Issuu on Google+


Historia de la moda Los años que preceden a las revoluciones son en ocasiones tan interesantes como los que cambian la historia. Y aunque el mayor cambio de la primera mitad del siglo XX se produjo en los años 20, la década anterior puso las bases que harían posible que la moda entrase en la verdadera modernidad y la libertad de la mujer, en todos los aspectos, pasase a ser la verdadera protagonista. La moda década comienza fuertemente influida por el Ballet Ruso y por la estética orientalista. Mata Hari e Isadora Duncan muestran más piel que la que tapan con tela y las mujeres comienzan a acortar faldas hasta mostrar los tobillos y lucen escotes. Pero la I Guerra Mundial todo lo cambia y la silueta que domina la tendencia en 1918 es en forma de tubo, en la que el pecho debe ser disimulado lo más posible, y en la que la mujer que se había liberado del “corsé clásico” pasa a someterse al “corsé alisador” o lo que hoy llamaríamos sujetador. Madeleine Vionnet Es muy fácil poner la etiqueta de pionero y no todos los que han sido calificados como tales lo han sido. Pero ese no es el caso de Madeleine Vionnet. Lo fue en muchísimos campos tras crear en 1912 su casa de costura tras abandonar Doucet, marca a la que había llegado con el encargo de rejuvenecerla: fue la primera en utilizar el corte al bies en todo un vestido, que suponía utilizar más tela pero también cambiar por completo la caída de la prenda, y en intentar disimular y esconder las costuras de las prendas, fue la primera en preocuparse por la copia de sus creaciones y realizaba un registro con tres fotografías (de frente, de espalda y de perfil) de todas sus


creaciones para llevarlos a la oficina de patentes, creaba sus modelos en un figurín de 80 cm de altura para que sus clientas pudiesen ver como sería el acabado de la prenda. Fue la primera diseñadora en utilizar conceptos matemáticos y arquitectónicos como la sección áurea ya que para ella lo más importante era la proporción, y también abrió el camino a los tejidos sintéticos al utilizar un crespón compuesto de seda y acetato que su proveedor de telas fabricó en exclusiva para ella. Pero también innovó en algo tan contrevertido hoy en día como los derechos de sus empleadas, dándoles unas condiciones laborales dignas, vacaciones pagadas y seguros por enfermedad mucho antes de que fuesen obligatorios. Aunque su principal aportación fue la de poner las bases para la producción en cadenade su ropa, que más tarde se convertiría en el prêt-à-porter y sin el que hoy no se entendería la moda. Su influencia en las posteriores generaciones de diseñadores ha sido continua y probablemente no desaparecerá jamás. Jean Patou Al igual que Vionnet, Patou abre su casa de costura en 1912. Provenía de una familia dedicada al cuero y la pieles pero su salto a la fama vendría de dos campos todavía por explotar: el de la ropa sport y el de unir el nombre de una marca de ropa a celebridades. Algo que hizo fundamentalmente con Suzanne Lenglen, una jugadora de tenis francesaque fue la primera estrella femenina de ese deporte y que además de hacerse famosa por sus victorias también lo hizo por aparecer en la pista de Wimbledon con una vestido de punto que dejaba ver sus brazos y sus piernas (a diferencia de las demás jugadoras que iban tapadas de pies a cabeza).


Su uso del punto abrió el camino a Coco Chanel y fue el primero en diseñar corbatas “de diseñador”. Se le considera el creador del cardigan, se dejó influenciar en su trabajo por movimientos artísticos como el Cubismo, desarrolló nuevos tejidos para los trajes de baño y creo líneas exclusivas para la práctica del deporte,… Incluso algunos le atribuyen la creación de la estética “flapper” que sería icónica en los años 20. Un absoluto pionero. Downton Abbey Y una recomendación para finalizar. Una buena manera de ver la evolución de la moda en esta década es ver “Downton Abbey” una serie inglesa que se inicia con el hundimiento del Titanic del que en estos días se ha conmemorado su centenario y que ya tiene fascinados a Vogue América y también a mi, en la que se puede ver la evolución de las tendencias en estos años además de disfrutar de un buen rato de televisión.


