)- Oh no. (DAGO)- Oh sí.


(DAGO SONRIENTE SE DETIENE JUNTO A LA VALLA DEL CHIQUERO. JOAO CON GESTO DE DESESPERACIÓN) 8(DAGO)- ¿Lo ves? Intocado. (JOAO)- Pues salgamos de aquí rápido. Hasta nuestro tesoro pierde su atractivo con este hedor...y no me sorprende que tu idea fuera efectiva. (LOS DOS EN EL CENTRO DEL GRAN CHIQUERO CAVANDO EN EL BARRO. DAGO SACA UNA PESADA BOLSA. ESTAN RODEADOS POR LOS CERDOS Y EMBARRADOS DE PIES A CABEZA. JOAO EMPUJA A UN CERDO QUE TRATA DE OLISQUEARLO) 9(JOAO)- Ah. Esto es mejor....Juro que no tendré cerdos en mi hacienda en Portugal....Solo caballos, toros y silencio...y una hermosa esposa que me dé hijos. Es hora de tener una familia. (ESTAN EN UN CUARTO DE LA POSADA. JOAO SALE DE SU BAÑO CHORREANDO AGUA. DAGO HA PUESTO LOS DIAMANTES Y LAS PERLAS SOBRE LA MESA. VISTE CAMISA Y PANTALONES Y TIENE EL PELO MOJADO DANDO LA IMPRESIÓN QUE SE HA BAÑADO ANTES. JOAO SE ENVUELVE EN UNA MANTA) 10(DAGO)- Aquí está la división...Puedes contarlo y.... (JOAO)- Dago, nos hemos salvado la vida docenas de veces..¿ y nos trampearíamos por esto? No seas estúpido. (DAGO SEPARA CON SU ESPADA LA PILA DE DIAMANTES Y PERLAS EN DOS. JOAO SONRIE) 11(JOAO)- Deberías venir conmigo a Portugal. Tú también necesitas algo de paz. (DAGO)- La paz y yo no vamos por el mismo camino, Joao....pero gracias por tu invitación. Tal vez un día pase a verte, a ti, a tus futuros hijos, y a tu futura esposa.... (LOS DOS LLENAN COPAS CON VINO) 12(JOAO)- Te extrañaré, amigo. (BRINDAN. JOAO CON EXPRESIÓN TRISTE) 13(DAGO)- (Te extrañaré, amigo) (ES DE DIA. DAGO EN EL MUELLE MIRA ALEJARSE UNA CARABELA DESDE CUYA POPA, JOAO, MUY ELEGANTE LO SALUDA. DAGO CON EXPRESIÓN SOMBRIA)


14(DAGO)- (Pero...¿Y esos gritos?) (DAGO VOLVIENDO A LA CIUDAD SE DETIENE ALERTA) 15(BERNARDO)- ¡Sujétalo! ¡Sujétalo! (SE VE ALGO COMO UN GRAN CORRAL DONDE HAY UN FUEGO EN UNA FRAGUA DE LADRILLOS CON HIERROS DE MARCAR EN EL FUEGO. HAY UNA VEINTENA DE INDIOS DE ASPECTO MISERABLE Y ASUSTADO. VARIOS ESPAÑOLES DE ASPECTO RUDO FORCEJEAN CON UN INDIO QUE SE RESISTE. BERNARDO, DELGADO Y DE AIRE MALIGNO TRATA DE GOLPEARLO CON SU LATIGO. CERCA ESTARA BERNALDEZ, UN ESPLÉNDIDO NOBLE A CABALLO, MUY BUEN MOZO Y DE AIRE ABURRIDO. HAY VARIOS CUBOS DE MADERA TIRADOS EN EL SUELO CERCA DE LOS INDIOS) 16(BERNARDO)- ¡Ya te tengo y....! (LOS HOMBRES INMOVILIZAN AL INDIO CONTRA EL SUELO Y SONRIENDO BERNARDO ALZA EL LATIGO) 17(BERNARDO)- Pero... (EL PADRE MONTERO APARECE A SU LADO. ES UN HOMBRE MAYOR Y DE BAJA ESTATURA Y EXPRESIÓN SERENA Y DURA. VISTE UNA HARAPIENTA SOTANA Y SANDALIAS. ARRANCA EL LATIGO DE LA MANO DE BERNARDO) 18(MONTERO)- Atrás. (MONTERO SE CRUZA ENTRE BERNARDO Y EL INDIO. LOS OTROS ESPAÑOLES LO HAN SOLTADO Y SE APARTAN) 19(BERNADEZ)- Esto no es de vuestra incumbencia, padre Montero. Estos son mis indios y puedo tratarlos según mi criterio. (MONTERO)- Estos indios son criaturas de Dios y sólo él decide su destino...y en ese destino no hay un látigo. (BERNALDEZ SONRIENTE ACERCA SU CABALLO) 20-


