Page 1

Revista Digital Profesional de FĂştbol y Deportes

www.Futboltop.net

8


Revista Digital Profesional de Fútbol y Deportes

¿Existen diferencias entre el fútbol infantil y el fútbol de los adultos? Autor: Rui Pacheco Excelente análisis de las diferencias contextuales y procedimentales entre el entrenamiento con niños y adultos en el futbol. Horst Wein decía “Es necesario adaptar el juego al niño y no obligar al joven futbolista a adaptarse al juego de los adultos” En este artículo se presentan diferentesestudios y análisis que justifican el diferente enfoque del proceso de entrenamiento en el futbol de formación. Este capítulo del libro La enseñanza y el entrenamiento del fútbol 7 de Rui Pacheco, publicado por la editorial Paidotribo, nos introduce en las diferencias y nos aporta un análisis serio de esta problematica tan actual. 9

www.Futboltop.net


Revista Digital Profesional de Fútbol y Deportes

El gusto y la pasión por el fútbol ha originado en nuestro país un aumento del número de jugadores,que ha ocasionado alteraciones en el escalonamiento de los intervalos de edad (categorías), con un consiguiente aumento en el número de partidos que todos los fines de semana se realizan en nuestros campos de fútbol. El hecho de estar habituados a observar partidos de seniors y, posteriormente, confrontarlos con los partidos de otras categorías de edad, fundamentalmente de las categorías alevines (sub12) y benjamines (sub10), nos obligó a reformular nuestros conceptos didáctico-pedagógicos, con el objeto de una mejor comprensión y una mejor intervención en la formación de los jóvenes futbolistas. Sabemos, sin embargo, que el fútbol infantil y juvenil depende en gran medida de las personas aficionadas y sin formación específica, hecho que ha llevado a este tipo de fútbol a una atribución de escasa credibilidad y validez. Debemos señalar que se continúa insistiendo en los errores del fútbol de los adultos: • Se continúa poniendo a jugar a niños de 8 años de edad en campos con medidas reglamentarias de adultos (100 x 60 metros) y juegan 11 x 11 con porterías de adultos (7,32 x 2,44 metros), en vez de jugar 7 x 7 en campos con dimensiones y porterías reducidas.

relativas a los aspectos de la técnica.

• Se constata una predominancia del perfil de entrenador de fútbol de los adultos, disciplinado, muy rígido, en contraste con el educador de jóvenes, que debería ser moderado, tolerante y muy motivador, con conocimientos de fútbol pero que, • Tenemos ligas de competición desequili- además de esto, conozca las característibradas con una estructura idéntica a la de cas de los jóvenes en su etapa de desarrolos adultos, donde impera la “campeoni- llo, para que incluya en su intervención tis” y la eliminación de los más débiles, pedagógica los factores más idóneos para cuando se debería optar por jornadas de- esa etapa, sepa el nivel de exigencia y, al portivas o ligas competitivas en régimen mismo tiempo, conozca los objetivos que de jornadas concentradas todos los parti- se deben plantear en esa categoría. dos de la jornada se efectúan en el mismo campo, con la constitución de pequeños • No deja de ser extraña la obligatoriedad grupos o divisiones homogéneas, donde de la existencia de policías en los partidos todos deberían tener el mismo derecho de de jóvenes de 8-12 años, sin el cual los participar y no sólo los más aptos, debien- mismos no podrían desarrollarse. do encararse el partido como una fiesta, donde el placer de jugar fuese el objetivo Hemos visto cómo algunas veces, estando presentes todos los que intervienen en el principal. partido, compañeros, adversarios y árbi• Con los jóvenes se utilizan, medios y tros, no pudo desarrollarse el mismo por métodos de entrenamiento idénticos a los la falta de policía. de los adultos, utilizando predominantemente el método analítico, muchas veces Juzgamos que los salarios pagados a l pocon el recurso de formas de entrenamien- licía podrían ser invertidos en un mejor to monótonas donde el entrenamiento es aprovechamiento de esas mismas fuerzas de seguridad para otros espacios de la sotodo menos juego. ciedad de mayor riesgo que el supuesto Escasean las formas lúdicas, dinámicas, por un partido de fútbol de jóvenes de con un alto potencial de motivación, y esta categoría de edad. abundan en cambio las preocupaciones

www.Futboltop.net

10


Revista Digital Profesional de Fútbol y Deportes

La resolución del problema pasaría por responsabilizar a los dirigentes de los clubes, que conjuntamente con los padres de los jugadores del club organizador de los partidos tendrían que velar por la seguridad de sus partidos. En Portugal, la obligatoriedad de la presencia de la policía en los partidos de los más jóvenes no existe en ninguna otra modalidad deportiva.

Una sesión de enseñanza/aprendizaje, que es de lo que se trata un partido de fútbol entre niños de 8 a 12 años, es entendida de esta forma como un espectáculo, y cuando falta el documento de autorización previo por parte de los clubes no se pueden jugar algunos partidos, para desaliento de los jóvenes jugadores.

