Page 1

SUDÁFRICA » ESPECIAL SUDÁFRICA «

2010

Safaris Vinos Lodges Trenes Restaurantes Hoteles coloniales Aventura 96 96

96

9 771665 690172

www.revistatravesias.com

Novedades en la Colonia Roma Dormir en Palenque Punta Mita, todavía más exclusiva La pampa argentina a todo lujo


MI COMPETENCIA MÁS FUERTE SOY YO.

elpalaciodehierro.com.mx

SOY TOTALMENTE PALACIO ®

RE_Trav_41X27.5_Carmen_CI.indd 1


3/11/10 12:37 PM


Foto de portada Diego Berruecos

ESPECIAL SUDÁFRICA

Próximo número Todo Canadá

2010

Fotos de Diego Berruecos

82

Safari según Singita

Toparse con la escena esperada en una expedición de safari es algo que un resort no puede garantizar. Todo lo demás, en Singita, se puede dar por hecho. Por Diego Flores Magón

90

Mujer contra cocodrilo

En Sudáfrica uno puede estudiar Wildlife Management. Es decir, el amor (¿obsesión?) por los animales salvajes no sólo es cosa de quienes vienen de visita, como nos muestra esta recién graduada que consiguió el puesto de sus sueños como ranger de &Beyond.

92

104

Es posible que, en otras épocas del año, varias de estas ciudades no recibirían visitantes mexicanos. Pero eso no significa que no lo merezcan. Aquí nuestras sugerencias.

Una buena visita a la ciudad que hoy se erige sobre la punta más austral del continente tiene que incluir las cicatrices de una historia de migraciones, intercambios comerciales, osados caza fortunas.

Sudáfrica 2010: entre partidos

Por Redacción Travesías Ilustración de Ángel Gómez

Por Diego Flores Magón

94

Rovos: un tren que recorre el tiempo

El Johannesburgo de Mr. Mango

Diego Flores Magón nos relata su primer viaje a Johannesburgo. Y nos deja con muchas ganas de descubrirla con ojos propios.

Por Claudia Itzkowich

Por Diego Flores Magón

91

100

Escapada a Namibia

Algo sucede cuando vamos tan lejos que, aunque no conozcamos nuestro destino, queremos ver algún otro, así sea por el capricho de cruzar una frontera. Pues bien, la opción de Namibia es mucho más que un capricho. Por Diana Goldberg

El cabo que se hizo ciudad

El otro safari: los tiburones blancos de Sudáfrica

¿Serán las mismas personas las que viajan hasta el sur de África para ver leones y leopardos, que aquellas que se entusiasman con la idea de meterse al mar enjaulado para nadar con feroces tiburones? Nosotros intuimos que sí. Por Leonardo Faccio

110

Sólo un nostálgico del pasado colonial podría haber escenificado un tren como éste. Por Diego Flores Magón

103

Antes de hacer las maletas

112

Buen vino, buena conciencia

112

Vinos en South African Airways

Diego Berruecos

Por Diego Flores Magón, Áurea Lara y Claudia Itzkowich

Safari en Singita.


12

Editorial

14

Colaboradores

19

Bien enterado EN MÉXICO Paseo La Roma hoy + la llegada del Brick Belleza Perfumes de primavera Tecnología iPhone para viajeros Verde Un recorrido por el DF rural Ciudad ¡Llegaron las ecobicis! Tentaciones Vinos para recobrar la fe

33

Bien enterado POR EL MUNDO Hoteles La Pampa argentina, como gaucho millonario Gastronomía Girona, la capital catalana del buen comer Cine El festival de cine más raro del mundo Destinos Más esquí... y en un lodge escalofriante Tendencia Un lado B de Nueva York Hoteles Otra vez Starck, pero en Venecia Arte Buen vino y gran arte contemporáneo

114

Plataforma

120

La diferencia El picnic imposible de Singita

Diego Berruecos

Por Clara Fernández Escudero, Diana Goldberg, Leila Guerriero, Isabel Ibáñez de la Calle, Claudia Itzkowich, Jesús Martínez, Pablo Mata Olay, María Pellicer, Jorge Neyra, Tatiana Velásquez, Valeria Vizzon.

Johannesburgo.

es la revista de viajes líder en América Latina, con una circulación de 80 mil ejemplares mensuales distribuidos en 10 países con dos ediciones distintas. Al no aceptar viajes ni cortesías a cambio de reportajes, garantizamos un punto de vista independiente y reiteramos nuestro compromiso con el lector.


©2010 Royal Caribbean Cruises Ltd. Barcos con matrícula en las Bahamas.

DESCUBRE UN NUEVO PAÍS CON UN IDIOMA UNIVERSAL: LA DIVERSIÓN Bienvenido a bordo. Hay un nuevo país en el cual el mar es el enlace para disfrutar de experiencias increíbles que jamás imaginaste. Un país flotante donde la diversión impera. ¿Escalar montañas en el mar? ¿Hacer surf en las olas más altas del mundo? ¿Contemplar magníficos paisajes mientras descansas y te relajas? ¿Por qué no? Sube a bordo en uno de nuestros 21 innovadores barcos visitando más de 270 destinos, y verás como todo esto se hace realidad. Ven hoy te estamos esperando.

Para más información, comunícate hoy con tu Agente de Viajes o visita www.RoyalCaribbean.com/español

Travesias Royal_BoardwalkREV.indd 1

3/8/10 2:29:55 PM


Director Editorial Guillermo Osorno guillermo@editorialmapas.com Editora de Travesías Clau­dia Itz­ko­wich clau­dia­@editorialmapas­.com Di­rec­tor de Ar­te Rigoberto de la Rocha rigorocha@editorialmapas.com Jefa de Redacción Clau­dia Pria­ni Sai­só cpriani@editorialmapas­.com Edi­to­ra pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na Lei­la Gue­rrie­ro lgue­rrie­ro­@editorialmapas­.com Editor de Fotografía Diego Berruecos dberruecos@editorialmapas.com Editor Gráfico Ángel Gómez angel@editorialmapas.com Diseño Daniel Castrejón dcastrejon@editorialmapas.com Asistente de Fotografía Elizabeth Rosales erosales@editorialmapas.com Corrección de Estilo Ana Grisel Maldonado anagrisel@editorialmapas.com Asistentes Editoriales Pablo Mata Olay pmata@editorialmapas.com Isabel Ibáñez ibanez@editorialmapas.com Fotógrafos de este número José Antonio Cruz (México) Marc Javierre (España) Elizabeth A. Miller (Estados Unidos) Jorge Neyra (México)

Retoque Digital Armando Ortega

Colaboradores de este número Leonardo Faccio (España) Diego Flores Magón (México) Clara Fernández Escudero (Argentina) Áurea Lara (México) Jesús Martínez (España) Jorge Neyra (México) Juan Carlos Pérez-Duthie (Estados Unidos) Tatiana Velásquez (Estados Unidos) Juan Manuel Villalobos (México) Valeria Vizzon (Argentina) Producción Oswaldo Rodríguez

Tra­ve­sías

Nú­me­ro 96, abril de 2010. Re­dac­ción, pu­bli­ci­dad car­tas­@re­vis­ta­tra­ve­sias­.com, T. 5211 0626 y 5211 0665; sus­crip­cio­nes, suscripciones@revistatravesias.com, T. 5241 0758 y 5241 0759

Diego Berruecos

Los artículos, la publicidad pagada y los anuncios son responsabilidad exclusiva de sus autores o representantes legales y no necesariamente reflejan las opiniones y juicios de Editorial Mapas. Es­ti­ma­dos lec­to­res: a pe­sar de la in­ves­ti­­­ga­ción y el co­te­jo ex­haus­ti­vos a que son so­me­ti­dos nues­tros ar­tí­cu­los, la in­for­ma­­­ción con­te­ni­da en ellos pue­de va­riar de­bi­do a cir­cuns­tan­cias in­con­tro­la­bles: pre­cios que su­ben, cam­bios de ho­ra­ rios, etc. Por ello, Tra­ve­sías no se res­pon­sa­bi­­­li­­za por los cam­bios que pue­dan ocu­rrir una vez he­cho el cie­rre de es­ta edi­ción. Si des­cu­bre in­co­rrec­cio­nes, le ro­ga­mos nos es­cri­ba y nos lo co­mu­ni­que a cartas@re­vis­ta­tra­ve­sias­.­com

Sabi Sand, en el Parque Nacional de Kruger.


La mejor VISIÓN para tu INVERSIÓN, la encuentras en LOMAS DE PLAYA LINDA, Ixtapa.


Director General Javier Arredondo Consejo Enrique R. Felgueres Jr., Rodrigo Miranda Álvarez, Federico González, Christian Valdelièvre, Alfredo Castellanos, Heberto Taracena Directora de Relaciones Públicas y Mercadotecnia Luz Arredondo luz@editorialmapas.com Director de Finanzas Juan Martín Osorio juan@editorialmapas.com Di­rec­tor Comercial Corporativo Antonio García antonio­@editorialmapas­.com Directora Comercial Revista Travesías Ma­ría del Car­men Gó­mez-Pa­la­cio ma­ri­car­men­@editorialmapas­.com Directora Comercial Ale­xan­dra Ru­bal­ca­va ale­xan­dra­@editorialmapas.com Beatriz Tapia, Chile, T. 56 (2) 464 1311, travesias@cocha.com Tammy Garcia, Estados Unidos, T. (786) 388 6360, tgarcia@publicitas.com.

Gerente de Circulación Alejandro González Peña agonzalez@editorialmapas.com Auxiliar de Circulación Eduardo Sánchez Asistentes de la Dirección Comercial Adriana Vargas adriana@editorialmapas.com Marcela Flores mflores@editorialmapas.com Coordinación de Servicios y Logística Alejandro Cosio Sistemas Joaquín Téllez Auxiliares de Oficina Jorge Iván Díaz Israel Hernández Alejandro López Manuel Luna

Diego Berruecos

Una publicación de Travesías Editores, S.A. de C.V. Amatlán 33, col. Condesa, 06140 México, D.F. T. 01 800 509 8933, 5211 0626 y 5211 0665; F. 5286 4169

Ciudad del Cabo.

Asistente de la Dirección General María del Carmen García Anaya carmen@editorialmapas.com Coordinadora de Recursos Humanos Mirna Rodríguez mirna@editorialmapas.com Auxiliares en Contabilidad Claudia Reyes Mónica Reyes Manuel Martínez To­dos los de­re­chos de re­pro­duc­ción de los tex­tos pu­bli­­ca­dos son pro­pie­dad de Travesías Editores, S.A. de C.V. Nú­me­­ro de re­ser­va al tí­tu­­lo en de­re­cho de au­tor: 04-2001 0209­12­­­54­05­­00-­102. Número de certificado de licitud de contenido: 8318 Número de certificado de licitud de título: 11758 ISSN 9­7166503­30­­ ­­ 0­9 Dis­tri­bu­ción Nacional Publicaciones CITEM, S.A. de C.V. T. 5366 0000 Preprensa e Impresión Grupo Infagón, S.A. de C.V. Calle de la Alcaicería 8, Zona Norte Central de Abastos, 09040, México, D.F. T. 5640 9265


editorial

No tenemos remedio. Estuvimos a punto de llenar nuestras páginas de safaris, vinos y hoteles coloniales, cuando nos dimos

cuenta de que había que dejar algo de espacio para el futbol. Pues, si decidimos dedicar una edición a Sudáfrica es por el Mundial que está por jugarse este verano en ese país. El asunto es que el destino nos sedujo con mucho más fuerza que la excusa, gracias a las complejas ciudades, tal y como las describe aquí Diego Flores Magón; los paseos de safari donde los mimos más inverosímiles, en lugares imposibles, sorprenden casi tanto como la aparición de un leopardo; la historia de un país que, en las últimas dos décadas, lucha con optimismo por quitarse de encima siglos de una historia atroz. Así hablamos de un paseo en tren que recrea el lujo del Imperio británico; de una casa vinícola que ha logrado incluir en los procesos —y el negocio— de su producción a comunidades desfavorecidas de agricultores; de una joven que ha decidido mudarse a la sabana y consagrar su vida a la conservación de los animales salvajes. Y también —que no se diga— de nuestras actividades y lugares favoritos en las 12 ciudades sede del Mundial. De México, destacamos algunos hoteles que nos han llamado la atención en Palenque, Punta Mita y la colonia Roma del DF; esto último nos sirve de excusa para hacer un acercamiento y descubrir todo lo que pasa en este dinámico barrio de la ciudad. Al mismo tiempo, le recordamos a nuestros lectores que el DF es mucho más que la mancha urbana, con un texto que nos invita a descubrir los volcanes y otros paisajes naturales que por lo general sólo vemos desde lejos. Quien compre esta edición en busca de estadios, jugadores y pronósticos tendrá de qué decepcionarse. No tenemos remedio. Pero tampoco ningún otro imperativo que el de cumplir con nuestra función de revista de viajes. ¿Y qué tal las ganas de hacer las maletas?

Clau­dia Itz­ko­wich Editora

12 • Travesías


colaboradores

Leonardo Faccio Periodista

El autor de la nota sobre el buceo con tiburones blancos en Sudáfrica nació en Buenos Aires, vive en Barcelona y publica en una docena de medios de España y América Latina. En 2008 fue distinguido por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, presidida por Gabriel García Márquez. Sus reportajes han sido publicados en el diario El Mundo, La Vanguardia, Altaïr, Rutas del Mundo, Etiqueta Negra, Gatopardo y en el suplemento del viajes del diario El Mercurio.

Marc Javierre Fotógrafo

El encargado de darle imágenes a nuestra nota gastronómica sobre Girona ha sido también fotógrafo para reportajes en Europa y Asia. Sus fotos han sido publicadas en medios como Lonely Planet, La Vanguardia, Diario ADN, El Periódico de Catalunya, Avui, revistas Descobrir y Vogue, editoriales Klett, Difusión y Mediterrània. En estos momentos se encuentra trabajando en dos proyectos, uno en Japón y el otro en Timor Oriental.

Diego Flores Magón Periodista

Tiene estudios de internacionalista, alma de historiador y defecto de periodista. Fue encargado de investigación de Gatopardo, pero prefirió trabajar de noche, pasear al perro de día y espulgar archivos históricos como entretenimiento literario. Para Diego, su viaje a Sudáfrica para este número de Travesías, fue apenas una probadita de la riqueza de aquel extremo del sur del continente.

Diana Goldberg Editora

La autora que nos propone sumar Namibia a la experiencia sudafricana es editora de la revista Quinta Real y colaboradora de varias publicaciones de Editorial Mapas. Después de viajar a Sudáfrica y a Namibia quedó prendada de esa zona del mundo y de sus escritores. Desde entonces disfruta escribir sobre viajes y libros. Ha colaborado en varios medios y ha sido editora en el periódico El Economista, de publicaciones de unicef y otras editoriales; jefa de prensa del Alto Comisionado de la onu para Refugiados en México y coordinadora de prensa del IV Foro Mundial del Agua.

14 • Travesías


En  m

Paseos

Hoteles

bien enterado

é x i c o

belleza

Tecnología

Verde

vinos

Brick

el hotel que faltaba en la roma

ia

iphone viajero

morel

las mejores aplicaciones

df rural

el lado más verde de la capital

10 06

o janeir

pomon

a

16

plaza

río de

08

o

durang

05 13

07 colima

04 03

o tabasc

regón

ob Álvaro

11 02

09

hua

jalapa

tonalá

monter

ro

querÉta

rey

01 12

mÉrida

as zacatec

15 a cÓrdob

14

orizaba

uato

guanaj

ra fronte

chihua

Paseo por

LaRoma


en m é x i c o Paseo

La Roma hoy

Si en el año 2000 la Condesa fue el barrio del DF adonde pasaban cosas, hoy es la Roma la que está por explotar como la nueva zona de arte, comercios y gastronomía. Y cada vez es más obvio el cambio. Para los despistados, que todavía no han redescubierto el esplendor de la colonia, he aquí un recorrido por sus calles.

01

La Nacional

02

Sobrinos

03

Contrastes

04

Caravanseraï

Para beber y comer, con la mejor selección de bebidas fabricadas en México (mezcal, sotol, cerveza, raicilla, vino tinto). Orizaba 161.

La versión “romana” de la familia de Tíos y Primos. Ideal para comer-beber en una noche de entre semana. Álvaro Obregón 110.

La famosa peluquería de la calle de Amsterdam se mudó a la Roma, con vista al más hermoso tramo de Álvaro Obregón. Edificio balmori.

Para los que gustan de tomar té, este localito es el paraíso. orizaba 101.

Por María Pellicer Ilustración Ángel Gómez

05

03

04 Maison Francaise de Thé

20 • Travesías


bien enterado

05

Gurú

06

Vértigo

07

Lemur

Diseño y arte para llevarse a casa (en el mismo local que ocupó la famosa, y extinguida, Kong). Colima 143.

La nueva versión de Kong se llama Vértigo y ahora además de vender diseño tiene un espacio más amplio para exponer. Colima 23.

Ofrece marcas de diseño alternativo como Penguin y Modern Amusment. También los audiófonos más originales de la ciudad. jalapa 85.

08

Labor

09

Delirio

Un nuevo espacio para el arte contemporáneo a cargo de Pamela Echeverría. colima 55.

10

Café Toscano

11

Mog

12

Come frutas y verduras

De diseño limpio pero estudiado, amplias mesas de madera y excelente café italiano. Como tiene vista a la Plaza Río de Janeiro se antoja más por la mañana. Orizaba 42.

Un original espacio que recuerda más a la sala y el comedor de una casa que a un restaurante. Comida japonesa hecha por japoneses. álvaro obregón 40.

Para los que prefieren cuidar lo que comen, he aquí unos especialistas en el arte de las ensaladas. Orizaba 171.

13

14

La Valise Libros, muebles, ropa y objetos con onda. Zacatecas 126.

15

Broka

16

OMR

Cada día un menú distinto, es una comida corrida pero con el twist de un buen chef. Ojo que no está abierto ni sábado ni domingo. Zacatecas 126.

Arte contemporáneo en plena Plaza Río de Janeiro. DURANGO 54 (PLAZA RÍO DE JANEIRO).

Goodbye Folk Ropa vintage para los que no le tienen miedo a la segunda mano. colima 198.

Se acabó la incertidumbre, la tienda gourmet de Mónica Patiño está de vuelta con buenas materias primas y también versiones para llevar de varios platillos. Monterrey 116.

09

13

07

lemur

Travesías

21


en m é x i c o

bien enterado

H oteles

Fotos: José Antonio Cruz

Brick

el hotel que faltaba

Se llama así a pesar de que esos ladrillos con que hace alrededor de 100 años se construyó la casa original —en ese entonces un banco— no son los favoritos de sus dueños, los arquitectos de LR-DF. La lonchería Olivia toma su nombre de la madame de la casa de citas que alguna vez operó aquí, y están las llaves incrustadas en la banqueta que recuerdan la última función del edificio: la cerrajería La Moderna.

La idea es honrar y retomar la historia de esta privilegiada esquina de la colonia Roma, en un sitio que desde antes de abrir pintaba para ser mucho más que el lugar donde duermen los extranjeros. Porque aquí, a pesar de los grandes nombres involucrados (como el chef Richard Sandoval), la idea es acoger a todo aquel que necesite desayunar un chocolatín, comer una pizza recién horneada en su terraza, ver

el movimiento de la colonia a través de la ventana, recluirse en un bar burdelesco (para qué decirlo de otra manera) ya tarde en la noche. O simplemente dormir. Porque, por cierto, los cuartos, apenas 17, son más que cómodos. En especial el PH Loft 304, en la esquina, de dos pisos y con dos terrazas, una de ellas con una tina francesa. www.hotelbrick.com Por Claudia Itzkowich

Noches selváticas

Ahora sí El tan esperado hotel Boca Chica acaba de abrir, de manos de Grupo Habita. ¡A Caleta se ha dicho!

(www.designhotels.com) 22 • Travesías

En pleno corazón de la selva chiapaneca, las siete suites de Quinta ChaNabNal ofrecen atención personal a los viajeros que visitan Palenque, Y deciden quedarse. La zona arqueológica de Palenque es, desde hace muchos años, un recorrido obligado en la región norte de Chiapas. La novedad, muy positiva, es que ahora los visitantes tienen una opción de hospedaje que no obliga a la aventura del tipo hippie, que era casi la única posibilidad (con todo y hamacas al aire libre). En diciembre abrió sus puertas la Quinta ChaNabNal que, autobautizada como hotel boutique, ofrece todas las comodidades del mundo moderno, desde agua corriente hasta servicio de spa. Inspirado en la arquitectura maya y con respeto al entorno natural, aquí la única preocupación serán los inevitables mosquitos.

Quinta ChaNabNal.

El italiano Raphael Tunesi, dueño y administrador, dice que la idea detrás de este proyecto fue crear “una versión moderna del mundo Maya Clásico”. Con apenas siete habitaciones, el hotel resulta ideal para pasar algunos días en el pequeño poblado y visitar no sólo la famosa ciudad prehispánica de Palenque, sino también otros sitios menos explorados. Más información: http://quintachanabnal.com Por María Pellicer


en m é x i c o B e l l e z a + H O T ELE S + T E C N O L O G Í A

Nuevosaires Con la llegada de la primavera, ¿por qué no experimentar otros aromas?

Describir un perfume con palabras debe de ser tan eficaz como quitarse el hambre con una foto. Pero, al mismo tiempo, hay imágenes, lugares e incluso ingredientes que, al evocarlos, nos hacen gozar más ese momento de ponerse encima la fragancia del día. Parisienne, de Yves Saint Laurent, es una dulce combinación de fragancias florales y amaderadas que le confieren un tono de misterio a esta creación que, como bien indica su nombre, es un homenaje a la Ciudad Luz. Idole, de Armani es otra opción muy femenina inspirada en un poco probable encuentro entre Oriente y la atemporalidad de la elegancia italiana. De estructura compleja, Essence, de Narciso Rodríguez, combina tonos de almizcle con aromas florales de rosa y lirio, dando como resultado un perfume muy luminoso y sensual, en una botella plateada por dentro que nos recuerda la obsesión por el detalle del incisivo modisto. Para quien prefiere un espíritu juvenil, la edición ICE 212, de Carolina Herrera es ideal para la temporada de calor con frescos tonos frutales y cítricos. Y para completar, una colección limitada, Sensuous, de Estée Lauder acaba de presentar una línea de productos especiales para celebrar el primer aniversario de su perfume, inspirado en la madera ambarina. Cinco opciones para esta temporada. Aunque sí, hay que oler para elegir. Por María Pellicer 24 • Travesías


bien enterado

bien enterado

Otra gran cosa en

Punta Mita

Este extremo de la Bahía de Banderas arrancó a un ritmo sorprendentemente pausado, con el espléndido Four Seasons que reinó solo por tantos años. Como si el lugar, entre el Pacífico y la Sierra de Vallejo, exigiera pensar las cosas muy bien antes de dar cualquier paso. Y eso es sin duda lo que pasó con Imanta, el íntimo hotel que acaba de abrir, con el énfasis puesto en dos temas: el respeto a la naturaleza y el obsesivo cuidado de hasta el último detalle. Más información: www.imantamexico.com [C.I.]

iPhone para viajeros

En la lista para empacar, Travesías recomienda estas aplicaciones que harán del iPhone el mejor compañero. Por Pablo Mata Sit or Squat Con ayuda del gps, esta aplicación ubica el sanitario más cercano. Incluye comentarios de usuarios. Next Flight Cuenta con la información de vuelos disponibles en todo el mundo, para quien perdió el avión o la conexión. JiWire Wi-Fi Finder Permite encontrar hotspots o lugares de acceso gratuito a internet. Splash Data Holiday Resalta las fechas importantes, religiosas o no, en 60 países. El Salto, Guachochi.

CurCon Currency Converter Una de las tantas aplicaciones que calcula las equivalencias entre varias monedas. La ventaja de ésta es que funciona sin necesidad de internet. Local Books Ubica librerías y bibliotecas en todo el mundo. También eventos literarios como festivales y firmas de libros. Lonely Planet Phrasebooks Disponible en 12 idiomas, cada una contiene alrededor de 600 frases comunes y la manera de pronunciarlas. Disponibles en iTunes Music Store Travesías

25


en m é x i c o Verde De excursión. El paisaje en la zona del Ajusco. Abajo, explorando los volcanes miniatura.

DF Rural La ciudad de México suele pensarse como un espacio por completo urbanizado con aglomeración humana, embotellamientos y caos. Únicamente. Pocos imaginan que en realidad esa faceta tan sólo representa 40% del territorio del Distrito Federal. El otro tanto es rural y de conservación, incluso con reductos de zonas lacustres. De hecho, delegaciones como Tlalpan, Cuajimalpa, Coyoacán, Xochimilco y Milpa Alta, son en su mayoría así. Esto quiere decir, áreas productivas en donde se cultivan nopales, como en Milpa Alta, humedales, como los que hay en Tláhuac y Xochimilco o hasta extensos bosques en volcanes pequeños. En resumen, la otra cara de nuestra ciudad.

Fotos: Jorge Neyra.

Sí hay muchos motivos para sentirse asfixiado en la capital. Pero también muchos remedios. Es cosa de saber. Y de tener unas cuantas horas libres entre las manos.

Algunos recorridos VOLCANES MINIATURA Un recorrido de seis kilómetros con el objetivo de conocer los Cuescomates o volcancitos de entre uno y 18 metros de altura que se encuentran en la zona sur del DF, y en el norte de Morelos. En algunos de ellos existen cuevas pequeñas o tubos de lava que son una delicia para los visitantes.

TRAS LAS HUELLAS DEL CONEJO

26 • Travesías

La idea es descender a una cueva, rodear el cráter del Pelado, ubicado en Tlalpan, y ascender a la cumbre. En el camino —de aproximadamente nueve horas—

se aprecia una especie de “palmita” amenazada de extinción y que sólo se encuentra en México. También varias aves que habitan el bosque y, con suerte, incluso al emblemático zacatuche o teporingo (Romerolagus diazi), un conejo en peligro de extinción.

