Page 1

Realmente estaremos preparados para un nuevo cambio? Cómo bien sabemos la reforma legislativa enviada por el presidente Felipe Calderón a la Cámara de Diputados para que se realicen cambios al artículo 123 referente a la Ley Federal del Trabajo, parece el intento de un político experto en el trabajo legislativo para ver que tan lejos puede llegar el gobierno del PRI que esta a unos meses de regresar al poder. El tema parece ser un gran polémica ya que la Ley Federal del Trabajo se encuentra una parte importante que sirvió por décadas para establecer los equilibrios que permitieron la relación de trabajadores y patrones. Es hora de analizar un poco era lógico pensar esos cambios no beneficiaron a los trabajadores, pero sí a los dirigentes sindicales y a los patrones y desde luego a los partidos, en específico al PRI, pero también al PAN y al PRD y otros ya desaparecidos que se beneficiaron, así como, los líderes de los sindicatos al comprar algún puesto de elección popular que les otorga prestigio frente a los trabajadores y fuero e impunidad para la realización de los asaltos a las cuotas sindicales. Esto es un poco de lo que el ahora presidente expone en la iniciativa de reforma laboral de Felipe Calderón plantea temas como la transparencia y democracia sindical; la contratación por horas; la regulación de outsourcing; el despido por correo certificado; las huelgas con tiempo determinado; la limitación a sólo un año para el pago de salarios caídos en caso de despido injustificado y los mecanismos para aumentar la productividad, entre otros la reforma laboral debe aprobarse en sus términos, porque permitirá el empleo a los jóvenes, la protección de las mujeres, regula el trabajo doméstico y las outsourcing, elementos que ayudarán, junto con el empleo temporal, a elevar la productividad del país. La reforma laboral de Calderón en realidad va a legalizar lo que ya sucede en México. Al divulgarse el dictamen previo de la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados, se establece que el sindicalismo corporativo permanecerá intacto. Es legalizada la subcontratación; los contratos temporales y periodos de prueba sin responsabilidad para el patrón ni derecho de antigüedad; la capacitación inicial; el pago por horas, y el despido unilateral “por correo”.


Y es en donde yo les pregunto, será sólo una parte de los daños que nos dejara el gobierno de Calderón o una pequeña bienvenida de lo que nos espera con el gobierno de Peña Nieto? Se los dejo a su criterio

Columa  

radio Generacion