Issuu on Google+


PRESENTACIÓN

El autor del completo trabajo que recogemos en esta Monografía es Ferrán Estruch Valero, juez perteneciente a la Federación Catalana de Atletismo y miembro de la “Saga de los Estruch”, que reúnen unos méritos extraordinarios que creemos imposibles de igualar. Veamos:  Su padre, José Mª Estruch Peñol, Juez Árbitro Nacional y Placa Nacional “Juan Sastre” 1998.  Su madre, Clotilde Valero Sánchez, Juez Nacional y Placa Nacional “Juan Sastre” 1991.  Su hermano, Jordi Estruch Valero, Juez Árbitro Nacional.  Su cuñada, Cristina Riera Fischer, Juez Árbitro y el propio Ferrán Estruch Valero, Juez Árbitro Nacional. Precisamente Ferrán Estruch alcanzó la titulación de JAN al cumplir los requisitos previos exigidos para optar a dicha situación en la convocatoria de 1995, presentando además un trabajo obligatorio y monográfico relacionado con el control de competiciones, “tesina” de libre elección y que tituló “MEDIOS ELECTRÓNICOS DE CONTROL”, que por su interés didáctico publicamos. El autor había asistido antes a diversos cursos y seminarios:  Operadores de Foto-Finish: Barcelona (1983)  Medición Indirecta: Montecarlo (1989)  Marcha Atlética: Vilanova (1990)  Jueces de Cronometraje Eléctrico: Alicante (1994) Mantuvo también una amplia colaboración en docencia, como profesor y examinador. Además había actuado en competiciones de nivel internacional, de las que destacamos:  Foto-Finish: Westatletic: Barcelona (1986) España-Italia-URSS: Valencia (1988) Juegos de la FISEC: Andorra (1990) Final Grand Prix de la IAAF: Barcelona (1991) Campeonato de Europa Junior: San Sebastián (1993)  Medición Indirecta: Final Grand Prix de la IAAF: Montecarlo (1989) Responsable de Medición Indirecta de la Copa del Mundo: Barcelona (1989) y fue además,  Responsable Medios Técnicos de Control de los JJ.OO. Barcelona´92. Por su “curriculum” es seleccionado para presentarse al curso para ATO - Oficial Técnico de Área, superando brillantemente el seminario correspondiente organizado en Irlanda por la Asociación Europea de Atletismo del 29 de marzo al 4 de abril de 1996, habiendo actuado ya como:  ATO en el Campeonato de Europa Junior en Ljubijana-Eslovenia, en Julio del 97 y como


 Delegado Técnico en el Meeting de Pruebas Combinadas, que tuvo lugar en Talence-Francia, en septiembre del 97.

MONOGRAFIA Nº 9 Noviembre de 1.997 Director: Ramón Docal Lago Avda. Castelao, 79 – 8º A 36209 VIGO Diseño y maquetación: CLIPPER Número de Ejemplares: 2.500 Dep. Legal LO-253-1.985


MEDIOS ELECTRÓNICOS DE CONTROL

INDICE Introducción Cronometraje Eléctrico. Generador de Vídeo. Detector de Salidas Falsas. Tacos de Salidas. Disparo por Contacto Eléctrico. Anemómetro. Medición Electrónica. Células Fotoeléctricas. Marcadores. Relojes de Concursos. Ordenadores en los Concursos. Ordenadores en las Pruebas de Marcha. Sistemas Electrónicos de control utilizados en una Competición de alto nivel. Juez Responsable de Medios Técnicos de Control.

INTRODUCCIÓN Durante los últimos años se ha producido un auge de la electrónica en todos los campos de la sociedad y el atletismo no ha desperdiciado la oportunidad de saber aprovecharse de él, introduciendo nuevas tecnologías, especialmente en la utilización de los medios técnicos de control, que se encuentran además en constante evolución. La utilización de sistemas electrónicos de control en atletismo es relativamente reciente: El Cronometraje eléctrico sin ajustes se introdujo por primera vez en unos Juegos Olímpicos en Munich 1972. En 1980, en la Olimpiada de Moscú se utilizó la medición electrónica en los lanzamientos. El Campeonato del Mundo de Tokio 1991 ser la primera competición con el cronometraje basado en el vídeo. Barcelona´92 podría llamarse la olimpiada de la electrónica, por la gran cantidad de medios desplegados. Y en el futuro próximo, en los Juegos Olímpicos de Atlanta, la firma "Omega" utilizará el sistema "Hawk Eye" donde el cronometraje llevará integrada la informática. Por otro lado, unido a la novedad, la constante evolución de estos sistemas hace que no exista demasiada información sobre su funcionamiento y características. Esta avalancha de novedades puede provocar que muchos jueces se desentiendan del control de estos sistemas. Pero los jueces no podemos quedarnos al margen de los avances técnicos que se producen, sino que tenemos que saber valernos de ellos, y aún mas cuando el atletismo es un deporte casi exacto, matemático.


Por otro lado, no es cierto que la utilización de la electrónica reste funciones al jurado, sino que le facilita y asegura la labor, pudiéndose olvidar de la obtención de registros manuales, siempre aproximados, para poder realizar plenamente la función de Juez: desde validar o invalidar un intento, a juzgar la forma de marchar, pasando por la resolución de reclamaciones, aplicando el reglamento, o bien solucionando cuestiones no reflejadas en él. Al mismo tiempo, los sistemas de control, por muy avanzados que sean, siempre dependerán de la decisión de un juez. Una filmación de Foto-Finish no dará un tiempo correcto si el Juez Jefe no lo sitúa en el inicio del tronco. Una medición no será correcta si el Juez de caída no coloca el reflector en el punto de medición. El registro del viento no será el válido si el juez no lo acciona correctamente... Poder ofrecer algo de información sobre este tema a todos los jueces y en especial a aquellos que lo desconocen, es lo que me ha motivado para la realización de este trabajo, aprovechando también la experiencia obtenida estos años con las pruebas previas y sobre todo durante la Olimpiada de Barcelona. Actualmente, los Medios Técnicos de Control proporcionan, en una gran competición el 100% de los registros obtenidos en cada prueba, al mismo tiempo que ofrecen rapidez y seguridad, al evitarse los errores humanos, al pasar directamente la información al Servicio Informático de Resultados. La televisión, junto con los medios informativos y los espectadores en el estadio, serán los primeros en exigir exactitud y rapidez en la publicación de las marcas. Rapidez que en algunos casos raya lo inmediato. En el futuro, la aplicación de nuevas tecnologías aplicadas al juzgamiento del atletismo es un terreno abierto, en el que todavía podrá colaborar en la solución de problemas que nos afectan en la actualidad. Ejemplos podrían ser: la utilización de sensores en las tablas de salto de longitud y triple salto que determinasen un nulo automático; anulación del lanzamiento por contacto en la parte superior de un circulo de lanzamiento; chips electrónicos en las zapatillas de los marchadores para detectar la pérdida de contacto, etc.

CRONOMETRAJE ELECTRICO REGLAMENTACIÓN El cronometraje eléctrico, quizás sea el sistema electrónico de control más conocido. Su utilización es obligatoria en grandes competiciones y muy recomendada en todas las demás. Además para carreras hasta 400 metros inclusive, sólo se aceptan récords registrados por un sistema de cronometraje eléctrico totalmente automático, incluido un sistema basado en grabaciones en vídeo. El cronometraje eléctrico es también el sistema electrónico de control que aparece más especificado en el reglamento de la IAAF, tanto en lo que se refiere a sus características como en el funcionamiento del aparato, como en la figura del Juez Jefe de Foto-Finish, sus dos adjuntos y el Juez Internacional de Foto-Finish, de creación reciente.


Jueces de Foto-Finish En el Artículo 127, encontramos las funciones y la actuación del Juez Jefe de FotoFinish, de sus dos adjuntos y del Juez Internacional de Foto-Finish: 1- Cuando se vaya a utilizar un equipo de cronometraje eléctrico totalmente automático se designará a un Juez Jefe de Foto-Finish y a dos adjuntos de "Foto-Finish". 2- El Juez Jefe de "Foto-Finish" será el responsable del funcionamiento del aparato de cronometraje. Antes del comienzo de la competición se reunirá con el personal técnico encargado del mismo para familiarizarse con el equipo de "Foto-Finish". Supervisará la colocación y las pruebas de control que se realizarán con dicho equipo. En todas las competiciones donde se utilicen equipos de cronometraje enteramente automáticos, deberá, bajo su supervisión y en colaboración con el Juez Arbitro de Carreras, realizar un control, al comienzo de cada sesión, para asegurar que el equipo se pone en marcha automáticamente con la pistola del Juez de Salidas o aparato de salidas aprobado y que está alineado correctamente y supervisar la operación del control "0". 3- Conjuntamente con sus dos Adjuntos, el Juez Jefe de "Foto-Finish" determinará la clasificación de los competidores y sus respectivos tiempos. 4- Anotará la clasificación y los tiempos oficiales en la hoja oficial, la cual una vez firmada, entregará al Secretario del Jurado. 5- Si se usa un sistema basado en grabaciones de vídeo, el Juez de Foto-Finish estudiará los fotogramas tomados inmediatamente antes y después de la línea de meta de los corredores que no estén "enmarcados" justo en la línea de llegada. Si hay cualquier cambio de posición entre los dos fotogramas, tendrá que declarar el empate entre los corredores cuyas posiciones se han cambiado. 6- En todas las competiciones bajo el artículo 12.1 (a) y (b), el Juez Internacional de "Foto-Finish", nombrado por la IAAF, supervisará las funciones de "Foto-Finish". Cronometraje eléctrico totalmente automático En el articulo 160.6 a 14 se reglamenta la utilización, comprobación, alineación y lectura del cronometraje eléctrico. Cita diferentes sistemas oficiales y la utilización de la cámara interna. También se explica la lectura de la película en las diferentes carreras y de la oficialidad de los tiempos eléctricos totalmente automáticos. 6- En todas /as competiciones a que se refiere el articulo 12.1 (a) y, cuando sea posible (b) y (c) se utilizará un equipo de cronometraje eléctrico totalmente automático.