DF LACUSTRE El Parque Ecológico de Xochimilco es un área destinada a la conservación de los lagos que todavía cubren algunas zonas de la cuenca de México. En el recorrido pueden observarse aves acuáticas y terrestres y los cultivos chinamperos. Más información en www.jorgeneyra.com.mx Por Jorge Neyra


bien enterado

¡Llegaron las ecobicis!

Si París puede prestar bicis y luchar así con el tráfico, y varias ciudades ya le copiaron, ¿por qué no intentarlo en el DF? El primer sistema de transporte urbano individual del DF invadió, de la noche a la mañana, las colonias Condesa, Juárez y Cuauhtémoc con sus simpáticas estaciones automatizadas de bicicletas. Se llaman Ecobicis, y hay que decirlo, son mucho más bonitas de lo que esperábamos. El sistema permite a los usuarios realizar recorridos cortos dentro de un perímetro, por ahora muy limitado pues se trata de una primera etapa piloto. Hay que inscribirse al programa (costo anual 300 pesos) y esperar 10 días naturales para recibir la tarjeta que da derecho a llevarse una bici por 30 minutos (a partir del minuto 31 hay un cargo extra y el tiempo máximo de uso es de dos horas). Y es que no se trata de un programa recreativo, sino de una iniciativa que estimula el uso de medios alternos de transporte en tramos cortos. Para inscripciones y localización de las 48 estaciones: www.ecobici.df.gob.mx Por María Pellicer Travesías

27


en m é x i c o

bien enterado

T e n ta c i o n e s

BAJA CALI FORNIA

Vinos para recobrar la fe

Fotos: Elizabeth Rosales.

¿Botellas de vino cuadradas? ¿catas de vino anunciadas por Facebook?, ésta es una nueva manera de ser sibarita en una joven casa vinícola en EL Valle de Guadalupe, Baja California.

28 • Travesías

“Queríamos establecer una postura muy diferente a la del Valle de Guadalupe”, cuenta Fernando Pérez Castro, propietario y promotor de Hacienda La Lomita, casa vinícola en Baja California que produce los dos vinos que están volviendo locos a sibaritas nacionales y extranjeros, y que ha sabido distinguirse entre casas tan importantes como Domecq, Santo Tomás y L.A. Cetto. El primer statement fue Pagano, de 2006. Cien por ciento Grenache, hasta en el nombre se levantaba frente a todo lo conocido en la región. La botella bordalesa (cuadrada) y el sabor fino, de rojos intensos, hicieron el resto. El segundo golpe, igual de certero, fue Sacro. Una combinación de Cabernet Sauvignon y Merlot, más corpulento y tradicional, de tonos azulados. Juntos, Sacro y Pagano han sabido llegar al público que Fernando está buscando. “Jóvenes de 20, 30 años, que pueden darse ya ciertos lujos.” Para esto su campaña va desde un perfil en Facebook hasta una sala de cata abierta al público (con previa cita), con paseos por las siete hectáreas de viñedos, guiada por la sommelier Carola Saenger. El siguiente paso: un hotel boutique con spa de vinoterapia. Serán seis cabañas enoturísticas de fachadas sobrias e interiores contemporáneos, y el spa aprovechará los frutos de aquellas tierras en todos sus tratamientos. Estarán listos a partir de las vendimias de este año. Más información: www.haciendalalomita.com Por Pablo Mata


EL MAESTRO DEL TEQUILA Un tequila elaborado artesanalmente, con una cuidada y limitada producción, tenía que ser, y saber, radicalmente diferente al resto. Es cierto, en los últimos años el consumo de tequila se ha extendido, no sólo en México sino en el mundo entero, y cada día es más común escuchar en alguna barra del planeta a un cliente pidiendo nuestra más clásica bebida nacional. Pero, lo que es cierto también, es que hay de tequilas a tequilas. No todos saben igual, porque no todos se han fabricado de la misma manera (aunque provengan de la misma planta). Por eso, cuando se ha controlado de manera cuidadosa cada paso del proceso de elaboración y destilación, el resultado puede ser una bebida radicalmente diferente. Maestro tequilero es uno de los pocos tequilas mexicanos que vigilan desde el cultivo del agave hasta, desde luego, la destilación. Tal es el empeño en la fabricación de esta bebida que, cada una de las botellas que se producen al año, de manera limitada, va marcada a mano con un número. El control de calidad en la fabricación de Maestro es muy estricto y es por eso que quienes lo consumen saben que disfrutan siempre de lo mejor.

MARIDAJES Blanco

Reposado

Añejo

Ideal para acompañar pescados o mariscos. Hace de mancuerna perfecta con platillos de sabores ácidos y agridulces.

Para acompañar la gastronomía mexicana, este tequila reposado logra un balance perfecto con el sabor picante. Y también acompaña bien carnes rojas.

Nada combina mejor con este añejo que un buen postre. La receta secreta es combinarlo con un buen trozo de chocolate amargo.

30 • Travesías


P U B L I R R E P O RTA J E

MAESTRO BLANCO De apariencia cristalina y un aroma frutal y herbal, este clásico sorprende por la suavidad de su sabor.

MAESTRO REPOSADO Añejado seis meses en barricas de roble americano y francés, el sabor de la versión reposada combina la madera con los tonos frutales.

MAESTRO AÑEJO Tras 18 meses de añejamiento en barrica éste es sin duda la estrella de Maestro, con tonos de vainilla, frutas secas, especias y un delicado toque de almendra tostada.

Travesías • 31


Por

gastronomía

bien enterado

el mundo

hoteles

cine

TendenciaS

a RT e

libros

la pampa

Como gaucho del siglo XXI

girona

la nueva capital gastronómica de cataluña

Arte y vino

en una bodega argentina

starck en venecia

Como si en Italia no hubiese diseñadores

los freegans

Marc Javierre

y su movimiento en las calles de NY

Kabul

en el corazón de londres Travesías

33


por e l m u n d o

bien enterado

Marc Javierre

Gastronomía

El Celler de Can Roca.

Girona,

el nuevo centro gastronómico de Cataluña Ahora que El Bulli cierra por un par de años, no hace falta (sólo) quedarse a la expectativa de la próxima idea de Adrià. Una buena manera de olvidar su ausencia es recorrer la región mediterránea de Girona, en el norte de Cataluña, y descubrir con el tenedor los motivos de su tupida constelación de estrellas Michelin.

34 • Travesías

Sant Pau. El Barça le ganó al Manchester United en la última final de la Champions con una plantilla motivada, ilusionada y convencida. Supongamos que el futbol lo jugamos en la cocina, y que los jugadores se visten con el delantal de los mejores chefs de Cataluña. Supongamos, por ejemplo, que Víctor Valdés es Santi Santamaría; Carles Puyol, Carme Ruscalleda y Lionel Messi, Ferran Adrià. Pues bien, la mayoría de estos cocineros procede de la provincia de Girona, que reúne las comarcas del norte de Cataluña. En un espacio de casi seis mil kilómetros cuadrados, entre las casas de campo y los profundos valles de los Pirineos, han crecido como setas los restaurantes de primer nivel. La pregunta lógica: ¿por qué en un territorio tan chiquito —si lo medimos con la regla planetaria— se da tanto prestidigitador de los fogones? En primer lugar, la genialidad y el atrevimiento, inherente a una tierra en la que nació el surrealista Salvador Dalí. En segundo lugar, relacionado con el primer punto, la edad: una media de 40 años, entre los jefes de cocina, que son jóvenes y lanzados. En tercer lugar, los productos naturales, pero esto lo explica mejor el responsable de la Direcció General d’Alimentació, Qualitat i Indústries Agroalimentàries de la Generalitat de Catalunya (el gobierno autónomo), Joan Gené. “La cocina de Girona, la cuna de la cocina catalana, ha triunfado por dos razones: primar los productos de la zona (mar y montaña, dulce y salado) y la innovación”. Por Jesús Martínez

Constelación Michelin desglosada Bo·tic T. +34 (97) 263 0869 www.bo-tic.com El restaurante de Albert Sastregener ha supuesto una revelación en la última clasificación Michelin. Las entradas: pincho de salchichón con tomate y pan de migas, o ravioli de martini con aceitunas negras. Sant Pau T. +34 (93) 760 0662 www.ruscalleda.com Carme Ruscalleda es otra tres estrellas. Sus postres son poco menos que afrodisiacos: “El Sol” con manzana, naranja, fresones y perejil; y “La Luna” con coco, agua de azahar, ganache azul y negra, y arena de café. Les Cols T. +34 (97) 226 9209 www.lescols.com Les Cols, con dos estrellas, es fruto de las manos de cabello de ángel de Fina Puigdevall. Su estilo desenfadado atrae a la clientela ávida de sorpresas.

El Celler de Can Roca T. +34 (97) 222 2157 www.cellercanroca.com El Celler de Can Roca posee tres estrellas Michelin, una para cada uno de los hermanos tan bien avenidos que no se diría que son hermanos. Joan, Josep y Jordi, los tres con jota, seducen con sus locuras y maridajes: alcachofas con foie gras, anguila y naranja; almejas con jugo de mongetes del ganxet, unos frijoles típicos del Maresme, en el litoral catalán. Fonda Xesc T. +34 (97) 273 0404 www.fondaxesc.com Francesc Rovira ha introducido ofertas de “fin de semana gastronómico”: alojamiento las noches de viernes y sábado con el desayuno de sábado y domingo. Cena menú Fonda + cena menú degustación.


por e l m u n d o H oteles

La Pampa argentina, como gaucho millonario

Argentina no se reduce a Buenos Aires y la Patagonia. Un gran complemento a estos dos destinos son las estancias de la Pampa, que de unos años para acá permiten vivir deliciosamente su vida de campo con caballos, caminatas, asados y otros placeres más —o menos— rústicos. Sin ninguno de sus bemoles indeseables.

Habitación en la Estancia Bella Vista.

Bella Vista tiene 20 hectáreas para el disfrute de sus visitantes.

Si alguien intenta hacerse un cuadro mental de la Pampa argentina, y el resultado se dibuja como un conjunto de horizontes eternos, cielos bucólicos y hectáreas de nada trazadas de verde, apenas interrumpidas por el cabalgar cansino del gaucho que vuelve a su rancho, conseguirá algo muy cercano a la realidad. Pero esa imagen, seguramente, estará inspirada por alguna tarjeta postal circa 1980. O más atrás. 36 • Travesías

En los últimos 15 años, los campos que salpican las vastas extensiones de la provincia de Buenos Aires —307 500 kilómetros cuadrados, la mitad de la superficie total de, digamos, Francia— ampliaron esos horizontes y muchas de las familias que fundaron el una vez llamado granero del mundo se dieron cuenta del enorme potencial que se escondía detrás de dos simples palabras: turismo rural. La posibilidad de utilizar como lugares de esparcimiento algunos de los cascos (casas) más magníficos que los estancieros se hicieron construir a fines del siglo xix, para vivir “como en Europa” pero en medio de la llanura, tentaron a propios y ajenos. Y algo que comenzó tímidamente, con propietarios que integraban a los visitantes a sus tareas cotidianas, sin comodidades ni actividades de ningún tipo, se convirtió hoy en una tendencia consolidada. Las estancias se abrieron, se profesionalizaron y buscaron elementos distintivos. Así, en un radio de no más de 200 kilómetros de la capital, es posible experimentar el campo en lugares increíbles. En Lobos, a 114 kilómetros de Buenos Aires, escondida en un bosque de 100 hectáreas y 250


bien enterado

Casa principal de Estancia Bella Vista de Guerrero.

NUESTRAS ESTANCIAS CONSENTIDAS La Candelaria Ruta Nacional 205 km 114.5, Lobos T. +54 (2227) 424 404 www.estanciacandelaria. com Desde 330 dólares. Bella Vista de Guerrero Ruta 2 km 168, Guerrero–Castelli T. +54 (2245) 481 234 www.bellavistadeguerrero. com.ar Desde 160 dólares.

Finca María Cristina Lodge de Campo & Spa Ruta 215 km 67, entrada a Loma Verde, Coronel Brandsen T. +54 (11) 6385 3168 en Buenos Aires www.fincamariacristina. com.ar Desde 150 dólares. Aquae Sulis Spa Resort Independencia 250, Lobos T. +54 (2227) 423 940 www.aquaesulis.com.ar Desde 210 dólares, el fin de semana.

especies de árboles, espera una muestra perfecta de ese afán europeísta de los terratenientes argentinos. La Candelaria es, literalmente, un castillo, que recrea a la perfección uno de los ejemplares que pueblan el valle del Loira. La familia Fraga, entonces propietaria de esas tierras, lo vio en Francia y se enamoró. Y como el dinero manda, el arquitecto Favre viajó al fin del mundo y lo replicó. Pionero, funciona como hotel rural desde 1996. Vivir la fantasía de la Cenicienta en una de sus 22 habitaciones o llevarse la experiencia de una “fiesta gaucha” un sábado cualquiera —tan chic que ofrece su propio partido de polo y degustación de comida criolla gourmet— es posible por unos 330 dólares u 80 por persona, respectivamente. La tradición es el eje rector de la Estancia Bella Vista de Guerrero, a 168 kilómetros de la ciudad. Histórica —luego de una serie de muertes trágicas que incluyeron a Felicitas Guerrero, una de las mujeres más hermosas de su época, formó parte del

patrimonio de una familia pionera en la ganadería—, la estancia destinó 20 hectáreas y un monte virgen que atraviesa el río Salado para el solaz de los viajeros. Funciona desde 2005 y tiene 13 habitaciones en su casco, acondicionado sobre el original de 1850. Para honrar el legado —y el entorno natural, porque a pesar de tener todas las comodidades, el lugar hace gala de ser ecofriendly— los actuales dueños armaron un Centro de Interpretación (léase museo) donde quien sea curioso puede tratar de imaginar cómo fueron los procesos de “integración” de los indios que poblaban la zona. Otra fue la inquietud que movió a los propietarios de Finca María Cristina, “el primer hotel boutique de campo”, según dicen. Aquí, íntimo no quiere decir solitario, y no falta nada: plasma gigante, Wi-Fi y niños felices en el kids club, al estilo de un resort de playa. Y un agregado: si el huésped prefiere, puede llegar en helicóptero desde el barrio de Puerto Madero en sólo 20 minutos. Si tanto verde, tanto asado con cuero y tanto gorjeo abruma un poco, la opción de Aquae Sulis resulta ideal. También ubicado en Lobos, surgió hace 10 años como el primer spa de campo, inspirado en los hoteles de salud europeos. Aquí, los chicos se quedan en casa: la idea es descansar, descansar y descansar, y hacerse unos tratamientos de belleza entre tanto. Si se bajan unos kilos, mejor, pero la gastronomía es poderosamente tentadora. Hay que entregarse entonces a las caminatas, las clases de acqua gym y los masajes. Por Clara Fernández Escudero

Finca María Cristina. Travesías

37


por e l m u n d o C i n e + D ESTINO s

UN FESTIVAL RARÍSIMO The Prince’s Lodge, la suite afgana del hotel Connaught.

Imaginen que la mitad de la población de México —la mitad— acude en masa a ver un festival de cine. Eso ocurrió —aunque la frase, se verá, tiene su trampa: el sitio al que nos referimos es considerablemente más pequeño— en el único territorio latinoamericano que participa del glamour de ser parte geográfica de la Polinesia: Rapa Nui, o Isla de Pascua. El Rapa Nui Film Fest 2009 hizo que dos mil habitantes, de los aproximadamente cuatro mil que pueblan esta isla se movilizaran a ver películas (diez, todas latinoamericanas) en un evento desarrollado por la productora Pueblo Cine, montada por un frenético ex conductor radial (El Rumpy, Roberto Artiagoitía, que tomó un año sabático aquí y se quedó, literalmente enamorado) y cuyo fin es... que la población local vaya al cine. El año pasado, el jurado premió como mejor película a la chilena Tony Manero. Este año se repite, entre el 14 y el 18 de abril, y están en competencia, entre otras, la argentina El secreto de sus ojos, la cubana El cuerno de la abundancia y la chilena Turistas. Más información: www.rapanuifilmfest.com 38 • Travesías

Kabul

en pleno Mayfair Ahora es posible dormir como príncipe en Londres, con la conciencia tranquila en Afganistán. Después de la impresionante remodelación de hace un par de años —que incluyó a India Mahdavi para el diseño del Coburg Bar y el restaurante Hélène Darroze, y a David Collins para el Connaught Bar— pensamos que el Connaught, una de nuestras direcciones favoritas en Londres, podía descansar un rato. Pero claro que pensamos mal. El hotel icono de Mayfair village acaba de inaugurar The Prince’s Lodge, una habitación espectacular y muy diferente a cualquier otra del hotel —y quizá del mundo

entero—. La creación es del afamado diseñador Guy Oliver quien, en colaboración con The Turquoise Mountain Foundation en Afganistán, diseñó una suite inspirada en el decimonónico palacio de Peacock en la vieja ciudad de Kabul. Se trata del primer esfuerzo comercial de la fundación que, creada en 2006 por el Príncipe de Gales, busca restaurar el casco histórico de Kabul, después de más de 30 años de guerra. Y resulta que, además de comercial, el esfuerzo es exquisito. Por Isabel Ibáñez de la Calle


bien enterado

El exterior de Timberline Lodge fue utilizado en El Resplandor de Kubrick.

Más esquí,

en cualquier mes del año… …y en un Lodge poco más que escalofriante En el Timberline Lodge uno tiene la extraña sensación de haber estado ahí. La enorme casa de piedra, madera y techo de tejas, rodeada de nieve, parece familiar incluso para quien nunca la ha visitado. Adentro el calorcito de la gran chimenea central recibe a los visitantes. Después de unos minutos, en lo que éste llega al cuerpo, saltan a la vista los detalles de la madera en pasamanos y paredes. De sus vetas se desprenden águilas, búfalos, carneros, pumas, zorros; detalles similares también adornan

las barandas de hierro que contiene el fuego. Todo, en estilo art déco, fue tallado y forjado a mano entre 1936 y 1937, cuando en medio de la Gran Depresión, la construcción de este lodge a más de 1 800 metros de altura se convirtió en la solución que ofreció el gobierno local para un gran número de desempleados. Pero no es por la historia labrada en sus muros y barandales que uno siente que conoce este lugar. Ni porque sus alrededores se llenan de nieve todo el año

—de hecho el equipo de esquí de Estados Unidos suele entrenar aquí en el verano. La sensación proviene de algo mucho más tenebroso, y divertido: nos recuerda cuando Jack Torrance (Nicholson) persigue con un hacha a su mujer y a su hijo en El resplandor, el clásico de Kubrick de 1980, cuyas escenas de montaña y exteriores fueron filmadas ahí y que, a pesar del paso del tiempo, no deja de asustar a sus espectadores. El lodge ha sido declarado Hito Histórico Nacional en el estado de Oregón. Y además del esquí, ofrece varias actividades, ligadas a la historia, la cocina y los vinos locales, o la cultura de Portland, la ciudad más cercana. Más información: www.timberlinelodge.com; www.mthoodterritory.com; www.traveloregon.com Por Diana Goldberg

El tamaño

sí importa Todos los superlativos imaginables le quedan chiquitos al nuevo crucero de Royal Caribbean. El Oasis of the Seas hace lucir al Titanic como una lanchita inocente. Es la nave de pasajeros más grande de la historia, la más avanzada tecnológicamente y, según sus creadores, la más segura (y como su ruta se limitará al Caribe y México, pues ni hablar de témpanos de hielo). De la proa a la popa, el Oasis of the Seas mide lo mismo que seis y medio transbordadores espaciales; si estuviera en posición vertical, sería más alto que la Torre Eiffel o el Edificio Chrysler de Nueva York; pesa lo mismo que 49 975 elefantes adultos; y tiene suficientes cables eléctricos como para extenderlos de Fort Lauderdale (su puerto base) en la Florida, hasta Juneau, Alaska. Por eso aquí todo es “king size”. ¿Tiene ganas de nadar en piscina? Hay 21 de donde escoger. ¿Se

Oasis of the Seas, el más grande de la historia. cansó de su lujoso camarote? Puede recorrer siete áreas temáticas o “vecindarios”. Y si llegara a extrañar la naturaleza, encontrará un parque verde, único en su clase, con más de 12 mil plantas, arbustos y flores llamado, qué más, Central Park (ojo: no piense que va a perderse en una selva aquí, pues en este espacio al aire libre también hay negocios, como la galería de arte del barco, la cual ofrece arte de calidad a precios asequibles. En serio). Hablando de arte: el Oasis of the Seas cuenta con una colección de alrededor de siete mil piezas con el nombre “The Wonder of our World” valorada en más de 10 millones de dólares, curada por International Corporate Art, firma consultora de arte con oficinas en Miami, Oslo y Londres.

Agregue a todo esto un anfiteatro acuático; una barra móvil que sube y baja entre tres niveles mientras los pasajeros disfrutan de sus tragos, 24 establecimientos de comida; espectáculos de comedia, teatro y patinaje; un karaoke; música de salsa, jazz y disco; un casino; deportes, spa y gimnasio; áreas para adolescentes y niños; en fin, qué no hay aquí. Quizás… ¿silencio? Si su idea de navegar por alta mar es tomar el sol, acostarse a leer un libro, saborear una piña colada y dejarse acariciar por la brisa y por el sol, tenga en mente que le acompañarán hasta un máximo de 6 296 pasajeros. Más información: www.oasisoftheseas.com Por Juan Carlos Pérez-Duthie Travesías

39


por e l m u n d o

bien enterado

tEndencia

Fotos de Liz Miller

Rescatando frutas en perfecto estado.

Un lado B de Nueva York

No se trata de otro predecible paseo por Central Park. Lo que los freegans proponen es una original excursión: salir a rescatar las toneladas de alimentos —en perfecto estado— que cada día son arrojadAs a la basura en Manhattan. Y llamar la atención sobre uno de los más escandalosos excesos de la ciudad.

Se hacen llamar freegans y su movimiento nació como una medida para luchar contra los excesos de la Gran Manzana. Los freegans, (de free, gratis, y vegan, vegetariano) no consumen carne, compran poco y reciclan mucho. Son famosos por sus dumpster diving, excursiones por los cinco condados (Brooklyn, Staten Island, Bronx, Manhattan y Queens) en busca de alimentos preparados o crudos, la mayoría intacta pero desechada por los 40 • Travesías

Una sencilla pero muy fresca cena de freegans.

restaurantes y supermercados al final del día para ofrecer a la mañana siguiente productos más frescos. Con este radical gesto, los freegans levantan la voz para pedirle a los neoyorquinos que la comida sea donada a los más necesitados y no descartada como diariamente sucede. Quien se une al ritual tiene la oportunidad de vivir el detrás de cámaras de la urbe cosmopolita. La pandilla que se congrega al lado de la basura, selecciona la comida que sus

integrantes se repartirán al final para consumirla en casa o en los festivales gastronómicos celebrados cada tanto para promocionar su filosofía. Sabemos que se trata de una actividad extraña, pero una que revela un lado más terrenal de la urbe americana. Para más información o para apuntarse a un trash tour: http://freegan.info Por Tatiana Velásquez


por e l m u n d o Libros + Arte

Otra vez

Starck,

pero en Venecia

Hemos llegado a tal punto, que un nuevo hotel de diseño en una antigua residencia aristocrática del siglo xvi no termina de sorprender. Pero, que la renovación haya estado a cargo de Philippe Starck, y que el inmueble esté en Venecia, eso sí pone las expectativas a tope. Corredor de autos y de motos, Emanuele Garosci pensó en grande al transgredir el concepto tradicional de los hoteles de Venecia. Y puso sus ojos en el francés Philippe Starck como el único diseñador capaz de atinar una nueva dimensión en medio de la clásica urbe de los canales. Además, ambos comparten un amor empedernido por la ciudad: hace tiempo que Starck eligió una pequeña isla de la Laguna de Venecia para una de sus residencias. El Palazzina Grassi se asienta en una antigua mansión aristocrática, originalmente habitada por la nobleza italiana, que en el siglo xix se convirtió en almacén de mercaderes. Y hasta antes de albergar el Palazzina, fungió también como spa. Hoy, detrás de sus antiguos muros esconde elementos contemporáneos muy al estilo Starck, entre ellos nueve obras de cristal de Murano realizadas expresamente por el artista argelino Aristide Najean. Así como pasillos multicolores que van del rojo intenso a un verde más ténue, con alfombras de vívidos colores que contrastan con los ladrillos venecianos recuperados de una antigua alquería. Las habitaciones poseen grandes espejos iluminados a contraluz, suelos de madera veneciana, baños de piedra natural y mobiliario hecho a la medida. Más información: www.palazzinagrassi.com Por Isabel Ibáñez de la Calle

Arquitectura del xvi, diseño del xxi.

Más allá de lo imaginable • Un año le tomó a Emanuele Garosci encontrar la embarcación de sus sueños, que llevaría a los huéspedes del hotel al Canale Grande: un Celli original de 1962. • Los huéspedes pueden tomar el desayuno en el lugar que quieran a la hora que quieran. Y empaparse verdaderamente de la esencia de la ciudad, guiados por lugareños que muestran la Venecia que se vive y no la que se visita. • Los mejores libreros locales seleccionaron textos antiguos que los huéspedes pueden gozar durante su estancia.

