Issuu on Google+

PROGRAMA “MEJORANDO LA CONVIVENCIA FAMILIAR”

El objetivo fundamental de este nuevo Programa de Convivencia Familiar es promover en los padres modelos adecuados de prácticas educativas en la familia,

mejorar o cambiar prácticas poco eficaces que se han relacionado

con comportamientos de riesgo en los hijos, y en definitiva potenciar el desarrollo saludable de los adolescentes. En la vida de una familia con hijos, la llegada de éstos a la etapa de la adolescencia, supone en muchos casos el enfrentamiento a situaciones nuevas para las que los padres dicen a menudo “no estar preparados y no saber qué hacer” para resolverlas. Con este programa pretendemos proporcionar a familias, un conjunto de actividades de sencilla aplicación que permitan potenciar, en el contexto familiar, recursos que faciliten el ajuste del adolescente y de la familia. Se trata de actuar en las relaciones entre padres e hijos promocionando la función principal que tiene este entorno como agente de prevención en conductas de riesgo. De hecho, la familia y, en particular, los conflictos familiares, el funcionamiento familiar inadecuado o la carencia de recursos psicológicos y sociales de los miembros de la familia constituyen uno de los principales factores de riesgo asociados a los problemas de los adolescentes e, inversamente, la presencia de todos esos recursos constituyen importantes factores de protección en la medida en que son los mejores predictores de la calidad de vida de los adolescentes. Por tanto, este programa tiene un carácter preventivo y su objetivo es ayudar a mejorar las prácticas educativas de cualquier tipo de familia con hijos en edad escolar. Una idea que se debe tener presente en la realización de estas actividades, es que no sólo trataremos de cambiar aquello que no nos gusta de las relaciones familiares, sino que también potenciaremos aquello que nos gusta. Además, otra idea que subyace a estas actividades es que la familia es el escenario donde aprendemos y ponemos en práctica la mayor parte de nuestras habilidades de relación social. Por tanto, es el lugar idóneo para comenzar a transformar nuestros modos de relación social menos saludables y, después, nos resultará mucho más fácil trasladar esas habilidades a las relaciones en otros contextos como la familia extensa, la escuela o el vecindario. Somos conscientes de que la educación y el desarrollo saludable de los adolescentes no es algo que dependa exclusivamente de los padres sino que, forma parte de un continuo de relaciones saludables dentro y fuera de la familia.


El método consta de una parte expositiva para la presentación de la información,

y la

realización de actividades en forma de talleres durante dos horas, en seis sesiones.

Los

contenidos de las sesiones son los siguientes:

1. CONOCEMOS EL DESARROLLO EN LA ADOLESCENCIA Los cambios en la adolescencia Las necesidades en la adolescencia ¿Nos conocemos?

2.

DISTRIBUIMOS NORMAS Y RESPONSABILIDADES EN LA FAMILIA .Responsabilidades en la casa Revisamos las normas y responsabilidades que ya tenemos Redefinimos las normas y responsabilidades La familia del futuro

3.

NOS COMUNICAMOS POSITIVAMENTE Analizamos lo que nos ayuda o nos dificulta a comunicarnos Analizamos señales comunicativas Mejoramos las habilidades de comunicación Los estilos de comunicación

4. RESOLVEMOS CONFLICTOS CONSTRUCTIVAMENTE Analizamos qué conflictos tenemos Ideamos formas constructivas de resolver conflictos Entendemos mejor los conflictos familiares Practicamos la resolución positiva de conflictos

5.

ORGANIZAMOS EL TIEMPO LIBRE Analizamos el tiempo libre en la familia Reformulamos el tiempo libre en la familia “Me gusta compartir mi tiempo contigo”

6. PREVENIMOS PROBLEMAS Una conversación sobre drogas ¿Qué sustancias consumimos en la familia? Reflexionamos sobre los comportamientos violentos La actitud hacia la autoridad y las normas sociales EVALUACIÓN DEL PROGRAMA


Programa mejorando convivencia familiar