Page 1


Sumario

Zbrun 3.0: cuando el traspaso generacional sí funciona - Pág.: 26

Visita de asociados de la zona de Gálvez

12

ACA Bio: autosustentable y comprometida con el futuro

18

La Juventud potencia las Huertas en las Escuelas

20

Los remates televisados, un clásico de “la Lehmann”

22

Muestreo de Suelos: el PH está bajo y afecta a los cultivos

30

Capacitaciones: la clave es el conocimiento

34

La Lechería da pelea con nuevos tambos

36

Soumoulou: “Las cooperativas son agentes de desarrollo”

44

La sinergia con Syngenta le dio vida a Punto Tecno

46

Néstor Dupertuis, el Señor de los Paneles Solares - Pág.: 14

Un robot se suma a las filas de Nutrición Animal - Pág.: 40

Lanzamos Vitellino, el aliado fundamental contra la tuberculosis - Pág.: 10

PUBLICACIÓN INSTITUCIONAL DE LA COOP. AGRÍCOLA GANADERA LTDA. “GUILLERMO LEHMANN”

COOP. AGRÍC. GANAD. LTDA. GUILLERMO LEHMANN:

Director: Gerardo Karlen Coordinación: Lic. Paulo Miassi Redacción: Lic. Paulo Miassi - Téc. Franco Oberlín Diseño y Diagramación: Lucas Gerold Tel.: (03404) 470051 int. 132 - Cel.: (03404) - 15639353 E-mail: revista@cooperativalehmann.coop

San Martín 1531 - 3085 Pilar - Santa Fe Tel. administración: (03404) 470051 www.cooperativalehmann.coop lehmann@cooperativalehmann.coop /CooperativaGuillermoLehmann @La_Lehmann la_lehmann CooperativaLehmann

3


Editorial

EN EL CAMPO TAMBIÉN HAY BUENAS NOTICIAS En los últimos años, en Argentina se ha puesto de moda la palabra “grieta”, utilizándosela frecuentemente para expresar diferencias irreconciliables en términos políticos. Claro que el término, que proviene del latín y ha estado en los diccionarios durante décadas sin demasiada notoriedad, también se puede aplicar a otras situaciones donde se generan tensiones y conflictos. Como por ejemplo, la supuesta dicotomía entre campo y ciudad. Sin pretender analizar en profundidad el tema, es evidente que las visiones que se tiene desde cada uno de los sectores, con respecto “al otro”, están llenas de cuestiones que van desde hechos reales y objetivos, a preconceptos e informaciones erróneas o mal intencionadas. Por caso, en lo que refiere al ámbito urbano, siempre está flotando en el aire la noción de que “los productores siempre se están quejando”. Y del lado del campo, hay una sensación de que en los pueblos y (fundamentalmente) las medianas y grandes ciudades, no se tiene una dimensión lo suficientemente real de lo que aporta el sector agropecuario tanto a la ciudadanía, como a las instituciones, las sociedades, e incluso al propio Estado en términos productivos, económicos y sociales. Más allá de estas “percepciones”, hay una realidad insoslayable, y es que el sector agrope-

4

cuario durante muchos años no ha sabido comunicar bien lo que hace al público en general, y así ha dilapidado oportunidades para revertir esa fama (cierta o no, es materia de otro análisis) de sector que sólo se queja o es generador exclusivamente de malas noticias. Y esto es una verdadera lástima porque el campo está lleno de historias de lucha y superación, de casos de éxito que trascienden lo comercial y comprenden temas productivos, energéticos y hasta medioambientales. En definitiva, está repleto de buenas noticias. Basta repasar la actual edición de Visión Cooperativa, para confirmarlo. En estas páginas se puede conocer, por ejemplo, la historia la familia Zbrun, en la cual tres generaciones comparten la pasión por el campo en forma armónica, concretando en forma exitosa el tan temido traspaso generacional y haciéndole una gambeta a las estadísticas que indican que las empresas familiares suelen colapsar cuando la segunda y la tercera generación toman las riendas de la actividad. También en esta misma revista se puede encontrar al “Señor de los paneles solares”, el Dr. Dupertuis, un cirujano cardiovascular apasionado por la actividad agropecuaria que ante el problema de la deficiencia energética, gestión del Nodo Regional Pilar mediante, pudo darle forma a un proyecto de generación de energía a través de paneles

solares que le permitió a tres personas que viven y trabajan “tierra adentro” mejorar su calidad de vida. La lechería, siempre tan vapuleada y llena de “nubarrones”, aporta optimismo a través de las iniciativas de la familia Felissia y de la familia Dalmasso, que redoblaron la apuesta en el sector con la apertura de sendos tambos (uno con animales Holando, otro con ejemplares Jersey) en Rafaela y María Juana, respectivamente. En ese marco la Cooperativa aporta su “granito de arena”, con acciones que van desde el lanzamiento de nuevos productos de Nutrición Animal, hasta la puesta en marcha de un Robot de embolzado y palletizado en la Fábrica de Alimentos Balanceados de Pilar, pasando por valiosos aportes informativos sobre la situación nutricional de los suelos de la zona centro de Santa Fe, la continuidad del proyecto de Huertas Escolares de la mano de la Juventud, y nuevas instancias de capacitaciones para productores, entre otras actividades. Como se puede apreciar, en el campo también hay muy buenas noticias. Sólo es cuestión de buscarlas, encontrarlas, y saberlas comunicar. De eso se trata la presente edición de Visión Cooperativa, que esperamos, puedan disfrutar.


Nutrición Animal

El sustituto lácteo ES UNA HERRAMIENTA FUNDAMENTAL EN EL SANEAMIENTO TUBERCULÍNICO

Así lo interpreta Ana María Canal, Médica Veterinaria que se erige como una de las referentes regionales en materia de tuberculosis. Tiene más de 30 años trabajando en la temática, desde sus cargos en el Ministerio de Producción y la Universidad, y es una convencida de que “siempre hay posibilidades de mejorar, lograr bajar la prevalencia, y llegar al estatus de libre.” La Tuberculosis Bovina es una enfermedad infecto-contagiosa producida por una bacteria, la “Mycobacterium bovis”, que puede transmitirse a otros animales domésticos e inclusive al hombre. Se considera de riesgo profesional y puede afectar a trabajadores rurales, de la industria frigorífica, tamberos y veterinarios. En el marco de un ciclo de capacitaciones que está llevando adelante la Cooperativa Guillermo Lehmann en toda la región, Revista Visión Cooperativa tuvo la oportunidad de dialogar con la Dra. Ana María Canal, quien dedicó prácticamente toda su vida profesional a trabajar sobre la temática. Visión Cooperativa: Teniendo en cuenta su extensa labor en materia de Tuberculosis Bovina, ¿cómo ve el panorama actual en la región? Ana María Canal: Sabemos que esta enfermedad estaba provocando muchas pérdidas en el rodeo de Santa Fe. A partir del 2012, con la resolución nacional y el programa provincial que se armó al respecto, se empezó a trabajar fuertemente en tambos y cabañas,

6

y eso ha hecho que hoy la provincia tenga más de 300 establecimientos libres y muchos más en proceso (sobre todo en las áreas de cría). El impulso del Estado a través de las leyes, hizo que los médicos veterinarios y los productores se sumen a esto para bajar las pérdidas en todo sentido. Porque no solo ocasiona pérdidas económicas importantes, evaluadas tanto en los frigoríficos como en los sistemas productivos; sino que también, al ser una enfermedad que se contagia de los animales al hombre, impacta directamente en la salud de las personas, sobre todo las más carenciadas. VC: A pesar de todo lo que se conoce, ¿por qué sigue siendo tan difícil combatirla y erradicarla? AMC: La tuberculosis es una enfermedad que no se ve en el animal vivo. Hay que diagnosticarla con una técnica, llamada prueba tuberculínica, a la que mucha gente no le tiene confianza por cómo se la ha manejado en el pasado. Yo considero que esta prueba es confiable, tiene una muy buena sensibilidad, es la única avalada por el SENASA y por la OIE (Organización Mundial de Sani-

dad Animal), y es con la que se viene trabajando tanto acá como en el resto de los países. La prueba funciona, sólo que hay que hacerla correctamente. Para esto hay que utilizar un antígeno refrigerado, ni bien se abre el frasco, con jeringa y agujas adecuadas; hay que leer la prueba a las 72 horas, y dicha lectura hay que hacerla con un calibre, medirla y registrarla. Todo eso nos da una información que nos sirve para hacer un análisis de situación del rodeo y de acuerdo a esa información elaborar un plan de saneamiento. A partir de ahí sí es donde hay que trabajar con el productor, porque dependiendo de las prevalencias que tenga, las categorías involucradas de los animales y de la situación económica, se pueden armar distintos planes a medida. Siempre hay posibilidades de mejorar, lograr bajar la prevalencia y llegar al estatus de libre. VC: ¿Cómo se transmite, y cuáles son las herramientas para combatirla? AMC: Una de las principales fuentes de transmisión de la tuberculosis es la leche; si ésta proviene de una vaca que es positiva a la


tuberculina no debe darse a las terneras. La solución para este problema es pasteurizarla o dar un sustituto lácteo. La primera opción, requiere un estricto control diario del pasteurizador; si un día no lo utilizamos o no funciona como debe, nos arruina el sistema de control de enfermedad de esa leche y nos puede infectar a las terneras. Es por ello que el sustituto lácteo es una herramienta fundamental en el saneamiento tuberculínico; bien utilizado no tiene fallas. Además, es importante no mezclar las categorías de los animales. Cuando vamos a armar un grupo de terneras, alimentándolas desde el día cero con sustituto lácteo, hay que llevar todo ese lote solo, sin mezclarlo con recrías anteriores, para así evitar el contagio. Las vaquillonas y vacas pueden transmitir la tuberculosis por leche, como mencionaba arriba, pero también por vía erógena. Por eso es fundamental evitar el contacto entre las categorías, para preservar que no se infecten. VC: ¿Se puede asegurar que, utilizando estas herramientas desde un principio, es imposible la transmisión? AMC: Si no se ponen en contacto con el agente infeccioso, a través de la leche o el contacto,

las terneras no se van a contagiar. Puede haber una fuente de infección también en animales silvestres, pero el trabajo que realizó la profesional Alejandra Abdala en toda esta zona demuestra que hay muy poca prevalencia de este tipo de casos. Nunca hay que descartarlo, pero la principal fuente de contagio es principalmente el bovino infectado que queda en el establecimiento. Una vez que se detecta el positivo en el animal, es necesario venderlo a faena directamente, para evitar mantener la fuente de infección. VC: ¿Qué aportan este tipo de capacitaciones? AMC: Para lo que más sirven es para que los productores y los profesionales planteen los problemas que tienen, y tratar de darles una mano en lo que necesiten, quizás porque uno tiene más experiencia en el tema. Pero en realidad lo más interesante son las discusiones y los planteamientos que se generan. Hoy existen problemas muy importantes, sobre todo en la comercialización y en la parte financiera. Hay animales que se venden como negativos, por intermedio de remates o ventas directas, y cuando llegan al campo de destino dan positivos, lo que genera un gran trastorno que se pudiera evitar si todos harían las cosas correctamente.

La Dra. Ana María Canal fue convocada por “la Lehmann” para iniciar un ciclo de charlas sobre Tuberculosis destinada a técnicos y productores. El primer encuentro se realizó en el Auditorio Guillermo Lehmann de Pilar, y ya se están organizando 11 encuentros más en toda la región.


Pasturas

OPCIONES FORRAJERAS EN TIEMPOS ADVERSOS Ya sea en años húmedos o extremadamente secos, la problemática acerca de cómo acompañar de una mejor manera a la alfalfa es una pregunta recurrente de los emprendimientos agropecuarias de la región. Juan Henrique Díaz, gerente de I&D en PGG Wrightson, aporta su visión general, y brinda herramientas esenciales para poner en práctica. Auditorio con productores y técnicos de la zona; disertantes de “la Lehmann”, ACA, y PGG Wrightson; alternativas forrajeras como temática. La escena es prácticamente la misma a la del año pasado. En el marco del ciclo de capacitaciones anual, la Cooperativa invitó a las firmas aliadas para trabajar nuevamente sobre una temática que preocupa en la zona. Pero este 2018 trajo consigo una marcada diferencia: el contexto climático. “La diferencia con el año pasado es que venimos de un verano muy seco y un otoño en el que ha llovido muy poco. Los productores están muy cortos de pasto, no han podido sembrar casi nada, y ven que el otoño se les va; lo que genera una situación de incertidumbre y de ansiedad. Aunque ahora sí empezó a llover, la situación fue muy dura y hay que ver cómo reaccionan las pasturas perennes, sobre todo la alfalfa”, dice Juan Henrique Díaz, Gerente de Investigación & Desarrollo de PGG Wrightson para la región, quien fue el orador principal de la jornada sobre forrajeras concretada en el auditorio pilarense. “Esta situación de corto plazo condiciona mucho, pero la discusión más interesante que tenemos para dar es entender los sistemas de producción que tenemos, y saber las cosas que queremos conservar”, mencionó

8

el especialista en una entrevista pos terior a la charla, y prosiguió: “Queremos la posibilidad de hacer mucha alfalfa sin latencia, que produz ca mucho pasto, y queremos seguir pudiendo hacer maíces para silo; esos dos componentes no están en discusión. Yo creo que el principal debate es cómo hacemos para que esos sistemas, con esos dos pilares, sean más resilientes; es decir, frente a situaciones extremas de anegamiento, frío, inundaciones o sequías extremas, sigan funcionando con éxito. Esa es la controversia más interesante, y hay un montón de cosas que podemos hacer en invierno; principalmente el raigrás perenne y la festuca, entran a jugar para, en lugares puntuales de la rotación, tratar de darle a los sistemas más estabilidad.” Con una disertación amena y basada en información de primera mano, que se repitió un día después en la sucursal de Rafaela ante un público renovado, el especialista uruguayo analizó tres capítulos sobre lo que es fundamental poder empezar a trabajar. 1-Rotación: “El primer capítulo es la integración de los raigrases itálicos en rotación con las alfalfas, ya sea anticipadamente cuando las perdemos por las condiciones externas, o porque decidimos que llegaron al final de su

vida. Va a ser un pasto muy seguro, que nos va a permitir tener forraje de calidad y relativamente barato aún en años muy húmedos. Esa me parece una excelente novedad, porque ese tipo de clima es el que más complica a la alfalfa, y agregar el recurso forrajero a la rotación parece algo claro.” 2-Fertilización: “El segundo tiene que ver con saber que, para que esos raigrases funcionen, hay que fertilizarlos, algo que no se está haciendo mucho. Estoy seguro de que, a medida que el productor empiece a manejar estrategias de fertilización más agresivas, se va a sorprender del forraje que va a cosechar. Los primeros dos puntos no requieren investigación o pruebas. Si se aplican de manera correcta, los raigrases van a funcionar, y van a responder muy bien al nitrógeno.” 3-Manejo de zonas improductivas: “El tercer capítulo a tener en cuenta es saber cómo manejar mejor aquellas zonas que no son aptas para alfalfa. Ahí imaginamos que la festuca juega un papel muy importante. Tenemos que definir bien esas áreas, instalar buenas festucas, y manejarlas adecuadamente. De esta manera, se pueden aprovechar mejor los espacios, y darle un destino productivo a esos lugares que hoy son poco explotados.”