Antes de sentarse

en Buenos Aires Tres guías obligadas para el viajero que quiere comer y beber como se debe en la capital argentina. Tres guías publicadas a fines de 2009 por Editorial Planeta descubren al viajero los verdadores sabores de Buenos Aires. Dos de ellas tienen el mismo autor, Pietro Sorba: italiano, periodista y crítico gastronómico. Con los títulos Bodegones de Buenos Aires y Parrillas de Buenos Aires, ofrecen una descripción de la comida y el ambiente de viejos restaurantes de la capital y de parrillas que no han sucumbido a la estampida fashion, con manteles de tela, meseros que saben lo que sirven 42 • Travesías

y donde se lucen los buenos viejos platos porteños: milanesas, pucheros, bifes y guisos. La otra guía lleva la firma de Inés de los Santos, ex bartender del Gran Bar Danzón. Barras y Bares de Buenos Aires recorre clásicos nuevos —Milion o La Cigale—, confiterías añejas y lujosas —Las Violetas o el Café Tortoni—, y espacios menos conocidos que explotan el encanto de lo cutre, como Lo de Roberto, un viejo bar donde se juntan tangueros de toda la vida. Por Leila Guerriero


bien enterado

bien enterado

Una barrica decorada por Pablo Siquier.

Arte contemporáneo y buen vino La bodega navarro correas se pone la camiseta de promotora de arte invitando artistas a intervenir sus barricas y etiquetas. Desde los frescos egipcios que reproducen el pisado de la uva hasta las esculturas griegas que presentan escenas de recolección, sobran los ejemplos en los que el arte y el vino están unidos. Y en el caso de la bodega argentina Navarro Correas son las etiquetas de su Colección Privada las que desde hace varios años sirven como escaparate para el arte. La novedad es que ahora la firma invitó a trabajar a un grupo de artistas plásticos contemporáneos, elegidos en el marco de un convenio establecido con Mapas de las Artes —una guía de galerías, museos y centros culturales de las principales zonas de Buenos Aires—. Entre los artistas que participaron en este proyecto se encuentran: Jorge Macchi, Pablo Siquier y Carolina Antoniadis.

Las barricas intervenidas por los invitados se exhibieron y subastaron el pasado noviembre. Más tarde, un jurado seleccionó a los artistas que diseñaron las nuevas etiquetas para la Colección Privada de la bodega. Además, con los ingresos de las barricas subastadas se recaudaron fondos para la Fundación Crear Vale la Pena, una ong que desde 1997 promueve en Argentina la inclusión social de jóvenes con carencias, a partir de la educación y la producción artística. Finalmente, con la nueva vendimia ahora de marzo se estrenarán las etiquetas que acompañarán al mejor vino de Navarro Correas como la que Pablo Siquier creó para la Colección Privada Selección del Enólogo. Más información: www.ncorreas.com Por Valeria Vizzon Travesías

43


El turismo

12 del mañana en

ejemplos El mes próximo, en la Cumbre del Consejo Mundial de los Viajes y el Turismo (wttc, por sus siglas en inglés), se presentarán los ganadores de los Tourism for Tomorrow Awards. En espera de los resultados, decidimos presentar a cada uno de los 12 finalistas ya que, a nuestro criterio, cualquier empresa que haga las cosas bien, de manera responsable, es un ejemplo a seguir.

1ª CATEGORÍA:

NEGOCIO DE TURISMO A NIVEL GLOBAL

Accor www.accor.com La lucha en contra del sida o la capacitación del personal para detectar sospechosos en la práctica del turismo sexual con menores no son prácticas que forzosamente tengan que figurar en las tareas de una empresa como Accor, con 150 mil empleados y presencia en 100 países. Sin embargo, esta compañía francesa —que abarca marcas como Novotel, Ibis y Mercure— fue reconocida ante todo por compromisos como éstos. Banyan Tree www.banyantree.com Apenas en 1994, este nombre aludía únicamente a un pequeño resort en Phuket, Tailandia. Ahora, tan sólo en México, ya operan el de Mayakoba y el de Acapulco, entre decenas de hoteles en 30 países. Y, para

44 • Travesías

abastecerse de personalidad de calidad, en 2008 lazó la Banyan Tree Management Academy (btma). Entre sus otros proyectos de desarrollo sustentable está el Green Imperative Fund: por cada dólar donado por los huéspedes para proyectos comunitarios, la compañía pone otro más. Wilderness Safaris, South Africa & Global www.wilderness-safaris.com Ante todo, Wilderness Safaris es una organización de conservación. Si se ha dedicado a ofrecer algunas de las más tentadoras experiencias de viaje, es porque sus fundadores creen que el ecoturismo es la manera más eficaz de lograr la preservación de la biodiversidad y las culturas locales en la era moderna.


2ª CATEGORÍA:

ADMINISTRACIÓN DE DESTINO

Botswana Tourism Board www.botswanatourism.co.bw Como un opulento paréntesis en el paisaje desértico de Botswana, el Delta del Okavango es un área dotada de agua y vida salvaje, que incluye las colinas de Tsodilo, declaradas patrimonio de la unesco, y la Reserva de Moremi. Por ello, el país implementó un modelo de turismo de poca densidad pero altas tarifas, que beneficia a varias áreas al mismo tiempo. Ministerio de Turismo de Montenegro www.visit-montenegro.com En la Constitución de Montenergro, de 1991, se considera a este hermoso país bañado por el Adriático, como el primer Estado eco-

3ª CATEGORÍA: CONSERVACIÓN

Inkaterra www.inkaterra.com Con sus magníficos hoteles y campamentos en Cusco, Machu Pichu y la selva del Amazonas, esta compañía peruana de turismo e investigación ecológica ha permitido el descubrimiento de 15 nuevas especies tan sólo en los confines de sus propiedades. Es una compañía neutra en sus emisiones de carbono y que tiene la mayor colección privada de orquídeas, con 372 especies nativas. Singita Grumeti Reserves, Tanzania www.singita.com El modelo de Singita propone tres lujosísimos lodges estratégicamente erigidos en la ruta migratoria de los animales, de mo-

4ª CATEGORÍA:

BENEFICIO A LAS COMUNIDADES

Namibia’s Communal Conservancy Tourism Sector (NACSO) www.nacso.org.na La Constitución de Namibia es la primera de África en incluir el tema de la protección del Medio Ambiente. Así, se ha logrado la recuperación del hábitat del león, el elefante y el rinoceronte. Al mismo tiempo, los beneficios que trae el turismo se han reflejados en las comunidades. Tourindia, India www.tourindiakerala.com Basada en Trivandrum, Kerala, esta compañía ofrece cruceros en antiguos buques de

lógico del mundo, con 20% de su territorio protegido. Y, dado que el turismo representa más de 20% del producto interno bruto, las iniciativas se han enfocado al turismo de naturaleza, con apoyos a pequeñas empresas. Mount Huangshan Scenic Site, China www.tourmart.cn En la provincia de Anhui, en el este de China la unesco ha reconocido no sólo su cultura y sus atributos naturales, sino la labor de su comité administrativo, que ha establecido un museo ecológico y un instituto de pintura y caligrafía. Se trata de un destino con 4 500 empleados, 900 de los cuales están dedicados a la conservación de la naturaleza.

do que los ingresos permitan preservar esta delicada zona del ecosistema del Serengeti Mara. Y el foco está tanto en el cuidado de los animales —con iniciativas que incluyen la prevención de la caza ilegal— como en las comunidades, con exitosas iniciativas de educación. Emirates Hotels & Resorts www.emirateshotelsresorts.com La filosofía de esta empresa, que nace de la aerolínea homónima, tiene como fines la preservación de la biodiversidad y la reducción de emisiones nocivas. Por eso, sus resorts implementan proyectos de rehabilitación de hábitat y protección de vida salvaje, así como la reintroducción de especies en peligro en reservas científicas.

carga convertidos en casas flotantes. Con la restauración de 650 de esas casas, Tourindia ha creado no sólo una importante fuente de empleo, sino que ha dado nueva vida a los modos tradicionales de construir barcos. Whale Watch Kaikoura, Nueva Zelanda www.whalewatch.co.nz A pesar de habitar la península de Kaikoura desde hace más de mil años, los maori estuvieron a punto de verse reubicados. Sin embargo, gracias al negocio de avistamiento de cachalotes han logrado recuperar la zona, y combatir los otrora preocupantes índices de pobreza.


La Mansión y Torre de Four Seasons.

Entrada a La Mansión. Four Seasons Resort Carmelo, Uruguay.

44 • Travesías

Suite 103 de La Mansión.


PUBLI RREPOR TAJE

LA MANSIÓN

DE FOUR SEASONS HOTEL BUENOS AIRES

Antiguos lujos, comodidades de hoy Un regalo espléndido El 8 de mayo de 1916 se abrieron las puertas de la iglesia San Agustín en Buenos Aires para que Elena Peña desfilara hacia el altar vestida de blanco. El novio, Félix de Alzaga Unzué, la esperaba con la promesa de una vida por delante, y con un regalo muy especial: una de las mansiones más maravillosas de toda la ciudad. Fue el arquitecto inglés Robert Prentice quien edificó la magnífica construcción de estilo Beaux Arts, que habitarían los recién casados en 1920. Y que representaría la opulencia en que vivía Argentina entre 1890 y 1940. De la “Belle Époque” al Wi-Fi La Mansión vio menguada su preservación debido al lógico desgaste del tiempo. En diciembre de 2001, el Four Seasons adquirió la propiedad. Y a mediados de 2007, inició una millonaria restauración para darle un nuevo aspecto a su interior. Sus siete suites, las más exclusivas de toda la ciudad, y los salones de la recepción en la planta baja, fueron redecorados y restaurados por el arquitecto Francisco López Bustos. En cuanto a la tecnología, La Mansión ha sido equipada con lo más avanzado: televisores lcd, reproductores de dvd y cd, celulares, dos líneas de teléfonos con tecnología ip, internet de banda ancha e inalámbrica de alta velocidad, entre otros servicios. Los salones, también restaurados, resultan ideales para bodas y eventos de toda clase. Y el brunch dominical es el más cotizado de la ciudad.

La torre principal del Four Seasons Hotel Buenos Aires Entre los múltiples atractivos del hotel, destaca la torre con decoración contemporánea. Aquí se ubica uno de los health clubs más premiados de Sudamérica, único en el área de Recoleta con vista a los jardines donde se emplaza la alberca climatizada. El gimnasio del hotel está equipado con aparatos italianos. Y el spa es ideal para relajarse con tratamientos y productos totalmente naturales. Su restaurante, Le Mistral, ofrece tapas y cocina mediterránea. También se puede degustar el famoso bife argentino y una gran selección de vinos locales. Y los sábados por la noche se presenta un show de tango en el bar Le Dôme. A sólo 20 minutos de Buenos Aires: Four Seasons Carmelo, Uruguay Four Seasons Resort Carmelo es un paraíso ubicado a pocos minutos en avión de Buenos Aires. El resort sorprende por su decoración asiática, con piezas de arte y esculturas de Bali. En 44 hectáreas de eucaliptos y pinos, los huéspedes encontrarán 44 búngalos y suites, dos albercas, una al aire libre con vista al río y otra cubierta ubicada frente al spa y al gimnasio. Un campo de golf de 18 hoyos. Además, los huéspedes pueden disfrutar de cabalgatas con gauchos, asados, comidas en el Gazebo al atardecer y mucho más. Todo, en una estancia dedicada al placer y al descanso.


La guía del viajero hacia destinos QUE INSPIRAN

ABRIL | MAYO 2010

En Español

ESPECIAL: ISLAS

NUEVA ZELANDA

ESPAÑA TAHITÍ LAS MEJORES PLAYAS DEL MUNDO


Miami al sur. Fort Lauderdale al norte. Ningún destino por encima de nosotros. Experimente ir de compras como nunca antes en Bal Harbour Shops, siempre a la vanguardia y a un paso de nuestros hoteles frente al mar. Nutra la mente, el cuerpo y el alma con ejercicios exclusivos a un lado de la playa, así como con los programas del Kids Club, diseñados por el Museo de los Niños de Miami. Estimule los sentidos con las ofertas culturales de la Sinfonía del Nuevo Mundo y la gastronomía original de uno de los tentadores restaurantes de degustación de Bal Harbour. Bal Harbour, donde la vida y el estilo se encuentran.

Desde ahora y hasta el 31 de mayo de 2010, reciba la cuarta noche gratis al reservar sólo tres, en cualquiera de los dos hoteles de Bal Harbour.*

* La oferta de "cuarta noche gratis" no puede combinarse con ninguna otra oferta. Está sujeta a disponibilidad y al bloqueo previo de fechas.


Disfrute este número que VIRTUOSO LIFE EN ESPAÑOL le ofrece

La red Virtuoso cuenta con + de 300 agencias de viajes en todo el mundo Su viaje, PLANEADO POR EXPERTOS Quizá le hagan creer que ahorra tiempo y dinero al planear sus propias vacaciones, pero a quienes confíen en un agente de viajes de Virtuoso, los beneficios le abrirán los ojos: • Ahorre tiempo. Investigar todas las opciones puede tomarle demasiado tiempo y dejarlo exhausto. Deje los detalles en nuestras manos. • Todo acerca de usted. Comenzamos por conocerlo y saber cuáles son sus preferencias. Después, diseñamos unas vacaciones personalizadas, a su medida y la de sus compañeros de viaje. • Extras, ascenso de categoría y acceso. Al ser miembros de Virtuoso, la red de viajes más refinada del mundo, somos capaces de ofrecer a nuestros clientes acceso, amenidades, experiencias y aumentos de categoría que no podrían obtener solos. • Adquiera confianza. ¿Por qué preocuparse durante sus vacaciones esperando a que todo salga como lo planeó? Nuestro negocio son los viajes, así que usted puede relajarse. Simplemente no hay sustituto para los consejos de los expertos y el servicio personalizado, así que llame a su agente de viajes de Virtuoso para organizarlo todo, desde una escapada de fin de semana hasta el viaje de su vida. Contacte hoy a su agente de viajes de Virtuoso. O si desea ayuda para encontrar al agente de viajes de Virtuoso más cerca de usted, llame al +1 (846) 401 7974 o escriba a travel@virtuoso.com

VIRTUOSO Ofrecemos un mundo de diferencia en la experiencia de viajar. Virtuoso se enorgullece de ser parte de la industria de turismo, que da empleo a más de 220 millones de personas en todo el mundo y genera cerca de 10 por ciento del producto nacional bruto global.

o

NOTA IMPORTANTE: Los precios e itinerarios publicados en este folleto están sujetos a cambios o cancelaciones sin previo aviso. Se aplican restricciones. Virtuoso no se hace responsable por cualquier información incorrecta que se publique en Virtuoso Life. Para obtener mayores detalles sobre las promociones aquí presentadas consulte directamente al proveedor de los servicios o a su asesor en viajes de Virtuoso. Recuerde que usted se convertirá automáticamente en miembro del Voyager Club al reservar un crucero por medio de su asesor en viajes de Virtuoso. Las ofertas publicadas en Virtuoso Life son exclusivamente para los miembros de Virtuoso. © 2010 Virtuoso. Todos los derechos reservados. Virtuoso Life en Español es una publicación producida por el equipo de publicidad especializada de la revista Travesías (www.revistatravesias.com), Amatlán 33, col. Condesa, México, D. F. Gerente editorial: Jennifer Rasmussen. Foto de portada: Kieran Scott. Traducción: Valeria Gama. Las marcas VIRTUOSO, VIRTUOSO LIFE, el logo Globe Swirl, y los slogans SPECIALISTS IN THE ART OF TRAVEL y RETURN ON LIFE son propiedad de Virtuoso, Ltd., y están registrados en la United States Patent and Trademark Office, así como en varios registros de marcas nacionales alrededor del mundo. MASTERCARD y la Marca de MasterCard son marcas registradas. Todos los derechos reservados.


El M editer r á n eo M ar Negro Eu ropa septentr iona l M ar Bá ltico A lask a Ca na dá Nueva Inglater r a El Ca r ibe L as Ber mudas H awai M éx ico Ca na l de Pa na m á Suda mér ica Asia y el Pacífico Austr a lia Nueva Zela n da Á fr ica Viajes por el mu n do

Maravilloso

Lo invitamos a darse el gusto. A estar de pie en la baranda, en actitud de asombro silencioso frente a la separación de un iceberg de un gran témpano de hielo o presenciando un atardecer abrasador. A saborear la sencillez de la fruta y la complejidad del vino; a respirar el aire dulce de la medianoche en el ecuador; a entregarse a un spa por la tarde. Lo invitamos a que sus cinco sentidos se sientan agradecidos al unísono. Lo invitamos, y estamos a su servicio. Para reservaciones, por favor contacte a su agente de viajes de Virtuoso.

Registro del barco: Holanda


PASAPORTE noticias virtuoso de hoteles, cruceros y tours

Nueva onda: el Museo Nacional de Arte del Siglo XXI de Roma.

TIEMPOS MODERNOS En construcción desde hace 10 años, MAXXI, el Museo Nacional de Arte del siglo XXI, tiene su anticipado debut en Roma esta primavera. La arquitecta Zaha Hadid ideó el primer centro de arte contemporáneo de Italia donde antes había antiguos cuarteles militares con techos transparentes que cubren sinuosas paredes de concreto. MAXXI está subdividido en dos museos, arte y arquitectura, con obras de Andy Warhol, Gerhard Richter y Anish Kapoor, así como diseños de Carlo Scarpa, entre otros. www.maxxi.beniculturali.it. POR Elaine Glusac A B R I L | M AYO 2 0 1 0

V


PASAPORTE Pregunte al experto

P: ¿Cuál es su isla favorita para vacaciones en familia? • “Atlantis en las Bahamas es un favorito comprobado y verdadero por los acuarios y la oportunidad de nadar con delfines.”

• “Kauai y ambos lados de Maui son éxitos constantes. En Maui, las familias

disfrutarán del submarino Atlantis, una salida para hacer buceo de superficie y navegar en velero a Molokini, y tirolesa. Cuando los adultos se van a cenar, los niños pueden comerse una rebanada de Shaka Pizza, que entrega la delicia con alegría a su hotel en Wailea. Si todos tienen la edad para apreciar una buena cena, vayan a Cuatro, un nuevo restaurante cerca de Wailea en Kihei.”

• “Las Galápagos ofrecen unas grandes vacaciones. Conozca a Lonesome

George, una gigante tortuga que es la última de su especie, y nade con leones marinos.”

• “Isla Catalina a sólo 42 kilómetros de Los Ángeles, ofrece actividades para todos (nado, excursión y vida silvestre, incluso búfalos). Los ferries salen diariamente desde varios puertos en el sur de California hacia Avalon, la ciudad principal de la isla.”

hotel

esprit saint germain paris

Piense rápido ¿Piensa en la lentitud del tráfico de Tokio? Olvídelo, al menos en el tramo para llegar al aeropuerto. A partir de esta primavera, los viajeros se podrán olvidar de uno de los peores lugares de tráfico del mundo con el nuevo tren de 160 kilómetros por hora que conectará el aeropuerto Narita con el centro de la ciudad en sólo 36 minutos. De manera alternativa, por alrededor de 500 dólares, los que busquen una opción con chofer pueden ahora irse a los cielos con el nuevo helicóptero shuttle de Mori Building City Air Services. La nave, con interiores diseñados por Hermès, hace el recorrido de ida y vuelta 22 veces en el día y supera en velocidad al tren bala por un total de seis minutos. www.mcas.co.jp

Nuestra flota de naves de gran estatura ofrece aventuras auténticas de navegación con velas, con todas las comodidades de un mega yate de lujo. Nosotros llamamos a nuestro estilo a bordo la Experiencia del Mega Yate de Vela. Usted la llamará “las vacaciones perfectas”.

modernista Moooi y alfombras diseñadas por el australiano Akira Isogawa, el nuevo salón de negocios de Qantas, en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, ofrece espacios con estilo donde esperar el próximo vuelo. Y tiene además once regaderas, 14 estaciones de trabajo equipadas con computadoras y Wi-Fi gratuito.

Vuelo español España es el

Ahorros con Star Clippers para clientes Virtuoso: Islas griegas & Turquía Ahorre hasta 40% Rivieras de Italia & Francia Ahorre hasta 45% Italia & Croacia Ahorre hasta 40% Cruce de océanos Ahorre hasta 20%

sentirse en casa en de laVirtuoso rive Llame a su especialista de viajes gauche de parís para reservar para reservaciones e información. contacte a su especialista de Se aplican restricciones. Registro: Luxemburgo. viajes de virtuoso.

Acto de salón Con lámparas del

Vuelos de lujo: el nuevo helicóptero shuttle de Tokio, con interiores diseñados por Hermès, y (arriba) el lounge de Qantas en Hong Kong.

segundo lugar, después de Francia, con mayor tráfico de turistas en el mundo y, el 1 de mayo, American Airlines ayudará a reducir la escasez de asientos con nuevos vuelos directos entre el aeropuerto Kennedy de Nueva York y el de Madrid. Los pasajeros en clase ejecutiva a bordo del Boeing 757 podrán relajarse en asientos completamente reclinables, mientras que los de clase económica podrán pasar el rato con películas en monitores de 17 pulgadas.


Noticias de Virgin Galactic

Listos para despegar El 7 de diciembre, Virgin Galactic presentó la primera nave espacial comercial del mundo con piloto, el Enterprise. Para los más de 300 futuros astronautas y otros que están pensando en apuntarse, he aquí unas cuantas cifras para hacer sonar los silbatos.

• PLAN DE VUELO: 2.5 horas de viaje redondo desde Spaceport America, incluyendo un ascenso de 45 minutos hacia los 15 240 metros con la nave principal, Eve. • Velocidad máxima: 4 000 kph, aproximadamente tres veces la velocidad del sonido. • Fuerzas de gravedad que se experimentan: seis atmósferas. • Minutos de sentirse sin peso: de cuatro a cinco.

Para darse aires

A la deriva en las altas planicies: la aventura más reciente de Micato Safaris.

Los viajeros que buscan ver las grandes migraciones con Micato Safaris tienen una sublime nueva opción: el Olarro Lodge, de siete cabañas y una casa, ubicado en una zona de conservación de 16 200 hectáreas que se asoma sobre las planicies Loita. Entre las exclusivas excursiones disponibles hay desde un safari en helicóptero hasta en globo aerostático que le permitirá ver las manadas de distintas especies de la reserva Masai Mara. Disponible en todo 2010; Olarro Lodge a partir de 540 dólares por persona. Safari en globo a partir de 8 900 para hasta seis personas.


LAISLADELNORTE

ÉPICA Paisajes prístinos, cocina divina y truchas gigantes: el gusto de Nueva Zelanda por lo dramático se conoce mejor de cerca. POR marika mcELROY CAIN FOTOS DE KIERAN SCOTT

VIII

V I R T U OSO L I F E


A

lgunos destinos toman una pátina de excelencia que se bruñen con el paso del tiempo. Nuestra mente regresa

a ellos una y otra vez hasta que están tan lisos y relucientes como un ágata. Así sucede con Nueva Zelanda. Mi primera visita, hace varios años, había sido una carrera apresurada para ir de la punta norte del país hacia Queenstown, en el sur, con muy poco tiempo para detenerme y captar el aroma de los helechos. Regresar era inevitable, pero la segunda ocasión prometí zambullirme en el país y dejar que realmente me impregnara. Con mi amiga (y colega) Korena de acompañante, me dispuse a dar a Nueva Zelanda el lugar que merecía. En lugar de intentar recorrer todo el país, nos concentramos en la Isla del Norte. Aunque la escarpada Isla del Sur, donde se originaron ciertas actividades maniacas como el salto en bungee, atrae a los aventureros para practicar esquí, descensos por rápidos y excursiones de mochila en lugares remotos, la Isla del Norte ofrece actividades más sutiles e igualmente impresionantes. El operador de tours, Seasonz Travel, organizó en detalle ocho días en la Isla del Norte . El itinerario comenzó en la región volcánica, Taupo, en el centro de la isla, donde se encuentra el lago más grande del país e incontables ríos y arroyos. A continuación: un recorrido hacia el sur a Hawke’s Bay, la región vitivinícola costera azotada por el viento. Finalmente, regresaríamos hacia Bay of Islands en el norte para unos cuantos días en el caserío a la orilla del mar de Russell.

Taupo: cuentos de peces y alojamiento de calidad para la reina Llegamos al Huka Lodge en Taupo un día de primavera en todo su esplendor. Corderos y becerros retozaban en los campos; una polluela de ánade azul marchaba con su nidada plumosa a lo largo de una ribera asoleada; y en todas partes, un brillante verdor de vida se desplegaba bajo el cielo azul. En términos de lugares para aterrizar, no se les encuentra mucho más suaves que Huka. Establecido como un campamento de pesca en los años veinte, este alojamiento a la orilla del río ha elevado lo acogedor a una forma de arte. Es formal (la reina Isabel II de Inglaterra se queda aquí), pero no remilgado ni crispado: una enorme chimenea y alfombrado de tartán decoran la casa principal, y las 18 quintas individuales tienen puertas de vidrio plegadizas que se abren hacia el río Waikato, azul zafiro, que corre alegre justo afuera. Hay rincones en interiores y exteriores para disfrutar cenas relajadas: en un embarcadero sobre el río, en el huerto, la biblioteca y más. Un exceso de actividades que atraen, pero ninguna es tan agradable como acomodarse en una silla reclinable en el jardín junto al río, con una cobija de lana, una copa de vino y un libro, durante una o dos horas. Este viaje, no obstante, no era de hibernación, por lo que nos despertamos temprano el segundo día y viajamos una hora al norte hacia Rotorua, una cama caliente, literal, de actividad geotérmica que despide vapor proveniente de manantiales subterráneos, en nubes con azufre. Es un destino popular, aunque fragante, de spa. Declinamos los baños de barro y nos dirigimos a un helipuerto en la orilla del pueblo, donde nuestro piloto, Dave, nos dio chalecos salvavidas y nos ayudó a entrar en el diminuto helicóptero de cuatro pasajeros. El helicóptero voló por el Océano Pacífico, sobre aguas profundas y alcatraces blancos australianos en formación. A poco más de 48 kilómetros de la costa, apareció una isleta vaporosa, y el olor del azufre impregnó

El río Waikato brama desde Huka Falls, en Taupo.

nuestra nave. Dave nos hizo descender en la superficie llena de cráteres de la isla y salimos vistiendo lo último en moda volcánica (casco, máscara para gas), y sintiendo que habíamos aterrizado en un planeta lejano. White Island, un volcán activo casi sumergido por completo, atrae a turistas del continente y a científicos que monitorean y estudian sus sonidos y borboteos. Las gargantas despiden vapor, los arroyos avanzan teñidos del rojo de los minerales, y en las rocas florecen cristales de azufre amarillo neón. Un par de científicos exploraban unas fumarolas a la distancia, mientras Dave nos llevó a lo que parecía ser la salida del sistema de climatización del mundo subterráneo. Desde una abertura enorme se desprendían nubes de vapor. Un lago verde bilis hervía con lentitud (su pH hace parecer al ácido de las baterías algo tan benigno como la leche). Inhalábamos aire fresco a través de las máscaras y nos emocionábamos un poco al saber que el lugar entero podría, en teoría, hacer “kabum” en cualquier momento. Para no ser superado por un simple volcán, el guía de pesca, Chris Brennan, apareció a la entrada de Huka la mañana siguiente. “¿Estamos listos?”, preguntó, llevándonos a su Land Cruiser verde. Mientras conducía, nos entretuvo con historias sobre truchas de seis kilogramos y haber ido de pesca con Barbra Streisand, hasta que nos salimos del camino frente a una barda indefinida. La saltamos con nuestras pesadas botas, riendo a carcajadas y corriendo para seguirle el paso, avanzamos por una arbolada de hojas perennes hacia unos arbustos y bajamos por una ribera inclinada. A B R I L | M AYO 2 0 1 0

IX


La casa principal de Huka Lodge, la cena, y la pesca del dia.

