Issuu on Google+

RevistaRioNegro NĂşmero VI Junio 2011


Revista Río Negro Número VI

Revista Artístico-Literaria Editada por: César Castillo Cristobal Castro Daniela Silva Javier Flores www.colectivorionegro.cl

Motivo de Portada: “Sin Titulo” por César Castillo.


“Entel Kong” por Gregorio Alayon.

3


E C I D N I

EDITORIAL/////////5

6 / / / / / / / / Y R O VECT

CRONICAS DE LA FRONTERA/ 20

VECTOR

X ////// /////25

CONTINUARAN///////// 36 0 4 / / / / / / / / / S E N TRAICIO

CREER ES CREAR //////////43

OPINIONES//////46 DE NUE STR OS C

// / / S E R OLA O B ORAD

4 5 / / ////


EDITORIAL Voluntad editorial: Nos conocemos, nos reunimos, nos enfrentamos, nos separamos y nos volvemos a reunir, y en la pelea constante y ciega creamos un proyecto el que decidimos que es de vital importancia que se realice y que perdure. No parece haber una razón de fondo urgente para abandonar el tiempo de otras actividades en nuestras vidas, incluyendo el acto de la creación artística y la difusión de nuestras propias obras, si es que lo vemos por el prisma mermado de la necesidad de reconocimiento sin antes darse el duro trabajo de conocerse a sí mismo a través de los demás, de hacer comunidad. Sin embargo la lucidez de la constancia, un estado corporal de certeza y de feroz claridad, nos mantiene trabajando en el continuo acto de leerlos, de conocer sus obras, de analizarlas y de integrarlas en nosotros como la música de nuestras vidas, para luego comunicarlas. Esa es la llamada voluntad editorial, y no importan los significados de las circunstancias cuando entiendes que estás arraigado a la comunidad: al carnaval de las horas en libertad, a los actos de irresponsabilidad orgullosa, en los que se confunden los límites entre la noche y el nuevo día para alcanzar a decir lo que se debe decir, al sentimiento de destierro, al fuego del día del encuentro con lo que antes no habías podido ver y que siempre estuvo contigo, puedes escuchar y sentir el grito de tu alma como si fuera el consejo de un amigo, o el del viento en una tierra desbastada, sabes qué decisión tomar. En esta nueva edición, sexta de la serie, hemos creado nuevas secciones: Novela por entrega, donde en cada número se presentará un nuevo capítulo de una obra en desarrollo; Artículo de opinión, donde se realiza un análisis sobre temáticas que van desde la psicología, teoría del arte, hasta la política, junto a nuestras ya conocidas secciones de creación artística en las que hemos incluido textos de autores de otras lenguas, traduciéndolas para presentárselas junto a sus originales con el fin de una muestra que permita una mejor apreciación. Habiendo dicho lo necesario, los dejamos con la revista. Gracias.

5


VECTOR Y “Sin título” por Valentina Mendiburo

6


ES DA PO ÍA I R E U Q

n me sostienes con tesó Querida poesía, que ntes… me abruman los insta Solitarios, lúgubres, entos llegas tú Más, en aquellos mom ndorosa presencia. Y me alivias con tu ca Como a una dama hermosa, recorro con mis ojos Y con las manos como a piedras preciosas; tomo ! Oh! allegada poesía, entre mis ojos duelos o Fulges sembrando las semillas de esperanza. anecer de may am o n er ti n u alma Después, en ia me enjuga el rd o ic er is m ir; El rocío de tu logro persuad e u q jo o g n co un en mí. Y me anticipas istencia brillan ex tu e d s te Los diaman Querida poesía, qu e me sostienes co n tesón Solitarios, lúgubr es, me abruman lo s instantes… Más, relevas a mis noches como las tuyas Y me levantas de la mismísima tris teza. Por Elvis Pesantes

Ilustración para “Querida Poesía” por Paolo Orozco

7


MI LIMITADA PERDIDA DE SUFICIENCIA. Me limitaré a la suficiencia perdida La incapacidad abrazadora de cordura Desprecio absoluto por el equilibrio Ausencia de perspectiva No es que tantos sean los niveles El recorrido la mayoría de las veces es corto Aun así, me transformo en viajero Con una maleta vacía que espero llenar No sentiré el espacio como ajeno Quien soy para definir esas pequeñeces Más bien lo asumo distante Camino entre esta y cualquier otra parte Levanto dignidades entonces Como señales de ruta perdidas en casa Donde no pueblan los ánimos ni anhelos Creo que solo los miedos Que se amontonan al acecho Esperando

Por Ándres Saenz.

8


GIBRALTAR.

Ayer tuve una visión. Desde Gibraltar bombardeaban mi cama con poemas que jamás había leído. Las ballenas reían a carcajadas por la ignorancia acostada sobre mis sábanas. Me reí también, junto a los japoneses que espolinaban haikus; ensangrentaban los versos de krill que la ballena en Gibraltar me había inoculado. Me lloré también. Mis sábanas, ahora desvanecidas; mis mares lejanos, inmemoriados, tenían la visión de un hombre en pañales que con Gibraltar soñaba.

Por Paolo Orozco Montes.

Ilustración: “Ah Siesta” por Sasha Cooklin

9


DONDE ESTARÁTU PRESENCIA QUE A MI LADO NO SE HAYA. Con cariño para mi hija María

Dónde estará tu presencia que a mi lado no se haya dónde estará tu risa que me alegra la mañana ese amor que me das con sólo una simple mirada. Partiste hace un instante tu alegría vi detrás de una negra ventana acompañada de los que te rodean en tu mundo de inicio a la adolescencia. Las lágrimas me mojaban por dentro lloraba sin consuelo que me consolara, el dolor aumentaba cuando metro a metro te alejabas tus brazos se ondeaban diciéndome con gestos un adiós que no me calmaba. Triste vuelvo a casa con el pensamiento en aquella mirada de esa juventud que es el vestido de tu alma. Solo en una vacía casa donde el eco de su voz se mezcla con sus risas donde el olor de niñez aumenta mis lamentos con su ausencia donde la tristeza me invade siendo la insignia de mi rostro, no quisiera demostrar mi intenso dolor no quisiera preocupar a los que me rodean no quisiera que dañara más mi corazón. Tu Rosa de Primavera que cultivo con cariño, vuelve pronto para darme tu olor para alegrar esta casa con tu presencia vuelve pronto para poder compartir esos instantes de diario que son la esencia de nuestra vida. Donde estés acuérdate de ese beso de despedida que aunque breve y corto fue lo único que me dejaste para esperar tu regreso acuérdate de las personas que te esperan para decirte lo que tú sabes acuérdate como yo me acuerdo ahora de ti.

Por Santiago Medina. 10


HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE.

Atravesó la luz el frío cuarto donde ambas damas duermen una junto a la otra duermen arropadas, al interior de un río de grana hasta hace un tiempo aliadas. Traicionera como aguijón de obrera yace también embadurnada del néctar que le dio la vida. Apresurados a cumplir a Dios, sólo una parte de la promesa “hasta que la muerte los separe” egoísta, apartada de su forma original. ¡hasta que la muerte los separe! exclamaba mudo en cada estoque. A lo lejos se oyen disonantes flautas, y una danza nupcial embrutecida, sin ritmo sin acordes alejados de Strauss y sus legiones. Ahora danzan solos en cenagoso pozo y esperan, hasta que la vida los vuelva a separar a distancias inertes, de egoístas formas de amar. Puños, patadas y palabras, palabras, puños y patadas, ya no importa el orden, adjetivando formas de vida, otorgando con brida los afectos no sabiendo, si más duele el puño, la patada o las palabras.

Por Luis Rodolfo Suarez Villagrán. 11


TEJIDOS.

Tejía con hojas de invierno, tejía con hojas y alas de mariposa, una manta para regalarte, para regalarte el mundo completo. No quiero nada más que perderme, en latidos en sentidos perdidos, luces, sombras, pero de eso lo mejor, de todo eso tú.

Por Catalina Lorca Cid.

12


AZUL PROFUNDO…

Azul profundo Silencio oscuro Líquido elemento que me envuelves desde el útero… Permanezco Crezco Me diluyo Dormitando por eones en tu suave surco.

Agua clara que me bebes el espíritu y me incubas el cuerpo hasta el próximo exilio…

Por Patricia K. Olivera (Patokata).

Ilustración: “Welcome to Vienna” por Maldita Mona.

13


CINCO PELÍCULAS POR MIL…

*Reposé mi cuerpo cerca de la iglesia San Francisco Bajo un árbol que no tenía nombre. El viento golpeaba con fuerza. Sentí en mi pueblo natal la amarga confusión de un turista perdido. No soporté la idea de seguir sentado. Era como ponerle un muro a los pensamientos. Seguí mi turbio camino, acompañado de la lluvia de Junio. En la esquina del Rombocol me detuvieron, tuve que pasarles las películas y defenderme: “Lo hacía porque mis viejos estaban sin pega”, dije avergonzado.*

Por Rafael Q.

NI LENGUAJES. Si estamos todos incomunicados qué hago mirándote a los ojos. Si, de todos modos qué hago amándote si es inventado. Qué hago quererte, si puedes ser tan utópico como real en mi universo. Dame unos minutos para progresar, refugiarme unos segundos y darme cuenta que los significantes ni significados existen en mi lenguaje, dame pequeños segundos para percibir que mis labios ni sonidos educados no saben decir en realidad mi sentir cuando estoy atrapada alrededor de tus manos. Oh! Ser dentro de mi ser, aguárdame entre tu refugio de latas, escudos y espadas, cobija mi alma entre brazos, y no me sueltes… No lo haré; amarte es mi locura, mi delirio, mi placer y mi culpa. Es mi pecado, mi risa, mi paz, mis ganas y mi muerte a veces, es lo sutil y precioso que sí, que me ha dado el destino en el poco recorrido de este inconcluso destino. Que sin dudas, sin temores, aunque con dolores lo recorrería contigo, aunque sean milenios de travesías, cientos de lluvias, miles de alegrías. Melane-lye!

Por Valentina Lira.

14


Hablan. Hablan, todos hablan. Escucho sonidos varios e ilegibles. Todos hablan, de los otros, de los unos, de nosotros, de ese mundo de poemas opacados y tristes. Se les olvidó su para qué o se escondió bajo la cama y no quiere salir.

Hablan a ciegas con lenguas afiladas, lanzando mísiles, tierra, aire. Y mientras se sientan a esperar, enloquecen, alucinan, desvarían y hablan en susurros gritones. Juegan a la guerrilla de tirar alientos putrefactos con cañones variados, cargados de pólvora antipersonal. Y shhh escucho con mis pailas sordas y tímpanos reventados, sé que hablan, pero mi compresión semántica confusa está.

No comprendo las respuestas de un porqué que no existe. No entiendo la razón de sus declaradas guerras, constructivas.

Hablan, gritan y callan, para disimular sus silencios, su irritación contra todo, su dolor invisible. Protestan y luego arrancan como chanchos al matadero. Y mientras tiran dardos en infinitas direcciones y todos ríen, yo también río, heridos todos, desangrándonos de letras, códigos y jergas gramati-

cales. Y nos resistimos a morir solitarios, queremos llevar al enemigo de compañero. Y somos felizmente desdichados en un paraíso infernal, bajo una lluvia de dardos de palabras en forma de corvo gritamos, cantamos y bailamos, como poseídos por verdades que no son nuestras y de nadie, nacieron de nuestras bocas adoptadas de realidades ajenas salidas de suspiros que escuchamos y moldeamos con nuestro propio arte nos inspiramos y entusiasmamos y nos hicimos artistas del dada, con las canciones oídas el día que tropezamos sobre la puerta, así, así nacimos, lucharemos, viviremos hasta encontrar el tesoro perdido, que nos inspiró a nacer y mientras todos hablan y seguimos hablando, hablando y hablando.

Por Dominga Santa María.