11


Lanzamiento

LLEGÓ VITELLINO, LA MEJOR OPCIÓN PARA COMBATIR LA TUBERCULOSIS La Cooperativa lanzó al mercado recientemente dos nuevos productos en materia de Nutrición Animal. Se trata de dos sustitutos lácteos que permiten erradicar por completo la tuberculosis en los rodeos lecheros. “Era el único producto que nos faltaba para completar la línea de iniciadores, por lo que ahora cubrimos todos los requerimientos nutricionales que necesita un animal para tener un excelente desarrollo desde que nace hasta que cumple 150 días de vida”, explicó Carlos Briozzo, Coordinador del área de Nutrición Animal de “la Lehmann”. cura, hay que eliminarlo, y además es una fuente de contaminación hacia otros animales. Hay más establecimientos de los que nosotros pensamos que tienen tuberculosis, e incluso hay provincias que directamente no la controlan”.

Se trata de dos sustitutos lácteos de altísima calidad con los que la institución “cierra el círculo” en materia de iniciadores. Carlos Briozzo, actual Coordinador de Nutrición Animal de “la Lehmann”, explicó que “la idea de tener sustitutos lácteos se basó en la necesidad de completar la línea de productos de alimentos balanceados en la parte de iniciadores, ya que era el único producto propio que no teníamos”.

cionada con un problema que aún tiene plena vigencia en las explotaciones tamberas. “El hecho de que nos hayamos metido en este tema es que vimos que la tuberculosis realmente es un problema muy serio, tanto en nuestra región como en área aledañas a la zona núcleo”, comentó el médico veterinario. Definir qué clase de sustituto lácteo desarrollaría la Cooperativa no fue tarea sencilla y llevó varios meses, pero la definición fue más que satisfactoria. “Logramos dar con el mismo tipo de producto que se utilizó en Irlanda para luchar contra la tuberculosis. Así que estamos hablando de un sustituto totalmente probado, que permitió eliminar por completo esta enfermedad en todo un país”, indicó el médico veterinario.

Más allá de esta cuestión de ampliar la paleta de productos del área de Nutrición Animal, la incorporación está directamente rela-

La tuberculosis es un problema importante para los tambos, por varios motivos. Briozzo precisó que “un animal tuberculoso no tiene

Briozzo consideró que tanto el Vitellino, como el Vitellino Plus, “son excelentes”, pero recomendó empezar “con el Plus, que tiene 100%

A la “familia” de alimentos balanceados Coo Pil, de la Cooperativa Guillermo Lehmann, le faltaba un par de integrantes para estar totalmente completa, y esto se concretó semanas atrás con la incorporación de Vitellino y Vitellino Plus.

10

La mejor forma de combatir la enfermedad es utilizando sustitutos lácteos. El Coordinador de Nutrición Animal explicó que “la finalidad de usar un sustituto lácteo como el Vitellino o el Vitellino Plus, es que éstos no tienen la micro bacteria de la tuberculosis, que está en la leche y es la que produce la enfermedad. Entonces nuestros Vitellinos no tienen esa bacteria y reemplazan en forma excelente a la leche”.


de proteínas lácteas, porque los terneros arrancan de una forma espectacular y en las primeras dos semanas los resultados son excelentes. Y después sí se puede continuar con el Vitellino hasta el desleche”. Ambos sustitutos llevan pocas semanas en el mercado, pero ya han empezado a dar que hablar. “Hace poco estuvimos hablando con un productor de la zona, que estaba usando otro sustituto lácteo, empezó a usar Vitellino, y rápidamente notó resultados muy positivos”, aseguró con orgullo Briozzo, destacando que “uno de los grandes beneficios que tienen ambos Vitellino es que se diluyen muy fácilmente”. PROGRAMA NUTRICIONAL PARA TERNEROS Vitellino y Vitellino Plus se suman a una familia de productos Coo Pil que permite completar el Programa Nutricional para Terneros en la primera etapa de vida. “Abarcamos todo lo que es iniciación, desde el día 0 hasta los 150 días”, indicó Briozzo.

“Un animal -prosigue- a partir del tercer día, que deja de calostrar, empieza a consumir nuestros sustitutos lácteos Vitellino ó Vitellino Plus. Luego pasa al Pre Iniciador, que es un excelente desarrollador ruminal, y sigue con el Iniciador, que es un alimento sumamente probado y de muy buenos resultados. Y finalmente están los concentrados iniciadores, que son ideales para aquellos productores que suelen usar maíz entero, ya que éste concentrado está hecho para balancear la dieta de un ternero que está consumiendo el maíz entero”. Briozzo consideró que “de esta forma, desde que nace un animal y durante sus primeros 150 días, cubrimos todos los requerimientos nutricionales que necesita para tener un excelente desarrollo. Un animal de 5 meses tiene que pesar entre 150 y 180 kilos, y es un poco a lo que apuntan estos alimentos”.

UN SERVICIO INTEGRAL REGIDO POR LA CALIDAD son internacionales, establecen una serie de pasos que hay que respetar al momento de elaborar los productos”, expresó Carlos Briozzo.

La amplia paleta de productos de Alimentos Balanceados, Concentrados y Sales Minerales de la Cooperativa, es apenas una parte del servicio integral que brinda la institución en materia de Nutrición Animal. “Todos los productos tienen un valor adicional, y esto está relacionado con el control de calidad. Todas nuestras fábricas de producción (NdlR: dos fábricas de Alimentos Balanceados y Concentrados Proteicos y una fábrica de Premezclas) están regidas bajo normas ISO 9001. Y estas normas, que

Profundizando el análisis, el Coordinador de Nutrición Animal de “la Lehmann” explicó que “los controles de calidad comienzan cuando ingresa la materia prima a las Cooperativa, ya que la misma es analizada exhaustivamente, a tal punto que si no reúne las condiciones y características necesarias, directamente se descartan”. A modo de ejemplo, Briozzo indicó que a la materia prima “también se le hace un estudio para ver si tienen mico-toxinas, que son las toxinas de ciertos hongos llamados fusarium, los cuales pueden ocasionar un problema gravísimo dentro de lo que es la nutrición de estos animales en la primera etapa”. Cabe destacar que los controles no sólo son internos, ya que en el caso de algunos productos como los Pre Iniciadores (línea Leche) y el Destete Precoz (línea Carne), surgieron de investigación y desarrollos concretados junto a la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral, que se extendieron durante más de 2 años e incluyeron intensas etapas de análisis y evaluación.

Otro aspecto en el que “la Lehmann” ha profundizado su sistema integral de calidad, ha sido en la logística. Y esto se ha producido con innovación, de la mano de nuevas tecnologías como el robot que se encarga del embolsado y ‘palletizado’ (NdlR: para más información sobre esto ver nota en páginas 40 y 41), y el software de pedidos, que no sólo ordena la producción diaria sino que permite brindarle un servicio adicional al cliente con información al instante sobre su pedido. “Nosotros siempre estamos recibiendo e invitando a los socios para que conozcan nuestras fábricas, porque realmente hay que recorrer muchos kilómetros para encontrar un sistema de producción parecido al que tenemos”, comentó con orgullo Briozzo. Más allá de robots y sistemas, lo que realmente le da vida al servicio integral es el equipo de personas que comanda Carlos Briozzo. “Nosotros le damos un valor enorme a todo lo que tiene que ver con pre-venta y post-venta, porque el producto puede ser muy bueno ó excelente, pero si no tiene un apoyo humano detrás, que incluya todo lo mencionado antes, más el asesoramiento profesional, es muy probable que fracase”, concluyó.

11


Visitas

LOS ASOCIADOS CONOCEN SU CASA Productores de Gálvez, López y Colonia Belgrano, se acercaron hasta Pilar para conocer todo el espíritu y parte de las instalaciones de “la Lehmann”. Como habituales compradores de alimentos balanceados Coo-Pil y premezclas GL Premix, los asociados quisieron ver de cerca cómo se fabrica el producto que luego llega hasta sus animales. Además, aprovecharon la jornada para conocer la administración, las oficinas, el resto de las unidades de negocio del complejo agroindustrial, los equipos de trabajo, y un panorama general de todas las acciones que se desarrollan desde su Cooperativa. Foto 1: El Presidente Gerardo Karlen, y el Gerente General Gonzalo Turri, le dieron la bienvenida a los visitantes, e iniciaron la jornada con una reunión en la que presentaron las acciones más relevantes generadas desde “la Lehmann”. Foto 2: Acompañados por el Coordinador de Nutrición Animal, M. V. Carlos Briozzo, recorrieron las oficinas e instalaciones de la Casa Central Pilar, y charlaron con las personas que, de manera habitual, atienden sus consultas telefónicamente. Foto 3: Una vez arribados al Complejo Agroindustrial, los productores conocieron en profundidad cómo se fabrican los productos Coo-Pil y GL Premix, de la mano del Supervisor de Prod. y Calidad, Leandro Walpen.

Foto 1

Foto 2

Foto 3

Foto 4

Foto 5

Foto 6

Foto 4: Se visitó cada rincón de la fábrica de alimentos balanceados pilarense, conociendo el proceso completo desde que llega la materia prima, su producción y transformación, hasta que sale el producto terminado y se envía a los campos de los asociados. Foto 5: Para que la visita sea completa, la recorrida continuó por las áreas de acopio, semillero, agroinsumos, combustibles y hacienda. Así, los productores pudieron llevarse un panorama general de todo lo que significa ser de “la Lehmann”. Foto 6: “Nunca había venido a la Cooperativa, y realmente me sorprendió la transparencia, los valores, el orden, el trabajo en equipo, la horizontalidad. Me llevo muy buenas sensaciones”, dijo la productora tambera de Colonia Belgrano, Bettina Mampaey (centro), al finalizar la visita. Mientras que Adriana Colla (derecha), de López, agregó: “Fue una experiencia sumamente positiva, donde el optimismo cooperativo es contagiado con charlas entusiastas, haciendo sentir al socio parte de la Cooperativa.”

12


Energías Renovables

EL SEÑOR DE LOS PANELES El Dr. Néstor Dupertuis es un cirujano cardiovascular, que además de su amor por la medicina, tiene en el campo a una de sus grandes pasiones. Entre Felicia y Sarmiento tiene un establecimiento agropecuario, en el que la luz siempre supo “brillar por su ausencia”. Ante esto, decidió instalar una serie de paneles solares y baterías, para que las personas que trabajan en el lugar tuvieran un servicio que, en las zonas rurales, es tan elemental como inestable. “Hoy por hoy es imposible traer a trabajar a alguien al campo y no tener luz”, asegura el médico. Llegar hasta el campo no es tarea sencilla. “Diez kilómetros al norte de Felicia”. “Un kilómetro al norte del viejo edificio del Grupo ‘La 10’”. “Unos 4 kilómetros al este de Lehmann”. Los datos se amontonan y no hacen más que confundir. Por suerte el Dr. Nestor Dupertuis nos espera amablemente cerca de la ruta, en un predio donde varios hombres cargan un camión con animales, y luego oficia de guía para poder llegar al destino final. El destino final es Establecimiento “El Pato”, un campo de una extensión de 930 hectáreas al que Dupertuis, cirujano cardiovascular, acude periódicamente para “despuntar el vicio”. Sus jornadas habituales se dividen entre intervenciones quirúrgicas en el Sanatorio Adventista del Plata (ubicado en Libertador San Martín, provincia de Entre Ríos), y consultas en dos centros médicos de Paraná, pero cada tanto se escapa a “El Pato”. “Yo nací, circunstancialmente, en Rafaela, pero me críe en Felicia”, comenta Dupertuis mientras viajamos “tierra adentro”. Al terminar la secundaria fue el turno de viajar a Córdoba para estudiar en la Universidad Nacional de Córdoba. “Hice medicina, cirugía general, y a mis hijos los traje al mundo yo. Si hay que operar a mis padres, a mi hermana, a mis hijos, lo hago yo. Hice los trabajos de parto de mis dos hijos y le hice cesárea a mi hermana”, amplía mientras esquiva pozos y charcos.

14

Con los años llegó el momento de especializarse. “Me fui a Francia, me especialicé en cirugía cardiovascular, y a partir de ahí me dedico única y exclusivamente a eso”, dice, y el brillo de los ojos deja en evidencia que se trata de su gran pasión. “A mi edad podría dejar la cirugía mañana, pero lo hago porque me gusta. Es una inyección de adrenalina constante, y cuando no la tengo en el organismo me falta algo. Entonces voy y opero, me canso, llego a mi casa y mi mujer me dice ‘tenés una cara de cansado’, pero yo estoy feliz, me gusta. Hago todo lo que me gusta, no hago nada que no me guste, y estoy contento con eso”, explica. A la pasión de la cirugía, con el tiempo le agregó “un hobby”, como él se encarga de subrayar señalando a un grupo de animales que se ven a lo lejos. “Tengo el hobby de la genética, y eso hace que siempre ande buscando animales de pedigrí. Hago cría, un poco de recría, y los toros para mi campo. Vendo algo afuera, y ahí despunto el vicio de la genética, que me gusta”, afirma Dupertuis. En el viaje, que se extiende por 15 minutos, Dupertuis mezcla historias y anécdotas de su extensa carrera médica (que incluyó una extensa estadía laboral en Misiones y viajes de especialización a Estados Unidos y Alemania), con relatos agropecuarios. Al marcársele esta disparidad, sólo atina a explicar

que “de chiquito siempre estuve atrás de los pantalones de mi padre en el campo, por eso me gusta, porque lo viví de chico”. Autonomía energética para mejorar la calidad de vida Unos de los datos que nos habían pasado para ubicar Establecimiento “El Pato” era “entre 8 y 9 kilómetros al oeste de la ruta 10”. Esa es la cantidad aproximada de kilómetros que recorremos en una nublada mañana de martes, junto al Dr. Dupertuis, hasta llegar a una tranquera cerrada, que nos obliga a bajar de la camioneta y continuar el camino a pie. Al cabo de unos cientos de metros, comenzamos a divisar unas instalaciones, que al acercarnos adquieren la fisonomía de una casa, habitada por tres personas, Carlos Mario Chiellini, Zulma Bertoia, y Juan Alberto Bordón, que son los encargados de trabajar en ese lugar. “Cuando compré este establecimiento, no había luz, no había agua, nada. Averigüé para llegar con electricidad por la vía normal, es decir con el tendido de postes y cables, y era realmente carísimo. Lo más cerca que había estaba a 4 kilómetros, y siempre estaba el riesgo de la interrupción del servicio por tormentas o la caída de algún árbol. Un día me cansé y me dije “tengo que tomar una decisión con respecto a la luz”, relata

11


Dupertuis, quien empezó a encontrar una respuesta de la mano de su relación con la Cooperativa Guillermo Lehmann. “Así fue -prosigue- que hablé, por intermedio de René Rubiolo con gente de la Guillermo Lehmann, que me asesoró sobre el tema (ver aparte). Y ahí todo fue, despacito, tomando color”. Lo que tomó color, inversión mediante, fue la compra e instalación de una serie de paneles solares y de baterías. “Pedimos presupuesto a Buenos Aires, los compramos, hicimos las bases de cemento y los colocamos. Demoramos un poco más de lo previsto por cuestiones climáticas (NdlR: la colocación se produjo en 2015, y las intensas lluvias complicaron las labores). Pero finalmente vinieron los ingenieros y ni bien hicieron la primera prueba ya teníamos electricidad. Yo no lo podía creer porque miraba alrededor y pensaba ‘vamos a tener luz en el medio de la nada’”, repasa enfáticamente Dupertuis. En “el medio de la nada” está la casa, que cuenta con iluminación externa e interna, además de televisor, calefón, radio, heladera, ventiladores, y freezer, entre otros artefactos eléctricos, que son abastecidos energéticamente a través de ocho grandes baterías ubicadas en un costado del comedor de la vivienda. “Hemos tenido muchos días de lluvia y nublados, y nunca faltó la corriente. Es más, sobra la energía, porque yo puse más pantalla de lo necesario, y cuando hay 5 o 6 días nublados seguidos la energía no se corta”, precisa Dupertuis. Incluso en lo peor del desastre climático de abril de 2016 no faltó la electricidad. “Acá tuvimos 21 días de lluvia consecutivos, en abril de 2016. Empezó a llover el 1 de abril y terminó el 21. Recién en los últimos días hacía un ruidito, como que tiraba a bajar la luz, pero nunca se cortó. Y en invierno, que el sol afloja, tampoco se corta nunca”, agrega.