Lo que siguió fueron dos estupendas horas pescando truchas: el arroyo murmuraba, nuestras líneas se movían con suavidad río arriba y abajo, las aves cantaban y, no sin poca ayuda, Korena y yo, alegres cual niñas, capturamos tres hermosas truchas arco iris para después liberarlas. Pescar en Nueva Zelanda, al parecer, es difícil justo para las truchas: el agua es tan clara y los peces tan abundantes, que es sencillo ubicar al pez que quieres río arriba, seguirlo con la línea y esperar a que pique.

Hawke’s Bay: enormes espacios abiertos y hospitalidad maori Después del acogedor Huka Lodge, asomarse a la escarpada Hawke’s Bay desde The Lodge en Cape Kidnappers se sentía como abrir las cortinas para ver la majestuosidad de Nueva Zelanda. Un sólido edificio de estilo country, propiedad del multimillonario estadounidense Julian Robertson, el lugar preside sobre una estación de producción de ovejas de casi 2 500 hectáreas y un campo de golf. Arriba de la cama cuelgan antiguos asientos de tractor; unas puertas de establo sirven de división para separar el espacioso baño del área de dormir, y un balcón privado ofrece vistas de los acantilados de 342 metros donde se supone que el traductor tahitiano del capitán Cook fue secuestrado por maoríes de la región. En la zona, en un vuelo de una hora hacia el sureste de Auckland, los viajeros pueden examinar con detenimiento el encantador pueblo art déco de Napier, recostarse en playas espectaculares y probar cosechas locales en bodegas de renombre como Black Barn. Pero con sólo dos días, recurrimos a Brigid Ormond, la mejor guía de tours del área. Después de un breve paseo por Napier, donde prometimos regresar para ir de compras, recorrimos un mercado de agricultores en Hastings, probando todo en el camino, degustando pan fresco y queso de manufactura local para el almuerzo, y después nos dirigimos a la costa. Al final del camino de grava en el diminuto pueblo de Waimarama, una cabaña de playa salpicada por sal se asoma sobre el infinito Pacífico azul. Orini Gillies, una mujer maorí con cabello rojo corto y el tradicional moko (tatuaje) en labios y mentón, caminó hacia nosotras, cantando un saludo formal maorí que consta de tres partes, y presionó su nariz contra las nuestras, como es costumbre. Conforme caminamos descalzas sobre la playa, ella nos habló sobre su infancia en el lugar, antes de que aparecieran las casas de campo en la costa, y sobre cómo pasaba sus días pescanX

V I R T U OSO L I F E

do y montando su caballo. “Cuando me tuve que mudar por razones de trabajo —nos dijo—, extrañaba esta tierra”. Había pasado menos de una hora escuchando las olas y absorbiendo el roce de la arena y la vista de las montañas que desbordan plantas de hojas perennes, y sabía que tenía que alejarme en poco tiempo. Yo también ya la estaba extrañando. De regreso en el porche de la cabaña, nos encontramos una mesa que haría que Martha Stewart se sintiera poco hospitalaria. Orini se había ocupado de cocinar el abulón fresco que su esposo había traído de una inmersión, y lo añadió a las contribuciones de Brigid de salmón y costillas de cordero con chutney, pan crujiente y queso del mercado de agricultores, jugo ácido de feijoa (un tipo de guayaba), aguacate y jitomate. Hubiera sido suficiente con terminar el viaje en ese momento, riendo con Orini y Brigid como viejas amigas y escuchando las olas romper. Pero teníamos una parada más que hacer.

Bay of Islands: la vida de una aldea y navegar en catamarán Bay of Islands es una dispersión subtropical de 150 islotes donde se originó la nación de Nueva Zelanda, resultado de un tratado en 1840 entre los colonizadores maorí y británicos. Hoy en día es un lugar agradable para disfrutar de unas vacaciones, con marinas que sirven de fachada a los pequeños pueblos costeros y las extensiones de playas arenosas. A Russell, la antigua capital del país y el más bonito de estos pueblos, se llega vía un pequeño ferry que parte del pueblo cercano de Opua. Por su ubicación peninsular, las autoridades han podido eliminar a los depredadores no nativos, volviendo la zona un santuario para el kiwi, el símbolo nacional de Nueva Zelanda. Aunque hay pocas esperanzas de divisar estos tímidos y nocturnos plumeros, los residentes suelen escucharlos durante la noche. “Sólo espere escuchar el sonido de un gato que estrangulan”, nos advirtió un habitante del lugar. Después de una semana de desayunos formales, horarios para los cocteles y cenas de cuatro tiempos, Eagles Nest ofreció un cambio de ritmo muy bienvenido. La propiedad de poco más de 30 hectáreas, con cinco villas, favorece un lujo de actividad libre. Todas las villas, que varían en tamaño y diseño, están equipadas con cocinas completas y abastecidas con lo necesario para el desayuno y las colaciones. ¿Quiere pedir comida tailandesa del pueblo? El personal se la traerá. ¿Prefiere un festín hecho


a la medida? Un chef privado le preparará un banquete en la cocina de su villa. Nuestro refugio de tres habitaciones y tres baños tenía una gama de colores tenue de gris sobre blanco, una techumbre alrededor, una piscina tipo infinity y un jacuzzi, además de un patio trasero con asador. Está bien contemplar la Bay of Islands desde la cubierta privada de la villa, pero para realmente conocer la zona es necesario salir al agua. Rentamos el catamarán de 16 metros, Cool Change, con innovadores mástiles de fibra de carbono diseñados en colaboración con el America’s Cup Team New Zealand, y pasamos medio día de paseo por ensenadas desiertas, observando delfines mular que saltaban en la distancia, y dejando que nuestros pies colgaran sobre las profundidades turquesa. Antes del almuerzo, nos detuvimos cerca de la diminuta Roberton Island y pasamos por las playas de una costa salpicada de miles de conchas rosadas, blancas y violetas. La arena dorada que rodea muchas de las islas, donde los neozelandeses pasan sus vacaciones de verano acampando. Después, deambulamos por el centro de Russell, de tan sólo dos calles, probando helados italianos y haciendo planes para nuestras futuras aventuras. En nuestra última noche, mientras atiborrábamos nuestras maletas con las compras de miel, calcetines de lana y arte, llegó el chef privado. Para cuando habíamos terminado de empacar, nos esperaba un banquete en la mesa del comedor: vieiras a la parrilla, ceviche con salsa de mango, pargo al vapor con limón y limón amarillo, langostino asado. Conforme me quedaba dormida esa noche, escuché un pú-uiip, púuiip, pú-uiip desde los árboles manuka y kanuka alrededor de la villa. Resulta que los kiwis suenan más como pavorreales con hipo que como gatos estrangulados. Si no lo cree, le sugiero comprar un boleto en el siguiente vuelo disponible a Nueva Zelanda para escucharlos con sus propios oídos.

Alojamiento en Cape Kidnappers.

USTED HA VIAJADO BIEN CUANDO los recuerdos más preciados son esas historias que desea compartir.

••

Sólo los yates íntimos navegan en puertos donde los grandes barcos no pueden llegar. Su staff le ofrece servicios personalizados, desde las comodidades de la suite hasta las excursiones en la costa. Las aventuras y experiencias tan personales como íntimas se convertirán en parte de su persona. Sólo a bordo de los Yates de Seabourn usted está no sólo viajando, sino viajando bien. Este 2010 disfrute tarifas dos-por-uno en itinerarios por Europa y Asia. Elija entre más de 80 viajes, que zarpan entre mayo y noviembre. Contacte a su especialista en viajes de Virtuoso y comience la aventura con la *mejor línea en el mundo de cruceros con navíos pequeños. *De acuerdo con los 6,0 0 0 consejeros de viajes de Virtuoso Travel Network y lectores de Travel + Leisure y Condé Nast Traveler. Esta oferta no es compatible con ninguna otra; pueden variar fechas de partida; el cupo es limitado; están sujetos a cambios sin previo aviso y sólo está disponible para los residentes de la Unión Americana. Se aplican algunas restricciones. La información aquí proporcionada es exacta al momento de su publicación. Reserve antes del 31 de mayo de 2010. Seabourn se reserva el derecho a hacer cualquier modificación. Registro de los barcos: Bahamas ©2010 Seabourn.


LO QUE DEBE SABER DE LA ISLA DEL NORTE Cómo llegar, qué hacer y dónde dormir

CÓMO LLEGAR Seasonz Travel nos recibió en el aeropuerto de Auckland con direcciones para manejar, boletos para los vuelos nacionales, celulares locales e instrucciones de llamar en cualquier momento para preguntar cualquier cosa. El viaje de ocho días nos llevó a pescar, explorar un volcán en helicóptero privado, conocer a una persona maorí, muy respetada, en Hawke's Bay, y navegar en la Bay of Islands. Salidas: cualquier día de 2010. Durante nueve días en el sur con Southern World New Zealand, los viajeros se quedan en los alojamientos Treetops, Wharekauhau y Kauri Cliffs, hacen un tour culinario y de vinos en Martinborough, aterrizan en helicóptero en la cima del sagrado Mount Tarawera, y navegan la Bay of Islands a bordo de un yate de motor de 22 metros. Salidas: cualquier día en 2010. DÓNDE DORMIR Entre las cinco villas privadas en Eagles Nest, el mejor lugar es la villa de los dueños, Rahimoana, un palacio contemporáneo de cuatro habitaciones ubicado en la cima de un monte con vistas de 320 grados de la Bay of Islands. Las villas de una y tres habitaciones tienen piscinas privadas y cocinas equipadas. Detalles como pan fresco en las habitaciones, sin teléfonos o televisiones (a menos que se soliciten), servicio atento pero sin abrumar y una ubicación espectacular al lado del río, han hecho del Huka Lodge, de 18 habitaciones, en Taupo, uno de los lugares más populares de Nueva Zelanda.

Kauri Cliffs y su famoso campo de golf se asoman a Matauri Bay en el extremo septentrional de la Isla del Norte. Las 22 suites estilo casa de campo, con porches privados, están en la orilla del bosque nativo, hogar de un majestuoso árbol kauri de 700 años. Los viajeros visitan Lodge at Cape Kidnappers, de 24 habitaciones, en la parte sur de Hawke's Bay, para disfrutar su fina cocina, golf en el campo par 71, al lado de las montañas, tours por la colonia de alcatraces y vistas maravillosas del océano y el rancho en activo de 2 400 hectáreas que lo rodea. Mollies es un retiro glamuroso de 13 suites que se asoma al puerto de la ciudad de Auckland; un gran lugar para pasar una noche urbana antes de partir en un tour a los alojamientos de Nueva Zelanda. La decoración incluye telas con patrones de piel de animales e impecables sofás de piel blanca, y todas las suites tienen balcones privados. El aislamiento en el bosque es lo que reina en Treetops Lodge, cerca de Rotorua. El retiro de 12 habitaciones es una cómoda base para ir a pescar, cazar y excursionar en su accidentado entorno. En el Wharekauhau Lodge & Country Estate, en Palliser Bay, ubicada al extremo sur de la Isla del Norte, los huéspedes pueden deambular a caballo por el rancho activo de ovejas, surfear en la bahía o probar todas las cosechas locales en la cava.

la manera

más lujosa y accesible de experimentar el Pacífico Sur

CONSIDERADO ENTRE LOS 3 MEJORES CRUCEROS PEQUEÑOS DE LUJO

POR CONDÉ NAST TRAVELER

Oferta limitada

ahorre hasta 45% más los extras de las amenidades exclusivas de Virtuoso

¡Contacte hoy mismo a su agente de viajes de Virtuoso! 5048


Palmilla, Los Cabos, México

24 horas más… Vive el momento.

Lo mejor para la primavera Reserve un mínimo de 3 noches consecutivas y reciba la cuarta noche gratis. Adicionalmente reciba por estancia un crédito de hotel de $200 dólares, un certificado de $100 dólares para Alimentos y Bebidas, dos certificados de Spa de $50 dólares de descuento aplicables exclusivamente en tratamientos de 80 minutos de ESPA, amenidad de tequila, servicio de café espresso y té en habitación. Estancia mínima de cuatro noches. Valida hasta el 13 mayo, 2010. Para hacer su reservación y obtener mas información, por favor contacte a su agente de viajes de Virtuoso.


EL PULSO DE LAS ISLAS BALEARES

Desde la vida nocturna de Ibiza, que nunca se detiene, hasta la historia británica de Menorca, las Islas Baleares en España cantan sorprendentes canciones de sirenas. POR JOE YOGERST

e reúnen por la tarde en la saliente rocosa frente al Café del Mar de Ibiza; son hordas de viajeros, ansiosos por participar en uno de los grandes rituales del Mediterráneo moderno. Mochileras en bikini, jet-setters vestidos impecablemente, parejas en su luna de miel, ruidosas familias, nuevos hippies y románticos a la vieja usanza; todos creen que no hay nada mejor que relajarse a la orilla del mar con un buen libro, un vaso de sangría y un atardecer que parece permanecer por siempre. ¿Y ya mencioné la música? Porque es una parte inseparable de la vibra de estas islas españolas. Hace 50 años, mucho después de pasar de isla a isla en el sur de Europa, las frases para bailar Zorba el Griego y las tonadas de películas italianas de Nino Rota, no se podían escapar de la memoria. Ahora, el Balearic Beat, los sonidos chill out de los que Café XIV

V I R T U OSO L I F E

del Mar fue pionero —inseparables de los eternos atardeceres en estas islas—, es el tranquilo soundtrack que suena en mi mente mientras me aventuro por el relajado archipiélago. Flotando en el Mediterráneo occidental, a unos 193 kilómetros (120 millas) de Barcelona, las Islas Baleares comprenden cuatro islas principales bañadas de sol: Ibiza, Formentera, Mallorca y Menorca. La proximidad geográfica y la historia en común han hecho poco para prevenir que este cuarteto evolucione por caminos muy distintos, no sólo entre ellas, sino también del resto de España. Ibiza floreció como un refugio bohemio durante la era fascista de Franco, y como un eje del flower power en los años sesenta; hoy en día es hogar de los clubes nocturnos más grandes y extravagantes del mundo. Formentera es el Mediterráneo de la vieja escuela: aldeas blanqueadas, ancianas vestidas de negro con anchos sombreros de paja, y playas con amplios espacios para extender la toalla. Mallorca es la isla grande con montones de historias y abundancia de castillos, palacios y

(Rocas) Massimo Ripani/SIME/E STOCK PHOTO, (Muchacha en un bote) NANO CALVO

En las rocas: en Ibiza, Sa Pedrera d'es Savinar.


fuertes, así como un vasto campo con viñedos y escarpadas montañas. Menorca fue parte del Imperio británico durante la mayor parte de un siglo, y todavía atrae a sofisticados visitantes anglos.

ATRACCIÓN LEGENDARIA

Ibiza

El vuelo de una hora de Madrid al aeropuerto frente al mar de Ibiza desciende sobre la arenosa Platja d’en Bossa, lo suficientemente cerca como para ver a los juerguistas en los bares de la playa bailando sobre las mesas exteriores. Pero en lugar de ir hacia la estridente vida nocturna de la isla (uno de los 10 mejores “ambientes de fiesta” de todos los tiempos, de acuerdo con una encuesta reciente), yo busco el lado sereno de Ibiza. No sólo el Café del Mar y sus famosas tonadas melodiosas, sino las caminatas en las alturas de los riscos, los bosques de pino y las ensenadas apartadas que se entremezclan con el lado efervescente de la isla. Después de rentar una lancha de velocidad en el concurrido puerto del pueblo de Ibiza, me dirijo hacia Cap Blanc y sus riscos de roca caliza. A poca distancia de la costa se yergue la isla rocosa de Es Vedrà, legendario hogar de las sirenas que atrajeron a marineros griegos en La Odisea. Mecido por un suave oleaje, abro mi copia del clásico y recuerdo el pasaje. En una de las escenas más evocativas de Homero, Odiseo quiere experimentar la encantadora canción de las sirenas, pero no quiere ser llevado a su muerte en las rocas. La solución es hacer que sus hombres se tapen los oídos con cera de abeja y atar firmemente a su capitán al mástil conforme se acercan a la isla. Al escuchar el embrujador llamado de las criaturas, Odiseo les ruega que lo suelten. Pero la tripulación se niega a desatarlo hasta que estén a salvo, lejos del canto. Yo no tengo un dilema así. No hay canciones atrayentes que me seduzcan; no hay más que silencio cuando se apaga el motor. Después de lanzar el ancla por la borda, me zambullo en el mar translúcido y floto sobre mi espalda, pensando sobre todas las leyendas que esta roca ha inspirado. Homero no fue el único cautivado por Es Vedrà. Algunos dicen que es un remanente de la ciudad perdida de Atlántida o los vestigios de una antigua cantera que se usó para construir las pirámides de Egipto. Otra teoría declara que una inusual mezcla de metales y minerales le da a la isla un campo magnético similar al Triángulo de las Bermudas y otros vórtices supernaturales. Durante los años setenta, los hippies locales aseguraban que la roca era un lugar para el aterrizaje de ovnis. Esa declaración pudo haber sido resultado de las drogas o quizá las sirenas de Homero fueron antiguos visitantes extraterrestres. ¿Quién soy yo para decidirlo?

una vuelta rápida alrededor de Sant Francesc Xavier, la diminuta ciudad capital de la isla (aunque llamar al pequeño y apacible lugar una “ciudad” en realidad es una exageración), donde me llama la atención la capilla del siglo XIV del lugar, antes de andar por la costa norte de la isla en búsqueda de dos objetivos muy distintos. Las playas de Formentera son las menos concurridas de cualquiera de las Islas Baleares. Y aunque la isla sí tiene sus tramos de moda (la Platja de ses Illetes, por ejemplo), yo anhelo un pedazo de playa donde mis huellas sean las únicas, si no por una eternidad, al menos ciertamente por un día. Al llegar a la aldea de pescadores de Es Calò, estaciono la motoneta y camino por un entablado que me lleva a la orilla del mar. Una señal segura de aislamiento en cualquier isla del Mediterráneo es asolearse al natural. Y hay bastante piel exhibida en estas playas (incluso un hombre pescando desnudo). Pero cuanto más camino, se vuelve menos concurrido, hasta ser el único en la playa, sin contar a las lagartijas verdes que se escabullen entre los arbustos a los lados. Poco después de medio día estoy otra vez sobre la motoneta, avanzando en zigzag por una ladera escarpada y a lo largo de una planicie árida que muy bien podría estar en México. El camino, y ciertamente toda la isla, al final termina en Punta de sa Ruda, una cima espectacular que cae al eterno mar azul. La blanqueada aldea Far de la Mola todavía conserva a los barcos en la bahía, 150 años después de que se construyó el faro. De un lado encuentro lo que estoy buscando: un monumento en honor a Julio Verne. El padre de la ciencia ficción en apariencia encontró este sitio tan sorprendentemente conmovedor como los visitantes de ahora, ya que se dice que los paisajes azotados por el viento de la isla inspiraron al menos dos de sus obras: la novela fantástica de viajes espaciales, Héctor Servadac, y otra con un nombre muy acertado, El faro del fin del mundo. Ferry a Formentera.

EL MEDITERRÁNEO DE LA VIEJA ESCUELA

Formentera

Unos cuantos días después, me encuentro en el ferry hacia la cercana Formentera para el siguiente tramo de mi viaje por el archipiélago. Nada me pudo haber preparado para el contraste, en casi todos los aspectos, respecto a su isla hermana. En lugar del terreno ondulado y lozano de Ibiza, lo que encuentro es algo mucho más cercano al desierto: planicies rocosas, dunas de arena junto al mar, e incluso nopales. En el puerto La Savina, rento una motoneta y me dispongo a pasear por mi cuenta, navegando con el único mapa que tengo en mi guía. Pero con poco tráfico, una sola avenida principal y apenas más de 50 kilómetros cuadrados de territorio, no hay forma de perderse en Formentera. Me doy A B R I L | M AYO 2 0 1 0

XV


Momentos en Menorca: la romántica Golden Farm.

CORAZÓN Y ALMA

Mallorca

XVI

V I R T U OSO L I F E

Retiro en la arena.

BALEARES BRITÁNICAS

Menorca

La isla vecina, Menorca, es lo suficientemente grande como para tener su propio aeropuerto con vuelos de varias docenas de ciudades europeas. Pero no puedo resistir la noción de que la mejor forma de ir de una isla a otra es por mar: en este caso, otro ferry que te deja en el embarcadero en Mahón, uno de los puertos más grandes del Mediterráneo. En el extremo norte de las Baleares, Menorca es un poco más templada y húmeda que sus primas áridas. Pero lo que en realidad la hace notoria es su duradera herencia anglosajona. Codiciando la ubicación estratégica de la isla y el puerto antes mencionado, los de abrigos rojos tomaron Menorca en 1708, durante la Guerra de Sucesión española, y la conservaron durante casi un siglo. Las aldeas blanqueadas de la isla y las ensenadas color turquesa pueden parecer perfectamente ibéricas, pero su pasado colonial permanece en muchos de sus rincones. Quizá debido a esa herencia, los expatriados británicos continúan favoreciendo a Menorca sobre las otras Baleares; incluso hay un club local (Menorca Britannia) que promueve “la amistad y la comprensión mutua” entre los residentes hispánicos y anglos de la isla. Como tantos otros pueblos baleares, Mahón se conoce mejor a pie, a lo largo de estrechas callejuelas que pondrían a prueba a un asno, ni hablar de un automóvil. Pero muchas de las reliquias británicas están más lejos, y para eso sí es necesario un vehículo. A 1.6 kilómetros por la costa está la aldea de Es Castell y sus villas georgianas teñidas de rojo sangre, donde los británicos alguna vez hicieron el baile escocés, la carrera del Union Jack y bebieron ginebra producida localmente en un lugar que denominaron Georgetown, en honor al rey británico. En el extremo del pueblo, pasé por las pesadas paredes de piedra del Fort Marlborough, uno de los muchos bastiones que un tiempo hicieron de este puerto uno de los más fortificados de Europa. Pero el hallazgo más intrigante es Golden Farm, en la costa norte, una villa del siglo XVIII donde Horatio Nelson y lady Hamilton vivieron parte de su largo e ilícito romance. Localizada en lo alto de un precipicio, la villa se orienta hacia el puerto, y Mahón tiene una vista tan increíble hoy como debió haberlo sido hace unos 200 años. El almirante y su dama sabían una o dos cosas sobre el romance: si alguna vez me escapara con una amante, éste sería el lugar. Un hogar acogedor. Una vista deslumbrante. Las islas perfectas.

