Issuu on Google+

BOLETÍN DOMINICAL Mayo 4 del 2014

Colima - México

Tercer Domingo de Pascua

Año “A”

¡ALELUYA, ALELUYA! CRISTO HA RESUCITADO VALORES QUE ENGRANDECEN…

DEL EVANGELIO DOMINICAL…

Tipos de Valores

“Cuando ya estaban sentados a la mesa, tomó en sus manos el pan y habiendo dado gracias a Dios, lo partió y se lo dio. En ese momento se les abrieron los ojos y reconocieron a Jesús” San Lucas 24:30-31 PERSONAJES DE LA BIBLIA… “Discípulos de Emaús” Según el capítulo 24 del Evangelio de San Lucas, dos discípulos, uno de los cuales se llama Cleofás y otro cuya identidad no se desvela, apenados y temerosos por la muerte de Cristo que han presenciado, huyen de Jerusalén y llegan hasta Emaús, donde se disponen a cenar en compañía de un extraño con el que han hablado por el camino de los recientes sucesos y que les reprocha su falta de fe.

CONTENIDO:

A los miembros y amigos de San Jorge. Conociendo nuestra sociedad. Liturgia completa para la misa dominical. Noticias. Capsulas de Anglicanismo. 1

Podemos hablar de valores universales, porque desde que el ser humano vive en comunidad ha necesitado establecer principios que orienten su comportamiento en su relación con los demás. En este sentido, se consideran valores universales, la honestidad, la responsabilidad, la verdad, la solidaridad, la cooperación, la tolerancia, el respeto y la paz, entre otros. Sin embargo, puede resultar útil para facilitar su comprensión, clasificar los valores de acuerdo con los siguientes criterios: • Valores personales: Son aquellos que consideramos principios indispensables sobre los cuales construimos nuestra vida y nos guían para relacionarnos con otras personas. Por lo general son una mezcla de valores familiares y valores socio-culturales, junto a los que agregamos como individuos según nuestras vivencias. • Valores familiares: Se refieren a lo que en familia se valora y establece como bien o mal. Se derivan de las creencias fundamentales de los padres, con las cuales educan a sus hijos. Son principios y orientaciones básicas de nuestro comportamiento inicial en sociedad. Se transmiten a través de todos los comportamientos con los que actuamos en familia, desde los más sencillos hasta los más “solemnes”. • Valores socio-culturales: Son los que imperan en la sociedad en la que vivimos. Han cambiado a lo largo de la historia y pueden coincidir o no con los valores familiares o los personales. Se trata de una mezcla compleja de distintos tipos de valoraciones, que en muchos casos parecen contrapuestas o plantean dilemas… Continúa en la siguiente página.


“Entonces ellos dos les contaron lo que les había pasado en el camino, y cómo reconocieron a Jesús cuando partió el pan”. San Lucas 24:35 Cada vez que escucho el testimonio de personas que han logrado hacer cambios positivos a su vida, me quedo admirado de los resultados; es como si en realidad fueran dos personas distintas, una la del pasado y otra nueva, la del presente. Me he podido dar cuenta de que ese tipo de cambios no son tan fáciles de lograr, y no es común encontrarlos en todas las personas. Sin embargo, a pesar de lo difícil que es alcanzar ese cambio radical que renueva la vida, también es algo que se encuentra al alcance de todo ser humano; es decir, realmente todo hombre y toda mujer hacen cambios en sus vidas todos los días, la diferencia se encuentra en lo que motiva a las personas para hacer esos cambios. En la historia de los discípulos de Emaús, nos encontramos con un cambio radical en la vida de aquellos hombres; ellos se sentían derrotados por la muerte de Jesús, frustrados porque no había llegado a ser rey al estilo tradicional. Pero al reconocerlo nuevamente compartiendo con ellos el pan de la cena, fueron de nuevo motivados por el testimonio de Jesús, es decir por el verdadero sentido que había desarrollado su ministerio. Hermanos y hermanas, dejémonos llamar nuevamente por ese Jesús que animó a aquellos hombres que habían perdido la esperanza. En los asuntos diarios se puede llegar a perder la esperanza en muchas cosas, pero al igual que los discípulos de Emaús, es Jesucristo el que nos recuerda que no estamos solos, ya que la presencia de Dios siempre está con nosotros en cualquier lugar y en cualquier momento. Actualmente al participar de la Santa Eucaristía nos unimos al testimonio de Cristo y a la comunidad de hombres y mujeres inspirados por Él, pero al compartir desde un simple saludo en las calles con personas desconocidas, puede hacer milagros que cambien tu vida. Hermanos y hermanas, les animo a ser los discípulos de Emaús que volvieron a Jerusalén con una fe renovada y fortalecida para compartir las buenas nuevas con otros que habían perdido la esperanza. Amén. Su amigo y hermano, Padre Roberto Aguilar