7- En el cronometraje eléctrico totalmente automático tiene que utilizarse un equipo que se ponga en marcha automáticamente desde la pistola del Juez de Salidas, o aparato de salidas aprobado y que registre también automáticamente el tiempo de llegada. 8- El equipo de cronometraje totalmente automático tiene que ajustarse a las disposiciones de este apartado 8 y tiene que estar aprobado por el país Miembro en el que se celebre la competición, basándose en una comprobación de su exactitud hecha en los últimos cuatro años antes de la competición. Tiene que ponerse en marcha automáticamente desde la pistola del Juez de Salidas o algún otro aparato de salidas aprobado, de forma que el retraso total entre la detonación en la boca del cañón de la pistola. la puesta en marcha del sistema de cronometraje sea constante y menor de una milésima de segundo. La llegada tiene que registrarse por medio de una cámara, con una raya vertical, situada en la prolongación de la línea de meta, en una película continua por un procedimiento de Foto-Finish. La película tiene también que estar sincronizada con una escala de tiempos uniformemente marcados en centésimas de segundo. Los tiempos y lugares de clasificación deben leerse en la película con un aparato especial que garantice la perpendicularidad entre la escala de tiempos y la línea de lectura. A no ser que el tiempo sea exactamente una centésima de segundo, deberá leerse a la próxima centésima de segundo mayor. Si el aparato de cronometraje eléctrico no se pusiese en marcha automáticamente desde la pistola del Juez de Salidas o aparato de salidas aprobado, la escala de tiempos de la película deberá indicar este hecho automáticamente. En este caso los tiempos leídos en la película, no serán bajo ningún concepto, considerados como oficiales, aunque la película puede ser utilizada como apoyo válido para determinar la clasificación y ajustar las diferencias de tiempo entre los clasificados. 9- Se puede usar un sistema de grabación en vídeo, a condición de que: (a)

se ponga en marcha automáticamente desde la pistola del Juez de salidas, o aparato de salidas aprobado

(b)

utilice una cámara de vídeo alineada con la línea de meta y una cinta de vídeo que produzca al menos 50 fotogramas por segundo.

(c)

lleve incorporado un dispositivo de cronometraje que produzca un registro de centésimas de segundo. Cuando se usa un sistema de grabación de vídeo en el que se ve cada fotograma, se leerá el tiempo oficial de cada competidor a partir del tiempo marcado en el fotograma en el que el mismo se encuentra exactamente sobre, o inmediatamente después de la línea de llegada.

(d)

esté aprobado por el país Miembro en el que se celebre la competición,

(e)

tenga capacidad para producir una imagen en un papel que muestre: (i) el tiempo de cada corredor.


(ii)

si el dispositivo de cronometraje se ha puesto en marcha automáticamente desde la pistola del Juez de Salidas o del aparato de salidas aprobado.

Nota.- Un sistema de "foto-finish", basado en una cámara de video CCD (charge Coupled Decive) con un mínimo de 100 líneas por segundo, un ordenador y un aparato de cronometraje eléctrico apropiado, puede ser utilizado a condición de que este sistema sea calibrado por un laboratorio independiente de control. En todos los sistemas totalmente automáticos y basados en grabaciones en vídeo, la producción de la imagen y el sistema de cronometraje tienen que estar sincronizados. 10- Los tiempos eléctricos totalmente automáticos se considerarán oficiales, a menos que, por alguna razón, el Juez Jefe de "Foto-Finish" decida que manifiestamente son inexactos. En tal caso, los tiempos tomados manualmente por los Cronometradores manuales, y si es posible ajustados en base a la información de las diferencias de tiempo obtenidas de la película, serán los oficiales. 11- Debería haber, por lo menos, si es posible, dos cámaras "Foto-Finish" en acción, una a cada lado de la pista. Preferiblemente esos sistemas de cronometraje deberán actuar técnicamente separados, es decir alimentados por sistemas eléctricos diferentes, grabando y recibiendo la señal de la pistola de Salidas, o del aparato de salidas aprobado, por equipamiento y cableado independientes. Nota 1: Cuando se utilicen dos o mas cámaras "FotoFinish", una deberá designarse como oficial por el Delegado Técnico antes del comienzo de la competición. Los tiempos y orden de llegada registrados por la otra u otras cámaras no deberá tomarse en consideración, a menos que haya una razón para dudar de la exactitud de la cámara oficial o haya necesidad de usar las fotos suplementarias para resolver dudas en el orden de llegada (corredores total o parcialmente oscurecidos o "tapados" en la foto inicial). Nota 2: Donde exista alguna posibilidad de fallo del aparato de cronometraje, deberán tomarse tiempos por Cronometradores manuales de reserva. 12- En todas las carreras hasta 10.000 metros inclusive, el tiempo debe leerse en la película de "Foto-Finish" en centésimas de segundo y registrarse también en centésimas de segundo. En todas las carreras en pista, mayores de 10.000 metros, el tiempo debe leerse en centésimas de segundo, convertirse a la próxima décima de segundo mayor y registrarse en décimas de segundo. En todas las carreras desarrolladas parcial o enteramente fuera del estadio, el tiempo debe leerse en centésimas de segundo y convertirse al próximo segundo entero mayor. 13- Un aparato de cronometraje que opere automáticamente a la salida o a la llegada, pero no en ambas, se considerará que no consigue ni tiempos manuales ni tiempos totalmente automáticos y, por consiguiente, no debe usarse para obtener tiempos oficiales.


14- Deberán registrarse los tiempos de todos los que alcancen la meta. Adicionalmente siempre que sea posible, los tiempos parciales de cada vuelta en carreras de 800 metros y superiores, y cada 1.000 metros en carreras de 3.000 metros o más, bien sea por Cronometradores suplentes o por los que tomen el tiempo al ganador, utilizando relojes capaces de registrar más de un tiempo. Récords mundiales En el artículo 148, junto con las condiciones que se exigen para la homologación de un récord, encontramos también referencias a la Foto-Finish: 5- La Federación del país donde se haya conseguido el Récord deberá enviar, juntamente con el formulario de la solicitud oficial, lo siguiente...: c)- La imagen fotográfica de la llegada ("FotoFinish"), en el caso de ser un Récord de una carrera donde se haya utilizado cronometraje eléctrico totalmente automático. 8(c)- Los Récords de carreras y de marcha tienen que ser cronometrados por Cronometradores oficiales, o por un sistema aprobado de cronometraje eléctrico totalmente automático. Para carreras hasta 400 m. inclusive, sólo se aceptarán los Récords registrados por un sistema aprobado de cronometraje eléctrico totalmente automático, incluido un sistema basado en grabaciones en vídeo. Para un Récord del mundo obtenido en una competición a la que se refiere el articulo 12.1 (a), (b) y (c) y, cuando sea posible, en (d) y (e), el Organizador deberá facilita una fotografía de la película correspondiente o una copia sobre papel de la grabación del sistema de vídeo, para que el tiempo leído por el Juez Jefe de Cronometraje eléctrico pueda ser confirmado antes del anuncio oficial del resultado. Lo mismo se aplicará para todas las carreras incluidas en una competición de Pruebas Combinadas. También encontramos referencias en el articulo 162.1 sobre la línea de llegada: ...con el fin de facilitar la colocación del equipo de Foto-Finish y la lectura de la película de Foto-Finish, el cuadrado formado por la intersección de las líneas de las calles con la línea de meta se pintará con un diseño apropiado CÁMARA DE FOTO-FINISH El sistema de cronometraje eléctrico totalmente automático, consiste en una cámara que filma constantemente la imagen sobre la línea de llegada, con la que se obtiene u registro completo del orden de llegada de los competidores y de su respectivo tiempo Instalada en la prolongación de la línea de llegada, una ranura permanentemente abierta, dentro de la cámara, permite que se proyecte solamente una franja estrecha sobre la película, a diferencia de una cámara clásica que impresiona todo el campo que s ve a través del objetivo. Con esto se obtiene una filmación constante de la línea de llegada,


pero en diferente tiempo. El metraje de la película indica el tiempo y no la dimensión espacial. La velocidad de avance de la película es sincronizada con la velocidad con que se desarrolla la competición. Una incorrecta graduación producirá figuras demasiado anchas o delgadas. Un contador electrónico, activado con el disparo de salida, marca simultáneamente el tiempo sobre la película. Así, las instantáneas tomadas a través de la ranura son registrados en todo momento sobre la película y marcadas con el tiempo en la parte inferior. También se pueden imprimir, opcionalmente, en la película el número de carrera, y en algunos sistemas el nombre del encuentro o de la prueba. Un sistema de revelado y fijado rápido adosado al equipo hace que en pocos segundos salga la película preparada para su lectura. La lectura se realiza en una pantalla ampliadora provista de una regleta horizontal y de unas líneas verticales. Los resultados de la lectura se introducen manualmente, en una terminal informática, situada en la zona de Foto-Finish y conectada con el centro de Gestión de resultados, o, en competiciones de menor nivel, manuscritos en una hoja de resultados y entregado al Secretario del Jurado, por el Juez-Jefe de Foto-Finish. PRINCIPALES ELEMENTOS DEL CRONOMETRAJE CON FOTO-FINISH: Pistola de Salidas. Un sensor activado por el sonido del disparo, o por contacto eléctrico, produce un contacto de apertura que hace poner en marcha el contador electrónico. El sensor puede ir montado en la pistola, o puede ir situado en un pequeño mástil donde dirigirá el disparo el Juez de Salidas. Este último sistema se utiliza sobre todo cuando se usan varias cámaras de Cronometraje eléctrico, ya que deben ser activadas por vía diferente a la de la oficial, asegurando así el funcionamiento de las demás en el caso que un sensor no funcione Un piloto luminoso en el sensor indica al Juez de Salidas que existe conexión con cámara de Foto-Finish. Antes de dar la orden de salida, el Juez de Salidas deberá asegurarse que los cronometradores, Jueces de Llegada, y cuando sea aplicable, el Juez Jefe de FotoFinish, estén preparados, tan como indica el artículo 122.1. Cables de conexión. La comunicación del sensor de la pistola con la cámara de Foto-Finish se realiza mediante cable eléctrico, disponiendo unas terminales de conexión en cada lugar donde se vaya a realizar la salida de alguna carrera. Aparecerá una señal en la cámara cuando se conecte la pistola en alguno de ellos.


Algunos estadios poseen una instalación permanente de cables y bases para la conexión. Debe comprobarse siempre, antes del inicio de la competición, que transmiten. La señal de salida correctamente. Si se utilizan varios sistemas de cronometraje eléctrico totalmente automático, irán conectados a los sensores por cableados diferentes. Batería. De 12 voltios, que permite el funcionamiento de la Foto-Finish de forma autónoma. Acciona también el motor de arrastre y la resistencia del dispositivo de revelado rápido. Cámara de Foto-Finish. La explicada anteriormente, va situada sobre un trípode o sobre una base fija y debe montarse sobre una plataforma elevada, segura, resistente, perfectamente nivelada y alineada con la línea de meta, con un ángulo de inclinación entre 20° y 30° y enfocado al centro de la pista. Va provista de:  Contador electrónico de tiempos.  Sistema de registro de la duración del acontecimiento en la película.  Sistema óptico con diferentes objetivos según distancia a pista. Una línea vertical que aparece por el visor garantiza la perfecta alineación, realizada tal como se indica mas adelante.  Fotómetro para el ajuste de la luz de filmación.  Interruptor de inicio de filmación. Se acciona unos instantes antes de la llegada. Algunos sistemas se inicia la filmación mediante unas células fotoeléctricas situadas poco antes de la línea de meta.  Servomotor electrónico graduable para películas continuadas.  Contador de pasos de la película.  Posibilidad de añadir el número o nombre de carrera en la película. Dispositivo de revelado rápido. Adosado a un lateral de la cámara, en algunos modelos en la parte inferior, herméticamente cerrado, conteniendo liquido revelador y fijador a una temperatura constante por medio de una resistencia con termostato. Un motor situado al exterior arrastrará a una velocidad constante a la película por los baños y la extraerá preparada para la lectura. Pantalla y lectura Una vez revelada y fijada la película, se pasa por un baño de agua y una vez seca, se procede a su lectura mediante unos visualizadores o pantallas que aumentan la imagen. La película se introduce en una regleta de vidrio que se desplaza en posición horizontal hacia una línea perpendicular, hasta que el inicio del tronco del atleta alcanza una línea vertical existente en la pantalla, apareciendo en la parte inferior de la película el tiempo correspondiente. En la franja de tiempos, si el funcionamiento es totalmente automático, cada raya equivale a una centésima. En el caso de que el sistema de cronometraje se haya puesto