• La presión competitiva, la importancia del resultado inmediato, las exigencias y el trato dado a los jóvenes futbolistas, y a En un reciente congreso (1998) efectuado sus educadores/ entrenadores, en muchas en nuestro país, un entrenador del fútbol ocasiones son idénticas a las que existen juvenil del Inter de Milán se mostró muy en el mundo de los adultos, en su faceta extrañado por el hecho de que hubiera negativa. policías en los partidos de los más jóvenes, cosa que sería impensable en Italia. Es fundamental que comprendamos, de una forma clara, que el fútbol infantil y • Las competiciones de los más jóvenes juvenil es una escuela de jugadores de son consideradas espectáculos, ya que fútbol. para que se puedan realizar necesitan una autorización previa por escrito por parte Así como la escuela tradicional pretende de las asociaciones de fútbol informando a dar la formación académica a los ciudadalas fuerzas de seguridad que dicho espec- nos para que más tarde puedan integrarse táculo se puede realizar. en la vida activa de la sociedad, la escuela de fútbol pretende dar la formación adecuada a los jóvenes futbolistas para que más tarde puedan integrarse en los equipos de adultos. Pero como no todos podrán acceder a ello, en este caso estamos obligados a dar una formación integral, haciendo del entrenamiento también una escuela de carácter. Ya hemos entrenado equipos que en las categorías de formación obtuvieron el título de campeones nacionales (sub14), y por ello estamos todos muy contentos de haber alcanzado ese nivel de éxito. Pero, de hecho, ha sido una alegría momentánea, ya que más tarde hemos podido constatar que ningún jugador de ese equipo campeón nacional llegó a ser un futbolista de alto nivel. Al contrario de lo que ocurrió con uno de los equipos que en esa etapa fue derrotado, que poseía dos jugadores que en este momento son de alto nivel, como son Brassard y Rui Costa. Entrenamos jugadores de otros equipos que no han podido ganar su campeonato (sub14) en las categorías de formación, pero que hoy, para gran regocijo y alegría nuestra, son jugadores de alto nivel, como son los casos de, entre otros, Folha, Rui Jorge, Sá Pinto, Bono y Tulipa.

11

www.Futboltop.net


Revista Digital Profesional de Fútbol y Deportes

Es necesario entender claramente que los objetivos del fútbol infantil y juvenil, y que las inversiones de los clubes y de la federación, son procesos a largo plazo. En el fútbol infantil y juvenil, “la formación de los jugadores es el motor del proceso”. Nuestro principal objetivo deberá ser contribuir a la formación adecuada del jugador. Se impone un equilibrio entre la idea de que en la formación no interesa ganar sino competir y la actitud de hacer depender la formación de los jugadores de los resultados deportivos inmediatos. No hacemos una apología de la frase que dice que “lo importante es participar, no ganar”, ya que el esfuerzo para alcanzar la victoria es un factor determinante en el fútbol. Alguien dijo un día que, “en el deporte no intentar ganar es ser un competidor deshonesto” (Maertens, 1999). No podemos ubicar todavía los resultados deportivos inmediatos como objetivo principal en la formación de los jugadores. En síntesis, en la tabla 1 exponemos las principales diferencias existentes entre fútbol infantil y el fútbol de los adultos.

FUTBOL INFANTIL 1. OBjetivo: Formación del futbolista

FUTBOL DE ADULTOS joven 1. OBjetivo: Rendimiento del equipo (resultado)

2. Es una actividad lúdica y deporti- 2. Es un deporte. va. 3. Selectivo, solo es para los mejo3. Es para todos. res. 4. Se realiza a traves de sesiones de 4. Se realiza a traves de sesiones de enseñanza. entrenamiento. 5. Realizando con la presencia de un 5.Dirigido con la presencia de un eneducador. trenador. 6. Se enseña a traves de formas juga- 6. Se enseña atraves de forma analídas, que inducen el progreso. tica. que inducen un aumento de rendimiento. 7. Estructuras adaptadas a la edad de los jovenes (balón, porterias, campo, 7. Estructura única estandarizada numero de jugadores.) (balón, porterias, campo, numero de jugadores.)

www.Futboltop.net

12


Revista Digital Profesional de Fútbol y Deportes

En un estudio efectuado por Costa y Garganta (1996), los autores compararon algunas situaciones de juego del fútbol 11, verificadas en 16 partidos, siendo 8 de la categoría de alevines (sub12) y 8 de la categoría de seniors, y llegaron a los resultados presentados en la figura 1.Figura 1.1.: Comparación entre los valores porcentuales de las acciones realizadas por alevines y seniors. 60

Seniors

54

Alevines

50 40 30

34

30

27

18

20 9

10

4

7

4

4

7

3

0 Pases con éxito

Pases fallados

Remates

Robo del balón

Desmarques de apoyo

Desmarques de ruptura

Figura 1.1.: Comparación entre los valores porcentuales de las acciones realizadas por alevines y seniors.