JEANS La historia de los jeans se remonta al siglo XIX en el año 1853 cuando, en plena fiebre del oro, el alemán Levi Strauss decidió instalarse en San Francisco con el fin de abrir un local para vender tiendas de campaña a los mineros. Allí descubrió que los buscadores de oro preferían dormir a la intemperie y, sin embargo, tenían que resolver un problema con sus pantalones: la rudeza del trabajo, más el peso de las pepitas que cargaban en sus bolsillos, hacían que se rompieran constantemente. Strauss aprovechó el denim marrón de las carpas y diseñó un modelo de overol a la cintura. Luego uno de los clientes de Levi Strauss, un sastre que le compraba rollos de tela llamado Jacob Davis, cansado de comprar tela para remendar los pantalones rotos, pensó en reforzarlos con remaches de cobre en algunos puntos de especial tensión, tales como los extremos de los bolsillos o la base de la bragueta. Como Jacobs no tenía dinero para patentar la idea, le propuso a Levi hacer negocios juntos y el 20 de mayo de 1873 recibieron la patente #139,121 de la Oficina de patentes y marcas estadounidense y nació el jean tal y como lo conocemos. Poco después los genoveses se encargaron de teñir la tela en un característico color azul índigo procedente de la India, ya para la Segunda Guerra Mundial, los Jeans hacían parte de


las provisiones que recibían las tropas aliadas, inicialmente cumplían las necesidades para el trabajo rudo, sin embargo, años después en la década del 50 se empezaron a imponer como una prenda juvenil. En la década de los 60 se convirtieron en símbolo de la juventud rebelde, y en los años 70, en la prenda universal que no conocía diferencias de sexo, clase o raza, de hecho fue recién en esta década que los diseñadores como Yves Saint Laurent, Pierre Cardin o Kenzo, se animaron a incorporar tímidamente el denim en sus colecciones. Ya para los 80 las grandes casa de moda comenzaron hacer diseños y texturas y las fábricas introdujeron técnicas de lavado con químicos, y empezaron a fabricarlos con aplicaciones doradas, para acomodarlos a las nuevas tendencias. Así década tras década los jeans se convirtieron en un fenómeno y hoy hacen parte de la historia de todos nosotros. Curiosidades del jean El clásico jean 501 de Levi´s debe su nombre al número de lote de fabricación que se le asignó al momento de su fabricación. El nombre jean viene de una tela muy popular en Génova, Italia, parecida al denim pero que no llegó a alcanzar su popularidad. El nombre de la tela Denim se dice proviene de un material que en francés se llamaba “sourge de Nimes”, y que más tarde se transformó en su apócope “De Nimes”. En la década de los 50 los jeans se convirtieron en la prenda de vestir de los “chicos malos de Hollywood”, representados por Marlon Brando y James Dean. Los jeans prelavados los creó Jack Spence para la empresa Lee. El blue jean es la única prenda de vestir que ha unido a seis generaciones.


Al final de los años 60, el movimiento hippie que representó la gran revolución juvenil, permitió mirar el mundo con otros ojos: botas acampanadas e inspiraciones étnicas hablaban de una visión del mundo más ecológica y romántica. A finales de los años 70 e inicios de los 80, sobre todo por la necesidad de comodidad y de facilitar el movimiento en el baile y el deporte, las botas se ajustan y se ciñen las piernas. También para los más contestatarios, punks y rockeros, las botas se ajustan, y la música New Wave impone estéticas más vanguardistas. Aparecen los baggies, amplios en la cadera. La última gran revolución se dio en la década del 80 con la aparición del break dance y el hip hop. En los años 90 se masifican gracias a fenómenos deportivos como los patines y las patinetas, y aumentan las dimensiones de la prenda, se agigantan las proporciones. En los 2000 la prenda sigue vigente y es tan fuerte la identidad de los Jeans que son pieza fundamental del maravilloso mundo de la moda. En todas sus versiones temporada tras temporada las siluetas y texturas se dinamizan para reinventar esta prenda indispensable.



MODA BY:REYNA