Viene de la portada… … Por ejemplo, si socialmente no se fomenta el valor del trabajo como medio de realización personal, indirectamente la sociedad termina fomentando “antivalores” como la deshonestidad, la irresponsabilidad o el delito. Otro ejemplo de los dilemas que pueden plantear los valores socio-culturales ocurre cuando se promueve que “el fin justifica los medios”. Con este pretexto, los terroristas y los gobernantes arbitrarios justifican la violencia, la intolerancia y la mentira, alegando que su objetivo final es la paz. • Valores materiales: Son aquellos que nos permiten subsistir. Tienen que ver con nuestras necesidades básicas como seres humanos, como alimentarnos o vestirnos para protegernos de la intemperie. Son importantes en la medida que son necesarios. Son parte del complejo tejido que se forma de la relación entre valores personales, familiares y socio-culturales. Cuando se exageran, los valores materiales entran en contradicción con los espirituales. • Valores espirituales: Se refieren a la importancia que le damos a los aspectos no-materiales de nuestras vidas. Son parte de nuestras necesidades humanas y nos permiten sentirnos realizados. Le agregan sentido y fundamento a nuestras vidas, como ocurre con las creencias religiosas. • Valores morales: Son las actitudes y conductas que una determinada sociedad considera indispensables para la convivencia, el orden y el bien general Tomado de El libro El Valor de los Valores, publicación de Cograf Comunicaciones.

CONOCIENDO NUESTRA SOCIEDAD… Colima – Según las cifras que arrojó el II Censo de Población y Vivienda realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con fecha censal del 12 de junio de 2010, el estado de Colima contaba hasta entonces con un total de 950 555 habitantes, de dicha cantidad, 522,790 eran hombres y 427,765 eran mujeres. La tasa de crecimiento anual para la entidad durante el período 2005-2010 fue del 2,8%.

Población (2010 La población en los diferentes municipios (considerando ciudades y aglomeraciones urbanas) del estado son: Colima 350,856 Manzanillo 150,000 Villa de Álvarez 119,956 Tecomán 112,726 Armería 28,695 Manzanillo, Colima, Villa de Álvarez y Tecomán, son los municipios con mayor población, juntos concentran un total de 741 006 personas, es decir, 83.2% de los residentes en el estado. Colima (39 148) y Manzanillo (36 277) presentan los mayores crecimientos absolutos entre los censos de 2000 y 2010, con tasas anuales de 3.90 y 2.49, respectivamente. En contraste, Minatitlán e Ixtlahuacán en conjunto representan 2.1% del total de la población estatal, presentando tasas de crecimiento negativas durante el mismo periodo. Fuente: INEGI. XII Censo General de Población y Vivienda 2000; Censo de Población y Vivienda 2010. 2


La Santa Eucaristía: CANTO DE ENTRADA RESUCITÓ Coro: Resucitó, resucitó, resucitó, Aleluya. Aleluya, aleluya, aleluya, Resucito. La muerte, ¿Dónde está la muerte? ¿Dónde está mi muerte, dónde su victoria? Coro: Alegría, alegría hermanos, Que si hoy nos queremos es que resucito. Coro: Gracias sean dadas al Padre Que nos pasó a su reino donde se vive de amor. Coro: Si con él morimos, con el vivimos Con él cantamos Aleluya. Coro: Todos de pie, el Celebrante dice:

Celebrante ¡Aleluya! Cristo ha resucitado. Pueblo

¡Es verdad! El Señor ha resucitado. ¡Aleluya!