Ilustración (especial para la revista) “Todos Hablan” por Darwin Fuentes


DULCE AMOR. En medio de todo este silencio Todo esto se va ocultando, Mientras se evapora el indicio de mis pensamientos Las palabras poco a poco se van extinguiendo, En un exquisito abrazo interminable; Esa fue la cálida bienvenida que necesitaba, En el paraíso de tu aroma yo estaba fundiéndome Porque ya mi mente se borró con la luz de tu mirada, Que lentamente a mi se acercaba Con un brillo que sólo cariño destellaba, Que regalaba mariposas a mi estomago Y en mi corazón sólo la felicidad por un instante reinó Y una sonrisa desde lo interior en mis labios afloró, Sin dudar mis impulsos fueron mayores Al ver que nada malo en el ambiente apareció Nos fuimos a un templo donde no recordé mis temores. Nuevamente me he encontrado entre tus brazos Esta es una adicción que muy despacio me va atrapando Y va forjando un interminable y resistente lazo Que crea la sensación de besar y seguir besando tus labios, Y ya luego mirar en tus ojos el eterno fuego Que sólo me protege y me envuelve Para quedar a la deriva de un tierno juego En que dos personas sólo amor sienten; Tú me miras y yo vuelco mi mundo para ti, Tú recorres mi cintura con tus manos, No te detienes aunque yo desesperada te lo pida Por que acaricias mis labios que por sí solos deciden Tu pasión es el miedo que se apodera de la situación; Pero acaricias mi erizada piel en una tarde cualquiera En la que las paredes de este recinto son el único testigo Que ve el efecto de tus dulces caricias que contigo me llevan A un extraño pero nuevo sitio; Y mientras dibujo con mis dedos el contorno de tu piel, Voy borrando todas las huellas del ayer, Con cálidos besos que muy alto nos elevan, Hasta sentir que todo nos sabe a miel; El cómo poder describir la sensación Que muy lentamente se convierte en atracción, Y que se hace dueña de todo mi ser es tan difícil como recordar todo del día aquel. Por Selene.

16


TU TURNO. Ven y toma mi mano, Porque ya nos queda poco, Acompáñame en esta agonía Aun no estoy listo. Yo tuve miedo al nacer, A este mundo frío, Sentí la soledad fluir, y los susurros Del creador, El fuego en sus manos y mi voluntad a sus pies. Déjame, tú no mereces esto Tu latir aun se siente, Pero dime por qué, Dame una señal, Antes de explotar, antes de hervir, Dame la razón de este infierno, Y podré irme en paz, Pero mi sangre no te pertenecerá. Abre bien los ojos Serás el primero en entrar Piensa en tus padres, en tu pueblo, Antes que tus recuerdos ardan en la hoguera, Siéntate, observa y espera, Tu turno se acerca, Te miran y te rodean, Agradece tus últimos suspiros, Porque la muerte te esta asechando, Aférrate con tus hermanos, El mal los esclaviza, Lloren, sin arrepentimiento, Nuestro demonio también muere, Solo quedas tú, tu fe. Tu tiempo se acaba, No intentes huir, Las llamas ya te queman, Las brasas te azoran, Tu sangre se derrama, Los destellos, las llamaradas Mi poder, La muerte no perdona.

Por José Antonio Lepe Pinto (Coten-k).

17


YA NO VUELVO HOY. Ya no vuelvo atrás para qué cuestionarlo para qué abrirse camino si en la espera difusa el frío revienta el sonido Es así, frágil y eterno entusiasta, un mensaje tardío que revuelca el recuerdo, se retarda la muerte, se cuestiona la adultez, se duda de sí mismo Invade en la cercanía mientras el cigarrillo se apaga y tu risa suave se calla, mientras el verso ladra a la oscuridad Ahí se queda, condenado al dolor en la espera de la palabra viajando en la boca buscando un sitio invadible un territorio invariable alguna canción que suene. Ya no vuelvo hoy para qué medir episodios si en la rareza de esta carta el vuelo silba de voz en voz propone confesarme a través de pedidos de gritos de porfía en un cáncer espeso Se vacía en el espejo y aúlla en el rocío aquel verso triste, sereno. Mas, si pudiera contemplar el infinito, el inmenso recuerdo me quedaría descalzo atrapado en el olvido pero, no puedo yo no vuelvo hoy yo no vuelvo atrás.

Por Isabel Guerrero

18


PAZ.

Ya no quiero ser algo más grande de lo que yo mismo realmente soy.

Por Ismael Gomez Schmidt (Bustami)

Ilustración: “Luz” por Dario G.S.

19


//CRONICAS DE LA FRONTERA

“Taxi Driver” por Gregorio Alayon.

Por Ramón Sebastián Chanqueo


CAPITULO 0: RETORNO. Por Ramón Sebastián Chanqueo. Algo vibraba, en alguna parte del departamento.

traño hedor, mezcla de baño y cocina, que se sen-

Un sonido sordo, casi inaudible, sin embargo se

tía por todo el inmueble. El celular seguía vi-

escuchaba, se percibía, y despertó a Ignacio más brando en alguna parte, ahora más fuerte. que molesto. Había sido una muy, muy mala Comenzó a rebuscar por los papeles y carpetas noche, con los mismos malos de sueños de siem- amontonados en el piso, entre los cojines del espre y el sonido de los autos, el ir y venir de vehí- perpéntico sillón -cama de Lucho, pero nada. No culos. Una noche como todas las demás, pensó él

estaba ahí. Se agachó para buscarlo en el suelo, y

desde luego. Hace sólo media hora había podido el polvo del piso lo dejaba respirar a medias. Decerrar los ojos, y para su colmo, el celular ahora bajo de la mesa del comedor había envases de bohacía de las suyas. Y buscarlo también era un tellas, de bebidas, de cerveza, cuentas pendientes problema, Ignacio ni recordaba la última vez que

que otras personas se encargaban de pagar, etcé-

lo vio, o que lo ocupó. "Ni modo", se dijo, y se le- tera. Había muchos zapatos, claro que ninguno vantó de su maltrecha cama, para tropezar inme- con su respectiva pareja, y a Ignacio le sorprendió diatamente con un montón de basura que había

que uno de ellos se moviera algunos milímetros

abajo. Tanteando, logró llegar al interruptor de la

cada cierto tanto. Se dio cuenta que el zapato

luz, y lo ejecutó.

zumbaba.

El tubo fluorescente demoró un tanto en pren-

— Aquí estabas— dijo extrañamente hablándole

derse, el partidor estaba en las últimas, y con la

al celular. Tiró el zapato a cualquier parte y vio

aparición de la luz artificial a falta de la natural

que alguien lo estaba llamando. Era Ricardo. Ig-

(serían las cinco y media de la mañana, como mí-

nacio se sorprendió. Casi nunca llamaba puesto

nimo), pudo observar con mayor claridad aquel

que casi nunca había cosas lo suficientemente im-

lugar que había habitado los últimos nueve años.

portantes como para que lo hiciera. Para bromas

Era el mismo departamento sucio y maloliente de

y estupideces, prefería la cara a cara, era más di-

hace una semana, un mes, un año. Había cosas vertido según él. Ignacio contestó. que terminaron por descomponerse, como un — Por fin— dijo Ricardo del otro lado de la línea. pan con carne de Año Nuevo, o esos chocolates Su voz se hallaba un tanto tartamuda, tal vez esque Ángela, de la Sección 5, le había enviado en taba en un lugar con mucho frío—. Hace media San Valentín. La pintura de las paredes y del hora que te estoy llamando. techo se resquebrajaba, se caía a pedazos, pero — No encontraba el celular— se excusó Ignacio, Ignacio ni se inmutaba. También se olía un ex-

mientras miraba de reojo al zapato—, ¿sucede

21


algo?

temente alterado como para volverse agresivo,

— Como anécdota, ¿recuerdas que no te di un re- así que prefirió no decir nada, y soportar lo gégalo de Navidad?

lido del día. Pensó que si Ricardo había enviado

— Lo recuerdo. Dijiste que no creíamos en esas a buscarlo, entonces la noticia era verdad. Nadie cosas.

jugaba con eso, eran recuerdos de tiempos tristes

— También fue porque no soy bueno dando re- y dolorosos. Mil recuerdos de Nicole y la época galos, y se me había olvidado. En fin, creo que lo que ella y los otros habían marcado, le llegaron a que puedo decirte ahora es una especie de regalo. la mente. Recuerdos con dolor. Hace diez años, — No comprendo Ricardo. Conste, si es un pase- en 1998, ella, por su seguridad, debió exiliarse, íto por esos lugares tuyos, olvídalo. La última vez lejos de aquí. Quién pensaría que años después no pude ni levantarme al día siguiente.

del fin de la dictadura, aún la muerte rondaba.

— No es eso...aunque gracias por la idea. No, es Era el fantasma visible de una guerra enmascaalgo serio, Ignacio. Quiero que vengas inmedia- rada, en el corazón mismo de la más falsa de las tamente al Aeropuerto de Temuco.

democracias. Una guerra infinita, omnipresente

— Viajes al extranjero no.

y a la vez discreta, con sus enemigos y comba-

— No es eso. Nicole va a regresar.

tientes; Ignacio era uno de ellos, Ricardo de la

— ...

misma forma. Nicole también.

Cinco minutos después, Ignacio bajaba como un — Llegamos— dijo el chofer fríamente, y la endemoniado por las escaleras del edificio, con puerta del copiloto se abrió. Al bajarse, Ignacio la respiración entrecortada y una gran emoción vio como la camioneta se alejaba, y entró luego en el pecho. Salió del recinto, y afuera, el sol no en el Aeropuerto. Adentro era sólo un poco más brillaba fuerte, era muy de mañana. En la calle, cálido que en el exterior, y la razón la encontró al frente de los departamentos, una camioneta en una voz que por un parlante, se disculpaba del roja estaba estacionada, con el motor encendido frío reinante, producto de una falla en el sistema y la puerta del copiloto abierta.

de calefacción. Tras avanzar hacia la gran sala de espera, buscó con la mirada a Ricardo. A su

Al interior de la camioneta, Ignacio jugaba con mente vino la primera vez que lo vio, hace diez las manos. Hacía un frío extraño, que le llegaba años: un hombre de estatura mediana, de unos hasta los huesos y le agarrotaba los movimientos; cuarenta años, ojos un tanto oscuros y un inaltequiso pedirle al chofer que encendiera el aire rable chaquetón negro, que le daba un aire de seacondicionado, pero en un instante, la idea se le riedad, a su no tan serio carácter. Encontró estas voló de la cabeza. El conductor no parecía ami- características en una persona rodeada de otras gable, y conociéndose, Ignacio estaba lo suficien-

22

cuatro, más jóvenes, dos mujeres y dos hombres,


de unos 20 años quizás, que conversaban anima- mal restaurante. Te aseguro que uno no se olvida damente con Ricardo, cincuentón ya. Antes de de la tierra de los padres, ni de nada de lo que que Ignacio se acercara, Ricardo recibe a una lla- aquí hay. mada la que contesta muy interesado.

— ¿Ni siquiera de...?

