Page 1

Ana Raquel.

28


Ana Raquel vestida de sevillanas y recogiendo un premio en el colegio.

29


Ana Raquel y sus compa帽eras de colegio y recibiendo la Confirmaci贸n.

30


Ana Raquel con su padre.

Ana Raquel con su madre, sus hermanos VĂ­ctor y Roberto y su hija Marta.

31


REFLEXIONES Y CONCLUSIÓN Este trabajo ha sido, sin duda, uno de los trabajos más gratificantes de hacer. Por una parte, hemos evaluado todos los cambios que se han producido a lo largo de la historia de las mujeres de mi familia y los factores o agentes de los que han dependido estos cambios. A su vez, hemos aprendido que la historia de la mujer no es algo que queda en el aire, sino que es algo tangible y muy fácil de encontrar. Tan sólo se necesita tiempo, dedicación e interés. El trabajo también ha servido para volver a revivir montones de momentos por parte de las que tenían que contarlos, ha servido para compartir esos momentos con quien jamás ha tenido la oportunidad de vivirlos, ha servido para conocer más de primera mano las circunstancias en las que han crecido tantas y tantas mujeres… Ha sido un trabajo muy bonito de realizar y con el que he disfrutado muy gustosamente. Ha sido increíble volver al pasado, rescatar historias para que no sean nunca olvidadas y descubrir lo fácil que es pasar de las risas a las lágrimas o viceversa, entre tantas anécdotas. Para finalizar, me gustaría remarcar que la Historia no es algo que hay que leer o estudiar y punto, sino que hay que profundizar en ella, pues no sólo nos enseña el pasado, sino que también, o ante todo, nos enseña las claves para no volver a caer en los errores cometidos anteriormente y nos da facilidad a la hora de mejorar el futuro. Yo, personalmente, tengo la esperanza de que la historia de la mujer servirá para llegar juntos a la tan deseada igualdad que nos proponemos conseguir muchos y la certeza de que, tarde o temprano, así será.

32

Una Historia de Reinas (3ª parte).  

Tercera parte del trabajo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you