13

www.Futboltop.net


Revista Digital Profesional de Fútbol y Deportes

De la lectura de la figura 1 se puede constatar que existen grandes diferencias entre las acciones realizadas por los diferentes grupos, con excepción del remate (4%), pudiendo señalar y realzar estas diferencias: – los seniors realizan el doble de pases exitosos (54% frente al 27% de los alevines), – los alevines realizan el triple de pases fallados (30% frente al 9% de los seniors), – los alevines hacen cerca del doble de robos de balón (19% frente al 34% de los seniors), – los seniors llevan a cabo el doble de desmarques tanto de apoyo como de ruptura (7% frente al 3% de los infantiles). De los resultados obtenidos en este estudio, podemos extraer algunas ideas principales: • Las grandes dimensiones del terreno (100 x 60 metros), junto con el elevado número de jugadores (22) que están simultáneamente en juego y las grandes distancias que existen entre ellos, hace imposible a los jugadores tener una visión amplia de las diversas situaciones de juego, y esto unido a una insuficiente potencia de los miembros inferiores, no permite la ejecución de pases de larga distancia, lo que lleva a un análisis y a una toma de decisiones incorrecta que son el origen del elevado número de pases fallados realizados por los alevines. • Los alevines hacen el triple de robos de balón, no sólo por las razones presentadas anteriormente, sino también por la mayor dificultad que implica la relación con la pelota para los jugadores que atacan en relación con los defensores, originando una mayor pérdida de la continuidad (interrupciones) de las acciones de juego.

Encontramos que se debe adaptar el peso y el tamaño del balón, el número de jugadores, así como las dimensiones del campo y de las porterías, a la edad de los jóvenes, • El menor número de desmarques de apoyo de modo que puedan tener un mayor rendiy de ruptura realizados por los alevines se miento y una mejor y más eficaz enseñanza debe, fundamentalmente, al mayor estatis- y aprendizaje mo que caracteriza el nivel de juego de los jóvenes en estas edades, como a la dificultad que tienen para “ cubrir “ física y mentalmente un espacio de juego tan amplio. Entre otros aspectos, estos datos nos conducen a la idea de que el fútbol 11 no será un tipo de juego que contribuya eficazmente a un proceso eficaz de enseñanza/aprendizaje del fútbol en la categoría de los alevines

www.Futboltop.net

14


Revista Digital Profesional de Fútbol y Deportes

En el fútbol infantil, el joven constituye el centro de toda la actividad, por lo que el juego está adaptado a sus características, y el fútbol deberá ser utilizado como un fuerte medio educativo en la búsqueda de los objetivos formativos del joven futbolista. A los jóvenes les gusta mucho jugar, fundamentalmente tener el balón cerca de sí mismos y poder contactar con él con una elevada frecuencia.

trae muchos problemas, provocando muchos errores ya que los jóvenes presentan una deficiente lectura del juego. Cuando tienen la posesión del balón, los jugadores al mismo tiempo deben tenerlo controlado y utilizar su vista (jugar con la cabeza levantada) para las funciones de la lectura de juego.

En los primeros contactos con el juego, los jóvenes tienen la tendencia a desplazarse casi exclusivamente en función del balón, Por supuesto, ofreciéndoles un aglutinándose a su alrede“Es necesario juego de adultos de 11 x 11 en dor, lo que agrava aún más adaptar un espacio de 100 x 60 metros los problemas de aglomeel juego al niño y y de una gran complejidad en no obligar al joven ración, de la ocupación rala interpretación, en el que no futbolista a adaptar-cional del espacio y de las tienen mucho éxito y en el que insuficiencias técnicas ya seal juego de los cada joven toca un número reexistentes en campos con adultos.” ducido de veces el balón, no grandes dimensiones. (Wein, 1995) podremos satisfacer el gusto del niño por el fútbol. En las fases iniciales de aprendizaje en las que los jóvenes jugadoSe sabe que un campo de fútbol de 11 res tienen dificultades para controlar el bacorresponde aproximadamente a la sulón, es aconsejable que el juego sea aprenperficie de 10 campos de balonmano, 20 dido en un espacio más reducido (60 x 45,40 campos de baloncesto y 50 campos de x 20 metros) y con menor número (5,7) de voleibol (Bauer y Ueberle,1988), y que jugadores (Garganta, 2000), que les permita cuanto mayor es el espacio de juego, más tener una mejor lectura de juego y más éxito elevada tendrá que ser la capacidad para en las diferentes acciones de juego, ya que cubrirlo, mental y físicamente (Garganta, les proporcionará mayor placer y diversión 2000). por la mayor frecuencia con que contactan con el balón y obtienen situaciones de gol. Por otro lado, el elevado número de jugadores (22) que juegan simultáneamente

15

www.Futboltop.net


revista digital base  

revista digital base

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you