El Celebrante puede decir:

Dios omnipotente, para quien todos los corazones están manifiestos, todos los deseos son conocidos y ningún secreto se halla encubierto: Purifica los pensamientos de nuestros corazones por la inspiración de tu Santo Espíritu, para que perfectamente te amemos y dignamente proclamemos la grandeza de tu santo Nombre; por Cristo nuestro Señor. Amén. Cuando se indique, se canta o dice el siguiente himno u otro cántico de alabanza. Todos de pie.

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a quienes ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos,

3


te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre: Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros: Porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

Colecta del Día El Celebrante dice al pueblo: El Señor sea con ustedes. Pueblo

Y con tu espíritu.

Celebrante

Oremos.

El Celebrante dice la Colecta.

Oh Dios, cuyo bendito Hijo se dio a conocer a sus discípulos en la fracción del pan: Abre los ojos de nuestra fe, para que podamos contemplarle en toda su obra redentora; quien vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

Lectura del libro del profeta Isaías 43:1-12 Pero ahora, Israel, pueblo de Jacob, el Señor que te creó te dice: «No temas, que yo te he libertado; yo te llamé por tu nombre, tú eres mío. Si tienes que pasar por el agua, yo estaré contigo, si tienes que cruzar ríos, no te ahogarás; si tienes que pasar por el fuego, no te quemarás, las llamas no arderán en ti. Pues yo soy tu Señor, tu salvador, el Dios Santo de Israel. Yo te he adquirido; he dado como precio de rescate a Egipto, a Etiopía y a Sabá, porque te aprecio, eres de gran valor y yo te amo. Para tenerte a ti y para salvar tu vida

4


entrego hombres y naciones. No tengas miedo, pues yo estoy contigo. Desde oriente y occidente haré volver a tu gente para reunirla. Diré al norte: “Devuélvelos”, y al sur: “No te quedes con ellos. Trae a mis hijos y mis hijas desde lejos, desde el extremo del mundo, a todos los que llevan mi nombre, a los que yo creé y formé, a los que hice para gloria mía.” »Hagan venir a mi pueblo, que tiene ojos pero está ciego, y tiene oídos pero está sordo. Reúnanse todos los pueblos, júntense las naciones. ¿Quién entre ellas había predicho esto, o había anunciado los sucesos pasados? Que presenten testigos y prueben tener razón, para que se oiga y se diga que es la verdad.» El Señor afirma: «Ustedes son mis testigos, mis siervos, que yo elegí para que me conozcan y confíen en mí y entiendan quién soy. Antes de mí no ha existido ningún dios, ni habrá ninguno después de mí. Sólo yo soy el Señor; fuera de mí nadie puede salvar.» El Señor afirma: «Yo lo anuncié y lo proclamé: yo los he salvado; no lo hizo un dios extraño, y ustedes son mis testigos. Palabra del Señor

Pueblo: Demos gracias a Dios

SALMO

116:10-17 10. ¿Cómo pagaré al Señor* por todos sus beneficios para conmigo? 11. Alzaré la copa de la salvación,* e invocaré el Nombre del Señor. 12. Pagaré mis votos al Señor,* delante de todo su pueblo. 13. Preciosa a los ojos del Señor,* es la muerte de sus siervos. 14. Oh Señor, yo soy tu siervo; siervo tuyo soy, hijo de tu sierva;* me has librado de mis prisiones. l5. Te ofreceré el sacrificio de alabanza,* e invocaré el Nombre del Señor. 16. Pagaré mis votos al Señor* delante de todo su pueblo. 17. En los atrios de la casa del Señor,* en medio de ti, oh Jerusalén. ¡Aleluya!