—...No, el avión todavía no llega...descuida, le — Ni siquiera de "ellos". Como otros que han redaré mis saludos de tu parte, si ustedes dos eran gresado, ella regresa para pelear. tan amigas...soy irónico...bien, bien... ¿A tu "em- Pidieron 6 cafés normales, bien calientes para bajada"?...claro que los vi... ¿Cuál es la manía de apaliar el frío. Comúnmente es Ignacio quien enviar siempre a tus tropas?...lo sé, lo sé... ¿Igna- paga las cuentas, las deudas, sin embargo, esta cio?...pues acaba de llegar.

vez Ricardo sacó la billetera más rápido. Luego,

Se había acercado. Lo primero que recibió, fue un regresaron a paso lento, y en el camino, Ignacio cariñoso abrazo de una de las jóvenes, y luego, de pronto encontró objeciones. un saludo al estilo militar de los otros tres. Ri- — ¿Y si no es seguro estar aquí? ¿Y si diez años cardo, en cambio, se dio tiempo de cortar la lla- de protección no han sido suficientes? Si la traemada, ver la hora y guardar el celular mos para arriesgar la vida, entonces hubiese pretranquilamente. Tras eso, le dio un gran estre- ferido que no volviera nunca. Nuestros esfuerzos chón de manos a su amigo y un abrazo, cons- entonces serán en vano. ciente de que para ellos dos, este día era — En primer lugar, Ignacio, no fue decisión mía importante. Conversaron algunos minutos más, que regresara ahora. Por diez años yo y Sergey después Ricardo le pidió a Ignacio acompa- yeva la persuadimos de no volver a Chile, pero ñarlo a comprar unos cafés para el grupo entero. sabes cómo es. Al fin, consiguió la autorización Ignacio no se negó.

del Consejo de Moscú. Ella hizo todo el trámite y

— ¿A qué hora se supone que...?

papeleo. No podemos hacer nada frente a eso. En

— Paciencia, Ignacio—le recomendó Ricardo—. el último momento la llamé para decirle que lo Diez minutos más, según lo programado. Estoy pensara mejor. Pero si mi acción desesperada huseguro que podremos esperar esos míseros mi- biera tenido éxito, no estaríamos aquí ¿O sí? nutos, si van diez años ya.

Ignacio sonrió.

— Los demás miembros del Clan...

De pronto, por un parlante se avisó el arribo del

— Le darán una bienvenida a su tiempo.

vuelo 247, procedente de la Federación Rusa. Mi-

— Me pregunto si nos recordará, si recordará lo nutos después, la compuerta que lleva a los avioque ocurrió.

nes se abrió, y de ella apareció un mar de gente

— Ignacio, por favor. Cuando los milicos nos exi- con maletas y demases, y el grupo de Ignacio liaron, no olvidé ni el sabor de la comida de aquel

hizo un improvisado cartel que decía "Nicole

23


Montes. Unión Soviética". Una pequeña humorada, según Ricardo. Ignacio se dividió, entre el nervio de no querer mirar cuando ella llegara, y la ansiedad de querer ser el primero en verla, después de tanto tiempo. Cuando el gentío se hubo disipado, Ricardo y los demás se acercaron a paso de tortuga. Entonces a Ignacio le dio un vuelco el corazón. Venía ella con un gran equipaje. Ya no era la niña frágil y un tanto enfermiza de hace diez años, ahora se veía más fuerte, enérgica y sonriente. Su caminar era seguro, aunque las piernas le tiritaran a causa de la emoción. En su rostro, a pesar del tiempo, se mantenían las bellas facciones de la juventud. Una sonrisa sencilla, amplia, un tono de piel agradable, un tanto moreno pero aún así luminoso. Y lo más importante, lo que no cambió ni un ápice en estos diez años de ausencia, fueron sus ojos. Asombrosamente negros, como el carbón y la noche. Ojos negros que se llenaron de lágrimas, mientras corría para abrazar ferozmente a alguien, mientras lloraba sobre el pecho de alguien. — Regresé— dijo ella con la voz entrecortada, cuando siquiera pudo hablar. Y una voz, acariciándola, le dijo: — Bienvenida, Nicole.

24


////////////////////

“Dog We Trust” por Gregorio Alayon.

VECTORX


PARADA Ese día su cábala fue salir a esperar la micro dos horas antes al paradero. Creyó que lo malo podía ser su afición al dicho “todas las micros sirven”, y, en un acto poético, estuvo en el paradero veintiuno de Vicuña Mackenna viendo pasar las micros que le servían sin detenerlas por todo ese tiempo, pensando qué había pasado con su juventud, con su ímpetu adolescente, a dónde se habían ido todas esas noches alocadas de supuesto fin del mundo. La calle estaba casi desierta, como Sábado al atardecer antes de que los chicos salieran a festejar sus simpáticas y fáciles vidas, y su mirada se fijaba en el pavimento, para cada cierto rato mirar con tentación la micro que, a medida que se acercaba, lo desconcentraba con los ruidos del infierno y el humo oscuro que escapaba de los tubos. Finalmente, debía tomar una para llegar a casa de ella. Se subió a la micro y, ya acomodado en su interior, observó a los pasajeros, especialmente a las hembras. Las miró con meticulosidad y las desvistió con su imaginación. Sólo veía culos grandes y apretados, tetas firmes y prominentes, cabelleras desparramadas en finas sábanas de seda india, rodeadas de pétalos de rosas y con destellos de velas agitándose en los veladores, y hasta creyó escuchar gemidos de placer desde el fondo del microbús. Se acercaba a su parada final, se levantó del asiento como quien lo hace de su cama luego de liberar una terrible tensión, lenta y amigablemente, y miró a sus acompañantes de fantasías con una sonrisa traviesa, como si se tratara de sus amantes. Bajó de la micro y caminó las cinco cuadras que lo separaban de ella con una mezcla de alivio y ansiedad. Parado frente a su casa, se revisó la entrepierna antes de tocar el timbre, como todo un caballero. Luego de hacerlo, ella abrió la puerta y lo invitó a pasar. Cristian aprovechaba su prosa relamida y absurdamente revolucionaria para sorprender. Su estatus de “crítico-humorista” en las columnas que escribía le habían hecho ganar un séquito de mujeres que querían probar algo más que su pluma. Y él, un joven partidario de la libertad en todas sus expresiones, las complació hasta que algo comenzó a decaer, sin aparente razón, y hasta que un rumor sobre él se planteó en la socialité revolucionaria-cultural-intelectual. Ella sería su prueba de fuego y su vuelta al trono del metrosexual chascón y guatón que gusta tanto a algunas vestidas de hippies del Apumanque. Ese tipo que da discursos sobre política en cada alegato porque se acabó el pan en su casa, que entona fuerte su posición frente al mundo cuando ha olvidado pagar la cuenta del teléfono. Ella podría convertirse en todo para él esa noche. Era una chica encantadora. Con ideas propias y originales, con buen gusto -de acuerdo a su círculo social de pésimo gusto. Con buen sentido del humor, un humor algo negro a veces, algo perverso otras, pero, humor al fin. Ella podría convertirse en todo para mí, se dijo a sí mismo. Tomaron vino en caja y comieron chatarra hasta altas horas de la madrugada. Escucharon música en castellano, conversaron de asuntos que servirían para salvar al mundo, él con un vozarrón digno de un dictador, ella con un constante tono de burla y cinismo y, luego, sin darse cuenta, ella estaba sentada en sus piernas besándolo, y, luego, estaban los dos en una cama y, luego, él la miraba desde arriba y, luego demasiado luego, ella ya había ido al baño. 26


La cama entre sus sábanas ya ajadas guardaba las evidencias de lo que ahí había pasado, pero el vino no le precisaba en cuánto rato había sido. No tenía la impresión de haber oído los gemidos de placer que sí oyó desde el fondo de la micro, ni guardaba en su boca sabores que le dieran pistas, salvo un terrible aliento alcohólico y seco. No estaba borracho, ni siquiera mareado ni lerdo, pero, todo parecía haber sido un relámpago que no lograba recordar completamente. Ella salió del baño y volvió a la pieza donde él intentaba dilucidar lo sucedido. En un primer momento no sabía si mirarla con cara de triunfador o de despachado, si acomodarse en la cama para dormir o si vestirse y recoger sus cosas para irse, pero, al ver su cara cuando volvió, creyó comprenderlo. Su inmaculada sonrisa, su mirada cómplice, su alborotado pelo, algo querían decirle. ¿Te gustó? – le preguntó sonriendo a él. Pero, claro, ¡uuuf! – exclamó aliviado – ¿Y a ti? Claro, Cristian. No siempre es necesario acabar para pasarlo bien. Pero, dime, amigo, ¿tu problema fue el copete, o es algo más serio? Cristian, avergonzado, retomó la actuación y el tono imperativo de su voz, recogió rápido sus cosas mientras refunfuñaba ofensas a su persona, a su estilo, ¡al privilegio de tenerlo!, pasó al baño a refrescarse y salió de esa casa bajo la mirada extrañada pero burlesca y constante de ella. Llegó al paradero de Vicuña con Matta y tomó la primera micro que pasó de vuelta a su casa.

Por Montserrat Costas M.

27


X DEBE SUFRIR Jajajaja, me encontraba rodeado de psicólogos, era su último esfuerzo de comprensión. La pieza era oscura, me rodeaban, cada uno en sus sillas, mirándome y hablándome. Estoy tenso, no lo ven, apurado ¡quiero largarme! ¿Por qué me traen a este lugar? Se encienden las luces. Porque debes curarte, amigo. ¿De qué, si se puede saber? De tu enfermedad degenerativa. De tu enfermedad degenerada. De tu enfermedad que afecta a otros. ¡¿Pero de qué están hablando?! ¡Ustedes son los locos aquí! Tratan de meterse en mi mente en esta noche oscura sólo para su autocomplacencia y agradar a quienes me trajeron hasta acá. ¿Y quiénes te trajeron hasta acá? ¡Ustedes lo saben perfectamente bien! Pero queremos que tú nos lo digas. ¡Todos! ¡Todos los que están fuera de este violento día! X, estamos aquí varios psicólogos y otros de distintas disciplinas para ayudarte. Pero tienes que cooperar con nosotros. ¿Cooperar? ¡Váyanse a la mierda! Pero X, aquí no hay necesidad de agredirnos. Ven, dinos, cuéntanos de tu infancia. ¿Qué infancia quieren que les cuente? ¿La que ustedes siempre arruinaron? ¡Y siguen arruinando mi vida! Tranquilo, recién nos estamos conociendo. Claro que lo saben, ¡claro que lo saben! ¡Yo no estoy loco! X, ¿por qué crees que te perseguimos? Sólo intentamos ayudarte… ¡¡¡¡Mentira!!! ¡¡Nunca, nunca!! ¡Nadie en mi asquerosa vida jamás intentó hacerlo! ¡Todos me abandonaron! ¡¡Todos me encerraron en esta vomitiva jaula!! Pero ahora, pero ahora seré yo quien tome la vida por sus astas. Controlaré toda, toda mi vida. Nadie nunca más tendrá que ayudarme. ¡¡Jajajajaja!! ¡Hasta esta sociedad desaparecerá detrás de mi pie astuto y terrible! Colegas, creo que esto se nos está yendo de las manos. La proyección fálica a la que recurre… No, no, por favor. El psicoanálisis no nos servirá de nada acá. Francamente creo que deberíamos adentrarnos más en su vida para comprender porque recurre continuamente a las vivencias de auto… No, tampoco; debemos comprenderlo desde su particular punto de vista y dejar que exprese sus… ¿Pero cómo? Colegas, insisto que, como una psicosis que desde el mecanismo forclusivo… ¡Idiotas! Y en sus discusiones dentro de mi mente de las sombras los tentáculos, los ojos y las garras resquebrajaron sus sillas, mordieron sus carnes y invalidaron sus teorías. ¡Sí, queridos profesionales! ¡Vean como desangro sus teorías! ¡Alaben la muerte de sus podridos paradigmas! En mi mente, nadie se mete ahí dentro. Las cuchillas desgarran sus carnes, penetran sus órganos, fluye la sangre, ¡ríos de ella en mí! ¡¿Entienden?! ¿Tienen miedo? Sus cuerpos desangrados, sus vísceras y sus órganos son mi comida esta noche tenebrosa. Así es, ¡delicioso y dulce canibalismo! Sus mentes distorsionadas no son nada frente a esto ¿lo sienten? Es maldad, ¡es irracionalidad pura! No pueden comprenderlo, es la sociedad dónde estoy atrapado. Cuando mi mente lo absorba todo, ninguno… no, nadie, los podrá salvar… Por Andrés Urrutia

