Page 1

¡NOSOTROS LOS MAYORES TENEMOS ALGO QUE DECIR¡ Una referencia que no puede faltar en la celebración de los 25 años de los Centros Sociales, es el Café-Tertulia de los mayores de San Antonio. A la tertulia asistimos desde hace un montón de años, veinte o veinticinco personas, siempre con la alegría y la ilusión de encontrarnos cada jueves. Tomamos café, (que nos lo hace Fortunato Saldaña, único hombre que asiste y por cierto, lleno de sabiduría vivida), celebramos cumpleaños… ¡Cuántas amistades se han hecho, cuánta compañía y cuánta ayuda! Es verdad también que hemos perdido a muchas personas porque la media de edad es mayor; las recordamos con mucho cariño, porque su presencia y su aportación enriquecían al grupo. Desde la casa del Padre están ya gozando. A lo largo de tantos años hemos hecho muchas actividades: fue el grupo del Café-Tertulia el que inició y puso en marcha el canto de “los pajarillos” en la fiesta de San Antonio, todos majos con nuestra falda o pantalón negro y la blusa blanca, guapísimos, nos atrevimos a cantar, y…desde entonces, ya hace años, se ha hecho tan popular que ya veis como lo canta la gente; se han organizado Semanas Culturales, paseos por la ciudad, excursiones, hemos invitado a personas de las distintas Instituciones para hablar y comentar temas de interés etc. Siempre queremos ponernos al día y opinar sobre lo que sucede en el mundo, en España, en nuestra Palencia, esto nos exige escuchar las noticias, leerlas, verlas… Ya llevamos unos años que nos estamos preocupando de nuestra salud, no sólo física, mediante la “Gimnasia Pasiva”, sino también de la salud mental, por eso un espacio de la tertulia la dedicamos a “entrenar nuestra memoria” para que no se nos atrofie, con ejercicios muy variados; después comentamos, opinamos y hablamos de la vida misma, de lo que pasa y de cómo nos pueden afectar las cosas. Hemos dedicado algún tiempo a rememorar la vida de antes, sus tradiciones, la forma de celebrar los bautizos, las primeras comuniones, las bodas, como era la escuela de aquellos tiempos… Ahora estamos estudiando los barrios de Palencia, sus monumentos, sus fiestas, sus leyendas; muy interesante y entretenido. Siempre nos hemos propuesto la participación en la tertulia y en todo lo que programen los Centros Sociales, tenemos nuestra representación en la reuniones de delegadas/os, asistimos al cine, vemos exposiciones…siempre presentes en todo lo que podemos. El grupo Café-Tertulia, es mayor en edad, pero su espíritu es abierto y joven de San Antonio

Concurso

José Luis Fernández

Sara Tarrero, San Antonio

FÁBULA del LÁPIZ Os voy a contar una fábula que me han contado: Aprender a escribir con el corazón El niño miraba a la abuela escribir una carta. En un momento dado le preguntó: - “Abuela, ¿estás escribiendo por casualidad una historia sobre mí?”. La abuela sonrió y dijo: “Estoy escribiendo sobre ti, pero más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que fueras como él cuando crezcas”. El niño miró el lápiz y no vió nada importante en él, era como todos los lápices que había visto en su vida. La abuela le replicó que el lápiz tiene cinco cualidades que si consigues conservarlas, te hará una persona de paz en la vida. 1.- Puedes hacer grandes cosas, pero no debes olvidar que existe una Mano que guía tus pasos. Esa Mano es Dios. 2.- De vez en cuando hay que usar sacapuntas, el lápiz sufre un poco pero está más afilado. Has de saber soportar algunos dolores, que te harán una persona mejor. 3.- El lápiz tiene una goma para borrar errores. Debes entender que corregir una cosa que hemos hecho, no es algo necesariamente malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia. 4.- Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que lleva dentro. Cuida lo que ocurra dentro de ti. 5.- Siempre deja una marca. Todo lo que hagas en la vida, dejará huella y procura ser consciente de tus acciones. USA EL LÁPIZ DE TU CORAZÓN. ESCRIBE SÍLABAS DE AMOR, LETRAS DE ALEGRÍA Y PALABRAS DE ESPERANZA. Me parecía que esta fábula podía servir para los 25 años de los Centros Sociales. Que lo que importa de ellos no es la madera sino lo que lleva dentro. Todo lo que aprendemos en ellos es del grafito que llevan dentro. Todo lo que aprendemos en estos centros nos servirá para dejar huella en nuestra vida ¿No os parece? Isabel Herrero (San Antonio)