Lectura de la primera carta de San Pedro 1:17-23

5


Si ustedes llaman “Padre” a Dios, que juzga a cada uno según sus hechos y sin hacer distinción entre personas deben mostrarle reverencia durante todo el tiempo que vivan en este mundo. Pues Dios los ha salvado a ustedes de la vida sin sentido que heredaron de sus antepasados; y ustedes saben muy bien que el costo de esta salvación no se pagó con cosas corruptibles, como el oro o la plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, que fue ofrecido en sacrificio como un cordero sin defecto ni mancha. Cristo había sido destinado para esto desde antes que el mundo fuera creado, pero en estos tiempos últimos ha aparecido para bien de ustedes. Por medio de Cristo, ustedes creen en Dios, el cual lo resucitó y lo glorificó; así que ustedes han puesto su fe y su esperanza en Dios. Ahora ustedes, al obedecer al mensaje de la verdad, han purificado sus almas para amar sinceramente a los hermanos. Así que deben amarse unos a otros con corazón puro y con todas sus fuerzas. Pues ustedes han vuelto a nacer, y esta vez no de padres humanos y mortales, sino de la palabra de Dios, la cual vive y permanece para siempre.

Palabra del Señor

Pueblo: Demos gracias a Dios

CANTO DE SECUENCIA BUSCA PRIMERO EL REINO DE DIOS.

Busca primero el reino de Dios, El reino y su justicia, Y lo demás añadido será. Alelu- Aleluya. *CORO: A LE LU YA. A LE LU YA. A LE LU YA. A LE LU- ALELU YA.

No solo de pan el hombre vivirá Sino de toda palabra Que sale de la boca de Dios. Alelu- Aleluya. CORO

Santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, según San Lucas 24:13-35 Pueblo: ¡Gloria a ti, Cristo Señor! 6


Aquel mismo día, dos de los discípulos se dirigían a un pueblo llamado Emaús, a unos once kilómetros de Jerusalén. Iban hablando de todo lo que había pasado. Mientras conversaban y discutían, Jesús mismo se acercó y comenzó a caminar con ellos. Pero aunque lo veían, algo les impedía darse cuenta de quién era. Jesús les preguntó: -¿De qué van hablando ustedes por el camino? Se detuvieron tristes, y uno de ellos, que se llamaba Cleofas, contestó: -¿Eres tú el único que ha estado alojado en Jerusalén y que no sabe lo que ha pasado allí en estos días? Él les preguntó: ¿Qué ha pasado? Le dijeron: -Lo de Jesús de Nazaret, que era un profeta poderoso en hechos y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo; y como los jefes de los sacerdotes y nuestras autoridades lo entregaron para que lo condenaran a muerte y lo crucificaran. Nosotros teníamos la esperanza de que él sería el que había de libertar a la nación de Israel. Pero ya hace tres días que pasó todo eso. Aunque algunas de las mujeres que están con nosotros nos han asustado, pues fueron de madrugada al sepulcro, y como no encontraron el cuerpo, volvieron a casa. Y cuentan que unos ángeles se les han aparecido y les han dicho que Jesús vive. Algunos de nuestros compañeros fueron después al sepulcro y lo encontraron tal como las mujeres habían dicho, pero a Jesús no lo vieron. Entonces Jesús les dijo: -¡Qué faltos de comprensión son ustedes y qué lentos para creer todo lo que dijeron los profetas! ¿Acaso no tenía que sufrir el Mesías estas cosas antes de ser glorificado? Luego se puso a explicarles todos los pasajes de las Escrituras que hablaban de él, comenzando por los libros de Moisés y siguiendo por todos los libros de los profetas. Al llegar al pueblo adonde se dirigían, Jesús, hizo como que iba a seguir adelante. Pero ellos lo obligaron a quedarse, diciendo: Quédate con nosotros, porque ya es tarde. Se está haciendo de noche. Jesús entró, pues, para quedarse con ellos. Cuando ya estaban sentados a la mesa, tomó en sus manos el pan y habiendo dado gracias a Dios, lo partió y se lo dio. En ese momento se les abrieron los ojos y reconocieron a Jesús; pero él desapareció. Y se dijeron el uno al otro: ¿No es verdad que el corazón nos ardía en el pecho cuando nos venía hablando por el camino y nos explicaba las Escrituras? Sin esperar más, se pusieron en camino y volvieron a Jerusalén, donde encontraron reunidos a los once apóstoles y a sus compañeros, que les dijeron: -De veras ha resucitado el Señor, y se le ha aparecido a Simón. Entonces ellos dos les contaron lo que les había pasado en el camino, y cómo reconocieron a Jesús cuando partió el pan.