28


Ilustración: “X debe sufrir” por Marcos Amador

29


“Rollie” por Julia Yusupov

30


UNA HISTORIA QUE NO SE DEBE CONTAR. Daniela, una niña de clase media, muy buena hija, era estudiante de psicología en la Universidad de Chile. Un día Daniela en sus recorridos por Santiago conoció a un joven llamado Alberto, él era de clase alta, no se puede decir que es buen hijo. Es todo lo contrario, un drogadicto, alcohólico y tenía una enfermedad llamada Andromanía. Él era estudiante de Medicina en la Pontificia Universidad Católica de Chile, es impactante que un joven con esas características sea estudiante de Medicina, pero bueno, de lo poco y nada que hablaron, Daniela sintió una pequeña conexión con él, se dieron los números de celular y sobre todo el correo. Pasaron algunos días y Alberto agregó a Daniela… conversaban de todo, él le contaba todas sus historias que en verdad eran muy interesantes para Daniela, ya que venían de mundos absolutamente opuestos, éste joven la empezó a engañar de a poco y también se engañaba a unas cuántas otras y obviamente mujeres más interesantes con mucho más status social. Un día se juntaron afuera de la Universidad de ella, se divirtieron mucho y se quedaron hasta muy tarde en una plaza hasta que vieron la hora, Alberto se despidió de ella y se fue sin razones, no la encaminó a ningún lado (así de mala onda el huevón). Daniela se sintió un poco mal por la actitud de Alberto pero no le dio importancia y siguió su camino por las calles de Santiago sola y de noche, hasta que vio la estación del metro y se fue. Llegó a su casa muy tarde y se conectó al instante, Alberto le habló… ella trató de ser indiferente pero… le contestó, grave error. Pasaron algunos meses y Alberto la ayudaba con algunas cosas de la Universidad y así se llevaron por un buen tiempo, hasta que él la invito a su casa y ella como si nada aceptó. Los dos estando solos en esa casa conversaron, vieron películas y después de todo eso Daniela tuvo la brillante idea de declararse, le dijo que lo quería mas que un amigo y cosas así, este huevón aprovechándose de la situación la beso… Daniela quedó impactada y se dejó llevar hasta que el otro estúpido quiso pasar al otro nivel, Daniela se puso un poco nerviosa ya que era virgen… se relajó pero su mente y su corazón decían que no era correcto lo que estaba haciendo, lo apartó de ella y se fue sin decir nada, él la quiso detener pero no lo consiguió. Alberto se quedó en su casa drogándose y tomando como un verdadero enfermo y después llamó a una de sus amigas y pudo satisfacerse, mientras que Daniela se iba caminando sola, desesperada y diciendo que era una verdadera estúpida que no se atrevió a tener sexo con él (después se dará cuenta que todo pasa por algo) llegó al Parque Fo-

31


restal, era de noche y se quedó sentada mirando a la nada, después de un rato se fue caminando hasta la Estación del metro y se fue a la casa. Llegó y se conectó… estaba Alberto conectado (Ebrio)… éste huevón le habla y tuvo la confianza de decirle todo pero absolutamente todo lo que pasó después de que ella se fue de la casa de él, Daniela rompió en llanto, nunca pero jamás le habían roto el corazón… bueno si se lo rompieron pero no de esa manera tan fea y horrible, pero pensó que menos mal que no se metió con ese huevón. Lloró toda la noche, no tenía ganas de nada… lo único que quería en esos momentos era morir. Estuvo con depresión durante meses, le iba mal en la Universidad, no confiaba en los hombres (pero no quiere decir que era lesbiana) y lo peor de todo es que hacía algo que la dañaba. Daniela supo después de que Alberto había comenzado una relación al otro día de que estuvo con ella… con eso la mató bruscamente, y siguió en una oscuridad de la cual no podía salir. Daniela entendió después que no vale la pena sufrir por un huevón así y también de que un tipo puede estudiar una gran carrera y vivir en el barrio alto pero como persona no vale nada. Ella se arrepintió de todo lo que hizo, porque de verdad no valía la pena hacer todo eso, por un huevón como ese… bueno en realidad no vale la pena hacer locuras de esa magnitud por alguien, sobre todo si uno expone su propia vida. Daniela da como enseñanza de que no hay que dejarse llevar por lo lindo que hablan, apellido ni nada de eso. Tenemos que conocer bien a las personas para así no caer en lo que a Daniela le sucedió: engaño, frustración, daños en su cuerpo y especialmente dañar el corazón y el alma.

Por Camila Ortega.

32


OJOS BRILLANTES. Hace cien años. Los Aquashi Shuma despertaron como siempre, antes que la Madre Sol volviera de su sueño y antes que el Padre Agua se deslizara como en todos los inviernos.

La hora era la de siempre, minutos antes de despuntar el Alba, Nube Fugaz presidía el Rito, Hija de Rocío Eterno y de Luna Oscura, toda la Comunidad se reunió alrededor del Fuego, cerca de la Cascada, a un costado del Río Eterno.

La Madre Sol y el Padre Agua solemnemente asintieron, sus Voces replicaron las Voces de los Aquashi Shuma, y un nuevo día comenzaba. Hace diez días.

Ojos Brillantes “El Último”, descendiente de la Madre Sol y del Padre Agua, como antes sus Padres, debía recrear El Rito antes de despuntar el Alba.

Así lo hizo, aunque desde hace años sólo Él cuidaba de los Bosques y las Voces que replicaban sólo llegaban a sus oídos, y un nuevo día comenzaba.

Madre Sol y Padre Agua estaban tristes, presentían que el Final se acercaba, amaban a Ojos Brillantes su Último Hijo, pero el Soplo de Vida que un día había Creado a los Aquashi Shuma se agotaba.

Ni la Madre Sol ni el Padre Agua pudieron vencer a los Hombres-Sombra, de cabellos oscuros y de pálidas caras, por siglos los contuvieron con la ayuda de los Aquashi Shuma, pero la marea no trajo luces, y la Oscuridad terminó haciéndose Carne putrefacta.

Gracias al Rito, Todos seguíamos con vida, los Aquashi Shuma y Nosotros, estaba escrito de ese modo, aun antes del nacimiento de la Primera Palabra, pero Nosotros no 33


aprendimos a leerlas y su Eco se perdió allá en los Humos de nuestras Almas.

Hoy. Estoy escribiendo mis últimas palabras, hace una semana y media, el frío terminó con una décima parte de la humanidad en veinticuatro horas, desde ese día los termómetros han continuado su inexorable marcha, marcando temperaturas cada vez más bajas.

Los sobrevivientes sabemos que el Fin nos está esperando y que no podremos desconocer su infatigable llamada.

Hace diez días Ojos Brillantes “El Último”, último descendiente de los Aquashi Shuma desapareció. En ese momento, la Madre Sol dejó de despertar por las mañanas y el Padre Agua se durmió, pues no la divisó con las gotas de sus ojos a la hora acostumbrada. En sus últimos días Ojos Brillantes predijo que su Pueblo traería el Calor una vez que el Frío congelare los Últimos Huesos de sus Ancestros, cuando el Viento soplara desde la Luna, cuando las Mareas volvieran a traer Paz sin Nostalgias. Cien años después. Ojos Brillantes entreabrió sus párpados, la Madre Sol sonrío al presentir que despertaría y el Padre Agua humedeció, como hace un siglo no lo hacía, sus labios de escarcha.

Por Fernando Palacios Moreno.

34


“Fly model-Mosca Modelo” por Nikondeza.

35


Ilustración: “Harry Stone” por The library of congress.

///N///// //NUARA //CONTI


DESDE LA ESQUINA.

Mirar la esquina es curioso, si se está acostado en la acera de la calle, más aun, con este frío intenso que cala los huesos, como un buen libro antes de ir a acostarse. El problema era, sin duda, que no sabía el motivo preciso de su llegada a la acera. Sin embargo algo recordaba de aquel charco de rojiza sangre en su costilla, lo que sí tenía en conocimiento era que le dolía, casi como una resaca producto de una java de filosos cuchillos en su garganta, tal vez, esa era la mejor descripción que se puede entregar para tamaño dolor. Cuando incorporó un poco de su conciencia al relato divisó las luces nocturnas, que iluminan esta ciudad, lo frío y lo húmedo del pavimento le permitió recordar que estaba vivo. La lluvia acababa de culminar y los charcos de agua oscura resplandecían, con ese amarillento tono de luz que rodeaba el suelo; y su cuerpo ahí en la esquina abandonado por la vida no sabía la hora más si el lugar, pues la iglesia le recordó que está en el centro de la ciudad y que Cristo, aunque vendido por la iglesia católica, no lo había abandonado por completo o que por lo menos lo miraba de reojo, así como, cuando se hace el tonto ante tantas injusticias ocurridas en todos los segundos que se lleva aquel río perpetuo; al cual nos atrevemos a encasillar entre letras con el nombre de tiempo. La calle estaba vacía o por lo menos eso parecía, en la madrugada de aquel lunes. Los peatones no estaban compartiendo el helado familiar de la tarde de domingo y tampoco se golpeaban el pecho en la iglesia a medio día, para salir a ignorar al hombre de afuera de la gran puerta del señor. De seguro era porque los pecados estaban limpios, y era necesario juntar unos cuantos para el otro domingo y llegar a la iglesia con el pecho oprimido; con el afán de golpeárselo nuevamente en aquel día de paseos familiares. Un perfecto domingo soleado, en el cual babilonia lucia sus negocios colgantes encantando a cuantos ilusos atraviesan la calle deslumbrándose con la última tecnología extraída, venga uno a saber de qué ingenio chino al otro lado de la realidad. Sin duda el día había culminado su jornada, cientos de trabajadores marcharon temprano a sus casas, con unas chauchas para la micro. El heroísmo cotidiano, había culminado en esta jornada, la democratización del lujo había lavado a incontables mentes, entre cada aviso comercial. Difusas masas se encerraban en la pantalla y con ello apagaban su mente como zombis con el sueldo mínimo a cuesta en sus bolsillos escuálidos. Eran así los minutos acostado en la esquina mirando aquel charco de amarillento color profundo, tan solo, como un suspiro en la noche de invierno. Se encontraba intentando armar los fragmentos de su noche y la explicación lógica para aquella sangre en su costilla que seguía doliendo como todas las mentiras que había leído en los periódicos de aquella semana. Los automóviles corrían por las calles derramando agua en las aceras, como si sobrara en estas tierras. Más de alguno que lo vio pensó que era un ebrio salido de quién sabe que juerga de jóvenes incomprendidos, buscando el máximo de los ponceos. Y por lo tanto lo ignoraron o lo juzgaron diciendo que la juventud piensa solamente en divertirse y desde su ventana, el chofer atareado con sus deudas, se imaginaba que le hacían mal a esta mal oliente patria enarbolada, con lindos tratados de comercio. Es fácil mirar y no observar, lamentablemente la primera impresión es la que más perdura en la retina de los ilusos citadinos.