(GOLDEN FARM) DOUGH HOUGHTON/ALAMY/ (PLAYA)MASSIMO RIPANI/SIME/ESTOCK/(MUCHACHA)NANO CALVO

Como lo sugiere su nombre, Mallorca es en realidad la isla grande, el corazón y el alma del archipiélago en cuanto a comercio, política y prácticamente todo lo demás (excepto la vida nocturna). Ha sido así durante años, un dominio reconocido por los romanos, quienes nombraron a la isla Balearis Major. Todas las otras islas combinadas cabrían en Mallorca y dejarían espacio libre, una extensión de tierra lo suficientemente grande para ser un país, con una historia que abarca casi todas las épocas del Mediterráneo, desde los fenicios y los griegos hasta los moros y la Inquisición. Toda esta historia se conjunta en Palma de Mallorca, metrópolis tanto de la isla como de las Baleares en su totalidad. Con más de 400 mil residentes, la ciudad se arremolina alrededor de un centro medieval meticulosamente conservado y tiene un movimiento que no se encuentra en otro lugar del archipiélago. Usted podría permanecer durante días o incluso semanas en Palma, estirando el cuello para estudiar los detalles góticos de la catedral La Seu, apreciando a los artistas callejeros en la Plaça Major o paseando bajo los plateros del Passeig d’es Born, donde los habitantes de Palma se pasean al anochecer. La ciudad presume un ambiente chic, creado durante años, que ha sido refugio para los ricos y la realeza. Grace Kelly y el príncipe Rainiero III pasaron su famosa luna de miel aquí en los años cincuenta, y muchos otros los han seguido. La princesa Diana era una visitante frecuente y la familia real española pasa aquí sus vacaciones casi cada verano, refugiados en el Palacio de Marivent en las cercanías al occidente de Palma. No es raro observar a artistas de cine que pasean de tienda en tienda a lo largo de la avenida de moda, Avinguda de Jaume, o ídolos de los deportes que descansan en enormes yates en la marina en Puerto Portals. Después de dejar la vida del glamour atrás (y las calles empedradas), me aventuro al extenso interior de Mallorca, todavía la zona agrícola de las Baleares con numerosas granjas, pero también el mejor lugar para volver a la naturaleza. Esto es especialmente cierto en la Serra de Tramontana, a lo largo del extremo norte de la isla, una región de valles salpicados por pinos y robles, y laderas cubiertas de romero silvestre que alcanzan casi 1.5 kilómetros hacia el cielo de los Baleares, que casi nunca tiene nubes. Me lleva la mayor parte del día excursionar por Camí del Correu, a lo largo de un viejo camino principal que atraviesa las montañas. Pienso que sería mejor recorrer la porción hacia la cima primero, y comienzo desde Banyalbufar en la costa occidental, de manera gradual escalo hacia los campos de terrazas de piedra que rodean el pueblo, hasta voltear y ver más allá del mar. Después de dos horas de excursión, aparece una gran rancho a la vista: La Granja, una finca del siglo XVIII que ha sido convertida en un museo fascinante de artes populares y un café de jardín. Perfectamente cansado de la excursión, me tomo mi tiempo para limpiar un plato de pa amb oli (pan con aceite de oliva) y varias copas de un vino tinto local, antes de regresar a la costa.


LO MEJOR DE LAS ISLAS BALEARES ESTANCIAS CON ESTILO EN LAS ISLAS ESPAÑOLAS PARA IR: Lo destacado del itinerario de cuatro días de Valesa Cultural Services incluye un concierto en el palacio del rey Sancho en la aldea de Valldemossa, una visita al monasterio y los jardines en terraza donde Frédéric Chopin y George Sand pasaban sus inviernos alrededor de 1800, un paseo por la zona antigua de Palma y más. Salidas: cualquier día en 2010; a partir de 1 764 dólares; incluye desayuno y un guía durante tres días. DÓNDE QUEDARSE: Enclavado en las faldas de Sierra de Tramontana en Mallorca y revestido de tosca piedra, el hotel La Residencia, de 59 habitaciones, seduce con exuberantes jardines y espléndidas vistas. Estancia doble a partir de 467 dólares; incluye una botella de bienvenida de cava, desayuno y un masaje de cara y cuero cabelludo para dos, de cortesía. No se pierda del enorme Arabella Spa, uno de los más grandes de Europa, en el apartado St. Regis Mardavall Mallorca Resort. Estancia doble a partir de 792 dólares; incluye desayuno y un masaje de una hora para dos.

En las rocas: Ibiza, Sa Pedrera d'es Savinar.

TM

Refrescante en todos los sentidos de la palabra, Arctic Svalbard es un lugar mágico que pocos viajeros conocen. Explore con expertos naturalistas y fotógrafos de National Geographic; observe y tome fotografías de osos polares majestuosos en su hábitat natural, el hielo marino, y viaje a prístinas zonas salvajes en lo último en barcos de expedición del siglo xxi, el National Geographic Explorer. Contacte a su agente de viajes de Virtuoso para conocer los detalles de la expedición.

Para mÁs detalles y reservaCIONes, CONtaCte a su ageNte de vIajes de vIrtuOsO


LAS MEJORES PLAYAS DEL MUNDO Algunos lugares preferidos para HUNDIR los dedos en la arena.

(COLORES DE LA ARENA) SÍMBOLOS

ROSA

(ICONOS) Deportes acuáticos

Buceo o esnórquel

Pesca

Surfing

Observación de la naturaleza

Paseos de playa

DORADO OSCURO CLARO

XVIII

POR JOE YOGERST

V I R T U OSO L I F E

Historia

Ropa opcional

Para familias

Observación de personas

Música

Fridmar Damm/SIME/ESTOCK PHOTO

Paisaje prístino: playa Anse Source d’Argent, Islas Seychelles.


Islas Seychelles

Anse Source d’Argent La vibra: “Garden of Eden” (anexo al lado del mar) Para escuchar: Nouvelles Seychelles: New Beats from Paradise. Para comer: pescado fresco al vapor dentro de hoja de plátano, en L’Océan en la costa norte de la isla (T. +00 (248) 234 180). Para ir: planee una excursión a La Digue con 7° South; después de almorzar, se podrá relajar en la famosa playa o haga un tour en bicicleta en la isla.

A miles de kilómetros de ciudades principales o zonas industriales, las playas de las Seychelles están entre las más prístinas de nuestro planeta, y ninguna es tan espléndida como Anse Source d’Argent en la diminuta isla La Digue. Como abstractas obras de arte, las formaciones de rocas de granito se mezclan con arena rosada y agua que presume una docena de tonos de azul. Entre las actividades, puede bucear en la superficie, nadar en la laguna dentro del arrecife o ir de excursión al interior en busca de antiguas plantaciones francesas o vida silvestre. SUDÁFRICA

Bahía de Sodwana Fridmar Damm/SIME/ESTOCK PHOTO

S

ÁFRICA

La vibra: Seaside Safari. Para escuchar: “Mama Africa” por Miriam Makeba. Para comer: canasta del pescador con langostinos, calamares y pescado con papas en Leatherbacks Seafood and Grill (Sodwana Bay Lodge; T. +27 (35) 571 6000). Para quedarse: una de las seis casas en &Beyond Phinda Private Game Reserve, a una corta distancia de Bahía de Sodwana (30 kilómetros).

Socializar en la Bahía de Sodwana.

Ubicada en la esquina norte de la larga costa del Océano Índico de Sudáfrica, las olas de Sodwana se encrespan alrededor de la bahía en uno de los mejores lugares de África para practicar el buceo de profundidad y de superficie. Sumérjase en el agua para tener encuentros cercanos con tiburones ballena, delfines, manta rayas y cuatro especies de tortugas marinas. Explore la larga y vacía línea costera a pie, a caballo o en cuatrimotos, y después diríjase al interior para fotografiar a los “cinco grandes” en parques de vida natural como Phinda y Hluhluwe-Umfolozi.

PACÍFICO DEL SUR Australia

Playa de Whitehaven La vibra: salvaje más allá del azul. Para comer: camarones a la parrilla en el campamento de Whitehaven. Para quedarse: más al sur en el archipiélago de Whitsunday se encuentra el resort Qualia, que presenta 60 habitaciones y suites hechas de madera y piedra local.

Compuesta de casi pura sílice, la playa de Whitehaven en las idílicas Islas Whitsunday en Queensland es única en el mundo. Es tan especial, de hecho, que casi la “minan” para instalar antenas de satélite y otros tipos de tecnología hasta que los australianos la convirtieron en parque nacional. No se olvide de sus lentes oscuros, protector solar y sombrero, porque las brillantes arenas blancas de Whitehaven pueden quemar.

ASIA BALI

Playa Sanur La vibra: fabulosa a la antigua. Para escuchar: Banondari, de Uun Budiman y la Jugara Gamelan Orchestra. Para comer: sopa de calabaza con leche de coco y té de limón, y ensalada de langostino con papaya verde en Kayu Manis Café (Jalan Tandakan 6, Shindu Sanur; T. +62 (361) 289 410). Para quedarse: el Amankila, de estilo balinés, ofrece 34 suites rodeadas de terrazas de arroz y selva en las tierras altas cerca de Sanur.

Kuta y Nusa Dua pueden ser más famosas, pero Sanur es la clásica playa

balinesa, una tira de clarísima arena a lo largo de la costa este, conocida por sus aguas tranquilas, enormes árboles de sombra y cafés al aire libre. Reciba un masaje ahí mismo en la playa, o pasee en bicicleta por el camino pavimentado que se extiende casi ocho kilómetros a lo largo del estrecho. Y esté atento para asistir a una ceremonia tradicional balinesa en Sanur, en especial una procesión funeral que termina con el lanzamiento de las cenizas al mar. TAILANDIA

Khao Lak La vibra: encender, sintonizar, desconectar. Para escuchar: Jakajan: Music from New Siam, de Fong Naam. Para quedarse: el resort frente al mar de 56 habitaciones, Sarojin, ofrece un “imagineer”, un asistente personal que crea aventuras a la medida en las aguas y parques nacionales alrededor de Khao Lak.

Una de las áreas de playa más afectadas por el tsunami de 2004, Khao Lak, se ha recuperado desde entonces para convertirse en un resort todavía mejor que el de antes del desastre. Ochenta kilómetros al norte de Phuket, en el Mar de Andamán de aguas azul celeste, las arenas doradas son el frente del interior de parques nacionales de selva alta y riquezas lejos de la costa, como son las Islas Similan. Pero usted puede también descansar en el estrecho, disfrutar de un masaje tailandés en la playa, beber una cerveza Singha helada, o simplemente contemplar el mar.

EUROPA ESPAÑA

Playa de la Concha La vibra: sofisticada costa española. Para escuchar: Sounds of the Basque Country de Asier Polo. Para comer: anchoas de Getaria sobre pan tostado en La Perla (Paseo de la Concha s/n; T. +34 (943) 458 856; www.la-perla.net). Para ir: Plus Travel Spain puede planear un itinerario urbano para conocer San Sebastián, que incluya un descanso en la playa de La Concha.

La mejor playa urbana de Europa se ubica en el corazón de San Sebastián en la costa vasca del norte de España. A B R I L | M AYO 2 0 1 0

XIX


Protegida por el monte Urgull, con su estatua de Jesús, y la Isla de Santa Clara, la bahía es un lugar perfecto para las actividades acuáticas. La dorada arena se ve salpicada de sombrillas blancas y azules durante la temporada alta del verano, pero está deliciosamente vacía durante los meses más lentos. Camine por el paseo marítimo pavimentado, el cual forma parte de la popular ruta del Camino de Santiago por el norte de España. Después del atardecer, la línea de la costa brilla con la luz de los románticos restaurantes frente al mar.

CARIBE REPÚBLICA DOMINICANA

Playa Dominicus

La vibra: colores de David Hockney cobran vida. Para escuchar: Bachata Rosa de Juan Luis Guerra. Para comer: mojitos y ropa vieja en El Cafecito de la Cubana (en la aldea Bayahibe; T. +1 (809) 757 9601). Para quedarse: el golf, el tenis y el polo son los tres elementos distintivos del

enorme resort Casa de Campo, de 450 habitaciones, que se localiza a una media hora de Bayahibe y Dominicus.

Punta Cana recibe toda la atención, pero la playa más fotogénica de República Dominicana es Playa Dominicus, con sus enormes palmeras y el icónico faro blanco y negro. Arena suave, suficiente sombra y agua cálida y traslúcida atraen una mezcla de familias y jóvenes solteros. Los cafés y bodegas a la orilla del mar hacen que el cercano pueblo de Bayahibe evoque al Caribe de antes de los grandes resorts. En los veinte sitios para el buceo en aguas profundas se reúnen los buceadores, mientras que la cercana Isla Sanoa, que forma parte del Parque Nacional del Este, atrae a los interesados en aves y amantes de la naturaleza. Ésta fue la primera playa en el Caribe en hacerse merecedora del estatus Blue Flag de la Foundation for Environmental Education en Europa, por su excepcional calidad del agua, seguridad y esfuerzos ambientales.

SAINT BART’S

Anse du Grand Cul-de-Sac La vibra: Côte d’Azur se va al Caribe. Para comer: foie gras y langostinos tigre en Le Bartolomé (en el hotel Guanahani; T. +0 (590) 276 660). Para quedarse: con 68 búngalos con vista al mar, el Hotel Guanahani & Spa se extiende sobre seis y media hectáreas de jardines privados en una de las penínsulas que forman la bahía Grand Cul-de-Sac.

Como lo sugiere su nombre, este estrecho de inmaculada arena blanca se extiende hacia un enorme “callejón sin salida”, una iluminada ensenada formada por las dos puntas color verde esmeralda. Aún más protegida por un arrecife en el extremo exterior de la bahía, el agua cálida y poco profunda es perfecta para diversos deportes acuáticos. Cul-de-Sac es un refugio para encontrar gente con estilo de la Riviera Francesa, y los restaurantes chic al aire libre dan cabida a grupos cosmopolitas en la playa.

ÚLTIMA LLAMADA VERANO DE 2010 DISPONIBILIDAD DE ESPACIO LIMITADO EN NAVÍOS POR EUROPA

DESCUBRIMIENTOS EUROPEOS DE JUNIO A AGOSTO DE 2010 Todas las habitaciones son suites, con balcones, para sólo 700 huéspedes FECHA NOCHE DESDE/HASTA

NAVÍO

precio: persona a 2x1 y ahorros por $1,000 dólares

Jun 19

15

Copenhague a Copenhague

Seven Seas Voyager

10,550 Dólares

Jul 10

11

Roma a Venecia

Seven Seas Mariner

Jul 28

7

Estocolmo a Copenhague

Seven Seas Voyager

5,295 Dólares

Aug 4

7

Copenhague a Estocolmo

Seven Seas Voyager

5,550 Dólares

Aug 7

12

Roma a Venecia

Seven Seas Mariner

8,395 Dólares

Aug 19

7

Venecia a Atenas

Seven Seas Mariner

4,895 Dólares

Aug 21

7

Copenhague a Estocolmo

Seven Seas Voyager

5,295 Dólares

7,250 Dólares

LA EXPERIENCIA REGENT DE TODO INCLUIDO • Tarifas de 2 x 1 más un bono de ahorros adicional de hasta $1,000 dólares por persona • GRATIS Excursiones ilimitadas en la costa • GRATIS Bebidas, incluyendo finos vinos, cerveza y licores premium, sodas y jugos, agua embotellada, cafés y tés gourmet servidos en todo el barco • GRATIS mini bar dentro de la suite, con suministro diario de sodas y jugos, cerveza y agua embotellada • Todas las propinas del personal

PARA RESERVACIONES, POR FAVOR LLAME A SU AGENTE DE VIAJES DE VIRTUOSO Los descuentos y amenidades se calculan por persona con base en ocupación doble. Las tarifas se aplican a cruceros sólo en dólares, por persona, con base en ocupación doble. Puede cobrarse un extra por combustible para el navío. Todas las tarifas y ofertas se aplican sólo a reservaciones nuevas, sujetas a disponibilidad, y es posible que no puedan combinarse con otras ofertas, se controlan según la capacidad y pueden suprimirse en cualquier momento sin aviso previo. Las tarifas de 2x1 se basan en las tarifas publicadas en los folletos publicitarios; todas las tarifas son sólo para cruceros y no incluyen cargos por prepago, facilidades opcionales o costo de servicios, ni cargos personales, tal y como se define en los Términos y Condiciones del Boleto Contrato del Huésped que puede consultarse en HYPERLINK “http://www.RSSC.com” www. RSSC.com. Todas las tarifas de los folletos pueden no haber resultado en ventas reales en todas las categorías de cabinas y pueden no ser vigentes durante los últimos 90 días. Regent Seven Cruises se reserva el derecho a corregir errores u omisiones y a modificar cualquiera y todas las tarifas, cuotas y cargos extras en cualquier momento. Pueden aplicarse términos y condiciones adicionales. Los términos y condiciones completas pueden encontrarse en el Boleto Contrato del Huésped. Registro del barco: Bahamas y Las Bermudas. © 2010 Regent Seven Seas Cruises IS_MD_10127

TODAS LOS NAVÍOS INCLUYEN: ANFITRIÓN DEL CLUB VOYAGER, FIESTA DE COCTEL PRIVADA Y ACTIVIDAD EXCLUSIVA EN LA COSTA


s

osta

os, gos, t

n veza

ÓN EL

LLEGAMOS UN TIEMPO A SOLAS. SINTIENDO QUE NO EL MUNDO. S PARTIMO BUSCANDO PASAR

EXISTÍA NADIE MÁS EN

Es cierto lo que dicen: para encontrarse, a veces hay que perderse. En Australia, este proceso de transición se conoce como el “walkabout”. Y con un puerto tan espectacular, horizontes tan hermosos y algunos de los lugares más románticos del mundo, no es nada sorprendente que las personas se encuentren a sí mismas aquí, todos los días. Comuníquese con la agencia de viajes Virtuoso en su localidad para obtener más información sobre cómo puede hacer un “walkabout”.


AMÉRICA LATINA BELICE

Península Placencia La vibra: Apocalypse Now se encuentra con Apocalypto. Para escuchar: el clásico de Wagner, Ocaso de los dioses. Para quedarse: las 18 cabañas propiedad de Francis Ford Coppola, inspiradas por el estilo balinés, en el Turtle Inn sobre la playa, tienen techos de palma, terrazas con mosquiteros y refrigeradores llenos de cerveza Belikin.

Buscando un retiro aislado lejos de Hollywood, Francis Ford Coppola dio con Placencia y el resto de Belice. Treinta años después, la península sigue estando sorprendentemente aislada con sus 17.7 kilómetros de suave arena escondida entre el arrecife de coral más largo del hemisferio y un interior repleto con santuarios de jaguares y antiguas ciudades mayas. Explore los puestos en la playa en busca del chocolate Goss elaborado en el lugar, y sumérjase en un helado de tutti-frutti, italiano, hecho en casa. MÉXICO

Playa del amor La vibra: swept away al sur de la frontera. Para escuchar: Boleros para siempre de José Feliciano. Para quedarse: El One&Only Palmilla de 173 habitaciones se trata de la fusión, una combinación perfecta de desierto y océano, aislamiento y celebración, México y el Mediterráneo.

Uno de los tramos más espectaculares de todo México, Playa del Amor se ubica

entre formaciones imponentes de roca en el extremo sur de la península de Baja California. La única forma de llegar a las aisladas arenas doradas es por kayak, taxi acuático o bote privado desde el cercano Cabo San Lucas. Buceo de superficie por el santuario submarino adyacente o reme alrededor de la punta para llegar a El Arco, el famoso arco marino de Cabo. Ande sin prisa por el paso de roca hasta Playa del Divorcio y sus agitadas aguas, en el lado oeste de Land’s End.

ESTADOS UNIDOS HAWAI

Playa de la bahía de Hanalei La vibra: Hawai desenchufado. Para comer: hamburguesa teriyaki y malteada de plátano en Bubba’s (Kuhio Highway, Kapaa; T. +001 (808) 823 0069). Para quedarse: el nuevo St. Regis Princeville Resort, de 252 habitaciones, escala una ladera escarpada cubierta de selva, que se asoma sobre la Bahía Hanalei.

Ubicado cerca del extremo este de la dramática costa Na Pali en Kauai, esta ecléctica playa se arremolina alrededor de una bahía en forma de media luna, del mismo nombre. La ensenada atrae más a lugareños que a turistas, y las tranquilas aguas someras permiten practicar surf, kayak, pesca, buceo de superficie y windsurf. En el pueblo, junto a la bahía de Hanalei y sus alrededores, se filmaron escenas de South Pacific (1958), y es también famoso por su puente de un solo carril y las granjas de taro.

Palapa del One&Only Palmilla.


Travesías alrededor del mundo en el ambiente íntimo de sólo 540 huéspedes internacionales

Suntuosas suites con vista al océano: 95% de ellas incluyen elegantes balcones privados

Llega el nuevo icono de los cruceros de lujo Seis restaurantes sublimes: una cantidad revolucionaria para un barco de ese tamaño

Mayordomos dedicados a satisfacer todos sus caprichos y a anticiparse a cada unos de sus deseos

Aventuras a la medida y fuera de los caminos usuales, organizadas por un concierge instruido

Terapias de spa revitalizantes en 2,500 metros cuadrados de un lujo que invita a la verdadera tranquilidad

Silver Spirit... a océanos de distancia del día a día Para reservar su suite con vista al océano o para más información sobre cualquier viaje de Silversea, contacte a su agente de viajes de Virtuoso.

Distinguido como la mejor línea de cruceros pequeños Encuesta 2008 de los lectores de TRAVEL + LEISURE Siete años CONDÉ NAST TRAVELLER Nueve años A B R I L | M AYO 2 0 1 0

XXIII


D

Virtuoso Life

HOTELES + DESTINOS

Ofertas exclusivas Simplemente no hay nada que sustituya los consejos de los expertos y el servicio personalizado. Como agente de viajes afiliado a Virtuoso, somos miembros de la red de viajes más prestigiosa y bien establecida del mundo. Estamos orgullosos de tener conexiones internas, experiencia en la industria y un valor añadido que usted no podrá encontrar en ninguna otra parte. Con Virtuoso, sus vacaciones se transforman de viajes en los que usted hace las cosas en experiencias de viaje personalizadas. Confíe en nosotros para cualquier cosa, desde un rápido escape de fin de semana hasta un viaje único en la vida.

LUJO AL LADO DEL PACÍFICO PANAMEÑO Ubicado en la costa del Pacífico de Panamá, el hotel Bristol Buenaventura es un destino de lujo a la orilla del mar, en medio de 405 hectáreas de esplendor natural, entre ríos, lagos, vegetación exuberante y prístinas playas. Combina el glamour del viejo mundo con la elegancia tropical; usted quedará impresionado por su refinada elegancia, servicio impecable, comodidad de las habitaciones e infinitas posibilidades. Ya sea navegar por la hermosa costa, jugar golf, disfrutar del nuevo spa Corotu, observar aves o simplemente descansar en la playa, es un destino ideal al que deseará volver una y otra vez. Cada habitación tiene un balcón privado con vistas panorámicas del lago, el océano o el jardín. Si desea más espacio, el hotel ofrece 18 villas para grupos o familias grandes. En su especial de primavera , reciba una noche gratis en una estancia de cinco o más noches, además del desayuno diario para dos y alimentos gratuitos para niños de 10 años o menos. Válida hasta el 15 de julio de 2010. Para más información, contacte a su agente de viajes de Virtuoso.

VIAJES ROMÁNTICOS EN EL CARIBE Entre 162 hectáreas de paisaje tropical en la costa norte de Jamaica se esconde Half Moon, uno de los mejores resorts del Caribe. El paquete Good Life, con todo incluido, es perfecto para una luna de miel: cenas en cualquiera de los restaurantes de cinco estrellas, un masaje suizo de 50 minutos y acceso ilimitado a canchas de tenis, gimnasio y kayaks; además, un obsequio de bienvenida y champaña en su habitación. A partir de 489 dólares por noche, disponible hasta el 14 de diciembre, 2010.

EN NUEVA YORK, ELEGANCIA Y DISTINCIÓN Hôtel Plaza Athénée New York combina la grandiosidad europea con la intimidad de un hotel boutique de lujo, creando un hogar lejos de casa para viajeros sofisticados de todo el mundo. Ubicado en el Upper East Side, lugar de moda y sutil elegancia, colonia residencial y zona ideal para compras, se encuentra a una cuadra de Central Park. Contacte a su agente de Virtuoso para conocer los tres paquetes disponibles: luna de miel y romance, tercera noche gratis y para niños.

DESCUBRA LOS LAGOS ITALIANOS, VENECIA, FLORENCIA Y ROMA El tour de 10 días de Tauck World Discovery lo lleva. Viaje al mejor estilo italiano: reservaciones confirmadas para visitar el Palazzo Ducale y realizar un paseo en góndola en Venecia, un viaje en bote privado por el Lago Como y una visita privada por los museos del Vaticano y la Capilla Sixtina. El tour incluye todos los hoteles y boletos de primera en el tren Eurostar de Venecia a Florencia. Varias salidas disponibles de mayo a octubre de 2010. Desde 5 690 dólares.

XXIV

V I R T U OSO L I F E

* Prec


DESTINOS + CRUCEROS

VIAJE A LAS MARAVILLAS ESCONDIDAS DE LAOS Siga el recorrido de lujo con Remote Lands; asómbrese ante la arquitectura francesa colonial en la ciudad capital de Vientiane, cene en el hogar de una familia local y observe una tradicional ceremonia de celebración de Baci. Usted descubrirá los muchos secretos de este país poco conocido, al visitar sitios del Patrimonio Mundial de la unesco y pasear por las selvas del altiplano. Múltiples salidas disponibles hasta el 31 de diciembre, en un viaje que se puede personalizar por completo.

DESCUBRA CHINA Y SUS MARAVILLAS DESDE EL AGUA Experimente la emoción de un auténtico descubrimiento con el viaje de 12 días de The Yachts of Seabourn’s a bordo del recién remodelado Seabourn Pride, de 208 pasajeros. Navegue desde el resonante Shanghai hasta el cosmopolita Kobe, pasando por Jiangyin y Qingdao, China; Mokpo, Isla Jeju y Busán, Corea del Sur; Nagasaki y Kagoshima, Japón. Disfrute de un ambiente de elegancia casual, con amigables bares abiertos y cenas con elección libre de asiento. Los huéspedes de Virtuoso disfrutarán de una excursión de cortesía por Busán. Parte de Shanghai el 29 de julio, 2010. A partir de 3 999 dólares por persona, en ocupación doble.

NARANJAS, OCRES Y DÍAS DESPEJADOS DEL OTOÑO Explore el este de Canadá y Nueva Inglaterra durante días fríos y despejados resplandecientes con los colores legendarios del otoño en esta región. Pasee por las calles empedradas de la ciudad de Quebec y la avenida flanqueada con mansiones, Cliff Walk, en el viaje inspirador de 11 días de Silversea Cruises. El recorrido comienza con una noche en Montreal e incluye visitas a Prince Edward Island, en Nueva Escocia, y Bar Harbor, en Maine. También gozará una exclusiva excursión en el vibrante Boston. Embarque en Montreal el 24 de septiembre de 2010, para navegar el 25. Si desea conocer los detalles actualizados, contacte a su agente de Virtuoso.