El Evangelio del Señor

Pueblo: Te alabamos, Cristo Señor.

SERMÓN Los domingos, y en otras Fiestas Mayores, todos de pie, dicen:

7


El Credo Niceno Creemos en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador de cielo y tierra, de todo lo visible e invisible. Creemos en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza que el Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros y por nuestra salvación bajó del cielo: por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre. Por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato: padeció y fue sepultado. Resucitó al tercer día, según las Escrituras, subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre. De nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creemos en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creemos en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Reconocemos un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Esperamos la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén. Oración de los Fieles

Fórmula I El Diácono u otra persona:

Con todo el corazón y con toda la mente, oremos al Señor, diciendo: "Señor,

8


ten piedad". Por la paz del mundo, por el bienestar de la santa Iglesia de Dios y por la unidad de todos los pueblos, oremos al Señor. Señor, ten piedad. Por nuestro Obispo, y por todos los clérigos y laicos, oremos al Señor. Señor, ten piedad. Por nuestro Presidente, por los gobernantes de las naciones y por todas las autoridades, oremos al Señor. Señor, ten piedad. Por esta ciudad, por todas las ciudades y comunidades, y por los que viven en ellas, oremos al Señor. Señor, ten piedad. Por la buena tierra que Dios nos ha dado, y por la sabiduría y el deseo de conservarla, oremos al Señor. Señor, ten piedad. Por los ancianos e inválidos, los viudos y huérfanos, por los enfermos y los que yacen en el lecho del dolor, oremos al Señor. Señor, ten piedad. Por ______ , oremos al Señor. Señor, ten piedad. Por los pobres y oprimidos, por los desempleados e indigentes, por los encarcelados y cautivos, y por todos los que se acuerdan y cuidan de ellos, oremos al Señor. Señor, ten piedad. Por todos los que han muerto en la esperanza de la resurrección y por todos los difuntos, oremos al Señor. Señor, ten piedad.

Por la liberación de todo peligro, violencia, opresión y degradación, oremos al Señor. Señor, ten piedad.

9


Para que terminemos nuestra vida en fe y esperanza, sin sufrimiento ni reproche, oremos al Señor. Señor, ten piedad. En la comunión de San Jorge y de todos los santos, encomendémonos los unos a los otros, y toda nuestra vida a Cristo nuestro Dios. A ti, Señor nuestro Dios. Silencio El Celebrante añade una Colecta final.

Omnipotente y eterno Dios, que gobiernas todas las cosas en el cielo y en la tierra: Acepta misericordiosamente las oraciones de tu pueblo y fortalécenos para hacer tu voluntad; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

La Paz Todos de pie, el Celebrante dice:

La paz del Señor sea siempre con ustedes. Pueblo

Y con tu espíritu.

Los Ministros y el Pueblo pueden saludarse mutuamente en el nombre del Señor.

SANTA COMUNIÓN

Rindan al Señor la gloria debida a su Nombre; traigan ofrendas, y entren en sus atrios. Salmo 96:8

Representantes de la congregación traen al diácono o al celebrante las ofrendas del pueblo de pan y vino, y de dinero u otros dones. El pueblo se pone de pie mientras se presentan las ofrendas y se colocan sobre el Altar.

CANTO DEL OFERTORIO

YO SOY EL PAN DE LA VIDA

10


Yo soy el pan de la vida; El que viene a mí no tendrá hambre; El que viene a mí no tendrá sed Nadie viene a mí, Si mi Padre no lo llama. CORO YO LO RESU-CI-TARE,YO LO RESU-CI-TARÉ, YO LO RESU-CI-TARE - E - EN EL DÍ-A FINAL......(2) Él pan que yo les daré, Es mi cuerpo vida para el mundo. El que siempre coma de mi carne, Tendrá vida eterna, Tendrá vida eterna, Yo soy la resurrección, Yo soy la vida. El que crea en mí aunque muriera, Tendrá vida eterna, Tendrá vida eterna,

DOXOLOGIA Al Padre, al Hijo, redentor, Y Espíritu Consolador, Al Trino Dios en Unidad, Loor eterno tributad.