37


Mientras veía pasar a estos lindos autos se decía – ¿Qué onda este país? ¿Qué onda la gente? Me ven tirado y no hacen nada, por si fuera poco no puedo gritar; los pulmones no me dan para tanto y yo acá tirado hecho mierda jajajjaja – empezó a reír con furiosa desesperación con la ironía hecha risa- por lo menos estoy vivo- prosiguió su dialogo- y esto puede ser peor no sé, tal vez, lo sería si un perro me oliera el culo para mearme y así marcar su territorio- Su perturbador humor negro salía, desde las entrañas de una situación no tan graciosa. Desde ese momento el sueño que bañó la ciudad le visitó con Morfeo trasformado en frío y neblina, cayeron sus pesadas pestañas por desesperada locura nocturna. Tres calles más abajo, venía Andrés riéndose de la buena jornada de lanzazos y uno que otro atraco para no perder la costumbre de juventud. El fin de semana se había presentado bien. El chumami, como le decían, venga uno a saber de dónde o de que talla, sacada de la cancha de la población o juerga nocturna. Se mofaba con ganas, con un ron de los piratas en su mano de esos en caja inyectado en las venas, ya había despedido la semana. Ahora marcaba su rumbo con firme paso a casa, para calentar unos fideos con algo de salsa; en otros tiempos hubiesen sido porotos pero la economía mundial dictaminó que no pararía más, la olla de los escasos de monedas en el bolsillo. Preocupado de sus cosas construía su camino con sigilosas pisadas. El cigarro le abrigaba las manos y el rostro también. Él observaba la ciudad, pero con otros ojos – Puta los hueones con plata – se decía, mientras los mismos autos que dejaron a Roberto botado en el piso, pasaban escuchando el ultimo hit en la radio. Veía las tiendas adornadas y pensaba que sería bueno un LCD en su pieza para hacerle compañía al PS2 que se había conseguido; en uno que otro de los mercados negros que abundan por ahí, hacía ya unas semanas. Su pasión se fundamentaba en conquistar la copa del mundo todas las noches, con el Brasil de todos los tiempos; bajo su joystick Pelé revivía sus jugadas y se mezclaba con la magia de Ronaldo, en el último cuarto de cancha, redefinían lo que es real o no en el futbol. Ahí el público lo vitoreaba, sentía la piel de gallina cuando el locutor gritaba con pulmón de multitudes sus goles. Así se le iban las calles a Andrés, sin darse cuenta sus sigilosos pasos se encontraron con Roberto y esto dentro de toda lógica palpable, en la esencia de los hombres, que no tienen los trigos muy limpios; causó un dejo de compañerismo. Más que mal, era común en la población ver de esas gárgolas nocturnas esperando en la esquina al siguiente peatón, para machetearle unas monedas con el fin de conseguir un mono que alimentara sus alicaídas neuronas. Él gentilmente, en un acto de solidaridad curioso les guardaba cenizas para los pipasos de esos que levantan el espíritu de los niños. Aún se acordaba de la última pichanga, antes de salir de octavo; cuando en el último gol entrega el pase y Luis en increíble destreza mete el gol, desde la mitad de cancha. La jornada fue increíble, aún respiraba en su memoria latente como si fuese ayer. Él se paraba en la esquina de su calle a metros de la botillería El Minero a echar la talla y a contar anécdotas cotidianas. Su mente se había ido en esos momentos. Se fue, por rumbos no cotidianos, se salió de la estratosfera y lo llevó por caminos no conocidos hacia la memoria de infancia. Cuando descendió de las alturas a ritmo pausado como un corazón ad-portas de morir se encontró cruzando hacía la otra vereda y de su voz salió – Este compadre tomó más que la chucha, para quedar así de raja- Cuando llegó hacia Roberto, parecía un cuervo en la penumbra de la ciudad, su polerón gris estaba manchado con un tono escarlata, un tanto tenebroso para ser un día domingo. Se agacha suavemente, el mismo Jesús crucificado que los veía de reojo se sorprendió. Andrés nunca va a la iglesia de hecho, no cree en el Dios cristiano ni en el de ningún monje loco, de esta forma el buen samaritano salió desde lo profundo de la noche y con el tono de preocupación correspondiente a la situación le dice a Roberto – Socio

38


¿cómo esta? – Con un torpe zamarreo – ¿quiére que lo vaya a dejar a los colectivos?- Roberto no despertaba, Andrés insistió un par de veces más. ¿Qué estará soñando Roberto? Es muy buena pregunta, quizás sólo dormía o, tal vez, recordaba y armaba con sus fragmentos de memoria, sueños raros; como cuando tenía de mascota un león marino de color amarillo y se subía en él a volar para ir al colegio a las 8 de la mañana. ¿Quién sabe? Sólo tenemos claro que cuando despertó sintió que le movieron el mundo y la herida de su costilla soltó ráfagas de dolor y sus palabras se limitaron a un -¡Ahhh!- sacado desde lo más profundo del alma. Vio la borrosa cara de Andrés, su piel amarilla se difuminaba en la noche, hasta encuadrar la mirada y entendió lo que le decía Andrés, en rápido hablar. Entonces agradeció haberse encontrado con ese gentil hombre y de entre sus dientes sangrantes dijo – Gracias weón- en tono amable – estoy acá tirado hace un rato, pasaban autos y no me pescaron, intenté gritar pero los pulmones no me dan para tanto- Andrés algo nervioso observó el rojizo tono del polerón gris de Roberto, ahí su preocupación se volvió mayor exclamando un sincero garabato tan simple pero revelador; como la sangre que brotaba de la costilla de aquel herido tirado en aquella esquina – Conchetumare ¿ Quién le tiro ese puntazo al cuerpo?- fue un grito de humanidad en la noche dormida. Al zombi de la esquina poco le importaba satisfacer la curiosidad del extraño salvador, sólo pidió que llamara a los pacos o carabineros, le dejo a Ud. la elección del nombre, para que lo ayudaran a soportar o exterminar aquella herida. Andrés ni corto ni perezoso en la acción de la vida, llama de inmediato, en realidad no porque Roberto se lo pidiera; lo hizo porque es el número más popular de esos que se dicen de emergencia, entonces esperó el tono y al otro lado de la esquina lo atendieron y escucho una voz : - Aló buenas noches carabineros de Chile, qué necesita- Mire aló, buenas noches estoy en Esperanza, a fuera de la iglesia hay un socio herido por un puntazo parece en la costilla por favor llamen a la ambulancia o vengan ustedes, el socio está mal.- ok, iremos de inmediatoCuando cortó el teléfono y se sentó en la esquina al lado de aquel desconocido llamado Roberto, vio el mundo desde otra mirada, sin duda acá comienza la verdadera historia. (…) Puedes continuar leyendo este cuento aquí.

Por Heber Rojas Barrera.

39


//TRAICIONIES// “Sint título” por Valentina Mendiburo.


KEY/ LLAVE. Robber take from the bank the most significant preciousness. That preciousness was the golden key of church of Saint Catharina.That key open a door of Paradise ! When he come out from the bank the policeman kill him. But, that policeman take a golden key from the hand of dead robber, and he move on to find a church of Saint Catharina. When he found the church , he entered , and in that moment from church come out dead robber. When policeman was in the church , was very dark. In that moment,someone swith on the light, and policeman was in bank ! In hand he have a golden key and the gun. When he came out from bank, police court kill him. In that moment desert storm take everobody from that place. In the desert sand there was a golden key.

El ladrón obtuvo del banco el más grande de los tesoros. La llave dorada de la iglesia de Saint Catharina. ¡Esa llave abre la puerta del Paraíso! Saliendo del banco un policía le dio muerte. Pero, el mismo tomó la llave dorada de la mano del ladrón muerto, y emprendió el viaje a buscar la iglesia de Saint Catharina. Cuando la encontró, entró, saliendo en ese momento el ladrón muerto de ella. Estando ahí, todo estaba muy oscuro. Alguien encendió la luz, ¡y el policía se encontraba en el banco! En la mano tenía la llave dorada y su pistola. Cuando salió, la policía del lugar le disparó terminando con su vida. En ese instante una tormenta del desierto se llevó a todos del lugar. En la arena se encontraba la llave dorada.

THE END.

FIN Por Milenko Županović/ Traducción: Javier Flores.

Ilustración: “Keys” por Linus Bohman.

41


A CURE FOR PAIN/ UNA CURA PARA EL DOLOR. Where is the ritual And tell me where where is the taste Where is the sacrifice And tell me where where is the faith Someday there'll be a cure for pain That's the day I throw my drugs away When they find a cure for pain Where is the cave Where the wise woman went And tell me where Where's all that money that I spent I propose a toast to my self control You see it crawling helpless on the floor

Ilustración: “Mark Sandman - Morphine” por Goodgovernor.

Someday there'll be a cure for pain That's the day I throw my drugs away When they find a cure for pain When they find a cure for pain When they find a cure find a cure for pain

42

Dónde es el ritual y dime dónde le encuentras el gusto Dónde es el sacrificio y dime dónde dónde está la fé Algún día Habrá una cura para el dolor Ese día tiro mis drogas Cuando encuentren una cura para el dolor Dónde está la cueva adonde fue la mujer prudente Y dime dónde Dónde esta todo el dinero que gasté Propongo un brindis por mi autocontrol Lo veras arrastrándose indefenso por el suelo Algún día Habrá una cura para el dolor Ese día Tiro mis drogas Cuando encuentren una cura para el dolor Cuando encuentren una cura para el dolor Una cura para el Dolor.

Por Morphine/ Traducción: César Castillo.


Por Camila Doussang Leiva. Ilustración: “Vida” por Dario G.S.

CREER// ES//CREAR//


Creer es Crear pretende ser un espacio en donde se desarrollen temas asociados a diversas situaciones de la vida del ser humano, con un énfasis en los procesos psicológicos que en ellos existen, una mirada diferente de la psicología a través de una ventana abierta al mundo, en donde de repente se aparece y otras veces es difícil hallarla, un espacio en el que descubriremos viajes, historias, hechos, casos, realidades y no realidades que habitan tanto en nuestra mente social como en la individual, tanto en nuestras tierras como más allá de nuestras fronteras. Todo lo que leamos en Creer es Crear, de cierto modo irá interviniendo y afectando nuestro modo de ver la vida y permitiéndonos crear bajo nuestros propios cimientos un caminar más consciente y humano cuando sea preciso, pero también loco y revolucionario cuando sea necesario.

Reificados y Alienados Hoy me detuve a observar sin mirar nada en específico, simplemente a ver la gente pasar, y pude notar ciertos eventos que me han llamado la atención, ciertas incongruencias, y mucha mentirosa normalidad, hablo de una pasividad extraña, un conformismo demasiado conforme, o una aceleración tormentosa pero a la vez ausente, un querer “ser”, ahogado por un “parecer”. Me refiero a dos conceptos importantes, poco conocidos y muy presentes en nuestra sociedad, en todo ámbito, ya sea político, cultural, religioso y social, me refiero a la reificación en la que estamos inmersos y la alienación que consume a la mayoría de nuestra sociedad; para poder continuar es preciso explicar el significado de ambos términos, el primero de ellos, la reificación, de acuerdo a Theodor Adorno, es en términos sencillos: el proceso de cosificación del ser humano en donde “a través de este proceso, las prácticas y las relaciones humanas llegan a ser vistas como objetos externos. Lo que está vivo termina siendo tratado como una cosa inerte o abstracción” Zerzan, (1998). En segundo lugar, la alienación, concepto con definiciones muy variadas y que a veces se contraponen, dependiendo del contexto en que se esté, en este caso será definida, de acuerdo a lo que postula Humberto Maturana, como la enajenación o extranjerización del ser humano que muchas veces se refleja en la “situación de explotación de un hombre, desposeído de todo, que vive para otros” Gurméndez, (2000). A simple vista no creemos poseer estas características, asusta un poco la rudeza de las definiciones expuestas, sin embargo, me atrevo a decir que incluso quienes planteamos una desreificación de la sociedad, no podemos eliminarla del todo. ¿Cómo afecta esto a una comunidad? ¿Cómo y dónde se hacen presente estos conceptos? La verdad están en todos lados, el simple hecho de ver los días pasar sin sentirlos, la rutina que nos tiene siendo parte de un engranaje, siendo números, cédulas de identidad, precios, cuentas bancarias, etc, esa transformación de la esencia del ser nos afecta cada día y nos falta el respeto, se lleva nuestra identidad y dejamos de ser sujetos para ser objetos, que no sienten, avanzan ciegos por una “sociedad” y ¿de qué sociedad hablamos, si muchas veces funcionamos bajo la inercia en que se mueve el mundo actual? En problemas como éstos es en donde entran los actores sociales, quienes reivindican derechos y luchan por un sentido en común, muchas veces alejándose del sistema y del famoso conducto regular. En muchas ocasiones nos decimos ciudadanos, pero establecemos límites y requisitos para serlo, no basta nacer en el lugar, ahora hay que votar, para ser representado por personas que en su mayoría no nos representan, hay que volver a reducir nuestra participación a una hoja de papel cada cuatro años, ¿y qué pasa después? ¿Acaso se es más ciudadano por votar o no, por perder horas en largas filas para entregarle a un desconocido muchas veces el poder de actuar, sabiendo que muchas veces, no lo hará?, entregamos una capacidad que todos tenemos, entregamos justamente la capacidad de ser realmente y bajo mi percepción verdaderos ciudadanos, porque el verdadero ciudadano es aquel ente participante, actor y guionista de su vida, pero con un rol que se define en la sociedad, no es un voto, también es voz. Todas estas situaciones, nos alienan, nos mantienen en trabajos que no sentimos, no vivimos, no amamos, nos transforma en “máquinas sociales” que incluso para establecer relaciones tenemos una especie de chip que intercambia frases prefabricadas, porque no hay tiempo después de cierta edad para hacer vida social, hay que trabajar para mantenerse y además mante-