en funcionamiento manualmente cada raya equivaldrá a una décima, siendo entonces inaceptable para la obtención de tiempos. Como la lectura se realiza sobre un negativo, las calles aparecerán separadas por líneas blancas, ya que quedan impresionadas gracias a las marcas realizadas en las intersecciones de la línea de calle con la de llegada, normalmente realizadas con cuadrados negros. En las carreras cuya llegada se realiza por calles, se determinará el tiempo y la calle a la que pertenece el atleta. En las llegadas por calle libre, en la lectura de la película sólo se podrá determinar el tiempo, debiendo utilizar el orden tomado por los Jueces de llegada. Tomar manualmente la Llegada mientras se produce la filmación facilitará la lectura. Es de gran ayuda en la lectura el uso de dorsales laterales por parte de los atletas. Impresora Proporciona una copia en papel de la película, normalmente en blanco y negro. Existe la posibilidad de realizar filmaciones en color, pero tienen la desventaja de que el baño revelador no está incorporado y su revelado es mucho mas lento. VIDEO-FINISH Los principios reglamentarios son idénticos para todo tipo de cronometraje eléctrico, pero el Video-Finish posee unas particularidades reglamentarias, ya citadas anteriormente, que pueden ser conseguidas por varios sistemas de vídeo, cuyas diferencias principales son: Sistemas de filmación: Mientras unos equipos mantienen el principio esencial de la Foto-Finish, es decir la grabación continua por una ranura vertical, alineada en la prolongación de la línea de llegada, otros filman todo el campo que ofrece el objetivo y reproducen un número determinado de imágenes por segundo. Lectura: En el primer caso, los tiempos se obtienen haciendo coincidir, mediante una línea vertical desplazada por teclado o por ratón, el tronco del atleta con la escala de tiempos. Algunos de estos sistemas, dependiendo de la base en que se graba, la lectura es inmediata. Nada mas finalizar la carrera ya aparece su pantalla correspondiente, preparada para leer. Simultáneamente aparecen en otros monitores las llegadas obtenidas por otras cámaras. También encontramos algunos sistemas de alta definición que pueden dar la opción de lectura en milésimas, elemento de gran utilidad en los casos de empate para el paso a una fase posterior. La lectura puede realizarse también con ayuda de un rayado vertical de la pantalla donde cada línea equivale a una centésima.


En el segundo caso, al estar filmado el último tramo de carrera y no solamente la llegada, se hace coincidir o rebasar el tronco del atleta con la línea de llegada mediante el "Shuttle" del vídeo, apareciendo simultáneamente el tiempo en la pantalla. La lectura resulta mas laboriosa y lenta. Algunas de estas cámaras ofrecen dos imágenes sobre la meta, una proporciona las centésimas pares y la otra las impares. Calidad de imagen: Algunos sistemas utilizan pantallas de alta definición, mientras que otros lo hacen con monitores de televisión, lo que comporta que la imagen sea peor, debido al grano de la pantalla. También existen sistemas con monitor en color. En algunos sistemas se puede realizar una ampliación de la imagen. Otros elementos dirigidos a la obtención de mejores resultados en la definición son diferentes graduaciones del contraste, brillo y color, la posibilidad de poder visualizar la imagen en negativo, mayor gama de grises... Base de grabación: Unas se realizan sobre cinta de vídeo convencional y otras lo hacen sobre disco. Transmisión de la información: Mientras algunos sistemas los resultados se realizan manualmente, los modelos mas avanzados permiten una comunicación directa y constante con el Centro de Gestión de Resultados, así como con otros elementos de control. También son utilizados en la actualidad, diferentes sistemas de cronometraje por ordenador. Elementos básicos del equipo de Vídeo-Finish:


 Cámara de vídeo: Montada sobre un trípode o base fija, elevada sobre la prolongación de la línea de meta. Provista de zoom.  Vídeo grabador-reproductor: Capaz de reproducir un mínimo de 50 imágenes por segundo.  Monitor para la lectura de llegadas y tiempos.  Impresora de papel térmico para producir una imagen en papel mostrando el tiempo de cada corredor y las comprobaciones de alineación, control "O" y automatismo.  Unidad central: Recoge las señales de entrada al sistema y genera las de salida. Activa el tiempo desde la salida, recibe las conexiones de todos los componentes del equipo y tiene funciones como ajustes de sensibilidad, de día, hora, prueba, conexiones para células fotoeléctricas, marcador… Algunos pueden estar conectados al Sistema General de Resultados. CÁMARA INTERNA DE CRONOMETRAJE ELÉCTRICO El articulo 160.11 hace referencia a ella. La utilización de la cámara o cámaras en el interior de la pista, no juega un papel secundario en una competición de atletismo y habrá que velar para que su funcionamiento sea tan correcto como el de la cámara oficial. El cableado distinto del de la oficial, así como la puesta en marcha por un sensor independiente asegurarán el funcionamiento de ésta cámara en el caso de que por cualquier circunstancia no lo hiciese la principal. Su utilización en determinados casos para determinar posiciones, tiempos o el paso a una fase siguiente de la competición, hace necesario que tanto la alineación como el control a "O" deban ser tan precisos como si se utilizase como oficial.


La ubicación de una cámara de Foto-Finish en el interior de la pista hace desaconsejable su utilización como oficial debido a la incomodidad y lentitud en el proceso de envío de la película a la pantalla de lectura, aparte de que ello supondría la existencia de un enlace que atravesaría la pista al finalizar cada carrera, aumentando innecesariamente el número de personas dentro de la zona de competición. Para evitar esto, el operador de la cámara interna de Foto-Finish, debería mantener en su posesión todas las películas que no sean reclamadas por el Juez Jefe de Foto-Finish como necesarias para juzgar el resultado de una carrera. Al finalizar la jornada entregará, correctamente ordenadas, todas las filmaciones realizadas, si no han sido reclamadas antes, al Juez Jefe de Foto-Finish, quien las adjuntará a las oficiales y las entregará al Secretario del Jurado. La ubicación de una segunda cámara de Foto-Finish en una posición elevada en contrameta evitaría la presencia antiestética de una torre-plataforma dentro de pista en línea de meta, pero su utilización sólo es aconsejable en competiciones en pista cubierta, ya que la gran distancia existente entre cámara y línea de meta en pistas al aire libre, hace casi imposible una perfecta alineación, aparte de la pérdida de calidad en la imagen y del bajo ángulo que ofrece en relación con la línea de meta.


Este problema queda resuelto con la utilización de cámaras de Vídeo-Finish, ya que éstas pueden estar situadas sobre un mástil, situándose el operario junto con el Juez Jefe de Foto-Finish y sus adjuntos al exterior de la pista en la zona reservada para el cronometraje eléctrico, reduciendo enormemente el impacto visual. Sería de gran utilidad una segunda cámara de Video alineada en el mismo mástil, pero situada a menor altura como ayuda para poder determinar los dorsales de los atletas participantes en una prueba con llegada en calle libre. Pese a estas ventajas expuestas, tampoco es conveniente su utilización como cámara oficial, ya que su situación dentro de pista hace que sea vulnerable a cualquier desplazamiento de la alineación producido involuntariamente por atletas, jueces o empleados, al mismo tiempo que se encuentra expuesta a los fenómenos meteorológicos como puedan ser el fuerte viento o la lluvia. A la hora de proceder a la lectura de una película obtenida por una cámara interna, habrá que tener en cuenta que las calles aparecerán en un orden inverso al de la cámara principal, siendo la calle 1 la que aparece en la parte inferior de la pantalla y no la [3 como ocurre en una cámara exterior. Un ejemplo de la inestimable utilidad de la cámara interna lo tenemos en la final de los 100 m. lisos femeninos del IV Campeonato del Mundo realizado en Stuttgart'93, donde fue necesaria para decidir el triunfo de Gail Devers sobre Merlene Ottey, tal como se puede apreciar en las fotografías (la ampliación corresponde a la cámara interior). CONTROLES PREVIOS AL CRONOMETRAJE ELÉCTRICO Cuando se utilicen equipos de cronometraje eléctrico totalmente automático, los Jefes de Foto-Finish y Jueces Arbitros de Carreras deberán realizar, en mutua colaboración, una serie de controles antes del inicio de la competición. Del resultado de estos controles se informará al Comité Nacional de Jueces, por los Jueces Arbitros, y en el Comité Territorial donde se realiza, permanecerán en custodia las muestras de los tests. Cuando se realicen récords nacionales, los justificantes serán remitidos al Comité Nacional de Jueces, conjuntamente con el soporte fotográfico. Alineación de la cámara: Con anterioridad, se comprobará que la línea de llegada esté bien pintada y que tiene los cuadrados negros en las intersecciones con las líneas de las calles. Mirando por el visor, haremos coincidir la línea que aparece en él, correspondiente a la abertura óptica, con la de llegada, que debe coincidir en toda la extensión con la cara anterior o sobre la línea de llegada, pasando por los puntos marcados. Se evitará cualquier posición en diagonal de la alineación. La posición correcta de la línea será justo encima del inicio de la línea de llegada, pero por motivos de seguridad, es conveniente adelantarla un poco, especialmente si plataforma donde se instala el equipo de cronometraje eléctrico es algo inestable.


Se obtendrá como muestra fehaciente un trozo de película o copia en papel, en el que aparezcan todas las líneas de las calles en blanco, si se trata de un negativo de Foto Finish, o en negro si se trata de un positivo.

Control "0": Se realiza para comprobar la exactitud del contador de tiempo del sistema, demuestra que el cronómetro no presenta variaciones de adelanto ni de retraso en la puesta en acción. Se efectúa el test colocando la pistola en el centro de la pista, sobre la línea de llegada. El operador iniciará la filmación en presencia del Jefe de Cronometraje Eléctrico. En la pista, el Juez Arbitro de Carreras observará el disparo de la pistola. En la película aparecerá reflejado el fogonazo, que nos indicará el inicio de la puesta en marcha del cronómetro de la cámara (control "O").