Dolores Canduela, Allende el Río


ESTAMOS de FIESTA en los CENTROS SOCIALES Yo probablemente seré una alumna de las más antiguas de estos Centros, me matriculé hace 24 años. Este año estamos de conmemoración de los 25 años que estos Centros vieron la luz por primera vez, para mí supuso una fiesta desde el día que me apunté a estos Centros, desde ese instante cambió toda mi vida. Se llenó de sabiduría y llenó este vacío que sentía en esa época en que no sabemos donde dirigirnos por ser una época de transición, de tener ya los hijos independizados, tu esposo trabajando, y tu sentir que nadie te necesita, en ese instante en que te encuentras vacía, sola en esa tesitura empiezan mis recuerdos. Me despierto. La luz se cuela a través de la persona. Es de día hace sol y no tengo sueño. El único sueño que pasa por mi cabeza es el que me esperaría detrás de aquella puerta grande. Otro día más sentada en la dura silla frente al televisor. Una nueva estación llegaba… la estación de las hojas muertas, el otoño, un cambio en la expresión de mi cara, cambiaría por una desconcertante mueca en mi rostro, ¿Qué quieres hacer con tu Vida me pregunto?, pero no obtengo respuesta. Sigo frente al televisor, mis ojos observan pero no ven. Las chillonas voces de mi alrededor se callan, Sólo pienso en las puertas, puertas sin rejas, que me darían libertad, alegría, experiencia… Lloro por dentro y sigo mirando las manillas que tendré que girar. Tendré que dejar atrás años de recuerdo olvidados, buenos momentos que no han sucedido, pero sé que están ahí, me retienen y ya no me hacen reír. Ahora tendré que escuchar otras voces, mirar otros ojos. Siento en mi piel incertidumbre, miedo, curiosidad. El día se vuelve gris, comienza a llover. Estoy cansada mi espalda pesa y la vista se nubla sin poder ver las puertas. Cada vez estoy mas cerca de esa puerta, toco con mis manos la manilla, la puerta se abre, mi destino es por fin hallado. Mis compañeros están ahí, esperándome en las aulas, me dan calor, compañía, vida y poco a poco voy aprendiendo a estudiar, a compartir, a sonreír otra vez. Son tantas cosas las que esta vid me enseña. Todos los momentos que vivo con estas personas me sirven para algo, ellos son mi trampolín para coger impulso para seguir acumulando eso que llaman experiencia y entereza para llevar mis sueños adelante. Todas y cada una de las personas que pasamos por estos Centros vamos haciendo historia. Como un relámpago, mis sentimientos son trozos que caen por allí y por allá, a veces se les traga la tierra, otras se quedan para hacerte ver la realidad, y siempre vuelves del camino perdido. Allí donde los ideales mueren y nacen como un soplo de viento, como una libertad encerrada en una sociedad. Por todo ello creo que merece la pena asistir a estos Centros donde no es sólo fiesta este año de aniversario, sino que ha sido una fiesta continua de sensaciones de compartir, estudios en distintas aulas, excursiones, cafés coloquio donde se saca lo mejor y lo más profundo que llevamos en nuestro interior. En estos 25 Años vaya nuestro homenaje a las Instituciones, profesorado y colaboradores, que sin ellos no tendríamos opción para asistir a estos Centros.