Zulma Bertoia le “arrima un espumoso” a su marido Carlos Mario Chiellini. La pareja está sumamente conforme con el sistema. Carlos, Zulma y Juan, los habitantes permanentes de la casa, están más que conformes con la obra. “Hace dos años que estamos acá. Veníamos de otros lugares donde trabajábamos sin luz, o bien con energía provista por un generador, que a veces se rompía o se quedaba sin combustible. Ahí te dabas cuenta de lo importante que es contar con electricidad, y cuando no la tenés la extrañás. Acá empezamos sin electricidad, pero sólo por unos meses, y a partir de la instalación de los paneles y las baterías el cambio fue total. La luz es todo, especialmente en el campo, y aún más en una zona como ésta, tierra adentro”, razona Carlos, quien afirma que el mantenimiento de los paneles es mínimo. “A las baterías no hay que hacerle nada. Sólo a los paneles, cuando no llueve muy seguido, los lavamos para quitarle la tierra”, detalla. Para el Dr. Dupertuis, el principal objetivo de la inversión realizada tiene que ver con la necesidad de mejorar la calidad de vida en el campo. “Es importante en un establecimiento como este tener este tipo de solución, porque hoy por hoy es imposible traer a trabajar a alguien al campo y no tener luz. La gente tiene todo el derecho de usar una

computadora, ver un programa de televisión y tener la comodidad que hay en los pueblos o en la ciudad, y sin luz eso no se puede”, comenta, para enseguida agregar que “es indispensable incluso para evitar que la gente siga alejándose de la zona rural. Los chicos van a la escuela, ahí tienen computadora, llegan a la casa y no tienen electricidad para conectarse. Por eso digo que no hay diferencia entre tener una casa acá, en el campo, y vivir a una cuadra de la plaza central de un pueblo, hablando de la corriente eléctrica”. Entre mates, la charla sigue por varios minutos, hasta que llega el momento de emprender el regreso. Nos despedimos de Carlos, Zulma y Juan, y en el camino a pie hacia la camioneta, y luego en el trayecto hasta el punto inicial de encuentro, el Dr. Dupertuis, de 67 años de edad, continúa contando anécdotas relacionadas con su extensa trayectoria médica y con el campo, y anticipa algunas tareas futuras. Se le pregunta, un poco en broma y un poco en serio, si no vislumbra pasar a cuarteles de invierno. “Yo soy un convencido de que si a uno le quitan lo que hace, lo matan”, concluye mientras con un volantazo suave esquiva el enésimo pozo del camino.

15


Un proyecto

GESTADO POR EL NODO REGIONAL PILAR

Las ocho baterías, ubicadas en el interior de la vivienda, otorgan una autonomía eléctrica superior a los 6 días.

Cuando el Dr. Néstor Dupertuis acudió a “la Lehmann” para encontrarle la vuelta a su necesidad energética, la Cooperativa planteó el tema en el marco del Nodo Regional Pilar, institución de la cual también participan la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNL y la Región Santa Fe Centro de CREA, y que entre sus ejes de trabajo tiene el de las energías renovables. En ese marco, se convocó a la Facultad de Ingeniería Química de la UNL para diseñar un proyecto acorde a las necesidades de Dupertuis, que permitiera resolver una problemática a través del uso de energías renovables, en este caso con paneles solares.

El Dr. Néstor Dupertuis habla, flanqueado por dos “guardaespaldas” de lujo.

RENÉ, ÉL SOLUCIONADOR En un momento de la charla, Néstor Dupertuis menciona a René Rubiolo, histórico asesor de “la Lehmann, con quien el entrevistado mantiene una relación que va más allá de lo comercial y laboral. “René para mí es una gran solución, porque yo le digo ‘hay que fil-

16

mar’ y él viene, se adapta a mis horarios y me resuelve todos mis problemas. Lástima que algún día va a dejar de trabajar, aunque seguramente vendrá otra persona que lo suplante bien. De todos modos hay que convencerlo de que siga trabajando. Quizás sirva mi

teoría que dice que el que deja de hacer cosas se muere”, bromea el médico, y enseguida comenta que “la Cooperativa Guillermo Lehmann para mí es la solución a mis problemas, porque se encargan de todo”.


Institucional

ACA BIO, 100% comprometida CON UN FUTURO SUSTENTABLE Valor agregado, asociativismo, sustentabilidad, futuro. Cada una de estas características afloran cada vez que se escucha hablar de ACA Bio, el emprendimiento industrial emplazada en Villa María, y conformado gracias a la sinergia de ACA y de 62 cooperativas de Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires, La Pampa y Córdoba; entre ellas, la Guillermo Lehmann. Si bien se dedica principalmente a la producción de bioetanol de almidón de maíz, genera a la vez un favorable balance ambiental a través de la utilización de materia prima renovable, la cogeneración de energía eléctrica y el recupero de CO2 para destino industrial. En el marco de una visita realizada por consejeros, funcionarios y jóvenes de “la Lehmann”, el Ing. Agr. Raúl Picatto, por entonces Jefe Comercial del complejo (*), intercambió unas palabras con Revista Visión Cooperativa acerca de cómo funciona y de lo que significa este importante emprendimiento autosustentable.

Visión Cooperativa: ¿Qué es ACA Bio? Raúl Picatto: ACA Bio es una cooperativa de segundo grado, compuesta por la Asociación de Cooperativas Argentinas y 62 cooperativas más, que se encarga de producir etanol a partir del grano de maíz. Como siempre decimos, utilizamos una materia prima, el maíz, para producir energía y alimentos: la energía que producimos es el bioetanol, que va al corte de las naftas; y los alimentos son la burlanda húmeda, la burlanda seca, y aceites. El dióxido de carbono que se genera también se reutiliza, por lo que, dentro de un mismo proceso industrial, podemos obtener la variedad de productos que acabo de comentar recién. VC: ¿Cómo es el proceso completo, desde que llega la materia prima, hasta que sale el producto terminado?

18

RP: El grano de maíz llega directamente en camiones del productor agropecuario, socio de la cooperativa. En ACA Bio se lo pesa, se controla la calidad, pasa por una planta de recepción, y el material es depositado en los silos. Hoy contamos con 32.000 toneladas de capacidad de almacenaje de grano de maíz. Una vez almacenado, ese grano es enviado a la molienda, donde comienza el proceso industrial. Allí se hacen partículas de dos mm., que luego son mezcladas con agua y otros aditivos (enzimas, levadura, urea), en un proceso que se denomina licuefacción.

carbono en estado líquido; éste se utiliza principalmente para gaseosas, la industria metalúrgica y la minería.

De allí pasan a un tanque de fermentación para que, en 60 horas, las levaduras transformen el almidón en alcohol y dióxido de carbono. El dióxido de carbono es capturado y enviado a una industria que lo purifica para comprimirlo, y cargarlo como dióxido de

VC: Hasta ahí terminaría la generación de energía. ¿Y los alimentos?

Lo que queda, el producto principal que sale de este proceso, es el etanol. El mismo se obtiene por un proceso de destilación y deshidratación, que permite conseguir un etanol con una pureza de 99.8% de alcohol y 0.2% de moléculas de agua. De esta manera, el producto queda listo para ser cargado a los tanques de las petroleras, llevarlos a las refinarías, y finalmente mezclarlo con las naftas.

RP: Exactamente. Tras el proceso de destilación que comentaba recién, se obtienen dos productos más: jarabe y torta húmeda. El primero

11


pasa por otro proceso industrial llamado centrifugación, donde se obtiene aceite. A su vez, de la mezcla de ambos productos, se obtiene burlanda húmeda; es un producto destinado para la alimentación animal, que tiene 65% de agua, la misma energía y tres veces más proteínas que un grano de maíz, y que se utiliza principalmente para tambos y feedlots. Parte de ese mismo producto, es pasado por un secador que baja el contenido de humedad a un 10%, y que pasa a denominarse burlanda seca o grano de destilería seco con solubles; un producto que se utiliza en fábricas de alimentos balanceado, tambos, feedlots, producción de cerdos y aves. VC: Por lo que menciona, lo bueno de este proceso es que el producto que entra es utilizado en su totalidad, y prácticamente sin generar desechos. RP: Ése es el punto que iba a mencionar. Todo el proceso industrial está pensado para el cuidado del medioambiente, sin generación de efluentes contaminantes, ni liberación de dióxido de carbono a la atmósfera, por lo que estamos 100% comprometidos con el futuro. ACA Bio se caracteriza por su proceso tecnológico de alta eficiencia, por su nula contaminación ambiental, por la generación de la energía propia que consume, por la extracción de aceite, y por la capturación de todo el dióxido de carbono generado. VC: ¿Eso es lo que diferencia a ACA Bio del resto de empresas que compiten en el rubro? RP: Básicamente sí; esos son los puntos que diferencian a ACA Bio del resto de las industrias etanoleras y de granos de maíz del país. Pero, a su vez, siempre me gusta remarcar otra cosa: los dueños de ACA BIO son 20 mil productores, los que están agrupados en las cooperativas que la integran. Ese es el valor principal que rescato; el asociativismo hizo que se formara una cooperativa de segundo grado, con pilares fuertes construidos desde sus dueños, su equipo de gente, su cultura. Lo que permitió también tener una visión clara: desarrollar alimentos en el mercado local,

sin intenciones de exportar; construyendo una entidad que, desde sus inicios, es referente para el sector, y como todos los emprendimientos que se generan desde ACA, con un camino de desarrollo muy bueno para los próximos años. VC: Volviendo al bioetanol, un producto del que se habla mucho últimamente: ¿Qué porcentaje del combustible utilizado en Argentina representa? RP: El corte que tenemos en la actualidad es del 12%. Cuando hablo de corte, quiero decir que todas las naftas que consumimos en el país, contienen ese porcentaje de su volumen de origen vegetal. Este 12% es aportado por etanol proveniente del grano de maíz, como se genera en ACA Bio, o de la caña de azúcar. Del total del volumen que se consume o se demanda de bioetanol en el país, aproximadamente se divide a la mitad lo que aporta cada uno de estos dos sistemas. VC: En relación con este tema, ¿cuál es la perspectiva futura?

• 63 cooperativas asociadas

• 20.000 productores/dueños

• 150 millones de dólares invertidos

• 100 % comprometidos con el Medio Ambiente

RP: Hacia adelante se ve una política energética comprometida a disminuir el déficit comercial energético que hoy tenemos, importando menos energía y generando más de la propia. La generación de proyectos de energías renovables, como el que nosotros tenemos, va en aumento. Yo creo que la industria del bioetanol recién está dando sus primeros pasos, y que a futuro vamos a ir decantándonos hacia modelos en donde el consumidor tenga la posibilidad de elegir cargar su vehículo con bioetanol 100%, o combinado con otros combustibles. VC: ¿Cómo se prepara ACA Bio para ese futuro? RP: De la mejor manera. Imaginate que, cuando se realizó el diseño de la planta de ACA Bio, ya se construyó pensando y preparando todo para una futura duplicación. Es decir que, cuando sea necesario, y con relativamente poca inversión, tendremos la posibilidad de producir el doble de lo que lo estamos haciendo hoy.

Con 380.000 toneladas de maíz ACA Bio produce en un año: • 153.000 m3 de bioetanol anhidro • 65.000 toneladas de DDGS (burlanda seca y húmeda) • 33.000 toneladas de CO2

FERRARI POR PICATTO (*) Al momento de realizar la nota principal que se puede leer en estas páginas, el Ing. Raúl Picatto era el Jefe Comercial del complejo ACA Bio. Picatto fue quien, en la primera recorrida, recibió y acompañó al contingente de “la Lehmann”. Pero en ACA hubo algunos cambios en diversas empresas del grupo, en ese marco

se produjeron algunos “pases”, y Picatto pasó a las filas del área de Nutrición Animal de ACA, siendo reemplazado en ACA Bio por el MV Ezequiel Ferrari (foto), quien fue el encargado de recibir a un segundo grupo de funcionarios de la Cooperativa Guillermo Lehmann en un reciente viaje concretado en el mes de abril.

19


Juventud

Las huertas escolares,

AHORA CON UN CONCURSO DE VALOR AGREGADO El proyecto desarrollado por el Grupo Juvenil de la Cooperativa atraviesa su cuarta temporada, que presenta una novedad respecto a las ediciones anteriores con la puesta en marcha de un Concurso de Valor Agregado del que participan ocho establecimientos educativos de una amplia región.

La Juventud Agropecuaria para el Desarrollo Cooperativo Guillermo Lehmann ha comenzado el año con mucha intensidad, y uno de sus primeros proyectos en “ver la luz” fue el de las Huertas Escolares. La iniciativa, que surge de una vinculación con la Agencia de Extensión Rural Esperanza del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), ya va por su cuarta temporada, y en la edición 2018 son nada menos que 8 los establecimientos educativos que forman parte activa del proyecto, que busca fomentar la autoproducción de alimentos en pequeña escala en escuelas de la región. Los establecimientos que actualmente participan de las Huertas Escolares son los siguientes: • Escuela de Enseñanza Orientada N° 488 de la localidad de San Agustín. • Escuela Primaria N° 1352 “René Favaloro” de la ciudad de Esperanza. • CER N° 338 “Mariano Moreno” de la localidad de Felicia.

• Escuela Fiscal N° 337 “José Manuel Estrada” de la localidad de Felicia. • Escuela Fiscal N° 332 “Patricias Argentinas” de la localidad de Pilar. • Escuela Primaria N° 343 “Domingo Faustino Sarmiento” de la localidad. de Sarmiento

• Escuela General N° 336 “Jose de San Martín” de la localidad de Nuevo Torino. • Escuela Primaria N° 319 “Mercedes Zabala de Iriondo” de la ciudad de Esperanza.

20

En este 2018, la Juventud decidió darle “una vuelta de tuerca” al Proyecto, organizando un “Concurso de Agregado de Valor”, del que ya están participando los citados establecimientos educativos y que busca reconocer aquellos proyectos que, partiendo de la actividad de Huerta Escolar, impliquen un agregado de valor o transformación al mismo, valorándose especialmente su impacto social y ambiental. El proyecto deberá además ser nuevo, ejecutable, y factible de ser llevado adelante por los alumnos de los respectivos establecimientos educativos. A fines de abril cerró el plazo de inscripción, y las escuelas tendrán tiempo hasta el 23 de mayo para presentar los proyectos, en tanto que los resultados se conocerán el 7 de junio

en un evento a concretarse en el Auditorio que la Cooperativa posee en Pilar. Ese día se procederá a la ceremonia de premiación, que comprenderá la entrega, al establecimiento educativo ganador, de un árbol por cada alumno que haya participado del proyecto, con el propósito de que las especies sean destinadas a alguna acción social en las comunidades a las que pertenecen las escuelas. Cabe destacar que los árboles que se entregarán como premios corresponderán a otra de las grandes iniciativas que desarrollará la Juventud este año, el Proyecto Forestal, que en 2018 cumplirá su décima edición consecutiva.

