Page 13

D

E

R

M

A T O

L O

G

Í

A

¿Cuándo sospechar que un LUNAR PUEDE SER MALIGNO? Por Dr. Francisco Lama Dermatólogo

L

os lunares (nevos), en su mayoría son inofensivos (benignos), sin embargo, debemos estar alerta y consultar precozmente si un lunar presenta algunas características que describiré a continuación, ya que podemos estar en presencia de uno de los cánceres de piel más agresivos, el melanoma. Lunares benignos (normales) En general, un lunar normal es una mancha de color uniforme, es decir, que puede ser café claro, café oscura, negro o azuloso. Puede ser plano o prominente, redondo u ovalado. Los lunares benignos por lo general miden menos de medio centímetro. Algunos lunares pueden estar presentes desde el nacimiento, pero la mayoría aparece más tarde en la vida.

Cuando se inflama, pica, duele, sangra o tiene una úlcera (lesión abierta encima de la superficie del lunar) debemos sospechar de su potencial maligno.

Si aparece de forma busca, se pone de color negro, le aparece una herida que no cicatriza, pruriginoso (picazón), sensibilidad o dolor.

Si presenta un cambio en la superficie, es decir, le aparece una costra, sangrado, exudado o aparece una protuberancia sobre el mismo.

Si tiene muchos lunares, tal vez sea difícil para usted estar atento a cualquier cambio que ellos puedan presentar y en tal caso es de utilidad la consulta periódica con un dermatólogo cada 6 meses.

Si existen antecedentes familiares de primer grado, padre, madre o hermano(a) s de cáncer de piel, es importante al menos un chequeo anual de sus lunares con su dermatólogo.

Una vez que se ha originado un lunar, la mayoría de las veces sigue teniendo el mismo tamaño, forma y color por muchos años. La mayoría de las personas tienen lunares, y casi todos son inofensivos. Sin embargo, es importante identificar cambios en un lunar que sugieran malignidad o transformación a un melanoma.

Asimetría

Posibles señales y síntomas del melanoma La señal más importante que nos hace sospechar la presencia de un cáncer de piel melanoma es la aparición de un lunar nuevo de crecimiento en forma brusca, que sea asimétrico, de bordes irregulares, con 2 o más colores o un lunar existente que haya presentado cambios en el tamaño, forma o color. Cuando un lunar que se ve distinto a los otros lunares de la piel también puede ser una señal de advertencia. Si presenta cualquiera de estas señales, consultar con el dermatólogo para una correcta evaluación del mismo.

Bordes (irregulares)

Color (dos o más)

A continuación describiré algunas características que nos entregan pistas sobre el potencial maligno de un lunar. •

La mayoría de los lunares benignos son redondos. Cuando no es así, es decir, cuando son asimétricos, una mitad es distinta de la otra mitad, se debe sospechar malignidad.

Si tiene bordes irregulares, es decir, si no es posible determinar con exactitud dónde empieza y dónde termina.

Si presenta más de un color, café claro, café oscuro, negro, rojo y/o áreas blanquecinas.

Si mide más de 6 mm de diámetro o ha crecido desde la evaluación anterior, también debemos alertarnos.

DR. FRANCISCO LAMA DACARET DERMATÓLOGO Niños y adultos

Diámetro (mayor a 6 mm)

Evolución (cambios en el tiempo)

Benigno

Criterios ABCDE Para evaluar el potencial maligno de un lunar. Si presenta algunos de estos signos o síntomas en el lunar, se recomienda una evaluación con dermatólogo con un equipo especial, el Dermatoscopio, que permite evaluar el lunar de mejor manera, tanto en su arquitectura como en su pigmento, ya que aumenta el tamaño de este en 20 x, herramienta que ha permitido al dermatólogo experto en Dermatoscopía, pesquisar en forma precoz los cánceres de piel.

Maligno

CENTRO DERMATOLOGICO DERMAINTEGRAL Edificio Puerto Mayor Bulnes 280, 4º piso, Oficina 404, Los Ángeles. Teléfonos: 43-2313937 Celular: +56 9 42446851. www.dermaintegral.cl

Profile for Revista Vía los Ángeles

Edición N° 54-Marzo 2016-Revista Vía Los Ángeles  

Magazine, Los Ángeles, Biobío, Chile.

Edición N° 54-Marzo 2016-Revista Vía Los Ángeles  

Magazine, Los Ángeles, Biobío, Chile.

Advertisement