Europa 2010 LA NAVEGACIÓN LIMITADA CONTINÚA SIENDO NUESTRA MEJOR OFERTA ¡DECIDE AHORA!

REDUCCIÓN DE PRECIO POR $2,000

RIVIERAS RADIANTES

RESPLANDORES MÍTICOS

DE MONTE CARLO A VENECIA 12 DÍAS

DE ESTAMBUL A MONTE CARLO 14 DÍAS

30 de septiembre a bordo de Regatta

15 de octubre a bordo de Insignia

Monte Carlo, Cannes, Cinque Terre (La Spezia), Florencia/Pisa (Livorno), Roma (Civitavecchia) Sorrento/Capri, Taormina (Sicilia), Corfú, Kotor, Dubrovnik, Koper, Venecia

Estambul, Mykonos, Kusadasi, Santorini, Messina (Sicilia), Sorrento/Capri, Amalfi/Positano, Roma (Civitavecchia), Florencia/Pisa (Livorno), Cinque Terre (La Spezia), Toulon, Barcelona, Monte Carlo

LA GRANDEZA DEL MEDITERRÁNEO

TRAS LOS PASOS DE LA HISTORIA

DE MONTE CARLO A VENECIA 12 DÍAS

DE VENECIA A BARCELONA 14 DÍAS

29 de octubre a bordo de Insignia

10 de noviembre a bordo de Insignia

Monte Carlo, Cannes, Cinque Terre (La Spezia), Florencia/Pisa (Livorno), Roma (Civitavecchia), Sorrento/Capri, Taormina (Sicilia), Corfú, Kotor, Dubrovnik, Koper, Venecia

Venecia, Kvar, Dubrovnik, Corfú, Messina (Sicilia), Nápoles, Roma (Civitavecchia), Cinque Terre (La Spezia), Florencia/Pisa (Livorno), Monte Carlo, Provenza (Marsella), Palma de Mallorca, Valencia, Barcelona

EN TARIFASPOR DE CRUCERO 2 X 1 CAMAROTE* ESTA PROMOCIÓN EXPIRA EL 31 DE AGOSTO DE 2010

* Precio promocional sujeto a cambios

Para más información llame a su agente de viajes de Virtuoso


LA IMAGEN INOLVIDABLE

La búsqueda del tesoro BORA BORA, POLINESIA FRANCESA

Descubra una perla negra en el máximo juego de las escondidas.

XXVI

V I R T U OSO L I F E

¿QUÉ? Perlas negras de Tahití. Cultivadas en ostras de labio negro, los souvenirs más preciados del Pacífico Sur, son 100 veces más raras que sus brillantes primas blancas. ¿DÓNDE? La Polinesia Francesa, por supuesto. Los turistas pueden darse un descanso con paseos en helicóptero a plantaciones de vainilla y viajes de pesca para atrapar peces espada y dorado, y visitar una de las muchas granjas de perlas, y después elegir una piedra con el color y la forma perfectos. VENTAJA DEL CONOCEDOR Los viajeros de Virtuoso pueden bucear para buscar perlas negras en la Polinesia Francesa con Tahiti Legends. Las parejas abordan un barco privado para hacer buceo de superficie alrededor de los jardines de coral de Bora Bora, donde descubrirán una perla negra (de la colección de Robert Wan secretamente seleccionada por su pareja el día antes y plantada por el guía), para disfrutar después un almuerzo en la playa con champaña. Salidas: cualquier día de 2010; a partir de 15 000 dólares por pareja, sin incluir la perla (las perlas tienen precios de 200 a 2 000 dólares, dependiendo de su calidad).

Jean-Pierre Pieucho/getty images

Gemas de la isla. La laguna en Tahaa y Bora Bora en el horizonte.


Jean-Pierre Pieucho/getty images

IC Ó NICO

El St. Regis New York es el domicilio más atesorado de la ciudad, cuyas magníficas suites y habitaciones constituyen un escenario dorado para el Butler del St. Regis. Es el heredero de un legado de 100 años de excelencia, compromiso y precisión ininterrumpidas. Un hito amado, que se ubica, para siempre, en la intersección de la tradición eterna y la innovación, donde el deleite epicúreo alcanza nuevas alturas con Adour Alain Ducasse, uno de los destinos culinarios más celebrados en Manhattan.


¿Cuáles son sus GANANCIAS en la VIDA?

{

}

Pregunte a los asesores en cualquier agencia de viajes afiliada a Virtuoso.

Ahora más que nunca, el tiempo que pasa con la familia y amigos es su inversión más valiosa. Para asegurarse de que invierte ese tiempo sabiamente, lo mejor es aprovechar nuestros conocimientos, habilidades y contactos en todo el mundo para diseñar experiencias de viaje especialmente para usted. Nunca había sido mejor momento para invertir en su vida.

VIRTUOSO Hacemos un mundo de diferencia en su experiencia de viaje.

www.virtuoso.com/la


Starck+Dalí = La nueva era de

Le Meurice

D

esde 1835, Le Meurice mira al jardín de las Tullerías, y fue el preferido de la monarquía. Desde sus inicios recibió a decenas de huéspedes ilustres, entre los que destaca Salvador Dalí. El genio del surrealismo se hospedaba un mes al año, durante más de 30, dejando a su paso anécdotas delirantes. Philippe Starck, que desde hace unos años gusta de colocar sus piezas en el interior de los hoteles que diseña, llegó a Le Meurice en la remodelación de 2008. Starck y su hija Ara recogieron el estilo surrealista y lo fundieron con el espíritu clásico y elegante de Le Meurice. El resultado, una obra de arte del siglo xviii para el siglo xxi. El estilo recuerda el lujo dieciochesco con su fabuloso mobiliario y tapicerías de firmas francesas e italianas como Rubelli y Braquenié. En este sentido, la decoración permanece fiel al espíritu elegante y suntuoso con que fue concebido Le Meurice.

Starck, quien se encargó de los espacios comunes, logró firmar un diseño vanguardista, respetando el esplendoroso pasado del hotel, en sintonía con la legendaria extravagancia daliniana. Así, en el impactante hall del hotel destaca el miroir givré o espejo helado. Símbolo de Le Meurice por su intemporalidad, el huésped puede dejar sus huellas en él, día tras día, pues gracias a un sistema de refrigeración el espejo es de hielo. Cada una de las siete plantas cuenta con un estilo característico, con 160 habitaciones magníficamente decoradas por Charles Jouffre. Todas ellas disponen de exquisitos cuartos de baño de mármol con bañera y ducha, con batas y pantuflas, cortesía del hotel. Cada habitación está insonorizada y equipada con aire acondicionado, acceso a internet de alta velocidad, múltiples líneas de teléfono y televisión por cable. Otros elementos de inspiración surrealista son la chimenea, la silla conversación, la mesa-zapatos, la lámpara muletas, la silla Leda o la alfombra que reproduce el cuadro El cuerpo del burro (1928).


PUBLI RREPOR TAJE Le Meurice 228 rue de Rivoli, París T. +33 (1) 4458 1010 www.lemeurice.com

No obstante, si existe un lugar en Le Meurice donde se rinde pleitesía al genio surrealista es exactamente en Le Dali, el restaurante diseñado por Ara Starck, que dirige con genialidad Yannick Alléno (reconocido con tres estrellas Michelin), con un menú, el SANS/ 100%, que es un delirio para los sentidos. El detalle: la silla la dibujó Dalí en 1935 para

el cuadro Femme à la tête rose. Producida en los años noventa por la casa BD, bajo la dirección de Oscar Tusquets, de latón fundido pulido y barnizado, como si de una escultura se tratase. Se respetaron escrupulosamente las indicaciones surrealistas de su autor, a quien le gustaba decir que una silla puede servir incluso para sentarse.


SUDテ:RICA SAFARIS / VINOS / LODGES / TRENES / RESTAURANTES / HOTELES COLONIALES / AVENTURA


SUDÁFRICA

Safari según Singita por Diego Flores Magón fotos de Diego Berruecos El main lounge del Ebony Lodge. Izquierda: Nicky, una ranger de Singita.

Toparse con la escena esperada en una expedición de safari es algo que —casi por protocolo— un resort no puede garantizar. En cambio, todo lo demás –un picnic en el banco de un río, una cena bajo las estrellas, el lodge más acogedor del mundo o una copa de champaña en el momento preciso—, en Singita se puede dar por hecho. Encima, llegan las sorpresas, Que rara vez terminan. a primera noticia del leopardo la tuvimos a las seis de la mañana. Una llamada de la recepción nos despertó para que fuéramos a verlo: se estaba paseando por el lobby. Los que llevaban más de un día en un safari eran veteranos, comparados con los que estábamos recién llegados. Supongo que los veteranos habrán corrido inmediatamente. Yo me di tiempo para lavarme los dientes, y lo perdí. Cuando estuvimos ahí, los huéspedes ya tomaban el café, hablando en voz baja. Su sigilo era la huella palpable del paso del animal.

Nicky, nuestra ranger desde la noche anterior que habíamos llegado, una sudafricana blanca de 24 años, nos dijo que iba con dos cachorros (era hembra); que había retozado con ellos a la vista de todos, y con total indolencia se había marchado, a su tiempo. Esperamos a Jerry y a su mujer, dos turistas retirados de Jacksonville, Florida, vestidos de turistas de Jacksonville, para tomar el primer safari. Al volante del jeep iba Nicky y en otro asiento volado sobre el cofre iba Shad, nuestro tracker, polígamo, hijo de un padre vaquero, de quien heredó el oficio de leer las pisadas escritas en el renglón de la carretera. Hablaba sin dirigirse a nadie en particular —como un médium: “Pasó un elefante joven”. “Anda por ahí el león macho de Travesías • 83


la otra noche: salió a cazar”—. Entonces Nicky tomaba una brecha y anunciaba el objetivo de la partida: iremos a ver elefantes, o iremos a buscar al leopardo. África huele a hierba seca y estiércol de animal vagabundo. A carroña y a diesel. Jerry y su mujer eran veteranos de cuatro días, habían acumulado una cultura prácticamente erudita, para nosotros, de habilidades. “Kudu”, “impala”, decían, adelantándose a la lección de Nicky, cuando aparecían las primeras criaturas, que sólo causan admiración a los principiantes —ciervos de distinto tamaño y cornamenta. El safari es un juego que consiste en atrapar con la mirada a los animales que vagan libremente por la reserva; combina el azar con la destreza. La espera, la anticipación de un momento de asombro, de maravilla, es el estado que le corresponde. Es una cacería incruenta en la que cada presa adquiere un valor proporcional a su escasez y dificultad. Ver un impala no vale nada, porque abunda. Habría cambiado un tesoro, en cambio, por ver a un animal dar muerte a su presa, por ver un sacrificio en la naturaleza, porque la violencia, razonaba, es genuina, es infalsificable, y en su estado priEl atardecer es el momento ideal para observar animales, como este rinoceronte.

84 • Travesías

migenio escasea. Es como la belleza. En esta esperanza se jugaba mi experiencia africana, en la vivencia del salvajismo, en que se entremezclan pureza y peligro. Nicky detuvo el jeep de 12 plazas para andar a pie un trecho más. Ella y Shad cargaron con sus escopetas, que siempre llevaron a la mano. Los rangers de la reserva tienen obligación (y abominación) de matar, si alguna vida humana llega a correr peligro. Nicky nos dijo que nunca había tirado contra una bestia, pero la presencia de su escopeta, en el tablero del jeep, documentaba para nosotros que el peligro era cierto, y esta constatación me complacía. Si no en presencia, cuando menos en potencia estaba aquí, ante nosotros y entre nosotros, el salvajismo. La posibilidad es una forma de estar. El leopardo se convirtió para mí en el símbolo de este modo ambiguo en que se hacía presente la verdad de la naturaleza: ávido, oculto, sigiloso y letal. Esa mañana íbamos a ver rinocerontes, para empezar el día, antes incluso de tomar el desayuno —virtud ascética de cazador—. Teníamos que seguir las instrucciones al pie de la letra, porque el rinoceronte, junto al hipopótamo, es un animal homicida por excelencia en


SUDÁFRICA

Nicky detuvo el jeep de 12 plazas para andar a

pie un trecho más. Ella y Shad cargaron con sus escopetas, que siempre llevaron a la mano. Los de la reserva tienen obligación (y abominación) de matar, si alguna vida humana llega a correr peligro.

Travesías • 85


Arriba: el botín del leopardo sobre las ramas de un árbol. Arriba a la derecha: cena sorpresa en plena reserva. Abajo: el tracker busca con su reflector durante el safari nocturno.

El safari es un juego que consiste en atrapar con

la mirada a los animales que vagan libremente por la reserva; combina el azar con la destreza.

África. Teníamos prohibido hablar, teníamos que pisar con el canto de las plantas para evitar provocar sonidos delatores. Nos acercamos con el viento en contra, para que el aire no transportara al olfato y al oído de la bestia el secreto de nuestra ubicación. Un pájaro gritó. En ese momento los vimos: una familia, dos hembras, un macho, y su cría. Nos acercamos otro poco, casi gateando. Entonces el macho nos percibió, y nos lanzó una mirada que venía de otro mundo. En su fijeza sentí el hastío y la melancolía de la eternidad. Pensé que el contacto de nuestras miradas, esta cercanía, esta verdadera intimidad con el rinoceronte revelaba, de manera paradójica, una lejanía insuperable. Los metros escasos que había entre nosotros y el animal marcaban la separación invisible, pero inviolable, entre dos mundos que colindan sin mezclarse. En la imposibilidad patente de estrechar esa diferencia, descubrí un alivio a la maldición del hombre —todo lo que toca, lo domestica—. Hay algo inasequible en lo salvaje, y en eso radica su pureza. Hay algo inhumano en el mundo: algo sagrado. 86 • Travesías

Nos alejamos primero sigilosa, y luego festivamente, a tomar el té a la orilla de un estanque, con el día en plenitud instalado sobre esa tierra. Algunas cebras desarmadas paseaban a trote y hacían cabriolas, sin reparar en nosotros, como si no existiéramos. Este mundo es único y extraño, pensé, porque podemos estar en él sin afectarlo, ni siquiera con la tenue presión de nuestra presencia. Ésta es la otra verdad de nuestra maldición: en África podemos cultivar la hermosa ilusión de estar en el paraíso —un jardín intacto, intocable—, y la certeza de no poder habitarlo.

Todo viaje es una especie de peregrinación, con etapas­que preparan misteriosamente su culminación emotiva. Nunca sabemos en qué forma se presentará ese momento eminente, pero, como espera de ese instante, el viaje requiere de nosotros una entrega optimista y


SUDテ:RICA

Travesテュas 窶「 87


88 • Travesías


SUDÁFRICA Arriba: Shad, el tracker encargado de divisar a los animales durante el recorrido del safari. Abajo: baño de reyes en la habitación de Boulders Lodge.

confiada a los trabajos interiores del destino. Todo viaje desconoce su verdadero propósito: estamos perdidos al comenzar. Sabemos que al llegar a un aeropuerto desconocido hace falta tomar un taxi para llegar al hotel, para sacar nuestros artículos de baño, para darnos un baño, pero en el fondo todos estos actos son irrelevantes. Son formas para entretener al tiempo, distracciones, fórmulas rituales que procuran, sin saberlo, la epifanía que dará sentido retrospectivo a la totalidad del viaje. Singita era la última etapa de un viaje por la desconcertante Babel sudafricana, un coto privado en el área de Sabi Sands, en el Parque Nacional de Kruger, la reserva más grande de Sudáfrica, en su extremo nororiental. Fue propiedad de un aristócrata sudafricano, y sus herederos decidieron explotarla. Ahora ofrece 24 cabañas en una extensión de 20 mil hectáreas, regadas por el monte, sin bardas. Una combinación asombrosa de los polos antitéticos del lujo trascendental y la rusticidad salvaje. Junto a la piscina de nuestra cabaña, al llegar encontramos boñigas de elefante; la rúbrica del verdadero propietario. Los huéspedes tienen derecho a tomar botellas de la cava sin otro protocolo que entrar a ella y apuntar una etiqueta con el dedo, pero hay que solicitar la escolta de una cuadrilla armada a la recepción, pasada la tarde, para conjurar peligros innecesarios. Una noche, después de cenar, nuestra escolta nos detuvo por el siseo de unos matorrales: a dos metros, nos dio la espalda un elefante que andaba por ahí irritado. El día de los rinocerontes nos dio la tarde en un picnic improvisado sobre el banco de piedra de un río estancado. Hicimos algo de conversación con nuestros compañeros de excursión y regresamos al jeep con las primeras luciérnagas. Tomamos por una brecha. Shad dirigía un reflector a mamíferos vulnerables que siempre nos dieron la espalda, huyendo a su escondite, y búhos que razonablemente ponderaban la vista, desde una copa. Nicky nos indicó un enjambre de luces en la distancia. Luciérnagas, nos dijo, con un guiño de malicia. Monstruosamente grandes e inertes, las di por el alumbrado caótico de una favela. La realidad deprimente, pensé, asomando acusadora desde el otro lado de la reserva. Recordé el reguero interminable de chozas polvorientas que separa Nelspruit, la ciudad más cercana, de la entrada de Kruger: huellas indelebles del apartheid. Éste, como todos los edenes terrenales, pensé, no es más que una ilusión comprada a costa de un compromiso precario con el entorno. La amenaza de la fauna de Kruger, nos habían dicho, no es el cazador furtivo, sino la superpoblación de elefantes. Hasta el término de la guerra civil de Mozambique, que tiene frontera con Kruger, el problema principal de conservación eran los refugiados que invadían el área. Después, la multiplicación espontánea de las especies protegidas, como el elefante. Las autoridades del parque tuvieron que intervenir, permitiendo la cacería controlada.

Este balance ecológico es obra de la intervención racional e intensiva del hombre, pensé. Esto, que ansiamos tomar por salvaje, en buena medida es artificio humano. Seguimos en dirección de las luces. Tan sólo a 20 metros la ilusión dio otro vuelco. Las copas de muchos árboles, dentro de un área circular, estaban adornadas con velas que pendían de las ramas. Cientos de ellas. Un arrobo infantil, genuino e impecable, nos transportó. La decepción es el mejor vestíbulo del asombro, pensé. Tal vez estábamos solos en este mundo, este puñado de gente, los animales ocultos o en duermevela, colaborando mansamente con la benignidad de la noche, en este suelo y bajo este cielo africano. Al sereno, los leones, en algún lugar de la reserva, se acercarían a beber a un estanque. En esa atmósfera de confidencia nos recibieron chefs, sommeliers, rangers de Singita para la cena ceremonial. Nos sentamos a la mesa a reír de cualquier ocurrencia. De vuelta a nuestras cabañas, auscultando el monte con el reflector de Shad, lo vimos. Por el sendero, fugazmente, se deslizó el leopardo hacia la espesura.

Esa noche, antes de despedirnos, Nicky nos dijo que tenía el día libre y lo quería pasar con nosotros, vagando por el monte, “sin los demás”. Desde luego aceptamos. A la mañana siguiente, que fue la última de nuestra venturosa estancia en Singita, fui capaz de señalar una huella de león impresa en el polvo de la vereda. La prueba, sentí, de mi preparación para el momento decisivo del viaje. Por radio, otros rangers avisaron a Nicky que había una jauría de perros salvajes, y fuimos tras ellos, pero nunca los encontramos. Luego fuimos a buscar leones. En mañanas como ésas, encapotadas de niebla, los leones salen a cazar. El sol los aletarga. El frío los tonifica. Pero sólo encontré una huella. Tomando brechas intrincadas, llegamos a un claro. Había catervas de babuinos que vagaban desasosegados. Era la cercanía del leopardo. Leopardos y babuinos cultivan relaciones hostiles, pendencieras. No pueden estar cerca sin que empiece a animarse una camorra —el leopardo, como documentaba la agitación de los monos, andaba cerca—. Había babuinos trepados a los árboles, mirando en grupo al mismo punto perdido de la distancia. Se escuchaba su grito gutural de alarma y de bravata, con el que buscan intimidar y desafiar al felino, un aullido profundo que se abre a una llamada. Algo estaba por ocurrir. Nicky nos dijo abruptamente que iríamos a buscar un ave, y nos llevó a un área distinta, con árboles chaparros, desnudos, en el frío de la mañana. Un ave grande y extraña. “Busquen en la copa de los árboles.” Entonces lo encontramos. Sobre las ramas retorcidas de un árbol sórdido, un venado sin vida lanzaba una mirada tristísima al vacío. Al pie, una hiena ensangrentada custodiaba mezquinamente las vísceras colgantes de esa cosa que ya no era un ciervo, sino el botín del leopardo. Singita Game Reserves T. +27 (21) 683 3424 www.singita.com Desde 1 460 dólares la noche por persona, todo —salvo champaña— incluido. Travesías • 89


Felicity Swanepoel mujer contra cocodrilo (y león, y rinoceronte y…)

En Sudáfrica uno puede estudiar Wildlife Management, algo así como administración de la vida salvaje. Es decir, el amor (¿obsesión?) por los animales no sólo es cosa de quienes vienen de visita, como nos muestra esta mujer recién graduada que consiguió el puesto de sus sueños como ranger de la reserva de Phinda, operada por &Beyond. Por Claudia Itzkowich “Sólo no le digas a mi mamá”, bromea Felicity después de que me cuenta cómo estuvo a punto de ser devorada por un cocodrilo, y las veces que ha sido embestida por leones, elefantes y rinocerontes. Esta muchacha criada en una granja en el pequeño pueblo de Port Edward siempre supo que le gustaría trabajar en la naturaleza. Estudió Ciencias Animales y Wildlife Management en la Universidad de Pretoria y, tan pronto terminó, consiguió trabajo en la importación y exportación de los animales. Pero extrañaba la interacción con la gente. Entonces escuchó hablar de &Beyond (la compañía de viajes y conservación que en ese entonces se llamaba CC Africa) y en particular de la Phinda Private Game Reserve. Muy pronto fue convocada al curso de entrenamiento para rangers —o guardabosque a la sudafricana—, de &Beyond y, tras ocho semanas, ya estaba trabajando en Phinda, donde acaba de cumplir un año. Y qué año. En verano, un día cualquiera comienza a las 4:30 a.m., pues hay que estar lista para recibir con café a los huéspedes a las 5:30, antes de salir al safari: el recorrido es de entre tres y cuatro horas. Y sólo entonces desayuna en el comedor del staff. Luego viene una caminata para mostrar los detalles que suelen escaparse desde el jeep: aves, insectos, árboles, hierbas. Aunque, por mucho, el mayor aliciente de 90 • Travesías

un trabajo como éste es la oportunidad de mostrarle a alguien aquello que siempre ha deseado ver. Los únicos que se cuestionan si una mujer puede hacer su trabajo de ranger igual que un hombre son algunos de los huéspedes escépticos, “pero me encanta mostrarles que no tiene por qué haber

Felicity, la ranger de &Beyond despierta feliz cada día a las 4:30 a.m.

diferencia, y escucharlos decir que conmigo vivieron su mejor experiencia de safari”. El lema de &Beyond es “Care of the Land, Care of the Wildlife and Care of the People”, algo así como el cuidado de la tierra, la vida salvaje y la gente. Y, de hecho, la otra gran satisfacción de Felicity es incluir a personas de las comunidades cercanas en los paseos de safari, para, de ese modo, hacerles entender por qué la conservación es tan importante: “Con &Beyond, no sólo tengo el trabajo de mis sueños sino que sé que estoy haciendo algo por la conservación y las vidas de las comunidades a mi alrededor”, insiste. Además la Fundación &Beyond ha construido escuelas, clínicas y centros de desarrollo en los alrededores de Phinda. El tema del tiempo libre es el que más se complica. Ante el imperativo de llevarse bien con los compañeros de trabajo —trabajan hombro con hombro seis semanas seguidas, y luego descansan dos— están las frecuentes cenas con los huéspedes, y la constante amenaza del despertador que va a sonar a las 4:30. Aun así, siempre hay un momento para hacer un braai, como se llama aquí a las parrilladas, para escaparse al Baobab, el pub que está justo afuera de la reserva o, en las vacaciones, ir a bucear a la cercana Sodwana Bay. Pero cuando uno está justo donde quiere estar, la cuestión del ocio se vuelve, en serio, relativa. Como la del espacio: “Nuestros cuartos son sencillos pero, ¡tenemos 23 mil hectáreas de jardín!”. Y ni cómo negárselo. Ni a ella ni a las feroces bestias con quienes lo comparte.

