Page 56

Jorge Hernández Alonso @chefkoketo

Cocinero y director de arte, nos descubre la gastronomía sin artificios, una visión fresca de los fogones, que ya iba siendo hora.

Marmita de bonito, Marmitako En breve comenzará la temporada del “bonito” o atún “blanco” del Norte, aunque paradójicamente se le considere nutricionalmente azul por su abundante contenido en grasas. De todas las recetas de este pez que se nos presentan, el guiso de temporada más conocido es el Marmitako. No es la primera vez que me ponen cara de póquer cuando explico que esta fórmula es estival, pues coincide con el periodo de pesca de este túnido. No tiene nada que ver con que haga frío o calor. Aunque estemos a 40 ºC, es importante que el plato se sirva muy caliente. Un plato tibio de marmitako es un desprecio al paladar y un signo de mala praxis por parte de un cocinero que se precie. Se presenta de forma caldosa y densa. Tiene un precioso y vistoso colorido. Además de un sabor intenso aportado, a partes iguales, por el pez y el chile desecado. Olvidad toda esperanza de cocinar un buen marmitako si utilizáis pimiento rojo natural; es un mal sucedáneo para estos menesteres. Esta magnífica recreación vasca es concebida con escasos ingredientes: albacora, patata, pimiento choricero y poco más. Encontraréis detractores del tomate, amantes del ajo, calumniadores del pimiento verde, insurrectos de la cebolla, censuradores del vino blanco, fustigadores del pimentón… Pero en breve comprenderéis cuáles son los ingredientes oportunistas que confieren la verdadera integridad de esta manducatoria. El origen se encuentra en el mar Cantábrico y está intrínsecamente ligado a los “arrantzales” o pescadores del País Vasco, a las traineras cántabras y a los bogadores asturianos cuando se lanzaban a las capturas de campaña. En estas largas travesías, la tripulación tenía la necesidad de un buen alimento; así pues, uno de los pocos utensilios que portaban todos los barcos era “la marmita”. En ella se perpetraban las viandas sobre hornillos rústicos. Precisamente por esta razón, los cocineros contaban con pocos

54

ingredientes para sus menús (aquellos menos perecederos como la patata, el pescado de las capturas, cebollas y algunos pimientos, secos mejor). No hay que sumar dos más dos para adivinar el resultado. El nombre es claramente vasco pues “marmitako” -aunque también es correcto “marmitaco”- significa literalmente “de la marmita” (como la de Obélix). Como en la paella, el utensilio da nombre al plato y, en su génesis, daba igual que el pez estuviera dentro… Por ello, es frecuente ver en las cartas de los restaurantes un marmitako de rape, chicharro, abadejo, sardina… Su denominación cántabra es “sorropotún” y se trata de una simple cazuela de bonito. La “caldereta de Candás” o “calderada de Luanco” son dos grandes exponentes de este plato en el Principado. También se cuece en el país vecino y recibe el nombre de “marmite”. Como es obvio, antes del viaje a las fallidas Indias emprendido por Cristóbal Colón, el plato no contaba con patata, tomate o pimiento. En aquellos tiempos, este plato era elaborado con nabos, castañas o pan, sustituyendo al tubérculo y, por tanto, era una fuente de energía muy nutritiva, por su gran aporte de hidratos de carbono (aunque no hay constancia de ello), por lo que estaría más cerca de un caldo o sopicaldo de pescado. La olla que designa el plato es de metal, generalmente de hierro fundido, con una tapa. Un cachivache pesado, que tarda mucho en calentarse pero que mantiene la temperatura una vez ha alcanzado el calor suficiente para cocer los alimentos. Al ser un plato de origen humilde y ligado a un oficio poco ilustrado, pasó desapercibido durante siglos por los eruditos de la gastronomía que, bajo el servicio de las Cortes, no solían plasmar recetas del pueblo. Es por esta razón que hasta principios del siglo XIX no hiciera su aparición en volúmenes culinarios. Pero fueron muchos los que, pasado este tiempo, hicieron justicia a esta tropelía y defendieron esta fórmula

Profile for Vivir el Vino

Vivir el Vino 165  

Vivir el Vino 165  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded