Issuu on Google+


Al no contar con una infraestructura hotelera, Maruata se a convertido en el lugar ideal para todas esas personas que gustan de estar en contacto con la naturaleza, playas tranquilas con un clima agradable donde uno puede acampar junto al mar o rentar alguna pequeña cabaña. Existen lagunas que se mezclan con el mar donde podemos ver peces de distintos tamaños y algunas variedades de aves, las playas del lado izquierdo (mirando hacia el amar) generalmente de aguas tranquilas, son idóneas para nadar y practicar incluso algo de snorkel a medio día, ya que mas tarde la corriente se vuelve un poco mas fuerte convirtiéndose en terreno de surfistas locales y alguno que otro visitante. Maruata es un lugar bonito, con gente amable, donde puedes hacer caminatas a lo largo de la bahía, nadar un poco, e incluso mirar algunas cuevas producidas por el choque de las olas con las rocas. Sin lugar a dudas un lugar tranquilo donde pasar unas buenas vacaciones alejado de lo cotidiano, incluso si llegan a ir por el mes de junio en adelante puede que lleguen a mirar algunas tortugas desovando en las playas.

Llegando a Morelia se toma camino hacia Lázaro Cárdenas, sea por la desviación hacia Manzanillo por la carretera costera y aproximadamente a unos 110 Km llegaran a su destino.


Chepita de mi alma, mi Chepita linda, locura, ternura, vida mia: ¡cómo me haces falta, cómo te quiero, cómo me estoy muriendo por ti, cómo me estas matando, amor, dulce mía! Jamás nadie se ha muerto tantas veces así.

Se dice, se rumora, afirman algunos enterados que Jaime Sabines es un “peaton”, que desde su juventud y su noviazgo con Josefa Rodríguez ya se podía apreciar la prosa poética de este gran escritor chiapaneco. Los amorosos “cartas a Chepita” no es otra cosa que la correspondencia que recibió la viuda de Jaime Sabines. Esta publicación nos muestra otra cara del poeta, una que no es tan distinta a la que todos conocemos, pero que sin embargo es mas intima, con una pasión mas comprensible y que sobre todo nos ayuda a entender un poco mejor su s obras. Con fotografías personales de la familia Sabines, una presentación de Josefa Rodríguez Zebadua viuda de Sabines, textos preliminares de Carlos Monsivais y numerosas cartas escritas por Sabines dedicadas a su Futura esposa, convierten este libro en un libro de colección, no solo para los fieles seguidores del poeta chiapaneco, si no también para todos aquellos amantes de la poesía.

Los amorosos: cartas a chepita Editorial: Planeta; 2009



Revistonica Vol. 0