Comprobación del carácter automático: Debe realizarse un test para determinar que si el sistema no se activa con el disparo de la pistola del Juez de Salidas, quede reflejado en el soporte fotográfico apareciendo el tiempo en décimas de segundo, o se verá grabada una señal que indique que ha sido realizado de forma manual. Para realizar esta comprobación, el operador de Foto-Finish, en presencia del Jefe de Cronometraje Eléctrico, iniciará la puesta en marcha de la cámara manualmente y hará una pequeña filmación. Este test puede utilizarse también para comprobar la alineación de las calles, que deberán aparecer todas en blanco en el negativo. FUNCIONES DE LOS JUECES DE CRONOMETRAJE ELÉCTRICO Actualmente, y sobre todo en grandes competiciones, la función de los Jueces de Cronometraje Eléctrico es de gran importancia, ya que no se limitan al registro y lectura


de los tiempos realizados por los atletas, sino que participan de forma decisiva en la confección de los resultados. En la Sala de cronometraje se ubican aparte de los Jueces (Juez Jefe de Cronometraje Eléctrico, sus dos adjuntos y en algunas competiciones el Juez Internacional de FotoFinish), el equipo técnico responsable de los medios técnicos de control y personal informático. El resultado que se envía desde la Sala de cronometraje será el oficial. Por esto, junto a la información del tiempo y puesto de llegada, se anotarán en los resultados los atletas que abandonan, los descalificados y el articulo infringido, en algunos programas, las salidas falsas realizadas, la dirección y fuerza del viento y los tiempos parciales. (A) Situación y ángulo de la cámara de cronometraje respecto a la pista. (B) Comprobación del carácter automático. (C-1 y C-2) Buena alineación de la cámara de cronometraje eléctrico, aparecen líneas blancas en los negativos y negras en los positivos. (C-3 y C-4) Ocurre lo contrario que en el caso anterior, la cámara está filmando fuera de la línea de llegada. (C-5 y C-6) Parte de película con líneas negras y otra parte con líneas blancas. Existe un desplazamiento transversal. La cámara sólo filma la línea de llegada en unas cuantas calles solamente.


El Juez Internacional de Foto-Finish, nombrado por la IAAF en las competiciones bajo el Artículo 12.1 (a) y (b), supervisará las funciones de Foto-Finish. Antes de la competición: Deberán velar por el perfecto funcionamiento y alineación de los sistemas a utilizar, tanto en la filmación como en la lectura. Se asegurarán que la Sala de cronometraje reúna las condiciones necesarias de amplitud y seguridad, que tenga una perfecta visión sobre toda la pista, ya que deben ver todo lo que sucede en ella desde la salida a la llegada, y que no falta ningún elemento imprescindible para realizar el cronometraje, como por ejemplo electricidad. En una gran competición, la Sala deberá ser muy amplia, ya que aparte de jueces, personal técnico e informático puede haber alrededor de 15 personas. Aparte del equipamiento técnico, que puede consistir en 3 monitores para la lectura de video-finish (2 de exterior y 1 de interior), 1 cámara de Foto-Finish, para las carreras realizadas fuera del estadio pero con llegada en él, 1 pantalla de lectura de Foto-Finish, 2 ó 3 ordenadores para la presentación de hojas de salida e introducción de resultados, 1 impresora, 1 ó 2 monitores de televisión, aparte de otros aparatos de control de tiempos de paso, salidas falsas, tiempos de reacción... Antes del inicio de la competición, los Jefes de Cronometraje Eléctrico deberán realizar, en colaboración con el Juez Arbitro, los controles citados anteriormente. Antes de acceder a la sala de cronometraje, dado que su situación está elevada y alejada de la pista quedando prácticamente aislados del resto del jurado, se deberá coger todo el material que se va a utilizar durante la competición: Programa de la competición, con el número de series que se van a realizar y las condiciones de paso a una fase siguiente de


la competición, hojas de salida con los datos de todos los participantes: Nombre y apellidos, año de nacimiento, club, número de dorsal, dorsal lateral y calle de salida. Deberá proveerse de un sistema de comunicación rápido, teléfono y radiotransmisor, para poder estar en contacto con el Juez Arbitro de Carreras y con el Juez Jefe de Llegadas. Durante la competición: Comprobar que los atletas que salen a pista coinciden con los anotados en la hoja de salida y/o en el ordenador. Normalmente, los atletas no presentados son anotados en Cámara de Llamadas. Anotar los atletas que abandonan. En las carreras de 100, 200, 100 v. y 110 v., se deberá anotar la información del anemómetro. En grandes competiciones, esta información entra automáticamente en el ordenador, pero es conveniente tenerlo anotado por si hubiese algún error informático. Anotar las salidas nulas. Anotar los tiempos de paso tal como lo requiere el Reglamento. Cuando el tiempo a tomar coincida con la Salida de 200 m, será de gran ayuda el monitor de televisión para ver el dorsal del atleta que pasa primero. Comprobar que está marcado el paso por los 1000 y 2000 metros en obstáculos. En carreras largas, llevar un cuentavueltas, para saber los atletas que están doblados, ya que se acostumbra a filmar todos los atletas que pasan por meta a partir del primer clasificado. Intentar anotar manualmente el orden de llegada, ya que esto facilitará mucho la lectura de la película. En carreras con llegada en calle libre, la clasificación se deberá confirmar con la obtenida por los Jueces de Llegadas, siendo el mejor sistema la comunicación por teléfono. Se anotarán las posibles descalificaciones, junto con el artículo infringido. Para ello se acordará con el Juez Arbitro de Carreras la comunicación de descalificados. Cuando exista una posible descalificación, el Juez Arbitro, lo comunicará urgentemente a los Jueces de Cronometraje Eléctrico para no dar oficialidad a los resultados hasta que se decida la posible descalificación. Una vez terminada la carrera, se procederá a su lectura. Si el sistema de cronometraje no permite una introducción directa del resultado en el ordenador, se deberá hacer manualmente. En el caso de que lo permita, al hacer coincidir el cursor con el tronco del atleta, se graba el tiempo, que aparece en la parte superior de la pantalla y se añade el número del dorsal o de calle. A medida que se van grabando los tiempos y dorsales en la pantalla, aparecen automáticamente en el ordenador y cuando se acaba la introducción se da como oficial, si no ha habido aviso de posible descalificación. La rapidez de este sistema hace que en


una carrera por calles y sin incidencias, el tiempo que transcurre entre la llegada y la publicación del resultado sea inferior a 15 segundos. Si existiese alguna descalificación, conservaremos el tiempo realizado por el atleta, por si fuese recalificado posteriormente. Se deberá comprobar la lectura de la pantalla exterior (normalmente la oficial) con la de la interior para poder ver atletas oscurecidos o tapados por otros. Es importante apuntar las milésimas de los atletas que se vean afectados por una clasificación por tiempos, para poder decidir rápidamente los que pasan a la siguiente ronda, ya que de lo contrario el ordenador clasificaría automáticamente a todos los empatados a tiempos. GENERADOR VIDEO El Equipo de generador vídeo, conectado a la pistola de salidas y al Equipo de cronometraje eléctrico, transmite los tiempos y otros registros a la televisión, apareciendo estos en un lado de la pantalla, pudiendo ver así junto al desarrollo de la carrera el cronometro en movimiento, o detenido algunos instantes en algún parcial, al mismo tiempo. A continuación, hoja completa de resultados de una carrera.

DETECTOR DE SALIDAS FALSAS Como se indica en el artículo 112 de la reglamentación de la IAAF, es el Juez de Salidas quien tiene el pleno control de los participantes una vez colocados en sus puestos de salidas y es el único juez que juzga cualquier hecho relacionado con el comienzo de la carrera. Sin embargo, cuando se utiliza un equipo de Control de Salida Falsas el Juez de Salidas lleva unos auriculares conectados a éste, en los que puede oir claramente una señal acústica emitida en el caso de una salida falsa.


La utilización del Detector de Salidas Falsas es obligatoria en las competiciones a la que se refiere el artículo 12.1 (a), (b) y (c) y está recomendada encarecidamente su utilización para cualquier otra competición, ya que este sistema elimina cualquier apreciación subjetiva del Juez de Salidas sobre la validez de la salida, apreciación que puede influir tanto en la anulación injustificada como en la aceptación de una salida en la que uno o varios atletas han realizado una salida falsa. Aunque el Reglamento no lo incluye como obligatorio para la aceptación de un récord mundial, sería interesante que lo fuera para todas las carreras cuya salida se efectúen desde tacos de salidas. Conectado a los tacos de salida y a la pistola, el detector se activa cuando el atleta ejerce una fuerza de 27 kgs. sobre los tacos, en un tiempo inferior a 100/1000 de segundo desde la detonación de la pistola o aparato de salidas aprobado, o si dicha presión ha sido realizada con antelación al disparo. Si se produce una salida falsa, el detector emite una señal acústica que recibe por los auriculares el Juez de Salidas, debiendo anular inmediatamente la salida y comprobar en el dispositivo de salidas falsas que atleta(s) es(son) responsable(s) de la salida falsa. En la impresora incorporada al detector de salidas aparecerán registrados los tiempo de reacción de los atletas participantes y junto a ellos un asterisco en el caso de que el atleta haya salido después de la detonación pero en un tiempo inferior a 100/1000 y un signo negativo al lado del tiempo, además del asterisco, en el caso que el atleta salga antes del disparo. Ejemplos: (A) CALLE 1 2 3 4* 5 6 7 8

(B) TIEMPO 0.134 0.167 0.165 0.085 0.104 0.154 0.133 0.160

CALLE 1 2 3 4 5 6 7* 8

TIEMPO 0.134 0.167 0.165 0.185 0.104 0.154 -0.080 0.160

En el ejemplo A, el atleta de la calle 4 ha realizado una salida falsa por salir después de la detonación pero en un tiempo inferior a 100/1000 y aparece un asterisco junto al número de calle. En el ejemplo B, el atleta de la calle 7 tiene junto al número de calle el asterisco indicador de que ha realizado una salida falsa y en el tiempo aparece un signo negativo que indica que ha realizado la salida 80 milésimas antes del disparo. El sistema de detección de salidas falsas se basa en que el tiempo medio de reacciónejecución del ser humano ante una señal acústica es de 150 milésimas de segundo