ESTAMOS de CUMPLEAÑOS Hoy es un día especial, me encuentro muy animada, tengo mucho que contar y no encuentro las palabras. No se puede ser feliz, cuando el alma está llorando, pero hay que sonreír aunque te cueste trabajo. Hablamos de aniversario y me lleno de emoción, al cuarto de siglo he llegado y me queda un buen sabor. Sabor de encontrar cariño, bañado con el licor de la amistad del amigo y también del profesor. ¡Qué siga la fiesta! que nunca se acabe, que nuestra familia es grande, muy grande. Estamos de cumpleaños, cumpleaños a lo grande, se celebra aniversario: el de los Centros Sociales Pilar García Pascual (Allende el Río)

1º Premio Artística Infantil (Sandra Antolín Calleja, El Cristo)


CUANTAS COSAS en 25 AÑOS Hace 25 años yo ni tan siquiera era un proyecto, pero conservo en mi mente la memoria de mi familia, historias reales contadas como cuentos. Hace 25 años un intento de golpe de estado quiso acabar con una democracias que comenzaba a caminar, también hace 25 años España entraba en la C.E.E., por fin los españoles éramos europeos de pleno derecho. En Palencia la viuda de Victorio Macho exigía la devolución de todas las obras de su marido expuestas. Ana Isabel Alonso, deportista palentina, ganaba el campeonato de España de cross y la vuelta ciclista a España tuvo una meta volante en Palencia. Pero también hace 25 años se inauguraba el primer centro social, el del barrio del Cristo, un edificio de dos plantas que sobresalía del en un barrio de casas molineras. Por fin había un lugar de encuentro para los vecinos, donde realizaban talleres; muchas personas descubrieron que tenían unas manos maravillosas y de ellas salían verdaderas obras de arte. La AVV del Cristo ya tenía locales donde reunirse y organizó más actividades que complementaban las que ya había. También los mayores del barrio tienen un lugar propio en este centro social, donde se reúnen para hablar y jugar a juegos de mesa, ya no había excusas para no salir de casa e incluso al principio tenían bar. Un practicante y una enfermera se preocupaban de tomar la tensión y poner las inyecciones a todas las personas que lo necesitaban. Durante estos 25 años los centros sociales se han modernizado, dando más servicios a los ciudadanos, hay psicólogos, mediadores familiares, trabajadores sociales, y actividades para niños y jóvenes, etc.… pero siguen manteniendo el mismo espíritu que cuando comenzaron, un lugar de encuentro, de respeto y aprendizaje. Para mí es ya como mi tercera casa después de las de mis padres y abuelos, allí he ido a estudiar, acompañaba a mi abuela a los talleres, voy a danzas regionales, he conocido a algunos de mis amigos, e “ir al centro” o “quedamos en el centro” son frases muy utilizadas pues ya sabemos donde es sin más explicaciones. Espero Celebrar las bodas de oro de los centros sociales y que estos sigan avanzando sin perder el espíritu para lo que se crearon. MUCHAS FELICIDADES 1er Premio Artística (Bolillos San Antonio)

Miriam Rojo Calleja, El Cristo

25 AÑOS de CUMPLE de APOYO ESCOLAR Hoy, Apoyo Escolar, cumple 25 años desde su comienzo. “Apoyo Escolar” está en la plaza San Juanillo. Allí me ayudan a hacer mis deberes y me enseñan mejor que en clase. Hay 9 niños/as. Mi profesora se llama Ana, es muy simpática y me explica particularmente mis dudas. Todos mis compañeros son muy majos. Voy a hacer los deberes de lunes a jueves. Los viernes, los chicos y chicas, como yo, que venimos de otro país, estudiamos la lengua española para aprender a hablar mejor. Allí tengo una amiguita que es de Marruecos y se llama Lubmna y como ha llegado hace dos meses, sabe poco español. Por eso viene los viernes para que Ana le ayude a hablar bien la lengua española. Luego hacemos juegos, como el ahorcado o el teléfono escacharrado. Hace casi un par de meses llegó una chica que se llama Angelines. Es la conserje del Centro. Angelines es muy sonriente y me he dado cuenta que le gusta hacer todo bien, las cosas que le mandan hacer para el centro. También hay una señora que se llama Marisa, es la secretaria del centro. Marisa también es profesora, es muy buena, te apoya en todo y te aconseja. Yo creo que Marisa quiere lo mejor para todos nosotros. A mí el centro me gusta mucho, lo recomiendo a muchos niños y niñas que tienen problemas en hacer los deberes o de aprender. En este Centro si vienes te van a ayudar en todas las dudas que tengas 1er Premio Narrativa Infantil (Clasira Natalia Caballero, San Juanillo)