La reserva de Phinda es una gran escapada para quienes piensen ir a ver los partidos en Durban, pues está a menos de tres horas de carretera; una en avioneta. Desde Johannesburgo, lo mejor es tomar un vuelo, de 1 h 45 min. Más información: http://andbeyond.com


escapada a

NAMIBIA

Algo sucede cuando vamos tan lejos que, aunque no conozcamos nuestro destino, queremos ver algún otro, así sea sólo por el capricho de cruzar una frontera. Pues bien, la opción de Namibia es mucho más que un capricho. O por lo menos uno con fundamentos. Por Diana Goldberg

A Namibia uno va para vivir experiencias únicas en la naturaleza. Ver de cerca los míticos baobabs y vegetación que sobrevive a todo; admirar a los animales de la llanura: antílopes, leones, elefantes, hipopótamos, guepardos; contemplar puestas de sol extraordinarias tras las dunas, las montañas o inmensas planicies; conocer caprichos naturales inimaginables, vestigios de mundos prehistóricos y de las primeras señales de vida humana, y ciudades pequeñas con gente cálida y amable. Independizada del mandato sudafricano apenas en 1990, Namibia fue colonia alemana en el siglo xix y después inglesa. La densidad de población es muy baja y a lo largo de sus caminos es posible pasar horas sin ver otros seres humanos, pero siempre habrá parajes sobrecogedores y animales que tranquilamente pastan o buscan una sombra en las llanuras. A continuación, una ruta para visitar lo fundamental de este país. Windhoek La capital de Namibia es pequeña y extendida con una calle central, Independence Street, donde se alcanza a ver el mayor número de gente reunida a mediodía. La ciudad es también punto de partida para conocer su territorio. Y de bienvenida, siempre habrá alguna mujer de la etnia herero paseando con su elegante traje típico: vestidos victorianos que se llevan con crinolina y telas de gran colorido, y un sombrero que asemeja unos cuernos de vaca. El desierto rojo Considerado el desierto más antiguo del mundo, el Naukluft Desert o Desierto de Namibia está en un parque nacional de gran extensión y sus dunas tienen un color entre

anaranjado y rojizo. Desde los montículos más altos puede verse un horizonte hipnotizante de formaciones arenosas. Se le visita muy temprano, para ver el amanecer, o al atardecer, que son las horas en las que menos pega el sol y se puede descubrir a lo lejos algún órix (el antílope que es también emblema nacional) adentrarse en ese mar de dunas, en apariencia inhabitado. Verlo desde el aire es impresionante (en globo o avioneta), pero la visita por tierra permite un encantador picnic para tomar el desayuno o un sundowner para brindar por el espectacular fin del día. Swakopmund Ubicada en la costa, esta pequeña ciudad tiene un centro agradabilísimo, con casas de madera pintadas de colores pastel y techos de tejas. En sus callecitas hay cafés con mesas al aire libre, tiendas de artesanías regionales y muebles de la estética colonial, restaurantes que ofrecen platillos europeos, un faro y un acuario con enormes tiburones blancos y manta rayas. Skeleton Coast En el camino se pueden hacer varias paradas en santuarios de leones marinos o practicar el sandboarding, e incluso disfrutar la playa. Más al norte empiezan a aparecer los legendarios esqueletos de barcos que salpican ese tramo de la costa. Al igual que en el desierto, se necesita un vehículo de doble tracción, pero también un ánimo muy especial para admirar los enormes navíos encallados en esos parajes desolados. Twyfelfontein, en Damaraland Ya tierra adentro, debe su nombre a que solía ser un lugar con dos manantiales, donde vivía la etnia de los damaras.

SUDÁFRICA

Ahora es un lugar desértico, de montañas rocosas, que nos remonta a la prehistoria. Su vegetación data de miles de años. Y es obligatoria la visita a las pinturas rupestres que muestran figuras humanas de cazadores, mujeres, los animales de la zona e incluso focas y ballenas. Cerca, está el bosque petrificado: un recorrido a pie por vestigios de troncos de árboles convertidos en piedra tras una inundación que ocurrió hace 200 millones de años. En los alrededores, suelen verse manadas de elefantes del desierto, rinocerontes o incluso los famosos perros salvajes de la zona. Parque Nacional Etosha Es uno de los parques más grandes del continente africano y alberga a las grandes y pequeñas especies de la sabana. Tiene un gran salar al centro rodeado de vastas planicies y bosques, con senderos para recorrer en automóvil y miradores para detenerse frente a los hoyos de agua a ver a los animales que se acercan a beber. En un buen día pueden pasar por ahí leones, todo tipo de antílopes, cebras, jirafas, elefantes, zorros, jabalíes, tortugas, hienas, gallinas de guinea y muchísimas variedades de aves más y, los más afortunados y de mirada veloz, lograrán ver a los guepardos. CONSEJOS PRÁCTICOS Desde Sudáfrica son dos horas de vuelo. Sólo que ojo: se necesita tramitar la visa, ya sea desde México a la Embajada de Namibia en Washington, o desde Sudáfrica. Ya ahí, las carreteras y caminos están en excelentes condiciones y son muy seguros. Para dormir, además de lodges, hoteles y bed & breakfasts, hay zonas excelentes para acampar. En el parque Etosha hay tres lodges propiedad del Estado, en muy buenas condiciones. Nuestros operadores De safaris consentidos: www.namibian.org www.wilderness-safaris.com www.andbeyondafrica.com www.micato.com www.abercrombiekent.co.uk Más información: www.namibiatourism.com.na Travesías • 91


i

2

3

i


6

5

6

4

7

N

9

7

8 3

8

2

4

5

9


El Walter Sisulu Square of Dedication de Soweto recuerda la firma de la Carta de la Libertad en 1955. Pテ。gina anterior: alta cocina en el hotel Westcliff.

SUDテ:RICA

EL JOHANNESBURGO DE MR. MANGO

Sin siquiera intentar deshacerse de las preconcepciones, advertencias y primeras impresiones de un continente, Diego Flores Magテウn nos relata su primer viaje a la inabarcable Johannesburgo. Y nos deja con muchas ganas de seguirla descubriendo con ojos propios. por Diego Flores Magテウn / fotos de Diego Berruecos


A pesar de su anhelo toscano, en el

Westcliff más bien se respira un aire de acogedora benignidad victoriana. El restaurante pende sobre el panorama. Un mesero negro lleva una limonada al huésped que juega tenis a la vista de la terraza.

96 • Travesías


SUDÁFRICA

odo viajero tiene imágenes formadas del lugar que se dispone a visitar. Dar con ellas durante el viaje causa la impresión de haber llegado en verdad a él, de haber estado ahí en definitiva, de haber conquistado o adquirido finalmente y para siempre ese lugar. Un elefante visto desde la terraza de mi cuarto de hotel en Johannesburgo me dice —o me quiere decir— que estoy en África. El hotel está sobre una colina, y a sus pies se mira el zoológico de la ciudad; se construyó en esa precisa ubicación considerando la ventaja de que “los huéspedes despierten con los sonidos de África”, según me informa el prontuario que encuentro en la habitación. Este propósito corrobora la impresión de que Johannesburgo se visita en busca de otra cosa que no es precisamente Johannesburgo, en busca de un “África” (la vida salvaje) que en definitiva no está en esta ciudad, si no es en el zoológico —en reproducción a escala, como anticipación escenográfica del paisaje silvestre que está más allá de la ciudad. La noción de Johannesburgo como el umbral de otra cosa (de un territorio bárbaro y mítico) se combina de manera perniciosa con uno de sus problemas, la fama de ser una ciudad inhóspita, para perpetrar sutiles negaciones de lo que Johannesburgo en realidad es, una ciudad enorme y complicada que, si pudiéramos borrar las huellas de la segregación racial que todavía perduran, podría estar en Brasil. Tan pronto como llegamos aquí, la vista del hotel ya nos quiere transportar a otro sitio. El sonido que percibo desde mi balcón, a pesar de la proximidad del zoológico, no es el de la trompeta de ese elefante, que en la distancia, diminuto, podría ser un montículo de concreto, sino de la autopista M1, que también me regala, por un costado, el panorama que se abre a la mirada de mi habitación en el Westcliff (www.westcliff.co.za), un lujoso resort construido según la fantasía de un pueblo toscano, en Parktown, el barrio de los millonarios ostentosos que funTravesías • 97


El Bar que sirve tapas… ¿en Sudáfrica? Sí, el hotel Westcliff es un oasis perdido en el centro de Johannesburgo. El paisaje de su entorno recuerda aquellos tiempos en los que la ciudad tenía fama de ser la más boscosa del mundo. Será quizá por eso que su Polo Bar atrae no sólo a quien se hospeda en el generoso hotel sino también a los lugareños. Asimismo ha llegado el furor de las tapas y junto con las bebidas, este bar ofrece, además de la popular carne seca sudafricana, pinchos de calamar, brochetas de cordero y hasta cous cous.

daron esta ciudad en el apogeo minero de 1880. Johannesburgo nació como un árido boom-town de aventureros codiciosos. Mansiones regadas entre jacarandas. La vista ofrece un verdor inusual, una representación nutrida de la populosa sociedad de 10 millones de árboles (¿cuándo los contaron?) que dignamente sobrellevan la fama de Johannesburgo como la ciudad más boscosa en el mundo. Casas que son fortalezas. Encaramado sobre un peñasco, el Westcliff cumple la promesa de retiro que se formula en sus folletos publicitarios. Me dicen que cerca de aquí, entre el verdor, está la casa de Mandela —en su propio retiro señorial—. Como otros, el Westcliff se construyó bajo el auspicio de los “nuevos tiempos” asociados al primer presidente —y ex presidente— negro del país. En el segundo barrio 98 • Travesías

más rico de la ciudad, el hotel es otra de las caras nuevas de la “nueva Sudáfrica”. La década de 1990, que escombró al mundo de regímenes hoscos y anquilosados, vio también la aparición más bien desgarbada de la democracia sudafricana. También por estos rumbos, el fruto del cambio empezó a amargarse en la boca a la vuelta del siglo xxi. A la derecha de este espesor, por encima de la autopista M1, el rasgo más notorio del paisaje es una torre que dibuja un trazo de 300 metros de altura sobre el horizonte. Como todos los lugares, Johannesburgo se presenta al visitante con una vanidosa enumeración de superlativos: es la ciudad más rica del continente, con más árboles en el mundo. La torre es “la más alta de África”, que es un monstruoso brote de Hillbrow, el barrio que le presta el nombre, y que inspira en algunos la nostalgia apenas reprimida de los “viejos tiempos” de Sudáfrica. Hasta la democracia, era un área exclusiva para blancos. Desde la transición, se pobló hasta el hacinamiento de negros sudafricanos, pero también de inmigrantes de Zimbabwe, Mozambique, Nigeria. Oficinas, hoteles, negocios, departamentos abandonados, ocupados, vandalizados, sirven de imagen a los enemigos del cambio para ilustrar su denuncia, y para acicatear la nostalgia de los “whenwes” (“when we lived in Hillbrow”) que ahora viven en Inglaterra, Australia o Nueva Zelanda, más de un millón de expatriados a partir de 1994. “Safe” es un adjetivo que a menudo llega a la boca de los que se quedaron para calificar lugares, pero también


SUDÁFRICA Soweto recuerda a las favelas pero también a un suburbio cualquiera. Abajo: The Shack, un sencillo bar del barrio.

para calificar a los “viejos tiempos”. Para muchos, la igualdad es una forma de la desprotección. A pesar de su anhelo toscano, en el Westcliff más bien se respira un aire de acogedora benignidad victoriana. El restaurante pende sobre el panorama. Un mesero negro lleva una limonada al huésped que juega tenis a la vista de la terraza. Fuera de retiros como éste, Johannesburgo no mima al viajero con primores obvios —a diferencia, por ejemplo, de Ciudad del Cabo—. Sin nada que se pueda llamar infraestructura turística, las maneras de romper con el cordón que cerca al hotel —un círculo mágico que el viajero franquea de manera triunfal en su primera excursión—, no figuran a la mano. Sin transporte público universal, un resort de esta naturaleza, más todavía si ocupa una colina, se mece entre el cómodo retiro y el aislamiento, incluso el aburrimiento (en la ciudad, hay vagonetas que circulan como locas cargando obreros entre centro y periferia, pero escuché decir venenosamente a un hombre: “they are for black people only”). El peligro proverbial de Johannesburgo es una representación tan obsesiva de esta ciudad como el safari lo es de Sudáfrica. Pero, con poner un pie sobre la calle, todas las figuraciones imaginarias de la “capital del crimen” adquieren proporciones mesuradas. Para trascender el retiro de este hotel ensimismado en su colina, tomé un tour por la favela de Soweto, y bebí, y comí y fraternicé con ellos, los temidos pobres de Sudáfrica. “Safely”.

El pie sobre la calle El hotel dispuso un transporte para llevarme al Museo del Apartheid (www.apartheidmuseum.org). El chofer, cuando atravesamos el centro da la ciudad —que parece Phoenix en su desolación— me pregunta cómo pienso regresar. Siento que me cuidan como a un adolescente que va de fiesta. Mi mamá, Mandy Mankazana, había quedado de recogerme a la salida del Museo del Apartheid. Al salir, me identifica. Soy de los pocos en salir, o tengo el aire extraviado de todos los turistas en esta ciudad. Una mujer enorme y pausada, tocada con una peluca lacia (¿o sería su pelo?) de color rubio, y un escote escabroso, en su vestido azul cobalto. “A hooker”, me había advertido el mayordomo del Westcliff. “¿A dónde quieres ir?”, me pregunta. “No sé”. Soweto es una municipalidad de Johannesburgo que tiene cinco millones de habitantes, sobre todo negros. Sabe a favela, pero también a suburbio. La distancia que media entre Soweto, como periferia, y el centro de la ciudad es la distancia impuesta por el urbanismo racial que preservó por años a Hillbrow en su perdida decencia, y que ahora, como entonces, recorren esas minivans blancas apiñadas de negros. En sus peores retazos, el escenario familiar de la miseria. Gallinas, bolsas de plástico, etcétera. Por una calleja entre chabolas de lámina, nos muestra un “artista” que decora con una escena de los “cinco grandes” el costado de un tendajón vacío, donde otro monta estantes desaliñados para una biblioteca armada con dinero de Imbizo Tours, la compañía fundada por Mandy (www.imbizotours.co.za). El gobierno democrático de Sudáfrica se ha propuesto reconstruir y glorificar la historia de resistencia que condujo a la caída del apartheid en 1994, y que sucede en sitios de Soweto; lugares míticos, etapas de una peregrinación forzosa. Paramos en la Iglesia de Regina Mundi, que conmemora uno de los momentos de resistencia y martirio contra el régimen de discriminación, pero también por la casa que habitó Mandela antes de su retiro (en Orlando, un barrio sin árboles). Una caja de zapatos como todas, toscamente renovada, sobre la calle de Vilakasi. Tras ella, trasponiendo una fachada sin chiste, entre coches que atragantan el acceso, Mandy me descubre The Shack, un bar de parroquianos taciturnos, afables e inactivos, armado en el patio de una casa con láminas de aluminio y asientos percudidos para coche. En este otro retiro, encontré una cosa indolente, espontánea, que se consigue continuamente, como sin querer. Luego me llevó a cenar a la sala de una familia, con parroquianos sentados en sillones forrados con plástico, frente a una televisión que transmite telenovelas acartonadas. Y me invitó a seguirla a un “stripclub”, pero —como un niño que lleva perdido toda la tarde— cabeceaba de forma lastimera en un asiento de su Caribe. Cuando volví al Westcliff, el botones, que apenas me había entregado la habitación, se refirió a mí por mi nombre. “Good evening, mister...” y consultó el apellido en la etiqueta de mi llave: “Mango”. Conservo esa llave como mi souvenir favorito del viaje. Confirmó no sé qué expectativa íntima, haciéndome sentir que había llegado a mi destino de manera definitiva (el elefante se mecía tristemente en su aldea de mentira). Travesías • 99


100 • Travesías


SUDÁFRICA

El otro safari:

LOS tiburones BLANCOS DE SUDÁFRICA

Por Leonardo Faccio

gual que una película de terror o la montaña rusa, bucear dentro de una jaula rodeado de tiburones blancos es una invitación a disfrutar del contradictorio placer que produce el miedo. Las costas del pequeño pueblo sudafricano de Gansbaai, donde se encuentra la mayor concentración de tiburones blancos del mundo, es el mejor punto de partida para emprender este viaje, que depara verdadera relajación después de vivir intensos minutos de asombro. Los tiburones no rugen. Y ese silencio nos sorprende a muchos cuando aterrizamos en Gansbaai. Porque en este apacible pueblo sudafricano uno se enfrenta con desconcierto a una verdad: los herbívoros nos aburren y aunque nos parezcan tontas las películas de buenos y malos, cuando vemos emerger a un tiburón real y sus famosas hileras de dientes disparejos están peligrosamente al alcance de nuestra mano, el contradictorio placer que produce el miedo, de golpe, se interrumpe. Porque el legendario rugido de ese ejemplar de plástico que conoció la fama en la película Tiburón, no aparece. La escena real es muda. Pero nuestra fascinación por el mal sigue ahí, sutil pero fija en sus ojos negros y planos, que devuelven nuestro reflejo con la tenebrosa nitidez de un espejo oscuro. Todo sucede al sur de las luces de Ciudad del Cabo. A dos horas en coche está Gansbaai, que se extiende sobre una planicie amarillenta hasta sumergirse en el Atlántico. El pueblo es un puñado de casas bajas con fachadas blancas y carteles de colores estridentes que anuncian excursiones de buceo, y que agregan al entorno un brillo de modernidad. Aunque Gansbaai sigue siendo un rincón de la Sudáfrica profunda, con calles anchas trazadas según las leyes del apartheid que dominó al país por más de 50 años. Entramos por De Kelders, el barrio de chalets con techos rojos donde vive la comunidad blanca. Los suburbios, ubicados en el sur, son do-

minio de la etnia xosa, la misma a la que pertenece la familia de Nelson Mandela. Al llegar a la costa se ve el puerto, los barcos pesqueros de cascos oxidados. Y no hace falta hablar con nadie para entender que aquí la vida gira entorno al tiburón: la discoteca más concurrida se llama The Sharks y la fiesta más importante —que es en octubre— se anuncia con carteles que dicen Great White Shark Festival. Entre mayo y septiembre, la época en que los tiburones aparecen, los hoteles se llenan. Y aunque Gansbaai también es un patrimonio histórico que conserva en su geografía los rincones donde crecieron los primeros Homo sapiens —el lugar se llama Klipgat Cave y está abierto al público—, el tiburón sigue siendo el rey. La ballena franca austral que llega aquí cuando los tiburones migran —entre octubre y abril— no compite en popularidad. La gente se concentra en los sharks shops, donde se promocionan los guías que ofrecen dos maneras diferentes de ver al tiburón: 1) desde la borda de una lancha o 2) buceando dentro de una jaula. Hay una tercera forma de avistaje que no aparece en los carteles: el buceo sin protección. Una modalidad reservada para documentalistas y científicos. Porque a pesar de que el tiburón blanco es el mayor depredador del océano, y su registro fósil más antiguo data de hace 400 millones de años —es decir, 200 millones de años mayor que el dinosaurio más viejo—, nadie sabe cómo sobrevivió a las mismas catástrofes naturales que dejaron fuera de combate a los animales más resistentes. Para la ciencia son un misterio. Lo mismo para quienes llegamos con una película de terror como referente. Ya lo dijo el novelista Peter Benchley, el autor de la novela Tiburón que en 1975 Steven Spielberg llevó al cine: “En un sentido profundamente tribal, amamos a nuestros monstruos”. Y ésa debe ser la razón que nos arrastra hasta el océano, para verlos personalmente. Travesías • 101

Getty Images

¿Serán las mismas personas las que viajan hasta el sur de África para ver leones y leopardos, que aquellas que se entusiasman con la idea de meterse al mar enjaulado para nadar con feroces tiburones? Y ellas, ¿serán las mismas que irán este verano a Sudáfrica para asistir a los partidos de la copa de futbol? Nosotros intuimos que sí. Y cumplimos con nuestro trabajo: mostrar todo aquello que puede hacerse en este maravilloso país.


Getty Images

Los tiburones más pequeños pueden colarse entre las rejas, he ahí el peligro de la experiencia.

Con la quijada abierta Andre Hartman es el buzo experto en tiburones blancos, más prestigioso del mundo. Vive en Gansbaai. Tiene 60 años, la barba rubia y una página web donde aparece trabajando para National Geographic. Su función es evitar que los camarógrafos emerjan con una pierna menos. Hartman sabe mantener a raya a estos animales que llegan a medir siete metros y pesar una tonelada y media. Por eso le dicen Andre Sharkman. Aunque él prefiere decir que tiene un don. “Hace muchos años vi que el buceo con tiburones era un buen negocio —dice Hartman—. Porque son animales muy curiosos y yo tengo un don para entenderlos. Pero como antes había apartheid no venían muchos turistas a Sudáfrica. Por suerte la imagen del tiburón fue cambiando y la del país también.” Ahora Hartman usa su “don” para sorprender a los turistas. Lo veo esta tarde cuando subimos en su lancha y dejamos atrás las bardas doradas que forman la pequeña bahía. El destino es Dyer Island: la más grande de un grupo de islas habitada por pingüinos y lobos marinos, el principal alimento de los tiburones. Éste es uno de los puntos donde se encuentra la mayor concentración de tiburones blancos del mundo y donde Hartman comienza el ritual para atraer a sus socios: riega el mar con aceite de pescado y arroja en la superficie la silueta de un lobo marino recortada en goma. Recién entonces el señuelo está listo y sólo resta esperar. El mar está tranquilo y las gaviotas sobrevuelan. Nos separan ocho kilómetros del continente y la espera se extiende bajo el sol. Somos nueve personas a bordo y el clima que se respira es el mismo que en Tiburón: largos periodos de tensa espera que se descargan en pocos segundos de adrenalina, cuando el tiburón, por fin, aparece. La aleta emerge del mar y Hartman comienza a recoger el cebo. Deja que el animal se acerque y antes de que su hocico llegue al barco, aparta la carnada y en su lugar pone su mano. Sí, sumerge los dedos hasta que el tiburón choca contra ellos. La tripulación queda pasmada. Hartman hace presión con su mano hacia arriba y, como si fuese un delfín, el pez permanece con la mandíbula abierta y fuera del agua. “El hocico es la parte más sensible del tiburón”, me dijo Hartman, después. Pero en ese momento sólo se escucha el gatilleo de las cámaras que se extingue de a poco, cuando el tiburón se hunde con la lentitud dramática de un buque que se va a pique. Desde la jaula En tierra firme, los que están satisfechos tras haber visto al tiburón desde arriba de la lancha, pasean relajados entre miles de bocas abier102 • Travesías

tas y dientes disparejos estampados en camisetas, llaveros, gorras, tazas. La oferta de souvenirs es abundante en las tiendas de Gansbaai. Los que mañana planeamos bucear dentro de una jaula, en cambio, tenemos en la cara un gesto inevitable de preocupación. ¿Qué pasa si el tiburón se mete en la jaula? Hartman no esconde los riesgos. Por eso antes de cada buceo proyecta un video que todos miramos como alumnos atentos. Primero se ven imágenes de tiburones que nadan mansos en aguas cristalinas. Hasta que aparece un tiburón nervioso que se mete por la ventana de la jaula y hace salir al buzo disparado hacia la superficie. “Sí, los tiburones a veces se cuelan —confirma Hartman— por eso los más pequeños son los más peligrosos: caben entre las rejas.” Sólo entonces nos reparte un documento: al firmarlo dejamos constancia de que nosotros somos los únicos responsables de lo que nos pueda suceder. Pero antes escuchamos una última aclaración. “En la mayoría de los ataques a humanos el tiburón blanco muerde sólo una vez y después suelta. Nos atacan por error”, dice Hartman, con el tono sereno de quien transmite tranquilidad. Y debe ser cierto. Según las estadísticas, menos de 20% de las personas atacadas por tiburones blancos pierden la vida. “Nosotros somos más peligrosos que ellos”, acabó diciendo Hartman antes de que me meta en la jaula y quede a 50 centímetros de la superficie respirando por una manguera. Lo dijo en tono de broma, aunque en gran parte tiene razón. En los años noventa al tiburón blanco se le declaró especie protegida en cinco países —Australia, Sudáfrica, Islas Maldivas y Estados Unidos—, porque se teme que el comercio de aletas deje a la especie en peligro de extinción. Esto alimenta cierto espíritu conservacionista. Pero esta tarde las rejas de la jaula me parecen demasiado débiles y la pequeña ventana, inmensa. El aire llega fresco desde el tanque que está en la lancha y al frente se ve la inmensidad verde del océano. El tiburón demora en aparecer, mientras en la costa están los amigos que te desearon suerte y sobre la borda, la figura de Hartman que prometió sacarte rápido si algo malo llegara a suceder. El agua está helada y el corazón late fuerte bajo el grueso neopreno. Hasta que aparece él, con esa tranquilidad amenazante que transmiten los perros de gran tamaño y esa mirada incomprensiva, tan similar a la de un insecto tropical. El resto es acero puro. Un torpedo vivo que te transforma, con el flashazo de una mirada, en el escuálido protagonista de un zoológico invertido. CÓMO LLEGAR Gansbaai está ubicado a 120 kilómetros al sur de Ciudad del Cabo. Hay autobuses con los que se puede ir y volver el mismo día. Aunque lo recomendable es utilizar coches de alquiler. Otra opción es contratar el servicio directamente con el organizador de las excursiones, Andre Hartman: www.andrehartman.com El precio para el buceo en jaula y avistaje desde una lancha es el mismo: 250 dólares.


Antes de hacer las maletas: hay algunas cosas que conviene saber sudáfrica es un país que ofrece todas las comodidades y servicios, y su gente es muy hospitalaria. Sin embargo, conviene tener en cuenta algunas precauciones. Por Áurea Lara

Visas

Desde 2005 los mexicanos necesitan visa para ir a Sudáfrica. Sin embargo, para quienes van este 2010 a la Copa Mundial de Futbol, hay una especie de fast-track, con menos requisitos, siempre y cuando uno lleve el recibo de la compra de boletos y el itinerario aéreo. El trámite toma alrededor de cinco días y no tiene costo.

Visas a países vecinos Todos los países vecinos (Namibia, Botswana, Zimbabwe y Mozambique) piden visa y los requisitos varían. Conviene investigar antes de salir.

Medidas sanitarias presente en muchos países de África (aunque no en Sudáfrica) y de América Latina, es necesario llevar la cartilla de vacunación. Malaria: cada vez menos presente en Sudáfrica, todavía hay casos en las zonas del norte, incluido Kruger Park. El riesgo depende del tipo de viaje que se haga. Lo mejor es consultar a su médico sobre la conveniencia de tomar el tratamiento profiláctico (no hay otra opción y puede tener efectos secundarios). Y siempre usar repelente contra mosquitos y mangas largas en temporada de lluvias (el verano austral). Fiebre amarilla:

Qué empacar Los meses de mayo a agosto corresponden al invierno del hemisferio sur. Es imprescindible llevar: repelente de mosquitos. camisas o playeras de manga larga. pantalones y calcetines para protegerse de los mosquitos.

suéter o chamarra para las noches. convertidor de corriente. eL voltaje es de 220 voltios. licencia de manejo vigente.