(frente a las 180 de una señal táctil ó los 200 de una visual), y aunque el periodo latente (tiempo que transcurre desde la aparición de un estímulo hasta el inicio de la contracción muscular producida por orden del cerebro) de algunos atletas sea inferior, se estima que nadie reacciona en menos de 100 milésimas, aunque algunos investigadores como M. Grosser hayan detectado algunos tiempos de reacción cercanos a las 70 milésimas. El detector de salidas falsas tiene además una utilidad informativa y estadística y algunos programas incluyen como información complementaria en los resultados de la prueba los tiempos de reacción de todos los atletas, así como el número de salidas falsas realizado. Esto hace que el Juez de Salidas deba prestar atención a la señal acústica indicadora de salida falsa y anular inmediatamente la salida, de lo contrario aparecería reflejado en la hoja de resultados como una mala actuación del Juez, pudiendo ser objeto de reclamación. Puede activarse un piloto luminoso sobre el indicador de número de calle del atleta o atletas que han producido alguna salida nula TACOS DE SALIDA El artículo 162.11 indica que en las competiciones a las que se refiere el Artículo 12.1 (a),(b), (c) y (d), los competidores tienen que usar los tacos de salida proporcionados por la organización y que en las pistas de "'todo tiempo" los organizadores pueden insistir en que se utilicen solamente los tacos de salida facilitados por ellos. Además, en el artículo 122.2 se indica que en todas las carreras con salidas por pasillos o calles, el Juez de Salidas deberá usar un micrófono para transmitir sus órdenes a través de altavoces, al participante de cada calle. Cuando no se utilice... En una competición en la que se hace obligatoria la utilización de detectores de salidas falsas, es lógico pensar que los tacos de salida también llevarán incorporados un altavoz para que, de manera individual, cada atleta pueda oir perfectamente tanto las voces del Juez de Salidas como el disparo, con la misma intensidad y al mismo tiempo que lo van a recibir el resto de participantes. En el resto de competiciones la utilización de este tipo de tacos resulta también muy recomendable, debido a la gran distancia que existe entre el Juez de Salidas y los atletas, por ejemplo en la salida de la prueba de relevos 4x400 m., aunque el Juez se haya colocado, como está reglamentado, de modo que la distancia entre él y cada uno de los participantes sea aproximadamente la misma. También puede influir en la mala apreciación de las voces de salida por parte de los participantes la intensidad y dirección del viento, así como el público y la megafonía general del estadio. En el caso de que no se disponga de tacos con altavoces incorporados, se debería utilizar algún sistema de megafonía que garantizase la simultaneidad y buena apreciación de las voces de salida y detonación por parte de los participantes, como puedan ser altavoces convencionales repartidos de forma equidistante entre los atletas al exterior de la calle 8. DISPARO POR CONTACTO ELECTRICO El Reglamento incluye también, la posibilidad de utilizar una pistola o aparato de salida aprobado, colocado en una posición equidistante a todos los participantes, en el caso de


carreras con compensación de salida, o enfrente o sobre la prolongación de la línea de salida en el caso de carreras hasta e incluyendo la de 110 m. vallas haciéndola disparar por contacto eléctrico, cuando el Juez de Salidas no pueda ocupar dicha posición.

A.- Tacos de salida con conexión a detector de salidas falsas. B.- Pistola de salida con sensor y auriculares. C.- Detector de salidas falsas

Este sistema, como el utilizado en Italia, puede consistir en un trípode que lleva incorporado un altavoz y un detonador eléctrico, colocado en la posición reglamentaria y unido por cable al Juez de Salidas quien, desde una posición donde tiene una . perfecta visión sobre todos los atletas, da las voces mediante un micrófono y activa el aparato de salidas pulsando un botón. Este sistema sólo puede efectuar dos disparos, por lo que se evita un número excesivo de ellos en caso de salida falsa. ANEMÓMETRO La precisión y rapidez en la medición de la velocidad del viento también se ve favorecida actualmente, en competiciones importantes, mediante la utilización de sistemas electrónicos, por diversas razones: a) Reducción del factor error humano: En las carreras de 100 m. lisos y 100 y 110 m. vallas, el Anemómetro se pone en funcionamiento por conexión directa con la pistola del Juez de Salidas y se para automáticamente transcurridos 10 ó 13 segundos según sea el caso. En la carrera de 200 m. se activa al pasar el primer atleta entre unas células fotoeléctricas colocadas en el exterior a ambos lados del inicio de la recta y finaliza la medición transcurridos los 10 segundos reglamentarios. Así, la función del operario se limita a asegurar que el Anemómetro queda otra vez operativo (puesta a 0) al finalizar la medición del viento de una carrera, o si se ha efectuado una salida falsa. Deberá velar, lógicamente, por el mantenimiento del Anemómetro en la posición reglamentaria y por que nada ni nadie pueda interferir en el resultado de la medición, como por ejemplo la presencia de personas cerca del Anemómetro.


En los saltos de longitud y triple, el Anemómetro se activa al pasar el atleta entre dos células fotoeléctricas situadas al exterior del pasillo y a una distancia de la tabla de batida de 40 m. en el caso del salto de longitud y de 35 m. en triple salto. Si la carrera de impulso es inferior a la situación de las células, es el operario quien lo pone en funcionamiento. La medición del viento finaliza automáticamente transcurridos los cinco segundos reglamentarios. En estos concursos la responsabilidad del operario es quizás mayor que en las carreras, por el mayor número de mediciones que se realizan con sus correspondientes puestas a 0, por la puesta en marcha manualmente en algunos casos y por el mayor tráfico de atletas cerca del Anemómetro. La mayoría de Anemómetros, no obstante, se operan manualmente. El resultado de la medición aparece automáticamente en un marcador, evitando posibles errores de lectura y de transcripción por parte del operario. b) Mejora constante de los sistemas de medición: Los antiguos sistemas de medición de la velocidad del viento se basan en una tecnología mecánica en la que el viento pasa por el interior de un tubo colocado paralelamente al pasillo de saltos o a las calles e impulsa al anemómetro, dando el resultado, todavía en muchos casos, en metros y centímetros/segundo, por lo que se hace necesario redondearlo manualmente hasta el siguiente decímetro superior en sentido positivo. Actualmente (ya se utilizó en los JJ.OO. de Barcelona´92) Seiko utiliza un nuevo sistema ultrasónico que mide el efecto del viento desde todas las direcciones, incluida la vertical y calcula el factor resultante en viento paralelo al pasillo o calles. La utilización de este sistema hace necesaria la total ausencia de personas cerca del Anemómetro ya que podrían producir turbulencias y afectar la precisión de la medición. Incluso el juez operario debe situarse en una posición alejada (un mínimo de 10 metros) y operarlo mediante un mando conectado al sistema. El resultado de la medición del viento se da según lo estipulado en el Reglamento de forma automática. El anemómetro puede ser accionado manualmente, como en la mayoría de sistemas, y también de forma automática, bien mediante la colocación de células fotoeléctricas en los saltos de longitud, triple salto y en la carrera de 200 m., bien por conexión directa con la pistola de salidas en las carreras de 100 m. lisos y 100 y 110 m. vallas. Hay que recordar que todos los Anemómetros tienen que estar certificados por el Departamento Oficial competente, tal como indica el Reglamento de la IAAF. c) Rápida información: Del resultado de la medición del viento a los competidores, jueces, público y televisión. El anemómetro está conectado a un marcador de pista e introduce al mismo tiempo el resultado en el centro informático, adjuntándose al resultado de la prueba, en el caso de los saltos de longitud y triple salto. La información del viento en las carreras, aparece automáticamente en el centro de control de cronometraje eléctrico, adjuntándose al resultado una vez realizada la lectura de la carrera.


La altura y situación del anemómetro será siempre la estipulada por la reglamentación de la IAAF, así como los periodos de medición y su registro: En las carreras de 100 m. lisos, 100 y 110 m. vallas y 200 metros el anemómetro se colocará junto a la recta de velocidad a 2 metros como máximo de la calle 1 y a 50 metros de la línea de llegada y los periodos de medición del viento serán: 100 m 100 m. vallas 110 m. vallas 200 m.

10 segundos desde el fogonazo de la pistola. 13 segundos desde el fogonazo de la pistola. 13 segundos desde el fogonazo de la pistola. 10 segundos desde que el primer corredor entra en la recta.

En los saltos de longitud y triple se colocará a 2 metros como máximo del pasillo de saltos y a una distancia de 20 metros de la tabla de batida y el periodo de medición será de 5 segundos desde el momento en que el competidor pasa por una marca colocada al costado del pasillo situada a una distancia de la tabla de batida de 40 m. en el caso del salto de longitud y de 35 en el del triple. Si el atleta realizara una carrera de impulso inferior a esa marca, la medición comenzará en el momento en que se inicie su carrera. La altura del anemómetro será siempre de 1,22 m. El registro del anemómetro se hará en m/seg. y se redondeará hasta el siguiente decímetro superior, en sentido superior. Ejemplo: un registro de +2,03 m/s se anotará como +2,1. Un registro de -2,03 m/s se anotará como -2,0.

MEDICIÓN ELECTRONICA Pese a que la reglamentación de la IAAF en el artículo 145, referente a medidas y pesos, admite como sistemas de medición el uso de cinta de acero, barra de medición o aparato científico de medición, la utilización de sistemas electrónicos de medición es cada vez mayor, siendo impensable la utilización de un sistema manual en una competición de alto nivel.


Así, en el artículo 113, entre los oficiales considerados necesarios para las competiciones internacionales de importancia, cita a uno o más Jueces de Medición (electrónica). También aparece la figura del Juez de Medición en el artículo 148.10, referente a la medición de Récords Mundiales, donde se específica que los récords en concursos tienen que ser medidos por tres jueces de concurso con una cinta de acero calibrada y certificada o barra métrica o por un aparato científico de medición aprobado cuya exactitud haya sido confirmada por un Juez calificado de Medición. Los sistemas de medición electrónica ofrecen una medición mucho mas exacta que la realizada manualmente, ya que se evitan imprecisiones debidas a:      

Una posición incorrecta de la cinta; en ángulo, girada, retorcida... Diferentes grados de tracción; débil, excesiva. Dilatación o contracción de la cinta según temperatura. Diferencias de nivel entre los dos puntos de medición. Incorrecta verticalidad en la medición de los listones, sobre todo en salto con pértiga. Errores en la lectura y/o transferencia de los resultados, cometidos tanto por los jueces en la pista como en Secretaría.

Aparte, la medición con cinta o barra, presenta la incomodidad de su traslado y manejo, la lentitud en la medición, para que sea lo mas precisa posible, y en el paso de la información al sistema de resultados y a los marcadores, ofreciendo también un pobre impacto visual. La Medición Electrónica viene a solucionar todas estas deficiencias, mediante un sistema preciso, rápido y cómodo de medición. Consiste en un sistema de rayos infrarrojos, similar al de las cámaras auto-foco, pero de mayor precisión, que se reflejan en un prisma colocado en la caída. Al no poder instalar el taquímetro en el punto de medición, se coloca en otro lugar y desde ahí se realizan las mediciones, mediante un sistema de medidas y ángulos. Un microprocesador incorporado realiza los cálculos trigonométricos y envía el resultado a la terminal del Sistema de Resultados. EL SISTEMA DE MEDICIÓN ELECTRÓNICA CONSTA DE: Trípode: Sobre el que se apoya el sistema de medición. Tiene incorporada en su parte superior una placa giratoria, con una burbuja de aire, con la que se debe comprobar una perfecta horizontalidad, haciendo girar esa placa 360°. La burbuja debe estar centrada perfectamente como mínimo en tres puntos. Debe ir montado sobre unas planchas resistentes y con la superficie necesaria para evitar el hundimiento de alguna de sus patas, sobre todo si se utiliza sobre hierba o tierra.