(BERNALDEZ)- ¡Me han sido adjudicados! ¡El gobernador ya os previno que no os inmiscuyerais en asuntos que no os conciernen! (MONTERO)- Tu gobernador está en España ante las Cortes respondiendo por su corrupción. Y tú corres el riesgo de responder por tu violencia. 21(BERNARDO)- El señor Bernáldez te ha dicho que apartes, cura renegado...¿No sabes oír o tal vez quieres....? (BERNARDO CON VIOLENCIA SUJETA LA SOTANA DE MONTERO EN EL HOMBRO. DETRÁS SE VE A DAGO RECOGER UNO DE LOS CUBOS DE MADERA) 22(BERNARDO)-¡Ah! (DAGO GOLPEA A BERNARDO EN LA CABEZA CON EL CUBO QUE SE ROMPE) 23(BERNARDO)- ¿Cómo te atreves...? (CAIDO DE RODILLAS EN EL SUELO BERNARDO COMIENZA A SACAR SU ESPADA) 24(DAGO)- Si te mueves será un hombre de suerte pues tendrás un sacerdote cerca para que te dé los últimos ritos. (DAGO DE PIE ANTE EL LE APOYA SU ESPADA EN EL CUELLO) 25(MONTERO)- Deja eso, hijo. No debemos responder a la violencia con la violencia. (DAGO)- ¿Porqué no? Siempre me ha resultado bien...o casi. (MONTERO BAJA LA HOJA DE LA ESPADA DE DAGO CON UNA MANO) 26(BERNALDEZ)- Bernardo, lleva los indios a la plantación. El cura renegado no puede oponerse a ello. Es legal. (BERNALDEZ HABLA A BERNARDO) 27(GUANARO)- ¿Y esto? ¿Es esto eso que tú llamas legal, hombre blanco? (UN HERCÚLEO INDIO JOVEN SE ABRE PASO ENTRE LOS INDIOS. TIENE UNA “B”MARCADA AL ROJO VIVO EN SU MEJILLA QUE AÚN HUMEA) 28-


(BERNALDEZ)- Unete a los otros y cállate. (GUANARO)- No. No lo haré. Tengo una pregunta y quiero una respuesta. (CERCA

DEL

INDIO

APARECE

BERGUES,

UN

CORPULENTO

CINCUENTON

ELEGANTEMENTE VESTIDO. JUNTO A EL VA UN NIÑO, EVIDENTEMENTE INDIO, TAMBIEN VESTIDO CON ELEGANCIA Y AMBOS MIRAN LA ESCENA) 29(GUANARO)- ¿Quién te ha dado el derecho de marcar nuestros rostros con un hierro? (GRITA RABIOSAMENTE SEÑALANDO A BERNALDEZ) 30(BERNALDEZ)- ¡Llévate a este hereje, Bernardo! ¡Ahora mismo! ¡Y si vuelve a insolentarse que pruebe el latigo hasta que le salgan los huesos! (BERNALDEZ GRITA FURIOSAMENTE) 31(BERGUES)- Tienes una boca llena de látigos, Bernáldez...La boca, claro. Los que los manejan son otros. Ni siquiera en eso corres riesgos. (BERGUES SE ADELANTA) 32(BERNALDEZ)- Ah...Bergues, el caballero cruzado de la isla...Tú y tu....¿cómo lo llamaríamos? ¿Tu sombra oscura? (BERGUES MIRA SARDÓNICAMENTE A BERGUES Y AL NIÑO) 33(PRIMER PLANO DEL ROSTRO DEL NIÑO MIRANDO HACIA EL LECTOR CON EXPRESIÓN DE ODIO) 34(BERNALDEZ)- Si un día pierdes tu dinero puedes enviar a tu bastardo indio a mi plantación, Bergues. Le marcaré la cara y lo pondré a trabajar con sus hermanos de raza...con todos los otros salvajes sin alma. (BERNALDEZ RIENDO) 35(MONTERO)- Quieto. No vale la pena. Quieta esa mano. (BERGUES LLEVA LA MANO A LA ESPADA. MONTERO LO DETIENE) 36-