FELICIDADES, CENTRO SOCIAL Qué bonito es cumplir años en todos los Centros Sociales. Y si cumplen veinticinco, la satisfacción es más grande. Yo al menos encuentro 25 motivos para celebrarlos: 1.- Empecé a ser conciente que en la vida normal hay otra realidad social. 2.- Aprendí a ser solidaria y hoy me lo aplico a la vida diaria. 3.- Allí aposté por al amistad que ahora he de cultivar. 4.- La convivencia con mis compañeras es amena, me da fuerza y es buena. 5.- Si comparto algo en el Centro me siento muy bien por dentro. 6.- Al ser ama de casa, con la rutina diaria me olvidé que la cultura era necesaria. 7.- La ilusión por aprender siempre la tuve presente. Hoy celebro este aniversario porque tuve mucha suerte. 8.- La obligación de ir a clase, me anima y me satisface. 9.- Las relaciones de cada día me ayudan a estar mejor y tener más empatía. 10.- La autoestima es un valor al alza y en clase intentan que la tengamos alta.

14.- Si visito un museo pongo mucha atención, a disfrutar del arte le doy mucho valor. 15.- Conocí las instituciones gracias al Centro Social, hoy me siento orgullosa de poderlas valorar. 16.- Las excursiones que nos ofrecen los Centros, permiten visitar museos y son un punto de encuentro. 17.- La generosidad del profesorado la debemos celebrar, ponen todo su empeño en querernos enseñar. 18.- La imaginación en trabajos manuales es digna de admirar, los trabajos que se exponen son de gran creatividad. 19.- Rescatamos la tradición de hacer orejuelas en el Centro Social, y luego las repartimos el día de carnaval. 20.- Conocí plantas y arbustos dentro de nuestros parques, allí aprendí cuáles son sus propiedades. 21.- Cada día se dice que hay que cuidar el medioambiente, por eso reciclar lo tenemos muy presente. 22.- Se ha impartido gimnasia a jóvenes y mayores, cuidando de la salud para no tener dolores. 23.- Reivindicamos el día de la mujer trabajadora, hoy lo celebramos porque ya va siendo hora. 24.- Se lucha contra la violencia de género, Salimos a la calle poniendo todo el empeño. 25.- Pasear por mi ciudad, después de salir de clase, permite hacer ejercicio y contemplar el paisaje.

11.- Mi afición por la lectura esa una asignatura pendiente, ahora en mis ratos libres es una actividad preferente. 12.- También los ratos de ocio forman parte de mi vida, el hablar con mis amigas conforta y anima. 13.- Mi afición por ir al cine estaba casi olvidada, gracias al cine social la he vuelto a recuperar.

