Page 1

El oso de anteojos (Especie en peligro de extinción ) Nombre científico: Tremarctos ornatus Nombres comunes: OsoAnteojos u oso Frontino, Oso Andino, Oso Achupayero , Oso Real, Salvaje y Tomasito El Oso de Anteojos, es la única de las ochos especies existentes en el mundo que habita en Sudamérica, es el mamífero mas grande y el segundo en tamaño después del Tapir Habita principalmente el bosque de neblina, monte chico, puna y baja hasta los bosques secos del noroeste. Se alimenta de plantas, como el cogollo de bromeliáceas, bulbos de orquídeas, frutas, cactáceas, insectos, miel y animales. Su distribución comprende los países de Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela En el Perú los lugares más importantes donde aún existe esta especie están en el páramo; en el cerro Chaparrí (Chiclayo); en el parque nacional Cutervo; en los bosques de altura de San Ignacio, Jaén y Amazonas; en el parque nacional Río Abiseo; en el parque nacional Yanachaga - Chamillén (Oxapampa); en el parque nacional Manú, y en las vertientes orientales andinas donde el ser humano no ha destruido los bosques Características físicas: El oso de Anteojos mide 76 cms. de altura promedio, 130 a 190 centímetros de largo desde la cabeza hasta la cola y su peso oscila entre 80 y 175 kilogramos, la hembra posee 2/3 partes del tamaño del macho. Sus garras están adaptadas para trepar árboles. Aunque pertenece al orden de los carnívoros, se ha tornado en un vegetariano con cambios notables en la estructura de los dientes y el tracto digestivo. El pelaje es usualmente negro, pero algunos individuos pueden presentar tonalidades castañas. Una característica sobresaliente en estos osos es la presencia de marcas de coloración blanca o amarillenta en el hocico, alrededor de los ojos, cuello y pecho que son únicas de cada animal. La forma y extensión de las mismas varía entre los individuos y no es raro observar ejemplares totalmente negros. Esta variación ha sido base para una amplia designación de nombres comunes a lo largo de su área de distribución.


Aunque tiene orejas pequeñas, el Oso de Anteojos posee un excelente oído, tiene una cola muy pequeña, de unos 8 cm escondida entre el pelaje Huellas: El oso tiene un pie plantígrado, o sea que sus patas al caminar hacen contacto con el suelo de manera similar a la humana, y tienen patas delanteras más largas que las traseras; esto los convierte en excelentes trepadores, siendo tal vez la especie de oso que tiene mejor habilidad para ello en todo el mundo. Las huellas de las manos o patas anteriores en un adulto miden aproximadamente 12 x 12 cm; y las posteriores 21 x 10 cm. El tamaño de paso normalmente es de 20 a 25 cm. Habitos .- El Oso Andino es de hábitos principalmente diurnos, tiene por costumbre construir un tosco nido en los altos árboles, para alimentarse o descansar, sin embargo, dicho nido puede ser construido también a nivel del suelo. Este nido consiste en un almacenamiento de hojas y ramas, que por lo general no es más que un acomodamiento de las mismas ramas del árbol donde está construido, aparentemente es un animal solitario. Sin embargo, existen reportes de grupos de hasta ocho individuos comiendo juntos durante la época de fructificación de ciertas plantas del bosque nublado. Los osos de anteojos pueden estar activos a cualquier hora del día. Son excelentes trepadores y pueden pasar bastante tiempo en las ramas más altas de los árboles, en donde se alimentan principalmente de frutas y bromelias epifitas, o simplemente descansan en plataformas que se asemejan a nidos, construidas con ramas y hojas.

Alimentación: Tienen una dieta omnívora, aunque relativamente especializada en frutas y otras partes vegetales. Pueden alimentarse tanto en lo alto de los árboles, como también de lo que crece sobre el suelo. Cuando las frutas maduras no están disponibles, los osos subsisten de alimentos fibrosos tales como cogollos de bromelias, partes tiernas de palmas, bulbos de orquídeas e incluso corteza de árboles. Adicionalmente comen insectos, pequeños roedores, pájaros y en algunas ocasiones dependiendo de la escasez de alimento se les ha visto comiendo venados y ganado, aunque esto es considerado algo muy eventual. Incluso, pueden llegar a ser carroñeros. Claro está, que los factores más determinantes para la obtención de alimentos de los Osos de Anteojos, son las disponibilidades estacionales y geográficas. Enemigos : Los enemigos naturales del OSO DE ANTEOJOS son el jaguar y el puma, pero es el hombre quien más ha contribuido a diezmar su población debido a la destrucción de los bosques y a la caza ilegal. En el Perú se realizan esfuerzos para conservarlo, una muestra de ello es la Reserva Ecológica de Chaparrí, ubicada en Lambayeque, donde se han obtenido resultados positivos.