La Gran Plegaria Eucarística Plegaria Eucarística A El pueblo permanece de pie. El Celebrante, sea obispo o sacerdote, de cara al pueblo, canta o dice:

El Señor sea con ustedes. 11


Pueblo

Y con tu espíritu.

Celebrante

Elevemos los corazones.

Pueblo

Los elevamos al Señor.

Celebrante

Demos gracias a Dios nuestro Señor.

Pueblo

Es justo darle gracias y alabanza.

El Celebrante continúa:

En verdad es digno, justo y saludable, darte gracias, en todo tiempo y lugar, Padre omnipotente, Creador de cielo y tierra. Pero principalmente tenemos que alabarte por la gloriosa resurrección de tu Hijo nuestro Señor Jesucristo; pues él es el verdadero Cordero Pascual, quien fue sacrificado por nosotros, y ha quitado los pecados del mundo. Por su muerte ha destruido la muerte, y por su resurrección a la vida, ha conquistado para nosotros la vida eterna. Por tanto te alabamos, uniendo nuestras voces con los Ángeles y Arcángeles, y con todos los coros celestiales que, proclamando la gloria de tu Nombre, por siempre cantan este himno: Celebrante y Pueblo:

Santo, santo, santo es el Señor, Dios del universo. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en el cielo. El pueblo permanece de pie o se arrodilla.

El Celebrante continúa:

Padre Santo y bondadoso: En tu amor infinito nos hiciste para ti, y cuando caímos en pecado y quedamos esclavos del mal y de la muerte, tú, en tu misericordia, enviaste a Jesucristo, tu Hijo único y eterno, para compartir

12


nuestra naturaleza humana, para vivir y morir como uno de nosotros, y así reconciliarnos contigo, el Dios y Padre de todos. Extendió sus brazos sobre la cruz y se ofreció en obediencia a tu voluntad, un sacrificio perfecto por todo el mundo. Al decir las palabras relativas al pan, el Celebrante lo toma en sus manos o impone una mano sobre él; y al decir la palabras relativas al cáliz, lo toma en sus manos o impone una mano sobre él y sobre cualquier otro recipiente con vino que hubiere de consagrarse.

En la noche en que fue entregado al sufrimiento y a la muerte, nuestro Señor Jesucristo tomó pan; y dándote gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos, y dijo: "Tomen y coman. Este es mi Cuerpo, entregado por ustedes. Hagan esto como memorial mío". Después de la cena tomó el cáliz; y dándote gracias, se lo entregó, y dijo: "Beban todos de él. Esta es mi Sangre del nuevo Pacto, sangre derramada por ustedes y por muchos para el perdón de los pecados. Siempre que lo beban, háganlo como memorial mío". Por tanto, proclamamos el misterio de fe: Celebrante y Pueblo:

Cristo ha muerto. Cristo ha resucitado. Cristo volverá. El Celebrante continúa:

Padre, en este sacrificio de alabanza y acción de gracias, celebramos el memorial de nuestra redención. Recordando su muerte, resurrección y ascensión, te ofrecemos estos dones. Santifícalos con tu Espíritu Santo, y así serán para tu pueblo el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, la santa comida y la santa bebida de la vida nueva en él que no tiene fin. Santifícanos también, para que recibamos fielmente este Santo Sacramento y seamos perseverantes en tu servicio en paz y unidad. Y en el día postrero, llévanos con todos tus santos al gozo de tu reino eterno.

13


Todo esto te pedimos por tu Hijo Jesucristo. Por él, y con él y en él, en la unidad del Espíritu Santo, tuyos son el honor y la gloria, Padre omnipotente, ahora y por siempre. AMEN.

Oremos como nuestro Salvador Cristo nos enseñó.