44


nerse para trabajar, cosa que se hace cada vez más compleja dado el desgaste y la explotación que este mundo capitalista y neoliberal ejercen contra nosotros, la mano de obra; hace mucho que se vive para trabajar en vez de trabajar solamente para vivir, y nada más. Estamos tan alienados que trasladamos ese estado de extranjerismo incluso hacia nuestros hogares, la vida familiar se ha transformado en un sinónimo de día domingo, como el único día en el que se está en casa y sin nada que hacer, el resto de la semana no se puede hacer vida en familia, hay que hacer trabajos, proyectos, salir o simplemente dormir, para apagar por unas horas el microchip que la nueva máquina ser humano 2.0 lleva incrustado en el sector izquierdo de la zona pectoral, porque está claro que de corazón es poco lo que nos queda, o sino dejénme preguntarles lo siguiente ¿cuántas de las cosas que haces a diario te hacen sentir tan vivo que se te infla en corazón? Creo que puedo suponer la respuesta, y no es de las mejores. Este estado constante en el que la mayoría de nuestra sociedad vive hoy en día, explica muchas de las problemáticas actuales, en términos de política hablamos ya de cómo se distorsiona el concepto de votante cuando hacemos una doble lectura, si queremos aplicarlo a la economía podemos decir claramente que el consumismo no es más que una mera reificación, creemos que “somos” por lo que tenemos y consumimos alienados, de manera automática, olvidando las prioridades, lo que es realmente necesario y lo que no lo es, olvidamos a la vez que el más rico no es quien más tiene sino quien menos necesita. Pero adelante, busquemos estos conceptos en hechos sociales concretos, un claro ejemplo de esto es la delincuencia, un estudio estadístico realizado por la FICED en el 2007 demostró que en Chile hay un robo cada 1 minuto con 46 segundos, para los delincuentes es una ventaja esta alienación y reificación del sistema de seguridad y la legislación del país al momento de penar estos delitos, ya que al parecer no importa tanto el suceso y las consecuencias de diversos tipos que traiga el evento, sino que importan más las escurridizas e inteligentes leyes que por lo visto están hechas para que la víctima sea más víctima aún y al victimario no se le quiten las ganas de serlo, ya que durante el 2007 “de los 28.635 detenidos por robo, el 70% quedó en libertad y sólo el 30% quedó sometido a presión preventiva” FICED, (2007). Así, como este, hay muchos ejemplos que lo único que hacen es reafirmar la postura de que la sociedad de hoy está en graves problemas, nuestra percepción de los conceptos ciudadano, actor social, vida, etc. han cambiado, se han trastocado a beneficio de un mundo más estandarizado, una sociedad que pregunte menos y asienta más, que reclame poco y crea que nadie le debe explicaciones o que no es digno de que le pregunten como desearía que se hiciesen ciertas cosas, una sociedad mentirosa que nos quiere hacer creer que la igualdad es una homogeneidad de pensamientos, cuando en realidad la igualdad es aquello en común que encontramos en lo heterogéneo, en lo diverso de una comunidad, quieren que creamos que el silencio trae buenos resultados, cuando la deliberación y el diálogo son herramientas fundamentales para la constitución de una nación, estado, sociedad, comunidad y toda agrupación que tenga una idiosincrasia que desee mostrar, potenciar y por qué no, cuestionar; la sociedad necesita debate, sin embargo, también necesita soluciones, y dichas soluciones nadie las conoce mejor que el afectado, pero primero es preciso saber qué es lo que nos está afectando, y al parecer… estamos tan alienados y reificados que no vemos más allá de nuestro propio horizonte. Finalmente, creo que luego de dignosticar nuestro padecer, el resto del camino se hace de manera independiente, cada uno es responsable de su felicidad, su estabilidad, su exceso de normalidad y escasés de esas pizcas de locura, que revolucionan masas por un objetivo movido por un sentimiento y no como hoy en donde la mayoría de nuestros actos se mueven por números, ya sea cientos, miles o millones de pesos. Es necesaria una movilización indivudual pues ella acarrea movimientos masivos, que modifican paralelamente situaciones de carácter social, porque el ser humano es un ente en constante interacción con el entorno, que lo afecta y se ve afectado por el, somos personas con la capacidad innata de cambiar ambos estados presentes en esta discusión, podemos claramente desalienarnos y desreificarnos, podemos evitar y acabar con muchas de las desagradables situaciones mencioanadas anteriormente, pero el primer paso es dejar de pre-ocuparnos que de eso se encargan los alienados y reificados, muy por el contrario, lo nuestro señores… es ocuparnos.

45


opiniones opiniones opiniones

“El Santo” por Gregorio Alayon.


LIBRE ALBEDRÍO EN LA ILIADA

1. La Guerra. Los primeros pensadores griegos, ya sean autores dramáticos, poetas, o filósofos, tenían una percepción trágica de cómo estos quedaban encadenados a los hechos, y lo que estos producían. Sin embargo, ellos entendían esta vinculación como algo natural, lo llamaban simplemente “naturaleza humana”. Algunos avanzaron más allá, y subyugaron a sus personajes a un destino contra el cual, sólo unos pocos pueden combatir; aunque se encuentra tan indefenso, tal como el resto de los mortales. Estos héroes lucharán, cada vez más cerca de un destino, el que puede ser anticipado tan sólo por un individuo habitualmente desconectado de la realidad, por ejemplo, Tiresias, en Edipo Rey. Un ciego, que está a salvo de los vicios y distracción traídos por la visión. Entonces, vemos por ves primera a los sentidos como engañadores, o al menos como un elemento distractor. No nos quedemos ahí y avancemos, creo que estamos viendo un camino claro, no quiero perderlo escondiéndome en filosofías que otros pueden pensar y escribir mejor que yo. En nuestra amada y familiar Iliada, vemos como los hombres han iniciado la guerra de Troya. El poema representa a hombres peleando en ambos lados, atrapados entre sus hombres, esclavizados por juramentos y lealtades. Son ellos quienes se arrojan a la guerra, sin embargo, son moldeados por esta. Son transformados por su búsqueda de victoria: todos curiosamente sabiendo que ésta se encuentra próxima, aunque es resbaladiza y se escapa. Y cada vez que esto pasa, la muerte aparece. En la cresta de la ola, ellos olvidan su propia vulnerabilidad, y con ella se va algo de su humanidad. Son despiadados con el derrotado, o quien está a punto de serlo. En esta incapacidad de verse a si mismos, y a los otros, en esta arrogancia que sólo aumenta sus poderes, es que ellos se transforman en los títeres de un destino del cual ellos nunca serán arquitectos. Son sus fortunas las culpables de esa arrogancia, caprichosas damas siempre listas a cambiar. La arrogancia de la que hablamos descansa en una burbuja vacía, que se sustenta en una mentira que esconde sólo por poco tiempo al enemigo: la condición humana. Cuando la ola del destino los arroja, aprenden lo que es estar bajo el acero y la piedad de otros, que siempre serán tan duros como ellos lo fueron con sus enemigos. Llegan a ver que su pasada fortuna era algo insostenible, y ciertamente no confiable. Ante el rostro de la derrota ellos han aprendido sobre la ilusión del poder. Nunca fue realmente suyo, esto no es un juego literario, sería un error entenderlo así. No, esto es una imagen real, el ciego y borracho de poder cree en su propia inmortalidad, hasta que es despojado de su mentira y aparece la metálica verdad, con ella los despojos de su vida. 2. Lógica Hoplita El poema nos muestra al poder como algo deseable, por todos quizás, pero también inapropiable, nadie puede hacerlo suyo, no en esta realidad. Los que se le aproximan son engañados por la ilusión que recorre a toda la obra: son lo suficientemente fuertes como para enfrentar solos cualquier obstáculo. El poder que quieren ejercer no existe, y la ilusión los esclaviza, consume su ser con cada línea que Homero nos regala. En casa, los Griegos tienen preocupaciones distintas y lejanas a las del poder. Algunos tienen buenas vidas, esposas e hijos. En el campo de batalla todas estas cosas parecen inmateriales, parte de un mundo pasado o ilusorio. No hay en ellos el componente esencial de la vida de estos héroes, Gloria. Por su lado los Troyanos, están en su ciudad tranquilos cuando el hijo de Priamo, Paris, rapta a la joven y hermosa esposa de Menelao. Los griegos, levantan una expedición hacía la gran Troya, reclamando la traición que ha sido este rapto, cuando esto

47


pasa, todos los actores de esta obra han renunciado a sus vidas, en mayor o menor medidas. Si bien ellos siguen siendo “ellos mismos”, han sido cortados de su vida, no hay vuelta atrás. Su destino ha sido remplazado por el deseo de triunfar, de aplastar al enemigo y salir con vida, o mejor, con gloria. Son seres unidimensionales en el campo de batalla, no tiene opciones pues han sido poseídos por un espíritu que exige de ellos mucho más de lo que cualquiera de nosotros podríamos pedir de alguien. En algunos pequeños lapsos, recuperan su humanidad, lloran a sus muertos, a sus vidas pasadas, recuperan sus humanidades. Incluso algunos nacen como adultos en este punto, Odiseo y Paris son caracteres infantiles casi todo el tiempo, hasta que florecen. No importa, no podemos encariñarnos con su humanidad, pues la perderán en cualquier minuto. Cada pieza de la obra se va ordenando, y los personajes caen en círculos de venganzas, que entraban para siempre sus destinos. Están claro en una cosa, se destruirán, no importa el costo personal. En ese escenario su fortaleza física es lo único con lo que pueden contar, es el único punto donde ellos puede reconocerse a si mismos como individuos y merecer reconocimiento. Es el opuesto a estar indefensos, se aferran a esta con tanto fervor que pronto esa fuerza los transforma en cosas, sin vida, sin humanidad. No hay otra pieza literaria tan clara sobre la esclavitud del hombre a los eventos, que si bien son naturales, no poseen reflexión. Los miedos animales han emergido aquí como un medio de preservar la propia vida, los individuos aquí no ponen su propio marco para conocer la realidad, menos para poder moverse en ella. Son pocos los momentos de gracia en la Iliada, Simone de Veil los ve: “aparecen sólo para mostrar la violencia y la destrucción que ella traerá”. 3. Más allá de los muros de Troya. Se dice que Homero ha tomado el poder de la naturaleza en sus manos. No nos deja escoger entre antagonistas, nos priva de la posibilidad de ver la luz en nuestros héroes. Miremos otras épicas, Tolstoy, como un ejemplo fácil y conocido. Nos muestra a sus personajes como seres capaces de tremendas luces, sin embargo ambos autores quieren relatar y entregarnos mundos tan reales como los entrega la naturaleza, sabemos ahora, que es imposible. Ni Tolstoy, ni Homero son la naturaleza, aunque miren el mundo con los ojos de dios. Ellos han juzgado a sus personajes, lo han hecho con amor. Ambos autores iluminan la obra con la luz de la justicia, incluso cuando esta parece tan imposible en el mundo de la Iliada. Es que precisamente su ausencia es tan conspicua, que se nos hace evidente su retorno. Lo que salva a los personajes no se encuentra en la batalla, al menos no en la Iliada, ni en la Guerra y la Paz, quizás en ninguna épica. La seguridad de que el espíritu trascenderá a los ríos de sangre, a la muerte y al dolor, otro mundo espera a los gloriosos. Los que triunfan en este mundo tienen otras armas, paciencia, fe y una rebeldía que revoluciona los cimientos sobre los que la obra esta escrita. ¿Qué estoy diciendo? Muy sencillo, ambas obras están sentadas en épicas y hechos puntuales, probablemente reales como los cerros, los mares y los desiertos. Pero conforme avanza, los seres excepcionales clásicos como Héctor y Aquiles son destruidos, por su invisible destino. Pero han surgido otros, incluso los dioses han cambiado. Así es, como decíamos, florece Odiseo, su ingenio, que es traición, pero también es libertad. Así vemos como el amor del autor nos libera del peso de su relato, porque ya no es una crónica, sino un poema. Yo como dije al comienzo, quería hablar de libre albedrío, este es mi primer aproximación al tema, pero he de seguir. Por ahora digamos que la luz del albedrío se hace más notable en su ausencia, al menos eso es lo que nos enseña Homero. Por José Luis Flores