Cualquier movimiento de la posición inicial del trípode provocará que el resultado sea incorrecto, al desplazarse un punto de referencia en los cálculos de la medición. Se evitará en todo momento que nada ni nadie, aparte del Juez de Medición, toque el sistema. La altura del trípode se regulará de tal manera que el Juez de Mediciones pueda operar el sistema cómodamente sentado. La situación del trípode y por lo tanto del Sistema de Medición Electrónico, debe garantizar una perfecta visión del Juez de Medición sobre la zona de caída o listón, sin que nada ni nadie se interponga, pero que al mismo tiempo no interfiera en la actuación del atleta o jueces y que, por supuesto, resulte totalmente segura para el operador, sobre todo en los lanzamientos. Batería: Autónoma y/o conexión con la red general. La batería evita la interrupción de las mediciones en el caso de corte en el fluido eléctrico general. Taquímetro: Certificado por un Departamento oficial de Pesas y Medidas. Va dotado con dos niveles de burbuja de aire para garantizar la perfecta horizontalidad y verticalidad del equipo. Girando unos tornillos se eleva o desciende lentamente alguno de sus lados por si fuera necesario corregir algún nivel. Una vez nivelado el sistema, se memoriza esa posición en el microprocesador como posición a partir de la cual se realizarán la línea base y las mediciones durante la competición. Posee un telescopio con un movimiento horizontal de 360° en ambos sentidos y otro vertical. Como el campo de acción en una competición de atletismo es mucho menor, estos movimientos pueden ser bloqueados o ralentizados mediante unos juegos de palomitas, centrando el campo de acción a la zona donde se va a desarrollar la medición. Posee también unos mandos de ajuste fino vertical y horizontal. El telescopio va provisto de un objetivo con un punto de mira en forma de cruz en su interior que se deberá hacer coincidir con la cruz que posee el reflector de caídas. Una vez logrado, se corrige el enfoque de la imagen y cuando este sea perfecto, se acciona el botón que inicia la medición. Sobre el telescopio se sitúa un punto de mira exterior para facilitar la búsqueda del reflector. Microprocesador: Una vez accionado el botón de inicio de la medición, el microprocesador realiza el cálculo de la distancia en un breve espacio de tiempo y con un error aproximado de 1 mm. en 100 m. En algunos sistemas el cálculo se realiza manualmente en una calculadora integrada en el sistema. En otros, mas avanzados, el cálculo lo realiza el sistema de forma automática, aplicando programas diferenciados para cada concurso. La conexión en línea con el Sistema de Resultados hace que desde el inicio de la medición hasta la aparición del resultado en el marcador transcurran escasamente 5 segundos. Al mismo tiempo que se introducen los resultados, se clasifican automáticamente, dando correctamente el listado de atletas que pasan a mejora, los que


lo hacen a una fase posterior, el resultado final, desempates y cualquier consulta referente a la medición, de forma inmediata. El resultado de la medición lo realizará de acuerdo con lo reglamentado en el artículo 145.2. Reflector de caídas: Un Juez de Caídas será el responsable de transportarlo y de colocarlo correctamente en la caída. Consta de:  Un bastón, por donde lo coge el Juez  Un reflector en el extremo inferior, donde se reflejan los rayos infrarrojos emitidos por el taquímetro.  Un nivel de burbuja de aire sobre el reflector, para asegurar su verticalidad.  Un punzón en la base, que el Juez debe colocar correctamente en la caída. La utilización del reflector en los saltos con pértiga y en los de altura se limita simplemente al inicio, en la instalación del sistema. Juez de caída: El juez encargado de la colocación del reflector debe situarse cerca del lugar de la caída y acudir rápidamente a ella cuando se deba iniciar la medición. Una vez ahí colocará el punzón sobre el borde de la huella mas próximo al círculo de lanzamientos, pasillo de jabalina o línea de batida, enfocando el reflector hacia el Sistema de Medición, procurando además que esté perfectamente vertical, comprobándolo con la burbuja de aire.

Impreso a rellenar por el Juez de Medición para entregar al Juez Árbitro de Concursos, indicando que todas las medidas son correctas


Deberá mantener esta posición, evitando cualquier movimiento del reflector, hasta que el Juez de Medición, mediante una señal discreta, le avise de que ésta ya ha sido realizada, que normalmente coincide con la aparición en el marcador del registro obtenido. Juez de Medición electrónica: En el artículo 130 del reglamento de la IAAF aparecen detalladas las funciones del Juez de Medición: Antes de la competición se reunirá con el Equipo Técnico y se familiarizará con el equipamiento. Antes del comienzo de la prueba, supervisará la posición de los instrumentos de medidas teniendo en cuenta los condicionamientos indicados por el personal técnico. Con el fin de asegurar que el equipamiento funcione correctamente supervisará, antes y después de la prueba una serie de medidas para confirmar su concordancia con los resultados obtenidos mediante una cinta métrica de acero calibrada. Durante la competición estará a cargo de todo lo relacionado con su utilización. Entregará al Juez-Arbitro de Concursos un certificado indicando que todas las mediciones son correctas. Para optimizar las prestaciones de un Sistema electrónico de Medición, es preciso que el Juez de medición encargado sea una persona hábil en el manejo del Sistema, que tenga pleno conocimiento del funcionamiento y posibilidades del Sistema y que se encuentre familiarizado con él, por lo que resulta obligatorio realizar varias sesiones prácticas previas a la competición. Deberá actuar de forma dinámica pero serena, sabiendo localizar rápidamente la caída, o mejor aún donde se va a realizar aproximadamente el impacto. Para ello resulta de gran


ayuda un conocimiento aproximado de los registros que pueden realizar habitualmente los atletas participantes. La actuación del Juez de Medición deberá ser también responsable, ya que los resultados de la competición van a depender de la correcta utilización del sistema, de su correcta colocación y mantenimiento. Evitará que nada ni nadie se interponga entre él y el Juez de Cardas o provoque un desplazamiento del sistema, ya que ello invalidaría las marcas conseguidas, si se descubre en la comprobación realizada al finalizar la competición y, en el caso de que se descubriera durante la competición, provocará una interrupción en el desarrollo de la misma para volver a centrar el Sistema. Deberá actuar con discreción. Al finalizar cada medición, realizará un ligero gesto con la mano, indicando al Juez de Caídas que puede abandonar la posición de medición. La utilización de auriculares le permite una comunicación constante y discreta con el operario de la terminal informática o con el Juez Principal en los saltos de altura o pértiga. Antes y después de su utilización, comprobará en una serie de medidas obtenidas previamente mediante una cinta de acero calibrada que la alineación del sistema no ha sufrido ninguna variación. Entrará en pista antes que los atletas, con el primer grupo de jueces y desde ese momento ocupará su posición, haciéndose responsable de la utilización del sistema. Al salir a pista, se encontrará el Sistema Electrónico de Medición instalado correctamente, por el equipo técnico y por el Juez responsable de los medios técnicos de control. Resulta de gran utilidad el conocimiento de idiomas por parte del Juez de Medición, para poder comprender perfectamente las indicaciones técnicas dadas por el personal del equipo técnico. SITUACIÓN DEL SISTEMA DE MEDICIÓN Y CÁLCULO DE DISTANCIAS Lanzamientos: En los lanzamientos, el Sistema de Medición Electrónica se colocará de tal manera que, aparte de una perfecta visión sobre la zona de caídas, ofrezca una total seguridad para la integridad del operario y del sistema. En los lanzamientos de Jabalina, Martillo y disco, la facilidad de localización del reflector es mayor que en el lanzamiento de peso, ya que el operario puede seguir el vuelo del artefacto durante mas tiempo. En el lanzamiento de peso, el operario aparte del corto vuelo del artefacto, se encuentra con la necesidad de ajustar el enfoque, al ser corta la distancia entre el equipo y la caída,


mientras que en el resto de lanzamientos se puede operar con el objetivo enfocado en infinito El resultado en el lanzamiento de peso, tal como se indica en el articulo 145.2 debe registrarse siempre hasta el 0,01 m. inmediato inferior a la distancia alcanzada, si la medida no constituye un número entero en cm. En los lanzamientos de Jabalina, disco y martillo, según se indica en el mismo artículo la distancia se registrará en cm. pares, hasta la unidad par inmediatamente anterior si no constituye un número par entero en cm. La creciente utilización de Sistemas Electrónicos de Medición, y dada su gran precisión, abre la posibilidad de propuesta para que, en un futuro, la medición de los lanzamientos de Jabalina, disco y martillo pueda contemplar registros en cm., tanto pares como impares siempre que sean controlados con estos sistemas. Un Sistema Electrónico de medición que sea utilizable en atletismo deberá programarse para que los resultados obtenidos cumplan con los requisitos exigidos por el reglamento en el artículo 145.2. El primer paso, una vez nivelado el sistema e introducida esa posición como correcta, consistirá en hacer la selección de la prueba que se va a realizar, peso, disco, martillo o jabalina, para que los cálculos se realicen conforme a ese programa. El paso siguiente consistirá en el trazo de la línea base. Para ello se coloca el reflector en el centro del círculo (o punto del pasillo de jabalina) y se mide electrónicamente la distancia existente entre el centro y el sistema. Pulsando un botón, se memoriza la distancia B como línea base y su dirección en relación al centro del círculo Hzo. Si el sistema no posee programas diferenciados para cada concurso, habrá que memorizar también la medida del radio r: 1,25 m. para el disco, 1,067 m. para el lanzamiento de peso y de martillo y 8 m. para el de jabalina. Al finalizar cada lanzamiento, con ayuda del microprocesador, son medidas la distancia D, existente desde el sistema hasta el reflector situado en la caída, así como el ángulo Hz formado sobre la línea de base. La distancia oficial del lanzamiento TD sea calculada sobre la base de datos memorizados según la siguiente fórmula:


Saltos Saltos de longitud y triple salto: El aparato estará a un lado del foso de caída, en la parte interior de la pista, para no limitar la visibilidad de los espectadores. En el caso de que existiera una tabla indicadora de distancia, se deberá tener en cuenta que ésta no interfiera en la medición de ninguna huella, incluso de aquellas muy r próximas al borde del foso. La medición en estos saltos quizás sea la mas compleja para el Juez de Mediciones, que el tiempo que transcurre entre la batida y la caída del atleta es muy breve, debiendo encontrar el reflector y enfocarlo al mismo tiempo, lo mas rápido posible. Las distancias se registrarán siempre hasta el 0,01 m. inmediato inferior a la distancia alcanzada, si la medida no constituye un número entero en cm. En la instalación del sistema, una vez nivelado, se mide y se memoriza la coordenada Xs, que será perpendicular a la prolongación de la línea de batida. Tras la realización del salto, el Juez de caídas coloca el reflector en la posición correcta y se mide automáticamente la distancia D entre éste y el aparato y el ángulo Hz, dando la medición oficial LJ según la siguiente fórmula:

Salto de altura y salto con pértiga: También es recomendable la utilización de la medición indirecta en los saltos de altura y sobre todo en el salto con pértiga, para poder solventar ciertas limitaciones de la medición manual, como puedan ser:   

Lentitud en la medición. Incorrecta verticalidad en la medición. Dificultad en la localización del punto mas bajo de la parte superior del listón.


En salto con pértiga, se añade la dificultad en la medición de listones avanzados hacia la colchoneta.