Pueblo y Celebrante:

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, tuyo es el poder, y tuya es la gloria, ahora y por siempre. Amén.

Fracción del Pan El Celebrante parte el Pan consagrado.

Se guarda un período de silencio.

Luego puede cantarse o decirse:

[¡Aleluya!] Cristo, nuestra Pascua, se ha sacrificado por nosotros. ¡Celebremos la fiesta! [¡Aleluya!l De cara al pueblo, el Celebrante hace la siguiente Invitación:

Los Dones de Dios para el Pueblo de Dios.

14


Tómenlos en memoria de que Cristo murió

y puede añadir:

por ustedes, y aliméntense de él en sus corazones, por fe y con agradecimiento.

Los ministros reciben el Sacramento en ambas especies e inmediatamente después lo dan al pueblo. Durante la administración de la Comunión pueden cantarse himnos, salmos o antífonas.

“COMUNIÓN DE LOS FIELES” Todos son bienvenidos a la mesa del Señor

Después de la Comunión, el Celebrante dice:

Oremos.

Celebrante y Pueblo:

Eterno Dios, Padre celestial, en tu bondad nos has aceptado como miembros vivos de tu Hijo, nuestro Salvador Jesucristo; nos has nutrido con alimento espiritual en el Sacramento de su Cuerpo y de su Sangre. Envíanos ahora en paz al mundo; revístenos de fuerza y de valor para amarte y servirte con alegría y sencillez de corazón; por Cristo nuestro Señor. Amén. El Obispo, si está presente, o el Sacerdote, puede bendecir al pueblo.

La bendición de Dios omnipotente, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, sea con ustedes, y permanezca con ustedes eternamente. Amén.

15


CANTO DE SALIDA

CARIDAD Y COMPRENSION Caridad y comprensión, Aleluya, y verdad en el amor, Aleluya. Entusiasmo en la acción, Aleluya, alegría en la unión, Aleluya. Nuestra entrega debe ser, Aleluya, un canto del corazón, Aleluya. En la entrega debe haber, Aleluya, alegría, gozo y paz, Aleluya. Caridad y comprensión, Aleluya, y verdad en el amor, Aleluya. Un Diácono, o un Presbítero si no hay diácono, despide al pueblo:

¡Aleluya, aleluya! Salgamos con gozo al mundo, en el poder del Espíritu. Pueblo

Demos gracias a Dios. ¡Aleluya, aleluya!

16


Les invitamos a revisar los informes del mes de abril, ya están disponibles en nuestra página web. www.sanjorge.mex.tl El Informe del Padre Roberto y el informe de la tesorería. Como comunidad es importante que todos conozcan el estado de la iglesia. Gracias a todos y a todas por ser parte de esta misión. ¡Muchas gracias! Que Dios les siga bendiciendo. P. Roberto Horarios de nuestras actividades: Confesiones Catequesis para niños Santa Eucaristía (Misa) Oración de medio día Convivio Misa con los niños de la casa hogar

Domingo 10:00 a.m. Domingo 10:00 a.m. Domingo 11:00 a.m. Domingo 12:30 medio día. Domingo 01:30 p.m. Miércoles 07:30 p.m.

Visite nuestra Página Facebook: Enlace a nuestra página facebook: https://www.facebook.com/sanjorgecolima?fref=ts

Visite nuestro canal de you tube: Le invitamos a ver y a compartir nuestros videos: http://youtu.be/2VJZsvEY4Bk

Visite nuestra página web: Reportes Financieros de San Jorge 2014: http://sanjorge.mex.tl

Celebración de la Palabra con comunión y unción, con los niños de la Casa Hogar.