48


ÉTICA DE LA MUERTE. Si la muerte no remordiera la moral humana más allá de los límites de la vida física, ignoro qué cosa más temible que la aniquilación pondría en funciones al engranaje ético. En el mito de Guilgamés observamos que la amenaza de morir sirve para aleccionar al rey déspota sobre la vanidad del poder como ilusión, y la gloria como destello fugaz en la vida. Cuando abrimos el Génesis de la Biblia inmediatamente después de la Creación nos encontramos de nuevo con un acto de hybris o desmesura o intrepidez humana frente a Dios a Quien el padre Adán quiere imitar en el plano del conocimiento. La moraleja de la fábula, si la hay, es burda: antes de conocer todo, el hombre vivía feliz ya que en el Edén sólo conocía el bienestar pero bastó estirar la mano y arrancar la fruta prohibida del conocimiento para descubrir el mal, la decadencia, la gota, el reuma, la prebiscia, la mentira, la policía y los impuestos. Como en el Gan (Paraíso) estaba también el Árbol de la Vida y Jahveh quiso preservar el derecho de admisión, los hizo expulsar y desde entonces todos somos exiliados. La muerte sobreviene como castigo en la Biblia por ello toda la mitografía judeocristiana e islámica carga con el inmenso peso de la culpa que nos extorsiona: somos seres miserables, díscolos, desobedientes y nos hemos ganado el repudio divino. Los descendientes de los descendientes de Adán y Eva estamos condenados a sobornar a un Dios colérico para merecer Su perdón. Todos los actos humanos bordean la hybris y el ejercicio de la libertad desafía el poder desde el más alto (espiritual) hasta el último comisario de pueblo que ostenta el poder temporal. En el casi beaterio en el que crecí, una de las monjas (no la más inteligente) nos amenazaba durante la Cuaresma: “si hacen ruido, gritan en el oído de Cristo moribundo, si se ríen, estorban la agonía del Señor, no lo dejan descansar de sus dolores”. Todo cuanto hacíamos era para mortificar a ese pobre hombre enfermo que se estaba muriendo por nuestros pecados, ¡qué desagradecidos debíamos de ser para persistir en nuestras ofensas después de conocer el rescate que había pagado por nuestras almas! Nuevamente la extorsión de Dios. Creo que el razonamiento estaba torcido en un punto: desde el principio Yahveh nos hace responsables de nuestras elecciones, entonces antes de pagar el rescate deberían preguntarnos si elegimos o no ser salvados. No recuerdo haber pedido a Cristo ninguna redención. Pero es sabido que los poderes religiosos buscan y buscarán sofocar la libertad humana recordando que Yahveh nos quería anestesiados en el Edén, conociendo solamente el estado de gracia siempre que renunciáramos a nuestra libertad de saber más. Cuando la curiosidad nos hizo elegir vinieron la Serpiente, el ángel con la espada flamígera, el castigo, las espinas, el hambre, la disentería, y la nunca olvidable Dirección General Impositiva. Murió el Edén de Adán y nació el Estado. Pero antes de nacer Leviatán en Occidente hubo un interregno en el que la Iglesia de Roma asistió a la extremaunción del Imperio y sirvió de sostén a una Europa invadida por los bárbaros. La Iglesia fue 49


el Estado. ¿Y qué era esa Iglesia, sino un conjunto de doctrinas escritas en la Biblia? Pero las siete llaves del misterio estaban bajo custodia de la Curia. Nadie sino el Papa y los sínodos o concilios podían leer correctamente la doctrina; el permiso estaba restringido a la sucesión apostólica y cualquier interpretación fuera de esos límites era condenada como herejía. La palabra “herejía” viene del latín Haeresis que significa opinión, partido y se parece sospechosamente a Haesitans que significa estar en duda. Si asociamos tendremos que se trata de una opinión dudosa. Se define como hereje a toda persona o secta que profesa una doctrina diferente al dogma católico. En los primeros siglos del Cristianismo los teólogos trataron de llenar los vacíos que dejaban las enseñanzas de Cristo que en materia de dogmas siempre fueron ambiguas o sus amanuenses no supieron trasladar al recto sentido nociones como muerte, resurrección, Dios, santidad, vida perdurable, Infierno, castigo. En estas oquedades ideológicas se incubaron las distintas herejías, algunas manifiestamente absurdas y otras sospechosamente superiores a la doctrina. En los Hechos de los apóstoles un prestidigitador llamado Simón el Mago ofreció dinero a los galileos para que le enseñasen sus trucos (milagros) dando origen a la Simonía como se designará después a toda forma de comercio religioso. De simonía acusó Lutero al Papa por vender indulgencias. (Fragmento de “Los sueños de la eternidad”) Por Alejandro Bovino Maciel.

Ilustración: “Violin 1” por Valentina Mendiburo.

50


EL PESO DE LAS PALABRAS

Estamos cerca de mayo, la rendición de cuentas del Presidente debiese ser un gran acto público. ¿Cuántos habrán sido los gastos de la reconstrucción debido al terremoto y tsunami? Partir con un terremoto, para cualquier gobierno, es partir con inmensos problemas, pero también sirve como escudo político, por lo menos en los primeros meses tras la catástrofe. Quizás el Mundial de Sudáfrica fue una buena aspirina. Y si el derrumbe de la mina San José, que en un principio fue interpretada como la mala suerte de Piñera, terminó siendo un bono de nacionalismo que le permitió al gobierno mantener en vuelo y ocultar muchas demoras en la reconstrucción. Debido a estos bonos nacionalistas, Piñera tuvo un gran apoyo popular y la Concertación no pudo atacar porque atacar en la adversidad es sinónimo de aprovecharse de la desgracia nacional y eso equivale a traición. Pero el tiempo ya ha pasado y así estamos a más de un año del terremoto. Ahora es posible, para la concertación, debilitar al Oficialismo. A falta de formas contractivas, esta ofensiva de la oposición tiene por intención la erosión de la imagen y funcionamiento del Gobierno. El ataque de la Concertación se basa en la crítica a los errores tontos de la Oficialidad, derrumbando a los funcionarios de derecha invocando sus grandes “metidas de pata” para provocar su renuncia. Ha dado bastante resultado: Ravinet renunció al Ministerio de Defensa por una estupidez que dijo cuando creyó que los micrófonos estaban apagados; una funcionaria renunció a la dirección de la Junji al declarar “reguleque” su sueldo de tres millones y medio. Cuando ya parecía que la Concertación no podía colgarse de nada más, sucedió que tenían una carta bajo la manga. Pudieron haberla ocupado en noviembre del año pasado, pero no lo hicieron. Prefirieron sacarle más provecho. La persona afectada era una persona muy poderosa en su región y que había tenido una IMPORTANTE solidez durante muchos años en su representación de la Derecha. Por lo tanto, denunciarla era muy sabroso para la Concertación. El momento elegido para hacer explotar la bomba fue la celebración del Aniversario del terremoto, en la que Piñera aprovecharía de realzar las obras del gobierno para mejorar la aprobación social y detener la progresiva caída. A una semana antes del aniversario, se destapa una noticia: La Intendenta de la Región del Bio-Bio, Jacqueline Van Risselberghen, había mentido a la Comisión de Reconstrucción declarando que ciertas casas afectadas por el terremoto habían sido seriamente destruidas, siendo que, en realidad, no habían sufrido mayores daños. El bombazo fue efectivo porque el gobierno, siguiendo los protocolos generalmente aceptados, debió haber pedido la renuncia a la Intendenta, pero ella era la autoridad de Derecha con mayor aprobación en la Octava Región, la segunda región más importante después de la Metropolitana. No es tan fácil para un gobierno el destituir a un héroe. V. Risselberghen lo era. El Gobierno trató de defenderla, de justificarla, sin embargo, todo dependía de la decisión final de Piñera. La celebración del Aniversario fue opacada por la polémica y el caso JVR (Jacqueline…) fue una tapadura tremenda de la Concertación. Desde este punto, el senador Alejandro Navarro comenzó a transformarse en el acusador de las “turbiedades” de la Derecha. La Concertación comienza 51


a ocupar la estrategia de la crítica destructiva contra el Gobierno y, tal cual había empezado a suceder desde mediados del año pasado, la Derecha empezó a fracturarse. La UDI comienza a acusar al RN de no dejarla participar más activamente en el gobierno. El RN, que era el partido político de Piñera, le pide a la UDI que unan fuerzas y no se divida ahora. Actualmente, el último error ocurrido ha sido la polémica provocada por la Ministra de Obras Públicas, Magdalena Matte, quien financió una actividad de una empresa (Kodama) que finalmente no se realizaría. Quince mil millones de pesos de los que ella pidió devolución y que la empresa tomó como una ofensa, respondiendo con una demanda contra el Gobierno Chileno, ganando la demanda. Esta polémica provocó que la Concertación reclamara y mandara a realizar una investigación pues los quince mil millones no estaban de vuelta y se criticaba a la Ministra de no haber supervisado el estado de los avances urbanísticos y así evitar el despilfarro de plata y la demanda empresarial. Sin embargo, no hubo comisión investigadora efectiva. No fue necesario. La ministra Magdalena Matte renunciaría debido a que sentía “una responsabilidad política”. Obviamente, ella no era tan importante como Van Risselberghen. Nos acercamos al 21 de mayo. La rendición de cuentas y en un año, han caído muchos. Han tambaleado otros (El Ministro de Educación, Joaquín Lavín se tambaleó con las publicidades en los libros escolares). Y otros líderes han surgido, tales como el BiMinistro de Minería y Energía Laurence Golbourne. Este año 2011 ya ha empezado y se esperan otras situaciones: El ministro de Transportes y Comunicaciones debe acabar con los problemas del Transantiago, el proyecto Puente del Chacao (que uniría Puerto Montt con la Isla de Chiloé) y el mayor trabajo con la Isla de Pascua que pretende buscar una independencia de Chile. El Canciller y el Ministro de Relaciones Exteriores deben plantear las nuevas políticas con respecto a la ascensión de Ollanta Humala al Gobierno Peruano, la salida inevitable de Evo Morales y las nuevas políticas económicas de la Unión Europea con respecto al proteccionismo que están adoptando para blindar al euro contra el teórico resurgimiento del Dólar. El ministro Rodrigo Hinzpeter debe hacerse cargo cuanto antes de las peticiones del pueblo mapuche en la Araucanía, puesto que pronto esta demanda se trasladará a la ONU y, esta organización, defiende el derecho a la autonomía y libre determinación de los pueblos, lo cual acarrearía un inevitable apoyo de la ONU al pueblo mapuche. No es alocado pensar en que, en medio de la frontera chilena – argentina, surja un país llamado WallMapu o Mapuchelandia. Pero, si los errores tontos son el alimento de la Oposición, ¿cómo se podrían evitar estos “lapsus mentales”? ¿Qué podría hacer el Gobierno para mejorar la imagen de Piñera siendo que el mismo presidente comete errores tontos (tusunami, marepoto, Robinson Crusoe, y especies inexistentes? R: Quizás debiesen rezar por otro terremoto. O desgastar la imagen de Golbourne, que tanto reservan para la reelección que busca la Derecha para el 2014. ¿Cómo evitar el gradual fortalecimiento de la Concertación? R: Ofrecerles puestos de autoridad sólo les dará más poder y publicidad. La izquierda 52


busca actualmente el voto de los chilenos que están en el extranjero porque muchos de ellos están en el extranjero debido a que sus padres fueron exiliados durante la dictadura, pero según los sondeos, no todos los extranjeros declaran querer votar por la izquierda. No hay seguridad de que sean votos seguros de la Concertación. Creo que el Gobierno debe solucionar los problemas sociales sin rodeos y sin pensar económicamente en un futuro, pues ya no está ni la Guerra Fría ni un EEUU estable para ayudarlos. A gastar plata se ha dicho.