Lecturas

La apasionante historia de este país se refleja en su literatura. Las novelas de dos premios Nobel, Nadine Gordimer y J.M. Coetzee, le permitirán comprender mucho más de lo que pueda ver a simple vista. En especial, Desgracia, de J.M. Coetzee, o Childhood, así como The Pickup, de Nadine Gordimer. Y la autobiografía de Mandela, Long Walk to Freedom, una extraordinaria historia personal. Algunos escritores africanos jóvenes: Niq Mhlongo, Zakes Mda, K. Sello Duiker.

Películas

Disgrace (basada en la novela de Coetzee), District 9 (que retrata Soweto y evoca el apartheid) e Invictus, lanzada en 2009 sobre el fin del apartheid.

Breve glosario El inglés en Sudáfrica es sólo uno del total de 11 idiomas oficiales. Nueve de ellos son autóctonos, como el isiZulu, el que más pobladores hablan; el otro, distinto, es el afrikaans, que se deriva del holandés del siglo xv y ahora lo habla también una parte importante de la población negra y mestiza. El inglés es común a casi todos, pero enriquecido con palabras de otras lenguas: Apartheid: separación (se identifica con la política racial que concluyó oficialmente en 1990). Babbelas: cruda, resaca. Biltong: carne seca y salada (puede ser de avestruz o kudu, un antílope local). Bobotie: platillo típico de origen malayo. Lleva carne picada, especias y huevo. Dorp: ciudad pequeña. Eish!: exclamación de sorpresa, asombro, frustración o rabia. Homelands: los estados “independientes” de ciudadanía obligada para los sudafricanos durante la época del apartheid. También se les conoce como bantustán. Jol: se pronuncia “youl”, significa fiesta, diversión. Jozi: se pronuncia “youzi”, lo mismo que Joburg o Joeys, para referirse a Johannesburgo. Kif: maravilloso. Oke: hombre, muchacho. Taxi: se refiere a transporte colectivo. Township: suburbio de bajos ingresos fuera de las ciudades.

Más información:

Embajada de Sudáfrica en México Andrés Bello 10, piso 9, Edificio Forum, Polanco; T. (55) 1100 4970. www.southafrica.info/travel • www.sre.gob.mx/acreditadas/embajadas/sud.htm Travesías • 103


La vista desde Table Mountain, despuĂŠs de subir por el telefĂŠrico.


SUDÁFRICA

EL CABO QUE SE HIZO CIUDAD TAN PRONTO SE DESCUBRIÓ EL CABO, SE ESTABLECIÓ EL PRIMER IMPERATIVO DEL HALLAZGO: ESQUIVARLO PARA SEGUIRSE DE FRENTE HACIA OTRO LADO. SÓLO DESPUÉS LOS COLONOS DESCUBRIERON MANERAS DE EXPLOTARLO. POR ESO, UNA VISITA A LA CIUDAD QUE HOY SE ERIGE SOBRE LA PUNTA MÁS AUSTRAL DEL CONTINENTE TIENE QUE INCLUIR LAS CICATRICES DE UNA HISTORIA DE MIGRACIONES, INTERCAMBIOS COMERCIALES, OSADOS CAZA FORTUNAS. Y CLARO, BUENOS VINOS LOCALES Y EL MAYOR NÚMERO DE HORAS POSIBLES CON VISTA A TABLE MOUNTAIN. Por Diego Flores Magón Fotos de Diego Berruecos


106 • Travesías


SUDÁFRICA

El rasgo más notable de Ciudad del Cabo es Table Mountain. Apenas deja sitio para la ciudad. Más que dominarla, la arrincona y estruja.

Travesías • 107


Arriba: el sommelier del hotel Cape Grace, con la cava de whiskys más grande del hemisferio sur. Izquierda: sobre Table Mountain.

e encontré con Fahad en la recepción del Cape Grace, el hotel de Ciudad del Cabo donde se quedaron los Clinton cuando visitaron Sudáfrica en 1998. El hotel está en una parte de la ciudad conocida como V&A Waterfront, que algunos describen como un pueblo victoriano de Disneylandia. Desde mi cuarto, se podía ver la marina: yates y veleros y, sobre los muelles de madera, alguna foca ociosa y obesa. Arquitectura de los noventa, un cielo muy claro, una montaña que pendía extrañamente cerca de mi ventana. El hotel está decorado con antigüedades que remiten a la vieja colonia holandesa, el tronco de la herencia occidental sudafricana: balanzas, arcones y candelabros que evocan la vida rústica y tenaz de los granjeros calvinistas que conquistaron este paisaje con sus azadas, granjas, fusiles y caballos. Ante la ventana de mi habitación, el puerto reunía los elementos y evocaba el sabor inconfundible de la postal del “nuevo Sudáfrica”: global, neoliberal, transnacional —arquitectura genérica, con un dejo 108 • Travesías

de soberbia y vulgaridad corporativa—. En la distancia, se miraban las grúas que en Green Point levantaban vigas del estadio que se construía como parte de los preparativos para el Mundial. Todo parecía ir atrasado, y de todo se afirmaba que estaría a tiempo. Invité a Fahad a conocer la vista de mi habitación. “Esto ni siquiera se me asemeja a Ciudad del Cabo”. Es un “Médico sin Fronteras” que trabaja en el área de emergencias de un hospital de Ciudad del Cabo. El día anterior se le había muerto un hombre sobre la plancha del quirófano con una bala incrustada en el cuerpo —lo atacaron para robarle un iPod o un celular, no recuerda—. Rutina de trabajo. Proviene de una familia musulmana típica de la ciudad, de raíz indonesa. Afuera del hotel tenía estacionado su pequeño Caribe blanco, y me llevó a conocer el Bo-Kaap, su barrio natal.

La historia del Cabo repite los motivos principales de la expansión europea en la era de los descubrimientos. Alrededor del Cabo de Buena Esperanza, la punta de la protuberancia continental que comienza en Ciudad del Cabo, Vasco da Gama encontró la manera de librar la


SUDÁFRICA masa continental africana para llegar a las Indias. Los portugueses hicieron un intento desganado por colonizar ese territorio, al pie de la Table Mountain, pero fue la Compañía Holandesa de las Indias Orientales la que sentó sus reales en el siglo xvii, e imprimió su carácter a la ciudad. Instaló una estación de abastecimiento aquí, en el camino a sus colonias del archipiélago indonesio, y ese enclave fue el punto del que partió la colonización del país que ahora se conoce como Sudáfrica. Como fuerza de trabajo, importó esclavos indonesios y malayos a la ciudad, como los ancestros de Fahad. Bo-Kaap es el barrio que habitaron tradicionalmente. Tomó menos de 10 minutos llegar ahí desde el Cape Grace. Sobre la ladera de Signal Hill, uno de los promontorios montañosos de la ciudad, las calles describen pendientes escarpadas. A cada lado, casas de colores vivos: rosa, azul cielo, lila, amarillo. En septiembre, en plena primavera austral, parecía dormido o deshabitado. Era la atmósfera opaca del Ramadán. Todo estaba cerrado o en suspenso. Una tienda de especias despedía los olores ancestrales que animaron la avidez del Renacimiento: pimienta, curry, azafrán. Por aquí y por allá, algunos minaretes indicaban el sitio de las mezquitas, como la de Auwal, en Dorp Street, fundada cuando los ingleses tomaron el cabo, en 1795, y abolieron la esclavitud, y permitieron la libertad de cultos. Aquí nació Fahad; es “coloured” —alguien que, según la taxonomía racial de Sudáfrica, no es ni blanco ni negro—. “Coloured” fue un comodín para denominar a todos los otros: chinos, indios, malayos que formaban la mitad de la población del Cabo. Sus padres vivieron aquí hasta hace poco. El barrio comenzó a “gentrificarse” después de la transición, pero todos los hombres que yo vi alrededor de sus puertas, guardando el ayuno que dicta el Ramadán, iban tocados con fez. Una comunidad piadosa y conservadora.

El rasgo más notable de Ciudad del Cabo es Table Mountain (http:// tablemountain.net). Apenas deja sitio para la ciudad. Más que dominarla, la arrincona y estruja. En el espacio desarticulado y tortuoso que deja libre, está la ciudad, incapaz de crecer si no es fuera de las contadas concavidades que deja la espina montañosa, en dirección a los suburbios interminables a los que nunca van los turistas y que sólo se pueden ver desde lo alto de ahí. En cada perspectiva de la ciudad, la montaña añade una dimensión celestial, ultraterrena. Table Mountain le da a Ciudad del Cabo un aire de Olimpo y de fin del mundo. Es natural que el continente acabe con un gesto de verdadera majestad telúrica. Las nubes constantemente se acumulan, desgarran y agotan en esa cumbre. En los noventa, la gran década sudafricana, se instaló un teleférico que lleva a la cima. Hay que hacer una cola, pagar un precio, pero el espectáculo es uno de los mejores obsequios que regala el país. Desde lo alto, por encima de una sábana de nubes que desgarran estos picos, se abre una perspectiva planetaria. Por debajo de peñascos agrios, el Océano Atlántico se mezcla ante la vista con el Índico: corrientes gélidas. Todas las playas de la ciudad tienen una temperatura ingrata. Y a la derecha, los suburbios que todas las noches, como una oficina puntual, remiten a la plancha de Fahad un hombre herido de bala. No hay nada que hacer, más que mirar. Detrás de nosotros están las rancias regiones vinícolas de Sudáfrica: Groot Constantia, Klein Constantia, Steenberg, donde se pueden ver los ejemplos mejor pre-

servados de arquitectura holandesa en Ciudad del Cabo. Menos impresionante, desde aquí, se ve Robben Island, la isla donde Mandela pasó 18 años encarcelado, ahora un museo que es obligado visitar (www.robben-island.org.za). En esta misma escena, uno puede ver el City Hall, donde Mandela habló, en 1990, tras su liberación, a una multitud de cien mil simpatizantes. Fahad me contó una fábula, mientras tomábamos cerveza y comíamos biltong —la carne seca de todos los pueblos ganaderos— en lo alto de la montaña. En una aldea de Mpumulanga, donde trabajó como médico, le asignaron una casa que se construyó en torno a un árbol magnífico, que era el nido de una mamba negra, la serpiente más venenosa del mundo. Llamó a la guardia forestal y fueron por ella, la atraparon y la llevaron lejos de ahí, pero volvió cuatro veces. Fahad se resignó a vivir en casa de una serpiente, y la serpiente, de vez en cuando, escupía su veneno al cristal que daba a su sala, cuando él andaba por ahí, como signo de repudio y como ostentación de una soberanía puesta en duda. Robben Island sería ese árbol. ÚLTIMOS DATOS Si desde el Cape Grace (www.capegrace.com) uno descubre una ciudad oceánica, el escenario es bien distinto si uno se hospeda en otro sitio. Alpino, por ejemplo, desde el Mount Nelson (www.mountnel son.co.za); urbano desde el Grand Daddy (www.granddaddy.co.za); campestre desde The Cellars-Hohenort (www.cellars-hohenort. com), en un viñedo del siglo xviii, en Constantia. Sobre Table Mountain: casi tan conocido como su silueta, Kirstenbosch, el jardín botánico que cubre sus laderas orientales, es uno de los más hermosos del mundo. Fue el primero que se dedicó específicamente al cultivo de plantas endémicas, es decir, que crecen de manera natural en algún lugar. Y el lugar en cuestión es la región floral del Cabo. Así, gran parte del jardín está dedicada al cultivo de las enigmáticas plantas fynbos (que en afrikáans significa “arbustos magníficos”) que incluyen especies como las proteas, que los europeos confundieron con alcachofas de colores, y las ericas, con flores maravillosas. Travesías • 109


Rovos:

Más información: www.rovos.com

un tren que recorre el tiempo Sólo un nostálgico del pasado colonial pudo haberlo escenificado en un tren como éste. Tan bien, que quienes no pertenecemos ni al país ni a su historia nos sometemos a sus reglas de etiqueta de los años veinte. Y no sólo eso, sino que lo hacemos gustosos. Por Diego Flores Magón / Fotos de Diego Berruecos Si me pregunto qué cosa es Sudáfrica, de manera necesaria recuerdo una imagen. Con mucha frecuencia, la evocación de los sudafricanos cae en las redes de la nostalgia. La imagen que se añora con más asiduidad es una versión idealizada del pasado colonial. El Imperio británico dominó Sudáfrica entre 1806 y 1931. Y la más acabada evocación de ésta era es Rovos, “el tren más suntuoso de la tierra”, obra, más que propiedad, de Rohan Vos. Reproducción, más que evocación, ¿de qué pasado?, le pregunto. “Una era del imperio menos ostentosa, pero igualmente formal. Los veinte. La Inglaterra de Eduardo VII en Sudáfrica. En nuestros días, predomina el

110 • Travesías

desparpajo. Por ejemplo, traes jeans. Aquí queremos recobrar la formalidad”. Vive en Pretoria, pero siempre que parte el tren, vuela a Ciudad del Cabo para estrechar la mano de cada pasajero, y hacer algunos anuncios. Está prohibido usar computadoras personales fuera del camarote, y para cenar es de rigor usar corbata. No hay radios ni televisiones. Los veinte. El día que estuve en la estación, terminado ese ritual, corrió a escuchar el score de un partido de rugby. Sudáfrica ganó. “My nerves!”. No le interesa el soccer, ni tiene planes especiales para la Copa. Es un hombre que juega a coleccionar trenes. Los que tomaba de niño, “as a schoolboy”. Los arma, como juguetes, con

partes que adquiere con celo de anticuario y coleccionista. El orgullo de “El Orgullo de África”, su orgullo, es el compartimento del comedor, restaurado a su aspecto de 1924. Nervaduras de madera y lámparas de corola rosada. Su colaborador es el paisaje africano. “Ayuda”, me dice. Su ruta favorita va de Pretoria a Durban, pero Rovos facilita el pasaje de Ciudad del Cabo a El Cairo, con el intermedio de un avión de los años cuarenta —igual al de Casablanca—. Rovos juega al señorío de un territorio, a escenificar la fantasía del vasto Imperio británico, “una era lejana, en que se podía degustar el misterio y la magia africana con elegancia, relajación y privilegios”.


SUDテ:RICA

Travesテュas 窶「 111


Buen vino, buena conciencia Thandi Wines, la primera casa vinícola en el mundo que fue reconocida por sus estándares internacionales de comercio justo (fair trade), se ha propuesto una meta para los próximos años: convertirse en la primera productora en la que el 100% de los accionistas sean los propios agricultores. Cuando estas comunidades campesinas, negras por cierto, terminen de separarse de The Company of Wine People, los socios que han logrado dar a conocer la marca en el extranjero, el mundo podrá enterarse a qué sabe el más político de los Shiraz, Pinot Noir o Chardonnay jamás embotellado. El aftertaste, irónicamente, muchos ya lo están disfrutando. [CI] Más información: www.thandiwines.com

South African Airways:

bienvenida sudafricana desde el minuto uno Para conformar la cava de a bordo, South African Airways llama a un concurso público, del que obtiene 80 etiquetas que sirve en sus vuelos, y otorga cinco reconocimientos (mejores blanco, tinto, Methode cap classic, port y rosé). Éste es un suceso relevante para la industria local y un dato digno de nota para el viajero ansioso por descubrir el país. De cada botella que se descorcha a bordo, escapa un genio sudafricano. South African Airways invita a estar en Sudáfrica cuando uno aborda uno de sus aviones, dondequiera que esté. Tiene sentido que esta llegada comience por el vino, porque es el “alma de la patria”, en Baudelaire.

Los vinos ganadores para este verano: Trofeo al mejor vino tinto: The MacKenzie 2005 Trofeo al mejor vino blanco: Old Vines Chenin Blanc 2008 Mejor Oporto: Boplaas Cape Tawny Port N/V Mejor cap classique: Philip Jonker Brut Entheos N/V

112 • Travesías


PLATAFORMA Descubra Alaska con Princess Cruises®

El Grand Prix de Canadá Con un impresionante escenario, una diversidad espectacular de fauna e increíbles aventuras, Alaska ofrece las vacaciones perfectas. Descubra este destino por medio de los fascinantes cruisetours. Combine un recorrido en crucero de siete días con la visita a Bahía de los Glaciares, cuatro o hasta nueve noches en tierra explorando el interior de Alaska, incluye al menos dos noches en el exclusivo Princess Wilderness Lodge® en el parque nacional Denali y disfrute del entorno: monte McKinley, Copper River, la península de Kenai y muchas opciones más. Cruisetours disponibles en Diamond Princess®, Coral Princess® y Island Princess® del 22 de mayo al 10 de septiembre, 2010. Para más información visite www.princess.com o llame a los teléfonos 001 866 758 4123 y 4124.

regresa a Montreal en 2010 Los gobiernos de Canadá y Quebec y Tourisme Montreal han anunciado que el Grand Prix de Canadá volverá a Montreal el 13 de junio con una inversión conjunta de 15 millones de dólares. El Grand Prix de Canadá tiene más impacto en la industria turística que cualquier otro evento deportivo en ese país. De los 300 mil espectadores, 25% llega desde

afuera de la región de Quebec, con una derrama económica de 89 millones de dólares cada año, acompañada de 75 mil cuartos de hotel ocupados. “El Grand Prix pondrá a Montreal en los reflectores y promoverá nuestra ciudad como un destino turístico”, dijo Charles Lapointe, presidente y director ejecutivo de Tourisme Montreal.

Boutique all-inclusive en

Vallarta

Para los que disfrutan de la atención personalizada y de la intimidad de un espacio exclusivo, Casa Velas es la opción más original para dormir en Puerto Vallarta, en uno de los pocos hoteles todo incluido de primer nivel. Rodeada por el hermoso campo de golf de Marina Vallarta, cada habitación tiene un pequeño jacuzzi y vista al gigantesco espacio verde, por lo que resulta un lugar ideal para pasar unos días en calma, desconectado del mundo. Para disfrutar del mar hay un club de playa donde sus huéspedes pueden pasar el día rodeados de sol y arena, aunque existe también la opción de visitar el Grand Velas, en Nuevo Vallarta, y disfrutar las instalaciones del hotel hermano. Y eso sí, no hay que perderse la visita al spa, uno de los mejores de la zona. 114 • Travesías


noticias, lanzamientos, eventos y promociones de los anunciantes de travesÍas

Datejust Rolesor con oro Everose, la fundición perfecta El Oyster Perpetual Datejust es el reloj que por excelencia refieren quienes creen que la elegancia nunca pasa de moda. En 1933, Rolex registró la asociación de oro y acero bajo el nombre de Rolesor. Tres años después del lanzamiento del Datejust en 1945, se presentaba por primera vez el Datejust Rolesor. Con 36 mm de diámetro, este modelo goza de una perfecta combinación de acero y oro Everose, creación exclusiva de Rolex, que logra el toque perfecto para las selectas muñecas femeninas. La marca relojera número uno del mundo siempre busca la excelencia. Así lo hizo con el oro Everose para preservar el color rosa de ese oro especial. Cabe resaltar que el oro rosa normal tiende a perder su color con la exposición al entorno, especialmente al cloro presente en el mar y en las piscinas. El oro Everose de 18 quilates contiene platino, el elemento químico más noble de todos, el cual protege la aleación de los elementos y sella el color. Hoy en día, el Datejust Rolesor se presenta en varias combinaciones metálicas de acero y oro blanco, amarillo y Everose. ¿Qué tal portar un reloj de leyenda en su muñeca?

36 mm.

Nuevo Volvo

XC60:

seguridad y tecnología Volvo presenta el XC60, un vehículo que es el único que cuenta con toda la tecnología innovadora de seguridad, con el city safety que ayuda a evitar un accidente, frenando completa y automáticamente, en caso de perder el control a velocidades inferiores a 30 km/h. También cuenta con un sistema de advertencia de cambio de carril, así como un control de alerta del conductor, por medio de una cámara digital que calcula la dirección de la carretera junto con los datos del movimiento del volante. Además, el Volvo XC60 es sumamente rápido, ya que tiene 285 caballos de fuerza, cuenta con caja automática de seis velocidades y suspensión regulable en tres niveles. En su exterior se puede ver un vehículo moderno con clase, por sus acabados de primera calidad, y con un techo panorámico que hace que su viaje sea algo inolvidable.

Nueva página de Fundación/Colección

Jumex

Fundación/Colección Jumex relanza su página en internet en la dirección www.lacoleccionjumex.org, para ofrecer a todos los artistas, estudiantes, académicos y entusiastas del arte contemporáneo información acerca de nuestra institución y actividades. Fundación/Colección Jumex Vía Morelos 272 Col. Santa María Tulpetlac Ecatepec, Estado de México, C.P. 55400, México T. +52 (55) 5775 8188 Travesías

115


PLATAFORMA La nueva colección Bulgari para hombres Líneas sofisticadas y materiales de la más alta calidad se mezclan con la historia en la nueva colección primavera/verano 2010 de Bulgari. La llamada Collezione 1910 busca rendir homenaje a los orígenes históricos de la marca, así como tender puentes entre sus propias raíces y las colecciones del futuro. Los accesorios incluyen lentes de sol de aviador hechos de una microfusión de cobre y berilio; corbatas Star of the Sea y Happy Fish, con patrones azules y verdes del archivo Bulgari, y dos diferentes modelos de bolsas portafolios con agarradera o correa para hombros.

Texas,

más que un destino Texas lo tiene todo: grandes ciudades como Dallas, Houston o San Antonio con magníficos centros comerciales para shopping, excelentes museos, zoológicos, parques temáticos, spas y un largo etcétera; además, impresionantes bellezas naturales para experimentar aventuras extremas y hermosos atardeceres en las tranquilas playas del Golfo de México. Un lugar para toda la familia.

Bancotel

lanza su nuevo talonario Bancotel, empresa pionera y líder en el sistema de pago a hoteles vía talonario en España, ha lanzado sus nuevos talonarios correspondientes a la Campaña 2010-2011, que tendrán validez a partir del 27 de marzo de este año hasta el 31 de marzo de 2011. La compañía cuenta con una red de agencias en México donde se pueden adquirir los talonarios, así como oficinas en Insurgentes Sur 664-1, en la colonia del Valle. Con horario de servicio de lunes a viernes de 9 a 19 horas y los sábados hasta las 15. Para más información: T. +52 (55) 5329 4333 o al 01 800 508 0148 del interior de la república, o visite www.bancotel.com.mx 116 • Travesías


noticias, lanzamientos, eventos y promociones de los anunciantes de travesías

Novedades de Chopard en la feria Art Basel 2010

En el año de su 150 aniversario, Chopard nos presenta importantes novedades de la familia L.U.C. Esta denominación se refiere a la línea más fina de Chopard, aquella que ha sido completamente manufacturada en los talleres de la firma en Fleurier y que representa el más alto nivel en relojería de esta firma independiente. Como adelanto a la Art Basel 2010, Chopard presenta L.U.C. Engine One Tourbillon, que alberga un movimiento tourbillon mecánico de carga manual patentado, sujetado por tres balancines insertados en el centro de la caja. Ésta, elaborada con titanio, es sumergible hasta 50 metros y alterna los acabados pulidos con los satinados.

Clarins protección solar

Multi-Active Nuit de Clarins, vitalidad y juventud

Para todas las mujeres multiactivas que quieren olvidarse de las arrugas prematuras, de las marcas de cansancio y de la tez apagada de las mañanas, los laboratorios de investigación Clarins lanzan Multi-Active Nuit. Desarrolladas para brindar un reposo más provechoso para los sentidos y para que todo se quede en la piel y nada en la almohada, la crema Multi-Active Nuit tiene dos versiones: crema ligera para pieles normales a mixtas; crema confort para pieles normales a secas, enriquecida con manteca de karité. Para mayor bienestar, las cremas Multi-Active Nuit cuentan con un perfume reconfortante compuesto de aromas de jazmín, freesia y heliotropo.

Para proteger la piel durante y después de la exposición al sol, Clarins tiene una línea experta que además de cuidar la dermis hace que el bronceado dure más y la piel se mantenga sana e hidratada. Antes de tomar el sol, la Crème Solaire o el Spray Solaire Lotion Non Grasse garantizan un bronceado sano. La clave detrás de estos productos son sus ingredientes: senna alata, plátano, olivo, baobab y guisante, para preservar y embellecer.

Travesías

117


KIOSKO


Ideas / stories / solutions / temptations insider tips


la diferencia Texto y foto de Diego Berruecos

el picnic imposible de

Singita 120 • Travesías

Siempre asombra la relación de los ingleses con los picnics: puede que su cocina no sea la más imaginativa del mundo pero, a la hora de desplegar botanas en un sitio improbable, son maestros en la parafernalia, los gadgets y todo aquello que se necesita para que las viandas se coloquen sobre un mantel lo suficientemente coqueto en su mejor expresión. Al menos eso pensábamos, hasta que, tras un día de safari, al lado de un río que atraviesa la reserva de Sabi Sand, los antiguos colonos sudafricanos de Singita detuvieron el jeep, y materializaron frente a nosotros croquetas, sándwiches miniatura, brochetas asadas ahí mismo por el watcher, y un oportuno minibar, donde no faltó ni la rodaja de limón del gin & tonic. Ni la tabla para cortarla al momento


NO S O T R O S L E FA C I L I TA MO S E L DE S C A N S O

Relájese, descanse y deje todas sus preocupaciones atrás. Cuando viaja con Virtuoso, está asegurando un trato VIP en los “mejores de los mejores” hoteles, resorts, spas y lodges, además de las mejores líneas de cruceros y operadores de tours. Nosotros le podemos ofrecer consejos de conocedor acerca de la habitación perfecta, la mejor mesa en un restaurante o el tratamiento más placentero de spa, y hasta hacer todos los arreglos. Así que desde el momento en que se registre, usted puede desconectarse por completo.


Travesias Abril 2010  

Tlavel Magazine