Su Población y distribución: El oso de anteojos vive preferiblemente en el Bosque de Niebla, pero se han detectado tanto a los 200 como a los 4.800 m.s.n.m.. Es posible que existan en libertad menos de 2.000 ejemplares en los Bosques Andinos de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Sur de Panamá y Norte de Argentina. El tiempo de gestación oscila entre 5 y medio y ocho meses. Esto debido a un fenómeno llamado “implantación retarda” que consiste en la posibilidad voluntaria por parte de la hembra de instalar el óvulo fecundado en el útero de acuerdo a la oferta alimentaria ; el número de crías es de 1 a 3 oseznos.. Al nacer tienen los ojos cerrados y pesan unos 300 grs. Abren los ojos después del primer mes. Son de color negro y ostentan el diseño de los anteojos blanco-amarillentos que caracterizan a la especie. El crecimiento de los pequeños se efectúa bastante rápido, a los 180 días de nacido ya pesan 10 Kg. Los cachorros permanecen con sus madres, al menos durante un año después del nacimiento, este período de cuidado materno es esencial para que los oseznos aprendan a adaptarse y sobrevivir cuando sean adultos. La supervivencia de los oseznos son muy pocas en todas las especies. Las crías son amantadas de seis a ocho meses y estos no realizan hibernación. Se ha calculado un periodo de tiempo de 6 a 8 meses de seguimiento para avistar un Oso en libertad. Son sumamente huidizos, huelen la presencia humana a largas distancias y proceden a esconderse en lo más profundo del bosque Longevidad: Viven 30 años en cautiverio y 50 años en el bosque Sonidos Salvajes. Por lo general, el oso de anteojos no produce muchos sonidos en su hábitat natural y sus vocalizaciones no se dejan oír fácilmente ya que andan solos mucho tiempo. Sin embargo, para esas ocasiones cuando los osos encuentran a sus congéneres - o cuando desean encontrarse con ellos - cuentan con un amplio repertorio de vocalizaciones a su disposición. El sonido más común del oso frontino adulto parece un "gorjeo", como el sonido de un pájaro, el cual es una llamada social para el contacto. Cuando una hembra está en celo, ella emite constantemente esos "gorjeos". El oso frontino también emite "gemidos" muy fuertes, "rugidos", "gruñidos" y "ladridos" para indicar un rango social y grados variables de agresión.


EL OSO DE ANTEOJOS SE RESISTE A MORIR

Los cálculos más optimistas apuntan a que apenas quedan 2 018 individuos en todo el territorio ecuatoriano. Por eso los expertos aseguran que esta es una de las especies con un mayor peligro de extinción. La cacería y la cada vez más escasa disponibilidad de alimentos son los principales factores para que hoy se encuentre en serio riesgo su existencia.

Se lo conoce como el oso de anteojos u oso andino. Su identidad científica es Tremarctos ornatus y pertecene a la familia Carnívora, Ursidea. Habita en bosques secos espinosos, bosques montanos, páramos y punas.

Los mayores indicios de avistamiento se registran en las Reservas Ecológicas CayambeCoca y Antisana. Así también en los Parques Nacionales Napo Galeras, Sumaco, Llanganates y Sangay. Su hábitat natural se extiende a lo largo de la Cordillera de los Andes, desde Venezuela hasta Bolivia. En este territorio, con una superficie cercana a 26 millones de hectáreas, la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) calcula que existen alrededor de 18.250 individuos.

La pérdida de su hábitat por efectos de la expansión agrícola y ganadera en los páramos y bosques andinos amenaza a la especie. Por eso resulta cada vez más difícil avistar a algún ejemplar en estado natural.

Sin embargo, la familia Figari Lasso tuvo la fortuna de ver no solo a uno sino a tres (una madre osa y sus dos osesnos), mientras arriesgaban sus vidas al cruzar por la vía hacia Papallacta (este de Quito). Esta familia decidió compartir esa dicha al difundir, mediante correo electrónico, varias de esas captaciones.


Por fortuna no apareció algún apresurado y desprevenido conductor, mientras esta familia de osos cruzaban por plena vía. Muy posible migraban hacia otro sitio en busca de algún alimento. De allí que resulta urgente que el Ministerio del Ambiente coloque, al menos, alguna señalización de advertencia sobre la presencia de estos animales en estado natural. En países, sobre todo europeos, recurren a una especie de túneles o pasos naturales, que atraviesan bajo o sobre las vías para no cercenar los hábitats.


OjalĂĄ despuĂŠs de esta arriesgada travesĂ­a, esta familia de osos de anteojos haya encontrado un espacio con menores riesgos para su existencia.


Osode Aneojos (en Ecuador)  

Especie en Peligro de Extincion

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you