(BERNALDEZ)- Y tú....Recordaré lo que has hecho hoy. Mala cosa enfrentarme ¿Sabes quien soy? Soy Bernaldez... (DAGO)- Excelente nombre... (BERNALDEZ MIRA FRIAMENTE A DAGO QUE PARECE DIVERTIDO) 37(DAGO)- El de tu madre, supongo...¿o conociste el de tu padre? (SONRIE A BERNALDEZ) 38Curiosamente no hubo explosión de furia. Simplemente una perezoza sonrisa carnicera. (BERNALDEZ)- Te recordaré. (SONRIE MALIGNAMENTE A DAGO) 39(MONTERO)- Un momento. Los indios azotados y marcados quedan aquí. Deben ser curados. (BERNARDO)- ¿Qué...? ¡No...! (MONTERO SE ADELANTA) 40(BERNALDEZ)- Déjalos, Bernardo. Deja que el buen padre los cure. Es su deber cristiano, después de todo... (BERNALDEZ RIE) 41(BERNALDEZ)-...y una vez que estén curados y fuertes que los devuelva a la plantación. Esa es la ley aprobada por la rey y la iglesia ¿No es así, padre? (BERNALDEZ SE ACERCA A CABALLO A MONTERO) 42(MONTERO BAJA LA CABEZA) 43(BERNALDEZ)- ¿No es así, padre? (SE INCLINA EN LA SILLA MIRANDO SONRIENTE A MONTERO) 44(MONTERO)- Sí. Así es. (MIRA DURAMENTE A BERNALDEZ)


45(BERNALDEZ)- Perfecto. Nos entendemos. Cuida bien de mis indios, padre. Pronto será tiempo de cosecha y tendrán que trabajar duro. Ah...Y no olvides el bendecirlos. (SE ALEJA RIENDO SEGUIDO POR LOS INDIOS SANOS Y SUS HOMBRES) 46(GUANARO LO MIRA ALEJARSE CON EXPRESIÓN DE ODIO) 47(MONTERO)- Soy el padre Montero. Te agradezco tu intervención. Y espero que no te traiga problemas. Te has hecho de un mal enemigo. (DAGO)- Enemigos es lo único que he tenido en mi vida. Puedo vivir con ellos...Claro que por lo general ellos no viven mucho conmigo. (MONTERO ESTRECHA LA MANO DE DAGO SONRIENDO) 48(BERGUES)- Vamos a llevar a estas pobres criaturas a la aldea. Necesitan ser curados. (BERGUES SE ACERCA A MONTERO SEÑALANDO A LOS INDIOS) 49(GUANARO)- Eres un blanco ¿Porqué tendríamos que confiar en ti? (GUARANO ENFRENTA A MONTERO) 50(MONTERO)- Soy un blanco. No confíes en mí. Estoy aquí simplemente para pagar por los pecados de mi gente. (GUANARO)- ¿Y eso limpiará tus culpas y las de ellos? 51(MONTERO)- No. Nada lo hará....desgraciadamente. (MONTERO CON EXPRESIÓN ABATIDA) 52(GUANARO)- Y tú....¿Ese es tu hijo? ¿Un indio? (AHORA GUANARO MIRA A BERGUES Y SEÑALA AL NIÑO) 53(AMADEO)- Soy blanco, indio. No me insutes. (GUANARO)- Tal vez seas algo blanco...pero no eres español. (EL NIÑO MIRA CON ODIO A GUANARO)


54(DAGO)- Padre...Esto parece algo infernal...Un caldo de razas que se odian unas o otras... ¿Qué ocurre aquí? (MONTERO Y DAGO CAMINAN POR UNA PLAYA SEGUIDO POR LOS INDIOS Y POR BERGUES Y AMADEO) 55(MONTERO)- ¿Aquí? Aquí está naciendo Cuba, amigo. Y todo nacimiento ocurre con sangre y dolor.... (MIRAN HACIA EL SOL QUE SE PONE EN EL HORIZONTE) 56(MONTERO)- La pregunta envenenada es...¿cuánta sangre y cuánto dolor es necesario? (MIRANDO AL SOL)


Robin Wood Comics - Cuba 1 (Dago)