La función del Juez de Medición es mucho mas monótona que en otros concursos, por el menor número de mediciones que se realiza y porque el movimiento de operación es simplemente vertical y en un corto campo. Debe comprobar cada altura a la que se sitúa el listón y en cada ocasión que lo requiera el desarrollo de la competición. La situación del sistema en el salto de altura será centrada y perpendicular al listón, una distancia aproximada de 25 m. Su posición no deberá molestar a los atletas durante el desarrollo de la prueba. La utilización de auriculares permite una comunicación con el Juez Jefe de la prueba, lo que resulta de gran utilidad en las tareas de situación del listón a las diferentes alturas. Si el sistema está perfectamente centrado con el listón, se pueden corregir diferencias de elevación entre los saltómetros, consiguiendo una correcta horizontalidad del listón. En el salto con pértiga, al no poderse situar el aparato de medición en el pasillo, se co loca a un lado de éste, a una distancia aproximada de tres metros del centro del pasillo y a una distancia aproximada de 25 m. del centro del listón. Desde esta posición, no se podrá confirmar la perfecta horizontalidad del listón en salto con pértiga. A lo que se añade las diferentes posiciones requeridas por el atleta: hasta un máximo de 40 cm. en el sentido del pasillo y de 80 m. hacia la zona de caída. Una vez nivelado y centrado el sistema, se bloquea la función de giro horizontal, quedando solamente operativo el vertical, que se accionará durante la competición con un mando de ajuste fino. Para realizar la medición, se hacen coincidir el centro de la cruz que aparece en el visor del sistema, con el del listón, situando la línea horizontal sobre la parte mas baja del borde superior del listón. Una vez centrado el sistema, al elevar el punto de mira, aparecerá en el microprocesador la altura que está enfocando. Muchas veces, por muy preciso que sea el ajuste fino de movimiento del sistema de medición, resulta difícil conseguir que quede reflejada una altura exacta, dando en un paso anterior 1 mm. menos y en el posterior 1 mm. mas. Siempre que ocurra esto se deberá situar el listón en el milímetro superior. En la alineación se sitúa el reflector en el suelo, en el centro del plano vertical de los saltómetros, en el caso del salto de altura, o en el borde interno de la parte superior del cajetín en salto con pértiga. Con el visor se hace coincidir el centro de la cruz con la del reflector y se realiza la medición como línea base, teniendo en cuenta que como éste no está situado a nivel de


suelo, se debe medir la altura existente entre el centro del reflector y el suelo e introducirla en el microprocesador para que la añada a todos los cálculos. En unos sistemas, la medición en el salto con pértiga, exige la posición del listón sobre el punto cero del avance de los saltómetros, manteniéndolos así al realizar cualquier comprobación. Otros sistemas admiten realizar ia medición con el listón situado a cualquier distancia reglamentaria, pudiendo realizar el cálculo mediante la siguiente fórmula:

CÉLULAS FOTOELECTRICAS Son un elemento complementario en el control de una competición y su utilización no está reglamentada, pero su gran ayuda hace que cada vez sean mas usadas, siendo imprescindibles en competiciones de alto nivel, así como en la activación del inicio de filmación de algunos sistemas de cronometraje eléctrico. Consisten en un emisor de rayos infrarrojos conectado a un sistema de control que envía un haz de rayos a un receptor que lo devuelve al emisor. El corte de esta transmisión produce un impulso que activa o detiene diversos elementos de control. Es preferible que emitan un mínimo de 2 haces para que su activación simultánea sea producida por una masa considerable, evitando así que el corte sea producido por piernas, brazos o cabeza. El paso de varios atletas seguidos puede provocar que las células registren un solo corte, apareciendo solamente el registro del primer atleta que ha cortado el haz. Se sitúan una a cada lado del pasillo o calles. Su posición no debe molestar al atleta, pero tampoco deben estar muy separadas, para evitar que sean activadas por el paso de otras personas. La altura de las células debe garantizar que cualquier parte del tronco pueda activarlas, aproximadamente entre l y 1,22 m. Es necesario para su utilización que la emisión y la recepción de los haces de rayos sea correcta. Se deben colocar en línea, una frente a otra y comprobar su alineación, generalmente mediante el encendido de un piloto luminoso. En la alineación de las células situadas en línea de llegada resulta muy útil el visor o monitor de cronometraje eléctrico.


En carreras, para evitar que sean activadas por corredores doblados o por otras circunstancias ajenas al control, deben conectarse sólo unos instantes previos a su utilización. En saltos se conectan cuando el atleta está preparado para realizar el intento. Longitud y triple salto: Se sitúan a 40 y 35 m. respectivamente de la tabla de batida. Accionan el anemómetro, iniciando la medición de la velocidad del viento. Carreras: Proporcionan información de los tiempos de paso por diferentes puntos, dan el tiempo oficioso del vencedor de la carrera, activan el anemómetro en 200 metros y algunos sistemas de cronometraje eléctrico. Conectadas con la pistola y con el Centro de Cronometraje Eléctrico, activan marcadores de pista y envían información a centros de control de la competición y a televisión. Pese a la aparición automática de la información sobre tiempos parciales en el Centro de Control de Cronometraje Eléctrico, su introducción en el resultado final se realiza, actualmente, de forma manual, indicando también el dorsal del atleta situado en primera posición. Células en línea de meta: Se procurará que su alineación sea muy precisa para que el tiempo oficioso sea lo mas aproximado posible al oficial y que la posible diferencia sea siempre hacia la centésima superior. Se evitará siempre dar mejor tiempo que el oficial.  En 800 m. informan sobre el tiempo de paso del primer atleta en la primera vuelta.  En 5.000 m., tiempos parciales del primer atleta al paso por los 1.000 y 3.000 m.  En 10.000 m. tiempos parciales del primer atleta al paso por los 2.000, 4.000, 6.000 y 8.000 m. y de cada vuelta. Células en la salida de 200 m:  En 5.000 m., tiempos parciales del primer atleta al paso por los 2.000 y 4.000 m. y de cada vuelta.  En 10.000 m. tiempos parciales del primer atleta al paso por los 1.000, 3.000, 5.000, 7.000 y 9.000 m. Células en salida de 1.500 m.: Informan sobre el tiempo de cada vuelta en esa prueba. Células en la prueba de 3.000 m. obstáculos: Se colocarán unas en la salida, para controlar el tiempo en cada vuelta y otras en el paso por los 1.000 y 2.000 metros, teniendo en cuenta que la posición de estos puntos variará según la situación interna o externa de la ría. Células en la entrada de la recta final:


Activan el anemómetro, iniciando la medición de la velocidad del viento en la prueba de 200 metros. Su posición varía según el radio de la pista. Pueden adaptarse para la obtención de tiempos parciales en carreras y pruebas de marcha, realizadas tanto en el estadio como en el exterior, tal como se indica en el Reglamento; el de cada vuelta en carreras de 800 m. y superiores y cada 1.000 m. en carreras de 3.000 o más. También se pueden utilizar con fines estadísticos como por ejemplo el tiempo cada 20 m. en la carrera de 100 m lisos. MARCADORES Informan a atletas, jueces y público, tanto en pruebas realizadas dentro del estadio como en el exterior. Su utilización y situación pueden ser: Carreras: Marcadores de pista: Situados cada 100 metros aproximadamente, informan sobre tiempo de carrera, parciales y final oficioso. Marcador principal del estadio: Aparte de lo citado en los de pista, pueden dar información sobre:  Fecha y hora de la competición.  Carrera sobre la que se informa, condiciones de paso a una fase siguiente.  Listado de participantes, indicando número de calle o posición, dorsal, nombre y apellido del atleta, país o club, mejor registro personal...  Información sobre los actuales Récords del Mundo, Olímpicos, Continentales...  Velocidad de reacción en las carreras con salida desde tacos.  Información sobre la velocidad y fuerza del viento.  Tiempos oficiales y clasificación de todos los atletas, una vez finalizada la lectura el cronometraje eléctrico.  Indicaciones sobre atletas que han abandonado o descalificados, añadiendo en este caso el artículo infringido.  Listado de atletas que pasan a una fase siguiente de la competición.  Puntuación de marcas en Pruebas Combinadas.  Puntuaciones entre países, clubs...  Posibilidad de introducir cualquier información que se crea conveniente.  Si la instalación está provista de video marcador, las posibilidades de información se multiplican, al poder incluir imágenes sobre el desarrollo o final de la carrera, pudiendo repetir una imagen o una filmación las veces que se crean convenientes. Puede aparecer también la imagen obtenida en el cronometraje eléctrico. Marcador de vueltas: Indica el número de vueltas que restan. El marcador se cambiará cada vuelta cuando el atleta en primera posición entre en la recta que finaliza en la línea de meta.


Seria recomendable la utilización de un marcador de vueltas con visibilidad en dos caras como mínimo. Anemómetro: Un marcador, situado junto a cada anemómetro, muestra el resultado obtenido en la medición de la fuerza y dirección del viento en las carreras de 100 y 200 m. lisos, 100 y 110 m. vallas y en los saltos de longitud y triple salto. Concursos: Marcador giratorio: Situado junto a la zona de realización de la prueba. Información sobre:  Intento a realizar.  Orden de participación, dorsal, nombre y apellido del atleta que realiza el intento, país, club...  Validez o invalidez del intento.  Marca realizada o altura sobre la que se intenta saltar.  Posición que ocupa en el ránking de la prueba. Marcador principal del estadio: Aparte de toda la información citada en el marcador giratorio, puede incluir:         

Listado general de todos los participantes en ese concurso. Clasificación de la prueba al finalizar cada vuelta. Récords del Mundo, Olímpicos, Continentales... Marcas mínimas exigidas. Listado de atletas que han conseguido pasar a una fase siguiente de la competición. Puntuación de cada marca en Pruebas Combinadas. Descalificaciones y artículo infringido. Cualquier información que considere la organización. Proyección de imágenes si se utiliza un vídeo marcador.

Maratón, Marcha y Carreras fuera del estadio: Salida, llegada y diferentes puntos kilométricos: Informan sobre el tiempo de carrera y la distancia recorrida. Para sincronizar los marcadores situados en los diferentes puntos kilométricos, se utilizó en la prueba de Maratón de los Juegos Olímpicos de Barcelona'92, un generador gráfico, activado con el disparo de salida que fue pasando por los sucesivos puntos de control, activando el tiempo de carrera en el marcador. Para su traslado se utilizó una motocicleta proporcionada por la organización. Marcador móvil: Transportado sobre un vehículo situado en la cabeza de la prueba. Información sobre el tiempo de carrera.


Marcador de vueltas: En las carreras y pruebas de marcha realizadas en un circuito. Cámara de llamadas, Zonas de calentamiento, Zonas de atletas: Operados según las necesidades de la organización para informar a los atletas sobre:        

Listados de participantes. Hora de salida a la pista. Orden de participación. Hora de comienzo de la prueba. Composición de las series. Hora de concentración. Hora de confirmación. Otras comunicaciones que la organización crea convenientes.