Desde el reconocimiento a tan importante labor, iniciamos otra etapa con la misma ilusión. Animamos a más gente a apuntarse a los cursos, y no se arrepentirán de utilizar estos recursos. 1er Premio Narrativa Adultos (Jesusa Alvarado, San Antonio)


FELICIDADES en MAYÚSCULA Este curso hemos comenzado, como en todos los anteriores, mirando hacia el futuro con nuevas ilusiones y expectativas por delante: de trabajo, sociales, personales, educativas, lúdicos… Pero este año es algo distinto. Tenemos que mirar hacia atrás y retroceder en el tiempo. Estamos de celebración. Son las bodas de plata de nuestros Centros Sociales. Han transcurrido ya VEINTICINCO AÑOS desde que comenzaron esta andadura con muchas ideas y proyectos. Deseo transmitir al Ayuntamiento de Palencia representado por los concejales, trabajadores sociales y responsables de los distintos departamentos implicados; a profesores y monitores que se hicieron cómplices en el proyecto; y al alumnado que con ilusión y entusiasmo se inscribió y participó en los distintos talleres que para ellos se programaron, mi más sincera felicitación y deciros que debéis estar orgullosos de todo lo conseguido y la gran cadena de calidad humana que se ha ido formando a lo largo de estos años. Yo estoy junto a vosotros tan sólo hace cinco años, pero no hace falta mucho más tiempo para comprobar el ambiente de cordialidad que rodea y ha estado siempre en torno a los Centros Sociales. Como muestra, no hay más que leer esas narrativas redactadas tanto en verso como en prosa, escritas desde el corazón y la sensibilidad de la gente que participa en las distintas actividades, exponiendo las diversas razones por las que en su día se inscribieron, recordando los veintidós años, catorce o doce que llevan participando en los Centros; la amistad, los amigos y compañeros que han hecho o las vivencias y experiencias que han compartido. También recuerdan la precariedad de los locales donde acudían y el frío que pasaban en aquellos comienzos, y hacen risas recordando los termos de cafetitos bien calientes que se turnaban para llevar y así “soportar” mejor el mal tiempo. Se aprecia también en el recuerdo y dedicatoria que hacen con mucho cariño a trabajadoras y monitoras que han tenido a lo lardo de estos años, las actuales y las que ya no están: Piedad, Loli, Rosalía, Merche, Chema, Arancha, Sonia, Mª Ángeles, Lidia, Ascen, Fide, Amalia, Carmen… En este aspecto, cabe destacar a José Luis Fernández, en cuya memoria se convoca un concurso anual. Otra muestra es la armonía que reina en los diferentes Centros Sociales y entre tanta diversidad de gente que acude, con tantos aspectos que las diferencian, pero que a la vez otros tantos que las unen. Están las ochentonas, y no se me enfaden que lo digo con todo el cariño, que son un ejemplo por su afán de superación y de seguir aprendiendo. Como referencia, las participantes en la actividad de gimnasia, que, aunque no puedan levantar apenas un palmo los pies del suelo, sin embargo, vienen cargados con toda la energía de que son capaces. Permitidme que mencione en representación de todas al Sr. Fortunato, -que me perdone si no le gusta que le nombre-, persona a la que tengo un especial cariño desde hace muchos años. Están las comprendidas entre las décadas de los sesenta-setenta, que buscan su tiempo para estar activas y dedicarlo a su bienestar personal. Como anécdota, la madre que en alguna ocasión no quiere quedar con su hija cuando ésta la llama porque tiene que “hacer las cuentas” y “los deberes” que le ha puesto su profesora del taller de memoria. Las cincuentonas, y tampoco os enfadéis porque entre vosotras me encuentro yo, a las que nuestros hijos e hijas, que se nos van haciendo mayores, nos dejan un poco más de tiempo que nos gustaban, nos debíamos y teníamos pendientes de realizar. Y a todas las participantes de cualquier edad. Y no me olvido de los hombres, que aunque muy pocos en número, ahí están, a los que también os tengo presentes y os incluyo en este escrito aunque me refiera en femenino –generalizando por la mayoría-. Como os he dicho antes, sólo llevo en los Centros Sociales cinco años, pero aunque este tiempo es corte, éste ha sido muy productivo en mí y estoy encantada de esta con vosotros y de formar parte de vuestra historia. Por mi forma de ser, creo que llegué a los Centros con una base personal muy bien cimentada, pero al estar junto a vosotros ayuda y contribuye a mi enriquecimiento tanto personal, como social e intelectual. Estáis ayudando a educar a mis ojos para ver la realidad que me rodea o la belleza al contemplar un cuadro cuando visitamos algún museo; a mis oídos para escuchar al orador cuando se imparte alguna conferencia, o escuchar al de al lado y reflexionar antes de hablar; a mis manos, por ser capaces, o por lo menos intentarlo, de crear cosas bonitas. Estáis ayudando a educar mis sentimientos, mi corazón, cuando exponéis situaciones actuales (inmigración, racismo,…) cuando mostráis afectos y desafectos del día a día; cuando realizáis proyecciones de cine social con problemas cotidianos (adolescencia, vejez, anorexia…) cuando editáis documentos con mucha sensibilidad publicados en vuestras revistas. Por todas las razones expuestas y alguna más, OS DESEO UN FELIZ CUMPLEAÑOS-ANIVERSARIO en este año tan señalado. Quiero FELICITAROS en MAYÚSCULAS NO POR ESTOS VEINTICINCO AÑOS QUE CUMPLES