11


Hacienda

LOS REMATES TELEVISADOS DE “LA LEHMANN” YA SON UN CLÁSICO La sequía primero, y las precipitaciones después, no hicieron mella en las dos subastas que, junto a Rosgan, organizó la Cooperativa en los meses de abril y mayo. Los eventos, que fueron transmitidos en vivo y en directo a todo el país a través de Canal Rural, convocaron en total a 250 productores de una amplia región. En 2015, la Cooperativa Guillermo Lehmann comenzó a realizar remates televisados exclusivos, que se sumaban de este modo a los “tradicionales” que venía concretando en forma mensual por intermedio de Rosgan. Todo empezó con una subasta anual, pero a partir de 2017, producto de un renovado vínculo con la Sociedad Rural de Santa Fe, se agregó un segundo remate televisado anual exclusivo. Los pasados martes 3 de abril y miércoles 2 de mayo, “la Lehmann” y Rosgan redoblaron la apuesta, y los resultados fueron nuevamente muy buenos. Y es que los remates televisados a través de la pantalla de Canal Rural volvieron a demostrar que, a pesar de la tremenda sequía que azotó durante varios meses a los campos, y de las intensas precipitaciones del mes de abril, los productores siguen “al pie

22

del cañón”, apostando a su actividad como el primer día. Así quedó reflejado en las pujas que se produjeron en ambas subastas, en la que salieron a venta un total de 10.000 cabezas, repartidas en 180 lotes. Las disputas no sólo se dieron por vía telefónica, sino también en vivo y en directo tanto en el salón Colonial de la Sociedad Rural de Santa Fe (3 de abril) como en el salón del Club Atlético Pilar (2 de mayo). Y es que fueron nada menos que 250 los productores que en total participaron de ambos eventos, en los que “la Lehmann” puso a trabajar a sus cinco martilleros (el Gerente General de Hacienda, Mauricio Tschieder; Miguel Romano; Rubén Zehnder;

Claudio Macedo; Martín Malatini), y a todo el equipo de asesores comerciales y funcionarios administrativos. Cabe destacar que, con respecto al remate del pasado miércoles 2 de mayo, se trató de la habitual subasta con la que la Cooperativa festeja su aniversario, en este caso su número 67. De este modo, la Cooperativa Guillermo Lehmann concretó en forma exitosa sus dos remates televisado del 2018, en una nueva muestra de que, pese a la sequía, el sector agropecuario está más vivo que nunca. A continuación, compartimos una galería fotográfica con lo mejor que dejaron los ya clásicos remates televisados de “la Lehmann”.

11


Rosgan Santa Fe

| Martes 3 de Abril

El gran René Rubiolo, hablando por teléfono con un posible comprador, a minutos de iniciarse la subasta.

María Laura Neffen, de Rosgan, entrevistando al presidente del Consejo de “la Lehmann”, Gerardo Karlen, en el arranque de la transmisión de Canal Rural.

Mauricio Tschieder y Miguel Romano fueron los encargados de dar inicio al remate.

El productor Héctor Riboldi no se quiso perder detalle de los lotes ¡Concentradísimo en el catálogo!

Promediando el remate, fue el turno de Claudio Macedo y Rubén Zehnder en el “escenario”.

Alan Zbrun y Federico Díaz, en plena faena, acompañados por Matías Banchio de Agrop. Los Abuelos.

23


Rosgan Pilar

| Miércoles 2 de Mayo

Minutos antes de empezar el remate, el equipo de “la Lehmann” se preparaba para lo que iba a ser una muy buena jornada.

La prensa no faltó a la cita. Aquí, entrevistando al Gerente de Hacienda, Mauricio Tschieder.

Al mediodía, todos los asistentes compartieron un almuerzo en el primera parte del salón del Club Atlético Pilar.

Una vista general del Salón del Club Atlético Pilar, lugar elegido para la realización del remate.

Estudiantes de escuelas primarias y secundarias de Pilar participaron del evento y conocieron detalles del sistema de comercialización televisado.

Martín Malatini, quien se incorporó recientemente al equipo de martilleros, trabaja asistido por Claudio Macedo.

24


lehmann@cooperativalehmann.coop - www.cooperativalehmann.coop


Establecimiento Destacado: Familia Zbrun

LA PASIÓN POR EL CAMPO NO NACE NI SE HACE: se hereda

Tres generaciones de la familia Zbrun aún siguen comprometidas con la actividad agropecuaria, en una relación que va mucho más allá de lo comercial. En la actualidad, Emiliano le pasó la posta a su hijo José, quien lleva adelante tres tambos con 320 vacas en ordeñe juntos a sus hijos Guillermo y Gastón. “Nosotros nos metimos en el campo un poco por tradición familiar, pero también por gusto, porque es algo que hacemos desde chicos, y nos gusta”, explica Guillermo. Una historia donde el traspaso generacional sí funciona y tiene que ver con una filosofía de vida. “En mi época la soja no existía. La cosecha gruesa era sorgo, maíz o girasol. También hacíamos trigo. Y lino, que cuando estaba florecido parecía un mar, porque era todo celeste. Salíamos de la casa y parecía que se venía el agua”. A sus 82 años, Emiliano Antonio Zbrun recuerda su infancia y adolescencia, allá por las décadas de ‘40 y el ’50, con muchísima emoción. Las lágrimas irrumpen y lo dejan sin palabras, y entonces su hijo José explica que “en ese entonces generalmente se sembraba lino, pero se le hacía una pastura. Aún no se conocía la alfalfa, así que era trébol o achicoria. Después se trillaba el lino, quedaba esa pastura, y al cabo de 20 ó 30 días quedaba la pradera hermosa para poner las vacas”. La charla con las tres generaciones de la familia Zbrun, concretada en la sucursal Rafaela y de la que también participó Rodolfo Brasca, asesor comercial de Nutrición Ani-

26

mal de “la Lehmann”, es un organizado enjambre de frases y conceptos aportados por Emiliano, su hijo José (47 años, casado con María Andres Giménez, de 44 años), y los nietos hijos Guillermo (21) y Gastón (19). La conexión entre todos ellos es tan natural que muchas veces uno empieza una frase y otro la finaliza. Para ellos es habitual, pero no deja de sorprender tamaña “sintonía fina”. Ya repuesto emocionalmente, Emiliano retoma su relato recordando que eran nada menos que 12 hermanos, y que en un momento su padre había propuesto dividir el campo, ante lo cual sus hijos respondieron con un no rotundo. “Vamos a seguir todos juntos”, fue la respuesta coral que recibió. “Empezamos bien de chicos a trabajar en el campo. Yo tenía un mellizo, y a los 4 ó 5 años ya hacíamos algunas cosas livianas con los cerdos. Ya estaba el tambo, y teníamos cualquier clase de animales: ovejas,

chivos, gallinas, pavos. Patos no, porque ensuciaban las piletas de las vacas. Y además teníamos quinta, todo los que consumíamos de verduras y frutas lo hacíamos ahí”, rememora Emiliano. Con el tiempo Emiliano creció, formó familia y llegaron dos hijos, Rosa Beatriz (49 años) y José. “Vivíamos en el campo, pero yo estudiaba en el Colegio San José de Rafaela, así que viajaba todos los días. Después cuando empecé la secundaria nos fuimos a vivir a Rafaela, y desde ahí nos íbamos todos los días a trabajar al campo”, repasa José. El campo al que hace mención José es donde comenzó todo. Tiene 58 hectáreas y está ubicado a unos 7 kilómetros de la ciudad de Rafaela (para llegar hay que viajar unos tres kilómetros por la ruta 70 desde el Cementerio Municipal, y luego bajar 3,5 kilómetros hacia el sur por un camino rural). Aún quedan,

11


entre el tambo actual y un galpón donde se guardan los tractores y otras máquinas y herramientas, los restos del que supo ser el primer tambo familiar, construido hace más de 50 años. “Allá por el año 1999 mi padre vende las vacas en las instalaciones feria de la Cooperativa de Rafaela. Yo venía con una actividad complementaria, haciendo vaquillonas para la reposición de tambos, y simultáneamente trabajaba como quesero en la fábrica de Williner en Bella Italia. Ahí estuve casi 15 años. Finalmente, el 16 de agosto de 2001 inicio el tambo por mi cuenta con 5 vaquillonas, que también compré en un remate de ‘la Lehmann’ en Felicia”, comenta José. El momento, claramente, no era el ideal para reanudar la actividad lechera. “Se cobraba el litro de leche 9 centavos. Todos los tambos venían cerrando, y abrir un tambo en ese momento era una locura, pero lo hicimos. El primer año fue muy duro, tuve que elegir entre la fábrica y el campo, así que dejé de trabajar en Williner y seguí apostando a la producción tambera. Y luego con los años se fueron sumando los hijos”, detalla emocionado José. A pesar del contexto desfavorable, los Zbrun le pusieron el pecho a la situación y salieron adelante. “Fuimos creciendo, y alquilamos algunos campos. Tuvimos momentos muy duros, con bajas de precio durante muchos años. Épocas conflictivas, donde hasta participamos de piquetes para tratar de conseguir algunas respuestas que no llegaron. Mucha gente quedó en el camino, pero nosotros seguimos produciendo, aunque con serias

dificultades. Hoy sería más simple cerrar que seguir, pero es una decisión familiar continuar peleándola. Tengo dos varones que están continuando la actividad, y si bien la rentabilidad es chica, la visión es otra y tiene que ver con esperar una mejoría a futuro”, analiza. LA TERCERA GENERACIÓN SE ABRE CAMINO Del primer tambo que José inició en el convulsionado 2001, en la actualidad la familia Zbrun posee y administra tres tambos con un total de 320 vacas en ordeñe. Los restantes dos están ubicados en Villa San José y Tacural. Las distancias entre los tambos son importantes, y eso, sumado a las más de 8 personas que trabajan en los establecimientos, hace complejo el manejo. Por suerte, José no está solo. “Vivimos en Rafaela, pero por suerte a mis hijos siempre les gustó el campo, y de chiquitos ya iban a dar una mano”, comenta con satisfacción José. A su lado, Guillermo y Gastón asienten con sendas sonrisas que parecen echar por tierra a las estadísticas que hablan del fin de las empresas familiares cuando se produce la irrupción de la tercera generación. “Cuando era chico salía de la primaria y mi papá me llevaba una o dos horas al campo. Mi hermano era más chico, pero también venía a veces. Y todos los veranos era levantarse temprano para ir al tambo, y a la tarde ir a la pileta. Cuando pasamos a la secundaria sucedió algo parecido, pero ya nos fuimos metiendo más en el campo. A los 12 años aprendí a manejar el tractor, y recuerdo que por esa época una de mis primeras grandes actividades fue cortar una moha”. Guillermo se emociona e interrumpe el relato, pero recobra

el aliento y continúa. “Terminé la secundaria en la Escuela Técnica, hice hasta sexto año y después estudié un año Licenciatura en Administración Rural en la UTN, pero aposté por seguir trabajando en el campo”. En la continuidad de Guillermo y Gastón hay algo de tradición familiar, pero también de pasión por el campo. “Como todo trabajo en familia, es distinto a trabajar en una fábrica. Por ahí trabajando con tu familia tenés roces todos los días. Pero es la pasión, la tradición, lo que viene ya del bisabuelo. Y es el gusto. Hoy tenemos la decisión de estar metidos acá ó irnos para otro lado. Pero es decisión nuestra seguir metidos acá. Renegamos, agachamos la cabeza y le damos para adelante”, detalla Guillermo. Todos los días, como dice Guillermo, los Zbrun tienen “roces”. Pero eso no los aleja del camino. Al contrario. “Cada mañana, mientras desayunamos, ponemos arriba de la mesa todas las actividades que hay que hacer. Nos las repartimos, y cada uno sale para su lado. Generalmente los chicos van a los campos, y yo primero me encargo del tema administrativo, y luego voy a darles una mano. Hoy tenemos una camioneta asignada para cada tambo. Eso, y los celulares, son de gran ayuda, porque en la actividad tambera hay que estar encima de las cosas todo el tiempo. Después, a la noche, nos volvemos a encontrar en casa, repasamos lo que se hizo, y hablamos un poco de lo que hay que hacer al día siguiente”, cuenta José el accionar cotidiano.

Gastón, Emiliano, José y Guillermo, acompañados por Rodolfo Brasca, asesor comercial en Nutrición Animal de “la Lehmann”.

27 23


La propia dinámica de la lechería obliga a ser polifuncionales. “Todos hacemos todo. Hasta los chicos han aprendido a ordeñar, porque hoy el principal problema en los tambos tiene que ver con el recurso humano. Hay que tener las botas preparadas, como dicen, para salir en cualquier momento”, comenta José, y enseguida agrega que “no te digo que hacemos todo bien, pero a nosotros nos da satisfacción lo que estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo”.

Hasta los chicos han aprendido a ordeñar, porque hoy el principal problema en los tambos tiene que ver con el recurso humano. Pensando a futuro, se les pregunta a los Zbrun si falta mucho para una cuarta generación. “Espero que si”, bromea José, aunque enseguida se pone serio y aclara que “las condiciones están dadas, si esta nota se vuelve a hacer en dos años, ya no sería ninguna locura”. A su lado, Guillermo se presta al juego y reconoce que le gustaría que sus hijos continúen el legado familiar. “Lo que uno quisiera es eso, pero después es decisión de cada uno. Uno a veces los encamina, como bien dicen. Él (por José) nos encaminó, pero después la decisión la tomo cada uno”, comenta. Analizando el futuro del sector agropecuario, José aprovecha la ocasión para enviarle un mensaje a sus pares. “Yo les digo a los productores que si pueden mantenerse en la actividad, que lo sigan haciendo, porque es un trabajo lindo. Por fuera de algunos contratiempos, es un oficio que vale la pena continuarlo, no perderlo. Obviamente hay gente que mira a sus espaldas y no tiene a nadie que pueda seguir con lo que viene haciendo. Por eso yo estoy muy agradecido, tengo la fortuna de tener dos hijos a los que les gusta la actividad, y espero que ellos la sigan aprovechando, y lo puedan trasladar a la siguiente generación”, concluye ante la atenta y emocionada mirada de su padre Emiliano, y los gestos cómplices de sus hijos Guillermo y Gastón, que más allá de las futuras herencias de tierras ya han recibido de parte de su abuelo y su padre el mejor de los legados: el amor por el campo.

Historia pura: a la izquierda, uno de los tres tambos actualmente en producción. A la derecha, los restos del primer tambo familiar.

Ordeñe: Las vacas Holando van saliendo de uno de los tres tambos de los Zbrun, luego del ordeñe vespertino.

CON LOS ZBRUN, EL TRASPASO GENERACIONAL SÍ FUNCIONA En plena recorrida por el campo donde empezó toda la historia de los Zbrun, y en medio de comentarios acerca del tambo original (“fue uno de los primeros con piso de hormigón, allá por el año 1981, la gente venía a verlo”, expresa orgulloso), Emiliano

28

dice que le cuesta entender a la gente que no realiza el traspaso generacional “a tiempo”. “Yo en un momento, hace muchos años, los llamé a la nena y al varón y les di a cada uno su parte de campo. No entiendo a los que es-

peran hasta lo último, o incluso se mueren sin hacerlo. No hay nada más lindo que poder darles algo a los hijos, y que ellos puedan hacer su propio camino, porque en definitiva es la forma de hacer que la herencia familiar siga vigente”, concluye.


Guillermo conduce el tractor, que aprendió a manejar a los 12 años. A pie, lo acompaña su hermano Gastón.

LA COOPERATIVA ESTÁ SIEMPRE Y NUNCA TE ABANDONA

Todos los integrantes de la familia Zbrun, trabajando juntos para levantar un silo autoconsumo que tumbó una reciente tormenta.