Por JH Magno

“Espera” por Dario G.S.


“Three men walking on ice pulling sledge� por The National Archives UK

de nuestros colaboradores////


Elvis Pesante s. Nací en la ciu dad de Mach ala, Provinci Pero desde te a de El Oro – mprana edad Ecuador. vine a vivir a segunda ciud Guayaquil co ad mas impo n mi familia, rtante del pa también. Guayaquil es ís, además es la el 1er y mas Curse todos im portante puer mis estudios to a q uí, tengo estu por incursion dios superio ar otra carrer res en Market a Ingeniería (Guitarra). E ing; pero esto en Sonido, y scribo compo a que ademá y siciones para trabajando en s h a g o algo de mú canciones, po un libro que sica es ía , ensayos; just recoge inves teología relig tigación y ex amente estoy iosa, pero bu p o sición sobre eno es un pro En resumen algunos tem yecto aún pa desde que er as de ra u a n tiempo. u n lanzar si Dio adolescente es s permite mi cr ib o y espero en 1er Poemario los próximos , que estaré d meses ándoles a co nocer con se guridad.

ina Santiago Med

e los r poesía desd ce a h a ic ed d se ue le drid (España), y el mundo q ia il m fa Nacido en Ma su s e sa principal teratura. Apau li m la a y L s a s. o rm ñ a fo 17 as sus bora a el arte en tod su vida. Cola es a z le ra rodea. Le gust tu a n web es ne y viajar. La Letras” cuya e d o ri sionado del ci ta li o S asdealrema de radio ¨ trador de poet is in en un progra m d a s E . esanligono.com www.poesiad es l a n so www.Ondapo er p g t.com/ y su blo dedor.blogspo . logspot.com tiagomedina.b

Catalina Lo

rca Cid

Mi nombre es Catalina Lorca Cid, o el 1987, crec riunda de la í en la florid s calles de S a. He dedic cuentos y lu antiago, nac a do muchas ego algo así i en horas de mi como reflex darle a mis vida a escri iones o poe queridos es bir sías, no sab critos, por c hasta que d ría que nom osas de la v ecidí inmort bre ida perdí m alizarlos en En este mom uchos de ell un Blog. ento de mi v o s ida gozo de bajo Social, tener 23 año amamante d s y soy estu e la política observadora diante de Tra , el arte y lo y muy simp s a n imales. Soy le de conoce una person r, pero a la v a ez muy rese Mi blogger rvada. es http://deli riosrotos.blo en http://ww gspot.com/, w.flickr.com y me encue /photos/how ntran en Fli sweet ckr

55


María Dominga Santa

Rafael Q. Nos permitimos reproducir su postdara: “Nunca he participado en nada, no he publicado nada, y escribo desde los 13 años. Ya es madrugada y un poco de vino me motivaron a compartir estos textos. Los escribí hoy, durante la tarde, viajando desde la universidad, escuchando los balazos de los militares haciendo vulgares practicas, mirando a mis hermanas jugar, viendo lo cotidiano y lo fantastico del sur. No sé aún con que motivo los envío, pero me recomendaron este sitio, lo revisé y lo encontré maravilloso. Gracias por hacer cosas como estás. Saludos desde el frío de La Unión.”

esde chica, ecé a escribir d p em a, en er S ta Soy de la e dedicado a es h e M . ía es o p o en la cuentos y lueg dio arquitectura tu es te en m al ado en taúltima, actu na, he particip re se la e d ad na, d universi uesos en la sere h ta n ra eb u (q ratorio lleres literarios alparaíso, labo V e d cv u p ía e es taller de po Valparaíso ), h en a an ti as eb S la y parde escritura en ebranta huesos u q ta is v re la e escripublicado en el laboratorio d e d o iv ct le co n ticipé en u ndo lugar en Obtuve el segu . so aí ar p al V alatura en serena en 100 p la o d n ie ib cr el concurso es bras.

nto. José Antonio Lepe Pi principio encé a escribir, en un m co os añ os un e ac s H udónimo es Coten-k. Congresos y Encuentro ra pa s yo sa en do ien Tengo 17 años y mi se ib escr diantes sempo también he estado te, Encuentro de Estu en bi am io ed M sólo poemas. Con el tie de al on Humanidades é en el Congreso Regi entro Interescolar de cu En el Interescolares. Particip en n, io ac arauc umanidades en la ed ianza Francesa de Valp Al la en te en am tiv cundarios para Las H ec 10 resp 2010 fui enario, 2008, 2009 y 20 ero en 2007, luego en im pr el né ga s, en el marco del Bicent io ar er lit lparaíso en el en algunos concursos nizado por ESVAL Va ga or so ur íso. Participé también nc co l de a gí abras icación de la antolo gané el concurso “Pal do sa pa o añ l de es selecconado en la publ al y a fin aíso. ersal de las Culturas, ente resido en Valpar m al tu Ac a. ch marco del Forum Univ An a ay Pl de la Universidad de para Cuidar la Tierra”

Valentina Lira.

Estudiante de Historia y Geografía, siendo siempre una mujer apasionada, a veces Poeta; ser entendido y desentendido, lozano, aproblemado, carente de transformaciones y apariencias. Aquel que escribe entre bullicios, que ve entre miradas, se esconde entre ojos, ríe entre mascaras, llora entre risas. No consigo evidenciar lo que cuesta vivir, muchas veces más allá de lo acongojada sí, de la vida, sonrío. Me puedo sentir tranquila, pensando, anhelando y soñando despierta. Soy una mujer, poeta, pero mujer al fin al cabo. Más allá de las palabras, soy mente, pensamiento, un alma y un corazón que es feliz cuando logra hacer feliz a los demás. Soy soñadora, grata, sincera y amante.

56


ez Ismael Gom

usta Schmidt (B

mi)

d años de eda 3 2 is m a 0 ño 201 por de ahí ando a mitad del a d ir n rt u a g p e s A . la ir b e Desd y un de escri idad interna n una libreta s o e c c , e a n d a la h o tí n n sallm a se tas que llega ri luso bajo la c b in la , a s p e s rt la a r p todas rtezas, escapa s a no dejar timientos, ce n to e s s e u s p lo is r d a m iz láp to plas . iso; así inten llas me traen e tando sin av e tiva. Esu q s re o que la Narra y sud s ía e s n e o io P is v la y , s idea espontánea , románticas s y il le c ia c fá n s á te is m x Se me da máticas e estrucnte sobre te no sigo una e o s lm e ra r e o n p e y g cribo e libre lir! gusta sentirm tenga que sa e e M u . q s o a c ¡L ri . o ló va pósit la rima a pro tura ni busco

Patricia K. O

livera (Patok ata)

Vive en Mon tevideo-Urug uay, escribe p blogs person oemas y relato ales así como s en sus en blogs y red laborado en v es participati arias Revistas vos. Ha coLiterarias de sas, Ágora-Pa la red: Palabra peles de Arte s DiverGramático, D Raíces de Pap eliriums Trem el, Revista Lit e ns, eraria Pluma tica Estaciona y Tintero, Re l Poe+, Revista vista PoéLiteraria DeG lectivo artísti lozel, LaFanz co Río Negro ine, Co, Verbo21, Re Boletín Socie vista Literari dad Uruguay a P a pirando, a , Revista Lite guay, entre o raria Cultura tras (no meno lia de Urus importantes tiene libros p por no nomb ublicados, es rarlas). No miembro de R Mundo. emes y Poeta s del

Camila Ortega. año de en17 años, cursa cuarto e en Ti ga rte O ila m Ca idarse el prospecto de consol señanza media, y tiene como escritora.

Montserrat Costas Tiene veintitrés años y estud ia Arquitectura en la Unive rsidad de Santiago de Chile Se han publicado sus cuentos . en el blog de la revista literar ia “El Puñal”, en Letralia.com, en la revista “Heterot extual”, en la revista “EL6A” de la Editorial Los Seis Antonio, en el sitio web de la revista literaria “Cinosar go ” y en el blog de la revista “Gavia” de la Universidad Distrital Francisco José de Ca ldas, de Colombia. Además, constantemente publica desva ríos en su blog propio (http://montsecostas.blogsp ot.com).

57


José Luis Flores. l. ovino Macie Alejandro B

Escritor antes de cualquier cosa, guionistas, creador de experiencias, dinámicas y juegos. Lector compulsivo. Fui creador de universos para la difunta Salo S.A, ahora sirvo de Director Creativo, editor, consejero y asesor en todas las materias en que nadie quiere opinar. Tengo como tres libros publicados, como tres más sin publicar y como doscientos que ni yo mismo quiero ver. Soy un poco leso, pero sólo un poco, así que ojo.

diburo Valentina Men

escritra (UBA) y ia u q si p o ic d Mé s, en en Corriente o id c a n ir to ualmente es d ct A . 6 5 9 1 e d agosto estral ista libro sem v re la e d r o rect (Servilibro, s” ta ri sc E s Los “Palabra publicado “ a H ). n ió c Asun o del el Quilomb d s o d ra ju n en co guara, 2001) a lf (A ” co a h Gran C BasAugusto Roa n co a rí to u co-a Luego, epomuceno. N c ri E y s on to ersaciones c v n o c e d ro un lib s páueno entre la tr l E “ s o st a B Roa tinental, it. Intercon d E , s” a oin g s muertos” (n lo e d a lp u C 2002, “ 2007) o, Barcelona, e b u R . it d E , vela exilado” (no i re m u e d de“Diários ark, 2005, y a m d n a L t. d E vela, obras s má

Gregorio Alayón Royer

Licenciada en (29/01/1988) de la Universi Artes Visuales n rae generació dad Finis Ter ón en pintura y 2009, con menci iendo un postíactualmente hac ón en la misma tulo en ilustraci página Su universidad. .tumblr.com www.labureau

Es escritor y publicista, ha hechos monos en varias agencias de publicidad. Ha sido organizador de los Festivales de Poesía Joven Iberoamericana “Poquita Fe” en el 2004 y 2006. Ha sido antologado en “Sin tinta ni papel” en Junio del 2004 y “Piso Diez” el 2005, ambas publicadas por Mago Editores, antologado en la “Nueva Poesía Hispanoamericana” publicada en Perú el 2004 publicada por Lord Byron Ediciones. Aparece en la revista “La Caja Nocturna” el 2005, España, como parte de la nueva generación de poetas jóvenes de Chile. Actualmente se dedica a un proyecto de novela y al arte digital. Datos de contacto: gregorio.alayon@gmail.com


GRACIAS A TODOS



N°6 Revista Río Negro