SINO POR TODO LO QUE HAS HECHO EN ESOS AÑOS

NO POR VUESTROS ÉXITOS O FINES ALCANZADOS

SINO POR EL EMPEÑO PUESTO EN INICIARLOS

NO POR TODAS ESAS OBRAS QUE HABÉIS CONSEGUIDO NO

POR

S I N O

LAS P O R

DESILUSIONES L A

VIVIDAS

E S P E R A N Z A

NO POR LOS SUEÑOS QUE NO SE HAN LOGRADO

SINO POR LAS BASES QUE HABÉIS CIMENTADO –QUE

Q U E

TAMBIÉN

D A I S

P A R A

LAS

HA

HABIDO-

S U P E R A R L A S

SINO POR SEGUIR ILUSIONANDO CON ALCANZARLOS

Y POR ÚLTIMO, FELICITARNOS TODAS NOSOTRAS, NO POR LOS RECUERDOS QUE TENEMOS, QUE SON MUCHOS, SINO POR LAS IDEAS E INQUIETUDES QUE HAY QUE PONER EN PRÁCTICA Y QUE DE NO TENERLAS OS PIDO QUE LAS INVENTEMOS, PUES SERÁ UNA FORMA DE SEGUIR JUNTAS. UN ABRAZO 2º Premio Narrativa Adultos (Dolores Canduela Minues, Allende el Río)


25 años de trabajo e ilusiones en los Centros Sociales. Quiero hacer un pequeño homenaje a estos Centros. Para las personas que acudimos a ellos, son mucho más que un inmueble vivo, construido con nuestro tiempo y energía, con nuestros sueños de una vida comunitaria. La riqueza del espacio, las iniciativas de todo tipo: cultural, social, artísticas son nuevas formas de relacionarse y cooperar para crear. Voy a exponeros un periodo de 24 años de mi vida en estos Centros Sociales. Ésta trascurría monótona y aburrida, estaba llena de mis quehaceres diarios sin otro aliciente, todos los días era la misma historia, limpiar, fregar, hacer la comida y hundirme poco a poco en el pozo de la ignorancia. Un día me comentaron de un curso de posgrado que impartía la escuela de Adultos y no lo pensé dos veces, hice la matricula y en Octubre empezaron las clases. El primer día iba nerviosa como un flan, no conocía a nadie ni a los profesores, pero este hecho no me echópara atrás. Ese primer día, miles de preguntas ronroneaban en mi cabeza y sonaban en mi interior como si de una