José Zbrun se emociona cuando habla de la historia familiar, pero también cuando hace referencia a “la Lehmann”, con la cual llevan ya casi 20 años de relación. “En lo personal a la Cooperativa Guillermo Lehmann tengo que agradecerle mucho, porque ha estado en las épocas buenas y en las malas. Siempre dialogando, y yendo de frente. Hoy es una empresa muy grande, con presencia en buena parte del país, no sólo en hacienda sino también en acopio y otros rubros”, comenta, y enseguida agrega que “quizás haya gente que aún dude en acercarse, pero yo les recomiendo que lo hagan. Que se sienten a conversar, porque la Cooperativa siempre tiene una idea para aportar, y nunca los va a abandonar”.

Silo levantado: Los Zbrun finalizaron la tarea y el silo, que fue adquirido a través de "la Lehmann", ya está nuevamente de pie.

29 23


Análisis Técnico

EL PH DE LOS SUELOS DE LA ZONA ESTÁ BAJO Y AFECTA A LOS CULTIVOS

La frase corresponde al Ing. Claudio Ortmann, quien está a cargo del programa de Muestreo Dirigido de Suelos que lleva adelante la Cooperativa desde 2015, y mediante el cual ya se realizaron más de 350 muestreos en campos de productores. “Si nosotros queremos una alfalfa de 15.000 kilos de producción, nunca la vamos a lograr si no corregimos el PH”, detalla para explicar la importancia de realizar un correcto relevamiento del recurso más importante.

30


Claudio Ortmann se apasiona cuando habla sobre el Programa de Muestreo Dirigido de Suelos. El Ingeniero Agrónomo, que está a cargo de la iniciativa desde sus inicios, está convencido de que se trata de una herramienta de suma utilidad para los productores, y que está vinculada estrechamente con la sustentabilidad del negocio agrope cuario. “Todo siempre termina en el suelo”, comenta en el comienzo de la entrevista.

“Cuando evaluamos el mercado, notamos que en nuestra zona había muchas cuestiones básicas que no se estaban atendiendo, y una era saber a ciencia cierta qué tienen nuestros suelos. Entonces decidimos hacer foco en eso”, precisó Ortmann, quien agregó que “la agricultura de precisión hace un mapeo, pero después requiere, junto a otras acciones, realizar el muestreo de suelos ya que tiene que saber que hay en él”.

Para entender lo que se está haciendo en el presente, hay que remitirse a la génesis del proyecto. Promediaba el año 2015 cuando la Cooperativa decidió que había que trabajar en materia de agricultura de precisión. Y después de un análisis preliminar, se tomó la determinación de comenzar por lo más básico: el suelo, para así ir agregando paso a paso herramientas mas sofisticadas.

Tratando de aportar mayor claridad al tema, el actual Responsable del Semillero de la Cooperativa precisó que “un análisis de suelo es como un análisis de sangre. La tecnología en medicina avanza mucho, pero para casi todo siempre tenés que hacerte un análisis de sangre. Con el análisis de suelo pasa lo mismo, con la particularidad que hay variables más contantes en el tiempo y eso hace que vayas guardando la evolución del lote y de tu suelo”.

En pos de darle al Programa de Muestreo Dirigido de Suelos la mayor eficiencia posible, la Cooperativa buscó socios estratégicos que le dieron un plus a la iniciativa. “Invitamos a la gente de Timac Agro (empresa líder en nutrición vegetal, cuyos productos comercializa “la Lehmann” desde hace muchos años), que ya tenían experiencia en muestreos de suelos. Y también aprovechamos nuestra participación en ACA para realizar los análisis en el Laboratorio Suelo Fértil que la Asociación de Cooperativas Argentinas tiene en Pergamino, y que cuenta con profesionales que se dedican exclusivamente a este tema. Esa sinergia potenció definitivamente el Programa”, consideró.

Algunos de los resultados de los más de 350 muestreos fueron presentados en una reciente jornada de capacitación.

31 23


PH BAJO: PROBLEMA IMPORTANTE PERO CON SOLUCIÓN Con más de 350 muestreos realizados a lo largo de 30 meses (se hicieron, en promedio, 150 muestreos por año) en la zona centro de la provincia de Santa Fe (departamentos Las Colonias, Castellanos y La Capital), la Cooperativa dispone de un importante volumen de datos “duros” interesantes, como por ejemplo “que el PH, que es lo que nos marca la acidez del suelo, y por hoy presenta valores bajos para muchos cultivos”.

Ortmann reconoce que el ejemplo es “poco científico”, y es por esto que en breve se comenzarán a realizar mediciones reales.”Estamos trabajando con gente de INTA y FCA y vamos a empezar a medir las productividades, para poder determinar cuánto se gana a partir de las correcciones que se puedan hacer producto de los resultados de los análisis. Y los vamos a hacer con la alfalfa porque es uno de los cultivos más sensibles y es muy importante en la zona en la que estamos”, profundiza.

“La realidad es que el promedio de PH del centro de Santa Fe está entre 5,8 y 5,9, y nunca se monitorea por arriba de 6, cuando la realidad es que debería estar en torno al 7 que es el ideal. Lo bueno de todo esto es que tiene corrección, por ejemplo aplicando alguna enmienda con bicarbonato. Pero para tener una mayor precisión nosotros le recomendamos a los productores realizar un análisis completo, porque además se puede evaluar la situación en cuanto a micronutrientes”, expresa.

Volviendo al tema del PH, Ortmann aclara que “no sólo afecta al desarrollo del cultivo, sino que también influye fuertemente sobre las propiedades de los nutrientes. Un nutriente está más o menos biodisponible según el pH, una planta tiene mayor o menor desarrollo según el pH, y el desarrollo de un microorganismo también depende del PH”.

Para Ortmann, los productores deben empezar a cambiar el enfoque antes de definir qué y cómo producir. “Hoy el productor está haciendo mucho foco en el tipo de híbrido, en el tipo de variedad, en el rendimiento. Pero la mayoría no piensa en qué estado estará su suelo”, detalla, y grafica la situación con un cultivo clave en nuestra zona, eminentemente tambera, como lo es la alfalfa. “La alfalfa -profundiza- es uno de los cultivos que más está siendo afectado por el pH bajo, ya que estamos en un promedio de 5,8, mientras que la alfalfa necesita 6,5. Así, estamos lejos de hacerla productiva. Entonces después esperamos una alfalfa de 15.000 kilos de producción y no la vamos a lograr nunca si no corregimos el pH”. Ante la posibilidad de que algún productor pueda supeditar la realización o no de un muestreo de suelos a una cuestión económica, el Ingeniero de “la Lehmann” aporta datos concluyentes. “Un análisis completo de suelo está en torno a los 2.500 pesos, que es aproximadamente lo que cuesta un rollo de alfalfa. Si hago un análisis, y en base a los datos corrijo el PH, puedo obtener tranquilamente un rollo más por hectárea, lo cual ya pagaría el análisis. Y si además pensamos que se suele hacer un análisis cada 15 hectáreas, si consigo un rollo extra en cada una de esas hectáreas no sólo estaría pagando el análisis sino también una parte importante del tratamiento que le tengo que hacer al suelo para corregir el PH”, razona.

32

“Y si el PH -continúa- influye en la disponibilidad de nutrientes, también impacta en la estructura del suelo, que influye en la porosidad. Ésta última influye en el drenaje del agua, y así sucesivamente. Entonces cuando se empieza a hacer una suma de cómo van reaccionando en cadena los diferentes parametros que tienen los suelos, se puede asegurar que una sola variable, en este caso el PH, provoca un efecto negativo multiplicador”. ANÁLISIS: MUCHO MÁS QUE PH Por fuera de la medición del PH, un muestreo dirigido de suelo permite relevar la disponibilidad de muchos otros nutrientes. En ese marco, Claudio Ortmann indica que “hoy el gran ajuste en cuanto a fertilización se da con el nitrógeno, pero hay que empezar a prestarle más atención al fósforo”, y aporta un dato importante al manifestar que “en la zona de Rafaela era normal encontrar valores de 30 partes de fósforo por millón, y actualmente vemos valores de 20, e incluso menores de 15 partes por millón”. Otro de los importantes resultados preliminares surgidos de los más de 350 muestreos está relacionado con la génesis de los suelos. “Por el tipo de arcilla que tenemos, la Capacidad de Intercambio Catiónico (CIC) es muy baja. Esa CIC tan baja hace que no podamos retener una gran cantidad de nutrientes, y afecta a la estructura del suelo y a su porosidad. En ese sentido, el análisis de suelo nos está diciendo que si tenemos una CIC baja, estamos expuestos a perder estructura y porosidad, con una alta probabilidad de que el suelo, ante situaciones de inundación como las que tuvimos recientemente, quede anegado por más tiempo de lo normal”, concluye.

¿CÓMO HACER PARA PEDIR UN MUESTREO? Puede parecer complejo, pero en realidad realizar un muestreo de suelo es bastante sencillo, y el productor lo único que tiene que hacer es solicitarlo. Claudio Ortmann explica que “el productor se pone en contacto con un asesor de la Cooperativa, que procede a notificar a un profesional de Timac Agro. Éste se pone en contacto con el productor para coordinar día y lugar donde se concretará el muestreo, y definir algunas otras cuestiones, como tipo de análisis, lote a muestrear y tipo de cultivo que se piensa sembrar”. Una vez efectuado el muestreo, “inmediatamente se envía al laboratorio, y cuando están los resultados los asesores de la Cooperativa y de Timac visitan al productor para entregárselos, marcando los puntos importantes y brindándole asesoramiento en función de lo que arrojó el muestreo”, completa el Ingeniero de “la Lehmann”. El costo de los muestreos varía entre los 1.300 y los 2.500 pesos (dependiendo de si es básico o completo), y el plazo es de aproximadamente 15 días (desde que el productor lo solicita hasta que se le entregan los resultados). En cuanto a la toma de la muestra, Ortmann considera que “la clave de un buen muestreo es la cantidad de muestras que se saquen”, y comenta que se hacen entre 10 y 20 “pinchazos” dependiendo de la heterogeneidad del lote. “El profesional que toma la muestra tiene que seguir una rutina de muestreo para poder conocer la heterogeneidad del lote. Nuestros suelos son complejos, y por eso es importante tener una metodología de muestreo que haga desaparecer la heterogeneidad del lote y tener dato más homogéneos”, precisa, y enseguida recomienda “hacer un segundo muestreo entre 3 y 5 años después del primero”.


SUELO ADENTRO: DE LA QUÍMICA A LA FÍSICA El servicio de Muestreo Dirigido de Suelos es apenas el primer paso de un Programa que la Cooperativa Guillermo Lehmann está desarrollando, y que tiene en “Suelo Adentro” a una segunda instancia relacionada con capacitar a los productores. “En el Muestreo Dirigido de Suelos vemos solamente la parte química, y esa parte química condiciona la parte física. Entonces cuando empezamos a ver baja Capacidad de Intercambio Catiónico (CIC), que influye en la estructura, y algunas cuestiones relacionadas con el pH, nos imaginamos que la parte física también puede estar comprometida”, explica Claudio Ortmann. Ante esto, “la Lehmann” se contactó con la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Litoral, y luego de una primera evaluación de los suelos que confirmó que estaban comprometidos, se puso en marcha “Suelo Adentro”. “Son jornadas a campo. Ya hicimos unas 15, y aún nos quedar por hacer otras 10. Vamos al campo de un productor, invitamos a los productores vecinos y a algunos profesionales, hacemos un pozo, vemos la parte física del suelo, analizamos algunas cuestiones, y a partir de ahí se genera un debate relacionado con lo que se hizo y, fundamentalmente, con lo que se debería hacer”, detalla el actual Encargado del Semillero de la Cooperativa.

FERTILIZANTES A GRANEL, TAMBIÉN CON SERVICIO PRECINTADO Con el fin de mejorar el servicio regional de fertilizantes a granel, la Cooperativa incorporó recientemente el precintado de las tolvas que se utilizan para el reparto a campo.

Esta modalidad, que ya se viene implementando desde hace bastantes años en lo que refiere al despacho a granel de alimentos balanceados, permite un mejor control de las cargas, y fundamentalmente le ofrece

a su vez una mayor seguridad a los asociados, ya que los precintos son colocados en las aberturas de descarga de las tolvas, impidiendo por completo la apertura de las mismas, ya sea de modo hidráulico o manual.

33 23


Institucional

LA CLAVE ES EL conocimiento

La Cooperativa está convencida de que la formación será fundamental para la evolución de la actividad agropecuaria, y es por ello que continúa generando instancias de capacitación para productores y profesionales. Acá repasamos algunas de las más importantes realizadas en las últimas semanas.

JORNADA TÉCNICA DE SOJA/MAÍZ EN FRANCK Junto a Syngenta, la Cooperativa desarrolló una jornada en el campo demostrativo que ambas organizaciones prepararon sobre un predio de los productores Celmiro y Dardo Heinzen (Franck), para la posterior realización de Punto Tecno (ver página 46). Semanas antes de ese gran evento,

más de 50 productores y técnicos se dieron cita para analizar las siguientes temáticas: pre-emergentes en soja y variedades del mismo cultivo; pautas para el trámite de Intacta; enfermedades en soja; tratamientos pre emergentes sobre yuyo colorado en maíz y en soja.

LECHERÍA SUSTENTABLE PARA TAMBEROS EN MOISÉS VILLE Junto a la Cooperativa Limitada de Tamberos Colonia Palacios, entidad que reúne a productores lecheros de dicha zona, coorganizamos una jornada de capacitación sobre “Lechería Sustentable”. Luego de la presentación a cargo del funcionario Joaquín González Curtolo, y ante la atenta escucha de los productores

presentes en el salón que la entidad coorganizadora posee en Moisés Ville, el especialista Ing. Agr. Alejandro Centeno (INTA AER San Francisco) puso sobre el debate distintas herramientas claves para mejorar el desenvolvimiento de los sistemas lecheros, ya sea desde los social y ecológico, como desde los productivo.

FERTILIZACIÓN E IMPLANTACIÓN DE PASTURAS EN ESPERANZA Asociados de “la Lehmann” se acercaron hasta la sucursal de Esperanza para vivir una reunión de capacitación organizada en conjunto con la gente de Timac Agro.

Entre algunas de las temáticas trabajadas, se destacaron: Para qué y cómo fertilizar las pasturas; Cálculos de costos de implantación de las pasturas.

CAPACITACIÓN SOBRE ALFALFAS DE PUNTA EN SARMIENTO La Cooperativa y Agvance (Alfalfas WL) citaron a dos expertos para que aporten información calificada sobre alfalfa de punta. El salón de la feria de Sarmiento cobijó a más de 85 asociados de distintas regiones, dispuestos a escuchar y debatir sobre la temática. Las disertaciones

34

estuvieron a cargo de Roberto Rossanigo (Forage Genetics) y Pablo Cattani, profesionales que llevan muchos años trabajando con alfalfa de última generación, y que expusieron sobre: genética, importancia en el manejo del cultivo, y herramientas para maximizar la producción y minimizar los costos.