Le gustaría participar con nosotros. Únase a esta hermosa experiencia los días miércoles a las 7:30 p.m. Solo póngase en contacto con el Padre Roberto Robertoaguilar.75@gmail.com

044 312 310 6909

17


BIENVENIDA A LA PEREGRINACIÓN DE CONFIANZA ORGANIZADA POR TAIZÉ: PARROQUIA DE LA SAGRADA FAMILIA Jóvenes de la Parroquia de La Sagrada Familia de la Diócesis de México, en la Iglesia Anglicana de México, tuvieron un primer encuentro con voluntarios latinoamericanos y religiosos de Taizé en la Anglicana Catedral de San José y un posterior acercamiento en su comunidad parroquial, para volver días después a la Oración Vespertina en la sede catedralicia y concertar la misma devoción para el Miércoles Santo en su parroquia; además de un involuntario y feliz encuentro entre el Hermano Pedro, de Taizé y el Rev. P. Arturo Carrasco-Gómez, Rector Parroquial, donde la fraternidad dio pauta para confirmar la participación ecuménica en alguna devoción del encuentro. Sonrisas, talentos y demás dones propios de la juventud, de 17 a 35 años, convivirán del 01 al 04 de mayo en diferentes parroquias y en la explanada de la Plaza Mariana, de la Basílica de Guadalupe; entre estas comunidades se incluye a la Parroquia Anglicana de La Sagrada Familia, gracias a su ubicación geográfica y a la buena voluntad de su comunidad, que ha dispuesto hospedaje y alimentación para recibir a un grupo de entusiastas jóvenes que peregrinan. La última reunión parroquial de preparación en La Sagrada Familia, ha delineado los detalles de la bienvenida para la instalación, el albergue y la alimentación, así como el compartimiento testimonial de algunos de los ministerios sociales de la misma congregación de fieles. El programa matutino será organizado en parroquias y congregaciones de fieles: Oración Matutina, visitas a lugares de solidaridad y encuentros con testigos de esperanza. Por la tarde, las oraciones, los talleres de reflexión (Biblia, espiritualidad, social y presentaciones culturales), tendrán lugar en la Plaza Mariana. En este contexto, desde los últimos días de abril, un sector de la juventud hispanohablante del mundo está llegando a la ciudad de México, ante la invitación y convocatoria de la ecuménica comunidad religiosa de Taizé, “con la finalidad de celebrar a Cristo, e ir juntos a las fuentes de la confianza, renovando el compromiso en la Iglesia y en la sociedad” indica su página web. La Parroquia de La Sagrada Familia, en la Diócesis de México, de la Iglesia Anglicana de México, da la más cordial bienvenida a las mujeres y los hombres jóvenes que participan, a partir de hoy, en la Peregrinación de Confianza. Paz y bien.

18


19


NUESTRA MISIÓN…

NUESTRA VISIÓN…

La Iglesia de San Jorge, en Colima, Colima, forma parte de la Diócesis del Occidente de la Iglesia Anglicana de México. Somos una iglesia que se esmera por conocer a Jesucristo y por darlo a conocer dentro de nuestra comunidad. San Jorge, es una iglesia abierta a todos, en donde se procura la libertad de conciencia, el respeto y, la dignidad de cada persona. Nos unimos en la adoración, el estudio, y la oración, viviendo y compartiendo el evangelio de Jesucristo para enriquecer, capacitar, y transformar vidas individuales y servir mejor a Dios dentro de nuestra iglesia y nuestro entorno.

Como iglesia creemos en un solo Dios, creador de la vida, de todo los visible e invisible, un Dios que nos ama incondicionalmente y en quien absolutamente podemos confiar. San Jorge se esmera para hacer todo lo que Dios espera de nosotros; enriqueciendo, capacitando, acrecentando y transformando nuestra comunidad para servir mejor a Dios y nos esmeramos para aprender también de aquellos a quienes servimos.

Vicario… Padre Roberto Aguilar-Cedeño ———–— Celular: 044 312-310-6909 robertoaguilar.75@gmail.com Junta Parroquial… Sra. Elizabeth Rosales Méndez, Primer Guardián Arq. Mario A. Salazar Sánchez, Segundo Guardián Vacante –Tesorero/a Vacante – Secretario/a Toni Tasson, Primer Vocal Albert Furbay, Segundo Vocal Jesús Ponce #1419 Fracc. Jardines de Vista Hermosa C.P. 28017 Colima, Colima. Tel. 01 (33) 323-4474 sanjorgecolima@gmail.com www.sanjorge.mex.tl

20


Boletín dominical, mayo 4 2014