radio se tratara a la que se le hubiera roto el mando y no pudiera apagarla. Me vi sentada en una mesa y mis pensamientos evocaron recuerdos de mi niñez, cuando estudiaba en el cole María Inmaculada, me sentí rejuvenecer por momentos y pude verme, otra vez con el pelo recogido en dos trenzas con sus lazos azules que me hacia mi madre. Y de esta segunda oportunidad han trascurrido 24 años fructíferos y amenos, mis compañeras y compañeros resultaron ser excelentes y congeniamos todos muy bien, fuimos de excursiones, de exposiciones, hicimos caféscoloquios, tertulias… Compartí aulas de distintos cursos, ellos me ayudaron a incorporarme en el nuevo mundo escolar y con su apoyo y el de los profesores/as que son un encanto, volví a confiar en mí misma. Mi vida empezó a cambiar y a tener otro sentido, los días trascurrían e iba viendo los progresos, veía como me reciclaba. En las aulas nos encontramos un grupo dirigido con un método flexible y participativo donde se potencia la comunicación y la convivencia, donde se descubre la importancia de todos los

valores aportándonos satisfacciones personales. Mi apetito de aprendizaje se había despertado. Todo lo que tenía pinta de información era atrapado por el radar que había puesto en marcha a comienzo de curso. Por medio del taller de cultura, caí en la cuenta de lo importante que era leer, lo bonito y emocionante que es hallarse inmerso en la historia que nos cuenta cada libro, cada cuadro, poniendo cara y voz a lo distintos personajes y viviendo como ellos sus aventuras. Por todo ello mi estancia en el taller de pintura dio sus frutos y ahora cuando hago algún cuadro pienso en todas las posibilidades y técnicas que me están enseñando. Doy las gracias a todas los profesionales, a las instituciones y a mis compañeros por su paciencia y el saber estar en todo momento en estos 25 años de mi trayectoria en estos Centros. Sabina de Frutos Unamuno)

Pintado (Miguel de

25 AÑOS: los CENTROS SOCIALES Empecé en el Centro Social de mi barrio “El Carmen” con una vecina mía, la verdad con un poco de recelo y timidez, ella era un poco más lanzada; nos animamos y así fue como empecé a conocer varios centros, y a conocerme a mi misma. Nos apuntamos en Cultura General, allí conocí a la que hoy todavía es mi mejor amiga, os estoy hablando de hace, 17, 18, 19 años o más, nos daba clase una joven recién venida de Madrid, aunque es de Palencia, una profe encantadora, que nos entendía y nos sabía llevar, con esa dulzura que la caracteriza, que todavía la sigue teniendo. Para mí los Centros Sociales ha significado mucho, una liberación de los quehaceres de la casa, también quitarme cosas de la cabeza que no se olvidan, si te quedas en tu entorno; he aprendido a convivir con mucha gente, a escuchar, a intentar hacer lo que las demás: ver museos, teatros, también ha habido compañeras, por qué no decirlo, que me han decepcionado. La verdad, me han enseñado a ser más persona, y también he aprendido que hay que integrarse para sentirte integrada en el grupo. Doy gracias a los Centros Sociales, por todo lo que han hecho por todas nostras, me refiero a las amas de casa, porque si no todavía estaríamos viendo la tele, y nadie sabría lo que valemos, y lo que podemos llegar a valer, también quiero dar un beso muy fuerte, por todo, a dos profes, que ellas ya saben quienes son, por todo lo que hecho por mí. (Como anécdota). Tengo 3 nietos, el mayor, mi principito, que tiene 5 años, me dice. -¿abuela pero cuando te pasan de curso? FELIZ ANIVERSARIO Mª Carmen Hernández Gil (El Carmen)

2º Premio Artística Adultos (Dibujo y Pintura El Carmen)