11


Lechería

“LO QUE SABEMOS HACER, Y NOS GUSTA, ES CRIAR Y CUIDAR A LAS VACAS” Juan José “Pipi” Felissia, reconocido productor y cabañero Holando de la zona, inauguró recientemente un tambo en la zona de Rafaela, al que bautizó con el significativo nombre “La Fe”. “Todavía tenemos fe y ganas de seguir progresando. Es nuestra vida y vamos a tratar de aprovecharla ordeñando vacas”, afirma quien considera que “para ser un buen tambero hay que ser mejor agricultor”. La lechería ha sido, dentro del sector agropecuario, una de las actividades más golpeadas de los últimos tiempos. A los problemas propios del sector, en años recientes se han sumado complicaciones de tipo climático que han vuelto el negocio aún más “vidrioso”. En ese marco, se produjo (y todavía sigue produciéndose), el cierre de una buena cantidad de tambos. Pero eso no parece amedrentar a Juan José Felissia. “Pipi”, como es conocido por sus allegados, inauguró el pasado viernes 13 de abril su nuevo tambo, al que decidió bautizar con el nombre “La Fe”, y que está ubicado muy cerca de su otro establecimiento (unos 2,5 kilómetros al norte de la ruta 70, sobre el desvío del tránsito pesado en el ingreso este a la ciudad de Rafaela). Y lo hizo con un remate especial Holando, que estuvo a cargo de “la Lehmann” y en el que salieron a venta más de 120 ejemplares de muy buena genética lechera, incluidos 10 toros de Cabaña “La Magdalena”, del propio Felissia, que se vendieron en valores de entre 60.000 y 85.000 pesos. Minutos antes de iniciarse la subasta, y a escasos metros de las flamantes instalaciones, el reconocido cabañero Holando (con vasta experiencia como jurado en concursos lecheros nacionales e internacionales), se mostró confiado acerca del nuevo emprendimiento (*). “Estamos con mucha fe de que va a funcionar”, comentó sin ocultar su ilusión. Al ser consultado sobre qué lo llevó a tomar semejante decisión, y afrontar una importante inversión en medio de un complejo contexto económico y productivo, la respuesta de

36

Felissia fue contundente: “es nuestro oficio, y es lo que sabemos hacer”. “Los tiempos en la hacienda -prosigue- son biológicos, no se pueden manejar, y generalmente uno tiene los resultados cuando la ecuación no cierra. Es decir, uno invierte cuando el negocio va bien, y tiene realizables los resultados cuando el negocio no va bien. Y esto es así por los ciclos de la Argentina. Pero bueno, nosotros tenemos 100 vaquillonas nacidas, en su gran mayoría por transferencia embrionaria y de lo mejor que criamos en los últimos 80 años, y preferimos ordeñarlas y no tratar de venderlas”. Analizando la realidad del sector, Felissia coincidió en que el verano que pasó ha sido duro para los productores lecheros, pero separó lo que no se puede controlar, como el clima, de lo que sí está en manos de los tamberos. “Yo siempre digo, y es algo que aprendí con el tiempo, que para ser un buen tambero hay que ser mejor agricultor. Hay muchísimos ejemplos de gente que trabaja bien, que hace un buen silo de maíz, que cosecha su propia alfalfa, que hace la reserva necesaria, y que entiende que el rollo se desperdicia menos si se embute. Hay muchísimas formas de guardar y producir mejor el pasto, para después hacerlo si uno quiere en leche. Pero hay que ser mucho mejor agricultor para poder sacarle rédito a la leche que producen las vacas”, concluyó. Consultado acerca del precio de la leche, “Pipi” se mostró relativamente optimista con respecto al corto y mediano plazo. “El negocio de la leche es muy difícil, pero esta vez creo que el productor va a tener un poco

de beneficio. Hoy no hay leche, y no va a haber leche. Y a pesar de lo que pasó con SanCor, creo que un nuevo actor en el negocio le va a venir bien a la competencia por la leche en el ámbito industrial de la región. Ningún capital extranjero va a venir a la Argentina a depositar 400 millones de dólares para perder plata. Esa gente va a venir a invertir, a competir, va a necesitar nuestra leche, la van a tener que pagar, y los otros si quieren nuestra leche también la van a tener que pagar. Creo que esta vez el problema lo tienen más los industriales que los tamberos, y nosotros vamos a mirar cual va a ser la evolución de ellos”, evaluó. En el cierre de la entrevista, Felissia volvió a dejar en claro que, más allá de toda cuestión comercial o empresarial, lo que lo alimenta día a día es la pasión. “No creo ser ejemplo de nada, ni lo quiero ser. Nosotros lo único que sabemos hacer, y nos gusta hacer, es criar vacas, tratar de ordeñar lo mejor posible, y cuidar a las vacas. A nosotros el negocio hasta ahora nos cerró, nos permite crecer. Es lo único que sabemos hacer, todavía tenemos fe y ganas de seguir progresando, y estamos en eso. Entiendo que nuestra situación no es la misma que la de la mayoría inmensa de nuestros colegas que hacen tambo. Pero bueno, es nuestra vida y vamos a tratar de aprovecharla ordeñando vacas”, precisó. (*) La entrevista a Juan José Felissia fue realizada por los colegas de Nuestro Agro y ADN Rural, a quien agradecemos la cesión del audio correspondiente.


Lechería

COLABORAMOS EN LA REAPERTURA DE UN TAMBO CON RODEO JERSEY

La firma AgroDalmasso pretendía retomar las tareas en un tambo ubicado en cercanías de la localidad de María Juana. Tras intensas gestiones, “la Lehmann” pudo encontrar un lote de 90 vacas Jersey en ordeñe, nada menos que en la provincia de La Pampa. En el fútbol, muchas hinchadas suelen utilizar una canción, que en un fragmento dice “siempre estuvimos en las malas, las buenas ya van a venir”. Para los integrantes de AgroDalmasso, en el rubro Lechería las buenas finalmente parecen haber aparecido, y lo han hecho con una participación importante por parte de la Cooperativa Guillermo Lehmann. Luego de haber decidido cerrar un tambo en 2011, por cuestiones familiares, los integrantes de la empresa familiar (oriunda de María Juana y con más de 40 años de historia en el sector lechero) decidieron reanudar la actividad, entendiéndolo como un muy buen complemento de la agricultura. La novedad en este caso, además del hecho de reabrir un tambo, fue que la raza elegida no fue la Holando, sino la Jersey. En una entrevista concedida a Nuestro Agro, Adrián Dalmasso precisó que “volvemos al tambo porque es una alternativa posible para un planteo mixto”, indicando que

“comencé a estudiar la raza Jersey hace bastante tiempo y me fui convenciendo de sus bondades”. Claro que encontrar un rodeo de 90 animales, como para reiniciar las actividades, no le resultó nada fácil, ya que estuvo casi dos años intentando, sin obtener resultados positivos. Y ahí fue donde acudió a la Cooperativa Guillermo Lehmann. “La Lehmann” puso manos a la obra, y gracias a un trabajo en equipo se logró ubicar un lote de 90 animales que respondían a las necesidades de la familia Dalmasso. La búsqueda tuvo sus particularidades, ya que para poder dar con el lote de animales se realizaron contactos en varias provincias, y finalmente hubo que viajar nada menos que hasta La Pampa para finalmente dar con el preciado “botín”. Concretamente, en Coronel Hilario Lagos se ubicó un tambo calesita de 900 vacas

en ordeñe, de las cuales 90 (con parición marzo/abril de este año) se trasladaron hasta María Juana para iniciar el nuevo emprendimiento de la firma Agrodalmasso. “No fue fácil lograr un plantel de 90 Jersey. Nos ofrecían lotes de 10, 15 ó 20 animales, pero mi aspiración era comenzar con un rodeo razonable”, explicó Adrián Dalmasso, quien destacó especialmente al Ing. Alejandro Rossa, coordinador de la sucursal Rafaela de la Cooperativa, por su especial predisposición y dedicación. Así como acompaña, a través de un servicio permanente de remates, a los asociados que liquidan parte de sus establecimientos o necesitan vender su hacienda para recomponer sus finanzas, la Cooperativa también apuntala a los productores que apuestan a nuevos desafíos. Porque como reza el cántico popular, “la Lehmann” está en las buenas, y en las malas también.

37


Genética Holando

MONTROSS +3.024 Leche

LA PRUEBA SCR, CLAVE PARA ALCANZAR EL ÉXITO EN LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL La fertilidad del toro que se usa para inseminar no sólo se puede medir, sino que es la variable de más fácil e inmediata implementación, y es fundamental si se quiere alcanzar buenos resultados en un programa de inseminación artificial en rodeos lecheros. PRUEBA DE SCR (Sire Conception Rate en inglés) Tasa de Concepción de los Toros (*) Para lograr el éxito en un Programa de Inseminación Artificial entran en juego numerosos factores. Podemos enumerar, sin que implique un orden de importancia, el estado sanitario y nutricional de las vacas; el respeto a los protocolos de tiempo fijo; nuestra eficiencia en de- tectar la mayor cantidad de celos y que estos celos sean reales; el momento luego de la detección en que inseminamos las vacas; el manejo y descongelamiento apropiados para no perder fertilidad en el semen; la deposición del semen en el lugar apropiado del aparato reproductivo de la vacas; y la fertilidad del semen toro con que estemos inseminando. De todos los factores enumerados anteriormente, es el último, la fertilidad del semen, el de más fácil e inmediata implementación. Con el propósito de darnos algún dato acerca de la fertilidad del semen, factor que por sí mismo podía llevar al fracaso de un programa de Inseminación Artificial, los centros de I.A. de Estados Unidos comenzaron a medir la capacidad fecundante del semen. Lo hacían asignando un número o asterisco para calificarlos, o creaban listas de los más toros más “preñadores”, pero este sistema carecía de correcciones estadísticas y se prestaba a la subjetividad de cada centro. Con el tiempo, los centros en conjunto encargaron al programa de gestión de tambos más utilizado en los EE.UU. que elaborara

38

el ERCR, o Tasa de Concepción Relativa Estimada. Este dato se expresaba como No Retorno al celo a los 70 días post servicio de los toros, y seguía careciendo de un análisis estadístico profundo. Finalmente en Mayo del 2006 el departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), por medio de su Laboratorio de Mejoramiento Animal, toma cartas en el asunto. Y si bien por un tiempo sigue manteniendo la metodología anterior, tras una intensa investigación se incorporan diversos factores de corrección para hacer más exacta a la prueba. Para enumerar algunos de los muchos factores, se puede decir que tomaba en cuenta la fertilidad del rodeo donde se había efectuado el servicio; cuantos servicios previamente había recibido la vaca; la edad de la vaca; consanguinidad del embrión producto del servicio; el intervalo entre el servicio y el servicio anterior; y producción de leche estandarizada de la vaca que recibía el servicio. Así aparece la prueba de SCR, que consiste en un score (puntaje) asignado a cada toro, y una confiabilidad. El mismo puede ser positivo o negativo, y el promedio general de todos los toros es de 0. ¿Cómo lo interpretamos? Si un toro es +1.5 significa que su Tasa de Concepción será un punto y medio por encima de la normal del rodeo (por ejemplo, en lugar de 30% será del 31.5%). En cambio si es -1.5, la Tasa será 1.5 puntos menor a la normal del rodeo.

Las pruebas se presentan 3 veces al año en Abril, Agosto y Diciembre. Las correcciones estadísticas se siguen mejorando permanentemente. A partir del año 2015 la elaboración de la prueba, como así también su publicación, queda en manos del CDCB, que sería algo así como el “Consejo acerca de la Cría del Ganado Lechero. Este organismo es quién elabora las pruebas de progenie, como producción del leche, proteína, rasgos de tipo, etc. Lo más importante de todo esto, es que esta herramienta hoy la podemos usar en nuestros tambos en Argentina. Para hacerlo, siempre debemos buscar el score (puntaje) de SCR en el catálogo, o consultarlo con el vendedor tratando de que sea actualizado. Nunca usemos toros con score negativo. Actualmente no abundan los toros con scores muy altos, y en la última prueba sobre un total de 2077 toros, sólo 6 tuvieron un score de +4 ó mayor. Es decir que un toro +1 sería una muy buena opción para asegurarnos fertilidad. En caso de que el toro aún no tenga score, lo ideal sería usar toros de los centros con mejores promedios generales. En caso de querer buscar un toro en particular el link del CDCB para la prueba de SCR es: https://queries.uscdcb.com/eval/summary/ scr_menu.cfm. (*) Este material fue escrito por el M.V. Humberto Fernández Costa, especialista en reproducción y asesor de la firma Reproductores SRL.

11


Institucional

“ROBOCOOP”, EL ROBOT QUE SE SUMÓ A LAS FILAS DE “LA LEHMANN” La reciente incorporación, permite automatizar completamente toda la línea de embolsado de la fábrica de Nutrición Animal de Pilar. Se trata de un proyecto innovador y pionero en la región, que trae eficiencia y avance tecnológico a los procesos productivos de la Cooperativa Guillermo Lehmann. Los avances tecnológicos son parte necesaria de la vida cotidiana; y también de la vida de la Cooperativa. En 2008, se inauguró una planta de alimentos balanceados de punta en Pilar, y hoy es momento de seguir sumando tecnología a la productividad. “Robocoop”; así se llama la flamante incorporación del área de Nutrición Animal, que permite la automatización del embolsado y palletizado de los productos Coo-Pil. Su principal característica es la eficiencia, bajando costos y tiempos, y sumando calidad a la presentación final. En una entrevista mano a mano, Leandro Walpen, Supervisor de Producción y Calidad, nos cuenta más detalles acerca de su funcionamiento. Visión Cooperativa: Se ha incorporado un nuevo compañero al área; ¿se podría decir así? Leandro Walpen: Claro que sí! La Cooperativa ha incorporado un robot a sus filas, para la automatización de toda la línea de embolsados. Su origen es suizo, de marca ABB, pero quienes diagramaron el proyecto, y finalmente lo instalaron, fue la firma TEC, de San Carlos Centro. VC: ¿Cuándo se empezó a trabajar este proyecto?

40

LW: El proyecto de automatización de esta parte puntual del proceso, comenzó a pensarse a principios de 2017. Luego de estudiar y analizar todas las variables, ver algunos proyectos parecidos de la zona, de otros rubros pero similares en su desarrollo, y hacer una buena evaluación, en julio se decidió ponerlo en marcha. Se necesitaron unos 180 días para el montaje y la instalación, más 30 días para la puesta a punto. Hoy está funcionando muy bien. Nuestra planta cuenta con varias clases de alimentos, en distintos tamaños, y con este robot se puede hacer toda la línea de embolsado de productos. Según las estipulaciones y las primeras pruebas, podemos conseguir el doble de la producción anterior, con la diferencia de contar con dos personas menos. Estamos apostando a la innovación y a mantenernos actualizados en lo que refiere a tecnología productiva.

del robot, se buscó automatizar la línea de envasado y palletizado de bolsas, de manera tal que sólo se necesiten dos personas: una que coloque la bolsa, y otra que retire el pallet terminado y envuelto. Con esto se logró optimizar la producción, ser más eficientes, e ir incorporando tecnología y desarrollo a nuestro lugar de trabajo. Como en la Cooperativa se van generando puestos constantemente, las dos personas que quedaron desligadas de esos lugares fueron reubicadas dentro de la misma planta de balanceado. Al contrario de lo que podría pensarse, con la automatización no se pierden puestos de trabajo; sólo es necesaria una reorganización interna, y se logra algo mucho más importante: que el operario tenga mayor y mejor calidad laboral.

VC: Es decir que cambia mucho la eficiencia.

VC: Cuando se habla de robotización, hay muchos miedos y prejuicios al respecto. ¿Cómo se tomaron los operarios la idea de incorporar a este nuevo compañero?

LW: Claro. Anteriormente, la línea de embolsado necesitaba de cuatro personas para que sea productiva y eficiente: uno ponía la bolsa; otro la cosía; y dos se dedicaban a estibarlas y retirar el pallet terminado con el autoelevador. Con la incorporación

LW: Siempre se genera un poco de incertidumbre, sobre cuando se sabe que se van a necesitar menos cantidad de personas para realizar el mismo trabajo. Pero, cuando se explica correctamente que acá hay siempre generación de puestos, dentro


PASO 1: Un operario coloca la bolsa para que ingrese el producto. En posición vertical, la misma se traslada por una cinta y se cose automáticamente.

