Page 21

LA TIERRA PROMETIDA SE LLAMA URABÁ

CRÓNICA

Extensas plantaciones de banano y plátano que se funden en el horizonte con el mar, son el paisaje que se observa desde las alturas minutos previos al aterrizaje en el aeropuerto Antonio Roldán Betancourt de Carepa, municipio ubicado en la zona central del Urabá antioqueño, una región del departamento que otrora padeció los horrores de la guerra, pero que por estos días disfruta en paz la tranquilidad de sus aguas, el aroma de la playa, y saborea con agrado el dulce sabor de esta zona del país bautizada Urabá, que en lengua katía significa “La tierra prometida”. Y no es para menos, esta región abastece las despensas del país, pues además de las bananeras y plataneras, la región se caracteriza por contar con cultivos de piña, cacao, coco y otras frutas tropicales que impregnan de color la gastronomía local y nacional. Empresarios, habitantes de los municipios aledaños y, desde hace un par de años, turistas colombianos y extranjeros arriban a esta terminal aérea en busca de vivir una aventura en medio de un paisaje que tiene mucho para ofrecer.

JUNIO - AGOSTO

21

Revista Volar Satena Ed 83  
Revista Volar Satena Ed 83  
Advertisement