ESTAMOS de FIESTA en los CENTROS SOCIALES Yo probablemente seré una alumna de las más antiguas de estos Centros, me matriculé hace 24 años. Este año estamos de conmemoración de los 25 años que estos Centros vieron la luz por primera vez, para mí supuso una fiesta desde el día que me apunté a estos Centros, desde ese instante cambió toda mi vida. Se llenó de sabiduría y llenó este vacío que sentía en esa época en que no sabemos donde dirigirnos por ser una época de transición, de tener ya los hijos independizados, tu esposo trabajando, y tu sentir que nadie te necesita, en ese instante en que te encuentras vacía, sola en esa tesitura empiezan mis recuerdos. Me despierto. La luz se cuela a través de la persona. Es de día hace sol y no tengo sueño. El único sueño que pasa por mi cabeza es el que me esperaría detrás de aquella puerta grande. Otro día más sentada en la dura silla frente al televisor. Una nueva estación llegaba… la estación de las hojas muertas, el otoño, un cambio en la expresión de mi cara, cambiaría por una desconcertante mueca en mi rostro, ¿Qué quieres hacer con tu Vida me pregunto?, pero no obtengo respuesta. Sigo frente al televisor, mis ojos observan pero no ven. Las chillonas voces de mi alrededor se callan, Sólo pienso en las puertas, puertas sin rejas, que me darían libertad, alegría, experiencia… Lloro por dentro y sigo mirando las manillas que tendré que girar. Tendré que dejar atrás años de recuerdo olvidados, buenos momentos que no han sucedido, pero sé que están ahí, me retienen y ya no me hacen reír. Ahora tendré que escuchar otras voces, mirar otros ojos. Siento en mi piel incertidumbre, miedo, curiosidad. El día se vuelve gris, comienza a llover. Estoy cansada mi espalda pesa y la vista se nubla sin poder ver las puertas. Cada vez estoy mas cerca de esa puerta, toco con mis manos la manilla, la puerta se abre, mi destino es por fin hallado. Mis compañeros están ahí, esperándome en las aulas, me dan calor, compañía, vida y poco a poco voy aprendiendo a estudiar, a compartir, a sonreír otra vez. Son tantas cosas las que esta vid me enseña. Todos los momentos que vivo con estas personas me sirven para algo, ellos son mi trampolín para coger impulso para seguir acumulando eso que llaman experiencia y entereza para llevar mis sueños adelante. Todas y cada una de las personas que pasamos por estos Centros vamos haciendo historia. Como un relámpago, mis sentimientos son trozos que caen por allí y por allá, a veces se les traga la tierra, otras se quedan para hacerte ver la realidad, y siempre vuelves del camino perdido. Allí donde los ideales mueren y nacen como un soplo de viento, como una libertad encerrada en una sociedad. Por todo ello creo que merece la pena asistir a estos Centros donde no es sólo fiesta este año de aniversario, sino que ha sido una fiesta continua de sensaciones de compartir, estudios en distintas aulas, excursiones, cafés coloquio donde se saca lo mejor y lo más profundo que llevamos en nuestro interior. En estos 25 Años vaya nuestro homenaje a las Instituciones, profesorado y colaboradores, que sin ellos no tendríamos opción para asistir a estos Centros.

ESTAMOS de CUMPLEAÑOS Hoy es un día especial, me encuentro muy animada, tengo mucho que contar y no encuentro las palabras. No se puede ser feliz, cuando el alma está llorando, pero hay que sonreír aunque te cueste trabajo. Hablamos de aniversario y me lleno de emoción, al cuarto de siglo he llegado y me queda un buen sabor. Sabor de encontrar cariño, bañado con el licor de la amistad del amigo y también del profesor. ¡Qué siga la fiesta! que nunca se acabe, que nuestra familia es grande, muy grande. Estamos de cumpleaños, cumpleaños a lo grande, se celebra aniversario: el de los Centros Sociales Pilar García Pascual (Allende el Río)

1º Premio Artística Infantil (Sandra Antolín Calleja, El Cristo)


Dibujo y Pintura, Allende el RĂ­o

Metales, Puentecillas

Yanina Escurra MartĂ­nez, El Cristo

Dibujo y Pintura, San Antonio

Pan y Guindas

Dibujo y Pintura Santiago

Vidrieras, San Antonio

Encuentros 11  

revista encuentros

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you