Page 1

cmyk

INFORMES

La Industria

B.3

Domingo 23 de diciembre de 2012, Trujillo, La Libertad_

> ACTOR Y CANTANTE DEJÓ EL CINE POR LA VIDA FRANCISCANA

La maravillosa historia de José de Guadalupe Mojica HA PASADO A LA HISTORIA COMO UNA DE LAS CONVERSIONES MÁS LUMINOSAS, QUIZÁS COMPARABLE A LA DE SAULO DE TARSO. Nivardo Córdova Salinas nivardo.cordova@gmail.com

Fue un notable cantante lírico y tenor de ópera, intérprete de boleros y destacado actor y galáncinematográficoenHollywood, México y Buenos Aires. Sin embargo, cuando estaba en la cúspide de su carrera artística decide abandonar los brillos yoropelesdelafamaparaseguir aCristoalestilodeSanFrancisco de Asís y decide enclaustrarse enunconventoparavolversefraile y ser luego ser sacerdote franciscano en el Perú. Esta es la historia del artista José Mojica, quien ha pasado a la historia religiosa universal como Fray José Francisco de Guadalupe MojicaOFM,unmexicanouniversal queuniósuvidaenunlargoabrazo con los peruanos. Fray José Francisco de GuadalupeMojica oJoséMojica(San Gabriel de Jalisco, 14 de setiembre de 1896 – Lima, 20 de setiembre de 1974) es un personaje de aquellos que dejan una huella imperecedera, en su caso, no sólo en el arte sino también en la espiritualidad. La peripeciavitaldesuexistenciaestá signada por la búsqueda incesantedelmisteriodelavida,que solamente encontró en su comunión con Dios. Quien lee su libro autobiográfico Yo pecador (1958) es, parafraseando al poeta estadounidense Walt Whitman, “como tocar no un libro sino un hombre”. Y es que el testimonio personaldeFr.JoséMojica,nosconmueve, tanto como lo que narra uno de sus biógrafos: Fr. Ernesto Arauco Travezán (religioso y compositor huancaíno que además fue su pianista en giras por más de veinte países). El padre Mojica ha pasado a la historia como una de las conversiones más luminosas, quizás comparable a la de Saulo de Tarso, quien tras ser perseguidor de cristianos sintió el aguijón de la fe. Mojica, dotado de un talento innato para el bel canto fue un artista de renombre en su época, de lo cual dan fe las decenas de grabaciones fonográficas par la RCA Víctor (auspiciado por el mismísimo Toman Edison), su pasó por las más célebresauditoriosoperísticoscon el aval de figuras de la ópera como Mary Garden y el tenor Caruso y las películas que dejó. Pero ¿qué motivación tuvo? En la carta que escribe el 10 de setiembre de 1941 al superior del Convento de la Recoleta del Cusco, Fr. José Núñez del Prado, para solicitar ser aceptado como fraile franciscano encontramos las claves de su conversión: “No hay nada que me detengaenelmundo,ningunaliga que me ate a él. Soy solo y ardientemente deseo ofrecer a los demás lo que el Señor me conceda de vida. No busco el refugio del monasterio bajo ninguna emoción dolorosa o desesperada, ni creo que se trate de un vértigo religioso (…) No tengo decepciones artísticas, pues me encuentro en la plenitud de mis facultades y, si quisiera, podría obtener contratos ventajosísimos por un período de tiempotodavíalargo.Tampocosufro decepciones humanas, pues me aman mis parientes y –perdone

IMPONENTE. José Mojica, en pleno apogeo de su carrera como cantante.

FOTO: DIFUSIÓN.

PROMOCIÓN. Afiche de la película Yo pecador (1959).

‘‘

Cuando Caruso escuchó a Mojica interpretando la cavatina de Fausto se le iluminó el rostro y haciéndole señas lo invitó a acercarse a su palco.

EN FORMACIÓN. En el seminario de La Recoleta del Cusco.

usted la vanidad– también soy amado por una legión de admiradoresquesemultiplicaporcada una de mis películas y de mis actuaciones en la radio y en el teatro.Nadamefaltaparaseguir en el mundo y en mi profesión (…)perohayunaVozquemehabladeotravidaqueheentrevisto ydeseadosiempre.Nocreoequivocarme al manifestar que tengo vocación para ella, y confío en el Señor, y en su gracias que mepermitiráviviresanuevavida para servirle y, por él, a todos los hombres” José Mojica nació, en el seno de un modesto hogar en el pueblo de San Gabriel (Jalisco), en

1896, y siempre recordó este período en medio de un ambiente campestreeidílicojuntoasumadre, doña Virginia. El pequeño José no conoció a su padre quien murió tempranamente-, locualunidoconelfallecimiento desuhermanomenormarcaron trágicamente su infancia. Su mamá, maltratada y golpeada por la vida tuvo que vérselas sola para sacar adelante al pequeño José, incluso en medio de lasmásseverasprivacioneseconómicas,queincluyeronvender la casa natal para trasladarse a laCiudaddeMéxicoainiciosdel siglo XX, posiblemente en 1902. En México estudia en el cole-

SACERDOTE. Fray José Francisco de Guadalupe Mojica OFM.

gio Saint Marie y posteriormente en la Escuela Elemental N.º 3 y finalmente en el Colegio de San Ildefonso. Desde esa épocadescubresusdotesparaelcantolíricoysematriculaenelCon-

Su filmografía En Hollywood: One mad kiss (Un beso loco) (1930) When love laughs (Cuando el amor ríe, 1931) Hay que casar al príncipe (1931) Law of the harem (La ley del harem, 1931) Mi último amor (1931) El caballero de la noche (1932) El precio de un beso (1933) The king of gypsies (El rey de los gitanos, 1933) Melodía prohibida (1933) La cruz y la espada (1934) Un capitán de cosacos (1934)

Love Frontiers (Las fronteras del amor, 1934) En México: El Capitán aventurero–basado en la pieza de Manuel Penella Don Gil de Alcalá (1938) La canción del milagro (1940) El Pórtico de la gloria (1953), como Fray José de Guadalupe Mojica. Yo pecador (1959), con Sara García, Pedro Armendáriz y Libertad Lamarque. Seguiré tus pasos (1966), con Juliancito Bravo. En Argentina Melodías de América (1941) cmyk

servatorio Nacional de Música bajo la batuta del maestro José Pierson, uno de los descubridoresdelcantantePedroVargas. Debuta como cantante en el Teatro Ideal y después participa

en la obra El barbero de Sevilla el 5 de octubre de 1916 en el Teatro Arbeu (hoy Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada). PeroMojicaquierellegarmás lejos y decide viajar a Nueva York ese mismo año 1916 con la esperanzadebuscaraudiciones musicalesparademostrarsuarte y también, con sus ahorros, asistir al Metropolitan Opera House de Nueva York para ver en vivo al tenor Caruso, considerado el mejor tenor de la historia. Lo vio y escuchó interpretando el Rigoleto de Verdi y quedó extasiado. Pero el dinero ya escaseaba. En la ‘Gran manzana’ la vida es durísima y especialmente porque todavía losmexicanosylatinoseranvistos con recelo. Su primer empleo fue de lavaplatosenelrestaurantedeun hotel con un sueldo de 12 dólares a la semana más la comida. Para aliviar la tarea se dedicaba a cantar mientras lavaba la fina vajilla.

José de Guadalupe Mojica  

Artículo sobre la vida y obra de Fr. José Francisco de Guadalupe Mojica, publicado el domingo 23 de diciembre de 2012 en el diario "La Indus...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you