PASO 2: La bolsa cae en una nueva cinta que la deja de manera horizontal, y una máquina etiquetadora le pega el rótulo correspondiente.

del área y en otras áreas también, mejora mucho la cosa. Los que hoy ya están trabajando con el robot están muy conformes, porque el esfuerzo físico que hay que hacer es mucho menor; y el resto ya desempeña otras tareas dentro de la Cooperativa. VC: Entonces, ¿cómo quedaría el proceso paso a paso? LW: La línea de automatización inicia con un operario colocando la bolsa. La máquina pesa automáticamente los kilos que nosotros le informamos que tiene que pesar; el operario larga la bolsa por una cinta que la va deslizando, y pasa por la cosedora, que ahora también es automática. La bolsa cae en una nueva cinta que la deja de manera horizontal, y una máquina etiquetadora le pega el rótulo correspondiente. Cuando llega al tope, el brazo robótico agarra la bolsa y la acomoda en uno de los pallet. El sistema cuenta con dos líneas de estivado, por lo que, cuando un pallet se completa, se cierra automáticamente con un film mientras el brazo sigue acomodando las bolsas en la otra línea. Cuando el pallet queda terminado, el segundo operario ingresa a la celda con el zampi y lo retira.

VC: A primera vista resalta el brazo robotizado, pero el sistema es mucho más completo. LW: Sí; la automatización de toda la línea es más completa, como todo el proceso que comenté recién. Y a la vez cuenta con grandes elementos de seguridad que, no intervienen en la producción propiamen te dicha, pero son igual de fundamentales: una jaula protectora, sensores en varios sectores, luces de señalización. Por ejemplo, para ingresar a retirar el pallet terminado, el operario debe pedir el ingreso por medio de un botón, y luego señalizar la salida. Si, de casualidad, alguien pasa por algún sensor, hay alarmas que empiezan a sonar, y automáticamente el robot se apaga en la posición en la que esté. Allí es necesario detectar cuál es el sensor que se activó, desactivarlo, y recién ahí continúa el proceso tal cual se lo dejó. Pero la seguridad es muy importante, tanto para el bienestar de los trabajadores, como para el proceso productivo en sí.

PASO 3: El brazo robótico toma la bolsa, y la acomoda en uno de los pallets. Mientras en un pallet se acomodan las bolsas, en el otro se cierran con un film de manera automática.

PASO 4: Un operario retira con un zampi el pallet terminado.

41


Capital Humano

READECUACIONES EN LA ORGANIZACIÓN PARA ENFRENTAR LOS NUEVOS DESAFÍOS La Cooperativa está culminando un proceso de reestructuración organizacional, que incluye la incorporación de funcionarios en diversas áreas comerciales, técnicas y administrativas. En esta nota explicamos qué comprenden los cambios, y presentamos a los nuevos integrantes de la “familia Lehmann”. En este 2018, la Cooperativa se encuentra terminando de refuncionalizar su estructura organizacional, con el objetivo de poder anticiparse a los cambios y estar preparada para responder a los nuevos desafíos, sin perder de vista nunca la eficiencia en términos de productividad, competitividad y atención al asociado. En ese marco, en los últimos meses se produjeron los siguientes ingresos al staff de personal de “la Lehmann”:

Alejandro Yost: Ingeniero Agrónomo, de 27 años de edad y actualmente radicado en Esperanza, ingresó meses atrás para desempeñarse como Asesor Comercial de Agroinsumos en la sucursal San Agustín.

Matías Trabichet: Nacido en Aldea San Gregorio (Entre Ríos) y de 26 años de edad, Matías es Ingeniero Agrónomo egresado de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNL, y se sumó en abril a la Cooperativa como Asesor Comercial en Nutrición Animal, desarrollando sus primeras tareas en la Fábrica de Premezclas del Complejo Agroindustrial Pilar. TAMBIÉN EN LAS PLANTAS Los ingresos no sólo se produjeron en las áreas comerciales y administrativas, ya que además hubo incorporaciones en las plantas y sucursales que la Cooperativa tiene en Pilar, Sarmiento, San Agustín, y Felicia, las cuales se detallan a continuación:

42

Jimena Ledroz: Contadora Pública, de 28 años de edad, oriunda de Franck pero actualmente radicada en Pilar, se incorporó a principios de este año para realizar diversas tareas en el área Contable.

Germán Lauxmann: Joven de 30 años y oriundo de la localidad de Progreso, quien a mediados de marzo comenzó a desempeñar el puesto de “Responsable de Logística” en Planta Sarmiento.

Nazareno Garzón: Este joven nacido en Nogoyá (Entre Ríos) y que reside en Esperanza, tiene 29 años de edad y desempeña desde fines de abril el puesto de “Auxiliar Administrativo” en la sucursal de Esperanza.

Elizabeth Príncipe: Oriunda de San Carlos Centro, de 27 años de edad y con una importante experiencia laboral en empresas, se sumó, también a principios de 2018, al equipo de Finanzas para ocupar el puesto de “Ejecutiva de Cobranzas y Pagos” en la Casa Central Pilar.

Juan Ignacio Isla: Oriundo de Pilar y con apenas 19 años, se incorporó a fines de marzo al área de Comunicación de Casa Central Pilar, desarrollando el cargo de “Auxiliar de Comunicación”. • Daniel Wernly, 23 años, Planta Balanceados Sarmiento; • Axel Velazquez, 19 años, Planta Balanceados Pilar. • Tomás Velazquez, 18 años, Planta Balanceados Pilar;

• Luciano Jullier, 20 años, Sucursal Felicia; • Leandro Bagnera, 27 años, Planta Balanceados Pilar; • Roberto Niello, 26 años, Planta Sarmiento; • Darío Tardioli, 26 años, Sucursal Felicia;


Entrevistas

“LAS COOPERATIVAS SON AGENTES DE DESARROLLO LOCAL Y REGIONAL” Claudio Soumoulou, Presidente del Consejo de Administración de la Asociación de Cooperativas Argentinas, está convencido de que “si sacáramos a las cooperativas de los pueblos, en muchas localidades la vida y la actividad económica se vería realmente reducida”. Y considera que “hay que mostrar más” el potencial del movimiento cooperativo. Camina tranquilamente por el campo. Se detiene por unos segundos a saludar a un productor. Prosigue su camino y le da la bienvenida a otro, con el que también cruza algunas palabras amenas. Sonríe ante un hombre mayor que se acerca a darle una palmada. A simple vista, Claudio Soumoulou parece un productor más. En esencia, lo es. Pero todo cambió un poco hace unos meses, cuando con sus 36 años a cuestas se convirtió en el presidente del Consejo de Administración más joven en los 96 años de historia de la Asociación de Cooperativas Argentinas. Son las 8:30 de la mañana del miércoles 21 de febrero, y cerca de la localidad de Amstrong la “A Campo Abierto” recién está abriendo sus imaginarias puertas. A pocos minutos de comenzar una de las dos grandes muestras a campo diagramadas por ACA para este 2018, y rodeado por más de 300 productores, Soumolou, productor de la zona de Máximo Paz (provincia de Buenos Aires), acepta la invitación de Visión Cooperativa y se apresta a analizar varios temas. Visión Cooperativa: En noviembre de 2017 asumiste la presidencia del Consejo de Administración de ACA ¿Cómo estás asimilando este nuevo rol? Claudio Soumoulou: Bien, muy bien. Si bien uno la actividad la conocía de hace muchos años, ya que en mi caso particular vengo de formarme en la Juventud de ACA (NdlR: fue presidente durante varios años del Consejo Central de Juventudes Agrarias Cooperativistas de ACA), la Mesa Directiva de ACA tiene una dinámica especial y lógicamente requiere de una mayor dedicación. Recién hablaba con productores de lo importantes que son estos tipos de eventos, que nos permiten vernos las caras, conversar, y compartir un momento. ACA tiene 96 años, y es lo que es por todas

44

sus cooperativas de base, que son más de 150 y están repartidas por todo el país. Así que es muy importante mantener un vínculo fluido y una relación directa, más allá de los negocios. Esto también requiere tiempo y dedicación, y para eso estamos.

VC: En los últimos meses el movimiento cooperativo estuvo en el centro de la escena política y social, por algunas situaciones puntuales que se produjeron. ¿Qué lectura hacen desde ACA acerca del presente y el futuro de movimiento cooperativo?

VC: Hablemos de ACA ¿Cuáles son los principales desafíos para este 2018?

CS: Nosotros como grupo cooperativo, integrado La Segunda, ACA Salud, Coovaeco, y ACA con sus más de 150 cooperativas, somos la sexta empresa del país en materia de facturación. Tenemos un desarrollo y un potencial muy grande, y tenemos el compromiso de mostrarlo. Muchas veces en nuestro propio movimiento carecemos de esa visión llamémosle “marketinera”, y caemos en el error de no contarle a la sociedad lo que somos y lo que hacemos.

CS: El año pasado cerramos un ejercicio cercano a las 20 millones de toneladas de originación. Es un número que nos entusiasma, y este año creemos que podemos llegar a una cifra similar. Más allá de esto, hoy tenemos en marcha algunas obras que se han iniciado a fin del año pasado, como el nuevo puerto granelero en Timbúes, que representa una inversión inicial de 150 millones de dólares aproximadamente, y que nos va a permitir brindar una logística diferencial a nuestras cooperativas y nuestros productores. Por otra parte estamos iniciando una nueva etapa con la planta de recupero de residuos plásticos en Cañada de Gómez, un proyecto que nunca analizamos desde lo económico sino desde el cuidado y conservación de nuestro medioambiente. Poder retirar del mercado, para su posterior recuperación y reutilización, el plástico proveniente de silo bolsas y bidones fitosanitarios, de alguna manera nos permite generar un balance que creo que es bueno y hace a la sustentabilidad. Y obviamente tenemos la misión de responder a los requerimientos y necesidades de nuestras cooperativas. Hoy contamos con más de 150 cooperativas, cada una es un mundo particular, y estamos abocados a poder atender todas esas realidades particulares que se van dando, porque son las que nos van a permitir seguir teniendo una base solida de producción.

Por eso creo que tenemos que trabajar en la consolidación del grupo. Ya estamos trabajando con los consejos de administración de las 4 entidades, y con el grupo de Jóvenes de ACA, no sólo para mostrar un poco más lo que hacemos, sino también para ser de algún modo un paraguas protector de las cooperativas y el sistema cooperativo. Porque cuando uno mira donde están ubicadas las cooperativas, en definitiva son nada más y nada menos que agentes de desarrollo local y regional. Si hacemos el ejercicio imaginario de sacar a la cooperativa del pueblo, en muchas de nuestras pequeñas localidades la vida y la actividad económica se vería realmente reducida. Y eso es lo que hay que mostrar de las cooperativas. No somos sólo una casa de acopio y comercialización de cereales o hacienda. Además somos un agente de desarrollo regional, porque todo lo que tracciona la vida de las cooperativas alrededor de ellas en las pequeñas localidades del interior terminan siendo buena parte del sustento de esos pueblos y ciudades.


UNA GRAN

referencia

A minutos de iniciar la “A Campo Abierto”, que ACA organizó junto a la Cooperativa Agropecuaria de Amstrong (CADAL), y a la que asistió un contingente de consejeros, integrantes del Grupo Juvenil, y funcionarios de la Cooperativa Guillermo Lehmann, Claudio Soumoulou tuvo elogiosos conceptos acerca de nuestra institución. “La verdad que ‘la Lehmann’ es una gran referencia en la zona centro y norte de la provincia. Recién hablábamos del desarrollo regional, y lo que ustedes vienen haciendo en una amplia zona muestra claramente que se pueden hacer las cosas con un concepto muy claro de trabajo y de participación directa en los lugares en los que están trabajando”, precisó.

45


Capacitaciones

JUNTO A SYNGENTA CONCRETAMOS UNA NUEVA EDICIÓN DE PUNTO TECNO Más de 90 productores de una amplia región se acercaron a un establecimiento agropecuario ubicado cerca de Franck para vivir una jornada a campo única organizada por “la Lehmann” junto a una de las empresas líderes del mercado mundial de agroinsumos.

La palabra Sinergia, de origen griego, significa “trabajando en conjunto”, y se refiere a un trabajo necesario para realizar una determinada tarea muy compleja y conseguir alcanzar el éxito. Pero también se relaciona con el momento en el que el todo es mayor que la suma de las partes, por tanto, existe un rendimiento mayor o una mayor efectividad que si se actúa por separado.

La cita fue a fines de marzo en un campo ubicado cerca de la localidad de Franck. La apuesta no era sencilla, porque en ese momento los productores tenían la mirada puesta en el cielo, a la espera de las tan ansiadas precipitaciones. Sin embargo, cuando dos empresas se juntan para aportar sus conocimientos, la suma de uno más uno termina dando más de dos.

La Cooperativa Guillermo Lehmann está permanentemente buscando generar sinergia, tanto en términos comerciales como sociales, institucionales y medioambientales. Y uno de los ámbitos por excelencia en los que se genera ese intercambio superador, es en el relacionado con las capacitaciones.

Así lo entendieron los más de 90 productores que se acercaron al establecimiento agropecuario de Celmiro y Dardo Heinzen (ruta 6, kilómetro 58) para participar de “Punto Tecno”, una muestra donde se presentó una serie de ensayos relacionados con variedades de soja y maíz.

En ese marco, “la Lehmann” trabajó en conjunto con Syngenta, una de las empresas líderes del mercado mundial de agroinsumos, para acercarles a sus asociados una instancia de información y formación que represente un salto de calidad. Y producto de esa “sinergia” fue que se concretó “Punto Tecno”.

Entre los ensayos de soja y maíz, la Cooperativa tuvo a cargo una estación relacionada con la composición nutricional de los suelos. Junto a la gente de Timac Agro, profesionales de “la Lehmann” presentaron importantes resultados de los más de 350 muestreos de suelo realizados en la zona en los últimos

46

dos años y medio (para más información ver nota en página 30), y aprovecharon la ocasión para presentar en sociedad el Departamento Técnico que prontamente funcionará en la institución. La jornada, que comenzó bien temprano por la mañana y se extendió hasta el mediodía, permitió confirmar que, más allá de situaciones coyunturales de índole climático, el productor sigue mostrando un gran pasión por lo que hace, y que el conocimiento es y seguirá siendo la clave principal de la sustentabilidad de los establecimientos agropecuarios. Especialmente si viene de la mano de empresas que, como la Cooperativa Guillermo Lehmann y Syngenta, entienden que “la unión hace la fuerza” y que uno más uno, a veces y de la mano de la sinergia, da tres. A continuación, compartimos una galería fotográfica con lo mejor de la jornada.


Muchos productores y asesores de la región se acercaron hasta Franck para participar de “Punto Tecno”.

La Estación Maíz fue la primera del recorrido, y estuvo a cargo de profesionales de Syngenta.

Hay equipo (1). Profesionales de “la Lehmann” y Timac Agro en la estación relacionada con Suelo.

La Calicata en la estación Suelo, sirvió para aportar valiosos datos a los productores.

El Ing. Alejandro Yost, asesor de la Cooperativa, hablando sobre cuestiones técnicas con Edgardo Pérez (Sauce Viejo).

Hay equipo (2). Los profesionales de la Cooperativa y de Syngenta que estuvieron a cargo de “Punto Tecno”.