RELOJES DE CONCURSOS Indican con claridad, en un marcador de cuenta atrás, el tiempo que dispone el atleta para realizar un intento. Son conectados manualmente por un oficial, cuando el Juez Principal de la prueba indica que todo está dispuesto para realizar el intento. El oficial encargado ha de conocer, en cada caso, el tiempo que debe anunciar en el marcador del reloj, así como el funcionamiento del mismo:  1,30 minutos en los saltos de altura, longitud y triple salto y en todos los lanzamientos.  2 minutos en el salto con pértiga.  3 minutos en las fases finales (2, 3 atletas) del salto de altura. (No en Pruebas Combinadas).  4 minutos en las fases finales (2, 3 atletas) del salto con pértiga. (No en Pruebas Combinadas).  5 minutos cuando quede un solo participante en el salto de altura. (No en Pruebas Combinadas)  6 minutos cuando quede un solo participante en el salto con pértiga. (No en Pruebas Combinadas). Ha de tenerse en cuenta que el periodo entre 2 intentos consecutivos efectuados por el mismo atleta no deberá ser nunca inferior a 4 minutos en el caso del salto con pértiga ó 3 para cualquier otro concurso. Esto es aplicable también en los concursos de las Pruebas Combinadas. La detención del reloj de cuenta atrás se realiza manualmente, una vez iniciado el salto o lanzamiento. Si el tiempo permitido finaliza una vez que el competidor ya inició su intento, éste le será permitido efectuarlo, por lo que se debe evitar que ningún dispositivo sonoro ó luminoso se ponga en funcionamiento durante la realización del intento. El operador deberá tener especial cuidado en detener dicho sistema cuando en el reloj aparezca el "0".


ORDENADORES EN LOS CONCURSOS Conectados en línea con el sistema de resultados. Aparece el listado del concurso, introduciéndose en él los datos relativos a su desarrollo. Un Secretario velará por su correcto funcionamiento. Introducción automática de las distancias obtenidas por los aparatos de medición electrónica y de las mediciones del anemómetro, a quiénes está conectado mediante cable. Introducción manual de intentos nulos, pases, descalificaciones y artículos infringidos. Realizan de forma automática la clasificación previa a los intentos de mejora y la final, deshaciendo posibles empates según el procedimiento reglamentado. Puntúa automáticamente las marcas obtenidas en una competición de Pruebas Combinadas. Elimina de la lista de llamadas a los atletas que superan las mínimas exigidas en una competición de calificación… EQUIPO DE VIDEO El artículo 151 de la reglamentación de la IAAF introduce la posibilidad de utilizar como documento de ayuda una grabación oficial en vídeo: En las competiciones a que se refiere el Artículo 12.1 (a) y (b) y, cuando sea posible en todas las demás, se recomienda utilizar como un documento de ayuda, una grabación oficial en vídeo en todas las pruebas, donde se graben la exactitud de las marcas e infracciones de las Reglas. Los operarios de estos vídeos, deberán filmar el concurso o carrera asignados, prestando especial atención a aquellos lugares donde se produzcan con mayor frecuencia descalificaciones, anulaciones o protestas, como puedan ser:       

Tabla de batida en el salto de longitud o triple salto. Círculos de lanzamientos, arco de jabalina. Curvas en carreras. Paso a calle libre. Transferencias de relevos. Pases de vallas y de obstáculos. Incidencias en una carrera...

ORDENADOR EN PRUEBAS DE MARCHA En el Campeonato del Mundo celebrado en Goteborg´95, se utilizó un servicio de ordenadores para introducir las advertencias de descalificación. Los Jueces de Marcha, a los que se le asigna un número clave, introducen las propuestas de descalificación en una serie de ordenadores repartidos en el circuito. Tras teclear el número secreto, se introduce el número de dorsal del atleta al que se le hace la advertencia y el motivo.


El ordenador anotará estos datos, añadiendo de forma automática la hora en que se produce. El ordenador está programado para no aceptar una segunda advertencia por parte del mismo Juez. La aparición de los avisos en una pizarra electrónica es automática, por lo que tanto jueces, marchadores como público tienen un acceso rápido a la información sobre las advertencias realizadas a cada competidor. Ningún Juez de Marcha deberá tener acceso a la información del número de avisos que tiene cada marchador, debiendo actuar de forma independiente. A esta información sólo deberá tener acceso el Juez Principal de Marcha. El Juez Principal de Marcha, al observar en su terminal que un atleta ha reunido tres avisos, procederá rápidamente a la descalificación del marchador. Es muy importante que el tercer aviso no aparezca reflejado en la pizarra, tal como ocurrió en Goteborg hasta que el Juez Principal haya introducido su número clave, para evitar que un marchador se vea descalificado, o la descalificación de otros, antes de que sea mostrada la bandera roja. SISTEMAS ELECTRONICOS DE COMPETICIÓN DE ALTO NIVEL

CONTROL

UTILIZADOS

EN

UNA

La relación de Medios electrónicos variará según la importancia de la competición y los medios económicos de la organización, pero como guía de los sistemas utilizados en una competición de alto nivel, tenemos la siguiente relación, en la que se enumeran los utilizados por Seiko en los Juegos Olímpicos de Barcelona. CARRERAS Salidas  Pistola de salidas que activa los sistemas de cronometraje y el anemómetro en las pruebas de 100 m. lisos y 100 y 110 m. vallas.  Tacos de salida para cada competidor con altavoz incorporado y sistemas de audio adicionales en el resto de carreras.  Controlador de salidas falsas en carreras con salida desde tacos.  Medición automática del tiempo de reacción de todos los competidores. Conexión con el sistema de gestión de resultados. Tiempos parciales  8 células fotoeléctricas situadas a los 0, 100, 200 y 300 y en las carreras de 100, 100 v. y 110 v. a los 20, 40, 60 y 80 S. Información al Centro de resultados, marcador y televisión de los tiempos parciales del líder (la introducción de parciales y dorsal del líder se realizó manualmente desde el Centro de cronometraje eléctrico).  3 cámaras estándard de "video timing" situadas en los 200, 300 y línea de llegada para obtener los tiempos parciales de todos los participantes.


Tiempos finales. Obtención del tiempo final y posición de cada competidor.       

3 "SlitVideo Systems" (2 exteriores y 1 interior). 1 cámara de Foto-Finish. 1 pantalla de lectura de Foto-Finish. 1 monitor de lectura del vídeo. 1 impresora para películas de Foto-Finish. 1 impresora de "Slit Video". Información del tiempo oficioso del primer atleta a marcadores de pista y televisión.  1 terminal informática para la introducción de los resultados. Anemómetro  Sistema ultrasónico de medición de la fuerza y dirección del viento en 100 lisos, 200 lisos, 100 y 110 m. vallas, en línea directa con el Centro de resultados, televisión y marcadores de pista. Marcadores  4 marcadores de dos caras, con visibilidad de 100 m., ofreciendo información sobre el tiempo de carrera, tiempos parciales y final oficioso del primer atleta.  En llegadas por calle libre, un segundo marcador se pone en funcionamiento, tras quedar fijado en uno el del vencedor.  1 marcador de 3 caras para la información del anemómetro.  1 indicador de vueltas de 3 caras.  Indicación en el marcador principal del estadio de: Tiempo de carrera, Parciales, Viento, Tiempo Final, Récord Mundial, Olímpico... CONCURSOS Medición electrónica  4 sistemas de medición automática en todos los lanzamientos y saltos, en línea con el Sistema de Resultados.  4 anemómetros, en línea con el Marcador y Sistema de Resultados. Marcadores  1 marcador de cuenta atrás en cada concurso, informando sobre el tiempo de realización del intento.  En longitud y triple salto, un marcador de tres caras para la información del viento  6 marcadores de concurso, presentando información preparada por el Sistema de Resultados.


MARATÓN Y MARCHA  1 Sistema completo de cronometraje para Marcha y Maratón.  1 marcador de tiempo situado en la salida.  1 marcador sobre un vehículo, indicando tiempo de carrera y distancia recorrida.  9 marcadores de tiempo, en Maratón, situados en los kilómetros 5, 10, 15, 20, 1/2 Maratón, 25, 30, 35 y 40.  En Marcha, marcadores situados en los puntos identificados por la organización.  Campana y marcador de vueltas.  2 impresoras de tiempo, para grabar el tiempo de todos los atletas que llegan al estadio.  Información en el marcador principal del estadio del tiempo de carrera.  9 impresoras de tiempo para tomar los tiempos parciales. Se activan en la salida son distribuidos en los puntos de control, activando también la información sobre el tiempo de carrera en el marcador. CAMARA DE LLAMADAS  Tablero de llamada a atletas. Introducción de información por parte de la organización JUEZ RESPONSABLE DE MEDIOS ELECTRÓNICOS DE CONTROL Actualmente, en la organización de grandes competiciones de atletismo se utilizan muchos sistemas de control electrónicos, dirigidos a perfeccionar el juzgamiento de las pruebas, a facilitar la función de los jueces, la información de los resultados e cuanto a calidad y alcance, y al mismo tiempo también a aumentar la espectacularidad de la competición. Este gran despliegue de medios electrónicos, hace necesaria la aparición de un Juez de Medios Técnicos de Control, que se responsabilice de que se van a utilizar correcta mente. Juez que es requerido también por la empresa suministradora de los equipos para utilizarlo de enlace con los demás miembros del jurado y con la organización. Deberá tener un amplio conocimiento de todos los sistemas y de sus posibilidades. Para ello deberá realizar una serie de reuniones con el equipo técnico, para conocer y contactar con los responsables de la empresa suministradora. Otras reuniones deberá llevar a cabo con los Jueces que operarán los diferentes mas y programar unas sesiones prácticas con el fin de que todos se familiarice ellos. Otras sesiones de repaso se realizarán el día de la competición. Conocerá la situación de los Sistemas en cada prueba y su alineación. Estará presente en la instalación de los diferentes elementos y colaborará en cuestiones relacionadas con la pista, como por ejemplo la situación de las células en la carrera de obstáculos y el inicio de recta final.


Deberá tener el programa de la competición y saber en todo momento que elementos se van a utilizar y asegurarse de su correcta instalación. También velará para que los jueces operarios se hayan presentado y que salgan a actuar de acuerdo con lo pactado anteriormente. Normalmente, los Jueces de Cronometraje Eléctrico ya se encontrarán en su Sala antes el inicio de la competición y habrán sido consultados por el responsable de medios técnicos sobre alguna posible incidencia, que en caso afirmativo, colaborará para solucionar la anomalía. Los Jueces de Anemómetro y de Medición, ocuparán su posición cuando salga el primero de jueces hacia la prueba y desde entonces serán responsables del funcionamiento de los sistemas. Repartirá equitativamente las pruebas, procurando que todos controlen el mismo número de competiciones de calificación, finales..., pero teniendo en cuenta el asignar los puestos que entrañan mas dificultad al personal mas cualificado. En Medición indirecta, con antelación a la prueba, realizará las comprobaciones alineación y comunicará a los Jueces de Medición cuáles son las distancias de chequeo y al finalizar la prueba comprobará la alineación, en el caso de que se haya registrado algún récord. Vigilará también que en las demás pruebas el Juez de Mediciones extienda el certificado correspondiente. La aparición de alguna anomalía detectada en el funcionamiento de algún sistema electrónico de control, exige una comunicación rápida con el equipo técnico para que pueda ser subsanada inmediatamente. Esto hace necesario la comunicación por radiotransmisor con dicho equipo, y también con todas las áreas donde se estén utilizando estos sistemas. También es necesario el conocimiento de idiomas.


Medios Electronicos de Control