47


Infraestructura

NUEVAS OBRAS PARA MÁS Y MEJORES SERVICIOS La Cooperativa sigue desarrollando acciones estratégicas con el propósito de potenciar la calidad de la atención a los asociados. En el actual Ejercicio, la Cooperativa no está realizando ninguna obra de la magnitud de las de ejercicios precedentes, porque ha decidido hacer foco en el capital de trabajo, para respaldar las necesidades financieras de los asociados. Sin embargo pensar que “la Lehmann”, en el período 2017-2018, está “haciendo la plancha” en materia de inversiones, sería una equivocación. Iniciando el repaso por Pilar, actualmente están en marcha varios trabajos, entre los cuales se destaca la obra de lo que será próximamente el nuevo acceso al Complejo Agroindustrial. En el interior del predio ya se viene trabajando a muy buen ritmo en la construcción de las nuevas oficinas administrativas y comerciales, que serán ocupadas en poco tiempo más por funcionarios y asesores comerciales de Acopio, Agroinsumos, Semillero y Nutrición Animal. A un costado del nuevo edificio ya se culminó la instalación de la nueva balanza (de la firma Magnino) y el nuevo calador (marca Jorgensen), que serán utilizados fundamen-

48

talmente para el Acopio. En cuanto a la actual balanza, será utilizada para el pesado de la materia prima que se usa en la elaboración de Alimentos Balanceados, en tanto que el actual calador viajará a la sucursal San Agustín, donde reemplazará a uno de mayor antigüedad. Todas estas acciones internas serán complementadas próximamente con una serie de obras en la zona exterior, tendientes a darle forma al nuevo acceso al predio, ya directamente sobre la ruta 10. Para ello, la Cooperativa presentó un proyecto ante la Dirección Provincial de Vialidad, el cual ya fue aprobado. Semanas atrás se firmó el convenio de ejecución y recientemente “la Lehmann” recibió la autorización de inicio de obra, que estará a cargo de la Cooperativa e incluirá, entre otros trabajos, el ensanche de banquinas y la generación de dársenas de giro con estabilizado granular cementado. Por fuera de la obra del nuevo acceso, en Pilar también se está trabajando en la instalación de dos tanques verticales de combustible,

con una capacidad de almacenamiento de 40.000 litros cada uno, y que se sumarán a los ya existentes en Sarmiento y Rafaela para el despacho a campo. Esta obra, se estima, estará concluida para julio de este año. Finalmente, ya está funcionando el robot que se encarga del embolsado y palletizado de las bolsas de Alimentos Balanceados, y cuyos detalles se pueden conocer en la nota de página 40. MÁS OBRAS EN TODA LA REGIÓN Pero no todo se circunscribe a Pilar. En San Agustín, sin ir más lejos, la Cooperativa está realizando importantes trabajos, como por ejemplo la obra de Media Tensión. En ese sentido, la firma SEI ya finalizó el tendido subterráneo de cables de 1,5 km. (desde el acceso a la localidad, sobre la autovía de la ruta 19, a la sucursal), la retención en el Ingreso a San Agustín, y la estación transformadora en el predio de la Cooperativa. Tras los ensayos de medición y las conexiones, se habilitará esta obra que mejorará notablemente la calidad y cantidad energética de la sucursal.

11


Simultáneamente a esto, se está trabajando en el Cerco Perimetral de los sectores norte, oeste y este del predio, el cual estará finalizado en las próximas semanas, y próximamente se procederá a la instalación de un tanque vertical de combustible, de 40.000 litros de capacidad, que se destinará al despacho. Todas estas obras en San Agustín, se suman a la ya finalizada ampliación de las oficinas administrativas, que fueron reacondicionadas para brindarle mayor comodidad tanto a los asociados como a los propios funcionarios de la sucursal. En Rafaela, en tanto, avanza a paso firme la ampliación del edificio administrativo, que comprende la construcción, en planta alta, de 117 metros cuadrados, lo que redundará en un mayor confort para asociados y funcionarios ya que se incorporarán nuevas oficinas, salas de reuniones y baños.

Administración Sarmiento

Cabe destacar que en la sucursal ubicada en la cabecera del departamento Castellanos ya son más de 20 los funcionarios y operarios que trabajan diariamente. La obra, se estima, estará finalizada para mediados de este año. En Sarmiento, por su parte, también comenzó recientemente la ampliación de las actuales oficinas administrativas, cuya superficie se verá incrementada en 95 metros cuadrados, incorporando nuevas oficinas, salas y demás dependencias. Esto se suma a la ampliación en 47 m2 de la zona de la balanza, con la remodelación de la oficina y la incorporación de un sector de muestra, vestuarios, cocina, baño para el personal y un baño independiente para los transportistas.

Balanza, vestuario y sanitarios en Sarmiento

Felicia también forma parte de las obras que está ejecutando la Cooperativa. Allí se está modificando el actual galpón, reemplazando el techo parabólico por un tinglado de similares características y dimensiones, que a futuro permita la ampliación del depósito. Los trabajos estarían finalizados en junio de este año.

Ampliación sucursal Rafaela

Cerco perimetral San Agustín

Por último, en Esperanza se está por iniciar la obra tendiente a reemplazar el actual suministro eléctrico Monofásico Rural (con un trafo de 16 kVa) por un suministro trifásico (con un trafo de 315 kVa). Tras obtener la factibilidad por parte de la Empresa Provincial de la Energía, es inminente el inicio de los trabajos. A esto debe sumarse la instalación de la nueva balanza, que está en funcionamiento desde el mes de marzo. Sin el “glamour” de ejercicios anteriores, “la Lehmann” sigue realizando obras en todas sus instalaciones, con el propósito de brindar, cada día, más y mejores servicios a sus asociados.

Estación transformadora San Agustín

Balanza Esperanza

49


Precios y Cotizaciones

LLUVIAS LOCALIDAD Pilar Rafaela Sarmiento Esperanza San Jerónimo Norte San Agustín Felicia

Mar. 2018 LLUVIAS 12 mm 7 mm 70 mm 43 mm 12 mm 2 mm 21 mm

PRECIOS HACIENDA

Mar. 2018 Máx. $35 $30,50 $27 $33 $28 $25 $21 $17 $24,50

INVERNADA TRAZADA Novillos livianos Holando Novillos medianos Holando Terneros mestizos y cruza Novillos mestizos y cruza Terneras y Vaquillonas mestizas y cruza

ABASTO Novillos consumo Novillos pesados mestizos y cruza Novillos pesados Holando Vaquillonas livianas consumo Vaquillonas pesadas Vacas consumo Vacas manufactura Vacas conserva Toros

Mín. $32 $28 $24 $31 $26 $22 $18 $13 $20

Vaquillonas adelantadas Vacas en producción 1° y 2° cria Vaquillonas para servicio Terneras holando argentino

Mín. Máx. Prom. $22 $35 $27,80 $17 $28 $22,80 $15,60 $14,10 $17 $7,30 $12,40 $11,10

LLUVIAS LOCALIDAD Pilar Rafaela Sarmiento Esperanza San Jerónimo Norte San Agustín Felicia

Abr. 2018 LLUVIAS 192 mm 146 mm 238 mm 176 mm 210 mm 123 mm 136 mm

Mar. 2018

Abr. 2018 Máx. $34 $30 $28 $35 $30 $25 $22 $18 $25

INVERNADA TRAZADA Novillos livianos Holando Novillos medianos Holando Terneros mestizos y cruza Novillos mestizos y cruza Terneras y Vaquillonas mestizas y cruza

ABASTO Novillos consumo Novillos pesados mestizos y cruza Novillos pesados Holando Vaquillonas livianas consumo Vaquillonas pesadas Vacas consumo Vacas manufactura Vacas conserva Toros

Mín. $31 $29 $26 $33 $26 $23 $19 $15 $18

Vaquillonas adelantadas Vacas en producción 1° y 2° cria Vaquillonas para servicio Terneras holando argentino

Mín. Máx. Prom. $24 $40 $30,50 $20 $30 $24,80 $14,20 $10 $17 $9,80 $8,90 $7

Promedio $4357,37 $3653,16 $6047,11 $6180,26 $3002,63

Mín. $32 $28 $39 $30

Máx. $36 $31 $43 $32

$37 $40

PROMEDIO DEL NOVILLO Holando vendido en feria Cruza vendido en feria Holando exportación Cruza exportación

PROMEDIO CEREALES Y OLEAGINOSAS

50

$26,20 $30,40 $30,93 $35,24

Promedio $3835,00 $3454,25 $6133,50 $5952,15 $3154,50

PRECIOS HACIENDA

GRANOS Trigo Maíz Girasol Soja Sorgo

Máx. $36 $32 $45 $38

$34 $40

PROMEDIO DEL NOVILLO Holando vendido en feria Cruza vendido en feria Holando exportación Cruza exportación

PROMEDIO CEREALES Y OLEAGINOSAS GRANOS Trigo Maíz Girasol Soja Sorgo

Mín. $30 $28 $38 $32

Abr. 2018

$27,40 $31,10 $30,13 $33,98


Calendario de Remates

Destacados MAYO Dom.

Lun.

Mar.

Mie. 1

Día del trabajador

6

8

7 Progreso

13

Esperanza

Santo Domingo

27 Emilia

Esp. Invernada Malabrigo

11

10

12

Vaq. Hol Expo Láctea del N. Trancas

18

17

23

5

Felicia

19

Vaq. Hol. Esc. S. Domingo

Centeno

25

24

26

Holando

Revolución de Mayo

Rafaela

liva Sábado 2 de Junio - Ata ña ba Remate Ca o “La Luisa” de Guillerm Miretti e Hijos.

31

Sa Pereira Romang

Felicia

Rafaela

Sab.

Rosgan

Pilar

29

28

Sa Pereira

Sarmiento

Helvecia

Vie. 3

16

22

21

2

9

Pilar

15

14

20

Rosgan Pilar Aniversario

Rosgan

San Agustín

Emilia

Jue.

Alejandra

JUNIO Dom.

Lun.

Mar.

Mie.

Jue.

Vie.

Sab.

1 Cabaña “La Vaq. Holando Luisa” de G. Folklore Suizo Miretti e Hijos. S. Jerónimo N. Ataliva 3

San Agustín

Progreso

10

12

11 Esperanza

Emilia

17

24

Rosgan

Sarmiento

Centeno

Rosgan

Rosgan

20

27

26

25 Emilia

Rafaela

Inmortalidad Belgrano

Helvecia

Felicia

7

Pilar

19

18

Inmortalidad Santo Domingo Güemes

6

5

4

Sa Pereira

Especial Holando

11hs. Pilar

14

21

14hs. Rafaela

28

Vaq. Holando IDESA Ataliva

8

9

15

16

3° Remate Cabañas Santafecinas Reproduct. Cámara de Cabañeros Santa Fe

23

Vaq. 29 Holando Soc. Rural Gálvez

30

Especial Raza Carne

Feriado

Raza carne

Viernes 22 de Junio Sociedad Rural de Santa Fe Remate de Reproducto res junto a la Cámara de Ca bañeros de Santa Fe.


Bolsa de ofertas y publicidades

MARCA John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere John Deere Case MARCA John Deere Claas NH

MOD. 1175 1175 1175 1175 1185 1185 1185 1185 1450 1550 1550 1550 9650 2388

COSECHADORAS TRACCIÓN SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE

RODADO SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE SIMPLE

PICADORA DE FORRAJE

MOD. 7350 930 FX30

TRACCIÓN SIMPLE SIMPLE SIMPLE

RODADO SIMPLE SIMPLE SIMPLE

AÑO 1997 S/DATO 2005 2003 1997 2001 S/DATO 1996 2003 2004 2005 2007 2006 2006 AÑO 2010 2010 2006

HP 178 178 178 178 225 225 225 225 180 235 235 235 290 290

HP 480 415 470

Rafaela - Santa Fe. Dir.: Ruta 34 y Av. Luis Fanti Tel.: (03492) 422998 / 422685

UNIDAD Abonadora Organica Acoplado camion cereal Acoplado Forrajero Acoplado Forrajero Acoplado forrajero Acoplado Forrajero Acoplado forrajero Carancho silero Carro Desmalezadora Desmalezadora Desmalezadora Embolsadora Fumigador Fumigador Mixer Horizontal Mixer Vertical Mixer Vertical Pala de Arrastre Pala Frontal Pala Mecanica Picadora Rolo desmalezador

USADOS

MARCA Syra

B300 B400 Agromec Cinalli Fontanini Mainero Impagro Yomel Anca agromec Metabelt jacto Metalfor Juarez Ascanelli Jaylor Metalbert Depetris Mainero

DEVESA MODELO 12.000 ltrs 6 metros largo

PRECIO $ 350.000 $ 110.000 $ 75.000 reacondicionado $ 150.000 14 M3 $ 130.000 18 M3 $ 140.000 18 m3 $ 160.000 $ 70.000 para 6 tt $ 107.000 1,5 mtrs $ 45.000 1 mtrs $ 40.000 3,00 mt $ 60.000 9 pie $ 850.000 3000 ltrs $ 100.000 2750 $ 580.000 7 m3 $ 240.000 15 M3 $ 450.000 30 M3 $ 780.000 1,50 mtrs $ 52.000 para tractor $ 60.000 $ 5.000 U150 $ 130.000 3 mtrs ancho $ 130.000

Rafaela - Santa Fe. Dir.: Av. O. Zobboli 1724 (Ruta 34) Tel.: (03492) 441821 / 15664197 / (03564) 15679132

SEMBRADORA GRANO FINO

Gherardi G-100 de 25 a 17,5 Alfalfero y Fertiliz.Tanzi 4300 de 25 a 17,5 c/ kit grano grueso 9 a 52. Alfalfero y Fertiliz. SEMBRADORA GRANO GRUESO

Agrometal TX de 16 a 52 con fertilizacion doble con kit de fino a 26. Año 2004. Cele Plus 7000 de 10 a 52 c/ Fertiliz. Lateral. Año 2004. Giorgi 6000 de 12 a 52 c/ Fertiliz. En linea

Las Tunas - Santa Fe. Dir.: Ruta Provincial N° 50 S. Tel.: (0342) 154876303 / (03404) 15491510

MAQUINARIAS AGRICOLAS RAMONA S.R.L COSECHADORAS

VASALLI 900, BERNARDIN M 20, M 21 Y M 23. TRACTORES

MASSEY FERGUSON 1175, FIAT 700.

PICADORAS INTEGRALES DE PICADO GRUESO RICHIGER, PAER Y ROTANIA.

PICADORAS NO INTEGRALES DE PICADO GRUESO BERINI, MAINERO U 150.

Ramona - Santa Fe. Dir.: Belgrano 158 Tel.: (03492) 496073

53


Sociales

DESPEDIMOS CON DOLOR A UN EX CONSEJERO: JORGE SOLARO

LILIANA BALDO: SU FALLECIMIENTO

El pasado miércoles 18 de abril falleció en Rafaela, Jorge Solaro.

Liliana Baldo falleció en Pilar el pasado jueves 19 de abril.

Productor agropecuario, Jorge participó activamente en numerosas instituciones agropecuarias de la zona, como por ejemplo la Sociedad Rural de Rafaela.

Liliana era la esposa de Víctor Viotti, firme defensor del cooperativismo y quien fue presidente y consejero de la Cooperativa Guillermo Lehmann en varios períodos.

En ese marco, también formó parte de la Cooperativa Guillermo Lehmann como asociado, y además integró el Consejo de Administración de la entidad en varios períodos.

Consejeros y funcionarios de “la Lehmann” lamentamos profundamente el deceso de Liliana, acompañamos a sus familiares en tan difícil momento, y pedimos por su descanso eterno.

Consejeros y funcionarios de “la Lehmann” lamentamos profundamente el deceso de Jorge Solaro, acompañamos a sus familiares en tan difícil momento, y pedimos por su descanso eterno.

JAN 32

de E. y H. Bonafede

54

Holando Argentino Frisio tipo Europeo


Visión cooperativa N°352  
Visión cooperativa N°352  
Advertisement